elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Crisis Venezuela

Así se gestó el fracaso de la condena a Venezuela en la cumbre de la OEA por Jacobo Lafuente – El País – 25 de Junio 2017

Traiciones, diplomacia petrolera, la ausencia de Estados Unidos: la historia de la negociación de Cancún
1498315118_075145_1498315286_noticia_normal_recorte1.jpg
Luis Almagro, secretario general de la OEA y Luis Videgaray, canciller de México, durante la Asamblea General de Cancún.

Todo transcurría según lo previsto. Los discursos de los diplomáticos solo parecían la tediosa antesala de una condena sin precedentes al Gobierno de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), el organismo más crítico con el chavismo en la región. Los 23 votos necesarios parecían amarrados cuando El Salvador tomó la palabra.

-En nombre de la democracia, que se dé un espacio, un receso, lo que sea.

México había preparado el terreno para llegar a la Asamblea General y salir victorioso. El pasado 31 de mayo, los cancilleres de la OEA aplazaron su reunión en Washington en aras de llegar a un acuerdo sobre las dos resoluciones que había sobre la mesa: la promovida por México y 13 países más –los más poderosos de la región- exigía la liberación de los presos políticos, el cese de la violencia y que no se celebrase la Asamblea Nacional Constituyente, que el chavismo prevé para el próximo 30 de julio. El segundo texto, impulsado por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), era mucho más tibio y apenas pedía el diálogo entre el chavismo y la oposición. En ningún caso exigía la liberación de los presos o hacía referencia alguna a la Constituyente.

La negociación estaba en marcha. Por delante, dos intensas semanas. Había que dar un paso más allá de los pronunciamientos de esa suerte de G-14 y del activismo del secretario general de la OEA, Luis Almagro, que este sábado anunció que dejará la OEA el día que haya “libertad en Venezuela”. De lograr sacar adelante la resolución, México se apuntaría una gran victoria para su diplomacia, ausente de América Latina en las últimas décadas. La diplomacia mexicana recurre a Contadora frecuentemente para recordar los tiempos en que su prestigio internacional le permitió ayudar a lograr la paz en Centroamérica.

Nada más aplazarse la reunión del 31 de mayo comenzaron las negociaciones, según la reconstrucción que se ha hecho a partir de la versión una decena de fuentes, entre embajadores, diplomáticos de diversos países y miembros de la OEA. Ambas partes acordaron crear un pequeño grupo de negociadores para agilizar las conversaciones: Estados Unidos, Brasil y Perú, por una parte; Barbados, Guyana y Antigua y Barbuda, del lado caribeño. Antes de llegara a Cancún se reunieron al menos cuatro veces. México prefirió no participar directamente en los encuentros. La crispación con el Gobierno de Venezuela ha aumentado en los últimos meses. La crisis ha derivado también en un tema de política interna, toda vez que al partido gobernante, el PRI del canciller, Luis Videgaray, le sirve para azuzar al principal candidato de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha mostrado tibio ante el Gobierno de Maduro. Pese a no participar, México estuvo al tanto de estos encuentros a través del embajador ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, un diplomático con más de 30 años de experiencia.

Hasta la madrugada del domingo, solo unas horas antes del arranque de la cumbre, las delegaciones intercambian llamadas, mensajes y borradores sobre la condena a Venezuela. El último texto había suprimido la mención a la liberación de los presos políticos y sobre la Asamblea Constituyente apenas se pedía que se reconsiderara su celebración. A unas horas del comienzo, México había logrado humo blanco. Se lo confirmó a varios representantes del G-14 el embajador de Antigua: “Podéis estar tranquilos”. Se había conseguido lo impensable semanas antes: al menos 10 países apoyarían la condena a patrón petrolero. Las posibilidades de superar el umbral de los 23 votos necesarios eran muy altas y México pensaba ya en lograr un resultado abultado, con el apoyo de El Salvador.

Para entonces, Venezuela se había puesto en marcha. Había llegado a Cancún con una delegación de casi 20 personas, la más numerosa. Comenzó entonces la embestida contra la débil diplomacia caribeña, una suma de islas endeudadas y dependientes del petróleo bolivariano. La presión fue total. Delcy Rodríguez, en su última misión como canciller, se vio con todas las delegaciones y consiguió una reunión con el Caricom en pleno, algo que no se le concedió a México.

El humo blanco se fue oscureciendo con el paso de las horas. La estocada definitiva ocurrió durante la reunión de cancilleres. Después de horas de discusión, El Salvador pidió un receso en la sesión. Aseguraba que ellos sí, pero otros países –San Vicente y las Granadinas, Haití o Dominica, entre otros- no habían visto el nuevo texto. La sesión se detuvo casi una hora.

Al regreso, solo seis países caribeños votaron a favor del texto. Otros tantos se abstuvieron, entre ellos Antigua y Barbados, cuyo embajador había garantizado los apoyos horas antes. República Dominicana y El Salvador, dos países a los que Venezuela ha puesto en el radar para una posible mediación con la oposición, también se abstuvieron.

La posición del país centroamericano irritó sobremanera a México, según varios de los presentes. Los anfitriones se sintieron, en cierta manera, traicionados por un país de su órbita de influencia. Unos días antes, había impulsado en Miami una reunión al máximo nivel entre los países centroamericanos y Estados Unidos. Mexico dio por hecho que el gesto de promover aquel encuentro sería recompensado.

Igual de hiriente, aunque no tan sorprendente, fue el cambio de posición de los países del Caribe. Venezuela desplegó su artillería diplomática para llevarlos a su terreno. El as en la manga del Gobierno bolivariano sigue siendo el oro negro. De nada sirvió el trabajo de las semanas previas. Ni siquiera que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borge, en un reciente viaje a Washington tratase de convencer a algunos de estos países. “A ustedes no les interesa una Venezuela que no sea próspera”, les advirtió. Dio igual. El Gobierno de Maduro no tuvo que ofrecer más petróleo, bastó presionar con la deuda para atraer a los timoratos. Solo entre República Dominicana, Haití, Granada y Antigua y Barbados suman más de 2.100 millones de deuda con Venezuela a través de acuerdos en el marco de Petrocaribe. El Salvador debe más de 900 millones de dólares, según información oficial. “Nunca vi un ejemplo de cubanización en la diplomacia de un país tan profunda como esta”, asegura un diplomático al tanto de las negociaciones.

La impotencia la consumó Estados Unidos. La ausencia en el último momento del secretario de Estado, Rex Tillerson, fue un jarro de agua fría. Su participación, coinciden los consultados, incluso entre los críticos, hubiese podido cambiar el panorama. La Administración Trump decidió enviar en su lugar a John Sullivan, vicesecretario de Estado, confirmado en el cargo a finales de mayo.

-Estados Unidos no hizo su trabajo. No había nadie al otro lado. Pensar que te puedes sumar a un esfuerzo y no incorporar a la caballería es absurdo, resume uno de los embajadores consultados

Las dudas sobre el interés, y la capacidad, que tiene el Gobierno de Trump en mirar hacia América Latina, más allá de Cuba o las provocaciones hacia México quedaron evidenciadas en Cancún. Su esfuerzo se centró en tratar de sacar adelante la creación de un grupo mediador, con la resolución ya tumbada. Tampoco se logró. No obstante, el vicepresidente, Mike Pence, aseguró este jueves que estaban “francamente decepcionados por la inacción de la OEA en la crisis de Venezuela”.

Las declaraciones de Pence fueron el colofón a la incapacidad, una vez más, de un organismo regional de ponerse de acuerdo ante una realidad que, día a día, desde hace años, golpea sin cesar. El 90% del continente no pudo con el 10%. El continuo ir y venir en el enmoquetado recinto de Cancún, un resort del Caribe mexicano, contrastaba con las imágenes que llegaban de las calles de Venezuela, donde las protestas se encaminan a los 100 días y rondan los 80 muertos. Un día después del último revés al país, un oficial venezolano asesinaba de un disparo a bocajarro a un manifestante. Tenía 22 años.

 

Pecado estructural – Editorial Revista SIC – Junio 2017

RevistaSIC.jpg

El Gobierno venezolano ha conducido al país a un desastre nacional que se expresa dramáticamente en todas las dimensiones de la vida cotidiana. Si el Ejecutivo nacional, con el respaldo de las Fuerzas Armadas, sigue empeñado en imponer su proyecto político-económico a contra vía del marco constitucional y del sentir de todos los sectores del país, este desastre se profundizará hasta convertirse en una catástrofe humanitaria con epicentro político: “la dictadura”. Estamos ante un sistema que no solo niega las mínimas condiciones de vida a la población, sino que la reprime salvajemente cuando esta expresa su malestar y descontento; por ello, desde nuestra fe, cabe señalar este hecho de “pecado estructural” o “pecado institucional”.

En lo económico, según datos de Ecoanalítica, Venezuela vive la mayor depresión sufrida por cualquier país de América Latina con un crecimiento económico cercano a cero. Los indicadores son alarmantes: una acelerada inflación y pulverización del poder adquisitivo de la moneda; por ejemplo, desde enero de 2014 hasta enero de 2017 la inflación (subyacente) se ha incrementado en 1.240 %, lo que indica un fracaso rotundo en la política de control de precios. En tiempos de las vacas gordas se quebró el aparato productivo y se vivió de importaciones y ahora ante la depresión de los precios en el mercado petrolero, nos encontramos con el aparato productivo desmantelado y con un fuerte recorte en las importaciones; pero en vez de rectificar, en el marco de los reiterados e inconstitucionales decretos de emergencia económica, se ha procedido a la liquidación de activos; es decir, se ha ido desmantelando y vendiendo parte de la musculatura productiva, especialmente en el sector petrolero.

Esta realidad económica se expresa en la realidad social en una vertiginosa depresión en la calidad de vida de los venezolanos. Nos hacemos eco aquí de los resultados del estudio sobre pobreza hecho por las universidades en 2016, el cual señala que el 81,8 % del total de hogares se encuentra en situación de pobreza de ingresos, el 51 % del total de hogares se encuentra en situación de pobreza extrema y la pobreza estructural (que combina ingresos + condiciones de vida) alcanza el 31 %. Esto en la vida cotidiana se expresa en una situación de hambre que está afectando a gran parte de la población donde los más vulnerables son los infantes, adolescentes y adultos mayores. Ante esta hambruna, el Gobierno ha respondido militarizando el pan a través de los CLAP que, más que una alternativa, es un arma de chantaje y extorsión política para desmovilizar a la población. En cuanto a esta táctica alimentaria, cabe destacar que si bien el 50 % de potenciales beneficiarios declara no haber comprado la caja o bolsa de comida en los CLAP en los últimos treinta días, esta política de chantaje funciona cual efecto lotería; es decir, “algún día me tocará”. Sin embargo, en medio del chantaje, encuestas recientes señalan que casi siete de cada diez entrevistados dice que el Gobierno no está haciendo nada para resolver los problemas.

Por otra parte, en el área educativa, tan fundamental para la rehabilitación de nuestro país, hay más de 1 millón de niños y adolescentes entre 3 y 17 años desescolarizados. Todavía la educación inicial está fuera del alcance para casi la mitad de la población de 3 a 5 años, en el quintil más pobre. En las edades de 12 a 17 años es más intenso el rezago escolar. Llega a 15 % el grupo en rezago escolar severo.

Lo más grave de todo es que dada la pauperización de la calidad de vida del docente, las escuelas de educación en nuestras universidades han venido cerrando sus puertas pues nadie quiere estudiar educación. Recordemos que la hora de trabajo de un docente no alcanza para comprar una cebolla en el mercado. La depresión es general, los niños y jóvenes no encuentran incentivos para estudiar en un país que les va cerrando el futuro y donde el empleo honesto y productivo no es rentable. Todo tiende a la informalización e irregularidad de la subsistencia.

También en el sector salud se evidencia una grave crisis en la infraestructura hospitalaria; en la falta de insumos y equipos médicos; en el abastecimiento de medicinas; en las condiciones laborales y de vida de los trabajadores de la salud; en la seguridad del personal en los hospitales y centros de salud; en la muerte de neonatos y mujeres parturientas; en la clara política de desinformación por parte del Estado al suspender los boletines epidemiológicos con la pretensión de ocultar la realidad y montar sus propagandas de Estado.

Y si nos adentramos al área de seguridad ciudadana, nos encontramos que para el 2016, el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) registró 28.479 muertes violentas, que equivale a una tasa de muertes violentas de 91,8 por cada 100.000 habitantes. Para 2017 todo señala un repunte en estos indicadores.

Esta crisis, que requiere de decisiones políticas sensatas y concertadas con todos los sectores, ha sido agudizada por el empeño del señor Presidente de atornillarse en el poder, desconociendo la voluntad popular y cerrando todos los canales democráticos; al cortar el hilo constitucional y dar un golpe de Estado continuado que se consuma en la Asamblea Constituyente inconsulta. Los datos de la encuestadora More Consulting, para el primero de mayo, después de un mes de protesta, son reveladores: el 79,9 % de la población evalúa negativamente la gestión del presidente Maduro; 72,9 % considera que estamos en una dictadura; 71 % dice estar de acuerdo con que el presidente salga de su cargo; y solo el 10 % está de acuerdo con la propuesta de Asamblea Constituyente en los términos propuestos por el Presidente.

La militarización, la pretensión dictatorial y la impopularidad del Presidente, han activado un proceso de protestas a lo largo y ancho del territorio nacional, cuyo sujeto rebasa a la oposición política, lo que Provea ha caracterizado de rebelión pacífica. En ese movimiento convergen: las manifestaciones cívicas con dirección política y el accionar de grupos anarquizados que actúan por cuenta propia y declaran expresamente no responder a líneas partidistas. Pero el Gobierno, a quien le interesa el caos y la confusión, a través de una estrategia paramilitar ha venido protagonizando actos vandálicos a gran escala con el objeto de distorsionar la estrategia de la no violencia activa, única capaz de evidenciar las acciones criminales y violaciones sistemáticas a los DD.HH. por parte del Estado y el para-Estado. A raíz de esta caotización y ola represiva el país está de luto y hasta el momento se cuentan alrededor de 53 asesinatos políticos a causa de la represión, cientos de torturados, miles de heridos y centenares de civiles detenidos y procesados injustamente por tribunales militares.

En los últimos días, la estrategia represiva y paramilitar del Gobierno, ha encontrado sintonía en un sector extremo de la oposición que se autodefine como “resistencia” desmarcada de la conducción política de la Mesa de la Unidad (MUD) y de las organizaciones y redes sociales convencidas de la no violencia activa como camino de lucha. De tomar fuerza esta tendencia, este fenómeno nos coloca en un escenario de anomia y anarquía muy peligro, tal como lo ha venido señalando la fiscal general Luisa Ortega Díaz; quien ha asumido una posición constitucional al servicio del país. La violencia, venga de quien venga, es un camino ciego que solo nos conducirá a la autodestrucción como pueblo y profundizará las heridas y resentimientos entre hermanos, fortaleciendo este sistema y su dinámica de “pecado estructural”. Pero, queremos dejar claro, que cualquier desenlace violento y fratricida tendrá como responsables principales al señor presidente Maduro con su equipo de gobierno quienes se han empeñado en desconocer sistemáticamente la soberanía popular y, en complicidad con el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral y el defensor del Pueblo; quien preside el Poder Ciudadano, imponen una Asamblea Constituyente antidemocrática y fascista por su carácter corporativo, excluyente e inconsulto.

Gobierno Prohibió Entrada De Encomiendas Desde El Exterior Y Limitó Envío por Zayira Arenas/Carlos Seijas/Meneses Luis López – El Nacional – 23 de junio 2017

1498179083087-777x437.jpgEmpleados de los couriers afirman que antes los envíos internacionales se tardaban cinco días en ejecutarse, ahora pueden durar una o dos semanas

“El jueves 22 fui a las oficinas de DHL en Madrid y me informaron que estaban suspendidos los envíos hacia Venezuela hasta nuevo aviso. La persona que me iba a enviar los documentos desde Venezuela me dijo que en las oficinas de Fedex en Maracaibo no se los recibieron y le dijeron: ‘Están prohibidos los envíos internacionales por disposición del presidente Maduro”, afirmó Cecilia Rodríguez, médico residenciada en España.

Desde hace aproximadamente una semana el gobierno ordenó a los couriers, entre ellos DHL, Fedex, Zoom y MRW, suspender el servicio de encomiendas desde el exterior hacia Venezuela, mientras que los envíos internacionales están restringidos. Leer más de esta entrada

País inédito por Elías Pino Iturrieta – ProDaVinci – 19 de Junio 2017

Elías_Pino_Iturrieta.jpgLa sociedad actual no se parece a las anteriores por una razón obvia: el calendario no se mueve en vano. Las respuestas de los venezolanos de nuestros días ante las solitudes del entorno forman un conjunto de conductas que, aparecidas en una sola temporalidad, expuestas en una sola época, no habían actuado en términos colectivos.

Basta sentir que la historia jamás se repite para llegar a tal conclusión, pero conviene identificar los elementos a través de los cuales se puede anunciar la existencia de un movimiento de los hombres del que no se tenían evidencias cabales, o que apenas se había abocetado en el pasado. Cuando se advierten, podemos tener conciencia de nuestra peculiaridad y actuar con propiedad partiendo de ella. Tras ese objeto se extienden los comentarios que se ofrecen en adelante, sin pretensiones de exhaustividad. Leer más de esta entrada

Borrador resolución reunión de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores OEA – 19 de Junio 2017

Encuesta Flash Nacional 800 – Junio 2017

OEA suspende sesión consultiva sobre Venezuela ante falta de consenso – La Patilla – 19 de Junio 2017

OEA3-640x330

La Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió el lunes la sesión consultiva sobre Venezuela ante la falta de un consenso, dijo el canciller guatemalteco, Carlos Morales.

Morales, presidente de la sesión consultiva, dijo que algunos cancilleres pidieron prórroga y otros prefirieron cerrar la sesión. La fecha para retomar el tema quedó abierta.

Los países de la OEA trabajaban para llegar a una resolución de consenso sobre la crisis en Venezuela, en el marco de la asamblea general del organismo que comenzó el lunes en el centro turístico de Cancún. Leer más de esta entrada

la fauna del nuevo hombre socialista por Ernesto García Mac Gregor – Blog Biendateao – 19 de Junio 2017

ernesto-garcia-mac-gregor-420x300.jpgMe preguntaba un joven de 26 años de edad sobre el procedimiento a seguir con las tarjetas de crédito en el exterior cuando no había control de cambio. No concebía que no hubiera que hacer nada aparte de tener fondos que respaldaran la compra. Nunca tuvo acceso a dólares viajeros ni al pasaporte. No entendía por qué las líneas aéreas abandonaban al país.

Indagaba si en la democracia existía el racionamiento del agua, los apagones que queman artefactos, los cortes diarios de electricidad, las fallas en el gas doméstico y hasta en las bombonas. Interrogaba si antes de la tiranía existían los colectivos, las listas Tascon, las cadenas interminables, si el gobierno tenía el monopolio de la comunicación social. Estaba sorprendido por ser Venezuela el país con mayor criminalidad en el mundo, con sólo 9% de los homicidas detenidos y no entendía cómo se le había entregado la soberanía a Cuba.

Tiene título de TSU bolivariano pero nadie lo emplea. Con su salario mínimo de obrero y lo que percibe en tres misiones y el bachaqueo, no le alcanza ni para pagar el chantaje del CLAP y eso que tiene carnet de la patria. No puede creer que gana 0.2$ por día y que según el BM está en pobreza extrema. Nunca entendió las locuras de Maduro con los billetes de 100, ni tampoco por qué el banco sólo le permite retirar Bs 10.000 de su salario depositado. No puede echarle gasolina a su moto porque no tiene chip y aparte odia las colas.

Se sorprende de como migra la gente, de la lentitud de Internet, de la falta de medicinas, de comida, de todo. Si una pareja de profesionales recién casados no puede comprase un carro y mucho menos una casa ¿qué le espera a él? La basura usada para comer. Se acabó la vida nocturna la radio rochela, la gaita protesta, apareció el pran carcelario las ejecuciones extrajudiciales el raspa tarjeta, el enchufado,

¡Pobre! me dije. No conoció cuando las grandes tiendas rifaban automóviles, la lotería premiaban con apartamentos de clase media, Bimba kilovatio incitaba al consumo con la frase “viva mejor eléctricamente”, cuando éramos felices y no lo sabíamos. Él es el nuevo hombre socialista creado por la revolución bolivariana que en julio planifica implantar definitivamente el comunismo en Venezuela. Que oiga quien tiene oídos…

 

 

Nota de prensa diaspora venezolana en México – Asamblea General de la OEA 19,20 y 21 de Junio 2017

Hoy la diáspora venezolana activa y pacífica de Cancún; Quintana Roo, México tenemos la responsabilidad de alzar la voz frente al mundo en nombre de todos los venezolanos que están dentro y fuera de la tierra que nos vio nacer. Hoy somos los representantes de la Venezuela que lucha con dignidad y valentía por liberar de la injusticia y la tiranía a la tierra de Bolívar.

En el marco de la 47 Asamblea General de la OEA que se celebra en Cancún; Quintana Roo, México el 19, 20 y 21 de Junio, nos corresponde reproducir en suelo mexicano el grito de quienes piden libertad pacíficamente en las calles de nuestro país. Trasmitir el llanto de quienes han despedido a sus seres queridos en un aeropuerto a lo largo y ancho del país; o en el asfalto de alguna calle manchada de sangre por haber sido víctima de la violencia y de una represión sin límites.

Hoy somos la voz de cada preso político que se mantiene firme a pesar de la tortura y la injusticia. De cada joven que no ve la posibilidad esperanzadora de un futuro en su país y que está decidido a pagar con su vida por la libertad en un duelo de vivir o morir por ella cada día. De cada madre que deja de comer para poder alimentar a sus pequeños hijos. Hoy, nosotros que estamos lejos pero no ausentes, nos corresponde hablarle al mundo y en especial a los representantes de cada país en este organismo internacional y es por ello que lo hacemos con firmeza.

Les decimos con la fuerza de las convicciones que Venezuela necesita de cada uno ustedes. Necesita de la solidaridad de otros seres humanos. De los hombres y mujeres que están detrás del cargo que ostentan; no como un adorno, sino como una responsabilidad de servir en aras del progreso de la humanidad. Venezuela los necesita del lado de los Derechos Humanos, del lado de la defensa de la vida, del respeto a la dignidad de las personas, de la libertad y de la democracia que garantice la paz en el continente.

Debemos también agradecer la postura del gobierno mexicano y de la mayoría de los países de la región por solidarizarse con la libertad y la democracia en nuestro país. Al Presidente Peña Nieto, al Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray y al Embajador de México en la OEA, Luis Alfonso de Alba Góngora, infinitas gracias.

Nuestro país vive las horas más obscuras de su vida republicana. Venezuela no vive una “simple” crisis política. No es un grupo de poder queriendo quitar a otro. No es una ideología contra otra. Venezuela vive hoy una verdadera y profunda crisis humanitaria y de Derechos humanos que ha llevado a la pobreza al 82% de sus hogares y a más de la mitad a la pobreza extrema. Que ha llevado a la desnutrición infantil por encima del umbral de Crisis Humanitaria establecido por la Organización Mundial Salud. Una crisis que ha llevado a más del 10% de los hogares a tener que comer de la basura y que ha desaparecido más del 80% de los medicamentos.

Hoy Venezuela es un país que ve morir a sus abuelos por ausencia de medicamentos y a recién nacidos por la misma causa, además de la ausencia de equipos para su cuidado. La crisis política existe. Existe un golpe de estado continuado y el secuestro de los poderes por el ejecutivo. Existe la criminalización y represión sistemática de la protesta y la disidencia.También existe la tortura en las cárceles políticas del país. Hoy hay más de 300 presos políticos , más de 70 fallecidos por la represión inclemente de las fuerzas de seguridad y los grupos paramilitares armados por el gobierno.

También hoy se le ha prohibido votar al ciudadano y se pretende realizar un proceso constituyente a la medida del régimen y alejado del voto universal, directo y secreto. En Venezuela hoy hay una verdadera Dictadura y quien quiera ser indiferente a ello teniendo el poder de cambiarlo, se convierte irremediablemente en cómplice. Es por eso que hoy alzamos nuestra voz en representación de todos y cada uno de nuestros hermanos en Venezuela y de los que están dispersos por el mundo a causa de la persecución política o por buscar un mejor futuro para ellos y sus familias. Y lo hacemos teniendo la plena seguridad de que nuestro país se levantará para volver a ser ejemplo de Democracia y Libertad en la región; de eso no nos queda la menor duda.

Pero nuestro deber y el de cada persona que tenga la capacidad de hacerlo -como lo son embajadores y cancilleres- es el de acelerar el paso para que ello suceda y de esa manera evitar que más personas sigan muriendo en las calles de Venezuela con el clamor de la libertad en la boca y la bandera tricolor en las manos. Hoy, la diáspora venezolana pacífica y activa de Quintana Roo, México alza su voz por aquellos que no tienen voz, se une a aquellos que si la tienen desde hace 79 díás en las calles de toda Venezuela y al dolor que embarga a las familias de los más de 70 asesinados durante este período.

#OEANoNosDenLaEspalda

#VenezuelaLibre

#SosVenezuela

 

Venezuela: no podemos resignarnos por Mariano Rajoy y Paolo Gentiloni – El Mundo – 18 de Junio 2017

14977155470813.jpgEspaña e Italia tienen una relación especial con Venezuela. Una relación que se fundamenta no sólo en las amplias comunidades de nacionales que residen allí, sino también en una comunidad de valores, costumbres y tradiciones. Consideramos hermano al pueblo venezolano, y apoyamos sus legítimas expectativas de paz, democracia, desarrollo y cohesión social.

Por eso mismo no podemos mirar con indiferencia sus sufrimientos. Por eso mismo no podemos callar ante la escalada de violencia y las decenas y decenas de víctimas de los enfrentamientos en que han degenerado las últimas manifestaciones. Por eso mismo no podemos resignarnos ante la crisis económica, social y humanitaria que azota a un país tan rico, pero donde ya no se encuentran bienes de primera necesidad ni medicamentos.

Asistimos horrorizados a una situación dramática, en que el enfrentamiento político parece haber cerrado cualquier puerta al amplio acuerdo nacional que sería necesario para conjurar nuevas violencias todavía más graves, además del riesgo de involuciones antidemocráticas. La creciente gravedad de esta situación hace que sea necesario ya dejarse de dilaciones. España e Italia hacen pues un enérgico llamamiento al Gobierno venezolano para que reconsidere su decisión de convocar una Asamblea Constituyente. Cuando además la Constitución de 1999 -a cuyo tenor y espíritu han de atenerse todas las partes- ya prevé mecanismos útiles para encontrar una solución política que pueda reordenar los distintos intereses, respetando las instituciones, las leyes y la soberanía popular.

La opción de convocar -en un momento tan crítico- una Asamblea Constituyente, divide al país en vez de unirlo. De ello da fe la manifiesta disconformidad no sólo de muchas fuerzas políticas, incluido en el seno del chavismo, sino también de voces autorizadas de las instituciones y de la sociedad civil. Pensamos, por último, en la Conferencia Episcopal de Venezuela que ha expresado públicamente al Santo Padre su preocupación por la trágica situación en que se encuentra el país. Nos permitimos recordar al Presidente Maduro que Simón Bolívar -cuyo objetivo primordial era superar las divisiones y garantizar la unidad del pueblo- advirtió: “El modo de gobernar bien es emplear hombres honrados, aunque sean enemigos”. Con este ánimo solicitamos que él y su Gobierno no repriman la disidencia, respeten la separación de poderes y la legitimidad democrática de la Asamblea Nacional, así como los Derechos Humanos, incluyendo el derecho a manifestarse pacíficamente.

Es hora pues de definir sin demora una plataforma de negociación que ponga en marcha una dinámica de acercamiento y de responsabilidad comunes entre las fuerzas enfrentadas. Al hacerlo, no se podrá prescindir de las cuatro condiciones imprescindibles para cualquier entendimiento exitoso: respeto por el Estado de Derecho y, en particular, por la autonomía del Parlamento, liberación de todos los presos políticos, apertura de un canal humanitario a favor de la población venezolana, y aprobación de un calendario electoral claro y consensuado, para que el pueblo venezolano pueda expresar su voluntad mediante el sufragio libre, directo y universal.España e Italia estarán junto a Venezuela en este difícil trance. Y se esforzarán por conseguir que también la Unión Europea pueda brindar su pleno apoyo.

Tranquiliza ver que un número cada vez más elevado de países, independientemente de sus tendencias políticas, comparte nuestra preocupación e insiste en contribuir personalmente a favor de la paz. También damos la bienvenida a los esfuerzos regionales ya en curso, dirigidos a crear un marco que coadyuve en la búsqueda de una solución pacífica y democrática a la crisis en Venezuela.Pero la responsabilidad última en el camino que hay que emprender le corresponde naturalmente al Gobierno de Venezuela. De sus decisiones políticas -que la Historia se hará cargo de juzgar- penden el destino, las necesidades, las esperanzas y los miedos de millones de ciudadanos, la paz y el futuro de un país y de una nación.

Mariano Rajoy es presidente de España.
Paolo Gentiloni es primer ministro de Italia.

A %d blogueros les gusta esto: