elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Argentina

Paseando a Miss Delcy por Carmen de Carlos – ABC -3 de Febrero 2020

La vicepresidenta de Venezuela amenazó con entrar «por la ventana» si le impedían el paso a una reunión del Mercosur

Carmen de Carlos

A mediados de diciembre del 2016, Delcy Eloína Rodríguez, amenazó con entrar «por la ventana», si le impedían el paso a la reunión de Mercosur (Mercado Común Suramericano), que se celebraba en Buenos Aires. Argentina asumía la sede del bloque y Venezuela había sido suspendida del mismo por «incumplimiento», durante cuatro años, «de compromisos adquiridos», al sumarse a la organización que hoy, una vez más, está de capa caída. La por entonces Canciller, Susana Malcorra, había advertido a Venezuela y al resto del planeta, que Delcy no pasaría.

La hoy vicepresidente del régimen de Nicolás Maduro se pasó la advertencia por salva sea la parte y aterrizó en Buenos Aires donde una columna kirchnerobolivariana la acompañó hasta las puertas del Palacio de San Martín, con carteles y voces que reclamaban: «¡Derecho de la mujer! ¡Es una dama!» (sic) para entrar donde tenía prohibido hacerlo.

La pequeña Delcy (es bajita) con un collar de enormes perlas a la garganta, se abrió paso, a empujones, entre el cuerpo de seguridad del Ministerio que hizo de algo parecido a frontón humano. Nadie le puso una mano encima y ella, a paso ligero, subió la escalinata y llegó hasta el salón donde, previsiblemente, se iba a celebrar la reunión de Mercosur. Una vez allí lo único que encontró Delcy fue una mesa con vasos de agua y tazas de café medio vacías, junto a un atribulado David Choquehuanca, canciller de Evo Morales que entonces pedía turno para ingresar en Mercosur.

La escena, insólita, terminó con el segundo de Delcy invocando a protocolo para que acercara una bandera de Venezuela. Pero, lo mejor estaba por pasar. Nicolás Maduro salió en antena desde Caracas para denunciar la violencia ejercida contra la canciller intrusa. «Posiblemente -dijo- tenga una fractura de la clavícula» porque «fue lanzada al piso en la puerta de la Cancillería».

Las mentiras del dictador quedaron desmentidas en los vídeos. Las mentiras del ministro Ábalos deberían quedar, hasta la última, expuestas de la misma manera con las cámaras de Barajas. Por cierto, Delcy corrigió a Maduro: «Sufrí un golpe» pero «no hay fractura».

 

Condena internacional se extiende a México, Argentina y Uruguay – Boletin Avila Monserrate # 38 – 15 de Enero 2020

Screen Shot 2020-01-16 at 1.36.41 PM.png

La pretensión del régimen de Nicolás Maduro de apoderarse de la directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela, despertó una enérgica y amplia condena internacional, en consonancia con el reconocimiento que 60 países brindan al presidente de esa instancia parlamentaria y presidente interino del país, Juan Guaidó.

Desde la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos, la Unión Europea (UE), pasando por el Grupo de Lima que agrupa a Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, entre otros, se escucharon fuertes declaraciones denunciando la maniobra intentada por Maduro de imponer de manera fraudulenta a nuevos directivos en el Poder Legislativo venezolano, con la intención de desbancar a Juan Guaidó de esa posición y así impedir que siga ejerciendo la jefatura del Poder Ejecutivo que le corresponde por mandato constitucional.

Entre los pronunciamientos internacionales destacan los de tres gobiernos que han expresado su neutralidad respecto a la crisis venezolana y que se habían distanciado de las posiciones críticas expresadas por la mayoría de los países del continente americano. Se trata de Argentina, México y Uruguay, cuyas voces condenando en esta oportunidad los hechos del 5 de enero han sumido al gobierno de Maduro en un aislamiento más amplio.

El canciller argentino, Felipe Solá, dijo que su país rechaza “esta acción e instamos al Ejecutivo venezolano a aceptar que el camino es exactamente el opuesto. La Asamblea debe elegir su presidente con total legitimidad”. El gobierno de Alberto Fernández indicó que “impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional”.

La administración mexicana de Andrés Manuel López Obrador señaló a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores que “el legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias”.

Por su parte, el gobierno de Uruguay que aún está encabezado por Tabaré Vásquez, emitió un comunicado a través de su cancillería donde expresa “su profunda preocupación ante la conculcación de los derechos de los diputados de la Asamblea Nacional Venezolana, expresión máxima de la democracia y en particular por la acción de la Guardia Nacional Bolivariana que impidió a los representantes legítimamente electos por el pueblo participar de la sesión (del día 5 de enero) donde debía elegirse nuevo presidente del órgano”.

A estos señalamientos también podemos agregar lo expresado por el Partido Socialista Obrero Español (Psoe), que acaba de formar gobierno en coalición con Unidas Podemos, al condenar “la obstrucción por parte de las autoridades del régimen de Maduro a diputados de la oposición en su labor de representantes” y señalar que “la elección del presidente de la AN debe darse con el quórum y mayoría necesarias y según el reglamento de la Cámara”.

Argentina quitó las credenciales de la embajadora de Guaidó por Valentina De Sousa – Venepress – 7 de Enero 2020

El gobierno de Alberto Fernández retiró la documentación que aceptaba a Elisa Trotta como representante del Presidente (E) en su país

Argentina quitó las credenciales de la embajadora de Guaidó

El gobierno de Argentina decidió retirar las credenciales diplomáticas a Elisa Trotta Gamus, embajadora de Juan Guaidó en el país.

“Me dirijo a usted a los efectos de comunicarle que a partir del día de la fecha se pone fin a su misión especial en la República Argentina y a sus funciones en el marco de la misma”, indica el escrito firmado por Mariángeles Bellusci, subdirectora nacional de Ceremonial del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El gabinete de Mauricio Macri había reconocido a Trotta como la representante diplomática  de Venezuela en Argentina, desconociendo al representante de Nicolás Maduro. Entonces, en octubre de 2019, el canciller Jorge Faurie la reconoció como Embajadora “full” y le otorgó las credenciales, inmunidades y seguridades correspondientes.

Posteriormente, en diciembre, a pocos días de que iniciara el gobierno de Alberto Fernández, presidente electo, el canciller Felipe Solá valoró como “ilegal” la representación diplomática de la venezolana.

“Es ilegal. No vamos a buscar excusas. Pensamos que las relaciones son complejas, pero tampoco se puede violar la legislación para tener el embajador que uno quiere”, aseveró Solá en declaraciones a la prensa.


México y Argentina condenan el bloqueo del Parlamento de Venezuela por Florantonia Singer – El País – 6 de Enero 2020

Los dos Gobiernos se alinean con los principales aliados de Guaidó y manifiestan preocupación por el golpe de mano en la Asamblea Nacional

Guaidó, tras la sesión paralela.
Guaidó, tras la sesión paralela. YURI CORTEZ AFP

Los Gobiernos de México y Argentina se alinearon este domingo con los principales aliados internacionales de Juan Guaidó en su rechazo al golpe de mano que acabó con la autoproclamación como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela de un diputado opositor disidente con el respaldo del chavismo. El bloqueo del Parlamento, sitiado por policías y fuerzas de seguridad, y la maniobra con la que el oficialismo trató de evitar la reelección del jefe del legislativo suscitaron la condena de los principales países de la región. Sin embargo, el pronunciamiento de las Cancillerías de Andrés Manuel López Obrador y Alberto Fernández tienen especial relevancia por su posición habitualmente más conciliadora con el régimen de Nicolás Maduro.

México hace votos para que la Asamblea Nacional de Venezuela pueda elegir democráticamente su Junta Directiva conforme al proceso establecido en la Constitución de ese país hermano. El legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias”, señaló la Secretaría de Relaciones Exteriores en Twitter. El canciller argentino, Felipe Solá, recordó que el Ejecutivo de Fernández “viene intentando por todos los medios que el diálogo y los acuerdos sean el camino para la plena recuperación del funcionamiento democrático de la República Bolivariana de Venezuela”. “Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional. Rechazamos esta acción e instamos al ejecutivo venezolano a aceptar que el camino es exactamente el opuesto. La Asamblea debe elegir su presidente con total legitimidad”, afirmó.

En la recomposición política que ha tenido Latinoamérica el último año, la Asamblea venezolana, controlada por la oposición, no había perdido el apoyo de Argentina pese al cambio de Gobierno y la vuelta al poder del kirchnerismo, por años aliado del chavismo.

Mientras tanto, Guaidó volvió a pasar lista de sus aliados internacionales. Los principales apoyos que tiene el líder opositor han salido rápidamente a reiterar el respaldo tras lo que se ha calificado como un golpe al Parlamento, la única institución reconocida como legítima en Venezuela por la mayor parte de la comunidad internacional, desde que Nicolás Maduro adelantara las elecciones en 2018 y en un proceso fraudulento resultara electo, lo que finalmente condujo al interinato de Guaidó.

Los países integrantes del Grupo de Lima, excepto Argentina, firmaron un comunicado en el que condenan el uso de la fuerza por el régimen para impedir, con violencia, la instalación de la sesión de la apertura del año legislativo en el Capitolio y la elección de la nueva junta directiva. “El Grupo de Lima sigue con extrema preocupación los eventos que se suceden en Venezuela y hace un llamado a la comunidad internacional para trabajar de manera conjunta en apoyo a la recuperación de la democracia y el restablecimiento del Estado de derecho en ese país”.

Estados Unidos respondió a través de mensajes en las redes sociales de la cuenta de su Embajada virtual para Venezuela y de representantes del Departamento de Estado. Michael Kozak, encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado de EE UU, calificó de “farsa” la votación en la que Luis Parra se abrogó la presidencia del Parlamento y respaldó al líder opositor. “Guaidó sigue siendo el presidente interino de Venezuela bajo la Constitución. La sesión falsa de la Asamblea Nacional de esta mañana careció del quórum legal. No hubo voto”, señaló en un tuit.

La Cancillería de Colombia también manifestó preocupación por lo ocurrido en el Palacio Legislativo. “Alertamos a la comunidad internacional sobre el uso de la violencia en contra de los diputados y sobre los obstáculos que han impedido llevar a cabo el proceso de elección de la Mesa Directiva de manera transparente. Este nuevo atentado contra la democracia del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro debe ser condenado por todos los Estados comprometidos con la vigencia del Estado de Derecho y los Derechos Humanos”.

Las democracias de Europa no han reaccionado todavía a lo ocurrido en Venezuela. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) publicó una serie de tuits de condena a la obstrucción para la instalación de la sesión. “El acoso debe cesar. La elección del presidente de la AN debe darse con el quórum y mayorías necesarias y según el reglamento de la Cámara”.

Gobierno argentino se distancia de Maduro luego del golpe contra Guaidó por Marcelo Duclos – PanamPost – 5 de Enero 2020 

El canciller de Alberto Fernández, Felipe Solá, emitió un comunicado repudiando la actitud del chavismo.

Solá resaltó la necesidad de la división de poderes y la inmunidad de los parlamentarios en un comunicado oficial. (Twitter)

El delirio de la dictadura de Nicolás Maduro de hoy ya tuvo consecuencias internacionales. Incluso, hasta con los gobiernos que le pueden resultar afín, o no hostiles en todo caso. La jornada de hoy, que terminó una sesión fuera de la Asamblea Nacional, con 100 votos que le dieron un nuevo mandato a Juan Guaidó como presidente del órgano, terminó alejando un poco más al chavismo de la versión neoperonista que gobierna la Argentina.

A pesar del discurso lavado y la insistencia con la propuesta esteril del «diálogo» para solucionar la crisis política venezolana, el canciller argentino, Felipe Solá, dejó algunas declaraciones para tener en cuenta. Sobre todo si reparamos que la coalición peronista que gobierna el país tiene al kirchnerismo adentro.

«Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional. Rechazamos esta acción e instamos al ejecutivo venezolano a aceptar que el camino es exactamente el opuesto. La Asamblea debe elegir su presidente con total legitimidad», dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Alberto Fernández.

Felipe Solá

@felipe_sola

El Gobierno argentino viene intentando por todos los medios que el diálogo y los acuerdos sean el camino para la plena recuperación del funcionamiento democrático de la República Bolivariana de Venezuela.

Felipe Solá

@felipe_sola

Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional. Rechazamos esta acción e instamos al ejecutivo venezolano a aceptar que el camino es exactamente el opuesto. La Asamblea debe elegir su presidente con total legitimidad

El macrismo instó a Fernández a convocar a los «organismos pertinentes»

Patricia Bullrich, exministra de Seguridad y referente de Juntos por el Cambio, publicó un comunicado del macrismo en redes sociales donde se llama al presidente argentino a convocar a los «organismos pertinentes» para tratar con urgencia la crisis de Venezuela, que se agrava permanentemente. En el texto de la actual oposición al peronismo, se hace referencia a  «otro descenso al autoritarismo por parte del régimen» que significa un «verdadero golpe de Estado» que no puede ser avalado ni por el Mercosur, la OEA, la ONU o cualquier organismo internacional.

Patricia Bullrich

@PatoBullrich

Comunicado de @juntoscambioar respecto al Golpe en Venezuela https://twitter.com/juntoscambioar/status/1213959125509582849 

JxC Juntos por el Cambio

@juntoscambioar

Comunicado de Juntos por el Cambio sobre el nuevo atropello democrático ocurrido hoy en Venezuela.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

Alberto, vas a tener que decidir de qué lado estás por Marcelo Duclos – PanamPost – 11 de Diciembre 2019

La jornada de asunción de las nuevas autoridades se vio manchada por un episodio: el enviado de Trump vio a un ministro de Maduro y se retiró.

Mauricio Claver-Carone se retiró antes de la ceremonia por la presencia de Jorge Rodríguez, ministro de la dictadura chavista. (Fotomontaje PanAm Post)

No es un secreto que el presidente argentino está rodeado del mismo espacio político que lo llevó a la Casa Rosada. Aunque su perfil sea diferente al de su vice, Cristina Kirchner, su libertad de acción está acotada considerablemente. Al menos por ahora…

Ya desde su campaña, Fernández fue víctima y responsable de una ambiguedad discursiva que se ve de forma muy clara en relación al tema Venezuela. Pero lamentablemente para Alberto, no hay espacio ni tiempo para jugar a dos puntas. Las relaciones internacionales de Argentina quedaron subordinadas a la complicadísima agenda económica. Los vencimientos imposibles con el Fondo Monetario Internacional necesitan el visto bueno de Donald Trump para modificarse, pero el apoyo del presidente norteamericano no es gratis.

Aunque compartieron con el líder repubicano una extensa y amistosa charla telefónica luego de las elecciones (donde Trump prometió interceder ante el FMI para ayudar a la Argentina), ayer hubo un pequeño escándalo en el acto de asunción que puede tener impacto. En realidad no es tan pequeño, dada la trascendencia del personaje en cuestión, que se fue repentinamente en clarísimo repudio a una de las caras que se habían hecho presentes. Mauricio Claver-Carone, enviado de Washington a la asunción de Alberto, se fue sin mediar palabra y antes del juramento del nuevo presidente al ver que, entre los invitados internacionales, estaba Jorge Rodríguez, ministro del régimen de Nicolás Maduro.

La presencia del encargado de la cartera de Comunicación de la dictadura chavista, y hermano de Delcy Rodríguez, es más que llamativa. Resulta que, por las sanciones que pesan sobre el funcionario venezolano, Rodríguez no debió haber podido ingresar al país. Sí lo hizo hubo acuerdo y negociación con la gestión de Macri, que, hasta ayer, todavía estaba en funciones.

El episodio fue cubierto por todos los medios argentinos y ya tuvo sus repercusiones a nivel internacional. El kirchnerismo seguramente salga a hacer uso del argumento de la soberanía, para defender la tesis que Argentina no puede someterse a la interferencia de otro país. Y, lógicamente, que los apremios de la economía no son excusa como para perder la «dignidad» e «independencia» nacional. Desde otro costado, más principista, seguramente se dirá que, más allá de todo, el nuevo gobierno no debería volver a los vínculos con una dictadura, que tanto sufrimiento le ha causado a su pueblo. Alberto Fernández está en el medio y sus preocupaciones deben estar más vinculadas a las urgencias y a cuestiones de índoles utilitarias, por así decirlo.

Las variables de la ecuación son claras: pareciera ser que Alberto Fernández, sobre todo por la designación de su ministro de Economía, no tiene otra cosa en mente que evitar el default a cualquier precio. Pero para eso, las relaciones con Trump son más que claves. Del otro lado está el kirchnerismo duro, que no teme al aislamiento radical y que desea volver a los vínculos internacionales paupérrimos que tuvo el país hasta hace muy poco. Dado el gabinete nombrado, el nuevo presidente argentino apela al tiempo para fortalecer su propia imagen. Ayer lo dejó claro: le llevó la silla de ruedas a Gabriela Michetti, aplaudió y abrazó a Mauricio Macri y dio un discurso aceptablemente moderado. Pero como dijimos al principio, está rodeado.

Lamentablemente para Fernández, no hay mucho tiempo. Los vencimientos de la deuda argentina dejan una moneda girando en el aire: en una cara está el favor de Trump y una chance con el FMI, pero del otro está el default y tiene el rostro de Nicolás Maduro.

Las prioridades de Alberto Fernández para Venezuela: elecciones concertadas, con control internacional y sin proscribir a nadie – Infobae – 4 de Noviembre 2019

Felipe Solá, uno de los candidatos más firmes para dirigir la nueva Cancillería argentina, explicó cuál será la posición sobre la dictadura de Nicolás Maduro. También habló de las relaciones con Brasil

Felipe Solá, en México, cerca de Fernández
Felipe Solá, en México, cerca de Fernández

Desde México, hacia donde viajó junto a la comitiva que acompañó a Alberto Fernández en su primer viaje internacional luego de ganar las elecciones presidenciales en Argentina, Felipe Solá dio definiciones sobre la política exterior que proyecta el nuevo gobierno.

Sus dichos adoptan una relevancia especial. Solá no solo forma parte de la mesa chica del jefe de Estado electo, sino que es el principal candidato para ocupar el Ministerio de Relaciones Exteriores a partir del 10 de diciembre.

El diputado planteó que la Argentina no cambiará su posición sobre Venezuela en el marco de las negociaciones que mantendrá con los Estados Unidos y otras potencias para renegociar la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional.

¿Cuál es esa posición sobre la tragedia que sufren los venezolanos a la que aludió Solá? El dirigente planteó por primera vez en forma concreta cuál será el objetivo del próximo gobierno: “Hay que llegar a elecciones en Venezuela en forma concertada y con control internacional; todo el control internacional que sea necesario y sin proscribir a nadie”.

El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires aventuró que varios gobiernos de la región podrían cambiar de posición en los próximos meses con respecto a lo que sucede en el país petrolero. A modo de ejemplo, se refirió a declaraciones realizadas recientemente por el canciller chileno, quien pidió una solución pragmática. “No se puede estar permanentemente en una actitud que no camina”, aseguró en diálogo con El Destape radio.

Durante la campaña presidencial, el Frente de Todos mostró una postura ambivalente sobre la dictadura de Nicolás Maduro, aunque evitó condenarla. La semana pasada, una vez consumada la victoria electoral del kirchnerismo, Maduro felicitó a Fernández y el líder argentino agradeció y contestó: “La plena vigencia de la democracia es el camino para lograrlo”. Este lunes, Solá le dio contenido a esa sentencia: “Vamos a ser absolutamente negociadores de la necesidad de ir empezando a tener una idea común, efectiva y pragmática”.

La semana pasada, el secretario del Tesoro de los EEUU, Steven Mnuchin, le envió un mensaje al futuro mandatario argentino: “Esperemos que cumpla los compromisos con el FMI”.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó a Alberto Fernández y adelantó que no vendrá a su asunción

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó a Alberto Fernández y adelantó que no vendrá a su asunción

Solá abordó otro aspecto conflictivo para la agenda internacional de la futura administración: las relaciones con Brasil. El legislador peronista reconoció que se trata de un tema “espinoso y difícil” en virtud de las declaraciones del presidente Jair Bolsonaro.

En este momento, hay una muy baja posibilidad de que Alberto viaje a Brasil. En todo caso, podemos ir otros. Brasil construye una pared que tenemos que trabajar para derrumbarla y relacionarnos porque para nosotros es vital”, declaró.

De acuerdo a su visión, en el continente no hay que construir un club ideológico. Esto quiere decir, que no hay que esperar que en cada país haya presidentes con visiones idénticas para construir lazos de unidad. A modo de ejemplo, especificó: “Uno no puede establecer la unidad solamente por la posición que se tiene sobre Venezuela, sea muy dura o no”.

El dirigente informó además que el vice de Bolsonaro vendrá a la Argentina para la asunción.

Guaidó confía en que el nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, apoye soluciones para Venezuela por Ludmila Vinogradoff – ABC – 30 de Octubre 2019

Considera que su país necesita una solución urgente a la crisis y ve fundamental el respaldo de la comunidad internacional

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, confía en que el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, apoye las soluciones propuestas para la crisis de Venezuela. Así lo afirmó en la Asamblea Nacional, declarada en sesión permanente a partir de este martes para legislar sin interrupciones.

El también presidente del parlamento mostró su disposición de trabajar con el presidente electo, Alberto Fernández, con el fin de avanzar en eventuales soluciones a la crisis venezolana.

«He estado en constante comunicación con todos los mandatarios de la región y con todos los que estén dispuestos a abonar en el proceso de una solución a la crisis que vive Venezuela, no va a ser diferente, sin duda, el intento que haremos con el presidente electo Fernández», dijo.

Enfatizó en que el país necesita una solución urgente a la crisis y consideró fundamental el respaldo de la comunidad internacional para superar las adversidades, ahora cuando Acnur pronostica que aumentará a más de 5 millones de venezolanos los que escaparán de la crisis generada por el régimen de Nicolás Maduro.

Guaidó señaló que el objetivo de la Asamblea Nacional es convocar unas elecciones presidenciales con condiciones que garanticen la transparencia del proceso, y para ello acordaron designar una comisión parlamentaria que se ocupará de postular a los candidatos para dirigir el nuevo Consejo Nacional Electoral.

 

Crisis de Venezuela marcó primer debate presidencial en Argentina – El Nacional – 14 de Octubre 2019

El presidente Macri afirmó que es necesario trabajar para acabar con la dictadura venezolana, mientras que el peronismo apoya al régimen de Maduro pese a las demandas internacionales por violación de los derechos humanos
Debate-presidencial-Argentina

La crisis venezolana fue uno de los temas que discutieron los candidatos a la Presidencia de Argentina en su primer debate de cara a las elecciones del próximo 27 de octubre.

«Venezuela tiene problemas… Pero yo quiero que los venezolanos resuelvan el problema. No quiero intervenir en Venezuela», aseveró el peronista Alberto Fernández.

Añadió que Mauricio Macri quiere romper relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro «para poder intervenir». «Espero que ningún soldado argentino termine en tierra venezolana», advirtió el peronista.

Antes, el presidente Macri dijo que «no puede haber dobles discursos», ya que «o se está con la dictadura o con la democracia».

En el primero de los dos debates participaron también Roberto Lavagna, ex ministro de Economía; Nicolás del Caño, diputado del Frente de Izquierda; el ex militar Juan José Gómez Centurión y el economista José Luis Espert.

«Argentina debe hacer los máximos esfuerzos para que el dictador Maduro se remueva de su cargo y se convoquen elecciones cristalinas», dijo Espert.

Alertó sobre el Mercosur como «una mentira de la apertura económica» de la que «no se puede rescatar nada».

«El kirchnerismo no cambió»

El primer debate presidencial celebrado en la ciudad de Santa Fe bajo el amparo de una ley aprobada en 2016, contó con la participación de los seis aspirantes a la jefatura del Estado en los comicios del 27 de octubre, a los que el peronista Alberto Fernández llegó como favorito, según las encuestas.

«Otra vez nos endeudaron, otra vez cerraron empresas, otra vez dejaron a la gente sin trabajo, otra vez empujaron a la clase media a la pobreza, es lo que hacen cada vez que llegan al poder», expresó el líder del Frente de Todos sobre el gobierno del conservador Mauricio Macri, su principal adversario, a quien en las primarias de agosto superó por 16 puntos y al que acusó varias veces de mentir.

Por su parte, Macri remarcó que si su gestión permitió modernizar Argentina, con la construcción de infraestructuras, la mejora de la educación y la batalla contra el narcotráfico, podrá también, si vence en las generales, «arreglar la economía», en recesión desde 2018.

«Pero tres años y medio, casi cuatro es muy poco tiempo para enderezar décadas de políticas erróneas», aseveró Macri.

El mandatario criticó duramente la herencia económica y de corrupción que asegura recibió del ejecutivo de Cristina Fernández 2007-2015, ahora candidata a vicepresidente de Fernández.

«Lamentablemente, hemos visto que volvió el dedito acusador, volvió el atril, volvió la canchereada. El kirchnerismo no cambió. Por más que se oculte o trate de mostrarnos algo distinto, es lo mismo», destacó el mandatario.

Política exterior 

Sobre el acuerdo comercial de ese bloque con la Unión Europea alcanzado en julio pasado  luego de 20 años de negociaciones, Lavagna, uno de los artífices de la recuperación económica del país tras la grave crisis de 2001, advirtió que «puede ser una oportunidad» pero sin que ello conlleve un nuevo «período de sumisión» de Argentina.

«Veo que Francia, Austria e Irlanda están diciendo que no lo van a aprobar. No le tengo miedo a la apertura, lo que no voy a permitir es que la apertura se lleve puesto a las industrias y el trabajo argentino», enfatizó Fernández.

Sin embargo, el actual mandatario presumió de haber sacado el país del aislamiento y haber trabado confianza con los principales líderes del mundo.

Alegó que el acuerdo permitirá acceder a un mercado de 500 millones de consumidores y mejorar la vida de la gente.

En las dos horas de debate presidencial televisado, los candidatos abordaron también temas de derechos humanos, política de género, educación y salud.

Mención especial tuvo la política respecto a las islas Malvinas, archipiélago controlado por Reino Unido desde 1833 y cuya soberanía reclama históricamente Argentina.

La crisis política y social de Ecuador también salió a colación en boca de Del Caño, quien rindió homenaje a «los trabajadores y campesinos indígenas» de ese país «que han muerto» por la represión policial en las protestas contra el presidente Lenín Moreno.

Salud pública

Gómez Centurión centró su discurso en su posición contra el proyecto que busca legalizar el aborto, que en los últimos tiempos ha generado una fuerte polémica.

En el lado contrario, Del Caño indicó que aprobar la interrupción voluntaria del embarazo es «una cuestión de salud elemental».

«Con la legalización le vamos a dar oportunidad a las mujeres pobres de que hagan su aborto en condiciones de asepsia, como lo hacen las ricas», continuó Fernández sobre un asunto del que Macri no hizo mención.

En las primarias de agosto, consideradas una gran encuesta electoral de cara a las generales por la decisión de los partidos de no presentar más de un candidato por coalición, el peronista obtuvo 47,78% de los votos, seguido por Macri con  31,79%.

Lavagna cosechó 8,14%; Del Caño, 2,83%; Gómez Centurión, 2,62%, y Espert 2,15%.

La dilatada ventaja de Fernández generó al día siguiente de las primarias fuertes turbulencias en los mercados, con una nueva devaluación que aceleró la escalada de la inflación y agravó la crisis.

El próximo debate presidencial será el sábado 19 de octubre.

¿Se asomó la brisa bolivariana? por Adolfo P. Salgueiro – El Nacional – 12 de Octubre 2019

download.jpg
Una constatación bastante obvia es aquella que revela que los ciclos de la historia política tienen carácter pendular y que los cambios en la dirección del péndulo se producen en intervalos cada vez más breves. Tal fenómeno se está comenzando a constatar en la realidad latinoamericana donde, después de casi una década de predominio, los movimientos políticos relativamente moderados de centro derecha, derecha o centro izquierda –todos esencialmente democráticos– están siendo puestos a prueba por fuerzas que responden a parcialidades fundamentalmente izquierdistas, comunistas, populistas   castrochavistas, Foro de Sao Paulo, etc., poco comprometidos con el respeto al juego democrático y que, muchas veces, valiéndose de la democracia logran atentar contra ella habiendo infiltrado  sus instituciones.
También hay movimientos de derecha que haciendo uso de las mismas herramientas originadas en la democracia buscan idéntico fin de preponderancia generalmente alejados de la práctica de ella (Bolsonaro, Le Pen, Salvini, Vox, etc.). En casi todos los casos la percepción de fracaso de las gestiones de gobiernos desgastados suele ser lo que impulsa al enojo del votante, la reacción y el retorno del péndulo.
Unas veces el relevo se produce según las reglas acordadas y otras se lleva a cabo con ruptura de las mismas. Algo de eso es lo que está ocurriendo en nuestro continente latinoamericano sumido en estas últimas semanas en una vorágine de inestabilidad que ha provocado insólitos comentarios como el del capitán Cabello, quien –con el cinismo que le caracteriza– ha afirmado que pareciera haber “renacido una nueva brisa bolivariana en el continente”.
La inestabilidad presente en las zonas fronterizas colombo-venezolanas, en las que la usurpación que aún despacha desde Miraflores ofrece sin rubor alguno su apoyo a los grupos terroristas infiltrados en nuestro territorio, siembra temor, desestabilización y la alta posibilidad de que un incidente (verdadero o falso) genere la chispa que encienda la mecha de una confrontación internacional armada de alto vuelo entre pueblos hermanos. No es una especulación teórica, sino una realidad palpable diariamente en Táchira, Zulia, Amazonas, Bolívar, Apure, etc.
Los eventos que sacuden a Ecuador ilustran claramente la necesidad impostergable de sincerar una economía que no puede soportar más el desangramiento que producen los subsidios a los combustibles, pero también demuestra que intentarlo desata reacciones –entendibles sí– que se explotan arropándose en el populismo más descarado. Así mismo pasó con el Caracazo de 1989 y pasa hoy en Quito y otras ciudades ecuatorianas donde –de paso– se comenta la presencia de infiltrados venezolanos que , una vez detenidos, revelan su militancia chavista y su condición de agentes pagados para desatar la violencia.
Pocos reconocen que si se solicita un megapréstamo a una institución financiera internacional, resulta razonable que esta aspire a supervisar su utilización. Igual ocurre cuando un banco nos financia la hipoteca de nuestra casa y nos sujeta a limitaciones que le aseguren la recuperación de su préstamo. Si existe alguna otra manera sería bueno que quien tenga la receta la comparta ahorita mismo.
Afortunadamente en Ecuador la represión ha sido moderada, llevada a cabo por fuerzas del orden –no por militares– y sin que se haya agotado la posibilidad del diálogo que ya ha empezado a aflorar. Pensar que los próceres de la “revolución bolivariana” tienen la sinvergüenzura de “condenar los excesos policiales” luce como una muestra de deshonestidad discursiva repugnante aunque no sorpresiva.
En Perú es difícil opinar si la decisión del presidente Vizcarra de disolver el Congreso se ajusta a la Constitución o no. El hecho de que la medida sea apoyada por 90% de la población no la convierte necesariamente en constitucional toda vez que los congresistas –bandidos o no– han sido elegidos por el pueblo en comicios tan transparentes como fueron los que invistieron a Kuzcinsky en la presidencia y a Vizcarra como vicepresidente de la república. Por lo menos en este caso constatamos la fortaleza de las instituciones que han podido aguantar varios golpes fuertes sin haber colapsado.
En Argentina parece ya cantado que el populismo kirchnerista regresará a la Casa Rosada propinando un severo castigo a un Macri que –bien o mal–  tuvo que tomar medidas para reparar lo que el kirchnerismo le dejó como herencia. La consecuencia será el regreso de medidas populistas para que a la vuelta de otros cuatro años haya que intentar volver a reparar el daño.
En Uruguay –el mismo 27 de octubre como en Argentina– hay la posibilidad de que el Frente Amplio de la izquierda gobernante no pueda conseguir reelegirse en la primera vuelta. De ser así es bien posible que la coalición entre el Partido Nacional y el Colorado pueda desalojar a quienes han venido inicialmente coqueteando con el chavismo-madurismo y últimamente se han cuadrado con él sin rubor alguno.
En Bolivia el 20 de este mismo mes de octubre se decidirá si Evo gana en primera vuelta o no. De no ganar existe una esperanza de que las alianzas que se puedan tejer alrededor de Carlos Mesa para la segunda vuelta puedan desalojarlo del poder que ha ejercido ya por tres mandatos, hablando muchas estupideces en materia política pero cometiendo pocas en materia de conducción económica.
De este ajedrez que hemos resumido, los venezolanos tenemos mucho que ganar o que perder. Si ganan los kirchneristas en Argentina , Evo en Bolivia o el Frente Amplio en Uruguay o si tumban a Lenín Moreno en Ecuador, la situación de Venezuela en el Grupo de Lima (con México ya perdido hace un año), o en la OEA donde la representación de Guaidó se apoya en una inestable mayoría, o las decisiones dentro del TIAR, bien pueden complicar el apoyo internacional regional que hasta ahora es elemento determinante para mantener la esperanza del cese de la usurpación.
Como consecuencia de lo anterior, es evidente que Guaidó tiene que apurar al máximo la velocidad para lograr las tres metas que se ha propuesto (cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres) antes de que cambien para peor las circunstancias exógenas. Para que eso sea posible, quienes comparten, condicionan y limitan la acción del presidente (E) precisan empujar todos en la misma dirección y con la vista puesta en el futuro de la patria y no en el interés inmediato de sus toldas. La cortesía con mis lectores me sugiere destilar optimismo, la razón me hace ser escéptico.
A %d blogueros les gusta esto: