elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Colombia

Cuba, Venezuela, FARC por Fernando Londoño – oiganoticias.com – 7 de Mayo 2017

UnknownPara los que no lo conozcan, o para los que pretendan olvidarlo, alias Iván Márquez fue el sujeto que ordenó quemar vivas 119 personas, hombres mujeres y niños, que despavoridas se resguardaban en la humilde Iglesia del más humilde pueblecito de Bojayá, en el Departamento del Chocó. Por ahí sacarán en claro los lectores de que clase de diablo hablamos.

Pues Iván Márquez ha dicho que las FARC, de la que es comandante sub jefe, apoyan a Nicolás Maduro, a quien le deben el precioso regalo de las conversaciones de paz con Santos. Hay que desenredar esa madeja, porque Márquez no es un simple cretino que ignore lo que se llama el precio político que implican declaraciones de ese estilo.

Cuando decimos Cuba, no nos referimos al noble pueblo martirizado hace más de cincuenta años por una pandilla de criminales comunistas comandada por los hermanos Castro. Nos referimos a la pandilla, claro está, y no al pueblo que la sufre.

Ahí es donde empieza la tragedia. Porque se pregunta el menos listo qué es lo que hay en Venezuela, con Maduro, que pueda ser públicamente apoyado por las FARC.

No muchos han reparado en una cuestión simplísima. Cuba se está jugando la vida en Venezuela. Así de sencillo. En medio de la penuria extrema que Venezuela padece, Maduro se las arregla para seguirle mandando entre ochenta y noventa mil barriles diarios de petróleo por día. Y en mantenerle, a su costa, las decenas de miles de miembros del ejército de ocupación que tiene en Venezuela. La suma de esas dos partidas, la del petróleo y la de sueldos y gastos de miles de bandidos anclados en Venezuela, dan un resultado colosal para las empobrecidas arcas cubanas. Si el petróleo no apareciera, y los soldados, asesores y seudo médicos cubanos que están en Venezuela volvieran a Cuba para ser mantenidos por el régimen, colapsaría la economía castrista.

Ahí está el secreto de la crueldad infinita con que trata Maduro a los que se manifiestan en la calle al grito de libertad y democracia. Maduro es un tontarrón iletrado y su asesor de cabecera, Diosdado Cabello, es además un patán fabulosamente enriquecido, capaz de casi todo. Pero no de tanto. Los que disparan y hacen disparar en las calles de Caracas contra jóvenes venezolanos inermes, son los cubanos. Y los cubanos son los que empujan a Maduro y a su camarilla de favoritos a mantenerse en el poder contra el mundo entero que los desprecia y rechaza. Y todo eso pasa porque las instrucciones de Raúl Castro son precisas. Matan al que tengan que matar, pero allá se quedan, cuidándome la espalda.

Y es en ese horizonte de cenizas y vergüenzas en el que aparecen las FARC. Porque como todas las guerrillas que azotaron a Colombia fueron adiestradas y financiadas por las Unión Soviética y por los servicios secretos de la STASI, allá en Cuba. Márquez y Maduro son un par de brutos compañeros de escuela y socios en el crimen. Y por eso se apoyan, a pesar de cualquier cosa que les pese.

Las FARC no solo están comprometidas con Maduro por la alianza que entre compañeros criminales ha existido siempre. La cosa es más honda y complicada.

Cuando Alvaro Uribe Vélez, como comandante supremo de las Fuerzas Militares de Colombia, destruyó y arrinconó a las FARC, Chávez les dio refugio en Venezuela. La histórica y contundente denuncia la hizo, en inolvidable discurso ante el plenario de la OEA, el Embajador de Colombia Luis Alfonso Hoyos, quien dicho sea al pasar paga con el precio del destierro su franqueza y su elocuencia.

Y ese refugio y esa alianza no terminan. Las FARC siguen proveyendo de cocaína al cartel de los soles, la organización delictiva de militares que se lucra del negocio y sostiene a Maduro para que siga mandando regalos a Cuba y pagando por el ejército de ocupación.

No paran ahí las cosas. Los bandidos de las FARC siguen en Venezuela. Se calcula que son más de cuatro mil los que campean a sus anchas en cinco estados venezolanos, partícipes del tráfico de cocaína y dueños del régimen de terror en esas regiones.

El trío macabro se integra, pues, de ese modo. Cuba tiene sus dos matones entrenados, Márquez y Maduro, en Colombia y Venezuela. Por ahí dirigen la paz de Santos y la dictadura del cartel de los soles. Si se le acaba Maduro, se le fractura el negocio, se le acaba la invasión y se quiebra, literalmente hablando. Por eso sus esbirros matan venezolanos en las calles de Caracas y por eso Castro es miembro de la Comisión de Seguimiento en Colombia que es el poder legislativo real en el país, y por eso Márquez se atreve a manifestar su apoyo a Maduro. ¿Está claro?

La crisis de Venezuela agita la política colombiana por Francesco Manetto – El País – 1 de Mayo 2017

1442876929_041585_1442910591_noticia_fotograma.jpg
Santos dio un golpe de timón con respecto a la relación con el país vecino mientras la guerrilla defiende a Maduro.
La grave crisis institucional que golpea Venezuela ha repercutido en la política colombiana y amenaza con contaminar el clima del postconficto entre el Estado y las FARC y, sobre todo, el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Aunque es altamente improbable que el deterioro democrático en el país vecino perjudique el desarrollo de la paz, sí ha contribuido a ahondar la brecha entre el Gobierno, la oposición y la guerrilla cuando falta poco más de un año para las elecciones.

En medio de la última ola de protestas contra Nicolás Maduro, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio un golpe de timón con respecto a la relación mantenida hasta ahora con Venezuela. El premio Nobel de la Paz empezó criticando públicamente el pasado 19 de abril “la preocupante militarización de la sociedad venezolana” y solicitando, a través de la ministra de Exteriores, la atención de la ONU ante la crisis. Un día después, zanjó a través de Twitter: “Hace seis años se lo advertí a Chávez: la revolución bolivariana fracasó”. Desde ese momento, la mayoría de las declaraciones públicas del presidente reiteraron esos mensajes. Leer más de esta entrada

Senado de Colombia aprueba acuerdo en defensa de la AN y la democracia venezolana – Yo Soy Venezolano.info – 15 de Febrero 2017

El Senado de la República de Colombia votó y aprobó un acuerdo en solidaridad con la Asamblea Nacional y en función del rescate de los valores democráticos e institucionales en Venezuela. En el documento emplazó a la Cancillería y al Gobierno colombiano a no dejar solos a los venezolanos en medio de la crisis que hoy viven.

“La crisis económica y social que afecta a nuestros hermanos venezolanos es una preocupación no sólo humanitaria, sino democrática, pues cuando el pueblo se encuentra privado de las necesidades básicas no puede ejercer propiamente sus derechos políticos”, reza el documento publicado por la Cámara de senadores de Colombia .

El texto firmado por los congresistas de ese país, fue redactado después del derecho de palabra que se le otorgó al Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, diputado Julio Borges, quien denunció que “Venezuela vive la peor crisis de su historia” y explicó como el Gobierno Nacional se ha “enseñado” contra el Parlamento venezolano a través del Tribunal Supremo de Justicia para “destruir” la soberanía popular.

“La democracia del país hermano se encuentra seriamente afectada”, expresan con preocupación los senadores colombianos. “Hemos visto con gran consternación como, resquebrajando el principio democrático de división de poderes, todas las decisiones adoptadas por la Asamblea Nacional de Venezuela han sido desconocidas o invalidadas por los demás poderes del Estado, aun cuando los movimientos políticos de oposición al Gobierno venezolano lograron en las urnas una mayoría calificada en la representación parlamentaria”.

En ese sentido, la Cámara de Senadores hizo un llamado al Gobierno de Colombia para que “por medio de la Canciller se ponga al servicio de la defensa de los valores democráticos de Venezuela”; por considerar que la “crisis interna afecta a toda la región y puede perjudicar directamente a los colombianos”.

Juan Manuel Santos Firma Decreto Que Permite A Venezolanos Solicitar La Nacionalidad Colombiana – Noticias al dia y a la hora – 16 de Diciembre 2016

juan_manuel_santos-700X-499-e1455057074765.jpgAsí lo estableció el Decreto 1814 de 2015, expedido este viernes 16 de diciembre por el Presidente Juan Manuel Santos con el propósito de reunificar a las familias desintegradas como consecuencia de las medidas implementadas por el Gobierno venezolano en las diferentes zonas de frontera.

Según el gobierno colombiano, el decreto hace parte de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional tras la declaratoria del Estado de Emergencia, y permite que los ciudadanos venezolanos que sean esposos o compañeros permanentes de los colombianos que fueron deportados, expulsados o retornados desde Venezuela, puedan tramitar un Permiso Especial de Ingreso y Permanencia, para luego solicitar la nacionalidad colombiana por adopción, si así lo desean.

“Los interesados deberá acercarse a cualquiera de los 27 Centros Facilitadores de Servicios Migratorios de Migración Colombia, donde se les entregará, previo a la verificación del cumplimiento de los requisitos, un Permiso Especial de Ingreso y Permanencia o un Permiso Especial Temporal de Permanencia, cuya vigencia es de 180 días, en ambos casos, no prorrogables”, explicó Migración Colombia en un comunicado oficial. Leer más de esta entrada

Maduro prorroga por 72 horas más el cierre de la frontera con Colombia por Alfredo Meza – El País – 16 de Diciembre 2016

El presidente de Venezuela acorta de diez a cinco días el plazo para canjear los billetes de 100 bolívares en la sede del Banco Central

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha decidido prorrogar por 72 horas el cierre de la frontera con Colombia, para terminar de golpear, según dijo, a las mafias del país vecino que, en su criterio, han provocado la caída del poder de compra del bolívar, la moneda local, durante el último mes.

El gobernante venezolano también ha decidido acortar de 10 a cinco días el plazo para que el Banco Central de Venezuela (BCV) reciba los inutilizados billetes de 100 bolívares a las personas naturales y jurídicas que no pudieron depositarlos en la banca local entre el martes y el jueves, cuando culminó el plazo. El BCV solo tiene dos sedes (Caracas y Maracaibo, en el occidente). El operativo que supone recibir en tan pocos días a tantas personas ha impuesto la necesidad de habilitar cajeros para atender la demanda del canje.

Se trata de la continuación de la saga que mantiene en ascuas a los venezolanos, cuya vida diaria se ha visto aún más limitada con la decisión tomada por el régimen de sacar de circulación el billete de mayor denominación en la economía local. Este jueves casi en ningún banco aceptaba solicitudes de retiro argumentando que no tenían suficientes billetes de Bs.50, la pieza de mayor denominación a la espera de la entrada en circulación de las denominaciones de Bs. 500, 1.000, 5.000, 10.000 y 20.000, para entregárselos al cliente. En algunas agencias estaban dispuestos a entregar el dinero solicitado, pero en presentaciones de Bs. 5 y Bs.2. La cantidad de papel moneda que supone pagar con billetes de tan baja denominación convierte en una misión imposible el manejo de efectivo por estos días en Venezuela.

Maduro enseñó en una breve alocución transmitida por la cadena oficial el nuevo cono monetario y prometió que en las próximas tres semanas serían incorporados como forma de pago. De momento, los venezolanos lucen resignados a pagar los servicios con tarjetas de débito o de crédito. La solución es profundamente discriminatoria porque la mitad de la población no está bancarizada. Además, no hay punto de venta en estaciones de gasolina, ni en las unidades de caótico transporte público, taxis, estacionamientos (parqueaderos) o pequeños abastos.

Después de la decisión tomada por Maduro el domingo, el dólar en el mercado negro cayó desde unos 4.200 bolívares hasta 2.480 bolívares. Al sacar de circulación la mitad de los billetes y cerrar la frontera se ha reducido la demanda de dólares. Los economistas coinciden en que la caída no podrá sostenerse en el tiempo. Cuando los nuevos billetes se incorporen al torrente de la economía los venezolanos buscarán protegerse de la devaluación adquiriendo una moneda verdaderamente fuerte.

La medida, además, llega también en el mes donde la actividad comercial se incrementa y los canales electrónicos suelen saturarse. El caos en el que se ha convertido Venezuela, que sacó de circulación la mitad de su dinero en efectivo, no tiene parangón en la historia reciente y trae de mal humor a los venezolanos, que por estos días suelen olvidarse de todo para dedicarse a la navidad.

De la república bolivariana a la agonía republicana por Nelson Chitty La Roche – El Nacional – 7 de Octubre 2016

“Una razón para vivir puede ser al mismo tiempo una excelente razón para morir”

Albert Camus

Venezuela mira entre sorprendida y fascinada lo que pasa en Colombia. Poner fin a la guerra no fue suficiente para ganar una consulta ciudadana. Dos de cada tres electores sencillamente no fueron a votar y ya eso es preocupante pero el no, a la propuesta conjunta del Presidente Santos y las FARC, además resultó aunque estrechamente favorecido.

Se trata de terminar con un añejo contencioso que se convirtió en el tema central de la política en el país vecino pero que no impidió un impresionante crecimiento económico por décadas confirmado en los siempre progresistas números del PIB. Eso sí: centenares de miles de desplazados, victimados, sacrificados, muertos, heridos, mutilados, arruinados son testimonio del horrido conflicto. Pareciera realmente necesario cerrar ese capítulo de la historia colombiana.

Estupefactos quedaron muchos al constatar que aún contra el gobierno y su aparato comunicacional el discurso del líder opositor Uribe más impregnado de ética y responsabilidad que de prebendas y ofertas de paz como lo hizo el poder, se afincó en el criterio del común que corajudamente respondió que no a una propuesta de paz porque les resultaba moralmente inaceptable.

Los pueblos saben a veces dar lecciones si sus dirigentes las dan ellos también. Uribe es un líder y un estadista y si nos luce a veces autoritario se debe más a su empeño, a su discurso vehemente y a su pasión que al irrespeto de las reglas del juego democrático. Para los colombianos se medían dos perspectivas, dos visiones y ganó aquella con mayor consistencia espiritual y axiológica.

En Venezuela, en las dos últimas décadas vimos llegar en hombros del pueblo humilde y de la oligarquía de los medios de comunicación a un mesiánico vestido de uniforme militar. Su discurso, basado en el manejo de la anti política que caracterizó al país en medio de una crisis de partidos que dio cabida al populismo, lo catapultó encima de sus visibles carencias epistemológicas y de su medianía. Llamo revolucionario su proyecto. Rápidamente comenzó la demolición de los parámetros del régimen y con la ayuda de una justicia miope e ingenua atravesó los diques de defensa constitucional y edificó las bases de la República Bolivariana pretendiendo llamar así al Estado Chavista, construcción que tomaría el lugar del alicaído puntofijismo. Dilapidando un ingreso que desbordó el millón de millones de dólares y en el camino ideologizándolo todo agresivamente se declaró socialista y bolivariano haciendo diana en aquellos osados críticos que se atrevieron a denunciar el desastre que se vislumbraba. Fiel a su auténtica ontología trajo a los militares a la gestión y a cambio de su lealtad les dio “carte blanche” para acometer el más grande latrocinio jamás conocido en América y tal vez del mundo.

Poco queda en realidad de la república y menos que menos bolivariana. La destrucción de valores y principios contaminó sus instituciones y especialmente su FAN que sirve al epígono Maduro, cual guardia pretoriana a las órdenes de Tigelino y Nerón. La Venezuela democrática sucumbió entre ruidos y acciones tumultuarias y el grito oclocrático del lumpen postulados a la realización de tareas públicas. Los servicios y la economía fueron desnaturalizados y el país simplemente devastado y empobrecido. El chavismo en el túnel del tiempo de su gobierno se llevo al país 50 años atrás. 2 millones de venezolanos se marchan a cualquier precio porque si algo no permiten creer las acciones del oficialismo y de la planta militar es que haya un futuro próspero y pacífico.

Boqueando la República heredada de Bolivar, fundamentalmente alcanzada por la las peores carencias pero en particular, la ética y la responsabilidad que no se advierte en uno solo de los dignatarios de este engendro ceressoliano que llamaremos chavista. Y esperando con sana envidia que podamos recuperar la soberanía de un referéndum revocatorio.

“No” al acuerdo de paz se impone en plebiscito con 99% escrutado por Carlos Subero – NotiMinuto – 2 de Octubre 2016

El “NO” obtenía 6.424.385 votos, lo que supone el 50,23 % en el plebiscito colombiano

Bogotá.- El “no” al acuerdo de paz firmado hace menos de una semana por el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC se impuso hoy en elplebiscito celebrado en el país, según datos oficiales con el 99,64 % escrutado, reportó la agencia EFE.

A falta de contabilizar solo el 0,36 % de las 81.928 mesas de votación, el “no” obtenía 6.424.385 votos, lo que supone el 50,23 %, mientras que el “sí” alcanzaba 6.363.989 papeletas, el 49,76 %, una ventaja que parece ya irreversible.

La abstención se ubicó en 63% frente a 37% de participación.

Los resultados representan una sorpresa frente a lo que vaticinaban las encuestas, que era el triunfo del SÍ.

Dirigentes del NO, como el ex vice presidente Francisco Santos se adelantaron a señalar que ahora viene una renegocación de los acuerdos presentados.

Se espera la conformación oficial de los resultados para que el presidente Juan Manuel Santos y representantes de las Farc, desde Cuba, presenten su posición frente al resultado.

El 80% de los venezolanos que entra a Colombia lo hace para comprar productos básicos por S. Palomino – El País – 21 de Agosto 2016

Desde la apertura de la frontera, hace una semana, han ingresado al territorio colombiano 381.000 ciudadanos de Venezuela

Una semana después de que los gobiernos de Venezuela y Colombia acordaron abrir la frontera entre los dos países, tras casi un año de permanecer cerrada, el presidente Juan Manuel Santos ha asegurado que han ingresado al territorio colombiano 381.000 venezolanos. Según cifras de Migración Colombia, el 80% de los ciudadanos del vecino país han entrado para comprar productos básicos. El 12% lo ha hecho para visitar a algún familiar, mientras que el 7% para cumplir con citas médicas o realizar algún trámite en Colombia. Tan solo el 1% ha ingresado para tomar vuelos internacionales desde el territorio nacional.

“El reporte que nos ofrecieron los gobernadores, el director de migraciones y las demás autoridades es que la apertura de la frontera con Venezuela evoluciona positivamente y de acuerdo con lo programado”, ha señalado el presidente Juan Manuel Santos este fin de semana, luego de un consejo de seguridad con los gobernadores de Norte de Santander y Arauca, dos de los departamentos fronterizos con Venezuela. Santos también aseguró que a cada persona que ingresó a Colombia se le entregó una tarjeta migratoria que le da la opción de entrar doce veces por un término no mayor a 30 días.

La frontera entre los dos países tiene una extensión de 2.200 kilómetros y desde el pasado 13 de agosto se han habilitado, de forma paulatina, seis puntos de ingreso al territorio colombiano, donde han entrado en promedio 54.000 personas por día. Las autoridades migratorias han revelado además que el punto que más movimiento ha tenido es el puente Simón Bolívar, en Norte de Santander, con más de 201.000 registros.

Hasta el momento, las autoridades colombianas han deportado a cerca de 60 ciudadanos extranjeros por permanencia irregular en el país, mientras que de forma voluntaria han salido diariamente, en promedio, 48.500 ciudadanos venezolanos por los seis puntos habilitados en zona de frontera.

Los requisitos para cruzar la frontera entre Colombia y Venezuela
El director general de Migración Colombia, Christian Krüger, ha insistido en recordar a los ciudadanos extranjeros que la Tarjeta migratoria de tránsito fronterizo solo funciona para los ciudadanos venezolanos que vivan en las zonas de fronteras y que el único uso del documento es para transitar por dichos territorios. Sobre asuntos comerciales como la venta de gasolina y la canasta familiar, de la que se había dicho que podría establecerse un tope para limitar las compras, las autoridades colombianas aún no se han pronunciado.

Una relación tormentosa por Francisco Santos – El Nacional – 19 de Agosto 2016

Fronteras porosas con guerrillas, paramilitares, narcotráfico y contrabando. Un ambiente no muy propicio para la fraternidad entre países pero sí un gran escenario para las alianzas entre delincuentes.

Hasta hace pocos años esta era una realidad que iba en una dirección, de Colombia hacia Venezuela, incluyendo los flujos migratorios. Pero desde hace 17 años, con la llegada de Chávez al poder y la implantación del socialismo del siglo XXI, ahora es una autopista de doble vía que beneficia sobre todo a la criminalidad y la ilegalidad

Desafortunadamente este complejo escenario va para peor. Venezuela rápidamente se enrumba a convertirse un Estado fallido, similar a Haití, lo que abre las puertas al crecimiento de la delincuencia por un lado y del radicalismo por otro.

Como están hoy las cosas, no se ve una transición tranquila en Venezuela. Se vislumbra claramente una ruptura institucional que además –dado el estado de corrupción generalizado de las instituciones económicas, sociales y de seguridad– muestra un camino casi imposible de reconstrucción de valores democráticos estables.

Es más, la destrucción institucional en Venezuela es de tal magnitud que la Fuerza Armada, último y desesperado refugio de estabilidad al que muchas veces acuden los países en crisis, hoy no juega como un actor imparcial de equilibrio o de restablecimiento de normalidad institucional.

Colombia va que tener que aprender a convivir con un vecino inestable, con un Estado débil y con amplias zonas en manos de la criminalidad. Es decir, le va a tocar aprender a vivir como Venezuela vivió con Colombia a lo largo de las décadas de los 80 y 90. La gran diferencia era la fortaleza institucional de Colombia, que a pesar de no llegar a muchas de las regiones remotas del país, en las principales ciudades y donde vive más de 80% de los ciudadanos había un Estado de Derecho funcional y respetado.

Hoy no se puede decir lo mismo de Venezuela, cuya implosión institucional comienza a recordar lo que pasó en Libia con la caída de Gadafi o de Siria con Assad, que ha desembocado en esa terrible guerra civil. El Estado se ha convertido en un botín burocrático y de corrupción para los allegados al gobierno. Y las equivocadas políticas económicas arrasaron con el sector productivo, incluyendo el petrolero, que tardará años en recuperarse.

El chavismo logró construir una sociedad dividida donde unos pocos tienen mucho que perder y se apalancan en la corrupción, y en un Estado servil para mantenerse a toda costa en el poder. En ese escenario de suma cero, lo que unos ganan lo pierden los otros, es difícil encontrar una salida institucional pacífica o a través de una negociación. El referendo revocatorio así lo está demostrando.

Colombia tiene que prepararse para lo peor. Las FARC y el ELN, como los islamistas radicales en Siria o en Libia, van a nadar como pez en el agua en ese escenario. Los narcos de ambos países también se aprovecharán de esa inestabilidad. Y tanto la cancillería como los aparatos de seguridad de Colombia deben prepararse para ese nuevo entorno de unas relaciones difíciles que se van a complicar.

Colombia ciertamente no está lista para manejar este nuevo escenario. Y el actual presidente y su canciller no quieren ver esa realidad pues están hipotecados a Maduro por su apoyo al proceso de paz. Con esa simbiosis económica, política y social que hay entre los dos países, flaco favor le hacen el presidente y su ministra al no preparar al Estado, académicos, empresarios y a la sociedad en general para esta nueva realidad.

Realidad que por cierto ya sentimos cuando escuchamos ese acento un tanto distinto en las calles o nos topamos con esas maravillosas ventas de arepas venezolanas por doquier.

A %d blogueros les gusta esto: