elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Democracia

Los Presidentes Ricos y… La Herencia de Chávez por Thays Peñalver – RunRunes – 22 de julio 2013

thumbnailthayspeñalverSi usted se fija bien en la última historia presidencial, Hugo Chávez nació en una casita de barro, durante la dictadura. Y nada más llegada la democracia fueron sacados a una casa de verdad, con luz eléctrica; se le educó gratuitamente, se le operó y trató gratis. A su padre se le educó en programa especial y se le transformó en maestro, en coordinador, en director de colegio, director de grupo y jefe de sección hasta llegar a la cúpula de los destinos públicos, jubilándose a los 20 años de trabajo y con lo reunido pasó de un rancho de bahareque, con techo de palma a dos aguas a comprar con su esfuerzo de profesor y empleado público una finca de 20 hectáreas, con tractor, desgranadoras, ordeñadoras y más de 100 animales de todo tipo (1). Ya quisieran hoy los campesinos tener esas oportunidades.

Era como para estar agradecidos con la democracia porque salieron de la miseria, algo que en 150 años de dictadura y botas militares nadie soñó en su familia. Sus hijos serían profesionales universitarios, educados gratuitamente y a todos se les dio empleo digno. Y aun siendo ellos la prueba más clara de que Venezuela es la tierra de las oportunidades, se empeñaron en mentir descaradamente, sobre que la democracia nunca dio oportunidades a los pobres.

Abra, amigo lector, cualquiera de las biografías del despropósito que dirige esta *“Nueva República”*, y se encontrará con una única constante. La mayoría de los ministros, gobernadores y alcaldes nacieron en la pobreza durante la dictadura militar o el comienzo de la democracia, como muchos de nosotros, el resto son representantes de la clase media baja. La mayoría de ellos siendo pobres, pudieron estudiar gratuitamente en las escuelas y liceos, asistieron gratuitamente a las universidades que no existían en dictadura, absolutamente todos consiguieron buenos empleos.

Del liderazgo principal en los ministerios, a todos -y especialmente a los comunistas- la democracia les permitió no solo graduarse, sino que fueron enviados a las mejores universidades de Europa y Estados Unidos a hacer sus maestrías y doctorados algunos Nacidos en la pobreza y llegado Chávez, todos ellos ya eran universitarios, maestros y doctores, con sus casas y automóviles, todos tenían buenos empleos y una vida digna.
¿Pueden ellos decir que los pobres no tuvieron oportunidades, siendo ellos la prueba clara de lo contrario?,
¿Pueden ellos hablar de que los oligarcas no les dieron oportunidades, si sus propias biografías son prueba categórica de lo contrario?
Y ¿quiénes fueron los oligarcas? *¿Rómulo Betancourt?* Hijo de un inmigrante canario establecido en la Guarenas del siglo XIX.
*¿Raúl Leoni?* Hijo de otro inmigrante radicado en El Manteco asolado por la malaria.
*¿Carlos Andrés Pérez?* Que nació en un rancho del siglo XIX y que salió a lomos de un burro de su tierra.
*¿Jaime Lusinchi?* Hijo de una increíble doña María que regentaba una pensión y a veces se iba sin comer a la cama para que su hijo pudiera estudiar medicina.
*¿Rafael Caldera?* huérfano de padres españoles y criado en el estricto hogar de Tomás Liscano. Si algo ha tenido la presidencia democrática de Venezuela, sus ministerios y la mayoría de su funcionariado toda la vida es que ha estado “100% libre de ricos y burgueses”.
¿Justicia, Independencia de Poderes? ¿Acaso no hay mayor mentira cuando los golpistas hablan de la justicia de la 4ta República, cuando ellos querían nombrar al Fiscal General, Ramón Escobar Salom, para su Junta de Gobierno?
La verdad es que Chávez su familia y quienes hoy gobiernan estaban relegados a vivir como todos los dictadores y comunistas que se adueñan de un País, porque el Cabito terminó viviendo en un hotel de París con botellas de coñac de 1.000 dólares de la época; Marcos Pérez Jiménez en su cuenta tenía nada menos que el presupuesto de la educación de todos sus ancestros.
Mientras que a Rómulo hubo que hacer una colecta para comprarle una casa porque no tenía dónde vivir y aceptó el regalo condicionado a que una vez muerto, la casa sería un museo. Sus hijos, por tanto, no heredaron absolutamente nada, como tampoco heredaron fortuna los hijos de Leoni. Conozco a los hijos de Lusinchi que heredaron solo buenos recuerdos, y Caldera legó su dignidad a toda prueba, como Luis Herrera del que nadie puede negar que más allá de sus quesos llaneros, jamás se preocupó en hacer fortuna. Dejo de penúltimo al “hombre más temido y odiado por Chavez” CAP, que muere en estado de semiabandono (por los millones que votaron por él). Y de último dejo al hombre que nunca sabremos cuánto legó a sus hijos, informense como viven, y no se como hizo el inocente, porque con “su sueldito”, dos ex esposas y varios hijos, es difícil). Pero a Venezuela sí le dejó el mas grande legado: Hugo Chávez dejó partido en dos al país, destruyó a la izquierda, reinstauró el militarismo, triplicó la deuda, quebró las arcas, y parafraseando a Cabrujas: “Ni la caída del muro de Berlín, ni Yeltsin inaugurando un McDonald’s junto a la tumba de Lenin, hicieron tanto por la derechización nacional”.

 

SR. González Pazos, ¡Váyase a Venezuela y despúes opine! por Iñaki Anasagasti – Deia – 12 de Agosto 2017

6a00d8341bf85353ef01b8d192017b970c-150wiEn esta sociedad líquida y sin columna vertebral en la que vivimos, conviene de vez en cuando, marcar cada uno bien el terreno y señalar lo que nos parece bien de lo que consideramos asquerosamente manipulado.

Este sábado, Deia ha publicado un artículo que en el fondo podría parecer una apología al terrorismo de estado. Lo firma Jesús González Pazos y lleva por título “Venezuela, desde el respeto y la solidaridad”. Ya de por si, el título miente. En su desarrollo no hay el menor respeto ni la mínima solidaridad. Es un ataque continuo a los basamentos de un sistema democrático, como lo entendemos en Europa, dejando de lado las reivindicaciones nacionales que demanda Euzkadi, de las que podíamos hablar en otro trabajo.

De entrada el que González Pazos, se presente como miembro de Mugarik Gabe, me decepciona sobre lo que es esta ONG que al parecer no tiene fronteras. Creí que sus reivindicaciones eran otras, y sus personeros de otro talante humano, o de lo contrario que digan claramente que este personaje no les representa en nada.

Y digo la diferencia entre un periódico democrático, de otro que no lo es, es que en Deia se haya publicado semejante cúmulo de despropósitos, porque la ideología del periódico la marcan los editoriales, y hace unos días, Deia tomó postura en contra de la dictadura de Maduro, frente a un periódico como Gara que jamás de los jamases publicaría nada a favor de la democracia que propende la Mesa de la Unidad Democrática de aquel país que comprende todo su arco parlamentario, desde el Partido Comunista, hasta la derecha venezolana, porque lo de Maduro, nada tiene que ver con la Izquierda con mayúsculas sino con el gansterismo. Pero si esto satisface al Sr. González Pazos, le recomiendo se vaya a vivir en aquel país tan paradisíaco, como así nos lo describe.

La oposición ganó las elecciones legislativas y ante esa evidencia Maduro ha desconocido todas sus decisiones y las ha anulado a través de un falso poder judicial que no es más que correa de transmisión de un ejecutivo que ha empobrecido el país y ha destituido a la Fiscal General por atreverse a decir que el actual régimen es una dictadura.

¿En que país democrático hay presos políticos?. En ninguno. Solo los hay en las dictaduras por eso se les saca a los incómodos de su casa y se les mete en la cárcel arbitrariamente, sin juicio alguno y a pesar de que el fiscal que acusó a Leopoldo López tuviera que huir y decir que toda su acusación fue falsa. Pues López sigue en arresto domiciliario sin posibilidad de expresión pública.

¿En que país democrático se cierran medios de comunicación y se controla la tirada los periódicos impidiéndoles el suministro de papel?. En uno no democrático, como en Venezuela. O en Corea del Norte. Y, si no me cree, diríjase al periodista vasco de izquierda, Xabier Coscojuela que ha tenido que cambiar su diario Tal Cual al sistema digital ante la falta de papel.

¿En qué país democrático se monta una votación fraudulenta, dicha desde Londres por la propia compañía que se prestó a la mascarada diciendo que habían manipulado un millón de votos, para negar algo constitucional como el Revocatorio y sacarse de la manga una instancia Constituyente para anular la democracia?. Pues en Venezuela.

¿Qué país democrático tiene el rechazo de esta iniciativa falsamente Constituyente ya que se trata de una regresión tipo “democracia orgánica franquista”, por parte de la Unión Europea y la mayoría de los países latinoamericanos y de Naciones Unidas?. Sencillo. La Venezuela de Maduro.

¿Qué país ha sido denunciado por malos tratos, abusos policiales, falta de democracia e irrespeto a la verdad por parte de la ONU?. Venezuela, compadre.

¿En qué país han muerto en las protestas contra un gobierno 130 jóvenes en sus calles?. En la patria del chavismo. Dato que al parecer al Sr. González Pazos le tiene sin cuidado.

¿Qué país ha sido expulsado de Mercosur, repudiado en la última reunión de cancilleres en Lima, mientras mantiene divisiones de soldados cubanos en Fuerte Tiuna y la Inteligencia y Contrainteligencia en manos del castrocomunismo?. La dictadura chavista de Maduro.

Y así podríamos ir analizando todas y cada una de las úlceras crapulosas de un putrefacto régimen de fuerza que al parecer al Sr. González Pazos le encantaría aplicar a la tierra de los vascos, pues de lo contrario no se entiende su admiración hacia la barbarie.

Para justificar todo este oprobio, el articulista lo compara con España. Le puedo dar a este señor una serie de datos sobre lo que es la democracia en España, quizás desde más cerca de su lupa, pero se que no serviría para nada. Por eso le sugiero escriba este tipo de análisis en Gara, que estará encantada de tener por lo menos a un vasco ilustrado que crea que la “robolución bolivariana” como la llaman es un faro que nos debe iluminar en la noche española. Si Gara publica los comunicados de ETA, ¿por qué no este canto a una dictadura?.

La dirección de Deia verá si le interesa seguir alimentando algo que ha irritado sobremanera a todos los vasco venezolanos que habitamos en Euzkadi, conocemos y queremos aquel país, y votamos en las elecciones que demuestran que el 97 %, en las urnas, es profundamente antichavista por democrático. Por cierto, vascos que en 1977 siguieron el llamamiento para comprar acciones de Deia y poder combatir el pensamiento único franquista de aquella dictadura, semejante a la venezolana, con militares corruptos en todas las esferas del poder.

No es la primera vez que González Pazos escribe semejante sarta de mentiras y apologías en Deia. Solo deseo se informe antes de juntar sus letras y no hiera a tanta gente que pugna por salir de aquel país al que Colón llamó Tierra de Gracia.

 

País en coma – Editorial revista SIC – Agosto 2017

Logo-SIC

El país está en coma. Nuestra cotidianidad es cada día más cuesta arriba, casi insostenible. Sobrevivir se ha convertido en un desafío. No hay nada dado, supuesto; cada día hay que inventarlo.

Qué hacer para no pasar hambre y por lo menos tener una comida diaria; cómo llegar al trabajo y regresar a casa sin ser asaltados; cómo armarse de paciencia para aguantar entre cuatro y seis horas diarias en la cola del transporte público y, al final, tener que pagar un sobreprecio para poder llegar a casa, descuadrando el salario de hambre que se recibe; qué hacer para no enfermarse porque los hospitales están deteriorados y colapsados y no hay medicinas; no contamos con agua potable, ni cómo hervirla, porque el gas escasea y cuando llega es caro y las colas son inmensas para poder adquirirlo; la electricidad es irregular, fluctúa constantemente dañando los aparatos domésticos que, dados los niveles de inflación, las familias no tienen como reponer.

Las fiestas y los convites de patio, tan propios de nuestra cultura, han quedado estacionados en la memoria como recuerdos felices, hoy es un lujo que solo se pueden dar los que orgánicamente están enchufados en las redes del poder; pululan, como en Haiti, en los frentes de muchas casas, mesitas donde se venden pequeñas cosas usadas o productos detallados en porciones mínimas, señal de una economía del día a día; las ratas y los perros compiten con la gente que busca entre los desechos un pedazo de arepa para saciar el hambre; los colectivos armados, paramilitarismo bolivariano del socialismo del siglo xxi, junto a la red de patriotas cooperantes o sapos de la dictadura, amenazan y persiguen cualquier disidencia y descontento ante la situación; la cotidianidad está militarizada, los carros y tanquetas de guerra recorren la ciudad con hombres armados, vestidos de verde oliva, algunos con armaduras cual “robocot”, y otros vestidos de negro, con pasamontañas, jugando a la guerra, apresando, torturando y matando en nombre de la paz y la revolución a quien protesta y manifiesta su malestar ante el statu quo.

Mientras tanto, los medios de comunicación y las cadenas propagandísticas del Gobierno hablan de patria y soberanía pretendiendo imponer infructuosamente la narrativa del poder. Pecado estructural, sistema de muerte. Así las cosas. Esto no es cuestión de izquierdas vs. derechas; ni de ricos vs. pobres; es, sí, un asunto de sociedad soberana vs. Gobierno tiránico; de vida digna vs. eslavitud; democracia vs. dictadura.

En medio de esta situación, la ciudadanía no solo ha resistido, sino que se ha ido constituyendo en medio de la adversidad en un auténtico sujeto social, con una voluntad política de transformación democrática. Por eso creemos que la consulta popular, celebrada el pasado 16 de julio, fue un auténtico acontecimiento histórico con una densidad democrática inédita en la historia de nuestro país y de América Latina. No fue un suceso, porque lo propio de un suceso es que es algo que ocurre en continuidad con lo que venía pasando y, por tanto, no entraña novedad, ni trascendencia alguna. En cambio, un acontecimiento es un hecho denso, inédito, que revela una novedad y se transforma en hito histórico. Veamos algunos rasgos de esta novedad.

En primer lugar, quien asistió a la consulta participó por cuenta propia, porque para cada quien fue un acto autónomo y libre, una decisión absolutamente personal, sin chantajes, ni presión de ningún tipo por parte de quienes lanzaron y operativizaron la iniciativa. En segundo lugar, la gente se asumió como un cuerpo social cohesionado ya que en los centros electorales, aunque no todos nos conocíamos, nos experimentamos hermanos, unidos, compartiendo un mismo horizonte de país. Fue un espacio de encuentro y de reconocimiento social; por ejemplo, en un mismo centro, convergían personas de distintas clases sociales, soñando juntos por un mismo país, se saludaban, se encontraban y verbalizaban sus sueños e imaginación. En tercer lugar, la consulta fue de suyo una concertación política, porque muchos chavistas (no maduristas) concurrieron a las mesas para expresarse, así como también la gama de tendencias políticas opositoras representada en la Mesa de la Unidad Democrática (mud), y más allá de cualquier tendencia política, acudieron, de igual modo, los llamados “ni, ni”, quienes en las tertulias espontáneas en las cercanías de los centros electorales dejaban claro que no eran ni chavistas, ni de la mud, pero que estaban claros que esto tenía que cambiar y que la asamblea nacional constituyente (anc) de Maduro era una imposición inconstitucional intragable. En cuarto lugar, fue un acto de trascendencia cultural donde la viveza criolla fue superada por un impecable espíritu ciudadano que generó un ambiente de confianza y responsabilidad íntegro. En quinto lugar, fue un acontecimiento civil que demostró que no se requiere de Plan República para garantizar el orden y la seguridad de un evento electoral cuando la ciudadanía asume el protagonismo del proceso. En sexto lugar, fue un acto de fe en “los poderes creadores del pueblo” porque nos mostramos a nosotros mismos y al mundo los dones y el ingenio que poseemos y que somos capaces de desplegar exitosamente en tan poco tiempo y con tan pocos recursos a favor del bien común, en una atmósfera festiva, lúdica. En séptimo lugar, desde el punto de vista gerencial, pese a la maldición histórica del rentismo, se reveló un espíritu emprendedor de alto nivel, pues se hizo uso eficiente de tiempo y de los pocos recursos disponibles y se llegó, de manera altamente eficaz, al logro de los objetivos. Tal como lo señaló el ex rector del cne, Vicente Díaz, después de conocer los primeros resultados (7.186.170) y las proyecciones a 7.6 millones como total de la jornada: “Esos números de ayer se lograron con 14 mil mesas instaladas cuando lo máximo obtenido previamente se hizo con 45.000”. Ha sido, pues, el proceso electoral más eficiente, ordenado y confiable de nuestra historia política, además de inédito por su característica: propuesto por organizaciones de la sociedad civil, coordinado por la Mesa de la Unidad Democrática y operativizado por los partidos políticos junto a las universidades y organizaciones de la sociedad civil, sin participación del gubernamental Consejo Nacional Electoral (cne). En octavo lugar, desde el punto de vista ético, fue una decisión que desató un modo de relación tan auténtico que afloró la solidaridad, la honestidad, la responsabilidad, la participación, la ayuda mutua, la confianza, el respeto, afirmando que es mentira que los valores se han perdido, y que cuando nos relacionamos desde lo mejor de nosotros mismos, estos fluyen con naturalidad. En noveno lugar, desde el punto de vista comunicacional pese a que Conatel amenazó y censuró a los medios para que no cubrieran el evento, la información fluyó por las redes y boca a boca, generando una gran movilización en todos los rincones del país. En décimo lugar, fue un acto de incidencia internacional por la cualificada presencia de los observadores internacionales y el impacto positivo que tuvo a nivel de las redes y medios internacionales; tanto, que a escasos dos días ya se contaban alrededor de dieciocho pronunciamientos de jefes de Estado con tendencia a más.

El país está en coma, sí, por las arbitrariedades de quienes se han adueñado ilegítimamente del Estado, pero la sociedad venezolana tiene un espíritu enorme de resiliencia capaz de reponerse a cualquier adversidad y rehabilitarse democráticamente, con el convencimiento de que los conflictos se resuelven pacíficamente en las urnas, no con la guerra. Para que haya República, los actores políticos (Gobierno y mud) deben leer bien este acontecimiento inédito de nuestra historia y evitar azuzar los lobos de la violencia. El pueblo habló contundentemente: no a la guerra, no a la dictadura, sí a la paz y a la democracia.

Mercosur decide la “suspensión política” de Venezuela y consuma el aislamiento de Maduro por Xosé Hermida – El País – 5 de Agosto 2017

mercosur
Los países de la unión comercial exigen un “proceso de transición política para restaurar el orden democrático”

Los recelos del Gobierno izquierdista de Uruguay habían impedido hasta ahora actuaciones más tajantes del Mercosur contra Venezuela. Pero los últimos acontecimientos en ese país han acabado por derribar los últimos apoyos con los que aún podía contar Nicolás Maduro en la unión comercial sudamericana. Los cancilleres de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay han decidido este sábado en São Paulo la “suspensión política” de Venezuela en el Mercosur, un gesto con más carga simbólica que práctica pero que pretende lanzar un mensaje político rotundo: el “aislamiento” de Maduro en la región, como expresó sin rodeos Aloysio Nunes, ministro de Exteriores de Brasil, que ocupa la presidencia de turno del organismo.

Venezuela ya había sufrido la “suspensión jurídica” de Mercosur el pasado diciembre, aunque entonces el motivo alegado fue su incumplimiento de algunos de los tratados de la alianza comercial. Ahora el país sufre la sanción más grave que prevé el organismo sudamericano por su “violación de las instituciones democráticas”. “Esto es un mensaje a América y al mundo: basta de la Venezuela represora, basta de la Venezuela dictatorial, restauren la democracia”, proclamó con vehemencia el canciller argentino, Jorge Faurie. “Dejen de torturar a su pueblo”, completó el ministro brasileño.

Los cancilleres del Mercosur ya tenían previsto hace dos semanas, en una cumbre en Mendoza (Argentina), emitir una dura declaración contra Maduro y rechazar la elección de una nueva asamblea constituyente en Venezuela. Pero entonces lo frenaron las reticencias del Gobierno de Uruguay, que pretendía evitar una confrontación con los sectores más a la izquierda del Frente Amplio, la coalición gubernamental en Montevideo. Los últimos acontecimientos, especialmente la negativa de Maduro a mantener conversaciones con los demás miembros del bloque comercial, quienes pretendían instar al Gobierno de Caracas a dialogar con la oposición, acabaron por vencer las resistencias de Uruguay, el único de los países del Mercosur donde la izquierda resiste en el poder. El propio ministro uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, se refirió a los “agravios recibidos” del Gobierno venezolano y se afanó en destacar que la decisión de excluir al “país hermano” no fue “tomada con alegría”. “Pero estamos convencidos de que esta es una acción en favor del pueblo venezolano”, explicó Nin Novoa. “Y la tomamos sin renunciar al diálogo, porque vamos a seguir tendiendo la mano”.

La medida supone solo la “suspensión de los derechos y obligaciones de Venezuela” y no su exclusión porque los países quieren dejar la puerta abierta al regreso del país “tan pronto sea restaurado el orden democrático”, explica el comunicado conjunto de los cuatro ministros, y Caracas “incorpore a su ordenamiento jurídico” las decisiones del Mercosur. Las consecuencias prácticas de esa suspensión son poco relevantes, admitieron los ministros, que, sin embargo, insistieron en la importancia de arrinconar a Maduro con “una sanción política grave”. También es un modo de subrayar que el Mercosur, aunque nació como un bloque económico y comercial, está ligado al restablecimiento de la democracia en América Latina. “La democracia está en el ADN del Mercosur”, resumió el ministro paraguayo, Eladio Loizaga.

La suspensión tampoco implica que se vayan a interrumpir los intercambios comerciales con Venezuela ni las relaciones bilaterales de cada uno de los socios del Mercosur con ese país. La adopción de sanciones de ese tipo “solo contribuiría a agravar la crisis humanitaria”, en palabras de Aloysio Nunes, quien recordó que desde 2012 el flujo comercial con Venezuela de los países de la alianza comercial se ha reducido un 70%.

Venezuela en el terrible péndulo de Russell por Andrea Rizzi – El País – 31 de Julio 2017

El país se hunde en el círculo vicioso entre autoritarismo y brotes de caos anárquico
1501504016_207446_1501517019_noticia_fotograma.jpg
En su admirable Historia de la filosofía occidental, Bertrand Russell reflexiona sobre una suerte de tendencia pendular de muchas civilizaciones que, a lo largo de su historia, han pasado de sistemas dogmáticos/tiránicos a situaciones caóticas/anárquicas y viceversa. Los dos factores son causas desencadenantes recíprocas, en un círculo vicioso perenne a lo largo de siglos. El autoritarismo genera rebelión. El caos abre paso a la rigidez.

El individualismo descontrolado es obviamente un elemento nocivo para el progreso de las sociedades. En el tiempo moderno, Russell observa dos corrientes de pensamiento para hacer frente a las “formas más dementes de subjetivismo”. Por un lado, la que define como la doctrina del culto (hasta idolatría) al Estado. Hobbes, Rousseau y Hegel representan distintas variantes de esa teoría, en la que ahondan sus raíces las experiencias históricas de Cromwell, Napoleón, los regímenes totalitarios del siglo XX y muchas otras.

Por el otro, sostiene Russell, se encuentra la doctrina del liberalismo, que intenta delimitar las esferas correspondientes al Gobierno y al individuo. Comienza en su forma moderna con Locke, que se opone tanto a la libertad absoluta anarcoide como a la autoridad absoluta.

Russell apuntaba a la democracia liberal como elemento capaz de cortocircuitar el dramático péndulo entre tiranía y caos. Cuando escribió esas líneas, publicadas al final de la II Guerra Mundial, no sabía que dos importantes experiencias validarían su tesis. En positivo, Alemania, donde el arraigo de la democracia liberal cortó el círculo vicioso. En negativo, Rusia, donde el fracaso en la implantación de ese modelo hizo transitar el país del autoritarismo soviético al caos yeltsiniano y de nuevo al autoritarismo, ahora putiniano.

Venezuela, tristemente, parece instalada en esa dramática tendencia pendular que describía el gran pensador británico. El chavismo se enroca en el autoritarismo; la protesta cobra intensidad. En el choque, se abren paso crecientes bolsas de caos y anarquía. La comunidad internacional no debería ahorrar esfuerzos para evitar que la deflagración sea completa y que la deriva conflictiva/anárquica llegue demasiado lejos.

Pero es dudoso que la solución pueda llegar desde fuera. Incluso en casos de gran cohesión de la comunidad internacional como, en circunstancias diferentes, el del Sudáfrica del apartheid, hicieron falta un Mandela y un De Klerk. La solución real solo puede brotar desde dentro, en Venezuela. Sería útil, quizá, un John Locke contemporáneo en Venezuela. O quizá, mejor todavía, un Bertrand Russell, con sus claras críticas del totalitarismo soviético, pero también del imperialismo. Su escepticismo ante los dogmas, pero su profunda humanidad. Su pacifismo y su valentía a la hora de afirmar opiniones, nunca dictadas por el oportunismo/populismo. Un “campeón sin miedo de la libertad de expresión y pensamiento”, como se le calificaba en la presentación de la entrega del Premio Nobel de Literatura del año 1950. Harán falta líderes con una estatura moral, una valentía y una claridad de visión asombrosa para sustraer a Venezuela del agujero negro que la atrae inexorablemente hacia la destrucción.

 

El planeta de los simios por José Vicente Carrasquero A. – La Patilla – 28 de Julio 2017

thumbnailjosevicentecarrasquero1 Ni en mis peores predicciones se configuraba una situación tan precaria como la que vive Venezuela en los actuales momentos. Lo que comenzó con una intentona golpista que desconoció los principios democráticos de aquel momento, no podía más que degenerar en el autoritarismo que hoy sufrimos los venezolanos a manos de unos individuos que no pueden ser catalogados de otra forma que de gorilas.

El chavismo siempre mostró poco interés por los principios democráticos. En realidad los redujo solo al voto y por supuesto, siempre que ganaran, bajo los criterios que le resultaran más convenientes y sin empacho alguno en usar los recursos del estado a favor del partido de gobierno. A principios del siglo XXI, en el prestigioso programa Aló Ciudadano, le comentaba a Leopoldo Castillo y Carlos Acosta, que la clase política que había llegado al poder junto a Chávez me recordaba un capítulo de El Túnel del Tiempo, vieja serie de televisión norteamericana, en el que unos guerreros de Genghis Khan atravesaron el túnel del pasado al presente. Esta metáfora la usé para ilustrar a unos individuos con ideas del pretérito que pretendían imponer la oscuridad sobre la sociedad venezolana.

Lamentablemente, el tiempo no me quitó la razón. Venezuela está en manos de un grupo de personas que se comportan como un ejército de ocupación. Han creado una especie de secta que goza de unos privilegios que ya quisieran para sí los monarcas y miembros de la realeza alrededor del mundo. Por ejemplo, de la denuncia de las colitas de PDVSA pasamos a una flota de aviones dedicada a llevar alrededor del mundo a los jerarcas del régimen. Mientras el común de los venezolanos no tiene acceso a dólares para costearse unas vacaciones en el exterior, estos miembros de la nomenclatura chavista disponen de maletines llenos de dólares para financiar sus aquelarres.

Fue público, notorio y comunicacional que un privilegiado ex vicepresidente usó un avión de la flota para ir a hacerle chequeos médicos a su esposa en Brasil. Los privilegios son muchos. Incluso el de hacerse del comercio internacional de alimentos y medicinas con la finalidad de seguir llenando sus alforjas con el dinero que roban a manos llenas.

Como si esto fuese poco, se adueñaron del negocio del narcotráfico para operarlo directamente, sin intermediarios. Esto es lo que explica, por ejemplo, que Walid Makled esté en prisión. Los gorilas que se hicieron del poder lo fueron convirtiendo en mecanismo para enriquecerse y, por ejemplo, desde el cargo de ministro de la defensa, con un sueldo en dólares paupérrimo, poder mantener a los hijos viviendo en un exclusivo barrio de Madrid con una calidad de vida propia del jet set internacional.

Ejemplos como este abundan. Chavista de la nomenclatura que se respeta tiene al menos un tremendo apartamento en el exterior y unas cuentas en moneda dura que siempre se manejan en al menos 7 cifras medias, para los menos favorecidos. Estos primates vieron en la elección de la Asamblea Nacional de 2015 una amenaza real a todo este aparato de privilegios que habían diseñado sin control alguno desde que llegaron al poder en 1999.

Un mandril blandiendo un mazo en su programa de televisión habla del país y de sus recursos como si fuesen de su peculio personal. Este individuo de mentalidad del pleistoceno inferior defiende a capa y mazo la ilegítima elección de una asamblea nacional constituyente que pretende hacerse del país desde una posición vergonzosamente minoritaria. Quiere el individuo de marras hacerse del poder omnipotente que le permita barrer con todo lo que le impide disfrutar de sus privilegios mal habidos y tomarse para si el país como Milo hizo con el planeta de los simios.

Los venezolanos tienen el derecho y deber de frenar la ilegítima pretensión del gorilato de hacerse del país desde una minoría. El país no le pertenece a esta manada de primates que se creen con más derechos que el resto de los venezolanos. Nunca la diferencia entre la oligarquía política y el venezolano de a pie había sido tan grande en Venezuela. Mientras que un joven venezolano tiene que aventurarse en autobús hasta Santiago de Chile, el ministro de relaciones exteriores toma un avión de la flota para ir a visitar a su novia en Washington sin que se le agüe el ojo. El gorilato no entiende que el país no le pertenece y chantajea a los funcionarios públicos, empleados de empresas del estado y a todo el que dependa del gobierno para su subsistencia para obligarlo a votar en el proceso para la instauración de la constitución cubana. Mensajes de texto, reuniones pequeñas en oficinas y todo tipo de artilugios son usados por los gorilas para imponerle a la gente su voluntad.

Es tiempo que el venezolano ponga a estos simios en su sitio. Si la elección del 30 de Julio se da, será el principio del fin del gorilato. Los venezolanos no están dispuestos a seguir sufriendo los desmanes de una clase política que los trata como esclavos. Que pretende hundirlos en la peor de las miserias para hacerlos depender de los cada vez más exiguos favores que les puedan suministrar. Es tiempo de barrer a los simios del poder. Es tiempo de establecer una verdadera democracia en Venezuela. Una en la que el pueblo sea escuchado y obedecido. Una democracia en la que el objetivo fundamental sea el bienestar del pueblo. Donde el individuo en el uso de su libertades pueda desarrollarse para darse la calidad de vida que su esfuerzo le procure. Una democracia en la que el Estado esté para socorrer al más desfavorecido y que promueva el crecimiento de todos los venezolanos en paz y prosperidad. El chavismo ha demostrado en estos dieciocho años no poder conducir Venezuela bajo un sistema democrático y ya es tiempo que deje el poder. @botellazo

España, con Venezuela – Editorial El País – 24 de Julio 2017

1500819565_894962_1500819713_noticia_normal_recorte1.jpg
El Gobierno debe liderar una ofensiva diplomática que salve al país del caos

El desafío al sistema democrático venezolano que ha lanzado Nicolás Maduro con la convocatoria de unas elecciones ilegales para formar una nueva Asamblea Constituyente exige un esfuerzo de la comunidad internacional que detenga este golpe institucional.

La votación que el régimen venezolano quiere realizar este próximo domingo constituye un mazazo mortal al órgano que representa legítimamente la soberanía del pueblo, que no es otro que su Asamblea Nacional. Esta fue democráticamente elegida en diciembre de 2015 y es el único poder que, por ahora, escapa al control monolítico del chavismo. Maduro, saltándose la Constitución que juró defender —impulsada, por cierto, por Hugo Chávez—, pretende disolver el Parlamento y elegir una nueva Asamblea con el mandato de elaborar una constitución a su medida. Para ello ha elaborado unas reglas de elección de candidatos que van contra el más mínimo sentido común democrático. Lo que Venezuela va a vivir el próximo domingo es una pantomima con la que el régimen, caracterizado por su desastrosa gestión, quiere eliminar cualquier rastro de oposición.

 

Durante la crisis, España ha desempeñado un papel destacado en los intentos de encauzar la situación de una manera dialogada y pacífica. A la vez ha expuesto claramente dónde están los problemas. Y lo ha hecho desde diversos frentes: desde las denuncias y advertencias claras sobre lo que estaba pasando en el país por parte de personalidades como los expresidentes Felipe González y José María Aznar, a la acción negociadora sobre el terreno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y la postura más institucional y comedida —por ejemplo ante los impresentables insultos de Maduro— del Gobierno de Mariano Rajoy. Son muchos los lazos e intereses de España en Venezuela; ha quedado claro que nuestro país trata de preservarlos salvaguardando siempre los valores democráticos. Esta estrategia combinada ha dado frutos, alguno de ellos visibles, como la excarcelación —que todavía no liberación— del preso político Leopoldo López.

España ha asumido por tanto un protagonismo en la crisis institucional venezolana que no puede abandonar. Ante la gravedad de lo que está a punto de suceder en el país sudamericano, debe liderar un esfuerzo que aúne a los países europeos, latinoamericanos y a Estados Unidos: el objetivo es hacer llegar al régimen chavista un mensaje inequívoco de las consecuencias que tendrá la destrucción definitiva del sistema democrático venezolano para los responsables de esa acción. Maduro y sus colaboradores deben saber que sus actos no van a quedar impunes. Y que no deberían cruzar la línea de no retorno que supondrá llevar a cabo finalmente el simulacro de votación del domingo.

La comunidad internacional no puede asistir impasible al hundimiento completo de un gran país latinoamericano que ha tenido la desgracia de caer en manos de un grupo de gobernantes sin escrúpulos. Y España debe contribuir al movimiento que, pacíficamente y de manera acompasada, ayude al pueblo venezolano a recuperar la democracia.

 

Mercosur presiona a Venezuela para que suspenda la elección de la Constituyente por Federico Rivas Molina – El País – 21 de Junio 2017

El vicecanciller de Argentina adelanta el contenido del texto que firmarán mañana los presidentes reunidos en Mendoza
1500576052_135499_1500577694_noticia_normal_recorte1.jpg
Mercosur presiona a Venezuela para que suspenda la elección de la Constituyente El paro nacional de Venezuela, en imágenes
La oposición venezolana asegura que logró casi 7,2 millones de votos en la consulta contra Maduro
Mercosur ha decidido meterse de lleno en la crisis venezolana, como nunca antes. Los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, los cuatro miembros plenos del bloque regional sudamericano, pedirán hoy a Nicolás Maduro que suspenda la elección de una Asamblea Constituyente prevista para el 30 de julio. El vicecanciller argentino, Guillermo Raimundi, adelantó el contenido que firmarán este viernes los mandatarios reunidos en la provincia de Mendoza. “El pedido es que Venezuela se abstenga de convocar a esa elección porque es un paso en la dirección no deseada, que es la del diálogo entre las partes en pugna”, dijo el diplomático. El documento llevará la firma de los presidentes Mauricio Macri (Argentina); Michel Temer (Brasil); Tabaré Vázquez(Uruguay) y Horacio Cartes (Paraguay).

“A mi me resulta inconcebible, a esta altura de la vida, que se discuta cuando hay democracia y cuando no hay democracia. La democracia en Venezuela no está funcionando, lo que no quiere decir que no pueda volver a funcionar”, dijo el canciller argentino, Jorge Faurie, en un breve encuentro con la prensa. “Todo está alterado. Está alterado el proceso eleccionario, está alterado el funcionamiento de la Asamblea Nacional, el del Supremo Tribunal, es decir que las instituciones no están funcionando. Y eso define que no hay democracia. Entonces no le demos tantas vueltas. La salida, de todos modos, es con ellos”, dijo.

Venezuela ya se encuentra suspendida del bloque desde hace seis meses por no cumplir con las pautas de adecuación económica, como el arancel externo común. Raimundi aclaró que ahora la idea fue pasar de la presión comercial a la política, es decir que Venezuela pierda incluso el derecho a participar de las reuniones del bloque con voz pero sin voto, como puede hacer ahora si no se hubiese autoexcluido. No está en los planes, en cambio, una expulsión de Venezuela porque “sería contraproducente”, dijo el diplomático argentino.

Tampoco habrá una escalada de sanciones comerciales (previstas en los estatutos del bloque). “No haremos nada que pueda afectar a la población venezolana, que padece violencia política y crisis económica. Sobre todo porque creemos que la situación en Venezuela es coyuntural y que cuando haya un acuerdo a través del diálogo con la oposición podrá volver a ser parte del Mercosur”, agregó Raimundi. Más temprano, el canciller Faurie explicó cuáles son las medidas que puede tomar el Mercosur contra Venezuela: “Acá hay una sanción pendiente que podría ser por el lado de la exclusión desde el punto de vista de la participación en los órganos del Mercosur”.

Los presidentes se verán el viernes en Mendoza por primera vez desde que Venezuela perdió su estatus de miembro pleno. En diciembre de 2015, cuando se realizó el último encuentro de alto nivel en Paraguay, el bloque aún tenía la impronta izquierdista que le dieron Cristina Fernández de Kirchner desde Argentina y Luiz Inacio Lula de Silva desde Brasil. Macri debutó en Paraguay cuando llevaba pocos días en el cargo, pero ya fue claro el giro político en la relación del bloque con Caracas. Leer más de esta entrada

Una Venezuela democrática para todos por Gustavo Dudamel – El País – 19 de Julio 2017

1493927437_517574_1493982687_noticia_fotogramaMe siento en la obligación de defender los valores democráticos fundamentales, evitando que la sangre de nuestros compatriotas continúe siendo derramada

Son días cruciales para el presente y futuro de Venezuela. Mi país vive momentos oscuros y complicados, recorriendo un peligroso camino que nos lleva inevitablemente a la ruptura de nuestras más profundas tradiciones republicanas.

Nos encontramos en una bifurcación de tal importancia que todos los ciudadanos tenemos el deber de hacer aquello que esté a nuestro alcance para superar la situación actual. Al igual que muchos otros venezolanos, me siento en la obligación personal de ayudar en la más importante tarea del presente: defender los valores democráticos fundamentales, evitando así que la sangre de nuestros compatriotas continúe siendo derramada.

Como director de orquesta, he aprendido que nuestra sociedad, al igual que una orquesta sinfónica, está formada por un gran número de personas, todas ellas diferentes, singulares e irreductibles; todas ellas con sus propias ideas, convicciones y visiones del mundo. Esta maravillosa diversidad conlleva a que en la política, al igual que en la música, no existan las verdades absolutas y que para prosperar como sociedades –al igual que para alcanzar la excelencia musical– debamos crear un marco de referencia común en el que todas las individualidades se sientan incluidas más allá de sus diferencias. Un marco de referencia que contribuya a evitar el ruido y la cacofonía del desencuentro, permitiendo afinar un acuerdo que, desde la pluralidad y las divergencias, logre alcanzar una armonía política y social.

Los venezolanos aún no nos hemos podido manifestar públicamente a través de una consulta popular previa y vinculante

Desde esta fe inquebrantable en el respeto a la diversidad humana, siento la necesidad y la obligación como ciudadano venezolano de manifestarme en contra de las elecciones para conformar una Asamblea Nacional Constituyente en los términos en que fueron convocadas por el Gobierno de Venezuela para el próximo 30 de julio.

La forma en que las autoridades de mi país han llevado adelante esta medida no hace más que avivar el conflicto nacional antes que solucionarlo. Nuestro marco constitucional vigente no ha sido respetado. A pesar de los eventos del pasado domingo, en los que millones de mis compatriotas –en Venezuela y en el exterior– expresaron su rechazo a los planes gubernamentales, los venezolanos aún no nos hemos podido manifestar públicamente a través de una consulta popular previa y vinculante. La voluntad del pueblo debe poder expresarse libremente por medio de los canales institucionales establecidos en nuestra constitución nacional.

Pido encarecidamente al Gobierno venezolano que suspenda la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente; pido encarecidamente a todos los líderes políticos sin excepción que cumplan con su responsabilidad como representantes del pueblo venezolano y se encarguen de crear las condiciones necesarias para lograr un nuevo marco de convivencia. Nuestro país necesita urgentemente sentar las bases de un orden democrático que garantice la paz social, la seguridad, el bienestar y el futuro próspero de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Pido encarecidamente al Gobierno venezolano que suspenda la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente

No puede haber dos constituciones, ni dos procesos electorales, ni dos Asambleas. Venezuela es una sola nación, un solo país en el que cabemos todos y en donde todas las sensibilidades han de participar y expresarse libremente, sin temor a la represalia, la violencia, la inseguridad en las calles y la represión. Buscar la victoria a través de la fuerza y la imposición de las ideas propias es y será siempre una derrota colectiva para Venezuela. La única victoria posible y legítima debe darse a través de las urnas, el diálogo constructivo, la negociación y el más absoluto respeto a las leyes que nos gobiernan.

Pienso en todas las víctimas mortales de estos meses con gran angustia y dolor; no pueden imaginarse lo que me duele mi país. Pero también pienso en algunos de los eventos recientes de mi país como momentos de gran esperanza, como primeros pasos y oportunidades reales de cambio que se abren para Venezuela.

Los venezolanos necesitamos de estos momentos de esperanza para poder recuperar al fin la armonía que tanto anhelamos. Porque tener la voluntad de encontrar soluciones significa generar esperanza, significa creer en un proyecto colectivo, plural e integrador de país, significa creer en un futuro mejor para nuestros hijos. Tener voluntad de encontrar soluciones significa, en última instancia, creer en una Venezuela democrática, pacífica y alineada en la búsqueda de mejores condiciones de vida para todos y todas.

Yo creo en esa Venezuela.

Gustavo Dudamel es director musical de la Filarmónica de Los Ángeles y de la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela y defensor de la música y la educación artística como formas de lograr la armonía social.

 

A %d blogueros les gusta esto: