elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Cuba

Fanb grita “Viva Fidel” en el cumpleaños del líder cubano fallecido – La Patilla – 13 de Agosto 2017

FidelChavez.jpg

Con motivo de conmemorarse el natalicio del dictador cubano Fidel Castro, el Ejército Bolivariano lo recuerda.

A través de su cuenta en Twitter, escribieron: “En el día de su cumpleaños, nuestro @EjercitoFANB recuerda a Fidel Castro, líder incansable de la lucha antiimperialista !Que Viva Fidel!”

 

MUD rechaza la intervención cubana y la amenaza militar de cualquier potencia extranjera – La Patilla – 13 de Agosto 2017

logo-comunicado-nuevo-600x310.jpegLa oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) rechazó hoy la amenaza militar del presidente estadounidense, Donald Trump, al país, así como la injerencia de Cuba que, asegura, el Gobierno de Nicolás Maduro ha permitido en las Fuerzas Armadas y en la política interna.

Trump señaló el viernes que su Administración no descarta la “opción militar” para resolver el “lío muy peligroso” que atraviesa Venezuela y recordó que su país tiene tropas por todo el mundo mientras que, agregó, “Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y está muriendo”.

Ante ello, la coalición de partidos que se oponen a la llamada revolución bolivariana emitió un comunicado en el que denuncia que la “dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera”.

“La cúpula que tiene el poder en el país está sufriendo el repudio internacional y nos está aislando del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos”, asegura la MUD que repudia “el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela”.

En ese sentido, el antichavismo recrimina además “la presencia e injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, muy especialmente, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de personal civil y militar extranjero”.

“Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno”, prosigue el texto.

Los opositores acusan igualmente al Gobierno por “el remate de los activos y las facturas petroleras” y por manejar “doble moral en materia de relaciones internacionales” que “desangra el país con políticas entreguistas”.

“Es el empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula (…) lo que ha traído el aislamiento y las amenazas externas a nuestro país. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela”, agrega la nota.

La MUD cree que mediante la “realización de elecciones libres en todos los niveles” el país caribeño podrá salir de la crisis, “volver al orden constitucional y a las mejores relaciones con la comunidad internacional”.

El chavismo gobernante se atrincheró este sábado para enfrentar la que consideran una “temeraria amenaza” de Trump, y criticó a la oposición por su “silencio cómplice” durante el día sábado, reseñó Efe.

La soberanía es indivisible

La MUD rechaza la intervención cubana, la amenaza militar de cualquier potencia extranjera y responsabiliza a la dictadura de Maduro por convertir al país en una amenaza regional.

La dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera. La cúpula que tiene el poder en el país está sufriendo el repudio internacional y nos está aislando del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos.

La Mesa de la Unidad Democrática rechaza el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela, de conformidad con lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas. En este mismo sentido, rechazamos la presencia e injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, muy especialmente, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de personal civil y militar extranjero. Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno .

También, hablando de soberanía e independencia, rechazamos el entreguismo de nuestros activos en las horas más difíciles de los venezolanos. El remate de los activos y las facturas petroleras es sólo una muestra de cómo esta dictadura ha permitido que otros países se beneficien en perjuicio de los venezolanos. No puede haber doble moral en materia de relaciones internacionales. No se puede condenar una amenaza, mientras por otro lado se desangra el país con políticas entreguistas y se abandona el territorio en las fronteras o espacios en reclamos históricos como el Esequibo.

Es el empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula, expresado en la eliminación del referéndum revocatorio, el encarcelamiento e inhabilitación de miles de presos políticos, el asesinato de cientos de venezolanos bajo la más cruel represión y la instalación de la asamblea nacional constituyente fraudulenta y antidemocrática; es lo que ha traído el aislamiento y las amenazas externas a nuestro país. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela.

El único camino a la paz es la restitución de la democracia. Los venezolanos exigimos la realización de elecciones libres en todos los niveles para que podamos volver el orden constitucional y a las mejores relaciones con la comunidad internacional. De esta forma garantizaremos la soberanía y lograremos la solución de los problemas que hacen sufrir a millones de venezolanos todos los días.

 

SR. González Pazos, ¡Váyase a Venezuela y despúes opine! por Iñaki Anasagasti – Deia – 12 de Agosto 2017

6a00d8341bf85353ef01b8d192017b970c-150wiEn esta sociedad líquida y sin columna vertebral en la que vivimos, conviene de vez en cuando, marcar cada uno bien el terreno y señalar lo que nos parece bien de lo que consideramos asquerosamente manipulado.

Este sábado, Deia ha publicado un artículo que en el fondo podría parecer una apología al terrorismo de estado. Lo firma Jesús González Pazos y lleva por título “Venezuela, desde el respeto y la solidaridad”. Ya de por si, el título miente. En su desarrollo no hay el menor respeto ni la mínima solidaridad. Es un ataque continuo a los basamentos de un sistema democrático, como lo entendemos en Europa, dejando de lado las reivindicaciones nacionales que demanda Euzkadi, de las que podíamos hablar en otro trabajo.

De entrada el que González Pazos, se presente como miembro de Mugarik Gabe, me decepciona sobre lo que es esta ONG que al parecer no tiene fronteras. Creí que sus reivindicaciones eran otras, y sus personeros de otro talante humano, o de lo contrario que digan claramente que este personaje no les representa en nada.

Y digo la diferencia entre un periódico democrático, de otro que no lo es, es que en Deia se haya publicado semejante cúmulo de despropósitos, porque la ideología del periódico la marcan los editoriales, y hace unos días, Deia tomó postura en contra de la dictadura de Maduro, frente a un periódico como Gara que jamás de los jamases publicaría nada a favor de la democracia que propende la Mesa de la Unidad Democrática de aquel país que comprende todo su arco parlamentario, desde el Partido Comunista, hasta la derecha venezolana, porque lo de Maduro, nada tiene que ver con la Izquierda con mayúsculas sino con el gansterismo. Pero si esto satisface al Sr. González Pazos, le recomiendo se vaya a vivir en aquel país tan paradisíaco, como así nos lo describe.

La oposición ganó las elecciones legislativas y ante esa evidencia Maduro ha desconocido todas sus decisiones y las ha anulado a través de un falso poder judicial que no es más que correa de transmisión de un ejecutivo que ha empobrecido el país y ha destituido a la Fiscal General por atreverse a decir que el actual régimen es una dictadura.

¿En que país democrático hay presos políticos?. En ninguno. Solo los hay en las dictaduras por eso se les saca a los incómodos de su casa y se les mete en la cárcel arbitrariamente, sin juicio alguno y a pesar de que el fiscal que acusó a Leopoldo López tuviera que huir y decir que toda su acusación fue falsa. Pues López sigue en arresto domiciliario sin posibilidad de expresión pública.

¿En que país democrático se cierran medios de comunicación y se controla la tirada los periódicos impidiéndoles el suministro de papel?. En uno no democrático, como en Venezuela. O en Corea del Norte. Y, si no me cree, diríjase al periodista vasco de izquierda, Xabier Coscojuela que ha tenido que cambiar su diario Tal Cual al sistema digital ante la falta de papel.

¿En qué país democrático se monta una votación fraudulenta, dicha desde Londres por la propia compañía que se prestó a la mascarada diciendo que habían manipulado un millón de votos, para negar algo constitucional como el Revocatorio y sacarse de la manga una instancia Constituyente para anular la democracia?. Pues en Venezuela.

¿Qué país democrático tiene el rechazo de esta iniciativa falsamente Constituyente ya que se trata de una regresión tipo “democracia orgánica franquista”, por parte de la Unión Europea y la mayoría de los países latinoamericanos y de Naciones Unidas?. Sencillo. La Venezuela de Maduro.

¿Qué país ha sido denunciado por malos tratos, abusos policiales, falta de democracia e irrespeto a la verdad por parte de la ONU?. Venezuela, compadre.

¿En qué país han muerto en las protestas contra un gobierno 130 jóvenes en sus calles?. En la patria del chavismo. Dato que al parecer al Sr. González Pazos le tiene sin cuidado.

¿Qué país ha sido expulsado de Mercosur, repudiado en la última reunión de cancilleres en Lima, mientras mantiene divisiones de soldados cubanos en Fuerte Tiuna y la Inteligencia y Contrainteligencia en manos del castrocomunismo?. La dictadura chavista de Maduro.

Y así podríamos ir analizando todas y cada una de las úlceras crapulosas de un putrefacto régimen de fuerza que al parecer al Sr. González Pazos le encantaría aplicar a la tierra de los vascos, pues de lo contrario no se entiende su admiración hacia la barbarie.

Para justificar todo este oprobio, el articulista lo compara con España. Le puedo dar a este señor una serie de datos sobre lo que es la democracia en España, quizás desde más cerca de su lupa, pero se que no serviría para nada. Por eso le sugiero escriba este tipo de análisis en Gara, que estará encantada de tener por lo menos a un vasco ilustrado que crea que la “robolución bolivariana” como la llaman es un faro que nos debe iluminar en la noche española. Si Gara publica los comunicados de ETA, ¿por qué no este canto a una dictadura?.

La dirección de Deia verá si le interesa seguir alimentando algo que ha irritado sobremanera a todos los vasco venezolanos que habitamos en Euzkadi, conocemos y queremos aquel país, y votamos en las elecciones que demuestran que el 97 %, en las urnas, es profundamente antichavista por democrático. Por cierto, vascos que en 1977 siguieron el llamamiento para comprar acciones de Deia y poder combatir el pensamiento único franquista de aquella dictadura, semejante a la venezolana, con militares corruptos en todas las esferas del poder.

No es la primera vez que González Pazos escribe semejante sarta de mentiras y apologías en Deia. Solo deseo se informe antes de juntar sus letras y no hiera a tanta gente que pugna por salir de aquel país al que Colón llamó Tierra de Gracia.

 

América Latina se pone en guardia ante la crisis de Venezuela por Javier Lafuente/Javier E. Cué – El País – 6 de Agosto 2017

El aumento de la migración y el descontrol del narcotráfico, dos de los temas que preocupan a las principales potencias de la región

La crisis de Venezuela es ya la gran prioridad en todas las cancillerías latinoamericanas. Este continente, acostumbrado a dictaduras crueles en el siglo XX, había visto cómo el siglo XXI arrancaba con procesos de cambio profundo que se resolvían casi siempre de forma democrática. El caos que vive el país petrolero supone un enorme riesgo de desestabilización, no solo por el éxodo migratorio, que crece imparable, sino también por el problema del narcotráfico: en los últimos años, Venezuela se ha convertido en trampolín de la salida de la droga sudamericana. Referente para muchos grupos de la izquierda latinoamericana, es la primera gran crisis a la que se enfrenta el nuevo equilibrio de poderes surgido de los últimos cambios electorales, que han sacado del poder a importantes aliados del chavismo en Argentina y Brasil y han aislado al régimen de Caracas, que sigue teniendo en Cuba su principal bastión.

Las principales potencias de la región están intercambiando información constantemente ante la posibilidad de que la situación se descontrole por completo. Uno de los aspectos que más preocupa es el migratorio. La crisis humanitaria se ha vuelto insostenible en Venezuela. La falta de alimentos y medicinas complica el día a día en un país donde la inflación alcanza niveles astronómicos. El éxodo es imparable. En el caso de Colombia, el 2016 más de 370.000 venezolanos ingresaron en el país, un 15% más que el año anterior, aunque es difícil calibrar con exactitud cuántos deciden quedarse y en qué situación lo consiguen, llegado el caso. Las peticiones de asilo también se han disparado, según ACNUR. Estados Unidos es el que más ha recibido (18.300), seguido de Brasil (12.960), Perú (4.453), España (4.300) y México (1.044). Leer más de esta entrada

La intervención de Cuba en Venezuela por Alvarez Quiñones – Human Rights Foundation for Cuba – Julio 2017

Refineria-de-Petroleo-Cienfuegos-ALBA-Venezuela-Cuba-800x533.jpg

Intervención masiva de Cuba en Venezuela amenaza a la región

La heroica lucha de los venezolanos contra la dictadura que encabeza Nicolás Maduro y por restablecer la democracia, choca no sólo contra los esbirros de la Guardia Nacional y los “colectivos”, sino con la maquinaria represiva, logística y política de la tiranía castrista, la más implacable y duradera en la historia de las Américas.

La intervención de Cuba en Venezuela es abrumadora. Hay allí miles de militares cubanos, incluyendo 3 generales, 12 coroneles y tenientes coroneles, 6 capitanes de fragata y otros 25 oficiales de distintas graduaciones. También intervienen 4,500 soldados de infantería en 9 batallones, uno de ellos acantonado en Fuerte Tiuna, el corazón militar del país, según el sitio online venezolano “Q’Pasa en Venezuela” y la periodista Sebastiana Barráez, especialista en temas sobre las fuerzas armadas de Venezuela.

Hay también fuerzas especiales del MININT. Y los más de 34,000 médicos y profesionales cubanos de la salud tienen órdenes de defender la tiranía con las armas. Ese contingente cubano interventor tiene conexión por cable con el Centro de Operaciones de Valle Picadura en La Habana, al mando del general Leonardo Andollo Valdez y supervisado por la cúpula militar cubana.

Otros miles de cubanos copan puestos claves del Estado, el Gobierno, las fuerzas militares y represivas venezolanas, y en particular los servicios de inteligencia y contrainteligencia. La seguridad personal de Maduro está a cargo del MININT. Hay tantos castristas que venezolanos enfurecidos queman banderas cubanas en la vía pública. A los cubanos eso nos entristece, pero si nos ponemos en el lugar de esos manifestantes logramos comprender lo de “Cubanos go home” en español.

Además, en abril pasado el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana, denunció en su cuenta twiter que hay en Venezuela al menos 4,000 guerrilleros de las FARC. Hay también iraníes y denuncias de que podrían estar enviando uranio a Irán. “Noticias 24” informó que esos yacimientos de uranio venezolanos han sido denunciados por los servicios de inteligencia de Alemania, Francia, Reino Unido, EE.UU , Israel y el Mukabarat jordano.

Artículo de The Wall Street Journal…

Artículo de Mary Anastasia O’Grady publicado en The Wall Street Journal el 16 de julio de 2017 con el título “How Cuba Runs Venezuela”.

Igualmente hay terroristas del movimiento Hezbolá; por órdenes de Tarek El Aissami, Caracas ha entregado unos 15,000 pasaportes diplomáticos venezolanos a milicianos del Hezbolá, chiítas iraníes, y a otras huestes yihadistas del Medio Oriente que hoy se mueven por el mundo con propósitos nada edificantes, según el periodista libanés Francois Bayni, quien hizo pública su denuncia en Facebook y fue publicada por medios de todo el mundo..

O sea la crisis venezolana tiene un peligroso carácter internacional. Preocupados deben estar en Colombia, Brasil, Guyana, Panamá, Ecuador y Perú, por dos motivos: 1) si estalla una guerra civil multitudes de venezolanos huirían hacia esos países vecinos o más cercanos; y 2) si Maduro impone la Constitución redactada en Cuba la erosión de la democracia en la región será mayor que nunca.

Sin la tutela de La Habana ya Maduro habría caído

Sin la tutela directa de Raúl Castro, su Junta Militar, el PCC, las FAR y de todo el aparato de inteligencia y contrainteligencia castristas (a cargo del coronel Alejandro Castro, hijo del dictador), el gobierno de Maduro habría ya sucumbido.

Ese tutelaje apuntala al régimen chavista, lo rescata cuando comete errores, y lo ha convertido convenientemente en un vulgar gobierno forajido de narcotraficantes, criminales y ladrones. La Habana los alentó a enriquecerse con el tráfico de drogas y el robo al Estado. Incitó a Hugo Chávez a comprar armas y entregárselas a miles de delincuentes, émulos de las brigadas de respuesta rápida castristas, pero no con palos y cabillas, sino con fusiles y unos 5,000 lanza cohetes hombro-aire.

Maduro, su esposa Cilia y sus hijos, el “Cartel de los Soles”, y los demás jerarcas chavistas, están metidos hasta el cuello en el narcotráfico. Casi el 90% de la cocaína que va hacía EEUU y Europa pasa por Venezuela. Todos roban al Estado y muchos cometen crímenes de lesa humanidad. Ya son más de 130 los venezolanos ejecutados en las calles desde febrero de 2014.
Con semejante nivel de criminalidad, a Raúl Castro le resulta fácil recordarles a esos “fuera de la ley” que si entregan el poder irán todos a la cárcel. Esto es lo más grave de la crisis venezolana, que el alto mando chavista se sabe en prisión si pierde el poder. Se aferra a él y solo lo soltará a cañonazos.

Las directrices castristas causaron el desastre económico

Entre 1999 y 2015 Venezuela recibió 960,589 millones de dólares por sus exportaciones de petróleo, un promedio de 56,500 millones anuales, según la consultora Ecoanalítica. Esa cantidad fue muy superior a todo el dinero obtenido antes por Venezuela desde 1811, al declarar su independencia de España.

Pero con tan fabulosa fortuna el gobierno “bolivariano” no diversificó la economía (hoy depende más del petróleo), ni hizo nada por desarrollar el país. Guiado por Fidel Castro, Chávez utilizó su chequera para comprar lealtades políticas en Latinoamérica, intervenir y financiar campañas electorales de izquierda en Latinoamérica y hasta en España para extender el “Socialismo del Siglo XXI”.

También lo empleó en gastos sociales desmedidos con fines propagandísticos (al estilo fidelista), en vez de emprender obras de infraestructura y desarrollo económico. Gastó miles de millones en armas y tecnología para reprimir. Recientemente llegaron a Venezuela 167 nuevas tanquetas Norinco de fabricación china, que lanzan gases lacrimógenos y agua a los manifestantes. . Pero lo peor es que buena parte de esa bonanza financiera fue robada por la cúpula chavista y sacada del país.

Encima, Chávez ordenó emitir 54,327 millones de dólares en bonos de la República y de PDVSA, la entidad estatal petrolera. Y ahora, ya en ruinas, el país tiene que pagar a esos acreedores $110,000 millones hasta 2027, en intereses y capital. Aparte, le debe a Rusia y China. La deuda con Pekín llegó a $60,000 millones. El país está quebrado.

La estatización del grueso de la economía venezolana, y la guerra a la empresa privada destrozaron la planta industrial, comercial y agrícola del país. La burocracia pasó de 900,000 empleados públicos a 2.4 millones. Y los de PDVSA de 40,000 a 145,000.

Con la tutoría castrista a la “revolución bolivariana” hoy los venezolanos son más pobre que nunca en su historia. Familias venezolanas con niños pequeños hurgan en latones de basura para poder llevarse algo a la boca.

CONCLUSIONES

Caracas mantiene a Cuba, y Cuba guía los hilos del poder en Caracas
Quien mejor aprovechó la bonanza de petrodólares fue el castrismo, con subsidios por unos $10,000 millones anuales y unos 40 millones de barriles de petróleo gratis cada año (66% del consumo nacional cubano).

Esos subsidios de Caracas a La Habana ahora han disminuido a unos $6,500 millones, pero siguen siendo, junto con aproximadamente la mitad del petróleo que recibía antes, uno de los dos soportes que mantienen a flote la economía cubana (el otro lo componen las remesas, los paquetes y el turismo).

¿Qué ofrece la isla a cambio?: Nada menos que su “know how” para mantener al chavismo en el poder. Curiosa ironía, Cuba, el país más pobre y pequeño de los dos, es la metrópoli colonialista, pues tiene el conocimiento para mantener a la mafia chavista en el poder. Y el país más fuerte económicamente, más grande y con el triple de población, es la colonia. Sin duda vivimos en la era del conocimiento.

Con la eventual caída del chavismo el castrismo sufriría un terremoto en lo económico, político, ideológico, y diplomático. Sería el fin del “Socialismo del Siglo XXI”, y de paso, del Foro de Sao Paulo, la internacional comunista creada en 1990 por Castro y Lula da Silva para “cubanizar” la región.

Al haber sucumbido también el segundo mayor aliado político-financiero de La Habana, el gobierno populista de Brasil, y también el de Argentina, y la negativa de Pekín y Moscú a regalar dinero, el Estado proxeneta del Caribe se quedaría sin mecenas. Se produciría una reedición del “período especial” en una escala algo más pequeña, pero devastadora. Baste saber que casi la mitad del comercio exterior (45%) de Cuba se realiza con Venezuela.

Sin el petróleo venezolano el gobierno de Raúl Castro tendría que conseguir $1,800 millones para comprar los 110,000 barriles diarios que le suministraba Venezuela hasta 2014, o $1,000 millones para comprar 68,000 barriles diarios, reducir el consumo de combustible en un 38%, y sufrir apagones que podrían desestabilizar al régimen y hundir el turismo.

La Constituyente pretende impulsar viejo proyecto castro-guevarista

La convocatoria de Nicolás Maduro de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución copiada de la cubana es una maniobra para sepultar la Constitución “burguesa”, no celebrar las elecciones de 2018, desmantelar la Asamblea Nacional, todas las instituciones del Estado, y militarizar definitivamente el gobierno al estilo cubano. Para ello cuentan con 2,000 generales, una cifra asombrosa (y ridícula) que supera el total de generales de los 29 países miembros de la OTAN en conjunto.

Con una Constitución comunista, el chavismo emprendería — con 50 años de retraso–, el malogrado proyecto de Fidel Castro y el Che Guevara de llevar el totalitarismo “revolucionario” a Sudamérica, tal y como anunció el argentino en su carta a la Conferencia Tricontinental. Esta vez no con un grupito de guerrilleros hambrientos perdidos en la selva boliviana, sino en Venezuela, el mayor productor regional de petróleo, y desde el Palacio Presidencial de Miraflores.

La Constitución cubana fue copiada de la vigente en la Unión Soviética. Así surgió en las Américas la figura del Presidente del Consejo de Estado en lugar del Presidente de la República. Ese Presidente es elegido a dedo por el Consejo de Estado (Presidium del Soviet Supremo en la URSS), que a su vez es nombrado a dedo por el dictador (primer secretario del PCC), quien le ordena a esa cúpula estatal que debe elegirlo a él mismo otra vez como Jefe de Estado. Y punto.

Los chavistas se despojarían de las hojitas de parra que cubrían la fachada democrática que vendían al mundo. Pero agravarían a niveles insospechados la crisis venezolana y afectaría a las naciones vecinas, en particular a Colombia con las FARC convertidas en fuerza política legal. La lucha popular en Venezuela se dispararía. También hay sectores del chavismo, con respaldo militar, que rechazan que Venezuela se convierta en otra Cuba.

Aplastar los derechos humanos no es ‘asunto interno’ de un país

La indiferencia de la comunidad internacional ante el salvajismo del gobierno de Maduro es una expresión de la “realpolitik” que parece prevalecer en Latinoamérica y en todo el mundo en lo que va de siglo, y que coloca los intereses políticos y económicos por encima de los derechos humanos. Ya en el tercer milenio, el desarrollo mismo de la civilización exige que la salvaguarda del ser humano sea la prioridad de todos los gobiernos, por encima de la política, la economía y todo lo demás.

Si antes de la Revolución Francesa ya Jean Jacques Rousseau y otros baluartes de la Ilustración en Europa se percataron de que la soberanía de una nación es el pueblo mismo, con más razón el mundo moderno debería disponer hoy de leyes supranacionales de obligatorio cumplimiento para todos los Estados, para proteger los derechos precisamente del pueblo soberano.

La violación de los derechos ciudadanos no puede ser “asunto interno” de un país. Eso atañe al género humano, sin importar fronteras. Y las denuncias internacionales al respecto no violan la “soberanía nacional”. Es todo lo contrario. Todo Estado violador de derechos humanos debe ser obligado, por la fuerza si es necesario, a respetarlos. Es hora de que haya instrumentos legales y fuerzas internacionales para intervenir donde quiera que se atropelle la integridad física de los seres humanos y se asfixien sus libertades fundamentales.

La actuación prochavista en la OEA es una vergüenza histórica

Pero ocurre todo lo contrario. En Latinoamérica los gobernantes y políticos no quieren disgustar a los partidos de izquierda porque pueden perder votos electorales, o quieren evitar ruidosas protestas callejeras de la izquierda. Otros venden su lealtad política al que pague, y si con petróleo barato mucho mejor. Esa obediencia muy tempranamente la compró Hugo Chávez, aconsejado por su paradigma, héroe y guía, Fidel Castro.

Y tan importante fueron sus consejos que ahora en la OEA, ni en su reunión de cancilleres del 31 de mayo, ni en la más reciente de junio, se logró nada. No ya para para aplicar la Carta Democrática a Caracas, romper masivamente relaciones diplomáticas con Venezuela, o para retirar los embajadores en Caracas, sino ni siquiera para “rogarle” a la dictadura chavista que reconsiderase la creación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Se necesitaban 23 votos para obtener los dos tercios de un total de 34 países miembros de la OEA y se consiguieron 20 votos. La propuesta de 14 países –-a los que sumaron otros 6–, para solicitarle al chavismo que no sea tan malo fue bloqueada por los gobiernos neocomunistas aliados de Caracas y por los países caribeños que reciben crudo venezolano barato. Vale precisar que Venezuela, Nicaragua, Bolivia, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Dominica, los cinco países que votaron en contra de condenar al régimen de Maduro, tienen 17 millones de habitantes, mientras que en los 20 países que querían hacer lo justo habitan 500 millones. Muy duramente juzgará la historia a quienes de hecho se convirtieron en cómplices del genocidio y de la destrucción de toda Venezuela.

No hacer nada ante los crímenes de las dictaduras de Venezuela y la castrista, es una vergüenza histórica mayúscula. Y confiere dramática vigencia a una frase de José Martí: “Ver cometer un crimen en calma es cometerlo”.

El autor es escritor y periodista radicado en el sur de California. Ha escrito durante más de tres décadas sobre el curso de la economía mundial. Es también experto en temas políticos de América Latina con énfasis en Cuba y Venezuela. Es colaborador de la Human Rights Foundation for Cuba.

 

Carta del Gral. Div. Vicente Narvaez Churion a Padrino López – 2 de Agosto 2017

CIUDADANO
VLADIMIR PADRINO LÓPEZ
MINISTRO DE LA DEFENSA

Me dirijo a usted en la ocasión de hacerle llegar una serie de observaciones a su comportamiento como administrador y director máximo de las funciones inherentes al delicado cargo que desempeña en momentos tan difíciles por los que atraviesa nuestra patria y que usted, en su condición de militar en servicio activo, parece o quiere ignorar.

No antepongo a su nombre su graduación militar porque considero hasta ahora no ha dado muestras de llevar con prestancia, orgullo y responsabilidad atinentes los soles que porta en sus presillas ni mucho menos se comporta acorde a los principios de ética y moralidad profesional correspondientes a un hombre que ejerza las más altas responsabilidades militares y sepa asumirlas.

Ciudadano Padrino López, de usted tan solo conozco que egresó de la Academia Militar de Venezuela con el grado de Sub-Teniente en el año de 1984 y sus sesgadas y absurdas declaraciones de carácter militar y político, en sus vestes de titular del Despacho de la
Defensa de nuestra Venezuela. No sé ni me interesa conocer algo más de su trayectoria profesional como Oficial del Ejército Venezolano, pues hasta hoy sólo ha puesto de manifiesto su falta de formación, de capacitación y ha demostrado ser un grandísimo embustero al recurrir, consuetudinariamente, a la “mentira disfrazada con artificio” y a “expresiones o manifestaciones contrarias a lo que se sabe,
cree o piensa”.

No es posible, Ciudadano Padrino López, que usted se crea sus propios embustes y no oiga, no vea ni aprecie cuanto sucede en todo el territorio nacional, las penurias de nuestros connacionales ni las opiniones y/o decisiones de tantos organismos internacionales y países que en el mundo rechazan cuanto hoy acontece en lo que usted pretende hacer aparecer como el País de las Maravillas de la célebre y conocida Alicia, personaje de las mil y muchas más de mil noches.

Es inconcebible en alguien como usted, que ha prestado el JURAMENTO DE FIDELIDAD A LA BANDERA, que ha jurado, al asumir su actual cargo, respetar y cumplir la constitución, leyes de la República y demás deberes inherentes a dicho cargo, que se empeñe en respaldar las intenciones del TOTALITARISMO COMUNISTA EN EL PODER por eliminar las Instituciones y reemplazarlas por algo no contemplado ni en la Constitución ni en Ley alguna de la República, entre ellas nuestra Institución Armada, cuyo prestigio, usted y quienes le secundan, con sus acciones o falta de ellas, ha contribuido a que nuestro pueblo la considere hoy en día como una entelequia plena de traidores y cobardes, mientras usted propicia y es parte de la prostitución de la más alta jerarquía militar existente en “exagerada demasía”. Usted también se alzó en armas en contra del estamento institucional y del orden constitucional y legal establecido en nuestro país, que nos costó bastante sudor, lágrimas y sangre a quienes estuvimos
llamados a establecer y sustentar las bases de una democracia que, aún con muchos defectos, era perfectible y aceptaba las correcciones que, infelizmente, no supimos darle al momento requerido, por lo que caímos en las garras de un traidor, egresado del Alma Mater de nuestras Fuerzas Armadas, e iniciador de la entrega total de nuestra patria a quienes antes pretendieron someternos por las armas y a los arbitrios del abuso, del COMUNISMO, del chantaje y de la miseria que es cuanto nos ha dejado el sistema ahora implantado en nuestro suelo por el marxismo-leninismo-castrismo bajo la conducción del Foro de Sao Paolo, y que el ser más incapaz que ha ocupado el solio presidencial, su actual comandante en jefe (le niego las mayúsculas), no ha tenido empacho alguno en dejarla en manos de los asesinos de tanto venezolano caído arteramente en las décadas de los años de 1960, 70 y 80…

Ciudadano Padrino López, salga de la burbuja donde se metió y no trate de continuar engatusando a los venezolanos que tan solo aspiramos a tener un adecuado nivel de vida, desempeñar un trabajo bien remunerado y poder enviar nuestros hijos a escuelas capaces de indicarles un rumbo para hacerse de un futuro digno. Usted, aparentemente, no comulga con esas ideas mientras sí lo hace con el adoctrinamiento de menores e ignorantes, con ideas traídas de otros lares y que amenazan con la destrucción total de nuestra patriotismo y gentilicio.

Despierte, Ciudadano Padrino López. Salga del engaño en el cual intenta meternos a todos para que le sirvamos de comparsa antes de ser desalojado del puesto que ocupa y le sean arrancados los soles que ni siquiera sabe portar. Aterrice de su vuelo de ensueño falso y vea a su alrededor cuanto sucede, incluso en el interno de la Fuerza Armada Nacional. No continúe siendo cómplice de la destrucción del país que persiguen los encapuchados y bandoleros de ayer, hoy en disfrute, explotación y abuso del poder. No siga siendo iluso y sacúdase el yugo que lo oprime a usted, a nosotros y nos conduce a todos a la ruina. Abra sus ojos, mejor, active sus cinco sentidos, y actúe en consecuencia. El pueblo venezolano se lo pide. Sepa oír y preste atención.

Usted tiene una enorme responsabilidad. Es el administrador de las armas de la República. Utilícelas correctamente para derrocar el TOTALITARISMO COMUNISTA OPRESOR y evite de esa manera un posible y mayor derramamiento de sangre, que habremos de sufrir, si no toma usted las acciones que evite la violencia a la cual sus ejecutorias y órdenes, así como las de su “comandante en jefe” y otros cómplices, nos conducen.

No se acobarde. Sea hombre. No crea en cuentos de sirenas. Decídase, Ciudadano Vladimir Padrino López. Saque del poder a quienes abusan de él, a quienes desean enquistarse en él para poder terminar con la independencia, soberanía y libertad que nos legaron nuestros únicos y genuinos libertadores después de una lucha fratricida en el hoy casi lejano siglo XIX.

El engendro traidor no vive, como usted y otros pocos lo afirman. Está bien muerto y una réplica de su cuerpo se exhibe, irónicamente, en el sitio de su cobardía. No crea en pajaritos preñados. No permita que perdamos la República.

Con poca deferencia y mucha molestia,

VICENTE LUIS NARVÁEZ CHURIÓN
GENERAL DE DIVISIÓN (EJ)
EX MINISTRO DE LA DEFENSA
EX COMANDANTE GENERAL DEL EJÉRCITO
VICENTE@MINENA58.COM
02AGOSTO2017, a las 9:39 am.

Es inconcebible esta prensa carroñera por Iñaki Anasagasti – Blog Deia – 1 de Agosto 2017

6a00d8341bf85353ef01b8d192017b970c-150wiLa conducta periodística en favor de la verdad del periódico GARA me hace ser muy pesimista en relación con sus responsables y sobre una Izquierda Abertzale que no tiene ni idea de lo que es una la democracia con valores, a pesar de lo que predican, y de lo que critican de los demás. De momento solo palabras. Cuando un hecho como éste se hace presente, se les ve el pelo de la dehesa. Una dehesa sucia y autoritaria.

Para la Izquierda Abertzale, solo hay un tipo de presos, los suyos, que además están encerrados porque se han dedicado a hacer el bien. Eso es lo que nos pretenden vender. Y por tanto, solo tienen derechos, ningún deber. Y, en Venezuela, ni en Marruecos, hay presos, solo son presos los suyos.

Pero este panfleto comunistoide está obsesionado con vendernos que el régimen de Maduro es una democracia y que las garras del Imperio siguen chupando la sangre a aquel país.

Veamos.

El día de San Ignacio nos decían en portada, como resumen de la jornada del día 30. ”Votos y Urnas contra Marchas y Confrontación”. Los que durante cinco décadas han despreciado las urnas y los votos nos dan ahora lecciones de urbanidad democrática cuando en Venezuela hay marchas y confrontación porque se trata de imponer una dictadura.

Y este martes, ya han encontrado a su inveterado enemigo: el imperialismo yanqui porque nos dicen en portada que ”Estados Unidos intensifica la presión contra Venezuela”.

Analícese este titular. Dice que intensfica ,con lo que nos indica que Chávez durante 18 años, aguantó dicha presión, que además, en este caso no es contra Maduro, sino contra Venezuela. Como hacía Franco. Sus enemigos eran los de España.

Pero es que la ingerencia extranjera en Venezuela está centrada fundamentalmente en una dictadura como la cubana que está condicionando cualquier salida. De Cuba no dicen nada, de USA, porque les embarga a los gangsters del chavismo sus cuentas corruptas lo consideran deplorable y consideran que lo más importante es que el águila yanqui seguirá cayendo sobre Venezuela y por eso, en portada. Cuba está infiltrada en el gobierno, en las Fuerzas Armadas, en la Inteligencia del país, en los lugares estratégicos y mientras sigan ahí como lapas, poca salida tienen los venezolanos, pero para Gara, el problema son los yanquis.

Pero es que la Unión Europea, en su totalidad, Colombia, el presidente Santos, Chile, Brasil, Uruguay, la OEA, Mexico y todo lo decente que en el mundo se mueve no reconocen el resultado del proceso constituyente de Maduro. Pero Gara ignora absolutamente todo ésto y este dato revelador, lo que me mueve a decir que este periódico no está al servicio de la verdad y de los hechos objetivos.

Gara es una vergüenza nacional vasca. Es el periódico no solo donde ETA publica sus comunicados sino donde la dictadura chavista tiene en Europa su único nido.

Efectivamente, soy muy pesimista con esta Izquierda Abertzale que no dice nada de los encarcelados, de los muertos y de la falta de libertad en un país que acogió a nuestros padres y a miembros de ETA. Una vergüenza democrática.

Gara, es el Granma vasco.

 

Dualidad de poderes por Fernando Mires – Blog Polis – 29 de Julio 2017

Download (47).jpgEl 30 de julio la dictadura militar de Nicolás Maduro consagrará institucionalmente la dualidad de poderes que venía gestándose mediante la creación de una constituyente cubana cuyo único objetivo es la supresión del sufragio universal para asegurar el poder de una oligarquía militar-civil en contra de la voluntad de la inmensa mayoría de la nación.
El término dualidad de poderes merece una explicación adicional. Su origen teórico proviene de las plumas de Lenin y Trotzky durante “la revolución de febrero” – la única, la verdadera revolución, la antizarista- que dio origen al gobierno provisional, democrático, social y parlamentario de Alexander Kerensky. En términos más exactos, aquello que tuvo lugar en el breve periodo que va desde febrero a noviembre de 1917, fue una trilogía de poderes: el del aparato militar y burocrático zarista enquistado en el Estado, el del gobierno provisional (liberal, democrático y parlamentario) y el supuesto poder de los soviets (concejos). Leer más de esta entrada

Zoé Valdés: “Las garras de los Castro hicieron añicos a Venezuela” por Luis Leonel León – Diario de las Americas – 25 de Julio 2017

La intelectual cubana exiliada en Paris, advierte que la expansión ideológica del régimen de La Habana continúa siendo un peligro

0001102381.jpg

Zoé Valdés es una de las escritoras cubanas más leídas y una de las voces más críticas del castrismo. La nada cotidiana, La ficción Fidel, Te di la vida entera, La hija del embajador, Milagro en Miami, son algunos de los títulos que ha escrito y que diseccionan las penas y anhelos de una nación tan vilipendiada por el régimen cubano, como tan incomprendida. En sus libros, donde la poesía y la crudeza van de la mano, Valdés hace posible encontrar las verdades de su isla.

Valdés nació en La Habana en 1959, el mismo año en que Fidel Castro irrumpió en el poder. Reside en París desde hace más de dos décadas. Viajará esta semana a Miami para ofrecer una charla sobre la actualidad sociopolítica de Cuba y Venezuela. Realidades que condena desde su activismo cívico y sobre las que conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS.

¿Cuándo comenzaron a romperse las libertades y la democracia en Venezuela?

Se hicieron añicos desde el día en que los Castro pusieron sus garras encima de su historia y su realidad social y política, o sea, desde que consiguieron colocar a Hugo Chávez en el poder. Ahí se inició la destrucción del país y sus ciudadanos.

Al llegar Chávez al poder usted ya había vivido una dictadura. ¿Vislumbró lo que se avecinaba?

Desde el principio lo vi y lo dije a muchos amigos venezolanos que hoy son antichavistas y antimaduristas, pero que en aquella época veían por los ojos de Chávez y no quisieron oír. No los culpo, nadie escarmienta por cabeza ajena. Pero pudieron haber observado. Sobre todo porque al menos el soso de Castro tenía las armas seductoras para engañar, pero Chávez no tenía nada de agraciado, hablaba como un patán, decía tantas estupideces y barbaridades como cualquier energúmeno. No tantas como las que suelta Maduro, que con este ya se rompió el molde, pero casi empatados andan en su generosa y ostentosa mediocridad.

Cubanos que vivieron en Venezuela alertaron de los peligros del chavismo, la respuesta común era “a nosotros no nos va a pasar lo mismo, no somos Cuba”.

Y no sólo les dijimos a los venezolanos. Yo hablé incluso con cubanos que vivían en Venezuela y me respondieron lo mismo en los primeros años del chavismo: “Venezuela no es Cuba y Chávez no es Castro”. Y ahí tienen. Los pueblos son tozudos, se equivocan, sobre todo cuando les ponen en bandeja de plata una sarta de palabrería hueca que les aviva el sentimentalismo ideológico, y los duermen con “las grandes ideas marxistas y socialistas” de la salud, la educación, el bienestar de un pueblo sin hacer nada, y toda esa paparruchada que les encanta a los pueblos niños, esos que no han crecido, que no saben que en las sociedades hay deberes y derechos, pero primero los deberes.

¿Por qué Venezuela es una dictadura castrista?

Porque allí mandan los Castro. Raúl Castro desde la isla y Ramiro Valdés sobre el terreno. Y hay una enorme cantidad de entrenadores militares y soldados cubanos que operan allí. Venezuela es la prueba más fehaciente de la horrenda injerencia que han mantenido los Castro en varias zonas del planeta, sin que nadie proteste por ello ni se les acuse por semejante desproporción. A los primeros que hay que sacar del poder es a los castristas, a toda la familia Castro que ha inoculado el mal en tantos países del área: Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Argentina en la época desastrosa de los Kirchner, y por ahí seguirán. La próxima en caer será Colombia con el soldadito castrista Santos, que le ha proporcionado las facilidades al castrismo mediante la narcoguerrilla.

Que Cuba fuera satélite del imperio soviético muchos lo comprenden. Pero que un país rico como Venezuela sea satélite de una isla subdesarrollada, pocos lo entienden. ¿Por qué suceden estos fenómenos?

Es la pregunta clave que todos debemos hacernos. Y estamos obligados a encontrar la respuesta. Yo tengo la mía: Cuba con sus aliados mundiales es hoy una potencia ideológica. La ideología castrocomunista con su variante islamista ha triunfado en el planeta y seguirá triunfando si no le ponen freno. Recuerda la enorme popularidad del Che Guevara en Siria, Sudán, Yemen, países islamistas de izquierda en su gran mayoría. Cuba supo ir por encima a los soviéticos en materia de expansión, a golpe de simpatía machista-leninista. A todas partes enviaron sus seductores y apuestos agentes que vendían su producto de marketing llamado “revolución socialista”, apoyándose en la maravillosa imagen del país tropical, de palmas, maracas y Sol, de aquellos jóvenes barbudos “eroticones”. En esa trampa cayeron y caen muchos, y los venezolanos no iban a ser menos.

¿Qué semejanzas y diferencias existen entre los mecanismos dictatoriales utilizados en Cuba y Venezuela?

Semejanzas, todas. Matar, matar, matar a todo aquel que disienta es la consigna. Matar con toda impunidad. Después encarcelar, torturar, desaparecer, exilar. Diferencias: la soledad de Cuba no tiene parangón. Incluso hoy muchos venezolanos no reconocen que la verdadera culpable es la Cuba castrista, y hasta ningunean y disminuyen el sufrimiento y lucha de los cubanos. Cuba ha estado y está sola. Los venezolanos hoy cuentan con las herramientas de Internet y las redes sociales que Cuba no tuvo en su época de mayor enfrentamiento al castrismo. Cuba hoy tampoco cuenta con esos medios, y aunque algunos pocos los tienen, el pueblo cubano está robotizado y paralizado mentalmente, acobardado y oportunista en su mayoría. Cuba llegó a un nivel de bajeza que ni siquiera saben qué significa ser libre y no pueden aspirar a lo que no conocen. Si Venezuela sigue por ese camino, alcanzarán ese estado de los cubanos tan “envidiado” por el resto del mundo, desde lejos, siempre desde lejos, nunca in situ.

¿Concuerda con quienes opinan que si el régimen venezolano cae, Cuba no tardará en caer?

Venezuela sólo caerá cuando caiga Cuba. Primero hay que tumbar al castrismo, a toda esa familia horrorosa y a sus esbirros. Entonces el régimen venezolano caerá. Los que están reprimiendo en Venezuela son cubanos castrocomunistas o han sido entrenados por ellos. Hay que acabar con el régimen castrista primero. Y no sólo salvaremos a Venezuela, salvaremos al mundo.

¿Qué deberían hacer los venezolanos para derrocar al régimen?

Pedir ahora mismo que Estados Unidos intervenga militarmente tal como hicieron en Panamá bajo Noriega y en Granada en su momento. No veo otra solución.

¿Y los cubanos?

También debemos pedir la intervención militar, cibleada, o sea, con dianas enfocadas en las zonas donde se reúne el poder supremo. Arrancar el mal de raíz sin daños colaterales. Ya eso es posible. De lo contrario esta majomía se extenderá ad aeternum y arrasarán con el mundo. Ya empezaron con buena parte, Estados Unidos incluido. Su invasión es calculada y lenta, pero muy eficaz. Lo estamos viviendo, inermes y espantados.

 

Impidamos las sanciones por Thays Peñalver – La Patilla – 25 de Julio 2017

thumbnailthayspeñalver.jpgPor y para desgracia, la broma, la chanza, la gracia venezolana no son una virtud y llegó el momento de preocuparnos todos y ponernos serios. Por eso me uno al coro de voces de Moisés Naim, Luis Vicente León, Henrique Capriles y algunos otros para alertar a chavistas, maduristas, opositores, militares y civiles. Las sanciones no son un juego carrizo. Ya basta de consignas vacías y machetes blandidos, de risitas, de medias tintas y doble moral, de “eso no es conmigo” como si todo fuera un jueguito. No enterremos a la República.

Atreviéndome a contradecir a muchos expertos que sostienen que las sanciones no funcionaron con Cuba, tengo que explicarles que eso es cuestión de perspectivas. Las sanciones no son, ni tuvieron nunca otro propósito que no fuera retaliación y quien la aplica, simplemente no tiene absolutamente nada que perder. Las sanciones siempre, inexorablemente destruyen. En principio apelo a la historia. Cuba nunca superó el embargo, sencillamente sobrevivió gracias a éste no porque las sanciones fomentaran un espíritu de cohesión interna, sino porque el cubano de a pie no las notó seriamente al menos hasta 1991. No las notó porque Rusia y el campo socialista europeo se abrieron masivamente con 50 mil millones de dólares, una cifra que no había visto nadie en América Latina. No las notó porque gracias al embargo, usado magistralmente por Castro la izquierda de Felipe González le abrió también los mercados y la de Rodríguez Zapatero le condonó las deudas, porque lo mismo hizo la izquierda de Mitterrand y fue la de Hollande la que perdonó sus compromisos. No las notó porque China le prestó mas de 4 mil millones y en especial, porque Carlos Andrés Pérez en “su nuevo orden económico” le suministró en 1974 primero 20 mil y más tarde 50 mil barriles de petróleo diarios “con la meta de llevarlo a 300 mil barriles” (Discurso de CAP 1974) en contra de la opinión de los betancouristas y de perder, como en efecto sucedió el mercado español y le mandó aviones para que comenzara su ruta al turismo de masas. La gente de a pie en Cuba no la notó por que desde México hasta la Patagonia, todos se ofrecieron a regalarle lo que podían a Fidel Castro y porque éste tuvo a sus pies y literalmente regalado gracias al embargo, el 90% del mercado global.

¿Cohesión? No amigos, la cohesión vino dada porque el bloque soviético y la izquierda mundial hizo funcionar el experimento castrista a fuerza de ingentes millardos, porque el cubano de a pie, que no conocía de mucho, sintió que las cosas mal o bien funcionaban aunque precariamente, porque Cuba estaba situado ficticiamente en el pináculo de la gloria militar, política, deportiva y cultural. Pero el embargo, amigos míos, aplastó a Cuba convirtiéndola hoy en una especie de “Parque temático” del despropósito, en un estado mendicante, uno que vive de las remesas del imperio, de las dadivas venezolanas, de la exportación de sangre y sudor de su mano de obra y del turismo low-cost.

Por eso es cuestión de perspectivas, repito, las sanciones no funcionan, destruyen. El único buen propósito que tienen es su fundamentación teórica y a quienes la aplican le importa un carrizo si funcionan o no, son en la mayoría de los casos un simple pase de factura. Y arrasan en especial a las naciones no preparadas. Irán al enfrentar las sanciones tenía 300 millardos entre reservas y sus tres fondos de estabilización (soberanos, petrolero), no tenía deuda externa y sus mercados estaban garantizados por completo a tal punto que no detuvo jamás sus ventas. De la misma manera Rusia antes de las sanciones tenía 600 millardos entre reservas y fondos de estabilización. Por eso al haber conservado sus mercados intactos, tener increíbles reservas y haber hecho ajustes económicos, ni el iraní, ni el ruso en la calle sintió el efecto de las sanciones. Y a eso habría que añadir que desde principios de los noventa ambas naciones comenzaron a ejecutar sus planes para ser autosuficientes en materia de alimentos y hoy Irán lo es en un 70% y Rusia acaba de pronosticar llegar al 100% en el próximo quinquenio. Pero políticamente es otro cuento. Irán no tardó ni cinco minutos en cambiar sus posturas y Rusia guste o no se sentó también y frenó en seco sus acciones en Europa.

Por eso lo de Venezuela puede ser una verdadera tragedia humanitaria. Sin fondos, sin reservas, sin ahorros, con un petróleo a 40 dólares y una deuda externa superior al valor nominal de la economía, en momentos en que la producción de alimentos se encuentra en su nivel histórico más bajo, debido a la implementación del plan de Chávez: “arrasar con los medios de producción a lo largo de 18 años, no por la “guerra económica”, que unos tontos repiten sin parar. Y, dependiente del mercado estadounidense en un 50% de los ingresos reales, el antiimperialismo blandiendo machetes es verdaderamente suicida, para el venezolano de a pie.

¿Qué viene ahora? ¿Qué sanciones económicas “fuertes y rápidas” aplicará Trump? ¿Qué tan “muy robusta” es la lista de posibles sancionados? Amigos los texanos no perdonan llámese Eisenhower y Cuba, llámese George Bush o Rex Tillerson. Mientras los venezolanos celebraban la gracia verbal de Chávez, al grito “Vayanse pa’l carajo yankees…” reían y les parecía graciosa la comparación de Bush con el demonio, Venezuela perdió setecientos mil barriles de mercado que nunca más pudimos colocar en ninguna otra parte y de no ser por Obama, habríamos perdido el resto. Hoy con Tillerson, otro texano a cargo, veo con dificultad sobrevivir en el mercado estadounidense por mucho tiempo y el plan es sacarnos en 2019. Sacar a una nación hostil, que no ha hecho otra cosa que amenazarlos e insultarlos permanentemente debe ser increíblemente maravilloso y mientras más gritan enfurecidos los tercermundistas con sus machetes, más suenan las cajas registradoras de una medida que Trump anuncio en Mayo, vender la mitad de las reservas estratégicas porque “es lo responsable que hay que hacer” (Casa Blanca).

Pero Maduro no despierta precisamente simpatías mundiales, no es Fidel, ni existe González, ni Mitterrand, ni hay guerra fría ni campo socialista. Nunca un país es la historia, había estado en una situación mas precaria que Venezuela para enfrentar sanciones. Nunca un país había sido mas dependiente y menos soberano. Pero a estas alturas no tengo muy claro si Maduro quiere huir hacia adelante, es decir que ocurra el bloqueo y salir por la puerta de todo revolucionario necesita para justificar la barbarie contra su pueblo: la victimización. ¿Por qué? Porque no tiene dinero, ni apoyo externo para sostenerse. Pero ya su situación financiera es insostenible y dejaría de pagar la deuda lo que haría que sencillamente la locura económica en Venezuela se convirtiera en vorágine. Aunque Maduro, tengamos esto muy claro, obtendría su excusa fantástica.

De acuerdo a lo que pude observar en el senado estadounidense en la comparecencia del Secretario General de la OEA Luís Almagro, todo luce a que será un hecho la congelación global de cuentas de los constituyentes, que le borrarán la sonrisa a más de un chavista y como mínimo a los altos jerarcas del régimen, políticos, del CNE y militares señalados por el Senado. Sobre las sanciones económicas Estados Unidos luce que va a aplicar muy probablemente el esquema Eisenhower de 1959, es decir las sanciones económicas en tres tandas progresivas. La primera a manera de advertencia, de acuerdo a lo que pude intuir de los senadores, presumo que conllevaría al bloqueo y sanciones de Petrocaribe en represalia a los votos de las Islas del Caribe y ocasionando un daño colateral a Cuba y la segunda, no será restringir los 800 mil barriles diarios, sino sancionar unos doscientos mil barriles y en especial a Citgo, asunto que al parecer fue informado a los rusos con anterioridad y por ello urgen un cambio de colateral (Reuters).

Es evidente que en el marco de esas acciones, el gobierno de Maduro se radicalizará aun más. De celebrarse la Constituyente cubana y luego de su instalación es obvio que los decretos de emergencia legislativa con lo que será eliminado todo vestigio de parlamento y la emergencia judicial siendo la Fiscal removida, serán un hecho y Venezuela entraría en una fase de colapso total e inestabilidad. Si el gobierno reacciona como es previsible, o como lo ha anunciando encarcelando y persiguiendo a los opositores Trump aplicaría la tercera parte, bloquear el petróleo en su totalidad y sancionar a PDVSA con lo que sus cuentas quedarían reducidas a los euros y yuanes que pueda tramitar. Nadie habrá vivido en el mundo una tragedia económica semejante a lo que podría pasar. Ya no hablaríamos siquiera de hiperinflación y el dólar paralelo será un asunto de cifras astronómicas. Si creemos que esta Venezuela de hoy es invivible, no tenemos idea de lo que nos esperaría.

Por otra parte los militares venezolanos y muchos maduristas van a entender en carne propia lo que es la palabra “soberanía”, ellos creen que llegaran a las costas los Marines en portaaviones, pero vendrán gentes bastante mas peligrosas, los abogados y escritorios jurídicos. Hablamos de default de la deuda, de venta de activos venezolanos, de fondos buitre, hablamos de que hoy comiendo basura en las calles, la gente esta mejor que si se aplican las sanciones, porque no habrá basura que comer. Las líneas aéreas del gobierno no podrán volar porque avión que aterrice, será avión incautado por un juzgado y eso incluye el avión presidencial como le pasaba a los Kirchner que no podían viajar a Europa ni a Asia porque los embargaban los abogados de los fondos buitre. De la misma manera los barcos venezolanos petroleros o no que lleguen a los puertos, como le ocurrió al buque escuela argentino. Permitir las sanciones, es acabar con lo que se conoce como Republica.

Por eso digo que no estoy clara, si Maduro quiere dar ese gran salto adelante o mas bien apostará porque la oposición le detenga su proceso Constituyente, para luego sentarse aj negociar. Todo esto es de una irresponsabilidad sin precedentes y urjo a las partes a detener, por el bien de Venezuela, las sanciones que vienen…

A %d blogueros les gusta esto: