elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Economía

Juez ordena embargar $1.200 millones del gobierno venezolano a favor de Crystallex por Maibort Petit – La Patilla – 25 de Agosto 2017

crystallex-decision.jpg

La Corte del Distrito Sur de Nueva York falló a favor de la transnacional canadiense Crystallex International Corporation en la querella que sostiene con el gobierno venezolano, logrando que el tribunal aprobara el embargo de unos US$1202 millones de dólares que la República Bolivariana de Venezuela tiene depositados en la cuenta 304314 en el Banco Nueva York Mellow, publica en su blog la periodista Maibort Petit.

El juez de distrito, Colleen McMahon envió la autorización a la oficina de Alguaciles (USA Marshal) para ejecutar el mandato de la corte y de inmediato tomar posesión del capital y de bienes muebles que la República Bolivariana de Venezuela, y sus órganos o subdivisiones, incluyendo a los Ministerios de Defensa y Finanzas de Venezuela.

Dice el documento que la orden de embargo incluye fondos en Depósito en el Banco de Nueva York Mellon, Cuenta No. 304314 cuyo monto es de $ 1,202,000,000.00.

El dinero perteneciente al Estado venezolano estaba destinado a reparar unos buques del Ministerio de la Defensa y que serían pagados a la empresa Northrup Grumman Ship Sys., Inc.

Con esta decisión, el juez McMahon concluyó la querella interpuesta por Crystallex International Corporation contra el gobierno de Venezuela por la expropiación de sus bienes y activos en el territorio venezolano ordenado por el fallecido Hugo Chávez Frías.

Con la decisión el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos se otorga el derecho de recuperar los activos Crystallex International Corporation adeudados por la ??República Bolivariana de Venezuela, dice la orden final.

Señala la orden de ejecución que si no se encuentra suficiente propiedad de dicho deudor en el Distrito de Nueva York, Crystallex podrá embargar otros bienes inmuebles que pertenezcan a la República Bolivariana de Venezuela.

En este caso, Crystallex estuvo representada por el abogado Jason W. Myatt del despacho Gibson, Dunn & Crutcher LLP.

Myatt dijo en un documento entregado a la corte que Crystallex solicitó la reparación específica para embargar los bienes del Estado venezolano utilizados con fines comerciales en los Estados Unidos y en poder del Banco de Nueva York Mellon en este Distrito como medida final ante la conducta fraudulenta demostrada por la parte demandada en otros tribunales.

El 30 de junio de 2017, Crystallex había presentado una solicitud pidiendo la autorización del tribunal para emitir avisos de restricción dirigidos a activos comerciales venezolanos en posesión de Nomura Bank International plc y Nomura Securities, Inc. en los Estados Unidos.

El 5 de julio de 2017, Crystallex presentó una solicitud similar pidiendo la autorización a la corte para emitir avisos de restricción dirigidos a los activos comerciales venezolanos en posesión de Haitong International Securities (USA) Inc. y Haitong Securities USA LLC. Esta petición fue otorgada el 5 de julio de 2017.

La empresa demandante había expresado al juez su temor que el gobierno venezolano tomara medidas inmediatas para transferir o retirar por otras vías los fondos y bienes ubicados en Nueva York y, posiblemente, de los Estados Unidos por ello pidió realizar el procedimiento sin que la corte notificara al deudor previamente a la orden de embargo.

Dice el documento que los fondos embargados en el banco de Nueva York correspondían a una oferta de deuda venezolana y estaban designados para fines comerciales, es decir, el mantenimiento y la reparación de buques pertenecientes al Ministerio de la Defensa venezolanos. “Crystallex argumentó que eran Propiedad de Venezuela y actualmente en posesión de BNYM en Nueva York”, acota el abogado en la petición.

El Ciadi había dado un fallo arbitral por aproximadamente 1.400 millones de dólares a favor de Crystallex en abril de 2016, y desde esa fecha la empresa demandante no había podido ejecutar la medida motivado a varios recursos intentados por el gobierno de Venezuela en varios tribunales de los EEUU.

Crystallex presentó dos acciones en el Distrito de Delaware contra las subsidiarias propiedad total de Venezuela, denominadas Petróleos de Venezuela, SA y PDV Holding, Inc., alegando que Venezuela, a través de sus subsidiarias, transfirió fraudulentamente miles de millones de dólares en activos fuera de los Estados Unidos durante la pendencia de los procedimientos de arbitraje y confirmación del fallo a favor de Crystallex.

La Acción de Crystallex de 2015 alegaba que las subsidiarias indirectas del Estado venezolano PDV Holding Inc. y CITGO Holding Inc adquirieron una deuda de $ 2.8 mil millones sin contraprestación alguna o legítima de un objetivo comercial, sino más bien para transferir los activos y capital anteriormente colocados a nombre de Venezuela y que pagarán en forma de dividendos a la subsidiaria directa venezolana, Petróleos de Venezuela, SA fuera de los Estados Unidos.

Agrega que PDVH gravó el 100% de sus activos primarios (sus participaciones en CITGO Holding ), sin contraprestación, para respaldar los bonos de deudas emitidos por la petrolera además de un préstamo emitido a PDVSA.

Los abogados de Crystallex dijeron en su alegaciones al juez que creían que Venezuela podía transferir o retirar los fondos depositados en el banco de Nueva York, sujetos al embargo, si se enteraban de la decisión de ejecución por parte de Crystallex de manera anticipada. Por esta razón pidieron que no los deudores no recibieran nota de aviso previo de la ejecución de la medida ordenada por el tribunal.

 

Es la economía y las actividades delictivas, necio por Antonio De La Cruz – La Patilla – 24 de Agosto 2017

thumbnailantoniodelacruz.jpgAl evaluar las perspectivas económicas, sociales y políticas de Venezuela en el corto plazo se observa un panorama sombrío.

La realidad económica del país es cada día más crítica. Las reservas internacionales caen de manera sostenida desde el comienzo de la gestión de Nicolás Maduro. Lo mismo ha ocurrido con la industria que sostiene la economía del país. Ha sido saqueada y destruida la empresa petrolera estatal PDVSA. No ha habido crecimiento económico. Ha llegado para quedarse una recesión continúa que podría desembocar en una depresión. Y los precios de los bienes y productos aumentan vertiginosamente para adaptarse al ritmo acelerado de la inflación.

Las Reservas Internacionales han caído $11.685 millones (54%) en los 4 años que Maduro lleva imponiendo su régimen de gobierno, a través del Plan de la Patria 2013-2019.

Grafica-1-Reservas-Internacionales.jpgGrafica 1 Reservas Internacionales

Bajo el régimen de Maduro, 180 toneladas del oro monetario correspondientes a las Reservas Internacionales de Venezuela han sido pignoradas. El ritmo con la que Maduro ha empeñado el oro en los años 2015 y 2016 ha sido notable, 17% y 29% respectivamente, hasta alcanzar hipotecar 49% de lo que el Estado disponía inicialmente. Un nivel nunca antes visto en la administración del país para un mismo período.

Grafico-2-Resrvas-en-Oro.jpgGrafico 2 Resrvas en Oro

El 74% de los Derechos Especiales de Giro (DEG) –un activo de reserva internacional con el auspicio del Fondo Monetario Internacional (FMI) para proporcionar liquidez al sistema económico mundial y complementar las reservas oficiales de los países miembros– fueron vendidos en 2015 para ajustar la composición de los activos de reserva. Venezuela ese año pasó en seis meses a tener 579 millones de DEG de un monto inicial de 2.258 millones de DEG, recibiendo $2.350 millones. Actualmente, Venezuela posee 898 millones de DEG en el FMI entre las tenencias y la posición crediticia para un total de $1.265 millones.

Grafico-3-DEG.jpgGrafico 3 DEG

Las divisas líquidas dependen de las ventas de petróleo. Una parte corresponde al efectivo que producen las exportaciones de crudo a Estados Unidos e India. Y la otra entra por los contratos de la compra a futuro de crudo. En abril de este año, Rosneft hizo un pago anticipado de $1.015 millones a PDVSA, en ese sentido. Y en noviembre del año pasado le entregó $1.485 millones contra la garantía de Citgo.

Unos ingresos que han permitido mantener las reservas internacionales líquidas en un promedio de nueve cifras altas por cuatro meses, producto de la fuerte contracción de las importaciones de bienes y servicios. Además, en lo que ha transcurrido este año, el Banco Central de Venezuela ha liquidado a los importadores un poco más de $3.000 millones. En casi ocho meses, el régimen de Maduro ha entregado lo que consumió el aparato productivo mensualmente, cuando no había escasez de alimentos y medicinas en el país. Lo que supone que el índice de escasez general debería estar alrededor de 57% como mínimo.

Grafico-4-Reservas-Internacionesle-Liquidas.jpgGrafico 4 Reservas Internacionesle Liquidas

En el caso de la industria petrolera, el ejemplo más representativo para evaluar su destrucción es la exportación neta a Estados Unidos porque muestra la relación de lo que PDVSA vende y compra en el mercado americano.

Desde 2012 ha venido importando más productos refinados que los que compran las refinerías americanas del Golfo, tanto en productos como en crudo. La caída en las exportaciones representan 21% desde la instalación del régimen de Maduro, equivalentes a 192 mil barriles por día. Y en la actualidad PDVSA tiene un déficit comercial con EE.UU. de 28 mil barriles por día de productos refinados.

Grafico-5-Neta-de-PDVSA.jpgGrafico 5 Neta de PDVSA

Esta realidad económica en Venezuela es la que llamó Alexander Guerrero en su articulo “La batalla de borrachos por una botella vacía”. Porque el régimen de Maduro ha terminado de arruinar el Estado. El proceso se ha acelerado durante su mandato. Y con la Constituyente entrará en una condición de supervivencia económica que combinará con la profundización del Estado fallido.

La realidad política indica que es necesario abrir un nuevo ciclo en el que surja un liderazgo transformador en contraposición a la “corporativización de la política”. Porque la realidad política venezolana, hoy se debate en quién es el enemigo público.

Para el oficialismo es todo aquello que se opone a la implantación del Plan de la Patria -cuatro años de ruina no son suficientes-, el proyecto hegemónico de Chávez. Mientras que para los líderes de la oposición, agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el enemigo varía de acuerdo a la circunstancia. Por momentos lo representa un régimen dictatorial que viola los derechos fundamentales del pueblo. Y en otros, es determinado por la supervivencia de los liderazgos partidistas que cohabitan en la MUD.

Entretanto, Trump redefinió su política exterior hace tres días. “No vamos a volver a construir naciones. Vamos a matar terroristas”, al referirse a Afganistán.

Cuando Clinton le dijo a Bush en las elecciones presidenciales de Estaos Unidos de 1992 es “la economía, necio”. En Venezuela será la economía y las actividades delictivas del régimen de Maduro las que conducirán de nuevo a su salida.

 

La odisea de conseguir dinero en efectivo en Venezuela por Alfredo Meza – El País – 24 de Agosto 2017

Los venezolanos se enfrentan de nuevo a la falta de billetes, un aspecto más del crónico desabastecimiento en la era chavista
1481558686_254060_1481558847_noticia_normal_recorte1.jpg
La falta de dinero en efectivo en Venezuela está creando serios problemas en la gestión de la vida diaria. Para pagar el salario diario de una empleada doméstica en Caracas, que oscila entre 1 y 1,4 dólares diarios, según el tipo de cambio en el mercado negro, hay que peregrinar en días consecutivos hasta los cajeros automáticos, que casi nunca tienen dinero. La mayoría entrega unos 10.000 bolívares diarios, menos de un dólar diario. La otra opción es ir al banco y formar filas tan largas como las que se hacen frente a los supermercados que venden productos regulados. El cliente puede obtener de esa forma hasta 20.000 bolívares. Al cambio del volátil mercado negro esa cantidad representaba el miércoles apenas 1,2 dólares.

Los problemas para conseguir dinero en efectivo se suman a la lista diaria de calamidades que viven los venezolanos. El régimen asegura que la falta de efectivo es una versión de la llamada guerra económica. Sus adversarios afirman, por el contrario, que el modelo económico chavista ha colapsado, porque no han podido sustituir con importaciones el aporte del sector privado en bienes y servicios, que se ha contraído en Venezuela debido a las hostiles políticas de control de precios y de cambio establecidos por el régimen. El precio del barril de petróleo, bajo para los estándares chavistas, impide asumir la financiación de un Estado hipertrofiado y el costo de una economía subsidiada.

La escasez de efectivo ha devenido en la creación de un mercado negro. Es posible conseguir billetes pagando comisiones de entre 15 y 30% del valor del dinero que se quiera conseguir. Las decisiones del régimen venezolano han alentado ese tipo de soluciones. La semana pasada la Superintendencia de Bancos (Sudeban) ordenó la suspensión de los avances de efectivo en los comercios, con el argumento de que la medida combatiría “la escasez de efectivo, que se ha agudizado en los últimos meses por varios factores, entre los que destaca el contrabando hacia Colombia y la masificación de avances ilícitos de efectivo”.

La idea del enemigo externo que acosa a Venezuela es un argumento socorrido del régimen. El 11 de diciembre, con la excusa de desarticular supuestas bandas mafiosas que acaparaban el papel moneda, el mandatario Nicolás Maduro ordenó retirar la presentación de 100 bolívares, que entonces era el de mayor denominación del cono monetario local. Una semana después, ante la oleada de protestas en la provincia, donde los pagos mediante tarjetas en puntos de ventas no son frecuentes, el régimen reculó y extendió por decreto, una y otra vez, la vigencia del billete hasta el día de hoy.

Desde entonces el gabinete económico ha tratado de incentivar pagos a través de tarjetas en puntos de ventas –también escasos por la falta de dólares para importarlos– y de incentivar las transferencias de dinero, pero no toda la población está bancarizada. El economista José Grasso Vecchio, un conocido articulista de la prensa local, afirmó en una columna publicada en abril que el 70% de la población venezolana ya formaba parte del sistema. El 30% restante está en manos de prestamistas y a merced de la especulación de los usureros.

En entrevista con este diario, el director de la firma Econométrica, Henkel García, explicó que la falta de efectivo obedece a un manejo errado de la emisión de billetes respecto a la inflación y respecto al total de la masa monetaria. “Necesitas una masa de efectivo que iguale a la masa monetaria. Debería crecer con la inflación, pero no es así. En el pasado 12% de los billetes y monedas que circulaban en la economía estaban en manos de la gente. La semana pasada los venezolanos apenas tenían el 7,5% del efectivo disponible”, agrega.

El Banco Central de Venezuela no publica el índice de inflación desde finales de 2015, cuando reconoció que el indicador había trepado a 180% entre enero y diciembre de ese año. La Asamblea Nacional, controlada por la oposición, estima que en el primer semestre el marcador llegó a 176%.

En diciembre el régimen decidió ampliar la familia de billetes al incorporar denominaciones de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares. Esto representa el 66% del circulante, un porcentaje que a García le parece insuficiente para paliar el caos que supone peregrinar sin suerte por taquillas y cajeros. La misma falta de efectivo ha ocasionado que los venezolanos no depositen el dinero en los bancos por las restricciones a la hora de los retiros. El Banco Central de Venezuela no surte a las instituciones con la cantidad de dinero que necesitan y por eso los bancos se ven obligados a restringirlos. “Se necesitan 434 millones de piezas adicionales para cerrar la brecha actual”, calcula García. En Venezuela hay un corralito de facto.

 

Seis cosas que deberías saber sobre la hiperinflación en Venezuela por Boris Ackerman – El Estimulo – 23 de Agosto 2017

1.- El incremento de los precios es solamente un síntoma. Muchas veces se suelen confundir síntomas con enfermedades, algunos expertos se jactan opinando que hay hiperinflación porque suben los precios en determinados porcentajes mensuales o anuales y lamentablemente sólo están describiendo la punta del iceberg.

El que los precios suban es una consecuencia de la emisión masiva de dinero sin respaldo ni en divisas ni en producción de bienes y servicios. Cuando hay más dinero y la misma cantidad (o menor) de productos disponibles, nadie en su sano juicio querrá entregar sus productos, que en definitiva son el fruto de su esfuerzo, a cambio de la misma cantidad de dinero. Si el incremento en las cantidades de dinero se acelera, la inflación se disparará en consecuencia.

2.- Existen particularidades que hacen que la hiperinflación en Venezuela sea especialmente perniciosa.

En Venezuela, la totalidad de las divisas son generadas por el Estado, esa condición ha puesto en marcha todo un aparato de corrupción cuyo único fin es hacerse de todas las divisas que el Estado produce. En la mayoría de los demás países, las divisas son producidas por particulares, quienes las venden a otros particulares a cambio de bienes y servicios que requieran en mercados internos.

La situación particular del país, que a su vez es consecuencia de muchas décadas de políticas erradas, trae como resultado que toda la sociedad dependa de las divisas que el Estado produce, si hace falta un repuesto, una materia prima, o un producto final, los dólares, euros, libras, yenes o yuanes que hacen falta para comprarlos, vendrán del Estado.

Por otra parte si quienes manejan al estado han construido redes de corrupción que se han apoderado de todos los flujos de divisas y por otro lado “cumplen” con los pagos y subsidios del gobierno con la población local, mediante la emisión de masiva de dinero sin respaldo alguno, más que una economía hiperinflacionaria tradicional.

La hiperinflación criolla es entonces fácil de explicar, pocos hacendados que reciben morocotas y pagan en fichas a los peones, además ponen cada vez menos productos en la pulpería del latifundio (para quedarse con más morocotas) y luego le siguen dando más y más fichas a los peones, trabajen o no.

3.- Regular precios y establecer controles es contraproducente

El régimen de Maduro ha inventado el cuento de la guerra económica acusando a los productores locales y a las cadenas de distribución tradicionales de todos los problemas que vive el país. Con esa excusa se establecen leyes como la ley de precios justos, controles de tránsito y regulaciones. Estas medidas terminan por ser absolutamente ineficaces sobre todo si la diferencia entre los precios oficiales de los productos y lo que la gente está dispuesta a pagar es significativa.

Al final, las empresas víctimas de las regulaciones terminan deteriorándose pues su infraestructura se va estropeando, su capital de trabajo merma, se vuelven incapaces de reponer inventarios, su recurso humano de calidad renuncia o emigra por los bajos sueldos que pueden pagar y terminan por ir retirando líneas de producción o de distribución o cerrando completamente, llevando menos bienes y servicios al mercado, causando más incrementos en los precios.

Quienes sí se benefician a costa del empobrecimiento masivo son las redes de distribución informales, amparadas en la corrupción de funcionarios y fuerzas del estado, es decir, lo que se conoce en Venezuela como bachaqueros y fuera del país como estraperlistas. Quiénes sin construir infraestructura alguna, sin generación de empleo formal y no añadiendo valor alguno, se apropian de la riqueza tanto de productores como de consumidores. Sin duda todo este entramado de corrupción y enriquecimiento inmoral está integrado al aparato del estado, como lo estuvo en la Europa oriental durante la existencia de la Unión Soviética.

4.- Muchos de los que anuncian ahora la hiperinflación, se tapaban el sol con un dedo hace un par de años.

La hiperinflación no es un fenómeno que aparece de la nada ni surge en forma intempestiva, se va gestando en forma paulatina hasta que revienta, su formación viene acompañada de desequilibrios macroeconómicos no corregidos, de incrementos de precios, de controles impuestos, de gasto público desbocado, de subsidios indiscriminados, etcétera.

En el caso particular de Venezuela, la hiperinflación era un fenómeno predecible de no corregirse las diversas causas que fueron gestándola, por ejemplo el control cambiario, los controles de precios, los precios de la gasolina y de algunos servicios públicos, y principalmente la corrupción en el manejo de la totalidad de las divisas, además de los incentivos perversos creados por una sobrevaluación del bolívar que hacen que la finalidad de la mayoría de empresas y particulares sea obtener dólares de alguna de las fuentes oficiales como CADIVI, SIMADI, DIPRO, DICOM, etc. Y no mejorar la productividad.

En palabras sencillas, la hiperinflación estaba cantada y fueron muy pocos los que la avisaron, hay que hacer especial mención al economista Steve Hanke, del instituto CATO, quien desde hace más de cuatro años lo venía diciendo. Los padecimientos actuales, tienen entre otros responsables a muchos economistas criollos que sabían lo que venía y voltearon a otro lado sin hacer las debidas advertencias, quizás porque su clientela de asesorados era beneficiaria de las políticas del estado.

5.- Hay algunos que se beneficiaron enormemente del modelo económico que llevó a la hiperinflación.

Si bien las grandes mayorías y sobre todo la clase media han sufrido una profunda depauperación, unos pocos se enriquecen y enriquecieron gracias a estas políticas y a sus resultados. Cuentan entre otros a los beneficiarios de los dólares del Estado, a los que tienen o han tenido deudas cuantiosas y esa deuda se ha diluido y a los intermediarios de bienes con capacidad, contactos e información para adquirir bienes controlados y venderlos a precio de mercado. Quienes se enriquecen son los corruptos y los que saben pescar en esta tormenta, que además de destruir riqueza en la sociedad, hace que el poco valor que queda se concentre en cada vez menos manos.

6.- Un plan antiinflacionario sería si acaso, el inicio de la solución

Todos los planes antiinflacionarios con capacidad real de ofrecer resultados se fundamentan en detener la emisión de dinero eliminando el déficit del sector público y poniendo en circulación un nuevo tipo de dinero (por ejemplo el dólar) cuya cantidad no seguirá creciendo en forma desmesurada. Eso estaría muy bien, sin embargo, no podría venir solo, pues muchos servicios públicos y algunos bienes como la gasolina deberían ajustar sus precios enormemente, es decir, un plan antiinflacionario, no aliviaría en forma inmediata los sufrimientos de la población, es más, podría agravar algunos padecimientos.

Un ajuste sería el reconocimiento de que se ha tocado piso y de ahí en adelante comenzaría la reconstrucción sobre bases firmes de un modelo económico que debería ser funcional. De la sinceridad, transparencia y honestidad de quienes lo lideren y de la madurez de los actores políticos del país, dependerá su éxito. En estos momentos el liderazgo no debe ser hipócrita ni populista y debe más bien saber construir las expectativas que más se parezcan a lo que vendrá.

 

Embarque de crudo queda varado en EEUU por nerviosismo bancario sobre Venezuela – La Patilla – 17 de Agosto 2017

Un tanquero con cerca de 1 millón de barriles de crudo pesado venezolano ha estado varado por más de un mes en la costa de Luisiana, en Estados Unidos, a la espera de una carta de crédito para completar la descarga, dijeron tres fuentes a Reuters.

El destino del embarque es una nueva muestra del precario estado de las finanzas de la estatal petrolera PDVSA, justo cuando grandes bancos intentan reducir su exposición a Venezuela como reacción a la turbulencia política en el país sudamericano.

Algunas entidades financieras han cerrado cuentas ligadas a funcionarios cercanos al presidente Nicolás Maduro sancionados por Estados Unidos y también se rehusan a dar servicio de banco corresponsal para transacciones con Venezuela, mientras el Gobierno del presidente Donald Trump considera nuevas medidas.

El tanquero tipo Suezmax Karvounis cargado con crudo diluido venezolano está anclado en South West Pass, en la costa de Luisiana, según datos de seguimiento de embarcaciones de Reuters.

La firma refinadora PBF Energy, que recibiría el cargamento, ha estado intentando sin éxito conseguir la carta de crédito que se requiere para que las partes autoricen la entrega, dijeron dos fuentes comerciales y navieras.

No está inmediatamente claro cuáles bancos han negado cartas y si otros refinadores en Estados Unidos enfrentan el mismo problema al negociar con Venezuela.

El portavoz de PBF Energy, Michael Karlovich, declinó confirmar detalles sobre el cargamento. “Consideramos los arreglos comerciales y logísticos como información de negocios confidencial”, dijo.

PDVSA no respondió a una solicitud de información.

El tanquero, que cargó en junio en el terminal caribeño de San Eustaquio donde PDVSA renta tanques de almacenamiento, ha estado esperando por autorización para la entrega desde inicios de julio, según datos de Reuters y cuatro fuentes del mercado.

Los vendedores de crudo con frecuencia solicitan cartas de crédito a los compradores para garantizar el pago de cada cargamento unos 30 días después de la fecha de entrega. Estos documentos son emitidos por instituciones financieras.

El flujo de caja de PDVSA se ha seguido achicando en los últimos años en medio de mayores intercambios de crudo por productos derivados, servicios y préstamos.

Entidades rusas y chinas actualmente toman alrededor de 40 por ciento del total de exportaciones petroleras venezolanas como pago de más de 60.000 millones de dólares en créditos. Esto deja a los refinadores estadounidenses entre los pocos pagadores en efectivo a PDVSA.

La firma Credit Suisse este mes prohibió operaciones que involucren ciertos bonos de deuda venezolanos y ahora está exigiendo que las transacciones con el Gobierno del país socio de la OPEP sean previamente sometidas a revisión por parte de su equipo de riesgo reputacional.

La creciente dificultad de Venezuela para acceder al mercado financiero externo está afectando los pagos de PDVSA a sus tenedores de bonos, así como sus operaciones rutinarias de exportación e importación de petróleo, según las fuentes.

El Karvounis fue fletado por la operadora Trafigura, según los datos de Reuters.

 

7 cifras que desnudan la situación financiera de Pdvsa – El Estimulo – 15 de Agosto 2017

El tiempo extra solicitado por Petróleos de Venezuela a sus tenedores de bonos para presentar sus resultados no podía ser una buena señal. Y así lo demostraron los estados financieros auditados y publicados días atrás por la principal empresa del país.

Con el avance del socialismo introducido durante el gobierno de Hugo Chávez en 2006, Pdvsa, que llegó a ser la tercera empresa en el mundo en capacidad de producción y la cuarta en refinación, exhibe cada año peores resultados, más recientemente acompañados de la caída de los precios del crudo.

En la página web de Pdvsa se pueden encontrar los resultados financieros correspondientes a 2016, que demuestran -con la excepción de la deuda financiera que redujo 6% a $41.976 millones- como los indicadores de la empresa se han venido a menos, incluyendo la producción.

El Interés muestra solo algunas de las cifras que ponen en evidencia las dificultades por la que atraviesa la empresa, cuyas exportaciones generan al Estado el 96% de los ingresos en divisas.

1.- Los ingresos petroleros se ubicaron en $48.002 millones, una caída de 33,5% con respecto a los $72.169 millones del año anterior.

2.- La ganancia neta fue de $828 millones, un derrumbe de 88% en contraste con los $7.345 millones de 2015.

3.- Pdvsa reportó un patrimonio de $87.100 millones al cierre de 2016, una disminución de 4% con respecto a 2015

4.- La producción de petróleo crudo y líquidos de gas natural fue de 2,571 millones de barriles diarios, 10% menos que el año previo.

5.- Del total de producción, 2,189 millones de barriles diarios se destinaron a la exportación, también 10% menos que en 2015. Esto es que Venezuela no solamente recibió menos ingresos por la caída de los precios, sino también por una menor producción.

6.- Al cierre de 2016, Pdvsa debía a sus proveedores $19.824 millones, poco más que los $18.132 millones del año anterior.

7.- La corporación petrolera recibió una subvención del Estado por $5.726 millones (Bs 3.863.962 millones), por la diferencia entre el precio de venta y los costos de producción por venta de productos en Venezuela. De ese total, $3.692 millones corresponden por la venta de gasolina de 91 y 95 octanos y los restantes $2.034 millones a la venta de diésel.

Todo este deterioro afectó incluso los aportes exigidos a Pdvsa por el Estado para financiar el gran gasto social. Así de los ya disminuidos $8.215 en 2015, al año siguiente la contribución cayó a apenas $318 millones.

 

PDVSA roja rojita: registró en 2016 unas pérdidas totales de 10.624 millones de dólares por Antonio de la Cruz – La Patilla/Inter American Trends – 17 de Agosto 2017

1501552185574La semana pasada los inversionistas de los bonos de PDVSA estaban nerviosos con “el retraso” que presentaba la empresa petrolera estatal de Venezuela PDVSA, en la publicación de los estados financieros auditados del año 2016. A tal punto que la compañía Delaware Trust emitió una comunicación a sus clientes tenedores de los bonos PDVSA, alertándolos del curso de acción en el caso de que PDVSA no publicase los estados financieros consolidados, de acuerdo con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), el viernes 11 de agosto.

Ese viernes, al final de la noche, PDVSA terminó con “el retraso” y entregó la información requerida para seguir solvente en le mercado de capitales. La causa esgrimida por la estatal petrolera para “el retraso” fue “el requerimiento de datos y revisiones adicionales, mayormente relacionados con elementos de control..”. Algo asociado con el manejo de los registros de las operaciones financieras de PDVSA. Por lo que los auditores de KPMG hicieron la aclaratoria de cómo trataron el “asunto” en la auditoria de los estados financieros. Un hecho que llama la atención porque recuerda el comentario de Smartmatic en cuanto al manejo del dato por el Consejo Nacional Electoral (CNE), al establecer la cifra de participación en la reciente elección de la Asamblea Constituyente.

La intención de PDVSA es presentar unos resultados positivos en 2016. Muy al contrario de lo que pasó en Exxon, Chevron, y BP -tres de las cinco empresas petroleras más grandes del mundo- ese año. Registraron pérdidas en el negocio de exploración y producción por $4.151 millones, $2.054 millones, y $999 millones respectivamente.
Según la nota 29 de KPMG, PDVSA obtuvo una ganancia neta de $828 millones en 2016. Los auditores señalan que “PDVSA recibió una subvención del Estado venezolano por US$5.726 millones, correspondientes a la diferencia entre los costos de producción y los precios de venta regulados de los combustibles de motor y diesel en el mercado nacional”. Un hecho que revela que PDVSA en el negocio de exploración y producción obtuvo una pérdida de $4.898 millones. Y en el negocio de refinación, PDVSA tuvo otra pérdida de $5.726 millones equivalente al subsidio otorgado por el Estado, como dueño absoluto de la estatal petrolera. Por lo tanto PDVSA registró en 2016 unas pérdidas totales de $10.624 millones. Leer más de esta entrada

Fundación Getulio Vargas: Venezuela el país con peor clima para negocios en Latinoamérica – La Patilla – 17 de Agosto 2017

De los once países analizados, Chile se sitúa en el noveno lugar, con 46,4 puntos, décimo Ecuador (41,4 puntos) y último Venezuela (0 puntos).

El clima para los negocios en América Latina volvió a empeorar en junio tras haber subido en abril, cuando alcanzó su mejor nivel en dos años, informó la semana pasada el centro privado de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil.

De los once países analizados, Chile se sitúa en el noveno lugar, con 46,4 puntos, solo superando a Ecuador (41,4 puntos) y Venezuela (0 puntos), reseña el diario Estrategia

El llamado índice de clima económico (ICE) de América Latina, que había subido desde 69,4 puntos en enero hasta 77,9 en abril, bajó en junio hasta 72,5 puntos, según el sondeo realizado trimestralmente por la FGV en asociación con el Instituto de Estudios Económicos de la Universidad de Múnich y que el mes pasado consultó a 126 especialistas de 17 países de la región.

En abril, cuando se constató una ligera recuperación de la economía en la región, el índice alcanzó su mayor nivel desde los 75 puntos que obtuvo en enero de 2015, antes de que América Latina fuera afectada por la grave recesión que Brasil vivió en los dos últimos años.

El índice de junio de este año está 17 puntos por debajo del promedio en los últimos diez años (89,9 puntos), lo que refleja el actual pesimismo de los especialistas con respecto a la economía de la región.

De acuerdo con la FGV, el empeoramiento del clima para los negocios en América Latina en junio fue provocado por el deterioro tanto de la valoración de los especialistas sobre la actual coyuntura como de las expectativas para los próximos seis meses.

El Índice de Situación Actual (ISA), que había subido desde 36,2 puntos en enero hasta 39,6 en abril, cayó en junio a 37,4 puntos, en tanto que el Índice de Expectativas (IE), que había saltado desde 110,6 puntos en enero hasta 126,8 en abril, bajó a mitad de este año hasta 116,5 puntos.

De acuerdo con los especialistas de la Fundación, la región fue afectada principalmente por el pesimismo para la economía de Brasil, la mayor de la región y en donde el clima para los negocios se desplomó veinte puntos, desde 79 puntos en abril hasta 59 puntos en junio.

En contrapartida, el clima para los negocios en el mundo en general se mantuvo estable entre abril y junio, con una mejoría en los países de alta renta y una ligera caída en las economías emergentes y en países en desarrollo.

“Hay que destacar que el empeoramiento en América Latina se produjo en un escenario externo favorable, con el precio de las materias primas en alza y crecimiento del comercio mundial”, destacó la FGV en su comunicado.

Para el centro de estudios, lo que afectó a América Latina fueron “principalmente problemas domésticos económicos y políticos, como la incertidumbre sobre las elecciones en Chile y Argentina, el empeoramiento de la calificación de Brasil y Chile por parte de las agencias medidoras de riego, los escándalos de corrupción en Brasil y Perú, y el bajo crecimiento económico generalizado en la región”.

Pese a que el clima de los negocios en América Latina venía mejorando gradualmente desde enero de 2016 con algunas oscilaciones, aún no consiguió regresar a la zona considerada como favorable (por encima de 100 puntos) en la que se mantuvo durante la primera década del siglo XXI y en el período del boom de las materias primas.

Puntaje por país

Por países, Paraguay se mantuvo como el país mejor evaluado pese a que su índice cayó desde 132,8 puntos en abril hasta 121,3 en junio; seguido por Uruguay (118,7 puntos) y Argentina (101,6 puntos), los tres en la llamada zona favorable de evaluación.

México ascendió al cuarto lugar con una subida de su índice desde 71,6 puntos en abril hasta 90,1 puntos en junio; Colombia cayó al quinto (desde 98,4 puntos en abril hasta 83,7 puntos en junio) y Bolivia, ahora en sexto, registró la mayor recuperación (desde 62,5 puntos en abril hasta 82,6 puntos en junio).

Enseguida se ubicaron Perú (71,3 puntos), Brasil (59,0 puntos), Chile (46,4 puntos) y Ecuador (41,4 puntos), y en último se mantuvo Venezuela (0 puntos).

 

Estado de Florida prohíbe negocios con grupos que apoyen al régimen de Maduro – La Patilla – 16 de Agosto 2017

Los miembros de la Junta de Administración del estado de Florida (SBA) de Estados Unidos aprobaron hoy por unanimidad una propuesta del gobernador Rick Scott para prohibir que el estado haga negocios con grupos que apoyen al Gobierno de Venezuela, que “brutalmente sigue oprimiendo a su pueblo”.

En un comunicado, Scott se declaró “orgulloso” de la aprobación de su propuesta contra “la diabólica dictadura” de Nicolás Maduro, porque -dijo- es “un gran paso en la dirección correcta” y garantiza que ese régimen no sacará provecho de inversiones del estado.

“He escuchado información de primera mano de tantas familias que han resultado dañadas por la brutalidad perpetrada por Maduro y su banda de matones”, señaló Scott.

“Mientras Maduro continúa sin prestar atención a la voluntad del pueblo y refuerza su dictadura con su asamblea (Constituyente)”, Florida sigue firme apoyando la demanda de libertad y democracia ahora del pueblo venezolano”.

A juicio de Scott, se debe seguir haciendo todo lo posible por apoyar esas demandas en Venezuela y en Latinoamérica en general.

El gobernador se declaró dispuesto a trabajar con el Legislativo estatal para, en la próxima legislatura, “fortalecer la oposición de Florida a la opresión de Maduro”.

Entre las medidas estipuladas, la SBA prohíbe cualquier tipo de inversión en valores o títulos emitidos por el Gobierno de Venezuela y en las compañías en las que este sea mayoritario.

Queda además “completamente prohibido” la participación en cualquier “voto o resolución que defienda o apoye al régimen de Maduro”.

Finalmente, prohíbe “hacer negocios con cualquier institución financiera o compañía estadounidense que directamente, o través de una subsidiaria, y en violación de la ley federal, haga préstamos, extienda crédito, avance fondos o compre o comercialice bienes o servicios con el Gobierno venezolano”.

Goldman Sachs en nueva controversia por los bonos de hambre de Venezuela por Jonathan Levin en Bloomberg – La Patilla – 14 de Agosto 2017

636316981022463125.jpgLa firma de inversiones estadounidense Goldman Sachs compró 2.800 millones de dólares en bonos al banco central de Venezuela la semana pasada, una transacción que generó las críticas de la oposición del Gobierno de Nicolás Maduro, según informó el The Wall Street Journal. En Florida los políticos se enfrentan por Venezuela, lo cual pone nervioso a Goldman Sachs Group Inc. en Nueva York.

Aproximadamente una semana después de que el gobernador Rick Scott declarara el 10 de julio que quería que su Gobierno cortara relaciones con las empresas que hacen negocios con el régimen de Nicolás Maduro, Goldman despachó enviados al estado. Luego Scott hizo una propuesta que sus detractores calificaron de diluida, la cual, según dijeron, le deja a Goldman margen de maniobra para seguir gestionando dinero para Florida.

Los demócratas acusaron al gobernador republicano de dar marcha atrás, y José Javier Rodríguez, senador estatal, dio a conocer un proyecto de ley para prohibir al estado invertir en toda institución financiera que “tenga cualquier tipo de fondos o que compre o negocie cualquier tipo de productos o servicios con el Gobierno de Venezuela”. Rodríguez destacó a Goldman e instó a Florida a “iniciar una desinversión”.

Venezuela tiene más petróleo que cualquier otro lugar de la Tierra, y sin embargo no puede proporcionar alimentos y servicios básicos a sus ciudadanos. Bloomberg QuickTake examina cómo la pobre economía de Venezuela y un líder cada vez más autoritario la han convertido en el barril de polvos de América Latina. (Video de Henry Baker) (Fuente: Bloomberg)

Para Goldman, el enfrentamiento podría evocar recuerdos de la indignación que se desató cuando este año se reveló que había comprado US$2.800 millones de bonos emitidos por la compañía petrolera estatal de Venezuela. El fuego se avivó el jueves cuando Credit Suisse Group AG prohibió a sus operadores comprar o vender los llamados “bonos del hambre”, así como una nota que emitió el Gobierno.

“Queremos asegurar que Credit Suisse no proporciona los medios para que se violen los derechos humanos de la población venezolana”, dijo el banco de Zúrich en una circular a sus empleados. También prohibió los negocios con entidades venezolanas.

Goldman fue blanco de críticas por comprar los valores a un precio muy barato, cuyo apodo deriva de la escasez de alimentos que padece el país en crisis. El banco ha dicho que adquirió los bonos para clientes de gestión de activos a través de una firma corredora y que no canalizó el dinero de forma directa al Gobierno de Maduro. Goldman dijo el jueves en una declaración que no apoya al régimen” y que no hará negocios con éste.

Castro y Chávez

El banco es consciente de que ha “desatado una tormenta de relaciones públicas y de que la forma de gestionarla es una conciliación con los políticos de Florida”, dijo Sean Foreman, un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Barry en Miami. Agregó que la posición que adoptan muchos políticos de Florida es inteligente. “La gente está indignada ante los capitalistas estadounidenses que ganan dinero con la miseria de uno de nuestros países vecinos”.

Todo eso tiene particular resonancia en Florida, donde se han establecido decenas de miles de inmigrantes venezolanos. El estado también alberga una gran comunidad de exiliados cubanos, que se sienten almas gemelas tras haber vivido la inmersión de su país de origen en el autoritarismo y presenciar cómo los hermanos Castro forjaban estrechas alianzas con Maduro y su mentor y predecesor, Hugo Chávez.

Políticos de Florida de todas las orientaciones se han posicionado con fuerza contra Maduro. Entre ellos se cuenta el senador republicano Marco Rubio, el ex candidato presidencial que presionó a favor de las sanciones que EE.UU. ha impuesto a ex funcionarios e integrantes actuales del Gobierno venezolano.

Por su parte, el gobernador Scott ha hecho apariciones en actos de oposición a Maduro y ha exigido la renuncia del líder venezolano “y de los matones cubanos que lo ayudan”

 

A %d blogueros les gusta esto: