elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Embargo

Las cinco razones que explican el posible éxito del embargo contra Maduro por Carlos Alberto Montaner – Latin American Herald Tribune – 11 de Agosto 2019

 

Carlos Alberto Montaner's picture

¿Tendrá éxito el embargo esta vez? El propósito de Washington es clarísimo: provocar en Venezuela un cambio de régimen y ponerle fin a la narcodictadura de Nicolás Maduro aliada a los terroristas islamistas. Ese es el objetivo. Contra la dictadura de los Castro no fue eficaz. ¿Por qué lo sería contra el régimen de Maduro? Yo creo que sí conseguirá desplazar a Maduro del poder.

En realidad, son situaciones muy diferentes. Los Castro consolidaron su tiranía comunista en 18 meses y tuvieron el pleno apoyo de la URSS. Este respaldo permaneció en pie hasta 1991. Después de esa fecha prevalecía en Washington la idea de que el régimen de los Castro colapsaría solo, como ocurrió con los satélites soviéticos europeos.

No contaron con la astucia policiaca y la absoluta falta de escrúpulos de Fidel, quien comenzó liquidando a los “perestroikos” de su entorno. En el verano del 89 fusiló al general Arnaldo Ochoa y al coronel Tony de la Guardia, mientras José Abrantes, el ministro del Interior, murió poco después de un “infarto” provocado mientras guardaba prisión. Fidel expulsó a todos los que olieran a reformistas de los servicios de inteligencia con el pretexto de la unificación del Ejército y la Seguridad del Estado. Eso le garantizó la uniformidad monolítica de su régimen.

Hay cinco diferencias clave entre los dos embargos:

· Primero. Cuba no comerciaba con Estados Unidos, pero sí lo hacía con el resto del planeta. Eso le permitió endeudarse con Japón, Francia, España, Argentina y Panamá. En esta oportunidad la Casa Blanca ha sido tranparente: los países y las empresas deben elegir entre hacer negocios en y con Estados Unidos, o hacerlos con Venezuela. Es muy claro lo que sucederá.

· Segundo. Estados Unidos ha creado otro foco de autoridad en Venezuela a partir de Juan Guaidó y la legítima Asamblea Nacional, y le ha procurado un considerable respaldo internacional: casi 60 países lo apoyan. El destino de CITGO, en Estados Unidos, está en manos de la oposición, y es muy posible que Guaidó y sus asesores venezolanos dispongan de cierta injerencia en la implementación del embargo. Esa posibilidad se desperdició en Cuba cuando Obama, contradiciendo sus propias palabras y declaraciones, abrió incondicionalmente las relaciones con la Isla y sólo recibió de Raúl Castro el recrudecimiento de la represión contra los demócratas de la oposición.

· Tercero. La imagen del régimen de Maduro es espantosa. Está probado que asesinan. Es obvio que atropellan al pueblo. Se sabe, por los testimonios de los encartados, que es un narcoestado corrupto. Fidel hacía lo mismo, pero su imagen era mucho mejor. Cualquier jefe de Estado mostraba con orgullo su foto con el Comandante. Iban a La Habana a verlo y a oír los disparates que decía porque despertaba cierto interés antropológico. Maduro y su “socialismo ornitológico” (Vargas Llosa dixit) es el hazmerreír general.

· Cuarto. Dada esa imagen, es relativamente fácil que China y Rusia cambien sus alianzas. ¿Por qué y para qué sostener en el poder a un narco idiota que habla con los pajaritos y encima está aliado con los terroristas islamistas que tanto en China como en Rusia han creado serios problemas? ¿Las considerables deudas contraídas por Caracas son la explicación? Es evidente que hay más posibilidades de cobrar acercándose a Guaidó que a Maduro. Incluso, John Bolton dejó abierta la posibilidad de que Estados Unidos garantizara las deudas si China y Rusia cambian sus alianzas y se colocan del lado correcto de la historia.

· Quinto. Aunque Trump y Pence continúan repitiendo como un mantra que “todas las acciones están sobre la mesa”, la predilección de Washington y sus aliados es terminar con la narcodictadura por la impecable vía electoral. Todos están de acuerdo en que hay que reemplazar el Consejo Nacional Electoral, supervisar totalmente el uso de las computadoras para que no haya fraude y purgar el registro electoral. La vía electoral prueba adonde puede marchar el país tras el cambio de régimen. Despeja el futuro. Sólo queda solucionar el difícil problema de los victimarios, pero el buen trato dado en Estados Unidos al general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, nada menos que jefe del SEBIN, despeja toda duda. Por ahí van los tiros.
Maduro, pues, está de salida. Él se lo ha buscado.

Guía rápida para entender las sanciones de Trump por Sarai Coscojuela – RunRunes – 8 de Agosto 2019

EL PASADO LUNES 5 DE AGOSTO el presidente Donald Trump emitió una nueva orden ejecutiva donde impuso un congelamiento de todos los bienes e intereses del gobierno de Venezuela en Estados Unidos.
 

Es una de las medidas más fuertes que se ha tomado hasta ahora en contra del régimen de Nicolás Maduro, pero que exceptúa la importación de alimentos, medicinas y la actividad de las empresas privadas.

Ante esta escalada en la presión de Estados Unidos hacia Venezuela y la complejidad de conceptos sobre el tema, traemos un glosario que ayude a entender más el mundo de las sanciones y los embargos internacionales:

– Departamento del Tesoro: Es un departamento del Gobierno de Estados Unidos encargado de administrar el tesoro público. Su objetivo es administrar la economía, crear oportunidades económicas y laborales, fortalecer la seguridad nacional y proteger la integridad del sistema financiero.

El Departamento del Tesoro también se encarga de la “mejora de la seguridad nacional” mediante la aplicación de sanciones económicas contra los gobiernos, funcionarios públicos y cualquier otro agente que consideren amenazas externas a los Estados Unidos.

– OFAC: Es la Oficina de Control de Activos Extranjeros, un organismo adscrito al Departamento del Tesoro de Estados Unidos encargado de la aplicación de sanciones internacionales en el ámbito financiero y económico. Va dirigido a países, entidades o individuos que utilicen el sistema financiero para fines contrarios a las políticas de Estados Unidos.

La OFAC publica en su página web (www.treasury.gov) una lista de los países, las organizaciones o personas con las que los ciudadanos estadounidenses no deben hacer negocios ni transacciones.

– Licencia general: Es una autorización que emite la OFAC para permitir alguna transacción o negociación a países, individuos o instituciones, que de otra forma estaría prohibido.

En el caso de Venezuela quedaron aprobadas en 12 licencias generales que ya existían y fueron modificadas y publicaron 13 nuevas donde se establece que se podrá importar medicinas, equipos médicos, alimentos, productos agrícolas y ropa para la emergencia humanitaria. Las remesas familiares también quedaron fuera de la sanción.

– Orden Ejecutiva: Son disposiciones dictadas por el presidente de Estados Unidos. Tienen rango de Ley y no necesitan la aprobación del Poder Legislativo, aunque pueden ser revisadas por los tribunales y ser revocadas.

Aunque el Congreso norteamericano no podría derogar una Orden Ejecutiva, sí puede aprobar leyes que limiten su rango de acción.

– Embargo: En el ámbito comercial y financiero un embargo es la prohibición total de comerciar o negociar con un país. Es una especie de castigo por las actuaciones políticas y económicas que haya tenido esa nación.

La idea con el embargo es aislar al país al que se le impone por razones económicas, bélicas o políticas. La nación que toma esta medida le restringe a cualquier empresa o entidad dentro de su territorio o que tenga intereses fuera de él, tener algún tipo de vínculo comercial con ese otro país embargado.

Uno de los embargos más largos de la historia es el impuesto por Estados Unidos a Cuba en 1962 y que se afianzó mediante la Ley Helms-Burton -aprobado por primera vez en el Congreso americano en 1992, con una modificación en 1996- eliminando por completo la posibilidad de hacer negocios en la isla y ampliando las penalizaciones para países extranjeros que comercialicen con Cuba.

También se le prohibió a los estadounidenses viajar a Cuba como turistas. En un principio el embargo impuesto contra Cuba fue en respuesta a la nacionalización de empresas estadounidenses que hacían vida en la isla, posteriormente cambió a una exigencia de cese de violación de los Derechos Humanos por parte del Gobierno de Fidel Castro.

El embargo cubano establecía una restricción en todo tipo de productos, incluyendo medicinas y alimentos, aunque en el año 2000 el presidente Bill Clinton exceptuó estas mercancías como parte de asistencia humanitaria.

Pero aunque el Congreso haya establecido un embargo total, Estados Unidos sigue siendo uno de los socios comerciales de la isla, con la venta de productos agrícolas, lo que representa un 6,6% de las importaciones cubanas, según la BBC.

En Venezuela, el presidente Donald Trump impuso un congelamiento de los bienes e intereses del Gobierno de Maduro, pero las empresas privadas pueden hacer negocios y transacciones dentro de Venezuela.

– Over Compliance: “Sobrecumplimiento”, en español, es un efecto que ocurre entre las instituciones financieras o empresas que, para cuidar su patrimonio y reputación, toman cuidados excesivos en su relación con un país, compañía o empresa sancionada e, incluso, prefieren no ejecutar ninguna acción.

Aunque en las sanciones ordenadas por el presidente Donald Trump, se exceptúa a las empresas privadas, se pueden ver afectadas porque a las instituciones financieras les da cierto “temor” trabajar con ellas. Es un efecto indirecto porque puede representar un riesgo reputacional.

– Sanción: Penalización aplicada por un Estado contra otros países, instituciones o individuos y que tienen como objetivo modificar algún comportamiento, cambiar un régimen o contener una amenaza para la paz o seguridad internacional.

Se pueden aplicar dos tipos de sanciones, una sería la general donde se prohíben las transacciones con todos los individuos, empresas y gobierno de un país, que sería el caso de Cuba, Irán y Corea del Norte.

Las sanciones específicas también prohíben las transacciones pero con individuos, instituciones o actividades designadas. También se aplica para las actividades de terrorismo, proliferación de armas o narcotráfico.

Es lo que ha aplicado el Gobierno de Estados Unidos en contra de actividades, individuos e instituciones públicas de Venezuela. En la última medida tomada el lunes, 5 de agosto, se congelaron todos los bienes e intereses del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense.

Tampoco se pueden “transferir, pagar, exportar, retirar o negociar con ellos de otra manera”. En este caso quedan incluidas todas aquellas personas o empresas que estén vinculadas al régimen de Maduro.

– Sanción secundaria: En la nueva Orden Ejecutiva, emitida por el presidente Donald Trump, se indica que cualquier empresa o persona que haga negocios o transacciones con el régimen de Nicolás Maduro puede ser producto de las sanciones. En este caso se aplica también para personas o empresas que no sean de Estados Unidos.

Queda exceptuada en esta Orden Ejecutiva y en las sanciones secundarias, las empresas privadas tanto venezolanas como las extranjeras, siempre y cuando demuestren que no tienen ningún tipo de relación económica o comercial con el Gobierno de Venezuela.

– Sanciones europeas: La Unión Europea también ha impuesto sanciones en contra del régimen de Nicolás Maduro, referidas a la prohibición de “venta, suministro, transferencia o exportación de armas y material relacionado de todo tipo, incluidas armas y municiones, vehículos y equipos militares, equipos paramilitares y repuestos”

Además también estableció la prohibición de viajar e inmovilización de activos para 18 funcionarios del régimen de Maduro y que son responsables de violación a los Derechos Humanos.

– SDN: Los Specially Designated Nationals (SDN) son personas, instituciones o empresas a las que el Gobierno de Estados Unidos determina están involucradas en actividades que amenazan su política exterior.

A las personas, instituciones o empresas que aparezcan en la lista de los SDN que publica la OFAC, se les bloquean todos los bienes que tengan en territorio norteamericano. Esta lista se va actualizando periódicamente en la página web de la OFAC y advierte a los ciudadanos estadounidenses que no deben hacer negocios con estos individuos, gobiernos o entidades.

Actualmente se encuentran en esta lista 88 funcionarios y empresarios venezolanos, y también instituciones como el Banco Central de Venezuela (BCV), Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), Banco Bicentenario, Minerven, y la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

También están empresas privadas como Globovisión, Seguros La Vitalicia y Corpomedios GV.

Maduro Suspends Dialogue with Venezuelan Opposition over Its Support for US Embargo – Latin American Herald Tribune – 7 de Agosto 2019

Venezuela’s embattled incumbent Nicolas Maduro announced on Wednesday his regime was suspending the scheduled talks with the opposition because its leader Juan Guaido had shown support for the total economic embargo imposed by the United States on the South American country.

According to a regime statement, Maduro ordered his delegation to not travel to Barbados – where the talks were taking place under the auspices of Norway – in light of opposition leader Juan Guaido’s backing of the new round of US sanctions.

“President Maduro has decided not to send the Venezuelan delegation on this occasion due to the grave and brutal aggression perpetrated in a continuous and wily fashion by the Trump administration against Venezuela,” read the statement, which was posted on Twitter by Communications Minister Jorge Rodriguez.

“We, Venezuelans, have noted with deep indignation that the head of the opposition delegation, Juan Guaido, praises, promotes and supports these harmful actions,” the statement added.

It said that the Venezuelan opposition delegation appointed by Guaido – who has been recognized as the country’s interim president by more than 50 nations – is already in Barbados.

The meetings between the Bolivarian regime and the opposition were scheduled for Thursday and Friday. This was meant to be the third round of talks on the island.

On Monday, US President Donald Trump said in a letter to Congress that he was issuing an executive order freezing all assets of the Venezuelan regime and linked entities and banning most economic transactions with them, allowing exemptions only for the provision of humanitarian aid and for official business conducted by the federal government.

The latest move by the US can be seen as an escalation of measures seeking to further debilitate the Maduro-led regime – as the oil-rich Caribbean nation continues to face a chaotic political and economic crisis – while attempting to bolster Guaido’s power, following in the footsteps of sanctions that Washington had already imposed on Caracas at the beginning of the year.

Guaido had previously said that he wants to continue the process of dialogue with the ruling party despite the doubts expressed by some of his international allies.

The opposition leader, after hearing the position of US National Security Advisor John Bolton regarding the Norwegian-sponsored talks, acknowledged that he understood “the skepticism shown not only by Ambassador Bolton,” but also by other allies.

He admitted that Peruvian Foreign Minister Nestor Popolizio and the members of the so-called International Contact Group had also expressed their reservations about this process.

Guaido insisted that the strategy to achieve “the cessation of usurpation” – in other words, Maduro’s exit from power – had been proposed by “us Venezuelans” and said that he counted on “the world’s support.”

¿Cuál es el alcance de la última orden ejecutiva del gobierno de Estados Unidos? por Mariano de Alba – ProDaVinci – 6 de Agosto 2019

CollageTrumpMaduroAFP-418x220.jpg

El lunes 5 de agosto de 2019, a las nueve de la mañana, entró en vigencia una Orden Ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que bloquea propiedades del gobierno de Venezuela, así como de personas o empresas vinculadas con Nicolás Maduro.

El gobierno estadounidense emite la orden “en vista de la continua usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro y sus personas afiliadas, así como los abusos de los derechos humanos, incluyendo las detenciones arbitrarias, la interferencia en contra de la libertad de expresión y los esfuerzos continuos para quebrantar el ejercicio legítimo de autoridad en Venezuela por parte del presidente encargado Juan Guaidó y la Asamblea Nacional”.

¿Qué propiedades quedan afectadas por la Orden Ejecutiva?

  • Todos los bienes e intereses propiedad del gobierno de Venezuela en Estados Unidos, o que eventualmente estén sujetos a la jurisdicción estadounidense, o se encuentren en poder o bajo el control de cualquier persona o empresa estadounidense.
  • Todos los bienes e intereses propiedad de cualquier persona o empresa (estadounidense o extranjera) que:
  • Sea designada por el Secretario del Tesoro de Estados Unidos (en consulta con el Secretario de Estado);
  • Haya asistido, patrocinado o proporcionado asistencia financiera, material o tecnológica al gobierno de Venezuela;
  • Haya sido incluida en la lista de nacionales especialmente designados y personas sancionados en la lista mantenida por la Oficina de Control de Activos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés);
  • Sean propiedad o estén controlados, que hayan actuado o intentado actuar, directa o indirectamente, en representación de cualquier persona cuyos bienes e intereses hayan quedado bloqueados por la Orden Ejecutiva.

¿Cuál es la consecuencia para las propiedades afectadas?

Las propiedades afectadas quedan bloqueadas y no pueden ser transferidas, pagadas, exportadas o de cualquier modo transadas. Asimismo, queda prohibida la entrega o recepción de cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios, en beneficio de cualquier persona o empresa cuyos bienes e intereses estén bloqueados.

Estas consecuencias son aplicables, salvo que haya una excepción en el ordenamiento jurídico estadounidense, incluyendo cualquier licencia que haya emitido o dicte el ejecutivo estadounidense. Aquí entraría, por ejemplo, la Licencia General No. 5 emitida por la OFAC, la cual autoriza todas las transacciones relacionadas con el bono “PDVSA 2020”, abriendo la posibilidad de que sus tenedores ejerzan acciones legales en Estados Unidos (incluyendo contra la empresa CITGO) en caso de incumplimiento de los términos y condiciones de dicho instrumento.

Igualmente, la Orden Ejecutiva establece que sus prohibiciones se emiten “sin perjuicio de cualquier contrato celebrado, o cualquier licencia o permiso otorgado antes de la entrada en vigencia de esta orden”. Esta disposición otorga un período de tiempo para que las empresas que ya tienen un contrato en curso con el gobierno de Venezuela puedan cumplirlo, buscando limitar nuevos negocios y transacciones.

La prohibición de entrada a los Estados Unidos

Adicionalmente, la Orden Ejecutiva suspende la entrada a Estados Unidos de cualquier persona (i) designada por el Secretario del Tesoro de Estados Unidos; (ii) que haya asistido, patrocinado o proporcionado asistencia financiera, material o tecnológica al gobierno de Venezuela; o (iii) que haya sido incluida en la lista de nacionales especialmente designados y personas sancionadas en la lista de la OFAC.

Excepcionalmente, el Secretario de Estado, en consulta con el Secretario de Seguridad Nacional, podría levantar esta prohibición determinando que la entrada a Estados Unidos de alguna de las personas afectadas por la Orden Ejecutiva no es contraria a los intereses de ese país, o que su entrada promovería la consecución de importantes objetivos para la aplicación de la legislación estadounidense. La excepción abre la puerta para que funcionarios del régimen de Nicolás Maduro o cualquier persona o empresa sancionada, decida colaborar con las autoridades estadounidenses.

Las excepciones aplicables

La Orden Ejecutiva no prohíbe: (i) cualquier transacción que pueda ser realizada por el gobierno estadounidense; y (ii) cualquier transacción relacionada con el suministro de artículos como alimentos, vestimenta y medicamentos destinados para aliviar el sufrimiento humano.

En consecuencia, siempre que el gobierno estadounidense esté involucrado en una operación, o la transacción tenga por objeto concretar asistencia en temas de alimentos, vestimenta y medicamentos para paliar la crisis humanitaria, la operación comercial que realice cualquier persona o empresa (estadounidense o extranjera) con el gobierno de Venezuela no está prohibida.

En la mañana del martes 6 de agosto de 2019, el gobierno estadounidense enmendó 12 licencias y creó otras 13 que generan excepciones a las prohibiciones de la Orden Ejecutiva.

¿Qué entidades incluye el término “gobierno de Venezuela”?

Como es usual en los instrumentos emitidos por el gobierno estadounidense, el término “gobierno de Venezuela” incluye a cualquier subdivisión política, agencia o ente de dicho gobierno, incluyendo el Banco Central de Venezuela y Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA). También incluye a cualquier persona jurídica que sea propiedad, esté controlada, o haya actuado o intentado actuar, directa o indirectamente, por las entidades anteriormente mencionadas.

Las “sanciones secundarias”

La Orden Ejecutiva impone lo que se conoce como “sanciones secundarias”. En otras palabras, cualquier persona o empresa, incluso si no es estadounidense, se arriesga a sufrir las consecuencias de la Orden Ejecutiva si participa en alguna transacción que el gobierno estadounidense entienda que asiste, patrocina o proporciona asistencia financiera, material o tecnológica al gobierno de Venezuela, salvo las excepciones explicadas. Por ende, la Orden Ejecutiva aumenta significativamente el riesgo para cualquier persona o empresa que tenga relación con el régimen de Nicolás Maduro y al mismo tiempo quiera preservar su acceso al mercado estadounidense y el cumplimiento de su legislación.

La Orden Ejecutiva no limita las actividades de las empresas privadas venezolanas o extranjeras siempre y cuando no quede duda que esas empresas privadas no están asistiendo, patrocinando o proporcionando asistencia financiera, material o tecnológica al gobierno de Venezuela. Por consiguiente, si una empresa privada venezolana o extranjera tiene algún tipo de relación con el gobierno venezolano que pudiese llevar al gobierno estadounidense a entender que hay una relación de asistencia o patrocinio, ahora existe un riesgo muy alto para esas empresas en Estados Unidos. Especialmente si cuentan con activos o presencia bajo la jurisdicción estadounidense, incluyendo cuentas bancarias, o sus directivos o accionistas suelen viajar a Estados Unidos. En definitiva, los riesgos de sostener relaciones comerciales con el gobierno venezolano han aumentado significativamente.

 

¿Qué dice la Orden Ejecutiva de EEUU y sus licencias sobre alimentos, medicinas y asistencia humanitaria? por Luisa Salomón, Salvador Benasayag y Francis Peña – ProDaVinci – 6 de Agosto 2019

cargoshipafp-418x220.jpg

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó el martes 6 de agosto de 2019 las licencias generales que crean excepciones a la Orden Ejecutiva, firmada el día anterior, que bloquea propiedades del gobierno de Venezuela, así como de personas o empresas vinculadas con Nicolás Maduro.

Publicaron enmiendas a doce licencias generales de sanciones previas y trece nuevas licencias que establecen excepciones a la medida de bloqueo de propiedades. El Departamento del Tesoro publicó una Guía relacionada al suministro de asistencia humanitaria y apoyo a la población venezolana, que explica cómo afecta la nueva Orden Ejecutiva a las áreas de alimentos y medicinas para los venezolanos.

Compra de comida, ropa y medicinas

La guía del Departamento del Tesoro explica que “la Orden Ejecutiva congela propiedades e intereses del Gobierno de Venezuela, pero no prohíbe transacciones que involucren al gobierno de Venezuela si se relacionan con la compra de comida, ropa y medicinas que se utilicen con la intención de aliviar el sufrimiento humano”.

Las sanciones no prohíben a los estadounidenses realizar “exportaciones o reexportaciones” de artículos a Venezuela, si las transacciones no involucran a personas o entidades sancionadas o ciertas actividades prohibidas.

Las transacciones permitidas en esta licencia pueden involucrar al Banco Central de Venezuela, Banco de Venezuela y Banco Bicentenario del Pueblo. Están prohibidas las transacciones con el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) y con el Bandes Uruguay.

La licencia general 4C autoriza que se realicen transacciones necesarias para exportar o reexportar hacia Venezuela productos agrícolas, medicinas, dispositivos médicos, repuestos y componentes para esos dispositivos médicos, y también actualizaciones tecnológicas y de software para los equipos.

La medida considera productos agrícolas a los siguientes:

  • Comida para humanos: incluye comida cruda, procesada y empacada; animales vivos; vitaminas y minerales; aditivos o suplementos y agua potable embotellada. También animales y comida para animales.
  • Semillas para cultivos de alimentos.
  • Fertilizantes.
  • Materiales reproductivos: como animales vivos, huevos fertilizados, embriones y semen para la producción de animales para alimentación.

También recomienda que quienes estén involucrados en exportaciones y reexportaciones relacionadas con esta área deben consultar a la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de Estados Unidos para asegurar si las autoridades los consideran elegibles para autorizar sus transacciones.

Organizaciones internacionales

La licencia general 20A “autoriza las actividades oficiales de algunas organizaciones internacionales en Venezuela, como la Organización de Naciones Unidas, incluyendo sus programas y fondos, y sus agencias especializadas y organizaciones relacionadas. También autoriza al Comité Internacional de la Cruz Roja, entre otros, para realizar transacciones que involucran al Banco Central de Venezuela o a otras personas relacionadas al gobierno de Venezuela, en la medida en que estén sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos”.

Las organizaciones incluidas en la licencia general son:

  • Banco Mundial.
  • Fondo Monetario Internacional (FMI).
  • Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).
  • Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
  • Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).
  • Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
  • Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
  • Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).
  • Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).
  • El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
  • Programa Mundial de Alimentos (WFP).
  • Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyendo la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Organizaciones no gubernamentales

Según la licencia número 29 emitida por el gobierno de Estados Unidos, están autorizadas las actividades de organizaciones no gubernamentales que involucran la transferencia y procesamiento de fondos, pago de impuestos y tarifas; así como la importación para comprar o recibir del gobierno de Venezuela permisos, licencias o servicios de utilidad pública.

También las ONGs pueden hacer proyectos y actividades humanitarias para satisfacer las necesidades humanas básicas en Venezuela, incluyendo ayuda por sequías e inundaciones, la provisión de servicios de salud, asistencia a personas vulnerables, individuos con discapacidades y ancianos, programas ambientales y distribución de alimentos, nutrición y medicamentos.

Las actividades para apoyar el estado de derecho, la participación ciudadana, los derechos humanos, el acceso a la información, proyectos de desarrollo de la sociedad civil, la educación y la protección ambiental también están exentas de sanciones.

Envío de remesas

La licencia 16B establece que el envío de remesas no comerciales están autorizadas “cuando no incluyen donaciones caritativas de fondos en beneficio de una entidad o transferencias de fondos para su uso en el apoyo u operación de un negocio, incluyendo un negocio familiar”.

 

  U.S. Expands Sanctions Against Venezuela Into an Embargo by Vivian Salama – Wall Street Journal –

The new measures mark a significant escalation of pressure against the regime of President Nicolás Maduro and countries including Russia and China that continue to support him.
The Trump administration is moving to impose a total economic embargo against the government of Venezuela, a significant escalation of pressure against the regime of President Nicolás Maduro and countries including Russia and China that continue to support him, a senior administration ofcial said.
President Trump late Monday signed an executive order freezing all government assets and prohibiting transactions with it, unless specifically exempted, the first action of its kind against a government in the Western Hemisphere in more than 30 years. The move places Venezuela on a par with North Korea, Iran, Syria and Cuba, the only other countries currently under such stringent U.S. measures.
Since the onset of Venezuela’s political crisis this year, the U.S. has imposed sanctions on more than 100 individuals and entities, including state-owned oil company Petróleos de Venezuela SA, the Venezuelan Development Bank and Venezuela’s central bank.
The new move, which will be announced on Tuesday, threatens to target and impose sanctions on virtually any company or individual, foreign or American, that engages in business or ofers support to anyone afliated with the Maduro government, the ofcial said. It isn’t designed to target the people of Venezuela, including their access to remittances.
The U.S. has dozens of sanctions statutes, regulations and executive orders, administered by a variety of government agencies. Some involve selective sanctions while others are more comprehensive. The most rigorous and comprehensive sanctions programs are considered embargoes.
The sweeping action against Venezuela apparently had been under discussion for some time. Last week, a reporter asked President Trump whether he was considering such a measure, given China and Iran’s continued support for Mr. Maduro.
“Yes, I am,” he said.
The Trump administration has worked to rally countries around the world to isolate the Maduro regime as a means of forcing him from power. But a number of countries, including Russia, China and Turkey, still support the embattled leader.
In January, the U.S. announced its recognition of the leader of Venezuela’s national assembly, Juan Guaidó, as Venezuela’s sole legitimate leader afer Mr. Maduro’s 2018 election was widely denounced as a sham. Fify-four countries around the world have followed suit.
John Bolton, Mr. Trump’s national-security adviser, was in Lima, Peru, on Monday, where he was scheduled to address the International Conference on Democracy in Venezuela on Tuesday and to call out Russia and China for its their continued support of the Maduro regime.
Deprivation and widespread crime prompted many in Venezuela this year to hold protests to demand the removal of Mr. Maduro, who has ruled the country since 2013. Economists blame much of the country’s financial crisis on years of mismanagement. Around three million Venezuelans have fled the country, according to the United Nations, making it the worst humanitarian crisis in the Western Hemisphere.
Following mass protests, the U.S. pledged its support of for Mr. Guaidó afer the national assembly triggered a constitutional mechanism in January that would allow him to lead an interim government.
As a primary means of pressuring Mr. Maduro, the U.S. has imposed strict sanctions on him and members of his regime, as well as on the country’s oil sector and gold industry.In July, the International Monetary Fund predicted an economic contraction of 35% this year for Venezuela. That was worse than the 25% decline the IMF forecast in its April report. International pressure further strained Venezuela’s ailing oil-production system, resulting in a nearly 50% drop in production from last year, according to figures reported last month by the Organization of the Petroleum Exporting Countries. Commerce Secretary Wilbur Ross last week laid out a post-Maduro economic plan for Venezuela that would include needed sources of credit and investment, rehabilitate the country’s crippled private sector, restore its oil production, revive farming and develop financing.
Mr. Maduro has ignored calls to step down and withstood international pressure to hand power to Mr. Guaidó by keeping the backing of the country’s military and welcoming support from countries that still support him.Despite the pressure campaign, the Trump administration in July extended a license allowing Chevron Corp. to remain in Venezuela until late October, siding with administration ofcials who argued that the company’s absence would put U.S. energy companies at a disadvantage and not significantly advance Washington’s goal of ousting Mr. Maduro.
The new sanctions, by targeting third-party companies that do business with the Maduro government, are intended to influence not only those companies but also the banks, insurance companies and other firms that join with them or with their customers and clients in the country.However, these measures, known as secondary sanctions, aren’t certain to work, some analysts said.
“Secondary sanctions would be significant, depriving the regime of desperately needed oil and gold revenue,” said Benjamin Gedan, who was an Obama administration Latin America adviser.“But it’s far from clear Venezuela’s allies would comply with secondary sanctions,” said Mr. Gedan, currently an adviser with the Wilson Center, a Washington think tank. “The White House is having a tough time enforcing Iran sanctions, afer all. For Venezuela sanctions, even allies that share the U.S. position, such as the Europeans and Latin Americans, have not coordinated sanctions policy.
” Similar embargoes on Iran and Cuba haven’t deterred the Chinese, Russians and others from doing business with those countries, experts said. Outside observers also warn that sweeping sanctions and secondary sanctions on Venezuela could exacerbate the economic crisis and lend Mr. Maduro ammunition to blame Washington for the nation’s woes.
The action the U.S. is set to take grants some 21 exemptions to international and nongovernmental organizations for services such as humanitarian goods, mail, food, medicine and the internet.However, experts said that this rarely works in practice.
“The administration hasn’t been very good at dedicating financial lines that would allow the purchase of food and medicine in sanctioned countries,” said Jefrey Schott, an economic-sanctions expert at the Peterson Institute for International Economics, a Washington think tank.
“In practice, we still block food and medicine because the parties in the targeted regime that want to import it can’t get financing.”
A %d blogueros les gusta esto: