elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Asamblea Nacional

Guaidó retó a Maduro a caminar por las calles durante un candente debate en la AN por Yimmerlys López – Caraota Digital – 9 de Octubre 2019

«Vamos a cualquier calle de Venezuela, por la que quiera, a ver que dice la gente, a ver quien es el payaso», este fue el reto de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela a Nicolás Maduro durante la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN) este martes 8 de octubre.

La candente intervención en el Parlamento fue difundida este miércoles por el Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE), en donde Guaidó invitó a Maduro a recorrer las calles del país y «despojarnos de la cobardía».

«Vamos a darle. Lo reto hoy. Venezuela entera es testigo del reto, al jefe de ustedes, el día que quieran, en la calle que quieran, vamos a caminar a ver quien es el cobarde», declaró Guaidó.

Guaidó le indicó a la bancada del régimen en la AN que le llevara la propuesta a su jefe, que explicó «era sencillita». «Elección presidencial realmente libre, Consejo de Estado y separación de los cargos ¿Cual es el miedo?», señaló.

El presidente encargado instó al régimen a perseguir a los irregulares y a ejercer soberanía, y no a seguir con una «cantaleta» para distraer la atención del pueblo venezolano «que necesita comida, agua, medicina, electricidad y soluciones que pasan por la presidencia».

«Vamos a despojarnos pues, déjense la cobardía, vamos a responder a nuestra gente, a los venezolanos, que hoy claman por cambio», dijo.

Asimismo, reiteró el llamado a las calles este 24 de octubre en el estado Zulia.

 

Centro de Comunicación Nacional estrena aplicación móvil para combatir la censura y los fake news -Asamblea Nacional – 10 de Octubre 2019

El Centro de Comunicación Nacional (CCN), puso a disposición de todos los venezolanos, dentro y fuera del país, su nueva aplicación para combatir la censura y los fake news en Venezuela.

Con esta aplicación gratuita, desarrollada por el equipo del CCN que dirige el periodista venezolano Alberto Federico Ravell, se podrá acceder a las noticias e informaciones del Gobierno legítimo de Venezuela.

Para su versión Android haz clic aquí.

Para su versión iOS haz clic aquí. 

“Recuperar Pdvsa requerirá una inversión de entre 180 y 200 millardos de dólares” por Estefani Brito – El Nacional – 9 de Octubre 2019

Elías Matta, presidente de la Comisión de Energía Eléctrica, presentó la reforma integral de la Ley de Hidrocarburos y la Ley de Minas

Foto: Archivo

La Comisión de Energía Eléctrica de la Asamblea Nacional debatió este miércoles la reforma integral de la Ley Orgánica de Hidrocarburos y la Ley de Minas, con las que esperan implementar los cambios necesarios en el sector para salir de la crisis económica.

Elías Matta, presidente de la instancia, explicó que con esos instrumentos legales la empresa privada tendrá más protagonismo y participación, lo que permitirá generar los ingresos necesarios para “salir de la precariedad económica a la que ha llevado la corrupción y políticas públicas erradas del régimen”.

“Recuperar la industria petrolera para que vuelva a tener un nivel de producción óptimo tardará entre 8 y 10 años y requerirá una inversión de entre 180 y 200 millardos de dólares”, aseguró el parlamentario.

A su juicio, estos recursos solo pueden obtenerse a través del sector privado, abriéndole las puertas y permitiéndole que produzca los barriles “que hoy no se pueden producir porque el Estado no tiene recursos, producto del mal manejo de la industria, la impericia, la corrupción y las políticas erradas”.

Matta destacó que con la ley respectiva, Petróleos de Venezuela S. A. continuará siendo una empresa estatal, mientras que las empresas mixtas podrán llevar la producción a 2.500.000 barriles de petróleo.

La reforma que se ha planteado de ocho artículos de la ley, que cuenta con un consenso de alrededor de 60% de los partidos, sirve para modificar los términos y condiciones de los contratos con el objetivo de equiparar las condiciones laborales de los trabajadores de las empresas mixtas con las que tienen los trabajadores de Pdvsa.

Minería

Ante la dependencia de la economía del sector petrolero, el parlamentario indicó que el sector minero puede ser otra fuente de ingresos para el país.

Mencionó que el proyecto de ley, producto del consenso del Plan País, se adapta al asunto de la explotación minera y a la protección del medioambiente. “Se establecen impuestos más transparentes, no engorrosos, donde las regalías quedan claramente definidas de acuerdo con el tipo de mineral”, precisó.

Afirmó que con esta ley se podrán manejar adecuadamente los recursos debido a la explotación minera, que puede generar en alrededor de 10 años entre 10.000 y 15.000 millones de dólares en ingresos.

“Esto hoy no existe porque todo lo que ha generado la explotación minera se lo han robado”, enfatizó.

Señaló que ambos proyectos serán presentados en plenaria el próximo año, cuando se tenga el consenso político necesario.

Ruptura o continuidad por Luis Manuel Aguana – La Patilla – 5 de Octubre 2019

safe_image.jpg
Luego que la Asamblea Nacional oficializó la cohabitación con el régimen de Nicolás Maduro con la aprobación del Acuerdo del martes 1 de Octubre, el ex Embajador ante la ONU, Diego Arria, publicó en su cuenta de twitter el siguiente mensaje: “Esta realidad nos coloca a todos a escoger: Ruptura o continuidad” (ver https://twitter.com/Diego_Arria/statuses/1180212517672570881). Estoy seguro que el Dr. Arria estaba muy claro en la profundidad de la corta pero contundente expresión “Ruptura o Continuidad”. Pero de lo que estoy más seguro es que los venezolanos no han llegado a comprender todavía su profundo significado. Y lo digo no solo por el poco eco que recibió ese tuit, sino porque Arria lleva años diciendo lo mismo de los mismos actores, y todavía los venezolanos siguen dándose golpes con la misma pared, obteniendo los mismos resultados, Einstein dixit.

Durante las primarias del 2012, Diego Arria publica una cuña para el cierre de su campaña de precandidato presidencial con estas palabras: “Venezolanos, me siento obligado a hablarles con absoluta franqueza: tengo diferencias fundamentales con los que participan en el proceso de las primarias. Ellos piensan que es posible gobernar con los poderes secuestrados por el régimen. Yo no. Yo represento la ruptura. Es ahora o nunca. Vota por mí. En mis manos no se perderá la victoria.” (ver Diego Arria: La Ruptura, en https://youtu.be/W-y_9AfVoB0).

Pero la oposición venezolana no creyó en Arria ni en todos los que pensábamos en ese entonces que el régimen impediría un cambio, como en efecto lo logró, permaneciendo en el poder. Los venezolanos confiaron que Henrique Capriles defendería la victoria. No recordaré la triste expresión de Capriles de mandarnos a bailar salsa y permanecer en las casas “porque habría muertos”, cuando el pueblo le exigía defender los votos. Han pasado más de 7 larguísimos años de eso, con no solo mas muertos, sino con la hambruna y el éxodo que vinieron después. Si alguna lección debió aprenderse de aquel tiempo a esta parte es que no es posible tolerar al régimen, sino mucho menos gobernar con los poderes secuestrados por él, como lo dijo premonitoriamente Diego Arria en el año 2012.

¿Y quienes participaron en esas primarias que pensaban que era posible gobernar con los poderes secuestrados? ¡Sorpresa! Los mismos que aprobaron el acuerdo del 1ro de Octubre de 2019, donde se pretende establecer lo que acordaron en Barbados y continuaron en Caracas, y que va exactamente en la misma línea de cogobernar con los delincuentes que han destruido a Venezuela, a saber, entre otros: 1) Renuncia simultánea de Maduro y Guaidó a sus respectivos cargos de “Presidentes”; 2) Establecimiento de un Gobierno de Transición compartido con el régimen al 50%; 3) Incorporación de los diputados del PSUV a la Asamblea Nacional (que ya se cumplió), seguido del desmontaje de la Constituyente del régimen (que no ha ocurrido, ni creo que ocurra); 4) Acuerdo negociado de nuevos Rectores para el Consejo Nacional Electoral-CNE, que incluye una supuesta “depuración” del Registro Electoral como carnada atractiva para la población, en un intento de convencer a los venezolanos que el proceso será limpio.

Cuando ese Acuerdo de la Asamblea Nacional habla de Transición, ES DE ESA TRANSICION DE COGOBIERNO CON EL REGIMEN al que se refiere, no del Gobierno de Transición establecido en el mantra del 23 de Enero sin los delincuentes de Maduro. ¡Ojo con eso! Como me gustaría que Juan Guaidó desmintiera esto.

Es eso lo que se nos viene encima a los venezolanos. Y al ser ya un Acuerdo de la Asamblea Nacional, lo que cabe esperar entonces es elecciones. No les molestare de nuevo diciendo que la contra a esta barbaridad es convocar a una Consulta Popular Plebiscitaria porque ya lo he explicado en anteriores notas. Esta sería una propuesta que se puede aceptar o no. Lo que quiero significar es si los venezolanos seguiremos haciéndoles la comparsa a aquellos que siguen insistiendo en gobernar con criminales. Esa es mi preocupación.

Y el tema no se puede despachar con el lugar común de que la alternativa es una guerra civil o un golpe militar. No. La alternativa es si los venezolanos escogen o no la continuidad de esta basura gobernante o rompemos definitivamente con ella. Ruptura o Continuidad. Si decidimos seguir aceptando Acuerdos políticos con la tiranía o luchamos en contra de ella. Si nos agrupamos en torno a quienes quieren continuar cohabitando con el régimen o todos nos agrupamos en contra de quienes desean terminar con él. Así de simple.

Desde el año 2012 los venezolanos hemos venido dando tumbos porque no hubo nunca una conciencia clara de este problema. Diego Arria representaba, como lo dijo en esa cuña, la ruptura con esa realidad desde ese momento, y que se ha comprobado como nuestra realidad actual magnificada. Pocos venezolanos han sido tan claros en lo que iba a suceder en Venezuela como él. Ningún otro precandidato lo estableció tan claramente aún teniendo organizaciones políticas consolidadas que los respaldaban. Pero el discurso directo y verdadero de la experiencia no se vendió. Se prefirió la juventud y el “charming” de un candidato que doblo las patas a las primeras de cambio. Ese error de las primarias del 2012 lo hemos pagado y lo seguimos pagando muy caro los venezolanos.

Ahora de nuevo Venezuela se enfrenta como ayer a una realidad. ¿Qué haremos? ¿Dormiremos con los criminales en unas nuevas elecciones “para evitar más muertos”, Capriles dixit 2012? ¿O empezaremos a creer que habrá –todo lo contrario- muchísimos más muertos si permitimos que los criminales cogobiernen Venezuela? ¿En cuales liderazgos empezaremos a creer y seguir para salir definitivamente de la tiranía y recuperar la libertad? Yo no digo que eso será fácil y que se acabarán mañana nuestros graves problemas, pero les aseguro que será muchísimo mas difícil si lo hacemos con traidores y con gente que no haya demostrado que le habla claro al país. Por eso desde ahora me anoto, como me anoté en las primarias del 2012 por la Ruptura. Y creo que Venezuela deberá hacer en este momento lo mismo.

Comunicado del Bloque Constitucional – 7 de Octubre 2019

Screen Shot 2019-09-26 at 4.55.33 PM

EL BLOQUE CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA, VISTO EL ACUERDO DICTADO POR LA ASAMBLEA NACIONAL EL DIA 1 DE OCTUBRE DE 2019 PARA CORROBORAR UNA RUTA POLÍTICA QUE PERMITA ELECCIONES LIBRES

Caracas, 7 de octubre de 2019

Considerando:

1.- Que, la Asamblea Nacional aprobó, el pasado 5 de febrero de 2019, el Estatuto que rige la Transición a la Democracia para Restablecer la Vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (“Estatuto”), cuyo artículo 2, estableció en tres fases progresivas la hoja de ruta de un proceso restaurador: (1) Liberación del régimen autocrático que oprime a Venezuela; (2) Conformación de un Gobierno Provisional de Unidad nacional; y (3) Celebración de elecciones libres.

2.- Que, el pasado 1 de octubre de 2019, la Asamblea Nacional aprobó un “Acuerdo para Corroborar la Ruta Política Integral Planteada al País que Permita Elecciones Libres y Transparentes como Salida a la Crisis que Viven los Venezolanos y la Reinstitucionalización del País” (“Acuerdo”), en el cual se establece:

PRIMERO: Ratificar la plena vigencia de todas las atribuciones y competencias constitucionales de esta Asamblea Nacional de Venezuela y el mandato de los 167 diputados electos democráticamente por 14.385.349 ciudadanos, demostrando la voluntad soberana del pueblo venezolano. Dentro de estas atribuciones, se estableció una ruta política integral planteada al país que permita elecciones presidenciales libres y transparentes como salida a la crisis generalizada y que produzca la reinstitucionalización democrática en Venezuela, reconociendo la necesidad de reintegrar todas las ramas del Poder Público Nacional y rescatar el verdadero contrapeso institucional que determina nuestra Constitución.

SEGUNDO: Ratificar el compromiso de esta Asamblea Nacional por derrotar la Crisis Humanitaria Compleja y lograr reconstruir institucional y económicamente al país, para la elaboración de una propuesta de futuro compartido para toda la sociedad. TERCERO: Reafirmar el respaldo a la propuesta de un posible Acuerdo Político Integral, realizada por el Presidente (e) Juan Gerardo Guaidó Márquez, por intermedio de la delegación designada en el proceso facilitado por el Reino de Noruega, que contiene la convocatoria a un proceso electoral presidencial libre, justo y transparente, con observación internacional seria y calificada, que permita la libre participación de todos los venezolanos; para lo cual se requiere de un nuevo Poder Electoral legítimo, designado por la Asamblea Nacional, en ejercicio de sus competencias constitucionales, así como el establecimiento de un Gobierno de transición que conduzca al país y garantice este proceso.

CUARTO: Ratificar el interés en trabajar para la convocatoria a elecciones presidenciales libres y justas, a favor de la despolarización política extrema, con miras a una transición democrática que privilegie garantías y espacios políticos para quienes estén dispuestos a respaldar y defender la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, en el marco de un Acuerdo Político Integral, que también incluya la necesaria renovación de los Poderes Públicos, para que actúen de forma autónoma e independiente, lo que implica el nombramiento de los titulares del Poder Ciudadano, Poder Electoral y Poder Judicial, a través de los procedimientos constitucionales vigentes que otorgan esta facultad a la Asamblea Nacional para su correcta designación…”.

3.- Que, el “Acuerdo” se produce con fundamento al principio constitucional de necesidad política que tiene expresión positiva en los artículos 333 y 350 de la Constitución, para hacer frente a las excepcionales circunstancias que atraviesa el país.

4.- Que, el “Acuerdo” ha producido múltiples interpretaciones y reacciones; así como, desconcierto en los diferentes sectores del país.

El Bloque Constitucional, teniendo como uno de sus objetivos fundamentales

la defensa del orden constitucional, exhorta a la Asamblea Nacional para que:

PRIMERO: ASUMA que “la ratificación de la plena vigencia de todas sus atribuciones y competencias constitucionales” a que se refiere el “Resuelto PRIMERO” del “Acuerdo”, supone que CESAN los efectos de las espurias sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que crearon y desarrollaron la antijurídica y absurda tesis de un inexistente estado de desacato de la Asamblea Nacional; asimismo el CESE de las ilegítimas decisiones, que en franca violación de la institución constitucional de la inmunidad parlamentaria, han acordado el enjuiciamiento de diputados, y el CESE de los efectos de las vías de hecho de la espuria Asamblea Nacional Constituyente realizadas contra la Asamblea Nacional y contra algunos de sus diputados, en particular. 3

SEGUNDO: EXIJA, en vista a la ratificación de la plena vigencia de todas las atribuciones y competencias constitucionales de la Asamblea Nacional, la liberación inmediata, y sin condiciones, de todos los diputados secuestrados, y el cese del acoso a los diputados asilados, exiliados, y obligados a la clandestinidad, para que puedan reincorporarse de inmediato a sus funciones constitucionales.

TERCERO: CUMPLA con lo previsto en los artículos 148 y 191 de la Constitución, y, por tanto, DECIDA que los diputados que han perdido su investidura por haber aceptado o ejercido otra función pública, sólo podrán asistir a las sesiones de la Asamblea Nacional, en su única condición posible: “Miembros del autodenominado Bloque de la Patria”, sujetos a calificación por parte de la Asamblea Nacional.

CUARTO: CUMPLA con lo dispuesto en el “Estatuto” y en el “Acuerdo”, y conforme a las reglas establecidas el precitado “en el Estatuto”, dé inicio a la restauración institucional, mediante la renovación de los poderes públicos, con miras a la celebración de un proceso de elección presidencial que pueda ser efectivamente libre, justo y transparente, con observación internacional seria y calificada, y que permita la libre participación de todos los venezolanos, no sin antes designar un Gobierno Provisional de Unidad Nacional que garantice el proceso de transición y que conduzca al país al restablecimiento del orden constitucional y democrático.

Coordinación Nacional: Cecilia Sosa Gómez, Román Duque Corredor, Blanca Rosa Mármol, Jorge Rosell Senhen, Alberto Arteaga Sánchez, Rubén Pérez Silva, Pedro Rondón H., y René Molina Galicia.

Coordinación Ejecutiva: Perkins Rocha.

Magistrados, Académicos, Profesores: Aníbal Rueda, Humberto Romero Muci; María Concepción Mulino, Julio Elías Mayaudón, Ramón Escovar León, Carlos Ayala Corao, Rafael Badell Madrid, Juan Carlos Apitz, Ana María Ruggeri, Luis Beltrán Guerra, Salvador Yanuzzi, Alvaro Badell Madrid, Rodrigo Rivera Morales, Alejandro Canónico, Franklin Hoet, Fernando Peláez Pier, Gustavo Linares Benzo, Nelly del Valle Mata, José Francisco Comte, Marcos Solís Saldivia, Mariana León Mármol, Flor Zambrano, Rafael Chavero Gazdik, Eustoquio Martínez, Carlos Camero, Alejandro González Valenzuela, María Luisa Acuña López, Gustavo Tarre Briceño, María Amparo Grau Togores, Gerardo Fernández, Gonzalo Pérez Salazar, Víctor Rodríguez Cedeño, Milagros Betancourt C., Joaquín Núñez Landáez, Iván Pérez Rueda, Moisés Troconis Villareal, Henry Henríquez Machado, Juan Manuel Raffali, Maibí Rondón, Luis Petit, Fernando M. Fernández, Génesis Dávila y Noemí Del Valle Andrade.

Federación de Colegios de Abogados de Venezuela: Marlene Robles, (Presidente), Norma Delgado Aceituno, Clara Inés Valecillo; Jesús Vergara Peña y José Luis Machado. Presidentes de Colegios de Abogados de Venezuela: Lourdes Vallenilla (Amazonas), Luis Beltrán Calderón Mejías (Anzoátegui), Rosalino Medina (Aragua), Roldan Torres (Apure), Lucia Quintero Ramírez (Barinas), Nelson Riedi (Carabobo), Roberto Andery (Cojedes), Omer Figueredo (Delta Amacuro), Yvett Lugo (Distrito Capital), Wilmer Pereira A. (Falcón), Mary Hurtado de Muguesa (Guárico), José Luis Machado (Lara), Eliseo Moreno† (Mérida), Letty Piedrahita (Miranda), Jesús Ramos (Monagas), Pedro Arévalo (Nueva Esparta), Zoila Calderón (Portuguesa), Orlando Velásquez (Sucre), Henry Flores (Táchira), Mario Torres (Zulia).

Bloque Constitucional. Capítulo España.Coordinador Carlos Sarmiento Sosa.

Cambiaron el mantra por Julio César Arreaza – El Nacional – 5 de Octubre 2019

El 23 de enero tomó juramento ante el pueblo venezolano el presidente encargado Juan Guaidó y se casó con el 1, 2 y 3 del mantra conocido. Se convirtió así en el mandato de la soberanía popular. Esto ocurrió –y ocurre aún– en el contexto de una corporación criminal cometiendo delitos de lesa humanidad e incrementándose el éxodo más grande que haya sufrido la región. Transcurridos 10 meses la situación se mantiene con el usurpador en el poder.

El pueblo rechaza de plano la claudicación del G4, al permitir la incorporación de diputados que dejaron de serlo, cuando violaron  la inmunidad parlamentaria de sus colegas actuando desde la esperpéntica ANC cubana y designaron un fiscal espurio al margen de la Constitución, que enseguida inició proceso contra los diputados legítimos. Un tercio de ellos están en el destierro. No se entiende que la  AN otorgue ahora un salvoconducto a quienes ya no lo son y regresen para implosionarla desde adentro.

Resulta una capitulación inconcebible aprobar los términos de Oslo, no consultados al pueblo, y desconocer la ruta del 333 de la Constitución, contraviniendo de paso el Estatuto de la Transición.

Se habla de realizar elecciones con Maduro y Guaidó de candidatos, bajo un Consejo de Estado paritario: régimen-G4. Maduro ha repetido hasta el cansancio que no concurrirá a elecciones si no tiene garantizado el triunfo.

La sociedad democrática se niega a esa capitulación y exige como punto primero la salida del usurpador –los verdaderos aliados no aprueban tales negociaciones– se aspira a la libertad plena, lo cual es incompatible con un diálogo que debilita y confunde a la población.

El mecanismo del TIAR es incompatible con el mecanismo del diálogo. Por encima de la justicia no puede estar nada. La libertad y la justicia no se negocian. Solo así se consigue la libertad, sin el acuerdo político soterrado de una capitulación por parte del G4. No hay acuerdo sostenible que viole la justicia y la dignidad. El único diálogo que cabe es la salida del usurpador.

El objetivo democrático es la liberación de Venezuela y romper con el pasado. Se sabe qué hacer: centrarnos en la toma del poder, desplazando al usurpador. Comandar la libertad de Venezuela y desafiar al régimen. Enfocarse en neutralizar el componente armado forajido, actuando con acopio de tecnología, estrategia, logística y sobre todo voluntad firme y coherente en la ruta.

No será aceptado un cogobierno con las mafias. La gente no se cala más engaños. Lo que sí está planteado es una ruptura real e histórica dejando afuera los cálculos pequeños que solo miran los intereses grupales.

Con pasión y convicciones se desea avanzar, de verdad, en la construcción de un país en el que todos podamos vivir y se alcance la reunificación de las familias.

Un mondadientes «alivió» los cuatro meses de prisión del número dos de Guaidó por Ymarú Rojas – ABC – 4 de Octubre 2019

Edgar Zambrano, al que se prohíbe ahora salir de Venezuela, usó el palillo para contar los días en la pared de su celda

ed-k0C--1240x698@abc.jpg

El vicepresidente del Parlamento venezolano, Edgar Zambrano, utilizó un mondadientes para contar en la pared los días durante los cuatro meses que estuvo bajo prisión en una celda de Fuerte Tiuna, el mayor cuartel militar de Venezuela, ubicado en Caracas. En una entrevista concedida a la agencia Reuters, Zambrano, de 64 años, confesó haber tenido una experiencia “muy dura” como prisionero del régimen de Nicolás Maduro. Tras su detención, el parlamentario convirtió en uno de los presos políticos más emblemáticos del país sudamericano.

Maduro lo acusó de participar en el fallido levantamiento militar,liderado por Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y también presidente encargado del país, con el que se pretendió derrocar al líder chavista. El Tribunal Supremo usó unas imágenes de vídeo en el que aparecía Zambrano abrazando a un soldado disidente la madrugada del 30 de abril, como prueba para la acusación.

A modo de reflexión, dijo haber sufrido “abusos por el Estado” y no por sus custodios. Zambrano es de los pocos que cuenta no haber sido torturado. Sin embargo, no escapó del aislamiento. Estuvo 135 días en una celda de tres metros por tres metros. Y se mantuvo en una huelga de hambre durante 11 días continuos que le hizo perder 35 kilogramos, dejándole además secuelas en su estómago.

Aunque abandonó la celda, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional disfruta medianamente su libertad. El régimen lo acusa de conspiración y traición a la patria, y el 18 de septiembre recibió una medida cautelar sustitutiva, por lo que debe comparecer ante los tribunales cada 30 días y tiene prohibido salir del país.

Contó a Reuters que su tiempo en la cárcel le permitió compartir espacio con otros dos críticos del régimen venezolano, pero que alguna vez fueron figura clave dentro de la revolución bolivariana: Miguel Rodríguez Torres, exministro de Interior de Maduro, y Raúl Isaías Baduel, exministro de Defensa y compadre de Hugo Chávez.

Una vez liberado, Zambrano inmediatamente retomó sus funciones en el Parlamento y se le ve sentado nuevamente en el estrado del hemiciclo de debates y a la derecha de Guaidó.

 

Se buscan empresarios por Luis Ugalde S.J. – El Nacional – 3 de Octubre 2019

Está bien que los diputados del régimen anuncien que van a cumplir con su deber de participar en la Asamblea Nacional para la que fueron elegidos. Mejor aún que suelten a todos los indebidamente presos por persecución política. Pero es de mal gusto el show que montó el régimen dando a entender que ya viene el cambio, cuando lo hacen para bloquearlo, prolongar el infierno y negar que desde enero tenemos un dictador no elegido legítimamente y que pretende el poder hasta 2025. Con la actual política y desastre productivo, impuestos por la represión armada y los ilegítimos TSJ y asamblea constituyente, no tenemos futuro.

Trabajadores-empresarios-productores. Solo podremos decir que Venezuela cambió el día que veamos a miles de empresarios y millones de trabajadores produciendo a tope y ganando vida y prosperidad. Pero lo ofrecido en la Casa Amarilla por Jorge Rodríguez no abre la puerta al cambio, sino que busca perpetuar esta Venezuela invivible con presidente y constituyente ilegítimos, con maniobras tácticas y mentiras. Sin un reconocimiento objetivo de la gravísima enfermedad, se agrava cada día la tragedia económica y social y la inviabilidad del régimen. ¿Dónde estaremos en Navidad si llegan hasta allá?

Habrá cambio cuando régimen y oposición –apoyados efectivamente por los países democráticos– salgamos con férrea voluntad para transformarnos de improductivos a productores en todas las áreas. Saldrá el sol si pronto amanecemos con privatización de cientos de empresas expropiadas y arruinadas, cuando la inversión empresarial nacional e internacional se sienta atraída y con garantías jurídicas, cuando la destrozada actividad petrolera se abra a la iniciativa privada y en el mundo empresarial corra como epidemia incontenible la fiebre de la producción, inversión y creatividad. Habrá cambio el día que podamos decir que 100.000 millones de dólares venezolanos están regresando al país con tecnología actualizada y vienen acompañados de otros 100.000 millones de inversión extranjera directa. Solo así cesará la catastrófica pérdida de más de 30% del PIB este año, luego del bajón increíble de 60% durante 5 o 6 años. Para que ese cambio ocurra hay que hacer algo muy distinto del simulacro de negociación donde el gobierno disimuladamente negó la salida del dictador, el fin de la constituyente “supraconstitucional” y el cambio de la ruinosa economía.

La Constitución en el artículo 233 establece que cuando no hay presidente electo el presidente de la AN “se encargará de la Presidencia de la República”. Ninguna propuesta psiquiátrica puede ocultar esto y ninguna negociación sensata puede desplazar hasta 2020 los cambios socioeconómicos que son de vida o muerte, sino que hoy mismo es necesaria la transición “Larrazábal II” con urgencia socioeconómica, como decíamos hace un par de años. Transición no únicamente con ayuda humanitaria masiva, sino con cambios inmediatos para la transformación productiva, defendidos por los partidos, los militares, la sociedad civil organizada, las iglesias, las universidades… Un gobierno de transición acordado con inmediato cambio de ruta socioeconómica productiva. De lo contrario, está garantizado el fracaso del actual régimen y también del que vendrá a sustituirlo.

Millones de chavistas, que sufren el desastre actual y desean servir al país, serán bienvenidos a esa posguerra de reconstrucción y unidad nacional con una población reconciliada, sin linchamientos político-sociales, ni venganzas por propia mano que refuerzan cadenas criminales. La verdadera justicia tiene otros caminos. Es imprescindible que todos los venezolanos y los países amigos nos concentremos en este propósito estratégico y que la Fuerza Armada Venezolana descubra su importantísimo papel constitucional en el paso de la actual muerte a la construcción de la vida. Los acuerdos políticos se necesitan para esto.

 

Acuerdo de la Asamblea Nacional sobre la ruta política que permita elecciones libres y transparentes como salida a la crisis – 1 de Octubre 2019

Screen Shot 2019-10-03 at 1.04.41 PM.png

CONSIDERANDO

Que el origen de la crisis política actual se encuentra en la creciente y persistente violación del Estado de Derecho y de Justicia, así como la falta de instituciones en el país que lejos de garantizar la soberanía popular, permitieron que a través de mecanismos ilegítimos, se usurpara el Poder Ejecutivo ante la negativa de convocar elecciones presidenciales verdaderamente libres y justas;

CONSIDERANDO Que la Emergencia Humanitaria Compleja que atraviesa el país requiere atención de manera urgente y además la garantía del acceso a oportunidades para esta y futuras generaciones de las familias venezolanas;

CONSIDERANDO Que la negociación política es un mecanismo necesario y respaldado por la comunidad internacional y por los venezolanos para la transición pacífica a la democratización de Venezuela;

CONSIDERANDO Que la recuperación económica y social del país, y su desarrollo armónico requieren de instituciones confiables que incentiven la inversión y generación de empleos para el progreso de los venezolanos;

CONSIDERANDO Que la restitución del equilibrio en los Poderes Públicos consagrado en la Constitución, mediante su renovación de forma consensuada, respeto a los derechos políticos, el cese de la persecución a políticos y diputados de la Asamblea Nacional, así como la legalización de todos los partidos políticos, es la fórmula que puede asegurar un acuerdo político perdurable que ofrezca garantías para ambas partes;

CONSIDERANDO Que para la celebración de elecciones presidenciales libres y transparentes, se requiere de un sistema institucional que permita el derecho a los venezolanos a elegir y ser elegidos;

CONSIDERANDO Que la Fuerza Armada Nacional, así como todas las instituciones, universidades, gremios y grupos de la sociedad civil que hacen vida en el país, serán parte fundamental en la reconstrucción de un ambiente de convivencia y edificación de un plan de desarrollo futuro para Venezuela;

CONSIDERANDO Que el pasado 07 de agosto de 2019, los representantes del régimen de Nicolás Maduro Moros abandonaron el mecanismo de Oslo, dilatando y profundizando el sufrimiento de los venezolanos y la consecución de una pronta solución a la gravísima crisis que atraviesa el país.

ACUERDA

PRIMERO: Ratificar la plena vigencia de todas las atribuciones y competencias constitucionales de esta Asamblea Nacional de Venezuela y el mandato de los 167 diputados electos democráticamente por 14.385.349 ciudadanos, demostrando la voluntad soberana del pueblo venezolano. Dentro de estas atribuciones, se estableció una ruta política integral planteada al país que permita elecciones presidenciales libres y transparentes como salida a la crisis generalizada y que produzca la reinstitucionalización democrática en Venezuela, reconociendo la necesidad de reintegrar todas las ramas del Poder Público Nacional y rescatar el verdadero contrapeso institucional que determina nuestra Constitución.

SEGUNDO: Ratificar el compromiso de esta Asamblea Nacional por derrotar la Crisis Humanitaria Compleja y lograr reconstruir institucional y económicamente al país, para la elaboración de una propuesta de futuro compartido para toda la sociedad.

TERCERO: Reafirmar el respaldo a la propuesta de un posible Acuerdo Político Integral, realizada por el Presidente (e) Juan Gerardo Guaidó Márquez, por intermedio de la delegación designada en el proceso facilitado por el Reino de Noruega, que contiene la convocatoria a un proceso electoral presidencial libre, justo y transparente, con observación internacional seria y calificada, que permita la libre participación de todos los venezolanos; para lo cual se requiere de un nuevo Poder Electoral legítimo, designado por la Asamblea Nacional, en ejercicio de sus competencias constitucionales, así como el establecimiento de un Gobierno de transición que conduzca al paiś y garantice este proceso.

CUARTO: Ratificar el interés en trabajar para la convocatoria a elecciones presidenciales libres y justas, a favor de la despolarización política extrema, con miras a una transición democrática que privilegie garantías y espacios políticos para quienes estén dispuestos a respaldar y defender la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, en el marco de un Acuerdo Político Integral, que también incluya la necesaria renovación de los Poderes Públicos, para que actúen de forma autónoma e independiente, lo que implica el nombramiento de los titulares del Poder Ciudadano, Poder Electoral y Poder Judicial, a través de los procedimientos constitucionales vigentes que otorgan esta facultad a la Asamblea Nacional para su correcta designación.

QUINTO: Ratificar la posición de defensa firme y única en torno a la zona en reclamación del Esequibo, y la inquebrantabilidad de la soberanía territorial planteada en la propuesta de Acuerdo Político Integral presentada por la delegación negociadora designada por el Presidente (e) Juan Gerardo Guaidó Márquez en el marco del mecanismo de Oslo.

SEXTO: Reconocer el llamado de toda la comunidad internacional a buscar soluciones en el marco del proceso facilitado por el Gobierno del Reino de Noruega, donde se plantea un proceso electoral presidencial libre, justo y transparente, con observación internacional seria, con la libre participación de todos los venezolanos y como máximo objetivo de una solución acordada por todos los sectores representativos del país. Asimismo agradecer a los distintos actores de la comunidad internacional, países aliados del pueblo venezolano, organismos internacionales, grupos de amigos y demás organizaciones que han puesto su firme intención en colaborar con una pronta solución a la crisis sufrida por la población venezolana.

SÉPTIMO: Hacer un llamado a la Fuerza Armada Nacional, iglesias, universidades y a todas las organizaciones, gremios y grupos que hacen vida política en el país a respaldar el contenido del presente Acuerdo como solución política, constitucional, pacífica y perdurable a la crisis que hoy atraviesa el país.

OCTAVO: Dar publicidad al presente Acuerdo. Dado, firmado y sellado en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en Caracas al primer día del mes de octubre 2019. Años 209° de la Independencia y 160° de la Federación.

De las impunidades rojitas por  Jesús Peñalver – El Nacional – 27 de Septiembre 2019

Claro, en el camino se ha encontrado toda clase de escollos que ha puesto el des-gobierno que aún se halla aposentado en palacio, para impedir su funcionamiento y el cabal cumplimiento de sus atribuciones y deberes. Han sido decenas de sentencias del llamado Tribunal Supremo de Justicia que han  anulado las leyes dictadas, así como tantas y recurrentes las decisiones de tribunales de instancia que autorizan la persecución, acoso y encarcelamiento de  diputados, con prescindencia de toda norma de derecho que les garantice el derecho a la defensa y el debido proceso.

Para más inri, aquel mismo Supremo Tribunal la ha declarado en desacato. Todo esto sin olvidar la inhabilitación de los diputados de Amazonas, cuyos procedimientos duermen el sueño de los justos y de los injustos en la Sala Electoral del aludido TSJ.

Claro que tienen derecho de ocupar nuevamente sus curules, pues son tan legítimos como los parlamentarios de la Unidad Democrática. Pero debo, salvo mejor criterio, hacer algunas observaciones.

Es conocido que ese bodrio que mientan “asamblea nacional constituyente” no es legal, ni legítimo ni constitucional. Es decir, no es un organismo ni ente público. No existe. De modo que no es aplicable la norma contenida en el artículo 191 de la Constitución Nacional que expresa:

De manera que aquellos diputados a la legítima Asamblea Nacional (la elegida en diciembre de 2015) pueden perfectamente reincorporarse a sus curules, aun habiendo integrado aquella espuria ANC.

Caso distinto es el de Francisco Torrealba, hoy ex diputado por haber ocupado el cargo de ministro de Trabajo en 2017, lo que le impide ipso jure reincorporarse a la legítima Asamblea Nacional por haber perdido su investidura, conforme con el aludido artículo 191 constitucional.

Siendo que Pedro Carreño es abogado con estudios de posgrado y doctor en derecho constitucional y penitenciario (Caribbean International University, Curazao), de la cual Vielma Mora es o fue vicerrector, ayer mismo  anunció que acudiría al Tribunal Supremo de Justicia para que sea esta instancia la que decida “quién es o no es diputado”.

No me sorprendería que el colectivo dos pilitas «interpretara» la Constitución y fallara que Francisco Torrealba no ha perdido su investidura por haber sido nombrado y aceptado el cargo de ministro (como dije antes) en 2017, y puede perfectamente incorporarse a la Asamblea Nacional. Lo digo porque así actúa el bufete de Miraflores. Otro adefesio jurídico a la vista.

La inmunidad parlamentaria no es un privilegio personal, sino una garantía de imparcialidad y respeto a la majestad del Poder Legislativo ante los otros poderes. Y en este caso, como en tantos otros, queda claro que han sido los oficialistas quienes no respetan la Constitución, son ellos quienes la violan, haciendo posible esta tragedia en la que han convertido a Venezuela.

Son las impunidades rojitas a las que, por desdicha, nos tienen acostumbrados, asidos al poder como se encuentran y empeñados en no soltarlo. Se entiende, pues no es solo el hecho de perder ese poder, sino el miedo a ser juzgados, procesados conforme a derecho y condenados por tantos crímenes cometidos.

Falta espacio para vaciar la chapuza en que el ch… abismo ha convertido la administración de justicia en el país.

Parafraseando al poeta: “Desde el fondo de ti, y adolorido, un país triste como yo nos mira”.

Son veinte años, siete meses y veintitrés días de esta desgracia chavista, esta maldición inmerecida, este castigo innecesario. Terrible tiempo, tortuoso y dañino de una pesadilla coloreada de un rojo alarmante destruyendo al país. Este dolor debe acabarse. ¡Por Dios!

A %d blogueros les gusta esto: