elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Deuda

Elliott Abrams dice que Rusia y China ya no dan armas ni dinero a Maduro porque se lo roba por Daniel Gómez – ALnavío – 20 de Diciembre 2019

Elliott Abrams, enviado especial para Venezuela de Donald Trump, dice que Rusia y China “son conscientes de cómo Maduro y su régimen están destruyendo la economía venezolana”. Por eso en 2019 no ha habido ni préstamos ni ventas de armas a Venezuela.

Elliott Abrams: Rusia y China saben que Maduro está destruyendo la economía / Foto: Secretaría de Estado
Elliott Abrams: Rusia y China saben que Maduro está destruyendo la economía / Foto: Secretaría de Estado

“Sorprendentemente, parece que no están listos para darle ni un centavo, porque saben que será robado, malgastado. Creo que saben que el régimen se irá”, declaró este viernes en Washington, Elliott Abrams, enviado especial para Venezuela del presidente de Estados UnidosDonald Trump.

El diplomático asegura que en el último año ni Rusia ni China le han dado armas o dinero al régimen chavista. “Si tomas el 2019 o los últimos seis meses no hubo información de nuevas armas rusas o chinas. Nicolás Maduro fue a Moscú en septiembre, si miras el comunicado y lo que informan los medios, desde entonces no hay novedades de inversiones y préstamos”.

Como dijo Abrams, y reseñó el diario ALnavío en su momento, en la visita de Maduro a Rusia sólo hubo palabras de apoyo del presidente Vladímir Putin. En más de una ocasión el Kremlin negó que hubiera concedido préstamos al régimen. De hecho, recordó que Maduro fue a Moscú a pagar y que todavía le quedan 3.000 millones de dólares de deuda.

Por su parte, China ha sido un país comedido en sus muestras de apoyo a Maduro. Además, los gestos han sido significativos, como la retirada del gigante petrolero CNPC cuando el gobierno de Trump firmó un nuevo paquete de sanciones contra el régimen.

“Son conscientes de cómo Maduro y su régimen están destruyendo la economía venezolana”, dijo Abrams.

En la rueda de prensa también se refirió a la estrategia de EEUU. Dice que continuarán con la presión y las sanciones. “Los venezolanos quieren a su país de vuelta”.

Se refirió también a la próxima fecha electoral. Las elecciones parlamentarias de 2020, las cuales ganarían con facilidad la oposición y Juan Guaidó. “Cualquier encuesta dice lo hace obvio: la oposición ganará si [las elecciones] son libres”, dijo.

Abrams denunció que Maduro ha tratado de manipular el reparto de fuerzas y debilitar a la oposición de cara al 5 de enero, cuando la Asamblea Nacional decidirá quién es su próximo presidente: todo apunta a que será Guaidó.

“El régimen está usando una combinación de amenazas, arrestos y sobornos de hasta 500.000 dólares por voto para frenar la reelección de Juan Guaidó”, dijo. “Creo que, hoy, Guaidó tiene los votos para ser reelegido”.

Curioso que Abrams elabore este discurso sobre Rusia y China luego de la reunión que sostuvieran hace unos días el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el canciller Serguéi Lavrov, en Washington.

Acreedores subastaron petróleo de Pdvsa en Curazao para cobrarse deudas – La Patilla – 14 de Diciembre 2019

Acreedores llevaron a cabo una inusual subasta de crudo venezolano ordenada por un tribunal en Curazao, donde la compañía petrolera nacional de Venezuela, Pdvsa, generalmente logra resolver los reclamos relacionados con la deuda de sus activos.

En este caso, no se pudo llegar a un acuerdo con los acreedores, y la subasta se llevó a cabo el 11 de diciembre en el bufete de abogados  Ox and Wolf en Willemstad

El caso fue iniciado por cuatro compañías navieras de Curazao, y luego se unieron compañías griegas y británicas, dijo a Argus un abogado de los demandantes .

El crudo se vendió por 12 millones de florines antillanos neerlandeses (USD 6,7 millones), lo que equivale a un valor de 33 USD por barril, muy por debajo del precio de mercado. El petróleo subastado incluye 199.882 barriles de crudo venezolano Santa Barbara 42° API y 3.420 barriles del crudo Tia Juan Heavy 11,2° API , según el aviso legal de la subasta.

El crudo se almacena actualmente en la terminal de Bullen Bay, después de que un tribunal local ordenó su descarga del Aframax Icaro , con bandera de Panamá , uno de los petroleros que recientemente se agregó a una creciente lista de sanciones de Estados Unidos dirigida al gobierno venezolano. El comprador crudo no pudo ser confirmado por Argus.

Se suponía que la subasta tuvo lugar a las 11 a.m. hora local (10 a.m. ET) el 11 de diciembre, pero el proceso se pospuso hasta las 4 p.m. cuando otro acreedor intentó sin éxito intervenir con un reclamo por separado reseña Argus.

En los últimos años, el petróleo y los buques petroleros de Pdvsa han estado sujetos a frecuentes incautaciones relacionadas con deudas en el Caribe holandés, donde el umbral legal para gravámenes es más bajo que en otras jurisdicciones. Pero la compañía a menudo ha resuelto los casos. El propio Icaro ha sido el objetivo en al menos una ocasión anterior .

La refinería Isla, filial de Pdvsa en Curazao declinó hacer comentarios sobre la subasta.

El golpe legal a Pdvsa coincide con el caos económico en la isla, donde la compañía venezolana actualmente está negociando un acuerdo de corto plazo con el gobierno local para continuar operando la refinería Isla de 335.000 b / d de capacidad y la terminal de Bullen Bay que ha alquilado durante décadas. El arrendamiento operativo actual de Pdvsa para los activos vence a fines de diciembre, dejando los empleos locales en el limbo a menos que se llegue a un nuevo acuerdo. “Pdvsa está de espaldas a la pared”, dijo a Argus un funcionario de Curazao .

El caos se suma al cierre de esta semana del GiroBank de Curazao, donde Pdvsa tiene sus depósitos. El colapso bancario, que se atribuye a años de mala gestión, ha sembrado el pánico en la isla, además de las preocupaciones por el posible cierre de la refinería.

Curazao ha estado luchando para romper los lazos económicos con Pdvsa, que siempre ha contado con la terminal Bullen Bay de aguas profundas para facilitar las exportaciones. Las instalaciones de la isla son parte de la red logística más amplia de la compañía en el Caribe holandés que ahora está en gran parte inactiva debido a los problemas financieros sustanciales de Pdvsa, que atribuye a las sanciones de Estados Unidos.

Curazao está temporalmente exento de las sanciones de los Estados Unidos para continuar trabajando con Pdvsa hasta que otro operador de la refinería esté en línea. Las conversaciones del gobierno curazoleño con el refinador y comerciante alemán Klesch hasta ahora no han logrado un acuerdo.

La política exterior de Curazao está controlada por los Países Bajos, un miembro de la UE que no reconoce al presidente venezolano Nicolás Maduro.

Luis Vicente León: No logro entender la lógica racional de mis amigos que controlan la oposición por Virginia Montilla – Globovision – 12 de Diciembre 2019

download.jpgLeón se muestra molesto y no comprende a sus “amigos” de la oposición quienes han mostrado su rechazo al proyecto de nuevo endeudamiento de Venezuela con la CAF por $350 millones para “solucionar la emergencia eléctrica” del Estado Zulia y áreas adyacentes.

Este proyecto está promovido por una organización llamada grupo de Boston, la cual ha estado desde su creación en 2002 bastante cerca del régimen chavista/madurista y por el partido UN NUEVO TIEMPO, en especial por sus representantes Manuel Rosales y Enrique Márquez.

Según León la oposición rechaza este proyecto “humanitario” porque su aprobación significaría el reconocimiento de que Maduro controla el país, lo cual – dice León – es “una vaina obvia”. Es decir, hay que aceptar tal hecho, validándolo desde la oposición, la cual ha dicho en todos los idiomas que Nicolás Maduro es un gobernante ilegítimo y un usurpador.

Quisiéramos explicarle a León las razones por las cuales hay oposición a este proyecto “humanitario”, no solamente la razón política que el menciona y trata un tanto deportivamente de rebatir.

RAZONES HISTÓRICAS PARA RECHAZAR EL PROYECTO

¿Por qué hay rechazo a comprometer una nueva deuda con la CAF para el sector eléctrico? Porque desde 2010 hasta hoy la CAF y el BID le han inyectado a Corpoelec y PDVSA más de $6000 millones al sector eléctrico y el resultado, como puede verse, ha sido catastrófico. Hoy en día el sector eléctrico es un caos ya que Corpoelec y PDVSA han sido manejados por una pandilla de incompetentes y ladrones. Solamente para la represa de Tacoma se han dado a estos delincuentes unos $3000 millones. Esa represa debería haber estado lista en 2011 pero todavía no lo está y su costo es ya de unos $6000 millones, según nos informa Víctor Poleo. Agrega Poleo que el costo de oportunidad, debido al retraso de ocho años, ya va por los $16000 millones. Un escándalo. Los contratistas de esa obra, Odebrecht y Pescarmona se encuentran en la cárcel o bajo juicio en sus respectivos países.

Sr. León: la primera vez que usted es engañado la culpa es de quien lo engaña. La segunda, tercera y cuarta vez la culpa es suya.

RAZONES GERENCIALES PARA RECHAZAR EL PROYECTO

Los promotores del proyecto argumentan que esta vez el proyecto será manejado por entes externos, PNUD y CAF. Eso no es cierto. Es imposible, como bien apunta en https://elpitazo.net/opinion/una-mirada-tecnica-al-credito-caf-pnud/ el economista Omar Zambrano, que Corpoelec no esté íntimamente involucrado en la ejecución de este proyecto. Dice Zambrano textualmente: “El Pnud, y muchas de las agencias de la ONU, con frecuencia actúan como órganos alternos de administración de proyectos en países en desarrollo. Su rol es, fundamentalmente, “prestar” sus sistemas y reglamentos para hacer una adecuada administración de contratos de compras de bienes, servicios y suministros. Es decir, la agencia de Naciones Unidas “presta” sus sistemas y sus estándares para que actúen como un cerco fiduciario para la adquisición de bienes, consultorías, licitaciones de obras, compras de maquinaria. Pero, ojo, esto no quiere decir que el Pnud será quién ejecute ese gasto, el ejecutor será el Gobierno venezolano a través de sus autoridades eléctricas. Es decir, el gasto se hará con estándares de una agencia internacional, lo cual es positivo, pero quien decide en qué gastar será el Estado venezolano. El Pnud no se convertirá, ni tiene por qué hacerlo, en un ente sustituto de las autoridades eléctricas venezolanas”. Por lo que se refiere a la supervisión financiera, ¿que podemos esperar de una futura supervisión cuando los préstamos anteriores supervisados por la CAF han tenido tan pobre calidad de ejecución, sin que el organismo haya perdido su apetito por seguir prestándole dinero a Corpoelec/Chávez/Maduro?
Permitir que Corpoelec siga manejando dinero, equipos, instalación y operaciones es suicida. De nuevo, la primera vez somos engañados, las siguientes veces nos quereos engañar a nosotros mismos, Einstein nos lo advirtió: La locura es querer hacer lo mismo una y otra vez esperando resultados diferentes.

RAZONES FINANCIERAS PARA RECHAZAR EL PROYECTO

No importa cómo se trate de vender este proyecto la nueva deuda de $350 millones caerá en cabeza de una Venezuela en ruinas. Resultaría insensato aprobar un nuevo endeudamiento que tendría que ser pagado por un país arruinado para atender una emergencia que podría ser solucionada de otra manera menos onerosa, si la empresa operadora Corpoelec fuese mejor gerenciada y no fuera corrupta, como lo es. Tradicionalmente el endeudamiento ha sido utilizado por Chávez y Maduro para robarse parte del dinero, a ser repartido entre los civiles y militares involucrados con el régimen. Esta atmósfera de corrupción es hoy más fuerte que nunca, por lo cual no puede existir la base de confianza que sería indispensable para aprobar tal nuevo endeudamiento. El economista Zambrano nos dice, en su escrito arriba citado: “Un préstamo con garantía soberana puede ser solicitado por el único con capacidad para solicitarlo: El Ministerio de Finanzas de la República Bolivariana de Venezuela. Esto no es una operación solicitada por el Grupo de Boston, ni la AN, es una operación del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela… la naturaleza de esta operación es la de crédito multilateral con todas las de la Ley, es decir, un préstamo cobrado a las tasas y plazos de los préstamos con garantía soberana de CAF, cuyos compromisos de pago de principal e intereses deberán ser asumidos por la República. Justo es decir que no hay nada particularmente “humanitario” en las condiciones del préstamo, como veladamente se ha querido transmitir. Que Venezuela, una nación en default financiero, con un problema extremo de sobreendeudamiento, contrate más deuda es, por decir lo menos, problemático…. sorprende que se quiera discutir sin tener la más mínima información sobre el impacto de esta deuda en la sostenibilidad fiscal futura” En otras palabras, este es un préstamo con todas las cargas financieras y compromisos de un préstamo, no es una operación “humanitaria”, como tratan de venderla sus promotores.

RAZONES TÉCNICAS PARA RECHAZAR EL PROYECTO

En esta materia diversos expertos del sector eléctrico como Miguel Lara, Víctor Poleo y José Aguilar han expresado dudas sobre si la adquisición de nuevas plantas generadoras representa la mejor solución técnica, habida cuenta de la gran cantidad de equipos ya existentes en la zona que podrían ser reparados y puestos en servicio a un costo mucho menor. La Memoria Descriptiva del proyecto fue presentada por Manuel Rosales en Octubre de este año, ver: https://www.slideshare.net/anmon12/sistema-electrico-del-estado-zulia-emergencia-humanitaria-vf-copy, en el cual se dice: “Se propone instalar 500 MW aproximadamente para lograr la estabilización del sistema eléctrico del estado Zulia. Para ello se presenta la instalación en la bahía de Planta Ramón Laguna una Planta de Generación Eléctrica Flotante con capacidad de Generación de 250 MW ISO. Y 06 Unidades de Generación Eléctrica de Respuesta Rápida de 42 MW ISO. Para un total de 500 MW. Esta propuesta viene presentada (sic) con la ubicación de los equipos de generación eléctrica en Planta Ramón Laguna y en Planta Rafael Urdaneta”.
En esa misma Memoria se enumeran los requerimientos de gas natural y diésel para alimentar las plantas, lo cual es la responsabilidad de PDVSA. ¿Tiene esta empresa, en su situación operacional y financiera actual los recursos para garantizar la operación?

RAZONES POLÍTICAS PARA RECHAZAR EL PROYECTO

León menciona un aspecto de las razones políticas que ha utilizado la oposición para adversar el proyecto y, a fin de desvirtuarlas, dice que es necesario aceptar que Maduro es quien tiene el gobierno en sus manos. Este es un hecho cierto en gran medida pero toda la razón de ser de la oposición se basa en el desconocimiento de ese gobierno, por su ilegitimidad de origen y de comportamiento. Que Maduro tenga el apoyo de los traidores de la Fuerza Armada y que usurpe la presidencia del país no puede ser la razón para que la oposición se baje los pantalones, como recomienda León, y reconozca a Maduro como el verdadero gobierno, a fin de colaborar con ese régimen dictatorial, corrupto y cruel, ya que eso es lo que resultaríade la aprobación de este proyecto. Esta tesis de León es la misma de Claudio Fermín, Henri Falcón, Timoteo Zambrano, Enrique Ochoa Antich y otros venezolanos, así como de José Luis Rodríguez Zapatero. Fue la misma tesis que hizo posible el gobierno de Vichy, en Francia, durante la segunda guerra mundial.

Por lo tanto, no comprendo la razón por la cual León no comprende el rechazo de la oposición genuina al proyecto “humanitario” promovido por cierta oposición no tan genuina.

Junta ad hoc de Citgo presentó balance de gestión de los últimos nueve meses – El Nacional – 7 de Diciembre 2019

Entre los logros destacados de la filial está la extensión de la Licencia 5 del Bono Pdvsa 2020 por parte del Departamento del Tesoro para impedir que los acreedores tomen el control de la filial por el impago de la deuda

Balance

En el informe, la filial de Pdvsa destacó entre los logros de la recuperación de la petrolera, el mantenimiento a las refinerías de Lake Charlee, Lemont y Corpus Christi. Estas dos últimas, aumentaron su capacidad en 20.000 barriles de petróleo diario.

Asimismo, durante el tercer trimestre, las tres refinerías presentaron un incremento de utilización de 94% y la capacidad de la petrolera para exportar productos terminados aumentó 36%.

«En los primeros nueve meses del año, la compañía registró beneficios, siendo rentable en un año adverso para las refinerías del golfo de Estados Unidos. Además, se logró refinanciar con éxito 70% del total de la deuda de sus entidades», acotó la compañía en su informe.

Citgo también acotó en su balance que logró renovar por un año más la licencia de operación en Estados Unidos de la Fundación Simón Bolívar. Mediante esta, y con la colaboración de distintas ONG, se ha tratado la crisis humanitaria que azota a Venezuela.

Entre los logros más destacados de la petrolera, está la protección otorgada por el Departamento del Tesoro, que modificó la Licencia 5 del Bono Pdvsa 2020, para evitar que los tenedores pudieran tomar control por el impago de la deuda.

La oposición de Venezuela llegó a un acuerdo temporal con acreedores de PDVSA en Estados Unidos para proteger a Citgo – Infobae – 20 de Noviembre 2019

Desde febrero, la filial estadounidense de la petrolera estatal venezolana está dirigida por una junta designada por Juan Guaidó, a quien el gobierno de Trump entregó el control de la compañía tras ser proclamado presidente interino. La empresa es vista como un “motor” económico para una eventual Venezuela post Maduro

La sede de Citgo en Houston, Texas (REUTERS/Loren Elliott/archivo)
La sede de Citgo en Houston, Texas (REUTERS/Loren Elliott/archivo)

La oposición venezolana llegó a un acuerdo temporal en Estados Unidos con los acreedores de un bono de la petrolera estatal PDVSA para proteger Citgo, la filial estadounidense de la compañía con sede en Caracas, que es garantía de la deuda.

La junta de PDVSA designada por la Asamblea Nacional de Venezuela, en manos de la oposición, demandó ante un tribunal del Distrito Sur de Nueva York a los grupos financieros MUFG Union Bank y Glas Americas por considerar que los títulos son inválidos.

Las partes informaron a la jueza que lleva el caso, Katherine Polk Failla, que llegaron a “un acuerdo” y establecieron un calendario que se extiende hasta el 5 de mayo de 2020, según documentos judiciales.

Este acuerdo de indulgencia por mora –por un bono que expiraba a finales de octubre- fue archivado por la Corte el 15 de noviembre pasado.

Desde febrero, Citgo está dirigida por una junta designada por el líder opositor Juan Guaidó, a quien el gobierno de Donald Trump entregó el control de la compañía después de que fuera proclamado presidente interino.

Guaidó es reconocido por más de 50 países que consideran que hubo irregularidades en las elecciones de 2018 en las que Nicolás Maduro ganó un segundo mandato, que comenzó en enero de este año.

El martes, el Parlamento de Venezuela autorizó el uso de 3,5 millones de dólares para la defensa de casos en el exterior.

 

Un caso “muy sólido”

En octubre, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió una orden que impide que los acreedores de Venezuela tomen control de Citgo.

Esta protección del gobierno estadounidense -que se extiende hasta el 22 de enero- se emitió ante la inminente expiración de un pago por 913 millones de dólares.

Russ Dallen, experto de la firma Caracas Capital Markets, con sede en Miami, dijo a la AFP que esto implica que ni el fidecomisario ni el agente colateral van a incautar el 50,1% de las acciones de Citgo que fueron puestas como garantía.

“Durante seis meses Citgo está libre de los acreedores del bono 2020 de PDVSA”, indicó Dallen.

La empresa, una refinadora y comercializadora de combustible clave para PDVSA antes de que Washington le impusiera severas sanciones a la petrolera estatal en enero, es vista por la oposición como un “motor” económico para una eventual Venezuela post Maduro.

Para Dallen los acreedores pese a que los activos están bloqueados temporalmente por la orden del gobierno- tienen un caso “muy sólido” y tienen una “sólida reivindicación sobre los activos”.

“Muchos de los tenedores de bonos que tienen el bono 2020 de PDVSA también tienen otros bonos de Venezuela y de PDVSA, esta no es su única exposición, pero es la única que pueden esperar razonablemente que se les pague”, agregó el experto.

Gobierno Legítimo alcanza nuevo acuerdo para proteger CITGO – Centro de Comunicación Nacional – 20 de Noviembre 2019

El pasado viernes 15 de noviembre de 2019 las autoridades de la Junta Administradora Ad-hoc de Petróleos de Venezuela, S.A., alcanzaron un acuerdo con los principales tenedores del Bono PDVSA 2020, agrupados en el MUFG Union Bank y en la agencia de representación financiera Glas Américas. Este convenio implica la elaboración de un cronograma, de aproximadamente 6 meses, durante los cuales los titulares de esos papeles se comprometen a no reclamar ni avanzar en la toma de las acciones de CITGO, mientras se avanza en el juicio de nulidad de los Bonos 2020. Un nuevo avance en la protección del principal activo de los venezolanos por parte del Gobierno Legítimo.

El acuerdo alcanzado por las partes fue presentado a la jueza Katherine Polk Failla, del juzgado del Distrito Sur de Nueva York; instancia donde reposa una demanda de nulidad contra el Bono PDVSA 2020 introducida por el Gobierno Legítimo de Venezuela con base en el cuestionamiento que hizo la Asamblea Nacional sobre la ilegalidad de estos papeles, al estar respaldados en acciones de CITGO -un activo de interés público nacional- sin previa aprobación del Parlamento.

El Gobierno Legítimo de Venezuela ha insistido en la consecución de una solución ordenada y negociada con los tenedores del Bono PDVSA 2020, que tome en cuenta las objeciones de la Asamblea Nacional y la Emergencia Humanitaria Compleja que vive el país. En consonancia con esto se logró el mencionado acuerdo con los tenedores de bonos. Esta acción representa una victoria para la Junta Administradora Ad-hoc de PDVSA y para el Gobierno Legítimo en la lucha por la defensa de CITGO y de todos los activos del pueblo venezolano.

Por último, el Gobierno Legítimo de Venezuela ratifica su voluntad de reconciliar esta y todas las reclamaciones heredadas de los regímenes de Chávez y de Maduro, sin perjuicio de su derecho a analizar, caso por caso, aquellas que puedan ser catalogadas como dudosas, de acuerdo con los lineamientos para la negociación de la deuda, aprobados por la Asamblea Nacional el 1° de julio de 2019.

Deudas de Pdvsa con bonistas y proveedores suman 69.500 millones de dólares – La Patilla – 22 de Octubre 2019

Las cuentas por cobrar de Petróleos de Venezuela, además de la carga de emisión de títulos como los bonos 2020, representan 65% de la deuda que tiene pendiente la empresa, de acuerdo con el análisis que hace Adriana Lira, de Econométrica.

Los títulos valores representan 40,3% del total, dice la especialista, de acuerdo con una publicación de Petroguía.

Pdvsa tiene una sanción impuesta por el gobierno de Estados Unidos que le impide exportar crudo y combustibles, así como importar refinados desde ese país. De acuerdo con Lira, esta medida ha perjudicado el nivel de extracción de crudo.

“La producción de petróleo de Venezuela cayó a volúmenes que no se veían desde los años cincuenta”, dijo la consultora de Econométrica. “Para el cuarto trimestre de 2019, la caída de las exportaciones podría ubicarse en 39,5%, y este sería el descenso más grande en términos interanuales, debido a la nueva orden ejecutiva impuesta a inicios de agosto de este año que hizo que las exportaciones entre Estados Unidos y Venezuela se redujeran a sus mínimos; mientras que China, India y Singapur se convirtieron en los nuevos aliados de Venezuela para poder exportar el crudo”, añadió.

Considera la economista que con los precios actuales lo que genera la exportación de Pdvsa son 44.600 millones de dólares. Para poder estar a nivel de lo que ingresó al país en uno de los años de mayor bonanza (2012), el precio del barril debería rondar los 290 dólares por unidad.

“Inversionistas de oposición presionan a Guaidó para que pague bono PDVSA 2020” por Liliana Cadena / Andrés Rojas Jiménez – Entorno Inteligente – 19 de Octubre 2019

_Inversionistas_de_oposici__n_presionan_a_Guaid___para_que_pague_PDVSA_2020___Guaido__venezuela.jpg“Si Citgo se pierde no será por culpa de Juan Guiadó, pero en mi opinión ciertamente sería una derrota política colosal para la oposición venezolana”, advirtió el economista Miguel Angel Santos, investigador del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, quien señala que urge una orden ejecutiva del gobierno de Donald Trump, con el fin de proteger los activos de PDVSA en Estados Unidos y de esa manera evitar que los tenedores del bono PDVSA 2020 se queden con la propiedad de Citgo por el incumplimiento en el pago de ese título de esa deuda.
“Muchos de esos inversionistas son de oposición, quieren que les paguen, están organizados y están ejerciendo presión sobre la administración Guaidó y tienen representantes políticos”, dijo Santos en una entrevista concedida a Petroguía.

-¿Por qué una deuda contratada por PDVSA hace dos años lleva a hacerse la pregunta si se paga o no?

-Esa deuda surge en el año 2016 cuando todos los abusos que se venían haciendo contra la empresa petrolera estatal colapsaron el flujo de caja y terminaron por ser revelados por una caída importante en los precios del petróleo que ocurrió ese año y el anterior. PDVSA se vio en la imposibilidad de hacer unos pagos que tenía por 7.100 millones de dólares de unos bonos que se vencían en 2017, de los que me interesa hablar luego. No tenía como pagarlos y para evitar un default (incumplimiento) hicieron una operación de deuda mediante un canje voluntario de los bonos, que vencían por otros en el 2020 y que está garantizados por Citgo. Una parte deben pagarse este año y otras el próximo.

-¿Qué quiere decir garantizados por Citgo?

-Que si PDVSA no paga, los tenedores de los bonos pueden hacerse con más de 50% de Citgo y efectivamente toman control de la compañía. Se decidió por ese canje en lugar de un plan integral que cambiara la gerencia y las raíces de lo que llevó a PDVSA a la bancarrota no legal pero sí formal. Esta operación debió ser aprobada por la Asamblea Nacional, porque además de ser una deuda contraída por PDVSA puso en prenda el activo más valioso de la República en el exterior, y de acuerdo con el artículo 150 de la Constitución para ese tipo de operaciones que se consideran de interés público y no hay una mayor que aquella que empeñe el activo de mayor interés para la Nación. La Asamblea Nacional no sólo no aprobó la deuda sino que un mes antes del cierre de la operación publicó un comunicado en el que como cuerpo legislativo rechazó que se utilizara a Citgo como colateral o garantía. Además hizo un llamado a PDVSA para que presentar un plan de recuperación y de refinanciamiento integral de su deuda.

-¿Ese plan se presentó?

-No sólo no se presentó, sino que Citgo se puso en garantía para evitar un default que ocurrió 13 meses después. El gobierno de Nicolás Maduro no sólo puso en riesgo el activo más importante para no hacer default sino que tampoco cambió ninguna de las condiciones de fondo de PDVSA. La empresa no hizo default en ese momento sino 13 meses después.

-Pareciera que el único milagro que pudiera ocurrir para que Venezuela no pierda Citgo es que minutos antes de que venza el plazo para pagar el bono, el Departamento del Tesoro suspenda la licencia que estable la obligación del pago del bono PDVSA 2020

-En el momento que se hicieron las sanciones financieras, la administración de Estados Unidos consideró que se mantenía la presión sobre Maduro permitiendo a los tenedores de bono hacerse con Citgo en el evento de default. Una vez que la compañía la controló la administración de Juan Guaidó, se nombra una junta directiva y un presidente ejecutivo, la motivación inicial para la Licencia General Nº 5 se perdió pero sigue vigente. Entonces hay dos opciones porque el gobierno de Donald Trump emitió una orden ejecutiva el pasado 5 de agosto para la protección de los activos de Venezuela en Estados Unidos y hay una discusión jurídica si esa orden efectivamente deroga la referida licencia de facto o sigue siendo vigente.

-¿Cuáles son las dos opciones?

-La primera, que el gobierno de Donald Trump diga que la orden de protección de activos de Venezuela en Estados Unidos, emitida el 5 de agosto, incluye la derogación de la licencia 5 y protege a Citgo; y la segunda, no hace falta que diga eso, pero el Departamento del Tesoro derogue la Licencia General Nº 5.

-¿Se están haciendo gestiones para que se derogue la Licencia Nº 5?

-Las gestiones se han hecho todas y no es ahorita sino que se han venido haciendo desde el mes de abril, es decir, si no ocurre no será por falta de gestión sino que estos bonos están en posesión de fondos de inversión importante, que tienen grupos de interés que se han rodeado alrededor del Departamento del Tesoro y están haciendo presión para que se les pague.

-Dijo que quería referirse a la deuda que se emitió con vencimiento en 2017 y que luego se canjeó por el bono 2020

-El bono PDVSA 2017 se emitió 10 años antes (en 2007) bajo la modalidad nefasta que utilizaba el gobierno de Hugo Chávez que era mediante la combinación del bolívar y el dólar, es decir, era un título que se emitió en dólares pero el acreedor lo pagaba en bolívares y en ese proceso los tenedores de títulos hicieron una ganancia enorme. Cuando se hizo el primer bono, el PDVSA 2017, el tipo de cambio paralelo estaba en 5,70 bolívares por dólar y el costo implícito de la operación fue de 2,70 dólares por barril, o sea que se le garantizó a las personas que compraron esos títulos una ganancia de 100%. En otras palabras, la República perdió 1.300 millones de dólares porque emitió deuda que era equivalente a vender dólares a la mitad de lo que costaban los dólares en el mercado paralelo. Esto es importante porque indica el origen fraudulento de la deuda porque fue una operación emitida en dólares pero pagadera en bolívares en la que hubo una participación muy importante de inversionistas venezolanos porque esos bonos se compraron con bolívares. Muchos de esos inversionistas son de oposición, quieren que les paguen, están organizados y están ejerciendo presión sobre la administración de Juan Guaidó y tienen representantes políticos. Estamos en una situación en la cual estos venezolanos se meten en el grupo de quienes quieren cobrarle todas las sinvergüenzuras que hicieron Hugo Chávez y Nicolás Maduro, o en el grupo que quiere que Venezuela se recupere.

-¿Quiénes compraron el bono PDVSA 2020 incurrieron en una ilegalidad, tomando en cuenta el acuerdo que aprobó la Asamblea Nacional, o es un asunto netamente ético?

-Es importante aclarar que no compraron el bono sino que lo canjearon, ellos pudieron tomar la decisión de quedarse con su bono 2017, el cual fue pagado, pero lo cambiaron por un bono que está emitido en unas condiciones que tiene visos de ilegalidad. ¿Lo hicieron a conciencia? ¿Lo hicieron a propósito para aprovecharse de la situación? No tengo ni idea. Cuando se hizo la operación del PDVSA 2020 fue altamente recomendada por analistas financieros venezolanos que estaban en casas de inversión dedicadas a comprar y vender deuda venezolana. En esos reportes no se hace mención a la potencial ilegalidad del bono. ¿Lo hicieron sabiendo? ¿Lo hicieron sin saber? El asunto está en que Venezuela no puede pagar esa deuda en los términos en que fue contraída porque es ilegal.

-La Asamblea Nacional al ratificar la ilegalidad del bono prácticamente dijo que no pagará, ¿los tenedores del PDVSA 2020 se quedarán con Citgo?

-Anteriormente hablamos de dos opciones posibles para que no sea así, pero vamos a suponer que ninguna de ellas ocurre, el equipo del presidente Juan Guaidó está preparado para entablar un litigio en las cortes de Estados Unidos alegando que esta garantía fue puesta sobre un bono de manera ilegitima, amparándose en la decisión legislativa de la Asamblea Nacional. La administración de Guiadó si no se hace de una orden ejecutiva más amplia ni se deroga la Licencia General Nº 5, tiene la opción de iniciar un litigio en las cortes de Estados Unidos alegando que el bono que puso a Citgo en prenda es ilegal y dando como respaldo los acuerdos aprobados por la Asamblea Nacional de Venezuela.

-¿Pareciera que unas medidas que se aprobaron para presionar a Maduro terminaron por presionar es a Juan Guaidó?

-Eso es exactamente así, pero en el momento que se aprobó la Licencia General Nº 5 se hizo para presionar a Maduro y hoy en día está presionando a la administración de Juan Guaido. Si Citgo se pierde no será por culpa de Juan Guiadó pero en mi opinión ciertamente sería una derrota política colosal para la oposición venezolana.

-¿Coincide entonces con lo que advirtió el economista Francisco Monaldi cuando dijo que “Si se pierde Citgo, gana Maduro”?

-Gana Maduro totalmente, sería una derrota importante para la oposición y la República perdería un activo rentable e importante de una empresa que ha sido manejada estos meses como una tacita de plata y que el chavismo no la destruyó, quizás porque le quedaba muy lejos. Sería una pérdida para la República más allá de si es Maduro o Guaidó.

-Por lo que señala, ¿hay venezolanos de la oposición que están presionando para que el país pierda Citgo?

-Hay venezolanos de la oposición que están presionando para cobrar. Puede ser que se pague, aunque no hay como pagar; o que se liquide la garantía. Se conocen 52% de los tenedores del bono PDVSA 2020. Son tres casas de inversión, entre ellas una muy grande que se llama Ashmore, pero hay un porcentaje que se desconoce y eso es muy amplio. Hay muchos grupos de interés de venezolanos detrás de cobrar, no de perder o no Citgo.

-No se habla de cobrar una deuda que tiene un abasto porque los tenedores de bonos tienen información financiera y conocía el riesgo implícito de estos bonos.

-¿El riesgo para la República o para ellos?
Si no cobran pierden ellos y si cobran pierde la República. Lo que digo es que este caso es uno de muchos de los conflictos de intereses que hay hoy en día en Venezuela. Cualquiera que se plantee sacar a Venezuela adelante tiene que hacerle frente a estos conflictos, llámese Juan Guaidó o como se llame.

-¿Percibe que dentro de la administración de Juan Guaidó hay personas que han incurrido en conflicto de intereses?

-Yo percibo que hay grupos de interés en la Asamblea Nacional que han abogado por un tratamiento distinto al que se concluyó cuando se aprobó ratificar la ilegalidad del bono PDVSA 2020. No sé si dentro de la administración de Juan Guaidó.

Rosneft y Crystallex

-Sobre Citgo también pesa las acciones legales que lleva adelante la empresa Crystallex. Pareciera que se encuentra entre la espada y la pared

-Claro porque el gobierno de Maduro ha incumplido en el pago de sus deudas y por eso los acreedores de PDVSA o los de la República, alegan que Citgo es de la República de Venezuela y por ende es liquidable para cobrar las deudas que tiene el Gobierno. El único problema que tiene Citgo es que ha sido puesta en garantía o es la única prenda de la que se puede cobrar una enorme cola de gente que ha sido defraudada por las administraciones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Por eso es verdad que se encuentra entre la espada y la pared. Está en una posición muy difícil y el mejor escenario para todos es que haya una orden de protección que impida que se liquide Citgo para pagarle a los acreedores, hasta tanto Venezuela no tenga un gobierno reconocido nacional e internacionalmente que pueda iniciar un proceso de reestructuración ordenada de su deuda externa. Con eso ganarían hasta los acreedores porque si todos se lanzan desesperados a liquidar Citgo y pagarse, van a terminar cobrando una fracción muy pequeña de sus acreencias. En cambio, se favorecería a todas las partes si el gobierno de Estados Unidos decreta una protección de activos hasta tanto Venezuela tenga una administración legítimamente reconocida a nivel nacional e internacional y con suficiente fuerza para iniciar un proceso integral de reestructuración de deuda. Pero eso depende de la administración de los Estados Unidos.

-¿Con la liquidación de Citgo se cancela la deuda?

-La de los bonos PDVSA 2020 se pudiera cancelar pero hay que ver cuál es el valor de Citgo como compañía y en ese escenario, pero por las valoraciones que he visto alcanzaría. En el caso de que los bonos no se paguen, existe además una cláusula de cross default por un préstamo de Rosneft, que pudiera hacerse del control de Citgo y eso es lo que siete políticos republicanos (cuatro senadores y tres representantes)  del Congreso de los Estados Unidos, incluidos los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, quienes advirtieron de ese riesgo a la administración Trump, es decir, que si no se protege Citgo hay el riesgo de que una petrolera rusa se quede con el control de 4.900 estaciones de gasolina y tres refinerías en Estados Unidos, que se considera infraestructura estratégica.

-Pero el gobierno de Maduro ha pagado religiosamente sus obligaciones con Rusia, incluida la deuda con Rosneft. ¿Por qué se mantiene ese riesgo de que se pueda quedar con Citgo?

-Es como que me prestes dinero pero desde un principio tienes la cobertura si en algún momento soy insolvente.

-¿De esa deuda con Rosneft todavía queda un monto por pagar?

-Queda un monto por 3.500 millones de dólares aproximadamente aunque esa deuda no se conoce. Siempre queda la pregunta si Rosneft va a ejecutar esa cobertura si hay un incumplimiento y yo pienso que sí la ejecutaría.

-¿Se puede decir que estemos frente a un conflicto internacional donde Estados Unidos y Rusia se pelean por un activo?

-El conflicto está puesto. Estados Unidos no quiere el activo. Lo que estamos hablando es que Estados Unidos está protegiendo a los acreedores y que permita que Venezuela mantenga Citgo y que la junta directiva y su presidenta ejecutiva sigan manejando la empresa muy bien como lo han hecho en  los últimos meses. Hace años que Citgo comenzó a diversificar el tipo de petróleo que puede refinar y hoy día su rentabilidad no la hace depender del petróleo venezolano.

-¿Citgo es rentable?

-Por supuesto que es rentable. El problema de Citgo no es que no sea rentable, el problema es que fue puesta en garantía por demasiadas deudas contraídas por PDVSA y es el único activo en el exterior de gobiernos como los de Chávez y Maduro, que han defraudado y han dejado de pagar.

Un símbolo de Boston

-Ya que vives en Boston, quisiéramos preguntarte: ¿Qué representa Citgo para un bostoniano?

-Representa una cosa muy extraña que me ha llamado la atención. Hace como tres meses me invitaron a una reunión con el alcalde  de Boston, Marty Walsh, que quería informarse de la situación venezolana y entender mejor lo que estaba pasando. Cuando terminamos de hacerle la explicación, él nos contó la enorme polémica que hay en relación a los grandes avisos de publicidad de Citgo, entre ellos uno que está muy cerca del Femway Park, donde juegan los Medias Rojas de Boston.

-Entendemos que es un símbolo de Boston

-Efectivamente es un símbolo de la ciudad. Aquí se venden franelas de la ciudad con el logotipo de Citgo, hay postales de la ciudad y eso está al lado del río Charles y del Femway Park. Es un aviso muy visible. Entonces el alcalde de Boston nos contaba que ha recibido presiones de todo tipo. Por un lado, quienes dicen que ese aviso se debe quitar porque es de una compañía que pertenece a un gobierno dictatorial pero la mayoría considera que ese aviso no se debe quitar porque es un símbolo para la ciudad. Tiene un sentido de pertenencia al menos en Boston.

-Finalmente, ¿hay que pagar o no el bono PDVSA 2020?

-Pienso que no hay que pagarlo.

Citgo y las fauces del lobo – Editorial El Nacional – 17 de Octubre 2019

No hay duda alguna. Hay que salvar a Citgo de pasar a manos de los acreedores. Tampoco hay duda de quién es el responsable de que uno de los más grandes activos que tiene el país pueda perderse. Nunca debió pasar. El régimen nunca debió empeñarla a cambio de dinero.

Y no se puede decir que eso ya es agua pasada debajo del puente porque lo que hicieron puede traer terribles consecuencias para el país. En 2016 la Asamblea Nacional condenó la transacción y advirtió lo que podía suceder, lógicamente que el régimen hizo de oídos sordos.

Citgo fue adquirida en 1986 por la antigua fuerte y prometedora Pdvsa para tratar de penetrar el mercado de Estados Unidos. Desde entonces se fue consolidando como parte de la economía de ese país con la generación de empleos directos e indirectos y como un activo importante y apetecible.

Obviamente, por eso es que los bonos Pdvsa 2020 tuvieron éxito en el mercado y significaron para el régimen un aliviadero importante en su momento. ¿Pensaron que no podrían pagar a los tenedores de los papeles y pondrían en riesgo la propiedad de Citgo? Lo más seguro es que no, que ni siquiera les importa.

Y muchos menos ahora, cuando se ha convertido en el principal respaldo financiero que tienen Juan Guaidó y la oposición. Es por eso que el experto petrolero venezolano Francisco Monaldi afirma que de perderse Citgo, Maduro ganaría.

No van a mover un dedo para pagar los 913 millones de dólares que deben entregar a los tenedores de bonos a más tardar el 27 de octubre. Primero, porque no los tienen. Segundo, porque no les conviene, desde que un tribunal de Estados Unidos le cedió Citgo a Guaidó como presidente encargado.

Cuando Ricardo Hausmann afirma que la presidencia interina está preparada para defender a Citgo en los tribunales, hay que creerle y agradecerle que así sea. La causa opositora tiene entre sus filas a brillantes abogados que pondrán su mejor esfuerzo para salvar la inversión venezolana.

Pero, hay que insistir, nunca se debió llegar a esta situación. La ilegalidad de poner a Citgo como garantía fue manifestada en el momento oportuno por el Parlamento y como único poder legítimo del país, su palabra es la que cuenta.

Esperemos no tener que depender de una orden de nulidad del gobierno de Donald Trump.

Citgo y los bonos 2020 por José Toro Hardy – El Nacional – 10 de Octubre 2019

download-1
Pdvsa, que antes del advenimiento de la revolución había sido la menos endeudada entre las grandes transnacionales petroleras del mundo, experimentó con la llegada del chavismo una transmutación profunda que la llevó a niveles de degradación inimaginables.

Comprendiendo que la vieja meritocracia no se prestaría a sus manejos, procedió Chávez a ponerles trampas a sus trabajadores en las cuales, según sus propias  palabras, “ellos cayeron”. Fueron a un paro y él aprovechó para despedir a cerca de 20.000, la mitad del personal de Pdvsa, que por tener 15 años en promedio de servicios a la industria acumulaban 300.000 años de experiencia y conocimiento.

De ahí en adelante a la empresa la politizaron, la devastaron, le cambiaron su misión, la corrompieron, en suma, la destrozaron.

La sed de recursos del régimen era insaciable. A pesar de que los precios petroleros alcanzaron en esos años su máximo histórico, nada alcanzaba para cubrir los planes demagógicos de aquel grupo de advenedizos que se había hecho con el poder. No bastó el ingreso petrolero, ni el abultado ingreso fiscal, ni el endeudamiento brutal en que incurrió el Estado. Puesto que Pdvsa contaba con mejor rating crediticio que la nación, procedieron a sobreendeudar a la empresa, no para utilizar esos recursos en sus propios planes, sino para arrojarlos a la vorágine populista que brotaba de una mente extravagante que pretendía extender su revolución a toda Latinoamérica.

¡Pobre Pdvsa! ¡La destruyeron!

Llegamos así a finales del año 2016. Pdvsa venía ya incumpliendo con pagos a sus proveedores y contratistas, pero el principal problema eran dos emisiones de  bonos que vencían una en abril y otra en noviembre de 2017.

Propone la empresa canjear bonos de esas emisiones por 7.100 millones de dólares por otros que vencerían en 2020. Los mercados no aceptaron la oferta porque entendían que la empresa no podría cumplir.

Finalmente, Pdvsa se conformó con canjear bonos por un valor de  2.799 millones de dólares que vencían en 2017, entregando a cambio otros que vencerían en 2020 pero con un valor de 3.367 millones de dólares, perdiendo la diferencia. Además, ofreció un interés tan elevado que solo se ve en los llamados “bonos basura”. Como consecuencia de todo lo anterior, la tasa interna de retorno para quienes aceptasen el canje alcanzaría un insólito 19,8% en dólares. Y en vista de que ni aún así los mercados tenían confianza, procedieron a ofrecer la mayor de las barbaridades: un colateral que garantizase el pago consistente en 50,1% de las acciones de Citgo, o sea, el control de la empresa.

El 27 de diciembre de 2017 la Asamblea Nacional tomó cartas en el asunto. Expuso que Pdvsa ya estaba sobreendeudada, con lo cual no bastaba con canjear unos bonos que la endeudarían aún más. Planteaba que era necesario renegociar toda la deuda de Pdvsa y además objetó fuertemente la garantía colateral con acciones de Citgo. Las posiciones de la AN fueron publicadas y ampliamente difundidas.

A pesar de ello, el régimen siguió adelante con la operación, pasando por encima de la Asamblea. Quienes aceptaron canjear los bonos lo hicieron a sabiendas de la debilidad jurídica de aquel canje. Tal debilidad se puso aún más de manifiesto cuando el 25 de octubre la Sala Constitucional, actuando como Jalisco -que si no gana, arrebata-, coartó las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional.

En 2018 el gobierno de Estados Unidos comenzó a bloquear ciertas operaciones del régimen venezolano y de Pdvsa. Sin embargo, la Oficina del Tesoro (OFAC) emitió la Licencia General número 5, que permitía a los tenedores de los bonos 2020 -que como dijimos tienen como colateral 50,1% de las acciones de Citgo-  tomar el control de la empresa si Pdvsa no cumplía con el pago.

Con posterioridad, Estados Unidos reconoció como presidente encargado al presidente de la Asamblea Nacional, cuyas primeras medidas estuvieron destinadas a proteger a Citgo. Procedió Guaidó a solicitar formalmente la revocatoria de la Licencia General número 5 emitida por la OFAC.

En respuesta, en agosto de 2019, el presidente de Estados Unidos bloqueó todas las propiedades del régimen, incluida Citgo, es decir, no se puede traspasar la propiedad de esos activos. En teoría, esto debería protegernos temporalmente.

El caso es que el próximo 27 de octubre vence una cuota de esos bonos 2020 por un monto de 913 millones de dólares. Existen dudas acerca de cuál de las disposiciones prevalece en este caso: si la Licencia General número 5 emitida por la OFAC que autorizaría a los tenedores de esos bonos a tomar el control de Citgo, o la disposición del presidente Trump que bloquea las propiedades del régimen, incluida Citgo. Ambas disposiciones se contradicen entre sí.

Se trata de un asunto de vital importancia por cuanto podría llevarnos a perder el control de Citgo en cuestión de semanas. Una cosa está clara: la culpa de esta tragedia recae sobre quienes irresponsablemente endeudaron a Pdvsa y después dieron en garantía a Citgo.

A %d blogueros les gusta esto: