elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: ANC

Con el mazo dando¿Quién es Diosdado Cabello? por Xabier Coscojuela – Nueva Sociedad – Octubre 2019

Considerado parte de la «derecha endógena», Diosdado Cabello es una figura clave del régimen bolivariano. Desde la Asamblea Constituyente hasta su programa «Con el mazo dando», su discurso se conecta más con el viejo nacionalismo militar que con la tradición de izquierda.
Con el mazo dando  ¿Quién es Diosdado Cabello?

«Nicolás [Maduro] es mi hermano, es mi camarada, y somos hijos de Chávez». Estas palabras fueron dichas en 2013 y repetidas en innumerables oportunidades a lo largo de todos estos por Diosdado Cabello, número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). La última vez, la mención la hizo durante su participación en el Congreso Internacional de Mujeres que se desarrolló en Caracas el pasado 20 de septiembre.

En la última aparición pública de Hugo Chávez el 8 de diciembre de 2012, Cabello estaba sentado a su derecha y Maduro a su izquierda. ¿Indicaba esto la ubicación «ideológica» de ellos dentro del chavismo? Al primero se lo señaló ya hace varios años el líder de la «derecha endógena» dentro de las filas del oficialismo. Por su parte, Maduro fue siempre un militante de la izquierda marxista. Y ambos encarnan los poderes dentro del chavismo. El extinto ex presidente se decantó por Maduro para su sucesión y los rumores de enfrentamiento con Cabello no han cesado desde ese momento pero, hasta ahora, en público han mostrado un total entendimiento.

Graduado en la Academia Militar de Venezuela en 1987 como el segundo de la promoción «general de brigada Tomás Montilla», conocida internamente como «Los Montilleros», Cabello no es un buen orador. Tampoco utiliza la fraseología típica de un líder de la izquierda marxista latinoamericana. Su discurso es más patria, dentro del enfoque nacionalista militar, que revolución. Muchas más frases hechas que ideas propias.

En la actualidad, uno de los integrantes de esta promoción, el mayor general Alexis Rodríguez Cabello, es el comandante general del Ejército, lo que pone de manifiesto la importancia de sus compañeros de promoción. Cabello es también ingeniero de sistemas graduado en la Universidad Politécnica de las Fuerzas Armadas. Con el grado de teniente, participó en el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Por este hecho pasó 22 meses preso en la cárcel de Yare, en el estado Miranda.Fue liberado gracias a la amnistía del presidente Rafael Caldera a los participantes en la acción militar. En diciembre de 2013, Maduro lo ascendió al rango de capitán, aunque desde 1993 está fuera de la Fuerza Armada Nacional como consecuencia de su actuación en el golpe fallido. Su esposa, Marlenys Contreras, se desempeñó hasta el pasado mes de agosto como ministra de Obras Públicas.

Cabello inició su andadura en el primer gobierno de Chávez en un cargo burocrático de segunda línea: director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).A partir de entonces su travesía ha sido larga y variada y siempre ascendente: fue vicepresidente de la República, gobernador, diputado raso, presidente de la Asamblea Nacional y, actualmente, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, que se coloca por encima de todos los poderes constituidos.

Su paso por Conatel fue muy aplaudido por la dirigencia empresarial de las telecomunicaciones. Desde ese cargo, en 2000 impulsó la Ley Orgánica de las Telecomunicaciones que fue calificada por expertos del área como la más moderna de América Latina, período en el cual asignaron las bandas del espectro radioeléctrico a empresas nacionales y extranjeras. Como vicepresidente de la República, en ocasión del golpe de Estado de abril de 2002 contra Chávez, tuvo un gran protagonismo. Aquella imagen en la que se lo ve entregándole el poder nuevamente a Chávez presagiaba un buen augurio. De ese cargo salió para ocupar el Ministerio de Interior y Justicia (2002-2003), de ahí siguió al Ministerio de Infraestructura (2003-2004), posteriormente fue electo Gobernador del estado Miranda para el período 2004-2008, luego aspiró la reelección y fue derrotado por Henrique Capriles Radonsky, un lunar que no pudo superar.

En el 2008 asumió el Ministerio de Infraestructura, más tarde denominado Ministerio de Obras Públicas y Vivienda, cargo que ejerció hasta 2010. En ese lapso y simultáneamente fue director de Conatel, aunque en esta segunda oportunidad lejos quedó el funcionario alabado por el sector empresarial. En ese momento no tuvo ningún problema en cerrar 32 emisoras de radio alegando que no contaban con los permisos correspondientes. Aquella Conatel «neoliberal» fue mutando deun ente para regular las telecomunicaciones de una manera amplia a controlar de manera férrea los medios televisivos y radiales. Más adelante le fueron acrecentadas las funciones a ese organismo público para supervisar la web.

En el interior del chavismo no han faltado los detractores de Cabello. En 2008, el diputado Luis Tascón lo señaló como el líder de la «derecha endógena». Tan es así que a diferencia de otros líderes del chavismo, su relación con Cuba ha sido más bien reciente. De hecho, pasaron varios años para que Cabello fuera recibido en La Habana.

Pasaron varios años para que Cabello fuera recibido en La Habana.

En 2010 fue elegido diputado por el estado Monagas. La mayoría absoluta del Parlamento era del PSUV y Cabello fue designado presidente de una de las comisiones menos apetecidas de la Asamblea Nacional: la de Administración y Servicios. Dos años después era el presidente del Poder Legislativo, cargo que mantuvo por tres años (2015) hasta el final del período. Aunque en el chavismo se había acordado la rotación anual en la directiva del Parlamento, Cabello no cumplió el pacto. Sus adversarios internos, y quienes lo critican desde la oposición, le atribuyen un gran poder que le ha permitido escalar posiciones y mantenerse en la palestra. Ha sido acusado de corrupción y de contar con varios testaferros. En 2015, el capitán de corbeta Leamsy Salazar lo acusó de participar del negocio del narcotráfico.

La reproducción de esta información por tres medios venezolanos les valió una demanda penal y otra civil por parte de Cabello. Los jueces que vieron los casos fallaron a favor del líder del PSUV, lo que era de esperarse porque en la Venezuela chavista ningún tribunal, en ningún nivel, ha fallado contra el gobierno o sus dirigentes, al menos en los últimos 15 años.

El policía malo

Donde Cabello se desenvuelve a sus anchas es en el programa de televisión «Con el mazo dando», donde desde 2014 reparte «mazazos» a todo opositor que crea conveniente, sea venezolano o extranjero, para lo que no se priva de utilizar informes de inteligencia. El programa se transmite todos los miércoles y dura cinco horas. Hay música, videos con palabras de Chávez, por quien dice profesar un amor infinito, así como desmentidos a los medios de comunicación, todo con mucha agresividad y violencia verbal. El símbolo de dicho espacio es un garrote y en el programa Cabello se muestra como el más duro de los chavistas. El más radical contra la oposición. El policía malo de la película. Pareciera que disfruta con ese rol. No tiene ningún problema en rechazar cualquier posibilidad de entendimiento.

De hecho, ni él ni ninguno de los dirigentes que se identifica con Cabello ha estado presente en los diálogos que ha mantenido el gobierno de Maduro con la oposición. No asistió a los que se produjeron antes del llevado a cabo en República Dominicana ni tampoco al que promovió el gobierno de Noruega a través de varios encuentros en Barbados. Ni siquiera tuvo presencia en el último que sostuvo el gobierno con el sector más moderado de la oposición.

Sin embargo, Cabello sí se habría reunido con representantes del gobierno de Estados Unidos, según información de la agencia AP divulgada en agosto pasado y desmentida por el presidente de la Asamblea Constituyente, quien afirmó que no tendría inconveniente en reunirse con «quien fuera» siempre que para ello contara con la autorización de Nicolás Maduro. Los encuentros tendrían que ser en Venezuela y sería para tratar temas de interés nacional y no personal, agregó Cabello.

Días después, Maduro reveló que había autorizado a varios de sus colaboradores más cercanos a sostener encuentros con representantes del gobierno de Donald Trump, pero no mencionó entre ellos a Cabello. De esta manera precisó que el presidente de la Constituyente no estaba autorizado para hablar en su nombre.

El autoritarismo, que ya demostró cuando presidió la Asamblea Nacional, es exhibido con fruición en ese programa. Recordemos que en 2013, luego de las elecciones presidenciales en las que resultó electo Maduro, Cabello preguntaba a los diputados opositores que pretendían tomar la palabra en el Parlamento si reconocían a Maduro como presidente. Si la respuesta era negativa, al diputado no se le permitía hablar. Un cuartel en el Parlamento.

El programa televisivo que conduce es un compendio de violaciones de la Constitución y de las leyes. En el mismo, militares activos uniformados manifiestan su inclinación político partidista –lo que está prohibido constitucionalmente–, se reproducen grabaciones de conversaciones telefónicas o de videos obtenidas sin orden judicial, se presentan «pruebas» aportadas por la Fiscalía, o se ordena la detención de algún ciudadano. El último de los casos es el del ingeniero Wiston Cabas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica y Mecánica, quien había declarado que en cualquier momento se produciría un nuevo apagón eléctrico nacional. Sus pronósticos se cumplieron a finales de julio de 2019. Cabello afirmó que Cabas no era vidente para saber lo que iba a pasar y pidió que lo investigaran. La Dirección de Contrainteligencia Militar fue a detenerlo pero al no hallarlo apresaron a su hijo, Arnaldo José Cabas.

De su dureza también son víctimas funcionarios internacionales. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) nunca es llamado por su nombre, Luis Almagro, sino «Almugre». Al Grupo de Lima lo denomina como «el cartel» de Lima. Michelle Bachelet también ha sido blanco de los ataques de Cabello luego de conocerse el informe presentado por ella el pasado 5 de julio, donde dejaba constancia de las graves y reiteradas violaciones a los derechos humanos en las que ha incurrido el gobierno de Maduro. En dicho reporte, Bachelet reservó un apartado especial para el programa televisivo de Cabello al que denunció por aumentar la retórica de persecución y descrédito contra los opositores al régimen bolivariano.

El presidente de la ANC respondió a Bachelet con su tradicional elegancia. Afirmó que dicho informe no le quitaba el sueño, que él se había reunido con la Alta Comisionada como un favor, que el informe lo habían redactado en Estados Unidos y que era un chantaje. Sus palabras contra la ex presidente socialista de Chile son una demostración del daño que ha producido su informe en la imagen internacional del chavismo. El candidato presidencial peronista argentino Alberto Fernández marcó distancia de Maduro basándose en las denuncias de Bachelet.

Ese rechazo también se manifestó en la última reunión del Foro de Sao Paulo reunido en Caracas en julio pasado, cuando en la declaración final el informe de Bachelet no fue nombrado. Se conoció que los representantes del Frente Amplio de Uruguay tenían la orden de oponerse a cualquier rechazo al informe Bachelet y el Partido Socialista de Chile no envió a ningún representante a la reunión.

Bajo control de Maduro

Dos hechos relativamente recientes dejan ver que el poder de Cabello en el ámbito interno del PSUV llega hasta donde Maduro lo permite. En 2017 fue elegida la Asamblea Nacional Constituyente y en el proceso de su elección el gobierno violó la Constitución en al menos dos oportunidades. La primera, al no consultar con los ciudadanos si estaban de acuerdo con su convocatoria. La segunda, al pasar por encima del principio de un ciudadano un voto y diseñar un sistema electoral que sobre representaba a la minoría, lo que hacía inútil cualquier esfuerzo de la oposición por participar en la elección de los constituyentes.

Dicha Constituyente fue elegida como un súper poder que podía disolver la Asamblea Nacional, modificar la conformación del Tribunal Supremo de Justicia, elegir, como en efecto lo hizo, el fiscal general de la República y el defensor del pueblo. En teoría tendría más poder, incluso, que el presidente de la República. Entre los elegidos, el constituyente con mayor liderazgo era Cabello, por lo que parecía lo más coherente que fuera él quien presidiera la ANC. Eso para algunos significaba que sería el hombre con mayor poder en el país. Sin embargo, cuando llegó el momento de la elección, Maduro demostró tener más capacidad de fuego interno e impuso a Delcy Rodríguez –la actual vicepresidente– para encabezar la Constituyente.

El segundo episodio se produjo el 12 de agosto de 2019.El líder opositor Juan Guaidó, nombrado por la Asamblea Nacional «Presidente encargado», aseguró que la Constituyente iba a adelantar las elecciones parlamentarias para finales de este año, aun cuando el período legislativo vence en diciembre de 2020. La sesión de la Constituyente fue convocada para un día lunes, algo totalmente inusual. Cabello había declarado que la Asamblea Nacional podía ser elegida los primeros días del año 2020 y comenzar su período de sesiones en enero de 2021, pero cuando se inició la sesión el tema fue debatido pero para negar la convocatoria de las referidas elecciones. Ese mismo día, en horas de la noche, Maduro anunció la remoción de Marlenys Contreras, esposa de Cabello, del ministerio de Obras Públicas.Había permanecido en gabinete desde abril de 2015.

La procesión anda por dentro del chavismo pero, hasta el momento, la disputa ha sido controlada de cara a la opinión pública. Sin duda Cabello tiene una cuota importante de poder, pero a la hora de la verdad, sigue siendo el segundo del chavismo, bajo control de Maduro.

De las impunidades rojitas por  Jesús Peñalver – El Nacional – 27 de Septiembre 2019

Claro, en el camino se ha encontrado toda clase de escollos que ha puesto el des-gobierno que aún se halla aposentado en palacio, para impedir su funcionamiento y el cabal cumplimiento de sus atribuciones y deberes. Han sido decenas de sentencias del llamado Tribunal Supremo de Justicia que han  anulado las leyes dictadas, así como tantas y recurrentes las decisiones de tribunales de instancia que autorizan la persecución, acoso y encarcelamiento de  diputados, con prescindencia de toda norma de derecho que les garantice el derecho a la defensa y el debido proceso.

Para más inri, aquel mismo Supremo Tribunal la ha declarado en desacato. Todo esto sin olvidar la inhabilitación de los diputados de Amazonas, cuyos procedimientos duermen el sueño de los justos y de los injustos en la Sala Electoral del aludido TSJ.

Claro que tienen derecho de ocupar nuevamente sus curules, pues son tan legítimos como los parlamentarios de la Unidad Democrática. Pero debo, salvo mejor criterio, hacer algunas observaciones.

Es conocido que ese bodrio que mientan “asamblea nacional constituyente” no es legal, ni legítimo ni constitucional. Es decir, no es un organismo ni ente público. No existe. De modo que no es aplicable la norma contenida en el artículo 191 de la Constitución Nacional que expresa:

De manera que aquellos diputados a la legítima Asamblea Nacional (la elegida en diciembre de 2015) pueden perfectamente reincorporarse a sus curules, aun habiendo integrado aquella espuria ANC.

Caso distinto es el de Francisco Torrealba, hoy ex diputado por haber ocupado el cargo de ministro de Trabajo en 2017, lo que le impide ipso jure reincorporarse a la legítima Asamblea Nacional por haber perdido su investidura, conforme con el aludido artículo 191 constitucional.

Siendo que Pedro Carreño es abogado con estudios de posgrado y doctor en derecho constitucional y penitenciario (Caribbean International University, Curazao), de la cual Vielma Mora es o fue vicerrector, ayer mismo  anunció que acudiría al Tribunal Supremo de Justicia para que sea esta instancia la que decida “quién es o no es diputado”.

No me sorprendería que el colectivo dos pilitas «interpretara» la Constitución y fallara que Francisco Torrealba no ha perdido su investidura por haber sido nombrado y aceptado el cargo de ministro (como dije antes) en 2017, y puede perfectamente incorporarse a la Asamblea Nacional. Lo digo porque así actúa el bufete de Miraflores. Otro adefesio jurídico a la vista.

La inmunidad parlamentaria no es un privilegio personal, sino una garantía de imparcialidad y respeto a la majestad del Poder Legislativo ante los otros poderes. Y en este caso, como en tantos otros, queda claro que han sido los oficialistas quienes no respetan la Constitución, son ellos quienes la violan, haciendo posible esta tragedia en la que han convertido a Venezuela.

Son las impunidades rojitas a las que, por desdicha, nos tienen acostumbrados, asidos al poder como se encuentran y empeñados en no soltarlo. Se entiende, pues no es solo el hecho de perder ese poder, sino el miedo a ser juzgados, procesados conforme a derecho y condenados por tantos crímenes cometidos.

Falta espacio para vaciar la chapuza en que el ch… abismo ha convertido la administración de justicia en el país.

Parafraseando al poeta: “Desde el fondo de ti, y adolorido, un país triste como yo nos mira”.

Son veinte años, siete meses y veintitrés días de esta desgracia chavista, esta maldición inmerecida, este castigo innecesario. Terrible tiempo, tortuoso y dañino de una pesadilla coloreada de un rojo alarmante destruyendo al país. Este dolor debe acabarse. ¡Por Dios!

AN convalidó violación a la Constitución al aceptar a diputados del PSUV por Estefani Brito – El Nacional – 27 de Septiembre 2019

Analistas afirman que los parlamentarios chavistas vulneraron la carta magna, al retirarse y aceptar cargos públicos remunerados. El constitucionalista José Vicente Haro instó a la Asamblea Nacional a aplicar el artículo 187 numeral 20

Asamblea Nacional, AN.

La salida de los diputados oficialistas en su momento tuvo por objetivo “sacarla (a la AN) del desacato”.

El constitucionalista José Vicente Haro afirmó que el Parlamento “convalidó, aceptó y toleró una violación a la Constitución y al derecho de los electores de tener una representación real y efectiva” al aceptar a los parlamentarios del Partido Socialista Unido de Venezuela.

La última vez que el chavismo asistió a la plenaria fue el 4 de abril de 2017. Al retirarse principales y suplentes, indicó Haro, vulneraron cinco artículos de la Constitución.

Fue vulnerado el artículo 197, que establece la obligación de los diputados de dedicarse exclusivamente a sus labores parlamentarias en beneficio de los intereses del pueblo.

Además, los apartados 5, 66, 70 y 73, que amparan los derechos de los electores a tener una representación política.

“La desincorporación causó un abandono del cargo, ellos dejaron a electores sin representación política. Ya por ahí han perdido su investidura”, dijo quien también es profesor de la Universidad Central de Venezuela.

Afirmó que al aceptar cargos públicos y asumir funciones en “la ilegítima asamblea nacional constituyente”, perdieron inmediatamente la investidura de parlamentarios, de acuerdo con el artículo 191 de la carta magna.

Ilegitimidad de la ANC

Partiendo del hecho de que la asamblea nacional constituyente es ilegítima, Ali Daniels, director de Acceso a la Justicia, consideró que “cualquier cargo que se haya tenido no tiene ninguna validez ni efecto”, por lo que el cargo legítimo de diputado no debería verse afectado.

No obstante, Haro explicó que pese a la ilegalidad del órgano chavista, los parlamentarios pierden su investidura. “Son ‘constituyentes’, han violado el artículo 200 de la Constitución al aprobar allanamientos de inmunidades parlamentarias inconstitucionales. Ellos han usurpado y han arrebatado funciones legislativas al Parlamento, no pueden tener carácter de diputados”, subrayó.

Más allá del abandono del cargo, Daniels indicó que ningún funcionario público puede tener dos cargos remunerados, de acuerdo con el artículo 148 de la Constitución.

Señaló que la Contraloría General de la República debe evaluar los casos y aplicar sanciones a aquellos funcionarios que tienen o hayan tenido dos cargos remunerados.

“Pero como la Contraloría es un órgano del oficialismo no esperamos ninguna acción”, agregó.

Revertir la situación para evitar consecuencias políticas

Haro afirmó que en la próxima sesión, la plenaria del Legislativo puede revertir la situación de la bancada chavista, al aplicar el artículo 187, numeral 20, de la Constitución, que le da la facultad al Parlamento de calificar a sus miembros.

A su juicio, la Asamblea Nacional debe debatir este punto y tomar la decisión que corresponda en cada caso, para evitar consecuencias políticas. “Si no es diputado no puede sentarse en el curul ni ejercer una representación que ya ha perdido. Debe ser invitado a retirarse del Parlamento”, señaló.

Explicó que la única forma de resolver este vacío en los estados que se quedaron sin representación, es a través de una elección en cada uno de los circuitos perjudicados para que los ciudadanos elijan si deciden mantener o no a “estos diputados que irresponsablemente abandonaron el deber que les confiaron”.

Afirmó que con la presencia de estos parlamentarios el quórum se puede ver gravemente comprometido, debido a la persecución política que impide que los 112 legisladores opositores estén presentes en la plenaria. Además, que de estos, ahora hay 5 de Cambiemos que están a favor del chavismo.

“Si se tolera que el PSUV y sus aliados ingresen pueden llegar a una situación en la cual, la oposición no logre tener un quórum mayoritario de las dos terceras partes para tomar decisiones clave relativas a la institucionalidad del país”, señaló.

El caso se puede presentar, continuó, en el debate para la aprobación de la Ley de presupuesto nacional 2020 y la Ley de endeudamiento público. Además de que pueden incidir en la juramentación de la junta directiva 2020-2021, para la cual el diputado Timoteo Zambrano afirmó que la bancada de Cambiemos no va a votar por Juan Guaidó como presidente.

“¿Van a ir esos diputados del PSUV simplemente a alborotar el discurso político? ¿Se va a aceptar eso, mientras ellos están aprobando esas leyes en la ilegítima ANC o mediante una sentencia del TSJ? ¿Va a permitir el Parlamento quebrar, de alguna manera, lo que ha sido la cohesión política que ha mantenido?”, cuestionó.

Un gesto simbólico

A pesar de considerar que la oposición actuó bien al aceptar a los diputados oficialistas, debido que la Asamblea Nacional es la única instancia legítima, Daniels afirmó que “no va a ir más allá de un gesto simbólico” en vista que de no cambia la situación de los poderes públicos.

“La Asamblea no puede hacer nada, está completamente anulada por los demás poderes”, alegó.

Recordó que sobre el Parlamento aún pesa la figura del desacato, impuesta por el Tribunal Supremo de Justicia. La única forma de salir de ella, de acuerdo con la sentencia número 2 de la Sala Constitucional del órgano chavista, emitida el 11 de enero de 2017, es logrando que la junta directiva de Henry Ramos Allup desincorpore a los diputados de Amazonas.

“Eso hoy es imposible, tendría consecuencias directas en la Presidencia encargada. Lo importante es desincorporarlos, no importa quién sea el presidente, pero según el TSJ, solo una junta presidida por Ramos Allup puede salir del desacato”, enfatizó.

EE UU se reunió en secreto con Diosdado Cabello, el ‘número dos’ del chavismo por Alonso Moleiro – El País – 19 de Agosto 2019

El dirigente, considerado el más radical e intransigente de los dirigentes chavistas, se reunió con un alto funcionario del Gobierno de Trump en julio pasado, según la agencia estadounidense AP

diosdado cabello venezuela
Diosdado Cabello junto a Maduro, en Caracas. GETTY

Funcionarios del Gobierno de Estados Unidos han iniciado conversaciones con el número dos del régimen chavista, Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, además de algunos integrantes del círculo personal de Nicolás Maduro, con el objeto de persuadirlos para que se avengan a un acuerdo que garantice una salida incruenta a la crisis política que vive el país sudamericano.

Segundo a bordo en la estructura de poder del chavismo, Diosdado Cabello es visto por los venezolanos como el más radical e intransigente de los dirigentes que detentan el poder, la última línea de defensa con la cual contaría el régimen bolivariano, con una clara influencia en las Fuerzas Armadas y de la policía política. Y es, además, uno de los pocos dirigentes que podría desbaratar cualquier acuerdo político en las conversaciones en Barbados entre el chavismo y la oposición con solo emitir una declaración.

Su programa Con el mazo dando, transmitido los miércoles por la estatal Venezolana de Televisión, se ha constituido en el paredón mediático a partir del cual el número dos del régimen encara sus diferencias con la oposición venezolana en un marco cada vez más restrictivo y hostil.

Aunque se ha especulado durante años en torno a sus ambiciones personales, su presunto pragmatismo en temas económicos y sus diferencias de criterio con la dirigencia cubana, Cabello, todo un ortodoxo del legado chavista, ha metabolizado con enorme claridad su papel como número dos en el mapa de poder revolucionario venezolano, prestando un recurrente y abnegado servicio de soporte al Gobierno de Maduro, y la revolución bolivariana como bastión a defender, en los momentos más complejos, e identificando en los dirigentes opositores venezolanos como sus únicos enemigos.

Cabello es un político rígido y fanatizado, con mucho más de militar que de civil, un poder que no parece dispuesto a regatear en el marco republicano y que rechaza de plano a cualquier acuerdo con sus adversarios políticos. Aunque su presencia y la de sus aliados en el Gobierno que preside Maduro es más bien discreta, Cabello mantiene claras zonas de influencia, autónomas de la voluntad de Maduro, en el PSUV y en la Asamblea Nacional Constituyente.

EE.UU. intenta abrir grietas en el chavismo con sus contactos con Cabello – ABC – 19 de Agosto 2019

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, la semana pasada
El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, la semana pasada – AFP

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela se reunió en julio con un enviado por la Administración Trump en Caracas y estaría organizando ahora un segundo encuentro, según AP

El Gobierno de Estados Unidos ha retomado su estrategia de intentar un cambio de régimen en Venezuela a través de contactos secretos con altos mandos civiles y militares del país. Tras el fallido pronunciamiento del 30 de abril, en esta ocasión los esfuerzos se centran en Diosdado Cabello, el poderoso «número dos» del régimen y en la actualidad presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, considerada ilegítima por la comunidad internacional. Cabello se reunió el mes pasado con un intermediario de EE.UU., según reveló el domingo la agencia Associated Press.

Según han confirmado a ABC fuentes de la diplomacia norteamericana, el Gobierno de Donald Trump ha ofrecido retirar parte de las sanciones que en mayo de 2018 dictó contra Cabello, su hermano José David, su mujer Marleny Josefina y su testaferro, Rafael Alfredo Sarria. A este último se le incautaron tres empresas radicadas en Florida y 14 propiedades ubicadas tanto en Florida como en Nueva York. EE.UU. confía en que las sanciones aprobadas en años recientes fuercen a altos mandos del régimen a dar finalmente la espalda a Maduro.

A Cabello el Gobierno estadounidense le ha acusado de lavado de dinero, narcotráfico y malversación de caudales públicos, entre otros graves delitos para los cuales en teoría se aprovechó del sistema financiero norteamericano. Ya en mayo, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, anunció el levantamiento de sanciones contra el que hasta entonces había sido jefe del Sebin, el general Manuel Christopher Figuera, que huyó de Venezuela y ahora está colaborando con las autoridades norteamericanas, a las cuales ha dado información sobre el propio Cabello y otros jerarcas del régimen.

Según confirman las fuentes estadounidenses a ABC, Christopher Figuera ha dado detalles de las animadversiones que existen en las altas esferas del régimen, entre ellas una supuesta rivalidad entre Cabello y Maduro, ambos delfines de Hugo Chávez antes de su muerte. Según ha revelado el mismo general Christopher Figuera a este diario, hace algo menos de un año Maduro tuvo un enfrentamiento con soldados empleados por el servicio de inteligencia que detuvieron el convoy presidencial en una autopista. Al ordenarles Maduro que dejaran marchar su coche, los uniformados le dijeron que su jefe no era él sino Cabello, apuntado a una estructura de poder paralela dentro del régimen.

Congelar todas las cuentas y propiedades

Maduro, que tiene una guardia pretoriana compuesta por 200 enviados cubanos, relevó entonces al director del Sebin, un cargo que después ocupó por seis meses Christopher Figuera. Tras la huida de este, desencantado con los abusos que presenció, Maduro se vio obligado a devolver al puesto al general Gustavo González López, que ya lo había ocupado entre 2014 y 2018 y a quien se considera leal a Cabello.

El 5 de agosto, la Casa Blanca aprobó la más dura ronda de sanciones contra el régimen venezolano hasta la fecha, al ordenar la congelación de todas las propiedades de cualquier miembro del gobierno y sus testaferros por «abusos de derechos humanos, incluidos arrestos y detenciones arbitrarias de civiles, la coerción de la libertad de expresión, incluyendo miembros de la prensa, e intentos continuos de socavar el ejercicio legítimo de autoridad del presidente encargado Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional». Antes ya había dictado un embargo del crudo, que ha tenido graves efectos sobre la economía nacional.

Desde que Juan Guaidó jurara el cargo de presidente encargado en enero, la Casa Blanca y la diplomacia norteamericana mantuvieron contactos con altos mandos del régimen como el ministro de Defensa Vladímir Padrino y el presidente del Tribunal Supremo Maikel Moreno para forzar el cambio de régimen en Venezuela. El plan, sin embargo, se frustró y acabó en el pronunciamiento fallido del 30 de abril, durante el cual el opositor Leopoldo López abandonó el arresto domiciliario. Desde entonces, el régimen y la oposición han mantenido negociaciones auspiciadas por Noruega que no han dado ningún resultado.

Ya en 2015 la diplomacia estadounidense mantuvo contactos directos con Cabello. El diplomático Thomas Shannon, que trabajaba para el Gobierno de Barack Obama, se vio con el entonces presidente de la Asamblea Nacional en Haití para conversar sobre las elecciones parlamentarias que tendrían lugar después. Estas las ganó de forma arrolladora la oposición, tras lo cual el chavismo creó un poder legislativo paralelo, la Asamblea Constituyente, que hoy preside Cabello.

 

Maniobra de Maduro para dejar sin poder al Parlamento de Venezuela por Ludmila Vinogradoff – ABC – 14 de Agosto 2019

El chavismo levanta la inmunidad a más diputados para neutralizar a la oposición. En total 24 son los perseguidos por el régimen

Nicolás Maduro ha puesto en marcha el plan para disolver el Parlamento venezolano en manos de la oposición. La tarea la dejó en manos de Diosdado Cabello, presidente de la paralela e ilegal Asamblea Nacional Constituyente y número dos del chavismo, quien ha preferido arremeter uno a uno contra los diputados, en vez de anular directamente mediante orden expresa del Ejecutivo al poder legislativo. De consagrar la jugada, el oficialismo restará poder a su adversario y presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Cabello se ufanó como siempre con su mazo mediático y admitió que quería disolver el Parlamento pero que lo haría a su modo: en cámara lenta. Lo cierto es que siempre ha querido destruir al único poder electo por más de 14 millones de venezolanos desde que la oposición se alzó con los votos a favor y la mayoría absoluta de 112 escaños de los 167 en juego, y le dejó al chavismo a penas 55 escaños en los pasados comicios celebrados en 2015.

ABC
ABC

Sin embargo, un az del Gobierno bajo la manga los dejó perplejos. Cabello, que era el presidente de la saliente Asamblea Nacional, ordenó al Tribunal Supremo de Justicia que suspendiera cautelarmente la elección de tres diputados del estado Amazonas para arrebatarle la mayoría calificada de 111 diputados a la oposición. Además, el líder chavista ordenó que no se le pagaran los sueldos a los diputados opositores que llevan sin cobrar mas de tres años.

El fallido levantamiento militar del pasado 30 de abril de Guaidó y Leopoldo López contra Maduro fue el detonante oficial para que el Gobierno aplicara la violencia, la extorsión y las leyes del Estado contra los diputados que participaron en la revuelta. Los datos más actualizados cifran ya en 34 los parlamentarios que son perseguidos por Maduro para neutralizar a Guaidó y el Parlamento que preside. A ellos se les ha arrebatado la inminudad parlamentaria o están siendo perseguidos. Algunos han preferido irse al exilio, otros se encuentran como huéspedes en embajadas en Caracas y hay quienes prefieren la clandestinidad. Además, los diputados Edgar Zambrano y Juan Requesens continúan presos en las mazmorras del Sebin.

Falta de quórum

El reglamento de interior y debate de la Asamblea Nacional establece que el quórum requerido para iniciar la sesión es de 84 diputados. La oposición cuenta con 112 escaños. Sin embargo, 7 de ellos están totalmente perdidos ya que el diputado principal y el suplente han sido perseguidos y no tienen representación parlamentaria que pueda asistir a los debates. Estos casos ocurren en las representaciones de Miranda, Táchira, Distrito Capital y Bolívar.

Quedan entonces 105 escaños que en 26 de ellos solo queda una persona en funciones. Si la oposición no consigue el quórum estarían totalmente maniatados para continuar enfrentado constitucionalmente a la dictadura. Cabello se propone eliminar a estos 26 diputados que ya no tienen suplentes. Ayer anunció que el Supremo y la Constituyente que él preside, dejó por fuera a cuatro diputados opositores: José Guerra, Tomás Guanipa, Juan Pablo García y Rafael Guzmán, a quienes le despojaron la inmunidad parlamentaria por estar acusados de siete delitos como la traición a la patria entre otros que se pagan con 20 a 30 años de prisión. Cabello amenaza a los 25 diputados sin suplente con lo que Guaidó perdería su mayoría califica parlamentaria «les voy a hacer la vida imposible en estos 30 días de vacaciones. No se vayan», les aconsejó.

Reacciones

«La amenaza de disolver el Parlamento queda latente», dice el analista John Magdaleno. «Lo ocurrido el lunes en el Supremo y en la ANC forma parte de las tensiones de doble vía que seguirán acompañando un proceso de negociaciones que pareciera estar enseriándose, porque finalmente se están desnudando los intereses de ambos actores». Guaidó por su lado desestimó la pretensión de Maduro y Cabello de disolver el Parlamento y en su defecto anunció la designación de nuevos cargos del futuro Gobierno de transición con el ingeniero químico Carlos Jorda como CEO de CITGO.

Por otro lado, el eurodiputado del PPE Leopoldo López Gil, padre del líder opositor venezolano Leopoldo López, consider++a que Maduro «está tratando de anular la legalidad de la Asamblea y justificar un adelanto electoral sin asegurar las condiciones» necesarias. En condiciones «respetables», señaló a ABC, «ganaría la oposición con el 80 o el 100%. El problema es que los sátrapas tienen secuestrado desde 2015 el sistema judicial y el poder electoral y tratan de eliminar la competencia», informó Manuel Trillo.

 

El chavismo aumenta la presión sobre la oposición tras las sanciones de EE UU por Alonso Moleiro – El País – 13 de Agosto 2019

La Asamblea Constituyente pone fin a la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados opositores

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, a finales de julio en Caracas.
Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, a finales de julio en Caracas. MANAURE QUINTERO REUTERS

La Asamblea Constituyente, dominada por el chavismo, decidió poner fin este lunes a la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados opositores y emprender procesos judiciales contra ellos. Los políticos de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, ya se encuentran en el exilio. Al mismo tiempo, Diosdado Cabello, presidente de la Constituyente, anunció la creación de una comisión para adelantar las elecciones legislativas —la actual legislatura termina en diciembre de 2020—. Juan Guaidó, jefe de la Cámara opositora, respondió este martes que el adelanto de los comicios planteado “sin condiciones” será “un desastre” para el régimen chavista. Nicolás Maduro aumenta la presión sobre la oposición después de que el presidente Donald Trump congelara todos los activos del Gobierno venezolano en Estados Unidos.

“¿Qué pasaría si el régimen hoy se atreve, y puede hacerlo, a dar el paso a una irregular convocatoria adelantada de elecciones sin ningún tipo de condiciones? Se van a ahogar en contradicciones, en aislamiento, se van a ahogar en un desastre”, aseguró Guaidó este martes. Los ataques verbales y factuales del Gobierno de Maduro han sido muy diversos desde la decisión de Trump de extender al completo las sanciones al régimen chavista. “¿Quieren batalla? ¡Vamos a la batalla, pues! Estamos listos. La furia bolivariana está lista para la batalla, ya basta”, dijo el mandatario venezolano, en referencia a quienes definió como “los traidores de la patria”.

La sesión de la Constituyente de este lunes despertó fuertes rumores sobre una posible disolución de la Asamblea Nacional opositora, el único espacio político que el chavismo no controla. También se especuló sobre una supuesta detención de Guaidó. El propio líder de la oposición responsabilizó el domingo a Maduro de su suerte personal a través de sus redes sociales. Además, prometió “nuevas medidas”, si el parlamento opositor venezolano quedaba disuelto por la fuerza. Cabello anunció este lunes una comisión que realizará “consultas a todos los organismos, al pueblo, a la calle” para decidir si es conveniente el anticipo de las legislativas y, llegado el caso, fijar una fecha. “Ellos piden elecciones, pero cuando se les nombran se asustan”, criticó Cabello.

La decisión de la Constituyente de quitar la inmunidad parlamentaria a cuatro diputados opositores vino antecedida por la del Tribunal Supremo de Justicia, también controlado por el régimen de Maduro. La Corte decidió investigar a José Guerra, Tomás Guanipa, Rafael Guzmán y Juan Pablo García por “traición a la patria, conspiración e instigación a la rebelión”. Guerra, Guzmán y Guanipa son miembros a Primero Justicia, partido fundado por Leopoldo López y Henrique Capriles. García milita en Vente Venezuela, la formación liderada por María Corina Machado. Todos están siendo investigados por su presunta participación en la ofensiva para quebrar al Gobierno chavista del pasado 30 de mayo. La medida contra los parlamentarios ya había sido anunciada previamente sin haberse hecho efectiva. En los últimos dos meses, 22 diputados han sido llevados a prisión, forzados a exiliarse en Embajadas u obligados a salir del país y hay cerca de 900 presos políticos.

La oposición venezolana obtuvo una clamorosa victoria electoral sobre el chavismo en las pasadas elecciones legislativas organizadas en Venezuela, en diciembre de 2015, logrando el control de las dos terceras partes del Hemiciclo, pero jamás ha conseguido que entre en vigor una sola ley en todo este tiempo. Tras los comicios, el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo, decretó al Legislativo “en desacato” y le colocó vetos a todos sus instrumentos legales.

UE calificó de “decisiones arbitrarias” acciones del TSJ y ANC de Maduro contra la AN – Centro de Comunicación Nacional – 13 de Agosto 2019

La Unión Europea, mediante a un comunicado en su portal web oficial, calificó de “arbitrarias y políticamente motivadas” las acciones del TSJ de Maduro y su Asamblea Constituyente de allanar la inmunidad parlamentaria a los diputados Tomás Guanipa, José Guerra, Rafael Guzmán y Juan Pablo García.

En el texto, la Unión Europea, aseguró que lo sucedido fue un “ataque directo” a la Asamblea Nacional, e indicó que el Parlamento es el “único cuerpo elegido democráticamente en Venezuela”.

Maja Kocijancic, Portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, instó a los actores nacionales a “participar de buena fe y con un espíritu de compromiso en las conversaciones facilitadas por Oslo”.

A continuación el comunicado íntegro

Las decisiones arbitrarias y políticamente motivadas que fueron tomadas el 12 de agosto por la Corte Suprema de Venezuela y la Asamblea Constituyente no reconocida, contra la Asamblea Nacional y cuatro de sus miembros, Tomás Guanipa, José Guerra, Rafael Guzman y Juan Pablo García, constituyen otro ataque directo al único cuerpo elegido democráticamente en Venezuela.

Hasta el momento, 25 legisladores han sido acusados por medio de procesos defectuosos y fueron despojados de su inmunidad constitucionalmente otorgada. Solo se puede lograr una solución pacífica y política si su trabajo político no se criminaliza y las actividades parlamentarias no se reprimen.

La solución a la crisis en Venezuela solo puede venir de un proceso negociado, que conduzca a elecciones presidenciales libres y creíbles.

Los actores nacionales deben volver a participar de buena fe y con un espíritu de compromiso en las conversaciones facilitadas por Oslo. Es importante que las partes negociadoras tengan pleno apoyo en sus esfuerzos. Se les debe proporcionar un entorno propicio para resultados concretos y urgentes, que conduzca a un camino electoral negociado y una reinstitucionalización de los poderes del país.

Allanaron la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados de la oposición por  Estefani Brito – El Nacional – 12 de Agosto 2019

Los oficialistas instalaron una comisión para evaluar la fecha de celebración de las elecciones parlamentarias, previstas para 2020, la cual estará integrada por Diosdado Cabello, Francisco Ameliach y María Alejandra Díaz. Aprobaron un acuerdo en “repudio a la orden ejecutiva de Donald Trump en contra de los derechos del pueblo de Venezuela”

La asamblea nacional constituyente allanó la inmunidad de los diputados José Guerra, Tomás Guanipa, Juan Pablo García y Rafael Guzmán y aprobó la continuación del juicio contra de los parlamentarios por la presunta comisión infraganti de los delitos de “traición a la patria, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio”.

“Ninguno de ellos puede decir que no estaba, que no participaron, que los están involucrando. La justicia llegara cuando tenga que llegar, no tenemos prisa. Los tiempos de la justicia son los tiempos de la justicia”, manifestó el presidente de la asamblea nacional constituyente, Diosdado Cabello, quien ordenó remitir la notificación al Tribunal Supremo de Justicia.

La sentencia en contra de Guerra, Guanipa y García fue emitida este lunes por el TSJ de Nicolás Maduro, mientras que la de Guzmán data del 29 de mayo.

La instancia estará conformada por por el dirigente chavista y los constituyentes Francisco Ameliach, y María Alejandra Díaz.

“Si de esa consulta resulta que hay que hacer esas elecciones este año porque la Asamblea Nacional no existe, se hará cuando diga esa consulta”, indicó.

El también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela desestimó las denuncias de disolución del Legislativa, al considerar que la instancia “se está eliminando ella sola. Nadie le para, no funciona. Acuerdan cosas y ni ellos mismos las cumplen”.

Le advirtió a los parlamentarios que no agarren el receso legislativo previsto para mediados de este mes, el cual está establecido en el Reglamento de Interior y Debate de la AN: «No se vayan de vacaciones porque les vamos a hacer la vida imposible estos 30 días».

Rechazo a las sanciones

La instancia chavista aprobó un acuerdo en repudio “a la orden ejecutiva de Donald Trump en contra de los derechos fundamentales de los venezolanos”, el cual será remitido al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres.

Durante el debate, que se extendió por más de dos horas, los oficialistas insistieron que estas medidas económicas, que incluyen el bloqueo de los activos de Venezuela en suelo norteamericano y la prohibición de realizar operaciones comerciales con el régimen de Nicolás Maduro, afectan a todos los ciudadanos debido a que no permitirá que lleguen alimentos y medicinas al país.

“Señor opositor, si usted necesita una medicina, ahora no lo podrá conseguir; si usted quisiera hacer alguna negociación con el gobierno no puede. Vale decir que la mayoría de los que hace negocios con nosotros son los opositores”, dijo Cabello.

Sentenció: “Juanito (Juan Guaidó) alimaña y su banda se dedican a promover bloqueos, sanciones y después se burlan de nosotros, hacen fiesta. Lo que ocurre en este momento les hace daño a todos. El día en que lancen un cohete Estados Unidos dirá que son daños colaterales y Juanito alimaña va a decir que es culpa de Maduro porque no se ha ido”.

A %d blogueros les gusta esto: