elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Electricidad

Gobierno ordenó la detención de los antiguos directivos de Enelven por Alberto Toro Vielma – Venepress – 6 de Mayo 2018

1525571496_Corpoelec.jpg

A juicio del jefe de Estado, ellos contrataban personas para cortar los cables de electricidad en la región

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ordenó este sábado la detención de los antiguos directores de la empresa de Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven), empresa encargada del suministro eléctrico en el estado Zulia. Esto durante su visita a la entidad en el marco de la campaña electoral de las elecciones presidenciales.

“Tenemos identificados a una élite que estuvo al frente de Enelven y he ordenado que los busquen, les pongan los ganchos y vayan presos”

La entidad zuliana ha sido una de las más afectadas por las fallas del servicio de luz en los últimos meses.

Se necesitan al menos ocho años para recuperar el sistema eléctrico – La Patilla – 28 de Abril 2018

 

sistema-eléctrico.jpgSe necesitan entre siete y ocho años para la recuperación total del sistema eléctrico nacional, según Winston Cabas, presidente de la Asociación de Ingenieros Eléctricos de Venezuela, reseña NTN24.

“Nosotros en el Colegio de Ingenieros y la Asociación Venezolana de Ingenieros Electricistas y Mecánicos hemos estimado que se requiere entre siete y ocho años para recuperar nuestro sistema eléctrico nacional y aproximadamente una cantidad entre 20 y 30 mil millones de dólares, es que el daño que se le ha cometido al país en materia eléctrica ha sido inconmensurable”, resaltó Cabas.

El experto sostuvo que Venezuela contaba con un sistema eléctrico “vigoroso, poderoso, de primer mundo”, mientras que en la actualidad contamos con un sistema a los niveles de Haití.

Cabas destacó que en la región sur occidental, comprendida por Barinas, Mérida, Táchira y Zulia, exista una capacidad instalada de distribución de 6 mil megavatios y en la actualidad sólo estén disponibles 400 megavatios.

Catástrofe electrizante por José Aguilar – La Verdad.com – 26 de abril 2018

En las próximas seis semanas, la brecha deficitaria de la entidad zuliana crecerá por factores cíclicos y las abusadas unidades locales producirán menos MW. O ponen más MW o habrá más racionamientos. La grave catástrofe zuliana no se arregla aisladamente, hay que mirar en su integralidad el contexto nacional, el Sector Eléctrico Venezolano es un sistema interconectado, y fuera del Zulia hay gravísimos desafíos que la impactan

El caos eléctrico se instaló en Maracaibo, que ahora pasó de ser la Tierra del Sol Amada a la Tierra por los Apagones y Bajones Amada. El calvario regional, ya no es ni una crisis, ni una emergencia es una catástrofe y es electrizante veamos por qué:

Gracias al negligente descuido de las autoridades nacionales y regionales y como la información del Sector Eléctrico Venezolano, (SEV) lleva más de 90 meses seguidos escondida para engañar al pueblo a través de las cada vez más burdas excusas, el Zulia se encuentra desnudo y sin MW suficientes para satisfacer sus necesidades eléctricas.

La deteriorada disponibilidad efectiva de las plantas eléctricas regionales ha caído a mínimos históricos, similares a los años 1960. El Zulia junto con el Táchira los más distantes del Guri, están al final de la cola del Sector Eléctrico Venezolano (SEV).

El Zulia cuenta con una capacidad de suministro de 4 mil 100 MW, 3 mil y 1 mil 100 MW provenientes de plantas regionales y el resto del Guri respectivamente. La demanda está en los 2 mil 600 MW, entonces, ¿por qué la catástrofe? De 3 mil MW instalados en 20 plantas regionales, apenas producen entre 300 a 500 MW que sumados a los 1 mil 100 MW del Guri, nos da una oferta total entre 1 mil 300 a 1 mil 600 MW, por lo que el déficit oscila entre 1 mil a 1mil 300 MW, que deben ser racionados para evitar el colapso total del suministro. Por eso hay racionamientos a cualquier hora.

En la fallida gerencia de Corpoelec descuidaron el mantenimiento requerido de las plantas térmicas regionales. En las próximas seis semanas, la brecha deficitaria de la entidad zuliana crecerá por factores cíclicos y las abusadas unidades locales producirán menos MW. O ponen más MW o habrá más racionamientos.

Por último, la grave catástrofe zuliana no se arregla aisladamente, hay que mirar en su integralidad el contexto nacional, el Sector Eléctrico Venezolano es un sistema interconectado, y fuera del Zulia hay gravísimos desafíos que la impactan. Estos hechos son irrefutables, el Zulia y Venezuela por culpa del régimen van en decadencia, se imponen el conocimiento, la honradez extrema y hacernos respetar. ¡Manos a la obra que sí se puede!

El corazón petrolero de Venezuela, paralizado por los cortes de luz por Florantonia Singer – El País – 25 de Abril 2018

603260b03eccac7785180c3f7eb59cdb
La crisis eléctrica arreció en Zulia y la población padece cortes de electricidad de entre 12 y 14 horas al día. El lunes se desataron las protestas que acabaron con 29 detenidos

El Estado de Zulia —la entidad petrolera que aún da de comer a Venezuela y la de mayor población— está sumido en el caos por la agudización de un racionamiento eléctrico que comenzó a finales del año pasado y que desde la semana pasada ha dejado a la población más de la mitad del día a oscuras y a algunos con apenas una hora de luz en 24 horas.

El fin de semana, Maracaibo, la segunda en población del país sudamericano, era un pueblo fantasma. La semana comenzó igual. Negocios cerrados, calles oscuras con la huella de las protestas nocturnas y la gente resistiendo las altas temperaturas que superan los 30 grados centígrados en una región donde el aire acondicionado es casi un artículo de primera necesidad.

“El lunes los niños no tuvieron clases y este martes las maestras nos avisaron a media mañana que podíamos llevar a los niños porque había llegado la luz”, cuenta Andreína Parra, de 36 años de edad, mientras hacía una fila por más de dos horas para cargar combustible en una de las pocas estaciones que estaba prestando servicio porque tenía luz.

La empresa estatal de electricidad, Corpoelec, ha informado que el racionamiento eléctrico era solo de tres horas. La medida se comenzó a aplicar a finales de año para enfrentar los rigores de una sequía que es cíclica en el país tropical, que suele afectar las fuentes de energía hídricas, y que al gobierno se le ha ido de las manos más de una vez.

Este martes, en una rueda de prensa, el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, ha dicho que la causa la crisis eléctrica en la entidad es el sabotaje de dirigentes de la oposición contra el gobernador del estado, Omar Prieto, un aliado de Nicolás Maduro.

El funcionario también ha anunciado la detención de 29 personas, gran parte de ellas fueron arrestadas este martes durante una protesta frente a la sede la empresa estatal en Maracaibo, y entre las cuales está el presidente de la cámara municipal de la ciudad, el edil Carlos Armijo, y dos periodistas que cubrían la manifestación. Prieto no mencionó que en otra protesta ocurrida en la noche del lunes en rechazo a los apagones, fue asesinado Anderson Olivares, un adolescente de 15 años herido por un arma de fuego que presuntamente accionó un conductor que pasaba por la Circunvalación 3, cerca del barrio La Antena, informó la ONG de derechos humanos Provea.

“Otros gobernadores no tienen los problemas que tiene Omar Prieto porque no los están saboteando. Esto es un sabotaje con un objetivo netamente político y denunció a PJ (Primero Justicia y UNT (Un Nuevo Tiempo) por ello. Hubo seis subestaciones quemadas desde el primero de enero, hubo cortes de cables sublacustres y ellos lo saben”, dijo Motta Domínguez.

La crisis eléctrica, sin embargo, se vive en otros estados del occidente de Venezuela como Táchira y Mérida, que también andan a media máquina, y en el resto del país no ha terminado de solventarse desde 2009, cuando comenzaron a hacerse frecuentes los apagones. Los sindicatos del sector eléctrico han advertido de las fallas en el mantenimiento y la falta de inversión que provocan la caída en la generación eléctrica. La renuncia masiva del personal, en parte para emigrar del país, también ha reducido la capacidad de la empresa para atender las averías. Así mismo, la corrupción también está detrás de cada noche oscuras que pasan los venezolanos y de cada bajón que echa a perder sus electrodomésticos. Después de 2011, en el marco de un decreto de emergencia eléctrica, el gobierno desembolsó más de 600 millones de dólares para la compra de plantas eléctricas, muchas de las cuales nunca se instalaron.

En Narnia

La Cámara de Comercio de Maracaibo pidió este martes declarar la emergencia en el sector por la imposibilidad de operar con cortes tan prolongados de luz. Cuando no hay electricidad no funcionan los sistemas de bombeo que suministran el agua ni el Internet ni las telecomunicaciones ni los puntos de pago.

“Los empresarios del país queremos producir. Sin embargo, la falta del suministro confiable del servicio eléctrico, constituye otro obstáculo que impide mantener los niveles de producción de bienes y servicios, ya de por sí menguados. La ciudad, por no decir todo el país, está colapsando”, dijo Fergus Walshe, presidente de la asociación.

Laura Rangel, encargada de una agencia de marketing y redes sociales en Maracaibo, no ha podido trabajar estos días. Su negocio depende justamente de estar en línea. “En la oficina hoy tuvimos luz hasta la una de la tarde nada más. Luego sin internet y sin teléfono nos quedamos incomunicados, en Narnia”, dice la joven, que pide la entrevista sea breve para ahorrar la batería que le queda en el celular, por si no puede volver a cargar.

La ciudad está completamente paralizada por la crisis eléctrica y por otras que se han ido juntando, como la del transporte público, cuyos servicios han disminuido drásticamente por la falta de repuestos, una escena que se repite en muchas localidades del país. “Los empleados llegan a la oficina cansados, con ojeras, porque con el calor de Maracaibo quién puede dormir”.

Ingenieros venezolanos ven inminente el aumento de los apagones en el país – Panampost – 6 de Abril 2018

Heredia cree imposible que se corrijan las fallas eléctricas actuales bajo el Gobierno de Maduro.

Se necesita arreglar 60 plantas y hacer una inversión de unos 40.000 millones de dólares para solucionar los problemas relacionados con el flujo eléctrico de Venezuela. (Youtube)
Caracas, 6 abr (EFE).- El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines (AVIEM), Winston Cabas, dijo hoy que el gremio ve inminente el aumento de las fallas eléctricas en el país petrolero.

Cabas aseguró en rueda de prensa que el Gobierno de Nicolás Maduro anunciará “prontamente un paquete de racionamiento eléctrico para todo el país, porque ellos no piensan en el venezolano sino solo en su propio bolsillo”.

El ingeniero descartó que Venezuela vaya a sufrir “un gran apagón” pero reiteró que las interrupciones del servicio eléctrico en diferentes partes del país serán cada vez más frecuentes.

Explicó que el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) tiene una capacidad instalada de casi 35.000 megavatios pero tiene activados poco más de 10.000 lo que ha provocado los cortes eléctricos de este año, principalmente en los estados ubicados en el occidente.

Agregó que algunas plantas termoeléctricas e hidroeléctricas están paralizadas o funcionando a media máquina, entre otras razones, por la falta de inversión, mantenimiento y por la “desprofesionalización” de la industria.

Por su parte, el dirigente político Cipriano Heredia, del partido opositor Voluntad Popular (VP), habló en esta misma rueda de prensa sobre la existencia de una “crisis estructural del sistema eléctrico”.

Esto, denunció, como “consecuencia de una política de mediocridad, abandono, falta de mantenimiento, y la casi premeditada de destrucción del sistema, acompañada de un elemento de corrupción importante”.

Heredia cree imposible que se corrijan las fallas eléctricas actuales bajo el Gobierno de Maduro pues “no se está trabajando en soluciones” necesarias, entre las que mencionó la recuperación de unas 60 plantas y la inversión de unos 40.000 millones de dólares.

“Va a seguir la gente pasando lo que llaman dieta eléctrica”, dijo y agregó que se requerirá el trabajo de seis años para “poner a flote” la industria.

Este año se han registrado decenas de cortes de luz en casi todos los estados de Venezuela, incluida Caracas que estuvo hasta hace unos meses exenta de estas fallas que se registran en el interior desde hace años.

En todas las ocasiones, el Ejecutivo ha dicho que se trata de sabotaje y ha responsabilizado de ello a la oposición política.

España cita a declarar a ex viceministro Javier Alvarado por sobornos – El Nacional – 3 de Abril 2018

1522776965952.jpgLa Fiscalía emplaza al ex funcionario a comparecer el lunes 16 de abril a tribunales que, de no personarse en el juzgado o justificar causa legítima que lo impida, la orden de comparecencia “podrá convertirse en orden de detención”

Javier Alvarado, ex viceministro de Desarrollo Eléctrico, fue citado a declarar ante la Justicia española el próximo 16 de abril por recibir supuestamente sobornos del grupo empresarial español Duro Felguera a cambio de contratos.

La Fiscalía Anticorrupción de España apunta a Alvarado por su gestión al frente de la empresa pública Electricidad de Caracas en 2009, cuando Duro Felguera se adjudicó la construcción de una central termoeléctrica en la capital venezolana por más de 1.500 millones de euros.

Alvarado fue llamado a declarar en la Audiencia Nacional española, tras haber sido rechazada su solicitud de hacerlo por videoconferencia o comisión rogatoria y después de que el 26 de febrero se tuviera que posponer su comparecencia al alegar problemas de salud que le impedían desplazarse a España sin sufrir “un grave riesgo vital”.

Ahora el juez remite al informe forense aportado a la causa el 21 de marzo, que considera a Alvarado “un paciente médicamente estable” y descarta “contraindicaciones formales para volar”, según consta en el auto al que tuvo acceso Efe.

Por ello, le emplaza para el lunes 16 y apercibe que, de no personarse en el juzgado o justificar causa legítima que lo impida, la orden de comparecencia “podrá convertirse en orden de detención”.

Alvarado cerrará la ronda de declaraciones de los investigados, entre los que figuran los dos últimos presidentes de la compañía española, Juan Carlos Torres Inclán y Ángel Del Valle, que defendieron la legalidad de los acuerdos y negaron haber entregado 105 millones de dólares (89 millones de euros) al ex vicepresidente de Energía de Venezuela Nervis Villalobos, actualmente en prisión provisional.

Unos hechos que fueron refutados por el propio Villalobos ante el magistrado, al que relató que su relación con Duro Felguera, iniciada en 2011, se limitó a aspectos “básicamente informativos” sobre ingeniería y posibles cambios legislativos que pudieran afectar a la empresa.

Respecto a su retribución, sostuvo que aunque cobraba una elevada comisión de 5,5 %, la heredó del contrato inicialmente suscrito entre Duro Felguera y la multinacional española Técnicas Reunidas (Terca), entonces presidida por Luis Barrios, también investigado.

El pasado septiembre la Fiscalía española denunció a todos ellos ante el juez por presunto cohecho internacional y blanqueo a raíz de una investigación de 2015, posterior al informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac).

La querella advertía de tres acuerdos, el primero firmado en diciembre de 2008 con Barrios al mando de Terca y paralelamente, las partes suscribieron un segundo contrato por valor de 53,9 millones de dólares (45,5 millones de euros) en concepto de asesoramiento y asistencia técnica prestados a Duro Felguera para la construcción de la central termoeléctrica.

Ya en 2011 Terca, “debido a la imposibilidad de continuar prestando los servicios acordados”, cedió todos los derechos y obligaciones contractuales a Ingeniería Gestión de Proyectos de Energía, sociedad de la que son copropietarios Villalobos y su esposa.

El relato también incluye a la ex abogada del Ministerio de Energía de Venezuela Julia Van den Brule, señalada por haber recibido presuntamente un pago de 70.000 euros en 2009, quien en su comparecencia aseguró que no estaba al tanto de nada y que no tenía capacidad de decisión alguna.

Corpoelec publicó nuevo horario racionamiento eléctrico en estados andinos – La Patilla – 21 de Marzo 2018

Corpoelec.jpgTras la disminución de los niveles de agua en las represas del sur occidente del país, la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) publicó esta semana los nuevos horarios del plan de administración de carga que contempla cortes programados del servicio eléctrico en los estados Mérida, Táchira, Trujillo, Portuguesa, Apure y Barinas, reseña AVN.

La información la dio a conocer Corpoelec a través de su cuenta en Twitter, en la que publicó los horarios de la suspensión temporal del servicio por cada parroquia y sector de los seis estados.

La administración de carga eléctrica consiste en 6 horas de interrupciones programadas que serán rotativas, y se efectuarán a través de bloques distribuidos de la siguiente manera: 3:00 am a 9:00 am; 9:00 am a 3:00 pm; 3:00 pm a 9:00 pm y 9:00 pm a 3:00 am.

En los seis estados estos horarios serán extendidos hasta el 31 de marzo, en el que han sido agrupados los sectores y parroquias en dos bloques.

El pasado 13 de marzo, el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó que debido a la fuerte sequía que se ha registrado en las zonas donde está la central hidroeléctrica Fabricio Ojeda, conocida como La Vueltosa, entre los estados Barinas y Mérida, los niveles de agua están por debajo de su capacidad operativa. Un hecho que disminuyó la capacidad de generación en 514 megavatios.

El ministro explicó que la fuerte sequía también ha afectado los niveles de las hidroeléctricas San Agatón (Táchira), Planta Páez (Barinas), Masparro (Apure) y Peña Larga (Barinas).

Apagón en varias zonas de la Gran Caracas – La Patilla – 14 de Marzo 2018

636535630316842627-768x512.jpgUn pagón en varias zonas del municipio Libertador de Caracas y el estado Miranda se registró en horas de la tarde de este miércoles.

Usuarios en la red social twitter reportaron que la avería afectó a los sectores Avenida Urdaneta del Municipio Libertador, La Candelaria, San Bernardino, y en el estado Miranda, la falla del servicio afecta a zonas de Altamira, y parte baja de Los Palos Grandes.

 

Caracas se queda a oscuras por Florantonia Singer – El País – 11 de marzo 2018

En la capital de Venezuela comienzan a ser recurrentes los apagones: 116 averías en 2018. Las protestas se multiplican, mientras el deterioro de la calidad de vida se agudiza

Algunas zonas de Caracas se quedaron hasta diez horas sin luz en los últimos apagones.
1520733270_781474_1520733630_noticia_normal_recorte1
Cien metros de cable recorren un edificio de cuatro pisos y cruzan una calle hasta la casa de Deisy Marín en un sector de Las Minas, en el este de Caracas. Desde hace una semana la extensión permite conectar el colchón antiescaras sobre el que la madre de Marín pasa los últimos días de un cáncer de seno que se diseminó a los huesos por falta de medicinas. Es jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y Marín no fue a trabajar. No se unió a la huelga que hicieron en otros países para conmemorar la fecha; a ella le tocó salir a protestar porque ese día su comunidad cumplía siete días sin luz, una situación que ya dejó de ser esporádica en sectores en la capital de Venezuela y que agudiza la conflictividad social y el malvivir de los ciudadanos del país sudamericano, donde escasea hasta la electricidad.

“Tengo a mi mamá con cáncer, no tengo nevera donde guardar la comida y las medicinas que debe tomar. Tengo dos hijos a los que no les puedo preparar el biberón porque no puedo encender la licuadora. Y tampoco tenemos plata para comprar velas y hielo todos los días. Esto es demasiado difícil, de verdad”, dijo la mujer de 33 años, enervada hasta el extremo, mientras pedía a los vecinos sumarse a la protesta y no ceder a la presión de los guardias nacionales que se acercaron con la intención de disuadirla.

Para el momento en que esa comunidad decidió salir a protestar, la empresa de electricidad estatal, Corpoelec, no les había dado ninguna respuesta sobre el restablecimiento del servicio, después casi una semana de interrupción. En la espera, indignados en medio de la estrecha calle, se barajaban los lamentos, las especulaciones sobre la avería y las vías para solventarla, que en conjunto dibujan el Estado fallido en el que se ha convertido Venezuela, sumida en una grave crisis económica, política y social.

Un vecino aseguró que el aparato que les daba luz botaba aceite y que no se le había hecho mantenimiento desde hace dos años. Otro sugirió conformar una comisión para ir hablar con un militar que trabajaba en Corpoelec y que suele comer en un restaurante de la zona. Otra más contó que perdió las insulinas para su diabetes porque requieren refrigeración. Todos expresaron su indignación porque un técnico de la cuadrilla que se acercó a evaluar la falla les dijo que la empresa no disponía de equipos para reemplazar el averiado, por lo que si querían luz debían comprarlo ellos. La respuesta a esa propuesta estaba en una de las pancartas que llevaron a la protesta: “Somos 80 familias del pueblo, no tenemos 400 millones de bolívares (unos 1.800 dólares al cambio paralelo) para un transformador”.

La falta de mantenimiento de la red eléctrica, por falta de recursos y de personal, así como la disminución de la generación eléctrica, por la desinversión, la mala gestión y la corrupción en la empresa estatal Corpoelec está trayendo la oscurana a la capital, que en años de crisis y de chavismo, había estado blindada ante estos eventos. En lo que va de año se han producido 116 fallas del servicio en la capital, entre interrupciones totales y bajones en la intensidad de la luz, un número que antes podía ser el récord de todo un año, según los datos que recaba Aixa López, presidenta del Comité Víctimas de los Apagones, creado hace 9 años cuando las fallas eléctricas comenzaron a encender las alarmas del colapso que hoy se viviendo.

“Caracas ya no está blindada, el sistema está colapsado y el gobierno se protege con la tesis del sabotaje. Al ciudadano lo único que le queda es salir corriendo a desenchufar sus equipos, para salvarlos de los cambios de intensidad en la corriente, porque aunque existe una Ley del Servicio Eléctrico que nos permite fiscalizar el servicio y exigir indemnizaciones, este gobierno no responde”, señala López.

Sin técnicos ni equipos

La grave crisis que vive el país tiene su expresión en cada parpadeo de la luz y en las demoras en solventar las cada vez más frecuentes averías. En 2017 unos 17.000 trabajadores, muchos de ellos técnicos, renunciaron a la empresa eléctrica; el personal que queda no tiene la indumentaria para trabajar ni para protegerse ante accidentes; los laboratorios especializados para garantizar el mantenimiento preventivo del complejo sistema eléctrico no están operativos por falta de insumos o equipos averiados; y finalmente, aunque hay 3.900 megavatios instalados para atender la región central del país, solo se logra generar un tercio de la capacidad porque hay unidades dañadas o sin combustible en el caso de las plantas termoeléctricas. El diagnóstico lo hace un dirigente gremial que pide resguardar su identidad, por temor a represalias del gobierno de Nicolás Maduro que ya ha encarcelado a sindicalistas por denunciar.

“Se ha desprofesionalizado la empresa y los empleados que quedan trabajan horas extras sin días de descanso. No tenemos suficientes vehículos para atender las averías y a veces no hay ni 20 metros de cable una reparación de rutina”, cuenta la fuente y confirma la poca disponibilidad de transformadores para solventar averías como la de los vecinos de Las Minas. En calles y autopistas de la ciudad, una Caracas fantasmagórica con hileras de postes apagados, hay otra muestra de la incapacidad de la empresa hasta para reponer un simple bombillo del sistema de alumbrado público.

La demanda eléctrica del país, que llega a 12.000 megavatios por hora, está soportada en gran parte por el sistema hidroeléctrico de Guri, ubicado en el sur del país, que hace un par de años bajó su nivel de agua por la sequía y obligó a un severo racionamiento en las provincias. Este sistema debe suplir el déficit de generación que tienen las regiones del país, como la centro-norte costera, que incluye a la capital. Cuando el sistema se sobrecarga las líneas saltan y viene la oscuridad. Marzo está apenas comenzando y ya se han reportado apagones que abarcan varios estados del país. Esta semana una falla de gran tamaño dejó al aeropuerto internacional Simón Bolívar sin luz y bajo el caos y congestionó la ciudad por la interrupción del servicio del Metro. Estos grandes apagones, que el mes pasado se repitieron en tres oportunidades, se suman a los que ocurren de forma puntual en comunidades y a los que afectan a los ciudadanos de forma indirecta, como con el suministro de agua en una ciudad que se surte de un embalse ubicado a 400 kilómetros de distancia y que depende de bombas eléctricas para enviar el líquido hasta los grifos de Caracas.

 

Apagón dejó a oscuras el oeste de Venezuela – El Nacional – 23 de Febrero 2018

En algunos estados el suministro eléctrico regresó en la noche

Un apagón dejó a oscuras este jueves a amplias zonas del oeste de Venezuela, denunciaron ciudadanos, sin que las autoridades hayan informado sobre las causas de la falla.

1519390376599.jpg

“Todo colapsó. No están funcionando ni los semáforos y la ciudad era una locura cuando regresaba a mi casa”, relató a la AFP Berta de Ordaz, una jubilada de 73 años que vive en Maracaibo, capital del petrolero estado Zulia, el más poblado del país con unos 3,7 millones de habitantes.

El corte de luz golpeó a una decena de estados, reportaron medios de comunicación locales. El servicio era normal en Caracas. “Me quedé en la fila de la panadería sin poder comprar nada, porque no servía el punto”, se quejó también desde Maracaibo Luisa García, refiriéndose al datáfono, pues la escasez de dinero en efectivo y la pérdida de valor de los billetes por la hiperinflación (proyectada en 13.000% este año por el Fondo Monetario Internacional) hace prácticamente obligatorio su uso para cualquier compra.

El suministro eléctrico empezó a recuperarse entrada la noche en algunas regiones, tras más de cinco horas suspendido, aunque usuarios reportaban parpadeos. Otras seguían en penumbra en la madrugada.

La estatal Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), sin dar detalles sobre las causas o el alcance de la falla, se limitó a anunciar que trabajaba “arduamente” para solucionar el problema. “Personal (de) Corpoelec se encuentra laborando arduamente para restablecer el servicio eléctrico en zonas afectadas. Agradecemos su comprensión, trabajamos para usted”, señaló en mensajes difundidos en cuentas de Twitter de sus oficinas regionales. Los apagones son habituales en Venezuela.

El gobierno los atribuye a “sabotajes” de sus adversarios para crear descontento popular, mientras que la oposición los vincula con el deterioro de la infraestructura por falta de inversión, impericia y corrupción.

“Ya es un abuso. Todos los días quitan la luz. Se me echó a perder la nevera y el repuesto cuesta 3.400.000 bolívares”, dijo a la AFP Celeste Corbi, arquitecto de 49 años, en San Cristóbal, estado Táchira, fronterizo con Colombia.

El costo de la pieza para el refrigerador equivale a unos 14 dólares en el mercado negro en un país con un férreo control de cambios, pero ello multiplica por cuatro el ingreso mínimo mensual de un trabajador.

“Esto es a cada rato”, lamentó Berta, sorprendida por la falla cuando era atendida en una consulta odontológica. Su cita fue pospuesta para la próxima semana. Según el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, 46 personas murieron el año pasado en accidentes relacionados con supuestos actos de sabotaje.

 

A %d blogueros les gusta esto: