elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: BCV

Inflación acumulada alcanza 508,47 % en el primer semestre de 2020, según la AN – Efecto Cocuyo – 8 de Julio 2020

Venezuela acumuló una inflación de 508,47 % en el primer semestre del año, luego de que el indicador cerrará junio en 19,5 %, informó este miércoles 8 de julio la Asamblea Nacional.

“Estamos presenciando una aceleración del ritmo al cual están aumentando los precios en Venezuela”, dijo el diputado José Guerra durante una reunión virtual de la Comisión de Finanzas del Legislativo, en la que presentó el Índice de Precios al Consumidor.

Explicó que la tasa de junio muestra un alza respecto a mayo, cuando la inflación fue de 15,3 % pero todavía se ubica lejos del índice de 80 % registrado en abril.

Guerra aseguró que este incremento mensual “guarda relación con la depreciación que ha tenido” la moneda nacional, el bolívar, “en las últimas semanas”.

“El peso de la devaluación se empieza a transferir en forma de aumento de precios“, remarcó, tras indicar que el signo monetario local se está depreciando en un 3 % cada día frente al dólar estadounidense.

El legislador mostró además las tasas de inflación de una veintena de países de Latinoamérica y subrayó que entre todas suman un 25 %, muy por debajo del “caso aparte” que es Venezuela.

Estos indicadores, dijo, son más graves al recordar que el país tiene “el salario más bajo” del continente, con unos dos dólares mensuales.

Mientras que la comisión parlamentaria ofrece datos acerca del índice de precios todos los meses, el Banco Central (BCV) no tiene una periodicidad fija.

El BCV retomó la publicación de cifras de inflación en 2019, pero mantuvo el silencio informativo al respecto durante 2016, 2017 y 2018.

El ente emisor informó en junio de que la inflación acumulada del país durante los primeros cinco meses del año 2020 alcanzó el 295,9 %, una cifra 113,3 puntos inferior a la reportada por la Cámara en el mismo periodo.

Venezuela vive una hiperinflación desde 2017 que, a juicio de la oposición que controla el Parlamento, se mantendrá hasta que pasen más de tres meses con una inflación por debajo del 50 %.

El Supremo británico dictamina que Guaidó debe acceder a las reservas de oro, y no Maduro por Ivannia Salazar – ABC – 2 de Julio 2020

Tras escuchar a las partes, el juez Nigel Teare ha concluido que el Gobierno del Reino Unido ha reconocido «inequívocamente» al presidente interino

Juan Guaidó es el presidente interino de Venezuela y por tanto, es su administración «ad hoc», y no la de Nicolás Maduro, la que tiene derecho a acceder a las reservas de oro que el país sudamericano tiene en el Banco de Inglaterra.

Así lo dictaminó el juez Nigel Teare, del Tribunal Superior británico, quien reconoce que «inequívocamente» es Guaidó el «presidente interino constitucional» y que es la junta del Banco Central de Venezuela (BCV) nombrada por él la que tiene autoridad sobre los más de mil millones de dólares de oro venezolano que está en manos del Banco de Inglaterra, en Londres. «El gobierno británico reconoce al señor Guaidó en su condición de presidente constitucional interino de Venezuela» y «en virtud de la doctrina de una única voz, la corte debe aceptar esa declaración como inequívoca», escribió el juez en su decisión. El año pasado, Reino Unido fue uno de los cincuenta países que reconocieron al opositor como presidente, hasta que pudieran celebrarse unas elecciones generales, y la doctrina «una sola voz» obliga a las instituciones a mantener una posición unificada en política exterior.

La firma de abogados que representa al BCV anunció que apelará el dictamen del juez, porque tal y como expusieron durante el juicio, consideran que, pese a que Reino Unido reconoce a Guaidó, toda la comunicación entre ambos países se refiere a Maduro como presidente, lo que confirmaría la legitimidad de su Gobierno.

Para combatir el coronavirus

A principios de mayo, Venezuela solicitó al Banco de Inglaterra que libere las reservas de oro con el fin de usar el dinero para combatir la epidemia del coronavirus y, dos semanas después, el embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, informó de que interpusieron una demanda contra el banco inglés en un tribunal de Londres.

«Venezuela demanda en tribunal británico al Banco de Inglaterra por robarse 31 toneladas de oro venezolano en su resguardo», señaló Moncada en su cuenta de Twitter, y añadió que «el saqueo es un crimen de exterminio al negar al pueblo medios vitales para enfrentar la peor pandemia en un siglo», pero Guaidó considera que sacar los activos de Londres, algo que los chavistas han exigido hasta en tres ocasiones, supondría una «transacción ilegítima». El Banco de Inglaterra se declaró entonces «en medio de las partes» en disputa, por lo que este primer dictamen que dirime cuál de los dos líderes es el presidente reconocido por la justicia, es fundamental para que se pueda continuar con la demanda.

 

Oro de Venezuela: por qué el Banco de Inglaterra retiene 31 toneladas de lingotes del país sudamericano por

Aunque el BCV ha recibido cada vez más toneladas de oro del AMO, sus reservas están cayendo
Aunque el BCV ha recibido cada vez más toneladas de oro del AMO, sus reservas están cayendo Fuente: Reuters

31 toneladas de oro están en el centro de una disputa legal entre el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Banco de Inglaterra.

Los lingotes de oro, valorados en US$1.000 millones , están en las bóvedas de la institución inglesa y pertenecen a Venezuela, que ahora quiere venderlos y usar los fondos para combatir la propagación del coronavirus en el país, según el gobierno de Nicolás Maduro.

Sin embargo, el Banco de Inglaterra ha rechazado la solicitud venezolana.

¿La razón? La actual directiva del BCV responde al gobierno de Maduro y la institución británica ha expresado sus dudas sobre la autoridad de esa directiva , argumentando que Reino Unido reconoce como gobierno legítimo el del líder opositor Juan Guaidó .

La disputa empezó a principios de 2019, cuando más de 50 países reconocieron a Guaidó como presidente legítimo.

Sarosh Zaiwalla, el abogado que representa en Londres al BCV, le confirmó a BBC Mundo que cuando el presidente de la institución venezolana, Calixto Ortega , viajó a Londres personalmente en ese momento a solicitar la devolución del oro, el Banco de Inglaterra le dijo: “No, nuestro gobierno reconoce a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela y por eso no podemos darte el oro”.

El Banco de Inglaterra custodia reservas de oro de una treintena de países
El Banco de Inglaterra custodia reservas de oro de una treintena de países

Ahora, una corte en Londres tendrá que decidir, a partir de este 22 de junio, quién es la autoridad legítima para mover el oro del Banco de Inglaterra, después de que el gobierno de Maduro solicitara infructuosamente vender parte de ese oro y transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para adquirir alimentos y medicinas y combatir el coronavirus en el país.

“Ese oro es de todo el pueblo venezolano, es del país, y el BCV ha demandado que esos recursos serán utilizados a través del PNUD de la ONU para atender la pandemia en Venezuela”, dijo la vicepresidenta del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez .

“Cada minuto y hora que pasa significa personas que pueden perder la vida por el virus, y Venezuela requiere de sus recursos, no que una camarilla de ladrones delincuentes de cuello blanco se lo robe”, agregó.

Pero, ¿por qué Venezuela tiene reservas de oro en Inglaterra?

Estrategia convencional

Durante décadas, Venezuela ha almacenado oro que forma parte de sus reservas del Banco Central en bancos extranjeros, tanto en Europa como en Estados Unidos, una estrategia que siguen otras muchas naciones.

“No hay nada de extraño en que un país mantenga reservas de oro o de otros títulos en otros bancos”, le explica a BBC Mundo Luis Vicente León , economista venezolano y presidente de la consultora Datanálisis.

“Hay oro en los que se llaman prestadores de servicios de resguardo, que son diferentes bancos, incluidos algunos centrales, que prestan el servicio y cobran una comisión por resguardar reservas internacionales”.

Para el economista esta es simplemente una estrategia de protección y resguardo de las reservas de oro.

“Diría que es una estrategia muy convencional de países pequeños. Los países grandes tienen capacidad para poder proteger sus propias reservas, mantenerlas en sus bóvedas”.

“Es un dolor de cabeza para los bancos centrales, sobre todo cuando no se tiene la capacidad de protección, de medidas de seguridad, de tecnología para impedir que se haga una operación de robo. Cuando en cambio colocas en un banco extranjero tu oro en resguardo lo tienes en una contabilidad, y si le pasa algo, tú estás protegido porque pagas el servicio de custodia”, explica el economista.

En 2011, el presidente Hugo Chávez repatrió cerca de 160 toneladas de oro de los bancos de Estados Unidos y de la Unión Europea al Banco Central en Caracas, citando la necesidad de su país de tener el control físico de los activos.

“Venezuela regresó oro al Banco Central desde diferentes países porque era un momento en el que el gobierno temió que se aplicaran sanciones internacionales que pudieran congelar sus reservas afuera”, explica León.

“Sintió que mantener reservas en el extranjero era una estrategia peligrosa y que podían quedar congelados parte de sus recursos”, agregó.

Según le dijo a BBC Mundo el economista y diputado opositor José Guerra , “se trajo como un 90% del oro que tenía Venezuela en el exterior y se colocó en las bóvedas del BCV”.

Según Guerra, la mayor parte de las reservas de oro venezolano están en Caracas.

Sin embargo, el oro que Venezuela tenía en el Banco de Inglaterra, y que hoy es objeto de la disputa, se quedó en las bóvedas de la institución británica .

“Nuestro cliente, el BCV, abrió la cuenta de depósito de oro en el Banco de Inglaterra en 2008 y esta fue operada por el BCV sin ningún problema hasta 2018”, le dijo el abogado Zaiwalla a BBC Mundo.

Fue a finales de ese año cuando las autoridades venezolanas reclamaron por primera vez la devolución de ese oro.

Londres, centro neurálgico del oro

Un quinto del oro de los gobiernos del mundo se encuentra en Londres y la razón es simple: la capital británica es el centro mundial del comercio del metal precioso .

“En términos económicos, tener el oro en Londres puede permitir una transacción rápida a una moneda importante, en lugar de almacenarlo en el país, y luego tener que transportar grandes reservas de oro en un intento de cambiarlo por otro activo deseable”, le explica a BBC Mundo Drew Woodhouse , profesor de Economía en la Universidad Sheffield Hallam, en Reino Unido, y quien ha escrito varios artículos sobre el mercado del oro.

“El oro carece de riesgo de contraparte, por lo que mantenerlo en el extranjero se considera relativamente seguro”.

Woodhouse explica que Londres se estableció como figura central en el mercado del oro en 1732 , cuando el Banco de Inglaterra construyó la primera bóveda en la ciudad.

Además, explica el experto, “geográficamente se puede percibir que conecta a Estados Unidos con Europa, las dos principales esferas geográficas de influencia geopolítica, para las cuales se puede utilizar el oro”.

“El Banco de Inglaterra siempre ha intentado apoyar la estabilidad financiera mundial, por lo que creo que aquí hay un papel implícito”, agrega.

Solo en las bóvedas del Banco de Inglaterra hay más de 5.000 toneladas de oro , incluyendo las reservas del Tesoro de Reino Unido, y gran parte del volumen enorme que se negocia en la ciudad.

Los bancos centrales de 30 países almacenan ahí sus reservas nacionales de oro.

De hecho, el Banco de Inglaterra es el segundo mayor poseedor de oro en el mundo, con aproximadamente 400.000 lingotes. Solo la Reserva Federal de Nueva York tiene más.

Es también una cuestión de seguridad. El Banco de Inglaterra presume de que en sus 320 años de historia ni un lingote fue robado de sus bóvedas .

En la actualidad, las herméticas recámaras se abren con llaves que pueden medir casi un metro y hay que pronunciar una contraseña en un micrófono incorporado a un sistema de seguridad para que la puerta se abra.

¿Por qué el oro está retenido?

Venezuela reclamó por primera vez al Banco de Inglaterra a finales de 2018. El ministro de Finanzas de entonces, Simón Zerpa, y el presidente del Banco Central, Calixto Ortega, viajaron a Londres para exigir la devolución del oro a Venezuela.

En enero de 2019, el Banco de Inglaterra rechazó la solicitud. Todo lo que dijo (y dice) públicamente fue que no hace comentarios sobre las relaciones con sus clientes.

BBC Mundo se puso en contacto con el banco británico, que declinó hacer comentarios.

Pero, ¿puede un banco quedarse con reservas de oro de un país? La respuesta simple es no.

“No se puede hacer eso a no ser que se estén incumpliendo algunas de las condiciones establecidas en el contrato”, explica el economista Luis Vicente León.

“Un banco central no puede de ninguna manera, una vez que tiene una reserva de oro, quedársela o no devolvérsela a su legítimo dueño. Tiene que devolverlo a su legítimo dueño tan pronto como su legítimo dueño se lo pida”

El problema con el oro venezolano en Londres es que el Banco de Inglaterra no sabe quién es el legítimo dueño .

La decisión del Banco de Inglaterra de rechazar la solicitud del gobierno venezolano se produjo pocos días después de que el líder opositor Juan Guaidó se proclamara el 23 de enero de 2019 “presidente interino” del país, argumentando que las elecciones de 2018 ganadas por Maduro fueron fraudulentas.

Guaidó, quien fue reconocido como el líder legítimo por más de 50 países, incluido Reino Unido, solicitó en enero de 2019 a través de una carta enviada a la entonces primera ministra Theresa May y al entonces gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney , que no se le entregara el oro al gobierno de Maduro , argumentando que se usaría con fines corruptos.

El 4 de febrero de 2019, el entonces secretario de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, emitió una declaración en la que reconocía a Juan Guaidó como “presidente interino constitucional de Venezuela hasta que se puedan realizar elecciones creíbles” en el país sudamericano.

Y, refiriéndose al caso concreto del oro, el ministro de Estado británico para las Américas en ese momento, Alan Duncan , dijo que la decisión era un asunto del Banco de Inglaterra y su gobernador.

Pero agregó: “Sin duda cuando lo decidan, tendrán en cuenta que ahora hay un gran número de países en todo el mundo que cuestionan la legitimidad de Nicolás Maduro y reconocen la de Juan Guaidó”.

“La cuestión es la del reconocimiento del gobierno de Venezuela. Se podrá dudar de que el reconocimiento del gobierno Guaidó sea justo, ya que las Naciones Unidas confirmaron el reconocimiento de la presidencia de Maduro”, explica Jan Kleinheisterkamp , profesor de Derecho Económico en la London School of Economics, preguntado por BBC Mundo sobre si la decisión de la institución británica está respaldada por el Derecho.

“Pero si la posición británica es la de reconocer a Guaidó, resulta consecuente estimar que el gobierno de Maduro no pueda disponer del oro confiado al Banco de Inglaterra”, agrega el experto.

Si bien el Banco de Inglaterra nunca fue más allá de decir que no hace comentarios sobre las relaciones con los clientes, se cree que las sanciones internacionales sobre Venezuela y las regulaciones para prevenir el lavado de dinero influyeron en su decisión.

“Aquí, lo que está diciendo el Banco de Inglaterra es que no se lo está pidiendo su legítimo dueño”, resume León.

“No está diciendo que él decide cuándo se lo va a dar, lo que está diciendo es que solo se lo va a dar cuando se lo pida el legítimo dueño y como ellos no reconocen al gobierno de Maduro, no reconocen la institucionalidad que se lo está pidiendo”.

La demanda

El BCV acudió a mediados de mayo a una corte en Londres a reclamar que el Banco de Inglaterra no cumplía con su instrucción de vender parte del oro y entregar los fondos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para administrar la compra de suministros como equipos médicos para luchar contra el covid-19.

Los documentos legales dicen que el BCV quiere que la transferencia se realice “con carácter de urgencia ” y presentó un reclamo legal a tal efecto en un tribunal de Londres el 14 de mayo.

Las autoridades venezolanas acordaron que el dinero se envíe directamente a esa agencia de la ONU para que no se les acuse de que lo quieren para otros fines.

“El Banco de Inglaterra se ha negado previamente a reconocer la autoridad del BCV, pero en un intento por disipar cualquier preocupación por parte del Banco de Inglaterra, el BCV ha acordado con el PNUD que los fondos para el plan humanitario sean transferidos directamente a la ONU “, dijo el presidente del BCV, Calixto Ortega, en una entrevista con la agencia Reuters.

La ONU le dijo a la BBC en un comunicado enviado por correo electrónico que el banco venezolano se había acercado a la organización para explorar el mecanismo.

La disputa legal se produce en medio de temores sobre la capacidad del desmoronado sistema de salud de Venezuela para manejar la pandemia de coronavirus.

“Mi cliente, el BCV, está muy preocupado porque Venezuela necesita el dinero para comprar comida y equipo médico”, le dijo a BBC Mundo el abogado del BCV, Sarosh Zaiwalla.

“No quiere el dinero o el oro de vuelta, sino que se envíen los fondos al PNUD”.

Sin embargo, José Ignacio Hernández, procurador del gobierno interino de Guaidó, dijo en un comunicado citado por la agencia Reuters que el “propósito del régimen de Maduro es disponer de los recursos del BCV al margen de los controles parlamentarios”.

La Asamblea Nacional, el Parlamento, es de mayoría opositora y está liderado por Guaidó. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), afín al gobierno de Maduro, le atribuye la presidencia de la Cámara, sin embargo, a otro diputado.

La corte londinense definirá si la autoridad que puede pedir la liberación de parte del oro es el directorio del BCV que acudió a los jueces ingleses o una junta ad hoc para esta institución nombrada hace un año por Guaidó , explicó Zaiwalla.

BBC Mundo pidió comentarios tanto a José Ignacio Hernández como a Ricardo Villasmil, quien es el presidente de la junta ad hoc para el BCV nombrada por Guaidó, pero no obtuvo respuesta de ninguno.

Deustche Bank: otra disputa, misma razón

Las 31 toneladas de oro bajo custodia del Banco de Inglaterra no son los únicos recursos venezolanos a la espera de resolución sobre quién es su legítimo administrador.

Deutsche Bank también quiere que un juez decida si alrededor de 100 millones de libras (US$123 millones) que pertenecen al BCV deben entregarse al gobierno de Maduro o al de Guaidó.

El dinero es el monto adeudado después de que el año pasado finalizara un acuerdo de swaps de oro entre el BCV y el banco alemán.

Tras un acuerdo firmado en 2016, Venezuela recibió un préstamo por US$750 millones del Deutsche Bank y a cambio puso 20 toneladas de oro como garantía.

El acuerdo, que iba a finalizar en 2021, se rescindió el año pasado porque Venezuela no pagó los intereses. Los US$120 millones representan la diferencia del precio al que estaba el oro cuando se firmó el contrato y cuando se finalizó.

Aunque se trata de un caso diferente, la demanda de Deutsche Bank también será tratada en la audiencia que inicia el 22 junio, según le confirmó a BBC Mundo Zaiwalla, ya que “el tema es el mismo: quién tiene la autoridad en nombre del BCV para dar instrucciones “.

BBC Mundo se puso en contacto con el Deutsche Bank, que declinó hacer comentarios.

Por qué el oro es clave ahora para Venezuela

En medio de la enorme crisis económica y humanitaria en Venezuela, el oro ha resultado una de las pocas alternativas de financiamiento y de liquidez para el gobierno de Maduro, sobre todo después de que en febrero de 2019 Estados Unidos impusiera sanciones a la petrolera estatal PDVSA, que proporcionaba ingresos vitales a Venezuela.

“El oro ahora mismo para Venezuela es una fuente vital para obtener liquidez “, dice León.

De ahí el interés gubernamental en las minas del sureste del país, una vasta zona que se extiende hasta la frontera con Guyana al este y con la de Brasil al sur.

Es una zona estratégica para el gobierno. En febrero de 2016, Maduro decretó el llamado Arco Minero del Orinoco (AMO) como zona de desarrollo estratégico nacional, un plan que ya había adelantado el fallecido Hugo Chávez en 2011.

Países como Rusia y China han ampliado su presencia en empresas mixtas de extracción con participación del gobierno.

El AMO comprende 111.846 kilómetros cuadrados, un 12% de la superficie del país, y se calcula que cuenta con unas 7.000 toneladas de reservas de oro.

Pero aunque el BCV ha recibido cada vez más toneladas de oro del AMO, sus reservas están cayendo.

Un informe del Consejo Mundial del Oro señala que el BCV fue la institución bancaria que más oro monetario vendió en el mundo durante 2017 y 2018 .

Según el balance del banco citado por Reuters, el BCV tenía a mediados de 2019 reservas en barras de oro equivalentes a unos US$4.620 millones, un monto 18,5% menor al que mantenía la institución en sus bóvedas al término de 2018. Se trata de la más baja tenencia de oro de Venezuela en 75 años, según los datos del banco citados por Reuters.

Turquía es el principal comprador de oro venezolano . En 2018, Venezuela exportó oro por valor de unos US$900 millones a este país, aparentemente para ser refinado allí y devuelto a Venezuela, aunque no hay registro de reexportación.

Y el pasado mes de mayo llegaron a Venezuela varios tanqueros iraníes con gasolina. El Departamento de Estado cree que la petrolera estatal venezolana, PDVSA, está pagando “con toneladas de oro” los servicios iraníes.

El oro es, por tanto, un salvavidas para Venezuela y las 31 toneladas que están en Londres parecen más vitales que nunca en el contexto de la actual pandemia de coronavirus.

BCV: Inflación hasta mayo ascendió más de 295% – El Nacional – 8 de Junio 2020

El índice de precios al consumidor oficial se ubicó en el quinto mes en 38,6%

inflación

El Banco Central de Venezuela publicó las cifras de inflación de los dos últimos meses. En abril, el índice de precios al consumidor se ubicó en 27,5% y en mayo subió a 38,6%.

Mientras tanto, la inflación acumulada en los primeros cinco meses de 2020 ascendió a 295,9%.

Además, en el transcurso del confinamiento, se aceleraron los precios de productos alimenticios en 87,4%. De igual manera, la variación inflacionaria en bienes de salud se elevó 90,5%.

En lo que respecta al mercado cambiario, la tasa oficial para el precio del dólar cotizó en 198.185,10 bolívares este lunes.

 

Venezuela lleva a juicio al Banco de Inglaterra para recuperar US$1.000 millones de sus reservas en lingotes de oro – BBC News – 20 de Mayo 2020

Nicolás MaduroLa pérdida de reconocimieno internacional ha dificultado el acceso del gobierno de Maduro a préstamos internacionales e, incluso, al manejo de recursos de Venezuela en el exterior.

El Banco Central de Venezuela (BCV) acudió a un tribunal en Londres para intentar recuperar US$1.000 millones de oro en lingotes de sus reservas internacionales depositados en custodia en el Banco de Inglaterra.

Las autoridades venezolanas aseguran que requieren de esos recursos para hacer frente a la crisis causada por la pandemia del coronavirus en ese país, que hasta este martes había registrado oficialmente 749 contagios y 10 muertes, la cifra más baja de América Latina junto a Costa Rica, según la recopilación de datos de la Universidad Johns Hopkins.

La demanda fue introducida el 14 de mayo, pocas semanas después de que, a mediados de abril, las autoridades venezolanas solicitaran infructuosamente vender parte de ese oro y transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Ahora, el BCV está requiriendo la transferencia como un “asunto urgente” para adquirir alimentos y medicinas.

La economía venezolana pasa por unos de sus momentos más difíciles luego de que a la crisis económica que sufre desde hace años -caracterizada por la hiperinflación, graves problemas de escasez y la virtual paralización gran parte del aparato productivo- se sumaron el colapso de la industria petrolera y las sanciones económicas impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

En este contexto, vender las reservas de oro se ha convertido en una de las estrategias aplicadas por el gobierno del presidente Nicolás Maduro para obtener liquidez.

Sin embargo, el mandatario no ha podido hacerse con el control de unas 31 toneladas de lingotes de oro de Venezuela que se encuentran en las bóvedas del Banco Inglaterra.

Un problema de reconocimiento

Desde enero de 2019, cuando empezó su segundo periodo, Maduro dejó de ser reconocido como mandatario legítimo de Venezuela por más de medio centenar de países, incluyendo a todos los miembros de la Unión Europea y al Reino Unido.

Una médico examina a una paciente en Venezuela.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSegún las cifras oficiales, Venezuela registraba hasta este martes apenas 10 muertes por covid-19.

Esos gobiernos consideran “fraudulentas” las elecciones presidenciales de 2018 y, en cambio, reconocen como “presidente interino” del país, al titular de la Asamblea Nacional, el diputado opositor Juan Guaidó.

Maduro, por su parte, denuncia una componenda internacional para sacarle del poder.

Esa falta de reconocimiento internacional impidió que el FMI considerara una intento de pedir de asistencia financiera presentada por el gobierno de Maduro hace unos meses y es también la base de la negativa del Banco de Inglaterra para liberar esos recursos.

Esta postura es duramente criticada por el oficialismo venezolano.

“Con vidas en juego, este no es el momento de intentar anotar unos puntos políticos”, dijo en una declaración Sarosh Zaiwalla, un abogado que representa en Londres al BCV.

De acuerdo con las autoridades venezolanas, la idea es que los recursos sean administrados por la ONU.

En un email enviado a la BBC, esa organización únicamente señaló que había sido contactada por el ente emisor venezolano para explorar ese mecanismo.

Por su parte, el Banco de Inglaterra, que suele actuar como custodio de las reservas internacionales de varios países en desarrollo, prefirió no hacer comentarios sobre este tema, al ser consultado por la agencia Reuters.

Maduro pide a la ONU interceder para lograr acceso a los fondos congelados por Florantonia Singer – El País – 30 de Abril 2020

El régimen venezolano está asfixiado financieramente. Desde que llegó al coronavirus ha pedido recursos al FMI y ahora solicita el oro depositado en el Banco de Inglaterra

Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores, en Caracas.
Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores, en Caracas.EUROPA PRESS

Las reservas de dinero de Nicolás Maduro están agotándose en medio de la pandemia. Su Gobierno inició gestiones para negociar parte del oro que tiene depositado en el Banco de Inglaterra, ofreciendo canalizar los fondos a través de una entidad de la Organización de Naciones Unidas, según reveló este miércoles la agencia Reuters. La propuesta hecha por funcionarios y asesores legales de Maduro es que el banco británico venda parte del oro que mantiene congelado desde 2019, equivalente a 1.600 millones de dólares, y le entregue el dinero al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para atender la crisis del coronavirus.

Reuters agrega que la agencia de la ONU confirmó haber sido contactada “para explorar mecanismos para utilizar los recursos existentes en poder del Banco Central de Venezuela en instituciones financieras fuera del país con el objetivo de financiar los esfuerzos en curso para abordar las urgentes necesidades humanitarias, de salud y socioeconómicas derivadas de la pandemia de la covid-19”, en palabras de un portavoz.

Venezuela cumple 45 días de confinamiento obligatorio en medio de la peor crisis de su historia, en la que se han combinado el colapso acumulado en seis años de contracción de la economía con la brutal caída de los precios del petróleo y el endurecimiento del cerco financiero y diplomático impuesto por Estados Unidos al régimen de Maduro. Para los venezolanos esto se ha traducido en una aguda escasez de combustible, en la aceleración de la hiperinflación y en particular la de los alimentos, en un país que en el que el 80% no tiene suficiente ingresos para comprarlos, y en la precarización de la vida diaria por las constantes fallas de los servicios básicos.

Se vive también el momento más tirante del crisis institucional que inició en mayo de 2018, cuando Maduro adelantó las elecciones presidenciales de forma irregular y estos comicios no fueron reconocidos por la comunidad internacional, abriendo paso a la presidencia encargada que Juan Guaidó activó en enero 2019 como jefe del Parlamento. Si bien el líder de la oposición -cuyo cargo interino es reconocido aún por más de 50 países- no ha logrado en quince meses su objetivo de sacar a Maduro del poder e iniciar una transición política, su diplomacia se ha asegurado el control de gran parte de los recursos que la nación tiene en el extranjero, y que ahora busca el régimen como salvavidas. Cualquier movimiento como el que se pretende con el PNUD de intermediario, requeriría autorización de la Asamblea Nacional, de acuerdo con el artículo 150 de la Constitución.

Los lingotes de oro en el Banco de Inglaterra no son los únicos fondos que Maduro tiene bloqueados. A mediados de abril, la Asamblea Nacional aprobó el traslado de fondos por 340 millones de dólares que tenía el Banco Central de Venezuela en una cuenta del Citibank a la cuenta del mismo organismo en Reserva Federal de Nueva York, en la que Guaidó está autorizado por Estados Unidos a firmar desde su nombramiento como interino. Parte de ese dinero (80 millones) se destinaría, dijo, al Fondo para la Liberación de Venezuela aprobado el 15 de abril. El resto quedaría congelado, aseguró.

“Estos recursos, que provienen de cuentas rescatadas por el Gobierno legítimo en el exterior, podrían permitir la dotación de protección para médicos y enfermeras, colaborar en el restablecimiento del servicio de agua para hospitales y apoyar en productos como el gel que tanto se necesita”, dijo Guaidó entonces.

El cerco financiero y diplomático a Maduro -quien hace un mes fue acusado formalmente por la Fiscalía estadounidense por narcotráfico junto a otros altos cargos- lo ha obligado a replegarse en sus aliados Rusia, Turquía y China y ahora en las Naciones Unidas, donde el canciller Jorge Arreaza ha hecho un intenso lobby para suprimir las sanciones económicas en medio de la pandemia. A principios de la cuarentena ya había hecho una solicitud desesperada de 5.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), para la que no encontró interlocución porque se cortaron las relaciones con el organismo desde tiempos de Hugo Chávez. Desde 2017, Maduro ha usado el oro monetario para financiar el gasto, al punto que inició 2020 con reservas internacionales por el orden de los 6.630 millones de dólares, el nivel más bajo en 30 años.

La agencia señala también que ante la urgencia financiera al menos unas ocho toneladas de oro han salido de las bóvedas del Banco Central de Venezuela bajo la cuarentena. “No está claro cuántas operaciones se efectuaron para trasladar las toneladas de oro en medio de la crisis del coronavirus, ni el destino que tuvieron los lingotes. Los datos oficiales sí reflejan que en el período del 14 al 24 de abril las reservas cayeron más de 500 millones de dólares”.

Régimen de Maduro pide a Banco de Inglaterra vender oro a través de la ONU por el covid-19 – Reuters/El Nacional – 30 de Abril 2020

La propuesta que formularon el oficialismo y sus asesores legales es que la institución financiera británica venda parte del oro y le entregue el dinero al Programa de la ONU para el Desarrollo

oro Banco de Inglaterra
El régimen siguió sacando lingotes del Banco Central de Venezuela en las últimas semanas para conseguir liquidez. Así indicaron otras tres fuentes que supieron de los movimientos | Joe Klamar / AFP

El Banco Central de Venezuela comenzó gestiones para lograr negociar parte del oro que tiene almacenado en el Banco de Inglaterra. Ofrece conducir los fondos a través de la Organización de las Naciones Unidas para enfrentar la crisis del covid-19.

Así afirmaron fuentes con conocimientos de los contactos a la agencia Reuters. Mientras en el país se han registrado 331 casos positivos por coronavirus, el régimen de Nicolás Maduro trata por todas las vías conseguir persuadir a esa institución financiera.

Desde hace meses, el Banco de Inglaterra mantiene congeladas 31 toneladas de oro de Venezuela, luego de que el gobierno británico y otras 50 naciones desconocieron el mandato de Maduro.

La propuesta que formularon el oficialismo y asesores legales del régimen de Maduro es que el Banco de Inglaterra venda parte del oro y le entregue el dinero al Programa de la ONU para el Desarrollo, dijo una de las fuentes.

El PNUD confirmó a Reuters que han sido contactados por el régimen de Maduro, con el objetivo de buscar mecanismos que faciliten la utilización de fondos del BCV colocados en bancos extranjeros.

“Recientemente se contactó al PNUD para explorar mecanismos para utilizar los recursos existentes en poder del BCV en instituciones financieras fuera del país, con el objetivo de financiar los esfuerzos en curso para abordar las urgentes necesidades humanitarias, de salud y socioeconómicas derivadas de la pandemia”, indicó un vocero de ese organismo de la U.

Además de ello, el oficialismo siguió sacando lingotes del Banco Central de Venezuela en las últimas semanas para conseguir liquidez, indicaron otras tres fuentes que supieron de los movimientos.

Conozca el precio en dólares que impuso el gobierno a 27 productos regulados – TalCual – 25 de Abril 2020

Los precios en bolívares de los productos se actualizarán de acuerdo con el tipo de cambio oficial que publica diariamente el Banco Central de Venezuela (BCV)


El gobierno de Nicolás Maduro decidió retomar el control de precios, que había flexibilizado en el último año, con una nueva regulación de 27 productos básicos, la ocupación del consorcio Coposa y la fiscalización de las empresas Polar y Plumrose, en medio de una crisis económica agravada por las medidas populistas implementadas por el Ejecutivo y por la escasez de gasolina mientras el país guarda cuarentena debido al coronavirus.

Pero hasta el gobierno reconoce que el bolívar no sirve para fijar un precio. A diferencia de las regulaciones anteriores, esta vez decidió usar como referencia el dólar, la moneda que satanizó durante los 16 años de control cambiario impuesto por Hugo Chávez y que desde 2019 permite su circulación.

El atún enlatado (170 gramos) quedó en 0,90 dólares, el kilo de carne (de tercera) en 2,40 dólares, la carne de cerdo en 1,88 dólares, el cartón de huevos en 3 dólares, el queso blanco duro en 2,30 dólares, la mortadela en 1,20 dólares y el kilo de sardina fresca en 1,80 dólares.

El gobierno fijó el litro de leche pasteurizada en 0,75 dólares, el kilo de leche en polvo en 2,30 dólares, el pollo en 1,74 dólares, la mantequilla (500 gramos) en 2,60 dólares, la sardina en lata (170 gramos) en 0,55 dólares, el kilo de arveja 0,70 dólares, la lenteja en 0,70 dólares, la caraota en 0,87 dólares y el frijol en 0,75 dólares.

El litro de aceite comestible costará ahora 1 dólar, el kilo de arroz blanco 1 dólar, la azúcar refinada 0,56 dólares, el café molido 1 dólar, la harina de maíz precocida 1 dólar, la harina de trigo familiar 0,75 dólares, la mayonesa (500 gramos) 0,65 dólares, la margarina (500 gramos) 0,65 dólares, la pasta alimenticia (medio kilo) 0,75 dólares, la salsa de tomate (400 gramos) 0,50 dólares y el kilo de sal 0,35 dólares.

27 productos dólares

Los precios en bolívares se actualizarán de acuerdo con el tipo de cambio oficial que publica diariamente el Banco Central de Venezuela (BCV), que en lo que va de año ha aumentado porcentualmente más que el paralelo.

Para adquirir los 27 productos básicos regulados por el gobierno un venezolano necesita 32,65 dólares o 5,58 millones de bolívares al tipo de cambio oficial del 25 de abril de 171.072 Bs./$. El monto equivale a 22 salarios mínimo que desde enero se ubica en 250.000 bolívares, o 1,4 dólares a la tasa del BCV.

En la tarde de este sábado 25 de abril, el vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, informó que este lunes 27 de abril publicarán en Gaceta Oficial la lista definitiva de los 27 productos «con precios acordados para proteger a los venezolanos de la usura y la especulación». El funcionario señaló que el gobierno «seguirá implementando medidas de venta supervisada» contra las empresas que no cumplen con los precios.

En una reunión realizada el 23 de abril, funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) fijaron, también en dólares, los precios de distintos cortes de carne de res. La carne de primera (pulpa negra, chocozuela, ganso, muchacho cuadrado y redondo y pollo de res) quedó en 3,85 dólares, la de segunda (solomo abierto, pecho, pescuezo y lagarto, paleta y falda) en 3,55 dólares, y la carne de tercera (costilla y lagarto) en 2,40 dólares.

La ministra de Comercio Nacional y superintendente de la Sundde, Eneida Laya, aseguró que una vez se tengan los precios, fiscalizarán los comercios «con los 1.135 fiscales de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) y los fiscales de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro), tomando en cuenta, por supuesto, las medidas de prevención ante la covid-19».

La última vez que el gobierno congeló precios fue en agosto de 2018 con la publicación de una lista de 25 productos regulados y una ola de fiscalizaciones de la Sundde que generaron una severa escasez de productos básicos que solo se conseguían en el mercado negro.

Por qué Maduro se puede convertir en el privatizador de las empresas que Chávez estatizó por José Guerra – ALnavío – 19 de Abril 2020

Venezuela enfrenta una situación fiscal explosiva. Los precios del petróleo luego del acuerdo de la OPEP lejos de recuperase se han desplomado hasta alcanzar -la cesta venezolana- el 17 de abril el irrisorio nivel de13 dólares por barril, con el cual no se cubren los costos de producción, situados en promedio cerca de 27 por barril.
Hugo Chávez expropió y estatizó y ahora Maduro puede privatizar / Flickr: Hugo Chávez
Hugo Chávez expropió y estatizó y ahora Maduro puede privatizar / Flickr: Hugo Chávez

Según la OPEP, la producción de Venezuela disminuyó en marzo 100.000 barriles diarios con relación a febrero, con lo cual se ubica en apenas 600.000 barriles por día.

La combinación de precios a la baja y la caída en picada de la producción ha determinado la desaparición del ingreso fiscal petrolero por cuanto los costos exceden los ingresos que genera la producción. Es la primera vez que ello ocurre en Venezuela.

Todo dependerá de la futura evolución de los precios petroleros por cuanto la producción no luce factible de que se recupere en el mediano plazo porque las inversiones requeridas no se podrán realizar pues todas las empresas petroleras están cortando gastos y Petróleos de Venezuela, PDVSA, no tiene flujo de caja para apuntalar las inversiones.

El mejor estimado de ingresos petroleros por exportaciones petroleras para 2020 se sitúa en 4.500 millones de dólares, cifra inferior a los costos de producción.

Las exportaciones no petroleras de acero, aluminio y productos petroquímicos desparecieron hace varios años. Otras exportaciones privadas no petroleras con seguridad van a disminuir debido a los problemas de la falta de electricidad, de gasolina y en general por un entorno en el cual la economía mundial está demandando menos productos.

Los fondos disponibles de los entes multilaterales para proteger a las economías en aprietos, están cerrados para Venezuela porque Nicolás Maduro acumuló cuentas por pagar y está en default y además no es reconocido como presidente. La banca privada no le va a prestar a un régimen que no paga la deuda. Por otro lado, las remesas se han reducido a menos de la mitad.

Dirijamos la mirada a los socios de Maduro. China está muy expuesta en Venezuela con una deuda acumulada de más de 15.000 millones de dólares que no sabe cómo va a cobrar. También es probable que China entre en recesión debido a la pandemia del coronavirus y por tanto sus exportaciones disminuirán. Ciertamente puede aportar algunos fondos pero nunca como antaño.

El mejor estimado de ingresos petroleros por exportaciones petroleras para 2020 se sitúa en 4.500 millones de dólares, cifra inferior a los costos de producción.

Rusia, que ha tenido un manejo fiscal responsable y acumuló fondos en divisas, ha sido fuertemente golpeada por la caída de los precios del petróleo adicional a los recortes de producción. Por tanto, no luce viable que pueda aportar los recursos de un fisco urgido de moneda extranjera. Con Turquía no se cuenta. Su moneda está deprimida y enfrenta una severa restricción de caja.

Así las cosas, es probable que el mecanismo de última instancia a la mano de Maduro, sea vender el oro del BCV aprovechando los precios favorables que hoy registra el mercado. El Banco Central de Venezuela con certeza va a acelerar la emisión de dinero para enjugar el déficit fiscal.

Pero queda otra carta: la privatización de áreas como la venta de gasolina, que si bien no aporta divisas sí impide que estas salgan; y la privatización de otras empresas hoy en manos del Estado.

Llegamos así a una paradoja: Maduro el privatizador de lo que Hugo Chávez estatizó.

Gobierno interino recuperó dinero de cuentas del Banco Central de Venezuela por Sabrina Martín – PanamPost – 17 de Abril 2020

El chavista Banco Central de Venezuela informó que tomará medidas contra el Gobierno de Trump por permitir la transferencia al Gobierno interino

De acuerdo con medios locales, el monto asciende a 342 millones de dólares y provienen de operaciones relacionadas con las reservas de oro venezolano. (Facebook)

El Gobierno interino de Juan Guaidó suma una nueva victoria contra el régimen de Nicolás Maduro. En esta oportunidad logró despojar al Banco Central de Venezuela (BCV) de una cantidad de dinero no especificada.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, anunció que aprobó un acuerdo que autoriza la transferencia del saldo en dólares americanos de una cuenta bancaria del Citibank perteneciente al BCV, a otra cuenta bancaria del banco de la Reserva Federal de Nueva York.

De acuerdo con medios locales, el monto asciende a 342 millones de dólares y provienen de operaciones relacionadas con las reservas de oro venezolano.

Ante esta situación, el organismo financiero controlado por el chavismo emitió una especie de queja contra el Gobierno de Estados Unidos y diputados opositores: «El BCV rechaza y repudia la medida unilateral impuesta por el Gobierno de los EE. UU., en colusión con un grupo de diputados” venezolanos, dice un comunicado.

A juicio del chavista BCV, se trata de una “ilícita orden emanada de la Secretaría del Tesoro estadounidense” con la que se está “consumando un vulgar despojo de recursos financieros pertenecientes al ente emisor venezolano». Dijo además que «ejercerá todas las acciones a las que hubiere lugar contra el Gobierno de Trump».

No es la primera vez que el Gobierno interino de Venezuela recupera activos del Estado venezolano con la ayuda del Gobierno de Estados Unidos. Hay que recordar que el  año pasado Guaidó tomó control de la petrolera estatal Citgo, el mayor activo del país suramericano en el exterior.

Fondo para la Liberación de Venezuela 

Tras aprobarse la transferencia bancaria que el BCV critica, la oposición venezolana también aprobó parte del presupuesto especial enmarcado en «la Ley Especial del Fondo para la Liberación de Venezuela y Riesgo Vital».

De acuerdo con el Parlamento venezolano, el reglamento regula el uso del dinero que ha sido recuperado. En ese sentido, se acordó un presupuesto de 80 millones de dólares que servirían para la atención de proyectos dentro de dicha normativa.

De los 80 millones, 5 millones serían destinados a la «seguridad y defensa de la democracia»; 35 millones para «gastos sociales con atención prioritaria para la emergencia humanitaria»; otros 5 millones para el «fortalecimiento de las comunicaciones» y 8 millones para el «fortalecimiento de las relaciones internacionales». Asimismo, 14 millones de dólares para el proyecto de defensa y fortalecimiento del Poder Legislativo, casi 2 millones para el funcionamiento de la Contraloría y el Poder Judicial y 9 millones «para los costos de implementación del presupuesto especial».

A %d blogueros les gusta esto: