elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Canasta familiar

Claves para entender el nuevo aumento salarial por José Gregorio Silva y Julián Castillo – eldiario – 27 de Abril 2020

Este 27 de abril el régimen de Nicolás Maduro anunció un nuevo aumento salarial. En El Diario respondimos algunas de las preguntas más importantes sobre esta nueva medida

En el contexto de la cuarentena social preventiva por el avance del Covid-19 y el bolívar depreciándose diariamente, el régimen de Nicolás Maduro decretó un segundo aumento salarial en lo que va de 2020. En El Diario te presentamos varias claves con lo más significativo de la medida.

¿De cuánto es el nuevo salario mensual?

400.000 bolívares será el nuevo sueldo base, además de un bono de cestaticket de Bs 400.000. El denominado salario mínimo integral quedará en Bs 800.000, lo que representa un incremento de 77,7% con respecto al salario anterior.

Francisco Torrealba@torrealbaf

Actuando en defensa de los derechos de L@s Trabajador@s hoy el Compatriota Bolivariano Trabajador Presidente @NicolasMaduro ha procedido a ordenar el incremento del Salario Mínimo Nacional más el monto de Cesta Ticket Socialista y los montos de Pensiones y Jubilaciones.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

¿Cuándo comenzará a regir el aumento?

El incremento se hará efectivo a partir del 1° de mayo, a propósito del Día del Trabajador.

¿A cuánto equivale el nuevo salario mínimo al dólar que fija el BCV?

A 4,68 dólares si se toma como referencia el salario mínimo integral de Bs 800.000, y a 2,39 dólares si se toma solo como referencia el sueldo base de Bs 400.000, según el tipo oficial de este 27 de abril reflejado en la cuenta en Twitter de el Banco Central de Venezuela.

¿A cuánto equivale el nuevo salario mínimo al dólar paralelo?

A 4,10 dólares si se toma como referencia el salario mínimo integral de Bs 800.000, y a 2,05 si se toma solo como referencia el sueldo base de Bs 400.000, esto basado en las distintas páginas que reflejan el dólar en el mercado paralelo al 27 de abril.

¿Cómo quedan los pensionados?

Los pensionados también cobrarán 400.000 bolívares a partir del 1° de mayo.

El ministro de Trabajo, Eduardo Piñate, indicó que se realizará un bono adicional de 300.000 bolívares mediante el denominado “carnet de la patria”, al que “se le sumarían otros bonos de protección” mediante esa misma plataforma.

¿Se realizará un ajuste de las tablas salariales de la administración pública?

Sí. Todos estos aumentos tendrán como base el nuevo salario mínimo integral que empieza a regir a partir del 1° de mayo. Esto incluye a funcionarios públicos, incluidos a los ya acordados en el sector salud, magisterio, universitario, sector eléctrico, petrolero, integrantes de la Fuerza Armada Nacional, Policía Nacional, entre otros.

¿Cómo se ha desarrollado la inflación durante el primer trimestre de 2020?

El incremento, anunciado por el miembro de la asamblea nacional constituyente Francisco Torrealba a través de su cuenta de Twitter, se produce en un contexto en el que la hiperinflación continúa golpeando el bolsillo de los venezolanos.

Cifras de Inflación del BCV

62,2%

enero

21,8

febrero

13,3

marzo

Las últimas cifras oficiales publicadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) revelaron que durante el primer trimestre del año la inflación promediada fue de 32,4%.

Las estadísticas publicadas por el BCV son similares a las divulgadas por la Asamblea Nacional de Venezuela, que ubicaron los índices inflacionarios en 65,4%; 22,4% y 21,2% durante los meses de enero, febrero y marzo respectivamente.

¿El nuevo sueldo mínimo permite tener acceso a la Canasta Alimentaria?

De acuerdo con datos del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) el monto necesario para cubrir los gastos de la Canasta Alimentaria fue de Bs 19.156.813,68 durante el mes de marzo. El monto calculado por el Cenda equivalente a 236,66 dólares, lo que implica que una familia requiere casi 100 salarios mínimo para poder adquirirla.

CENDA@Cenda_Info

La para el grupo familiar en el mes de MARZO 2020 tuvo un costo de Bs. 19.156.813,68 / $ 236,66. Presentando una variación intermensual de 14,0% / Bs. 2.356.347,19.

Ver imagen en Twitter

Inflación acumulada hasta septiembre es de 3.326% por Estefani Brito – El Nacional – 9 de Octubre 2019

La Comisión de Finanzas informó que la inflación para septiembre fue de 23,5%, mientras que la interanual llegó a 50.100,3%. Afirmó que los índices inflacionarios por medicamentos y alimentos se establecieron en 46,2% y 42,6%, respectivamente

La inflación acumulada en los primeros ocho meses de 2019 se ubicó en 3.326%, con una inflación de 23,5% para septiembre, informó este miércoles Alfonso Marquina, integrante de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

En comparación con el mes de agosto que la cifran inflacionaria alcanzó 65,2%, en la inflación en septiembre se desaceleró a 41,7%.

Marquina explicó que esta aparente desaceleración del índice de inflación de debe a la emisión de dinero inorgánico por parte del régimen de Nicolás Maduro y la contracción del consumo de los ciudadanos debido a los altos costos de los productos.

Destacó que el incremento de la inflación para septiembre por rubros fue mayor, siendo los más altos los medicamentos con 46,2% y el de alimentos con 42,6%.

“Los mecanismos que parece manejar el régimen usurpador para detener la inflación, no es otra cosa que poner al pueblo a pasar hambre. El salario mínimo para este mes solo cubre 2,24% de la canasta básica alimentaria. Por culpa del usurpador el pueblo está pasando hambre”, manifestó el parlamentario.

Resaltó que, a pesar de que la cúpula gobernante pretende que el pueblo dejé de comer, demandar y consumir rubros para retener el precio del dólar y desacelerar la inflación, esta se mantiene y podría alcanzar cifras por encima de los siete dígitos para finales de año.

La cifra interanual, de septiembre de 2018 a septiembre de 2019, se ubicó en 50.100,3%, agregó el legislador.

Aumento a trabajadores

En relación al aumento solicitado por los trabajadores, por encima del costo de la canasta básica alimentaria, que en agosto se ubicó, según cifras del Cenda, en 2.498.746,69 bolívares, Marquina afirmó, que “los gremios y trabajadores tienen el legítimo derecho a reclamar salarios dignos”.

A su juicio, debido a la situación de atraso en el país, el cual “ha llevado a que se pulverice el salario”, y ante la dolarización de la economía, hoy los venezolanos se encuentran ante una realidad en la que “los anaqueles están llenos pero con precios dolarizados”, por lo que continúan sin poder acceder a los productos de la canasta básica.

Ante la posibilidad de que Maduro equipare el salario mínimo al petro, afirmó que sería “como pagarle con chapitas a los venezolanos”, en vista de que esta moneda digital “es inexistente, no la reconoce ni el pueblo ni el mundo”.

“La situación que vivimos actualmente tiene una sola causa y es la usurpación de Nicolás Maduro y la corrupción. La única solución para poder vivir con un mínimo de dignidad, de implementar un cambio político y económico, es con un cambio de gobierno”, enfatizó.

Deterioro económico en Venezuela – Alianza Centro – Agosto 2019

Hambre 5.0 por Gioconda Cunto de San Blas – TalCual – 22 de Agosto 2019

Agro-venezolano.jpg

“Los ladrones ya no roban dinero; roban comida”. Ese testimonio, revelador de la magnitud del drama alimentario que vivimos en la Venezuela de la 5ª república, se genera en un país en el que 57% de los niños padece algún grado de desnutrición y 33% de los niños entre 0 y 2 años de los estratos C e inferiores presenta retardo en el crecimiento o desnutrición crónica, con el consiguiente retraso cognitivo y psicomotor asociado a prolongados estadios de desnutrición severa.

Según la FAO, combatir de manera eficaz la malnutrición y la subnutrición requiere el suministro de 20 gramos de proteína animal per cápita al día, equivalentes a 7,3 Kg al año, además de legumbres, vegetales, frutas y lácteos. En 1999, el consumo anual per cápita de carne en Venezuela era de 23 Kg, que bajó a 14 en 2014 y a 4 en 2018 (la proyección para 2019 es de 2,7 Kg), mientras que la media mundial es de 41, es decir, 6 veces más de lo recomendado por la FAO.

La semana pasada, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) emitió un reporte según el cual, una de las medidas a tomar entre muchas otras para reducir la emisión de gases invernadero, principales causantes del calentamiento global, es la de producir carne de manera sostenible, disminuir su ingesta a los niveles óptimos de consumo y cambiar la forma en la que la población mundial se alimenta, con más legumbres, frutas, verduras y frutos secos. Entre otras medidas a tomar, preservar y restaurar bosques para aumentar la masa forestal, mejorar la gestión de la tierra para cultivos y ganadería e implementar el uso de razas con mejoras genéticas.

El escandaloso desperdicio del 25 a 30% de los alimentos producidos en un mundo donde el hambre campea en vastas regiones del planeta, es también responsable de 8% a 10% de todas las emisiones de efecto invernadero, según las estimaciones del IPCC. Por eso, los expertos llaman a ajustar el nivel de producción, aplicar medidas educativas, mejorar las técnicas de almacenamiento, transporte y empaquetado. De esa forma, se podrían liberar millones de kilómetros cuadrados que podrían destinarse, por ejemplo, a la reforestación.

La FAO, los nutricionistas y ahora el IPCC nos recomiendan una y otra vez comer más legumbres, vegetales y frutas (¡y los muy costosos frutos secos!), pero nunca nos dicen por cuáles sustituirlos, dados los altos precios que exhiben en los mercados. Para un venezolano cuyo ingreso es el salario mínimo (Bs. 40.000 mensual o US$ 2,5 mientras esto escribo), adquirir frutas o legumbres es casi imposible. A precios de la semana pasada en un mercado popular, la compra de los siguientes rubros (1 Kg de cada uno): zanahoria, yuca, papa, plátano, cambur, patilla, guayaba, lechosa y mango sobrepasaba dos salarios mínimos. Poco más que 1 Kg de carne, o 2 de pescado, o 35 huevos es todo lo que  puede comprar el salario mínimo del mes, bajo condición de eliminar legumbres y frutas.

Según los datos del Cenda, la canasta alimentaria de julio se ubicó en 1.649.306,75 bolívares, equivalentes a 41 salarios mínimos, de manera que ese salario apenas cubre el 2,4% de los gastos de alimentación mensual para una familia de 5 personas, sin contar los demás gastos del hogar que constituyen la canasta básica. No debe sorprendernos, por tanto, cuando la FAO comenta que en Venezuela, la prevalencia de la subalimentación casi se cuadruplicó, al pasar de 6,4% en 2012-14 a 21,2% en 2016-18.

Ante este cuadro dantesco, el primer paso obvio es cambiar de régimen, uno que permita estabilizar la economía para hacer posible un mejor vivir. Pero además, quienes se ocupan del manejo de la tierra, agricultores, ganaderos, deben prestar atención a los llamados del IPCC para que la reconstrucción de Venezuela se haga en el marco de patrones ecológicos que ayuden a la disminución de la emisión de gases invernadero.

Siendo cínicos, podríamos decir que el estado de abandono en que se encuentran las tierras venezolanas luego de 20 años de expolio gubernamental hace que Venezuela aporte muy poco gas invernadero al cambio climático. Pero la realidad es que el equilibrio está en aprovechar las tierras de forma sostenible para que sus habitantes y las generaciones sucesivas puedan vivir mejor y más saludables, en un planeta cuidado por todos. Es el único que tenemos.

 

3 años de salario necesita una familia venezolana para comer durante un mes por Sabrina Martín – Panampost – 30 de Noviembre 2018

En términos prácticos, el nuevo ingreso mínimo cubre apenas dos días y medio de alimentación de una familia venezolana.

Para cubrir el costo de la canasta alimentaria se requieren USD $300, y Nicolás Maduro incrementó el salario a 4.500 bolívares soberanos, es decir, USD $9 dólares. (Twitter)

Nicolás Maduro volvió a anunciar un ajuste salarial del 150 % y que ubica el nuevo salario mínimo en USD $9, el más bajo de la región en medio de la inflación más alta del mundo.

El nuevo salario mínimo de 4.500 bolívares representa USD $9,4 dólares, de acuerdo con estimaciones de la cuenta @MonitorDolarVe, usada con frecuencia para operaciones en moneda extranjera.

Melanio Escobar

@MelanioBar

Subieron el salario mínimo de 3 USD a 9 USD, que mañana serán los mismos 3 USD debido a la hiper inflación. Los 4 gatos que aún pueden pagar precios en las nubes y que sostienen los salarios cada vez serán menos. Mas despidos, más hambre.

El doctor en economía y coordinador del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas), Óscar Meza, indicó que para cubrir el costo de la canasta alimentaria se requieren USD $300, y Maduro incrementó el salario a 4.500 bolívares soberanos, es decir, 9 dólares mensuales. Lo que quiere decir que con el nuevo salario los venezolanos necesitarían 990 días de trabajo (casi tres años) para poder cubrir la canasta alimentaria de solo un mes.

“Aún con este aumento de salario, lo más probable es que el salario real cierre este año 2018 con una caída del 93 % = caída en el poder adquisitivo. El problema principal es la hiperinflación. Qué difícil es entender eso para el gobierno”, expresó en su cuenta de Twitter el economista Luis Oliveros.

Por su parte, Henkel García, analista financiero de la firma Econométrica, manifestó que “En agosto multiplicaron el salario mínimo por 80 y el ingreso mínimo por 35. Todo eso se perdió, pero fue una evidencia clara de que no importa cuánto lo aumenten nominalmente, el poder de compra no se recuperará sin mayor producción-productividad”.

José Guerra, diputado a la Asamblea Nacional, estimó que la hiperinflación se acelerará al catalogar los anuncios como “un tsunami de gasto público financiado por el Banco Central”.

A las críticas también se sumó el presidente de la Comisión de Finanzas de la AN, Rafael Guzmán: “El salario no se protege con aumento, se hace con producción, porque si no viene acompañado de un plan para recuperar la economía y frenar la hiperinflación, este aumento será sal y agua”.

“Simplemente empujará más hacia arriba los precios, es lo que podemos esperar en los próximos días, o debería decir en las próximas horas, que afectará directamente el poder de compra de los ciudadanos. Siempre que se anuncia un aumento que es mayor al crecimiento de la productividad del país, eso se traduce en un incremento de la inflación. Y los índices de productividad venezolanos son bajísimos”, indicó.

Jose Toro Hardy@josetorohardy

Los “regalos” del presidente los pagará el pueblo con una arremetida brutal de la hiperinflación.

Jose Toro Hardy@josetorohardy

2/3. Las medidas que anunció San Nicolás producirán un aumento brusco de la liquidez monetaria. Esta agudizará un proceso inflacionario que ya estaba en fase de aceleración.

Venezuela, el país con el salario más bajo de la región y una crisis humanitaria sin precedentes, rompió el récord de la inflación más alta de América.

Diferentes estudios del Fondo Monetario Internacional (FMI) demuestran que la hiperinflación venezolana alcanzará en 2018 el 1.370.000% anual, y se disparará al 10.000.000 % en 2019. La situación es tan grave que Venezuela fue excluida del promedio regional y de la lista de los mercados emergentes para no deformar las cifras.

Según los últimos pronósticos de esta organización, el PIB de Venezuela registrará este año una contracción del 18 %, ampliando a cinco años su caída; mientras que el próximo año la recesión podría ser del 5 % como consecuencia del desplome de la producción de petróleo y la inestabilidad política y social.

Por otro lado, calcula que la riqueza por habitante de Venezuela ha caído “más de un 35 %” entre 2013 y 2017, y pronostica la pérdida de alrededor del 60 % del PIB per cápita entre 2013 y 2023, cifra que situaría el empobrecimiento previsto para Venezuela en niveles semejantes al registrado por países en guerra como los casos de Irán entre 1976 y 1981, Irak entre 1999 y 2003, Azerbaiyán entre 1990 y 1995 o Libia entre 2010 y 2011.

La economía en Venezuela se asemeja a la de un país en guerra, con una escasez de alimentos y medicamentos única en su historia. Además, con una variación diaria de precios que se traduce en la inflación más alta de la región y se convirtió en uno de los diez significativos casos hiperinflacionarios en el mundo.

Hace una década, cuando esta situación se advertía, muchos economistas decían que en Venezuela no podía haber hiperinflación gracias al petróleo; no obstante, gracias al socialismo se logró destruir no solo la economía, sino la producción de crudo.

Venezuela: del salario mínimo al salario ínfimo por Aurelio Cocheso – Panampost – 25 de Junio 2018

0

La canasta alimentaria reportada por el CENDAS en Bs, 72.8 millones para mayo, se necesitan 14 salarios ínfimos para adquirirla

Por cuarta vez en menos de seis meses, el Gobierno anunció un incremento del salario o ingreso mínimo, esta vez de 103 %, sin tomar medidas complementarias que le hagan mella a la hiperinflación, lo cual prácticamente garantiza que estamos ante un paso más en la conversión del salario mínimo en lo que únicamente se puede catalogar como salario ínfimo. Por cualquier patrón de medida que se utilice queda claro que la batalla se pierde a pasos agigantados.

En términos de poder de compra el salario ínfimo, que ha aumentado 4.500 % en un año, no le llega ni a los tobillos a la hiperinflación que en ese lapso ha sido de 24.000 %, lo cual significa una pérdida de poder adquisitivo de 80 % solamente en ese período.

Si lo medimos por tasas de cambio oficiales de permitida divulgación, a la nueva tasa “Dicom remesas” de Bs. 2.2 millones por dólar- del mismo día del anuncio presidencial-, el ingreso mínimo es de USD $2.36 mensual. Y en términos de la canasta alimentaria reportada por el CENDAS en Bs, 72.8 millones para mayo, se necesitan 14 salarios ínfimos para adquirirla, 44 si de la canasta básica familiar se trata. Pero esto último es solo un decir, porque para cuando se cobre la primera quincena al nuevo valor, los precios se habrán duplicado.

El anuncio vino acompañado de otra sesión de sillas musicales en lo que a funcionarios de la burocracia económica se refiere, quedándose en esta oportunidad sin silla el gerente responsable del nonato Petro. Lo preocupante es que, salvo una que otra medida sensata aislada como la de ponerle una tasa de cambio medianamente realista a las remesas, no se vislumbra ninguna intención de tomar las medidas integrales que se precisan para salir de la espiral hiperinflacionaria que ha tomado vida propia.

Decimos esto porque inevitablemente el incremento de 100 % de los empleados públicos jubilados, y demás subsidios que a voleo se anuncian y parcialmente se cumplen, serán financiados exclusivamente con la creación electrónica de dinero en el BCV, por encima del ya increíble ritmo de incremento interanual de 7,000 % que llevan en su haber.

Contrario a lo que sucedía en hiperinflaciones anteriores en otros piases en las que cuando menos había que esperar unos días a que físicamente se imprimieran los billetes sin respaldo, en ésta, la primera hiperinflación electrónica de la historia, la creación solo requirió presionar la tecla de “enter” en el BCV mientras el presidente da la orden en cadena nacional.

Pero no son solo los asalariados los que se están quedando sin ingresos, medidos en términos de bolívares de valor constante, el fisco también. Debido a lo que se conoce como el “efecto Olivera-Tanzi”, en hiperinflación por cada 20 % de inflación mensual, la recaudación fiscal a precios de valor constante se reduce en 40 %.

Saque usted la cuenta de por dónde vamos cuando la tasa mensual lleva meses por encima de ese 20 % y ya sobrepasa el 100 %. En tiempos pretéritos el fisco venezolano podía compensar esa merma en parte con los impuesto y regalías petroleras, que al ser cobrados en dólares contantes y sonante, no se crean de la nada en los servidores del BCV.

Sin embargo, con la producción petrolera en picada, y con las perforaciones para aumentar el bombeo que compense la declinación de yacimientos casi paralizadas al haber menos de 25 taladros en funcionamiento del centenar que se necesitaría para estabilizar la producción, lo que se vislumbra es un descenso aún más acelerado de esa actividad, y se pregunta uno de donde piensan obtener ingresos.

La repuesta lógica sería del financiamiento puente multilateral y por impuestos a las actividades generadas por la inversión privada nacional y extranjera en actividades productivas, pero la permanente actitud de enfrentamiento y acoso a las actividades privadas pareciera más bien un intento por ahuyentar esas potenciales fuentes de ingreso.

Canasta Básica Familiar aumentó a 35.392.706,24 bolívares en enero – El Nacional – 2 de Marzo 2018

Cada venezolano necesita 1.179.756,87 bolívares diarios para cubrir su costo
1507257630555.jpg
El Centro de Documentación y análisis social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) publicó la variación de la canasta básica familiar correspondiente al mes de enero, la cual se ubicó en 35.392.706,24 bolívares.

Cendas indicó que, con respecto a diciembre de 2017, la CBF tuvo un incremento de Bs 10.269.269,58. Actualmente, se requiere 1.179.756,87 bolívares diarios para cubrir el nuevo costo de la canasta.

La variación de la canasta se debe principalmente al aumento de seis rubros como salud (185%), vivienda (114,4%), higiene personal (60,6%), alimentos (47,9%), educación (16,8%) y vestido y calzado (14,0%).

El precio de la CBF en el mes de diciembre fue de Bs 25.123.437,24. En ese entonces, se requerían 137,3 salarios mínimos para poder cubrirla.

Inflacion mensual 2017 canasta básica familiar – Cendas – Enero 2018

Canasta Alimentaria Familiar sube Bs 213.935 en julio y se ubica en Bs 1.443.634 – El Estimulo – 8 de Agosto 2017

240717-Mecados-FOTO-Antonio-Hernandez-009-1100x618.jpg
El precio de la Canasta Alimentaria Familiar subió en tan solo un mes Bs 213.935,90 y se ubicó en Bs 1.443.634,25 en el séptimo mes del año, un incremento de 17,4% con respecto a junio y de 296,7% entre julio de 2016 y julio de 2017.

De acuerdo con el reporte del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas), se requieren 14,1 salarios mínimos (Bs 97.531,56) o Bs 48.121,14 diarios para adquirir la canasta para una familia de cinco miembros.

Todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio: azúcar y sal, 39,4%; grasas y aceites, 27,1%; cereales y productos derivados, 23,1; granos, 19,7%; pescados y mariscos, 19,3%; leche, quesos y huevos, 16,5%; raíces, tubérculos y otros, 14,8%; frutas y hortalizas, 14,6%; salsa y mayonesa, 9,6%; carnes y sus preparados, 6,1% y café, 4,0%.

La diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado es de 10.433,5%.

Quince productos presentaron problemas de escasez: leche en polvo, margarina, azúcar, aceite de maíz, queso blanco duro Santa Bárbara, queso amarillo, arvejas, lentejas, caraotas, arroz, harina de trigo, avena, pan, pastas alimenticias y harina de maíz: el 25,9% de los 58 productos que contiene la canasta.

Adicionalmente, escasean otros productos básicos como: jabón de baño, detergente, cera para pisos, compotas, Nenerina, papel tualé, pañales, toallas sanitarias, toallines, toallitas, leche condesada, leche líquida de un litro, suavizante, desodorante, afeitadora desechable, crema dental, champú, jabón Las Llaves, insecticidas y medicamentos como Atamel, Losartán Potásico, Amlodipina, Aspirinas, Omeprazol, Lansoprazol, Dilantin, Di-Eudrin, Glibenclamida, Glidan, Biofit, anticonceptivo Belara, Trental, Tamsulon, Zyloric, Tamsulosina, Heprox, Secotex, Urimax, Clopidogrel y antialérgicos, entre otros, e inyectadoras. En total, escasean al menos 56 productos en este registro.

Mientras que comer fuera de cosa está cada vez más cerca de los 10.000 bolívares: El costo promedio de un almuerzo para un trabajador es de Bs 9.600. El monto del ticket de alimentación es de Bs 5.100 diarios, 17 veces el valor de la unidad tributaria vigente, de Bs 300: Bs 153.000 mensuales.

Canasta Alimentaria Familiar casi alcanza el millón de bolívares por Laury González – Notiminuto – 20 de Junio 2017

El informe del Cendas indica que llegó a 990.918,92 bolívares el mes pasado. Ha aumentado 337,6 % en un año

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV), informó que la Canasta Alimentaria Familiar (CAF) de mayo de 2017, se ubicó en 990.918,92 bolívares, lo que representa un incremento de Bs. 123.146,87; con respecto a abril 2017 y un aumento de 337,6 % entre mayo de 2016 y mayo de 2017.

Se requieren 15,2 salarios mínimos (65.021,04 bolívares) para poder adquirir la canasta, referida a una familia de cinco miembros: 33.030,63 bolívares diarios.

En este sentido, el Centro de Análisis Social sostuvo que todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio; mientras que 17 productos de los 60 que contiene la misma presentaron problemas de escasez. Entre ellos destacan: leche en polvo, carne de res,margarina,azúcar,aceite de maíz, queso blanco duro Santa Bárbara, queso amarillo,arvejas, lentejas, caraotas, arroz, harina de trigo, avena,pan, pastas alimenticias a precio regulado, harina de maíz, café y mayonesa.

La diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado es de 7.824,1%.

 

A %d blogueros les gusta esto: