elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Colombia

Tensa relación entre Colombia y Venezuela: Maduro moviliza armamento bélico por Sabrina Martín – Panampost – 17 de Julio 2018

Iván-Duque-Nicolás-Maduro.jpg

La acción podría calificarse como una provocación por parte del régimen chavista contra el nuevo gobierno de Iván Duque, quien asumirá la Presidencia el próximo 7 de agosto.

Maduro ordenó un despliegue militar en la frontera con aviones y armamento de guerra (PanAm Post)

A pocos días de que Iván Duque asuma la Presidencia de Colombia, el régimen de Nicolás Maduro inició movimientos militares y de armamento en la frontera binacional; una acción que podría calificarse como una provocación por parte del régimen chavista contra el nuevo gobierno del país vecino.

Duque ha manifestado su repudio a la dictadura en Venezuela, y también anunció que estará dispuesto a exigir que se aceleren las investigaciones contra Maduro ante la Corte Penal Internacional; además ha dicho que no habrá embajador en el vecino país y que Colombia se retirará de Unasur. Ante esta posición, el régimen dictatorial decidió movilizar armamento de guerra en la frontera y hasta planificar el modo en cómo derribar los puentes que comunican a ambos países.

Este martes 17 de julio, el Grupo de Lima emitió un comunicado en el que manifiesta su “profunda preocupación” sobre la movilización de aviones de combate por parte de Venezuela; asímismo expresó su disposición de implementar medidas “a nivel político, económico, y financiero para coadyuvar al restablecimiento del orden democrático en Venezuela”.

Y es que se puede inferir que las relaciones entre Colombia y Venezuela se tensarán aún más cuando Duque asuma el mando el próximo 7 de agosto, sobre todo luego de que Maduro afirmara que Estados Unidos prepara supuestas “provocaciones” en la frontera.

“El imperialismo norteamericano está preparando provocaciones en la frontera y más allá, para llevar a Colombia y a Venezuela a un estado de confrontación armada, lo he dicho en varias oportunidades y lo reitero”, dijo Maduro sin mostrar pruebas de sus afirmaciones.

Entre tanto, es el mismo Maduro el que ha ordenado un despliegue militar en la frontera que según medios colombianos inició el pasado 9 de julio.

Camiones de artillería se movilizaron por el estado Zulia en Venezuela con misiles y armamento antiaéreo con destino hacia la zona de frontera por el estado venezolano del Táchira.

Las armas, que ya fueron identificadas por las autoridades colombianas, corresponden a armamento de fabricación rusa que tienen un alcance de 90 km de distancia.

Y es que horas antes del despliegue de armamento bélico, el diputado chavista Pedro Carreño presentó en televisión nacional el modo en que el régimen de Maduro atacaría a Colombia.

“El escenario de la guerra se dará allá en Colombia, tenemos armas por si ellos nos quieren atacar… incluso, podríamos llegar hasta Bogotá o derribar aviones apenas alcen vuelo”, sostuvo.

El diputado dijo que, si se llega a producir lo que él denominó como “operación tenaza” -acción militar de Estados Unidos desde Colombia-, aviones Sukhois de Venezuela derribarían los siete puentes “fundamentales” del río Magdalena, que divide a Colombia de norte a sur.

“La primera acción de nuestra fuerza aérea es derribar estos puentes para dividir a Colombia en dos”, dijo.

“Estamos preparados para triunfar en cualquier escenario. Lo más duro no es la guerra económica. Ellos [Estados Unidos] están preparándose para ir hacia allá [la guerra militar] y nosotros debemos prepararnos para actuar en cualquier escenario”, sentenció el diputado.

El gobierno colombiano no ha emitido reacción alguna sobre las aseveraciones de Carreño, quien ante Venezuela y el mundo anunció como sería el supuesto “plan de guerra” para atacar a Colombia.

Ridículos ejercicios miliatares

No es primera vez que el régimen de Nicolás Maduro inicia supuestos “ejercicios militares” contra una supuesta “invasión imperial”. Sin embargo ha demostrado que “perro que ladra no muerde”.

En agosto de 2017, Maduro ordenó ejercicios militares contra una supuesta “invasión imperial” tras la advertencia de Donald Trump de optar por una opción militar para solucionar la crisis en Venezuela.

Asímismo, en enero de ese mismo año Maduro inició un plan con cientos de militares en un puerto cercano a Caracas.

En 2015 se efectuó a nivel nacional un ejercicio especial que comprendió todo el territorio nacional, acuático, terrestre y aéreo, en el que participaron ochenta mil soldados y veinte mil civiles con el fin de adiestrar a la población en defensa de la soberanía ante la supuesta “guerra” declarada por Estados Unidos a Venezuela.

El Gobierno venezolano transmitió por los canales de televisión nacional simulacros de bombardeossabotajes, secuestros y desalojos producto de un posible intento de invasión por parte de los Estados Unidos, y en los cuales participó la sociedad civil y las diferentes milicias.

En otro simulacro del mismo día, murió un militar y otros dos resultaron heridos cuando una de las tanquetas utilizadas por los funcionarios cayó al Río Sanare, mientras realizaba una maniobra en el estado Apure.

En dicha oportunidad circularon fotografías a través de las redes sociales en las que se pudo observar desde mujeres vestidas de militar, pero en tacones y con carteras de marca; hasta misiles amarrados con cuerda para que no se cayeran mientras eran transportados.

Al mismo tiempo, se observaron militares con chalecos salvavidas montados en “peñeros” o pequeñas lanchas para pescadores.

Diez Gobiernos latinoamericanos alertan de la movilización militar de Venezuela en la frontera por Francesco Manetto – El País – 18 de Julio 2018

Los países del Grupo de Lima anuncian medidas para tratar de aislar al Gobierno de Maduro

Diez Gobiernos de América Latina redoblaron este martes la presión contra el régimen de Nicolás Maduro, mostraron su preocupación por el incremento del despliegue militar de Venezuela en la frontera con Colombia y anunciaron “medidas a nivel político, económico y financiero para coadyuvar al restablecimiento del orden democrático”. Estos países integrantes del Grupo de Lima, nacido hace un año en la capital de Perú con el propósito de contribuir a resolver la gravísima crisis institucional que sufren los venezolanos, emitieron una declaración conjunta que condena sin matices la deriva del régimen, que se aceleró en las últimas semanas tras la celebración de elecciones presidenciales el pasado 20 de mayo.

El comunicado denuncia “la ruptura del orden constitucional y del Estado de derecho en la República Bolivariana de Venezuela, reflejada en la pérdida de instituciones democráticas y la falta de garantías y libertades políticas para todos los ciudadanos”. Este nuevo posicionamiento, suscrito por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, se produce en un contexto de creciente tensión entre el Gobierno de Maduro y la región. A eso se añade una coyuntura económica insoportable, con una hiperinflación que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), disparará los precios un 1.800.000% en dos años.

Los países firmantes “expresan su profunda preocupación por informaciones recientes sobre movilización de armamento y aviones de combate por parte de Venezuela a la frontera con Colombia”. Esta decisión, agregan, “se contradice con el espíritu de la proclama sobre América Latina como zona de paz aprobada en 2014 por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”. Las relaciones diplomáticas entre el Ejecutivo chavista y su vecino, con el que comparte más de 2.200 kilómetros de linde, se encuentran en su peor momento. En medio de una emergencia migratoria sin precedentes, el nuevo presidente colombiano, Iván Duque, se propone liderar la oposición a Maduro y apoya la denuncia presentada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

El sucesor de Hugo Chávez, en una estrategia habitual que busca desviar la atención culpando a un supuesto enemigo exterior, acusó la semana pasada a Estados Unidos de planificar un conflicto.  “El imperialismo norteamericano está preparando provocaciones en la frontera y más allá, para llevar a Colombia y a Venezuela a un estado de confrontación armada. Lo he dicho en varias oportunidades y lo reitero”, afirmó. El mandatario fue reelegido en mayo hasta 2025 en unos comicios que registraron una abstención récord por el boicot de las fuerzas mayoritarias de la oposición. El Grupo de Lima incide, además, en la falta de legitimidad de la votación “por no cumplir con los estándares internacionales, no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos y haberse desarrollado sin las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático”.

La declaración recoge, además, una “profunda consternación y alarma por las graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela, denunciadas en los informes y comunicados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y registradas en el reciente Informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”. La ONU denunció en junio la represión del chavismo por las “graves violaciones de los derechos humanos” perpetradas en Venezuela y pidió a la Corte Penal Internacional de La Haya “mayor implicación” para tratar de frenar estos crímenes. El informe califica la deriva del país de “espiral descendente que no parece tener fin”, documenta cientos de ejecuciones, la violencia de las fuerzas de seguridad contra manifestantes, detenciones arbitrarias y torturas, y advierte de la impunidad de las autoridades.

Después de varios intentos frustrados, estos países del Grupo de Lima “hacen un llamado a la instalación de un verdadero diálogo nacional en el que participen todos los actores políticos venezolanos para acordar la celebración de un nuevo proceso electoral que cuente con las garantías democráticas de justicia, libertad y transparencia”. Además, instan al Gobierno venezolano “para que permita el establecimiento de un canal humanitario que facilite brindar la atención inmediata que requieren los venezolanos que siguen atravesando la frontera en estados precarios de salud y desnutrición”. En los últimos meses, según cálculos oficiales de Colombia, ingresó en el país en busca de oportunidades más de un millón de venezolanos. 

Maduro acusa a Estados Unidos de planear “provocaciones” en la frontera con Colombia por Maolis Castro – El País – 13 de Julio 2018

El mandatario denuncia que se pretende desestabilizar la zona con grupos paramilitares

Nicolás Maduro ha vuelto a invocar al fantasma de la conspiración extranjera para pedir al Ejército venezolano que esté alerta ante un posible plan de Estados Unidos para generar un conflicto bélico. “El imperialismo norteamericano está preparando provocaciones en la frontera y más allá, para llevar a Colombia y a Venezuela a un estado de confrontación armada. Lo he dicho en varias oportunidades y lo reitero”, dijo el mandatario.

Su advertencia fue escuchada este jueves en un acto de transmisión de altos mandos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la Aviación Militar en el Fuerte Tiuna, al oeste de Caracas. Maduro ha pedido “máxima alerta” a sus soldados ante un inminente falso positivo fraguado en Colombia y ordenado desde la Administración de Donald Trump. “Nunca jamás Venezuela se arrodillará a Bogotá ni a su oligarquía rapaz y envidiosa. Como envidia la oligarquía bogotana al pueblo venezolano”, agregó.

En la explicación de su tesis ha insistido en que grupos paramilitares provocan “daños” en las poblaciones próximas a Colombia para impulsar una confrontación. La violencia en las provincias fronterizas es denunciada por la Fundación independiente REDES, operada desde el Estado andino de Táchira. Sus directivos han dirigido el lunes una carta a Cruz Roja Internacional para que intervenga en un conflicto armado entre grupos armados colombianos.

Javier Tarazona, director de la ONG, asegura que en estos enfrentamientos han asesinado a más de 240 personas este año. Según el activista, en el territorio venezolano operan militantes de las FARC, el ELN, el EPL y varios paramilitares que controlan zonas importantes donde desarrollan actividades ilícitas, entre ellas el contrabando y el tráfico de drogas. Los episodios han sido documentados y denunciados ante las autoridades venezolanas desde hace más de un año.

Sin embargo, el oficialismo ha revivido al enemigo foráneo en el clímax del declive de la oposición venezolana y las rencillas dentro del chavismo. La semana pasada Maduro culpó a Trump de planificar una intervención militar, después de leer una información publicada en la agencia de noticias Associated Press (AP) que asegura que el presidente estadounidense consultó esta posibilidad a sus asesores el año pasado.

El heredero político de Hugo Chávez no parece confiar demasiado en la FANB. Él mismo ha anunciado los arrestos de varios militares que habían planificado un derrocamiento del Gobierno. Además, recientemente ha recompensado a oficiales con ascensos a cambio de firmar un contrato de lealtad, según la ONG Control Ciudadano.

Declaración conjunta sobre la lucha contra la corrupción venezolana – 12 de Julio 2018

1*8-xoGmjKPcouoQQzW65kkQ.png

El Ministro de Finanzas y Crédito Público de Colombia, Mauricio Cárdenas, fue anfitrión de una reunión con funcionarios de México, Panamá y los Estados Unidos para compartir información sobre funcionarios corruptos del gobierno venezolano y sus redes de apoyo corruptas. Los participantes acordaron ampliar la cooperación internacional y el intercambio de información sobre funcionarios venezolanos corruptos y sus redes de apoyo corruptas.

Los participantes reconocieron la importancia de la coordinación internacional para combatir las redes de financiación ilícitas que respaldan el régimen represivo del Presidente Maduro. El grupo notó que el régimen usa alimentos y ayuda humanitaria como un arma para el control social. Además, los Ministerios de Hacienda de los cuatro países condenaron el robo de fondos del programa venezolano de ayuda alimentaria (conocido como CLAP) y compartieron información financiera sobre redes de corrupción que se están beneficiando a costa del sufrimiento del pueblo venezolano. Tras varios meses de trabajo conjunto, multiplicidad de líneas de investigación se encuentran en curso, y se ha tomado la decisión de incorporar a países adicionales, para continuar el proceso de investigación conjunta. El grupo reiteró su apoyo al pueblo venezolano que merece tener una voz sobre el futuro de su país.

Esta cooperación se basa en el compromiso de alto nivel de la región para apoyar al pueblo venezolano y responsabilizar a los responsables por la crisis política, social, y económica en Venezuela.

La traición televisada del capitan Pedro Carreño por Cnel. (Ej.) Rubén Dario Bustillos Rávago – Militares reserva – 10 de Julio 2018

Unknown.jpegEs increíble que un Capitán del ejército revele públicamente información supuestamente clasificada sobre la estrategia de defensa nacional incluyendo los planes de respuesta rápida, en un hipotético conflicto contra Colombia, sin que el ministro de la Defensa, hasta el momento de escribir este comentario, haya ordenado a la Corte Marcial abrir una investigación sumaria al Cap. Pedro Carreño por su evidente traición a la patria.

En efecto, en el marco de la entrevista, del pasado domingo 08-07-2018, que le hizo el periodista José Vicente Rangel, en su programa de Televen, el Capitán Pedro Carreño, quien, por cierto, durante su corta carrera militar fuera sometido a Consejo de Investigación y expulsado de la FAN por haberse robado los dineros de la cantina del Batallón en donde prestaba su servicio, desplego un mapa, en donde claramente se puede leer: SISTEMA DE ARMAS DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA, para revelar datos militares y explicar los planes de defensa nacional, incluyendo los supuestos blancos militares de puentes colombianos sobre el rio Magdalena revelando información sobre los supuestos modernos sistemas de defensa paragua con que cuenta la república a ser utilizados en un hipotético conflicto con el hermano país. https://www.youtube.com/watch?v=SBiuzhB3WeA

Lo peor de todo es que el “roba-cantinas” se abroga la representación de la FAN, sin que nadie se lo impida.

A la sorpresa de tal declaración solo se me vino a la mente el siguiente comentario: “Si ese estúpido sujeto amanece con unas esposas en las muñecas es porque la FAN toma muy en serio sus responsabilidades constitucionales de defensa de la soberanía, pero si continúa con sus andanzas, prefiero pensar de que se trata de un inmoral corrupto, hablador de pendejadas, en busca de protagonismo”.

 

Duque y “la cuestión venezolana” por Ibsen Martínez – El País – 23 de Junio 2018

UnknownEl tsunami migratorio irá en aumento como consecuencia del colapso definitivo de la actividad petrolera

Va dicho así, “cuestión venezolana”, porque la expresión “crisis venezolana” sugiere que la calamidad es pasajera y deja afuera el enmarañado nudo de interminables problemas políticos, económicos y carnalmente humanos que harán de Venezuela, por largo tiempo, una llaga supurante en el costado de Colombia.

Los accidentes del primer cuarto del siglo XXI han dispuesto que Colombia se interne en su proceloso posconflicto al tiempo que Venezuela se precipita a un maelstrom que avivará aún más la ola migratoria con fuerza catastrófica.

El presidente Santos ha asemejado las consecuencias aún por ver de la cada día más degradada situación venezolana a las de un sismo de grado 5 en la escala Richter.

A pesar de la firma de los Acuerdos de La Habana, y de haberse ya traspuesto el umbral de la segunda vuelta, el posconflicto apenas comienza. Y lo hace mal, a juzgar por la velocidad que Álvaro Uribe imprime desde ya a sus designios regresivos durante las semanas que nos separan de la investidura de Iván Duque como presidente de la república.

No bien Duque aseguraba en su discurso del domingo pasado, tal como venía diciendo durante la campaña, que no haría trizas los acuerdos de paz y que solo promovería ajustes a los mismos, cuando una plenaria del Senado, controlado por el uribismo, aplazó terminantemente el trámite del reglamento de la ley que aseguraría el funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz ( JEP). Con ello, el proceso de paz se ha detenido.

La solicitud del Gobierno de que el reglamento fuese aprobado con carácter de urgencia en lo poco que resta del período presidencial de Juan Manuel Santos, y su aplazamiento en la plenaria del martes, han desatado un desigual pulso entre el Ejecutivo saliente y la impertérrita bancada uribista ante el cual el opositor Gustavo Petro, envalentonado por sus halagüeños resultados electorales, no será observador pasivo.

Este solo hecho, la disparidad entre lo ofrecido por Duque y la actuación tajante del bloque uribista, intensifica en muchos la percepción de que aquel asumirá la presidencia con su soberanía personal grandemente intervenida por la agenda de Álvaro Uribe contra los acuerdos.

Entre tanto, en Caracas, la dictadura de Maduro ha dispuesto cambios en el gabinete que auguran la prolongación indefinida de su desastrosa e inconmovible política económica, con agravamiento de la tragedia humanitaria y un recrudecer de la represión política.

Con el todopoderoso segundo hombre fuerte, Diosdado Cabello, arreando a la obsecuente Asamblea Constituyente y la insumergible Delcy Rodríguez, fidelísima al clan Maduro, en la vicepresidencia de la república, el dictador se dispone a apretar el acelerador.

La aprobación en breve de una constitución de corte fidelista, consagratoria de un régimen de partido único, es vista en Caracas como muy verosímil. Esa constitución presidiría nuevas elecciones locales a final de año.

La inconducente oposición venezolana, fútilmente dividida entre abstencionistas y fundamentalistas del voto, acerca la perspectiva de una dictadura cruel y prolongada. Todo ello añade para lo venezolanos al catastrófico colapso de la petrolera estatal. Sin duda, el tsumani migratorio venezolano esta muy lejos de entrar en reflujo. Y la colosal ola migratoria, con ser ya un gran problema regional, afecta primordialmente a Colombia.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países están poco menos que suspendidas. Duque ha declarado que no destacará un embajador colombiano ante un gobierno ilegítimo. También ha prometido promover desde la presidencia que Maduro sea llevado a la Corte Penal Internacional por crímenes de lea humanidad. Por otra parte, ha abogado en pro de que Maduro permita un canal humanitario internacional para aliviar la hambruna y la mortandad.

Se trata de propósitos que, sin ser excluyentes, exigen un desempeño propio de curtidos estadistas. No es concebible que prosperen así políticas públicas binacionales para revertir la emergencia migratoria.

El indetenible flujo de desplazados venezolanos es tal que un día cualquiera de la segunda mitad de 2017 y lo que va del año en curso, Colombia recibió cerca de 160.000 venezolanos , la misma cifra de refugiados aceptados por Italia en el mismo lapso.

El tsunami migratorio irá en aumento como consecuencia del colapso definitivo de la actividad petrolera que con seguridad golpeará a Venezuela antes de fin de año. Esto no parece preocupar a Maduro quien ya dispensa a Duque las mismas ofensas de que ha hecho objeto a Santos, sin olvidar describir al joven presidente electo como un dócil subrogado de Álvaro Uribe.

Antes al contrario, Maduro pensará que cada día habrá menos bocas que clamen, famélicas, por la menguada e infamante cesta familiar con que subsidia la pasividad política de los venezolanos más pobres. Eso convierte la ola migratoria en un problema exclusivamente colombiano Tal es el problema más grave que planteará a Duque la cuestión venezolana.

Aún en el hipotético escenario de que Maduro fuese obliterado por un rayo alienígena, junto con todos los suyos, los mortíferos efectos del socialismo de siglo XXI, otrora caro a Gustavo Petro, serían aún muy duraderos.

¿Está Duque preparado para lo que el futuro inmediato de Venezuela guarda para Colombia y para él?

 

Iván Duque marcará a Nicolás Maduro por Antonio de la Cruz – Dolar Today – 21 de Junio 2018

Steve Bannon, ex-director de la campaña presidencial de Donald Trump en 2016, sostiene que el populismo y el nacionalismo económico son las fuerzas motoras de la acción política de los próximos 20 años. Son las respuestas al “fin de las ideologías”: la caída del Muro de Berlín en 1989 y la crisis financiera de 2008.

La caída del Muro de Berlín marcó el final del comunismo. Los regímenes comunistas fueron totalitarios y autoritarios, y manejaban una economía centralizada que controlaban el mercado, y el desarrollo humano. Su caída generó la tesis del “Fin de la Historia”, fortaleciendo el fundamentalismo de mercado, la ideología de los mercados libres y de la liberalización financiera hasta la crisis de Wall Street de 2008; en la que se cuestionó las premisas de la autorregulación de los mercados y los tratados de libre comercio.

Iván Duque, un joven conservador, ganó la presidencia de Colombia con una propuesta populista el pasado domingo. Su triunfo representó la derrota del socialismo del siglo XXI. La estrategia de llegar al poder [Gustavo Petro] a través de una elección para socavar el estado democrático colombiano fue derrotada.

Colombia siempre ha estado en la lista de los países que el régimen cubano ha querido tener bajo su área de influencia. De hecho, fue en La Habana, donde se dieron las deliberaciones para el proceso de paz colombiano, por lo que el triunfo de Petro hubiese supuesto la consolidación de la “cleptocracia” y “cacocracia” en Colombia-Venezuela.

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia hasta el próximo 7 de agosto, sabe la amenaza y los riesgos que significa tener de vecino a un régimen como el de Nicolás Maduro. Los últimos 5 meses lo ha estado denunciando a nivel mundial como un dictador y un violador del orden constitucional venezolano, a pesar de haber utilizado a Chávez y Maduro para la negociación de la paz con las guerrillas de la FARC.

Iván Duque conoce también lo que representa el régimen de Maduro para su país y la región. En julio de 2017, lideró en el Congreso de Colombia la iniciativa de denunciar a Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI) de la Haya, acusándolo de:

  • “crimen de asesinato por instigación directa e indirecta”;
  • “imposición intencional de condiciones de vida, entre otras la privación del acceso a alimentos o medicinas, encaminadas a causar la destrucción de parte de una población” -delito que califican como “exterminio” y que entienden “estrechamente relacionado con el genocidio, ya que ambos se dirigen contra un gran número de personas;
  • “deportación o traslado forzoso de población”;
  • “encarcelación de opositores”;
  • “tortura”;
  • “persecución de un grupo o colectividad con identidad propia”,
  • “desaparición forzada de personas”; e incluso,
  • “el crimen de apartheid”, es decir, “actos inhumanos cometidos en el contexto de un régimen institucionalizado de opresión”.

El pasado 30 de mayo, la Organización de Estados Americanos también encontró “fundamento razonable” para solicitar a la CPI la apertura de una investigación contra el régimen de Nicolás Maduro por presuntos crímenes contra la humanidad. Los delitos documentados por un panel de expertos fueron: “asesinatos, torturas, violaciones y otros actos de violencia sexual, detenciones, persecución y desapariciones forzosas”.

El nuevo presidente de Colombia y el secretario de la OEA reconocen que el régimen de Nicolás Maduro debe ser enjuiciado en la CPI más temprano que tarde, aunque no caducan los crímenes de lesa humanidad.

Iván Duque, será un actor clave para enfrentar la amenaza que representa el régimen de Nicolás Maduro para la estabilidad de Colombia y la región. Su triunfo representa el primer revés electoral para las “cacocracias” y “cleptocracias” latinoamericanas, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, y Cuba.

Si Nicolás Maduro opta por una escalada del conflicto fronterizo con Colombia, como una estrategia de huida hacia delante, será el fin de su mandato, y terminará enjuiciado en La Haya.

El régimen de Maduro será marcado por Duque desde la presidencia de Colombia.

 

Iván Duque hace un llamado a la liberación de los presos políticos en Venezuela por Marbelys Villalobos – La Patilla – 19 de Junio 2018

Duque.png

El presidente electo de Colombia Iván Duque hizo un llamado a que se liberen los presos políticos en Venezuela y calificó como vergonzoso posibles intenciones del régimen de Nicolás Maduro de llevar a la cárcel a la líder opositora, María Corina Machado.

“La situación de Venezuela es un tema que a todos nos inquieta. Es vergonzoso que la dictadura que Maduro quiera perseguir para llevar a la cárcel a la líder María Corina Machado, y es una forma de acallar las voces de la oposición. Hago un llamado para la liberación de los presos políticos. Creo que ese tipo de tácticas para acallar las voces de las oposición son nefastas”, declaró a la prensa.

Al referirse a la situación en Venezuela, Duque calificó las pasadas elecciones como un proceso manipulado, por lo que Colombia y muchos otros países no reconocen el resultado.

Asimismo reafirmó la necesidad de buscar una estrategia articulada y diplomática para que en Venezuela se realicen elecciones verdaderamente libres.

“Todos los países que somos signatarios de la carta democrática interamericana tenemos que hacer siempre valer nuestra voz. Lo que hemos visto en Venezuela en unas elecciones que fueron manipuladas y que ha llevado a que muchos países no reconozcan los resultados como lo ha hecho el Gobierno de Colombia. Todo esto nos reafirma a nosotros la idea de seguir buscando una estrategia articulada multilateral de manera diplomática para que Venezuela haga una transición a elecciones libres”, expresó.

 

Duque presidente por Antonio Sanchez García – Noticiero Digital – 18 de Junio 2018

unnamed-4.jpgLa victoria de Iván Duque en las elecciones presidenciales de este domingo en Colombia constituye una doble señal para las fuerzas democráticas de la región. Y ambas están indisolublemente vinculadas a la tragedia venezolana: el voto preventivo de esa poderosa mayoría ciudadana que fue a las urnas a la sombra de la amenaza que desde hace un cuarto de siglo, desde Caracas, La Habana y Sao Paulo ha venido a reciclar las peores tendencias dictatoriales y totalitarias ancladas en la genética latinoamericana. Y la poderosa vigencia de las fuerzas que continúan alimentando esa enfermedad congénita del populismo, el estatismo y el socialismo que desde el asalto al poder por el castro comunismo se ha convertido en referencia obligada de los conflictos que nos afligen, impidiendo el despegue definitivo de nuestras sociedades hacia el pleno desarrollo, la estabilidad y el fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas.

Pues si la mayoría absoluta del candidato del Centro Democrático no deja lugar a dudas respecto de la vocación democrática del pueblo colombiano, la altísima votación obtenida por el candidato de esa izquierda cerril y borbónica dejan perfectamente en claro que ni siquiera el horror que vivimos sus vecinos, cuyo espanto ya los ha alcanzado en las oleadas de refugiados que buscan sobrevivir invadiendo sus fronteras, ha logrado sacudir del todo las conciencias de los colombianos. Lo que le ha permitido al candidato que sigue sus trazas imitar, una vez más, al golpista venezolano Hugo Chávez, comparando subliminalmente un limpio, justo, claro e impecable proceso electoral con el fracasado asalto al poder por el teniente coronel venezolano el 4 de febrero de 1992: el avieso “por ahora”, esa boutade que lo sacara del absoluto anonimato para ponerlo a encabezar las hordas de la barbarie golpista y la estupidez de nuestras élites. Anunciando sin melindres y en la mayor impudicia que, exactamente como Hugo Chávez, volverá a la carga y tendrá en su segundo intento el éxito que tuviese, para inmensa desgracia de Venezuela, el golpista llanero.

Los paralelos entre el ascenso del ex guerrillero hasta estos altamente promisorios resultados electorales y el asalto del militar golpista hasta conquistar el poder mediante limpias elecciones el 6 de diciembre de 1998 son sorprendentes. Ni en uno ni en otro caso el fuerte de su respaldo electoral estuvo en los sectores populares. Estuvo en las clases medias y altas. Estuvo en los sectores políticos liberales y centristas que se niegan a ver los graves riesgos que enfrentan Colombia y la región ante el populismo castro comunista, convertido en melanoma sociopolítico de América Latina. Estuvo en la llamada progresía y en ese pobresismo de que hacen gala los medios “liberales”. Nefasto y oscuro el sibilino intento de grandes medios internacionales, como El País, de España, por evadir la verdadera encrucijada en que se encuentra Colombia desde que llegara al poder Juan Manuel Santos y agotara los esfuerzos por institucionalizar a las Farc y convertirlas en lo que, finalmente, llegaron a ser: la columna vertebral de esa “nueva” izquierda que se alzó, por primera vez en la historia colombiana, hasta el sitial que hoy ocupa: el verdadero coprotagonista de las fuerzas democráticas enfrentadas.

Cuatro de cada diez colombianos pueden vanagloriarse de haber alcanzado al Chile de la Unidad Popular: ocupar ese cuarenta por ciento o más que ocupa los espacios políticos del país sureño que bajo su circunstancial conquista del Poder a comienzos de los setenta del siglo pasado – pronto hará ya medio siglo – provocara la más grave crisis de toda su historia republicana. O la Argentina de los Kirchner o el Brasil del lulismo. Esa izquierda que, articulada desde La Habana y Caracas, llegara a poseer la Secretaría General de la OEA y conquistara los gobiernos de Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil durante las pasadas décadas. Y que se apronta, en un sorprendente acto de suicidio político, a conquistar la presidencia de México.

Si la conciencia de la ciudadanía colombiana hubiera estado a la altura de las graves circunstancias que hoy, tras dos décadas de chavismo, confrontamos en Venezuela e indirectamente, en Colombia, Iván Duque debiera haber ganado limpiamente en primera vuelta, como lo hiciera el jefe de su partido, Álvaro Uribe Vélez. Y es imposible e injusto desconocer el inmenso valor y el estadismo del líder del Centro Democrático, a cuya lucidez, coraje y tenacidad se debe en gran medida esta victoria. Repara con ella el gravísimo error de haber confiado en la funesta figura de Juan Manuel Santos, que le prolongara la vida a las guerrillas y lograra hacer de la izquierda castrista y de amplios sectores del centro y la derecha tontos útiles de las FARC.

Ciertamente, como insisten en señalar quienes justifican este ascenso de Petro hasta los aledaños del Palacio Nariño: los graves problemas sociales continúan dividiendo a la sociedad colombiana. Tanto o más lo estaba cuando llegara al poder el carismático Uribe Vélez. Que muy a pesar de tales diferencias lograra acorralar a las guerrillas y ponerlas al borde de su desaparición. A Santos, a las guerrillas, al Foro de Sao Paulo y al castro chavismo se deben las dificultades que en estas cruciales elecciones el uribismo ha debido y sabido zanjar con una voluntad y una decisión admirables.

En Álvaro Uribe Vélez tiene Colombia al que hoy por hoy es el más prestigioso líder de las fuerzas democráticas latinoamericanas. Corresponde, en su acerada e infatigable lucha contra las fuerzas del izquierdismo castro socialista disolvente y dictatorial, a nuestro Rómulo Betancourt. Es la ruta que deberá liderar Iván Duque: resolver los problemas estructurales que le dan razones a las fuerzas castristas y combatirlas en el terreno de la práctica política. Fortaleciendo los anhelos y aspiraciones democráticas de su pueblo.

En cuanto a Venezuela no olvidamos su promesa: llevar a quien usurpa la presidencia de nuestra República a la Corte Internacional de La Haya. Contribuir a desalojar este régimen y sumarse a las fuerzas que exigen la liberación de Venezuela. Nuestra hermandad nos compromete.

 

Maduro reitera que Santos desea un conflicto bélico contra Venezuela – NTN24 – 15 de Junio 2018

El Jefe de Estado se reúne con oficiales de la FAN en la Academia Militar

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró que desde Colombia se prepara un plan para generar un conflicto armado entre ambos países.

El Jefe de Estado giró instrucciones al Comando Estratégico Operacional para que tome las medidas necesarias a fin de garantizar la soberanía. Le hizo un llamado a los militares y policías del vecino país para que preserven la paz en la frontera.

“No se presten a las trampas de un presidente saliente que quiere dejar incubado un conflicto militar para hacerle el favor al imperialismo norteamericano contra Venezuela. No se presten a un conflicto entre hermanos”, expresó durante una reunión con oficiales de la Fuerza Armada Nacional en la Academia Militar de Caracas.

En otro tema, el Primer Mandatario autorizó un ajuste sustantivo de todas las tablas salariales del personal civil y militar “que será cobrado a partir de la última semana de junio”.

Previamente, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, sostuvo que “dentro de la Fan no hay soldados con ambivalencias”

A %d blogueros les gusta esto: