elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Cuba

La Unión Europea legitima a Venezuela como protectorado cubano por Elizabeth Burgos – Revista Zeta – 20 de Mayo 2018

*La escandalosa declaración en ese sentido, de Federica Mogherini. ¿Quién es esa señora que se atreve a insultar a todos los venezolanos?

París.- Un cable de la Agencia EFE del 15 de mayo informa que la vicepresidente de la Comisión Europea y Jefa de Relaciones Exteriores de la Unión Europea y de la Segundad, Federica Mogherini, declaró que Cuba podría desempeñar un papel positivo para impulsar un diálogo político en Venezuela. La declaración de la señora Mogherini tuvo lugar durante una conferencia de prensa en la que estuvo acompañada por el Ministro de relaciones exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez. Conferencia de prensa realizada tras la celebración de una reunión formal entre la UE y Cuba para poner en marcha un acuerdo de Diálogo Político y Cooperación. Más oficial el marco de la declaración relativa al destino de Venezuela no podía ser.

Lo primero que debemos preguntarnos es cuáles son las consecuencias de una decisión preveniente de uno de los entes de mayor peso político en el tablero de la geopolítica actual.

La primera consecuencia, – y es de particular gravedad para la pervivencia de Venezuela en tanto que nación, que debería ser tomada muy en cuenta por aquellos tan propensos al optimismo ingenuo que tanto ha obstaculizado la conformación de una alianza sólida entre las diferentes corrientes de la oposición –, es que esta decisión de la Unión Europea legitima, avala, la condición de protectorado cubano de Venezuela. País que por su posición geográfica – caribeño, andino amazónico – y por las riquezas que encierra, constituye un elemento indispensable para el poder castrista como base de expansión de su poder, tanto en lo interno, como en lo internacional, consolidando por ende, su condición de interlocutor ineludible ante las democracias occidentales con los países de América Latina anexados a la influencia cubana, o los que vaya paulatinamente anexando, al mismo tiempo que Cuba refuerza su papel de intermediario ante Rusia, China, Irán y ahora Turquía, en relación a América Latina.

Significa un triunfo rotundo para el castrismo en su larga marcha emprendida hace 60 años hacia la consolidación de un poder global, inspirado en el que ejerció Moscú como centro del comunismo internacional. Desde hace varios decenios, La Habana se ha instaurado ya como centro inspirador de su modelo de gobierno: una mezcla de fascismo/ comunismo, de nacionalismo, de caudillismo que se nutre al mismo tiempo del legado que dejó la piratería como medio de enriquecimiento, y el de la mafia que tanta influencia tuvo en Cuba. Ese modelo lo hemos visto desarrollarse en los últimos veinte años en los gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina. Se han perdido algunas plazas, quizás momentáneamente: la Argentina y el Brasil, y Nicaragua debilitándose. Pero en la actualidad están y el horno en proceso de cocción: México con López Obrador, y Petro en Colombia.

Volviendo a Venezuela y a la mediación de Cuba, varias veces, desde diferentes ángulos, incluso desde Venezuela, con esa falta de visión que caracteriza a muchos, se lanzó la idea de apelar a Cuba para que mediara en el conflicto venezolano. Incluso en un momento dado, uno de los miembros de la familia Cisneros expuso esa idea públicamente; recuerdo haber tratado el tema en este mismo espacio. Cada vez que se hizo la propuesta, Cuba negó todo interés de involucrarse en el asunto y apelaba por “el respeto a la soberanía” de Venezuela. Por supuesto, se trataba de globos de ensayo lanzados por los expertos cubanos para sondear la acogida de la idea. Mientras tanto, Cuba puso a trabajar a sus simpatizantes y otros agentes de influencia y a ganar tiempo: inventaron diálogos, encuentros en Santo Domingo, involucraron al Vaticano. Rodríguez Zapatero jugó un papel crucial en el manejo de esa guerra de guerrillas diplomática. Hasta que por fin, llegan al escenario actual cuando es la propia jefa de la diplomacia europea quien declara, acompañada del canciller cubano, que “Personalmente , creo que Cuba podría jugar un papel positivo al tratar de evitar nuevos desarrollos negativos (en Venezuela) e intentar reabrir y negociar una solución política y de diálogo”. El cubano por supuesto no declaró nada, su postura fue la del responsable político que ha sido solicitado por la representante de una de las grandes potencias del mundo a colaborar para resolver un conflicto en un país en donde se están dando “desarrollos negativos” (por supuesto que la señora Mogherini no mencionó que esos desarrollos negativos, los había causado, precisamente, Cuba).

¿De dónde y cómo surge la relación privilegiada de hoy del régimen cubano con la Unión Europea? Recordemos que la UE hace veinte años, bajo el impulso del expresidentes José María Aznar, había condicionado todo acuerdo con La Habana a que el régimen se democratizara y respetara los derechos humanos. Esa posición fue llamada “Posición Común” respetada por todos los miembros de la UE.
Dos elementos han obrado en pro de la apertura de la UE hacia Cuba.

Primeramente, el deshielo impulsado por Barack Obama en 2016 generó un impulso en Bruselas liderado por Francia durante el gobierno de François Hollande, para no dejarle a EE.UU. la prioridad de la primicia de la supuesta apertura de Cuba y las posibilidades de inversión en la isla. Gracias a la mediación de altos responsables de la diplomacia francesa, muy cercanos al régimen cubano, François Hollande realizó un viaje oficial a Cuba; incluso se sumó al impulso de los presidentes latinoamericanos: también visitó y se hizo fotografiar con el anciano dictador. Por cierto, que fiel a su elegancia, y a su saber darse su puesto, Barack Obama declinó caer en semejante infantilismo cuando visitó La Habana.

El segundo elemento proviene de la señora Mogherini misma y sus simpatías personales. El primer elemento que dio a conocer su posición personal que de hecho abrogó la “Posición Común”, fue su declaración durante su viaje a La Habana en 2017 de que “Cuba era una democracia de partido único”: es de imaginar la indignación que causó semejante declaración en el seno de la oposición cubana, (Por cierto, un conocido politólogo francés, también condescendiente de lo que hoy en Francia se llama “Populismo progresista”, llama esa modalidad de “democracia” de influencia castrista, como la que impera en Venezuela, “democracia hegemónica”, noción, por cierto, totalmente reñida con la democracia. En 2015, en un discurso que pronunciara en la conferencia “Call to Europe”, Mogherini apeló por integrar el Islám político : textualmente dijo “No temo decir que el Islám político deba formar parte del marco y que deberíamos no temer de decirlo y aceptarlo”. Luego, midiendo tal vez las consecuencias de sus palabras agregó: “No sabemos muy bien en Europa, que la religión juega un papel en la política, no siempre bueno, pero no siempre malo tampoco. Eso forma parte del proceso (ndr : democrático).” No es de extrañar el debilitamiento de la democracia que se experimenta hoy en el mundo, si sus altos representantes de la institucionalidad democrática se encargan de relativizarla.

Es interesante adentrarse en la biografía de Federica Mogherini porque nos da algunas claves acerca de su cercanía y entusiasmo por el régimen cubano. Elle es hoy miembro del Partido Demócrata italiano, substituto del Partido Demócrata de Izquierda, el cual substituyó a su vez al Partido Comunista Italiano, al este disolverse. Fue ministra de Relaciones exteriores del gobierno de Mateo Renzi. En el 2014 es designada como alta Representante de la Unión Europea para los asuntos extranjeros y la Política de Seguridad, luego, le otorgan definitivamente el cargo de Jefa de la diplomacia europea. Estudió Ciencias Políticas en Italia, realizó su tesis en el Instituto de Ciencias políticas de Francia. El tema de su memoria fue la relación entre la religión y la política en el Islám. Un dato interesante que puede darnos la clave de su propensión “elástica” en relación a la democracia en contextos totalitarios: a los 15 años adhirió a la Federación de la Juventud Comunista Italiana (FGCI), tras ser disuelto el Partido Comunista y reemplazado por el Partido Demócrata de Izquierda, con su filial, la Juventud de Izquierda (Sinistra Giuvenile) a la cual la joven Mogherini también adhiere. Ya adulta, llega a ser miembro del Consejo Nacional de los Demócratas de Izquierda. Luego el Partido Demócrata de Izquierda, toma el nombre de Partido Demócrata de cuya dirección nacional ella forma parte. Fue elegida al cargo de la diplomacia europea por los jefes de Estado socialistas que en 2014 gobernaban en Europa y con el apoyo del Partido Socialista Europeo.

Federica Mogherini ostentará su cargo hasta el 2019.

Con su sentido de la instrumentalización del poder, su experiencia de guerra de guerrillas y de guerra de posición, el régimen cubano tendrá tiempo suficiente como para apuntalar su propio régimen, el régimen que escogerá para Venezuela tomando en cuenta los elementos domésticos; la existencia de una oposición, (ya se habrá dado el desenlace de México y Colombia). Por lo pronto, el campo venezolano está prácticamente limpio: con 3 millones de exiliados, la gente que quede será fácil contentarla. Y si Maduro logra los 10 millones el domingo próximo, será la prueba de que La Habana optó por conservarlo, seguirá en su cargo de pro cónsul, con un vicepresidente que represente el “entre dos”, y un gabinete integrado por los duros del chavismo, más algunos ministros procedentes del grupo de colaboracionistas de la MUD : simples figurantes sin poder alguno. La historia del castrismo seguirá su curso.

 

Cuba le arrebata a Venezuela refinería de PDVSA tras impago de “servicios prestados” por Sabrina Martin – Panampost – 15 de Mayo 2018

refineria-cienfuegos-pdvsa.jpg
Cuba decidió asumir el control de la refinería cubano-venezolana. (Flickr)
El régimen cubano tomó posesión completa de la refinería Camilo Cienfuegos y retiró a la petrolera estatal venezolana PDVSA de su participación accionaria; esto, tras el incumplimiento de pago por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Tal y como lo hizo China, que demandó a Venezuela por impago; Cuba, país “amigo” del socialismo, también decidió asumir el control de la refinería cubano-venezolana. El régimen de la isla alegó que tomó posesión porque Venezuela “se lo debía por los servicios profesionales prestados”.

Por lo visto estábamos atrasados en las deudas con China, Rusia y Cuba. Sinopec (China) demandó pero ya se llegó a un arreglo. Rusia acordó refinanciar unos $ 3.000 millones y Cuba se quedó con la refinería Cienfuegos

— Jose Toro Hardy (@josetorohardy) December 15, 2017
La Refinería “Camilo Cienfuegos” era una empresa mixta constituida en abril de 2006 entre la estatal caribeña Cuvenpetrol S.A. y la venezolana PDVSA, fruto de los acuerdos suscritos en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

“Tras el retiro de la compañía venezolana PDVSA de la empresa mixta Cuvenpetrol, desde agosto de 2017 la Refinería de Petróleo de Cienfuegos opera como entidad estatal plenamente cubana, bajo la égida de Unión Cuba Petróleo (CUPET)”, publicó este jueves 14 de diciembre el diario de Cienfuegos citado por la agencia de noticias Reuters.

Aunque se desconocen las causas exactas de esta decisión, se presume que con la toma de posesión de Cienfuegos, Cuba busca saldar deudas ante el incumplimiento de compromisos por parte de Venezuela.

Un funcionario venezolano señaló a Reuters que Venezuela debía pagar a la isla desde servicios profesionales hasta la renta de tanqueros petroleros a PDVSA.

Cabe destacar que la estatal petrolera venezolana tenía un 49 % de participación accionaria en dicha refinería.

Con la llegada del chavismo al poder en Venezuela, Cuba ha dependido financieramente del país suramericano el cual cubría hasta el 70 % de sus necesidades de combustible. Pero tras la crisis económica que enfrenta la nación gobernada por Nicolás Maduro, el impago y el incumplimiento de compromisos internacionales están a la orden del día.

La refinería en Cuba cierra el 2017 con escasa producción y con cero mejoras en infraestructura; no habrá construcción de instalaciones para la industria petroquímica.

Y es que la falta de suministro de petróleo a Cuba, por parte de Venezuela, ha dejado como consecuencia una baja en la producción de la refinería. Los envíos de crudo y combustibles cayeron casi 13 % en el primer semestre de este año.

El descenso en los cargamentos provocó también el racionamiento de combustible y electricidad en Cuba, cuya economía depende en gran medida de Venezuela tras los acuerdos bilaterales de cooperación firmados con la llegada de Hugo Chávez a la Presidencia del país suramericano.

Por esta razón, Cuba intentó abrir sus acuerdos internacionales para empezar a recibir cargamentos de otros productores como Rusia, algo que no hacía hace más de una década.

En octubre de este año la compañía petrolera rusa Rosneft anunció que ampliará la cooperación con la isla caribeña.

Pero Rusia no es el único país dispuesto a colaborar con Cuba en el “rescate” de su suministro de petróleo. En septiembre se conoció que Argelia enviará medio millón de barriles de petróleo para ayudar a Cuba y paliar el déficit causado por la crisis en Venezuela.

El economista venezolano y experto en petróleo, José Toro Hardy reaccionó a través de su cuenta en Twitter al enterarse de la nueva pérdida.

“A pesar de todo el petróleo que se envía, resulta que a Cuba más bien le debíamos dinero y como estábamos atrasados en el pago, por lo visto nos quitaron la participación que teníamos en la refinería Cienfuegos. ¿Será que alguien explicará cómo ocurrió?”; cuestionó en las redes sociales.

Producción en “mínimos históricos”

La petrolera estatal venezolana PDVSA enfrenta una crisis sin precedentes donde sus cifras de producción petrolera cayó a “mínimos históricos”.

Informes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) revelan que el país gobernado por Nicolás Maduro solo pone en el mercado 1.955.000 barriles diarios que, de acuerdo con el registro histórico, es la cifra más baja desde fines de la década de 1980.

Según la OPEP la producción venezolana de crudo acumula hasta 25 meses seguidos en contracción; pasó de extraer 2.360.000 barriles diarios en septiembre de 2015 a 1.863.000 al cierre de octubre de 2017.

Mientras disminuye la producción de PDVSA, el régimen se ve inmerso en una situación urgente de pago de deuda externa que, según cálculos de economistas, ronda en al menos 70.000 millones de dólares en pago de bonos y hasta 50.000 millones de dólares en servicios con acreedores.

Para poder cumplir con dichos pagos, el Ejecutivo chavista optó por un recorte de las importaciones, aumentando aún más la escasez de medicamentos y alimentos.

 

Experto asegura que Venezuela compró petróleo importado para “pagar inteligencia” y asesoría cubana por Betsy Alvarado – Noticiero Digital.com – 16 de Mayo 2018

Unknown-1.jpegEl experto petrolero y profesor adjunto de la Universidad de Georgetown (EEUU), Ramón Espinasa, aseguró este miércoles que la supuesta compra en petróleo extranjero que hiciera recientemente Pdvsa por 440 millones de dólares fue para enviarlo directamente Cuba como parte del pago por los servicios de inteligencia y asesoría técnica.

“Lo primero que hay que entender es que no estamos produciendo suficiente petróleo para enviárselo nosotros directamente. De hecho, nosotros estamos importando derivados del petróleo para surtir nuestro mercado interno. Segundo, la respuesta no está en el ámbito de lo técnico-petrolero; sino en el ámbito de lo político. Venezuela tiene que pagar por servicios al Gobierno cubano, servicios de inteligencia, formas de asistencia técnica que el Gobierno cubano le presta al Gobierno venezolano y hay obviamente una alianza entre los dos países”, aseguró.

Tal aseveración fue hecha durante una entrevista concedida al periodista Cesar Miguel Rondón, donde además indicó que desde que el expresidente fallecido Hugo Chávez llegó al poder, Pdvsa está pagando bienes y servicios que no tienen nada que ver con la producción de petróleo.

“Mercal primero, las expropiaciones de empresas como la Cantv después, construcción de casas, etc; y ahorita paga por estos servicios en el exterior”, comentó.

Destacó que la compra de petróleo extranjero -que de acuerdo a la agencia Reuters le significó a la nación hasta 440 millones de dólares- se da en medio de una crisis económica y con deudas por pagar, como es el caso Conocophillips
En este contexto, el experto resaltó que el actual presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, está continuando con el proceso de acelerar la destrucción de esta importante industria del país, por lo cual lo calificó de “incompetente”.

“Esto no hay que verlo al final de la película. No me cabe la menor duda que Quevedo es un incompetente, pero ha llegado justo al final y ha terminado con la pizca de capacidad técnica que tenía Pdvsa”, sentenció.

Conoco obtuvo recientemente órdenes judiciales que le permiten apropiarse de activos de Pdvsa por 2.000 millones de dólares en un esfuerzo por cobrar el dinero por la nacionalización en 2007 de activos de la compañía, cuando era presidente en Venezuela el fallecido Hugo Chávez.

 

Conoco y la abstención por Ibsen Martínez – El País – 15 de Mayo 2018

UnknownLa poderosa petrolera estadounidense ha obtenido de tribunales competentes el control de los activos de PDVSA

Imagine el lector una estrecha bahía en la costa caribe venezolana congestionada por 80 buques tanqueros de distinto tonelaje.

La imagen satelital de esa aglomeración remite a una antigua flota velera que buscase escapar a los corsarios poniéndose al abrigo de un fondeadero.

Ninguno de esos buques puede cumplir su itinerario sin tocar en las vecinas islas neerlandesas porque ConocoPhillips, poderosa petrolera estadounidense, ha obtenido de tribunales competentes el control de los activos de PDVSA, la escorada petrolera estatal venezolana, en Curazao, Aruba y Bonaire.

Hablamos aquí de instalaciones portuarias de muy especiales características, del crudo almacenado en ellas y también de una refinería, en Curazao, que históricamente se ha visto más de una vez involucrada en las turbulencias políticas de Venezuela.

La confiscación busca forzar el pago de más de 2000 millones de dólares que, en una querella comercial, un arbitraje internacional ha otorgado a ConocoPhillips cuyos activos en Venezuela le fueron expropiados manu militari por Hugo Chávez en 2007.

La medida afecta seriamente la capacidad de Pdvsa para mover sus exportaciones porque más del 16% de ellas, en especial las dirigidas a los EE UU , y casi las únicas que reportan beneficios en divisa a la revolución bolivariana, debe pasar primero por los terminales situados en estas islas. Es allí donde el crudo es trasbordado de tanqueros de cabotaje a los supertanqueros que viajan a destinos más lejanos como China y la India.

La Pdsva roja se ha visto precisada a redirigir los tanqueros a los terminales del oriente del país, con los consecuentes cuellos de botella y retrasos en el despacho de lo único que Maduro puede vender mientras insiste en mantenerse en el poder ganando una elección escandalosamente fraudulenta el próximo domingo.

La medida afecta seriamente la capacidad de Pdvsa para mover sus exportaciones porque más del 16% de ellas debe pasar primero por los terminales situados en estas islas

En los primeros días de enero de 2007, durante la ceremonia inaugural de su tercer período presidencial, Hugo Chávez anunció el designio de lograr mayoría accionaria en la participación de la petrolera estatal venezolana en los grandes proyectos de la faja bituminosa del Orinoco, hasta entonces dominados por las estadounidenses ExxonMobil, ConocoPhillips y Chevron, junto a la francesa Total, la inglesa BP y la noruega Statoil. Dijo que ello era absolutamente necesario para iniciar el largo camino al “socialismo del siglo XXI”.

Característicamente, Chávez no pagó ni un níquel por esos activos aunque sí ordenó la ocupación militar de las instalaciones arrebatadas a la codicia extranjera. La puesta en escena de la ceremonia incluyó el vuelo rasante, por sobre el complejo petrolero escogido para el acto, de un dúo de cazas interceptores Sukhoi, de fabricación rusa: la soberanía de la revolución y todo ese jazz.

Sabemos que ExxonMobil pataleó erráticamente, que al cabo no obtuvo las satisfacciones esperadas. También que Chevron encajó el atraco a mano armada y optó por permanecer en el país, algo nada sorprendente tratándose de multinacionales petroleras. ConocoPhillips, en cambio, juró regresar con sus mastines y al fin lo ha hecho, once años más tarde.

“Es el desastre total para Venezuela”, dice Francisco Monaldi, juicioso experto venezolano desde Houston. Incapaz Pdvsa de almacenar el crudo en ningún punto de la cuenca del Caribe, la situación desencadenada por ConocoPhillips es, según Monaldi, peor que las sanciones financieras estadounidenses contra los caimacanes de la satrapía chavistas.

Sin embargo, durante todo el año 2017, de espaldas por completo la tragedia humanitaria venezolana que diariamente, y a un ritmo infernal de hambre y de mengua, viene cobrando la vida de miles de venezolanos, Maduro, el estólido asesino de mi país, compra en el extranjero crudo por valor de 440 millones de dólares y lo reexpide a directamente a Cuba, con amistoso descuento o, incluso, acusando pérdida.

La cifra, documentada incontrovertiblemente para la agencia Reuters por las periodistas venezolanas Marianna Párraga y Jeanne Liendo, estremece de rabia e indignación si se piensa en la urgente necesidad de alimentos y medicinas que agobia a Venezuela, mata despiadadamente a sus infantes y ancianos y ha arrojado al exilio a millones de sus ciudadanos.

Todo esto corrobora, si aún hiciese falta, la abyecta sujeción del procónsul de los Castro, Nicolás Maduro, a los designios de La Habana. ¡Pensar que aún haya en Venezuela quien piense derrotar la férrea garra del eje La Habana-Caracas votando el domingo que viene por un sargento de traje y corbata, sedicente exchavista, candidato pelele de Maduro en una farsa sangrienta.

 

Banesco, remesas y la receta cubana por Gustavo Azócar Alcalá – La Patilla – 5 de Mayo 2018

UnknownEl 13 de octubre de 1960, el gobierno revolucionario cubano emitió el decreto para la estatización de la banca privada. La medida incluyó a 44 bancos privados que funcionaban en la isla, entre éstos varios extranjeros.

El argumento utilizado por la dictadura de Fidel Castro, para intervenir la banca privada fue el siguiente: “uno de los instrumentos más eficaces de la intromisión imperialista en nuestro desarrollo histórico ha estado representado por el funcionamiento de los bancos comerciales norteamericanos, los cuales han servido de vehículo financiero para facilitar la actuación monopolista de las empresas norteamericanas en Cuba y para la invasión masiva del país por el capital imperialista, a través del crédito usurario que, lejos de facilitar nuestro crecimiento económico, propició, en épocas de crisis, innumerables procesos judiciales que culminaron en la absorción, por parte de ese capital imperialista, de las riquezas nacionales”.

La estatización de los bancos privados que operaban en Cuba, era una medida esperada desde el 26 de noviembre de 1959, cuando designaron a Ernesto Guevara de la Serna, como presidente del Banco Nacional de Cuba. “La extracción de divisas del país por parte de los adversarios del proceso revolucionario, la existencia de gran cantidad de dinero cubano en su poder dentro y fuera del país, facilita el uso de grandes capitales para sufragar los gastos de la contrarrevolución”, dijo el Che para justificar la medida.

Esta semana, 58 años después, el gobierno socialista y revolucionario de Nicolás Maduro, tutelado por la dictadura cubana, parece haber iniciado el mismo proceso para estatizar la banca privada en Venezuela. La intervención por un período de 90 días de Banesco, el primer bando privado del país, pareciera ser el primer gran paso en firme de los comunistas venezolanos para aplicar en esta nación caribeña la receta cubana que, por cierto, fracasó estruendosamente.

Pero la intervención de Banesco no sólo apunta hacia una posible estatización de la banca privada. Hay un factor que juega un papel importante en esta medida, en momentos en los cuales el gobierno de Maduro enfrenta una severa escasez de divisas: las remesas. El régimen comunista de Venezuela adelanta un plan para tratar de controlar y apoderarse de un chorro de aproximadamente 1.500 millones de dólares anuales que los venezolanos que viven en el extranjero le están enviando a sus familias en el país para que puedan sobrevivir a la gran tragedia humana que afecta a esta nación.

Un informe de la firma Datos al cierre de enero de 2018, revela que el 14% de la población mayor de edad de Venezuela (aproximadamente tres millones de personas) reciben dinero, alimentos y medicinas desde del exterior. De ese 14%, un 11% recibe divisas (euros o dólares) y el otro 3% obtiene medicinas, alimentos y también divisas.

Nicolás Maduro ya puso la mirada sobre ese caudal de dinero: “Todas las personas que están enviando remesas. Hay que ir a la captura de eso, al apoyo de eso, con mucho dinamismo, para cualquier persona que viva en el exterior y quiera enviarle 300 dólares a su familia, tenga el sistema, a través de la banca, una cuenta bancaria, y esa cuenta bancaria pueda funcionar de manera directa con el sistema de oferta de Dicom y apoyar a su familia, como pasa en todos los países del mundo”, dijo hace algunas semanas atrás el ex chofer del Metro de Caracas.

El economista Asdrúbal Oliveros declaró recientemente que “el gobierno está tratando de controlar eso porque ha ido creciendo, a medida que la diáspora aumenta la cantidad de remesas que llegan a Venezuela son mucho mayores. Se habla entre 1.000 y 1.500 millones de dólares, cifra que es muy alta si se toma en cuenta que se trata de un gobierno sin producción petrolera y que está buscando dólares desesperadamente”, señaló.

Según informes del Banco Mundial, en 2016 ingresaron a Venezuela 279 millones de dólares por concepto de remesas. El envío de remesas comenzó a aumentar a partir de diciembre de 2012, cuando Hugo Chávez se apartó del poder como consecuencia de un cáncer.

En la medida en que aumentaba el número de venezolanos que se iban del país, también aumentaba la cantidad de remesas que empezaron a llegar a familias venezolanas desde el exterior. Pero las remesas no llegan directo a Venezuela. El control de cambios impuesto en el país desde 2003 hizo que las remesas llegarán casi siempre a través de Colombia.

La mayor cantidad de remesas llega a través del Departamento Norte de Santander, en cuya capital, Cúcuta, se reúnen todos los días miles y miles de venezolanos procedentes de todas partes del país, que llegan a esa ciudad para tramitar la recepción de remesas provenientes de España, EE.UU y algunos países latinoamericanos. Las oficinas de Western Union y Servientrega, han sido abarrotadas y colapsadas por filas kilométricas de personas que retiran pesos colombianos y que luego los convierten en bolívares que son transferidos en cuestión de minutos a sus cuentas bancarias en Venezuela.

El diario La Opinión de Cúcuta informó que el flujo de remesas en Norte de Santander se disparó en 86 % en apenas un año, al pasar de 68,7 millones de dólares en 2016 a 127,8 millones en 2017. Los dólares y euros que envían los venezolanos a sus familiares casi nunca ingresan a Venezuela en físico. El 70% de ese dinero es convertido inmediatamente en bolívares y transferido a cuentas en bancos venezolanos.

Las autoridades estiman, sin embargo, que un 30% de las remesas en dólares y en euros que son retiradas en Cúcuta entra al país en los bolsillos de los viajeros venezolanos. Esas divisas engordan el mercado paralelo y permiten que al menos 3 millones de personas dentro del país puedan adquirir alimentos, repuestos para vehículos y medicinas.

El gobierno de Maduro está decidido a ponerle la mano a esas divisas. La revolución se ha quedado sin dólares. Los ingresos por venta de petróleo se han venido al piso. Las reservas internacionales están en el subsuelo. Por si esto fuera poco, nadie quiere prestarle dinero a Maduro, y la criptomoneda Petro, el último invento de la revolución, no ha servido absolutamente para nada. El 2 de mayo próximo pasado, el vicepresidente Tareck El Aissami anunció que el gobierno autorizará la apertura de Casas de Cambio dentro del territorio nacional y dijo que los locales cambiarios serán instalados en hoteles, aeropuertos, destinos turísticos, etc. El gobierno quiere que las remesas lleguen directamente a Venezuela y no por Colombia como ha estado ocurriendo.

“Vamos a abrir casas de cambio para que las personas que tengan algún tipo de operación cambiaria, sobre todo remesas o cualquier otro tipo de operación cambiaria, tengan la vía legal para hacerlo”, dijo El Aissami.

El Fiscal General designado por la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, anunció que habían sido desmontadas tres casas de remesas ilegales: Intercash, RapidCambio y AirTM, que funcionaban a través de páginas web registradas en el exterior, así como en cuentas de Twitter y otras redes sociales. El gobierno no quiere competencia.

El objetivo final de Maduro está muy claro: hay que poner la mano a las remesas. Se estima que más de 3 millones de venezolanos viven en el exterior, de los cuales casi un millón reside en Colombia. El 90% de quienes viven en el exterior envía remesas a la familia. Hay quienes envían 10 dólares. Pero también hay quienes pueden enviar hasta 300 dólares mensuales. El promedio de las remesas se ubica en 100 dólares mensuales por familia.

Nadie envía las remesas por Venezuela. El cambio oficial no es atractivo. Peor que eso: es irreal. Por eso las operaciones se hacen mayoritariamente por Colombia, donde un dólar vale en promedio 2.900 pesos que, cambiados en bolívares, supera el salario mínimo actual venezolano. Un alto porcentaje de las transferencias de bolívares adquiridos con el cambio de pesos colombianos en Cúcuta utilizaba la plataforma de Banesco, pero también se hace por otros bancos.

La intervención de Banesco no detendrá ese tipo de operaciones. Lo más seguro es que a partir de este momento las transferencias se hagan a través de otras entidades financieras. La única forma que tiene Maduro de impedir este tipo de operaciones es cerrando la puerta de los bancos venezolanos a quienes viven en Colombia, pero eso no es tan sencillo, porque el 35% de los habitantes de Cúcuta tienen cédulas y pasaportes venezolanos y, por lo tanto, les asiste el derecho a tener cuentas en bancos de nuestro país.

El economista Aldo Contreras dijo que “la prohibición que existe en el país para recibir encomiendas y envíos de dinero desde el exterior, ha convertido a Cúcuta en el centro de los envíos de remesas de los venezolanos en el exterior; la mayoría de estos envíos no superan los 200 dólares y tienen una media de 100 dólares, que aunque en la mayoría de los países no representan una gran suma de dinero, para los venezolanos, al convertirlos en bolívares les representan unos 29 salarios integrales, una cifra que ninguna persona podría obtener trabajando en Venezuela”.

Contreras dijo que en 2017 entraron a Norte de Santander y especialmente a Cúcuta de 1.200 a 1.500 millones de dólares, producto de las remesas que reciben los venezolanos de sus familiares en el extranjero. A principios de 2018, Maduro reactivó el Dicom y pidió a los familiares enviar sus remesas a través de este sistema. “Pero como el Dicom no reconoce el tipo de cambio real del mercado, sino que se maneja aún como una divisa controlada, no resulta atractivo, pues nadie va a enviar remesas para ser cambiadas a una tasa Dicom de 25 mil bolívares por dólar o 30 mil bolívares por euro, mientras en el mercado paralelo estas divisas se pagan por diez veces ese valor”.

La intervención de Banesco y el control de las remesas son dos medidas tomadas de la receta comunista cubana. Desde hace casi 20 años la empresa Western Union opera en Cuba, donde es líder en el envío de remesas. En 2017 hubo un récord al sobrepasar los 3.000 millones de dólares anuales remitidos desde 199 países, según datos brindados por la propia Western Union, que tiene 490 oficinas distribuidas en 16 provincias y 168 municipios de la Isla.

Las remesas son la principal fuente de ingresos extranjeros de Cuba. La dictadura de los Castro permitió las remesas, a sabiendas que ese dinero provenía de los EEUU, porque era la única forma de sostener la debilitada economía comunista. Pero los Castro impusieron un control férreo sobre las remesas, creando una empresa estatal encargada del Traslado de Valores (TRASVAL), la cual garantizaba la entrega del efectivo. Para controlar las operaciones, cobrar comisiones y saber quiénes estaban recibiendo dinero y quiénes no, se fundó otra empresa del gobierno llamada Financiera CIMEX S.A. (FINCIMEX), la cual tenía un contrato de exclusividad con la empresa norteamericana Western Union.

En pocas palabras, en Cuba permiten las remesas, pero bajo el control y supervisión de la dictadura. Emilio Morales, de Havana Consulting Group, dice que solo hay dos bancos estadounidenses que tienen licencia para realizar transacciones con entidades cubanas, el Stonegate Bank y el Banco Popular de Puerto Rico (BPPR). Ambos bancos pueden emitir tarjetas MasterCard para ser utilizadas en terminales de punto de venta en tiendas, hoteles y restaurantes operados por empresas del estado cubano y para retirar dinero de los cajeros automáticos.

En la actualidad, en Cuba no se permiten las transferencias entre los bancos de EE. UU. y los bancos cubanos. Las remesas que envían las agencias utilizan bancos de terceros países, generalmente en Canadá, Europa o Sudamérica, para realizar las transacciones. El control de la dictadura sobre el sector bancario y financiero se mantiene vigente. Emilio Morales dice que en Cuba hay 5,7 millones de cuentas de ahorro, de las cuales el 50% está vinculado a una tarjeta magnética. Sin embargo, los cubanos tienen acceso limitado a herramientas que les permiten recibir dinero directamente en sus cuentas bancarias o realizar pagos en línea, excepto las tarjetas de débito emitidas por FINCIMEX, empresa del gobierno cubano, para recibir remesas de Canadá, México o Europa, que no están vinculadas a los ahorros mencionados.

En conclusión, la intervención de Banesco ordenada por Nicolás Maduro no es una medida aislada. Forma parte de un plan mucho más grande, copiado de la dictadura cubana, que apunta hacia dos objetivos concretos: 1) la estatización del sistema financiero y la eliminación de la banca privada y 2) el control de las remesas que, desde el exterior, están enviando millones de venezolanos para auxiliar a sus familias aquí en Venezuela. Maduro quiere seguir metiendo sus manos en los bolsillos de los venezolanos, la mayoría de los cuales hemos sido quebrados y arruinados por esta tiranía.

Zapatero a tus zapatos por William Cárdenas Rubio – Análisis Libre – 30 de Abril 2018

“¿ … habrá que esperar que el Parlamento español de inicio a una investigación en la que el ex presidente tenga que rendir cuentas acerca del origen de los fondos que le han permitido viajar 30 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana para “mediar” entre el gobierno y la oposición?”

Jose-Luis-Rodriguez-Zapatero-con-Nicolas-Maduro-602x337.gif

.La oposición política al régimen de Nicolás Maduro, en los largos 19 años del castro chavismo instalado en Venezuela, ha tenido que soportar la actuación de líderes políticos extranjeros que han intervenido a favor, inicialmente de Hugo Chávez y luego de Nicolás Maduro, para dar sostén a una dictadura que ha cercenado las libertades y los derechos del pueblo venezolano.

Al principio fue Fidel Castro y todo lo que le rodeaba, quien sin disparar un sólo tiro, llegó a ver cumplido su sueño de controlar el país más rico de Latinoamérica, al convertir a Hugo Chávez en el Caballo de Troya que permitió la entrada de más de 80.000 agentes castrocomunistas a Venezuela, que se instalaron en las áreas mas sensibles de su seguridad nacional, las Fuerzas Armadas, los órganos de inteligencia y contra inteligencia, las notarías, registros y servicios de identificación y extranjería.

Ha sido un caso de delito de “Agresión consentida”, recientemente incorporado como crimen en el artículo 8 bis) del Estatuto de Roma que creó la Corte Penal Internacional, y por el cual además, esto es lo más insólito, Venezuela ha pagado una cuota de 90.000 barriles de petróleo diarios a la isla caribeña.

Al líder cubano se sumaron posteriormente figuras de la izquierda latinoamericana integrados en el Foro de Sao Paulo, como Luis Ignacio “Lula Da Silva, Daniel Ortega, Evo Morales, Ernesto Kirchner y su esposa Cristina, Rafael Correa y algunos jefes de gobierno de islas del Caribe, con los que el habilidoso Hugo Chávez constituyó organizaciones internacionales como el ALBA, UNASUR y Petrocaribe, para llegar a construir un bloque hegemónico de poder y opinión, ante el que sucumbió cualquier iniciativa del pueblo venezolano por rescatar su democracia y libertad.

Luego, en el panorama internacional aparecieron algunos otros fanáticos, como el Director de Le Monde Diplomátique en español, el español Ignacio Ramonet, quien abrió espacios a la Revolución Bolivariana en los Campos Eliseos y ante la izquierda europea, que admira las “revoluciones” siempre que no afecten sus espacios Louis Vuitton.

Podemos-chavismo-450x320.png

Podemos, una franquicia chavista

Y desde España, como ultima expresión de aquel intercambio de espejitos por oro, vinieron los miembros de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), de la española ciudad de Valencia, entre los que al principio estaban Roberto Viciano, Rubén Martínez Dalmau y Víctor Ríos. Y como el negocio se hizo próspero, arribaron posteriormente a nuestras tropicales tierras mercenerios ideológicos de la catadura de Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón, Jorge Bestringe etc., hoy “importantes líderes” de la formación antisistema española conocida como Podemos.

A estas alturas Vladimir Pútin ya sabía por donde cojeaba Chávez y no perdió tiempo en convertirlo en su mejor cliente de cuanta chatarra armamentista podía vender, engrosando progresivamente una factura que le ha permitido hacerse presente en el negocio petrolero de la Faja del Orinoco con su Rosneft. Lo mismo han hecho los chinos, quienes desde su pragmático asalto al capitalismo, no paran de crecer en influencia en Latinoamérica, habiendo utilizado a Venezuela como cabeza de playa, con otra factura a favor que hace palidecer las cuentas de Petróleos de Venezuela.

Hugo Chávez incursionó en el Medio Oriente de la mano de Sadam Hussein, para una vez desfenestrado éste, pasar a los brazos del iraní Madmoud Admadineyad con quién se desarrollaron los más inimaginables planes de desarrollo, desde la fábrica de bicicletas y tractores a los vuelos de Conviasa Caracas-Damasco-Teherán, que nadie supo qué y a quiénes transportaban.

Todo este bagaje de apoyo internacional lo heredó Maduro a la muerte de Chávez, especialmente las deudas acumuladas, que hoy hacen naufragar al régimen, aún más represor, más totalitario y más violador de los derechos humanos a medida que se debilita.

Y es justo ahora, cuando todo se diluye entre las manos de una pandilla de traficantes de drogas que integra el llamado Cartel de los Soles, con vínculos con organizaciones terroristas como las FARC, el ELN, ETA, Hamas y Hezbollah, señalados por hechos de corrupción mil millonarios, con ilícitos que los vinculan al escándalo de la empresa Odebrech, el desfalco de PDVSA, la compra de plantas eléctricas o de comida para las bolsas CLAP, aparece desde hace más de dos años atrás la figura del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, para según su testimonio, “mediar” entre dos bandos enfrentados y así evitar un conflicto civil.

Lo primero que hay que desmontar a JLRZ es fu falaz argumento de que Venezuela está frente a un eventual conflicto civil. Totalmente, cínico y falso! En Venezuela, como el lo sabe perfectamente, lo que hay es una tiranía criminal condenada por la Comunidad Internacional, que ya sabe lo que allí está ocurriendo.

Danilo-Medina-Raul-Castro-Nicolas-Maduro-1.jpg

Danilo Medina, presidente de República Dominicana; Raúl Castro y Nicolás Maduro

.En segundo lugar, es infeliz el argumento de que su papel es de mediador. En el Derecho Internacional la condición de mediador exige que quien la cumple se encuentre al margen o en medio de dos posiciones contrapuestas. Mal puede ser mediador un cómplice ideológico del régimen chavista, quien se ha hecho acompañar en esa mediación de otros ex presidentes abiertamente plegados al gobierno de Nicolás Maduro, como Leonel Fernández, Omar Torrijos o Eduardo Samper. Además, el Presidente de República Dominicana, Danilo Medina, donde se han celebrado gran parte de los encuentros, ha sido señalado ante la OEA como protector de Omar Farías, refugiado en la isla y uno de los presuntos autores de un escándalo de corrupción por sobreprecios de pólizas de seguro de PDVSA, lavado de dinero y utilización de empresas de maletín, para el desfalco de más de dos mil millones de dólares,

En tercer lugar, no podemos olvidar que fue durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que se contrató aquella extraña operación de compraventa de cuatro patrulleras costeras y doce aeronaves “no ofensivas” por un monto de 1.300 millones de euros, operación sobre la que pesan denuncias no clarificadas de sobreprecio, que rondan los 32 millones de euros. Los EE.UU se opusieron y frustraron que fuera incluida en la operación la venta de las aeronaves, o componentes de su industria aeronáutica.

La “mediación” de Zapatero sólo ha servido para que el régimen castrochavista se mantenga en el poder, ganando dos años y prolongando su agonía, cuando ya nadie la acompaña, salvo sus aliados ideológicos o sus preocupados acreedores. Fracasó el “diálogo de ZP” y como retaliación vinieron los muertos y la represión totalitaria, que ha encarcelado a miles de personas, muchas de ellas han sufrido tratos crueles e inhumanos y cientos o miles han sido torturados.

Después de la “mediación” de Zapatero ha llegado el hambre y la falta de medicinas como instrumentos de dominación, lo que ha conducido a un auténtico crimen de exterminio previsto en el Estatuto de Roma, pues el gobierno de Maduro ha rechazado enfática y públicamente la ayuda humanitaria ofrecida por estados y organizaciones internacionales. La consecuencia ha sido el destierro de cientos de miles de venezolanos que hoy buscan refugio y asilo en países de la región, los EE.UU o la UE.

En esto ZP no ha estado sólo. Otro español de Podemos, Alfredo Serrano Mancilla, ha fungido como creador y organizador de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que utilizan para el reparto de cajas de comida, como instrumento perverso de dominación.

Será necesario pedir a las autoridades españolas que fijen posición frente ante esta conducta moralmente inaceptable de alguien que ha ocupado tan alto cargo en su gobierno en época reciente? O habrá que esperar que el Parlamento español, de inicio a una investigación en la que el ex presidente tenga que rendir cuentas acerca del origen de los fondos que le han permitido viajar 30 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana para “mediar” entre el gobierno y la oposición?

Para la oposición venezolana no hay duda de donde sale este dinero manchado de sangre, es producto del narcotráfico, la corrupción o los vínculos con organizaciones narco terroristas como las FARC, que alimentan las arcas de la tiranía venezolana. Esto es suficiente para por lo menos sentir vergüenza.

Hoy cuando José Luis Rodríguez Zapatero vuelve a insistir en el diálogo y su “mediación”, sólo por cuestiones de respeto a los españoles que gobernó, y a los miles de españoles que viven en Venezuela compartiendo nuestro destino, los opositores a la tiranía de Nicolás Maduro nos limitaremos a espetarle enfáticamente: ZAPATERO A TUS ZAPATOS!

 

Venezuela y los venezolanos como víctimas del comunismo cubano por Cnel. (r) Ing. Gustavo A. Benítez G. – Frente patriotico.com – 24 de Abril 2018

Con este escrito, pretendo ilustrar, con la “verdadera historia” sobre las invasiones cubanas por parte del castro-comunismo a nuestra Venezuela. En especial a las generaciones nacidas en los años 60, 70, 80, 90 y nuevo milenio.

La revolución cubana fue diseñada como producto de exportación, y Cuba se convirtió en punta de lanza de la estrategia soviética para implantar el comunismo en la América Latina.

La primera invasión cubana a Venezuela ocurrió en la década de los años 60 y estuvo financiada por la ex Unión Soviética, llegaban en oleadas por el mar y desembarcaron en playas venezolanas ocultos en las sombras y en diferentes puntos de nuestras costas internándose sigilosamente en las montañas o serranías cercanas. Asaltando poblaciones, asesinando a miles de hombres, mujeres y niños venezolanos. Castro había decidido derrocar al presidente Rómulo Betancourt, elegido “democráticamente” en 1958.

Cabe también señalar que las primeras armas soviéticas llegaron a Cuba en 1960 y Castro anunció en octubre de ese año que ya contaba con una milicia de 250.000 hombres, dotados con equipos y armas del bloque comunista. Fue así como Castro comenzó esa invasión a Venezuela. A los cubanos se les unieron guerrilleros venezolanos (varios de los cuales han estado y ocupado posiciones en los mal llamados gobiernos de Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro Moros), matando a policías, a guardias nacionales, asaltando aviones comerciales, robando bancos, quemando fábricas americanas, dinamitando oleoductos y plantas eléctricas. También mataron a mujeres y niños en el tren El Encanto en septiembre de 1963.

En noviembre de 1963, el gobierno de Rómulo Betancourt presentó ante la OEA pruebas contra Castro y Cuba, al descubrir cuatro toneladas de armas extranjeras en la costa noroeste de Venezuela. La OEA procedió a investigar los hechos, y en julio de 1964 declaró a Cuba “culpable de agresión e intervención en los asuntos venezolanos”, detectándose una flagrante violación de la soberanía venezolana. Como consecuencia, Cuba fue expulsada de la OEA, y sus miembros, con la excepción de México, rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con el gobierno de Castro.

Luego, durante el gobierno del Doctor Raúl Leoni, ocurre otra incursión cubana por Machurucuto el 10 de mayo de 1967, la cual fue detectada y neutralizada por LOS CAZADORES DEL EJÉRCITO VENEZOLANO, los cuales se convirtieron en su sombra. Como Castro continuaba enviando guerrilleros a Venezuela, en septiembre 1967 el Dr. Leoni solicito una reunión con los miembros de la OEA, sobre la base de los artículos 39 y 40 de la Carta Interamericana; y los ministros del Exterior de éste Organismo nuevamente confirmaron las acusaciones venezolanas sobre la invasión cubana. Lamentablemente, el gobierno del Dr. Leoni se abstuvo de invocar el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), y sólo presentó formalmente la denuncia de invasión. La OEA envió una comisión durante los días 24 y 25 de Junio de 1967 que realizo una investigación obteniendo pruebas contundentes de intervención y agresión constante en contra de Venezuela. De allí, que todas las naciones del continente americano condenaron a Cuba; nación que ya había sido expulsada del sistema interamericano en 1962.

Indiscutiblemente fue un error muy grave, no invocar el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) en ese momento, y no haber formado una coalición militar interamericana que acabara con la “dictadura genocida” de Fidel Castro.

La invasión cubana a Venezuela avanza hoy con igual propósito. Ya ha logrado establecer una dictadura marxista en nuestro País. La diferencia es que ahora goza del total apoyo del narco gobierno venezolano. El Castro-comunismo no sólo quiere asegurar el abastecimiento de más de 53.000 barriles de petróleo diarios a Cuba, bajo el acuerdo firmado en octubre de 2000, sino también pasar la antorcha comunista a diversos discípulos seguidores de esta doctrina en algunos países de America.

Hoy en día el régimen cubano es más peligroso que nunca, es la meca del terrorismo mundial, representando una terrible amenaza para la libertad y la democracia de todas las naciones del continente americano y el mundo; incluyendo a los propios Estados Unidos de América que con todo su poder económico, político y militar no está a salvo de las garras terroristas. No obstante, la posibilidad de invocar el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) todavía sigue siendo una opción para neutralizar definitivamente la amenaza, que ahora utiliza como cuartel principal a Venezuela.

“El mar de la felicidad cubana” ya se refleja en Venezuela con la caída abismal del PIB, con el desempleo, con la falta de alimentos y medicinas, sumado a la emigración o diáspora, donde se han perdido valiosos talentos en diversas disciplinas. Sin dejar de mencionar la galopante y diaria devaluación de la moneda nacional, acompañada de una desmesurada inflación.

Para mantenerse en el poder, estos comunistas han empobrecido dramáticamente a los venezolanos. EL HAMBRE es una de las “Armas de disuasión” más eficaces usadas por el comunismo para mantenerse indefinidamente controlando el poder, ya que quien tiene hambre no piensa en luchar sino en conseguir comida. Lo mismo que ha ocurrido en Cuba a lo largo de tantos años.

La seguridad del pseudogobierno venezolano ha sido encomendada a agentes cubanos y el servicio de inteligencia cubano estableció su base de operación en el palacio presidencial de Miraflores, desde donde operan los oficiales y funcionarios cubanos. Al mismo tiempo, muchos militares y civiles venezolanos son enviados a Cuba para recibir entrenamiento y adoctrinamiento.

Los cubanos han aparecido en la mayoría de las oficinas u organizaciones gubernamentales por toda Venezuela, como también en las escuelas, hospitales, en la industria petrolera y en el campo. La empresa cubana Alimport está encargada de las importaciones de alimentos, mientras que las compañías importadoras tradicionales no tienen acceso a los dólares ni pueden suplir de materias primas a la industria nacional de productos alimenticios. Ello empeora el desempleo y la clase media venezolana ahora forma gran parte de los venezolanos pobres. Los nuevos ricos son los “corruptos y enchufados” que meten la mano en el presupuesto nacional sin ningún control ni transparencia.

Primero fue Hugo Chávez y ahora Nicolas Maduro, quienes desde el poder abrieron las puertas y han traído de la mano a los cubanos, obligando a todos los venezolanos, de manera directa o indirecta, a sufragarles sus gastos. Lo cierto es que les han entregado nuestra soberanía y nuestras riquezas; y poco a poco les han ido entregando nuestra libertad. Adicionalmente les pagamos con nuestros dólares. La actual invasión cubana a Venezuela ha sido financiada por NOSOTROS MISMOS. Los invasores llegan todos los días, entran y salen cómo, cuándo y por donde les da la gana en Venezuela, a plena vista de todos por los diferentes Aeropuertos Internacionales y Nacionales, como si se tratase de vuelos locales, desembarcando felices y con arrogancia porque LOS CAZADORES DEL EJERCITO VENEZOLANO ya no existen, fueron destruidos y convertidos en eso que llaman “milicias” por el traidor Hugo Chávez, sirviendo como títeres para el sometimiento del pueblo venezolano, y a esa estúpida ideología conocida como el marxismo o comunismo. Los cubanos tienen a su Procónsul bien instalado, y se alojan en nuestros mejores hoteles, incluyendo el Circulo de Las Fuerzas Armadas Nacionales, donde nunca hay disponibilidad de alojamiento para los Oficiales venezolanos que viajan del interior a la capital y viceversa, pero si hay un “cupo reservado” para los cubanos. Lo mismo sucede en los hospitales militares del país.

Estamos totalmente invadidos, los cubanos están en todas partes, en nuestra industria petrolera, en los puertos, en aeropuertos, en ministerios y demás dependencias del estado. Incluso están en nuestra Fuerzas Armadas, con posiciones de poder sobre los venezolanos. La Dirección General de Inteligencia cubana tiene su base de operaciones en el Palacio de Miraflores, el cual está repleto de cubanos que trabajan cumpliendo las órdenes directas de Raúl Castro. Controlan nuestros organismos de inteligencia y nos persiguen a nosotros los venezolanos dentro de nuestro propio territorio. Ahora los cubanos controlan nuestras comunicaciones y nuestras contrataciones. Así mismo están a cargo de nuestras importaciones y exportaciones.

Las Fuerzas Armadas Nacionales, como todas las instituciones, están totalmente penetradas por los cubanos. Nuestros Oficiales TIENEN MIEDO, y están postrados a sus pies, con sus estandartes de guerra pletóricos de libertad, gloria y honor militar sin igual en este continente, deshonrados y tirados en el lodo. Sin una espada que defienda a nuestra Patria invadida, saqueada, encadenada, violada y humillada por los cubanos, los cuales se sienten poderosos y actúan con soberbia; redactando nuestras leyes y procedimientos desde La Habana. Nicolas Maduro nos amenaza, nos insulta y obedece a Cuba, llevándole a Raúl Castro las novedades de la revolución, nuestro dinero, y los pedazos de nuestra libertad.

La economía venezolana está quebrada, todo está hipotecado, Venezuela se encuentra endeudada exponencialmente mientras el gobierno asfixia la empresa privada haciendo que crezca el desempleo proporcionalmente. Inmensas sumas de dinero desaparecen en los bolsillos de las narco familias. Del entorno de los gobernantes y su familia, ha ido emergiendo una clase de nuevos ricos, los nuevos amos del valle, con inmensas fortunas que provienen del narcotráfico, del soborno, de la extorsión, del tráfico de influencias y de “meter la mano” impunemente en el presupuesto de nuestra nación.

CUBA ES UN ESTADO PARASITO, es como una inmensa sanguijuela que está pegada alimentándose del cuerpo de nuestra Patria, que languidece y desfallece de mengua. Hoy todo el mundo nos contempla y NUESTRA VENEZUELA SUFRE LAS ANOMALIAS DE LA MÁS NEFASTA INVASIÓN CUBANA EN NUESTRA HISTORIA.

 

Venezuela: la narco-dictadura militar requiere una intervención extranjera por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 22 de Abril 2018

gse_multipart55967¿Por qué se hace necesaria una intervención extranjera en Venezuela? Porque la Fuerza Armada venezolana es la principal cómplice del chavismo. Más aún, ya la Fuerza Armada venezolana tiene el control del gobierno y sus jefes, comenzando por el general Vladimir Padrino López, son tutelados políticamente por la Cuba castrista. El alto mando militar no se va a suicidar y es pueril seguirle pidiendo que cumpla con su deber constitucional de sacar al chavismo del poder. La Fuerza Armada venezolana es el poder y sus altos mandos están tan involucrados en la híper-corrupción reinante en el país que nunca accederán a llamar a elecciones democráticas. Ya está visto que dentro de la Fuerza Armada venezolana no existe el vigor necesario para rebelarse en contra de los llamados “altos mandos” y de los grupos armados que controlan la institución y el régimen. No lo han hecho hasta ahora, a pesar de los innumerables llamados que se le han hecho y de los también innumerables abusos de poder que ha llevado a cabo el régimen chavista y las humillaciones que la misma Fuerza Armada ha tenido que sufrir. Esperando en vano esta intervención de los llamados militares “constitucionalistas” el país ha caído en un trágico foso de miseria, hambre, enfermedad y, lo peor, de desesperanza. La población se encuentra inerme, indefensa, sin voluntad de lucha en contra del narco-régimen. El liderazgo de oposición se ha diluido y se encuentra hoy en la cárcel, en el exilio, en silencio en el país y hasta en actitud de colaboración con el régimen, como es el caso del candidato de “oposición” Henri Falcón y su grupo.

Venezuela depende hoy de la presión/intervención externa para recuperar su libertad y democracia. Está, desgraciadamente, en la misma situación de indefensión que ya se ha instaló en Cuba hace décadas. Las pocas voces que se alzan en contra de la dictadura son golpeadas, asesinadas, perseguidas ante el silencio y la sumisión de la población. Esta es la trágica verdad. Las explosiones de indignación ciudadana, como la del Decano de la Universidad de Carabobo, ver: https://www.lapatilla.com/site/2018/04/19/no-se-callo-nada-decano-de-la-universidad-de-carabobo-se-descargo-contra-la-crisis-video/ son rarísimas y son vistas u oídas en silencio por la audiencia. Los gestos heroicos, como el de Oscar Pérez, reciben la muerte a manos de los hampones armados del narco-régimen. El analfabeta Nicolás Maduro le ha puesto una mordaza al pueblo de Venezuela con el apoyo de la Fuerza Armada venezolana. Y el pueblo de Venezuela se ha dejado humillar.
Esta es la verdad, por más que duela. La gran masa de venezolanos se encuentra rendida frente a la barbarie. Se va a requerir de una intervención extranjera en el país para encender la hoguera de la libertad y de la democracia.

La Fuerza Armada es el principal enemigo de la democracia y la libertad en Venezuela
Esto no es nuevo. Ver:http://www.globallabour.info/es/2010/07/para_entender_el_chavismo_por.html Desde que Chávez llegó a la presidencia comenzó a estructurar la llamada unión cívico-militar aconsejado por el también fallecido Norberto Ceresole. Chávez comprendió que no podía ir a una confrontación abierta en contra de los Estados Unidos, como era su deseo, por lo cual eligió el camino de la guerra asimétrica, estrategia basada en la unión cívico-militar propugnada por la izquierda extrema venezolana y por Ceresole, la cual incluía – en el plano internacional – una alianza con las FARC, con el narcotráfico, con los movimientos terroristas del mundo y los países fallidos como Libia, Zimbabue y Siria y un programa de financiamiento a los líderes forajidos de la región tales como Castro, Correa, Morales y Ortega. En el plano doméstico esta guerra asimétrica se convirtió rápidamente en una brutal represión interna en contra de la disidencia, en la cual Chávez fue asistido por la corrupta Fuerza Armada.

El ministro Padrino López arrodillado frente a su tutor

download (2).jpg

¿Cómo le ha pagado el chavismo a la Fuerza Armada por su complicidad?
Esta alianza cívico-militar fue transformada en una complicidad cívico-militar para delinquir y ha sido pagada a los miembros de la Fuerza Armada venezolana con juguetes bélicos, con contratos de empresas de militares con el gobierno, con tolerancia de sus actividades criminales de narcotráfico y de contrabando de hidrocarburos y con su progresivo control de Petróleos de Venezuela.

Juguetes bélicos
Ver: http://www.infodefensa.com/latam/2015/01/26/opinion-armamento-manos-venezuela.php

Según un estudio hecho en 2013 por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Venezuela ha sido el mayor importador de armas convencionales de América Latina durante este siglo. Rusia es su mayor proveedor. Entre las armas que compra Venezuela a Rusia figuran tanques, sistemas de misiles antiaéreos de corto alcance, helicópteros de ataque Mi-28, cazas multifuncionales Su-30MK2, vehículos blindados de infantería BMP-3М y BTR-80А, obuses autopropulsados 2S19 Msta-S, lanzamisiles múltiples y morteros autopropulsados, 12 cazas multifuncionales Su-30MK2, que se añadirían a los 24 aviones ya comprados. Además, Venezuela ha expresado su interés en adquirir los avanzados cazas Su – 35 y aviones de transporte pesado Il-476. Además de submarinos nucleares, para lo cual no le alcanzó el dinero a Chávez.

Las adquisiciones de material bélico por parte de Venezuela durante los últimos 10 años, dicen estos estudios, son mayores que las de países en guerra como Afganistán o de países con población muchísimo mayor como México y Brasil.

Contratos del gobierno con empresas militares

Otra manera de sobornar a la Fuerza Armada venezolana ha sido en base a contratos suscritos con unas 100 empresas propiedad de militares o familiares, o con empresas controladas directamente por el alto mando militar. En particular hay una empresa, CAMIMPEG, que controla hoy grandes contratos de servicios petroleros y de perforación de pozos con Petróleos de Venezuela, a pesar de carecer por completo de conocimientos y capacidad de acción sobre las tareas contratadas. La empresa es una vulgar intermediaria entre PDVSA y empresas contratistas petroleras, algunas de las cuales tampoco tienen la capacidad de hacer los trabajos

Los ministros de la Defensa se han prostituido y han violado su juramento de lealtad a la Constitución

Desde 2001 en adelante los ministros de la defensa de Venezuela han sido cómplices del régimen chavista. Comenzaron como cómplices secundarios y han terminado como dueños del negocio. Los ministros mencionados a continuación merecen ir a prisión por su complicidad con el régimen en la violación de la constitución y de las leyes de la república: José Vicente Rangel, Lucas Rincón, José Luis Prieto, Jorge Luis García Carneiro, Orlando Maniglia, Raúl Baduel, Gustavo Rangel Briceño, Ramón Carrizales, Carlos Mata Figueroa, Henry Rangel Silva, Diego Molero, Carmen Meléndez y Vladimir Padrino López. En su mayoría los ex-ministros siguen actuando como cómplices activos de la narco-dictadura. No hay dudas de que todos estos ministros son culpables, unos más que otros, pero ello tendrá que ser establecido por tribunales idóneos de justicia. Todos prefirieron hacerse cómplices del régimen antes que defender la constitución de la república y se han beneficiado personalmente de su lealtad a la dictadura.
Una Fuerza Armada de baja calidad y pobre moral

A pesar de los juguetes bélicos recibidos, los cuales solo salen a la luz pública dos o tres veces al año, en ridículos desfiles, los niveles operacionales y técnicos de la Fuerza Armada venezolana están en una deprimente situación.

Desfiles cursis

Los equipos se encuentran mal mantenidos, hay cuarteles que han ondeado la bandera de Cuba, existen fotos mostrando soldados rasos buscando comida entre la basura mientras existen hasta 2000 generales, cuando, por ejemplo en USA, los militares de esa graduación no pasan de 900. Ver:http://www.abc.es/internacional/abci-ejercito-2000-generales-frente-900-eeuu-201708070304_noticia.html. La Guardia Nacional y el Ejército se han convertido en agentes de represión ciudadana y se han visto irrespetados por las bandas armadas llamadas “Colectivos”. El ministro de la defensa, Padrino López ha sido fotografiado arrodillado al lado de Fidel Castro, en actitud sumisa. Maduro le pide abiertamente a la Fuerza Armada que permanezca leal al chavismo, sin que ese pedido sea considerado una bofetada por los arrodillados miembros del “alto” mando. Ver:https://www.nacion.com/el-mundo/conflictos/maduro-pide-lealtad-chavista-a-la-fuerza-armada-venezolana/47A3IRRBJJA6LB7TONE6RFBXSY/story/

La situación venezolana no se arregla con elecciones fraudulentas en Mayo, ni con más discursos o manifiestos aislados. Requiere – en el plano doméstico – una acción ciudadana masiva que solo puede darse si existe un liderazgo que la inspire, liderazgo que no se ve por ningún lado, y/o una intervención extranjera, la cual no tiene por qué ser militar sino de desconocimiento masivo de la narco-dictadura chavista-militar y de severas sanciones económicas y personales en contra de la narcodictadura por parte de los países democráticos del planeta. Aunque parezca mentira estamos más cerca de lo último que de lo primero. Y ello se debe a la traición y cobardía de la Fuerza Armada venezolana, institución que no tendría razón de existir en una Venezuela ciudadana y democrática del futuro. De país militarizado deberemos llegar a ser, algún día, un país civilizado.

Maduro viaja a Cuba para “visualizar el futuro” con Díaz – El Heraldo – 21 de Abril 2018

El lunes próximo, está previsto el encuentro entre el nuevo mandatario cubano y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que este viernes viajará a Cuba para felicitar al nuevo mandatario de ese país, Miguel Díaz-Canel, y “visualizar el futuro” juntos.

“Voy saliendo para Cuba a realizar una visita de trabajo, una visita de hermandad para dar un abrazo de solidaridad, apoyo, unión al nuevo presidente”, dijo Maduro desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía, que sirve a Caracas.

“(Vamos a) reunirnos, visualizar el futuro y sobre todo ratificar la hermandad y la unión entre Cuba y Venezuela”, prosiguió el presidente en una rueda de prensa con medios locales y extranjeros.

La visita, que será la primera de un jefe de Estado desde que Díaz-Canel asumió el cargo esta semana, servirá para “ratificar la hermandad” entre Caracas y La Habana.

“Llevo propuestas nuevas, sobre la base de la experiencia de todos estos años (…) visualizando el año 2025, 2030, visualizando el futuro llevo nuevas propuestas para solidificar la alianza humana, económica, energética, industrial, histórica”, prosiguió el mandatario venezolano.

“Las relaciones entre Cuba y Venezuela en toda esta etapa de la revolución bolivariana han llegado al más alto nivel de confianza política, de cooperación de desarrollo compartido”, aseguró.

Maduro dijo que aprovechará el viaje para a “darle un gran abrazo” al “hermano mayor” Raúl Castro, que entregó el poder el jueves y se mantendrá como líder del Partido Comunista hasta 2021.

De acuerdo con el programa oficial enviado a medios extranjeros acreditados en Cuba, Díaz-Canel, de 58 años, recibirá este sábado a su homólogo venezolano en un acto oficial en el Palacio de la Revolución de la Habana, sede del Gobierno en la isla.

El lunes próximo, está previsto el encuentro entre el nuevo mandatario cubano y el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien como Maduro también rendirá el tradicional homenaje previo en la estatua del prócer independentista cubano José Martí, en la emblemática Plaza de la Revolución.

Díaz Canel es primer presidente cubano que no lleva el apellido Castro en casi sesenta años. Es ingeniero electrónico y tuvo una extensa carrera en el Partido Comunista antes de ser designado en 2013 como “número dos” del Gobierno de Raúl Castro.

SIP reiteró la desaparición de la libertad de prensa en varios países de Latinoamérica por María Carolina Alvarado – Venepress.com – 15 de Abril 2018

Destacaron el aumento en las políticas de estado en Venezuela para silenciar a los periodistas

1523827012_SIP_reunion_medellin_2018.jpg

El presidente de la de la Sociedad Interamericana de Prensa, Gustavo Mohme, se refirió a la preocupante situación de riesgo que viven los periodistas y trabajadores de la comunicación en Cuba y Venezuela.

Tras revisar los informes las delegaciones de los países de la región durante la reunión de mitad de año realizada en Medellín, Mohme aseguró que los regímenes represivos de Venezuela y Cuba no solo están afectando la libertad de prensa y de expresión sino el funcionamiento del aparato comunicacional, entre otras cosas, refirió.

Alertó sobre la desaparición del libre ejercicio del periodismo, el aumento del hostigamiento psicológico, judicial y penal, haciendo en su balance, casi imposible la atención de las necesidades de la población.

Al respecto el delegado encargado de presentar el informe de la situación de Venezuela, Miguel Enrique Otero, detalló que “en términos generales” al comparar los hechos ocurridos entre abril de 2017 y mayo de 2017 “las agresiones se han multiplicado”, afirmó el periodista.

Explicó que existe “una política de Estado” contra la prensa palpable en la agresiones que “no ocurren de forma aislada o accidental” sino que obedecen a “todo un plan concebido y ejecutado por unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en particular”.

El optimismo se aleja de las proyecciones periodísticas en Cuba

El informe compartido por el director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti, debido a la imposibilidad del delegado de salir de Cuba, se destaca que el gobierno busca “un país mudo, sordo, y ciego”.

A pocos días de plantearse un cambio político con la salida de Raúl Castro el próximo 19 de abril, los datos del informe distan del optimismo, al considerar que “no se esperan mejoras”, ya que mantendrá el cargo de primer secretario del Partido Comunista.

Por el contrario tras las iniciativas del gobierno de los estados Unidos en crear un grupo para apoyar el acceso de los cubanos a internet y el desarrollo de medios independientes, el estado cubano ha “incrementó la agresividad contra los periodistas no oficialistas”.

Repudio al asesinato de periodistas ecuatorianos

Los periodistas reunidos en la cita semestral exigieron “justicia y protección” y “el fin de la Impunidad en nombre de los miles de periodistas que a diario arriesgan sus vidas para mantener al público informado” tal y como detalló el comunicado difundido por la organización.

También denunciaron le falta transparencia del Gobierno ecuatoriano en los protocolos de información sobre la situación desde el momento de su secuestro hasta la actualidad, cuando a pesar de tener confirmación del asesinatos de lo9s periodistas, aún se desconoce el paradero de sus restos.

 

A %d blogueros les gusta esto: