elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Asilo

De qué países de América Latina son los refugiados que hacen de España la nación con más solicitudes de asilo de la Unión Europea por BBC News/El Nacional -26 de Febrero 2020

En lo que va de 2020 España se ha convertido, por primera vez en su historia, en el país europeo que más solicitudes de asilo recibe. Y la razón hay que buscarla en América Latin

Los venezolanos ya son los terceros mayores solicitantes de asilo en toda la Unión Europea. Y la inmensa mayoría busca refugio en España | AFP

En lo que va de 2020 España se ha convertido, por primera vez en su historia, en el país europeo que más solicitudes de asilo recibe.

Y la principal razón hay que buscarla en América Latina.

Según datos de la Comisión Europea y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) citados por el diario español El País, en las primeras seis semanas de 2020 España recibió 17.457 solicitudes de refugio, por 15.305 de Alemania y 14.767 de Francia.

Y detrás de esos números está el notable crecimiento de las solicitudes de refugio hechas por ciudadanos latinoamericanos, las que han llegado a sumar hasta 3.700 por semana.

Como es de esperar la mayoría de estos solicitantes provienen de Venezuela, el tercer país de origen de quienes buscan refugio en la Unión Europea detrás de Siria y Afganistán.

Pero en el último año la UE también ha registrado un número récord de peticiones de latinos de otras nacionalidades.

La firma de un acuerdo de paz y la desmovilización de las FARC no ha detenido el éxodo de colombianos | GETTY IMAGES

En 2019 «los colombianos presentaron más del triple de solicitudes que en 2018, pasando del decimoséptimo al quinto puesto», destaca el más reciente análisis de tendencias de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus siglas en inglés).

Y, según el mismo reporte, el año pasado también se duplicó el número de hondureños, salvadoreñosnicaragüenses y peruanos que hicieron solicitudes de asilo en los países de la UE+, denominación que también incluye a Suiza y Noruega.

Las solicitudes de cubanos también aumentaron dramáticamente (74%).

Y a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, con las solicitudes de sirios y afganos, las peticiones de asilo de los latinos se concentran casi exclusivamente en un mismo país: España.

Un único destino…

Efectivamente, según la EASO -que no publica cifras desglosadas por país de destino- más de dos tercios de las solicitudes de sirios y afganos registradas se repartieron «en dos países de la UE +», y las cifras de la CEAR dejan claro que España no es uno de ellos.

En contraste, 9 de cada 10 venezolanos (92%) pidió refugio «en un único país», y la mayoría de latinoamericanos también privilegia aquel con el que comparten un idioma y estrechos lazos históricos y culturales: España.

Cada vez más centroamericanos que antes habrían buscado refugio en EE.UU. están tratando de lograr asilo en España | AFP

«80% de las solicitudes fueron presentadas por personas de América Latina», destaca la CEAR del número récord de peticiones de asilo registradas en el país en 2019: 118.264.

Y es que con EE UU endureciendo cada vez más su discurso y políticas para con los migrantes, los latinos también parecen cada vez más dispuestos a aprovechar el hecho de no requerir de visa para viajar a tierras europeas.

«En noviembre de 2019, los ciudadanos con derecho a ingresar sin visa al Área Schengen presentaron más de una cuarta parte de todas las solicitudes en la UE +. La mayoría eran de América Latina», destaca el reporte de la EASO.

… y varios países de origen

Según las autoridades europeas, entre los cada vez más solicitantes latinoamericanos también destaca un número cada vez mayor de menores no acompañados.

Pero, como ya se hizo notar, esto no es lo único que está aumentando.

La mayoría de latinoamericanos no necesita visa para viajar a los países del área Schengen | GETTY IMAGES

Efectivamente, incluso en el caso venezolano, que es resultado de una crisis que dura años, las últimas cifras sugieren un repunte de la migración a tierras europeas.

Según la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, «los venezolanos presentaron el doble de solicitudes en 2019 que en 2018».

De hecho, noviembre de 2019 fue el mes con más solicitudes de asilo de venezolanos desde que la EASO empezó a llevar registros, en 2014.

«Los ciudadanos de Colombia, Irak, Pakistán, Turquía, Irán, Nigeria y Albania también presentaron un número significativo de solicitudes, pero de estos, solo los colombianos continuaron solicitando asilo en mayor número que en meses anteriores», destacó también la agencia europea.

Y es que la firma de un acuerdo de paz y la desmovilización de las FARC no ha detenido el éxodo de colombianos, con muchos de los que llegan a Europa afirmando huir de la violencia.

Así las cosas, en este momento 25% de todas las solicitudes de asilo hechas en España son de colombianos, no muy lejos de 35% sumado por los venezolanos.

Entre 40% restante, por su parte, se destacan hondureños (5,8%), nicaragüenses (5%), salvadoreños (4%) y peruanos (3,4%), según cifras de la CEAR.

Es una tendencia que explica por qué Honduras, Nicaragua, El Salvador y Perú ya están en el Top 30 de países solicitantes de asilo en la UE, con El Salvador ubicándose en el puesto 20.

La situación política en Nicaragua luego de las protestas de abril de 2018 ha hecho explotar el número de solicitudes de asilo de nicaragüenses | AFP

La mayoría de centroamericanos huye de la pobreza y la violencia, por lo general personificada por las maras o pandillas que asolan el llamado «Triángulo del Norte»: El Salvador, Honduras y Guatemala.

Pero el aumento más significativo es, de lejos, el de los nicaragüenses, quienes después de sumar solo 31 solicitudes en 2017 alcanzaron 1.368 en 2018 y más de 4.420 en 2019, según cifras de ACNUR-España.

Y la mayoría de los «nicas» se presentan como potenciales víctimas de la represión estatal luego de las protestas de abril de 2018.

Camino difícil

A pesar de acumular 80% de todas las solicitudes de asilo hechas en España, sin embargo, los latinos no necesariamente lo tienen más fácil.

Según la EASO, venezolanos y colombianos reciben únicamente 1% de respuestas positivas en primera instancia, en comparación con 83% de los sirios.

Aunque la institución acota que, en el caso de los venezolanos, la tasa de reconocimiento «no incluye los permisos de residencia por razones humanitarias en virtud de la legislación nacional se otorgan automáticamente a los ciudadanos venezolanos en algunos países de la UE +».

Migrantes de Venezuela, Sudán, Marruecos y Siria compartiendo la cocina del restaurante Refusión de Madrid | AFP

De hecho, según la CEAR, en 2019 España solo le concedió estatus de refugiado a 48 venezolanos, pero le emitió permiso por razones humanitarias a 39.667, lo que equivale a una respuesta negativa en únicamente 0,5% de los casos.

En contraste, durante el mismo año las autoridades españolas reconcomieron a la misma cantidad de ciudadanos colombianos, pero les emitieron permisos de residencia por razones humanitarias a solo 10, denegando un total de 5.168 solicitudes (es decir, a 98,8% de los casos fallados).

Mejor respuesta recibieron los salvadoreños (que obtuvieron estatus de refugiados en 10,5% de los casos), nicaragüenses (16%) y hondureños (19%), siempre considerando solo casos ya resueltos.

Pero, como destaca El País, España es uno de los países de la UE que menos solicitudes de asilo reconoce, ofreciendo protección internacional en únicamente 5% de los casos.

Y esto, según el diario español, la coloca «en la cola de Europa, con cifras parecidas a las de Hungría y muy lejos de la media de la UE», que según la CEAR es de 30%.

Sólo el 5% de los venezolanos que piden asilo en Europa pasan la prueba por Daniel Gómez – ALnavío – 26 de Febrero 2020

45.166 venezolanos pidieron asilo en la Unión Europea en 2019, más del doble que en 2018, cuando se aproximaron a los 22.000. Con estos números Venezuela se convierte en la tercera nacionalidad en solicitudes de asilo, por detrás de Siria y Afganistán, dos países golpeados por la guerra. El problema es que sólo 5% de los venezolanos pasan la prueba.

La mayor parte de las solicitudes se concentra en España / Foto: WC
La mayor parte de las solicitudes se concentra en España / Foto: WC

“Sólo el 5% de las decisiones de primera instancia emitidas a los solicitantes venezolanos que otorgan algunas formas de protección reguladas por la Unión Europea, ya sea el estatuto de refugiado o la protección subsidiaria, son aprobadas”, confirmó este jueves la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO).

El informe precisa que 45.166 venezolanos pidieron asilo en la UE y que la mayoría de las peticiones se concentraron en un país. No indica cuál, pero se infiere que es España, capital del éxodo en Europa.

La EASO recordó que todavía están pendientes 44.000 casos de venezolanos por resolver. 42% más que los registrados en diciembre de 2018.

Sin embargo, el informe agregó un dato que tampoco invita al optimismo a esos venezolanos que esperan por la prueba: en 2019 el índice de aprobación de las solicitudes cayó 18% respecto a 2018.

Venezuela es el tercer país en número de solicitudes de asilo por detrás de Siria, con un total de 72.000, y de Afganistán, que alcanzó los 60.000.

Venezuela es el tercer país en número de solicitudes de asilo por detrás de Siria, con un total de 72.000, y de Afganistán, que alcanzó los 60.000.

Por primera vez desde 2015, las solicitudes de asilo en la Unión Europea aumentaron respecto al año anterior. El incremento fue de 13% al acumular en las oficinas de la EASO un total de 714.000 solicitantes. La explicación de este fenómeno también está relacionada con los venezolanos.

“La mayor parte del aumento se explica por la gran cantidad de solicitudes presentadas por solicitantes que están exentos de los requisitos de visa al ingresar al Área Schengen, lo que explica por qué las solicitudes de protección internacional han aumentado, pero las detecciones de entrada ilegal en la frontera exterior han disminuido. Dichos solicitantes sin visa eran en su mayoría de América Latina e incluían, además de venezolanos, ciudadanos de Colombia, El Salvador y Honduras”, explicó el informe.

Estos abogados venezolanos tienen la solución para que Pedro Sánchez tape el agujero de las pensiones en España por Daniel Gómez – ALnavío – 13 de Febrero 2020

Jose Antonio Carrero y Raquel Pestana lideran Carrero Abogados, un bufete experto en migración. La mayoría de sus clientes son venezolanos. Como ellos. Por eso contemplan preocupados cómo el éxodo está desbordando la administración en España. En la mayoría de los casos para nada, porque el asilo, la figura a la que se acogen mayoritariamente los venezolanos, casi siempre es rechazada. ¿Esto tiene solución? La tiene, y podría ser muy útil para el gobierno de Pedro Sánchez. Estos abogados se lo cuentan al diario ALnavío.
Carrero Abogados es una firma experta en venezolanos / Foto: Carrero Abogados
Carrero Abogados es una firma experta en venezolanos / Foto: Carrero Abogados

“Una simple resolución del Consejo de Ministros como declarar a los venezolanos desplazados, una figura recogida en el derecho internacional, tendría capacidad para tapar buena parte del hueco de la hucha de las pensiones. Estamos hablando de que, si esto ocurre, más de 100.000 personas podrían tener autorización de residencia y trabajo para ponerse manos a la obra y cotizar”.

Se lo dice al diario ALnavío el abogado Jose Antonio Carrero, director de Carrero Abogados. Y lo dice porque en derecho internacional, la figura del desplazado existe para proteger la vida y la dignidad de las personas afectadas por conflictos armados y por otras situaciones de violencia. Y la Venezuela de Nicolás Maduro cumple estos parámetros.

– El colapso económico es sólo equiparable al de un país en guerra.

– El éxodo venezolano es la segunda crisis migratoria, por detrás de Siria.

– Desde Ginebra, en Naciones Unidas, afirman que el régimen persigue, reprime, tortura y mata.

“Si se reconoce a un Estado forajido como el venezolano, se reconoce a Juan Guaidó como presidente interino, ¿por qué no esto?”, apuntó a este diario Raquel Pestana, socia en Carrero Abogados.

Además, como expuso José Antonio Carrero, reconocer a los venezolanos como desplazados sería matar dos pájaros de un tiro. Primero, porque daría cobijo a cientos de miles de migrantes irregulares que trabajan y que no cotizan.

Y en línea con lo anterior, el segundo punto: los pagos a la seguridad social de los venezolanos permitirían al gobierno de Pedro Sánchez tapar el agujero de las pensiones. La hucha de las pensiones, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, cerrará 2019 en 1.500 millones de euros y todo indica que será vaciado en 2020.

El silencioso drama de los venezolanos

Carrero Abogados es un bufete de TenerifeCanarias. Está especializado en extranjería y más concretamente en los asuntos de la migración venezolana. El 95% de sus clientes son venezolanos o forman parte de esta comunidad. Tanto Carrero como Pestana son también venezolanos.

Ambos coinciden en que España está viviendo una situación insólita. Las cifras oficiales de venezolanos que arriban al país están lejos de ser ciertas. Afirman que sólo en Canarias viven más de 70.000 venezolanos, y se quedan cortos.

“Hay un desbordamiento de venezolanos en España por cuestiones culturales y lazos inquebrantables. Hoy se puede decir que la inmigración está repartida en tres. Los que tienen doble nacionalidad, los comunitarios y los irregulares. Y estos últimos son más de los que nos pensamos”, dijo Raquel Pestana.

La abogada incluso habla de “las pateras del aire”. Los aviones que vienen de Venezuela con gente sin apenas nada para sobrevivir en España. “Lo de las pateras del aire suena terrible, pero es la realidad. La gente en Venezuela malvende lo único que tiene, sus coches, sus casas, para un kit de viaje. Es decir, un billete de avión y algo para llegar. Vienen con el pasaporte en la boca. Luego desaparecen”.

Desaparecen, agregó, porque el primer requisito para estar en España ni siquiera lo conocen. El empadronamiento. “El empadronamiento se consigue con un contrato de alquiler, o con que alguien te autorice en el padrón de su casa, lo que ha generado un comercio ilegal detrás. Y sin padrón no se puede hacer nada”.

La trampa del derecho al asilo

José Antonio Carrero recuerda que a España llegan muchos venezolanos sin un plan claro para asentarse en el país, sin medios económicos, sin fiador, sin aval bancario, y con una simple esperanza infundada en los grupos de Facebook: el derecho al asilo.

“El 99,9% de las solicitudes de asilo son rechazadas. De 100.000 solicitudes apenas se aprueban 40”, dijo.

Explicó que para que a un venezolano se le apruebe el derecho al asilo, “debe tener una experiencia personal de persecución detrás”. De lo contrario, correrá la mala suerte que han corrido muchos.

Además, Carrero apuntó que los trámites de asilo se están demorando mucho porque el personal de extranjería está desbordado. “En el caso que mejor conozco, el de Santa Cruz Tenerife, están dando cita para el asilo para mediados de 2021”.

Estos tiempos de espera tan prolongados lo que están haciendo “es engrosar las listas de trabajo en negro y economía sumergida”. Porque, agregó, la prioridad del venezolano es trabajar. Trabajar, eso sí, de forma legal. Con lo que ello supone: cotizar y contribuir a la seguridad social. A tapar ese hueco de las pensiones que señaló el abogado.

El permiso humanitario que concedió España a 40.000 venezolanos fue gracias a esta ONG por Daniel Gómez – ALnavío – 20 de Diciembre 2019

39.697 venezolanos han recibido un permiso humanitario que les permite residir y trabajar legalmente en España. La ONG Un Salvavidas para Venezuela ha jugado un papel fundamental en que esto sea así, negociando con los partidos políticos, estableciendo contacto con otras organizaciones, con el gobierno, con Europa e incluso con la Casa Real. Hoy celebran el resultado del esfuerzos. Lo agradecen. Y también fijan nuevos objetivos.

Esta ONG de venezolanos se fundó en 2005 / Foto: Un Salvavidas para Venezuela
Esta ONG de venezolanos se fundó en 2005 / Foto: Un Salvavidas para Venezuela

“Lo conseguido es muy importante”, dice al diario ALnavío el venezolano William Cárdenas, coordinador de la ONG Un Salvavidas para Venezuela, creada en 2005 para ayudar a compatriotas que han viajado a España en busca de un mejor futuro.

Para Cárdenas y el resto de integrantes de la ONG este viernes es un día de celebración. Se supo que 39.697 venezolanos han recibido permisos humanitarios en España, una medida de excepción aprobada por el gobierno de Pedro Sánchez para atender a aquellos venezolanos que migraban al país, pero que veían cómo las autoridades les negaban el estatus de refugiado o de protección subsidiaria al no cumplir los requisitos que traza la ley.

“Esto es un primer paso. Más adelante habrá que determinar cuáles serán las medidas posteriores dependiendo de lo que ocurra en Venezuela. El carácter temporal de la medida indica que está sujeta a eventuales cambios. El gobierno podría prorrogarla y extender la prórroga al menos a otro año más”.

Según la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, al96% de los venezolanos que llegan a España se les niega este tipo protección. Cuando se hacía firme esta resolución, explicó Cárdenas, se les daba un plazo de 15 días para abandonar España. “Al no tener residencia legal estaban en desprotección”.

A partir de 2019 esto cambió, pero el gobierno comenzó con las concesiones de permiso humanitario por razones excepcionales. De esta forma a los que se les negó el asilo no sólo consiguen residencia por un año (prorrogable a dos), sino que también logran papeles para trabajar.

“Esta medida apareja el permiso de trabajo casi de forma automática. Es lo que necesitan estos venezolanos que han llegado huyendo de la realidad en Venezuela. Son personas formadas que tienen que proveerse su sustento y el de sus familiares. Además, no sólo contribuyen al bienestar de los suyos, sino al de España con el pago de los impuestos nacionales y de la seguridad social”, comentó William Cárdenas.

Un Salvavidas para Venezuela comenzó a trabajar por el permiso humanitario para venezolanos en mayo de 2018. Entonces estaba el gobierno de Mariano Rajoy, pero duró poco ya que en un mes el PSOE de Sánchez lo tumbó con una moción de censura. Esto no frenó los esfuerzos de la ONG.

Primero se pusieron en contacto con Fernando Fernández, defensor del Pueblo, quien envió una recomendación al ministro del Interior socialista, Fernando Grande-Marlaska.

Mientras, lograron el apoyo del PP y de Ciudadanos en el Congreso y en el Senadopara impulsar la iniciativa. También se aliaron con otras 60 ONGs para dirigirse a Pedro Sánchez, a la Comisión Europea, a la Eurocámara, e, incluso, a la Casa Real.

Gracias a la suma de esfuerzos el Ministerio del Interior comenzó a implantar el permiso humanitario. William Cárdenas ahora dice estar agradecido. A las autoridades que le brindaron apoyo, y a los venezolanos que confiaron en su ONG. También se marca nuevos retos.

“Esto es un primer paso. Más adelante habrá que determinar cuáles serán las medidas posteriores dependiendo de lo que ocurra en Venezuela. El carácter temporal de la medida indica que está sujeta a eventuales cambios. El gobierno podría prorrogarla y extender la prórroga al menos a otro año más”, dijo.

España concede un permiso humanitario a casi 40.000 venezolanos por María Martin – El País – 20 de Diciembre 2019

La Oficina de Asilo resuelve más de 60.000 peticiones, pero aún acumula 120.000

asilo venezolanos
Familias con niños demandantes de asilo el pasado 26 de noviembre frente al Samur Social. DAVID G. FOLGUEIRAS

Casi 40.000 venezolanos han recibido este año un permiso para residir y trabajar legalmente en España por razones humanitarias. Las 39.697 autorizaciones tienen un plazo de un año, prorrogable 12 meses más. Este reconocimiento se concede prácticamente en su totalidad a venezolanos solicitantes de protección internacional que no cumplen con los requisitos establecidos por ley para ser reconocidos como refugiados pero que, por decisión del Gobierno, reciben casi automáticamente este permiso. Otras nacionalidades, como la ucrania, la salvadoreña, la hondureña y la colombiana, suman entre todas poco más de un centenar de autorizaciones de este tipo.

Priorizar la resolución de los expedientes de venezolanos, más de un 60% de todos los casos estudiados, es parte de la estrategia adoptada por el Ministerio del Interior para aliviar la saturación que enfrenta la Oficina de Asilo y Refugio. Los venezolanos, sumidos en una crisis humanitaria, suponen aproximadamente el 35% de los casi 110.000 solicitantes de asilo que han llegado a España este año; y la resolución rápida de sus casos permite descongestionar ligeramente el sistema. Aunque sobre el papel, debe estudiarse caso por caso, los expedientes de los venezolanos se tramitan más rápido porque a un 96%, según la EASO, se les deniega el estatus de refugiado o la protección subsidiaria, las principales figuras de la protección internacional.

La Oficina de Asilo acumula cerca de 120.000 expedientes sin resolver, casi una cuarta parte del total de casos pendientes en toda la Unión Europea, según datos de septiembre de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO, en sus siglas en inglés). La demora en resolver los casos ha llevado ya a la red de acogida, a la que acuden los solicitantes de asilo más vulnerables, al borde del colapso. Desde hace meses son recurrentes las imágenes de familias durmiendo al raso en Madrid.
A pesar de las cifras que posicionan a España como uno de los países más lentos en resolver expedientes de la UE, la Oficina de Asilo ha resuelto este año 62.641 solicitudes, cinco veces más que en 2018.

Interior atribuye esta mejora al plan de choque que puso en marcha el ministro Fernando Grande-Marlaska y por el que, hasta ahora, se han convocado 219 plazas de interinos para reforzar la plantilla y se trabaja en actualizar un programa informático de los años 90.

Los chavistas también huyen de Venezuela y piden asilo en la frontera de México con Estados Unidos por Elizabeth Ostos – Infobae – 15 de Diciembre 2019

Son ex militares, policías y funcionarios gubernamentales quienes quieren colarse entre la frontera y así aspirar a ser beneficiarios del “sueño americano”

José Raúl integró la Guardia Nacional Bolivariana durante 15 años. Ahora espera en Matamoros que le concedan asilo para ingresar a Estados Unidos.

José Raúl integró la Guardia Nacional Bolivariana durante 15 años. Ahora espera en Matamoros que le concedan asilo para ingresar a Estados Unidos.

(Desde Matamoros, México) “El caso de la migración desde Venezuela es muy particular. Han salido del país millones de personas por motivos políticos y económicos. La tesis de miedo creíble de volver a sus casas es la que mueve a los venezolanos a pedir asilo, pero no todos son merecedores de una protección de parte de gobiernos del mundo. A la frontera con México están llegando funcionarios del chavismo con ciertos grados de responsabilidad de la crisis actual de esa nación”.

Así lo declaró a Infobae el activista por los derechos los migrantes John Urbina, residente en Matamoros, México, ubicada a metros del punto fronterizo de Brownsville, Texas.

Advierte que “desde febrero hemos visto cómo está llegando gente de Venezuela alegando persecución política dura y pura. Al entrevistarlos notamos que emigran por motivos económicos. Son la mayoría. Pero también hemos recibido a ex oficiales del Ejército y de la Guardia Nacional y a ex funcionarios de ministerios, gobernaciones y alcaldías”.

Aseguró que los militares y policías dicen que se rehusaron a reprimir a manifestantes en los primeros años del gobierno de Maduro, entre 2013 y 2017, y que por eso son perseguidos y no pueden volver a su país.

“Los ex funcionarios civiles dicen que denunciaron hechos de corrupción en entidades públicas como Petróleos de Venezuela, el servicio de identificación y de aduanas o la policía judicial. En algunos casos llegan a la frontera y contactan abogados de Estados Unidos para que los asesore, esto indica que tienen recursos”.

Urbina, quien también traduce del español al inglés testimonios de migrantes, habla a título personal. “Son percepciones con base a mi experiencia; pertenezco a un grupo de activistas que apoya a todo el que llega, sobre todo a los que están con las manos vacías. Creo que entre los venezolanos hay categorías de migrantes”.

Un tramo del río Bravo en la frontera entre México y Estados Unidos

Un tramo del río Bravo en la frontera entre México y Estados Unidos

Explicó a este medio que en Matamoros y Tijuana está la mayoría de los sudamericanos. “Hemos intercambiado información con colegas activistas y coincidimos en que hay quienes cruzan la frontera entre México y Estados Unidos con pasaportes vencidos o con niños que nunca han portado ese documento, solo el certificado de nacimiento”.

Las clases medias venezolanas se preparan más y mejor. Así lo cree Ricardo S. (nombre ficticio solicitado por el declarante) ex agente de la patrulla fronteriza americana quien trabaja como paralegal (asistente de abogado) en Brownsville.

“Parte de mi trabajo es conversar con los que dicen tener dinero para pagar asesoría legal. Hay quien viene con carpetas llenas de papeles, fotos y memorias portátiles en donde se escanean las supuestas pruebas de persecución. En este caso, ni salieron corriendo de Venezuela ni justifican un miedo creíble de volver. Esos casos son víctimas del hampa común o alguna vez tuvieron cargos de responsabilidad en el gobierno de Chávez. Sin dudas, no son perseguidos políticos”.

Señala que otra categoría del migrante venezolano pertenece “a gente muy joven que no ha visto más gobiernos que los de Chávez y Maduro. Son muchachos que pusieron el pecho a la policía entre los años 2014 hasta fines de 2017, muchos han estado presos. Esos son los verdaderos perseguidos políticos que sin pasaporte y sin visas tocan las puertas de los Estados Unidos”.

Con los funcionarios chavistas

En una de las carpas que migrantes han instalado entre Matamoros y Brownsville, Infobae contactó a José Raúl. Reconoce que perteneció a la Guardia Nacional Bolivariana varios años. “Mis funciones eran del control y la prevención del microtráfico de drogas en las aduanas, trabajé por todo el país en el gobierno de Chávez y no tuve problemas con mis superiores”.

Dice que “mis problemas empezaron en 2014 cuando me trasladan desde el estado Táchira (frontera con Colombia) a Caracas. Dejé de prestar mis servicios en las aduanas y me asignaron a un pelotón de funcionarios que tenían la obligación de reprimir a manifestantes. En los primeros tres meses de eso año había muchos conflictos en Caracas”.

– ¿Reprimiste a algún manifestante?

– Manejé un tanque llamado “El Rinceronte” desde donde salía agua para dispersar a los manifestantes. Nunca empuñe un arma en contra de alguien. Por eso me expulsan de la guardia Nacional en 2017.

– ¿Estas inscrito en el Partido Socialista Unido de Venezuela?

– Si lo estoy, me obligaron a hacerlo. Si no lo hacía, perdía mi trabajo.

– ¿Por qué quieres ir a Estados Unidos?

-Porque no quiero ir a un lugar en donde me rechacen por venezolano o por chavista. Nunca lo fui, pero nadie me cree. No hay forma de que yo justifique 15 años de trabajo para el gobierno. Yo era un funcionario más, me gusta la milicia, las armas, por eso entre a la Guardia Nacional. En febrero es mi cita con un juez de inmigración en los Estados Unidos, sé que le podré demostrar que si regreso a Venezuela me matan.

En la charla interviene Raimundo, un ex funcionario de la gobernación del Estado Zulia. Está temeroso con hablar con la prensa, “porque no sé si son objetivos o si ganarán plata con mi testimonio”.

Accede a contar su versión. “Yo trabajaba en la dirección de salud del gobernador Francisco Arias Cárdenas, amigo personal de Chávez. En 2010 denuncié hechos de corrupción ante mis superiores. Desde ese momento, se estancó mi carrera en la gobernación, soy graduado en administración de empresas y quería escalar posiciones en el sector público. Aguanté humillaciones hasta el 2017 y decidí renunciar. Intenté trabajar en el sector privado. El bajo sueldo y mi pasado relacionado con los chavistas me marcó. Por eso salí de Venezuela”, dijo.

Está en Matamoros desde septiembre de 2019 y su cita con un juez de migración está pautada para Marzo de 2020.

Crecen las solicitudes

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, 28.660 venezolanos solicitaron refugio o asilo a ese país durante 2018. La cifra abarca a los que tienen visa y a los que piden protección en la frontera México- americana.

Esto constituye 31% del total de los solicitantes de asilo al gobierno de Donald Trump.

La cifra puede aumentar si tomamos en cuenta que la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados- Acnur- informó que al 5 de diciembre son 4.769.498 los venezolanos migrantes en todo el mundo. De esa cifra 2.152.521 tienen permiso de residencia y de estancia regular y 751.732 obtuvieron el estatus de refugiados.

La cifra de venezolanos que ha huido del régimen chavista ya se acerca a los 5 millones, según datos de la ACNUR (EFE)

El informe señala que las naciones que más refugios han aprobado a los venezolanos son Perú con 377.047, Colombia con 119.224 y Estados Unidos con 105.421.

Para el encuestador venezolano Félix Seijas, “mientras persista la crisis económica y no haya certidumbre de que se conjure la política seguirá saliendo gente. En los primeros años de movimiento migratorio se iban los venezolanos de más recursos y preparación además de un alto perfil opositor desde el punto de vista político. Son los que podían invertir capitales y emprender negocios a donde llegaran. Desde hace unos seis años y hasta el presente emigran los chavistas y los opositores, todos son víctimas de la crisis económica y social”.

Reveló a Infobae que los primeros migrantes criollos salían por avión y con documentos, “fue la migración organizada. Luego dio paso a la huida por autobuses y hacia el sur. Esta es desordenada y es la que más preocupa a los países de la región muy especialmente a Colombia, Perú y a Ecuador que es en donde más está concentrada la diáspora venezolana. Los servicios de salud, educación y de seguridad de ciertas poblaciones están colapsados ante tanto venezolano ingresando con o sin visas a esos países”.

Brasil dio refugio a 21.000 venezolanos solicitantes de asilo, confirma Acnur por Carmen Victoria Inojosa – La Patilla – 13 de Diciembre 2019

Venezolanos cruzan la frontera hacia Brasil. / Foto Meridith Kohut / The New York Times

El Comité Nacional para los Refugiados de Brasil (Conare) otorgó refugio a 21.000 venezolanos solicitantes de asilo. A partir de ahora, los venezolanos que cumplan con los criterios necesarios serán procesados a través de un mecanismo acelerado sin necesidad de una entrevista.

Para beneficiarse de la nueva disposición, quienes soliciten asilo deben vivir en Brasil, no tener ningún otro permiso de residencia en el país, ser mayores de 18 años, poseer un documento de identidad venezolano y no tener antecedentes penales en Brasil.

Para la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados “esta medida constituye un hito en la protección de los refugiados en la región”. En junio el Conare reconoció que la situación en Venezuela equivale a violaciones graves y generalizadas de los derechos humanos.

Las autoridades brasileñas calculan que unos 224.000 venezolanos viven actualmente en el país. Un promedio de 500 venezolanos cruzan la frontera con Brasil todos los días, principalmente por el estado de Roraima.

Hasta la fecha, los venezolanos han presentado más de 750.000 solicitudes de asilo en todo el mundo, la mayoría en países de América Latina y el Caribe. Brasil ha registrado más de 120.000.

Tras el deterioro de la situación dentro de Venezuela, a principios de este año, la Acnur alentó a los gobiernos a reconocer la condición de refugiado de los venezolanos a través de determinaciones grupales.

Desde 2015 más de 4,7 millones de venezolanos han huido de la crisis humanitaria compleja. Se estima que para 2020 la migración de venezolanos alcance los 6,4 millones.

La migración venezolana bate otro récord en España: 105 asilados nuevos por día, 40.000 al año por David Placer – ALnavío – 8 de Noviembre 2019

Más de 28.000 venezolanos han solicitado asilo político en España en los primeros nueve meses del año. Son 105 nuevos solicitantes cada día, lo que supone un aumento del 50% respecto al 2018, año en el que ya se había batido récord.
Por el aeropuerto de Barajas en Madrid entra la migración venezolana / Foto: Trainline
Por el aeropuerto de Barajas en Madrid entra la migración venezolana / Foto: Trainline

La migración venezolana ha batido otro récord en España con la llegada de más de 28.000 solicitantes de asilo político en los primeros nueve meses de 2019. Los solicitantes de protección internacional por sus ideas políticas entre enero y septiembre alcanzan los 28.429 ciudadanos, lo que supone 3.158 nuevas llegadas al mes, es decir, 105 nuevos solicitantes por día. La cifra representa un aumento del 50% respecto al 2018 y del 400% respecto a 2017, según las cifras oficiales de la dirección general de Política Interior del gobierno de España.

Los venezolanos suelen llegar a España a través del Aeropuerto de Barajas(Madrid) como turistas, pero una vez que pasan los controles fronterizos, acuden a cualquier oficina de la Policía Nacional a solicitar asilo político. La mayoría argumenta persecución por haber participado en marchas y manifestaciones en contra del régimen de Nicolás Maduro.

Unos 40.000 venezolanos habrán solicitado asilo político en España al cierre de este 2019. La cifra supone un aumento del 50% con respecto a 2018 y del 400% con respecto a 2017.

Con estas cifras Venezuela es, de nuevo, el primer país en número de solicitantes de asilo político, pero se está disparando. 10.000 venezolanos solicitaron asilo en España en 2017. La cifra aumentó hasta los 28.000 en 2018 y se espera que a final de este año ronde los 40.000.

Aunque el gobierno de España rechaza la mayoría de las solicitudes de asilo, casi todos reciben de forma inmediata el visado por razones humanitarias. Se trata de un tratamiento único que no recibe ninguna otra nacionalidad y que los venezolanos disfrutan desde abril de este año.

El presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, utilizó el dato en el debate electoral transmitido este lunes en la televisión española para defenderse de los ataques de sus rivales políticos de Partido Popular, Ciudadanos y Vox que lo señalan por su cercanía y manga ancha con el chavismo. Sánchez aseguró que, sobre el caso de Venezuela, sólo tenía que mencionar que la mayoría de las concesiones de refugio y asilo otorgadas por España habían sido a ciudadanos venezolanos.

El gobierno de Sánchez ha concedido el visado por razones humanitarias que las asociaciones y entidades venezolanas trabajaban con el Ejecutivo español desde antes de que Mariano Rajoy fuese expulsado de la Presidencia por la moción de censura parlamentaria. Tras la aprobación de este visado, este año, las solicitudes de asilo político no han dejado de crecer.

La mayoría de solicitudes de España se tramitan en la sede de la Oficina de Asilo y RefugioOAR, de la calle Pradillo 40, de Madrid. Allí, los solicitantes son citados para notificar la resolución. Hasta abril, la llamada suponía una gran angustia para el colectivo, dado que el 90% de las solicitudes eran rechazadas. Hoy, es una gran noticia. Casi todos los venezolanos tienen la certeza de que obtendrán el visado humanitario.

Antonio, un hombre de 45 años procedente de San Cristóbal, ciudad del occidente de Venezuela, acudió esta semana a la sede de la oficina con sus hijas y su nieto. Habían participado en las protestas contra Nicolás Maduro. Una de sus hijas sufrió una rotura de clavícula y la otra una fractura en el pie. Fueron perseguidos por los colectivos chavistas de la ciudad y, con el agravamiento de la crisis venezolana, decidieron emigrar a España y solicitar el asilo político. La petición fue denegada esta semana, pero todos los miembros de la familia recibieron su visado por razones humanitarias que da derecho a un año de permiso de residencia y trabajo, renovable otro año más.

“Han pasado cuatro años desde que formulé por primera vez la solicitud. Podía trabajar con la tarjeta roja, pero ahora ya estoy más tranquilo, porque tendremos dos años más de residencia y, con eso, podremos regularizar nuestra situación”, explica al diario ALnavío.

Dos venezolanos perseguidos políticos del régimen de Nicolás Maduro, Sergio Contreras y Jesús Alemán, han creado la asociación Yo soy refugiado que ayuda a los solicitantes de asilo en su llegada a España. “Estos meses pasados (septiembre y octubre) por el inicio del año escolar, pero esperamos un repunte de llegadas en enero y febrero cuando los pasajes aéreos bajen. Es ahora el factor más importante para planificar el viaje familiar”, explica a este diario Sergio Contreras.

Venezuela es el primer país de origen de los solicitantes de asilo en España, con 28.429 peticiones, seguido por Colombia con 18.751 y Honduras con 4.672.

En los nueve primeros meses de 2018, más de 82.000 inmigrantes han solicitado refugio político en España. Con la denegación, sólo los venezolanos obtienen el visado por razones humanitarias. El resto de inmigrantes debe apelar su caso e intentar ganar en los tribunales el derecho al refugio o a la residencia. Con las apelaciones judiciales, que llegan hasta la Audiencia Nacional, los inmigrantes ganan tiempo para solicitar, en paralelo, la residencia por arraigo, tras permanecer más de dos años en territorio español.

Por provincias, Madrid acapara la mayoría de solicitudes (más de 36.397). Le sigue, de lejos, Barcelona, con más de 8.787 solicitudes, Valencia con 3.478 y Melilla con 3.047. La mayoría de los asilados solicita protección en las oficinas de la policía (más de 75.000), pero unos 4.700 hacen la solicitud en los aeropuertos o en los puestos fronterizos. Sólo 243 han pedido este año asilo y protección en las embajadas de España en el exterior, entre ellos, Leopoldo López, quien se encuentra como huésped en la residencia del embajador español en Caracas.

Asilo y Refugio – Ministerio Interior – España

El drama de los refugiados en Madrid: «Venimos huyendo de Venezuela y ahora estamos en la calle» por Cris de Quiroga – ABC – 19 de Octubre 2019

Varios voluntarios dan comida y abrigo a los refugiados en las puertas del Samur Social
Varios voluntarios dan comida y abrigo a los refugiados en las puertas del Samur Social 

El colapso del Samur Social deja a familias de solicitantes de asilo con niños durmiendo al raso

A las puertas del Samur Social, hay un colchón sin dueño. Bernardo Méndez durmió sobre él, junto a su mujer y su niño de 5 años, durante dos noches. Esta familia cubana consiguió guarecerse en el centro de acogida de emergencia, donde lleva ya una semana; el colchón -un regalo de un vecino- se lo cedieron a unos venezolanos que solicitaron asilo tras ellos, y estos a los que vinieron después.

Es la puesta en escena de un problema que persiste desde hace meses y que ha empeorado esta semana, cuando varios menores durmieron con sus padres al raso. Desde el Ayuntamiento de Madrid aseguran que el sistema está «colapsado» y se atrincheran bajo el lema de que «es competencia del Gobierno». No obstante, tras reunirse este martes con representantes de los ministerios de Interior y Migraciones, el Consistorio ofreció ayer al Ejecutivo central siete espacios donde sería posible ubicar nuevos centros de acogida.

Los 6.000 solicitantes de asilo que prevé el Ayuntamiento que llegarán hasta final de año «competirán» por una plaza en alguno de estos centros. Si bien el 80% son latinoamericanos (en especial, venezolanos), según el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte (Cs), el número 10 de la carrera de San Francisco era este jueves un popurrí cultural.

Los voluntarios reparten sopa caliente a las personas demandantes de asilo y refugio
Los voluntarios reparten sopa caliente a las personas demandantes de asilo y refugio

Mamukek, un hombre de 50 años, natal de Tiflis, capital de Georgia, se acomodaba para cumplir su trigésimo día en la calle. Compartía colchón y mantas con su compatriota Mguram, más afortunado: el jueves sería su cuarta noche. Cerca de ellos, una familia siriadescansaba sobre un par de maletas con dos niños, de 16 y 13 años. El hermano mayor sabía hablar alemán: «Hemos dormido dos noches en la calle». Después de un rato esperando, no se sabe muy bien a qué, desaparecían. «De aquí los mandan al hostal Welcome, que no es mejor», aseguraba una mujer, que se presentó junto a varias personas, alrededor de las 21 horas, con caldo, galletas, algún bollo y café. No son vecinos de La Latina, sino colaboradores de la Red de Solidaridad Popular Latina-Carabanchel.

Bernardo Méndez, veterinario venezolano y demandante de asilo: «Un vecino nos regaló un colchón y arroz con lentejas»

Mientras Bernardo Méndez disfrutaba de su frugal cena, esta mujer (que prefiere no desvelar su nombre) le preguntaba por el destino de aquellos que venían y se habían marchado en los últimos días, como Fátima, una muchacha siria. «La solución es hacer política social; no puede ser que los que no llegamos a fin de mes nos estemos ocupando de ellos», comenta esta colaboradora.

A por la tajerta roja

La mayoría de extranjeros acuden al Samur Social para solicitar la conocida como «tarjeta roja». Méndez ya ha conseguido su documento de refugiado político, tras escapar hace casi un mes de las cartillas de racionamiento de La Habana. Ha viajado con su familia a Rusia, Serbia, Macedonia y, por fin, Barcelona y Madrid. «Allá vivimos engañados», critica este veterinario, opositor al régimen cubano, que tiene cita el próximo 23 de octubre con la asistente social, donde espera entrar en un programa de ayuda y poder ir a una vivienda compartida.

Adolfo y Patricia, de 51 y 32 años, vendieron su casa, su coche y todas sus pertenencias para huir de Venezuela. «El comer era una proeza, el vestir otra más», asegura ella, abogada. Este matrimonio, recién llegado ayer a la capital, esperó alrededor de una hora frente a las oficinas del Samur Social, con una maleta y tres hijos, de 17, 11 y 7 años. Pero aguardaron en vano. «Nos han dicho que están colapsados», dijo Patricia después de que los trabajadores les facilitaran nada más que información. Si ayer no hubo menores durmiendo en la calle fue porque esta familia de clase media tuvo suerte, ya que una conocida les ofreció su casa en Madrid, mientras tratan de regularizar su situación. «Venimos huyendo de Venezuela y ahora estamos en la calle», sostiene Patricia que, aún así, reconoce que son unos «privilegiados» por haber podido dejar atrás la «crisis» que vive su país.

La familia venezolana que, recién llegada, solicitó asilo, sin éxito
La familia venezolana que, recién llegada, solicitó asilo, sin éxito

Karim Soussi (37 años) es de Túnez y lleva seis días durmiendo al raso, viendo pasar a otros que, como él, piden refugio. «Llegan después, pero les dejan entrar y a mí no», se queja, e insiste en que es «discriminación». Hace un año salió de su país, «enfadado con el Gobierno», y viajó a Marruecos. Logró llegar a Melilla, desde donde lo enviaron a Mérida. Aguantó allí cuatro meses, hasta que se subió a un autobús rumbo a Holanda. Tras pasar por dos campos de refugiados en Ámsterdam, fue deportado y traído de vuelta a Madrid. El 25 de octubre tiene una cita con la Policía. «No sé adónde me mandarán esta vez», se resigna Karim, que ha ejercido como peluquero y taxista, y quiere encontrar un trabajo para, «algún día, volver a Túnez y comprar una casa, con una pizzería debajo».

Cada semana, 150 personas son atendidas por el Samur Social y, en lo que va de año, el número de refugiados casi se ha duplicado, hasta los 35.000. Está por ver si las nuevas 1.350 plazas que habilitará el Ayuntamiento, en cuanto Trabajo dé el visto bueno, atajarán este problema.

 

A %d blogueros les gusta esto: