elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Ayuda Humanitaria

Algo peor por Luis Ugalde S.J. – RunRunes – 30 de Octubre 2019

download
Nuestra catástrofe nacional solo puede agravarse mientras dure este régimen. Nada puede ser peor que esta carrera desbocada hacia el precipicio, pensábamos. Pero he llegado a la conclusión que sería mucho peor el fracaso del nuevo gobierno en el primer año. Fracaso muy probable si los contrarios a la dictadura no ponemos desde ahora todos los medios para el pleno éxito de la democracia rescatada. Todos unidos desde ahora para el éxito de Venezuela en la reconstrucción del país. Para ello necesitamos ver con claridad las causas que nos llevarían al fracaso postchavista y cuáles son las condiciones indispensables para evitarlo.
Los alemanes tuvieron un éxito extraordinario en la transformación de la asfixiante y fracasada cárcel de Alemania Oriental protegida por el Muro de Berlín; rescataron la libertad, la democracia y la elevación de su nivel de vida en una Alemania unificada. Otros como Libia o Irak salieron de la dictadura y consumieron su energía en matar al dictador, enfrentarse entre rivales y hoy siguen revolcándose en la impotencia y el fracaso.
Condiciones para el éxito del nuevo gobierno
1-Una gran unidad política centrada desde ahora en el cambio económico-social con drástico freno a la hiperinflación con refinanciamiento de la deuda, inversión multimillonaria y rescate del empleo y del salario. Evitando toda otra distracción.
2-Masiva ayuda humanitaria internacional con movilización nacional solidaria para el inmediato alivio de la población y temprana activación de la empresa productiva.
3-Millones de venezolanos que fueron chavistas deseosos y comprometidos sin miedo con ese cambio. Reducida al mínimo la resistencia.
Esto significa que Venezuela nace de nuevo con un extraordinario espíritu de reconciliación y de reconstrucción reforzado con el instinto de conservación nacional que nos avisa del gravísimo peligro y nos da sano pragmatismo. Perdón y reconciliación, actitudes espirituales aliadas e impulsadas por la sabiduría del instinto de conservación, sin linchamientos ni venganzas en cadena. Evitar todo lo que frene y distraiga la reconstrucción del nuevo país guiada por el nuevo gobierno. Sin malgastar energías de la población en tomar venganza de agravios y sufrimientos pasados. Los delitos graves que no prescriben serán procesados por la justicia nacional e internacional.
Atravesé muchas veces el Muro de Berlín hacia el terrible régimen dictatorial de eficaz y sofocante control policial. La población parecía resignada y su silencio no manifestaba su profundo descontento; parecía que nunca tendría fin De pronto ese Muro y ese Régimen cayeron, no tumbados por los cohetes y bombardeos americanos, sino derrumbados por la profunda rebelión de los espíritus que no se resignan a la cárcel. Empezó en Leipzig con la oración de cada lunes por la paz con el pastor acompañado de unas decenas de ciudadanos en la iglesia de San Nicolás. Las oraciones se fueron contagiando incluso a los ateos y expandiéndose, hasta que un día centenares de miles de berlineses corrieron al Muro y los represores armados no dispararon, sino que se sumaron a la celebración de la libertad.
El nuevo gobierno rechazó la tentación de dedicarse a apresar y dar su merecido a los principales responsables del régimen policial opresor por los crímenes cometidos durante 40 años, e inteligentemente concentró todas sus fuerzas en la difícil tarea de reconstruir una Alemania reunificada. Hasta aceptaron respetar el gran monumento a Stalin y al soldado ruso como liberadores de Berlín (porque al pie estaban enterrados muchos soviéticos). No hubo paredones de fusilamiento, sino invitación a todos a nacer de nuevo y concentrar todas las fuerzas y capacidades en la construcción de la nueva realidad. Tarea compleja y difícil, como será la nuestra. No concentraron su rabia y agravios como ocurrió años después en Libia e Irak en la ejecución de sus dictadores y persecución de sus secuaces. Esto les permitió a los alemanes no dividir sus fuerzas sino sumarlas y lograr la reunificación y convivencia, aunque todavía hoy haya desniveles y resquemores.
En Venezuela tenemos la tarea formidable de poner en marcha inmediata la recuperación económico-social y al mismo tiempo cambiar el CNE, el TSJ, la FA y las instituciones públicas para ponerlas de acuerdo a la Constitución, y eliminar la ANC. Para ello hemos de partir de la unidad en torno al único núcleo legítimamente elegido que son la AN y su Presidente Juan Guaidó a quien corresponde constitucionalmente (artículo 233) encargarse de la Presidencia para llevar rápidamente al país a la elección limpia de un Presidente legítimo.
Cada vez me cuesta más entender y me parece más suicida la actitud de aquellos opositores que parecen concentrar sus recursos en disparar contra la oposición y hacer lo posible para que el primer gobierno postchavista fracase, lo que obviamente sería una tragedia nacional mucho peor que lo que tenemos y refuerzo para un futuro sin esperanza.

Abriga a un venezolano – Acción humanitaria por Venezuela – Octubre 2019

Bombas durmientes por Carlos Yárnoz – El País – 29 de Septiembre 2019

EL PAÍS publicó que el régimen chavista quemó camiones de ayuda humanitaria y nunca lo rectificó pese a demostrarse que no era cierto

Juan Guaidó, líder de la oposición de Venezela.
Juan Guaidó, líder de la oposición de Venezela. 

Cual artefactos explosivos enterrados tras las guerras, los datos erróneos no rectificados quedan peligrosamente emboscados. Sin embargo, cada una de esas bombas periodísticas durmientes puede estallar en cualquier momento para dañar la credibilidad de quien la difundió. Le acaba de ocurrir a EL PAÍS. Publicó en febrero que el régimen chavista quemó camiones de ayuda humanitaria para Venezuela y nunca lo rectificó pese a que después se supo que fueron activistas de la oposición los que provocaron el incendio. Siete meses después, un lector nos lo echa en cara y destapa el soterrado obús.

Al día siguiente, EL PAÍS dedicó tres páginas a lo ocurrido, así como una crónica sobre el terreno titulada El puente Simón Bolívar, epicentro del caos, firmada en Cúcuta por Santiago Torrado. La lectora venezolana Maribel Espinoza me expresó entonces su “desconcierto y molestia” porque no narrábamos que los chavistas habían quemado camiones.

Envié la queja a Javier Lafuente, delegado de EL PAÍS en México, desde donde había coordinado el despliegue informativo. Explicó que Torrado había estado en otro puente —el Simón Bolívar—y que publicó solo lo que vio allí. Lógico, si bien Lafuente asumió que, “ante la gravedad” del incidente de los camiones quemados, quizás hubiera sido conveniente “haber hecho una mención” a ese hecho. No se hizo nunca en las páginas de información pero, en cambio, el editorial del 25 de febrero titulado Ayuda humanitaria incluyó esta afirmación: “El régimen ha dejado al descubierto su cara más miserable al quemar algunos camiones cargados de medicinas y alimentos”.

El problema surgió porque días después —el 10 de marzo— The New York Timespublicó un exhaustivo reportaje titulado ¿Quién fue el responsable del incendio de la ayuda humanitaria para Venezuela?, en el que se demostraba —con vídeos incluidos— que fue el trapo incendiado de un cóctel Molotov lanzado por un opositor el que originó las llamas.

Lafuente, desde México, y Francesco Manetto, corresponsal jefe de EL PAÍS en Colombia para la Región Andina y Venezuela, dieron y dan “toda la credibilidad” al trabajo del NYT. “Una información impoluta”, precisa Lafuente. Lo ocurrido aquellos días y la aclaración de ese medio estadounidense marcaron un punto de inflexión en el terrible drama que sufren los venezolanos. “El episodio de la frontera ha sido el más controvertido en Venezuela desde que comenzó el año”, asevera Lafuente. ¿Por qué, entonces, EL PAÍS no dedicó más esfuerzos para aclarar lo sucedido?

“El error fue no haber hecho un ejercicio como el que hizo el NYT”, reconoce Lafuente. Manetto cuenta que se percataron de la importancia de lo ocurrido al ver lo publicado por ese diario, pero que, para entonces, los reporteros de EL PAÍS ya estaban enfrascados en otras noticias relevantes, como los cortes de electricidad que empezaron el 7 de marzo en Venezuela.

Nunca es tarde para desactivar una bomba durmiente y eliminar así una amenaza latente para la credibilidad del diario.

Más extraño fue que el periódico no rectificara la frase del editorial. El Defensor tiene como norma no entrar a comentar, y mucho menos valorar, los contenidos de los editoriales, que expresan la opinión del periódico y, por tanto, son responsabilidad última de la directora, si bien son anónimos por su propia naturaleza. Si lo hago excepcionalmente esta vez es porque me refiero no a un punto de vista, sino a un hecho que resultó ser equivocado.

Hace dos semanas, el lector Jorge Martínez me espetó: “Me gustaría saber si (el periódico) rectificó (porque) se basó en hechos no confirmados que acabaron siendo falsos”.

El cuarto principio ético de EL PAÍS recogido en su Libro de Estilo dice: “El medio informativo ha de ser el primero en subsanar los errores cometidos en sus páginas y hacerlo lo más rápidamente posible y sin tapujos”. Esa norma básica refuerza la credibilidad del medio. Si los lectores ven que se rectifican los errores, se multiplica la fe en lo que leen.

No se hizo esta vez. La falta es más significativa porque afecta a un asunto tan sensible y controvertido como el de Venezuela. Rara es la semana que los lectores no envían sus opiniones al respecto a EL PAÍS, uno de los medios internacionales más relevantes en la zona y, por tanto, analizado con lupa por las partes en litigio.

Sirva esta columna para aclarar una cadena de equivocaciones de hace más de medio año. Nunca es tarde para desactivar una bomba durmiente y eliminar así una amenaza latente para la credibilidad del diario.

 

Gobierno vasco destina 75 mil euros para ayuda humanitaria a Venezuela – TalCual – 17 de Septiembre 2019

Gobierno Vasco destina 75 mil euros para ayuda humanitaria

Gobierno Vasco destina 75 mil euros para ayuda humanitaria en Venezuela. Los recursos forman parte de dos ayudas directas relacionadas con actuaciones de respuesta rápida a situaciones de crisis


El gobierno Vasco acordó conceder una ayuda de 75 mil euros a la ONG Servicio Jesuita al Refugiado en Venezuela para atender a la población de Caracas en situación de emergencia humanitariarefiere La Vanguardia.

Esta aportación permitirá aprovisionar a la población vulnerable de 100 kits de alimentos, de artículos de higiene y de salud, además de llevar a cabo acciones de capacitación para los trabajadores de la ONG que atienden a la población.

Gobierno vasco destina 75 mil euros

El objetivo del Servicio Jesuita a Refugiados-Venezuela es acompañar de forma integral a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad en contextos de crisis humanitaria y movilidad forzosa.

Desde sus comienzos, en 2001, este servicio ha trabajado en la frontera entre Colombia y Venezuela, acompañando a la población colombiana refugiada como consecuencia de conflicto de ese país.

Actuaciones de respuesta rápida

El desembolso de 75  mil euros forma parte un programa elaborado por el Gobierno Vasco que prevé destinar 175.000 euros para dos ayudas directas relacionadas con actuaciones de respuesta rápida a situaciones de crisis humanitarias.

En tal sentido dio el visto bueno a una subvención de 100.000 euros para el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia-CER, destinado a abordar las necesidades humanitarias en emergencias poco financiadas.

Este fondo humanitario fue creado en 2006 por Naciones Unidas, con el fin de prestar una asistencia humanitaria más eficaz y fiable a las personas que se ven afectadas por desastres naturales y conflictos armados.

El CER proporciona una financiación inicial que permita poner en marcha operaciones críticas. Su objetivo es complementar, y no sustituir, los mecanismos de financiación de las actividades humanitarias ya existentes, tales como los llamamientos consolidados de la ONU.

Ivanka Trump anuncia que EEUU destinará $120 millones para atender la migración en Cúcuta – TalCual – 4 de Septiembre 2019

La hija de Trump sostuvo reunión con Julio Borges, Gaby Arellano, Karim Vera y Leidy Gómez, además de  inmigrantes venezolanos


Como parte de una gira por Colombia, Ivanka Trump, hija y asesora del presidente estadounidense Donald Trump, sostuvo una reunión con Julio Borges, canciller de Venezuela designado por Juan Guaidó, otros líderes de oposición y un grupo de mujeres inmigrantes venezolanos en la región, y anunció que destinará 120 millones para atender esta población.

Ivanka Trump visitó la Casa de la Mujer, refugio para migrantes auspiciado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), acompañada por el vicesecretario de Estado norteamericano, John Sullivan, el director de la USAID, Mark Green, y el encargado de Negocios para la Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela, James Story.

En el encuentro también participaron las diputadas Gaby Arellano y Karim Vera, además de la gobernadora del estado Táchira, Leidy Gómez.

Borges agradeció a los visitantes estadounidenses por el apoyo que ha brindado Estados Unidos a la causa opositora y la atención de migrantes. Sin embargo, advirtió que la migración empeorará mientras Nicolás Maduro permanezca en el poder.

En este sentido, destacó que es necesario destinar una mayor cantidad de recursos para atender la crisis migratoria, especialmente en Colombia.

La hija del mandatario estadounidense continuará su gira por Latinoamérica en Paraguay.

Boletin # 27 Avila Montserrate – 15 de Julio 2019

Screen Shot 2019-07-17 at 7.36.08 PM.png

Articulos incluidos:

  1. El Decalogo de la Crisis de los Derechos Humanos
  2. OEA llama a gestionar la migración de manera segura, regular y ordenada
  3. Concierto para un Nuevo Mundo
  4. Venezuela Aporta en Usaquén

Para acceder al Boletin abrir el siguiente enlace:

Boletín Avila Monserrate 27 (1)

Régimen de Maduro frenó el ingreso de 29 toneladas de ayuda humanitaria de Argentina – La Patilla – 4 de Julio 2019

Nicolás Maduro frenó la ayuda humanitaria enviada por Argentina en Venezuela, mientras continúa la crisis social y económica.

Más de 29 toneladas de alimentos e insumos de higiene que envió la Argentina para ayuda humanitaria a Venezuela están varados desde hace más de 20 días en la localidad colombiana de Maicao, situada a unos 15 kilómetros de la frontera con territorio venezolano.

El régimen de Nicolás Maduro frenó todo tipo de ingreso de esa ayuda humanitaria y la diplomacia argentina, junto con asesores del presidente interino Juan Guaidó, no logran vencer los obstáculos políticos, administrativos y materiales que impiden ayudar a miles de venezolanos castigados por la crisis económica y social.

Se trata de un cargamento que salió de San Juan hace dos meses y es otra acción concreta de la administración de Mauricio Macri en el marco de la estrategia de presión internacional contra la dictadura venezolana.

La ayuda humanitaria hacia Venezuela queda en la frontera colombiana por orden de Maduro.

La embajadora de Guaidó en la Argentina, Elisa Trotta, expresó a Infobae que “se están haciendo todas las gestiones posibles para que en lo inmediato esos alimentos puedan ingresar para ayudar a las comunidades indígenas que están cerca de la frontera”.

Los asesores de Guaidó y diferentes organizaciones no gubernamentales están tratando de hacer las gestiones posibles para entregar la ayuda humanitaria, pero ahora fueron infructuosas.

Trotta destacó además que en los próximos días se enviarán cuatro toneladas más de alimentos que fueron recolectados por la comunidad venezolana en Argentina. Ese nuevo embarque humanitario será enviado por los Cascos Blancos hacia Cúcuta, la ciudad colombiana fronteriza con Venezuela.

La embajadora de Guaidó, Elisa Trotta, esta haciendo gestiones para que ingrese la ayuda de Argentina (Adrián Escandar)

“Desde el punto de vista humanitario estamos muy atentos a que pueda ingresar a Venezuela la ayuda humanitaria que enviamos y que está varada en La Guajira, precisamente en la localidad de Maicao en Colombia, porque nos impiden el ingreso”, dijo a Infobae el director de Cascos Blancos, Alejandro Daneri, quien coordinó la ayuda humanitaria donada por una empresa de San Juan y voluntarios de la Argentina.

De las 29 toneladas que se enviaron dos meses atrás vía marítima por el Pacífico, 26 toneladas provienen del aporte de la empresa de alimentos Lomas del Sol que está radicada en San Juan y las tres toneladas restantes es el aporte hecho por particulares a través de una campaña que hizo el gobierno argentino en los últimos meses en todo el país.

“Cascos Blancos continúa acompañando, en alerta, y en expectativa de que puedan entrar en territorio venezolano para asistir a aliviar el sufrimiento del pueblo de ese país y también está embarcado en el buque hospital COMFORT de los Estados Unidos ayudando a los sistemas de salud de los Estados de Latinoamérica y el Caribe que están recibiendo a migrantes venezolanos”, según comentó Daneri.

El buque con cargamento proveniente de la Argentina había llegado el 15 de junio al puerto de Cartagena y de allí se trasladó de inmediato a Maicao, donde las autoridades colombianas de emergencia humanitaria empezaron los contactos con los dirigentes de Guaidó para poder ingresar la mercadería.

Desde ese entonces no se pudo lograr que las 29 toneladas de alimentos y productos de higiene pudieran ingresar a territorio venezolano.

Las 29 toneladas de ayuda humanitaria están varadas en un galpón de Maicao a la espera de ingresar a Venezuela.

El cargamento de 29 toneladas que está varado en un galpón en Maicao contiene alimentos (aceite, arroz, choclo y latas de comida), y productos de higiene personal como pasta de dientes y jabones. No hay medicamentos en los containers para evitar problemas de barreras fitosanitarias.

La negativa de Maduro de impedir el ingreso de ayuda humanitaria no es nuevo. En marzo hubo una fuerte campaña internacional para enviar alimentos, medicamentos y otros productos de ayuda humanitaria a Venezuela. Pero no hubo caso: todo quedó al otro lado de la frontera que patrullan, día y noche, los militares que responden al régimen populista.

A %d blogueros les gusta esto: