elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: DDHH

Venezuela : Autoridades deben poner fin a las detenciones arbitrarias y a la política de represión – Amnesty International – 17 de Mayo 2018

 

245px-Amnesty_international_Logo.svg.png

Durante los últimos años Amnistía Internacional ha documentado y denunciado ampliamente las detenciones arbitrarias por motivos políticos que son cometidas por agentes estatales en Venezuela. La organización advierte la existencia de distintos patrones mediantes los cuales se detiene de forma arbitraria a disidentes políticos o a quienes son percibidos como tales. Estos patrones van desde las detenciones sin órdenes judiciales, ni en situación de flagrancia; el uso de tipos penales ambiguos y de interpretación discrecional; el procesamiento de civiles ante tribunales militares; hasta el desconocimiento de órdenes de liberación de personas privadas de su libertad emitidas por la autoridad judicial por parte de los custodios u otros agentes estatales.

Asimismo, Amnistía Internacional ha recibido numerosas denuncias sobre las condiciones inhumanas en las que están recluidas muchas de estas personas en diferentes cárceles del país que incluyen lugares ilegales de reclusión. Entre las denuncias se encuentran la falta de acceso al agua, alimentos o a la luz solar. En muchas ocasiones se suspenden visitas y se aíslan e incomunican a las personas sin motivo alguno.

Estos patrones de detención arbitraria, ha podido concluir la organización, forman parte de una política de represión que incluye también el uso de la fuerza de forma excesiva.

Amnistía Internacional manifiesta una vez más su preocupación porque estos patrones arbitrarios continúan siendo usados para acallar la crítica e incluso obstaculizar el trabajo de activistas sociales y líderes estudiantiles. En tal sentido, la organización exige nuevamente la liberación inmediata e incondicional de los presos de conciencia Geraldine Chacón, Gregory Hinds, Leopoldo Lopez y Villca Fernandez. Igualmente, la organización expresa su rechazo ante la posibilidad de que adolescentes se encuentren recluidos en dependencias del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), y al reiterado desconocimiento de órdenes judiciales de traslados médicos y de liberación.

Finalmente, Amnistía Internacional hace un llamado urgente para que se respeten las garantías judiciales, el debido proceso y la libertad de las personas que han sido detenidas arbitrariamente por motivos políticos. El Estado venezolano está obligado a promover garantías de no repetición para desmantelar la política de represión implementada por las autoridades.

Provea impugnó ante el TSJ convocatoria al proceso del 20 de mayo – La Patilla – 16 de Mayo 2018

Este martes, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) acudió a la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, para introducir un recurso ante la Sala Electoral con el objeto de impugnar la convocatoria del proceso electoral convocado para el próximo 20 de mayo, y solicitar la aplicación de una medida cautelar urgente de amparo constitucional para que se suspenda el acto de votación mientras se tramita el juicio, reseña Derechos.org.

Ante la actual coyuntura política, económica y social, Provea considera obligante ejercer este recurso para exigir de los órganos de administración de justicia, el cumplimiento de la Constitución y la garantía del derecho al sufragio de todos los ciudadanos venezolanos.

En el proceso convocado para el próximo 20 de mayo, los electores no somos libres de votar por cualquier candidato, toda vez que fueron ilegalizados los principales partidos de oposición y sus principales líderes fueron inhabilitados arbitrariamente para participar. Los electores estamos sometidos igualmente a presiones indebidas por parte del gobierno y sus partidos (PSUV y Somos Venezuela), quienes ofrecen dádivas o amenazan con restricciones a los titulares del llamado Carnet de la Patria que no voten el 20 de mayo.

La Comisión Americana de Derechos Humanos ha abordado en varios casos anteriores la importancia fundamental de los organismos electorales independientes e imparciales; considerando que un proceso electoral auténtico, libre y justo no puede ser aquel administrado por funcionarios u organismos sobre los cuales el gobierno o los partidos políticos tengan una influencia decisiva.

La falta de imparcialidad de los rectores del Consejo Nacional Electoral no solo se desprende de sus antecedentes profesionales que los vinculan, en su mayoría, al Gobierno, sino que también la misma ha quedado demostrada durante el transcurso del tiempo y durante los procesos electorales al observar la conducta y el proceder constante y reiterativo del organismo electoral para beneficiar sólo a una parcialidad política, la identificada con el Gobierno, mientras que ha constantemente perjudicado y limitado los derechos políticos de los opositores venezolanos.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU; la Secretaría General de la OEA; los Estados Unidos de América y Canadá; Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía; la Unión Europea: han manifestado que el proceso relativo a la elección presidencial es fraudulento, porque no se expresará libremente el sufragio de los ciudadanos venezolanos. Muchos han afirmado que desconocerán el resultado de la elección presidencial cuyo acto de votación está previsto para el 20 de mayo de 2018, sin importar quién obtenga el mayor número de votos, lo cual acarrearía gravísimas consecuencias para Venezuela y los venezolanos, desde todo punto de vista.

En un comunicado divulgado este lunes por 43 organizaciones de la sociedad civil venezolana, expresamos nuestra preocupación por el proceso convocado para el 20 de mayo, y exigimos la suspensión del mismo toda vez que el mismo adolece de las condiciones necesarias que den garantías para el derecho al sufragio.

 

Why Venezuela President Nicolás Maduro Will Not Hand Over Power by Carlos Alberto Montaner – Latin American Herald Tribune – 14 de Mayo 2018

unnamed-7.jpg

U.S. Vice President Mike Pence has said loud and clear that the result of the Venezuelan elections of this May 20 shouldn’t be recognized. That kind of statement is not made without the approval of President Donald Trump and without consulting Secretary of State Mike Pompeo.

Senator Marco Rubio says that national and international courts will go after Chavista criminals until the end of time. He’s right. Impunity does not exist and some of the crimes committed by the Chavista gang never expire.

The killings of opponents, the tortures inflicted upon them — very well documented by the lawyer Tamara Sujú, a specialist in the defense of human rights — leaves no room for doubt. And if this were not enough, there are the evidence and testimonies of the drug trafficking business that has enriched the generals of the Cartel de los Soles, and the main crime linked to these activities: money laundering.

The United States has the ability to track, openly or secretly, all bank deposits in 90% of the institutions of the planet, and it has the muscle to impose its rules. Since it has 22% of the world’s GDP and a currency in which almost all major transactions are made; since it has the largest open market in the world, and the best medical care centers, it is enough to threaten international companies with large reprisals or to deprive their executives of a visa to create panic. (I have seen venerable Swiss banks sweating blood when they were placed in that situation, until they collaborated with the U.S. prosecutors against the banks’ dubious clients).

None of this is ignored by Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, the brothers Jorge and Delcy Rodríguez, and the rest of the mafia clan, as the Venezuelans call them. That is why they are preparing to close ranks in the elections of May 20. They don’t want to end up behind bars. Since they do not believe in liberal democracy, nor in the virtues of alternability in political power, they do not mind having only 15% of popular support, compared to 85% that rejects them.

To justify themselves, they use the revolutionary narrative. Nobody believes it (especially not them), but they repeat it as a mantra because the function of that discourse is to articulate a justification that substitutes the truth. They say that Venezuela is a country besieged by Yankee imperialism, determined to take the nation’s oil. They claim that the shortage of food and medicines is the consequence of the CIA-led opposition unleashing a cruel economic war. They hide the real economic figures in order to “not give weapons to the enemies.” They declare that the international rejection – the Lima Group, the European Union, the OAS and Luis Almagro, OAS’ Secretary General –is a clamor orchestrated by Washington.

They claim that Chavistas are the victims, not the culprits. The students were murdered by the opposition or by some devious policemen already punished. They claim that there are no tortures, that inflation increases because the revolution has opened the consumption dams and the people went out shopping for the first time. There is nothing to change. Nothing to be ashamed of. Revolutions have a price and it must be paid.

Because Venezuelans know all this, they will not go out to vote on May 20. Why vote, if they know that the results will be the ones desired by the government, as the company that created and runs the voting machines has already indicated?

Elections will never put an end to the nightmare. Furthermore, it is rumored that these are the last elections with the current electoral law.

After that bitter drink, when Maduro, smiling, declares himself the winner, his government will copy the Cuban electoral law, which allows filtering and sifting the candidates, so that the previous fraud makes the subsequent fraud unnecessary. (Miguel Díaz-Canel replaced Raúl Castro with only one vote against, presumably his own vote).

The possible way to get rid of that terrible band of pirates is to promise indulgence to those who help Venezuelans out of the well in which they are trapped. This is how criminal law works in many places. Those who collaborate with justice have 100 years of forgiveness. I remember a Central American country where some generals who opposed the peace process were given a substantial amount of dollars so they would retire. It was improper, but practical. Peace was made.

Alfredo Romero: “A la hora de defender los Derechos Humanos Zapatero ha dejado mucho que desear” – Libertad Digital – 8 de Mayo 2018

alfredo-romero-esradio-2-08052018.jpgEl director ejecutivo del Foro Penal Venezolano ha descrito la dramática situación de su país en los micrófonos de Es la Mañana de Federico.

“Más de 12.300 personas han pasado por la cárcel sólo desde el año 2014”, ha explicado Alfredo Romero en esRadio. “A día de hoy hay 336 presos políticos encarcelados, algunos de ellos para justificar un fracaso en las políticas públicas del gobierno, ya que se culpa de la escasez a empresarios o farmacéuticos y se les manda a prisión por ello”. Además, “la represión ha venido incrementándose en 2018”.

El Foro Penal Venezolano es una ONG de abogados que reúne a “más de 4.000 activistas” –la mayor parte abogados que trabajan gratuitamente– y, tal y como ha contado Romero, representa “a la mayoría de presos políticos” y a sus familiares en Venezuela. Por eso resulta tan sorprendente que Zapatero, “que decía estar muy preocupado por los presos políticos jamás ha querido reunirse con una organización como la nuestra”.

Una actuación que lleva a Romero a asegurar con rotundidad que “en lo que respecta a la defensa de los derechos humanos Zapatero ha dejado mucho que desear, yo he intentado reunirme con él porque siempre digo que, si tengo que reunirme con el diablo para liberar presos, lo haré, pero el diablo no me recibió”.

El “beneficio” de la represión

Alfredo Romero ha explicado que “para entender la situación venezolana hay que recordar que la represión tiene un beneficio político, también un coste, pero ese beneficio es muy importante: la intimidación, la destrucción de la sociedad, el miedo que quebranta a la oposición”.

En su opinión, en Venezuela “hay definitivamente un régimen que tiene como objetivo que no exista oposición y, de hecho, mucha de la oposición se ha tenido que ir del país”. Así, tal y como recordaba, “los candidatos que participaron en las elecciones de Maduro han tenido que huir o están inhabilitados, los partidos políticos más importantes están también inhabilitados, ¿qué elecciones son esas?”, ha dicho refiriéndose a las presidenciales que están a punto de celebrarse.

Romero ha explicado que “Venezuela y Cuba es básicamente el mismo régimen”y que, de hecho, actualmente “desde el punto de vista económico y desde el punto de vista de los DDHH la situación es peor en Venezuela que en Cuba”.

Una situación de crisis que no es, para Romero, sólo un problema de políticas fallidas: “Destrozar la economía es parte de un plan para lograr que las personas dependan del gobierno. Es un sistema –ha dicho del chavismo– que busca esclavizar”, porque “la escasez hace que la gente dependa del gobierno”.

 

 

Carta abierta a “El País” por prestar tribuna a Nicolás Maduro – Unidos por Venezuela – 5 de Mayo 2018

Estimado director del diario “El País”:

Nos resulta inconcebible, fuera de toda lógica democrática, la cesión concedida por su diario para la publicación el pasado día 03/05/18 de un artículo firmado por Nicolás Maduro, el actual presidente de Venezuela, devenido en tirano gobernante de nuestro país de origen después de sustituir al igualmente anti-demócrata ya fallecido, Hugo Chávez, el Teniente Coronel que intentó un Golpe de Estado en el año 1992.

Como ciudadanos de origen venezolano radicados en España nos ha dolido especialmente esta publicación porque significa una burla, una dura bofetada contra millones de venezolanos que al día de hoy viven inmersos en la más completa miseria y penurias de todo tipo como consecuencia directa de la gestión gubernamental iniciada por Hugo Chávez y continuada por Nicolás Maduro.

El periódico que usted dirige se ha destacado durante mucho tiempo por defender los valores democráticos. Ha levantado la voz en innumerables ocasiones a favor de que se castigue a quienes desde posiciones gubernativas de poder han violado la ley y pisoteado los derechos de los españoles, por eso nos causa estupor la divulgación de un artículo autoría de una persona que ya ha pasado a la historia por haber ocasionado con su gestión presidencial el mayor éxodo en la historia de Venezuela, por vulnerar de forma masiva los más elementales Derechos Humanos y por haber causado una crisis humanitaria de proporciones incalculables, haciéndose acreedor por ello de la condena y reprobación por parte de absolutamente todas las organizaciones de defensa de Derechos Humanos a nivel mundial.

Algunas cifras que demuestran esa represión y atropellos contra la libertad de los venezolanos son las siguientes: 34.332 detenidos de forma arbitraria desde el año 2013 hasta principios de 2018. Cierre de treinta y cinco medios de comunicación impresos solo entre los años 2013y 2018. Existencia de 373 presos de conciencia a inicios del año 2018 según el Foro Penal Venezolano, organización de defensa de los DDHH premiada en 2016 por el Colegio de Abogados de Barcelona. Más de 100.000 asesinatos desde el año 1999 debido a la inseguridad ciudadana sin que el gobierno haya tomado medidas para detener esta sangría. Su propio diario ha dado cuenta en innumerables ocasiones de esta dramática situación por lo cual esta situación no debería ser ninguna novedad para ustedes.

Señor director: la causa de la libertad y de la justicia debería ser el vínculo común entre los demócratas. Su diario debería ser uno de eso puntos de encuentro y así ha sido desde su fundación, pero Nicolás Maduro no es un demócrata, de hecho es un tirano. El actual primer mandatario venezolano abusa de un poder prácticamente ilimitado en un país donde hace ya mucho tiempo desaparecieron las condiciones básicas de separación de los poderes públicos, del respeto por los derechos civiles y de la igualdad ante la ley de los venezolanos.

Desde nuestra plataforma cívica no podemos dejar pasar por alto esta publicación. Es nuestra obligación reclamar enérgicamente en nombre de los presos políticos, de los torturados, de los asesinados y en general de todas las personas que han sufrido y sufren de una u otra manera la ejecutoria liberticida y déspota del actual gobierno venezolano dirigido por Nicolás Maduro. Y es nuestra obligación porque si alguno de nuestros coterráneos radicados en Venezuela cometiesen la imprudencia de emitir esta crítica estando allí, acabaría en un calabozo del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), la policía política venezolana que persigue, reprime y tortura a la disidencia venezolana contra la tiranía madurista.

Somos conscientes de que podrían ustedes apelar al derecho a la libertad de expresión. Sabemos que están en todo su derecho de prestar su tribuna mediática a quien libremente decidan. No seremos nosotros quienes pediremos censura hacia nadie ni que se coarte el ejercicio a la libre expresión de Nicolás Maduro, aunque él a título particular niegue ese derecho y castigue duramente a quienes lo ejercen para reprobarle. Esta misiva no posee esa intención pero consideren ustedes si en su momento habrían dado un espacio como este a personajes como Augusto Pinochet, Francisco Franco, Benito Mussolini o Jorge Videla. ¿Creen ustedes que habría sido de recibo, conforme a una mínima consideración hacia las víctimas de estos tiranos, el publicarle un artículo de opinión en su periódico?

No esperamos respuesta pública a esta pregunta pero sí esperamos que cada periodista, todas y cada una de las personas que forman parte de “El País” se la responda en su fuero interno. Ojalá que ningún otro colectivo vuelva a sufrir el escarnio y la vergüenza que el texto de marras, aparecido en su edición del día 03/05/18 ha provocado a millones de venezolanos.

Reciba usted nuestro más cordial saludo.

Nicolás Maduro y la banalidad del mal por Moisés Naím – El País – 5 de Mayo 2018

Este artículo desmonta, una a una, las afirmaciones que el presidente de Venezuela defendió en una tribuna reciente publicada en este periódico
1525448443_754172_1525451555_noticia_normal_recorte1.jpg
Que la maldad puede ser banal ya nos lo explicó Hannah Arendt. Después de asistir al juicio contra Adolf Eichmann en 1961, Arendt escribió que su principal sorpresa fue descubrir lo anodino que era ese monstruoso ser humano. Este oficial de las SS fue uno de los principales organizadores del Holocausto, en el que fueron asesinados más de seis millones de niños, mujeres y hombres. Arendt cuenta que Eichmann no era muy inteligente; no pudo completar los estudios secundarios o la escuela vocacional y solo encontró empleo como vendedor itinerante gracias a los contactos de su familia. Según Arendt, Eichmann se refugiaba en “frases hechas, clichés y el lenguaje oficial”. Uno de los psicólogos que lo examinó reportó que “su única característica inusual era ser más normalen sus hábitos y en su lenguaje que el promedio de la gente”.

Por supuesto que hay grandes diferencias entre Adolf Eichmann y Nicolás Maduro. Pero también similitudes. A Maduro tampoco le fue muy bien en los estudios o en su vida laboral y sus tropiezos gramaticales siguen haciendo las delicias de quienes lo siguen en redes sociales. Las “frases hechas, clichés y el lenguaje oficial” saturan su vocabulario. Su banalidad es ya legendaria.

El presidente de Venezuela acaba de publicar un muy revelador artículo de opinión en EL PAÍS. En él documenta su mendacidad, confirma su banalidad y despliega su inmensa crueldad.

Comienza afirmando: “Nuestra democracia es distinta a todas. Porque todas las demás… son democracias formadas por y para las élites”. Resulta que la opulenta élite creada por Hugo Chávez, y perpetuada por Nicolás Maduro, lleva dos décadas enriqueciéndose ilícitamente y ejerciendo el poder de manera nada democrática. Su control sobre todas las instancias es absoluto. Un ejemplo: entre 2004 y 2013, el Tribunal Supremo de Justicia dictó 45.474 sentencias. ¿Cuántas de estas fallaron en contra del Gobierno? Ninguna.

Maduro continúa: “La revolución cambió y se volvió feminista. Y entre todos y todas decidimos remover la violencia machista de nuestro sistema de salud y empoderar a las mujeres a través del programa nacional de parto humanizado”. Según la prestigiosa revista médica The Lancet, la mortalidad de las madres en Venezuela en los últimos años ha aumentado un 65% y la mortalidad infantil, en un 30%. ¿Parto humanizado y feminista?

El año pasado, el 64% de la población perdió, en promedio, 11 kilos de peso por falta de comida

Pero Nicolás Maduro no solo se preocupa por las madres. También lo angustian los jóvenes: “Hace 20 años, antes de nuestra revolución bolivariana, era normal echar la culpa de la cesantía de los jóvenes a los propios jóvenes… que por flojos merecían una salud paupérrima, sueldos de hambre y vivir sin techo. Pero con nosotros en el Gobierno la cosa cambió…”. En esto el presidente tiene razón, la cosa cambió: ahora el poder de compra del salario mínimo es un 94,4% más bajo de lo que era en 1998. En la práctica, el salario mínimo “en la calle” es de poco más de tres dólares al mes (2,5 euros). Un mes de salario mínimo “oficial” solo alcanza para comprar dos kilos de pollo. Y ni siquiera todos lo alcanzan. Una enfermera que trabaja por su cuenta, por ejemplo, gana el equivalente de seis centavos de dólar al día. Pero hay más: los jóvenes que tanto preocupan al presidente son las víctimas más frecuentes del desenfreno criminal que sacude al país. Venezuela sufre uno de los más altos índices de asesinatos del mundo. ¿Qué ha hecho Maduro al respecto? Nada.

Naturalmente, la prioridad del presidente es el pueblo: “… Es esencial que la economía esté al servicio del pueblo y no el pueblo al servicio de la economía… La economía es el corazón de nuestro proyecto revolucionario. Pero en mi corazón está primero que todo la gente”. Esa gente que puebla el corazón del presidente está siendo diezmada por la primera hiperinflación latinoamericana del siglo XXI y por la falta de alimentos, medicinas y productos básicos. Según el Fondo Monetario Internacional, los precios subirán un 13.000% este año. El año pasado, el 64% de la población perdió, en promedio, 11 kilos de peso por falta de comida. Este año el desabastecimiento es aún peor y hay severos racionamientos de agua y electricidad. Menos mal que la economía que preside Maduro está al servicio del pueblo. ¿Cómo sería si no fuese así?

Además de desplegar su liderazgo económico y social, el presidente de Venezuela usa su columna para reafirmar sus credenciales democráticas: “Para nosotros solo hay libertad y democracia cuando hay un otro que piensa distinto al frente, y también un espacio donde esa persona pueda expresar su identidad y sus diferencias”. Para centenares de presos políticos, ese “espacio” es una celda inmunda donde viven hacinados en condiciones inhumanas y donde algunos de ellos son regularmente torturados, tal como lo han denunciado todas las organizaciones internacionales de derechos humanos. En la Venezuela de Chávez y Maduro, pensar distinto se volvió muy peligroso.

Un mes de salario mínimo “oficial” solo alcanza para comprar dos kilos de pollo. Y ni siquiera todos lo alcanzan

Para profundizar en la democracia que reina en su país, Maduro ha convocado elecciones anticipadas y es uno de los candidatos con más posibilidades de ganar, a pesar de que sus votantes se están muriendo de hambre: “Nos hemos empeñado con pasión en transparentar, en respetar y en hacer respetar las leyes electorales para las elecciones del próximo 20 de mayo… Y ese proceso será limpio y modelo…”. El pequeño detalle que omite el presidente y candidato es que 15 Gobiernos de América Latina, más la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá han denunciado como fraudulentos los inminentes comicios y han declarado que no reconocerán sus resultados. Maduro el demócrata inhabilitó a los principales partidos de la oposición; sus candidatos más populares están presos, exiliados o descalificados, y no permite que observadores internacionales independientes monitoreen el proceso electoral. Pero el presidente no está solo. La gran democracia rusa mandará un equipo de observadores para garantizar la pulcritud del proceso. Cuba y Nicaragua también.

Es muy revelador que, en su larga columna, Maduro no haya dedicado ni una línea a comentar sobre el infierno que están viviendo los venezolanos. En las encuestas que miden la felicidad expresada por la gente en distintos países, Venezuela solía estar en los primeros lugares. Hoy es uno de los lugares más infelices del mundo; ocupa la posición 102 entre 156 países encuestados. Los millones de venezolanos que han abandonado su tierra tampoco merecen comentario alguno de Maduro.

Y es que una de las peculiaridades más indignantes del régimen de Chávez y Maduro es la criminal indiferencia que han mostrado ante el sufrimiento de los venezolanos que ellos dicen amar. La indolencia, el desinterés, la pasividad con los cuales Maduro trata las trágicas crisis que crecen y se multiplican, matando a diario cada vez a más venezolanos, parecieran no afectarlo, no motivarlo a actuar, a buscar ayuda. Es al contrario: Maduro niega que Venezuela sufra una crisis humanitaria y no permite la ayuda internacional que podría ya haber salvado miles de vidas.

Sí; Maduro es banal. Pero también letal.

Diáspora de #Venezuela se organiza en más de 200 ciudades para protestar el 20M – Justicia para Venezuela – 3 de Mayo 2018

unnamed-3.jpg
Después de años de injusticias, la diáspora venezolana y la comunidad internacional expresan, a través de un protesta mundial llamada #JusticiaParaVenezuela, su descontento por las violaciones de derechos humanos que ocurren en el país.

Canada Venezuela Democracy Forum, Diálogo por Venezuela, Lucha Democrática, Recivex, Unión Canario-Venezolana, Veppex, entre otras organizaciones de la sociedad civil de la diáspora venezolana convocan a los más de 3 millones de venezolanos en el exterior a manifestar el próximo 20 de mayo.

“En total seremos mas de 200 ciudades alrededor del mundo donde los venezolanos nos uniremos para expresar su descontento ante la grave crisis humanitaria que vive Venezuela”, explicó Soraya Benitez, presidenta de Canada Venezuela Democracy Forum.

A su juicio, el mundo solo se moverá si los venezolanos son los primeros en hacerlo. “La grave crisis que afronta Venezuela y el régimen que la gobierna hacen perder la esperanza, pero no nos harán bajar la cabeza”, agregó.

Esta protesta tiene como objetivo recolectar la mayor cantidad de firmas de venezolanos y ciudadanos del mundo, para instar el cumplimiento de tres puntos fundamentales en temas de derechos humanos ante países aliados que han demostrado disposición en ayudar respecto a la situación de crisis de derechos humanos en Venezuela.

El primero es el desconocimiento global de la votación convocada por la inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente que será realizada el próximo 20 de mayo en Venezuela

El segundo será instar a la implementación de mecanismos de solidaridad por parte de países receptores de migrantes venezolanos como bien lo declaró el ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en marzo del presente año.

La tercera acción es instar al menos a uno de los 160 miembros del Estatuto de Roma para que refiera el caso de Venezuela ante la Corte Penal Internacional, y se pueda dar inicio a la etapa formal de investigación con el fin de establecer los responsables de los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Venezuela.

“Los más de 160 fallecidos en las protestas de 2017 asesinados por agentes de seguridad del Estado; las aproximadamente 15.000 personas heridas en dicho periodo de protestas y los más de 12.000 ciudadanos detenidos arbitrariamente entre 2014 y 2017 son razones suficientes para tomar cartas en el asunto. Estas son cifras devastadoras de la crisis venezolana, que los llaman a moverse, firmar y hacer todo lo necesario para buscar #JusticiaParaVenezuela”, concluyó Benitez.

Esta protesta también cuenta con el apoyo de las organizaciones Lucha Democrática, Visión Democrática, Venezuelan Human Rights, Red Activista x Venezuela y Seamos Una Voz por Venezuela.

Desde la iniciativa Justicia para Venezuela se invita a toda la sociedad civil venezolana que hace vida en la diáspora a ser actores del cambio, si quieres saber dónde estarán estos puntos en tu ciudad y además, estás interesado en sumarte a esta iniciativa, podrás hacerlo a través de http://www.justiciaparavenezuela.com. Esta invitación es abierta a todos las organizaciones, movimiento, plataforma o partido político en Venezuela o el mundo que quieran #JusticiaParaVenezuela

Trinidad and Tobago: Deportation of 82 Venezuelans violates human rights obligations por Erika Guevara Rosas – Amnesty International – 23 de Abril 2018

Trinidad and Tobago must guarantee and protect the rights of all asylum seekers and refugees, said Amnesty International in an open letter to Prime Minister Keith Rowley today, following the deportation of 82 people from Venezuela on 21 April.

“Millions of Venezuelans are fleeing an unprecedented human rights crisis in their country. They need a life jacket, not to be sent back to a country where they may face torture or other grave human rights violations,” said Erika Guevara-Rosas, Americas director at Amnesty International.

Millions of Venezuelans are fleeing an unprecedented human rights crisis in their country. They need a life jacket, not to be sent back to a country where they may face torture or other grave human rights violations

The UN Refugee Agency (UNHCR) has said that the group included registered asylum-seekers and individuals who had declared an intention to apply for refugee status.

Mass deportations are prohibited under international law, as is the violation of the principles of non-penalization, non-refoulement, and confidentiality, and the rights to due process and judicial protection.

“If indeed those deported were forcibly returned without an individual assessment of their situation or having the opportunity to challenge their deportation orders, without having their legal options explained to them in a language they understand and without access to their lawyers or the UNHCR, the actions of the government of Trinidad and Tobago have undermined due process, the government’s own policy on asylum, and the country’s international human rights obligations.

“Now more than ever, states like Trinidad and Tobago must guarantee the rights of asylum seekers and refugees, including increasing numbers of people from Venezuela who are in dire need of international protection. To fail to do so is to ignore the country’s commitment to protecting human rights.”

Now more than ever, states like Trinidad and Tobago must guarantee the rights of asylum seekers and refugees, including increasing numbers of people from Venezuela who are in dire need of international protection. To fail to do so is to ignore the country’s commitment to protecting human rights

Estados Unidos advierte de un “deterioro drástico” de los derechos humanos en Venezuela por Joan Faus – El País – 21 de Abril 2018

El Departamento de Estado también alerta de la situación en China, Rusia, Corea del Norte, Irán, Myanmar y Siria

Fuerzas de seguridad venezolanas, el miércoles en Caracas, en una protesta por la falta de fármacos
1524250012_678891_1524250832_noticia_normal_recorte1.jpg
Estados Unidos describió este viernes a los gobiernos “corruptos” y que vulneran derechos humanos como una amenaza a la estabilidad mundial y a los intereses de Washington. El informe anual del Departamento de Estado sobre derechos humanos en el mundo califica, por ejemplo, a China, Rusia, Irán y Corea del Norte de “fuerzas de inestabilidad”. El documento también es muy crítico con Venezuela, donde, advierte, la democracia y las protecciones ciudadanas se “deterioraron drásticamente” en 2017 como resultado de los esfuerzos de Nicolás Maduro de “consolidar su poder”.

“Seguiremos imponiendo consecuencias a aquellos que abusan de derechos humanos”, proclamó el secretario de Estado en funciones, John Sullivan, en la presentación de la cuadragésima segunda edición del informe, que es un requisito legal impuesto por el Congreso. Sullivan alertó de los abusos sistemáticos en Siria, abogó por que rindan cuentas los responsables de la limpieza étnica de los rohinyá en Myanmar y avisó de que China propaga los “peores rasgos de un sistema autoritario”. También puso el foco en los ataques “casi diarios” al derecho de asamblea en Irán, las detenciones de “decenas de miles de periodistas y académicos” en Turquía y a la cruzada de la Rusia de Vladímir Putin contra la sociedad civil, así como sus invasiones territoriales en Ucrania.

En cuanto a Venezuela, Sullivan manifestó el apoyo de EE UU a la población y acusó a Maduro de no permitir la entrada de ayuda extranjera. “El régimen de Maduro reprime los derechos humanos y deniega el derecho a tener una voz en el país mientras miles de personas escapan en respuesta a la creciente crisis humanitaria”, señaló.

El Gobierno de Donald Trump ha endurecido notablemente en el último año las sanciones a altos cargos de Caracas ante la deriva autoritaria en el país, que ha enterrado la independencia política y judicial.

El informe del Departamento de Estado destaca las irregularidades en las elecciones regionales del pasado octubre y describe una retahíla de abusos de derechos humanos: “muertes extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad”, propagación de las detenciones arbitrarias, existencia de presos políticos, acoso sistemático a la prensa y a la oposición, el “establecimiento de instituciones ilegítimas para reemplazar a representantes elegidos democráticamente” y una “perversa corrupción e impunidad entre todas las fuerzas de seguridad y en oficinas gubernamentales estatales y nacionales”.

En medio de ese paisaje sombrío, Sullivan citó dos “puntos brillantes” de mejora de los derechos humanos: Uzbekistán y México. Del país latinoamericano, destacó la aprobación el pasado noviembre de una ley que establece castigos penales para los responsables de desapariciones forzosas y crea un sistema nacional de búsqueda de personas. Pese al elogio de Sullivan, el informe del Departamento de Estado advierte de que son inusuales las investigaciones, persecuciones judiciales y condenas por desapariciones forzosas de personas en México. “La impunidad por abusos de derechos humanos se mantuvo un problema, con ratios extremadamente bajos de persecución de cualquier tipo de delitos”, añade el documento.

En la presentación, el secretario de Estado interino presumió de que EE UU lidera la “promoción de derechos humanos” en el mundo. Pero la naturaleza del informe, que no analiza a EE UU, coloca a Washington ante un espejo incómodo. Organizaciones independientes, como Amnistía Internacional, han acusado al Gobierno de Trump de socavar en el mundo el respeto a los derechos humanos.

El presidente ha manifestado su afinidad hacia líderes de países autoritarios, como Rusia, Filipinas o Turquía; humilla constantemente a los periodistas críticos y ha estigmatizado a minorías, como los musulmanes o los soldados transgénero. En la rueda de prensa posterior a la presentación del documento, un periodista preguntó si por esos motivos no podía considerarse algo hipócrita la acusación de EE UU a los abusos de otros países. Sullivan ya no estaba en la sala y su reemplazo, Michael Kozak, asesor de derechos humanos del Departamento de Estado, buscó un delicado equilibrio en su respuesta. Esgrimió que una cosa son las críticas y la otra si estas se traducen en hechos: “Hay una distinción entre las palabras y el poder de un Estado”.

 

EEUU acusa al Gobierno bolivariano de utilizar asesinatos y torturas para consolidarse en el poder – La Patilla – 20 de Abril 2018

2017-07-28T224409Z_1839667238_RC1D2A4110B0_RTRMADP_3_VENEZUELA-POLITICS.jpg

Estados Unidos acusó este viernes a las fuerzas de seguridad de Venezuela de llevar a cabo una campaña de torturas y asesinatos extrajudiciales durante el año pasado de cara a las próximas elecciones presidenciales, con el objetivo de “consolidar” el poder al presidente Nicolás Maduro, reseñó EFE.

Según denunció Washington en el informe sobre Derechos Humanos que elabora anualmente el Departamento de Estado, el Gobierno de Venezuela incluso patrocinó a los llamados “colectivos”, grupos paramilitares que emplean la violencia para acallar las voces contrarias al actual Ejecutivo.

“Los asuntos más significativos en cuanto a Derechos Humanos incluyen asesinatos extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad, incluidos aquellos ejecutados por los ‘colectivos’ patrocinados por el Gobierno y torturas ejercidas por las fuerzas de seguridad”, denuncia el informe.

Asimismo, el documento hace referencia a las duras condiciones que existen en las prisiones venezolanas, que llegan a poner en riesgo la vida de los reos, así como el aumento de las “detenciones arbitrarias” y de la existencia de “presos políticos” en lo que supone una injerencia “ilegal” del Ejecutivo en la esfera privada de los ciudadanos.

Estados Unidos denunció, además, la falta de independencia que sufre el Poder Judicial en Venezuela.

“Venezuela es formalmente una república multipartidista y constitucional, pero durante más de una década el poder político ha estado concentrado en un único partido con un Ejecutivo cada vez más autoritario que ejerce un control significativo sobre el Judicial, el Legislativo y los ciudadanos”, sostiene el documento.

Según el informe, con motivo de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo 20 de mayo, el Gobierno de Maduro llevó a cabo múltiples abusos con el propósito de garantizar la victoria del actual mandatario.

“El Gobierno arrestó a miles de individuos, juzgó a cientos en cortes civiles y militares, y sentenció aproximadamente a 12 alcaldes de la oposición a penas de prisión de 15 meses por su supuesta incapacidad a la hora de controlar las protestas que tuvieron lugar en sus jurisdicciones”, explica el informe.

Las injerencias del Ejecutivo no se limitan a las ramas del Estado, sino que también afectaron a la sociedad civil y a los medios de comunicación, al proceder a bloquear la emisión de señales de forma “rutinaria” y al ordenar el cierre emisoras de radio y televisión, así como de otros soportes informativos.

El informe, que sirve como guía al Congreso estadounidense a la hora de decidir la ayuda exterior para cada país, examina el comportamiento de los Gobiernos extranjeros de todo el mundo respecto a los derechos humanos.

 

A %d blogueros les gusta esto: