elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Constitucion

Súmate: CNE cómplice de oferta de compra de votos por el candidato a la reelección Nicolás Maduro – Biendateo.com – 17 de Mayo 2018

banner-sup-news2.jpg

Cuando faltan tres días para las Elecciones Presidenciales previstas para el próximo domingo 20 de mayo, Súmate denuncia la complicidad y aval de la directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) en la violación de la Constitución y Leyes de la República por parte del candidato Presidente Nicolás Maduro, quien viene utilizando de forma obscena y descarada los bienes y los recursos del Estado en su campaña electoral por la reelección, y que ha llegado a su expresión de mayor gravedad en los últimos días y que nunca se había observado, como es el hecho de la compra de votos de forma pública, al hacer su oferta de un bono para los electores que voten a favor de su opción política, lo cual pagará con dinero de las arcas de la República, utilizando para ello el mecanismo de control social “carnet de la patria”, prácticas prohibidas en los artículos 67 y 145 de la Constitución, 13 y 18 de la Ley Contra la Corrupción; 75.13, 126 y 215.2 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE), 222, 223 y 289 del Reglamento General de la LOPRE, y 91, numeral 5, de la Ley de la Contraloría General de la República.

La ONG menciona como pruebas evidentes, producto del seguimiento y observación de la campaña electoral, lo que dijo el candidato Presidente de la República Nicolás Maduro en los actos proselitistas sobre su oferta de compra de votos, transmitidos por la plataforma de medios de comunicación social radioeléctrica y televisiva del Estado, utilizando como señal matriz al canal Venezolana de Televisión (VTV), el 28 de abril en la ciudad de Barcelona del estado Anzoátegui cuando afirmó “Todo el que tenga carnet de la patria tiene que ir a votar el 20 de mayo. Eso es dando y dando. Yo estoy pensando en darle un premio al pueblo de Venezuela que salga a votar ese día con el carnet de la patria, lo estoy pensando….”, y lo reiteró el 15 de mayo en la población de Charallave del estado Miranda: “Todos los que tengan su carnet de la patria y ejerzan su derecho y su deber al voto, van a tener un premio de la patria, legal constitucional, dando y dando (…) el premio por votar el 20 de mayo va…”

Súmate indica que aunado a la compra de votos, el candidato Presidente Nicolás Maduro insiste en obligar a los electores, quienes vienen recibiendo beneficios socio-económicos del Estado, a utilizar el “carnet de la patria” para ir a votar el próximo domingo 20 de mayo, lo cual es una forma de ejercer la coacción e intimidación que viola flagrantemente los artículos 63 de la Constitución y 126 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, que establecen que “El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas…” y que “Ninguna persona puede ser obligada o coaccionada bajo ningún pretexto en el ejercicio de su derecho al sufragio.” (Resaltado nuestro). En este sentido, la ONG proporciona como prueba lo dicho por el candidato Presidente Nicolás Maduro en los actos de campaña electoral del 24 de abril en el estado Carabobo:“…esto es dando y dando, lo digo desde Carabobo, esto es dando y dando… 16 millones 500 mil carnetizados, quiero protegerlos a todos, pero yo los llamo a votar el 20 de mayo a todos con el Carnet de la Patria, a todos los llamo a votar (…) el Carnet de la Patria garantiza las viviendas, vamos a construir 150 mil viviendas más en Carabobo y las vamos a distribuir con el Carnet de la Patria, vamos rumbo a los 5 millones de viviendas… la cosa es dando y dando… y yo llamo al Carnet de la Patria a defender con su voto la paz y los derechos de Venezuela. Es dando y dando, vamos a votar el 20 de mayo…”

Para Súmate los cinco rectores del CNE son cómplices de estas violaciones porque hasta la fecha han guardado silencio, no han prohibido y no han abierto procedimientos administrativos en contra del candidato Presidente Nicolás Maduro, a pesar de que así se lo exige el artículo 85 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales; como tampoco han solicitado al Ministerio Público (Fiscalía General de la República) y a la Contraloría General de la República la apertura de una investigación con el fin de que establezcan las responsabilidades a que haya lugar en virtud de las repetidas violaciones a la legislación mencionada. La ONG asevera que estas últimas instituciones del Estado, si fueran realmente independientes e imparciales, ya hubieran impedido estas violaciones y solicitado la aplicación de las sanciones establecidas en la legislación venezolana, en especial el artículo 70 de la Ley Contra la Corrupción que establece: ”El funcionario público que abusando de sus funciones, utilice su cargo para favorecer o perjudicar electoralmente a un candidato, grupo, partido o movimiento político, será sancionado con prisión de un (1) año a tres (3) años.”

Súmate exige a los cinco rectores principales del Consejo Nacional Electoral (CNE) aplicar las sanciones previstas en la Ley Orgánica de Procesos Electorales y la Ley Contra La Corrupción al candidato Presidente, Nicolás Maduro, por utilizar los recursos y bienes del Estado a su favor, la compra de votos y la coacción e intimidación bajo amenaza de perder los beneficios socio-económicos otorgados a través de las diferentes misiones sociales, ahora centralizadas a través del mecanismo de control social denominado “carnet de la patria”.

La ONG señala los artículos específicos de la legislación venezolana que viola el candidato Presidente de la República con la utilización de los bienes y recursos del Estado a favor de su reelección, como también por el hecho de la oferta de compra de votos:

Artículo 67 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: “…No se permitirá el financiamiento de las asociaciones con fines políticos con fondos provenientes del Estado. La ley regulará lo concerniente al financiamiento y a las contribuciones privadas de las organizaciones con fines políticos, y los mecanismos de control que aseguren la pulcritud en el origen y manejo de las mismas. Así mismo regulará las campañas políticas y electorales, su duración y límites de gastos propendiendo a su democratización…”

Artículo 145 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: “Los funcionarios públicos y funcionarias públicas están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna…”

Artículo 13 de la Ley Contra la Corrupción: “Los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad política o económica alguna. En consecuencia, no podrán destinar el uso de los bienes públicos o los recursos que integran el patrimonio público para favorecer a partidos o proyectos políticos, o a intereses económicos particulares”.

Artículo 18 de la Ley Contra la Corrupción: Los funcionarios y empleados públicos deberán utilizar los bienes y recursos públicos para los fines previstos en el presupuesto correspondiente”.

Artículo 75 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales: “No se permitirá la propaganda electoral que: 13. Sea financiada con fondos públicos distintos a lo previsto en estas normas.”

Artículo 126 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales: “Ninguna persona puede ser obligada o coaccionada bajo ningún pretexto en el ejercicio de su derecho al sufragio.”

Artículo 215 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales: “La elección será nula: 2.Cuando hubiere mediado fraude, cohecho, soborno o violencia en la formación del Registro Electoral, en las votaciones o en los escrutinios y dichos vicios afecten el resultado de la elección de que se trate…”

Artículo 222 del Reglamento General de la LOPRE: “Los organismos públicos nacionales, estadales o municipales no podrán realizar publicidad y propaganda electoral, y en tal sentido, no podrán difundir mensajes destinados a promover, auspiciar o favorecer determinada candidatura u organización con fines políticos o grupo de electoras y electores, y comunidades u organizaciones indígenas, así como todo aquello que promueva o tienda a promover la imagen negativa de alguna candidata o candidato, organización con fines políticos, grupo de electoras y electores y comunidades u organizaciones indígenas.
No se permitirá el uso de los bienes propiedad de la República, ni de los estados o municipios con el fin de favorecer o promover una candidatura o realizar propaganda electoral.”

Artículo 223 del Reglamento General de la LOPRE: “La información concerniente a las obras de gobierno, los mensajes y alocuciones oficiales, no podrán tener contenidos y símbolos publicitarios o propagandísticos de naturaleza electoral.”

Artículo 289 del Reglamento General de la LOPRE: “El voto es secreto, libre y su ejercicio se garantizará frente a cualquier coacción o soborno. Los integrantes de la Mesa Electoral requerirán a la electora o elector su cédula de identidad laminada, vigente o no, como único documento válido para el ejercicio del derecho al sufragio.”

Artículo 91 numeral 5 de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal: Sin perjuicio de la responsabilidad civil o penal, y de lo que dispongan otras leyes, constituyen supuestos generadores de responsabilidad administrativa los actos, hechos u omisiones que se mencionan a continuación. (omissis) 5. La utilización en obras o servicios de índole particular, de trabajadores, bienes o recursos que por cualquier título estén afectados o destinados a los entes y organismos señalados en los numerales 1 al 11 del Artículo 9 de esta ley”.

10 reformas de la política energética para recuperar la industria petrolera venezolana por Andrés Guevara de la Vega/Carlos Bellorín – ProDaVinci – 16 de Mayo 2018

“Sólo una crisis —actual o percibida— puede producir cambios reales. Cuando ocurre una crisis, las acciones a tomar dependen de las ideas que están flotando alrededor. Esto creo yo, es nuestra función básica: desarrollar alternativas a políticas actuales, mantenerlas vivas y disponibles, hasta que lo que lo políticamente imposible se haga políticamente inevitable”.

Milton Friedman

A medida que la industria petrolera venezolana se hunde cada vez más en una crisis sin precedentes, este momento nunca ha sido más oportuno para proponer acciones para cambiar su suerte.

En este sentido, hemos elaborado un plan de 10 puntos, de gran alcance para devolver vitalidad al sector de exploración y producción petrolero en Venezuela. Es importante advertir que sólo está enfocado en el sector de exploración y producción de petróleo porque es, sin duda, el más relevante para la nación como generador de divisas. No consideramos el también importante sector “aguas abajo” que incluye transporte, refinación y mercadeo de hidrocarburos. Esto lo dejaremos para otra oportunidad.

¿Es este plan innovador? Para nada. Nos enorgullece no ser originales porque no hay necesidad de reinventar la rueda. En su lugar presentamos reformas probadas e implementadas con éxito. Reformas que han demostrado que funcionan. No en los siempre citados ejemplos de Noruega y Canadá. No. Los países de referencia son nuestros vecinos: Brasil, Colombia y México. Leer más de esta entrada

Acuerdo de la Asamblea Nacional sobre el evento politico del 20 de Mayo 2018 – 15 de Mayo 2018

LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Como Vocera Del Pueblo Libre, Soberano y Democrático

ACUERDO SOBRE EL EVENTO POLÍTICO A REALIZARSE EL 20 DE MAYO DE 2018

CONSIDERANDO

Que esta Asamblea Nacional, en estricto cumplimiento de sus funciones consagradas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ha rechazado el evento fraudulentamente convocado para este 20 de mayo, declarándolo como “simulacro electoral”, según se desprende de los Acuerdos aprobados en los días 27 de febrero y 20 de marzo del año en curso; toda vez que dicho proceso adolece de legitimidad de origen, pues fue convocado por la espuria Asamblea Nacional Constituyente, contrariando los preceptos constitucionales, transgrediendo las normas electorales y violando flagrantemente el derecho al sufragio del pueblo venezolano;

CONSIDERANDO

Que la Comunidad Internacional ha emitido pronunciamientos, a través de los Gobernantes de diversos países, la Organización de los Estados Americanos, la Unión Europea, el Grupo de Lima, Cancilleres, entre tantos otros, manifestando su desconocimiento al acto con pretendido carácter electoral que fue ilegítimamente convocado para este 20 de mayo en Venezuela, y, asimismo, han ratificado el talante fraudulento y espurio que ostenta dicho evento, haciendo llamados y exhortos a suspender el mismo, toda vez que no serán reconocidos los resultados que de allí deriven, debido a la ilegitimidad de origen del proceso en cuestión;

CONSIDERANDO

Que la mayoría de la sociedad civil venezolana, acompañada por la Conferencia Episcopal del país, ha rechazo el mencionado simulacro electoral por ser contradictorio a lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico y en ese sentido ha reclamado su inmediata suspensión;

CONSIDERANDO

Que según reza el artículo 293 de nuestra Carta Magna los órganos del Poder Electoral deberán garantizar la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales, y en ese sentido, dichos órganos deberán actuar con base a los principios establecidos en el artículo 294 de la Constitución, pues el pueblo venezolano, como depositario de la soberanía popular, tiene el derecho de contar con organismos electorales despartidizados, capaces de organizar procesos electorales transparentes, en los cuales esté garantizado el sufragio libre, directo, universal y transparente de todos los electores;

CONSIDERANDO

Que la Constitución consagra en su artículo 62 que es obligación del Estado y deber de la sociedad, facilitar la generación de las condiciones más favorables para la práctica del derecho al sufragio y la participación activa de los ciudadanos en los asuntos públicos de la Nación, siendo que dicho sufragio deberá ejercerse mediante votaciones libres, universales, directas y secretas, tal y como lo proclama nuestro pacto político en el artículo 63;

CONSIDERANDO

Que el artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, siendo que éste la ejerce directamente a través de los mecanismos establecidos en la ley en estricto apego a nuestra Carta Magna y a nuestro deber de preservar la vigencia de la misma, según consagra su artículo 333;

CONSIDERANDO

Que de acuerdo con lo establecido en el artículo 328 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela el cumplimiento de las funciones de la Fuerza Armada Nacional debe estar al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna, garantizando la independencia y soberanía de la misma, en su deber de cumplir y hacer cumplir la Constitución.

ACUERDA

Primero. Ratificar el carácter de simulacro electoral del evento fraudulentamente convocado para este 20 de mayo en Venezuela, toda vez que se constituye en un espurio acto con la única intención de aparentar legitimidad del régimen opresor, mientras el pueblo sufre la peor crisis en su historia.

Segundo. En armonía con lo reclamado por la comunidad nacional e internacional, así como por la Conferencia Episcopal Venezolana, exigir, al Consejo Nacional Electoral, a que cumpla con la Constitución, y, en estricto apego a ella, suspenda el acto convocado para el 20 de mayo, pues el mismo fue impulsado en contravención con el ordenamiento jurídico venezolano, violando el derecho al sufragio del pueblo y vulnerando las normativas constitucionales y de ley en materia electoral y de Derechos Humanos.

Tercero. Exhortar, a quienes se han inscrito como candidatos ante el simulacro electoral, a separarse de dicho proceso para así aumentar la presión que debilita al régimen, acompañando el sentir del pueblo que fervientemente exige de los líderes el cumplimiento irrestricto a la Constitución y la defensa de la misma.

Cuarto. Hacer un llamado al pueblo de Venezuela para que, en defensa de nuestra Constitución y bajo el amparo de los artículos 333 y 350 que la misma consagra, se rechace, se desconozca y no se convalide el proceso fraudulento convocado para este 20 de mayo, y, en ese sentido, se asuma con convicción la defensa de la democracia en aras de lograr la restitución del Hilo Constitucional en el breve porvenir.

Quinto. Instar a la comunidad internacional a que sean practicados sus buenos oficios en la oportunidad de aumentar las medidas de presión hacia el Gobierno de Venezuela, toda vez que ello deriva en la futura solución de la crisis humanitaria y en el restablecimiento de la Democracia en el país.

Sexto. Recordar a la Fuerza Armada Nacional que, en irrestricto cumplimiento de nuestra Constitución, está en la obligación prestar su servicio exclusivo a la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna, garantizando la independencia y soberanía de la misma, por lo que convalidar un fraude, como el propuesto para este 20 de mayo, configura en el incumplimiento de la Carta Magna y por ende en la violación de la Constitución.

Dado, firmado y sellado en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en Caracas, a los quince días del mes de mayo de dos mil dieciocho. Años 208° de la Independencia y 159° de la Federación.

OMAR ENRIQUE BARBOZA GUTIÉRREZ Presidente de la Asamblea Nacional

JULIO CÉSAR REYES Primer Vicepresidente

ALFONSO JOSÉ MARQUINA Segundo Vicepresidente

NEGAL MANUEL MORALES LLOVERA Secretario

JOSÉ LUIS CARTAYA Subsecretario

EEUU llama a venezolanos, incluidos militares, a rebelarse contra Maduro por Orlando Avendaño – Panampost – 30 de Abril 2018

Además, Trump estaría dispuesto a revertir las sanciones si se dan profundos cambios en Venezuela

Se trataría de un apoyo tácito a cualquier intento de derrocar a Nicolás Maduro.
Para la administración de Donald Trump, el cambio de régimen en Venezuela es una prioridad. Forma parte de la agenda de la política exterior de Estados Unidos, sin duda. La reciente postura, acciones y pronunciamientos lo demuestran.

Son muchas las alternativas que existen para que se concrete ese definitivo cambio de régimen. Desde la presión con las sanciones hasta la intervención militar (como el mismo Trump planteó en agosto del año pasado). Pero otra de las opciones es que los venezolanos, incluidos los militares, impulsen la salida de Maduro. Serían movimientos y decisiones amparadas por Estados Unidos.

El director principal para América Latina de La Casa Blanca, Juan Cruz, llamó a todos los ciudadanos del país regido por Nicolás Maduro a “honrar” su Constitución y a desobedecer al autoritarismo chavista.

“Llamamos a todos los ciudadanos a cumplir con sus deberes descritos en esta Constitución e instamos a los militares a respetar el juramento que tomaron para llevar a cabo sus funciones. Hagan honor a su juramento”, dijo Cruz en un discurso este lunes 30 de abril.

En el mismo alegato, el director senior de la Casa Blanca para Latinoamérica llamó “loco” a Maduro. Este demente debería ser derrocado por su Ejército bajo una “disposición constitucional que justifica la rebelión contra las dictaduras”, según se lee en el medio Univisión.

Con respecto al discurso de Cruz, el exembajador de Estados Unidos, John Feeley, dijo a Univisión que “se puede asumir que [el director de la Casa Blanca para LatAm] estaba ofreciendo al menos un apoyo velado de la administración de Trump a la desobediencia civil”.

Es una opción legítima, ciertamente. No necesariamente se trataría de un golpe de Estado; sino de la restitución de un Estado de derecho —si es que los militares están dispuestos a colaborar—. De ser así, como dice el mismo Cruz, Estados Unidos brindaría su respaldo a cualquier arrebato temerario.

Es un planteamiento que ya ha hecho la fiscal general legítima de Venezuela, Luisa Ortega Díaz. En un video publicado a mediados de abril, Ortega Díaz pidió a los militares venezolanos ejecutar la captura de Nicolás Maduro, obedeciendo a las recientes decisiones del Parlamento venezolano y el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio —que acordaron la separación del cargo del dictador por un antejuicio de mérito—.

En el audiovisual, la fiscal legítima de Venezuela asegura a los miembros de las Fuerzas Armadas que, si se llegasen a rebelar en contra de Maduro, contaría con su apoyo y su resguardo —además del de la comunidad internacional—.

Y, asimismo, el exsecretario de Estado, Rex Tillerson, también lo llegó a sugerir en su momento. A principios de febrero de este año, en un discurso que ofreció en la Universidad de Texas, justo antes de partir en una gira cuyo tema principal fue la crisis de Venezuela, Tillerson dijo: “En la historia de Venezuela y, de hecho, en la historia de otros países de América Latina y América del Sur, muchas veces los militares son los que se encargan de eso”.

“Cuando las cosas están muy mal y los líderes militares se dan cuenta de que ya no pueden servir al pueblo, ellos se encargan de una transición pacífica”, dijo Tillerson, quien fue destituido poco después por el presidente Donald Trump.

Dispuestos a revertir las sanciones

Una de las dagas que más pende sobre la garganta del chavismo, es la firme política exterior de Estados Unidos contra el régimen chavista. Las sanciones. En febrero del año pasado la administración de Trump se estrenó sancionado al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, por vínculos con el narcotráfico.

Luego Estados Unidos impuso más sanciones: se congelaron cuentas, se atacó a funcionarios vinculados con la empresa estatal PDVSA y se revocaron visas y privilegios. Son golpes decisivos que afectan la billetera de un régimen que se edificó sobre inmensas cantidades de dineros.

Frente a las sanciones, el régimen de Nicolás Maduro ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo en cabildear a favor de que estas se levante. En el último diálogo entre la dirigencia opositora oficial de Venezuela y la dictadura, que se llevó a cabo a principios de año, Maduro planteó como punto inamovible para ceder, que la oposición se comprometiera en ayudar a que Estados Unidos retire las sanciones.

Aquello no ocurrió y la administración republicana continúa amenazando con acentuar la presión. Se habla de bloqueos o embargo petrolero. Sobre todo si el dictador decide continuar con su farsa electoral del próximo 20 de mayo.

Sin embargo, existe la posibilidad de que se dé un viraje de la política exterior de Estados Unidos. Según dijo este lunes el subsecetario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, el país norteamericano estaría dispuesto a levantar las sanciones económicas; pero solo si hay genuinos cambios políticos.

“Con mucho gusto revertiríamos esas sanciones financieras cuando el Gobierno o los funcionarios cambien su rumbo”, dijo Fitzpatrick, según reseñó el periodista venezolano Alberto Rodríguez.

“Cuando tengan voluntad de restablecer la rendición de cuentas sobre su control de flujos financieros, cuando tomen simples pasos para respetar la Constitución y la Asamblea Nacional, de abrir canales humanitarios, ese tipo de cosas podría revertir las sanciones”, agregó.

 

Maduro prepara consolidación de su narcoestado sin elecciones luego del 20M por Orlando Avendaño – Panampost – 27 de Abril 2018

“Santos me dijo que la Asamblea Constituyente de Maduro está redactando en secreto una nueva Constitución de 350 artículos y 18 ‘cláusulas transitorias’ que crearían un sistema de votación de estilo cubano”

De acuerdo con el presidente Santos, Maduro estaría planeando reformar la Constitución para convertir a Venezuela en un Estado sin libertades como Cuba. (Prensa presidencial)
“Es difícil saber qué va a pasar en Venezuela, pero lo que me dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos en una entrevista esta semana debería hacer sonar las armas en todo el continente”, inicia el periodista argentino, Andrés Oppenheimer, en su columna publicada este 26 de abril en el diario El Nuevo Herald.

Según relata, Santos le contó que la “Asamblea Nacional Constituyente, elegida a dedo por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, está redactando una nueva Constitución que se haría pública después de las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela”.

El fin de esa nueva Constitución sería convertir a Venezuela en una nueva Cuba. Es decir: derogar por completo las libertades, alterar los mecanismos democráticas y sojuzgarlos. También, consolidar el narcoestado totalitario.

“Santos me dijo que la Asamblea Constituyente de Maduro está redactando en secreto una nueva Constitución de 350 artículos y 18 ‘cláusulas transitorias’ que crearían un sistema de votación de estilo cubano”.

Maduro terminaría por abolir el sufragio universal y convertiría a las elecciones en un sistema corporativo. Esa es, de acuerdo con Juan Manuel Santos, la hoja de ruta del dictador, luego de intentar legitimarse a través del fraudulento proceso electoral del próximo 20 de mayo.

La comunidad internacional, la racional y civilizada, entera, ha dejado claro que desconocerá los falsos comicios. El Grupo de Lima —más de 13 países de la región—, Estados Unidos, Panamá, la Unión Europea y otros países del hemisferio occidental han alzado la voz, al unísono, en contra de la pantomima.

Donald Trump amenaza con más sanciones si Maduro se atreve a imponer su presidencia en mayo. Los países han advertido; y ahora, como escribe Andrés Oppenheimer, deben encender sus alarmas frente a la posibilidad de que después de la pantomima se encienda la aplanadora chavista y suprima los últimos espacios de libertad.

La región ya sufre las consecuencias del autoritarismo chavista. Un éxodo masivo y sin precedentes; la difusión de la cocaína y el crimen organizado. Pero, si Maduro continúa con su propósito de julio —cuando impuso la ilegal Asamblea Nacional Constituyente—, de redactar una nueva constitución y amoldar al Estado a su conveniencia, las consecuencias serían catastróficas.

Lo que dice Juan Manuel Santos a Andrés Oppenheimer es esto último. Es fácil de creer porque se trata de una promesa pendiente. Pero el periodista debe preguntar al presidente de dónde obtuvo la información: “Santos dijo que viene de ‘informes de inteligencia’ sin dar más detalles”.

“Debo confesar que soy instintivamente escéptico cuando los presidentes citan ‘informes de inteligencia’, porque a veces están escritos por expertos en desinformación que buscan desprestigiar a sus enemigos. Pero en el caso de Venezuela, hay razones para tomar en serio las declaraciones de Santos”.

“Maduro podría radicalizar su revolución izquierdista para evitar una rebelión popular a medida que el país desciende a un caos casi absoluto”, se lee en la columna de Andrés Oppenhemer.

El periodista cita las intenciones del régimen chavista de lograr lo que, según Santos, se consolidaría después del 20 mayo. Está la pretensión de Hugo Chávez por alterar la Constitución en 2007.

También, “es muy probable que Maduro, anticipando que su país enfrentará un colapso económico aún mayor y un creciente aislamiento internacional después de la farsa electoral del 20 de mayo, haya decidido que no podrá evitar una revuelta popular si no instaura un estado policial”.

Por último, Andrés Oppenheimer agregar: “Si Santos tiene razón y Maduro sigue adelante con sus planes, pronto podríamos ver una crisis migratoria como la de los refugiados sirios en Europa (…) A menos que se pueda presionar a Maduro para que abandone sus planes totalitarios, pronto podríamos ver a millones de venezolanos más huyendo del país y una crisis migratoria regional como se ha visto en la historia reciente del continente”.

Es por ello que se vuelve urgente que la comunidad internacional establezca una estrategia multilateral que logre impedir la consolidación de un narcoestado totalitario en Venezuela.

Militares obligados a detener a Nicolas Maduro por Cnel. (Ej) Rubén Darío Bustillos Rávago – Noticias Venezuela – 30 de Marzo 2018

El que piense que las FAN es un empleador de igualdad de oportunidades, están muy lejos de esa realidad pues la persona que aspire abrazar la carrera de las armas tiene que ser muy especial por que tiene que tener presente que: “No puede ser militar el cobarde, el que carezca de dignidad, pundonor, ni el de relajada conducta, pues mal puede ser guardián de la libertad, honra e independencia de su Patria, quien tenga miedo al sacrificio y ultraje sus armas con infames vicios”.

¿Por qué recordar estos preceptos que tuvimos que cumplir las mayorías de quienes les dimos lo mejor de nuestras vidas al servicio de la patria y hoy conformamos la reserva moral de la FAN?

Pues no se trata de nosotros, sino de ellos, nuestros compañeros en situación de actividad; a quienes tenemos que recordarles que portar el uniforme no es suficiente para ser un verdadero soldado.

Ellos; quienes tienen la guardia y custodia de las armas de la república, hoy secuestrada por unos traidores, corruptos y narcotraficantes, ya no tienen excusas para no actuar, ya que, en concordancia con nuestro juicio, el pasado 21 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, integrado por honorables jueces nombrados por la única institución legítima venezolana, la Asamblea Nacional, AN, publicó una sentencia en donde ordenó a la Fuerza Armada Nacional (FAN) que desconozca al régimen de Nicolás Maduro y que restablezca el orden constitucional y el Estado de derecho en el país.

Apelando a los artículos 333 y 350: “Exigimos a jueces, fiscales, funcionarios policiales y militares que ejecuten acciones contundentes para frenar la injusticia, la arbitrariedad, el abuso y la conculcación de derechos cometidos por el régimen inconstitucional de Maduro” -reza la sentencia-.

La sentencia se dictó en respuesta al Recurso de Interpretación del Artículo 350 interpuesto por nuestro Frente Institucional Militar (FIM).

¡Soldado! Recuerda tu juramento ante la bandera. Es tu obligación cumplir el mandato constitucional, reiterado por el TSJ como máxima autoridad judicial venezolana, en donde te ordena liberar nuestra patria, hoy mancillada por sus enemigos externos e internos. Si no lo hicieras, la patria os demandará.

 

Proclama de “Venezuela no se rinde” – Aula Magna UCV – 6 de Marzo 2018

VENEZUELA UNIDA NO SE RINDE

¡Es hora de cambiar! Venezuela, cuánto dolor se acumula en el sufrimiento de tus hijos, cuánta miseria, cuánta hambre, cuánta ruina material, institucional, moral y humana va dejando a su paso el delirio fanático de imponer a tu gente —al obrero, al profesional, al técnico, al estudiante, al ama de casa, al maestro, al universitario, al industrial, al comerciante, al cuentapropista, al agricultor, al desempleado, en fin, a quienes sobrevivimos en tu suelo— un régimen político y económico abiertamente en contra de la democracia, el progreso y la libertad.

Nunca, en la última centuria de nuestra historia, habíamos padecido una catástrofe similar, ni habíamos tenido por delante la amenaza de continuar empeorando, pues quienes se enquistaron en el poder son incapaces de cambiar y pretenden perpetuarse como sea. El fraude constituyente es la máquina infernal encargada de sepultar la soberanía popular y el voto libre, pretendiendo acabar con la escasa institucionalidad democrática que queda y con la vigencia de la Constitución.

Los que hoy estamos aquí, representantes de esa Venezuela empobrecida pero honesta y valiente, hemos decidido sobreponernos a fracturas, éxodo, división, desesperanza y tristeza para convocar a la Unidad Nacional; a sumar esfuerzos para derrotar al gobierno encabezado por Nicolás Maduro y evitar la continuación de esta espantosa tragedia humana. No hay más tiempo para quienes dilapidaron la más grande fortuna que nos ha proporcionado la renta petrolera y ahora también la explotación del arco minero. No hay más tiempo para la autocracia y el hambre.

Este acto y este manifiesto son un compromiso con el futuro y con el cambio político, con la justicia, la libertad, la igualdad, la democracia y la dignidad. Desde ya comenzaremos a dar nuestra contribución para crear el ánimo, el espíritu y la fuerza que puedan hacer realidad los deseos de cambio de nuestro pueblo.

Exigimos la inmediata activación de la ayuda humanitaria en alimentos y medicinas, así como la aplicación de una política económica que acabe con la hiperinflación y la especulación destructoras del poder adquisitivo de nuestros ingresos, que favorezca el desarrollo productivo, la multiplicación del empleo decente y mejore sustancialmente los salarios reales. Una política que proporcione recursos suficientes para garantizar educación de calidad, un amplio y eficaz sistema de seguridad social y servicios de salud seguros y eficientes. En fin, asumimos el compromiso de transformar el país de este lugar inhóspito y hostil que es hoy en un espacio para la vida, la alegría, el estudio, el trabajo enaltecedor, la convivencia y la solidaridad que pueda traer de nuevo a nuestro suelo a los millones de compatriotas que han huido de esta catástrofe, y dar la libertad plena a presos políticos, perseguidos y judicializados.

Venezuela unida no se rinde y exige que se restablezca la institucionalidad democrática, el equilibrio de poderes, la plena vigencia de la Constitución. Es la hora del cambio, la hora del protagonismo del pueblo, del ejercicio libre del derecho al voto, con un árbitro imparcial y en las condiciones y plazos previstos en la ley, que permita votar para elegir. Es la hora de impulsar y darle fuerza a formas organizativas unitarias e incluyentes cuya conformación resulte de un amplio consenso.

Desde el Aula Magna de esta casa que vence la sombra, invocamos la rebeldía y el espíritu libertario de la generación de 1928, aquella que sembró la esperanza democrática en la lucha contra la dictadura de Gómez. Hacemos nuestras las banderas de la juventud, del movimiento estudiantil, del movimiento obrero, de los partidos democráticos y de los soldados que unidos hicieron posible la derrota de la dictadura de Pérez Jiménez en 1958. La hora de los cambios contra toda imposición despótica y autoritaria ya está andando. Aquí nadie se rinde.

Convocamos a quienes comparten estas ideas a la activación inmediata para reestablecer la plena vigencia de la Constitución y emprender la irrenunciable tarea de reconstruir el país. Que los jóvenes y los profesionales refuercen su arraigo en nuestra maravillosa tierra y se sumen a esta noble y titánica tarea. Que las mujeres continúen en su insustituible actitud de valentía ante la injusticia y en defensa de la familia y de los valores. Que las universidades profundicen su esencia como espacio de la pluralidad de pensamiento, del saber científico y humanístico al servicio de la nación. Que los partidos políticos expongan sus mejores análisis y propongan nuevas iniciativas para luchar juntos. Que los ciudadanos nos organicemos más y mejor para plasmar en la realidad el protagonismo social y la autonomía popular. Que los sindicatos, colegios profesionales y gremios multipliquen sus iniciativas en defensa de sus afiliados y de los trabajadores en general. Que los industriales, agricultores y comerciantes afiancen su determinación de continuar elevando las capacidades productivas en el marco del rescate de nuestra soberanía económica y de la satisfacción de los requerimientos de la población.

Saquemos las mejores fuerzas de nosotros mismos para abrir los caminos del progreso, la democracia y la libertad. Vayamos a la lucha por salir de este nefasto gobierno.

Venezuela unida NO se rinde

El cambio es por una vida digna, progreso y libertad

Caracas, 6 de marzo de 2018

Con qué recursos cuenta Venezuela para iniciar la próxima etapa por Miguel Henrique Otero – El Nacional – 5 de Marzo 2018

1495203535228Coincido con quienes sostienen que la destrucción de Venezuela sobrepasa los límites de lo que vemos. La destrucción no solo alcanza las calles, carreteras y autopistas; no solo los edificios propiedad del Estado; no solo las instalaciones de plazas y parques; no solo los museos y espacios para las prácticas deportivas; no solo las empresas y centros productivos, que el gobierno expropió y condujo a la ruina en tiempo récord. La destrucción, la más siniestra y difícil de medir, se refiere a la que se ha abalanzado sobre los bienes intangibles de la República.

Se ha liquidado el vínculo que existía entre trabajo y salario: en una economía sometida a los parámetros de la hiperinflación, ningún pago recompensa los esfuerzos ni les sirve a los trabajadores para resolver las necesidades más básicas de sus vidas. Se ha arrasado con las opciones reales y con la idea de que en Venezuela es posible un futuro mejor, con la cada vez más evidente intención de que los jóvenes, especialmente aquellos que están mejor formados, se marchen del país. Se ha desvirtuado la finalidad de las empresas públicas, a este punto: el chavismo-madurismo ha acabado con Petróleos de Venezuela, convertida hoy en día en un núcleo de la corrupción, improductiva, politizada, incompetente, plagada de vicios y ejemplo mundial de la desvergüenza.

Se han desarrollado tres vastas operaciones, que enunciaré a continuación, y que el lector puede documentar por sí mismo. La primera: se ha pervertido el valor que tienen la Constitución y las leyes. Se las ha violado hasta extremos insólitos. Se ha creado ese artefacto ilegítimo, ilegal y fraudulento que es la asamblea nacional constituyente, se ha fabricado un TSJ que contraviene los procedimientos establecidos en la ley, se han convertido los poderes públicos, de forma notoria el CNE, en comisarías políticas del régimen, cuya tarea principal consiste en eliminar, uno a uno, los derechos de la sociedad venezolana.

La segunda: se ha propagado una conducta que opera bajo un doble paradigma mental: todo puede ser robado, todo bien público puede convertirse en patrimonio de unos pocos, y lo más gravoso es que esos delitos están rodeados de impunidad. Las instituciones que hubiesen podido reaccionar en contra de la corrupción y de la destrucción de las instituciones están bajo la influencia y el control de los delincuentes.

La tercera, que tiene especial relevancia en la coyuntura de hoy: la propagación de la idea de que el poder es invencible, que Venezuela se mantendrá, durante los próximos años, bajo el control de un régimen en manos de bandas de delincuentes, algunas de ellas armadas, que se pasean por las calles para exhibir su poder de fuego. La campaña de la desesperanza es activa y se alienta a través de los más diversos recursos, lo que incluye una actitud de desánimo en algunos demócratas.

Sin embargo, frente a todo esto hay una sociedad que resiste, protesta e insiste en la lucha por el cambio de régimen. En los últimos meses, aunque sea algo difícil de aceptar, el poder se ha debilitado. Su ruina económica es creciente, el silencio de los que eran sus aliados, indiscutible. La disidencia interna es cada día más grande. Hay ministros, viceministros y altos cargos del Poder Ejecutivo buscando el modo de huir de Venezuela. Hay alcaldes y gobernadores del PSUV que han sacado a sus familias del país y han vendido sus propiedades. Cada día hay más funcionarios que viven en casas de familiares o en hoteles, esperando el momento para cruzar la frontera.

Dentro y fuera de Venezuela, a medida que crece la convicción de que el régimen está en sus últimos días, se intensifica el análisis y los debates sobre esta cuestión fundamental: con qué recursos cuentan los demócratas para recuperar a Venezuela, con qué recursos se cuenta para dar inicio a una nueva etapa venezolana.

En primer lugar, debo mencionar a los trabajadores, de distinta especialidad que se han mantenido en el país, y a los que están listos para volver, ciudadanos del trabajo y los esfuerzos, cuyo compromiso con la nación se ha incrementado en medio de las dificultades. Están también los empresarios, los que han logrado mantenerse y los que aguardan el momento de reiniciar a sus actividades, que serán factor vital para la reactivación económica.

Fuera de Venezuela hay gobiernos y cadenas de ONG que tienen todo a punto para iniciar el suministro de ayuda humanitaria, por la que claman millones de familias en todo el territorio. Los organismos multilaterales, donde se sigue a diario la situación venezolana, ya han calculado los fondos que serían vitales para la primera fase de reconstrucción del país. Conozco de primera mano iniciativas de expertos en derecho, economía, políticas públicas, educación, salud, alimentación, seguridad y cultura que cuentan con los diagnósticos y los planes de trabajo para poner en marcha en un tiempo inminente. Otra fuente de recursos profesionales que está a la espera para ofrecer sus talentos y contribuciones aguarda en las universidades del país.

En las últimas semanas, en España, Argentina, Chile, Estados Unidos, Perú, Colombia, Panamá, Estados Unidos y en otros países, se han producido, en distintos formatos y ocasiones, elogios y reconocimientos al talento profesional venezolano, a la disposición al emprendimiento que muestran quienes han emigrado, a la rapidez y eficacia con que aprenden y se desenvuelven en mercados laborales distintos al venezolano. Saber que una parte considerable de esa fuerza humana y trabajadora vive con las maletas preparadas para regresar es un anuncio reconfortante que nos dice que contamos con los factores imprescindibles para dar inicio a una nueva etapa en Venezuela.

Están dadas las condiciones. Hay consenso de todos los actores. Los planetas están alineados. El cambio es inminente.

 

UCV: casa de conocimiento y esperanza por Ramón Peña – La Patilla – 3 de Marzo 2018

Como ya es tradición en momentos en los que el civismo y la libertad de los venezolanos son víctimas de nuestros herederos tribales de la barbarie, la Universidad Central de Venezuela levanta su voz de protesta y requiere a los ciudadanos a unirse por la defensa de sus derechos. Tal es el propósito de la convocatoria de este martes seis de marzo, por la defensa de la Constitución Nacional, el derecho a elecciones libres y el cambio que rescate al país de la miseria y el atraso, cuyos causantes pretenden prorrogar indefinidamente.

Nuestra universidad es por naturaleza refractaria al tándem de incultura y gorilismo que nos rige. Indócil a la pretendida imposición de un pensamiento único, o del conjeturado hombre nuevo y otras estupideces, que solo han servido para distraer la atención, mientras la realpolitik se regocija en el uso corrupto de la riqueza de la nación y pretende crear una sociedad de menesterosos sumisos a las dádivas oficiales. Ha sido inútil el asedio del régimen contra la universidad por todos los medios, desde la asfixia presupuestaria hasta la arremetida de hordas que destruyen su patrimonio y golpean cobardemente a profesores y estudiantes.

Esta casa de estudios, nacida hace casi 300 años -el 22 de septiembre de 1721- como la Real y Pontificia Universidad de Caracas por Real Cédula de Felipe V y consagración del Papa Inocencio XIII, es luz que ha vencido y continuará venciendo las sombras de los enemigos de la cultura y la libertad. Enemigos como éstos de hoy, de ostentosa ignorancia escoltada por bota militar envilecida, que han pretendido acallar su voz, enérgica y siempre juvenil. Nunca entenderá la barbarie gobernante, que ésta, nuestra Alma Mater, continuará siendo para la nación entera, su casa del conocimiento y la esperanza.

 

Luis Ugalde: “Todo demócrata tiene que escoger, no hay medias tintas” por Hugo Prieto – ProDaVinci – 25 de Febrero 2018

LuisUgaldexRobertoMata-4325-e1519499432509.jpg
Ya había definido el punto donde nos encontramos, un punto oscuro y tenebroso. No es momento de matices ni de hablar con medias tintas. La voz que quiere ser escuchada es directa y clara, porque las opciones que enfrenta el país plantean un dilema entre la vida y la muerte. En estas circunstancias sería un crimen dejar de lado valores éticos y morales.

Es por esa razón que Luis Ugalde sj., lee en voz alta uno de sus escritos. Todo venezolano, sea de la condición que sea, tiene que partir de una realidad dramática que la ve el mundo entero y que, además, la padecemos nosotros. Venezuela se desangra y marcha al abismo. Hay hambre en todos los rincones y muerte por falta de medicinas, con inflación desbocada. El bolívar sin valor y el salario disminuyendo a pesar de los aumentos. Riadas humanas revientan las fronteras, huyendo de esta espantosa tragedia como ocurría antiguamente en las ciudades apestadas. Esa es la realidad —puntualiza Ugalde—, no puede haber ninguna posición ética ni de valores ignorando esto o mirando a otro lado. Sea gobierno, sea oposición, sea empresario, sea la condición que sea, este es el tema fundamental en el cual nos definimos los venezolanos y en el cual se define la política. Si un político quiere evadir eso y entrar en discusiones de menor monta, está traicionando a su profesión y al país. El problema del país no se puede resolver en pequeñas componendas.

Que no se equivoquen cuando dicen que la Iglesia se mete en política. “No, se mete en este debate entre vida y muerte”. Después de su experiencia en La Vega, de su trayectoria en el rectorado de la UCAB y de su formación intelectual comprobada —su obra escrita habla por sí sola—, podría decirse, sin menoscabo a la verdad, que con una sola conversación con el venezolano de a pie, Ugalde entiende lo que siente y lo que está experimentando en este momento.

El tema de unir al país, de buscar una solución que convoque a la gran mayoría de los venezolanos —a las organizaciones sociales, a las iglesias, a los sindicatos, a los partidos políticos—, en función del objetivo que acaba de marcar, usted lo ha planteado con insistencia. Pareciera algo elemental, pero ha sido imposible ¿A qué atribuye usted esa imposibilidad?

En toda sociedad, cada uno tiene sus intereses, pero todos vamos en un barco. Si el barco se hunde, no hay interés particular que valga. Pero no acaban de mirar el hundimiento del barco. Voy a ver si salvo la parte mía. No, no es salvable. Creo que estamos en ese momento. El gobierno advirtió hace tiempo que esto venía. También advirtió que por vía constitucional, por vía del voto universal y secreto, estaba perdido. Entonces inventó una cosa diabólica: la Constituyente… la Constituyente supraconstitucional y subrayo lo de supraconstitucional. Es decir, que manda por encima de todo lo constituido, manda por encima del Ejecutivo, del Judicial, del Legislativo, de toda instancia.

El politólogo Luis Gómez Calcaño le puso nombre y apellido a la Constituyente: monárquica e imperial. ¿Usted comparte esa opinión?

Absolutamente. Supraconstitucional son los reyes absolutos, supraconstitucional es Stalin, es Fidel Castro, es Mao Tse Tung, son los dictadores de derecha, por encima de toda Constitución estoy yo. Eso es supraconstitucional. La Constituyente, cuando se da —en el marco de la ley—, es por un lapso limitado y con autorización para cambiar la Constitución, que una vez redactada hay que someterla a consideración del soberano. Pero eso no pasó en Venezuela. Hicieron la Constituyente por lo menos para dos años y la pueden prolongar por otros 20 años. Cualquier cosa que no le guste el gobierno lo pasa a la Constituyente y como está por encima de todo, aténganse a las decisiones. El gobierno se está manejando de esa manera. La Constituyente es poder ejecutivo, poder legislativo, poder judicial y poder electoral, todo a conveniencia del poder. El tema de quienes están en el poder no es cómo resolvemos el hambre, sino cómo hacemos para que no nos saquen del gobierno.

¿Con o sin elecciones?

Sabemos que el 85% de la población dice que este infierno no puede durar y tenemos que salir. Ese es el telón de fondo de dónde venimos. La Constitución establece que en enero de 2019 tiene que haber cambio de gobierno y de presidente, por tanto lo lógico es que entre octubre y diciembre de este año tiene que haber una elección presidencial. No es que me gusta o no me gusta. Eso es una obligación. El gobierno, que de eso sabe, dice. Ah, pero esa la perdemos, pero con la Constituyente no la perdemos. La Constituyente puede convocar cuando le dé la gana. La oposición está dividida, la gente está desanimada, está sufriendo terriblemente, pero no tiene forma de unirse, vamos a poner la elección en abril… aunque pudo ser en marzo como pensaron.

El gobierno fue a República Dominicana supuestamente para buscar un acuerdo. Se redactó un borrador y el gobierno lo convirtió en un acuerdo. Ahora dice que está cumpliendo lo consensuado allí unilateralmente.

El gobierno sabe que está mintiendo. Sabe, además, que salió de República Dominicana tremendamente derrotado y furioso. Furioso como sus acompañantes, entre otros Zapatero, que se había comprometido con el gobierno a arrancarle a la oposición una firma de algo que no se puede aceptar. ¿Por qué? En primer lugar, quieren que se reconozca esa Constituyente, que es totalmente anticonstitucional. Afortunadamente la oposición dijo no. En República Dominicana hubo acuerdos mejores (Ugalde se refiere al memorándum del 2 de diciembre) en donde todos los países acompañantes, incluidos los que propuso el gobierno, estaban de acuerdo. Ah, pero claro, eso es poner unas reglas de juego internacionalmente aceptables en una democracia y eso no lo puede aceptar el gobierno, porque sabe que la tiene perdida. Entonces, le prometieron a Maduro, que iban a traer ese acuerdo firmado. Pero gracias, sobre todo a Julio Borges y otros, no se firmó. Y estuvo muy bien que no se firmara. Ahora, tenemos el dilema político. Allá está resuelto. Yo hubiera pensado que todos los partidos hubieran dicho como dijimos allá no, decimos acá no a esa votación, pero decimos sí a la elección constitucional este año entre octubre y diciembre.

Si bien la oposición anunció el miércoles que no iba a participar en las elecciones del 22 de abril, el anuncio no es propiamente una demostración de unidad. Estamos en una especie de limbo. ¿A qué atribuye usted este estado de suspensión?

Los que querían firmar en Dominicana se hacen la ilusión, no sé cómo, de que podían ganar una elección. ¿Si usted perdió su Estado cómo pueden ganar una elección nacional? Pero se aferran a esa posibilidad que no es real. Afortunadamente, y esto hay que decirlo, han ido evolucionando a un acuerdo, no del todo completo. La oposición, llamémosla MUD, pero es mucho más que MUD, quería un consenso total. No ha sido el caso. Pero se han convencido de que la trampa que ha montado el gobierno tiene como objetivo prolongar seis años más esta situación de miseria, esta catástrofe nacional impresionante.

De alguna manera sectores de oposición todavía están deshojando la margarita. Vamos o no vamos.

El problema no es de los partidos políticos, el problema es del país. Todos los venezolanos estamos metidos en este barco que se va a hundir, y no hay duda. Ni siquiera hay duda en el gobierno. El barco se va a hundir. La gente quiere una respuesta. Olvidémonos ahora de los políticos. ¿Cómo se salva? ¿Cuál es la respuesta a esta miseria, a esta catástrofe nacional? Ese es el dilema político. El gobierno dice. No quiero perder el poder. Pone un mecanismo basado en la Constituyente, que es anticonstitucional, para prolongar esta desesperanza por seis años más y en principio, como dice todo comunista, para perpetuarla. El dilema político para todo venezolano es: o prolongamos este infierno o buscamos salir de él, este año 2018, y reconstruir el país. Entonces, todo demócrata tiene que escoger, no hay medias tintas. ¿Qué tenemos? El gobierno monta unas elecciones, en las que usted no puede elegir nada, esa votación cuyo resultado está predeterminado y amañado, por un lado; y por el otro, los demócratas tenemos que salir y tenemos una elección, que la niega el gobierno, pero es un mandato constitucional. Vamos a elegir esa elección. Nosotros no somos abstencionistas.

Después de leer su artículo más reciente, me pasó por la cabeza que usted lo que está planteando es una rebelión. Una rebelión social, de la gran mayoría de los venezolanos, no solamente frente al fraude sino para restituir el orden constitucional. ¿Estoy en lo cierto?

Lo que estoy planteando es el cumplimiento de la Constitución frente a la dictadura anticonstitucional y también el cumplimiento del artículo 333 que fue redactado por los propios chavistas, que dice que todo venezolano, civil y militar, añado lo de civil y militar, tiene la obligación de defender la Constitución y su restauración cuando se viole. Artículo 333, yo estoy defendiendo eso. Estoy defendiendo no a la dictadura, no a la tiranía y no a una votación tramposa que no elige nada en abril. Eso sí estoy planteando. ¿Y toda Venezuela? Claro, porque los partidos políticos tienen que mirar a la sociedad. Si la sociedad se levanta en todas sus agrupaciones —y esos signos ya están apareciendo, ha hablado la Iglesia y van a hablar las iglesias, han hablado las universidades, así como los empresarios y los estudiantes y hablarán los trabajadores—, si la población siente que esos que han levantado la voz son los que interpretan mi situación, entonces la esperanza resurge.

Todo lo que venden los políticos en una campaña electoral es esperanza. ¿Pero qué esperanza puede haber en Venezuela en la situación que estamos viviendo?

La que había el 15 de diciembre de 1957. Esto no tiene remedio. Pérez Jiménez se va a perpetuar. Unos dicen: mejor nos acomodamos y votamos a favor de Pérez Jiménez, aunque va incluso contra su Constitución, el plebiscito, y los otros dicen: como esto no tiene remedio me quedo en casa. Gana el plebiscito dictatorialmente el gobierno y qué dice el venezolano común: somos pasivos, vamos a tener dictadura por otros 10 años. Un mes después el dictador estaba haciendo las maletas para irse. Esa es la esperanza. Ningún sembrador es tan tonto que siembre algo si está seguro de que no va a cosechar… No, no vale la pena, porque la semilla está dañada, porque no va a llover, como dice la Biblia, al ir a sembrar va llorando, porque es un trabajo sembrar, cultivar, pero como sabe que va a volver cantando con la cosecha, dice el salmista, entonces usted siembra. Es igual que en diciembre del 57. Es el mismo punto en este momento. El venezolano está desesperado, pero al mismo tiempo está mirando en dónde aparece una luz. Por eso la oposición tiene que ser muy clara, hay que salir de esto este año y el camino son las elecciones democráticas, no las elecciones de abril amañadas que inventó el gobierno.

La unidad, más allá de los partidos políticos, no termina de cristalizar…

Toma tiempo, toma tiempo. Apenas ayer levantaron la luz. Para que la gente venga a la luz hacen falta guías y esa luz tiene que ir a las comunidades. Yo sé de reacciones que hubo en Valencia y en Barquisimeto y la gente se agrupa, porque a pesar del desánimo, si hay una orientación bien dirigida, la gente se va a movilizar. ¿Va a haber elecciones este año? Probablemente no, habrá el simulacro en abril. Nosotros seguiremos insistiendo en que esto es una burla, tiene que haber elección. Se moviliza el país en torno a la elección y se van a resquebrajar muchas cosas. Se va a resquebrajar el gobierno, se va a resquebrajar la Fuerza Armada, porque los militares ven lo mismo y están sufriendo lo mismo. La presión de un centenar de países democráticos. Esto no está quieto. Hoy el país está infinitamente peor que hace un mes, mucho peor que hace dos meses. Mañana va a estar peor que hoy. En abril va a estar mucho peor que hoy. Va a haber más hambre, va a haber más falta de medicinas. Va a haber menos libertad, etc.

Es muy probable que en el gobierno haya gente que advierta la realidad que usted visualiza. Hagamos una analogía militar. En Vietnam hubo negociaciones, se llegó a un alto al fuego, las fuerzas irregulares del vietcong iniciaron una ofensiva y la dirigencia comunista vio que Estados Unidos no reaccionaba. Ese el momento de la unificación. ¿No será este el momento para que el gobierno haga elecciones legislativas y de concejales para tener el control total?

No, porque en Vietnam era al revés. La mayoría no estaba en torno a la posición de Estados Unidos. Aquí es lo contrario. La mayoría la tienen los demócratas. Eso lo sabe Diosdado. ¿Qué les queda que no controle la Constituyente? Pueden anular todo los que les dé la gana, como pasa en toda dictadura. Les queda la Asamblea Nacional que fue electa, suprimamos esto y listo; si ya montamos la trampa, metamos en ella la elección legislativa, eliminemos todo eso y quitémonos la careta… Somos dictadura y qué. La oposición tiene que actuar en consecuencia. No se llame más democracia, usted es dictadura y nosotros vamos a expresar el sentir de la gente. Por eso, ésta es la hora de la unidad. De una unidad nueva, en el sentido de que aquí entra gente de buena fe que en su momento fue chavista, pero que dice que el madurismo es un horror, el país se está muriendo, mis valores no permiten que se mantenga esto, porque hay un señor que quiere estar en el poder.

¿Quién participe en la elección amañada del 22 de abril que tesitura moral y ética tiene?

Algunos tienen toda la claridad, yo participo porque me dieron un dinero o porque me dieron una bolsa CLAP; otros participan de buena fe, pero la mayoría de los que van a votar y se prestan al juego están éticamente desorientados. Esto es de vida o muerte. ¿Usted quiere prolonga esta muerte o quiere traer a un médico que realmente quiera curar al enfermo y que cambie el tratamiento?, porque Maduro no va a cambiar nada. Aquí se mantiene un modelo que ha fracasado en el país y en el mundo entero. La ética se define en una pregunta. ¿Usted quiere la vida del otro o no? Sea por abstenerse o por indiferencia, usted puede contribuir a la muerte del otro. En el país las cosas están planteadas de esa manera. Por eso habla la Iglesia. ¿Se mete en política? No, se mete en vida o muerte. Ahí el cristiano no tiene elección: usted tiene que defender la vida y la vida de los más débiles y de los más pobres.

El barco se está hundiendo, se va a terminar de hundir. No hay posibilidad de reflote. ¿Usted cree que el gobierno está consciente de eso?

Absolutamente. Pero dice. A mí no me importa el barco, a mí lo que me importa es adónde voy yo. En cualquier país los gobiernos cambian y están hechos para que cambien. El período anterior de cinco años o de seis ahora está puesto para que cambie. ¿Para qué es la reelección perpetua? Eso es para restablecer una dictadura. La división de poderes y la circunscripción de los períodos presidenciales a cuatro o cinco años se hicieron, justamente, para que usted no pueda ser dictador, porque terminado el período, usted tiene que rendir cuentas y lo van a cambiar. ¿Qué ha hecho el gobierno? Lo que se hizo en todos los países comunistas: unificar el poder en el Ejecutivo. En Cuba, un rector de una universidad no puede opinar distinto a Fidel Castro. Todos tenían que decir amén a lo de Fidel Castro. No hay poder judicial ni legislativo separados. ¿Dónde está unificado eso? En el Presidente y en la Constituyente, que sacaron de la manga ilegalmente.

¿Cómo ve usted la perspectiva del país?

Yo veo un cambio en 2018. Veo, además, el camino legítimo y obligatorio, como lo dije anteriormente: artículo 333. La restitución de la Constitución y exigir la elección democrática entre octubre y diciembre. Si no hay una fuerza enorme nacional e internacional, el gobierno tratará de no conceder eso. Entonces, terminará mal. Lo lógico, lo sensato es que ante todo el rosario de esta tragedia, Maduro renuncie y convoque a elecciones. Eso es lo propio de cualquier demócrata. Eso es lo que debería hacer el presidente. Renunciar y recuperaría su imagen en el mundo en buena medida.

 

A %d blogueros les gusta esto: