elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Clap

4 delitos de Luis Parra que lo sientan en el banquillo de los acusados del Parlamento Europeo por Daniel Gómez – ALnavío – 14 de Enero 2020

Luis Parra será el protagonista en el pleno de la Eurocámara este martes. Populares, liberales y socialistas tienen claro que cometió un golpe contra la Asamblea Nacional, que colaboró con Nicolás Maduro para anular a Juan Guaidó. Pero estos no son los únicos delitos políticos de Luis Parra.

La UE condenará el papel de Luis Parra como presidente ilegítimo del Parlamento / Twitter: @LuisEParra78
La UE condenará el papel de Luis Parra como presidente ilegítimo del Parlamento / Twitter: @LuisEParra78

La Unión Europea inicia el juicio político a Luis Parra este martes por el golpe a la Asamblea Nacional de Venezuela. Este diputado es para el régimen de NicolásMaduroRusia y Cuba el presidente del Parlamento. El resto de la comunidad internacional, y la oposición que lidera Juan Guaidó lo consideran ilegítimo. Y no sólo por prestarse al golpe de Maduro, sino por mancharse las manos de corrupción.

El viaje de la sospecha

En mayo de 2019, cuando Luis Parra aún era militante de Primero de Justicia, viajó a Europa. Estuvo en España e Italia. Su misión era encontrar a Rafael Ramírez, el exZar del petróleo en Venezuela, quien fue ministro de Energía y presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PVSA) en los tiempos de Hugo Chávez.

Luis Parra incluso presentó en Madrid, en la Fiscalía General del Estado, un dossier de pruebas contra Ramírez por corrupción y desvío de activos.

El viaje de Luis Parra causó sorpresa entre los miembros del equipo de Juan Guaidó. No por la causa. Rafael Ramírez es uno de los principales responsables del colapso de PDVSA. Sorprendió porque nadie sabía de dónde había sacado los fondos. Tras las averiguaciones del portal Armando.info sobre sus vínculos con el chavismo, todo apunta a que el viaje fue pagado con dinero del régimen. Rafael Ramírez es uno de los principales enemigos de Nicolás Maduro.

Los negocios con Alex Saab

El 1 de diciembre de 2019 la estrategia de Luis Parra se desmoronó. Según el reportaje de Armando.info, este diputado conformó una comisión oficiosa para hacer gestiones informales ante organismos como la Fiscalía de Colombia y el Departamento del Tesoro de EEUU para “lavar la cara” de Alex Saab.

Saab es el máximo representante de la boliburguesía internacional. De pasaporte colombo-venezolano, figura como uno de los principales contratistas de Maduro. Es también un hombre sancionado por el gobierno de Estados Unidos por su presunta participación en la corrupción de las cajas CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción).

“La operación alacrán”

Los casos de Luis Parra van más allá de los vínculos con Saab y los CLAP. El 14 de diciembre de 2019, los diputados Ismael León y Luis Stefanelli señalaron a Parra por orquestar “la operación alacrán”. Este diputado presuntamente ofreció entre 50.000 y 500.000 dólares a diputados de la oposición para abstenerse de relegir a Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional.

En este sentido, Nicmer Evans, dirigente del Movimiento Democracia e Inclusión, y Walter Boza, secretario general del partido, afirmaron que su diputada Kelly Perfecto aceptó 50.000 euros en sobornos para votar contra Guaidó.

Kelly Perfecto apoyó a Parra, junto a otros 13 diputados opositores, el pasado 5 de enero, cuando se produjo el golpe contra el Parlamento. Ese mismo día se vieron imágenes de cómo Luis Parra respondía a las órdenes del diputado chavista Francisco Torrealba.

Hoy Luis Parra cumple a la perfección las órdenes del régimen. Expone en su biografía de Twitter el cargo de “presidente de la Asamblea Nacional”. Luce fotos dentro del Palacio Legislativo firmando textos parlamentarios. Se sigue llamando diputado de Primero de Justicia cuando lo cierto es que su partido lo expulsó desde el momento en que se airearon sus corruptelas.

Luis Parra mantiene la farsa del régimen. Pero este domingo la realidad le golpeó en la cara. Acudió a visitar a la Conferencia Episcopal Venezolana y no sólo no le recibió, sino que le dedicó un comunicado: “Es lamentable que un grupo de parlamentarios de oposición se haya prestado para ello [el golpe contra la Asamblea Nacional]. Se trata de un duro golpe a la institucionalidad del Estado. Hoy todo se dirige al poder, a posesionarse, a cubrir espacios y no a generar procesos en bien de la sociedad”.

Un opositor disidente se juramenta como presidente del Parlamento de Venezuela con el apoyo del chavismo por Francesco Manetto y Florantonia Singer – El País – 5 de Enero 2020

Luis Parra se proclama jefe del Parlamento, mientras Guaidó se encontraba fuera del hemiciclo denunciando que se le impedía el acceso a los dirigentes opositores para evitar su reelección

Juan Guaidó accede al recinto de la Asamblea Nacional en Caracas forcejeando con la policía.
Juan Guaidó accede al recinto de la Asamblea Nacional en Caracas forcejeando con la policía. MANAURE QUINTERO REUTERS

El caos en Venezuela no parece tener freno. La jornada en la que estaba previsto abordar la reelección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela ha desembocado en la juramentación como nuevo jefe del Parlamento de un diputado opositor disidente. Luis Parra, acusado de corrupción, se ha proclamado presidente de la Asamblea Nacional con el apoyo del chavismo y de una forma rocambolesca, sin validar que hubiese quórum suficiente y mientras Guaidó y diputados opositores se encontraban fuera del hemiciclo. El dirigente venezolano denunció que la policía chavista trató de impedir que él y sus afines accediesen al Parlamento.

“Golpe al Parlamento. Sin votos ni quórum diputados del PSUV intentan juramentar falsa directiva”, denunció el equipo de Guaidó, que trató de acceder entre golpes y empujones con la policía al edificio de la Asamblea. En medio de un desbarajuste dentro del hemiciclo, un grupo de diputados disidentes de la oposición se juramentó como nueva junta directiva. Sin que la sesión llegase a instalarse verificación del quórum y la confirmación de votos, Luis Parra se juramentó ante el diputado de mayor edad, Héctor Agüero, del PSUV, hablando con un megáfono por fallos en el audio del salón, que también había registrado problemas con el acceso a Internet durante toda la mañana. Poco después, el equipo de Guaidó aseguró a través de Twitter: “La sesión real de la Asamblea de Venezuela se va a realizar y será ratificado Juan Guaidó como presidente. El reglamento y la Constitución establecen claramente que Juan Guaidó es el presidente de la Asamblea Nacional hasta que se dé la sesión formal”.

Parra pertenecía a Primero Justicia y fue separado junto a otro grupo de diputados en noviembre cuando una investigación periodística del portal Armando.info reveló que estarían haciendo lobby internacional para favorecer a empresarios vinculados a Nicolás Maduro, como Carlos Liscano, socio de Alex Saab, quien provee los alimentos para el programa de comida subsidiada, conocido como CLAP y que fue sancionado por Estados Unidos y es investigado en varios países.

La de este domingo ha sido una nueva jornada tensa en la política venezolana. Desde muy pronto, Guaidó denunció los impedimentos y bloqueos por parte del chavismo, que ha tratado de impedir su acceso y el de dirigentes opositores al Parlamento. El sindicato de periodistas denunció también que una treintena de medios no ha podido acceder al hemiciclo.

Guaidó no llegó a entrar al edificio del Parlamento. Tras la juramentación de Parra trató de acceder escalaron unas verjas, mientras la policía lo impedía. Antes, no entró, según su equipo, porque quería garantizar que todos los dirigentes opositores pasara junto a él y evitar, que con la entrada solo de algunos dirigentes, la bancada chavista, junto a disidentes, tuviesen quórum suficiente para iniciar la sesión e impedir su reelección. “Si no entran todos no entra ninguno”, dijo Juan Guaidó en la entrada del Parlamento, donde las fuerzas de seguridad someten a una rigurosa verificación las credenciales de los parlamentarios.

La fracción del chavismo junto a los diputados opositores asociados al escándalo de corrupción de las bolsas CLAP pudieron ingresar sin mayores problemas. Algunos de estos dirigentes opositores habían propuesto, con el beneplácito del chavismo, que votaría por ellos, una nueva mesa directiva del Parlamento con Parra, de Primero Justicia, como presidente. Le acompañarían Franklin Duarte (Copei), José Gregorio Noriega (Voluntad Popular), Negal Morales (Acción Democrática) y Alexis Vivenes (Voluntad Popular). Todas las formaciones han asegurado que estos diputados han actuado por libre y no representan a los partidos, que optan por reelegir a Guaidó.

Guaidó se estaba jugando su reelección este domingo para continuar con su ruta de la transición, para lo que ya había logrado en septiembre pasado un acuerdo con los partidos minoritarios a quienes por rotación correspondía asumir la directiva para el último año legislativo de esta Asamblea. En 2015, en la que ha sido su mayor victoria política en dos décadas, la oposición se alzó con la mayoría calificada con 112 diputados y dejó al chavismo arrinconado en 54 curules.

La persecución judicial de Maduro rebanó desde el primer año tres diputados dejando sin representación al Estado indígena de Amazonas, lo que además le quitó la mayoría calificada. Luego, a través de bloqueos de sus competencias y declarándola en desacato, generó un conflicto institucional que ha complicado aún más la crisis venezolana y que sirvió de argumento a los chavistas para retirarse durante dos años de las sesiones y conformar un parlamento paralelo con la Asamblea Constituyente, electa de forma fraudulenta en 2017. Este año, la bancada chavista regresó a la Asamblea Nacional.

La persecución directa de diputados también ha ido restando fuerza a la oposición. En este momento clave, hay 49 diputados con procesos judiciales. Juan Requesens está preso y Gilber Caro desaparecido, a 29 se les ha revocado la inmunidad parlamentaria y otros 27, entre principales y suplentes, están en el exilio. En septiembre, la conformación de un pacto entre una fracción de la oposición y el régimen de Maduro volvió a restar fuerzas al proyecto de relección de Guaidó. Ese giro propició la reincorporación del chavismo al Parlamento, con solo 38 de los 54 diputados que tuvieron inicialmente, cuya participación es lo que ha hecho posible la confusa sesión de hoy. El escándalo de corrupción develado en noviembre con parlamentarios de Primero Justicia y Voluntad Popular generó nuevas fracturas en la mayoría de Guaidó. Las últimas semanas denuncias de compras de diputados, con ofrecimientos de pagos en moneda extranjera, fueron la ultima maniobra del chavismo para terminar hundir a la oposición.

Con toda la ofensiva chavista para frustrar su reelección, Guaidó había llegado a este 5 de enero con 93 votos asegurados. Para escoger a la junta directiva se necesitaba una mayoría simple con un quórum de 84 diputados, que no ha quedado claro si se logró este domingo para la juramentación de Parra.

El hostigamiento contra los dirigentes opositores se inició la víspera de la sesión de este domingo. Durante la madrugada, funcionarios de inteligencia (Sebin) tomaron el hotel donde se hospedaban 40 parlamentarios de las provincias que tenían previsto asistir a la sesión. Pasadas la 1 de la madrugada comenzaron a tocar las puertas de las habitaciones y ordenaron el desalojo por una supuesta amenaza de bomba. Los policías inspeccionaron algunos cuartos y después de dos horas se retiraron.

Putin envía 13.500 toneladas de jamón ruso a Maduro para que lo reparta esta Navidad por Ludmila Vinogradoff – ABC – 16 de Diciembre 2019

Los chavistas deben humillarse para recibir su porción de cerdo subvencionada que costaron 11 millones de euros al aliado del régimen

pernil-ruso-kk8E--620x349@abc.jpg

Esta Navidad el codiciado pernil llegó a la mesa de algunos venezolanos privilegiados. Este fin de semana comenzó la distribución de la pierna de cerdo a los chavistas de varias parroquias de Caracas mientras en el interior esperan por recibir lo suyo.

No todos los 26 millones de venezolanos tendrán la oportunidad de comer carne de cerdo esta Navidad debido a la carestía del producto y la fuerte hambruna que golpea a la población sumida en la pobreza extrema (60%) al ser empujada a buscar comida en la basura.

Pero al menos Vladimir Putin se ha encargado de enviar las 13.500 toneladas de cerdo ruso anunciadas por Nicolás Maduro en octubre pasado al costo de 11 millones de euros, aunque la operación populista le sirva para mejorar su imagen y de propaganda a favor del régimen. «Garantizaremos al pueblo venezolano el alimento que requiere en esta época decembrina», dijo Maduro en octubre durante una alocución en el Palacio de Miraflores.

Este año Rusia reemplaza a Portugal, que venía enviando perniles a Maduro desde los últimos cuatro años hasta que la deuda de 68 millones de euros no fue pagada. La empresa portuguesa Agrovarius SA despachó en enero de 2019 lo que debía ser un mes antes desde Barcelona, España, apenas 696 toneladas de pernil, cuya factura no ha sido cancelada.

Esta vez el primer lote de 2,5 y 3 kilos cada corte de pierna rusa fue distribuido a razón de 10.000 bolívares el kilo (0,22 centavos de dólar) es mucho más barato que en los supermercados donde cuesta 4,44 dólares el kilo, una diferencia tan abismal que los beneficiarios prefieren negociar la subvencionada y ganar algún dinerito para subsistir.

La distribución quedó en manos de los Comités Locales de Alimentos y Producción (CLAP). Las primeras comunidades en recibirlos en Caracas fueron Juan Pablo II, La Pastora, La Vega, Caricuao y Petare.

Este viernes fue la convocatoria. Lo que sorprendió fue el método misterioso y clandestino de la distribución. El anuncio de la repartición salió a las 22 horas en las redes sociales para que los interesados estuvieran en los puntos designados a las 3 de la madrugada cuando los funcionarios de los CLAP iban a repartir los números. La mayoría chavista, de los que tienen el carnet de la patria, acataron la orden impartida pese al esfuerzo de madrugar en medio de la inseguridad para recibir el pernil.

En la fila de la tercera edad las encargadas de repartir las piezas de pernil forzaban a las personas a agradecer en cámara a Nicolás Maduro el beneficio recibido. Algunos abuelos accedieron a dar las gracias públicas a Maduro, mientras que otros se negaron a pesar de la insistencia de las encargadas.

Antonio Ledezma, el alcalde metropolitano de Caracas en exilio desde Madrid, compartió las imágenes y manifestó su pesar ante tal humillación. «Qué triste y doloroso semejantes escenas en las que personas acorraladas por la hambruna son compelidos a darle las gracias a la revolución por un pernil», sentenció Ledezma.

 

Venezolanos decepcionados ante escándalo de corrupción que salpica a la oposición – El Nacioal – 4 de Diciembre 2019

 Ocho diputados a la Asamblea Nacional son señalados de cerrar las pesquisas de algunas empresas de Alex Saab, acusado de malversar dinero del régimen mediante los CLAP, y de favorecer a uno de sus aliados para librarlo de las investigaciones.
Corrupción

«Tenía la esperanza puesta en ellos. Es un golpe muy bajo, es duro, muy duro», declaró a AFP, Zorianny García. La ingeniera, de 26 años de edad, sufre los estragos de la peor crisis económica en la historia moderna del país petrolero.

Aunque no salpica directamente a Guaidó, el escándalo explota cuando su ofensiva contra Nicolás Maduro está debilitada. Además, el próximo 5 de enero vence su período como jefe del Parlamento.

El portal de investigación periodística Armando.Info denunció que nueve legisladores cabildearon ante autoridades de Colombia y Estados Unidos para librar de responsabilidad al empresario colombiano Carlos Lizcano en un caso de presuntos sobrecostos en la importación de alimentos para el régimen de Maduro.

Zorianny recibió la noticia con estupor. Votó por la oposición en las legislativas de 2015 y participó a principios de 2019 en multitudinarias protestas con las que Guaidó prometía sacar a Maduro del poder.

«Nos falló él y nos fallaron todos», lamenta. Zorianny ve lejana la posibilidad de que Guaidó logre un cambio político tras once meses en los que no ha conseguido quebrar el crucial apoyo de los militares a Maduro.

La denuncia contra los parlamentarios se sumó a la de Humberto Calderón Berti, destituido por Guaidó como su embajador en Colombia, quien acusa a representantes del opositor de malversar fondos para atender a 148 militares que desertaron en febrero y se refugiaron en el país vecino.

“Monstruos internos”

Para Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, estos escándalos están causando un impacto dañino y fuerte en Guaidó y el resto de la oposición, generalmente dividida, pero que se había cohesionado en torno a su figura.

León opina que Guaidó enfrenta un doble enemigo: Maduro, beneficiario directo de la crisis, y los monstruos internos, rivales en la propia oposición que ya le criticaban la estrategia contra el gobierno socialista.

Ante sospechas de sobornos, el Parlamento investigará a los legisladores señalados, que fueron separados provisionalmente de sus funciones y que ahora acusan a Guaidó de corrupción en el manejo de recursos como presidente encargado.

Prometiendo cero tolerancia, Guaidó podría minimizar costos, apuntó León.

Maduro, a quien Guaidó acusa de haberse reelegido fraudulentamente en 2018 y de una gigantesca corrupción, da por liquidado a su adversario. «El bobo mayor se autonoqueó (…) ¡Ahora lo que te espera es la cárcel!», amenazó una vez más el martes.

Lizcano es identificado por Armando.Info como subalterno de Alex Saab y Álvaro Pulido. Ambos empresarios colombianos están sancionados por Washington desde el 25 de julio por sobrefacturación de los alimentos de los CLAP.

Saab, a su vez, es considerado por la oposición como testaferro de Maduro. El politólogo Ricardo Sucre, por su parte, considera que esa dualidad de poderes, que se extiende a la justicia, está en el fondo del problema.

«Has creado una administración que no tiene controles», dice sobre el llamado gobierno interino.

Desconcierto

Zorianny no está sola en su decepción. «Esperamos corrupción, prácticamente, de cualquier político», afirma resignado Moisés Rodríguez, profesor de inglés, de 25 años de edad.

La crisis estalló en momentos en los que Guaidó intentaba revitalizar las protestas contra Maduro, con convocatorias que han tenido poca respuesta. Su popularidad ha caído de 63% a 42% desde enero, según Datanálisis.

Las fracturas opositoras, por lo pronto, amenazan acuerdos previos para la continuidad de Guaidó como jefe parlamentario.

«Si aquí no se le habla claro al país, yo no tengo compromiso con Juan Guaidó», expresó el acusado legislador Luis Parra, quien niega cualquier conducta ilegal.

A Zorianny la ronda el fantasma de la migración que empujó a varios de sus amigos a huir de la crisis.

Pero para Emerson Pirela no todo está perdido. Aunque defraudado, este trabajador de seguridad, de 48 años de edad, tiene fe en que Guaidó reconducirá la situación.

La “Operación maletín verde”: las claves del escándalo de corrupción que salpica a gobierno y oposición en Venezuela – BBC News – 2 de Diciembre 2019

Guaidó y MaduroLeales a Guaidó y Maduro se han visto implicados en el escándalo.

Juan Guaidó apareció más serio de lo habitual.

Con semblante grave, el líder opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y la mayoría de países de Europa y América Latina, se dirigía a los periodistas congregados en una inesperada rueda de prensa dominical.

Sabía que una bomba política acababa de estallar.

El portal de investigación Armando.info había publicado ese día que diputados de varios partidos de la oposición se habían dejado comprar.

Los acusados habían aceptado interceder por varios empresarios de la órbita del chavismo investigados en distintas instancias internacionales por su participación en un esquema de corrupción vinculado con las llamadas cajas CLAP, el sistema de reparto de alimentos a precios subvencionados que lleva a cabo el gobierno de Nicolás Maduro.

Pero la ya conocida como “Operación maletín verde”, como la bautizó el diputado José Guerra, que fue quien primero se refirió públicamente a ella, ya estaba en marcha y los daños políticos para gobierno y oposición aún por cuantificarse.

De qué se acusa a los diputados

Según la información publicada por Armando.info, diputados de diferentes partidos opositores, incluido Voluntad Popular (al que pertenece Guaidó), habían hecho gestiones ante instancias como el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y la Fiscalía General de la Nación de Colombia para que se dejara de investigar a los empresarios implicados en la supuesta red corrupta en torno al sistema CLAP.

Los implicados habían incluso enviado cartas dirigidas a autoridades extranjeras certificando que no había investigaciones en curso en Venezuela contra los implicados.

Milicianos con cajas CLAPSaab y otros empresarios han sido acusados de beneficiarse irregularmente del programa de cajas CLAP.

Al diputado Luis Eduardo Parra Rivero, del partido Primero Justicia, se le acusa de haber negociado con el empresario colombiano Carlos Lizcano para lograr que el grupo de parlamentarios se pusiera a trabajar en defensa de los implicados.

Cómo esta implicado el gobierno de Nicolás Maduro

La oposición, con Juan Guaidó a la cabeza, ha denunciado insistentemente que la corrupción generalizada en los gobiernos de Hugo Chávez primero y Nicolás Maduro después arruinaron a Venezuela.

Las implicaciones de este escándalo salpican tanto al gobierno como a la oposición.

El escándalo en torno a las cajas CLAP estalló en mayo de 2018, cuando investigaciones periodísticas revelaron que los empresarios colombianos Alex Nain Saab Morán y Álvaro Enrique Pulido Vargas se habían beneficiado de contratos millonarios con el gobierno de Maduro para la distribución de los productos CLAP.

El CLAP es una de las apuestas estrellas de Maduro, que lo ha descrito como “el alimento que le llega a las familias” frente al “bloqueo del imperio”, en referencia a las sanciones de Estados Unidos.

Según las informaciones publicadas, firmas vinculadas al entramado empresarial de Saab y de Pulido obtuvieron ingresos millonarios por su participación en este programa, que estaría además entregando alimentos de baja calidad a la población.

Saab fue sancionado el pasado mes de julio por el Departamento del Tesoro estadounidense por “participar con infiltrados de Maduro para llevar a cabo una red de corrupción a gran escala que usaron cruelmente para explotar a la hambrienta población venezolana”.

Pierde la política, gana Maduro

Por Guillermo D. Olmo, corresponsal de BBC News Mundo en Venezuela

Nada podía hacerles más daño a Guaidó y a la oposición venezolana que aparecer como cómplices del mismo chavismo al que acusan de saquear Venezuela y dicen combatir.

Y eso que la rápida reacción de Guaidó, apartando a los legisladores implicados y ordenando una investigación en la que invitó a participar a los medios de comunicación, dista mucho de la que es habitual cuando es el gobierno el señalado. Maduro suele responder a las acusaciones que pesan sobre altos cargos del Estado e incluso miembros de su familia denunciando ser víctima de una “guerra mediática”.

Lo que probablemente quedará, al final y al cabo, será una sensación de descrédito general de la política que podría llevar a muchos venezolanos a pensar que los dirigentes de uno y otro signo son igual de corruptos. De hecho, muchos ya lo piensan.

Esa especie de “todo vale, nada importa” alimenta el desinterés por la política de la castigada población venezolana, una dificultad añadida para los intentos, cada vez menos briosos, de Guaidó por sacar a Maduro a través de la movilización popular.

Mientras, Maduro observa desde Miraflores cómo las puñaladas vuelan de nuevo en público entre sus rivales y, en Estados Unidos, Donald Trump sigue mucho más ocupado en su reelección y en defenderse del “impeachment” que de Venezuela.

Cuáles han sido las reacciones

Ya antes de que saliera a la luz la información periodística que implica a los miembros de la Comisión de Contraloría, su presidente, Freddy Superlano, envió una carta a Guaidó en la que anunciaba su decisión de “separarse” temporalmente del cargo “en aras de facilitar las investigaciones necesarias sobre los señalamientos públicos recientes” y exhortó a hacer lo mismo a sus compañeros en la comisión.

Superlano indicó que ese paso no implicaba “reconocimiento o responsabilidad alguna” en hechos irregulares.

Juan Guaidó.El liderazgo de Guaidó se ve afectado por las noticias.

Ya el domingo, Guaidó anunció la ‘intervención y reestructuración inmediata” de la Contraloría y una investigación abierta y pública en la que estarían invitados a participar organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación independientes.

También dijo que todas las cartas o documentos emitidos por miembros de la Asamblea que exoneraran a empresas o ciudadanos “vinculados con la corrupción” serían anuladas.

La alta dirigencia gubernamental no se ha referido hasta el momento al asunto, aunque en los medios estatales las acusaciones de corrupción en las filas de la oposición ocupan amplio espacio desde hace días.

Cómo les afecta el escándalo a Guaidó y a Maduro

En los últimos días, las supuestas irregularidades se han convertido en un problema que ha crecido como una bola de nieve para Guaidó.

Solo 48 horas antes de la información sobre la compra de diputados opositores, su recién destituido “embajador” en Colombia, Humberto Calderón Berti, daba una rueda de prensa en Bogotá en la que acusaba al entorno de Guaidó de un manejo indebido de los fondos destinados a la operación que el pasado 23 de febrero intentó hacer entrar “ayuda humanitaria” a Venezuela y habló de pagos indebidos en “prostitutas y licor” que estarían siendo investigados por la Fiscalía colombiana.

La polémica llega poco después de que en las últimas movilizaciones de protesta convocadas por el líder opositor se diera una participación mucho más baja a la que era habitual en los primeros meses del año y en un momento en el que las fisuras que tradicionalmente han existido en el bloque opositor venezolano afloran de nuevo.

Manifestantes.Las últimas protestas convocadas por Guaidó no han tenido un gran seguimiento.

Si la semana pasada la dirigente de Vente Venezuela, María Corina Machado, calificó la destitución de Calderón Berti como “un error muy grande”, este lunes, el diputado José Brito, de Primero Justicia, fue más allá.

Brito, uno de los diputados implicados en la supuesta trama de corrupción, llamó “estafador” a Guaidó. Le acusó, además, de haber puesto en marcha una “guerra sucia” para matar la “rebelión” existente contra él en el seno de la Asamblea Nacional.

“Juan Guaidó y Nicolás Maduro son compinches”, afirmó Brito, al que su partido ha decidido expulsar después de que su nombre apareciera involucrado en el escándalo.

Ayuda humanitaria.La operación para la entrada de la “ayuda humanitaria” también estuvo rodeada de acusaciones de irregularidades.

Según el analista Luis Vicente León, de la consultora Datanálisis, “si la oposición entendiera el riesgo que corre, su respuesta sería unificada, dejando de lado por ahora divisiones internas e intereses individuales”.

Para León, aunque también está implicado, todo lo que está ocurriendo beneficia al gobierno. “Sea cual la estrategia de control de daños que use la oposición, este round lo gana Maduro de calle”, indica.

Las fotos de los 11 diputados corruptos de oposición involucrados en escándalo CLAP – Don Lengua – 1 de Diciembre 2019

Este domingo 1 de diciembre, el portal ArmandoInfo, especializado en periodismo de investigación, hizo público un extenso reportaje en el que se revela la presunta complicidad de algunas fracciones parlamentarias de oposición en entramado de corrupción en los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

Las fotos de los 11 diputados corruptos de oposición involucrados en escándalo CLAP

De acuerdo con la investigación, diputados de varios partidos de oposición de la Asamblea Nacional, como Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, y Cambiemos, se habrían prestado, desde hace varios meses, para favorecer y hacer “gestiones informales” a empresarios como Carlos Lizcano, presidente de Salva Foods (compañía que maneja las tiendas CLAP), quien de acuerdo con ArmandoInfo trabajaría para los ya internacionalmente sancionados Alex Saab y Álvaro Pulido, quienes además son unos de los principales contratistas del régimen de Nicolás Maduro.

Según detalle el reportaje, los parlamentarios opositores emitirían cartas de buena conducta ante organismos internacionales como la Fiscalía de Colombia o el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, con el objetivo de que estas instituciones absuelvan o dejen de investigar a estos empresarios que estarían involucrados en terribles casos de corrupción en torno a las importaciones para los combos CLAP.

Los 11 diputados involucrados (directa o indirectamente) en trama de corrupción para favorecer guiso de los CLAP:
1. Luis Parra (Primero Justicia)
Luis Eduardo Parra Rivero es un diputado de Primero Justicia por el estado Yaracuy e integrante de la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional.
Según la investigación publicada por ArmandoInfo, Parra fue quien orquestó las acciones de la Comisión de Contraloría en defensa de Lizcano, vinculado a la trama de Alex Saab.
Las negociaciones entre el diputado Luis Parra y Carlos Lizcano han sido constantes, según reporta ArmandoInfo, y dieron lugar a la conformación de un grupo importante de parlamentarios de varios partidos que se movilizaron para favorecer a empresarios que realizan negocios turbios con el chavismo.
Entre los documentos obtenidos para el reportaje figuran unas facturas, de hasta 500 mil euros, de la empresa Agroleón Molinos para Salva Foods, la compañía de Lizcano. El propietario de Agroleón Molinos es Roger León, un empresario que, curiosamente, es amigo cercano del diputado Luis Parra.
Algo que llama la atención con la factura mencionada es que la misma fue enviada por correo al diputado Luis Parra y a Carlos Herrera, quien además de amigo personal de Parra es ex concejal del Distrito Metropolitano de Caracas y director del portal Primicias24.
Curiosamente, Parra y Herrera viajaron juntos este año a Europa junto a los parlamentarios Conrado Pérez y Richard Arteaga para intentar limpiar la imagen de Saab, según se presume.
Posteriormente, el portal Primicias24 publicó numerosos artículos para mejorar la imagen de Lizcano y de su empresa Salva Foods.
2. José Brito (Primero Justicia)
Jose Dionisio Brito Rodriguez es un diputado del partido Primero Justicia por el estado Anzoátegui, formó parte de la Comisión de Contraloría del Parlamento y junto a otros parlamentarios, acudió a la sede de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia, para entregar una carta en la que se exime a Carlos Lizcano de cualquier conexión con Saab. La misiva está firmada por Brito y otros diputados.
En mayo de este año, Brito fue visto junto a otros parlamentarios en un viaje  en Madrid con la supuesta intención de solicitar a las autoridades iniciar una investigar a Rafael Ramírez, ex ministro de Petróleo y ex presidente de Pdvsa. Sin embargo, la verdadera intención habría sido eximir a Saab de acusaciones y limpiar su imagen ante otras naciones en las que tenía investigaciones abiertas por sus negocios turbios.
Adolfo Ramon Superlano es un diputado del Parlamento por el estado Barinas que fue expulsado el pasado 11 de noviembre del partido Cambiemos, que dirige Timoteo Zambrano. Junto a Brito acudió el pasado mes de octubre a la sede de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia, para entregar el documento que eximiría a uno de los representantes de Alex Saab y le permitiría seguir haciendo sus negocios turbios. Superlano aparece firmando este documento.
En mayo de este año, Superlano fue visto junto a otros parlamentarios en un viaje en Madrid en el que se presume buscarían limpiar la imagen de Alex Saab ante otras naciones donde tenía investigación por sus negocios turbios.
4. Conrado Pérez Linares (Primero Justicia)
Conrado Antonio Perez Linares es un diputado del partido Primero Justicia,  por el estado Trujillo, que junto a otros parlamentarios aparece firmando la misiva entregada a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia a fin de eximir de delitos a  Carlos Lizcano y su empresa Salva Foods (controla las tiendas CLAP).
Cabe acotar que desde hace un tiempo Freddy Superlano (presidente de la Comisión de Contraloría) se encuentra en el exilio forzado, y desde entonces es Conrado Pérez, vicepresidente de la Comisión de Controlaría del Parlamento, quien ha venido ejerciendo como presidente de esta instancia.
En abril de este año, Conrado viajó a Europa en compañía de Parra y Arteaga. Con este último, viajó no solo a Madrid, España, sino también a Francia, Bulgaria, Portugal y hasta el enclave alpino de Liechtenstein.
Se presume que en estos viajes, los parlamentarios habrían entregado documentos anunciando el cierre de la investigación contra Saab. Sin embargo, la información oficial es que iban en una gira para denunciar a Rafael Ramírez. Esta gira no fue autorizada por el Parlamento.
5. Richard Arteaga (Voluntad Popular)
Richard Eloy Arteaga Blakma es un diputado del partido Voluntad Popular, por el estado Anzoátegui, que junto a otros parlamentarios aparece firmando la misiva entregada a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia a fin de eximir de delitos a  Carlos Lizcano y su empresa Salva Foods (controla las tiendas CLAP).
Arteaga acompañó a Conrado Pérez en un viaje por varios países de Europa con intención de lavar la cara a Alex Saab.
6. Guillermo Luces (Voluntad Popular)
Guillermo Antonio Luces Osorio es un diputado del partido Voluntad Popular, por el estado Aragua, que junto a otros parlamentarios aparece firmando la misiva entregada a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia a fin de eximir de delitos a Carlos Lizcano y su empresa Salva Foods (controla las tiendas CLAP).
7. Chaim Bucarán (Voluntad Popular)
Chaim Jose Bucarán Paraguan es un diputado del partido Voluntad Popular, por el estado Anzoátegui, que junto a otros parlamentarios aparece firmando la misiva entregada a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia a fin de eximir de delitos a Carlos Lizcano y su empresa Salva Foods (controla las tiendas CLAP).
En mayo de este año, Bucarán fue visto junto a otros parlamentarios en un viaje  en Madrid en el que se presume buscarían limpiar la imagen de Alex Saab ante otras naciones donde tenía investigación por sus negocios turbios.
8. Héctor Vargas (Un Nuevo Tiempo)
Hector Ramon Vargas Torres es un diputado del partido Un Nuevo Tiempo, por el estado Zulia, que junto a otros parlamentarios aparece firmando la misiva entregada a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia a fin de eximir de delitos a Carlos Lizcano y su empresa Salva Foods (controla las tiendas CLAP).
9. William Barrientos (Un Nuevo Tiempo)
William Ramon Barrientos Vicuña es un diputado del partido Un Nuevo Tiempo, por el estado Zulia, que junto a otros parlamentarios aparece firmando la misiva entregada a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, Colombia a fin de eximir de delitos a Carlos Lizcano y su empresa Salva Foods (controla las tiendas CLAP).
10. José Luis Pirela (fracción 16 de julio)
Jose Luis Pirela Romero es un diputado de la fracción 16 de julio de la Asamblea Nacional, por el estado Zulia.
En el polémico viaje a Madrid y a Roma también estuvo el diputado José Luis Pirela. Sin embargo, el parlamentario asegura que solo estuvo allí acompañando la denuncia contra Ramírez.
“No acepto que se mezcle mi nombre en un tema en el que no tengo nada que ver. No he hecho nada distinto con los miembros de esa comisión de contraloría”, dijo al ser consultado.
11. Freddy Superlano (Voluntad Popular)
Freddy Francisco Superlano Salinas es un diputado del partido Voluntad Popular por el estado Barinas.
Cuando ejercía como el presidente de la Comisión de Contraloría del Parlamento, Freddy Superlano se pronunció sobre el polémico viaje de los parlamentarios y aseguró que esta comisión no fue autorizada por la Asamblea Nacional.
Uno de estos documentos, con fecha de 2018, y cuyo fin era absolver de responsabilidad a Alex Saab contenía la firma del diputado Freddy Superlano, quien recientemente negó la veracidad de dicha rúbrica.
Superlano renunció este sábado a su cargo como presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional.

Las claves de la trama de corrupción de diputados opositores revelada por Armando.Info – TalCual – 1 de Diciembre 2019

La ‘Operación Maletín Verde’ estaría impulsada principalmente por el diputado Luis Eduardo Parra Rivero, miembro de Primero Justicia, representante del estado Yaracuy y presidente de la Comisión de Medio Ambiente; y el empresario Carlos Lizcano, subalterno de los sancionados Álex Saab y Álvaro Pulido y propietario de Salva Foods, empresa que maneja las Tiendas CLAP


Durante la madrugada de este domingo 1 de diciembre, el medio especializado Armando.Info publicó un reportaje en el que revela la conexión entre un grupo de diputados opositores y empresarios que mantienen negocios con el chavismo, en relación con la trama de corrupción que sostiene a los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Concretamente, el trabajo reseña la participación de integrantes de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) a la hora de suscribir indulgencias para el empresario Carlos Lizcano, subalterno de los ya conocidos y sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y otros entes de diversos países, Álex Saab y Álvaro Pulido; además de propietario de la empresa Salva Foods, compañía que maneja Tiendas CLAP.

ArmandoInfo explica detalles sobre una situación ya denunciada por el diputado José Guerra a inicios de noviembre, cuando alertó sobre la presunta ‘Operación Maletín Verde’, una serie de pagos realizados a parlamentarios por parte de los empresarios implicados en la trama de los CLAP.

Esta operación estaría impulsada principalmente por el diputado Luis Eduardo Parra Rivero, miembro de Primero Justicia, representante del estado Yaracuy y presidente de la Comisión de Medio Ambiente.

Después de sostener una serie de reuniones en El Valle, el este de Caracas e incluso en varios locales de Tiendas Clap, Parra y Lizcano promovieron la creación de un grupo informal de diputados que se movilizaran en favor de empresarios colombianos y sus negocios con el chavismo.

En este esquema habrían participado los diputados Adolfo Superlano, José Brito y Conrado Pérez Linares, miembros de Primero Justicia; Richard Arteaga y Guillermo Luces, militantes de Voluntad Popular; y Chaim Bucaram, Héctor Vargas y William Barrientos, partidarios de Un Nuevo Tiempo. Todos aparecen como firmantes en una carta entregada a la Fiscalía General de Colombia que pretende eximir a Carlos Lizano y su compañía, Salva Foods de irregularidades o cualquier tipo de relación con Álex Saab.

“Nos permitimos oficializarle que luego de la verificación en los archivos correspondientes a los asientos del libro de denuncias, se concluye que para la fecha motivo del análisis no existe ninguna acción incoada en contra del precitado: Carlos Rolando Lizcano Manrique, ni de su razón comercial Salva Foods 2015, C.A”, expone el documento que incluso habla en nombre del presidente de la Asamblea Nacional (AN) y mandatario encargado, Juan Guaidó.

A petición de Lizcano, una comunicación similar también fue enviada al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, ente que sancionó a Saab y a Pulido, posiblemente con la intención de evitar que su nombre figure en futuras medidas sancionatorias contra empresarios ligados con el chavismo.

Estos documentos surgen un año después de que se filtraran una serie de cartas con autenticidad incierta que absuelven irregularidades del mismísimo Álex Saab, firmadas por Conrado Pérez, Richard Arteaga, y una de ellas por Freddy Superlano, quien negó enfáticamente tener conocimiento sobre los presuntos documentos. Además, las misivas no pasaron por el registro de la comisión.

Sin embargo, el abogado de Salva Foods, Pedro Aranguren, dijo que emplazará a la AN para que reconozca las resoluciones de la Comisión de Contraloría a favor de Alex Saab, una actuación que parece confirmar la relación del empresario colombiano con la empresa que administra Tiendas Clap.

“Sus palabras son, en el fondo, el reconocimiento de que Alex Saab es el dueño en la sombra de las Tiendas CLAP, cosa que siempre ha querido desmentir el empresario colombiano a propósito de los reportajes de Armando.info que han revelado esas conexiones a través de Carlos Lizcano”, reseña el reportaje.

Movimientos extraños

El trabajo de ArmandoInfo se adentra en una serie de operaciones financieras de empresas vinculadas con Parra y Lizcano, así como en viajes sin justificación por parte del grupo de diputados que participarían en esta operación.

En primer lugar, destacan una serie de facturas de la empresa Agroleón Molinos de San Felipe, una empresa del empresario Roger León, amigo del diputado Parra, ambos figuras públicas reconocidas en Yaracuy y vistas en actos políticos de la entidad.

Los documentos señalan la compra de 30 toneladas de carne en canal por 30 millones de bolívares, y otra factura a nombre de Salva Foods por casi 500.000 euros para la compra de un “terreno céntrico de 1.340 metros cuadrados”, pagada a una cuenta en Banesco Panamá. Cabe destacar que Agroleón Molinos de San Felipe es una compañía que se dedica exclusivamente a la venta de todo tipo de granos.

Posteriormente, el reportaje señala una gira por Europa de los diputados Luis Parra, Conrado Pérez y Richard Arteaga junto a Carlos Herrera, exconcejal de Caracas y director de Primicias24. Una visita a París, Francia, Portugal, Bulgaria y Liechenstein sin justificación ni información pública, pareciera estar relacionada con la entrega de más indultos para Lizcano, debido a que en algunos de estos países, se realizan investigaciones a las empresas de Álex Saab.

Posteriormente, en mayo, Conrado Pérez, Richard Arteaga, José Brito, Chaim Bucaram y Adolfo Superlano, firmantes de la carta entregada a Colombia, hicieron otra gira por Europa. En Roma y Madrid pidieron investigar al exministro de Chávez, Rafael Ramírez. Incluso solicitaron a Tarek William Saab hacer solicitud a Interpol.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Contraloría, Freddy Superlano, aclaró que el viaje no fue oficial. “No era una gira de acción de la comisión; si es algo oficial, primero se aprueba en plenaria o el presidente la autoriza. De no ser así, se trata de una acción individual y no institucional”, argumentó.

Por otra parte, el propio Rafael Ramírez emitió comentarios sobre esta visita y fustigó a la Comisión de Contraloría. “Estuvieron en Europa, muy cómico, bueno, muy trágico, acusándome con unas pancartas horribles en mi contra, pero después me dijo gente de la oposición que ese viaje fue pagado por Alex Saab, es el señor de las cajas CLAP y que la Comisión de Contraloría no investiga”.

La calle está fría por Trino Márquez – El Republicano Liberal – 29 de Noviembre 2019

El llamado de Juan Guaidó a mantenerse a partir del 16 de noviembre en la calle sin retorno, no tuvo éxito. La petición partió de una visión demasiado voluntarista. La premisa fue más o menos la siguiente: Si hubiese un líder que convocase, los venezolanos seguirían el ejemplo de los ecuatorianos, chilenos, bolivianos y colombianos, pueblos que se han alzado con fuerza y furia por distintas razones contra sus respectivos gobiernos.

La ‘primavera suramericana’ podría extenderse a Venezuela, pues si en algún país existen razones para indignarse y protestar, ese es el nuestro.
La hipótesis resultó falsa. Los venezolanos, en efecto, tienen muchas razones para movilizarse. El problema es que también poseen otro tanto  para no hacerlo. Estas han predominado. En el origen de la desmovilización -o el reflujo, como se diría en el lenguaje más tradicional-, se encuentran el éxodo de millones de venezolanos jóvenes, que podrían participar en las convocatorias de masas, la rutinización de las marchas, y el fracaso de las movilizaciones masivas y revueltas de 2014 y 2017, que dejaron un trágico saldo de estudiantes acribillados, y dirigentes políticos detenidos o exiliados.
El resultado concreto de esas grandes manifestaciones fue magro. El régimen logró pulverizar el referendo revocatorio que acabaría con el mandato de Nicolás Maduro. No se firmó en Santo Domingo un acuerdo que permitiera resolver la crisis. Las direcciones de los partidos políticos más importantes fueron desbaratadas. El régimen impuso la Constituyente y, luego, las elecciones presidenciales de mayo de 2018, cuando Maduro fue reelecto. Las movilizaciones en masa entre 2014 y 2018 no produjeron victorias, sino que propiciaron respuestas por parte del gobierno que descalabraron a los opositores.
2019 despuntó con un esperanzador renacimiento del movimiento ciudadano. Juan Guaidó logró reanimar a una oposición frustrada, desesperanzada y resignada a calarse los siguientes seis años de Maduro. El Presidente de la Asamblea Nacional se conectó con el malestar de millones de venezolanos maltratados por el régimen. Propuso la  famosa tríada, millones de veces repetida: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Por unos meses pareció que esta vez las metas sí se alcanzarían y que una nueva etapa se abriría para la nación. Finalizando el año, los objetivos no se han alcanzado y el gobierno se ve tan robusto como siempre, a pesar de su impopularidad, de las calamidades que ha desatado y del aislamiento internacional.  Por supuesto, que la frustración ha resurgido. La sensación de fracaso vuelve a apoderarse de la gente. Este sentimiento conduce a la parálisis.
A estos factores hay que agregar la política deliberada diseñada y ejecutada por el gobierno, dirigida a desmovilizar a los ciudadanos y aterrorizarlos. El instrumento fundamental de extorsión son las cajas Clap, para muchos habitantes de los sectores más pobres, el único medio del cual disponen para proveerse de ciertos alimentos y bienes, por precarios que estos sean.  Más de 80% de los pobladores de los barrios reciben, aunque de manera irregular, esas cajas. El temor a dejar de recibirlas constituye un poderoso factor de inhibición. El gobierno amenaza con los Clap.
El otro componente de la tenaza es el Carnet de la Patria, vehículo para obtener las pequeñas prebendas, limosnas, concedidas por Maduro. Retirarle, anularle o no concederle el carnet a una persona, significa excluirlo de los Clap y del sistema de reparto clientelar  de dinero a través de la banca oficial,  diseñado por el régimen. La nación se encuentra en manos de unos señores que manejan el presupuesto público para comprar lealtades y, cuando esto resulta insuficiente, para intimidar a los ciudadanos.
La combinación entre el fracaso, la decepción, la manipulación y el chantaje, han creado esta realidad paradójica: el país se encuentra arruinado, la población empobrecida,  los motivos para manifestar abundan, pero la gente no acude a las jornadas convocadas por la oposición. Las miles de protestas que ocurren en todo el territorio nacional por la escasez de agua, luz, etc., se dan en  una escala tan reducida, que no afectan en nada la estabilidad del régimen.
La dirigencia opositora no logra anular la acción del gobierno, ni puede conectarse con el malestar de la ciudadanía y avivarlo. Ahora, toca recomponer el liderazgo, dividido por numerosos conflictos internos, diseñar una nueva estrategia que redefina los objetivos trazados al inicio de 2019, promover metas alcanzables que no conduzcan al escepticismo.
Anda en curso la designación de un nuevo CNE. Pronto hay que definir la participación en las parlamentarias. Ambos son temas de enorme importancia. Esperemos que se recupere la sensatez y se eviten espectáculos tan deplorables como el que ha girado en torno a Humberto Calderón Berti.
Volver a movilizar los ciudadanos representa un reto colosal. Los venezolanos no se han rendido. Las protestas cotidianas lo demuestran. El desafío reside en cómo canalizarlas hacia el cambio del régimen. Las próximas elecciones parlamentarías serán una excelente ocasión para reacoplarse con la gente.

El cartel de los despreciables por Gustavo Tovar-Arroyo – El Nacional – 19 de Noviembre 2019

download

Y siguen

Han convertido a nuestro maravilloso país en una pocilga de terroristas, corruptos, narcotraficantes, guerrilleros, comunistas, asaltantes de carretera, secuestradores y rateros de suela desgastada. Es inconcebible lo que han hecho, ni la ciencia ficción daba para esto.

Y siguen y están ahí y profundizan su daño, no descansan, destruyen, pervierten sin contemplación.

Son un asco humano, lo son.

El causador de estragos

Maduro, a quien el psiquiatra Jorge Rodríguez tiene drogado y controlado con medicamentos psiquiátricos, es una locomotora de devastación, nada lo detiene, es un incontenible causador de estragos.

Estragos de todo tipo: morales, culturales, políticos, económicos, institucionales, legales, históricos, humanos. Como no está en su sano juicio, no entiende nada. Lo usan.

Es el perfecto bodoque de la maldad.

Los domesticados y la limosna

Con sus migajas de comida (les llaman CLAP), siempre insuficiente y paupérrima, la maldad y su bodoque Maduro tienen dominada a las clases populares. Los más pobres, impedidos como están de acceder libremente a alimento o medicina, sin recursos para hacerlo, sólo les queda tenderle la mano a la miseria política.

Están subyugados, el terror por acceder a la limosna dictatorial los domestica. Sí, el pueblo venezolano, en su angustia, está domesticado. Y jodido.

No es dantesco, es peor, Dante no lo habría imaginado jamás.

El mordisco de la xenofobia

Las clases medias, por otro lado, huyen en condiciones inhumanas, sienten que no tienen futuro en Venezuela porque en realidad no lo hay. No están subyugados por alimento como las clases más pobres, pero su nivel de vida es cada día peor. Viven la asfixia, buscan aire.

Seis millones de venezolanos -cifra inconcebible, inaudita, inexplicable- se han desparramado por el mundo y en especial por América Latina por la maldad chavista. El drama es desconsolador.

En búsqueda de aire, les muerde el cuello la xenofobia.

La colonia de lombrices

Los ricachones chavistas, esos vulgares nuevo ricos, esos despreciables corruptos y la colonia de lombrices que los acompañan (los llaman boliburgueses) son los que van y vienen de manera descarada. Los que entran y salen. Los que en Venezuela se masturban observando el dolor ajeno.

En eso ha convertido el chavismo a Venezuela, en una porquería cruel e inhumana, en una ficción de ruinas y miserias. En un apocalipsis.

Y tú estás ahí y yo también.

El cartel de los despreciables

Luchar contra tanta crueldad no ha sido fácil, ni lo será. Luchar será cada día más difícil y pernicioso. La maldad creó un cartel de los despreciables (Correa, Lula, Kirchner, Ortega, Evo, Castro y ¿López Obrador?) y anda desatado causando estragos. Son sembradores de estragos.

No les importa nada, drogados como están con medicamentos psiquiátricos, no sienten, no ven, no hay compasión, no hay angustia.

No hay nada, sólo cinismo y crueldad.

¿Quién los detiene?

La maldad no se cansa ni descansa, la maldad no cesa. Está por todas partes y cunde con  resentimiento a la región. Muestra sus dientes…, muerde. Son hienas hambrientas, sonríen mientras desgajan, mientras despedazan, mientras destrozan.

Si la maldad no descansa, lo que aspiramos al bien común, tú y yo, nosotros los venezolanos, los que deseamos vivir en libertad, menos. No puede haber ni cansancio ni descanso. Todos los días alertas.

El bien siempre vence, siempre; claro, si luchamos sin tregua.

Nosotros

El chavismo y su cartel de despreciables (Maduro, Cabello, Correa, Lula, Kirchner, Ortega, Evo y Castro) son los más peligrosos enemigos de la libertad, la justicia y la democracia, del bien común americano, que hayamos conocido jamás. Son sinuosos, cínicos, corruptos, su hostilidad es encubierta y también abierta. Quieren dominar a la región.

Hay que combatirlos sin descanso. Hay que vencerlos, derrocar al chavismo en Venezuela sería un golpe definitivo y final. ¿Marchar? ¡Claro! ¿Luchar? ¡Claro!

La victoria depende de ti y de mí.

De nosotros…

A %d blogueros les gusta esto: