elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Corrupción

España entregará seis meses a EE UU a un exviceministro de Chávez por Joaquín Gil/José Maria Irujo – El País – 16 de Enero 2019

La justicia de tres países investiga por blanqueo de capitales a Nervis Villalobos

La justicia española entregará temporalmente a EE UU al que fuera viceministro de Energía del Gobierno de Hugo Chávez entre 2004 y 2006, Nervis Villalobos, según han confirmado a EL PAÍS fuentes judiciales. El exjerarca chavista se encontraba detenido en España desde octubre de 2017. La justicia estadounidense reclamó la entrega de este ingeniero reconvertido en asesor de empresas por un presunto delito de blanqueo de capitales. Se le investiga por su vinculación con millonarias inversiones inmobiliarias en EE UU sufragadas con fondos del saqueo de la firma estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

El vicepresidente venezolano Nervis Villalobos, en una imagen de archivo.
El vicepresidente venezolano Nervis Villalobos, en una imagen de archivo. 

El Consejo de Ministros ya aprobó el año pasado la entrega a EE UU de Villalobos y del que fuera director de finanzas de la filial de PDVSA, Electricidad de Caracas, Luis Carlos de León.

Ismael Oliver, abogado de Villalobos en España, señala que los autos de los juzgados no son definitivos y que han sido recurridos por la defensa del exmandatario venezolano. Añade que la resolución del juez Ismael Moreno, titular del juzgado de instrucción número 2, de conceder la entrega de Villalobos a EE.UU. solo por un período máximo de seis meses y con garantía de devolución, es la respuesta del magistrado a la petición de entrega de los fiscales norteamericanos, pero que este mismo juez deberá pronunciarse finalmente en la causa de extradición que lleva el mismo juzgado de la Audiencia Nacional. “Hemos recurrido estos autos y llegaremos a Estrasburgo si es necesario. Que la petición de entrega sea de unos fiscales nos parece irregular”, señaló.

El Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid ordenó la detención y embargo de las propiedades del exdirigente chavista el pasado octubre. Fue semanas después de que Villalobos lograra la libertad provisional en la causa que instruye contra él la Audiencia Nacional.

La entrega temporal de Villalobos a EE UU está condicionada a que el exmandatario sea devuelto a España antes de seis meses. Una circunstancia que podría producirse si el exviceministro de Chávez fuera requerido para alguna diligencia, según fuentes judiciales.

Los frentes judiciales de Nervis Villalobos se extienden a un tercer país, Andorra. Canòlic Mingorance, magistrada de este pequeño principado blindado hasta 2016 por el secreto bancario, le procesó el pasado septiembre junto a 27 personas. Su investigación rastrea los manejos de un grupo de exjerarcas chavistas y funcionarios venezolanos que causó un expolio de 2.000 millones en Petróleos de Venezuela (PDVSA), la joya de la corona del país latinoamericano con un potencial de producción de 1,6 barriles al día.

Junto al que fuera viceministro de Energía de Hugo Chávez entre 2007 y 2010, Javier Alvarado, Villalobos está acusado en Andorra de blanqueo de capitales en establecimiento bancario y pertenencia a una red que cobró comisiones del 10 % a empresas que fueron después agraciadas con millonarias adjudicaciones de la petrolera.

La trama manejó una treintena de sociedades opacas radicadas en paraísos fiscales como Suiza o Belice para mover su caudal de fondos. Y escondió su botín a 7.400 kilómetros de Caracas, en la Banca Privada d’Andorra (BPA), donde Villalobos manejó 124 millones a través de una decena de depósitos, según la investigación judicial.

Los integrantes de este clan justificaron ante el banco andorrano, que fue cerrado en 2015 por blanqueo de capitales, sus honorarios bajo el paraguas de supuestos informes de asesoría. Unos trabajos que -según los investigadores- no existieron.

La compañía energética vasca Elecnor abonó 11,5 millones de euros a Villalobosentre 2010 y 2012 bajo el concepto de un supuesto servicio de asesoría. Elecnor negó haber contratado a Villalobos, pero en la causa que se instruye en Andorra hay numerosos documentos revelados por este periódico que señalan lo contrario.

EL PAÍS desveló el rosario de propiedades del que fuera también responsable del suministro de electricidad de Venezuela entre 2001 y 2006. Villalobos adquirió en 2014 una casa en la urbanización La Moraleja (Alcobendas, Madrid) de más de 3.000 metros cuadrados valorada en tres millones de euros.

Venezuela: la hora de América por Julio Borges – El Mundo – 10 de Enero 2019

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. AFP

Esta situación obliga a toda América Latina a actuar con determinación y urgencia, tal como hizo el Grupo de Lima el pasado 4 de enero, cuando anunció que no permitirá el ingreso a sus territorios de personas vinculadas al régimen.

Cuando decimos que Maduro esta irremisiblemente derrotado viene a nuestra mente la ocasión, tras la caída de Francia en 1940, justo la hora más tenebrosa para aquella nación, en que Charles de Gaulle, dirigiéndose a sus desalentados compatriotas, afirmó que Alemania acababa de perder la guerra.

A muchos esto sonó a extraviada retórica, pero De Gaulle apuntaba a que las fuerzas internacionales, que Hitler desafiaba, eran muchas y que no tardarían en entrar en acción. A la larga, el líder nazi había asegurado un desenlace inevitablemente adverso a su delirio.

Guardando las proporciones, así juzgamos nosotros la situación actual de Nicolás Maduro: todo concurre a su desalojo del poder pues, al tiempo que pretende perpetuarse a costa de la vida de los venezolanos, el dictador enfrenta hoy día un panorama interno e internacional que precipitará su salida inexorablemente. Ello es inevitable pues concurren circunstancias que no dependen de la voluntad de Maduro. ¿Cuáles son esos factores?

Primero, clausuró por completo toda salida electoral y democrática a la crisis, lo que lo convierte en un dictador en cuenta regresiva. En el fondo, para su mal, el pueblo venezolano seguirá resistiendo hasta su salida. Luego, el petróleo ha dejado de ser relevante en la ecuación del poder chavista como consecuencia directa de la destrucción de nuestra principal industria. Con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) destruida por la colosal corrupción del régimen, con la producción en caída libre y sus principales activos seriamente comprometidos. La devastación ha sido tan abrupta que la producción petrolera apenas roza el millón de barriles al día y el PIB se ha desplomado un 56% desde que llegó Maduro hace cinco años, lo que se traduce en la mayor depresión económica en Latinoamérica en los últimos 50 años. Además, la hiperinflación tocó 2.000.000% y la deuda del país es de 1,7 veces su PIB.

Por último, no podemos dejar de mencionar el ecocidio que ocurre en el Arco Minero, en donde el 91% del oro se produce de manera ilegal y hay 20.000 mineros sin la reglamentación adecuada ejerciendo dicha actividad.

La persecución ya no sólo afecta a los líderes opositores que siguen siendo acosados, inhabilitados políticamente, secuestrados como el diputado Juan Requesens, asesinados como nuestro líder de Primero Justicia Fernando Albán o condenados al exilio. Maduro también ha llenado las cárceles de centenares de oficiales altos y medios de la Fuerza Armada, pues existe una clara ruptura entre su régimen y los cuarteles por la destrucción de la democracia y el quebrantamiento del orden constitucional.

Como factor adicional, debemos destacar la crisis humanitaria que ha generado la migración de alrededor de cinco millones de venezolanos a todas partes del mundo. Expertos estiman que esta ola migratoria podría llegar a nueve millones de personas este 2019 si no logramos articular un cambio político que permita que la estabilidad económica y democrática regresen a nuestra nación.

Aunada a las aristas antes expuestas está la crisis de legitimidad que tiene la dictadura. La comunidad internacional no reconoce la ilegítima Asamblea Constituyente y tampoco las fraudulentas elecciones presidenciales que se celebraron el pasado 20 de mayo, sin la participación de la oposición democrática del país. Este desconocimiento se consolidó después de que en República Dominicana nos negáramos a firmar un acuerdo a todas luces contrario a los intereses de los venezolanos. Por eso hoy Maduro y la cúpula que lo acompaña son desconocidos, señalados, acusados y sancionados por Estados Unidos y el resto de las democracias del mundo.

Por todo esto queremos reiterar, en primer lugar, a los presidentes de toda América que Venezuela es un Estado fallido y un gran peligro para toda la región. En segundo lugar, que los venezolanos no podemos desalojar sólo con nuestra fuerza, una dictadura tutelada por Cuba y Rusia. En tercer lugar, es necesario articular, de manera inmediata, acciones que generen mayor presión: sanciones personales, investigaciones de corrupción, lavado, narcotráfico, contrabando, tráfico de armas, desestabilización democrática en los países y especialmente ayudar a emplazar a la Fuerza Armada venezolana para que venza la represión y el chantaje y sea un factor decisivo para restaurar la Constitución y la democracia.

Las acciones para reconstruir nuestro sistema democrático y de libertades inequívocamente debe ser liderado por América Latina. Estamos en el momento justo para que se materialicen las medidas necesarias. Dicho con palabras del ex presidente chileno Ricardo Lagos, la muerte de la democracia en Venezuela sería el fracaso de todo el sistema interamericano.

Hace pocos meses, el historiador mexicano Enrique Krauze afirmó que “un partido -un jefe de Estado, matizo yo -puede ser de derecha o de izquierda, pero la forma de medir si es demócrata es cotejando su postura ante Venezuela”.

Por eso reiteramos nuestro llamamiento al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, a quienes pedimos que no sean indiferentes o ingenuos con Venezuela. Al contrario, deben ser factores que contribuyan a ensamblar una transición democrática en nuestro país.

La inhumana arrogancia de la dictadura encabezada por Nicolás Maduro desafía personalmente a los jefes de Estado de la región, que encarnan una enorme responsabilidad con el sistema interamericano.

Un hombre bien puede morir por su país, pero no es justo que todo un país deba morir para satisfacer el ansia de poder de un solo hombre.

Julio Borges es diputado opositor venezolano.

¿Cuántas veces es culpable la exenfermera de Hugo Chávez? por María Rodríguez – ALnavío – 9 de Enero 2019

Claudia Patricia Díaz Guillén, exenfermera de Hugo Chávez y extesorera nacional, tiene dos grandes frentes abiertos. Está pendiente de la extradición (o no) a Venezuela desde España por presuntos delitos de blanqueo de capitales. Y mientras, llega la sanción del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por estar supuestamente involucrada en un esquema de corrupción vinculado con el cambio de divisas en Venezuela.

Díaz Guillén está sancionada en EEUU / EFE: Luca Piergiovanni
Díaz Guillén está sancionada en EEUU / EFE: Luca Piergiovanni

Se le acumulan los problemas a Claudia Patricia Díaz Guillén. La que fuera enfermera personal del fallecido presidente Hugo Chávez y tesorera nacional tiene dos grandes frentes abiertos. Uno, la petición de la Justicia venezolana para que España la extradite por presuntos delitos de blanqueo de capitales. Y dos, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos la sancionó esta semana -junto a seis venezolanos más y 23 empresas- por estar supuestamente involucrada en “un importante esquema de corrupción” vinculado con el cambio de divisas en Venezuela.

Según un comunicado del Departamento del Tesoro de EEUU, los sancionados desviaron más de 2.400 millones de dólares de las arcas públicas venezolanas. El texto añade que las ganancias fraudulentas se ocultaron en cuentas bancarias e inversiones en Estados Unidos y Europa.

Por si estos dos frentes fueran pocos para la exenfermera, entre los sancionados figura igualmente su marido, Adrián José Velásquez Figueroa, exmiembro de la Guardia Presidencial de Chávez. Ambos residen actualmente en una vivienda en el centro de Madrid. Una casa de 2 millones de dólares (1,8 millones de euros) en la que según El Confidencial vive también su hijo, la madre de Díaz y los padres de Velásquez. Por cierto, la Fiscalía española investiga la presunta procedencia ilícita del dinero con el que el matrimonio adquirió esta propiedad, según información de El Mundo.

El matrimonio Díaz-Velásquez ya aparecía vinculado en el caso del también extesorero nacional Alejandro Andrade. Según documentos de la Corte Federal del Distrito Sur de Florida, en EEUU, Raúl Gorrín, dueño del canal de noticias venezolano Globovisión (y también uno de los sancionados junto a Díaz) habría presuntamente sobornado a Andrade y también al matrimonio. Andrade se declaró culpable de haber recibido sobornos por 1.000 millones de dólares. La Justicia de EEUU lo condenó en noviembre a 10 años de prisión por corrupción.

Según publicó el diario El Confidencial, la defensa de la pareja negó que se les hubiese comunicado nada por parte de la Fiscalía de Estados Unidos y que Díaz Guillén y Velásquez tuvieran relación alguna con Gorrín. Ahora el Departamento del Tesoro de EEUU pone los puntos sobre las íes.

En el comunicado afirman que Díaz, en el papel de tesorera nacional (cargo que ejerció entre 2011 y 2013), aceptó sobornos de Gorrín directamente, así como a través de su esposo, a cambio de permitir que Gorrín hiciera operaciones mediante una de las casas de Bolsa selectas para el Gobierno de Venezuela. “Gorrín mantuvo y compró activos para Díaz y Velásquez de la misma manera que lo hizo para Andrade”, continúa el texto.

Además de Gorrín, Díaz y Velásquez, están sancionados María Alexandra Perdomo Rosales, esposa de Gorrín; Leonardo González Dellan, testaferro de Andrade; Mayela Antonina Tarascio-Pérez, esposa de Perdomo; y Gustavo Adolfo Perdomo Rosales, cuñado y socio de negocios de Gorrín.

Extradiciones recurridas

Como en el caso de la exenfermera, la Justicia venezolana también reclama a Velásquez por presuntos delitos de blanqueo de capitales vinculados a los Panamá Papers. La Audiencia Nacional de España dio el visto bueno a ambas extradiciones. No obstante, la defensa del matrimonio recurrió los fallos.

¿Serán causas perdidas estas alegaciones? Según un abogado consultado por ALnavío ya sólo con la situación que se vive en Venezuela, donde “no existe la democracia” y, por tanto, tampoco una Justicia real, “debiera evitarse esta extradición”.

También lo dijo el letrado del matrimonio, Ismael Oliver Romero, a este diario: “Si a la exenfermera de Chávez la llevan para Venezuela la matan. Así de claro. Se cae por la ventana también”.

El letrado recordó así el caso del supuesto suicidio del concejal opositor Fernando Albán en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de Caracas. La versión oficial habló siempre de un suicidio, mientras que el resto del mundo lo pone en duda.

Voir l'image sur Twitter

La defensa del matrimonio tiene clara su estrategia: llegar hasta el final. “Si no lo resuelven los tribunales españoles vamos a ir a Estrasburgo, por supuesto”, aclaró en conversación con ALnavío. En esta ciudad francesa está ubicado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Pareciera que 2019 iba a ser un año de tregua para el matrimonio. Según el diario El Mundo, la Audiencia Nacional amplió la fase de instrucción sobre el caso de Díaz y su marido hasta el 24 de octubre de 2019. Casi un año de relativa tranquilidad en España. Pero las sanciones de EEUU abren un nuevo frente en esta guerra sin tregua. ¿Cuántas veces es presuntamente culpable la exenfermera de Chávez? Por tesorera, por Andrade, por Gorrín…

Más frentes abiertos

Y aún hay más frentes abiertos para el matrimonio: las presiones en Venezuela y el decomiso de sus bienes.

Un asunto que seguramente quieran olvidar es lo que vivieron los últimos meses en Venezuela: las supuestas presiones que recibió Díaz, al frente del Tesoro Nacional, y Jorge Giordani (ministro de Finanzas) para cometer corruptelas, tal como lo explicó la exenfermera en una entrevista con El Confidencial. Allí contó que ambos se negaron y fueron cesados por ello pocas semanas después de que Maduro llegara al poder.

La exenfermera también narró que tras la muerte de Chávez alguien llamó a su marido y le avisó: “Salga de Venezuela o es usted hombre muerto”. Ella, que aún era tesorera nacional, interpretó esa llamada como una advertencia para que dejara sus responsabilidades. Semanas después, en abril de 2013, fue cesada. Su marido se había exiliado poco antes a República Dominicana.

También a El Confidencial Díaz le contó que la familia del matrimonio que aún reside en Venezuela ha recibido todo tipo de represalias por parte del gobierno de Maduro y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Afirmó que agentes de la DGCIM allanaron la casa de su madre y la decomisaron. Los dos estudios comprados por el matrimonio en Caracas también fueron confiscados sin garantías procesales, apuntó Díaz. Igualmente, la sede de la empresa familiar de su marido, MJ Box Tools, también fue incautada y ya no está operativa. Otro capítulo más de esta guerra sin tregua para la exenfermera.

EEUU sanciona a siete chavistas por corrupción y les bloquea 23 empresas por Josefina Blanco – Panampost – 8 de Enero 2019 

El Departamento del Tesoro estadounidense identificó y sancionó a estos miembros del régimen de Venezuela “involucradas en un plan de corrupción diseñado para aprovecharse de las prácticas de cambio de divisas del gobierno de Venezuela, generando más de US$2,4 millardos en ganancia por corrupción”.

El esquema de corrupción de estas siete figuras del régimen venezolano fue mostrado por el Departamento del Tesoro. (Twitter)

La presión se incrementa contra el régimen de Nicolas Maduro. Mientras Perú y Argentinapreparan medidas para al menos evitar la entrada a sus territorios de miembros de la cúpula chavista venezolana, así como bloqueos financieros; Estados Unidos anunció nuevas medidas contra la dictadura.

La Oficina de Control de Activos Foráneos del Departamento del Tesoro estadounidense sancionó a siete venezolanos vinculados al régimen y 23 de sus compañías “involucradas en un plan de corrupción diseñado para aprovecharse de las practicas de cambio de divisas del gobierno de Venezuela, generando mas de US$2,4 millardos en ganancia por corrupción”, según una nota de prensa.

Como resultado de esta acción, todos los bienes e intereses en propiedad de los sancionados estarán sujetos a la jurisdicción de EEUU o su tránsito bloqueado, y los estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones con ellos.

Entre los sancionados se encuentran la antigua Tesorera Nacional de Venezuela, Claudia Patricia Díaz Guillén y Raúl Antonio Gorrin Belisario, quienes “sobornaron a la Oficina del Tesoro Nacional de Venezuela (ONT) para realizar operaciones de cambio de divisas ilícitas en Venezuela”.

“Los miembros del régimen venezolano han saqueado miles de millones de dólares de Venezuela mientras el pueblo venezolano sufre. El departamento del Tesoro está apuntando a esta red de cambio de divisas, que era otro esquema ilícito que el régimen venezolano había utilizado para robar a su gente “, dijo el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin.

“Nuestras acciones contra esta red corrupta de cambio de moneda ponen de manifiesto otra práctica deplorable que los insiders del régimen de Venezuela han utilizado para beneficiarse a costa del pueblo venezolano”, agregó.

La medida incluye al ex Tesorero venezolano, Alejandro José Andrade Cedeño, quien, junto a Díaz, donde bajo su supervisión otros se aprovecharon de un sistema corrupto dentro de la ONT, robándole miles de millones de dólares al pueblo venezolano desde 2008.

Andrade fue condenado por el Tribunal de Distrito de EEUU para el Distrito Sur de Florida el 27 de noviembre de 2018 a 10 años de prisión por aceptar sobornos de más de US$ 1.000 millones por su papel en el siguiente esquema.

Según del Departamento del Tesoro, tanto Andrade como Díaz, mientras ocupaban el cargo de Tesorero Nacional, usaron sus posiciones oficiales para dar a Gorrin -un prominente hombre de negocios venezolano- acceso a los tipos de cambio preferenciales de la ONT y de esta manera maximizar las ganancias en las transacciones de divisas que se mueven a través de las casas de bolsa, las cuales entre otros eran controlada por Gorrin. Unos pocos seleccionados que fueron aprobados por la ONT, controlados.

Otros beneficiados por Andrade bajo este esquema, según el Departamento del Tesoro, fue también Leonardo González Dellan -otro empresario venezolano sancionado por EEUU-, quien fungía como testaferro para altos cargos militares chavistas y figuras políticas del régimen, incluyendo Andrade.

El chavismo deja una estela de corrupción en dos décadas de revolución bolivariana por Maolis Castro y Florantonia Singer – El País – 6 de Enero 2019

Venezuela es percibido como el país más corrupto de América Latina. Parlamentarios calculan que el daño patrimonial asciende a 450.000 millones de dólares

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante su mensaje de año nuevo.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante su mensaje de año nuevo. FRANCISCO BATISTA AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dice que ningún gobierno del mundo combate la corrupción como el suyo. Su conclusión contrasta con los indicadores de Transparencia Internacional, que sitúan a Venezuela como el país más corrupto de América Latina. Mercedes de Freitas, directora de la organización en Caracas, deduce que se instaló un modelo con los “elementos de una cleptocracia”, en el país. “Hay evidencias de que la crisis económica es consecuencia de la malversación de fondos”, explica.

 

Pero la mala fama es global. De hecho, la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió en septiembre de 2017 un aviso para alertar a las instituciones financieras sobre la “corrupción pública generalizada” imperante en el país sudamericano.

El Legislativo hace un cálculo del daño patrimonial generado por corrupción en 19 años de la autodenominada revolución bolivariana. “Solo en casos de corrupción conocidos puede decirse que las pérdidas ascienden a 450.000 millones de dólares (ocho veces el presupuesto destinado a Venezuela en 2012, el más alto), pero este es la punta del iceberg porque cada vez salen a relucir más escándalos. Es innegable que la corrupción es la causante de la crisis económica”, dijo Freddy Superlano, jefe de la comisión de contraloría del Parlamento.

La acusación se dirige al oficialismo. El sistema de control de cambio de divisas, impuesto desde 2003 y en vigencia, está vinculado con un esquema de fraude. En 2014, Jorge Giordani, exministro de Planificación de los gobiernos de Chávez y del propio Nicolás Maduro, denunció que, al menos, 25.000 millones de dólares otorgados por la extinta Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi) a “empresas de maletín” o inoperativas se desviaron a cuentas bancarias privadas. La trama consistía en que compañías fachadas, sin trayectoria e inscritas en paraísos fiscales, pedían divisas al Estado venezolano a precios preferenciales para supuestas importaciones o servicios, pero tras obtener grandes montos apalancados por funcionarios gubernamentales no respondían por el dinero.

La malversación de fondos es extendida. A finales de noviembre, EL PAÍS reveló en un reportaje que una investigación interna de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) involucra a varios de sus exdirectivos en un fraude a la compañía de, al menos, 500 millones de dólares tras auto adjudicarse contratos de compra de material a sus propias sociedades, amañar las licitaciones en su propio beneficio y blanquear su botín en España.

El fiscal Tarek William Saab, designado por la chavista Constituyente, ha prometido ser “implacable” contra la corrupción, pero todavía no se pronuncia por la acusación de la Justicia estadounidense contra el empresario Raúl Gorrín, propietario de la televisora Globovisión y asociado con el oficialismo, y tampoco ha investigado denuncias contra Maduro que, según Euzenando Azevedo, exjefe de la constructora Odebrecht en Venezuela, habría recibido 35 millones de dólares para financiar la última campaña presidencial de Chávez a cambio de jugosos contratos en el país.

En contraste, Saab ha solicitado a Interpol la captura de detractores y delatores como el expresidente de PDVSA Rafael Ramírez, el extesorero Alejandro Andrade y Claudia Díaz Guillén, una enfermera de Chávez acusada en España por blanquear dinero junto a su esposo Adrián Velázquez, antiguo jefe de seguridad presidencial.

La justicia, además, se ha tornado selectiva. Luisa Ortega Díaz, la fiscal general de Venezuela, debió huir el año pasado por denunciar la represión en las protestas antigubernamentales y otras irregularidades cometidas por Maduro. Sus principales aliados también están en el exilio. Entre ellos, Zair Mundaray, director de Actuación Procesal de la Fiscalía (2016 y 2017), que ahora denuncia el enriquecimiento de funcionarios públicos. “Nosotros investigamos una serie de operaciones de la Tesorería con la compra de unos bonos del Reino Unido, hechas por empresarios aliados del Gobierno, y revendidos en el mercado internacional en las que Venezuela perdió mucho dinero, porque de ahí salieron muchas riquezas, incluida la de la enfermera Claudia Díaz. Pedimos una orden de detención en su contra, pero fue revocada por un tribunal en 2016”, relata.

Pese a las trabas, Mundaray asegura que logró confiscar dos posadas, 13 coches, dos penthouse en Caracas. Sus propiedades fueron adquiridas cuando devengaba el equivalente a seis salarios mínimos en Venezuela. “Claudia Díaz es parte de la cadena primigenia del saqueo de la Tesorería y muchas fortunas surgieron de ahí, por ello es que pidieron la extradición, para evitar que más personas hablen con el Departamento de Justicia de Estados Unidos”, explica.

El exfiscal señala al modelo económico instalado por el chavismo, basado en el control cambiario como una gran centrifugadora de corrupción, que además gozó de abundantes ingresos durante una década de altos precios del petróleo, se sumó el control del Poder Judicial con la llegada de Hugo Chávez, lo que propició la impunidad que favorece al delito. “Cualquier investigación que se haga se estrellará ante un juez”.

EL DILEMA DE LAS SANCIONES

Con el aporte de pruebas e información al Departamento de Estado de EE UU, Alejandro Rebolledo, abogado especialista en prevención de legitimación de capitales, impulsa las sanciones contra altos funcionarios gubernamentales, militares y empresarios involucrados en delitos en Venezuela desde hace tres años.

En el exilio, el jurista acusa al chavismo de alentar negocios ilícitos en comunión con “mafias” internacionales que supuestamente penetraron en el sistema financiero a través de estructuras en Estados Unidos, Europa, Asia y Emiratos Árabes, ayudados por empresarios, banqueros y especialistas en lavado. De ahí que proponga las sanciones contra funcionarios y aliados del régimen para afrontar la malversación gubernamental, aunque el presidente Nicolás Maduro denuncie que las restricciones han generado la pérdida de 20.000 millones de dólares para el país durante 2018 y asegure que se trata de una persecución de Estados Unidos. Según Rebolledo, el mecanismo abre la posibilidad de recuperar el patrimonio perdido una vez sea “reestablecida la democracia” en el país. “Todos los días se conocen noticias de investigaciones de lavado de dinero, esto no se detiene”, dice.

Sin embargo, el abogado no descarta que estas sanciones contra altos cargos propicien operaciones de lavado de dinero dentro del país. “El que supone que su dinero puede ser congelado y bloqueado lo invierte en Venezuela: compra edificios, unos terrenos, unas casas. Es una de las lecturas que han tenido las sanciones contra el régimen”, asegura.

Crímenes de destrucción nacional por David Morán Bohórquez – La Patilla – 30 de Diciembre 2018

Termina el 2018 con nuestro querido país convertido en una piltrafa, de lo que fue por décadas la nación más próspera de Latinoamérica.

Los responsables son Nicolás Maduro y su oligarquía roja que ha saqueado criminalmente al país y desmantelado el Estado. Son criminales de destrucción nacional, de delitos de lesa humanidad. Practican la persecución y la discriminación por motivos políticos, el desplazamiento forzoso de familias, la tortura, la censura y el bloqueo de medios de información, el desconocimiento de la Constitución Nacional y de instituciones legítimas como la Asamblea Nacional, el fraude electoral, el robo descarado de dineros públicos, razzias policiales de exterminio, el secuestro, la destrucción ambiental, el uso de falsos positivos, la criminalización de la disidencia, la negación de las crisis de salud y de abastecimiento.

El debilitamiento y desmantelamiento del Estado trajo la somalización del país. En vastas zonas del territorio el control social y territorial lo ejercen bandas criminales, que se lucran del narcotráfico, el contrabando, el secuestro y la extorsión, los mercados negros de alimentos y medicinas y de la minería ilegal.  La anarquía es también un proceso en expansión, urbana y rural. El Arco Minero, el Estado Sucre, el occidente de nuestra Guajira, el codo andino, el sur del Estado Apure y del Lago de Maracaibo, partes del Estado Guárico, Miranda y Aragua están somalizadas.

Venezuela terminó el 2018 como el país más violento del continente americano, con 23.047 muertes violentas para una espeluznante tasa de 81,4 homicidios por cada 100.000 habitantes, en cifras del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV).

En noviembre la mundialmente reconocida ONG Human Rights Watch (HRW) presentó un informe alertando que Venezuela vive una crisis sanitaria “devastadora” por el colapso de su sistema público de salud y criticando la reacción del régimen de Nicolás Maduro al negar la situación y no afrontarla “urgentemente”.

En septiembre HRW, en otro informe, denuncia que la agudización de la crisis venezolana ha propiciado el mayor flujo migratorio de este tipo en la historia reciente de América Latina y pidiendo a los gobiernos de las Américas definir una respuesta colectiva y uniforme urgente al éxodo de personas que huyen de Venezuela. Según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) más 2,3 millones de venezolanos, de una población total estimada de 32 millones, se han ido del país desde 2014, sin embargo esas cifras no reflejan la totalidad de los que han abandonado el país, que algunas organizaciones tasan en 3,5 millones.

También en septiembre los gobiernos de Argentina, Colombia, Perú, Chile, Paraguay y Canadá enviaron una carta a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en la que piden que se investiguen crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Nicolás Maduro. La solicitud para la investigación en La Haya estuvo acompañada de dos informes. Uno elaborado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OACDH), en el que se documentan ejecuciones extrajudiciales, entre otras violaciones de derechos humanos. Y el otro es un informe redactado por un grupo de expertos designado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, que concluyó que existe un “fundamento razonable” para considerar que once individuos, entre ellos Nicolás Maduro, y miembros de la Fuerza Armada, supuestamente han cometido crímenes de lesa humanidad y, por tanto, deben ser denunciados ante la Corte Penal Internacional.

La corrupción ha copado todos los estratos del régimen y se ha expandido en la sociedad. “En Venezuela rige un sistema de gobierno con rasgos propios del modelo cleptocrático, que se enfoca en el enriquecimiento de los directivos de empresas estatales que no rinden cuentas y permanecen en la impunidad, dijo en un informe de 1.300 páginas la ONG Transparencia Venezuela. La investigación de Transparencia relata entre otras cosas entre 1999 y 2014 se destinaron 37.691 millones de dólares a 40 proyectos de compra de equipos y construcción de instalaciones y “se descubrió un sobreprecio de 23.033 millones de dólares”.

El estudio recoge que el modelo cleptocrático se ha potenciado en las empresas propiedad del Estado a través del uso de leyes habilitantes y de decretos de Emergencia firmados por los presidentes Chávez y Maduro. Los instrumentos han permitido hacer grandes compras sin cumplir con procesos licitatorios, lo que ha incentivado hechos de corrupción de los que se han beneficiado funcionarios públicos, intermediarios y empresas proveedoras privadas.

El Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio,  declaró el 15 de agostos que “hay suficientes pruebas para establecer la culpabilidad” de Nicolás Maduro en los delitos de “corrupción y legitimación de capitales” y lo condenó a 18 años y tres meses de reclusión en la cárcel de Ramo Verde en el estado Miranda. Los miembros del TSJ nombrados por la Asamblea Nacional actúan desde el exilio por la presecuicón política del régimen de Maduro. El TSJ en Bogotá culminó el juicio promovido por la fiscal general, ilegalmente destituída y también en el exilio, Luisa Ortega Díaz, quien durante siete audiencias presentó pruebas con las que vinculó a Maduro con corrupcion a la empresa constructora Odebrecht en Venezuela. Además, el tribunal le impuso a Maduro una multa de 25 millones de dólares por corrupción propia y a resarcir al Estado 35.000 millones de dólares por legitimación de capitales, así como una inhabilitación política por el tiempo de la pena. El desmantelamiento de las instituciones ha permitido que esa sentencia quedara en saco roto.

Venezuela se ubicó en 2017 como el país con la menor puntuación de América en el Índice de Percepción de Corrupción (IPC) elaborado por Transparencia Internacional, lo que la ubica como el país más corrupto del continente. El índice analiza la corrupción del sector público y califica 189 países basándose en 13 evaluaciones de expertos, y utiliza una escala en la que 0 es altamente corrupto y 100 es muy transparente. El país está en la posición 169 del ranking general que evalúa a 178 países. Respecto al ranking del año 2016, Venezuela en 2017 cayó tres posiciones, quedando entre los 12 países más corruptos del planeta.

La corrupción y el desmantelamiento institucional la permitido al régimen de Maduro propiciar un ecocidio de enormes dimensiones. Al respecto la ONG SOS Orinoco envió a la Unesco y a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) un muy completo reporte “Situación Actual de la Minería Aurífera en el PN Canaima: Sitio de Patrimonio Mundial en Venezuela” en el que se lee “Como se podrá apreciar en algún punto de este reporte, la minería aurífera es una actividad imbuida dentro de una gran trama de delincuencia organizada que llega a todos los niveles del poder político venezolano actual, por lo que es necesario proteger la identidad de los investigadores y testigos. A lo largo de la investigación se hizo patente que la minería no es el único impacto humano relevante que se encuentra desatado, y que otros usos no regulados están teniendo también impactos severos. No entramos a evaluarlos, pero es necesario hacerlo con urgencia por cuanto están contribuyendo significativamente a deteriorar los valores patrimoniales del Parque Nacional Canaima  como Sitio de Patrimonio Mundial”.

Hace un año, Alberto Blanco Dávila, director y editor en jefe del Grupo Explora, indicó que el ‘ecocidio’ del Arco Minero del Orinoco es “el proyecto más devastador de todo continente, esto es un área de más de 111.000 Km2 , lo que representa el 12% del territorio nacional”

También el “mercadocidio”

El mercado es un maravilloso mecanismo, a medio camino entre “el instinto y la razón” que el ser humano ha ido desarrollando y perfeccionando a lo largo de miles de años, en millones de interacciones mutuas y que en los últimos tres siglos nos ha permitido alcanzar un nivel de bienestar, riqueza y prosperidad que nuestros antepasados no hubieran soñado. Hoy la mayoría de habitantes del planeta son primera vez en la historia clase media y alta mas que pobres.

Mientras tanto, la fatal arrogancia y mala intención del bautizado “socialismo del siglo XXI” que practica el régimen de Nicolás Maduro ha provocado que en uno de los países más ricos en recursos naturales del planeta escasee de todo, desde bienes de primera necesidad hasta el optimismo. Han arremetido contra los mecanismos del mercado, destruyendo las miles de interacciones voluntarias que cada día se daban en ese proceso de abastecer y abastecernos y de creación de  bienestar y prosperidad.

Entendamos “mercadocidio” como la destrucción de las estructuras de producción y de comercio de bienes y servicios. Eso es entonces lo que el régimen de Maduro ha hecho en Venezuela. Intervino el sistema de precios de los mercados, regulándolos caprichosamente, abatiendo la oferta y deprimiendo el consumo. Respecto a los precios, el Nóbel en Economía, Friedrich August von Hayek afirmaba “El sistema de precios es un instrumento registrador que automáticamente recoge todos los efectos relevantes de las acciones individuales. Sus indicaciones son la resultante de todas estas decisiones individuales y, al mismo tiempo, su guía”. Nos dejó ciegos y vulnerables.

Pero también destruyó los derechos de propiedad y el imperio de la ley, mediante confiscaciones ilegales y la cooptación del Poder Judicial que hace reinterpretaciones caprichosas y sesgadas de la Constitución Nacional. Las inversiones huyeron del país.

El régimen de Maduro ha llevado al país a su peor situación desde que existe como nación.

La economía completará en 2018 (-18%) cinco años consecutivos de contracción: 2014 -3,9%; 2015 -6,2%; 2016 -16,5%; 2017 -14,0% y 2018 -18,0% según datos del Fondo Monetario Internacional. Contracción que ya no es reducción, sino destrucción neta de la capacidad de producir bienes y servicios en el país. Más de tres generaciones de emprendimientos de venezolanos destruídas.

El reciente Informe de Competitividad Global 2018 del Foro Económico Mundial presenta a Venezuela en la posición 127 de 140 países, bajando 10 posiciones con respecto a 2017 –la caída más fuerte entre la lista de países participantes.

Como un drogadicto, el régimen monetiza un descomunal défict fiscal (que algunos economistas señalan en el orden del 25% del PIB) de un estado enorme, mórbido y ineficiente causando una hiperinflación, la más dañina en la historia de Latinoamérica, que supera el 1.000.000% y que el FMI estima que superá el 4.000.000% en 2019. La inflación es un impuesto que cobra el gobierno, saqueando el bolsillo de los venezolanos y que arruina a las familias.

Venezuela es hoy uno de los tres países más pobres del continente con un PIB per cápita de apenas 3.300 dólares, un retroceso de 60 años.

Los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi 2018) presentados en la Ucab el 30 de noviembre, reveló que 94% de los encuestados aseguró que sus ingresos son insuficientes para cubrir los costos de vida, que los ubica en una situación de dramática vulnerabilidad. Con ello el régimen pretende aumentar su control social sobre la población con los programas conocidos como misiones. La encuesta Encovi 2018 halló que 63% de la población es beneficiaria de alguna de las misiones que ofrece el gobierno, un aumento de 20% versus el año anterior. Destaca la de racionamiento de productos subsidiados (12 productos) conocida como Clap. En la muestra de la encuesta Encovi  el 80% admitió que compra bolsas o cajas CLAP y en el 90% de los hogares a los que llega la bolsa o caja hay algún miembro con el Carnet de la Patria. La destrucción de la dignidad es otra de las consecuencias del mercadocidio socialista.

El régimen de Maduro destruyó la “joya de la corona”: Pdvsa. Es una empresa arruinada y sin capacidad de recuperación. Y con ella destruyó también la Industria Petrolera Nacional. Al respecto, la Agencia Internacional de Energía dijo en un informe en octubre que “daño a largo plazo al potencial de producción de Venezuela se debe a la negligencia en el campo, la falta de capital y la experiencia que ha abandonado a Venezuela en los últimos años”. y agregó “No hay indicios en el horizonte de cambios macroeconómicos o de política que detendrían la disminución de la producción venezolana”. El director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, Fatih Birol, dijo en noviembre que la producción de crudo de Venezuela está en “caída libre” y que pronto podría disminuir bajo el 1 millón de barriles por día. La agencia Reuters publicó esta semana un informe especial con gráficos que retratan el notable deterioro.

Al deterioro petrolero, se suma el del Sistema Eléctrico Nacional, con constantes apagones y racionamientos, el del sistema de distribución de agua potable, con constantes cortes y apagones, el sistema de distribución de gas doméstico, el transporte público, el sistema de salud pública, en fin, la destrucción es masiva, y tendrá costos inmensos para el futuro de la nación.

Para el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga dijo en su balance del 2018 que , “deberá hacerse un censo de cuantas empresas quedan, aunque es una cifra muy dramática, de las 2.300 empresas que quedaban cerró un 15%. El volumen de la producción ha bajado increíblemente. Las empresas industriales hacen esfuerzos para poder abastecer los mercados”

La presidente de Consecomercio dijo en una entrevista en noviembre que  “Nuestros anaqueles continúan con la misma cantidad y precariedad de productos que hemos pasado todo el año” y exhortó al Gobierno a desarrollar nuevas políticas económicas que permitan liberar la oferta y la demanda. “Es un Gobierno que pareciera no entender que para la economía funcione debe haber libertad cambiaria”.

En su balance de fin de año, Fedecámaras afirma que El 2018 cierra como el peor año de la historia por las malas políticas del Gobierno. “el Producto Interno Bruto cae de nuevo en más del 15%, acumulando una caída en los últimos 4 años de más del 56%. La economía se ha reducido a la mitad. Más del 50% del parque industrial venezolano que continúa operando, trabaja a menos del 20% de su capacidad operativa. El agro solo logra abastecer el 25% del consumo nacional de alimentos. Tan solo este año ha cerrado cerca de 40% de los comercios en Venezuela. El sector construcción se encuentra paralizado en 95%.  Aumenta la lista de multinacionales que abandonan nuestro país”.

Para colmo, Venezuela termina el 2018 como el país más endeudado del continente americano, con una deuda externa del 159% en relación al PIB, y una deuda total que supera los 220.000 millones de dólares.

¿Y el 2019?

Son muchos los crímenes de destrucción nacional que ha cometido el régimen de Maduro. Sólo cuando la nación venezolana procese esos crímenes como delitos recobrará la paz y la senda a la prosperidad. Mientras tanto, la impunidad campea destruyendo más.

Termina el 2018 con el 85% de los venezolanos deseando que Maduro se vaya ya. El otro 15% quiere que Maduro se quede para siempre. La demolición institucional en tiranía hace que otras opciones sean irrelevantes. Usted decidirá, estimado lector, en cuál de ellas se anota.

Termina el 2018 como un “annus horribilis”. Si los dejamos el 2019 será peor. De nosotros dependerá


 

David Morán Bohórquez es ingeniero industrial y articulista venezolano. @morandavid

 

 

 

 

 

 

 

La historia secreta de los bonos del Sur por Juan Carlos Zapata – KonZapata – 24 de Diciembre 2018

Los bonos del Sur se convirtieron en la fiesta de los millones. Fue una operación de geopolítica financiera para evitar el colapso del kirchnerismo y Argentina. Una operación en la que ahora se confirma: campeó la corrupción. Se sabe por las nuevas investigaciones abiertas en Buenos Aires. Si en Argentina hay un hombre clave, Claudio Uberti, en Venezuela hay otro, Nelson Merentes, exministro de Finanzas de Chávez.
Los bonos del Sur conectan a Hugo Chávez y Néstor Kirchner / Foto: Wikipedia

Los bonos del Sur conectan a Hugo Chávez y Néstor Kirchner / Foto: Wikipedia

Nelson Merentes no es nada más un funcionario. Es toda una historia. Un antecedente de tales kilates que en el equipo del exministro de Finanzas, Tobías Nóbrega, solían comentar: ¿Si lo hizo Merentes por qué no nosotros? A lo que hacían referencia era al activismo en materia de emisión de deuda. Merentes es el hombre deuda, es el hombre bono. Bajo su gestión en el Ministerio de Finanzasocurre casi de todo. También es cuando se producen las operaciones de los bonos del Sur. Los bonos que conectan a dos expresidentes muertos, Hugo Chávez y Néstor Kirchner (Leer más: Chávez y Kirchner: 2 presidentes muertos salpicados por la corrupción). Y esto es lo que justifica que se revuelva la historia. La corrupción con los bonos del Sur. Una olla que ha sido destapada en Argentina en el caso que lleva por nombre ‘Los cuadernos de las coimas’, y que ha sentado en el banquillo al poder kirchnerista, incluyendo a la expresidenta Cristina Fernández.

En las investigaciones que llevan a cabo las autoridades argentinas se ha sabido de métodos, de personajes, de esquemas al puro estilo de la mafia, gracias a las delaciones de los propios involucrados. Y es uno de ellos, Claudio Uberti, ex ministro del kirchnerismo, el que más ha dicho. Entre otros detalles –detalle- que Néstor Kirchner y Hugo Chávez se repartieron 50 millones de dólares de utilidades obtenidas con los bonos del Sur. Quien diseñó la operación fue Merentes.

“Primero quiero decir que la ingeniería de los bonos es impecable. Otra cosa es que se hayan repartido cupos y comisiones. Ese es otro problema. No puedo negar que hubo comisiones.”

Suerte la de este modesto profesor universitario que en 1991 pegaba afiches en la parroquia El Valle del candidato a la Alcaldía de Caracas, el editor Miguel Henrique Otero. Que salta y se monta en el tren de los ucevistas que llegan al gobierno. Y luego, de sencillo habitante, nativo del pueblo de Naiguatá, en el litoral varguense, se gana el mote del Rey de Naiguatá, pues nadie como él se había elevado tan alto en las galaxias del poder. Experto en números –es matemático formado en Europa oriental– y estrategia electoral, había sido, en 1999, el creativo de la guía (el Kino Chávez) que entubaba el voto de los candidatos chavistas para la Asamblea Nacional Constituyente, con lo cual el mandatario se garantizó la mayoría y control absoluto.

Cuando Merentes salvó a Hugo Chávez

Es este universitario, en plan de ministro de Finanzas, quien asume la responsabilidad del destino de los recursos del Fondo de Inversión y Estabilización Macroeconómica, FIEM. Como el presupuesto de 2002 presentaba un déficit de 4,7 billones de bolívares en un escenario de conflicto en el que urgía atender pagos de salarios y compromisos de deuda, apeló a la plata que estaba en el FIEM. Es decir, se admitía el desvío del dinero recurriendo a causas de carácter presupuestario. Este será uno de los tantos ejemplos de desvío de partidas, sólo que en tanto la figura presidencial estaba de por medio, cogió fuerza de escándalo.

Chávez había comenzado pidiendo “un millardito” de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV), y los sucesivos ministros de Finanzas, José Rojas, Nelson Merentes, Tobías Nóbrega, Rodrigo Cabezas y Rafael Isea, lo complacerán en sus peticiones, hasta el punto de que en 2008 las transferencias del BCV al Fonden-Ejecutivo ya habían acumulado 25.000 millones de dólares, y entre esa fecha y el 2011, otros 15.000 millones de dólares. ¿En qué se gastaba el dinero? ¿Con qué criterio de transparencia? La historia se conocería después. El dinero se botó. Y la crisis le explotó a Nicolás Maduro.Nelson Merentes. / Foto Twitter: @VTVcanal8

Si Merentes había salvado a Chávez ¿quién salvaba a Merentes? ¿Quién lo salvó y lo designaba en Ciencia y Tecnología, y en Bandes, y en el Ministerio de Desarrollo Social, hasta volver en 2005 a Finanzas como sustituto de Tobías Nóbrega? Pues Chávez. ¿Y quién guardaría silencio ante las sospechas tejidas en el manejo de emisiones de bonos y notas estructuradas en el curso de su gestión? Pues Chávez. ¿Y quién lo designa en la presidencia del Banco Central en abril de 2009? Pues Chávez. ¿Y quiénes le garantizarían su tranquilidad futura? Los favorecidos por Merentes. Merentes no es Claudio Uberti en cuanto a poder se refiere. Pero Merentes sabe tanto como Uberti.

Lo del FIEM era una evidencia acusadora. Sin embargo, salvar a Chávez conllevaba ser premiado. El premio consistió en llegar al Ministerio de Ciencia y Tecnología y ser luego titular del Ministerio de Desarrollo Económico y al mismo tiempo presidente del Banco de Desarrollo, Bandes. Muchos cargos en un solo hombre. Bien valía el silencio. O el crimen que en este caso sí pagaba, con creces. De hecho, en Bandes lo alcanzará otra operación de dudosa ejecución: el cambio de bonos con el fin defondear la Tesorería Nacional. Con la suerte de que el mercado actuó a favor de los papeles, recuperando precio y beneficio.

Comienza la fiesta con los bonos del Sur

Luego viene lo medular: en el registro de las operaciones financieras los bonos argentinos han sido uno de los grandes negocios de estos tiempos. En la cuenta del economista José Guerra, exgerente de Estudios del Banco Central de Venezuela, se establece que “entre 2005 y 2006, Venezuela compró aproximadamente 3.850 millones de dólares de esos papeles con el objeto de apuntalar a las alicaídas finanzas gauchas. Al principio esos bonos se vendieron a tres bancos venezolanos que los adquirieron al tipo de cambio oficial con una pequeña prima para que la República de Venezuela pudiese mostrar un beneficio en la transacción. Posteriormente, ahora en manos de esos bancos, fueron negociados en la Bolsa de Valores de Nueva York y el efectivo obtenido en dólares convertido a bolívares a la tasa de cambio del mercado paralelo”.

Era un subsidio conveniente, de alto vuelo, alta factura y de cero riesgo. “Cuando el escándalo se hizo público, el Ministerio de Finanzas, encabezado entonces por Nelson Merentes, optó por socializar la asignación de los bonos a buena parte del sistema financiero y todos quedaron contentos”, escribía Guerra en el diario Tal Cual. Las alforjas bancarias se llenaban.

La cortina de la “democratización” de los bonos movía al presidente Chávez a defender al ministro y defender la operación, casi como devolviéndole el favor a Merentes.

Bonos y más bonos. Notas estructuradas. Buenas y malas notas. Era la fiesta. Era el banquete. Al punto de que el anuncio de una emisión ya, de por sí, lucía sospechoso. ¿Para qué? ¿Quién estará detrás? ¿Quiénes los favorecidos? Pues como dice Guerra, “las operaciones con títulos de deuda no se quedan allí. A lo largo de 2005, el Ministerio de Finanzas asignó discrecionalmente ‘notas estructuradas’ y bonos de la deuda pública por 1.385 millones de dólares a ciertos bancos, para que fuesen empleados en el mercado paralelo para estabilizar su cotización. Ese monto se amplió durante 2006 a más de 7.500 millones de dólares, con lo cual se dieron un banquete al comprar títulos al precio oficial de la divisa y venderlos al del mercado de ‘permuta’. Venezuela no es un país corrompido, sino que tiene un gobierno corrupto, cosa totalmente diferente”.

El banquete de Merentes y Chávez

¿Se superaba Merentes a sí mismo en el período 2005-2006-2007? Superaba el récord anterior, el propio y el de otros, en términos de sospechas y dudas, incluyendo lo que se decía de la gestión de su antecesor, Tobías Nóbrega. De hecho, cualquiera del equipo de Nóbrega que sea consultado hoy, presenta como excusa lo siguiente:

Rodrigo Cabezas. / Foto: PSUV

Rodrigo Cabezas. / Foto: PSUV

–Con Merentes todo fue peor. Al menos con Tobías el plan financiero funcionó.

Es el director del diario Últimas NoticiasEleazar Díaz Rangel, advertido por el nuevo ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, quien enciende el alerta, en su columna del 12 de agosto de 2007.

“¿Qué ha pasado con las colocaciones e inversiones del Gobierno en el exterior? ¿Quiénes se ganaron en 2006 centenares de millones de dólares con esas transacciones que hicieron perder al Estado venezolano más de mil millones? ¿Cuáles son los bancos europeos donde ocurrieron algunas de esas transacciones? ¿Quiénes son los funcionarios o exfuncionarios involucrados en esas operaciones? ¿Y quiénes los intermediarios del sector privado? ¿Qué organismo controla o deja de controlar estas operaciones?”. Lo que estaba lejos de saber Díaz Rangel es que Chávez y Kirchner también ganaron, a confesión de Uberti.

Los autores intelectuales: Kirchner y Chávez

Por la fecha en que Díaz Rangel revelaba los datos de las operaciones se hablaba de la averiguación ordenada por el ministro Cabezas con el objeto de aclarar lo sucedido en la gestión de Merentes con las notas estructuradas y con los bonos argentinos empaquetados y negociados por la República y entidades extranjeras y bancos privados venezolanos. O sea, era de Finanzas, no de la oposición ni de los medios de donde provenía la averiguación.

Se señalaba que el expediente estaba en manos de Hugo Chávez, por lo cual se especulaba por qué en 2010 el exministro Merentes no había sido designado director ante el Banco Central, según había sido la promesa del presidente, al sustituirlo en el despacho.

En tanto Cabezas insistía en la responsabilidad de Merentes en el diseño de las notas de renta fija con riesgo argentino, brasileño y ecuatoriano, adquiridas por la Tesorería Nacional, Chávez mantenía a Merentes en el congelador. La promesa de recompensarlo por su lealtad va a cumplirse sólo cuando haya necesidad de llenar la vacante en la presidencia del BCV, acaecida la muerte de Gastón Parra Luzardo.Pero ahora se sabe. Las averiguaciones no continuaron pues ello implicaba revelar la propia responsabilidad de Chávez y Néstor Kirchner con los bonos del Sur. Merentes fue el factor. Los presidentes, los autores intelectuales.

La ingeniería financiera perfecta

Un operador de la época de Merentes admitía:

–Primero quiero decir que la ingeniería de los bonos es impecable. Otra cosa es que se hayan repartido cupos y comisiones. Ese es otro problema. No puedo negar que hubo comisiones. Los niveles cambian con los ministros y los funcionarios. Hay quienes andaban sacando cuentas y marcando el monto de la comisión.

En efecto, ingeniería impecable. Y si no es porque cambió el poder en Argentina menos que poco se supiera sobre la corrupción.

Bonos y más bonos. Notas estructuradas. Buenas y malas notas. Era la fiesta. Era el banquete. Al punto de que el anuncio de una emisión ya, de por sí, lucía sospechoso. ¿Para qué? ¿Quién estará detrás? ¿Quiénes los favorecidos?

Este operador, antes de que Carlos Kauffman hablara en Miami por el caso del espionaje a Guido Antonini Wilson –el hombre del maletín de los 800.000 dólares incautado en el aeropuerto de Buenos Aires– y revelara las comisiones pagadas a Nóbrega y a su esquipo, Jesús Bermúdez, Alejandro Dopazo y Lenin Aguilera, ya había señalado el grado de complicidad entre estos. Conocía el entramado en tiempos de Nóbrega. Por ello, es fuente de alta credibilidad en el caso de los bonos del Sur.

Hubo otra nota de Díaz Rangel, el domingo 26 de agosto de 2007, que iba más al grano y abría el abanico de lo que era el banquete con Merentes: “Quince fueron los bancos emisores de las notas estructuradas valoradas en 8.000 millones de dólares del Estado venezolano”. Se mencionan los quince bancos, entre ellos, el caído Lehman Brothers, y en algunos de los quince, señala Díaz Rangel, “hubo mediación de particulares en combinación con altos funcionarios y ganaron millones de dólares en operaciones donde el único y gran perdedor fue el Estado venezolano”.

La realidad es que la alquimia financiera funcionaba. A los banqueros de inversión, a los funcionarios, a los operadores y a los intermediarios, se les movía la cabeza. Contaban con el respaldo del presidente Chávez. ¿En qué? En lo siguiente: mientras la magia de los bonos y el endeudamiento respaldara su propósito de hacerse con recursos, se hacía la vista gorda. Volteaba la vista porque lo de Chávez era el poder y si había plata que lo afincara en el poder, pues… no problem.

La gestión de Merentes hace énfasis primero en las operaciones con los bonos argentinos y después con las notas estructuradas. El Gobierno compraba bonos argentinos a precios que nadie pagaría en el mercado de papeles. Luego el Gobierno los colocaba entre los bancos locales con una prima de anzuelo. Después, los bancos se desprendían de los títulos en el mercado internacional. Por las condiciones ofrecidas por el Gobierno, los bancos, inclusive, vendían los papeles con descuento, pues los dólares obtenidos se cambiaban a tasa de mercado no oficial o paralelo, generando así una utilidad de amplio rango.

A pesar de que Chávez repetía que las ganancias de la banca eran groseras, la razón de adquirir bonos argentinos y pasarlos por el mercado local, aun a costa de beneficios inmensos en bolívares aprovechando el diferencial cambiario, respondía a una especie de “geopolítica financiera” de atraerse aliados regionales y establecer un anillo protector ante los adversarios del modelo chavista. Estaba, además, la urgencia de consolidar la relación con Kirchner y salvar al kirchnerismo y a Argentina del colapso.

Señal del doble discurso del revolucionario era que esa utilidad de la banca parecía no molestarle al mandatario, en vista de que cumplía con un interés de tipo político a su favor. Es decir, guardaba silencio ante las ganancias de la banca a cambio del juego político regional. Y los banqueros acumulaban sin importar que estuvieran contribuyendo a la estrategia de sostenimiento de Chávez en el poder.

Después él mismo le restaría a los bancos –no a los banqueros– parte de lo obtenido cuando reclame dinero en vez de notas y el nuevo ministro Rafael Isea y su asesor, Moris Beracha, bajen la cotización del dólar permuta, restándole margen de rendimiento a los papeles y poniéndolos en aprietos. Los apretará cuando en 2009 arremeta contra los bancos de los boliburgueses y cuando estreche las operaciones y el poder de los banqueros tradicionales, y cuando tumbe las casas de Bolsa, y cuando amenace con retirarles los depósitos públicos a los bancos y con la estatización de toda la banca.

Cuba primero, Brasil y Argentina más tarde, como luego Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Paraguay y Uruguay y la Honduras de Manuel Zelaya, van a gozar de las preferenciales atenciones de la petrochequera del gobierno de Hugo Chávez.

Paso a paso con los papeles de la corrupción

La preocupación inicial de Merentes era la posición financiera de Argentina que estaba en moratoria con parte de su deuda. El ministro propone y logra que el gobierno de Kirchner convenga en la necesidad de transar uno de los pocos papeles líquidos de la República, el Boden 12, para más tarde crear uno nuevo, Boden 15.

Tobías Nóbrega. / Foto: Youtube

Tobías Nóbrega. / Foto: Youtube

Merentes –explica uno de los técnicos al tanto del diseño del producto- partía del siguiente principio:

–Un papel líquido puedo recuperarlo y darle la vuelta usando los bancos locales.

Se pensó en los grupos Santander y BBVA con bases en los mercados tanto de Venezuela como de Argentina. Según la fuente, a ambos grupos se les propuso tomar la ventaja de ser los primeros en entrar en la operación y marcar la ruta, ante lo cual aquellos apuntaron condiciones que resultaban inaceptables, vistas en conjunto: garantía en precios, liquidez, utilidad.

En fin, en la primera operación tres instituciones, como apunta el hoy diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, terminaron aceptando el papel de rompehielos.

La reacción no se haría esperar. Hecha la primera operación, 350 millones de dólares en bonos argentinos, aparecieron los señalamientos. Y los primeros en disparar serán los banqueros que habían quedado fuera del negocio, los mismos que después al entrar en el circo guardan la pistola en la cartuchera. Se decía que Finanzas había escogido a dedo tres bancos para transar los bonos argentinos. Se hablaba de altas comisiones embolsilladas por los intermediarios. Y se hablaba de la utilidad cambiaria ejecutada por los tres grupos. Se criticaba también el riesgo implícito de Argentina, ante lo cual, el vicepresidente José Vicente Rangel, en defensa de Merentes, calificaría a los economistas de “chimbos” y piratas.

Según los analistas, la ecuación de las relaciones no mentía, y los banqueros, viendo lo que los tres colegas habían ganado ahora pedían a gritos participar en las operaciones.

En el sentido de acallar las protestas el equipo de Merentes diseña un mecanismo de participación que consistía en la solicitud, por parte del banco, de estar interesado en intervenir en la operación. Finanzas concibe ruedas semanales de adjudicación para cinco bancos. Una vez agotados los 30 bancos del mercado, se repetía la lista. Así cada seis semanas. Y así, el gobierno de Kirchner reflotaba, en el mercado local los bancos ganaban, se mantenía a raya la cotización del dólar en el mercado paralelo o de permuta, y la República Bolivariana de Venezuela se desprendía del riesgo argentino.

Pero si el esquema de participación era transparente, ¿en qué consistía la irregularidad? Un banquero suelta una frase lacónica aunque efectiva:

–En el mismo esquema.

–¿Cómo es eso?

–Los bancos “agradecidos” por la utilidad, generosa y abundante, se quedaban con un porcentaje y a los operadores e intermediarios entre Finanzas y los bancos se les repartía la otra parte. Si el banco era grande y serio, el porcentaje a repartir era menor. Si el banco era pequeño, modesto, entregaba una mayor parte, aunque agradecido siempre al haber sido tomado en cuenta.

Se sabe que no todos los bancos entraban en el juego del pago de las comisiones por los bonos del Sur.

El mecanismo establecía un escenario de aparente transparencia, pero algunos de los banqueros pagaban las comisiones pues entre otras razones consideraban que ante el cerco de la política chavista de ponerle límites a las ganancias y operaciones de la banca, los bonos argentinos paliaban la situación de estrechez. Es decir, los bancos admitían, sin afirmarlo, que eran cómplices de una operación con elementos más allá de lo financiero.

Los bonos del Sur respondían a una especie de “geopolítica financiera” de atraerse aliados regionales y establecer un anillo protector ante los adversarios del modelo chavista.

Después la gestión de Merentes pasa a la segunda fase, que es combinar los bonos argentinos con las notas estructuradas. Estas consistían en la compra de un paquete de bonos –argentinos, venezolanos, ecuatorianos– por parte del Fonden. Una operación cuadrada por un intermediario jugando en tres puntas: en una, el banco que emitía la nota; en la otra, el cliente, es decir, el Fonden, el Estado venezolano; y en otra más, él mismo y sus contactos, colocando el cóctel de papeles entre los bancos locales.

Cero riesgo. Negocio seguro. El Fonden, o Fondo de Desarrollo Nacional, es un organismo creado para enrutar los ahorros en divisas del Estado e invertirlos en programas de desarrollo. No fue siempre así, pues el Fonden terminó operando con las notas estructuradas de al menos 15 entidades extranjeras conocidas que entraron en el banquete. La jugada de Finanzas consistía en que, otra vez, aprovechando el diferencial entre el dólar oficial y el dólar paralelo, también podía hacerse de más bolívares para destinarlos a gasto corriente y fiscal, objeto para el que tampoco el Fonden había sido creado. O sea, el Gobierno metido a especulador.

Y no sería la primera ni la última vez, pues más tarde los ministros Rodrigo Cabezas y Rafael Isea seguirían operando con las notas estructuradas, y con Alí Rodríguezen Finanzas y Rafael Ramírez en PDVSA, el Gobierno intervendría directamente vendiendo en el mercado paralelo dólares de la factura petrolera con la intención de rendir los bolívares. Con Rodríguez, apenas durante las dos primeras semanas de junio de 2008, fecha de su estreno en el Ministerio, no hubo notas estructuradas. Más tarde, la operación de cambio se mudaba a la tesorería de PDVSA, desde la cual se intervenía directamente el mercado con los petrodólares, en afán de buscar bolívares sin que el dólar permuta bajara de precio.

En la etapa de menor liquidez de los bonos argentinos, Merentes y su equipo optan por usar el Fonden, adquiriendo las notas empaquetadas con bonos venezolanos, argentinos y ecuatorianos. Es entonces cuando intervienen los 15 bancos extranjeros a los que hace referencia Díaz Rangel. La lista que se ofrece va de más a menos, es decir, según la cantidad manejada: “Barclays Bank PLC (más de 2.000 millones), Lehman Brothers, Calyon, Welstb AG, AB Svensk Expotkredit Sek, HSBC Bank USA, Credit Suisse, Deustche Bank AG FLR, Dresdner Bank AG, ING Bank NV, Morgan Stanley, BNP Paribas y JP Morgan”.

Rafael Correa especulador

Era la bulla del oro. Los hoteles de Caracas estaban abarrotados de hombres de negro tras el botín dorado. Merentes los tenía en sus manos. El economista Orlando Ochoa recordaba que “en aquel momento, Merentes argumentó que Venezuela se convertiría en el principal centro de intermediación de deuda en América Latina. La razón que justificaba la emisión de estos papeles es que ayudaban a reducir la liquidez monetaria en bolívares y le restaban presión al mercado cambiario no oficial. Pero esta emisión de papeles no es un instrumento usual de política económica”. Y era el control de cambios lo que justificaba la venta de los papeles –llámense bonos argentinos o notas estructuradas– para que bancos y demás actores del mercado realizaran la utilidad, favorecidos por el diferencial cambiario.

Decía Ochoa que “en 2006 la mecánica de colocación de bonos argentinos, a la que le siguió la de notas estructuradas al tipo de cambio oficial, generó una enorme avidez de banqueros y operadores financieros y se constituyó en una parte importante de las ganancias de la banca. Habría que preguntarse si Chávez sabía de estas operaciones”. Lo sabía. La idea era de Chávez, la idea que respondía a la necesidad de consolidar la geopolítica bolivariana y si para ello había que permitirles ganancias extras a los odiados banqueros, pues no importaba. De nuevo, el fin justificaba los medios. De allí que no era gratuito que reclamara y recordara a los banqueros que con su gobierno habían ganado mucha plata. Él también.

“A principios de 2007 –señala Ochoa– Chávez quiso disponer de recursos del Fonden, pero no había liquidez porque gran parte del saldo estaba en notas estructuradas y los bonos ecuatorianos habían caído. Eso coincidió con la destitución del ministro Merentes y (la tesorera) Carmen Menéndez de Maniglia, lo que hace suponer que el presidente estaba descontento con las implicaciones de estas operaciones con recursos del Fonden”.

Se refiere Ochoa al momento, ya Cabezas es el nuevo ministro, en que el presidente de EcuadorRafael Correa, dice, en los días previos a la asunción de mando, que su país puede declarar una moratoria de la deuda. Caen los bonos de Ecuador y Venezuela resulta afectada por la baja. Correa enmienda el error y los bonos se recuperan. En Ecuador aparecen las sospechas de una maniobra especulativa de los actores del nuevo gobierno, y en Caracas se llegó a decir que era la forma de Correa pagar los compromisos contraídos para el financiamiento de la campaña electoral. En todo caso, al aumentar el riesgo de Ecuador, los títulos no tenían demanda y es cuando a la gestión de Cabezas se le escapa el control del cambio paralelo o permuta, lo cual, puro azar, garantiza que las notas estructuradas se mantengan rentables en términos de bolívares. Ahora que sale a la luz pública lo hecho por Chávez y Kirchner, por qué no darle credibilidad a la versión de que Correa también jugó a la manipulación. Sería otro caso para el gobierno de Lenín Moreno que ya ha puesto en evidencia la corrupción en tiempos de Correa.

El impacto del caso Andrade-Gorrín en el poder de Maduro por Juan Carlos Zapata – KonZapata – 24 de Diciembre 2018

Habla el militar. Otra vez. El que fue ministro de Chávez. El que nos adelantó que en el escándalo del siglo, o el caso Alejandro Andrade-Raúl Gorrín, aparece involucrada la familia Chávez y de manera particular María Gabriela Chávez. Este miércoles lo confirmó la fiscal Luis Ortega Díaz. Y hasta suministró el número de expediente de la investigación abierta en Caracas. O sea, la hija de Chávez se suma a la lista de los boliburgueses. La boliburguesa.

María Gabriela Chávez involucrada en el escándalo del siglo / Instagram: @gabychvz

María Gabriela Chávez involucrada en el escándalo del siglo

Ahora el militar y exministro de Hugo Chávez señala que Nicolás Maduro sobrevive en el poder. Que sobrevive por la fuerza. Por la presión que ejerce hacia la sociedad. Hacia los partidos políticos. Hacia el mundo militar. No hay tregua en el mundo militar, señala. A los militares los torturan. Los encarcelan. Los vigilan. Con lo cual el cuadro de supervivencia se hace más patente. Ya que si Maduro estuviera en posición cómoda no recurriría a esos métodos. Este exministro de Chávez habla desde un lugar de los Estados Unidos.

Este es el militar que nos adelantó que el caso Andrade-Gorrín aparecía investigada María Gabriela Chávez. Este militar fue ministro de Chávez. Vive refugiado en los Estados Unidos.

-El mensaje del caso Andrade-Gorrín es contundente –dice el militar- Saben, Maduro y su grupo, que están presos en Venezuela. Y que van presos una vez haya el cambio político. Esta situación hace que se aferren más al poder.

En la anterior entrevista, este militar ya había señalado que el caso toca de manera directa a la familia presidencial. Y al entramado del poder, incluyendo al TSJ. Magistrados y a la cúpula del TSJ.

-Todos dicen que Maduro sobrevive, que no resiste más. Pero allí sigue en el poder.

-Esto tiene un final. El cuadro económico está en el límite. Y Maduro no puede resolver la crisis. Lo que pasa es que toda la institucionalidad está destruida y no hay manera de confrontarlo.

No hay poder que se le contraponga.

-La Asamblea Nacional está desarticulada. La oposición enfrentada con sus fantasmas. El poder judicializa la política. Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia aparecen en la lista del caso Andrade-Gorrín.

-Por tanto Maduro se mantiene en el poder y el escándalo del siglo parece no afectarlo

-Claro, porque no hay capacidad de reacción interna. Queda la presión internacional. Y no es suficiente.

-¿Qué puede ocurrir el 10 de enero?

-Es una fecha. No necesariamente un punto de quiebre. La ilegitimidad de Maduro se va a incrementar, pero fundamentalmente a nivel internacional. Adentro ya no puede ser más ilegítimo que lo que es ahora. Maduro es un mandatario sin credibilidad. Y sin credibilidad no hay legitimidad. Y no va resolver la crisis. La variable el 10 de enero es la Asamblea Nacional Constituyente. ¿Qué va a hacer?

La confesión de Matías Krull a la justicia de EEUU delatando quiénes fueron sus socios en el lavado de dinero sucio de Pdvsa – La Patilla – 16 de Diciembre 2018

 

El banquero alemán Matthias Krull, de 45 años, que trabajaba para el banco de inversión suizo Julius Baer, fue sentenciado el 29 de octubre en un tribunal federal de Miami, donde se declaró culpable el 22 de agosto. Fue condenado por la juez Cecilia Altonaga a 10 años de prisión por su participación en un esquema para lavar al menos 1.200 millones de dólares robados a Pdvsa, la empresa estatal petrolera de Venezuela.

Krull confesó que participó activamente en una red de lavadores de dinero que utilizaban planes de inversión inmobiliaria y de falsas inversiones para ocultar fondos robados a Petróleos de Venezuela S.A.

Krull, quien está en libertad bajo una fianza de $ 5 millones, no tendrá que presentarse en prisión hasta el 29 de abril, ordenó la juez. El abogado de Krull, Oscar Rodríguez, dijo que Krull ha estado cooperando con los fiscales.

A continuación, les traemos traducido, el documento íntegro de su confesión al tribunal federal de Miami, donde narra como él y otros conspiraron para realizar transacciones monetarias, esconder, disfrazar y lavar cientos de millones de dólares en fondos, que ellos sabían, y que de hecho eran, producto de actividades delictivas. Nombres, cuentas, montos y empresas describe Krull al detalle.

Krull Proffer Con Identificación de Algunos Personajes (1) by La Patilla on Scribd

https://www.scribd.com/embeds/395795648/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-pqKR35jIeOHqw0YkkSni&show_recommendations=true

“Maduro ordenó instalar un grillete electrónico a Gorrín y otros empresarios aliados” por  Lohena Reveron – Caraota Digital – 14 de Diciembre 2018

“Hace unos días hubo una reunión entre representantes del Ejecutivo, el Poder Judicial, Tarek William Saab y Raúl Gorrín, así como otras personas involucradas a tramas de corrupción y enriquecimiento ilícito  en la que se acordaron varios puntos”,reveló la tarde de este viernes Luisa Ortega Díaz, fiscal general de Venezuela, quien actualmente está exiliada. 

En entrevista exclusiva a Caraota Digital, la funcionaria detalló que Nicolás Maduro encabezó la reunión en la que estuvieron banqueros y empresarios aliados a su gobierno. “A Gorrín, a todos les advirtieron que podrían seguir con sus actividades en el país, pero que no podían salir de Venezuela y para garantizarlo les instalaron un mecanismo de ubicación permanente. Las 24 horas del día ellos cargarán ese dispositivo, posiblemente en los tobillos”, señaló.

La fiscal aseguró a través de un contacto telefónico que a Gorrín y a cada uno de los empresarios con los que tienen “negocios”, les asignaron funcionarios del Estado como escoltas, para que los vigilen permanentemente, quienes les deben reportar a Maduro cualquier eventualidad que ellos hagan.

“Durante la reunión se acordó que el Ministerio Público, a cargo de Saab, en los próximos días anuncie el inicio de una investigación contra Raúl Gorrín, que vendrá acompañada de una serie de allanamientos y acciones, pero es un montaje, para fingir ante la opinión pública que quieren esclarecer el hecho. En realidad es mentira, después que pasen varios días dejarán el caso tranquilo”, aseguró Ortega Díaz.

“PARTE DE LA INFORMACIÓN QUE PASÉ A FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS SIRVIÓ A LAS INVESTIGACIONES POR LOS CASOS GORRÍN -ANDRADE”, DIJO LA FISCAL.

Desde el exilio, la fiscal detalló que Maduro no aceptarán de ninguna manera que Gorrín ni sus empresarios aliados vayan a la cárcel, por lo que buscarán un chivo expiatorio. Son órdenes directas.

En este mismo sentido, Ortega Díaz manifestó que la pareja presidencial no quiere correr el riesgo de que Gorrín y varios empresarios se vayan del país y revelen la trama de corrupción ante los Estados Unidos.

Pugnas internas

Sobre las pugnas internas del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Ortega Díaz destacó que los problemas internos del chavismo siempre han sido por poder. “Tanto es así que Maduro le entregó una cuota de Petróleos de Venezuela a Vladimir Padrino López para que venda petróleo como si fuera de él y no del Estado, para garantizar su lealtad”.

Maduro está en un punto crítico, dijo la fiscal. “Si luchamos todos unidos para el quiebre definitivo muy pronto veremos el triunfo de la justicia en Venezuela. El Psuv se está quebrando desde adentro. Maduro se siente cada vez más arrincona, la actitud que asumió fue de atacar a los Estados Unidos, a los países vecinos, a la comunidad internacional y la oposición”. 

A %d blogueros les gusta esto: