elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Colombia

Duque pide una acción internacional contra la dictadura en Venezuela – La Patilla – 11 de Noviembre 2018

download.jpg

El presidente colombiano, Iván Duque, subrayó la necesidad de una acción internacional para poner fin a la “dictadura” de Nicolás Maduro en Venezuela, que ha causado, dice, una “crisis humanitaria masiva” y la migración de millones de personas.

“La verdadera causa de este shock migratorio es la dictadura”, afirmó a la AFP Duque, cuyo país ha recibido “cerca de un millón de migrantes en menos de dos años”, de los 2,3 millones de venezolanos que han dejado su país desde 2015, según la ONU.

En visita oficial a Francia hasta el 13 de noviembre, el mandatario colombiano, que asumió en agosto, participe este domingo en el Foro por la Paz organizado por el presidente Emmanuel Macron.

Duque quiere exponer su “agenda de paz”, que va “más allá de los acuerdos” con la antigua guerrilla FARC, firmados en 2016, y reafirmar sus estrictas condiciones para reanudar el diálogo con el ELN, último grupo rebelde del país.

En esta entrevista, tras una visita el viernes a Leticia, en el departamento sureño de Amazonas, subrayó la necesidad de una acción de “todos los países del mundo” contra el narcotráfico. Aunque sin mencionar al glifosato, no descartó recurrir a este herbicida, cuya nocividad para la salud y el medio ambiente han denunciado expertos.

– ¿Cuál es, a su entender, el origen de la crisis migratoria venezolana y cuáles las soluciones?

“La verdadera causa de este shock migratorio es la dictadura. Y nosotros tenemos que emplear todos los mecanismos diplomáticos, todos los mecanismos multilaterales disponibles para propiciar que se acorrale esa dictadura y haya una transición hacia la democracia”.

“Yo nunca he hecho referencia a apelar a mecanismos bélicos”. “Eso es justamente lo que el dictador siempre ha querido: tratar de crear un demonio sobre la base de una amenaza bélica, y a partir de allí aferrarse al poder”.

“Por eso celebro tanto que el presidente Macron haya acompañado la denuncia hacia Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional por los crímenes que se están cometiendo contra el pueblo venezolano (…) para que el dictador sea sancionado”.

“Venezuela es un país fronterizo que está teniendo una crisis humanitaria tremenda” y “Colombia está enfrentando una situación que es a todas luces no solamente extraordinaria, sino retadora. Hemos recibido cerca de un millón de migrantes en menos de dos años”.

“Se necesita una ayuda grande y decidida (…) El esfuerzo va a tener que ser grande de todos”. “Que la comunidad internacional vea (…) la magnitud de esta crisis es importante y ojalá nos pueda cooperar con recursos que sean significativos para enfrentar este reto”.

– Colombia ha luchado durante más de treinta años contra el narcotráfico y las plantaciones ilegales de coca, componente de la cocaína. Pero sigue siendo el mayor productor del mundo. ¿Qué soluciones recomienda, más allá de la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos?

“Tenemos que romper la cadena logística para la producción de cocaína (…) poder reducir el flujo de precursores químicos hacia el país (…) que son utilizados en la producción de alcaloides, y en particular la cocaína”. “Me parece muy importante que (…) los países que son productores de precursores químicos puedan transparentemente mostrar al mundo a dónde están vendiendo”.

“La lucha contra la droga (…) debe ser una lucha compartida”. “Todos los países del mundo debemos fortalecer nuestras prácticas y nuestras políticas para prevenir el consumo, y evitar que el consumo crezca”.

“La aspersión es un herramienta necesaria”. “Es uno de muchos mecanismos y hay que ver según el tipo de producción, según las regiones, según los riesgos, cuál es la más eficiente para poder darle fin a esa espiral de crecimiento o expansión de los cultivos ilícitos…”.

– ¿Cuál va a ser el futuro del acuerdo de paz con la exguerrilla FARC, diez de cuyos miembros están hoy en el Parlamento, y de las negociaciones suspendidas desde agosto con el Ejército de Liberación Nacional (ELN)?

“La presencia en el Foro por la Paz para mí es muy interesante porque es la posibilidad de mostrarle al mundo la agenda nuestra que es un agenda de paz más allá de lo que fueron los acuerdos con las FARC y más allá de los desafíos inmediatos que tenemos con otros grupos armados organizados”.

“Yo nunca hice campaña diciendo que íbamos a destruir los acuerdos, sino a corregir aquellas cosas que no están saliendo bien en la implementación (…) como que en los últimos cinco años, los cultivos ilícitos pasaron de 50.000 hectáreas a más de 200.000 hectáreas. (…) Y esto es una amenaza para la seguridad nacional”.

“Y por supuesto creo que el reto más grande es que haya proporcionalidad en las sanciones y que se garantice en esa proporcionalidad que quienes estén en cargos de representación política y sean juzgados por la justicia transicional y reafirmados en sus conductas violatorias de los derechos humanos, pues esas personas deberán tener penas proporcionales y deberán salir de la representación política”.

“Mi mensaje al ELN es que estoy listo para sentarme a conversar con ellos si, y solo si, ellos liberan todos los secuestrados y le ponen fin a los actos de terrorismo y de violencia, y le ponen fin a sus actividades criminales”. “Si eso no pasa, tendremos que actuar (…) con contundencia, con disuasión o capacidad ofensiva”.

– ¿Cómo espera que sea la relación con Jair Bolsonaro, el presidente ultraderechista elegido en Brasil?

“Brasil no solamente es un país importante para Colombia porque es un país limítrofe, es importante por el mercado que representa, es importante por su peso en la geopolítica regional”. “Entonces mis intereses son seguir fortaleciendo los vínculos con Brasil”.

“Si en Brasil se dan las condiciones para tener un gobierno que sea prodesarrollo del sector privado, prodesarrollo del comercio intrarregional, prodesarrollo de la inversión transfronteriza, pues creo que tendremos mucho éxito”. “Espero que esa sea la línea de trabajo con el presidente Bolsonaro”.

El millón de venezolanos en Colombia por Jorge Galindo – El País – 8 de Noviembre 2018

Una radiografía de la oleada migratoria que ha cruzado la frontera entre ambos países

A final del mes de septiembre se superó la cifra del millón de migrantes venezolanos en territorio colombiano. Estos datos ponen en negro sobre blanco un fenómeno sin apenas parangón en la historia de la región andina.

El millón de venezolanos en Colombia
Quizá el más importante de todos ellos es que ocho de cada diez de estas personas se encuentran en situación regular o en proceso de regularización. Ni siquiera un 10% entró por pasos fronterizos no autorizados, contrariando la imagen de “avalancha” que algunos tienen del proceso migratorio.

La distribución territorial es, eso sí, enormemente desigual.

El millón de venezolanos en Colombia

Los departamentos colombianos que más concentración migratoria asumen son, como cabría esperar, los fronterizos. Algunos, como Vichada o Guainía, tienen un ratio anormalmente alto por su bajo índice poblacional. Otros, en particular La Guajira, Norte de Santander y Arauca, presentan ratios de más de diez venezolanos por cada cien habitantes. Una situación que requiere sin duda de políticas específicas destinadas a estas áreas por parte del gobierno central, empezando por una distribución de recursos prioritaria como, en principio, ya se está realizando.

El perfil poblacional de los migrantes del país vecino es igualmente importante. Un estudio de Fedesarrollo presentado la pasada semana apuntaba a que los hombres en edad laboral están sobrerrepresentados entre los llegados. Los datos de Migración Colombia corroboran este punto. Este es un patrón habitual de emigración en todo el mundo. El mismo trabajo de Fedesarrollo ya apuntaba, en cualquier caso, a la paulatina reunificación familiar.

El millón de venezolanos en Colombia

Colombia, también de paso

La migración es un fenómeno más dinámico de lo que tendemos a creer. Cuando alguien deja su país de origen, su destino final no es necesariamente claro ni se mantiene constante a lo largo del periplo. Menos aún cuando, como es el caso de muchas de las personas que se van de Venezuela, se hace bajo circunstancias particularmente difíciles.

Colombia es un paso intermedio lógico para muchos venezolanos. Comparte una frontera de más de dos mil kilómetros, presenta lazos sociales y familiares intensos para muchos habitantes de ambos países, y es además una plataforma bien ubicada desde la que alcanzar otros lugares. Probablemente es por ello que casi tantos venezolanos como los que habitan en el país fueron los que transitaron por el mismo en lo que va del 1 de enero al 30 de septiembre de 2018.

El millón de venezolanos en Colombia

Esta cifra supera con creces los valores de años pasados. La escalada de venezolanos en tránsito por Colombia en el último lustro es tan vertiginosa como la de los que llegaron y se quedaron, lo cual solo añade a la ya referida dimensión del fenómeno.

Ecuador es un destino predilecto. De hecho, Migración Colombia tiene trazadas las rutas migratorias principales que suelen cruzar el país de noreste (normalmente partiendo de la ciudad de Cúcuta o cerca) a sudoeste, con la fronteriza localidad de Ipiales como punto de salida de hasta medio millón de venezolanos en el presente año. Pero son muchos también los que dibujan un círculo y regresan a Venezuela, por las más diversas circunstancias. Perú, Chile son otras etapas finales dentro del continente tras el intermedio por Colombia.

Todos estos datos dibujan un panorama complejo que supone un reto para el país que, sea por permanencia o por tránsito, está recibiendo a la mayor parte del éxodo venezolano provocado por la profunda crisis política, económica y social del país. Un vecino que recibió a cientos de miles de colombianos veinte, treinta años atrás, cuando las suertes de las naciones estaban cambiadas. Por el momento, parece que Colombia recuerda aquella acogida, y está dispuesta a responder con medidas de apoyo específicas.

La muerte de tres militares venezolanos en la frontera eleva la tensión con Colombia por Francesco Manetto – El País – 6 de Noviembre 2018

El Gobierno de Maduro aprovecha el ataque, atribuido al ELN, para acusar al país vecino: “Allí está la estrategia, provocarnos, producir un falso positivo”

La muerte de tres militares venezolanos en la frontera eleva la tensión con Colombia. VÍDEO: REUTERS-QUALITY

El ataque de un grupo armado que el domingo mató a tres militares venezolanos en la frontera con Colombia elevó la tensión entre ambos países, cuyas relaciones bilaterales son prácticamente nulas desde hace meses a raíz de la deriva del régimen de Nicolás Maduro y de una emergencia migratoria sin precedentes. La emboscada, en la que también resultaron heridos diez miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, se produjo en la región amazónica, en una zona donde operan columnas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la principal guerrilla colombiana activa tras la desmovilización de las FARC.

 

Padrino López aprovechó el choque para dirigirse a las fuerzas armadas y lanzar un mensaje que alimenta las teorías de Maduro sobre la presión militar exterior, a pesar de que Duque y su gabinete hayan descartado de forma tajante la hipótesis de una intervención. “Mucha prudencia”, enfatizó durante una comparecencia, “porque por supuesto que allí está la estrategia: provocarnos, producir un falso positivo en frontera y desarrollar una escalada más intensa”. “No lo permitamos”, agregó, “pero, eso sí, el pueblo de Venezuela que lo sepa: nosotros los soldados, los que vestimos el uniforme patriota estamos dispuestos a dar, a seguir dando nuestras vidas, para preservar nuestro territorio, nuestra soberanía, que para nosotros es sagrado. Grupos armados, llámense cómo se llamen, fuera de Venezuela”.

El desencadenante del enfrentamiento fue, según las primeras investigaciones, la detención de Luis Felipe Ortega Bernal, presunto cabecilla del ELN. Según documentos de inteligencia de la Armada colombiana citados por el diario El Tiempo, se trata del jefe del frente Ernesto Che Guevara, que como otras columnas de esta guerrilla delinque en las proximidades de la frontera y cruza al país vecino cuando necesita protección. La tensión entre Colombia y Venezuela se disparó precisamente a cuenta de estos episodios, a los que se añadió el año pasado el éxodo de millones de venezolanos que huyen en busca de oportunidades. Un drama que el régimen de Maduro se niega a reconocer.

El tirano Nicolás Maduro destroza Venezuela – Editorial ABC – 3 de Noviembre 2018

El dictador Nicolas Maduro

Lejos están los datos que este viernes ofrecieron el presidente colombiano, Iván Duque, y el representante del Banco Mundial de la versión de parte, absolutamente vergonzosa, que sostiene, por ejemplo, José Luis Rodríguez Zapatero (El Estado mafioso del dictador Nicolás Maduro).

El expresidente del Gobierno está realizando un papel lamentable en esta crisis, a favor siempre del régimen bolivariano y en contra de los venezolanos de a pie, esos que huyen por millones hacia otros países de la región cansados de la pobreza o de la persecución política, evidencia hace unas fechas con la muerte del opositor Fernando Albán, arrojado por la ventana en dependencias de la policía política de Maduro.

El presidente de Colombia vino a desmentir ayer, por ejemplo, a Zapatero que afirmó que la culpa del éxodo se debe «a las sanciones impuestas por Estados Unidos», corroborada días después por el propio Pedro Sánchez, aquel que, al ser preguntado hasta cuatro veces en su gira iberoamericana, fue incapaz de calificar de «dictadura» el sistema represivo montado por Maduro.

Las cifras hablan por sí solas: 12.000 detenciones arbitrarias, 300 casos de tortura acreditados, un millar de presos políticos…

La comunidad internacional no debe abandonar a su mala suerte a los venezolanos, ni cronificar esa especie de desinterés con el que asiste al hundimiento de toda una nación en manos de un cacique que ha hecho de su permanencia en el poder su único objetivo.

Más del 90% de los venezolanos que viven en Colombia entraron en los últimos dos años por Francesco Manetto – El País – 2 de Noviembre 2018

En el país hay 1.032.000 migrantes. El éxodo se intensificó tras el deterioro de la crisis económica y la deriva institucional del régimen

Numerosos venezolanos intentan cruzar la frontera con Colombia, en Cúcuta.
Numerosos venezolanos intentan cruzar la frontera con Colombia, en Cúcuta. CARLOS GARCIA RAWLINSREUTERS

El éxodo de los millones de venezolanos que cruzan la frontera en busca de oportunidades es un fenómeno que corresponde, en lo fundamental, a los últimos dos años. La relación causa-efecto de esta emergencia migratoria no era ningún misterio, pero los datos difundidos este jueves por Migración Colombiacertifican que la inmensa mayoría de los que decidieron abandonar el país lo hicieron tras la deriva institucional del régimen de Nicolás Maduro y el deterioro de una gestión económica insostenible.

Más de 2,3 millones de personas, según ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han huido de Venezuela y casi la mitad (1.032.016) se establecieron en Colombia. De esta cantidad, más del 90% entraron a partir de 2017. Ese año fueron 184.087 y en los primeros nueve meses de 2018, 769.726, lo que supone un incremento sustancial con respecto a los 39.311 de 2016 o los 5.954 de 2013, cuando falleció el expresidente Hugo Chávez.

Más del 90% de los venezolanos que viven en Colombia entraron en los últimos dos años
MIGRACIÓN COLOMBIA

En marzo del año pasado, el chavismo marcó un punto de no retorno con la anulación del Parlamento de mayoría opositora y la elección de una Asamblea Nacional Constituyente que se convirtió en un mero brazo legislativo del Gobierno. Las fuerzas de la oposición, entonces agrupadas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mantuvieron el pulso en la calle durante casi tres meses de protestas que se saldaron con más de 150 muertes. Lo que vino después fueron tres citas electorales (regionales, locales y presidenciales), enturbiadas por las sospechas de fraude, que reafirmaron el poder de Maduro y la división de las voces críticas con el aparato oficialista.

El análisis del flujo migratorio refleja también que una mayoría de ese millón de venezolanos radicados en Colombia, que entraron principalmente por alguno de los siete pasos fronterizos que separan a los dos países, son jóvenes. Casi 380.000 tienen entre 18 y 29 años, unos 156.000 son menores de edad y 230.000 están en la treintena. La escasez y la insoportable tendencia hiperinflacionista de Venezuela -el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó en abril una subida de los precios vertiginosa: un 1.800.000% en dos años- empujó a migrar a aquellos que aún tienen opciones para rehacer su vida.

TRES ESCENARIOS

S. TORRADO

El Gobierno de Iván Duque, según anticipó el canciller, Carlos Holmes Trujillo, a principios de octubre, trabaja con tres escenarios sobre la llegada de venezolanos. Según la estimación más crítica, llegarían más de cuatro millones de venezolanos en los próximos tres años. En el más optimista de los casos, Colombia acogería 1.850.000 migrantes antes de 2022.

Más de un millón eligió Colombia para intentarlo, pero no todos lo han hecho con documentos. Cerca de 570.000 tienen papeles en regla -visado, cédula de extranjería o permiso especial de permanencia-, 240.000 están en proceso de regularización, 137.000 tienen permisos caducados y 80.000 entraron por alguna trocha o un paso no autorizado. A pesar de ello, las cifras de personas sancionadas este año por las autoridades a lo largo de su periplo son casi despreciables. Se trata de 3.760 migrantes que, por distintas razones, tuvieron que pagar una multa o fueron deportados y expulsados. Estos últimos dos supuestos no alcanzan el millar de casos.

Además, otros cientos de miles solo transitaron por ese país para reagruparse con algún familiar o buscar suerte en cada esquina de la región. Casi 500.000 se fueron a Ecuador, 15.000 a México y 67.000 a Perú, donde el miércoles entraron 6.708 nuevos migrantes antes de que venciera el plazo para solicitar un permiso temporal de permanencia. El estatus de esas personas y la gestión de la emergencia, que tendrá un impacto sin precedentes en la economía local, desbordó a muchos Gobiernos latinoamericanos, que se vieron obligados a solicitar el apoyo de Naciones Unidas y los principales organismos multilaterales.

El alto comisionado de la ONU para el éxodo venezolano, Eduardo Stein, convocará para finales de noviembre en Quito una cumbre regional para abordar las políticas de acogida y el consiguiente reparto de los refugiados. Mañana el Banco Mundial presentará un informe sobre las repercusiones del fenómeno en Colombia, que, según adelantó el presidente, Iván Duque, ya ha estimado un gasto de 1.500 millones de dólares, un 0,5% del PIB. Esos números recaerán sobre todo en zonas que ya pasan por dificultades económicas.

La ciudad de Cúcuta (noreste) es una de las principales puertas de entrada de esa diáspora. Desde el pasado agosto, en el hospital universitario de la ciudad se atienden más partos de venezolanas que de mujeres locales. En ese departamento, Norte de Santander, residen alrededor de 150.000 migrantes, mientras que en La Guajira hay 123.000. La mayoría, unos 239.000, se fueron a la capital, Bogotá. Por otro lado, el departamento del Atlántico acogió 105.000 y Antioquia unos 71.000.

El impacto de la migración venezolana en Colombia puede superar los 1.000 millones de dólares por Francesco Manetto – El País – 3 de Noviembre 2018

El Banco Mundial alerta de que el fenómeno afecta a “las poblaciones más vulnerables, como los indígenas y los niños”

Venezuela
El vicepresidente del Banco Mundial, Jorge Familiar (segundo por la izquierda), durante su visita a Cúcuta. SCHNEYDER MENDOZA EFE

El impacto económico del multitudinario éxodo venezolano en Colombia oscliará a corto plazo entre el 0,23% y el 0,41% del PIB del país, es decir, puede alcanzar una cifra cercana a los 1.100 millones de dólares. Así lo alertó este viernes el Banco Mundial, que ha elaborado un informe sobre sobre el panorama que arroja el flujo migratorio. Colombia, que comparte con Venezuela alrededor de 2.200 kilómetros de frontera, es el país de la región que más ha sufrido las consecuencias de este fenómeno. Más de un millón de personas que decidieron huir del régimen de Nicolás Maduro se encuentran en su territorio de un total, según cálculos de Naciones Unidas, de 2,3 millones.

 

“La conclusión más importante es que no debemos desperdiciar una buena crisis o un buen reto, de los retos y de las crisis siempre surgen oportunidades Y esta es la conclusión más importante de este reporte”, señaló el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, durante la presentación del informe, en Bogotá, a la que asistieron el presidente colombiano, Iván Duque, y el canciller, Carlos Holmes Trujillo. “En el corto plazo hay costos, pero si esto se maneja bien, en el mediano y en el largo plazo va a haber oportunidades y crecimiento”, agregó. Según las simulaciones de la institución que representa, en el caso de que migraran medio millón de personas en la edad de trabajar a Colombia, el crecimiento económico se aceleraría un 0,2% a raíz de un aumento del consumo cercano al 0,3% y de la inversión en 1,2 puntos.

Uno de los objetivos del Gobierno, que está a punto de cumplir 100 días, fue desde el principio la internacionalización de esta emergencia. El país andino no puede hacerse cargo, sin la ayuda de las principales instancias de la comunidad internacional, del impacto financiero de la crisis, y el propio Duque, que asegura que en ningún caso renunciará al “concepto de la fraternidad”, insistió en que “esta dimensión no puede ser solo una tarea de Colombia”.

El Banco Mundial ofrece como ejemplo el incremento de la demanda en los servicios públicos de salud: “Pasó de 125 casos en 2014 a casi 25,000 en 2017. Por otro lado, se estima que al menos 70.000 niños migrantes irregulares se encuentran fuera del sistema educativo actualmente”. Familiar visitó hace un mes la frontera de Cúcuta, donde se encuentran dos de los pasos más transitados por los migrantes, y pudo comprobar que, por ejemplo, en el hospital universitario se atienden más partos de venezolanas que de mujeres locales.

El diagnóstico es cristalino: el éxodo depende de la deriva institucional del régimen de Nicolás Maduro y de la durísima crisis económica que golpea a Venezuela. Esa situación se precipitó a principios de 2017, con la anulación de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, y la convocatoria de unas elecciones constituyentes. Por ello, Duque considera fundamental la coordinación con los demás Gobiernos de la región para “para tener un programa de normalización migratoria” y permisos temporales de permanencia. “La crisis no va a parar hasta que no termine la causa originadora, que es la dictadura en Venezuela”, enfatizó al dejar claro que la comunidad internacional debe ceñirse a la presión política y diplomática.

Colombia asegura que 50 % de 2.300.000 migrantes venezolanos está en su territorio

VenezolanosEnColombia.jpg

EL GOBIERNO COLOMBIANO aseguró hoy que, de acuerdo con cifras de organismos internacionales, de los más de 2,3 millones de inmigrantes venezolanos que han abandonado su país el 50 % se encuentra en Colombia.

“Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), más de 2 millones 300 mil venezolanos han abandonado su país en los últimos años. De ellos, cerca del 50 % se encuentra actualmente radicado en Colombia”, dijo el Gobierno en un comunicado.

Así lo dio a conocer el director General de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, al presentar las cifras más recientes de la migración venezolana ante el Congreso de la República.

“En la actualidad, más de 1.032.000 venezolanos se encuentran radicados en nuestro país”, precisó.

Según el jefe de la autoridad migratoria colombiana, entre enero y septiembre de este año más de un millón 52 venezolanos ingresaron al país, mientras que un poco más 676.000 personas salieron hacia terceros países, principalmente Ecuador, Perú, Chile, Estados Unidos y México.

Lo anterior, aclaró, “evidencia la crisis migratoria que está viviendo no sólo Colombia sino la región por culpa de la dictadura presente en Venezuela”.

Las cifras oficiales indican que de los más de 1.032.000 venezolanos que permanecen en Colombia, 573.000 se encuentran de forma regular.

Asimismo, se indicó que más de 217.000 son irregulares y cerca de 240.000 están en proceso de regularización.

Grupo de Lima acuerda dar asilo político en Colombia a funcionarios venezolanos que lo soliciten – La Patilla – 31 de Octubre 2018

Los coordinadores del Grupo se reunieron este miércoles en Bogotá para hacer seguimiento a las acciones acordadas e “identificar” propuestas adicionales por la crisis humanitaria de Venezuela. En el encuentro se acordó dar asilo político en Colombia a funcionarios venezolanos electos a partir de 1998, que así lo soliciten.

En la reunión, los 11 países acordaron facilitar la permanencia y tránsito de los ciudadanos venezolanos con pasaporte y documentos vencidos. También les serán aceptado los títulos universitarios sin necesidad de ser apostillados.

“Serán bienvenidos en Colombia, todos aquellos venezolanos que posean título universitario sin ser apostillados previamente”., se acordó.

Asimismo se indicó que los venezolanos podrán presentar su permiso de permanencia en  Colombia hasta el 2 de Diciembre de 2018.

Por otra parte se pronunciaron con respecto a los presuntos abusos sexuales a venezolanas en países de Latinoamérica y solicitaron protección para los migrantes y justicia para los xenófobos.

Presidente de la Comisión Europea apoya llevar a Maduro ante la justicia internacional – La Patilla – 24 de Octubre 2018

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, escucha una traducción en vivo mientras asiste a una conferencia de prensa con el presidente colombiano Ivan Duque Márquez  en la sede de la CE en Bruselas, Bélgica, 24 de octubre de 2018. REUTERS / Eric Vidal

El titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, abogó este miércoles por llevar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, ante la justicia internacional, tras su primera reunión con el jefe de Estado colombiano, Iván Duque, en Bruselas.

“Esto es ahora un asunto para el sistema de justicia internacional. Este hombre tiene que ser llevado ante los tribunales”, dijo en rueda de prensa Juncker, tras defender el papel de Colombia en la acogida de refugiados venezolanos.

La Comisión Europea (CE) es el órgano ejecutivo y de iniciativa legislativa sobre el Parlamento europeo y el consejo de la Unión Europea. Se encarga de proponer la legislación, la aplicación de las decisiones, la defensa de los tratados de la Unión y del día a día de la UE. Se encarga de proponer la legislación, la aplicación de las decisiones, la defensa de los tratados de la Unión y del día a día de la UE.

El presidente del ejecutivo comunitario respondía a una pregunta sobre una eventual acción internacional “más decidida” para “aislar la dictadura del señor Maduro”. “No nos gusta esta dictadura”, respondió el ex primer ministro luxemburgués.

El presidente colombiano agradeció a la Unión Europea (UE) su ayuda financiera para hacer frente a la llegada de migrantes venezolanos. “Queremos adicionalmente seguir denunciando los atropellos de la dictadura en Venezuela”, agregó.

La UE impuso en el último año sanciones contra Venezuela, país sumido en una crisis política, económica y humanitaria, por menoscabar, a su juicio la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos.

Además de adoptar un embargo de armas, el bloque impuso la prohibición de visados y la congelación de activos para 18 responsables europeos, entre ellos la vicepresidenta Delcy Rodríguez, aunque evita sancionar a Maduro, como hizo Washington, para mantener los canales de comunicación.

La ONU refuerza su apoyo en Colombia para atender el éxodo venezolano por Francesco Manetto – El País – 18 de Octubre 2018

El nuevo enviado de Naciones Unidas asegura que no intervendrá en el debate político: “Nuestro trabajo es fundamentalmente humanitario”

El delegado de la ONU para Venezuela, Eduardo Stein, este martes en Cúcuta.
El delegado de la ONU para Venezuela, Eduardo Stein, este martes en Cúcuta. SCHNEYDER MENDOZAAFP

Naciones Unidas ha redoblado su ayuda en la Región Andina para atender la emergencia migratoria venezolana. El flujo de personas que huyen del régimen de Nicolás Maduro, aun con intensidad intermitente, no cesa. Este fin de semana llegó a Colombia un nuevo delegado de la ONU encargado de coordinar y apoyar el trabajo humanitario, sobre todo a lo largo de los más de 2.200 kilómetros de frontera que separan a los dos países. Se trata del exvicepresidente guatemalteco Eduardo Stein, quien destacó la solidaridad de los Gobiernos receptores y se comprometió a buscar apoyos “lo más inmediatos posibles”.

El representante especial del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dejó claro que su misión será de carácter “fundamentalmente” humanitario. “No será nuestro trabajo intervenir en discusiones de naturaleza política”, incidió ante la creciente presión internacional al Gobierno de Maduro. La desastrosa gestión económica y la profunda crisis social e institucional de Venezuela tienen un reflejo cotidiano en los más de dos millones de venezolanos que abandonaron sus casas y viajaron en busca de oportunidades a Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile o Argentina.

La principal puerta de entrada a esa nueva vida es el Puente Internacional Simón Bolívar, en el municipio de Villa del Rosario, junto a Cúcuta. Hasta allí viajó este martes Stein para conocer de primera mano las necesidades de esa zona, que se ha visto desbordada por una emergencia hasta ahora desconocida en Colombia. “Quisiera comentar la solidaridad que varios países de América Latina y en particular Colombia y su gente han mostrado y que contrasta, en mucho, con las reacciones que en otras regiones del mundo se están teniendo con flujos migratorios súbitos”, manifestó el delegado de Naciones Unidas.

Internacionalizar la crisis

El Gobierno de Iván Duque lleva desde principios de agosto, cuando asumió sus funciones, tratando de internacionalizar esa crisis. En la frontera ya se ha intensificado en los últimos meses el trabajo de organismos multilaterales, aunque a partir de ahora es necesario mejorar la coordinación. “La designación del doctor Stein es un reconocimiento del secretario [António] Guterres de la magnitud de la crisis que se está viviendo en Colombia y que además está empezando a tener también efectos en otros países de la región”, manifestó el mandatario. “Su visita”, agregó el canciller, Carlos Holmes Trujillo, “es para Colombia de mayor importancia”. “Estamos viviendo el impacto de una crisis de mayor magnitud. No hay duda de que su nombramiento es un paso adelante en la dirección que había solicitado el país”, dijo.

La repercusión económica de la diáspora en el país andino supera, de momento, los 1.500 millones de dólares, un 0,5% del PIB, según datos oficiales. En este contexto, Colombia busca no solo paliar la crisis humanitaria sino también contener sus efectos, por ejemplo, en los servicios públicos. Los médicos del hospital universitario de Cúcuta han atendido en los últimos tres meses más partos de migrantes que de mujeres colombianas.

Así, el Banco Mundial prepara un informe para calcular con precisión el alcance del éxodo, con un diagnóstico y unas recomendaciones que puedan ayudar a las instituciones de los países más afectados. El vicepresidente del organismo, Jorge Familiar, quien visitó Cúcuta recientemente. “Tenemos que buscar cerrar filas y ver cómo podemos apoyar a Colombia y al resto de la región para atender esta situación”, afirmó.

Esa situación en Colombia se resume en unas cifras: alrededor de un millón de venezolanos se encuentran en el país. La migración “sí se ha incrementado”, aseguró Christian Kruger Sarmiento, director de la autoridad migratoria, informa Efe.

Hasta el pasado 30 de agosto se habían contabilizado 935.000 venezolanos, pero ese número creció en unos 100.000 en tan solo tres semanas. “Ha sido el mes donde más venezolanos han llegado a nuestro país a radicarse”, agregó. En los pasos fronterizos aumentan también los flujos pendulares diarios, motivados por la escasez prácticamente crónica en el país vecino, por el desabastecimiento de productos básicos y una hiperinflación sin freno. Decenas de miles de personas cruzan a diario atravesando a pie el puente Simón Bolívar. Muchos de ellos vuelven a Venezuela, principalmente después de trabajar. Miles deciden quedarse para comenzar una nueva vida.
A %d blogueros les gusta esto: