elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Corrupción

Former Venezuelan Official Pleads Guilty to Money Laundering Charge in Connection with Bribery Scheme – Press release US Department of Justice – 16 de Julio 2018

header-logo_bronze-resized-5-2.png

A dual U.S.-Venezuelan citizen pleaded guilty today for his role in a scheme to bribe officials of Venezuela’s state-owned and state-controlled energy company, Petroleos de Venezuela S.A. (PDVSA), and for his role in an international money laundering scheme involving the bribes paid by the owners of U.S.-based companies to Venezuelan government officials to corruptly secure energy contracts and payment priority on outstanding invoices.

Assistant Attorney General Brian A. Benczkowski of the Justice Department’s Criminal Division, U.S. Attorney Ryan K. Patrick of the Southern District of Texas and Special Agent in Charge Mark Dawson of U.S. Immigration and Customs Enforcement’s (ICE) Homeland Security Investigations’ (HSI) Houston Field Office made the announcement.

Luis Carlos De Leon-Perez (De Leon), 42, a citizen of the United States and Venezuela previously residing in Spain, pleaded guilty today in federal court in Houston to one count of conspiracy to violate the Foreign Corrupt Practices Act (FCPA) and one count of conspiracy to commit money laundering.  U.S. District Judge Kenneth M. Hoyt of the Southern District of Texas accepted De Leon’s plea.  Sentencing is scheduled for Sept. 24. 

De Leon was arrested in Spain in October 2017 and subsequently extradited to the United States after a federal grand jury in the Southern District of Texas returned a 20-count indictment against him and Nervis Gerardo Villalobos Cardenas (Villalobos), 51; Cesar David Rincon Godoy (Cesar Rincon), 51; Alejandro Isturiz Chiesa (Isturiz), 33; and Rafael Ernesto Reiter Munoz (Reiter), 39. 

According to admissions made in connection with De Leon’s plea, between 2011 and 2013, he conspired with Villalobos, Cesar Rincon, Isturiz and others, all of whom were then officials of PDVSA and its subsidiaries or former officials of other Venezuelan government agencies or instrumentalities, to solicit PDVSA vendors for bribes and kickbacks in exchange for providing assistance to those vendors in connection with their PDVSA business.  Specifically, De Leon admitted that he solicited and directed bribes from Roberto Enrique Rincon Fernandez (Roberto Rincon), 57, of The Woodlands, Texas, and Abraham Jose Shiera Bastidas (Shiera), 55, of Coral Gables, Florida, to PDVSA officials in order to assist Roberto Rincon’s and Shiera’s companies, including their U.S.-based companies, in receiving payment priority and receiving additional PDVSA contracts.  De Leon further admitted that he then conspired with Roberto Rincon and Shiera to launder and conceal the proceeds of the bribery scheme through a series of financial transactions, including wire transfers to accounts in Switzerland held in the names of individuals or entities other than De Leon and his co-conspirators. 

As part of his plea agreement, De Leon also admitted to soliciting bribes from other owners of energy companies based in the United States and elsewhere, and directing a portion of such bribes to PDVSA officials in order to assist those individuals and their companies in winning business with PDVSA and to obtain payment from PDVSA on outstanding invoices ahead of other PDVSA vendors. 

Roberto Rincon and Shiera previously pleaded guilty in the Southern District of Texas to charges under the FCPA for their respective roles in the bribery scheme.  Cesar Rincon previously pleaded guilty to one count of conspiracy to commit money laundering.  They currently await sentencing.

The charges against Villalobos, Isturiz and Reiter remain pending.  Each of the three remaining defendants is charged with one count of conspiracy to commit money laundering and with one or more counts of money laundering.  Villalobos is also charged with one count of conspiracy to violate the FCPA.  Villalobos and Reiter remain in Spain pending extradition and Isturiz remains at large. 

The charges contained in the indictment are merely accusations, and all defendants are presumed innocent until proven guilty beyond a reasonable doubt in a court of law.

De Leon is the latest individual to plead guilty as part of a larger, ongoing investigation by the U.S. government into bribery at PDVSA.  Including De Leon, Cesar Rincon, Roberto Rincon and Shiera, the Justice Department has announced the guilty pleas of a total of 12 individuals in connection with the investigation. 

HSI in Houston is conducting the ongoing investigation with assistance from HSI in Boston and Madrid, as well as from Internal Revenue Service Criminal Investigation.  Trial Attorneys Jeremy R. Sanders and Sarah E. Edwards of the Criminal Division’s Fraud Section and Assistant U.S. Attorneys John P. Pearson and Robert S. Johnson of the Southern District of Texas are prosecuting the case.  Assistant U.S. Attorney Kristine Rollinson of the Southern District of Texas is handling the forfeiture aspects of the case.

The Criminal Division’s Office of International Affairs, the Swiss Federal Office of Justice and the Spanish Guardia Civil have provided substantial assistance.

The Fraud Section is responsible for investigating and prosecuting all FCPA matters.  Additional information about the Justice Department’s FCPA enforcement efforts can be found at http://www.justice.gov/criminal/fraud/fcpa.

Venezuela, the New Regional Crime Hub by Jeremy McDermott – The New York Times – 15 de Julio 2018

 

 

Mr. McDermott is the co-founder of InSight Crime, a foundation investigating organized crime in Latin America.

MEDELLÍN, Colombia — Venezuela has become a regional crime hub, with profound consequences for Latin America and beyond. And with another Nicolás Maduro term, the roots of organized crime in that country will spread further.

The Chavista regime is digging in. Politically, it survived the protests of 2017. The loyalty of the military ensured that President Maduro was able to bypass the opposition-controlled National Assembly, beat back protesters and stage a farcical presidential election in May, giving him six more years in office. The last fig leaf of democracy has fallen.

Mr. Maduro is now maintained by a regime with suspected deep criminal roots. He is surrounded by people involved in criminal activity, like Industry Minister Tareck El Aissami and Interior Minister Nestor Reverol, both the targets of United States sanctions. In May, Washington added Diosdado Cabello, president of the National Constituent Assembly and the strongman of the ruling United Socialist Party of Venezuela, to the sanctions list.

There is no clear-cut definition of what constitutes a mafia state, but the fact that organized crime touches the daily lives of every Venezuelan, and has penetrated the highest level of state institutions, easily qualifies Venezuela. The Maduro government engages in little bilateral or international cooperation in the fight against transnational organized crime and has prominent state officials facilitating and protecting criminal activity.

Three years ago, my foundation, InSight Crime, started collecting information on senior figures in the Venezuelan government involved in drug trafficking, the so-called Cartel of the Suns. The name came from the golden stars that the generals of the Bolivarian National Guard wear on their epaulets. The National Guard is responsible not only for internal security but also the frontiers, ports and airports, access to which every drug trafficker needs. It was the first institution to be systematically bribed by Colombian drug traffickers to allow cocaine shipments to transit Venezuela.

The first 20 names in our list were easy enough to find. Cross-referencing with files seized from the Revolutionary Armed Forces of Colombia, or FARC, consultations with international counternarcotics agencies and extensive field research in Venezuela ensured the dossiers on these individuals were soon bulging. We stopped opening new files when we hit 123 people sitting in senior positions in government in more than 12 state institutions. We ran out of manpower, not leads.

Cocaine is pouring into Venezuela from neighboring Colombia. Drug production has never been higher, and we estimate that Colombia is producing 921 tons of cocaine a year. In 2010, Venezuela was handling at least 200 tons of that. In the past, it was the Colombian cartels that ran this business, paying off Venezuelan officials. Now there is overwhelming evidence that the Venezuelans are directly participating. The 2016 conviction in the United States of two nephews of the Venezuelan first lady for cocaine trafficking is just the most obvious example of this.

Yet we found that drug trafficking was not the most lucrative illegal industry in Venezuela and that our targets had diverse criminal portfolios. Gasoline in Venezuela is the cheapest in the world. Smugglers who move it across the border into Colombia or Brazil can earn a greater markup than with a kilo of cocaine, and with minimal risk. Mr. Maduro closed the border with Colombia during stretches of 2015 and 2016 to “destroy the mafia.” This strengthened the Venezuelan military’s monopoly on fuel smuggling.

Venezuelan President Nicolas Maduro ordered the military to take control of popular markets including this one in Coche, a neighborhood of Caracas, in the midst of a severe shortage of food and medicine.

But the real money was being made, with no risk, though pillaging state coffers. With all transparency and accountability gone, with positions filled on the basis of political loyalty instead of ability or integrity, Venezuela has become a kleptocracy.

The linchpin of this kleptocracy is the artificial currency control system. Today one United States dollar on the black market is worth as much as 3.4 million Venezuelan bolívares. But those privileged with access to the official exchange rate can get a dollar for just 10 bolívares. It’s probably the most lucrative deal on the planet. In addition to catastrophic economic mismanagement, this has brought Venezuela, even with all its oil riches, to the brink of bankruptcy.

There is now little money left to steal from the state, yet the wheels of corruption still need to be greased. The military rank and file earn around the equivalent of less than $20 a month, while the minimum wage is around $1.50 a month. Because everyone has to be on the take to survive, Mr. Maduro has made every Venezuelan an unwilling participant in the criminal economy. If Venezuelans want food and medicine, they must resort to the black markets; they must feed the corruption that permeates every organ of the state and every aspect of their daily lives.

The military now oversees food and medicine distribution. This may keep it loyal for a while yet, but the model is not sustainable. Drug trafficking is the main growth industry in Venezuela, followed by illegal gold mining. Cocaine may well become the lubricant that keeps the wheels of corruption moving in Mr. Maduro’s Venezuela.

This situation is affecting Venezuela’s neighbors. Central America, particularly Honduras and Guatemala, is the landing strip for an air bridge shipping cocaine from Venezuela. The Dominican Republic is the destination for drug boats streaking across the Caribbean from the Venezuelan coast.

Aruba and Trinidad and Tobago have become contraband centers. Cheap Venezuelan gasoline gushes across the Colombian and Brazilian borders. And over a million Venezuelans have fled their collapsing country in the last 12 months. Many of these are desperate people, sick and hungry. They will work for a hot meal. They are being exploited and recruited by organized crime.

Isolated and broke, President Maduro has surrounded himself with figures involved in criminal activity, and as long as he remains in power the criminal credentials of the government will get only stronger.

Venezuela cannot work to contain organized crime, as the very security forces that should be deployed against it run much of the business. Mr. Maduro, even if he wanted to, could not cut out the cancer of corruption and organized crime as these are the very elements that keep him in power.

And for the international community there is little room for maneuvering. Mr. Maduro is not a reliable partner in any fight against organized crime and he has helped turned Venezuela into a haven for criminal activity.

Jeremy McDermott is a former British Army officer and the co-director of InSight Crime.

Declaración conjunta sobre la lucha contra la corrupción venezolana – 12 de Julio 2018

1*8-xoGmjKPcouoQQzW65kkQ.png

El Ministro de Finanzas y Crédito Público de Colombia, Mauricio Cárdenas, fue anfitrión de una reunión con funcionarios de México, Panamá y los Estados Unidos para compartir información sobre funcionarios corruptos del gobierno venezolano y sus redes de apoyo corruptas. Los participantes acordaron ampliar la cooperación internacional y el intercambio de información sobre funcionarios venezolanos corruptos y sus redes de apoyo corruptas.

Los participantes reconocieron la importancia de la coordinación internacional para combatir las redes de financiación ilícitas que respaldan el régimen represivo del Presidente Maduro. El grupo notó que el régimen usa alimentos y ayuda humanitaria como un arma para el control social. Además, los Ministerios de Hacienda de los cuatro países condenaron el robo de fondos del programa venezolano de ayuda alimentaria (conocido como CLAP) y compartieron información financiera sobre redes de corrupción que se están beneficiando a costa del sufrimiento del pueblo venezolano. Tras varios meses de trabajo conjunto, multiplicidad de líneas de investigación se encuentran en curso, y se ha tomado la decisión de incorporar a países adicionales, para continuar el proceso de investigación conjunta. El grupo reiteró su apoyo al pueblo venezolano que merece tener una voz sobre el futuro de su país.

Esta cooperación se basa en el compromiso de alto nivel de la región para apoyar al pueblo venezolano y responsabilizar a los responsables por la crisis política, social, y económica en Venezuela.

Destapan cloaca de Odebrecht – InfoCifras – 3 de Julio 2018

odebrechtescan.jpg

En Brasil, bajo el resguardo de la policía, se encontraban desde finales del año 2016 los videos de las declaraciones de los testigos claves en el caso de Odebrecht en Venezuela.

Hoy parte de las cintas de las declaraciones se hicieron públicas por el portal Armando Info, el cual sacará a la luz progresivamente todos los detalles del juicio, y las declaraciones a modo de serie.

El testigo clave del caso, Euzenando Azevedo, director superintendente de Odebrecht en Caracas, colaboró con la justicia brasileña a cambio de beneficios procesales. Así mismo lo hicieron Marcio Faria y Alessandro Dias Gomes, ex jerarcas de la constructora brasileña, informa el sitio.

Éstos, relatan al detalle los mecanismos del pago de sobornos en Venezuela, quiénes eran los intermediarios, y cuáles eran los montos de las negociaciones. Marcio Faria ofreció información detallada sobre el funcionamiento de los sobornos pagados por Odebrecht con la excusa de obras públicas que, en la mayoría de los casos, nunca fueron finalizadas.

Los sobornos, aseguran las declaraciones, llegaron también a PDVSA agrícola, y entre los beneficiarios destaca Egly Ramírez, fundador de PDVAL y tío del expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez.

Según la declaración, PDVSA Agrícola encargó a la constructora unas plantas de etanol que sirvieron como excusa para los pagos que, a su vez, fueron repartidos a través de un intermediario brasileño llamado Osvaldo Basteri Rodrígues, quien se los hizo llegar a la empresa venezolana.

“Los pagos para ese señor se hicieron a través de esas empresas, y para eso fueron utilizados contratos ficticios de prestación de servicios”, dijo Farcia. Y agregó: “Los pagos se hicieron a través de Hilberto Silva (jefe de operaciones Estructuradas). Supe que el monto del soborno fue alrededor del 6% sobre los montos recibidos, no de los valores contratados”, concluyó.


Mientras tanto, Euzenando Azevedo se refirió al acceso que poseía Odebrecht para influir en las decisiones gubernamentales, formalmente a través de los puntos de Cuenta.

Alessandro Gomes Dias confirmó esa información, y agregó que la empresa tenía acceso a los contratos -presupuestos- y hasta podía modificar los montos a su favor antes de que los mismos fueran enviados al entonces presidente Hugo Chávez.

Las mismas declaraciones aseguraron que las más de 30 obras que el chavismo le encargó a Odebrecht suman unos 20 mil millones de dólares y, muchas de ellas, ni siquiera fueron concluidas.


El que hizo posible el acceso de la constructora brasileña a los contratos con el gobierno venezolano fue Luis Delgado, definido como la pieza clave de la corrupción en Venezuela.

Azevedo lo apuntó como el responsable de forjar documentos de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro: “Puedo decir que fue eficiente porque nosotros tuvimos acceso, pasamos a tener acceso privilegiado a minutas de Puntos de cuenta, y pudimos influir y cambiar inclusive la redacción” de las mismas.


Si bien Azevedo tenía relación directa con Hugo Chávez, cuando éste enfermó esa relación se perdió. Fue entonces cuando apareció Delgado. “Me contactó y me dijo: ‘Yo se que están teniendo dificultades con las obras del metro, yo tengo libre acceso y puedo ayudarlos a que sean liberadas las facturas que están pendientes’”.

Además, agregó que Delgado cobraba un 2% por la gestión de los pagos y que, a partir de aprovechar sus servicios, comenzaron a regularizarse los pagos recibidos por la constructora.

De acuerdo a los videos en Venezuela además de sobreprecios y favores políticos, una enorme cantidad de dinero fluía en forma de comisiones a intermediarios y gestores que habilitaban los pagos.

“Recibió 100 millones de dólares” en comsiones entre 2011 y 2015, dijo también Alessandro Gomes sobre Delgado. La suma -que sólo parcialmente era para el intermediario y que el resto correspondía a funcionarios por encima de él- era depositada en una cuenta del Meinl Bank de Antigua y Barbuda.

Las declaraciones también abordaron el financiamiento de las campañas electorales, y las “ayudas” a diferentes políticos venezolanos. Del lado del chavismo, mencionaron a Francisco José Rangel Gómez​, ex gobernador del estado Bolívar; Francisco Garcés, ex mandatario de Los Teques; Farith Fraija, alcalde de Corrizal; Carlos Ocariz, alcalde de Sucre, así como también al ex gobernador de Miranda y poderoso dirigente chavista.
También recibieron dinero de la empresa brasileña los ex gobernadores del estado de Zulia, Manuel Rosales y Pablo Pérez, así como el ex alcalde del área metropolitana, Antonio Ledezma, actualmente en el exilio. Dentro del chavimo, al ex alcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino, el ex gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, y el actual ministro de educación, Elías Jaua.

En 2012, Odebrecht también colaboró financiando la campaña presidencial opositora encabezada por el ex gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles. Ese año, los aportes ascendieron a unos 2 millones de dólares. El contacto entre la constructora brasileña y Capriles se dio mediante un colaborador de ese último llamado Benito Rodríguez, empresario venezolano. “Yo le dije que necesitaba que me presentara al candidato”, dijo Azevedo.

Además, el ex directivo de Odebrecht aseguró que, a través del funcionario chavista Américo Mata, la compañía aportó 35 millones de dólares al oficialismo a cambio de la continuidad de sus proyectos en el país. “Tenía que contribuir para mantener los contratos”, afirmó Azevedo. “Él indicaba y nosotros hacíamos las transferencias”, agregó.
Durante su relato sobre las contribuciones millonarias a la campaña de Nicolas Maduro en el año 2016, Azevedo alimentó el rumor más sospechado sobre la muerte del presidente Chávez: “sucedió en Cuba y no en Venezuela, como sostiene la historia oficial del chavismo”.

“Un poco antes él sintió que iba a morir”, comenzó su explicación. “Él anunció al entonces vicepresidente de la República como su sustituto, y lo hizo en cadena nacional de radio y televisión, diciendo que si le pasaba algo en Cuba -de donde no regresó- y tuviesen que ser convocadas nuevas elecciones, el candidato que él quería que el pueblo eligiese era el señor Nicolás Maduro”.

 

Las turbias negociaciones del hermano de Hugo Chávez al frente de Corpoelec (Parte II) por Maibort Petit – Blog Venezuela Política – 11 de Julio 2018

Captura de pantalla 2018-07-10 a la(s) 8.24.54 p. m..pngEn la primera parte de la serie “Conoce las turbias negociaciones del hermano de Hugo Chávez al frente de Corpoelec” (Parte I) publicada en Crónicas de Nueva York en Venezuela al Día, se explica cómo los funcionarios del gobierno del fallecido Hugo Chávez decidieron extender la vigencia de los contratos y aumentar el precio de los mismos mediante la suscripción de múltiples adenda complementarias con la empresa Turbocare. En la parte II de la historia hay muchas corporaciones involucradas y más aspectos oscuros que no fueron investigados por los órganos contralores. He aquí los detalles:

Milmillonarias negociaciones se llevaron a cabo en la administración de Corpoelec a cargo de Argenis Chávez Frías sin que estas se tradujeran en la solución del grave problema que padece Venezuela en materia de generación eléctrica.

La crisis eléctrica muestra dimensiones monstruosas que se evidencian en el pésimo servicio que los venezolanos reciben desde hace varios años y que se traduce en constantes apagones y bajones que se repiten día a día por largos periodos que, en ocasiones, ocurren en varias ocasiones cada jornada. Esto supondría que no se han realizado inversiones —o por lo menos planificado— destinada tanto a la modernización, la actualización, como el mantenimiento del parque eléctrico, pero la evidencia deja atrás esta tesis al existir múltiple documentación —en nuestras manos— que versa sobre la compra de equipos y contrataciones con empresas nacionales y extranjeras, así como convenios con instituciones, destinados a la atención y el mejoramiento del sector. La respuesta a la interrogante del porqué de esta grave situación, entonces, habría que buscarla en otras razones, como la corrupción, la impericia y la improvisación en el manejo de dicha crisis.

En las siguientes líneas, damos cuenta de algunas de las negociaciones que la Corporación Eléctrica Nacional, Corpolelec, ha llevado a cabo supuestamente para solucionar el problema en tiempos en que al frente de la empresa estatal se encontraba Argenis Chávez, hermano del difunto expresidente, Hugo Chávez Frías y que representaron una erogación para el país de USD 1.153.326.078,15 y Bs. 764.119.513,70. Leer más de esta entrada

A estos 14 políticos venezolanos Odebrecht dice que “ayudó” – Venepress – 11 de Julio 2018

Entérese de los coletazos -para gobierno y oposición- del mayor caso de corrupción de una multinacional latinoamericana

1531168516_A_estos_14_políticos_venezolanos_Odebrecht_dice_que_“ayudó”1531168516863.jpg

Las confesiones del ex jefe de la empresa brasileña Odebrecht en Venezuela, Euzenando Azevedo, como testigo ante las autoridades de Brasil, involucran a 14 políticos venezolanos, según los reportes difundidos por la página web de investigación Armando.info.

En el interrogatorio, hecho en diciembre de 2017, y que está difundido en video, Euzenando Azevedo calculó que la ayuda a los candidatos venezolanos ascendía a una nómina de unos 3 millones de dólares anuales.

Contribuían también en aquellos estados y municipios donde la empresa tenía obras en construcción con el objetivo de “mantener fluidez en la relación”. Son los estados Miranda, Zulia y Bolívar.

A los 14 políticos de la siguiente lista, Azevedo alega que “ayudó”.

  • Hugo Chávez Frías: Euzenando dice que tenía acceso directo a Miraflores y hasta corrigió puntos de cuenta.
  • Nicolás Maduro: El Sr. Azevedo declaró ante un tribunal en Brasil que, a través del emisario Américo Mata, colaboró con $ 35 millones para la campaña presidencial oficialista de 2013.
  • Henrique Capriles Radonski: Se reunió personalmente con Azevedo, quien dice que le dio $17 millones para sus campañas electorales presidencial de 2013
  • Francisco Rangel Gómez (ex Gobernador de Bolívar): El testigo dice que colaboró dos veces con él y que se comprometió a priorizar las obras de la empresa brasileña).
  • Farih Fraija (Alcalde de Carrizal, Miranda).
  • Diosdado Cabello (ex gobernador de Miranda): La ayuda a este dirigente que declaró Euzenando se dio por la zona de Los Teques durante la campaña a gobernador que no ganó.
  • Francisco Garcés (Ex alcalde de Los Teques, Miranda): Dio aportes porque están en la zona de Miranda.
  • Carlos Ocariz (Ex alcalde de Sucre, Miranda): Dio aportes porque están en la zona de Miranda.
  • Manuel Rosales (Ex gobernador del Zulia): Lo ayudamos para que si ganaba no los persiguiera.
  • Antonio Ledezma: (ex alcalde metropolitano de Caracas): Lo ayudaron con el objetivo que “nos facilitase el cierre de calles” para realizar las obras de Odebrecht y facilitara las licencias.
  • Pablo Pérez (Ex gobernador del Zulia): Lo ayudaron y no ganó.
  • Gian Carlo Di Martino (ex candidato a alcalde de Maracaibo). Lo ayudaron y no ganó.
  • Elías Jaua (ex candidato a gobernador de Miranda): Lo ayudaron y no ganó.
  • William Ojeda: (ex candidato y periodista y columnista de opinión): El testigo informó que le ayudaban para que no atacara a la empresa a través de su columna de opinión.

Detenidos 23 fiscales en Venezuela en una operación contra la corrupción por Alonso Moleiro – El País – 3 de Julio 2018

El fiscal general, Tarek William Saab, anunció la detención de más de 1.000 funcionarios del Ministerio Público por sus vínculos con fraudes en el sector petrolero

5ffaec90837405ff4c76d34ecb885fbb
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, ha anunciado que 23 fiscales han sido detenidos por estar supuestamente vinculados con hechos de corrupción, como parte de la ofensiva lanzada por el Gobierno de Nicolás Maduro contra este tipo de delitos. Al formalizar varias decisiones para castigar uno de los innumerables ilícitos que se gestan en las sombras del Estado venezolano, Saab criticó de nuevo la administración de su predecesora en el cargo, Luisa Ortega Díaz, —que rompió con el régimen de Maduro el año pasado— a quien de forma velada terminó endosando la responsabilidad de la existencia de una “red de extorsión” en las oficinas que ahora están a su cargo.

De acuerdo con Saab, los fiscales apresados “habían convertido a esta institución en un cartel de extorsión”. La ex fiscal general, enemiga de Nicolás Maduro, huyó el pasado agosto del país, tras haberse enfrentado abiertamente al presidente venezolano, a quien acusó de cobrar sobornos millonarios. Los fiscales detenidos están acusados de conspirar con otros funcionarios para desviar una cantidad indeterminada de millones de dólares provenientes del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), una de las intendencias creadas por el Gobierno de Maduro para administrar el draconiano control de cambios vigente en el país desde 2003.

Saab anunció, además, en una rueda de prensa ofrecida desde su despacho que también ha sido apresado en otros operativos para combatir la corrupción el presidente de la Federación Venezolana de Triatlón, Pablo Machillanda. Otros funcionarios de esa dependencia del Ministerio de Deportes fueron arrestados “por falsificar un acta simulando la celebración de una Asamblea Extraordinaria para malversar fondos públicos”. También fueron llevados a los tribunales Lilia Becerra y Óscar Arapé, tesorera y secretario general de la Federación de Triatlón, tras las acusaciones de “forjamiento de actas, agavillamiento y obtención de lucro”

Cencoex —como la oficina que antes ejercía estas funciones, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi)— recibió una ingente cantidad de millones de dólares durante los Gobiernos de Hugo Chávez y Maduro, con el objeto de administrar el ciclo de ingresos petroleros más alto que se haya registrado en la historia del país. Ambas oficinas son dos de los emblemas por excelencia de la corrupción en la era chavista.

La corrupción en Cadivi y Cencoex ha sido denunciada reiteradamente por economistas, periodistas y diputados opositores, en medio de un espeso silencio en las esferas de poder del chavismo. Han sido muchas las voces que primero pedían, y luego exigían, el fin del control cambiario como eje de una estrategia de crecimiento económico. El argumento principal son las múltiples distorsiones que produce en la economía y por ser una fuente natural de corrupción y una causa de la escasez actual de bienes y divisas en el país.

Jorge Giordani, ex ministro de Finanzas de Chávez, denunció en 2014, poco antes de romper con el Gobierno de Maduro, que en las triangulaciones y sobrefacturación de Cadivi y Cencoex, el país pudo haber perdido cerca de 25.000 millones de dólares. La plana mayor del chavismo, encabezada por Maduro, se ha negado rotundamente a levantar el control cambiario.

“Estos fiscales creyeron que podían seguir haciendo lo que hacían impunemente. Aquí no hay intocables”, afirmó Saab, que informó de la detención de otras 20 personas por estar vinculadas “con mafias que desviaron los dólares preferenciales para comprar alimentos y medicinas”. El Ministerio Público informó de que más de 1.000 fiscales han sido detenidos por sus vínculos con una red de extorsión que favoreció la corrupción en el sector petrolero.

Para diputados opositores, economistas y observadores, la depresión económica en Venezuela, en un contexto de inflación descontrolada y escasez, guarda relación directa con los descomunales niveles de corrupción gestados en los órganos de administración de divisas y la petrolera estatal PDVSA. Buena parte de estos abusos han sido estudiados y determinados por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, que domina la oposición.

El Gobierno de Maduro se niega a responder a estas acusaciones y no ha introducido ninguna modificación de su política económica. Los mandos chavistas, sin embargo, parecen haber otorgado a Tarek Wiliam Saab, que es militante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela y compañero de causa de Miraflores, una licencia para emprender una purga supervisada en aquellos sectores del Estado que parecen estar más gangrenados. La corrupción en el Estado chavista está generalizada y en el Palacio de Miraflores predomina una tardía preocupación el respecto. Así las cosas, esta pequeña réplica del “manos limpias” que hubo en Italia, es, de acuerdo con las fuentes, un ejercicio administrativo pactado y con límites.

Saab sustituyó el año pasado en la Fiscalía a Ortega Díaz, que llevaba varios años frente a su despacho y que llegó a contar con las simpatías de Hugo Chávez. Ortega fue la primera funcionaria chavista que denunció que la Asamblea Constituyente —órgano chavista creado para reemplazar a la Asamblea Nacional— planteaba “una ruptura clara del hilo constitucional”. La exfiscal purgaba con Maduro un lento proceso de descontento y distanciamiento en virtud del deterioro general de la situación, la deriva autoritaria y el agravamiento de la corrupción en la Revolución Bolivariana.

La primera medida tomada por la Constituyente consistió en expulsar a Ortega del cargo que ocupaba desde 2007. Sus cuentas bancarias fueron congeladas y se le prohibió salir del país por “la presunta comisión de faltas graves”. Ella huyó a Colombia, pero sus afirmaciones sobre el Gobierno de Maduro no cesaron. El pasado agosto, afirmó que el presidente venezolano y otras altas autoridades del régimen usaron empresas de España y de México para recibir dinero de la corrupción. “Voy a entregar las pruebas para que las autoridades de distintos países las investiguen”, dijo entonces Ortega en las que fueron sus primeras declaraciones tras su salida del país.

 

Las turbias negociaciones del hermano de Hugo Chávez al frente de Corpoelec por Maibor Petit – Venezuela al día – 1 de Julio 2018

114ARGENIS-CHÁVEZ.jpg
Extender la vigencia de los contratos y aumentar el precio de los mismos mediante la suscripción de múltiples adenda y negociaciones complementarias, ha sido una práctica a la que no escapó Argenis Chávez Frías durante su gestión como presidente de Corpoelec. Aquí presentamos los detalles de los manejos con la empresa Turbocare.

Todo hace presumir que Argenis Chávez Frías no escapó a la tentación de recurrir —supuestamente— al esquema de corrupción consistente en extender el tiempo de la vigencia de los contratos e inflar los precios de los mismos, durante su gestión al frente del Viceministerio de Desarrollo Eléctrico del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica y como presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). Y es que si bien el contrato inicial firmado entre la C.A. La Electricidad de Caracas y la empresa Turbocare, C.A. ocurrió antes de su llegada a dichas instancias, sí avalaría una serie de contratos y adenda posteriores a ese evento que se suscribieron y significaron pérdidas para la república venezolana superiores a los 25 mil millones de bolívares de la época.

Hermano del fallecido expresidente Hugo Chávez, Argenis de Jesús Chávez Frías, titular de la cédula de identidad V- 4.925.031, nacido en Barinas el 3 de julio de 1958[1] es señalado de ser el responsable del agravamiento de la crisis eléctrica, así de como de una actitud irresponsable en la gestión de la misma que inició la era de los apagones que dieron pie al surgimiento de los denominados bolichicos, una casta de empresarios surgidos al amparo del poder, que se enriqueció vendiendo plantas eléctricas chatarras al estado venezolano[2].

Los trabajadores de Corpolec acusaron que Chávez Frías de la pérdidas de USD 4.500 millones destinados a mejorar el sistema de distribución eléctrica del país[3], así como de persecución laboral[4].

Sin cumplir dos años en el cargo, Argenis Chávez renunció a la presidencia de Corpoelec el 24 de abril de 2013 “para facilitar el proceso de intervención profunda que debe vivir la corporación”[5], según explicó la l empresa estatal mediante un comunicado. Leer más de esta entrada

Ortega Díaz pide que se libere orden de captura de Interpol contra Nicolás Maduro por MarbelysVillalobos – La Patilla – 28 de Junio 2018

La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, realiza declaraciones a la prensa al término de su reunión con el alto comisionado para derechos humanos de la ONU, hoy en Ginebra.

636435173185573469w.jpg

La Fiscal General de la República en el exilio, Luisa Ortega Díaz, consignó este jueves en el Congreso de Colombia una acusación contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por corrupción en caso Odebrecht y pidió se haga efectiva la solicitud de alerta roja a Interpol para que se libre la orden de captura en su contra.

La fiscal indicó que la acción de consignar la acusación pretende activar los organismos internacionales, para que a través de una actuación oportuna se inicie un cambio para la crisis que atraviesa Venezuela.

“Estoy pidiendo que la solicitud de alerta roja de Interpol que se haga efectiva inmediatamente para que Interpol libre a orden de captura. En este momento histórico, una actuación oportuna y contundente será determinante para resolver la situación en Venezuela, pido que la solicitud de alerta roja a Interpol se haga efectiva para que se libre la orden de captura contra Nicolás Maduro. Este momento es importante y no pueden desaprovecharlo. En Venezuela los jueces deben hacer cumplir estas decisiones”, dijo en declaraciones a la prensa.

Asimismo, Díaz pidió que el organismo judicial en exilio fije la fecha de juicio, garantizando la comparecencia de los testigos, que se disponga de los mecanismos tecnológicos para la correcta exhibición de los documentos y así mostrar todas las pruebas que involucran a Nicolás Maduro en corrupción.

De esta manera reiteró que ésta es solo una de las acciones que se preveen tomar en contra de Nicolás Maduro en materia de corrupción.

La fiscal destituida pidió a quienes están involucrados en la trama de Odebrecht que se pongan a la orden de la justicia y así obtengan beneficios procesales si delatan a los que generaron la trama de corrupción.

Este jueves Ortega Díaz consignó un escrito de acusación contra Maduro, quien a su juicio actualmente “usurpa” el cargo de presidente de Venezuela. Junto con la acusación consignó 18 piezas principales y 46 anexos en digital como pruebas que involucran al presidente de Venezuela en el caso.

“Todos los expedientes y el escrito no da lugar a duda que Maduro esta involucrado en corrupción con Odebrech. Quiero solicitar al Tribunal Supremo de Justicia que adopte todas las medidas para preservar el escrito y las pruebas”, finalizó.

El Estado demandó a Odebrecht por más de 76 millones de dólares – Transparencia Venezuela – 26 de Junio 2018

índice.png

Se trata de la primera acción judicial interpuesta por un ente público encargado de ejecutar contratos suscritos entre el Gobierno Nacional y la constructora de Norberto Odebrecht, pese a que el Estado venezolano ha reconocido, por intermedio de la Procuraduría General de la República, que la empresa brasileña no concluyó 11 obras de gran envergadura.

Transparencia Venezuela, 26 junio 2018.- “Eso es cabilla, cemento y eso lo sabemos hacer los venezolanos”. Con esa frase el presidente Nicolás Maduro anunció como cosa fácil el “borrón y cuenta nueva” con la constructora Odebrecht, el 5 de febrero de 2017. Un año y cuatro meses después de aquel pronunciamiento, el Tribunal Supremo de Justicia admitió la primera demanda de la que se tenga conocimiento contra la empresa brasileña por el pago de más de 76 millones 50 mil dólares, más la cancelación de 854 millones de bolívares,por un ente público encargado de ejecutar las obras.

Es una demanda presentada por el Metro de Caracas contra la sociedad mercantil Constructora Norberto Odebrecht, S.A., ante la Sala Político Administrativa del máximo tribunal que fue admitida el 19 de junio de 2018, seis meses después de ser interpuesta la acción judicial,el 14 de diciembre de 2017.

El monto total demandado en moneda nacional, de acuerdo al cálculo hecho por la misma instancia judicial supera los 254 mil millones de bolívares:
Dej[a] expresa constancia que las cantidades reclamadas en Dólares de los Estados Unidos de América –(EUA$ 50.700.000,00) y (EUA$ 25.350.000,00)-, que representa un total de SETENTA Y SEIS MILLONES CINCUENTA MIL DÓLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA SIN CÉNTIMOS (EUA$ 76.050.000,00), equivale[nte] a la tasa de cambio oficial vigente para la presentación de la demanda (Bs. 3.345.00 x 1 US$) a la cantidad de DOSCIENTOS CINCUENTA Y CUATRO MIL TRESCIENTOS OCHENTA Y SIETE MILLONES DOSCIENTOS CINCUENTA MIL BOLÍVARES SIN CÉNTIMOS (Bs. 254.387.250.000,00)[1].

Si el TSJ utilizara la tasa DICOM[2] para la fecha de la admisión de Bs. 96.000 x1 US$), estaríamos hablando de Bs. 7.300.800.000.000,00(Siete billones trescientos mil ochocientos millones de bolívares).

En la acción judicial, el Metro de Caracas C.A. exige a la empresa brasileña, y también a Seguros Caroní, S.A, quien actuó como afianzadora,que devuelvan al Estado el dinero otorgado en anticipo no amortizado, por incumplimiento de sus obligaciones en el contrato N- MC-4749, suscrito el 18 de diciembre de 2012, destinado a “la construcción de 2.400 viviendas a edificarse en terreno ubicado en Mariche, carretera nacional Petare-Santa Lucía, sector Las Tapias, (…), municipio Sucre del estado Bolivariano de Miranda (…)”. La cantidad está “estimada en los montos garantizados a través de los contratos de fianzas de fiel cumplimiento.”

¿Qué sabemos sobre el contrato que reclama el Metro de Caracas?
De la información que ha analizado Transparencia Venezuela sobre el contrato Nro. MC-4749, entre la estatal Metro de Caracas C.A.y Odebrecht, se desprende que le fueron asignados recursos del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), de acuerdo a las memorias y cuenta de los años 2013, 2014 y 2015 del Ministerio de Transporte. Se trata de una obra que debió haber finalizado el 1º de marzo de 2017, pero las viviendas nunca fueron construidas.
De acuerdo a la memoria y cuenta 2015 el avance físico era sólo de 6,67%, a pesar del dinero otorgado en anticipo,que conforme a la demanda presentada por Metro Caracas C.A., fue del 30% – es decir Bs. 563.100.000 más US$ 50.700.000.
El monto de ese contrato, como muchos otros, se mantienen en secreto, pero esta sentencia permite hacer estimaciones. El monto reclamado por fianza de fiel cumplimiento asciende a Bs. 281.550.000,00 más US$ 25.350.000,00 y según la Ley de Contrataciones Públicas vigente para la época,el valor de las fianzas debían se equivalentes al 15% del monto del contrato. Si cumplieron con la ley, el monto del contrato no debió ser inferior a Bs. 1.877.000.000 más US$169.000.000para construir 2.400 viviendas. Viviendas muy caras que no se construyeron.
La otra pregunta es ¿Por qué el Metro de Caracas, C. A., construye viviendas?

Qué sigue en el proceso
El Metro de Caracas también solicitó ante el Tribunal Supremo de Justicia una medida preventiva de embargo sobre los bienes propiedad de Odebrecht.Respecto a este punto, el Sala Político Administrativa ordenó abrir el correspondiente cuaderno separado, para pronunciarse con posterioridad.

La Sala ordenó notificar a: 1.Constructora Norberto Odebrecht, S.A. y Seguros Caroní, S.A., para que comparezcan ante el máximo tribunal a la audiencia preliminar en la que las empresas demandas deberán presentar sus excepciones y defensas y, 2. al Ministerio del Poder Popular para el Transporte, a la Superintendencia de la Actividad Aseguradora (SUDEASEG) y al Consejo Local de Planificación Pública del Municipio Sucre del Estado Miranda, a fin de que emitan opinión en el proceso, sin que deba entenderse como “una intervención forzada”.

La inacción judicial atenta contra el patrimonio del país
La falta de acción contundente, decidida y oportuna, ya sea administrativa o judicial ya ha generado responsabilidad y daño al patrimonio público.

La estructura corrupta de Odebrecht se conoció en 2014 con el caso Lavajato en Brasil. Sin embargo, no fue hasta enero de 2017 que se realizó el primer allanamiento a las oficinas de la empresa en Caracas, y en agosto 2017 conocimos la solicitud de medida cautelar de congelamiento de bienes pertenecientes a la sociedad mercantil constructora Norberto Odebrecht, que se encuentran relacionados con la ejecución de 11 proyectos inconclusos, interpuesta por la Procuraduría General de la República en la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativa.

Durante más de un año, tras la orden del presidente Nicolás Maduro en febrero 2017 de cerrar los contratos con Odebrecht, los venezolanos no tuvimos información sobre alguna acción judicial o procedimiento administrativo por parte de algún de ente de la administración pública – a cargo de la ejecución de los contratos de obras suscritos con la empresa.

La demanda interpuesta por el Metro de Caracas C. A. contra Odebrecht duró más de 6 meses en ser admitida, porque a criterio de la Sala Político Administrativa, el escrito no establecía claramente lo que pretendía la empresa al pedir el inicio del juicio. El juzgado de sustanciación dio plazo para que Metro de Caracas aclarara si lo que quería era el cumplimiento del contrato, la resolución del contrato, la ejecución de fianzas o si se acumulaban algunas de las referidas pretensiones procesales.

En junio de este año, el representante judicial del Metro de Caracas, Dra. Martha Cortiñas Márquez, presentó un escrito en el que aclaró al Tribunal Supremo que se busca el reintegro del anticipo y la ejecución de la fianza de fiel cumplimiento. De ello se desprende que aparentemente el contrato se encuentra terminado y que la entidad pública no considera que la empresa Odebrecht le deba monto alguno en indemnización adicional al contemplado en la fianza de fiel cumplimiento.

Transparencia Venezuela no sabe si el Metro de Caracas y los otros entes de administración pública que tienen contratos con Odebrecht sin culminar, ya iniciaron procedimientos administrativo o judiciales para exigir el pago de indemnizaciones, fianzas, y otras demandas que correspondan por incumplimiento y por el impacto que esto ha tenido en la calidad de vida de los venezolanos, en la pérdida de patrimonio público, entre otros reclamos.

[1]Sentencia TSJ, Sala Político Administrativo, fecha 19 junio 2018. Número de expediente 2018-0011
[2]DICOM:Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario. Es uno de las tasas de cambios oficiales en Venezuela https://www.dicom.gob.ve/

A %d blogueros les gusta esto: