Edward Rodríguez, Jefe de Prensa de Juan Guaidó
Edward Rodríguez, Jefe de Prensa de Juan Guaidó

El periodista Edward Rodríguez, Jefe de prensa de la Presidencia Encargada de Venezuela, denunció las amenazas que recibió por parte del número dos del chavismo, Diosado Cabello, quien quiso intimidarlo con el uso de las fuerzas del estado, al tiempo que lo acusó de haber montado “fake news” el pasado sábado, cuando un grupo de colectivos armados apuntaron al mandatario interino del país, Juan Guaidó y arremetieron contra un grupo importante de simpatizantes opositores.

“Se dice por ahí que alias Cabezón (refiriéndose a Edward Rodríguez Jiménez) está montando otro teatro para el próximo 10 de marzo de 2020, aviso a los organismos de seguridad, alias Cabezón experto en sembrar ‘fake news’, falsos positivos, pendientes, no digan que no lo dije” amenazó Cabello en su programa Con el mazo dando, transmitido por la televisora estatal VTV.

La oposición está convocada a una nueva movilización, como parte de las acciones de calle en rechazo al régimen de Maduro.

“La comunidad, los colegas reporteros y el mundo, saben la verdad de lo ocurrido en Barquisimeto(ciudad al centro-occidente del país) y el ataque contra el presidente Juan Guaidó y sus equipos”, manifestó el director de Comunicaciones de la Asamblea Nacional y la presidencia interina a través de su cuenta en la red social Twitter.

Diosdado Cabello habló sobre el intento de asesinato de Juan Guaidó

Diosdado Cabello habló sobre el intento de asesinato de Juan Guaidó

El periodista resaltó que el mundo ha tomado nota de la violencia generada por el régimen de Nicolas Maduro, “de la amenaza en contra de nuestra integridad y de la de nuestras familias”. Esto, a propósito de las acusaciones del también presiente de la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente.

“Informar cabalmente no es delito. Es mi obligación. Soy periodista”resaltó Rodríguez.

Además, agradeció las muestras de solidaridad y apoyo de los profesionales de la comunicación, y de gremios e instituciones nacionales e internacionales según reportó el medio local El Nacional.

El gremio periodístico, el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, la Comisión de Medios del Parlamento y organizaciones no gubernamentales condenaron las amenazas realizada por Cabello durante su programa. También manifestaron su solidaridad con Rodríguez y responsabilizaron al régimen de su integridad y la de su familia.

Calificaron esta acción como una violación de los derechos humanosdel director de Comunicaciones de Guaidó. Recordaron, además, que el periodista cuenta con una medida de protección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Medios de Comunicación en la Asamblea Nacional de Venezuela

Medios de Comunicación en la Asamblea Nacional de Venezuela

Para el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, este intento del dirigente chavista de “desacreditar y exponer” a Rodríguez, tiene la intención de “inhibir el trabajo de reporteros que, como el sábado en Barquisimeto, documentan y visibilizan la acción criminal de grupos oficialistas”.

“Un fake news es una noticia falsa y de lo ocurrido en Barquisimeto no hay no una sino decenas de fotografías y videos que evidencian el ataque armado, los golpes, los robos y los daños materiales contra quienes se encontraban en el acto convocado por Juan Guaidó”, agregó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

La Comisión de Medios, por su parte, llamó a los organismos internacionales a cuidar y defender a comunicado, quien hoy, resaltó, es“perseguido por ejercer su derecho al trabajo, a acudir a la fuente y difundir la información”.

El TSJ en el exilio, además, advirtió que estas amenazas proferidas por Cabello violentan el libre desenvolvimiento de su profesión y pone en riesgo su libertad e integridad física. “La justicia internacional conoce esta acción criminal”, enfatizó.

Tanto el SNTP como la instancia legislativa rechazaron estas prácticas del chavismo que, para ellos, pretende afectar el libre ejercicio de todos los periodistas. Y se solidarizaron con los equipos reporteriles que también resultaron agredidos el 29 de febrero, reportó El Nacional.