elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: DDHH

Rueda de prensa de representantes de la Asociación Tierra de Gracia – Parlamento Vasco – 25 de Noviembre 2019

Screen Shot 2019-11-27 at 7.20.09 PM.png
Reflexión sobre la llegada de venezolanos y vascos-venezolanos retornados a Euskadi
  • Interviniente: Franco Casella – Aitzbea Ramos – Pedro Gil – Mikel Arruabarrena
  • Grupo parlamentario: EA-NV

2.000 Generales en Venezuela, frente a los 1.400 en la Guerra Mundial y ETB sin enterarse por Iñaki Anasagasti – Blogs Deia – 26 de Noviembre 2019

anasagasti_27396_1La democracia es un régimen de opinión pública y si a ésta no se le suministran datos, la realidad no existe. Es lo que pasa con los sesgados informativos de ETB. Un ejemplo. Este lunes el diputado Franco Casella, uno de los 120 parlamentarios de la oposición a Maduro, que estuvo el lunes en la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco, no mereció un segundo de tiempo informativo a pesar de que posteriormente estuviera con la presidenta Bakartxo Tejería y le entregara la lista de diputados perseguidos e inhabilitados. En esa lista están la mayoría de esos parlamentarios elegidos democráticamente, denunciado el hecho además en una rueda de prensa en el Parlamento. Maduro quiere ir poco a poco inhabilitándoles para evitar que en enero Guaidó vuelva a ser reelegido como presidente de la Asamblea Nacional y por tanto presidente en funciones, que es lo que es y no un presidente “autoproclamado” como sangrantemente lo describe ETB. De un total de 167 diputados, la oposición tiene 120, y eso para Maduro es algo irresistible por lo que creó aquella Asamblea constituyente paralela, para anular la electa, y ahora los diputados chavistas han vuelto al Congreso para hacer la maniobra que he descrito. Vuelven por una parte a sus asientos la minoría chavista y Maduro, a la mayoría parlamentaria que le oposita, va inhabilitando a los elegidos democráticamente y que son mayoría. Esto y el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet es lo que vino a denunciar este diputado que tuvo que pedir asilo en la embajada de Mexico y salir clandestinamente del país. Todo esto y mucho más es lo que Casella denunció este lunes en el Parlamento Vasco. Ni un segundo del valiosísimo tiempo de ETB para estas minucias informativas. Y eso que los venezolanos que viven en Euzkadi lo habían pedido por favor y se habían puesto en contacto con ellos. El desprecio y el abuso de posición dominante es lo que impera en ese ente público para abordar esta terrible situación.

Este martes Casella ha estado en Sabin Etxea con representantes de la Comisión de Exteriores del EBB liderada por Mikel Burzako. Venía acompañado por el jefe de logística de Guaidó, y por el jefe de ayuda humanitaria que ha trabajado en Cúcuta (Colombia) para que llegue esa ayuda a una Venezuela que ha perdido ya una población de cuatro millones de habitantes en la emigración forzosa, como toda la población de Uruguay. Los dos acompañantes también perseguidos. Y así como han estado en el PNV han visitado el PSE donde Begoña Gil, Miguel Ángel Morales e Inés Ibáñez de Maeztu les han atenido con interés.

La dictadura de Maduro se sostiene por el apoyo del ejército que tiene nada menos que dos mil generales, que es un dato que nos dice que, además de la inmensa ayuda de contrainteligencia cubana que ve en Venezuela su suministro petrolero, ha convertido el país en un narcoestado dominado militarmente. Hay que recordar que en la II Guerra Mundial hubo 1.400 generales, para todo un continente.

La Venezuela que generosamente recibió a nuestros padres hace 80 años al inicio del exilio no paga las pensiones a sus jubilados y tiene un salario mínimo de cinco dólares al mes y una situación estancada que Casella nos ha pedido no dejar de ayudar y solicitar para lo siguiente:

  • Elecciones libres y democráticas y con Observación Internacional.
  • Cese de la persecución política.
  • Liberación de todos los presos políticos, encarcelados, maltratados y sometidos a una situación inhumana.
  • Legalización de todos los partidos políticos.
  • Libertad de prensa y de pensamiento.

Y dejar de monopolizar el miedo.

Sesenta países, entre ellos el estado español y todos los europeos, han reconocido al presidente en funciones Juan Guaidó. Que la UE y todos esos países sigan presionando para que haya elecciones cuanto antes.

Antes de salir para Madrid, han visitado la exposición del maestro venezolano Jesús Soto, artista y máximo exponente del arte cinético que triunfa en el Guggenheim.

 

Víctimas de torturas en Venezuela aumentaron 500% en los primeros nueve meses de 2019

Provea señaló que la Dgcim y el Cicpc encabezan la lista de dependencias que refleja el ascenso del terrorismo de Estado en el país

Dgcim

En los primeros 9 meses de 2019 se registró un aumento de 508% en los casos de víctimas de torturas en Venezuela por parte de los organismos de seguridad del Estado.

El  Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos reveló la cifra en un informe sobre las violaciones de derechos humanos registradas entre enero y septiembre de este año.

La Dirección General de Contrainteligencia Militar y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas encabezan la lista de dependencias que refleja el ascenso del terrorismo de Estado en Venezuela.

Los casos ocurridos hasta los momentos superan sustancialmente los registrados en 2018, cuando el programa reportó un total de 109 personas afectadas por torturas.

En los primeros 9 meses de 2019 se denunciaron 34 casos de torturas, que incluyeron 554 víctimas individualizadas.

Es el registro más alto documentado por Provea en 31 años de monitoreo del derecho a la integridad personal en el país, señaló el informe.

El número pudiera ser mayor

Provea, no obstante, presume que el número de agraviados pudiera superar la cifra que maneja debido a factores como la opacidad oficial, las dificultades para el monitoreo y el temor para denunciar.

Señaló la ONG que 98,55% (546) de las víctimas individualizadas fueron hombres, y 0,90% (5) mujeres. En el restante 0,54% (3) de los aquejados no pudo identificarse el género.

Provea precisó que las edades de las víctimas oscilaron entre los 18 y los 50 años de edad.

Agregó que la mayoría de las lesiones infligidas a estas personas consistieron en golpes, culatazos, descargas eléctricas, crucifixión, patadas e insultos.

Del total de las víctimas reportadas entre enero y septiembre, 408 fueron privados de libertad por delitos comunes, 124 militares detenidos por supuesta conspiración contra Nicolás Maduro y 22 civiles detenidos por razones políticas.

La tortura en Venezuela se convirtió en una práctica generalizada y sistemática que se comete a diario en la mayoría de las cárceles y centros de detención, denunció Provea.

Aseguró que el régimen de Maduro institucionalizó la tortura y ahora forma parte del repertorio represivo que emplean las autoridades.

La organización también expuso que la violencia institucional es empleada en comunidades pobres y cárceles del país como un mecanismo de control social.

Víctimas de torturas en Venezuela
Infografía: Provea

“Maduro aplica la tortura sistemática y ejemplarizante para sembrar el miedo” por Ana Alonso – El Independiente – 1 de Noviembre 2019

La abogada defensora de Derechos Humanos asegura que Cuba está implicada en el plan de represión que se aplica en Venezuela

Tamara Sujú

Tamara Sujú, abogada defensora de Derechos Humanos y directora ejecutiva de Casla Institute. E.I.

Exiliada desde julio de 2014, Tamara Sujú es una de las activistas de Derechos Humanos más combativa contra el régimen de Nicolás Maduro. Sujú lleva las causas de numerosos presos torturados y en su labor de abogada defensora de las víctimas ha escuchado testimonios escalofriantes. Cada uno de ellos se le ha quedado grabado.

Como el caso de un joven que le contó cómo le violaron, y a quien vio como si fuera uno de sus hijos. O, más recientemente, el calvario del capitán Acosta, quien compareció moribundo ante el tribunal que no le pudo juzgar porque falleció una hora después. Tamara Sujú lleva su causa.

 

Su objetivo es que los líderes chavistas, encabezados por Nicolás Maduro, sean juzgados ante el Tribunal Penal Internacional. «La justicia internacional es la única esperanza de las víctimas en Venezuela», explica Tamara Sujú, a quien el gobierno español concedió la nacionalidad española en octubre de 2018 por carta de naturaleza aduciendo sus vínculos familiares con nuestro país y por razones especiales.

Sujú está preparando un informe que presentará en diciembre sobre las torturas del régimen chavista. Ha reunido testimonios que prueban la implicación de Cuba en las torturas y en la formación de los servicios de Inteligencia bolivarianos.

España se ha convertido en el oasis de los familiares de los represores en Venezuela. ¿Por qué no se van a disfrutar del paraíso que han creado ellos?

La justicia internacional, asegura Sujú, es una «amenaza real» porque la Justicia avanza, pase lo que pase. «Las víctimas ven que el día de mañana esa persona que cometió el crimen que él padeció se sentará en el banquillo».

A juicio de esta abogada y activista de Derechos Humanos, las sanciones han sido magníficas. «Quien quiera negociar con Estados Unidos, no puede hacerlo con estos criminales. Hasta Cubana de Aviación ha retirado su ruta. Esas sanciones personales han sido extraordinarias. Han tenido que salir de Estados Unidos esposas, hijos, amantes… España también se ha convertido en el oasis de los familiares de los represores en Venezuela. ¿Por qué no se van a disfrutar de ese paraíso que han creado ellos? La Unión Europea debe hacer mucho más. Tendría que cercar el espacio a los familiares de los criminales».

Mantiene que la UE sabe perfectamente quiénes están en sus países y qué crímenes han cometido. Reclama que la UE aplique sanciones a las familias de todos aquellos que estén implicados en la represión y en el crimen. «España podría hacer más. Debe hacer más. Saben quiénes está aquí disfrutando de la estabilidad y la seguridad de España. Aquí tienen todo para sobrevivir a costa del dolor de los venezolanos. Yo les mandaría de regreso a Venezuela».

En el objetivo chavista

Desde 2005 Tamara Sujú estaba amenazada por el régimen chavista. Acusaban a Sujú de traición por criticar al gobierno desde las instancias internacionales. Por su labor al frente de dos ONG que siguen activas en Venezuela, Fundación Nueva Conciencia Nacional y Damas de Blanco de Venezuela, la denunciaron por conspiración.

Desde estas ONG formaban a líderes juveniles en activismo de derechos humanos. Hacían marchas, denunciaban ante la Fiscalía abusos, y recopilaban testimonios de torturas.

En 2014, cuando hubo grandes protestas contra el heredero de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, el régimen puso en su punto de mira a los abogados. Decían que eran partícipes de la desestabilización y les acusaban de complicidad por defender a los manifestantes. En junio Tamara Sujú fue interrogada en el Helicoide durante más de seis horas. «Entonces decidí irme del país», relata.

«Entendí que la siguiente vez me detendrían o me impedirían salir del país. Decidí irme del país porque mi trabajo era la denuncia internacional y no me arrepiento. No habría podido hacer lo que hago él de haber seguido dentro. Los he acusado a todos, con caras, con nombres y apellidos, he dicho quiénes son los criminales y cómo inducen los crímenes de lesa humanidad», señala Tamara Sujú, directora ejecutiva de Casla Institute.

Un mentor llamado Vaclav Havel

Siete años antes de decidir exiliarse, en 2007, Tamara Sujú, que ya trabajaba en la defensa de presos políticos, había conocido a Vaclav Havel, el escritor y activista checo defensor de los Derechos Humanos que fue presidente de la República Checa entre 1993 y 2003.

«Havel ya estaba preocupado por lo que pasaba en Venezuela en 2007. Veía que Venezuela podía terminar como los países del Este de Europa que quedaron envueltos en el comunismo», recuerda Sujú, quien remarca cómo la Historia ha dado la razón a Havel. «Hoy somos un país rico en manos de un usurpador arrodillado al castrismo».

Havel veía ya en 2007 que Venezuela podía terminar como los países del Este de Europa que quedaron envueltos en el comunismo

Desde aquel encuentro revelador Vaclav Havel invitaba a Tamara Sujú al Foro 2000, un foro por la democracia global que organizaba anualmente. En 2010 la abogada venezolana defendió a unos estudiantes en huelga de hambre y Havel le mostró su preocupación por su caso. Vaclav Havel ofreció asilo a Tamara Sujú.

«Entonces no me pasaba por la cabeza el exilio. No estaba preparada. Pero me dijo algo que no se me olvida: ‘Los activistas de derechos humanos hemos de diferenciar esa raya amarilla que nos separa de la cárcel, de la muerte o de la libertad’. Y añadió el presidente: ‘Usted no es útil presa. Usted es útil libre’. Mi raya amarilla fue el Helicoide, donde están los presos políticos venezolanos. Recogí mis cosas y me fui en 15 días».

La República Checa fue su base de operaciones durante unos años, pero llegó un momento en que no se sentía segura. La embajada venezolana había organizado su seguimiento. En la última etapa Tamara Sujú fue embajadora del presidente encargado Juan Guaidó durante unos meses pero lo dejó «por conflicto de intereses» por su trabajo con la Justicia.

«No me puedo sentar a conversar con quienes tienen las manos manchadas de sangre. La Justicia ha de ir por la acera de enfrente de la política. En mí confían las víctimas. Me han dado sus testimonios y tienen esperanza», apunta la activista. «No podía estar en los dos lados».

Esperanza en la Justicia internacional

Asegura que todos los dirigentes chavistas saben que han cometido crímenes de lesa humanidad. «Quien induce, oculta, y no acciona, es tan culpable como el que ejecuta, según la ley venezolana y lo que establece el Estatuto de Roma. Lo saben todos, Maduro, Cabello, Padrino, el alto mando militar lo sabe, los ministros de Maduro lo saben. Los miles de venezolanos que han sido víctimas de la represión sistemática del régimen siguen luchando para conseguir justicia. Sin justicia no hay paz y así pasa en El Salvador», remarca.

La vía, insiste la abogada, es la Justicia internacional, porque «la justicia venezolana está podrida desde la raíces. El 95% de los jueces son provisionales. Los van cambiando. Los fiscales, igual. Son herramienta de persecución. Hay que reformar todo el sistema de justicia (tribunales, fiscalía, Supremo, defensoría) para que haya independencia verdadera. Creo en la justicia internacional, y en el trabajo en la Corte Penal Internacional. Iremos de crimen en crimen pidiendo justicia».

La Corte Penal Internacional no tiene lapsos procesales, según el Estatuto de Roma. Ha de haber certeza de que hubo crímenes de lesa humanidad. Son crímenes inducidos de forma sistemática para causar dolor, represión y muerte en la población.

Hay que demostrar que hubo un plan político de destrucción sistemática de una población. En el caso de Venezuela se abrió un examen preliminar por asesinato, detenciones arbitrarias, tortura y violencia sexual en las torturas.

Torturas espeluznantes

«Hemos demostrado en nuestra denuncia que desde 2002 se han creado cárceles para torturar, se han remodelado cárceles para torturar, han creado centros clandestinos para torturar. Han formado a policías de inteligencia para torturar, no es algo aleatorio, es algo inducido. Desde 2014 los cientos y cientos de torturas ejecutadas contra manifestantes tenía el objetivo de paralizar a la población a través del terror. Cuando torturan a un joven, hacen que la familia, los vecinos, los amigos, queden paralizados por miedo», relata Sujú.

Más recientemente son los militares quienes están en la mirilla del régimen chavista. Al asesinar a un militar por torturas, como fue el caso del capitán Acosta, Maduro lanza un mensaje dirigido a los más de 200 militares encarcelados. Sujú lleva el caso del capitán Acosta, que le conmovió profundamente.

El capitán Acosta fue torturado de forma terrible durante seis días. Cuando compareció estaba moribundo. Le arrojaron agua con ácido en las heridas tras torturarlo

«Me impactó por la maldad. En las torturas hay combos: golpes, patadas, les dan con la culeta de las armas, los arrodillan durante mucho tiempo, los bañan con agua fría… Ese era el patrón. Pero también hay torturas especializadas, como en el caso del capitán. Durante seis días el capitán Acosta fue tan terriblemente torturado que cuando compareció ante el tribunal iba moribundo. Murió a la hora con síntomas de torturas. Cuando terminaban de torturarle le echaban agua con ácido para que le ardieran las heridas», relata Sujú.

En la memoria de la abogada hay cientos de testimonios espeluznantes. «Recuerdo a uno de mis defendidos a quien mostraban imágenes de su perro desmembrado mientras le torturaban. También sé de esposas o las hijas torturadas para presionar al preso. O los meten huecos en los dedos de los pies para que la electricidad les corra por los nervios. Así los revientan. He escuchado a víctimas a quienes colocan en rieles de caucho, colgados con los brazos hacia atrás, y allí les golpean, les aplican electricidad durante días. Recurren a la asfixia con bolsas con agua y luego los reviven con electricidad. O los ponen drogas en las heridas. Los torturadores descansan, los torturados no».

Practican también torturas sexuales, según los relatos recogidos por Sujú son el 90% de los casos. «Son sádicos. Les violan con las culatas de las armas, por ejemplo, especialmente a los militares para humillarles».

Otra modalidad es la tortura psicológica, como la Tumba (cinco pisos bajo tierra en el Sebin). Pasan meses en celdas mínimas, con luz artificial, sin comunicarse con nadie. Recuerda cómo Lorent Saleh decía que dormía sin saber cuánto tiempo había dormido. La desorientación vuelve loco al detenido. Hay neveras donde meten a las víctimas desnudas durante varios días. «En Venezuela la tortura ha sido planificada para doblegar a las personas».

Maduro ha ido haciendo torturas ejemplarizantes. «Así fue el caso de la juez Afiuni, encarcelada, torturada y violada. O médicos a los que destroza los dedos para que ya no pueden ejercer. El régimen de Maduro practica la tortura con el fin de paralizar a la población con el terror, el miedo, a través de crímenes de lesa humanidad», resume la abogada.

En los últimos tiempos he reunido testimonios sobre la intervención de los cubanos en este plan y la formación de la Inteligencia venezolana por parte de Cuba

Lo último que de lo que tiene pruebas Tamara Sujú apunta a Cuba. «En los últimos tiempos he reunido testimonios sobre la intervención de los cubanos en este plan y la formación de la inteligencia venezolana por parte de Cuba», afirma. En diciembre presenta un informe con estas revelaciones.

«Ahora la tortura va a por los militares y aquellos que pueden estar organizando la resistencia. También van a por sus familias. Saben dónde compran, dónde estudian sus niños… Han infiltrado los grupos de resistencia y han convertido la Fuerza Armada Nacional en espía de sus propios compañeros de armas. Venezuela es ahora una sociedad de delatores, igual que en Cuba», explica la activista.

Recuerda la película La vida de los otros, ahora que se cumplen los 30 años de la caída del Muro.

Héroes supervivientes

Tamara Sujú sigue escuchando a todo aquel que tiene pruebas de torturas y de abusos. «Han torturado, han asesinado bajo torturas, han realizado ejecuciones extrajudiciales. Perdonar no puede perdonarse. No pueden seguir en política. Sería una sinvergüenzura. Son criminales, narcoterroristas y corruptos. Y no es menor la corrupción porque deriva en hambruna y en el exilio de millones de venezolanos».

Infatigable, expone sus más recientes preocupaciones: «Cuando se preguntan qué le pasa a los venezolanos… Lo que nos pasa es que tenemos a los cubanos, a los rusos, a los iraníes, metidos en la Inteligencia y educando para avanzar en la represión. En Nicaragua ha habido torturas espantosas. Mi preocupación es que el patrón del narcochavismo está siendo exportado. Nos preocupa la ramificación. La esperanza de Venezuela es que los países democráticos se fortalezcan, no que se destruyan. Si secuestras a países democráticos, y destruyes sus instituciones ¿qué nos espera en América Latina?».

Elogia a los venezolanos que siguen dentro del país, a quienes considera auténticos héroes. «Los niños con cáncer que salen a protestar, los profesores que van a las clases sin zapatos, los médicos que protestan porque se les mueren los pacientes, los jóvenes que salen a las calles, son héroes sobrevivientes. Por eso hay que seguir trabajando. La fuerza que me mantiene para no parar es eso. No me puedo permitir un momento libre cuando allá sigue habiendo gente valiente dando la batalla».

Zarpazo al Grupo de Lima por Manuel Corao – El Nacional – 28 de Octubre 2019

Las manifestaciones de calle acontecidas recientemente en América del Sur tienen un  elemento en común; la responsabilidad  de los gobiernos de Cuba y Venezuela por la maniobra indebida de terroristas en las protestas demandantes de reivindicaciones  llevadas a cabo en Chile y Ecuador.

Estos gobiernos sureños son  miembros del Grupo de Lima conglomerado político en defensa de la democracia y los derechos humanos en Venezuela.

Revoltosos que accionaron violentamente en ciudades de ambas naciones al ser detenido un número indeterminado de actores y comprobar sus identidades; cerca de 600 resultaron ser extranjeros muchos de ellos provenientes recientemente de Venezuela, quienes se dedicaron a cometer destrozos variados tales como incendios, rotura de señales en vías comunitarias, daños a la propiedad privada, enfrentamiento armado con la autoridad ciudadana al infiltrarse en las marchas cívicas, denunció el mandatario Lenín Moreno de Ecuador.

Pesquisas y confesiones grabadas judicialmente revelaron que la presencia de ellos en la ciudad encumbrada era con fines políticos contrarios a la paz vecinal.

La inherencia de una nación en los asuntos internos de otro país con la identificación de actores violentos en manifestaciones pacíficas acontecidas en Chile desde mediados de octubre; fue delatada por el gobernante Sebastián Piñera al identificar y obtener la confidencia de quienes capturados infraganti confesaron venir para atentar contra la estabilidad política del territorio austral.

Si existiese duda de lo expresado, Diosdado Cabello, segundo hombre al mando en Venezuela al conocer las revelaciones indicó burlonamente que los hechos en referencia eran un “vientecito bolivariano”, lo cual por lo elocuente es una  aceptación de la relación gubernamental en la práctica precisa ejecutada en las naciones andinas, lo cual remató con la ocultada expresión de un venidero “huracán bolivariano”.

Evaluaciones hechas sobre la hambruna en Venezuela, partiendo de los ingresos fiscales proveniente de la renta petrolera, junto a la prohibición de producir o importar el sector privado bienes de consumo alimenticio y medicinas para el ser humano, expertos llegan a la conclusión que los ingresos monetarios para la adquisición de tales rubros son desviados hacia otras actividades y ejecución de políticas ajenas al ciudadano común.

Nada justifica lo que acontece en el país ya que en  los últimos 17 años ha recibido el instituto emisor 56.000 millones de dólares de promedio amén de préstamos por casi 170.000 millones de dólares, los cuales se desconoce adónde fueron a parar gran parte de los mismos.

En  los últimos años la nación suramericana recibe 19.000 a millones de dólares dinero que decrece notablemente con el tiempo pero suficiente para enfrentar los  rótulos  alimenticios y medicinales en general de la población, pero los montos no ingresan totalmente al erario.

Es tal el desamor de Maduro Moros que solo  da prioridad a la política radical y para ello lograr  ratifica  la prohibición  de importar comida reservándose ese privilegio para el estado, iniciativa que busca  incentivar con fines intervencionistas en otros países  el éxodo de venezolanos hacia territorio vecino en busca de alimentación y ulteriores oportunidades de empleo.

Maduro lleva al terruño a la quiebra técnica financiera, pero previamente ha sacado para dar a naciones de política extremista montos en miles de millones que ha debido dedicar a sus gobernados.

Expropiaciones arbitrarias sin contraprestación, persecución fiscal de las fuentes permanente de puestos de trabajo, desabastecimiento, inflación galopante e ineficientes servicios básicos como la electricidad, marcaron el desplazamiento en millones de seres hacia América del sur principalmente.

La planificada hambruna como política de Estado logra sus metas porque junto con estos viajantes se desplazan grupos terroristas que por puertos normales de entrada a países andinos no se les facilitaría.

Una vez estas tropas debidamente entrenadas para desestabilizar, mezclados entre la diáspora se activarán en llamadas callejeras de requerimientos sociales causando ruina indiscriminada cual robots a su paso por las vías públicas, incendiando instalaciones de servicio al ciudadano, enfrentamiento con la policía comunitaria y hasta muerte entre los vecinos que reclaman creando un caos que proyecte, no siendo verdad, la incapacidad de las autoridades para ejercer el mandato conferido.

Tales actuaciones  dirigidas tienen un tiempo finito para causar los efectos de crisis buscados , es por ello  que pudimos observar al ex presidente Rafael Correa de Ecuador presentarse ante los medios de comunicación e indicar que para controlar la situación debía renunciar Lenin Moreno, presidente constitucional ecuatoriano  y convocarse a elecciones de inmediato.

No haber hecho Correa un llamado a la concordia y la paz ante el desenfreno de grupúsculos es un claro indicativo de que era un militante por la crisis y corresponsable de 7 muertos, 1.340 heridos y 1.152 detenidos.

En Chile la cita común es igualmente penetrada por terroristas, a lo que la guardia responde con prontitud y firmeza.

Sebastián Piñera, al igual que su homólogo de Ecuador, Lenín Moreno, convocan a la sociedad civil, la cual acude en su torno ratificando sus liderazgos y autoridad  constitucional.

Los mismos responsables venidos de Cuba y Venezuela llegaron a Chile saliendo derrotados por el pueblo que hoy exige justicia por 13 fallecidos en la concentración, 5 más en mano de los carabineros, 102 heridos y 962 detenidos.

Chile y Ecuador, países hermanos que conforman el Grupo de Lima, son defensores de la democracia venezolana, los derechos humanos y una nación que se niega a claudicar ante el tirano que anhela esclavizarlos.

Crisis en Venezuela – Boletin 107 – 14-21 de Octubre 2019

Derechos Humanos : Venezuela en la mira internacional – Revista Avila/Montserrate – 15 de Octubre 2019

Screen Shot 2019-07-17 at 7.36.08 PM

Este año se han tomado tres importantes decisiones sobre la grave y compleja situación de los derechos humanos en Venezuela: 1) El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) creó la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos, 2) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) estableció una Misión Especial de Seguimiento para Venezuela (Meseve) y 3) La Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó el informe de la Comisión de Encuesta establecida para Venezuela, con ocasión de las violaciones a los convenios internacionales.

¿Qué implica estas acciones para Venezuela?

Misión internacional independiente de determinación de los hechos de la ONU: es la primera vez que se aplica esta medida a un país de América Latina. Asimismo, el Consejo de Derechos Humanos otorgó un nuevo mandato a la alta comisionada, Michelle Bachelet, para que continúe investigando la situación de los derechos humanos en Venezuela, con énfasis en el sistema judicial y en el acceso a la justicia, las violaciones de los derechos económicos y sociales y las denuncias sobre el Arco Minero del Orinoco.

Además, estableció que si las autoridades venezolanas no cooperan seriamente con la Oficina de la Alta Comisionada, el Consejo evaluaría la creación de una Comisión de Investigación, un mecanismo aún más severo que la Misión de Determinación de los Hechos, para establecer responsabilidades individuales y a las cadenas de mando. Este punto tiene serias implicaciones, porque se complementaría con la investigación preliminar que adelanta la Corte Penal Internacional.

Misión Especial de Seguimiento para Venezuela (Meseve): este mecanismo de la Cidh solo se ha aplicado en dos ocasiones. La primera fue a raíz de la desaparición forzada de 43 estudiantes en Ayotzinapa, México, en 2014 Venezuela en la mira internacional y, la segunda, a raíz de la crisis política, manifestaciones, brutal represión y persecución de los líderes de las protestas en Nicaragua, en 2018.

Este tipo de mecanismo sirve para evaluar la implementación de sus propias recomendaciones ante la posible violación de los derechos humanos, así como dar seguimiento a las medidas cautelares otorgadas a víctimas, defensores de derechos humanos, líderes políticos, periodistas y testigos. A través de éste mecanismo la Cidh puede ejercer una mayor supervisión y vigilancia de los derechos humanos. La Misión Especial de Seguimiento para Venezuela pondrá especial atención a crímenes de lesa humanidad y a las responsabilidades individuales. Esto pone ante la comunidad internacional al régimen de Nicolás Maduro como un Estado que practica de manera sistemática y generalizada graves violaciones a los derechos humanos.

Informe de la Comisión de Encuesta establecida para Venezuela de la OIT: el 30 de septiembre de 2019, la OIT publicó el Informe de la Comisión de Encuesta establecida para Venezuela, con ocasión de las violaciones a los convenios internacionales del trabajo ratificados por el Estado. El gobierno “obrero” de Nicolás Maduro es investigado desde 2018 a través de un mecanismo de alto nivel que apenas se ha activado en 13 ocasiones desde la creación de la OIT hace 100 años.

La Comisión de Encuesta alerta en sus conclusiones sobre el persistente hostigamiento a la patronal Fedecámaras y sus afiliados y a sindicatos no afines al gobierno; impunidad en relación con actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización e intimidación, “así como otras vulneraciones de las libertades civiles, sufridas por sus dirigentes y miembros”. También alerta sobre prácticas de injerencia indebida, favoritismo y promoción de organizaciones sindicales paralelas.

Finalmente, la Comisión de Encuesta recomienda al Estado venezolano adoptar las medidas necesarias para garantizar la existencia de un clima desprovisto de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión, en el que los interlocutores sociales puedan ejercer sus actividades legítimas, incluida la participación en un diálogo social con todas las garantías; exhorta a no utilizar procedimientos judiciales para obstaculizar el ejercicio de la libertad sindical y exige la liberación de los trabajadores Rodney Álvarez y Rubén González, ambos detenidos de forma arbitraria, este último sometido a justicia militar. Estas tres importantes decisiones de organismos internacionales de protección a los derechos humanos sobre las graves, sistemáticas y generalizadas violaciones a los derechos humanos, pone a Venezuela en la mira de la comunidad internacional. Representa a su vez un paso más para la búsqueda de la verdad, la justicia y el desmontaje de los mecanismos de impunidad en el país.

Qué hace de un gobernante un tirano, según Juan de Mariana por Guillermo Rodríguez González – PanamPost – 6 de Septiembre 2019 

“Un tirano disfruta del poder no por sus méritos sino por la fuerza”, explicaba Juan de Mariana. Sus acotaciones y observaciones siguen lastimosamente vigentes.

«Un tirano se apodera de todo sin respeto por las leyes», afirmaba Juan de Mariana. (Foto: Flickr)

Esta columna será remotamente similar a la incompleta reseña de un libro que no se ha escrito —porque lo estoy escribiendo—. Aunque encuentro lejos de concluir, quise compartir un par de cosas que pudieran resultar sorprendentes, y espero interesantes, sobre la asombrosa actualidad que tiene para nuestro tiempo y circunstancia la voz de un teólogo español de siglo XVII al que hoy denominamos con más frecuencia «economista» que «teólogo». Los problemas morales que estudió a la luz de la teología, lo llevaron por el camino que, para nosotros, resulta ser —siempre que tengamos conocimiento del contexto histórico y la terminología que entonces prevalecía— el de la teoría de la ciencia económica y la teoría política contemporáneas.

Alguna vez cité a Mariana sobre derechos humanos en una conferencia. En ciclo de preguntas, un idiota ilustrado tomó la palabra y nada preguntó, se limitó a afirmar que no existían «derechos humanos» en el siglo XVII. Le pregunté si acaso no es «derechos humanos» como habría que traducir «Iura humanitatis (per quam homines sumus)» en un contexto como: «así, pues, los derechos humanos que nos constituyen como hombres, y la sociedad civil en que gozamos de tantos bienes y de tanta paz, deben atribuirse a la carencia de muchas cosas necesarias para la vida, al temor y a la conciencia de nuestra debilidad. (…) Y es así como el hombre, que en un principio se veía privado de todo, sin tener siquiera armas con que defenderse ni un hogar en que protegerse, está hoy rodeado de bienes por el esfuerzo realizado en sociedad con otros, y dispone de mayores recursos que todos los demás animales, que desde su origen parecían dotados de mejores medios de conservación y de defensa».

«Pero no son los derechos humanos de la declaración de la ONU«, me insistía. Respondí que estaba de acuerdo. Y no lo eran por lo mismo que los de la declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789 tampoco lo eran. Claro, yo mismo cometía una idiotez. Carece de objeto discutir algo así con quien cree que los derechos «se crean» al «decretarlos» porque en la universidad le «enseñaron» que eso era «derecho». Sería imposible que comprendiera que lo que considera «la teoría jurídica» no es la única, sino un paradigma teórico en competencia con otros, cuya existencia e influencia en derecho, jurisprudencia y legislación, de gran parte de la humanidad actual decidió ignorar en su propio perjuicio intelectual. Quien actúa caprichosamente en su propio perjuicio evidente, por el placer subjetivo que de ello obtiene es, por definición, un idiota. No hay mayor idiotez que discutir con idiotas.

Mariana es de asombrosa actualidad en su teoría económica, lo que no es un fenómeno aislado. Hay una teoría económica de valor subjetivo, precios de mercado y competencia como proceso creativo, que se extiende desde Diego de Covarrubias a Juan de Marina. También otros que, como ellos, para responder aquella pregunta clave de la filosofía de la antigüedad clásica (a saber, ¿qué es lo justo?, lo que a la luz del cristianismo reconsideró el pensamiento occidental hasta hace poco) llegaron a lo que hoy denominamos economía.

Ella nos explica el problema inflacionario desde una teoría que nos resulta perfectamente conocida. Explica la inflación como la entendemos hoy, como un fenómeno producto de excesos monetarios con los que se pretende financiar excesos fiscales imponiendo un «impuesto» subrepticio y empobrecedor. Sí, califica a la inflación de impuesto oculto (y quien infla la moneda, pasa a ser un tirano). Pero es en la definición del tirano (sus fines, sus vicios, sus ambiciones y sus resultados) en donde su voz parece hablar a nuestros tiempos y a nuestras preocupaciones.

«Un tirano (…) manchado con todo género de vicios (…) disfruta del poder no por sus méritos ni por concesión del pueblo, sino por la fuerza (…) Y aun cuando haya accedido al poder por voluntad del pueblo, lo ejerce con violencia y no lo acomoda a la utilidad pública, sino a sus placeres, a sus vicios (…) se esfuerzan por expulsar de la república a los mejores. Caiga lo que está más alto en el reino (…) atacan directamente o bien apelan a calumnias y secretas acusaciones (…) para impedir que los ciudadanos se puedan sublevar, procura arruinarlos imponiendo cada día nuevos tributos, sembrando pleitos entre los ciudadanos y enlazando una guerra con otra (…) teme necesariamente a los que le temen, a los que trata como esclavos (…) suprime todas sus posibles garantías y defensas, les priva de las armas (…) para (…) desmoronar su confianza en sí mismos (…) Teme el tirano (….) a los propios súbditos, que, convertidos en sus propios enemigos, pueden arrebatarle el poder (…) les prohíbe hablar de los negocios públicos y se vale de espías para que no se informen ni hablen libremente, que es el mayor limite a que puede llegar la servidumbre, y no permite que nadie proteste de los males que les afectan (…) subvierte todo el Estado, se apodera de todo por medios y sin respeto alguno por las leyes, porque estima que está exento de la ley (…) obra de tal manera que todos los ciudadanos se sientan oprimidos por toda clase de males con una vida miserable, y les despoja de su patrimonio para dominar él solo en los destinos de todos», reza Mariana.

¿Le suena conocido? ¿De libros de historia contemporánea? ¿De prensa de actualidad? ¿Notó que a quienes propagandistas de esos tiranos acusan de ser «los verdaderos tiranos» no llenan el retrato que del tirano hace Mariana? ¿Notó quiénes lo llenan y quienes no? Porque, al respecto, les citaría encantado a Mariana sobre aduladores del poder. Si no desperté ya su curiosidad sobre un economista del siglo XVII tan sorprendentemente actual, sería inútil. Y si la desperté, es porque era innecesario.

A %d blogueros les gusta esto: