elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Ejercicios militares

Maduro ordenó realizar pruebas con misiles en aguas venezolanas mientras espera la llegada de los buques del régimen de Irán – Infobae – 22 de Mayo 2020

Los ejercicios se enmarcan en entrenamientos militares llamados “Escudo Bolivariano”, un despliegue permanente ordenado en febrero con el que el dictador venezolano renovó su retórica antiimperialista contra Washington

Misiles venezolanos Misiles venezolanos

La Fuerza Armada de Venezuela hizo este jueves pruebas de misiles en La Orchila, una isla que está ubicada al norte del país caribeño, según dijo el dictador Nicolás Maduroquien se encuentra a la espera de la llegada de buques petroleros por parte del régimen Irán en medio de tensiones con Estados Unidos.

“Fuimos testigos de ejercicios militares (…) en la isla de La Orchila, con la prueba de sistemas misilísticos de máxima precisión para la defensa de las aguas y las costas”, expresó Maduro durante un encuentro con el alto mando militar transmitido por la televisión estatal, sin mencionar directamente las embarcaciones iraníes cargadas de gasolina y otros productos petroleros que se dirigen a Venezuela.

“Estuvimos haciendo pruebas del misil (ruso) Buk, precisión absoluta (…), un misil de gran alcance”, agregó el dictador socialista en Fuerte Tiuna, el mayor complejo militar de Caracas.

Las pruebas se enmarcan en ejercicios militares llamados “Escudo Bolivariano”, un despliegue permanente ordenado en febrero con el que Maduro renovó su retórica antiimperialista contra Washington, que ha aumentado su presión sobre Venezuela al recrudecer sanciones contra el país y su industria petrolera y al acusar al mandatario de “narcoterrorismo”, ofreciendo una recompensa por él.

Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, lanzadores portátiles Igla-S y tanques T-72Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, lanzadores portátiles Igla-S y tanques T-72

Juan Guaidó, líder parlamentario opositor reconocido por medio centenar de gobiernos -encabezados por Estados Unidos- como presidente encargado del país sudamericano, tildó al “Escudo Bolivariano” de “ejercicio de propaganda”.

El miércoles, Maduro celebró el próximo arribo de los barcos de Irán, luego de que Teherán advirtiera de “consecuencias” si Estados Unidos impidiera su llegada a Venezuela.

Se trata de cinco buques cisterna, según reportes de prensa, que transportan 1,5 millones de barriles de gasolina.

La escasez de combustible en el país, crónica desde hace años en zonas fronterizas, se disparó durante la cuarentena por el nuevo coronavirus y golpea a Caracas. Aún no se ha anunciado en qué fecha entrarán los navíos en aguas venezolanas.

“Estamos listos para lo que sea y cuando sea”, manifestó Maduro.

Padrino López con un arma misilísticaPadrino López con un arma misilística

El ministro de la Defensa del régimen, el general Vladimir Padrino López, aseguró que los buques “serán escoltados” por aire y por mar por la Fuerza Armada una vez entren en la zona económica exclusiva venezolana.

Según la ONU, un país tiene en su zona económica exclusiva soberanía para la “exploración y explotación” de recursos, pero terceros Estados tienen “libertades de navegación y sobrevuelo”.

En un comunicado, Guaidó consideró este jueves que los barcos “solo servirán para enriquecer a la mafia dictatorial”, refiriéndose a un mercado negro que florece con la escasez de gasolina, y “suministrar por pocas semanas” a la población.

El texto tilda las tensiones surgidas alrededor de los buques como un “montaje” con el que “pretenden simular” una “crisis de los misiles, pero en el año 2020”.

Del 14 al 28 de octubre de 1962, misiles instalados en Cuba por la desmantelada Unión Soviética fueron descubiertos por Estados Unidos, desatando una grave crisis que hizo temer una guerra.

Venezuela está en guerra y el continente lo está por Luis Corona y Paciano Padròn – Diario Las Américas – 16 de Septiembre 2019

El régimen criminal, además de la crisis humanitaria a lo interno, ha originado una migración de magnitud jamás vista en nuestro continente, afectando social, económica y políticamente a todos los países de América

image.png

Fotografía del 10 de septiembre de 2019 de un ejercicio militar de las fuerzas del régimen de  Nicolás Maduro en el aeropuerto Francisco García de Hevia, en la población fronteriza de La Fría en el estado de Táchira, Venezuela.   AP/Rafael Urdaneta Rojas

Lo que sucede con el régimen de Maduro no es cuestión solamente de los venezolanos, incumbe a todo el continente y más allá, sus consecuencias directas afectan no solo a nuestros más cercanos vecinos, a Colombia y Brasil, sino que alcanza también a otros. Hoy Venezuela está sometida al crimen organizado, los líderes del régimen tienen expedientes delictuales, han sido inculpados de narcotraficantes, de protectores del terrorismo internacional y de organizaciones guerrilleras que atentan contra la paz, todo esto bajo la conducción del régimen castro comunista, con la contribución bélica de Rusia, el soporte económico de China y negociaciones con Turquía e Irán. Venezuela está en guerra y el continente lo está.

Estamos en presencia de un Estado forajido, como lo demuestra la destrucción de toda la capacidad de producción, incluida la industria petrolera, encontrándonos hoy en el caos económico y social que origina hambre ya crónica en el 70% de la población. Estado forajido desconocido por los principales países democráticos del mundo, por su continua y flagrante violación de los derechos humanos, tal como lo refleja el alarmante informe de Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas. Estado forajido que incumple leyes y convenios internacionales que tienen como finalidad la preservación del orden y la paz mundial.

El régimen criminal, además de la crisis humanitaria a lo interno, ha originado una migración de magnitud jamás vista en nuestro continente, afectando social, económica y políticamente, en mayor o menor grado, a todos los países de América, poniendo en peligro su paz, seguridad y estabilidad. Según el estudio “Diáspora”, hecho en el segundo trimestre de 2019 por Consultores 21 –asociados de VenAmérica– la diáspora no solo sigue creciendo, sino que el 25% de los venezolanos que continúan en el país, están decididos a abandonarlo, con destino ya seleccionado.

El éxodo es hoy superior al 20% de la población total, y tiene la intención de duplicarse en los próximos meses Estamos ante las consecuencias de una guerra no convencional, donde el régimen del crimen organizado ha venido ganando batallas en forma progresiva, produciéndose en estos momentos un “genocidio”, si lo evaluamos por las muertes que a diario se producen por hambre, falta de adecuado tratamiento médico y por la delincuencia desbordada.

image.png

 Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y de la policía del régimen de Nicolás Maduro intentan contener a vecinos que protestan por la falta de agua potable en un barrio de Caracas, Venezuela.

Venezuela está en guerra y el continente lo está, ante la “mirada vigilante”, pero sin acción definida de la comunidad internacional, que no articula en su conjunto acciones concretas y contundentes.

Desde VenAmérica hemos convocado la acción de los Estados miembros del TIAR, a los parlamentos de los países miembros, a la sociedad civil organizada y a los medios creadores de opinión pública. Se acabó el tiempo de la retórica declarativa, es hora de pasar a la acción. Los Estados y los poderes que los conforman, incluyendo a sus fuerzas armadas, deben concientizarse de que más adelante puede ser demasiado tarde para el continente.

Por todo lo expuesto, los Estados miembros del TIAR no deberían dar más dilación a su actuación para la seguridad y paz de la región, y la ONU debería dar un paso de acción hacia adelante. Lo declarativo tuvo su tiempo. Venezuela está en guerra y el continente lo está. El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, es hoy un instrumento válido. Manos a la obra. E-

Soberanía y paz por Ramón Peña – Noticiero Digital – 16 de Septiembre 2019

download

El régimen desafía a la vecina Colombia alardeando en la frontera cohetería, tanques y otras piezas de su poder de fuego, sin ahorrarse idioteces como la advertencia de contar con “ Sukhois rusos que en once segundos (sic) están sobre Bogotá”. Esta costosa movilización ha sido bautizada como “Operación Venezuela Soberanía y Paz”, que serían los dos valores patrios  a defender y que justifican esta exaltación pre bélica.

Cabe primero preguntarse qué soberanía estamos defendiendo: ¿acaso la territorial, la que ha consentido que Guyana explore libremente el llamado bloque Stabroek en la plataforma continental del Esequibo en reclamación y, más grave aun, usufructuando el lecho de la propia fachada atlantica venezolana del Delta del Orinoco? Ya Exxon/Mobil ha anunciado que en 2025 se producirán allí 750 mil B/D de crudo, superando la producción total de la infortunada Pvdsa. Si no es esa, entonces ¿es la soberania alimentaria, dependiente en 85% importaciones; o la minera, que puso el Arco Minero de Guayana al arbitrio de truhanes extranjeros y grupos narcoterroristas; o la soberanía militar, bajo añeja intervención cubana y ahora de rusos que hasta nuestros uniformes visten..?.

En cuanto a la “Paz”, ¿se refieren a la paz de 23 mil homicidios anuales, la de las ejecuciones extrajudiciales del Faes que denuncia Michelle Bachelet, o a la paz que cuidan las 18 mil bandas delicuenciales que asolan el pais?

Viene a la memoria que, después de la guerra de las Malvinas, esa balandronada de los generales argentinos ideada para exaltar patriotismo y alargar la vida de la dictadura, la sociedad argentina descubrió con horror que sus soldados habían combatido, desorganizados, mal pretrechados, sin comida y sufriendo vejaciones de sus superiores. Preocuparía la suerte de nuestros soldados, en caso de un indeseable conflicto, si los estrategas militares fuesen del mismo tenor de los generales que administraron Pdvsa, Corpoelect o la Corporación Venezolana de Guayana.

¿Qué se deriva del informe de la revista Semana? por – Editorial El Nacional – 15 de Septiembre 2019

Me refiero a la revista Semana, de Colombia, y a los contenidos de la edición del 7 de septiembre de 2019, #1949, titulada “Manguala contra Colombia” (la Real Academia de España define manguala como “confabulación para fines ilícitos”). De acuerdo con lo señalado por la publicación, el contenido del reportaje se basa en documentos secretos del Sebin y del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El solo hecho de que documentos de inteligencia salten al espacio público es un síntoma más, particularmente revelador, de que no existe la cohesión y unidad política e institucional que Padrino López y el resto del Alto Mando Militar proclaman: hasta en las unidades de inteligencia hay resquebrajamientos, disparidad de criterios y funcionarios que filtran materiales, para mostrar a los venezolanos y al resto del mundo, los extremos de ilegalidad que rigen las conductas del poder que somete a Venezuela.

Del material periodístico elaborado por la revista Semana se desprenden una serie de graves hechos, que listaré y ordenaré a continuación.

Uno. La alianza entre el poder usurpador de Nicolás Maduro y las narcoguerrillas del ELN y disidencias de las FARC no se limita a lo retórico o a meras declaraciones circunstanciales. Los acuerdos tienen una serie de implicaciones territoriales, militares, institucionales y con respecto a la propiedad de tierras y minas, que exceden todas las denuncias y estimaciones que se han venido publicando en los últimos tres o cuatro años.

Dos. Entre las múltiples perversiones de la narcoalianza, es obligatorio llamar la atención sobre el más grave y peligroso de sus contenidos, que compromete a sectores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. La institución que estaría llamada a desempeñar el más decisivo rol ante organizaciones que son enemigas de Venezuela y los venezolanos, enemigas del Estado de Derecho y de la convivencia, que tendría como su tarea primordial, establecida en la Constitución, la de expulsar, con todos los recursos a su disposición, a esas bandas criminales del territorio venezolano; no solo las acoge, sino que las protege, les suministra apoyo y recursos, y les entrega zonas en distintas regiones, para que operen y puedan eludir la acción de la justicia.

El reportaje cita una denuncia de la organización no gubernamental  Fundaredes, que habría alertado que estos grupos tienen bajo su control, armas y municiones provenientes del Ejército venezolano. Añade Semana que existe un memorando del día 9 de agosto, firmado por el almirante Remigio Ceballos, la máxima autoridad del Ceofanb, dirigido a generales y a prácticamente todas las unidades regionales –REDI, ZODI y ADI–, que “por orden del presidente Nicolás Maduro Moros deberán evitar entablar enfrentamiento con personal de los grupos rojos en las zonas de entrenamiento y abastecimiento desde 080106002019 hasta nueva orden. Brindar apoyo logístico y entrenamiento”.

Tres. Los documentos permiten concluir que la FABN conoce con absoluto detalle dónde están localizados los campamentos y guaridas donde se han instalado los delincuentes –entre 1.600 y 2.000 aproximadamente–, que estarían distribuidas en casi todos los estados de Venezuela. Una parte de estos delincuentes, entre 15% y 20%, serían venezolanos, lo que, es evidente, forma parte de una estrategia para convertir al ELN y las FARC en fuerzas multinacionales.

Cuatro. No solo desestabilizar a Colombia: entre los descabellados propósitos de esta siniestra malanga está el de acopiar información de carácter estratégico-militar, relativa a lugares claves –posibles blancos– en el territorio colombiano, que podrían ser atacados en el caso de una confrontación militar entre estas bandas de delincuentes y sus socios venezolanos, y la nación colombiana.

Los ejercicios militares que Maduro ordenó realizar en la frontera, tienen algo de exhibicionismo, tal como ha escrito Rocío San Miguel. La pregunta que surge de todo esto: ¿a quién pretenden impresionar o atemorizar con el pavoneo guerrerista? ¿A la estructura militar del Estado colombiano? ¿Al presidente Iván Duque? ¿Al almirante Craig S. Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos? ¿No es más que un señuelo –costosísimo, de acuerdo con los expertos– para desatar los ánimos patrioteros y crear un ambiente de mutuas amenazas?

¿O se trata de un claro e inequívoco mensaje, dirigido a los venezolanos y al resto de los demócratas del mundo, que viene a decir que no dejarán el poder, que continuarán matando y destruyendo las vidas de las familias venezolanas, que el diálogo no es más que una treta para ganar tiempo y complacer al buenismo y a la corrección política, pero que en realidad,de lo que se trata es de que esa alianza, la de militares, narcos y delincuentes, no dejará el poder en Venezuela, y que para ello harán uso de las armas contra quien sea y cuando sea necesario?

¿Esas bandas de criminales que no acataron nunca los llamados al diálogo en Colombia –el ELN– y que rompieron los supuestos acuerdos de paz –las disidencias de las FARC–, ahora aliados con militares y mafias del poder venezolano, autorizarán el diálogo, permitirán que en Venezuela se realicen elecciones libres y en igualdad de condiciones? Mi respuesta: el exhibicionismo militarista y todo lo revelado por el informe de Semana, que se suma a las innumerables denuncias que tienen realizando periodistas y organizaciones no gubernamentales  de Venezuela y otros países, no dejan lugar a dudas: no quieren diálogo sino confrontación. Balas en vez de palabras.

¿Sería una operación en Venezuela comparable a la operación Just Cause? por José L. Delgado – Military Review – Trimestre 3 2019

El régimen de Nicolás Maduro comienza los ejercicios militares mientras grupos irregulares asesinan en las calles de la frontera por Sebastiana Barráez – Infobae – 11 de Septiembre 2019

Luego del anuncio del líder chavista, que activó la alerta naranja y ordenó los ejercicios de la Fuerza Armada de Venezuela, en los municipios Bolívar y Pedro María Ureña está el mejor termómetro para medir lo que ocurre en la zona limítrofe. Las imágenes y los testimonios desde el lugar

Los municipios Bolívar y Pedro María Ureña le dan vida a la frontera, considerada la más activa de América Latina. Cada uno de ellos tiene un puente internacional, el Simón Bolívar, en San Antonio, y el Francisco Paula de Santander, en Ureña. Luego de las órdenes de Nicolás Maduro con la activación de Alerta Naranja y los ejercicios militares, se supone que ahí está el mejor termómetro para medir lo que ocurre en la zona fronteriza.

Hasta ahora no ha pasado de ser un acto más efectista que real, con cierto movimiento de vehículos oficiales, algo de tropa, pero más allá de eso y algunas alcabalas, no hay nada que ponga en alerta a la población.

Hace unos días sí llegaron militares y también una docena de autobuses Youtong rojos, que transportaron gran cantidad de personas. No se sabe si son civiles o grupos irregulares. También llegaron cuatro patrullas del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) con las cocteleras encendidas y un convoy de camiones de la Fuerza Armada.

Pero aun así, en un salón de pool llamado El Chaparrón, en Ureña, y a solo una cuadra de una gran alcabala que colocó la Guardia Nacional Bolivariana y el Ejército en la entrada del pueblo, el sábado mataron a balazos a un hombre. El punto de control móvil apenas se interesa para requisar a quienes llegan de los estados del interior de Venezuela con intención de pasar a Cúcuta (Colombia) a buscar alimentos, comidas y repuestos.

Los efectivos militares les cobran en pesos y a quienes no pagan los amenazan con cárcel por el delito de contrabando. Aunque los militares escucharon los tiros ocurridos en El Chaparrón y vieron a la gente que estaba en el lugar salir corriendo despavorida y gritando, ninguno de los funcionarios se dio por aludido.

El lunes 9 de septiembre mataron a dos hombres más: a un mototaxista en los Lavaderos de Aguas Calientes y a un bombero en la Integración en Ureña. Lo irónico del caso es que el pueblo está lleno de militares y servicios de inteligencia por el anuncio de Alerta Naranja en la frontera. Pero ni los grupos irregulares ni las bandas criminales respetan esas decisiones y mucho menos a los militares que andan por el pueblo.

Más alcabalas

Los habitantes de Ureña han visto a varias caravanas militares, pero desconocen dónde están asentados porque en el Comando de la GNB de Ureña no están.

Este martes llegó la fecha anunciada por Maduro para el arranque de los ejercicios militares. Tanto las alcabalas como los pasos fronterizos estaban como un día cualquiera.

Le pregunto a un residente de la zona cómo siente el impacto de los anuncios que hizo Nicolás Maduro. “Hay dos alcabalas móviles que antes no estaban ahí, en el Centro de Ureña frente a la Cruz de la Misión y en la entrada a Ureña, es mixta con guardia y ejército, aunque a veces se le suma el Cuerpo de Investigaciones Científicas penales y Criminalísticas (Cicpc) y Policía Nacional”.

La semana pasada vi dos tanquetas que pasaron por el frente de mi casa, de resto solo he visto unos cuantos vehículos militares y caravanas de camionetas Hilux beige escoltadas, que vienen y van desde Ureña hasta San Antonio”.

Aumentan los bonos

Desde el Alto Mando hacen esfuerzos por detener la avalancha de deserciones y de interesar a los militares en los operativos de la frontera. Es así como el Ministerio de la Defensa anunció hace unos días un bono de alimentación y transporte por Bs. 250 mil, aclarando que eso es aparte del ingreso mensual y de los dos bonos patrias que corresponden en septiembre por 100 mil bolívares. “La FANB tendrá además el bono especial de 200 mil bs. Quedando el ingreso mínimo en 615 mil”.

Aceleraron la entrega de las cajas de alimentos CLAP, desde generales y almirantes hasta soldados o cabos. Y les anunciaron que habrá un incremento de beneficios.

Pero a la par de eso, en los últimos días han ocurrido una serie de incidentes, con participación de efectivos militares en diversos delitos, desde lo ocurrido en Anzoátegui con cuatro efectivos de la Armada, la Aviación y el Ejército, adscritos a la  Brigada de Comunicaciones Audiovisuales (BRICOMA) de Barcelona, quienes en vehículo oficial llevaban 20 cajas de Pepino de Mar (Especie Marina en veda), para fines comerciales y porte ilícito hasta la proliferación de casos de militares trasladando drogas.

Nicolás Maduro amenaza a Colombia con misiles y ejercicios militares por Salud Hernàndez-Mora – El Mundo – 10 de Septiembre 2019

El Gobierno de Iván Duque responde mirando hacia otro lado, y reitera que no tiene la menor intención de iniciar una carrera armamentística y, menos aún, caer en provocaciones
Nicolás Maduro atiende a una reunión en el Palacio de Miraflores, en Caracas.AFP

Es un ladrido, más fuerte que en ocasiones anteriores, pero ladrido a fin de cuentas. Nicolás Maduro volvió a amenazar a Colombia sacando pecho con misiles de largo alcance y por medio de unos ejercicios militares cerca de la frontera, desde el martes y hasta el 18 de septiembre. Su vecino respondió mirando hacia otro lado, reiterando que no tiene la menor intención de iniciar una carrera armamentística y, menos aún, de caer en provocaciones. Como mucho, apela a la estrecha alianza con su poderoso amigo del norte ante un improbable ataque.

“Que ahora no salgan con bravuconadas”, contestó Iván Duque en un primer momento. “Más bien, en lugar de gastarse esa plata en misiles, que proteja al pueblo venezolano y le dé comida”.

Ayer, su consejero presidencial de Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, Francisco Barbosa, elevó algo el tono, quizá por la preocupación de sus compatriotas que habitan cerca de Venezuela. Afirmó que existe “una alerta máxima por parte de las mismas autoridades colombianas frente a cualquier movimiento de ese tipo de cosas”. Enseguida lo matizó al agregar que Maduro acostumbra a realizar ese tipo de anuncios “cada vez que necesita oxígeno interno”, ante lo cual, Colombia no “entra en la histeria”.

Caracas había anunciado el despliegue de 3.000 militares en la línea que separa ambos países y que incluyen los estados Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, un total de 2.219 kilómetros. Colombia, por su parte, aseguró que no contrarrestaría la amenaza enviando nuevos efectivos.

Pese a la serenidad que intenta transmitir el Gobierno Duque, hay voces que piden tomar más en serio a Maduro. “En Colombia caló la narrativa de la izquierda de que comprar material defensivo sólo es para hacer la guerra. Pero tenemos vulnerabilidades en materia de Defensa porque no hemos desarrollado capacidades bélicas disuasivas. El año pasado sacaron del Presupuesto los fondos para comprar misiles anti-aéreos”, dice a El MUNDO, Carlos Augusto Chacón, Director académico del Instituto de Ciencia Política Hernán Echevarría. “Uno no puede tener en el vecindario a un Estado criminal y ceder la responsabilidad de su defensa a Estados Unidos”.

Una alta fuente castrense, que pidió anonimato, coincide en la necesidad de mejorar la defensa frente a los misiles. Aunque no teme un ataque inminente, en caso de producirse, “Estados Unidos no podría afectar la trayectoria del misil por no contar con bases o portaviones cerca para impedirlo”.

Sin embargo, desde Bruselas, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, advirtió: “Espero que no estén tan locos como para involucrarse en algún tipo de ataque a Colombia”. Si lo hicieran, “Colombia va a reaccionar y, obviamente, la apoyaríamos totalmente”.

Posición en línea con el analista de seguridad, Alfredo Rangel. A su juicio, “con la sombrilla de Estados Unidos en términos de protección estratégica, Venezuela nunca se atrevería a iniciar un ataque que provoque un conflicto bélico. Todo lo que hace en la frontera es una payasada, un elemento de distracción de la hecatombe humanitaria que vive su país. Rusia no tiene ningún interés y sin su apoyo, una intervención bélica resulta inviable”.

Lo que ninguno desdeña es la presencia intensiva de más de mil combatientes a lo largo de la frontera y en zonas de interior, de las guerrillas colombianas -ELN y las disidencias de las FARC-, utilizadas por Maduro como una quinta columna. Informes de inteligencia militar colombianos daban cuenta de la estrecha colaboración entre ambas organizaciones terroristas y el régimen bolivariano. Y la revista “Semana” reveló un documento del Servicio de Inteligencia Bolivariano y el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, donde consta la colaboración oficial de todo orden que prestan a los terroristas. Maduro ordenó no confrontarles y respetar los “centros de entrenamiento”, como llaman a los campamentos en suelo venezolano.

“Un gobierno tendría argumentos para bombardear las bases guerrilleras en Venezuela, donde están preparando ataques contra el Ejército y la población colombianas como medida de legítima defensa preventiva”, indica a El MUNDO Alfredo Rangel. “A los países que rechazan la dictadura y apoyan al gobierno en funciones, les quedaría difícil condenarlo”.

Frontera Venezuela-Colombia: por qué Maduro activó la “alerta naranja” en la frontera – BBC News – 6 de Septiembre 2019

Un vehículo militar venezolanoVenezuela anunció el despliegue de militares en la frontera con Colombia.

La frontera de Venezuela con Colombia está en “alerta naranja”.

O al menos eso fue lo que anunció el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un acto en un centro de estudios militares en Caracas esta semana.

Y lo justificó el mandatario por “la amenaza de agresión de Colombia contra Venezuela“.

Además, Maduro anunció la realización entre el 10 y 18 de septiembre de unos ejercicios militares denominados Soberanía y Paz en la frontera colombo-venezolana, así como el despliegue allí de un sistema de defensa antimisiles.

El gobierno venezolano acusa al de Colombia de estar preparando “falsos positivos”, como llaman a los casos en que hacen pasar ejecuciones extrajudiciales por combatientes abatidos.

Desde Colombia, el presidente Iván Duque rechazó las acusaciones de Maduro.

“Colombia no agrede a nadie. Este es un país que respeta la territorialidad de otras naciones”, dijo Duque.

El presidente Iván DuqueEl presidente colombiano Iván Duque aseguró que su país no tiene intenciones bélicas con su vecino.

El mandatario colombiano reclamó al “régimen” de Maduro que “proteja al pueblo venezolano y le dé comida”, en lugar de “gastarse la plata en misiles”.

¿Cómo empezó todo?

Las relaciones entre Colombia y Venezuela llevan años ya lejos de ser cordiales y cada cierto tiempo aumenta la tensión.

Esta última escalada dialéctica se produce a raíz del video difundido el pasado 29 de agosto en el que disidentes de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC ) anunciaban su retorno a las armas “en respuesta a la traición del Estado” colombiano al proceso de paz iniciado en ese país tras los acuerdos de 2016.

Poco después, las autoridades colombianas afirmaban que el video se había grabado en territorio venezolano y Duque aseguraba que Colombia se enfrentaba a “una banda de narcoterroristas que cuentan con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro”.

Duque se estaba haciendo eco de la conocida acusación de que la alta dirigencia chavista tiene vínculos con la guerrilla y el narcotráfico.

Un grupo de guerrilleros de ColombiaAntiguos guerrilleros de las FARC anunciaron a finales de agosto que volvían a la lucha armada.

Después llegó la reacción venezolana culpando al gobierno de Duque de haber boicoteado el proceso de paz.

La “alerta naranja” de Maduro ha sido solo el último episodio de una vieja divergencia.

¿Qué significa la “alerta naranja”?

Al poco de terminar la alocución de Maduro, muchos hicieron esta pregunta.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y considerado uno de los dirigentes más poderosos en la Venezuela chavista, dijo en su programa televisivo semanal que“es el paso en el cual toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) entra en un estado de vigilancia”.

Según Cabello, se la había dejado claro al gobierno y al ejército de Colombia que “de entrar a Venezuela tendrán una respuesta militar de manera inmediata”.

Pero Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano, que monitorea la actuación de la Fuerza Armada y los cuerpos de seguridad en Venezuela, dijo al medio digital Efecto Cocuyo que “la alerta no existe como concepto operativo dentro la Fuerza Armada Nacional.

“Es probable que Maduro se haya confundido con el tema de los huracanes”, agrega San Miguel.

Diosdado CabelloCabello indicó que la FANB se pondrá en “estado de vigilancia”.

San Miguel explicó que los casos previstos en situaciones de emergencia en Venezuela son los llamados de acuartelamiento o el estado de excepciónpero que no descartó que se desarrolle ahora el concepto de “alerta naranja” ya que Maduro la anunció públicamente.

¿Es creíble el anuncio de Maduro?

No es la primera vez que Maduro anuncia el despliegue de sistemas de defensa antimisiles. Ya antes dijo que lo iba a hacer en la frontera con Colombia pero también en lugares como los barrios de Caracas, algo que anunció en 2013.

Tampoco sería la primera que el gobierno venezolano incumple objetivos que se había planteado en materia militar.

Los expertos en el mundo de la defensa recuerdan el caso de la fábrica de fusiles Kalashnikov que iba a construirse en colaboración con Rusia en la ciudad de Maracay y que nunca llegó a funcionar.

El pasado mayo, Maduro anunció que había autorizado la asignación de casi siete millones de euros (US$7,8 millones) para la fabricación de la subametralladora Caribe.

Sin embargo, los trabajadores de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), encargada de su producción, denunciaron esta semana que lleva tres años sin recibir suministros.

Una batería antiaérea de VenezuelaEl despliegue de fuerzas venezolanas en la frontera con Colombia incluirá, según Maduro, armas antiaéreas.

Esto alimenta las dudas sobre la capacidad operativa real de las Fuerzas Armadas venezolanas y de que los ejercicios militares anunciados por Maduro vayan a ser más que una puesta en escena.

Ya en febrero, cuando el líder opositor Juan Guaidó se acababa de autoproclamar “presidente encargado” y arreciaba la presión desde Estados Unidos y sus aliados para que abandonara el poder, Maduro anunció la celebración de unos ejercicios militares que describió como “los más importantes de la historia”.

Un experto militar de una embajada europea en Venezuela dijo entonces a BBC Mundo que el gran problema de la defensa venezolana ante una hipotética intervención estadounidense es la “falta de mantenimiento de los equipos”.

Otro inconveniente es la falta de moral de las tropas. Aunque, salvo excepciones, el alto mando militar no ha dado muestras de dudar en su lealtad a Maduro, entre la tropa la situación parece distinta.

Marines venezolanos en RusiaSolo un grupo de marines de Venezuela han realizado ejercicios militares en Rusia recientemente.

Abundan las historias de militares que ya no lo son o quieren dejar de serlo y Rocío San Miguel dijo en una entrevista a El País de España que se está produciendo “un goteo” de deserciones que “está erosionando la roca del apoyo a Maduro”.

¿Qué puede pasar entonces?

Maduro atribuyó al gobierno colombiano la intención de “empezar un conflicto militar” contra Venezuela.

A las declaraciones de Duque negándolo se suman los comentarios de expertos que ven muy difícil un conflicto armado con Colombia.

La probabilidad de una acción internacional de fuerza es muy, pero muy baja“, afirmó recientemente Luis Vicente León, presidente de la consultora Datanálisis.

Para Hebert García Plaza, de la consultora Well Thought Consultants, “la FANB ha quedado con unidades inoperativas desde el punto de vista de personal,entrenamiento capacidad de maniobrar“.

“Decirles al ejército de EE.UU. y Colombia, ‘estamos listos para defendernos’ es una irresponsabilidad”.

El presidente Nicolás MaduroYa en otras ocasiones Maduro ha anunciado despliegue de fuerzas antimisiles.

Con todo, los más de 2.000 kilómetros de frontera entre Venezuela y Colombia siguen siendo una fuente de inestabilidad para ambos países y para toda la región.

La ONG Human Rights Watch difundió en febrero un informe que afirmaba que lasluchas entre diferentes grupos armados que operan en la zona de Catatumbo habían derivado en muertes, violencia sexual, desapariciones forzadas y el reclutamiento de niños como soldados.

Según la organización, los venezolanos que huyen rumbo a Colombia de la grave crisis económica en su país, que ha perdido más de la mitad de su producto interno bruto desde que Maduro asumió la presidencia, se han convertido en potenciales víctimas de los grupos criminales que se disputan el vacío dejado por la desmovilización de las FARC como consecuencia del proceso de paz.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados estima que más de cuatro millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años. Colombia es el país que ha recibido a más de ellos.

Línea
A %d blogueros les gusta esto: