elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Electricidad

España investiga a un viceministro de Chávez por blanquear dinero por Marisa Recuero – El Mundo – 18 de Julio 2017

15002365079098.jpgNervis Villalobos Cárdenas vuelve a estar en el punto de mira de la justicia española. Esta vez, por presuntas operaciones de lavado de dinero hechas a través de la extinta entidad portuguesa Banco Espirito Santo. El que fuera viceministro de Energía Eléctrica de Venezuela a las órdenes de Hugo Chávez entre 2001 y 2006 está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid por su presunta implicación en un delito de blanqueo de capitales.Villalobos, que reside en Madrid, ya fue investigado en otro juzgado madrileño por el caso Banco Madrid por el mismo delito -de hecho, la causa sigue abierta-. En esta ocasión, el procedimiento se abrió inicialmente en el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional a iniciativa de la Fiscalía Anticorrupción. Posteriormente, la juez Carmen Lamela se inhibió a favor del juzgado 41 al considerar que el caso era competencia de un juzgado ordinario. Dentro de esta investigación secreta, la juez Lamela ordenó el pasado 22 de junio el registro de la vivienda de Villalobos.

La Audiencia Nacional registró su casa en Madrid siguiendo el rastro de 18 millones
La justicia española investiga ahora presuntas operaciones financieras realizadas por diversos ciudadanos venezolanos detectadas por la Fiscalía de Portugal. En cuanto a las operaciones de Villalobos -que también fue presidente de la estatal Cadafe (Compañía Anónima de Administración y Fomento Eléctrico) entre 2003 y 2006-, se produjeron cuando ya no ocupaba un cargo público en el Gobierno de Chávez.Los hechos investigados le señalan como uno de los beneficiarios de fondos de procedencia presuntamente ilícita transferidos por el Espirito Santo desde Suiza al Es Bankers Dubai -propiedad en un 95% del banco portugués-. En concreto, a Canaima Finance, una sociedad controlada por el ex viceministro. En total, Villalobos recibió 18 millones de euros en poco más de tres años -entre el 20 de noviembre de 2009 y el 21 de febrero de 2013-, según informaron a este diario fuentes conocedoras de la investigación. La empresa Canaima también recibió dinero de Zyrcan Harthan Corporation, sociedad considerada un vehículo del Grupo Espirito Santo, domiciliada en la Islas Vírgenes Británicas. En concreto, 80.795 euros.

Portugal detectó operaciones sospechosas del banco Espirito Santo
La investigación apunta a que los 18 millones terminaron llegando al extinto Banco Madrid procedentes, precisamente, de una cuenta vinculada al Grupo Espirito Santo, según fuentes de la investigación.Este diario se puso en contacto con el abogado del ex viceministro para conocer su versión de los hechos. Manuel Varela, socio en Lewis Baach Kaufmann Middlemiss, justificó los ingresos advirtiendo de que «a partir de 2009, como empresario privado, generó algunos negocios para el Banco Espirito Santo y recibió compensación por ello». «Las autoridades portuguesas están investigando a ex directores del Grupo Espirito Santo a raíz de la caída de ese grupo bancario», resaltó Varela, que reconoció, no obstante, que «en el contexto de esa investigación se registraron varias propiedades de numerosos individuos en varios países, entre ellos el domicilio de Villalobos en Madrid». «Nervis Villalobos está dispuesto a cooperar con la justicia española», precisó.La investigación arrancó después de que la Fiscalía portuguesa detectara presuntos pagos ilícitos realizados por Espirito Santo a ciudadanos venezolanos, tras inversiones de dinero público hechas por empresas estatales de Venezuela en la entidad portuguesa en los años previos a su quiebra, entre 2009 y 2013. En concreto, la petrolera estatal PDVSA y sus filiales Carbozulia, PDVSA Finance, PDV Insurance y Corpoelec -filial de Cadafe-, así como el Banco del Tesoro de Venezuela, el Banco del Comercio Exterior (Fonden) y el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes). En total, estas sociedades llegaron a generar, en intereses, más de 216 millones a Espirito Santo.La Fiscalía de Portugal, que requirió ayuda a otros países para avanzar, considera que la mitad de esas ganancias fue transferida a sociedades domiciliadas en paraísos fiscales, propiedad de los ciudadanos venezolanos responsables de las empresas públicas. En concreto, más de 100 millones de euros.

 

 

El Guri no ha alcanzado la cota operativa para garantizar demanda eléctrica por Ana Diaz – El Nacional – 3 de Octubre 2016

La cota del embalse cayó a niveles críticos este año 
Expertos y sindicalistas advierten que en 2017 habrá otra emergencia porque las plantas térmicas no podrán cubrir la generación faltante de la hidroeléctrica

La recuperación del nivel de agua en el embalse de la central del Guri ha sido insuficiente. Hasta el miércoles pasado la cota había alcanzado 262,89 metros, aún lejos del nivel óptimo de funcionamiento que es de 271 metros. Expertos y sindicalistas consideran que es poco viable que haya una mayor recuperación, pues la temporada de lluvia está por concluir. De allí que afirmen que en 2017 se presentará otra emergencia eléctrica y habrá más racionamientos. Leer más de esta entrada

El Grupo Ricardo Zuloaga a la Sociedad Venezolana – Comunicado – Septiembre 2016

Enlace para leer el Comunicado del Grupo Ricardo Zuloaga sobre la crisis del sector eléctrico:

comunicado-a-los-venezolanos

Venezuela, el país de las neveras vacías – ABC – 22 de Mayo 2016

neverasvacias-1463949859Venezuela, el país de la abundancia petrolera, se enfrenta desde hace años a largas colas para conseguir leche, aceite, harina o medicamentos, sufre cortes diarios de electricidad y agua y sus habitantes se lo piensan mucho antes de visitar ciertas zonas por la inseguridad y la escalada del crimen. “El país se enfrenta al empobrecimiento creciente de su población por la aceleración de la inflación, el desabastecimiento, el deterioro de los servicios públicos y la caída sostenida de la actividad productiva”, señala un reciente informe de la Academia de Ciencias Económicas venezolana. Pero, más allá de informes y cifras, es el testimonio de los venezolanos el que nos describe la imagen más descarnada de la crisis sufrida por el este país.

Carolina Velásquez es un ama de casa de cuarenta años, vive con su esposo, vendedor de verduras, y sus dos hijos en los alrededores del popular mercado Guaicaipuro. La conocimos en una larga cola donde llevaba más de cinco horas para comprar toallas sanitarias, harina de maíz y jabón para fregar. “Somos gente trabajadora, no somos ricos, pero en toda mi vida solo había hecho cola para pagar y ahora tengo que hacer cola para ver si logro comprar”, señala indignada mientras a nuestro lado se oye un grito de indignación: “¡Se acabó la comida!”.

Limitación de raciones

Velásquez nos invita a su casa para mostrarnos que lo que se cuenta en la cola no es un invento. En su familia han tenido que reducir sus raciones diarias: “Hoy almorzamos pasta con salsa de tomate y esta noche los niños cenaran pasta otra vez y mi esposo y yo no cenaremos, así hacemos todos los días. Tenemos que estirar la comida”. En su nevera apenas hay unas jarras de agua, algunos recipientes vacíos y frutas metidas en bolsas en el congelador. :”No creas que eso es carne”, nos advierte.

El estudio Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), publicado en el mes de marzo y elaborado por las universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y la Católica Andrés Bello, revela que un 12% de los encuestados hace dos o menos comidas al día.

“Siempre le dije a mis esposo que no me marcharía de esta tierra y mira: no tenemos nada ahora ni para comer”, Dolores Goris Aller

Las penosas condiciones de vida no solo son para los nativos venezolanos. Dolores Goris Aller es una española de origen que llegó hace 50 años al país. Está a la espera de que llegue uno de sus hijos de vuelta del supermercado, a ver qué ha podido traer. No tiene pensión venezolana porque la kafkiana burocracia del país extraviaron sus documentos y tampoco cuenta con pensión española porque abandonó el país siendo muy niña. Vive de lo poco que puede traerle su hijo, licenciado en ciencias políticas que hace trabajos eventuales. “Acá teníamos de todo, nunca imagine que llegaríamos a esta situación de miseria. Siempre le dije a mis esposo que no me marcharía de esta tierra y mira: no tenemos nada ahora ni para comer”, comenta Dolores

Maduro niega la realidad: “En Venezuela no hay hambre, pasamos un momento difícil pero el pueblo tiene acceso a sus bienes”, aseguró. Y es cierto que el proceso bolivariano todavía tiene seguidores, incluso entre quienes soportan infernales colas para casi nada. Roberto Reyes, prejubilado de 52 años, nos asegura que existe una guerra económica de la ultraderecha y justifica el desastre del país: “Están tumbando a Maduro con el hambre”.

Los venezolanos están tan afectados por la situación que muchos funcionarios como José Montilla, que trabaja en un ministerio, aprovecha los cinco días de libranza a la semana decretados por el Gobierno para ahorrar energía para vender productos en el mercado negro: “Es la única manera de poder llegar al fin de mes y hacer la compra, este es el socialismo que tenemos y que nos dejó el difunto”, nos explica.

En nuestro recorrido nos topamos también con la jefa de una notaria que prefiere no revelar su nombre y que teme que el fatalismo se haya apoderado de parte del pueblo venezolano: “La gente no protesta, no se queja, porque poco a poco le han programado su vida para que no piense más de lo que tiene que pensar”.

8.250 cortes de luz

No solo falta comida, falta de todo. María Machado nos cuenta que lleva semanas buscando un repuesto para arreglar su nevera que se averió por los constantes cortes de luz que impuso el gobierno. El Comité de Afectados por los Apagones informa de que en los últimos noventa días ha habido 8.250 cortes de luz en todo el territorio nacional.

En las calles la frase que más se escucha es “Acá tiene que pasar algo, no entendemos por qué el pueblo no reacciona”. Y en efecto, aún no ha llegado la gran manifestación masiva que espera la oposición. Pero, aunque a menor escala, las protestas son diarias y extendidas a todo el territorio nacional.

Venezuela se desmorona por Moisés Naím y Francisco Toro – El País – 15 de Mayo 2016

El país vive un tipo de implosión que casi nunca ocurre en una economía de rentas medias. Escasez, delincuencia, hambruna: escenas de la vida cotidiana en un Estado fallido

1463161975_471835_1463163177_noticia_normal_recorte1Cuando un empresario venezolano que conocemos abrió un negocio en el oeste de Venezuela, hace 20 años, nunca imaginó que un día se enfrentaría a una pena de cárcel por culpa del papel higiénico en los baños de su fábrica. Sin embargo, Venezuela sabe convertir lo inimaginable del pasado en lo cotidiano del presente.

Para comprar alimentos hay que guardar largas colas en los supermercados, como este caso en Caracas.
El calvario de Carlos comenzó hace un año, cuando el sindicato de la empresa empezó a insistir en el cumplimiento de una extraña cláusula de su convenio colectivo, según la cual los aseos de la fábrica tenían que disponer de papel higiénico en todo momento. El problema era que, dada la escasez creciente de todo tipo de productos básicos (desde arroz y leche hasta desodorante y condones), encontrar un solo rollo de papel higiénico era prácticamente imposible en Venezuela. Cuando Carlos por fin logró hacerse con una cantidad suficiente, sus trabajadores, como es comprensible, se lo llevaron a casa: encontrarlo en el mercado les resultaba igual de difícil que a él. Leer más de esta entrada

Sobrevivir por Laureano Márquez – El Nacional – 6 de Mayo 2016

Laureano-Marquez-politologo-Foto-Archivo_NACIMA20160402_0034_6La Real Academia nos ofrece varias acepciones del término “sobrevivir”: i) “vivir después de un determinado suceso” (es decir seguir vivo después del suceso, digamos una calamidad, una hecatombe, etc.), ii) “vivir con escasos medios o en condiciones adversas” y iii) “permanecer en el tiempo, perdurar”. A los venezolanos de este momento nos toca insistir en la supervivencia en todas las acepciones de la palabra.

Tenemos que sobrevivir al hampa, que es una de esas desgracias que no dependen de uno (me refiero no a la que uno elige, sino a la que lo elige a uno). Hay que cuidarse más: no salga de noche y de día lo menos que pueda. Aproveche que el trabajo está prohibido en Venezuela para quedarse en casa. Les diría que pongan rejas mejores, pero hierro tampoco hay. Los muchachos adolescentes que vayan a fiestas deben quedarse en las casas del convocante o no hay fiesta (mejor si no la hay). Atento siempre a si lo están siguiendo, ponga los vidrios lo más oscuros posibles, los vidrios arriba, los seguros abajo. Desempolve el celular viejo, guarde el bueno en la casa. No lo use en el carro. No agarre caminos verdes de noche.

Tenemos que sobrevivir a la calamidad alimentaria que se avecina. Todos los que saben de la materia aseguran que en pocas semanas el desabastecimiento va a ser brutal. Lo poco que se consiga, además, será muy costoso. Sea prójimo, comparta su pan (es un decir, pan no hay: su comida, se entiende) con el que no anda bien. Almacene lo que pueda, lo que la hiperinflación le permita. Si tiene familia fuera, pídales que le manden comida puerta a puerta. Haga las arepas más finitas y más grandes, para que den la sensación de abundancia (mientras tenga harina).

Hay que sobrevivir a la crisis eléctrica. Especialmente la gente del interior que es la más castigada. Cuide y proteja su nevera que es el sanctasanctórum de la casa (imagine que es la caja fuerte que contiene sus joyas preciadas). Tenga agua, porque si no hay luz se va el agua y si no hay agua se va la luz. Ahorre electricidad porque El Niño insiste en quedarse a pesar de las firmas.

Hay que sobrevivir a la crisis sanitaria. Pídale a los que aun viajan fuera que le traigan las medicinas que necesita si tiene tratamientos que no puede suspender. Sea solidario, comparta medicinas que no usa o las que quedaron de la gente que lamentablemente se nos fue. Use las redes para ayudar a los que necesitan, pero por encima de todo, trate de no enfermarse. Cuídese, deje el cigarrillo si fuma, controle la ansiedad, duerma. Haga ejercicio (pero no en la calle, recuerde la inseguridad. Suba y baje las escaleras de su edificio…solo de día).

Tenemos que sobrevivir a la debacle institucional, insistir en las leyes, en la justicia, en el ejercicio de nuestros derechos, por más inútil que parezca. Pero sobre todo, trate de que su alma sobreviva a este “suceso”. Por más que la destrucción de Venezuela sea un extraordinario negocio, no se sume a la corrupción, no sea usted uno más de los que arruinan al país (diga: “etiamsi omnes ego non”, “aunque todos lo hagan, yo no”), sea un constructor, que es la única forma de perdurar en la memoria colectiva. Recuerde que si el país que usted sueña no nace de su corazón y de su práctica cotidiana, nunca vendrá. Mantenga su conciencia transparente. Pero sobre todo sobreviva a la indignación, a la rabia que le produce lo que está contemplando.

Destierre el odio, pues como dijo el inigualable Charles Chaplin en el Gran Dictador (sin alusiones personales): “ustedes tienen el amor de la humanidad en sus corazones, no odiéis. Solo aquellos que no son amados odian, los que no son amados y los inhumanos”.

La tarea de cara al futuro para las personas, las familias, las empresas y –naturalmente- el país, será la de sobrevivir. Ya lo dijo Andrés Eloy Blanco en tiempos que creíamos superados:

Viviendo estas los años más sucios de la historia
pero si sobrevives, será tu tiempo el tiempo
de la bondad triunfante, de la justicia erguida,
donde la voz alcance la libertad del sueño…

En Venezuela habrá misa solo los domingos por ahorro energético – Hechos215 – 27 de Abril 2016

Lo acaba de decretar Nicolás Maduro, entre otras importantes y dramáticas medidas para ahorrar la cada vez más escasa energía que le queda a Venezuela desde que comenzara la dictadura el gobierno de su predecesor, Hugo Chávez.

“Se reúne mucha gente, producen mucho smog con tanto incienso, y las velas, consumen electricidad. Eso no está bien. Y solo es obligatorio los domingos, así que solo ese día estará permitido tener misas”, dijo el sumo comandante camarada presidente vitalicio hasta que las armas digan lo contrario.

La polémica decisión se suma a la prohibición total de secadoras de pelo, que ha generado los peinados más horribles que ha visto la luz del sol sobre suelo venezolano en toda su existencia. Esta situación amenaza las posibilidades de las mujeres venezolanas de intentar ganar próximas ediciones del Miss Universo.

Mientras, Maduro niega que la crisis económica y energética que vive Venezuela sean en lo absoluto de su responsabilidad.

“Yo no tengo nasda que ver con esto. Esto es culpa del empresariado ladrón, golpista, ultracapitalista e imperialista”, dijo, con visibles signos de haberse pasado la secadora por el bigote.

La Iglesia local ha expresado su voz de protesta a la medida, que considera “la más anticlerical desde que –y esto les juramos que es verdad– Maduro comparó a Hugo Chávez con Jesús y se declaró su apóstol”.

Venezuela cambia su huso horario para ahorrar energía eléctrica por Alfredo Meza – El País – 30 de Abril 2016

A partir del domingo Venezuela regresará al huso horario que mantuvo hasta 2007. El Gobierno de Nicolás Maduro ha decidido revertir una de las medidas más polémicas tomadas por su antecesor y maestro, Hugo Chávez, en un esfuerzo por intentar reducir el consumo de energía eléctrica. A las 2:30 de la madrugada hora local los relojes se adelantarán media hora; cuatro horas menos con respecto al Meridiano de Greenwich (GMT -4:00).

La medida forma parte de una estricta dieta eléctrica que ha reducido la jornada laboral del sector público a cuatro días de trabajo, obligado a los centros comerciales a generar su propia energía. A partir del lunes, además, se aplicarán cortes programados de luz de cuatro horas diarias durante 40 días continuos en todo el país para postergar un colapso del sistema energético.

Maduro ha dicho que el nuevo horario servirá para aprovechar la luz del sol y combatir los efectos del fenómeno meteorológico El Niño, que en los últimos tres años ha secado los embalses y la principal represa, la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, en el sur del país, que genera el 70% de la electricidad que se consume en la nación sudamericana. El martes, el Gobierno anunció que el nivel de las aguas estaba a 1,60 metros de su zona de colapso. Las protestas por la falta de luz se han hecho sentir especialmente en Maracaibo, al Occidente del país, donde saquearon más de 100 comercios después de 30 horas sin energía.

En 2007, Chávez decidió atrasar los relojes media hora (y establecer el horario legal en GMT -4:30 horas) con la excusa de que los estudiantes despertaban de madrugada para poder llegar a tiempo a clases. Héctor Navarro, entonces ministro de Educación y hoy acérrimo crítico de Maduro, dijo que con la medida aumentaría el rendimiento de los niños en edad escolar. Pero esa medida también provocó que anocheciera más temprano en Venezuela y la delincuencia ganara espacios. Comenzaba entonces el viraje al socialismo prometido por Chávez y Venezuela, que estaba en medio de un boom petrolero, tenía cómo financiar el gasto que supuso adecuar su plataforma tecnológica a la decisión del Ejecutivo.

Aquella medida fue muy criticada entonces porque desconocía las recomendaciones internacionales, que sugieren establecer horas enteras de diferencia con respecto a Greenwich.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Información, Jorge Arreaza, ha informado que el domingo será “un día de adaptación” y se va a evaluar el impacto de la decisión en la operación de las operadoras telefónicas y las empresas informáticas. A las personas que usan programas de software libre en sus computadoras el ministro les recomendó que colocaran la zona horaria de La Paz, Bolivia.

Venezuela se encuentra entre dos husos horarios (GMT -4:00 y GMT -5:00) y a lo largo de su historia se ha debatido entre fijar su horario de acuerdo al meridiano de Villa de Cura, en todo el centro del país (GMT -4:30) o el meridiano de Punta de Playa (GMT -4:00) en el extremo oriente.

El racionamiento eléctrico provoca protestas y saqueos en Venezuela por Alfredo Meza – El País – 28 de Abril 2016

El Gobierno chavista no reconoce de manera oficial los disturbios

Saqueo. Esa palabra está proscrita del léxico del Gobierno de Venezuela, pero se ha hecho realidad en siete Estados del país —Zulia, Miranda, Bolívar, Trujillo, Lara, Vargas y Carabobo— como consecuencia de las penurias ocasionadas por el severo racionamiento de energía eléctrica. El régimen no ha reconocido oficialmente los disturbios.

Maracaibo, capital del Estado petrolero de Zulia, en el oeste de Venezuela sintió el martes, por segundo día consecutivo, la furia de una colectividad que debe soportar sin fluido eléctrico las crueles temperaturas del húmedo calor caribeño.

Según el diario Versión Final, los zulianos pasaron desde la madrugada del lunes, cuando entró en vigencia un severo cronograma de cortes de electricidad, 30 horas sin energía. Ese mismo medio ha documentado el saqueo de al menos 12 establecimientos entre panaderías, electrodomésticos, supermercados e instituciones del Gobierno.

El gobernador chavista Francisco Arias Cárdenas hizo un balance más preciso ayer. Más de 70 locales comerciales destruidos o saqueados en siete parroquias de Maracaibo, así como en la ciudad de Machiques y en la costa oriental del lago de Maracaibo, y 103 detenidos. El funcionario calificó los actos “como una acción de desestabilización que cabalga sobre la crisis eléctrica, y que no ayudan en la búsqueda de una solución”. Arias reconoció que algunas de las protestas tienen su origen en el descontento. Sin embargo, matizó sus declaraciones: “Algunos sectores de la extrema derecha pretenden echarle mano al poder”.

Colapso

En Valencia, Estado de Carabobo, en el centro de Venezuela, hubo cierre de vías y neumáticos quemados por el mismo motivo. Ayer, en la capital del Estado de Miranda, Los Teques, intentaron asaltar algunos comercios y los dueños cerraron apresuradamente sus puertas. Protestas similares, aunque de menor intensidad, se reportaron en la ciudad andina de Valera y en Puerto Ordaz, la más importante del Estado de Bolívar.

MÁS INFORMACIÓN
Los funcionarios de Venezuela solo trabajarán los lunes y martes para ahorrar energía
Venezuela aplicará cortes de luz de cuatro horas al día
Venezuela se encuentra al borde del colapso por una suma de factores: la prolongada sequía ocasionada por el fenómeno climatológico conocido como El Niño, la falta de inversión en el sector eléctrico (que controla el Estado desde 2007) y el fracaso que ha significado la dotación de plantas termoeléctricas que ayuden a minimizar la dependencia de la generación de energía hidroeléctrica que proviene del sur del país, en el marco de la emergencia del sector decretada en 2010 por el entonces presidente, Hugo Chávez. Parte de los equipos comprados no funcionan. Pero además, hay sospechas de que el dinero aportado por el Estado para la adquisición de estos equipos ha sido desviado.

Tampoco se han culminado obras de gran envergadura como la represa de Tocoma, también ubicada en el sur del país, que aliviaría la demanda porque generaría la mitad de la energía que hoy produce la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar.

El ministro de Energía Eléctrica Luis Motta Domínguez ha confesado que la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, que genera el 70% de la energía que recibe el país, está a 1,60 metros sobre el nivel del punto de colapso.

La confesión demuestra que las medidas tomadas por el Gobierno no han surtido el efecto esperado. A principios de año se redujo la jornada laboral en dos horas, luego se decretó como festivo el viernes, se declararon no laborables todos los días de la Semana Santa y finalmente la Administración pública, durante al menos 15 días, trabajará solo lunes y martes hasta la una de la tarde. Nada ha podido detener el paulatino descenso de las aguas de la presa.

Los funcionarios de Venezuela solo trabajarán los lunes y martes para ahorrar energía por Alfredo Meza – El País – 27 de Abril 2016

La sequía y la crisis energética lleva al régimen chavista a paralizar el sector público

El vicepresidente de Venezuela, Aristóbulo Istúriz, ha dado la noticia más inesperada de cuantas ocurren en este atribulado país. El Gobierno ha decidido paralizar casi por completo al sector público en un desesperado esfuerzo por impedir que el nivel de la principal central hidroeléctrica del país, que genera el 70% de la energía que se consume en la nación sudamericana, siga disminuyendo su nivel de agua y obligue a un apagón generalizado. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: