elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Crisis humanitaria

El Gobierno de transición por Luis Ugalde S.J. – Blog Cesar Miguel Rondón – 21 de Junio 2017

Ugalde4-1100x618Todo gobierno medianamente democrático si llega a una deslegitimación y fracaso parecidos a los de Maduro, renuncia y convoca a elecciones. La Constitución venezolana para situaciones similares prevé el referendo para revocar al Presidente antes de su término. Maduro tramposamente lo impidió; luego anuló la Asamblea Nacional y aplazó las elecciones regionales; ahora pretende eliminar la Constitución con una “constituyente” no convocada por el único que lo puede hacer, el pueblo. Es una locura pensar que la actual desesperación, deba y pueda prolongarse hasta fines de 2018. El creciente sufrimiento de la gente pide a gritos cambio ya: cambio de presidente y de régimen, con decisiones inmediatas para no seguir muriendo en la calle con la brutal represión o por hambre y falta de medicinas, a causa de la corrupción e ineptitud gubernamentales. El Ejecutivo se ha convertido en verdugo del pueblo y se ha vuelto tiránico.

Cambio ya para rescatar la Constitución y emprender de inmediato el camino de la reconstrucción, evitando más muertes y miseria. Para salir de este régimen sin esperanza hace falta cuanto antes un gobierno nacional de transición que tome de modo excepcional medidas de emergencia y convoque elecciones democráticas, previo saneamiento con remoción de los ilegales magistrados del TSJ y de los miembros serviles del CNE.

Urge hablar públicamente para madurar un gobierno de transición saliendo del actual Ejecutivo deslegitimado. Sería un grave error pensar en elecciones inmediatas. Antes necesitamos atender con apoyo internacional a la creciente emergencia humanitaria propia de una postguerra, sacar a todos los presos políticos, abrir el regreso de los exiliados, convocar a los empresarios a la activación de la emergencia productiva y atraer a los inversionistas con un nuevo espíritu democrático, libre iniciativa y garantías jurídicas.

Urgen el refinanciamiento de la deuda y multimillonarios préstamos económicos para insumos productivos y para necesidades vitales de consumo. Nada de esto podría conseguir una nueva dictadura militar y tampoco un frágil ganador de elecciones partidistas con todos los demás (chavistas o no) en la oposición. Es necesario un gobierno de transición con metas claras y tareas concretas, con amplio apoyo nacional por encima de parcelas partidistas. Un gobierno que incluya a opositores y chavistas, unidos en un esfuerzo de salvación nacional. Tal vez hace un año el gobierno de Maduro hubiera podido abrir este camino, pero ahora es imposible.

El gobierno de transición debe fijar fecha de elecciones libres antes de un año, con condiciones democráticas y transparencia. Mientras ese gobierno responde a la población con medidas urgentes, los diversos grupos políticos y sociales deben llegar antes de las elecciones a una especie de Pacto de Gobernabilidad, con el compromiso de reconocer y apoyar a quien gane la Presidencia. Pacto con un programa básico de salvación nacional y de reconstrucción, de no menos de 10 años, apoyado por gobernantes y opositores democráticos. Todo ello imposible sin un gran apoyo internacional político, económico y humanitario. Entramos derrotados a la modernidad del siglo XXI y a la superación de la pobreza. Ahora tenemos que subir una escarpada alta montaña de reconstrucción y no pensar ilusamente que con salir de este gobierno la tarea está hecha. Pero antes de empezar la subida enfrentamos un bloqueo dictatorial que impide avanzar. Quitar ese obstáculo es condición indispensable para seguir, pero, por terquedad de un régimen corrupto y sin esperanza se nos van en ello vidas, tiempo y energía, cuando urge desarrollar negociaciones e imaginación constructiva. La atención debe centrarse en la difícil subida de mañana y los requisitos para coronarla con éxito. Sin dejar la actual protesta de calle (acción decisiva para desbloquear los caminos constitucionales) debemos simultáneamente empezar a formar un gobierno de transición con hombres y mujeres de diversa procedencia pero unidos con claridad programática y decididos a no prolongarse más allá de los meses de transición emergente.

Un Gobierno de Transición, con todas las de la ley, con una Fuerza Armada decididamente democrática y defensora de la Constitución. Basarnos en la Constitución y en lo que nos queda de instituciones legítimas; en primer lugar la Asamblea Nacional en alianza con el pueblo sufriente alzado y con la Fiscal convertida en defensora de la democracia y unidos en el rescate del CNE y TSJ. La Fuerza Armada está obligada e invitada a asumir su responsabilidad constitucional y democrática en la difícil reconstrucción del país, con lo que recuperará los perdidos reconocimiento y afecto del pueblo. La alegría de Venezuela será inmensa cuando veamos aparecer un Gobierno de Transición realmente plural, de gente honrada e inteligente unida en un programa político de interés superior: la salvación del país. Cuanto más se haga esperar, más grave y dolorosa se volverá la actual agonía.

Maduro usted, al cerrar los caminos de cambio, se convirtió en el eje de un régimen que tortura a Venezuela y ahora quiere perpetuarlo con el fraude de la Asamblea Constituyente. Renuncie y quite el bloqueo que impide el inicio del ascenso a la montaña de la reconstrucción democrática con rescate de la esperanza y de la unidad nacional.

Venezuela da portazo a la OEA y califica de “infantil” la diplomacia de México por Jacobo García – El País – 20 de junio 2017

pp47-1100x618La canciller venezolana Delcy Rodríguez abandona la cumbre que pretendía sancionar la convocatoria de la Asamblea constituyente por el régimen chavista

“Mucho se ha hablado de que hay una crisis humanitaria, pero es solo una excusa más para una intervención en Venezuela. Y no volveré a esta Asamblea mientras seamos un país libre y soberano”, ha dicho este lunes la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, antes de abandonar airadamente la sala. Venezuela ni siquiera esperó a conocer el comunicado final que se iba a emitir en la cumbre y quemó así sus naves frente a la diplomacia de todo el continente al anunciar que abandona la Organización de Estados Americanos (OEA). La propuesta de México, que buscaba forzar un diálogo entre el régimen y la oposición en Venezuela, no ha logrado los 23 votos necesarios para ser aprobada –obtuvo 20 de los 34 apoyos posibles–.

La canciller Rodríguez se fue repartiendo críticas hacia el secretario general, Luis Almagro, a quien llamó “instigador de la violencia”; a la diplomacia mexicana, que calificó de “infantil”; y dirigiéndose únicamente al grupo de países “que no se han plegado”, entre ellos Nicaragua, Cuba o Ecuador y algunos caribeños, la canciller les ha advertido: “Cuiden y vigilen su institucionalidad para que no se produzca una grave violación a la soberanía como la que pretenden con Venezuela”.

“Así que, aunque el tono sea alto, medio o bajo, desconocemos cualquier resolución y el mecanismo tramposo que se ha seguido hasta llegar aquí”, ha añadido la nueva estrella mediática y diplomática del chavismo, quien advirtió que otros países también estudian seguir su ejemplo y abandonar la OEA ante “el cariz que está tomando”, ha asegurado sin querer citarlos.

A pesar de llegar con la delegación más numerosa de todas, más de 20 personas, Venezuela se ha marchado antes de que comenzara formalmente la 47ª Asamblea de la OEA de la que previsiblemente podría salir malparada por el empuje de 14 países, entre ellos los de más peso de la región, como México, Colombia, Argentina o Brasil –con el respaldo de Estados Unidos–, que buscan una rotunda resolución de condena a la gestión de Nicolás Maduro.

Horas antes el canciller mexicano, Luis Videgaray, impulsor de la propuesta más dura contra Venezuela, había dejado claro que “solo apoyaremos una resolución clara”, en referencia a un texto en el que se debía reflejar el deterioro de condiciones democráticas en Venezuela así como la necesidad de mantener “el respeto a la Asamblea Nacional, la elaboración de un calendario electoral, la libertad de presos políticos y el freno al proceso Constituyente que polariza más a la sociedad”, afirmó.

“Piden un calendario electoral, dijo la canciller venezolana, pues aquí lo tienen: el 30 de julio, constituyente; del 8 al 10 de agosto, inscripción de las gobernaturas para las elecciones; el 10 de diciembre y en diciembre de 2018, elecciones presidenciales”, ha respondido desafiante la canciller.

Precisamente la Asamblea constituyente ha sido uno de los temas más polémicos. Mientras que Venezuela considera una injerencia que se pida su suspensión, los países moderados dentro del G-14 (los países que buscan una resolución condenatoria contra Venezuela) lograron colar la palabra “reconsiderar” en lugar de suspender la Asamblea.

Más allá de precisiones diplomáticas la reunión previa de la OEA mantuvo el tono ríspido con que comenzó.

Para defender la causa venezolana en Cancún la canciller llegó decidida a jugar su última batalla ideológica dentro y fuera de los despachos. En la esquina opuesta, el nuevo contendiente, México, quien ha tomado la bandera de los países críticos. Además de que juega en casa, el país norteamericano busca el éxito diplomático con una dura condena al Gobierno de Maduro, jamás conseguida hasta el momento.

La tensión entre ambos actores, México y Venezuela, y la que se vive en las calles del país caribeño se trasladaron por momentos hasta el lobby del hotel Moon Palace, donde se celebra la Asamblea de la OEA y se alojan las delegaciones. La noche del domingo los venezolanos Luis Florido, en nombre de un grupo de cinco diputados de la oposición, y el articulista Gustavo Tovar tuvieron un barriobajero enfrentamiento verbal con miembros de la delegación venezolana. Después de varios minutos de insultos y reproches la canciller Rodríguez, quien llegó este lunes a Cancún, reaccionó colgando en Twitter fotos del encontronazo y responsabilizó de cualquier problema de seguridad al canciller mexicano. “Ni México ni la OEA puede controlar el acceso de miles de personas que vienen a otra cosa a Cancún. El Gobierno de México es responsable dentro del perímetro y lo que ocurrió, que solo fue un incidente verbal, sucedió fuera de este espacio”, respondió Videgaray.

 

Venezuela: no podemos resignarnos por Mariano Rajoy y Paolo Gentiloni – El Mundo – 18 de Junio 2017

14977155470813.jpgEspaña e Italia tienen una relación especial con Venezuela. Una relación que se fundamenta no sólo en las amplias comunidades de nacionales que residen allí, sino también en una comunidad de valores, costumbres y tradiciones. Consideramos hermano al pueblo venezolano, y apoyamos sus legítimas expectativas de paz, democracia, desarrollo y cohesión social.

Por eso mismo no podemos mirar con indiferencia sus sufrimientos. Por eso mismo no podemos callar ante la escalada de violencia y las decenas y decenas de víctimas de los enfrentamientos en que han degenerado las últimas manifestaciones. Por eso mismo no podemos resignarnos ante la crisis económica, social y humanitaria que azota a un país tan rico, pero donde ya no se encuentran bienes de primera necesidad ni medicamentos.

Asistimos horrorizados a una situación dramática, en que el enfrentamiento político parece haber cerrado cualquier puerta al amplio acuerdo nacional que sería necesario para conjurar nuevas violencias todavía más graves, además del riesgo de involuciones antidemocráticas. La creciente gravedad de esta situación hace que sea necesario ya dejarse de dilaciones. España e Italia hacen pues un enérgico llamamiento al Gobierno venezolano para que reconsidere su decisión de convocar una Asamblea Constituyente. Cuando además la Constitución de 1999 -a cuyo tenor y espíritu han de atenerse todas las partes- ya prevé mecanismos útiles para encontrar una solución política que pueda reordenar los distintos intereses, respetando las instituciones, las leyes y la soberanía popular.

La opción de convocar -en un momento tan crítico- una Asamblea Constituyente, divide al país en vez de unirlo. De ello da fe la manifiesta disconformidad no sólo de muchas fuerzas políticas, incluido en el seno del chavismo, sino también de voces autorizadas de las instituciones y de la sociedad civil. Pensamos, por último, en la Conferencia Episcopal de Venezuela que ha expresado públicamente al Santo Padre su preocupación por la trágica situación en que se encuentra el país. Nos permitimos recordar al Presidente Maduro que Simón Bolívar -cuyo objetivo primordial era superar las divisiones y garantizar la unidad del pueblo- advirtió: “El modo de gobernar bien es emplear hombres honrados, aunque sean enemigos”. Con este ánimo solicitamos que él y su Gobierno no repriman la disidencia, respeten la separación de poderes y la legitimidad democrática de la Asamblea Nacional, así como los Derechos Humanos, incluyendo el derecho a manifestarse pacíficamente.

Es hora pues de definir sin demora una plataforma de negociación que ponga en marcha una dinámica de acercamiento y de responsabilidad comunes entre las fuerzas enfrentadas. Al hacerlo, no se podrá prescindir de las cuatro condiciones imprescindibles para cualquier entendimiento exitoso: respeto por el Estado de Derecho y, en particular, por la autonomía del Parlamento, liberación de todos los presos políticos, apertura de un canal humanitario a favor de la población venezolana, y aprobación de un calendario electoral claro y consensuado, para que el pueblo venezolano pueda expresar su voluntad mediante el sufragio libre, directo y universal.España e Italia estarán junto a Venezuela en este difícil trance. Y se esforzarán por conseguir que también la Unión Europea pueda brindar su pleno apoyo.

Tranquiliza ver que un número cada vez más elevado de países, independientemente de sus tendencias políticas, comparte nuestra preocupación e insiste en contribuir personalmente a favor de la paz. También damos la bienvenida a los esfuerzos regionales ya en curso, dirigidos a crear un marco que coadyuve en la búsqueda de una solución pacífica y democrática a la crisis en Venezuela.Pero la responsabilidad última en el camino que hay que emprender le corresponde naturalmente al Gobierno de Venezuela. De sus decisiones políticas -que la Historia se hará cargo de juzgar- penden el destino, las necesidades, las esperanzas y los miedos de millones de ciudadanos, la paz y el futuro de un país y de una nación.

Mariano Rajoy es presidente de España.
Paolo Gentiloni es primer ministro de Italia.

El Papa Francisco apoya al Episcopado y al pueblo de Venezuela, afirma Mons. Padrón – Aciprensa – 8 de Junio 2017

papa-y-venezuela_560x280El Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Mons. Diego Padrón, afirmó que el Papa Francisco está “realmente conmovido por la situación” del país y aseguró que apoya las acciones de los obispos para paliar en algo los efectos que la crisis tiene en la vida de la población.

Este jueves el Santo Padre recibió en el Vaticano a un grupo de obispos venezolanos, que a fines de mayo solicitaron una audiencia “por la situación del país que es muy grave”, afirmó Mons. Padrón.

Terminada la audiencia, el Presidente de la CEV informó a la prensa que el Pontífice “nos ha dicho que está apoyando todo lo que hace la Conferencia Episcopal” y “todo lo que haya que hacer para ayudar al pueblo venezolano. El Papa está muy cercano al pueblo venezolano”.

Durante el encuentro, los prelados entregaron al Santo Padre un informe con las cifras de la crisis humanitaria y los nombres de las cerca de 70 personas fallecidas durante las protestas que desde inicios de abril suceden en varias ciudades contra el gobierno de Nicolás Maduro. “Es una situación inusitada y alarmante, con el grave problema de que la represión es cada día más brutal”, expresó Mons. Padrón.

“Tenemos como Conferencia Episcopal todo su apoyo y todo el apoyo de la Santa Sede; y (la certeza) que el pueblo venezolano tiene toda su cercanía y apoyo”, añadió.

El Presidente de la CEV reiteró que el país vive “una crisis humanitaria” por falta de alimentos, medicinas, de trabajo y “porque la situación económica es durísima”. Además no se respetan las decisiones del pueblo y tampoco se le consulta, como ha sucedido con la imposición del gobierno de convocar a una Asamblea Constituyente.

“En el mundo de hoy eso no se puede hacer porque eso indica que el gobierno deja de ser democrático y pasar a ser un gobierno realmente declarado dictadura”, afirmó.

Ante esto, indicó que Francisco los ha llamado a mantener su acompañamiento al pueblo y hacer “todo lo posible por levantar el ánimo a la gente”. “Creemos que cuando el Papa vaya en septiembre a Colombia, mucha gente irá a verlo y debido a la cercanía, también tendrá una palabra para nosotros”, expresó.

En su diálogo con la prensa, Mons. Padrón dijo que es probable “que el gobierno va a responder” a este encuentro con el Papa diciendo “que estamos conspirando”, sin embargo, “estamos tranquilos y serenos porque lo que hemos dicho es real y objetivo”.

“No estamos creando ninguna confrontación, estamos planteando las necesidades de nuestro pueblo”, afirmó.

Ante la pregunta de por qué el gobierno ataca a la Iglesia, el también Arzobispo de Cumaná señaló que es “porque la Iglesia es una institución muy serena” que mantiene una identidad y es muy difícil acusarla de delitos o corrupción.

En ese sentido, reveló que a ella acuden no solo miembros de la oposición, sino “también del gobierno”. “Lo que pasa es que la gente del gobierno lo hace muy discretamente porque ellos no están autorizados a hablar con nosotros (…) de otra manera puede perder el puesto”, explicó.

Finalmente, el Presidente del Episcopado informó que no se ha pedido mediación alguna, “porque nosotros hoy en Venezuela sentimos que la palabra ‘diálogo’ está fuera de uso, es como una mala palabra que está muy devaluada debido a que la última experiencia de diálogo de los meses octubre y noviembre del año pasado fue muy negativa, dado que los acuerdos no fueron cumplidos por el gobierno. Entonces hoy la gente no quiere escuchar la palabra diálogo”.

Al encuentro con el Santo Padre asistieron también Mons. José Luis Azuaje, Obispo de Barinas y Vicepresidente de la CEV; Mons. Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal y segundo Vicepresidente; Mons. Víctor Hugo Basabe, Obispo de San Felipe y Secretario General; el Cardenal Jorge Urosa, Arzobispo de Caracas; y el Cardenal Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida.

 

 

Cómplices necesarios por Charito Rojas – Noticiero Digital – 31 de Mayo 2017

“Si en un determinado estado o grupo se pierde el acuerdo sobre un tipo de legitimidad, se produce una situación revolucionaria. El poder no cuenta con aprobación y se desmorona; los que lo ejercen no tienen otra alternativa que el uso de la coacción para obtener la obediencia.” Bruno Campanella (1943- ), director de orquesta italiano.

unnamed-3.jpg

Usurpando la potestad del pueblo como depositario del poder originario, el presidente Maduro buscó a sus cómplices necesarias, las rectoras del CNE, para que diligentemente se pusieran en acción.

Ni corta ni perezosa, la rectora presidenta tardó apenas un par de horas para anunciarle al país que ellas, las cuatro, iniciaban el proceso para una Asamblea Nacional Constituyente. Ninguna de las cuatro es objetiva, ninguna tiene la condición de independiente, todas fueron fichas del MVR, del PSUV, funcionarias del gobierno chavista-madurista. Constitucionalmente están descalificadas para ser rectoras. Y su conducta como tales a lo largo de estos años lo ha demostrado.

Como por ejemplo, su actuación ante la solicitud de referendo revocatorio en 2016. Casi 8 meses revisando y rechazando firmas, inventando procedimientos aparatosos y condiciones casi imposibles, cohabitando con el ejecutivo y el TSJ hasta que encontraron el arma judicial para bloquear definitivamente el revocatorio pedido por millones de ciudadanos y eliminar así el peligro cierto de que el país revocara a Maduro. Con el acelerador a fondo, Tibisay informa en cadena que los aspirantes para ser constituyentistas ya se pueden inscribir en la página del CNE, que deben presentar sus recaudos en menos de 10 días y que ya el CNE está en reuniones para determinar otros “detallitos”. Las firmas de apoyo que deben recoger los candidatos no requieren de la presencia de los apoyantes para comprobar que son los verdaderos titulares de su cédula, tampoco tienen que poner huellas digitales en planillas diseñadas para que a duras penas quepan, no se tienen que preocupar porque les devuelvan las planillas porque un solo firmante se equivocó o porque aparece mal escrito el nombre o porque la dirección es la de su casa y no la del municipio donde vota.

En la petición de revocatorio devolvieron miles de planillas, anularon cientos de miles de firmas y el CNE se dio un plazo de 90 días para revisarlas. Mientras que para la constituyente será facilito: 3% de las firmas del municipio o del sector que represente el aspirante a candidato (que hasta el momento no sabe el CNE cómo va a determinar y cuantificar esa sectorización), la planilla llevará sólo nombre, firma y número de cédula. Nada de huellas ni rollos de firmas planas. El CNE ha dicho que las revisará aleatoriamente en ¡5 días! O sea, en 5 días va a revisar planillas de más de 500 candidatos. Aún así, con gran cinismo, la rectora Socorro Hernández afirma ante el país que en el CNE atienden con la misma velocidad las peticiones del gobierno y de la oposición.

Según los cálculos, la elección e instalación de la asamblea constituyente comunal del gobierno debe ser para el mes de julio. Lo cual quiere decir que le quedan menos de 60 días a la República Bolivariana de Venezuela, a la actual Asamblea Nacional mayoritariamente opositora porque así lo votó el pueblo, a la Fiscal Luisa Ortega Díaz, que aunque tarde, por fin asumió su deber de investigar con justicia; al resto de las instituciones, incluso la militar, que no deben estar muy preocupadas mientras sigan arrodilladas al amo, llámese Maduro o Castro.

Porque, señores, una Asamblea Constituyente se hace para refundar una república con una nueva partida de nacimiento, que es su constitución. Una constituyente originaria puede cambiar hasta el nombre del país, como lo hizo la del 99, puede eliminar o agregar poderes, como lo hizo la del 99, puede cambiar el ordenamiento territorial, como lo hizo la del 99. Si quiere puede cambiar el idioma, la religión, los conceptos de derechos humanos y libertades como la de expresión, de tránsito o de educación. La razón alegada por Maduro para sustituir a la “mejor constitución del mundo” es porque quiere agregar las misiones y “puntualizar” algunos conceptos que garanticen el “poder para el pueblo”. Ah, también por la paz, claro.

Todo ello es materia de una propuesta de reforma y no de hacer una nueva constitución. Así que no analizaremos el contenido de estos alegatos porque son harto estúpidos y el pueblo no lo es. Aquí todo el mundo está clarito que Maduro va a matar la constitución orgullo de Hugo Chávez porque: 1) su único objetivo es que no lo saquen de Miraflores y si para eso tiene que echarse al pico la constitución de Chávez, pagará ese costo. 2) una nueva constitución sacará de su camino a esta molesta Asamblea Nacional opositora. 3) con la excusa del poder comunal anulará gobiernos regionales y municipales, sustituyéndolos por sus designados. 4) dejará sin asideros democráticos a los ciudadanos que ahora protestan y exigen, amparados por la letra de la constitución. 5) hará un país con gobierno cívico militar, con amplios poderes de disposición de los recursos y propiedades públicas y privadas. Ya está casi listo el texto que le está preparando Escarrá, el vivo.

No hay una sola buena intención en esta convocatoria constituyente. Es la vía de escape que el grupo enquistado en el poder encontró para hacer frente a las masivas protestas que exigen la salida inmediata del régimen, y dar así el zarpazo final a lo que queda de la democracia venezolana. La comunidad internacional cada vez está más alarmada ante la grave crisis humanitaria y la feroz represión.

El uso abusivo de fuerza y armas contra civiles, la impunidad de colectivos armados que “defienden” al régimen, la anarquía institucional, los 62 muertos, más de 2.000 heridos y más de 3.000 detenidos en dos meses de protesta, son los hechos que confirman la absoluta necesidad de una salida. Ya las grietas en el oficialismo comienzan a aflorar: el temor a persecuciones judiciales y escraches por todo el mundo hacen reflexionar a algunos que se dicen chavistas pero no maduristas. La premura por esta constituyente también pretende quitar tiempo a más deslindes y más protestas.

Es el momento de activar todos los mecanismos de participación: protestar, informar, colaborar con los frentes en primera línea de esta guerra que ha declarado el régimen a los demócratas venezolanos. No hacer nada es ser cómplices necesarios. Es el momento de decidir. O quedarse y luchar activamente, o irse del país y dejárselo a los dictadores, como hicieron los cubanos. Tenemos apenas días para actuar. El precio de no hacerlo se pagará en libertad.

 

Jesuitas Venezuela están “horrorizados” con la miseria, persecución, exilio y muerte del país – La Patilla – 5 de Junio 2017

 

Unknown.png

Gobierno Jesuita de Venezuela emitió un comunicado en el que se expresan “horrorizados” por la situación que vive Venezuela. “Nosotros los jesuitas en esta dramática hora nos sentimos llamados a acompañar a la gente y a sacar lo mejor de lo que hemos recibido de Jesús de Nazaret y su Iglesia: poner a los pobres de Venezuela en el centro de nuestras vidas y trabajo”, dice la minuta.

A continuación el Comunicado completo:

El P. Rafael Garrido, Provincial de la Compañía de Jesús, en nombre de los jesuitas de Venezuela, se dirige a la opinión pública para emitir el siguiente comunicado:

Junto con la inmensa mayoría de los venezolanos, nosotros religiosos de la Compañía de Jesús en Venezuela estamos horrorizados con la realidad de miseria, persecución, exilio y muerte que estamos viviendo. Ante Jesús crucificado y el pueblo crucificado nos preguntamos ¿qué hemos hecho y hacemos por Venezuela y qué debemos hacer para que los venezolanos cuanto antes superemos esta situación y emprendamos el camino de vida para todos?

Agradecemos a nuestros obispos que, unidos a la Santa Sede, han levantado, con claridad y valentía, su voz de venezolanos seguidores de Jesús y de pastores exigiendo un rápido y profundo cambio de esta realidad de muerte causada por el empeño en imponer un proyecto totalitario que ha fracasado en todas partes. El Papa Francisco y la Santa Sede nos dicen “Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas, para quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un apremiante llamamiento al gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia, sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población”. Nuestros obispos subrayan que no saldremos de la ruptura democrática mientras no sean respetadas la Constitución y los derechos humanos, se mantenga anulada a la Asamblea Nacional electa, sigan y se incrementen el número de presos, exiliados y perseguidos políticos, y no se realicen elecciones libres para que el pueblo soberano elija sus representantes en todos los niveles e instancias, como lo exige la Constitución. La Iglesia, interpretando el clamor del pueblo, exige la inmediata apertura de la ayuda humanitaria internacional en medicinas y alimentos y la pronta apertura a todas las iniciativas para la activación de una economía productiva con libre iniciativa comprometida con el bien común y una Fuerza Armada no partidista que respete y defienda la Constitución.

Nosotros los jesuitas en esta dramática hora nos sentimos llamados a acompañar a la gente y a sacar lo mejor de lo que hemos recibido de Jesús de Nazaret y su Iglesia: poner a los pobres de Venezuela en el centro de nuestras vidas y trabajo y aportar el espíritu del Evangelio para discernir los caminos de vida con el fin de lograr la necesaria reconciliación de todos los venezolanos. Sólo el amor construye; el odio mata, divide y destruye. Pedimos a los venezolanos de diversos sectores, mirar al rostro dolorido de quienes consideran estar más lejos y en nombre de Jesús abrazarlos para juntos rescatar la democracia y la pacífica construcción del bien común. No seremos capaces de producir la nueva Venezuela unida, honesta y productiva mientras no estemos convencidos de que los pobres deben estar en el centro de la nueva Venezuela democrática como sujetos activos de la política y de la economía. El eje central de la Venezuela productiva ha de ser la oportunidad de trabajo digno para todos en la producción exitosa en nuestras fábricas, campos abandonados y centros de servicios.

Prolongar la actual dramática situación con jóvenes sin esperanza, exiliados y perseguidos, resulta criminal. El tiempo urge y debemos buscar sin demora la transición a una Venezuela reconciliada e inclusiva. Cada día que se demora aumenta la muerte y la miseria, el éxodo y la desesperanza. Con gran dolor, lamentamos el asesinato de jóvenes durante los últimos meses.

La Compañía de Jesús tiene una presencia educativa variada en universidades, colegios, centros educativos populares de Fe y Alegría… Desde ahí queremos levantar un grito de alarma y de esperanza: se está ahogando la buena educación y con ello el futuro de los niños y jóvenes, tanto en la formación de personas en sus competencias profesionales, como en su formación en valores cimentados en el amor y la solidaridad. Faltan educadoras y educadores, se está matando su tan necesaria vocación y se ahogan las instituciones educativas. Nada es más urgente e imprescindible que la renovación de toda la educación con una amplia invitación a que la sociedad entera sienta y desarrolle su responsabilidad educativa, junto con su estado democrático. Necesitamos que florezcan múltiples iniciativas apoyadas por el presupuesto público y por las empresas productivas con colaboración activa de las familias en su mantenimiento y desarrollo integral. Con una pobre educación para los pobres Venezuela no tiene futuro. Lamentablemente la educación en todos los sectores y niveles vive en una gran crisis.

Los jesuitas trabajamos junto con decenas de miles de personas, animados por la vida, vocación y trabajo “a mayor gloria de Dios”. Jesús nos enseña que la mayor gloria de Dios es que vivan dignamente los hombres y mujeres y que esa nueva vida no es posible construirla con el odio y la muerte. Agradecemos su generoso trabajo en condiciones difíciles y con recursos económicos precarios.

En esta hora los venezolanos no claman por el cambio de la Constitución, sino por su cumplimiento. Como muy bien han dicho los obispos, ahora una Asamblea Constituyente es innecesaria y contraproducente: “Lo que necesita y reclama el pueblo, en primer lugar, es comida, medicinas, seguridad, paz y elecciones justas”.

Nuestro seguimiento de Jesús en esta hora trágica nos llama a que el lema ignaciano “en todo amar y servir” se centre en la pronta superación de esta agonía y en la renovación espiritual empeñada en la reconciliación y encuentro como constructores de la nueva Venezuela de esperanza y vida.

Pedimos al Espíritu Santo que nos confirme en la construcción de un país con posibilidad de vida digna para todos.

P. Rafael Garrido, S.J.

Provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela

Del canal humanitario por Antonio Pasquali – El Nacional – 4 de Junio 2017

El escuálido y deteriorado régimen que nos gobierna, matón y corrupto, abusivamente aferrado al poder y en bancarrota, ha llegado hace tiempo –es importante aclararlo– al más bajo y peligroso peldaño del humano envilecimiento, el de la pérdida de toda conciencia moral, individualmente y como grupo de poder. No es un detalle marginal como pudiera pensarse, sino una importante clave interpretativa del drama que vivimos. Lo que no se usa en el cerebro –más exactamente en su corteza prefrontal ventromedial, precisan los neurólogos– se pierde, y muchos de nuestros principales gobernantes evidencian una disfunción terminal en esa misma corteza que es el asiento físico de nuestra espiritual conciencia moral, la encargada del tic-tac bonus/malus, de discriminar entre praxis e intención, elegir entre normas y acciones, generar vivencias de íntima satisfacción, remordimiento o vergüenza. Hacerse sordos a ese tic-tac moral valorador de toda praxis no es un desvarío menor porque la Moral es la prístina y fecundadora matriz foro interiore de todas las normas posteriormente codificadas por el hombre y sancionadas foro exteriore, las políticas y las sociales, las mercantiles, de navegación, los derechos humanos, civiles, penales y demás. Toda infracción a cualquier norma codificada es primariamente una inmoralidad y secundariamente un delito sancionable. Perder el uso del propio asidero moral, del péndulo axiológico fundamental reprimiendo a la subconsciente vergüenza, escrúpulos y sentido de culpabilidad, conduce fatalmente a relativizar y violar sin más miramientos la totalidad de la normativa que regula la convivencia humana. El deshonesto roba, el libertino seduce y abandona, el narco despacha droga, pero el amoral absoluto, ya capaz de todo, se vuelve el miembro más cínico y peligroso de la sociedad. Si además ocupa posiciones de poder, el efecto-demostración que produce en la sociedad puede resultar catastrófico. Leer más de esta entrada

Declaración ante los Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA sobre Venezuela – IDEA – 29 de Mayo 2017

1495644159637.pngLos ex Jefes de Estado y de Gobierno firmantes de las declaraciones de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA-Democrática), nos dirigimos a los señores Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos, para expresarles públicamente nuestra preocupación por la ruptura del orden constitucional y democrático y la violación sistemática y generalizada de derechos humanos que tienen lugar en Venezuela bajo el gobierno de Nicolás Maduro y su control por la Fuerza Armada.

Las escenas, que han trascendido estos días, luego de ser desconocidas las competencias constitucionales de la Asamblea Nacional y en medio de una crisis humanitaria sin precedentes, confirman las prácticas represivas en espacios públicos por parte de militares, policías y grupos o colectivos paramilitares al servicio del régimen, consistentes en asesinatos, torturas, y detenciones masivas e intimidaciones de venezolanos, en su mayoría jóvenes, por el solo hecho de manifestarse en las calles del país. Ya suman, según la prensa internacional, 58 las víctimas mortales, miles las personas afectadas por heridas, 2.459 las detenidas, habiendo sido sometidos a la Justicia militar al menos 275 civiles.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, ha publicados dos informes muy detallados, explicando la señalada ruptura del orden democrático y constitucional en Venezuela, consistente en una palmaria violación de todos los elementos esenciales de la democracia y los componentes fundamentales de su ejercicio, según lo previsto en la Carta Democrática Interamericana. Tanto como la Asamblea Nacional como la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, en declaraciones oficiales han sido contestes al respecto.

Pero, lo que es aún más grave, en los informes del Secretario General y por conocimiento veraz que se tiene de los organismos oficiales que se ocupan de la lucha contra el tráfico internacional de drogas, se constata que la cuestión que involucra al gobierno de Venezuela y a sus altas autoridades, quienes han clausurado las vías electorales para una resolución pacífica, constitucional y democrática de la cuestión, no es político o ideológico. Se trata, antes bien, del secuestro del Estado por personajes que son señalados de actividades y vínculos con el narcotráfico, la corrupción más escandalosa, y el terrorismo. Ello explica la crueldad de sus comportamientos ante un pueblo que manifiesta pacíficamente y sufre una severa crisis de alimentos y medicinas, que afecta a legiones de pobres y desheredados.

Es prácticamente imposible que el pueblo venezolano, que lucha con coraje para restablecer su democracia y retomar la senda de bienestar, pueda lograr sólo y como víctima de una desproporcionada violencia de Estado, sus legítimos objetivos. Y sería inconcebible que la comunidad internacional mire de lado o se neutralice arguyendo el principio de No intervención, siendo que el mismo tiene valor jurídico y moral para la salvaguarda de una soberanía que pertenece al pueblo y que el mismo no puede ejercer bajo la dictadura de quienes lo oprimen.

Confiamos en que Uds., señores Cancilleres, sabrán interpretar el clamor generalizado del pueblo venezolano y recoger la indignación de la opinión pública internacional. La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene el deber de dar un paso adelante en la defensa de los principios de la Carta Democrática Interamericana y adoptar las medidas que, con fundamento en ésta, respalden el llamado del pueblo venezolano a recuperar su soberanía mediante la realización de elecciones generales con plenas garantías, a liberar a los presos políticos, a responder efectivamente a la crisis humanitaria y a respetar la independencia de poderes. De no hacerlo, la historia nos hará responsables de una tragedia que resulta inaceptable para todo sentido de Humanidad.

29 de mayo de 2017.

Oscar Arias, Costa Rica José María Aznar, España Nicolás Ardito Barletta, Panamá Belisario Betancur, Colombia Armando Calderón Sol, El Salvador Felipe Calderón H., México Rafael Ángel Calderón, Costa Rica Laura Chinchilla Miranda, Costa Rica Alfredo Cristiani, El Salvador Fernando de la Rúa, Argentina Vicente Fox, México Osvaldo Hurtado, Ecuador Luis Alberto Lacalle, Uruguay Jamil Mahuad, Ecuador Mireya Moscoso, Panamá Andrés Pastrana A., Colombia Jorge Tuto Quiroga, Bolivia Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica Julio María Sanguinetti, Uruguay Álvaro Uribe Vélez, Colombia Es auténtica: Asdrúbal Aguiar Director Ejecutivo de IDEA Iniciativa

Las calles de Venezuela lloran sangre por Carlos Flores – Newsweek – 19 de Mayo 2017

NewsWeekVzlaSangra.jpg
Tras más de un mes de protestas y manifestaciones sostenidas, la represión del gobierno de Maduro contra la sociedad civil venezolana raya en niveles de horror. Casi medio centenar de muertos, en su mayoría jóvenes, dan cuenta de los peores días del “Socialismo del Siglo XXI”.

CARACAS, Ven.— Al cierre de este reportaje, las protestas que se han desarrollado en Venezuela desde el 1 de abril contra el gobierno de Nicolás Maduro se traducen en 46 muertos. Más de 13,000 heridos y casi 2,500 personas arrestadas, además. Números que definen, con absoluta tristeza, la situación dura y radical que día a día viven, sienten y respiran los venezolanos. Y es que los tiempos de efervescencia demagógica y vulgar despilfarro económico de Hugo Chávez ahora han sido reemplazados por contingentes de hambre, miseria, desesperación y una rebelión popular que se está enfrentando a la represión más dura y violenta de la historia democrática venezolana. Las calles de Venezuela lloran sangre.

Imágenes, videos, han recorrido el planeta: desde el 1 de abril, Venezuela está conectada a una burbuja donde los gases lacrimógenos, asesinatos y protestas a lo largo de todo el país bien podrían convertirse en una mecha —incluso— más peligrosa cuyas chispas ya se dejan ver. Leer más de esta entrada

La Primavera Venezolana por Julio César Arreaza – La Patilla – 21 de Mayo 2017

281245_2158500914972_6431514_n.jpgEl alto mando militar del gobiernito de Maduro se enfrenta con sus tanquetas, piquetes y armas letales, si letales, -van 50 muertes innecesarias-, contra un ejército de ciudadanos venezolanos desarmados y pacíficos que claman por la reivindicación del libre y transparente ejercicio de la soberanía popular, conculcada de manera vil por el régimen forajido, para devolverle a la patria su gobernabilidad perdida y la decencia en el manejo de los asuntos públicos, superando la hora menguada de latrocinios sin par.
Vivimos en el mundo al revés, la FA está concebida para proteger al pueblo venezolano, la Constitución, la soberanía y la integridad territorial, y en vez de luchar contra la delincuencia y colectivos armados enseñoreados lo hacen contra el poder soberano originario que lucha por el rescate de la república, hoy secuestrada por una camarilla criminal que se niega a desalojar el poder debido a sus múltiples delitos de lesa humanidad. La FA jamás nos protegió de las incursiones de las FARC, de la grosera injerencia cubana, de los traficantes de drogas, de los esquilmadores de nuestras riquezas, de los pranes y los colectivos armados por el gobierno, sino imbuido en una actitud contra natura se ensañó, respondiendo órdenes de un infame alto mando, a combatir a ciudadanos que enarbolan la bandera de la libertad, la democracia y la dignidad nacional.
Fíjense como han cambiado las cosas desde el 1 de abril, la causa de la lucha del régimen forajido es la mentira y la permanencia en el poder como sea, su poderío reside en la posesión de las armas, sus huestes son obligadas y arreadas por el látigo del tirano, pero cada día disminuidas y descreídas, porque es una lucha sin una causa grande sino en función de proteger a unos asaltantes puros y simples entregados a la barbarie represiva y el disfrute hedonista del poder.
En cambio la causa que anima a los ciudadanos lanzados a la calle es la convicción en ideales, como el rescate de la república y la justicia, y el cese de la crisis humanitaria y los crímenes de jóvenes que enlutan los hogares.
La historia indica que estamos ante la Primavera Venezolana, el conflicto escaló a otro nivel y a la canalla no le será posible imponer contra la Constitución una constituyente no electa. La CEV la califica de iniciativa divorciada de las necesidades del país y un paso más en el socavamiento del Estado de Derecho.
En medio del charco de sangre de jóvenes en donde con vileza baila el régimen, se respira una emoción de cambio que se hace indetenible y todo apunta a la gloriosa victoria del pueblo venezolano, no hay retorno. El malestar es nacional. Llegamos a un punto de cambio integral. Sé disparan los sueños por un mejor destino del país. Reivindicaremos la justicia.
¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

A %d blogueros les gusta esto: