elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Bloqueo

Gobierno de Chile amenaza a Maduro con un bloqueo naval – RunRunes – 15 de Octubre 2019

maduro_twitter.jpg

EL CANCILLER DE CHILE,  Teodoro Ribera, amenazó al régimen de Nicolás Maduro con un bloqueo por aire y mar si no se convocan elecciones presidenciales en Venezuela.

En una entrevista ofrecida a Financial Times, Ribera manifestó: “Tenemos que hacer que Maduro entienda que es preferible convocar elecciones que no convocarlas”.

De acuerdo con Ribera, en caso de que Maduro no acate este planteamiento, está dispuesto a tomar “medidas más estrictas”, como un bloqueo de las comunicaciones a Venezuela y el acceso al país por aire y mar.

Por otra parte, pidió a la oposición liderada por el presidente encargado Juan Guaidó ser “pragmática y reconocer que las transiciones políticas democráticas exigen sacrificios recíprocos”.

Ribera recordó que el gobierno de Sebastián Piñera no apoya ningún tipo de intervención militar contra Maduro, y que  se respalda al TIAR, pero no como un mecanismo que facilite una acción armada sino para ejercer presión.

 

Guaidó anuncia una nueva fase de lucha ya que Maduro no quiere negociar por Daniel Gómez – ALnavío – 16 de Septiembre 2019

Viene “una nueva etapa de lucha que requerirá mayor compromiso, fortaleza, determinación, sacrificio y convicción”. Eso dice Juan Guaidó ahora que da por finalizada la negociación con el régimen. Y es que Maduro lleva 40 días poniendo excusas para no hablar.
En 40 días Maduro puso dos excusas para no negociar / Twitter: @jguaido
En 40 días Maduro puso dos excusas para no negociar / Twitter: @jguaido

“Quienes usurpan el poder han bloqueado una salida pacífica, rechazando discutir y acordar una propuesta sensata, realizada por nuestra delegación para ponerle fin a este conflicto”.

Por este motivo el equipo de Juan Guaidó ha dado por rotas las negociaciones con el régimen de Nicolás Maduro facilitadas por el gobierno de NoruegaOslo no se ha pronunciado todavía. Tampoco el régimen.

En el comunicado, Guaidó hace referencia a la propuesta que su equipo “dejó sobre la mesa” en la quinta ronda de conversaciones. Desde entonces, “la pelota ha estado del lado del gobierno”, como repite el jefe del equipo negociador de Guaidó, Stalin González, segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional.

La pelota está en el lado del régimen, pero como dice Guaidó, este lleva 40 días negándose a hablar. Y poniendo excusas:

– La Orden Ejecutiva de Donald Trump. El presidente de EEUU la firmó a principios de agosto. Esta sanciona en Estados Unidos a empresas y países que hacen negocios con el régimen. Mientras los delegados de Guaidó esperaban en Barbadospara retomar las conversaciones, Maduro decidió no enviar a sus negociadores. El motivo: “La brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera por parte de la Administración Trump”. Entonces el secretario general de Acción DemocráticaHenry Ramos Allup, le recordó: “Nosotros no hemos sancionado a nadie”. Y es que como es sabido, el objetivo de la negociación en Noruega era la celebración de elecciones, no la retirada de sanciones.

– “No nos verán más las caras”. Esto dijo a principios de septiembre Maduro. En esta ocasión su argumento fue la cuestión del Esequibo, un territorio que Venezuela disputa con Guyana, y que, según Maduro, Guaidó había desistido de reclamar. “Por Venezuela lo digo y lo hago por Venezuela, creo en el diálogo, la paz, pero no acepto traiciones de este tipo”.

Guaidó sigue en su estrategia: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Para ello anuncia “una nueva etapa de lucha que requerirá mayor compromiso, fortaleza, determinación, sacrificio y convicción”.

El mandatario también pidió en un tuit que “todos, dentro y fuera de Venezuela, juntos, aumentemos la presión”.

Ahora un punto clave en la estrategia de Guaidó es el Tratado Interamericano de Acción Recíproca (TIAR), activado la semana pasada en la Organización de Estados Americanos (OEA). En la fase más extrema del TIAR se abre la puerta a una intervención militar extranjera contra Maduro.

Elliott Abrams: EEUU mantendrá las sanciones hasta que Maduro abandone el poder por Daniel Gómez – ALnavío – 29 de Agosto 2019

Si Nicolás Maduro abandona el poder de forma voluntaria, Estados Unidos no lo perseguirá, no lo procesará, le brindará una amnistía. Eso dice el enviado especial para Venezuela de Donald Trump, Elliot Abrams. Pero al mismo tiempo advierte que las sanciones continuarán si Maduro no abandona el poder.
Elliott Abrams quiere una salida digna para Maduro / Flickr: Millner Center
Elliott Abrams quiere una salida digna para Maduro / Flickr: Millner Center

– No estamos tras él.

– Queremos que tenga una salida digna y que se vaya.

– No queremos procesarte.

– No queremos perseguirte.

– Queremos que dejes el poder.

Se lo dice a Nicolás Maduro el enviado especial para Venezuela de Donald TrumpElliott Abrams, en entrevista con el diario estadounidense The New York Times. Abrams afirma que Estados Unidos ofrecerá una amnistía a Maduro si este abandona el poder de forma voluntaria. ¿Está Maduro dispuesto a aceptar la oferta? No lo parece. Al menos, esa es la impresión de Abrams. Aunque Maduro insista en que siempre está preparado para dialogar, “no es el caso”, sostiene Abrams.

El diplomático confirmó los contactos de alto nivel entre Caracas y Washington. Apunta que hablar de negociación sería equivocado, y no es lo que pretende EEUU en este momento. Los contactos, dice, son cruces de mensajes que se llevan dando desde finales del invierno pasado. Mensajes “muy poco frecuentes” y cuya “información es dudosa”, reseña The New York Times reproduciendo las palabras de Abrams. No obstante, el diplomático insiste en que esos mensajes seguían un mismo patrón: que Maduro seguirá resistiendo a la presión.

Poco después de que se publicara la entrevista, Maduro salió este miércoles en rueda de prensa y dijo: “El imperio norteamericano ha perdido capacidad para imponer su política en el mundo”. “En Venezuela no manda Elliott Abrams, ni Donald Trump, mandamos los venezolanos y las venezolanas”.

En los contactos con Caracas, Elliott Abrams señaló cuáles son las exigencias de Washington:

– Tienen que volver a ser un país democrático.

– Maduro tiene que dejar el poder.

– No debe postularse en una elección.

– No retiraremos las sanciones hasta que Maduro esté fuera del gobierno.

Comenta The New York Times que el discurso de Abrams es más pragmático y suave si se contrasta con el de hace ocho meses, cuando la Administración Trump insistía en el aislamiento internacional y advertía que la opción militar estaba sobre la mesa. El caso es que esta postura se mantiene en Washington. A principios de agosto Trump firmó una Orden Ejecutiva que sanciona a empresas y países que quieran hacer negocios con el régimen venezolano. Hasta ahora, esta ha sido su medida de presión más fuerte. Pero vienen más. Una de ellas podría ser el bloqueo naval a Venezuela. Cosa que el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EEUU, no descartó. Y esta medida de presión ya tiene tintes bélicos.

¿Hay que tomarse en serio la amenaza de un bloqueo naval de EEUU a Venezuela? por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 20 de Agosto 2019

Aquella vez, Donald Trump se limitó a responder con un “sí estoy” cuando la preguntaron si consideraba un bloqueo cuarentena para Venezuela. No hubo detalles que ampliaran la operación, el tiempo y la intensidad. Después vino el anuncio de la Orden Ejecutiva que congela los activos de Venezuela en los Estados Unidos, restringe las posibilidades financieras y de otro tipo del régimen de Nicolás Maduro en el exterior y pone en alerta a las compañías de cualquier gobierno a pactar negocios con Maduro, lo cual ha sido calificado por el Palacio de Miraflores de terrorismo y bloqueo económico.
El ministro Padrino López anunció un acuerdo naval con Rusia que ahora pesa más / Foto: Prensa FANB
El ministro Padrino López anunció un acuerdo naval con Rusia que ahora pesa más / Foto: Prensa FANB

Como continuación de aquel “sí estoy” de Donald Trump, ahora aparece la filtración de que el presidente de los Estados Unidos ha considerado un bloqueo naval a Venezuela. Y la declaración del jefe del Comando Sur, Craig Faller, de que la Marina de EEUU está preparada para “hacer lo que sea preciso” en Venezuela. El almirante Faller ofreció declaraciones en Río de Janeiro al comienzo de los tradicionales ejercicios militares marítimos Unitas, en los que participan nueve países de América Latina, además de Estados Unidos, Reino Unido, Portugal y Japón. “No voy a detallar lo que estamos planeando y lo que estamos haciendo, pero permanecemos listos para implementar decisiones políticas y estamos listos para actuar”, dijo Carig Faller, según reporta la agencia AFP.

Hay un aspecto que puede arrojar un indicio de que otros se toman el asunto más en serio. Y entre ellos, el ministro de la Defensa de Maduro, el militar más poderoso de Venezuela, el general Vladimir Padrino López. Este anunció la semana pasada, con gran alegría, que había firmado un nuevo acuerdo con el ministro de la Defensa ruso, Seguéi Shoigu. Y este convenio justo tiene que ver con el área naval. Padrino López anunció desde Moscú que “hemos firmado un acuerdo que nos permite a ambos países calar buques de nuestras armadas en los respectivos países, eso va a incrementar este relacionamiento, así como ya hemos experimentado este tipo de ejercicios con aviones estratégicos, bombarderos estratégicos rusos de tipo Túpolev, allá en Venezuela”.

En Rusia, un influyente senador, protestó desde este lunes la posibilidad, incluso, de que la administración Trump se haya paseado por la idea. Que Trump les haya consultado la idea a los asesores de seguridad, es un asunto grave. Konstantín Kosachov, jefe del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, es un reconocido parlamentario ruso, y está al tanto de la crisis que sufre Venezuela, sigue de cerca el proceso de negociación entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro, y las sanciones de los EEUU que buscan ejercer presión para que se realicen elecciones libres sin Maduro en el poder.

Al filtrarse la información sobre el supuesto bloqueo, el diario Sputnikconsultó de inmediato a Kosachov quien “constató que no es la primera vez que Trump estudia la idea de un bloqueo marítimo a Venezuela, similar al impuesto a Cuba en 1962”. Por el momento, agregó Kosachov a Sputnik, el Pentágono no considera realista esa opción ya que Venezuela no es una isla como Cuba y es poco probable que funcione. “Sin embargo, el mismo hecho de que esa idea peligrosa y absurda se rechace solo por razones técnicas no atenúa la situación”. El portal que filtró la noticia del bloqueo, Axios, también informó que en el Pentágono hay otras prioridades, como China e Irán, que demandan recursos y atención.

La idea no parece tan absurda si se toma en cuenta lo que ha dicho el almirante jefe del Comando Sur de los Estados Unidos. “La Marina de Estados Unidos es la más poderosa del mundo. Si una decisión política se toma para desplegar la Marina, estoy convencido de que seremos capaces de hacer lo que sea preciso”.

Hay un aspecto que puede arrojar un indicio de que otros se toman el asunto más en serio. Y entre ellos, el ministro de la Defensa de Maduro, el militar más poderoso de Venezuela, el general Vladimir Padrino López. Este anunció la semana pasada, con gran alegría, que había firmado un nuevo acuerdo con el ministro de la Defensa ruso, Seguéi Shoigu. Y este convenio justo tiene que ver con el área naval. Padrino López anunció desde Moscú que “hemos firmado un acuerdo que nos permite a ambos países calar buques de nuestras armadas en los respectivos países, eso va a incrementar este relacionamiento, así como ya hemos experimentado este tipo de ejercicios con aviones estratégicos, bombarderos estratégicos rusos de tipo Túpolev, allá en Venezuela”. La verdad es que la Armada en condiciones de movilizar buques es la rusa y no la venezolana, cuyas condiciones se encuentran muy disminuidas.

Este anuncio del general Padrino López indica que el régimen de Maduro viene anticipando algunos movimientos de parte de EEUU, y Rusia le ha seguido el juego con el fin de enredar la estrategia política de Washington, reconociendo y apoyando a Maduro como presidente legítimo de Venezuela. Lo han hecho con la aviación rusa. Y lo hace ahora con la Armada. Los acuerdos de asistencia y cooperación técnica con Venezuela datan de 2001, y desde entonces se han incrementado, al punto de que en alguna ocasión se llegó a especular sobre el establecimiento de una base militar rusa frente a las costas venezolanas, en la isla de La Orchila, lo cual fue descartado por la propia Moscú. No deja de inquietar que el acuerdo naval entre Rusia y el régimen de Maduro coincida en este escenario de escalada y presiones por parte de la Casa Blanca. Los expertos descartan que Rusia -por razones de costos y realidad militar y geopolítica- vaya a prestarse para acciones directas contra Estados Unidos en el Caribe en apoyo a Maduro. Pero los acuerdos le funcionan a Maduro que se ve respaldado por una potencia militar como Rusia.

Craig Faller declaró que “el foco del gobierno de Estados Unidos continúa siendo ejercer presión sobre un régimen ilegítimo para asegurarse de que haya una transición a un gobierno democrático y legítimo”. Apuntó que “parte de ese foco es asegurarse de que la ayuda humanitaria pueda llegar a la gente que la necesita”. Y dijo más: “El ejercicio marítimo de dos semanas en Brasil, en el que participan más de 3.300 efectivos, envía un mensaje a Maduro y a otros aliados que no comparten los mismos valores”.

Craig Faller deja claro que la Marina de EEUU es la más poderosa del mundo / Foto: Comando Sur

Desde hace una semana, Venezuela, por petición de la Asamblea Nacional que preside Juan Guaidó, es otra vez miembro del TIAR, o Tratado Internacional de Asistencia Recíproca, o de defensa mutua, lo cual también coloca las operaciones, los ejercicios y las filtraciones en otro contexto. El régimen de Maduro rechazó la reincorporación al TIAR. El propio Padrino López y la Fuerza Armada, catalogaron la iniciativa de Guaidó de tener nefastas intenciones. “Es precisamente este tratado un instrumento de dominación e intervencionismo contrario a la independencia y soberanía de los pueblos”, señaló la Fuerza Armada que respalda a Maduro.

Trump insiste en la idea de pedir un bloqueo marítimo de Venezuela a sus asesores – Curadas – 19 de Agosto 2019

Trump insiste en la idea de pedir un bloqueo marítimo de Venezuela a sus asesores

Trump insiste en la idea de pedir un bloqueo marítimo de Venezuela a sus asesores pero el Pentágono no se toma en serio este planteamiento «extremo» del presidente de los Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump insiste en la idea de pedir un bloqueo marítimo, con los buques de la Armada, a lo largo de la costa venezolana para evitar que suministros entre y salgan del país, refiere la agencia Axios.

La información la suministraron cinco funcionarios. Algunos aún prestan servicios en la Casa Blanca y otros ya salieron de la actual administración. Todos afirman haber escuchado directamente al presidente discutir la idea o fueron informados sobre los comentarios privados de Trump.

Trump insiste en la idea de pedir un bloqueo marítimo

Trump ha planteado la idea de un bloqueo marítimo periódicamente durante al menos un año y medio y tan recientemente como hace varias semanas, aseguran las fuentes.

Agregan que, a su entender, el Pentágono «no se ha tomado en serio» esta idea extrema, en parte porque los altos funcionarios creen que no es práctico, no tiene base legal y absorbería los recursos de una Marina que ya está extendida para contrarrestar a China e Irán.

Trump se ha mostrado a favor del bloqueo públicamente. A principios de este mes, respondió, “sí, lo estoy”, cuando un periodista le preguntó si estaba reflexionando sobre la medida sin dar mayores detalles.

En privado, Trump se ha expresado más vívidamente, aseguran las fuentes de Axios.

Trump insiste en la idea de pedir un bloqueo marítimo pero Venezuela no es Cuba

“Literalmente dijo que deberíamos sacar los barcos y hacer un embargo naval. Evitar que todo entre”, dijo un funcionario que escuchó al presidente.

“Supongo que está pensando en la crisis de los misiles cubanos”, agregó la fuente. “Pero Cuba es una isla y Venezuela es una costa masiva. Y Cuba sabíamos lo que estábamos tratando de evitar que ingresara. ¿Pero de qué estamos hablando? Necesitaría enormes y enormes cantidades de recursos; probablemente más que la Marina de los Estados Unidos puede proporcionar «.

El senador republicano de Hawkish, Lindsey Graham, un aliado cercano de Trump, tiene una perspectiva diferente sobre el valor de una demostración de fuerza militar. “He estado diciendo durante meses que cuando el ejército venezolano vea una presencia militar estadounidense reuniendo fuerza, esto terminará bastante rápido”, dijo.

Inside Trump’s naval blockade obsession by Jonathan Swan – Axios – 19 de Agosto 2019

Illustration of a map with Battle Ship game toy pieces placed near Venezuela.
Illustration: Aïda Amer/Axios

President Trump has suggested to national security officials that the U.S. should station Navy ships along the Venezuelan coastline to prevent goods from coming in and out of the country, according to 5 current and former officials who have either directly heard the president discuss the idea or have been briefed on Trump’s private comments.

Driving the news: Trump has been raising the idea of a naval blockade periodically for at least a year and a half, and as recently as several weeks ago, these officials said. They added that to their knowledge the Pentagon hasn’t taken this extreme idea seriously, in part because senior officials believe it’s impractical, has no legal basis and would suck resources from a Navy that is already stretched to counter China and Iran.

  • Trump has publicly alluded to a naval blockade of Venezuela. Earlier this month he answered “Yes, I am” when a reporter asked whether he was mulling such a move. But he hasn’t elaborated on the idea publicly.

In private, Trump has expressed himself more vividly, these current and former officials say.

  • “He literally just said we should get the ships out there and do a naval embargo,” said one source who’s heard the president’s comments. “Prevent anything going in.”
  • “I’m assuming he’s thinking of the Cuban missile crisis,” the source added. “But Cuba is an island and Venezuela is a massive coastline. And Cuba we knew what we were trying to prevent from getting in. But here what are we talking about? It would need massive, massive amounts of resources; probably more than the U.S. Navy can provide.”

Hawkish GOP Sen. Lindsey Graham, a close Trump ally, has a different perspective about the value of a show of military force. “I’ve been saying for months that when the Venezuelan military sees an American military presence gathering force, this thing ends pretty quickly,” he told me.

Behind the scenes: In recent months, an alleged drug lord in President Nicolás Maduro’s inner circle has reached out to the White House through intermediaries, according to administration officials and other sources briefed on the outreach.

  • Diosdado Cabello, an alleged drug lord with substantial power inside the Venezuelan political and military elite, has been communicating through emissaries with National Security Council official Mauricio Claver-Carone, these sources said. These sources did not know what messages, if any, Claver-Carone had sent back to Cabello through these intermediaries.
  • A senior administration official added that members of various centers of power within Venezuela, including Cabello, have been reaching out through emissaries to U.S. government officials.
  • Trump administration officials view Cabello as an important power broker, and some say the Venezuelan opposition’s April 30 uprising would have succeeded if Cabello had been involved.
  • Some State Department officials are concerned about the idea of communicating with an alleged drug lord, per a source familiar with the situation. It’s also the case that some administration officials have assessed that Cabello purportedly sending messages is a positive sign and suggests Maduro’s circle is gradually cracking.

The big picture: Thus far, Trump has sought to strangle dictator Maduro with escalating sanctions. Senior administration officials say they are focused on diplomacy and economic pressure and have little interest in military options, though they won’t rule them out.

  • Trump is deeply frustrated that the Venezuelan opposition has failed to topple Maduro — more than 3 months after a failed uprising, and more than 6 monthsafter Trump led the world in recognizing Juan Guaidó as the legitimate leader of Venezuela.

Trump has had good reason to be frustrated, current and former officials said. For the first year and a bit of his presidency, Defense Secretary James Mattis, Secretary of State Rex Tillerson and chief of staff John Kelly collaborated to ignore or stymie what they judged to be dangerous requests from Trump. This included, in Mattis’ case, a request for military options to topple Maduro, according to sources with direct knowledge of Trump’s unfulfilled asks.

  • Trump would berate his former national security adviser, H.R. McMaster, asking him why he hadn’t produced the Venezuela military options he’d requested. But McMaster wasn’t the obstacle to producing the options for Venezuela; it was Mattis, according to sources with direct knowledge.
  • McMaster grew so exasperated with Mattis that around September 2017, he sent him a memo saying the president had requested new options for Venezuela.
  • In the classified memo, which has never been reported on until now, McMaster gave Mattis a deadline to present the military options, according to sources familiar with the memo’s contents. Mattis ignored the memo and blew past the deadline, these sources said.
  • This dynamic changed once John Bolton and Mike Pompeo took over.

The bottom line: Trump has no interest in committing U.S. ground troops to Venezuela, according to senior administration officials, but he has told them to keep piling pressure on Maduro and to look for creative ways to help Guaidó force Maduro out of power.

La dictadura venezolana realiza transferencias barco a barco frente a la isla de Malta para burlar las sanciones internacionales – Infobae – 11 de Agosto 2019

El régimen de Nicolás Maduro, cada vez más presionado por la comunidad internacional, sigue buscando alternativas para mantener la funcionalidad de su industria petrolera

El régimen venezolano transporta buques frente a la isla de Malta

El régimen venezolano transporta buques frente a la isla de Malta

Venezuela ha estado mandando barcos a Hurd´s Bank, un fondo poco profundo al este de Malta, para realizar transferencias de productos petroleros. Este punto no se encuentra bajo la jurisdicción de la isla, y es escenario de otras actividades petroleras y gasíferas de legalidad dudosa. Este accionar de la dictadura de Nicolás Maduro constituye un nuevo intento de burlar las sanciones internacionales.

Según Lloyd´s List, el prestigioso periódico marítimo que rastreó los viajes de por lo menos diez petroleros químicos, estos realizaban transferencias de barco a barco en aguas internacionales para luego empezar un viaje de 9.000 kilómetros a Venezuela atravesando el estrecho de Gibraltar. En algunos casos llevaban su transpondedor apagado, lo cual evitaría su identificación automática. Debido a la naturaleza clandestina del proceso, es difícil confirmar con exactitud los contenidos de viajes individuales.

La publicación londinense también ha señalado el uso de un punto geográfico parecido cerca de Malasia para hacer intercambios con embarcaciones chinas. Esta ubicación ha sido utilizada previamente por el régimen de Irán para evadir sanciones parecidas a las que pesan sobre la dictadura venezolana.

Al menos 616.000 barriles de gasolina y 500.000 de gasóleo de vacío (materia prima para producir gasolina) han entrado en el país entre junio y julio, según Bloomberg.

Rusia se ha encargado de mandar cargas importantes desde el puerto de Taman en el mar Negro hasta territorios cercanos a Malta, donde se la pasan a buques venezolanos. El buque Commander se encuentra en un viaje hacia Malta luego de cargar gasóleo de vacío en Taman, el cual podría tener a Venezuela como destino. La travesía de los productos dura aproximadamente treinta días, mientras que los cargamentos que llegaban desde los EEUU solían tardar una semana.

El apoyo de Rusia a Venezuela toma un nuevo matiz con la exportación de productos petroleros

El apoyo de Rusia a Venezuela toma un nuevo matiz con la exportación de productos petroleros

Después de que los Estados Unidos añadiera el bloqueo de “todos los bienes e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela en Estados Unidos” a una larga lista de sanciones con el objetivo de presionar al régimen de Maduro, la industria petrolera ha pasado a depender de importaciones. Las exportaciones e importaciones entre ambos países se detuvo completamente. En un momento, Venezuela representaba uno de los exportadores de crudo más prominentes del Caribe y de la costa oriental de Norteamérica, llegando a los 500.000 barriles en los EEUU.

Ahora, la principal fuente de ingresos de divisas en el país depende de otros países para mantenerse. Ha reducido sus exportaciones de petróleo hasta sus niveles más bajos hasta ahora debido a las averías y a la falta de mantenimiento de sus refinerías, con 48 petroleros de crudo llegando a China. Si bien antes importaba gasolina de los EEUU e India, ahora la consigue de parte de Turquía, Letonia, Grecia y Rusia. Representantes del Gobierno de los Estados Unidos han sostenido reuniones informales con las autoridades maltesas para discutir esta situación particular.

¿Cuál es la fórmula de Maduro y Cabello para mantenerse en el poder? por Daniel Gómez – ALnavío – 12 de Agosto 2019

Nicolás Maduro está arrecho. Dice que Venezuela está siendo agredida. Por el imperio. Por Estados Unidos. Y al mismo tiempo, Maduro se siente tranquilo. Asegura que el venezolano es un pueblo bravo. Tan bravo, que, pese a todo, ni siquiera está triste. Eso afirma Diosdado Cabello. Por eso saldrán adelante. Ya lo están haciendo. Afirma Maduro que PDVSA remonta la producción. Que habrá dos millones de barriles diarios a finales de 2019. Y entonces vendrá la salud, las medicinas, la recuperación económica. ¿Y la felicidad? La felicidad no, porque como dice Cabello, los venezolanos no andan tristes.

En el plan de Maduro se detectan mentiras / Foto: Prensa Presidencial
En el plan de Maduro se detectan mentiras / Foto: Prensa Presidencial

La marcha que organizó el chavismo este fin de semana quiso ser una demostración de fuerza. Pero no. Lo único que consiguió el régimen es demostrar su desesperación. Y que, para mantenerse en el poder, todo vale. Incluso mentir. Quizá la única verdad fue la dicha desde Cojedes por el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y número dos del chavismo, Diosdado Cabello. “Ya se hizo lo más difícil hace 20 años. La llegada de Hugo Chávez al poder. 20 años después estamos obligados a preservar el poder en nuestro pueblo para que más nunca la derecha vuelva a gobernar esta patria”.

El engaño económico

“Hay que ver la arrechera que me pega”, dijo Nicolás Maduro desde Caracas, “cuando especulan los procesos de precios, cuando esconden productos por meses”.

Maduro está arrecho, enfadado, por la supuesta guerra económica que Estados Unidos ha desplegado contra Venezuela. Una guerra, que agrega, ha estado apoyada por el Presidente Encargado, Juan Guaidó.

“Hay que decirlo. Toda esta agresión económica, toda esta maldad, toda esta bestialidad, ha sido apoyada por este bandido, este gusano, este traidor de la patria llamado Juan Guaidó. Y lo denuncio ante todo el mundo”, señala Maduro.

Entre 2013 y 2018 la economía venezolana se contrajo 47,6%. Sólo en 2019 caerá otro 35%, pronostica el Fondo Monetario Internacional. Y el motivo no fue la supuesta guerra económica, sino la gestión de Maduro y la herencia del chavismo, que llevaron la producción a su mínimo histórico, mientras que la inflación pasó por encima del 1.000.000%. Y esto es algo que dicen los economistas, y también la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

Bachelet se pronunció contra el reciente bloqueo de Donald Trump a Maduro porque dice que estas “sanciones son extremadamente amplias y no contienen las medidas suficientes para mitigar el impacto en los sectores de la población más vulnerables”. Pero en ese pronunciamiento, agregó que la crisis de Venezuela viene de lejos. “Las causas son anteriores”, apuntó. Y como dijo en el informe sobre Venezuela, todo comenzó en 2013. Y en ese año fue cuando apareció Maduro.

El engaño petrolero

Ahora Nicolás Maduro dice que se está preparando. Espiritual, militar y económicamente. Lo económico, insiste, es lo principal. “Tremenda guerra económica que hemos enfrentado. Desde el propio año 2013. Desde el año en el que nuestro comandante partió a la vida inmortal”.

Apunta Maduro que necesitan “más trabajo, más producción, más disciplina, más entrega”. De todo el sector económico. De todos los empresarios. “A parir, caballero, a parir, con trabajo”. Y en todo esto hace un llamado a los trabajadores de la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela (PDVSA).

“Hay que apretar la tuerca en PDVSA: elevar la efectividad, la organización y elevar la producción”, dice Maduro antes de ponerse a mentir. “Hemos logrado remontar más de un millón de barriles. La gran meta de finales de 2019 de estar en los dos millones de barriles de petróleo para invertirla en salud, vivienda, alimentación”.

¿De verdad remontó? Los expertos del sector hablan de una producción inferior a 750.000 barriles diarios. Pero Maduro dice que PDVSA produce un millón. Y que de aquí a terminar el año producirá dos millones. ¿De verdad?

El engaño de la felicidad

Maduro miente con la producción, y Diosdado Cabello con la felicidad. “Cuando observa las caras en las calles, uno siente que ahí está la cara de Hugo Chávez, que nos dice que tenemos que defender nuestra patria”. Incluso agrega: “Salimos a marchar en protesta y no vemos una sola cara amargada. Ni siquiera con tristeza. Vamos a decirle al mundo que aquí hay un pueblo de pie”.

Cabello dice que los venezolanos no están tristes / Foto: WCCabello dice que los venezolanos no están tristes / Foto: WC

Hoy Venezuela es el país más infeliz de Latinoamérica. En el ranking de la felicidad divulgado por la ONU este 2019, Venezuela ocupa el puesto 108 de 156 con un inquietante y continuado aumento en los indicadores de ira y tristeza desde 2015.

La encuestadora Delphos, dirigida por el estadístico venezolano Félix Seijas, agrega que en Venezuela sólo 2,5% de las personas afirman ser felices, siendo las mujeres menos felices que los hombres. Quizá ese 25% sea el único apoyo que le quede al chavismo.

El engaño de la intervención militar

“Si la pelea es peleando, vamos a pelear, pues”, dijo Cabello. Tanto este como Maduro hablan de guerra. Dan por hecho que EEUU quiere atacar Venezuela. Si bien es cierto que es una opción que baraja la Administración Trump, no es la opción favorita, ya que todos, desde Trump hasta sus asesores, siempre abogan por una salida pacífica, negociada.

Pero Maduro y Cabello hablan de guerra. Y Cabello incluso asegura que “los que están fuera en ColombiaArgentina y Brasil, pidiendo y solicitando intervenciones contra nuestra patria, lo están haciendo con nosotros porque somos incómodos”.

Ningún gobierno de Latinoamérica se ha manifestado a favor de una intervención militar en Venezuela. Al contrario, los gobiernos de Iván DuqueMauricio Macri y Jair Bolsonaro abogan por una salida pacífica. Es el chavismo el único que habla de guerra. Que se prepara para lo peor.

“Nos hemos venido preparando militarmente. Venezuela hoy tiene un poder militar respetable que garantiza en cualquier circunstancia la integridad territorial, la paz, y la soberanía nacional. Tenemos una poderosa fuerza armada nacional bolivariana. Unida, cohesionada, moralizada, y, sobre todo, leal al mando del comandante en jefe Nicolás Maduro Moro”. Eso dijo Maduro.

Discurso del Embajador John Bolton Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela – Lima, Perú – 6 de Agosto 2019

Muchas gracias señor Presidente, y gracias a todos los representantes internacionales que están presentes hoy aquí y a todos los que colaboraron para que este evento fuera posible. Además, quisiera dar la bienvenida a todos los representantes de los 56 países que reconocen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y a todas las demás naciones que están aquí hoy y que apoyan un proceso democrático.

Es muy grato para mí estar en Lima, donde se creó el “Grupo de Lima”, en un país que ha demostrado su determinación de ayudar a su vecino, Venezuela, en los momentos más oscuros. Estados Unidos agradece a Perú por todos los esfuerzos que ha hecho para abordar la crisis humanitaria en Venezuela.

También agradecemos a los otros países, en especial Colombia y Brasil, que han asumido un rol de liderazgo en responder a la crisis de refugiados. Ustedes han dado un ejemplo de cómo ayudar a sus hermanas y hermanos venezolanos.

En 1910, el presidente estadounidense Theodore Roosevelt dio un discurso en París con el título Ciudadanía en una República, en el cual se refirió a las cualidades necesarias para ser buenos ciudadanos y buenos líderes. Los buenos ciudadanos se atreven a actuar en nombre de sus familias, sus comunidades y sus países. Roosevelt expresó que era cobarde mantenerse al margen y limitarse a criticar. Él dijo : “No son los críticos los que cuentan… el mérito es de los hombres que están efectivamente en la arena, que se ensucian el rostro con polvo, sudor y sangre”.

Cincuenta y seis países reconocen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, como el “hombre en la arena”, que une a la Oposición y que lucha por la libertad contra un régimen autoritario ilegítimo. Maduro utiliza escuadrones de la muerte, entrenados y equipados por Cuba, para secuestrar, encarcelar, torturar y matar a casi 10.000 de sus ciudadanos. Su régimen ha reducido el salario básico a menos del 5 por ciento del precio de la canasta alimentaria esencial, lo cual obliga a las familias a revolver la basura en busca de algo para alimentarse ellos y sus hijos. Su régimen ha rechazado entregas de medicamentos, lo que implica condenar a muerte a más de 1.600 hombres, mujeres y niños inocentes. Y su régimen ha instalado equipos de vigilancia de China para controlar lo qué hacen los ciudadanos comunes y manipular a los medios de comunicación con el fin de que difundan mentiras y propaganda.

Con gente hambrienta en las calles, el régimen de Maduro politizó un programa de alimentos subsidiados como parte de sus acciones para imponer controles sociales. La semana pasada, Estados Unidos anunció sanciones y cargos penales contra los responsables de un mecanismo de corrupción masivo; los secuaces de Maduro se apropiaron de millones de dólares correspondientes a un programa destinado a alimentar a millones de venezolanos hambrientos.

Ya hemos visto esto antes. Estas no son las acciones de un presidente legítimo o un “servidor del pueblo”. Estas atrocidades son los actos de un cruento dictador. Tienen que preguntarse… ¿quiénes pueden apoyar a un tirano así? Pues basta mirar a Cuba, Rusia, China e Irán.

Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de Cuba son el pilar del apoyo exterior a este dictador. Estados Unidos está tomando medidas afirmativas para cortar los lazos entre Venezuela y Cuba. Nuestras sanciones contra embarcaciones que transportan petróleo entre ambos países son apenas una primera medida.

A ambos, a Rusia y a China les decimos que el apoyo que brindan al régimen de Maduro es intolerable, en particular para el régimen democrático que reemplazará a Maduro. A Rusia, y sobre todo a quienes controlan sus finanzas, les volvemos a decir lo siguiente: “¡No redoblen una apuesta equivocada!”. Para China, que ya se muestra desesperada por recuperar las pérdidas financieras, la vía más rápida para recuperar su dinero es apoyar un nuevo gobierno legítimo.

China se opone a la intervención extranjera en Venezuela, y ese sería un argumento más que válido para que todas las fuerzas militares y paramilitares cubanas y rusas se vayan de Venezuela de inmediato. En este Hemisferio, tenemos el imperativo moral de defender a nuestros vecinos frente a amenazas, ya sean internas o externas, que socaven la paz, la seguridad y la prosperidad.

Maduro ha estado apostando a que el mundo le permita seguir burlándose de la Oposición, mientras sigue oprimiendo, robando y asesinando en beneficio propio. Sin embargo, Maduro se está quedando sin cuerda. Venezuela está ahora entre los países más pobres del planeta. Las personas huyen por millones. Maduro no puede confiar en sus generales. Los soldados han decidido que el régimen va en contra de la población, y están desertando en cifras record.

Ahora está seriamente en duda la disponibilidad de las fuerzas militares venezolanas, algo que no hace más que fortalecer el peso de los cubanos y otros actores externos. Maduro confía en ganarles por cansancio a la comunidad internacional y al pueblo de Venezuela. Con nuestra presencia hoy aquí, mostramos que la comunidad internacional mantiene su firme determinación de incrementar la presión y acelerar la transición pacífica hacia la única institución gubernamental legítima que hay en Venezuela hoy, la Asamblea Nacional. Estados Unidos no se quedará pasivo mientras se secuestra, tortura y asesina a venezolanos, y millones de personas se ven obligadas a huir.

Vemos que Maduro sigue usando las tácticas de siempre, simulando estar interesado en el diálogo, cuando todos sabemos que simplemente está ganando tiempo y no hace otra cosa que burlarse de todos.

No vamos a caer en estas viejas artimañas de un agotado dictador. No más burlas. Ahora es momento de la acción.

Estados Unidos ha dejado en claro desde enero que nuestra política es apoyar al presidente interino Guaidó, a la Asamblea Nacional democráticamente electa y al pueblo venezolano. Reconocer a la Asamblea Nacional ha sido nuestro paso individual más importante para promover una transición constitucional pacífica. Nos hemos asegurado de que haya una vía constitucional para terminar con la dictadura y que puedan llevarse a cabo elecciones libres y justas.

Desde 2017, Estados Unidos ha realizado más de 200 designaciones relacionadas con Venezuela conforme a varias Órdenes Ejecutivas y leyes federales.

Nuestra política ha impuesto presión a Maduro y a sus colaboradores y a quienes lo sostienen, que se benefician con la miseria del pueblo venezolano.

Nuestras acciones han sido deliberadas, precisas y meditadas, a fin de cerciorarnos de que protejan al pueblo venezolano y que este tenga acceso a lo que necesita para sobrevivir. En los últimos seis meses, hemos emitido sanciones contra más de 100 personas y entidades clave que han servido de sostén a Maduro, como PdVSA, el Banco Central de Venezuela y el Banco de Desarrollo de Venezuela (BANDES). Nos cercioraremos de que Maduro se quede sin formas de mantenerse económicamente.

Pero, en el día de hoy, estamos aquí para hacer más. No solo estamos dispuestos a NO mitigar las sanciones contra el régimen de Maduro, ayer el Presidente Trump firmó una orden ejecutiva por el cual impuso sanciones de bloqueo total a activos del Gobierno de Venezuela en nuestra jurisdicción. Esta Orden Ejecutiva inmoviliza todos los activos del Gobierno venezolano y prohíbe realizar transacciones con estos, a menos que esté expresamente prevista una excepción. Fundamentalmente, esta Orden Ejecutiva también autoriza sanciones contra personas extranjeras que brindan apoyo o bienes o servicios a CUALQUIER persona designada, incluido el Gobierno de Venezuela. Asimismo, esta medida restringe sustancialmente el ingreso a Estados Unidos por parte de personas sancionadas. Quisiera dejar en claro que este Decreto Ejecutivo, con vastos efectos, autoriza al Gobierno estadounidense a identificar y convertir en blanco de sanciones a personas que sigan brindando apoyo al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro.

Actuando directamente contra las instituciones gestionadas ilegítimamente por Maduro o alineadas con este, y envía un mensaje directo a todos aquellos que sostienen su dictadura y atentan contra la Asamblea Nacional democráticamente electa o el presidente interino Juan Guaidó. Estamos dando este paso para privar a Maduro del acceso al sistema financiero global y seguir aislándolo internacionalmente. Asimismo, estamos enviando un mensaje a los terceros países que desean hacer negocios con el régimen de Maduro, y les decimos que actúen con suma cautela. No hay necesidad de poner en riesgo sus intereses comerciales con Estados Unidos para lucrar mediante un régimen corrupto y agonizante.

Es la primera vez en 30 años que estamos imponiendo una inmovilización de activos contra un gobierno en este Hemisferio. La dictadura de Maduro ha quedado advertida. No hemos tomado una medida de este tipo desde la inmovilización de activos del gobierno de Noriega en Panamá en 1988, el embargo comercial a Nicaragua en 1985, o la vasta inmovilización de activos y embargo comercial de Cuba en 1962. En cada uno de estos casos, utilizamos sólidas herramientas económicas contra dictaduras que estaban destruyendo a sus países con corrupción, violencia y represión.

Funcionó en Panamá, funcionó una vez en Nicaragua y volverá a funcionar allí, ¡y funcionará en Venezuela y Cuba! Estados Unidos ha usado herramientas similares, e incluso más enérgicas, en Irán, Corea del Norte y Siria. Ahora Venezuela forma parte de este exclusivísimo club de Estados delincuentes.

Este bloqueo no es en contra del pueblo de Venezuela, sino del régimen de Maduro. Estados Unidos ha tomado cuidadosas medidas para proteger el acceso del pueblo venezolano a bienes humanitarios y necesidades básicas. Como prueba de nuestra determinación de ayudar a los venezolanos, hemos actuado para proteger al presidente interino Guaidó, la Asamblea Nacional y sus aliados, emitiendo 21 nuevas Licencias Generales para excluir actividades, como la provisión de artículos humanitarios, la entrega de correo, las telecomunicaciones, el acceso a Internet y las actividades que desarrollan organizaciones internacionales y no gubernamentales.

Y, hoy más tarde, el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, les describirá los planes que él y otros han estado haciendo para el día después en Venezuela, cuando caiga la dictadura.

Aspiramos a que se produzca una transición pacífica del poder, pero como lo ha manifestado el presidente Trump desde un primer momento: “Todas las opciones están sobre la mesa”.

Ahora es el momento de actuar. Estados Unidos está actuando con contundencia para aislar financieramente a Maduro y acelerar una transición democrática pacífica. Esperamos que nuestros socios internacionales tomen medidas, porque cuanto más esperemos, más sufrirá el pueblo venezolano. Hemos dejado en claro que Maduro, los rusos y los cubanos no deberían hacer nada que perjudique a más civiles inocentes, ni deberían tomar represalias contra Juan Guaidó. Debemos trabajar juntos para proteger a este Hemisferio de injerencias extranjeras, que amenazan la paz y la seguridad regional, la democracia y la prosperidad.

Es tiempo de que se ponga fin de manera pacífica al régimen tiránico de Maduro, para bien de todo el Hemisferio Occidental. Estados Unidos apoya al pueblo venezolano en su esfuerzo por reclamar su orgulloso patrimonio, recuperar la vida pacífica y recobrar su libertad.

Gracias señor Presidente.

Canal de Panamá niega retención de barco con soya que iba a Venezuela – PanamPost – 7 de Agosto 2019

“Ningún buque se encuentra retenido como ha circulado en redes sociales durante el día de hoy”

Rodríguez denunció la supuesta retención de la embarcación. EFE/ Cortesía prensa Palacio de Miraflores

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) negó este miércoles que un barco cargado de soya con destino a Venezuela se encuentre retenido en la vía interoceánica, como denunció la vicepresidenta usurpadora, Delcy Rodríguez.

«El Canal de Panamá informa que todos los tránsitos programados se realizan con absoluta normalidad y sin contratiempos. Ningún buque se encuentra retenido como ha circulado en redes sociales durante el día de hoy», dijo la ACP en un escueto mensaje en Twitter.

Rodríguez denunció la supuesta retención de la embarcación y la vinculó con el «criminal bloqueo» que el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó el pasado lunes a los bienes del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense en un nuevo intento por deponer a Nicolás Maduro.

«Venezuela denuncia ante el mundo que en este momento se encuentra retenido en el Canal de Panamá un barco que trae 25 000 toneladas de torta de soya para producción de alimentos en nuestro país, en atención al criminal bloqueo impuesto por Donald Trump«, escribió en Twitter la funcionaria chavista.

Rodríguez exigió a las Naciones Unidas «detener esta grave agresión» contra Venezuela y culpó a Estados Unidos de pretender «impedir el derecho a la alimentación» de la población venezolana.

Por el canal interoceánico, construido por Estados Unidos entre 1903 y 1914 y traspasado a Panamá el 31 de diciembre de 1999, pasa cerca del 6 % del comercio mundial y se conectan más de 140 rutas marítimas y 1 700 puertos en 160 países.

Rodríguez indicó en la misma red social que el dueño del barco «fue informado por la empresa aseguradora» de que no podía llevar esa carga a Venezuela debido a las «ilícitas» sanciones del Gobierno de EE. UU., que el chavismo califica de «terrorismo económico».

Panamá es miembro del denominado Grupo de Lima, integrado por una docena de países americanos que apoyan al líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, y que desconocen a Maduro porque consideran que fue reelegido en unas elecciones fraudulentas.

La Administración chavista defiende que la escasez de medicinas y alimentos en el país se debe a las sanciones que impone Estados Unidos desde 2017, pero lo cierto es que la grave crisis económica que sufre Venezuela dura ya más de un lustro.

A %d blogueros les gusta esto: