elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Conferencia Episcopal

Comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana con motivo de las elecciones de Gobernadores – 5 de Octubre 2017

                        ¡VAYAMOS TODOS A VOTAR POR NUESTRO FUTURO!
MENSAJE DE LA PRESIDENCIA DE LA CEV EN OCASIÓN DE LAS PRÓXIMAS              ELECCIONES REGIONALES.
1.
La crisis que vive el país está lejos de ser superada. En este escenario han sido convocadas las elecciones para Gobernadores de los Estados. Se trata de un proceso electoral de rango constitucional que había sido postergado de manera arbitraria por las actuales autoridades del Consejo Nacional Electoral, pues las mismas debieron haber sido convocadas hace más de un año. Ante la situación tan tormentosa que se vive en el país, estas elecciones son una luz en el camino para quienes no sólo creen y defienden la democracia como régimen de gobierno, sino como la auténtica senda para el desarrollo integral tan necesitado en nuestro pueblo.
2.
Es necesario no perder de vista la importancia de este acto electoral. La convocatoria a estas elecciones constituye un derecho y un anhelo de la inmensa mayoría de los venezolanos. Frente al proyecto totalitario que pretende imponer la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, no aceptada por la inmensa mayoría de los ciudadanos de Venezuela, las elecciones para Gobernadores demuestran que aún hay motivos para la esperanza. Responde a la urgencia de seguir exigiendo que no se imponga un modelo que atenta contra la dignidad de la persona humana, cercena los derechos ciudadanos, la estabilidad política y la paz social de todos los venezolanos.
3.
En este sentido y desde nuestro ministerio de pastores del pueblo de Dios en Venezuela, hacemos un llamado a toda la ciudadanía para que acudan masivamente a los centros electorales que les corresponde a lo largo de todo el país, y expresen libremente y sin condicionamientos su voluntad y su vocación democrática. El 15 de octubre, los venezolanos habilitados para votar, tenemos un deber para con nuestra Patria, para con nuestras regiones y para con las futuras generaciones. No nos dejemos ganar por la desconfianza y el desánimo. No asistir a votar es condenarnos a nosotros mismos y condenar a las futuras generaciones a vivir en la carencia de lo más elemental para una vida digna y serena, como son los alimentos, los medicamentos y la seguridad personal y jurídica.
4.
Si nos dejamos ganar por el amor a Venezuela y salimos masivamente a ejercer el derecho al voto, le ofreceremos la seguridad que necesitan tantos hermanos nuestros quienes, por trabajar en la administración pública son constreñidos –aun en contra de su conciencia y deseos también de cambio–, a votar por opciones políticas determinadas como condición para mantener el empleo o las dádivas con las que se pretende comprar las conciencias. ¡Vayamos todos a votar por el futuro de nuestras regiones del país!
5.
Como lo hemos hecho en otras ocasiones, llamamos a la directiva del CONSEJO NACIONAL ELECTORAL y sus funcionarios a fin de que garantice la transparencia del voto y el respeto de los resultados. El País entero conoce la tendencia política de la mayoría de esta directiva, pero queremos recordarles que en el ejercicio de sus funciones deben trabajar para el pueblo Venezolano, no para parcialidades. Solicitamos al CNE que los resultados de estos comicios sean anunciados lo más pronto posible, a fin de evitar innecesarias tensiones que puedan derivar en hechos de violencia.
6.
El PLAN REPUBLICA debe ser garante de la transparencia de las elecciones y del orden y respeto de todos los participantes en el acto electoral. El Gobierno Nacional y todos los Poderes Públicos del Estado, además de aceptar los resultados, deben comprometerse a ayudar a los nuevos gobernadores a cumplir con sus deberes y con el compromiso de fortalecer la democracia. Durante la breve campaña electoral no se debe privilegiar a los candidatos provenientes de las filas del “oficialismo”. Quienes salgan elegidos no deberán actuar como “oficialistas” u “opositores”, sino como servidores del pueblo que les corresponde gobernar. tienen el compromiso y la responsabilidad de hacer un gobierno en las regiones con y para el pueblo.
7.
Pedimos a los miembros de la Iglesia y personas de buena voluntad que asuman su responsabilidad democrática de electores. En todas las comunidades eclesiales refuércese la oración para pedir al Espíritu Santo ilumine las mentes de todos a fin de conseguir lo que se anhela en nuestra nación. Exhortamos a los párrocos a que el próximo 13 de octubre, se organice en todas las comunidades eclesiales una jornada de oración por Venezuela y por el éxito de las próximas elecciones. Que la Virgen de Coromoto nos consiga mediante su intercesión lo que necesitamos para hacer de Venezuela una nación donde impere la justicia, la libertad, la solidaridad y la fraternidad, que provienen del amor redentor del Señor Jesús.

Caracas, 5 de octubre del año 2017.

Con nuestra bendición,

+Diego Padrón, Arzobispo de Cumaná, Presidente de la CEV
+José Luís Azuaje A., Obispo de Barinas y I Vicepresidente de la CEV
+Mario Moronta R., Obispo de San Cristóbal y II Vicepresidente de la CEV
+Víctor Hugo Basabe, Obispo de San Felipe y Secretario General de la CEV
+ Jorge Urosa S., Cardenal Arzobispo de Caracas y Presidente de honor de la CEV
+Baltazar Porras C., Cardenal Arzobispo de Mérida y Presidente de honor de la CEV

Papa Francisco expresó su preocupación por Venezuela – Yo Soy Venezolano – 8 de Septiembre 2017

CEV_Papa-640x330.jpg
Este jueves los obispos venezolanos, encabezados por el cardenal Jorge Urosa Savino y Baltazar Porras, se reunieron con el papa Francisco luego de la misa que presidió en el Parque Simón Bolívar, en Bogotá.

Durante el breve encuentro, el sumo pontífice ratificó su cercanía a la iglesia y al pueblo venezolano. Aseguró que está consciente de la situación del país y dijo que sigue con preocupación los acontecimientos que se vienen registrando, de acuerdo con un comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

El papa mostró su preocupación por la agudización de la crisis humanitaria expresada en el hambre y la escasez de insumos médicos.

Por su parte, la delagación de obispos, entre los que también se encontraban monseñor José Luis Azuaje, monseñor Mario Moronta y monseñor Jesús González de Zárate, informaron al santo padre de la gravedad de la crisis y de la radicalización de la actitud del régimen.

 

 

El Papa se verá con cinco obispos venezolanos en su visita a Colombia por D. Verdú/F. Manetto – El País – 7 de Septiembre 2017

Francisco conversará con ellos y otras autoridades en la sacristía tras la misa de Bogotá

1504711170_288462_1504716803_noticia_normal_recorte1.jpg
El papa Francisco se verá durante su viaje a Colombia con cinco obispos venezolanos. Será mañana, jueves, en privado, tras oficiar la primera misa en Bogotá, un breve saludo según el Vaticano. La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) llevaba semanas buscando una reunión con Jorge Mario Bergoglio. La gravísima crisis institucional que golpea a Venezuela es uno de los temas que, indirectamente, sobrevuela el viaje a Colombia y la expectativa ante un mensaje papal es máxima.

Tras difundirse especulaciones sobre una cita, el portavoz del Vaticano, Greg Burke, había asegurado el pasado viernes que no estaba organizado ningún encuentro formal con representantes de la Iglesia venezolana ni con miembros de la antigua guerrilla de las FARC. La frontera entre Colombia y Venezuela, alrededor de 2.200 kilómetros, se ha convertido en la principal vía de fuga del régimen de Nicolás Maduro. Las relaciones entre los dos Gobiernos atraviesan su peor momento desde que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, encabezara la oposición internacional contra las elecciones de la Asamblea Constituyente celebradas el 30 de julio, unos comicios rechazados por las fuerzas críticas con el chavismo y convocados con unas reglas del juego que favorecían al actual Ejecutivo.

FRANCISCO PIDE “UNA ORACIÓN POR VENEZUELA”
El papa Francisco pidió ayer una oración por la paz en Colombia y por el diálogo entre el Gobierno y la oposición en Venezuela al saludar a los periodistas que viajaban con él a Colombia, poco después de despegar del aeropuerto italiano de Fiumicino.

“Buenos días y gracias por la compañía, por este trabajo que vais a realizar para acompañarme en este viaje, que es un poco especial porque es un viaje también para ayudar a Colombia a seguir adelante en su camino de paz. Y os pido una oración por esto durante el viaje. Y gracias por todo lo que haréis”, dijo Francisco. “Además, quisiera decir que durante el vuelo sobrevolaremos Venezuela. Así que una oración también por Venezuela, para que se pueda dar el diálogo y el país encuentre una buena estabilidad, mediante el diálogo con todos”, agregó a continuación el Pontífice.

Colombia recibe a diario miles de venezolanos que buscan comenzar una nueva vida en el país. En julio el Gobierno regularizó la situación de 150.000 sin papeles hasta 2019, provocando la ira de Maduro, que había llegado a insultar a Santos públicamente. “Pide la bendición, compadre. Inclínate, híncate ante tu padre. Soy tu padre”, le espetó.

Jorge Mario Bergoglio visita Colombia, donde permanecerá hasta el próximo domingo, en búsqueda de la paz, la convivencia y la reconciliación de una sociedad que se halla profundamente dividida tras más de medio siglo de conflicto armado con las FARC. Pero la brecha que separa a los venezolanos es mucho mayor y parece cada vez más insalvable. Por esta razón, las palabras del Papa sobre esa crisis suponen una prioridad para la Iglesia de la región y la oposición venezolana.

Mediación

El papel que pueda desempeñar el Vaticano en la mediación entre el régimen de Maduro y los partidos de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) es crucial, según la Iglesia de ese país. En junio, una delegación de la Conferencia Episcopal Venezolana se reunió con Francisco para abordar la situación y buscar su respaldo. Lo hizo en medio de la oleada de protestas que duró cuatro meses y dejó más de 120 muertos. El grupo de obispos quiso transmitirle al Pontífice su clara posición en defensa del pueblo y contra las políticas del Gobierno de Maduro, que consideran “erradas”. Según la propia delegación, Francisco se mostró entonces consternado por la grave crisis humanitaria y la violencia en la represión de las manifestaciones.

El Pontífice ha afrontado esa crisis en varias ocasiones, pero el enconamiento político del país hace que cualquier mensaje corra el riesgo de ser instrumentalizado por el chavismo y criticado por los sectores más duros de la oposición. Así las cosas, Francisco no ha encontrado todavía la fórmula para abrir una nueva vía de diálogo. Los obispos, al igual que las fuerzas opositoras, consideran que el Gobierno de Maduro debe asumir sus errores y acceder al establecimiento de un canal humanitario por el que puedan entrar productos básicos y medicinas, convocar elecciones y conceder libertad a los presos políticos. El Papa está dispuesto a hacer lo posible, según afirmó hace meses en el vuelo de vuelta de su viaje a Egipto. “Todo lo que se pueda hacer por Venezuela hay que hacerlo, pero con las garantías necesarias. Si no, jugamos al pin-pin-pirulero”, señaló.

Comunicado de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV “Frente a tantos Atropellos” – 10 de Agosto 2017

justiciaypaz.jpg

Dios no permitirá jamás que el justo caiga. Salmo 54,23

FRENTE A TANTOS ATROPELLOS

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana, considerando: la situación tanto de los presos políticos y presos comunes, evidenciada en las denuncias de familiares y del Observatorio Venezolano de Prisiones, en las cuales se describen, tratos crueles e inhumanos en las detenciones, en los traslados y en los mismos centros de reclusión, infraestructuras anti higiénicas, alimentación precaria; falta de medicamentos, ausencia de asistencia jurídica, falla en el debido proceso; derecho a ser procesados por sus jueces naturales, traba en las visita de sus familiares, falta de asistencia médica, Todos estos Derechos Fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela vigente;

Exigimos

A las Instancias Públicas, tanto ejecutivas como Legislativas y Consejo Federal de Gobierno a cumplir obligatoriamente con la garantía de estos derechos y el deber irrenunciable de restablecerlo sin demora.

Cese la cacería de brujas contra los ciudadanos que piensan distinto al régimen,.

Se le informe a la familia del general Raúl Isaías Baduel su paradero y su estado de salud.

Así mismo recordamos a estas Instancias del Estado la responsabilidad que deriva del incumplimiento en la garantía de estos derechos que son universales y las acciones penales consecuentes son imprescriptibles, motivos por los cuales esta comisión eclesial, exige el cese de la persecución, a la tortura física y psicológica que traduce saña y violencia con estos ciudadanos.

Invitamos

De igual forma a todos los católicos y hombres y mujeres de buena voluntad, no solo a orar por los que sufren sino por los que vulneran estos Derechos Humanos y denunciar públicamente a los funcionarios que los violen, exigiendo el restablecimiento de un equilibrado Estado de derechos que garantice los derechos fundamentales consagrados en la carta Magna aún vigente.

Es justicia que exigimos, en Caracas a los diez (10) días del mes de agosto de 2017
+ Mons. Roberto Lückert León
Presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV

Padre Saúl Ron Braasch
Vicario General Comisión de Justicia y Paz de la CEV

Todo está a la vista por Oswaldo Álvarez Paz – La Patilla – 30 de Julio 2017

 

thumbnailoswaldoalvarezpaz1Nadie se llama a engaño en la Venezuela actual. Todos sabemos de qué se trata y hacia dónde quieren conducirla quienes tienen la responsabilidad fundamental de dirigirla. No hay espacio para la duda. Tampoco podrá justificarse ambigüedad alguna o ciertas “imparcialidades” que responden más a complicidad que a convicciones profundas.

La supuesta elección de la constituyente comunal ha sido una clara demostración de la validez de cuanto hemos venido diciendo a lo largo de estos años. El fraude, el disimulo, la mentira y la violencia física e institucional no han sido suficientes para doblegar la vocación libertaria de nuestro noble y bravo pueblo. La lucha final se profundiza ahora, en estos días terribles en los cuales la confrontación subirá de tono y pondrá al régimen contra las cuerdas, con las rodillas flojas y la mente distraída sin entender que llegó el final. No hay solución posible a esta crisis sin la salida de Maduro y ese indeseable alto gobierno cívico-militar, Cuba incluida. Ya se trata de una lucha de liberación nacional que trasciende un simple cambio de quien ejerce la jefatura del poder ejecutivo. Abarca la reinstitucionalización de todas las ramas del poder público, con la sola excepción de una Asamblea Nacional electa democráticamente con más de las dos terceras partes de sus miembros enfrentados al régimen.

Particular importancia adquieren tanto el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral y el mal llamado Poder Moral con la sola excepción de la titular de la Fiscalía General, aunque la institución también deberá ser revisada. Todo este drama de tristeza y vergüenza llegará pronto a su final definitivo e irreversible. Deben erradicarse para siempre, entre otras cosas, los insultos, las ofensas y las amenazas en las luchas estrictamente políticas, inaceptables en cualquier sociedad democrática. También el desprecio por la comunidad internacional, continental y mundial, hoy enfrentada mayoritariamente a este régimen y solidaria con la valiente lucha que libran nuestros heroicos combatientes. Especial mención debemos hacer de la Conferencia Episcopal Venezolana, ejemplo de responsabilidad y certera guía en la lucha por la liberación.

Venezuela está preparada para enfrentar exitosamente el futuro desde el presente. En todos los ámbitos y para todos los problemas, incluidos salud, educación y economía, hay planes y proyectos concretos. También la gente capacitada para adelantarlos con éxito.
Sin que desaparezca el optimismo debemos prepararnos para la etapa que ahora se inicia. Quizás sea más dura de lo que hemos vivido en estos meses. Pero, la victoria está próxima. Nadie ni nada, podrán impedir que Venezuela viva en los próximos días una de las páginas más gloriosas de su historia.

El P. Arturo Sosa apoya públicamente a los obispos venezolanos en su oposición a la Asamblea Constituyente – InfoCatólica – 29 de Julio 2017

El Prepósito General de la Compañía de Jesús, P. Arturo Sosa, sj., respaldó la postura de la Iglesia en Venezuela en contra de la Constituyente, y subrayó que los obispos «asumen posiciones comunes muy valientes».

arturososa6803.jpg

El jesuita, nacido en Caracas, ha apoyado públicamente la posición del episcopado, de la Compañía de Jesús y de otros religiosos en el país, que han clamado por los ciudadanos «que sufren y carecen de las condiciones básicas» para vivir.

«Me gustaría unirme a las voces, las intenciones y las posiciones que han tomado los obispos venezolanos, que están muy unidos entre sí como Conferencia Episcopal como los jesuitas de Venezuela y otros hombres y mujeres religiosas del país», afirmó Arturo Sosa.

«Han sido posiciones comunes muy valientes en este período», insistió el religioso ante los micrófonos de Radio Vaticana y subrayó que «la prioridad es el sufrimiento de la gente».

El P. Sosa sostuvo que coincide con los obispos del país sudamericano, que han reiterado su oposición a la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro.

«La gente en este momento están sufriendo porque carecen de las condiciones básicas para la vida, ya que no tiene comida o seguridad en la vida de cada uno; no hay medicinas o una escuela de calidad que funcione, no encuentran lo que es parte de una vida común, Es necesario compartir el dolor de las personas como una manera de hacer de la política un instrumento real para resolver el problema de la población, los servicios esenciales, y no convertirse en una lucha por el poder o por los privilegios que el poder puede dar a este u otro grupo», remarcó el religioso.

«Por lo tanto, es necesario mantener un auténtico diálogo. Un diálogo que reconozca por primera vez el sufrimiento de las personas y también las diferentes posiciones en esa situación de crisis, es necesario que podamos obtener a través de un negociación honesta y sincera, un programa de unidad nacional que le permite dar prioridad a la resolución de los problemas a causa de la cual millones de venezolanos están sufriendo hoy en día la violencia», afirmó el P. Sosa, quien por último exhortó a los políticos de su país a «ser personas, personas capaces de hablar y llegar a acuerdos para el beneficio de todos».

 

Comunicado ante las elecciones para la Constituyente – CEV – 27 de Julio 2017

 

CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA PRESIDENCIA

Dios no hizo la muerte ni se recrea en la destrucción de los vivientes (Sabiduría 1,13)

1.- Faltando pocas horas para las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana reitera su rechazo a esa iniciativa, por considerarla inconstitucional, pero además, innecesaria, inconveniente y dañina para el pueblo venezolano. En efecto: no ha sido convocada por el pueblo, tiene bases comiciales inaceptables, y en ella estarán representados sólo los partidarios del oficialismo. Será un instrumento parcializado y sesgado que no resolverá, sino agravará los agudos problemas del alto costo de la vida, la escasez de alimentos y medicamentos que sufre el pueblo, y ahondará y empeorará la profunda crisis política que padecemos actualmente.

2.- Vivimos horas difíciles cargadas de incertidumbres y contradicciones, lo que en otras latitudes es expresión normal de la ciudadanía, entre nosotros se convierte en enfrentamientos de creciente intensidad y con un ventajismo desgarrador: efectivos militares y policiales, y grupos civiles armados afectos al gobierno, obran coordinadamente atropellando al pueblo que manifiesta su descontento y su rechazo a la asamblea constituyente.

3.- Una vez más alzamos nuestras voces contra la violencia, venga de donde venga. Es preciso que si se da ese proceso, que no apoyamos, se desarrolle sin violencia. La violencia no puede ser nunca la forma de solucionar los conflictos sociales que se agravan día a día en nuestra sociedad venezolana. La represión desmedida con saldo de heridos, muertos y detenidos genera mayor violencia.

4.- Queremos recordarle a la FANB, responsable en estos días con el Plan República, que su primera obligación es con el pueblo y está llamada constitucionalmente a defender la vida de todos los ciudadanos, sin distingos de ninguna clase ni parcializaciones políticas. Los hechos del día de ayer no parece que vayan en esa línea; por tanto, que en estos momentos de tensión no sea la irracionalidad y la fuerza bruta la que pretenda solucionar el reclamo de buena parte de la sociedad.

5.- El papel primario de la FANB es mantener la paz y el orden para que la racionalidad y el actuar de las partes en conflicto tienda puentes que superen el caos en el que estamos sumidos. No aumentemos más el sufrimiento y la angustia de tanta gente que quiere vivir en paz, que se escuche y respete su voz de protesta y se encuentren caminos de entendimiento y bien para todos. Como nos dice el Papa Francisco “el conflicto no puede ser ignorado o disimulado. Ha de ser asumido. Pero si quedamos atrapados en él, perdemos perspectivas, los horizontes se limitan y la realidad misma queda fragmentada” (EG 226).

7.-Desde el fondo de nuestro corazón y como expresión de fraternidad surgen dos expresiones muy humanas y cristianas: un “no matarás” física o moralmente en forma de violencia y represión que generan muertos, heridos y encarcelados; y un “cultiva la vida” en medio del pueblo por la solidaridad que comparte el pan, el medicamento, la vida en común, la verdad que enaltece, el bien que nos hace mejores, la fe que siembra esperanza.

8.- Que el Señor y la Virgen de Coromoto bendigan a Venezuela y que los venezolanos podamos resolver nuestros conflictos de manera pacífica. Amén.

Caracas, 27 de julio de 2017

+Diego Rafael Padrón S
Arzobispo de Cumaná
Presidente de la CEV.

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
1° Vicepresidente de la CEV

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
2° Vicepresidente de la CEV

+Víctor Hugo Basabe
Obispo de San Felipe
Secretario General de la CEV

+Jorge Cardenal Urosa Savino
Arzobispo de Caracas
Presidente Honorario de la CEV

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente Honorario de la CEV

Iglesia católica pide a las FAN ponerse del lado del pueblo – Notiminuto – 12 de Julio 2017

La Conferencia Episcopal venezolana emitió un comunicado donde también solicitó al Presidente retirar la convocatoria de ANC

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), envió una carta al Presidente de la Republica Nicolás Maduro en la que solicitan, principalmente retirar la convocatoria de Asamblea Nacional Constituyente, al tiempo que hacen un llamado a la Fuerza Armada Nacional (FAN) a ponerse del lado del pueblo y velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos en el país.

A continuación, el texto íntegro de la carta enviada:

Señor Presidente

Los Arzobispos y Obispos reunidos en la CVIII Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana le hacemos llegar, nuestro más respetuoso saludo.

En nuestra agenda de trabajo ocupa un lugar importante el estudio de la grave situación que sacude los cimientos del país. Nos anima el propósito de aportar luces y señalar caminos de solución, desde nuestra condición de pastores, que caminamos con el pueblo, al que pertenecemos, acompañamos y consolamos particularmente a los familiares de las víctimas y a los más pobres y afligidos.

Estamos convencidos que, si Usted quiere resolver la grave crisis de escasez alimentaria, de medicinas, y de inseguridad, qué está causando incontables víctimas, particularmente entre niños y personas mayores en todo el territorio nacional, así como devolver a Venezuela su plena institucionalidad democrática, completada en la actual constitución, es urgente:

– Reconocer la autonomía de todos los poderes públicos y trabajar conjuntamente con ellos, particularmente con la asamblea nacional y la fiscalía General de la Republica.

– Retirar la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

– Asumir e implementar los acuerdos que se alcanzaron en la primera ronda de dialogo con la oposición.

El Santo Padre francisco ha estado siguiendo con gran preocupación la situación que vive nuestro pueblo venezolano y nos ha dirigido en repetidas oportunidades alentadoras palabras de solidaridad. Compartimos con usted algunos de sus mensajes más significativos:

“No dejan de llegar noticias dramáticas sobre la situación en Venezuela y el agravarse de los enfrentamientos, con numerosos muertos, heridos y detenidos. Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas, para quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un apremiante llamamiento al gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia, sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociables a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población”. (Papa Francisco 30 de abril de 2017)

“Igual que ustedes, estoy persuadido de que los graves problemas de Venezuela se pueden solucionar si hay voluntad de establecer puentes, de dialogar seriamente y de cumplir los acuerdos alcanzados” (Papa Francisco carta a los obispos de Venezuela 8 de mayo de 2017)

“aseguro mi oración por esta querida nación y expreso mi cercanía a las familias que han perdido a sus hijos en las manifestaciones. Hago un llamamiento para que se ponga fin a la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática a la crisis. ¡Qué Nuestra Señora de Coromoto interceda por Venezuela!” (Papa Francisco 2 de julio de 2017)

Queremos, Señor Presidente, manifestar nuevamente nuestra disposición de ponernos al servicio del encuentro y de la reconciliación entre todos los venezolanos, por el camino que señala el Santo Padre Francisco.

Pedimos a Dios le ilumine y le otorgue la audacia necesaria para que permita una salida democrática del país y enrumbarlo por los senderos de la convivencia, de la justicia y de la paz.

 

Con el Episcopado y la mayoría de los venezolanos espero se suspenda la fraudulenta Constituyente – Notiminuto – 12 de Julio 2017

 

ovidio_perez_morales_2.jpg

La reciente carta de la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana al Presidente de la República (8 de julio) es bien clara: le plantea con carácter de urgencia “Retirar la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente”.

No sólo eso, sino también: “Reconocer la autonomía de todos los poderes públicos y trabajar conjuntamente con ellos, particularmente con la Asamblea Nacional y la Fiscalía General de la República”, así como “Asumir e implementar los acuerdos que se alcanzaron en la primera ronda de diálogo con la oposición”.

Vale la pena subrayar dos elementos de la circunstancia en que los Obispos envían esta misiva al Primer Magistrado: a) la visita que la Presidencia del Episcopado acaba de hacer al Papa Francisco, quien ha dicho que “en la voz de los obispos venezolanos también resuena mi voz” y b) se envía esta carta en el marco de la Asamblea Plenaria del Episcopado (7-12 de julio), al final de la cual hará público un mensaje a los católicos y a todos los venezolanos.

La carta expresa que la respuesta positiva a sus planteamientos sería prueba de una voluntad efectiva del Presidente de resolver la grave crisis nacional (se cita la escasez alimentaria y de medicinas al igual que la inseguridad) “y devolverle a Venezuela su plena institucionalidad democrática, contemplada en la actual Constitución nacional”.

Es particularmente significativo el espacio que la misiva concede a las palabras y gestos que el Papa Francisco ha tenido en estos días respecto de la situación venezolana. Se explica por la importancia de aquellos en sí mismos, pero también por el interés gubernamental de contraponer las posiciones de la Santa Sede y del Episcopado en relación al drama nacional. Se puede hablar ya sin lugar a dudas de una completa sintonía o armonía al respecto entre el Vaticano y la Iglesia en Venezuela. El Papa ha expresado su cercanía a la dramática situación del país, su dolor y oración ante las víctimas (muertos, heridos, detenidos) de la violencia y sus familiares; ha pedido respeto de los derechos humanos y cese de toda violencia; ha exhortado a la búsqueda de “soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población”, al establecimiento de puentes, al diálogo serio y al cumplimiento de los acuerdos alcanzados. Dijo el Papa el 2 de julio: “Hago un llamamiento para que se ponga fin a la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática a la crisis”.

Este fin de semana circulará la exhortación de la Asamblea Plenaria del Episcopado, actualmente reunida. Por cierto antes de dos acontecimientos inminentes programados de especial trascendencia: la consulta popular del 16 y la decisión sobre la Constituyente a fines de mes. Sobre ambos dicha exhortación se manifestará de modo claro.

Con el Episcopado y la mayoría de los venezolanos espero se suspenda la fraudulenta Constituyente. E igualmente el simulacro de votación para la misma. Lo que quiere el soberano es que se lo oiga de verdad y se reformule la marcha del país según los cauces de la Constitución y de una moral cívica elemental. No se debe jugar con un pueblo ni con el destino de una nación.

A %d blogueros les gusta esto: