elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: ANC

El régimen de Maduro quiere que Guaidó huya del país o se refugie en una embajada por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 26 de Mayo 2020

El objetivo es Juan Guaidó. Para que se cumpla la sentencia dictada hace unos días por la esposa de Nicolás Maduro: Guaidó no se salva de esta. Esta es la Operación Gedeón. El régimen acusa al partido de Leopoldo López de terrorista pero lo que persigue de manera inmediata es acorralar a Guaidó.
Maduro quiere que Guaidó se amilane / Foto: @jguaido
Maduro quiere que Guaidó se amilane / Foto: @jguaido

Desde hace tiempo Voluntad Popular es objetivo de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Según el régimen de Maduro, el partido de Leopoldo López es un grupo terrorista. Lo vienen diciendo desde hace años, y ratificado por Diosdado Cabello en 2018 cuando dijo: “Ellos son un grupo terrorista. Ellos engañaron a su gente diciendo que ellos salían de Nicolás Maduro en seis meses”. Para Cabello, Leopoldo López es un monstruo. Y Juan Guaidó es “Juanito alimaña”. Cabello fue quien ejecutó la operación en 2014 de llevar a Leopoldo López a la cárcel.

Nada nuevo bajo el cielo cuando el fiscal general de Maduro, Tarek William Saab, acusa a la organización de terrorista, y anuncia que va al Tribunal Supremo de Justicia, también de Maduro, para que este dicte sentencia contra la organización. Por los rumbos legales, se puede considerar que la sentencia está dictada.

En Venezuela, la justicia es un monopolio del poder. En ese monopolio un factor de primera importancia es Cilia Flores, la esposa de Nicolás Maduro, que ya la semana pasada había dictado la sentencia contra Guaidó: que no se salve de esta. O lo que es lo mismo. Que pague por esta. Y esta es la Operación Gedeón.

Pero la Operación Gedeón es la coyuntura. El discurso político del fiscal de Maduro marca la ruta y la acción. Dijo Tarek William Saab este lunes que “no existen precedentes en la historia del país de una organización política que, ante su imposibilidad de acceder al poder por la vía democrática de los votos, migre hacia la violencia terrorista nacional y trasnacional, y que luego se alíe con una potencia extranjera para bloquear al país, enviar mercenarios y robarse los bienes de la nación en el extranjero para el provecho de sus integrantes. Los dirigentes de Voluntad Popular y sus secuaces han hecho de la agresión al pueblo venezolano su negocio”.

Entre estas palabras, lo que dijo Cabello en 2018, y lo que aseguró Cilia Flores hace unos días, está dicho casi todo. El objetivo es Guaidó. No necesariamente es el partido. Para liquidar un partido, el régimen no necesita argumentos. El régimen inhabilita, allana, y persigue. De hecho, la estructura de Voluntad Popular ha sido diezmada. Leopoldo López está refugiado en la residencia de la embajador de España. Roberto Marrero, mano derecha de Guaidó, preso en la tenebrosa cárcel del Sebín, y el diputado Freddy Guevara, refugiado en la embajada de Chile. Otros dirigentes se encuentran en el exilio.

Así que el objetivo inmediato es Guaidó. Pero quieren que Guaidó se amilane. El régimen aun no ha podido llevarlo a la cárcel a pesar de las amenazas de hacerlo. Ha repetido esta amenaza y no la ha cumplido. Cabello, Maduro, han dicho que más tarde o temprano le llegará la justicia.

Lo han cercado. Le han allanado la inmunidad parlamentaria usando a la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente que preside Cabello. Lo han perseguido. Se han metido con su esposa. Le han desmembrado el equipo de trabajo. Amenazan a los aliados. Lo han desalojado de la sede de la Asamblea Nacional. Se han metido en la oficina de amigos. Han presionado familiares y amigos. Lo han agredido. Lo han acusado de aliarse con grupos paramilitares y con narcotraficantes. Lo espían. Lo graban. Meten miedo a quienes pueden acercarse a él y trabajar con él. Ahora Guaidó también es terrorista.

Pero Guaidó ha resistido. No ha caído en la tentación que el régimen quiere que caiga. Antes que llevarlo a la cárcel pretenden que Guaidó dé ese paso, el de irse del país, o refugiarse en una embajada. Así se descalificaría ante sus seguidores. Así se derrumbaría el movimiento. Así desaparecería la figura Guaidó. Sin embargo, antes que hacer eso, Guaidó colgó ayer este tuit: La dictadura quiere que sientas terror para inmovilizarte, no les resultó. Vamos a seguir hasta lograrlo, hasta ser libres de caminar sin miedo de que nuestros hijos crezcan en nuestro país”.

Se perdió la coherencia política por Guzman González – PanamPost – 10 de Marzo 2020

La coherencia en todo discurso es primordial, sobre todo en momentos en los que Venezuela clama respuestas y soluciones

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. (Foto: EFE)
Un día le preguntaron a Mahatma Gandhi sobre los factores que destruyen al ser humano. Y él respondió así: la política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad, y la oración sin caridad. Hoy decido repetir estas líneas que no han perdido vigencia, pero actualizadas.

Justo me he quedado con lo primero “la política sin principios”, pero yo le agregaría “y sin coherencia”. La coherencia en todo discurso es primordial, sobre todo cuando hay un país que clama respuestas y soluciones. Ser coherente es tener conexión de unas cosas con otras, pero también significa ser responsables con lo que hacemos y decimos.

Ahora bien, ¿usted cree que es coherente la dirigencia opositora en Venezuela? Yo tengo mi propia opinión, —también soy opositor al chavismo y madurismo—, y no es más que la lógica escondida en falsos discursos que adormecen las ganas de todos. No se puede entender como luego de dos décadas sigamos en el mismo lugar, con los mismos gobernantes y las mismas políticas. Por otro lado, las mismas caras con nombres distintos: Coordinadora Democrática, Mesa de la Unidad, Frente Amplio y para usted de contar cuantas coaliciones hemos visto y apoyado para tratar de buscar una salida.

Prefieren darle la mano y abrazos con besos incluidos a Rodríguez Torres, Luisa Ortega Díaz o Gabriela Ramírez, responsables y culpables de cientos de casos de muertes y corrupción, hasta el punto de incluirlos en el llamado Frente Amplio (que no es “amplio” porque rechazan, excluyen e insultan a líderes como María Corina, Antonio Ledezma, Diego Arria, y otros que se quedan fuera). Muchos me dirán que esto es dividir, así los han manipulado.

La culpa no es de la vaca. La culpa esta vez es de la coherencia política que hace vida en Venezuela. Nos dicen que el Consejo Nacional Electoral (CNE) es ilegal, pero se suman y se inscriben; afirman que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) es ilegitimo e írrito, pero introducen recursos de amparo e interpretaciones constitucionales; declaran que el Ministerio Público es usurpador y sin validez, pero acuden para denunciar casos y más casos; exigen a la Defensoría del Pueblo garantías de derechos humanos, pero a la vez no la reconocen. Durante la gestión de Julio Borges como presidente de la Asamblea Nacional, se destituyó a Maduro y se desconoció su mandato, sin embargo, pasaron unos días e invitaron al propio Maduro a medirse en elecciones “para que se diera cuenta el rechazo del pueblo”.

También para que no se nos olvide, el 16 de julio del 2017 se convocaron a los ciudadanos a votar por tres preguntas y desconocer a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), y aunque el pueblo votó a favor, pareciera que fue una pérdida de tiempo y de esperanzas. Pues, se dejaron quitar el hemiciclo protocolar.

No me vengan con el cuento aburrido que esto es división, no, no lo es. En política debemos autocriticarnos, autoevaluarnos y ser sensatos. No podemos callarnos y dejar que los amos dueños de pocos partidos decidan por nosotros. Eso lo hace el PSUV en donde una sola voz decide por ellos y sin dejarlos hablar ni opinar. ¿Queremos ser PSUV? Entonces vamos a exigirles a nuestros dirigentes coherencia y principios.

Tampoco podemos participar en elecciones con el Consejo Nacional Electoral viciado. No se puede caer en el juego del Gobierno. El régimen de Maduro, tiene todos los poderes de Estado a su favor y controlados. Sí, todos porque hasta a la Asamblea Nacional le quitaron la voz. Necesitamos soluciones. Consciente estoy de que ambos sectores tienen la solución, pero pareciera que a ninguno les conviene aplicarla puesto que saldrían perjudicados. Muchas conexiones, dinero, empresas y para usted de contar.

Otro tema delicado y de suma importancia, es el tema de los que somos periodistas y comunicadores. Se nos sataniza por dar opiniones críticas y contrarias a lo que parece ser mentira e inviable. Nos tildan de vendidos, comprados y hasta parte del régimen. Les explico algo breve: en mi caso, me gradué para informar, y dentro de mi carrera existe algo llamado “periodismo de opinión”, legalmente reconocido y hasta premiado. Yo puedo trabajar con quien sea, eso no afecta mi carrera, pero no pueden juzgar por opinar, ya que constituye delito según las leyes. Los políticos y gobiernos pasan, los periodistas quedamos.

Elecciones 2020 por Ovidio Pérez Morales – El Nacional – 5 de Marzo 2020

download.jpg
En previsión de un torneo electoral este 2020 estimo necesario subrayar algunas condiciones para que él sea algo serio y no una simple pantomima. No pretendo enumerar todos los requisitos imperativos o convenientes, sino aquellos que pudieran calificarse estrictamente como sine qua non

1ª. En la circunstancia actual de gravísima crisis nacional no deben celebrarse elecciones parlamentarias sin presidenciales. La gran mayoría de los venezolanos quiere una decisión del soberano sobre el régimen mismo, especialmente teniendo una estructura presidencialista como la nuestra y, sobre todo, en un sistema no solo dictatorial sino totalitario comunista como es el socialismo del siglo XXI. Con la experiencia que hemos tenido de una Asamblea Nacional completamente legítima, pero neutralizada por un Tribunal Supremo de Injusticia, engullida por una espuria asamblea nacional constituyente, perseguida por los organismos represivos del gobierno, fracturada mediante sobornos con dinero público y otras artimañas oficiales, no se puede esperar nada serio. Quien preside de facto desde Miraflores, podría al día siguiente de los comicios pretender su legitimación diciendo: “Hicimos elecciones y hemos perdido democráticamente la Asamblea”. Luego procedería por todos los medios a inutilizarla según la lógica del “vinimos para quedarnos”.

2ª. Son incompatibles unas elecciones parlamentarias con la existencia y funcionamiento de la ilegítima asamblea nacional constituyente, autoerigida como poder originario, absoluto, cuasi divino. Ella se creería facultada para decidir cualquier cosa, en cualquier momento, sobre la Asamblea Nacional y, en general, sobre el Poder Público.

3ª. Un árbitro confiable es indispensable. El Consejo Nacional Electoral debe estar integrado por representantes del mundo político y de la sociedad civil, que garanticen la seriedad y transparencia de las elecciones. Estas han de ser auténticamente tales, es decir, fruto de la opción de los ciudadanos, y no simples votaciones que registren apenas la materialidad de números y el funcionamiento de máquinas.

4ª. Reconocimiento pleno de la legitimidad y el libre ejercicio de la Asamblea Nacional elegida por la gran mayoría de los venezolanos.

5ª.  Son indispensables la supervisión, el control en las varias fases del proceso, así como la garantía de respeto a los resultados, por parte de calificados organismos internacionales como la ONU, la OEA, la UE, máxime cuando el Alto Mando ha convertido a la Fuerza Armada en instrumento del proyecto político-ideológico castro socialista.

6ª. La previa incorporación de los diputados a sus curules en genuina libertad y la liberación de los presos políticos resultan ineludibles. Serían una vergüenza nacional y una contradicción palmaria realizar elecciones con venezolanos perseguidos por razones ideológicas o políticas, especialmente si han sido escogidos por la ciudadanía para representarla en el ámbito parlamentario.

No resulta difícil añadir otras condiciones y que estas sean estimadas por muchos como no negociables. Creo, con todo, que lo enumerado anteriormente sea bastante ilustrativo de lo exigible para unas elecciones salvadoras del desastre producido por el presente régimen.

Ante un país que se nos está despoblando, ante los compatriotas que perecen o sufren por hambre, falta de medicinas, carencia de servicios y abundancia de inseguridad, ante la violencia institucionalizada y la metástasis de corrupción, no bastan paños calientes ni simulacros de soluciones ¿No han sido suficientes dos décadas para maltratar esta “tierra de gracia”, convertida en objeto de lástima o hazmerreír de la audiencia internacional?

“Despierta y reacciona, es el momento”. Tal fue el lema escogido para la segunda visita que nos hizo el papa Juan Pablo II (febrero de 1996). Consigna animadora de una renovación de la Iglesia y del país. Y sumamente actual en estos momentos, en que urge una sólida unidad de los venezolanos demócratas para sacar ya al país de la gravísima crisis y llevarlo adelante en libertad, progreso compartido, justicia y paz.

 

El sancionado Hermann Escarrá fue capturado bebiendo café en Roma por Yimmerlys López – Caraota Digital – 23 de Febrero 2020

Escarrá

Mariela Magallanes, diputada de la Asamblea Nacional (AN) en el exilio, denunció que Hermann Escarrá, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se encuentra en Roma, en Italia, como invitado de la universidad La Sapienza.

Escarrá, sancionado por Estados Unidos en 2017, estará hablando este 24 de febrero en la universidad La Sapienza sobre la Constitución de Venezuela.

Mediante su cuenta de Twitter (@MariMagallanesC) la parlamentaria publicó una foto para corroborar su denuncia.

El constituyente Hermann Escarrá ofreció este viernes 21 de febrero una conferencia en defensa de la ANC en la Universidad Federico II El Grande, en Nápoles, Italia, ante un auditorio de magistrados, profesores y estudiantes.

Con el nombre “Constitución y Estado constitucional” , a ponencia abordó el tema de Venezuela en torno a la cuestionada ANC impuesta en 2017, de acuerdo a las denuncias de sectores opositores.

Mariela Magallanes

@MariMagallanesC

, membro dell’assemblea costituente illegale del , ed esimio membro del di , sanzioanto dal @USTreasury dal 2017, è a Roma, sará ospite all’universitá per parlare su la Costituzione del Venezuela.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

¿Y el cese de la usurpación? por Daniel Lara Farías – PanamPost – 16 de Febrero 2020 

El tiempo apremia y los venezolanos se siguen despertando día a día ante una única realidad: Maduro continúa en Miraflores

Venezuela
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. (Foto: EFE)

A pesar del histrionismo del politiquero que usted pueda tener como favorito, la fulana “usurpación” declarada por la clase política que encabeza Juan Guaidó no ha terminado.

Y no porque lo diga yo, sino porque ellos mismos así lo establecen en sus actuaciones desde el mismo momento de la declaratoria. Aquel cinco de enero de 2019, cuando Juan Guaidó desde la tribuna de oradores del Palacio Federal Legislativo lanzó el concepto de “usurpación” que algún estratega iluminado decidió vender, se puso una soga en el cuello del proceso que iniciaba.

Según dicho concepto, para quien lo olvidó, la “usurpación” arrancaba el 10 de enero de 2019, cuando Maduro se juramentara ante la ilegítima Asamblea Constituyente. Se convertía en ese momento -y no antes- en usurpador, pues esa juramentación se hacía por un ente constituido de forma inconstitucional, después de unas elecciones convocadas por ese mismo ente ilegítimo con las condiciones fraudulentas construidas para garantizar el triunfo de Maduro. Siendo así, el hecho de juramentarse ante la Constituyente lo convertía en usurpador de la presidencia, dejando el cargo vacante. Y correspondía al Parlamento llenar esa vacante según lo establecido en esa constitución que Chávez se mandó a hacer a la medida en 1999, enmendándola de nuevo en 2009 cuando sintió que le quedaba pequeña.

Es allí donde arranca un entuerto de ribetes tragicómicos, dentro de ese conglomerado opositor donde conviven teóricos de la cohabitación con promotores de “rutas de coraje”, junto a zorros viejos de la corrupción, políticos “con burdel” (y de burdel, algunos) y uno que otro ingenuo devenido en tonto útil. A esa fauna de crepúsculo tropical se le entregó nada más y nada menos que el destino de la República en proceso de disolución. Y en vez de abocarse a la titánica tarea de evitar dicha disolución republicana, han preferido repartirse cargos, prebendas, embarcarse en diatribas estériles para el fin último que es, según ellos mismos aseveran desde el principio “el cese de la usurpación”.

Pero donde se nos va la vida precisamente en la espera a los venezolanos que aún soportan el rigor a lo interno y a los que nos fuimos a sobrevivir en el extranjero, porque hay urgencias en quien espera un tratamiento médico o en quien busca qué comer, o en quien trabaja de sol a sol para poder ayudar a su familia con una remesa o una caja con uno que otro paliativo temporal de la subsistencia.

Y esa espera es incompatible con el juego diplomático y electoralista. Porque el pecado original, principal y capital de ese grupo opositor es el electoralismo. No pueden vivir sin elecciones, literalmente: los corruptos necesitan participar como sea, para seguir en posiciones donde colaboren con la persistencia del status quo. Los ingenuos creen aún que participando “como sea”, le hacen un favor a una lucha supuesta, que ya lleva veinte años en la trampa electoralista.

Más que un pecado, un síntoma

¿Por qué estos políticos, supuestamente opositores, quieren participar en elecciones, hablan como si estuvieran siempre en campaña y son incapaces de plantear algo que no sea un plan de gobierno?

Parece ser el síntoma de una grave dolencia. Una carencia absoluta de escrúpulos, en algunos casos y una insuficiencia permanente de visión de Estado. Otros, simplemente son cómplices y parásitos del Estado, sea dicho Estado adecopeyano o chavista-militar. Los más, simplemente son disléxicos y discalcúlicos: ni leen la realidad ni calculan tiempos y consecuencias.

Sea cuales sean las enfermedades que padecen, el síntoma es el mismo: solo pueden actuar dentro del esquema electoral, pues fuera de él no se hallan. No hablan de toma del poder sino de gobernar. Con eso, queda claro que no saben ni qué es el poder, ni qué es el gobierno. En algunos casos de extrema gravedad, no saben aún la diferencia entre Estado y gobierno, entre nación y Estado o entre estrategia y táctica.

Así, se enfrentan leyendo El Principito de Saint-Exúpery a unos delincuentes que aplican El Príncipe de Maquiavelo.

Por eso, vemos al chavismo desplegando a nivel nacional a soldados hambrientos y oficiales sádicos con armas de todo calibre, mientras esa dirigencia opositora discute si la imagen es la de un sombrero en la mesa o la de una culebra que se tragó un elefante.

El análisis del sombrero en la mesa apunta: están asustados y muestran a esos pobres milicianos haciendo el ridículo, los Marines los acaban en quince minutos.

El análisis de la culebra que se tragó un elefante desarrolla: están enloquecidos y buscan una guerra, pero están en su peor momento.

¿Y si revisamos el dato incuestionable de un despliegue a nivel nacional? ¿Y si nos adentramos en la existencia de esa distribución de fuerzas que son las REDI, las ZODI sumados a colectivos y fuerzas insurgentes en zonas clave, más el control de zonas urbanas por parte de “pranes” y bandas criminales? ¿No nos revela de forma clara que el enemigo que ese entramado quiere aniquilar no es el invasor extranjero, sino el rehén? ¿No queda claro que esos soldados harapientos, hambrientos o simplemente sin condiciones físicas y mentales para empuñar un arma o enfrentarse a un enemigo armado, en realidad serán lanzados contra la población desarmada, cuando el régimen criminal así lo decida?

Seguramente si se le plantea esto a esa clase política, pedirán que decidamos cuál es la verdad, sometiéndolo a un referendo organizado por el CNE. Porque así de lamecharcos son.

¿Y en qué queda entonces la “usurpación”?

La usurpación terminó siendo una trampa para los politiqueros electoralistas desde el momento mismo en que conceptualizaron el asunto. Simple: si la usurpación empezó el 10 de enero de 2019 con la juramentación de Maduro ante la Constituyente, todo lo anterior se borró de la historia. No existió la ilegalidad del ejercicio como “presidente encargado” ante la ausencia de Chávez durante su agonía ni posterior a su muerte. No existió el fraude de 2013, ni la ilegal postulación de Maduro sin demostrar su nacionalidad, ni la declaratoria de “abandono del cargo” hecha por ese mismo Parlamento ¡en la misma legislatura!. No existió ni el fraude judicial para detener el referendo revocatorio convocado en 2016.

Todo eso, queda borrado cuando se establece que la usurpación arrancó el 10 de enero de 2019. De un plumazo, una oposición genuflexa y siempre muy útil al régimen que la confeccionó, decidió hacer un borrón y cuenta nueva que a estas alturas sigue teniendo saldo a favor del régimen. Porque yo no me pondré principista jamás si siento que el régimen de verdad esta siendo derribado. No me importará el método ni la vía si siento que de verdad el régimen esta cayendo y lo que va a sustituirlo es mejor. Pero en este momento, el saldo es a favor del régimen.

Y a estas alturas, quien tiene problemas con el principio del “cese de la usurpación” no soy yo ni es usted ni es el régimen.

El problema lo tiene Guaidó y la clase política variopinta que él dirige. Porque resulta ser que no se puede pelear por el cese de la usurpación como primer paso antes de ir a unas elecciones, si el tiempo corre y llega el momento establecido para hacer elecciones parlamentarias. Ese momento está establecido por esa Constitución que todos dicen respetar. En tal sentido, los electoralistas, como cualquier drogadicto, muestran en estos momentos el síndrome de abstinencia claro que los lleva al peligro de recaer en el consumo, cuando ya se les creía desintoxicados. Pues no. Ahora es cuando su adicción está viva.

Por eso, es sumamente importante que Donald Trump haya recibido en la Casa Blanca a Juan Guaidó. Por eso es sumamente importante que el comunicado del 09 de enero de 2020 emitido por el gobierno de los Estados Unidos establezca claramente que unas elecciones libres solo son posibles sin Maduro en el poder y siendo organizadas por un gobierno de transición, con condiciones estrictamente vigiladas por los 60 países aliados del gobierno interino. Porque esa vigilancia estricta no es solo para quienes están en la acera del crimen político rojo, sino también para quienes durante veinte años se han servido de las elecciones para “conservar espacios” que le han servido a ellos y a la casta militar para apoderarse de las instituciones.

La usurpación debe cesar, en el caso del régimen y en el caso de la oposición falsaria y prostibularia también.

Pero el tiempo sigue su marcha. ¿Nos alcanzará?

Reforma tributaria: ¿qué implica pagar una sobretasa por la venta de inmuebles? por Eileen García – El Nacional – 8 de Febrero 2020

La asamblea nacional constituyente aprobó las reformas del Código Orgánico Tributario, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y de la Ley de Aduanas, con el fin de reducir el déficit en las cuentas públicas. Especialistas en el tema afirman que eso generará más corrupción

inmuebles-Caracas-impuestos
“Pareciese que todos estos cambios son simplemente para obligar a usar el petro”, dijo Francisco López, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela | Luis Robayo / AFP

Las recientes medidas impositivas del régimen de Nicolás Maduro de cobrar una sobretasa a la compra y venta de inmuebles en divisas o criptomonedas incrementará el monto final de la adquisición, en un mercado altamente deprimido. Especialistas en el tema califican de inconstitucionales las reformas a la normativa y afirman que generarán más corrupción.

La asamblea nacional constituyente aprobó en días pasados las reformas del Código Orgánico Tributario, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y de la Ley de Aduanas, con el fin de reducir el déficit en las cuentas públicas.

Dentro de las modificaciones está la inclusión de una alícuota adicional para todos los pagos realizados en divisas o criptomonedas, que no sea el petro.

Hasta el momento, se desconoce la sobretasa entre 5% y 25% que se fijará en dichas operaciones que incluyen bienes muebles corporales e inmuebles.

Francisco López, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, aseguró a El Nacional que esta ley solo deprimirá más el mercado ya que, a su juicio, no genera confianza.

“Sacan esta ley para resolver un problema. Pareciese que todos estos cambios son simplemente para obligar a usar el petro, pero y ¿todos los daños colaterales que eso conlleva? ¿Cómo me vas a obligar a un tema con petros? ¿Qué eso eso? No genera confianza, más bien desconfianza”, expresó.

Afirmó que el sector inmobiliario en el país logró estabilizarse en los últimos dos meses, pero que con esta nueva imposición del régimen, se podría generar una disminución en términos de dólares por la incertidumbre que genera.

“Están empujando a la gente a hacer algo ilícito. Efectivamente, tienes una necesidad de vender o comprar, pero como el petro no te genera la confianza, entonces, vas a tener que firmar por una cantidad y recibir algo por fuera… Las leyes deberían generar que la ilegalidad pase a ser legal. Esta ley pareciera que lo hace todo al revés”, agregó.

¿Qué dice la reforma?

El artículo 62 indica de manera textual que se pagará la cuota extra de entre 5% y 25% “cuando se realice la venta de bienes inmuebles que sean pactadas y pagadas en moneda distinta a la de curso legal en el país, criptomoneda o criptoactivo diferente a los emitidos y respaldados por la República Bolivariana de Venezuela”.

En esos casos, el registrador ante el Servicio Autónomo de Registros y Notarías exigirá el comprobante del pago para determinar la sobretasa que hasta el momento se desconoce de cuánto será y en qué moneda se cancelará; es decir, si en petros o en divisas.

“Algo no está claro: si yo hice la compra en dólares porque no tengo petro, ¿la sobretasa será en petros o en dólares? Me estás obligando a hacer algo y me multas por no hacerlo. Entonces, ¿la multa se pagará con lo que debí hacerlo?”, se preguntó López.

El régimen tiene, sin embargo, hasta el 27 de febrero para responder todas estas interrogantes. Para esa fecha, Maduro deberá presentar el reglamento en el que fije la tasa entre 5% y 25% para los pagos realizados en divisas o criptomonedas.

De acuerdo con el artículo 27, estas tasas pueden ser diferentes para cada tipo de producto o servicio.

“Lo único claro hasta el momento es que alguien lo paga y que se cancela con anticipación en el registro. ¿Cómo lo armas? Eso es complicado”, dijo por su parte a El Nacional Aquíles Martini Prieti, experto inmobiliario.

Coincidió con López al asegurar que esta reforma solo genera desconfianza, pero también más corrupción.

“Si compras un apartamento de 30.000 dólares y te cobran 20% de sobretasa, serían 6.000 en impuestos. A eso le sumas los derechos patrimoniales y los derechos de registro que son una macolla. Entonces, esto no solo aumenta la inflación, no solo te hace más inviable la valoraciones del mercado inmobiliario, no solo afecta tu propiedad privada sino que también estimula la corrupción”, señaló.

“La anarquía te deja las puertas abiertas para la corrupción. Esta es una ley buenísima que va a estimular a todo el mundo”, ironizó.

“Todo dependerá del ánimo de Maduro”

López rechazó que esta reforma no se haya discutido con los distintos sectores involucrados, incluso el inmobiliario. Aseguró que esperarán a que sea publicado el reglamento definitivo para fijar una estrategia de respuesta.

“Está un poco confuso. Una cosa es la política y otra la economía. Una sobretasa de lo que sea lo que hará es frenar las operaciones. Al comprador le va a costar 25% más. ¿Quién paga los platos rotos? Soy yo. Un error detrás de otro error”, dijo.

Martini Prieti, por su parte, acusó al régimen de imponer una vez más una ley para resolver una coyuntura económica generada por ellos mismos. Aseguró que el hecho de aplicar un impuesto adicional a todas las tracciones generará más problemas para los venezolanos.

“Eso tiene toda una connotación. Todo dependerá el ánimo de Maduro, de sí amanece con la pierna derecha o izquierda. Estas leyes no tiene ninguna sostenibilidad o viabilidad a futuro”, afirmó sobre el reglamento.

Se espera que la ley entre en vigencia de 30 a 60 días después de la publicación del decreto que fije la tasa, en Gaceta Oficial.

¿Qué implica la reforma tributaria? por Víctor Salmerón – ProDaVinci – 31 de Enero 2020

La Asamblea Nacional Constituyente, dominada por el Gobierno y señalada de inconstitucional por la oposición, aprobó la reforma del Código Orgánico Tributario, de la ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y de la Ley de Aduanas a fin de reducir el déficit en las cuentas públicas.

“Perseguimos cerrar el déficit fiscal, mejorar la recaudación”, dijo Andrés Eloy Méndez, presidente de la Comisión de Economía de la Constituyente.

La reforma del código orgánico tributario establece que las multas estarán indexadas a la moneda que tenga el mayor tipo de cambio entre los que publica diariamente el Banco Central de Venezuela y no con base a la unidad tributaria, severamente erosionada por la hiperinflación.

“Esto nos permite que no se devalúe el ingreso fiscal, yo aprobaba la unidad tributaria en enero y ya en febrero estaba devaluada: todo lo que recaudaba en febrero, marzo abril para el pueblo lo recaudaba devaluado y ese fenómeno descapitalizaba de manera real la hacienda pública; eso lo hemos corregido”, dijo Méndez.

Concretamente el artículo 92 del nuevo Código Orgánico Tributario, que aún no ha sido publicado en Gaceta Oficial, indica que “las multas establecidas en este Código expresadas en términos porcentuales se convertirán al equivalente al tipo de cambio oficial de la moneda de mayor valor publicado por el Banco Central de Venezuela que correspondan al momento de la comisión del ilícito y se cancelarán utilizando el valor de la misma que estuviere vigente para el momento del pago”.

El 30 de enero el mayor tipo de cambio correspondió a la moneda de Jordania, no obstante, Méndez afirmó que la idea es tomar como referencia al euro, cuya cotización oficial registró un salto de 7.000% en 2019.

Los números evidencian un aumento importante en la base de cálculo para las multas: por ejemplo, el tipo de cambio oficial del euro correspondiente al 30 de enero supera en 165.382% a la unidad tributaria de 50 bolívares, vigente hasta ahora. Además,el nuevo Código reduce el tiempo máximo para las exoneraciones desde cinco años hasta un año y abre la puerta para el cobro de obligaciones en dólares.

Leonardo Palacios, abogado experto en el campo tributario, resalta que el artículo 146 dice que determinados pagos por concepto de tributos o sanciones, entre otros, deben hacerse en bolívares, pero el texto añade que esto será “sin perjuicio de las excepciones que establezca el Banco Central de Venezuela a requerimiento del Ministerio con competencia en materia de Finanzas”.

“Posiblemente esto podría ser complementado con un nuevo convenio cambiario”, dice Palacios.

Petros en el IVA

La reforma en la Ley al Impuesto al Valor Agregado (IVA) le otorga al Gobierno la posibilidad de cobrar una tasa extra sobre la alícuota general de 16%. La tasa extra podrá ubicarse entre un mínimo de 5% y un máximo de 25% cuando la venta de bienes o la prestación de servicios se haga en divisas o en una criptomoneda distinta al petro.

Por primera vez en la legislación venezolana se añade la venta de inmuebles entre las transacciones que obligan al pago de IVA, estableciendo en el artículo 62 que también estarán sujetas a la tasa extra, cuando se realicen en divisas o en criptomonedas distintas al petro.

Leonardo Palacios explica que “el IVA no debería ser utilizado para crearle demanda al petro. Cuando introduces alícuotas diferenciales debilitas el objetivo del impuesto porque se incrementan los problemas para administrar eficientemente la recaudación. Además, creas incentivos para que aparezcan manejos turbios, porque aumentas la discrecionalidad. Al final, todo esto se traduce en menor recaudación”.

Explica que “la ley no es clara respecto a los inmuebles porque surgen distintas interpretaciones si se toma en cuenta que, de acuerdo a los principios, pagan IVA quienes realizan operaciones de forma habitual, salvo en el caso de los importadores. Entonces, podría interpretarse que el pago del IVA solo aplica en el caso de constructores, inmobiliarias o un revendedor de inmuebles”.

“También podría interpretarse, de acuerdo a la redacción del artículo 62, que el pago del IVA en el caso de los inmuebles aplica para habituales o no habituales, como cualquier persona que venda su apartamento. Finalmente hay una tercera duda: si la operación se hace en bolívares o petros no se aplica la alícuota extra pero no está claro si tienes que pagar o no la tasa general de 16%”.

Textualmente el artículo 62 indica que se pagará la cuota extra de entre 5% y 25% “cuando se realicen ventas de bienes inmuebles que sean pactadas y pagadas en moneda distinta a la de curso legal en el país, criptomoneda o criptoactivo diferente a los emitidos y respaldados por la República Bolivariana de Venezuela”.

La Ley también establece una alícuota extra, que estará entre un mínimo de 15% y un máximo de 25%, en el caso de “bienes y prestaciones de servicios de consumo suntuario” como vehículos cuyo valor en aduanas o de fabricación en el país superen los 40 mil dólares, aeronaves civiles, joyas y relojes con un precio superior a 300 dólares y armas, entre otros.

Andrés Eloy Méndez afirmó que la reforma a la Ley de Aduanas busca favorecer a los empresarios nacionales: “se eliminan dos mil códigos arancelarios para la exportación, queremos proteger la producción nacional, incentivar al empresario para que abastezca y para que exporte”.

El déficit

La posibilidad de que la administración de Nicolás Maduro logre reducir de una manera significativa el desbalance entre ingresos y gastos en las cuentas públicas, que se traduce en una elevada inflación porque el Banco Central crea dinero para cubrir el déficit, luce comprometida.

José Manuel Puente, profesor del IESA y de la Universidad de Oxford, explica que “de acuerdo a las cifras del Fondo Monetario Internacional el déficit fiscal se ubica entre 19% y 23% del PIB, una magnitud gigantesca que es imposible disminuir de manera importante aumentando los impuestos a una economía que, tras seis años consecutivos de recesión, acumula una caída en el orden de 67%”.

“Aproximadamente te queda un tercio de la economía que existía en 2013 para cobrarle impuestos. Además, está el impacto que tiene la inflación en el dinero que recaudas y, en cuanto al tema de atar las multas al comportamiento del tipo de cambio del euro, la experiencia en esta materia indica que cuando las multas son desproporcionadas respecto al ingreso crece la evasión”, agrega Puente.

Explica que “en 2019 hubo un aumento muy importante en la cotización del dólar y el euro y este año no hay ninguna razón para pensar que no se repita un comportamiento similar, entonces va a haber un impacto importante en el cobro de multas a empresas y comercios donde la producción y las ventas han disminuido de manera significativa”.

En su opinión la idea de emplear el IVA para aumentar la demanda de petros no tendrá mayor resultado: “el petro no puede transarse en el exterior, entonces nadie va a mantener por mucho tiempo los petros en su poder, buscará deshacerse de ellos así sea a un descuento significativo”.

En 2019 el Gobierno buscó disminuir el desbalance en sus cuentas mediante la disminución en los incrementos del salario y aumentando la periodicidad en el pago de los impuestos, pero el déficit continuó en proporciones muy elevadas.

Ecoanalítica afirma que en enero del año pasado 70% del gasto público se financió con emisión de dinero y en octubre la magnitud había descendido, pero continuaba en 47%, una proporción muy elevada que explica que la inflación haya registrado un salto de 16.000% en 2019.

Cómo analizan Diosdado Cabello y Nicolás Maduro el caso de Delcy Rodríguez en Madrid Por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 4 de Febrero 2020

Eso que dijo este lunes Diosdado Cabello en su programa de televisión de que son libres, que Venezuela es libre, que ellos son libres, y que “no nos importa lo que diga Estados Unidos”, está en línea con lo que dijo hace unos días en una reunión que celebró en la ciudad de Maracay con un grupo de confianza. Un cara a cara reducido. En el que analizaron el entorno. Lo que había que hacer. Y la necesidad de resistir.
Cabello y Maduro destacan el problema de las sanciones en tres vías / Foto: PSUV
Cabello y Maduro destacan el problema de las sanciones en tres vías / Foto: PSUV

Por algún lado siempre ocurre la filtración. Y la fuente reveló que el encuentro no tenía el propósito de analizar lo que le ocurrió en Madrid a la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, pero el hecho sirvió para colocarlo en la bandeja de los argumentos. La conclusión es que las sanciones son reales, y en tal sentido, no cabe otra opción que aguantar y resistir porque el poder no se entrega. La posición de Cabello no es televisiva. Es el mensaje que transmite puertas adentro.

En esa dirección se mueve también Nicolás MaduroDiosdado Cabello y Maduro destacan el problema de las sanciones en tres vías. El impacto sobre la economía. El impacto en lo personal, para cada uno de los sancionados y sus familiares. Y el impacto político interno. Y en esta última consideración es donde cabe el caso de Delcy Rodríguez en España. Se transforma en referencia para argumentar que el riesgo existe, que no puede ser subestimado, y hay que extremar las medidas de seguridad y protección. Ya en el diario ALnavío se adelantó que con Delcy Rodríguez se sentó un precedente en Europa y que puede ser copiado por otros países.

Hacen el análisis porque hay malestar interno. Hay comentarios internos. Entienden que el gobierno se quedó sin plata, que en el Banco Central de Venezuela no hay reservas operativas, la producción petrolera no levanta, las operaciones de venta de oro se hacen más complicadas, igual que el tráfico de euros en efectivo. Los ministros, a pesar del convencimiento que expresan de seguir adelante, se quejan. Maduro ordena que se les grabe. Que se les espíe. Hacían lo mismo cuando el ministro de Educación Elías Jaua comenzó a hacer críticas. Hizo tantas, y al hacerlas públicas fue apartado del anillo del poder. Pero ya estaba en el punto de mira. Y en las escuchas. Pero Jaua no está sancionado. Y sigue siendo crítico.

Una fuente de inteligencia dice que los sancionados son vistos como rehenes, pero no de Estados Unidos o la Unión Europea, o Canadá, sino de Maduro. Es un elemento que aparece en los debates internos. Las sanciones son como un recordatorio. ¿Para dónde te vas a ir? ¿Para dónde se van a ir? Ahora dirán: Miren lo que le pasó a Delcy. Y Delcy Rodríguez rumia su orgullo y suelta la sonrisa que no es sonrisa; tiene rabia Delcy Rodríguez de que la hayan herido como la hirieron. Pero hasta ahora no la han visto flaquear. Por el contrario. Y Maduro tal vez la consuele. Y al mismo tiempo enfatiza en su caso, y el rol que debe seguir jugando en la revolución, manteniéndose firme, leal y decidida. Que este elogio es una forma de decirle: No tienes para dónde ir. Y esta insinuación hay que traducirla de otra manera: Eres rehén de la revolución.

Este es un mensaje extendido. Más desde que el 30 de abril quedaron en evidencia aquellos que se inclinan por negociar y también por la conspiración. Quieren irse. Hay peces gordos que quieren abandonar. Los presionan las esposas. Los presionan los hijos. Pero esos peces gordos no encuentran vía de escape. Aunque siempre están comentando que se van. Señalan que son técnicos, o jueces, o magistrados, y que no son políticos, ni del ala militar ni del ala civil. Quisieran vivir en Italia, o que los envíen a Rusia, a Turquía, al menos.

Una fuente de inteligencia dice que los sancionados son vistos como rehenes, pero no de Estados Unidos o la Unión Europea, o Canadá, sino de Maduro. Es un elemento que aparece en los debates internos. Las sanciones son como un recordatorio. ¿Para dónde te vas a ir? ¿Para dónde se van a ir? Ahora dirán: Miren lo que le pasó a Delcy.

Mientras, la lucha por el poder no se detiene. En estos procesos, el movimiento es lo constante. Lo peor es quedarse quieto. Por eso se inventó la Asamblea Nacional Constituyenteque estuvo primero en manos de Delcy Rodríguez y ahora de Diosdado Cabello. Y Cabello no la va a soltar así Maduro se haya inventado la Asamblea Nacional paralela con un grupo de diputados mercenarios que se prestaron para la operación contra Juan Guaidó.

Para Cabello esa Asamblea Nacional no existe. Por eso las materias importantes siguen pasando por la Constituyente que preside. Por eso Maduro rinde la memoria y cuenta ante ella y dice que está subordinado a este poder. Y lo dice con tanto énfasis que pocos se lo creen. Y el que menos se lo cree es Cabello, lo cual explica que se atrinchere en ese poder que para el chavismo es legítimo aunque no lo sea para el mundo. Y se atrinchera porque ambos, Maduro y Cabello, juegan a quién es rehén de cada quién, o juegan a ver quién se rinde primero, quién afloja primero.

Entonces, se vuelve al principio. En la reunión de Maracay -ciudad militar ubicada a una hora de Caracas– la línea expresada era la de la resistencia. Hay que dar por sentado que es Cabello reunido con un grupo que le es afín. Que lo sigue. Y que saben de antemano que la expresión de Cabello de no entregar el poder ni por las buenas ni por las malas no es un mensaje dirigido sólo a la oposición y a Washington sino también hacia Maduro y el grupo más cercano de Maduro. Por lo pronto, Maduro cree que Cabello es su rehén. Y Cabello que Maduro es el suyo. Pierde el que sufra el síndrome de Estocolmo.

Opening to Foreign Investment in Venezuela’s Oil Industry – TalCual – 1 de Febrero 2020

Venezuela’s state-run oil company PDVSA does not have sufficient funds to recover its crude oil drilling operations. That harsh reality is urging the government to change its statist and nationalist vision on the oil industry to open the way for foreign investment

PDVSA does not have sufficient funds to recover its crude oil drilling operations. And that harsh reality is urging the government to change its statist and nationalist vision on the oil industry to open the way for foreign investment.

To that end, the State needs to reform the Organic Hydrocarbons Law that establishes a maximum of 49% for foreign investors in joint ventures or the modification of contracts in order to transfer its management to a private partner, in spite of these complaining about the tight state controls on joint ventures. Managing them properly takes a lot of efficiency when it comes to hiring service providers and procuring works, operations that are hampered by the flurry of controls fueling corruption. These operations are further complicated due to the freezing of PDVSA’s bank accounts, while the private partner has more flexibility to mobilize funds in the international banking system.

The thing is that investors are demanding reforms to the Law or contracts being passed by Congress (aka National Assembly or AN) and not by the controversial National Constituent Assembly (ANC). From there the urgent need of the government to regain control of the AN. And to get the statutory quorum, I’ll keep taking lawmakers

In a year of parliamentary elections, the government needs to increase oil production, generate resources to finance election spending and increase the chances of regaining control of the AN. This need of survival is forcing the government to be pragmatic and that is the reason why it has launched a process of liberalization and economic openness by dismantling both foreign exchange and price controls, opening the domestic market to imports without tariffs, giving free rein to the dollarization of the economy, initiating a monetary reform with the petro cryptocurrency after displacing the bolivar as it readies some tax, foreign exchange, tariff and stock option incentives to spur a growing foreign investment in the oil industry, basic state industries, electricity, telecommunications, hotel infrastructure, ports and airports of the country.

In 2020, the Venezuelan economy may enter a “Chinazation” stage with the government ratifying its socialist character, but in practice ending up dismantling its controls policy as it introduces changes to the model of state property.

This liberalization and privatization process can lead to an economy governed by market mechanisms, encouraging a growing presence of foreign investment that would associate the national capital or dispute important spaces traditionally controlled by it.

Maduro: “Es hora de aceptar que aquí hay cosas que no funcionan, no por culpa de Trump sino por nuestra culpa” – Infobae – 1 de Febrero 2020

El dictador chavista admitió, por primera vez, que Venezuela atraviesa graves problemas. Además, adelantó que planea una una reforma profunda del poder judicial

Nicolás Maduro aprovecha cada aparición pública para atacar a los líderes extranjeros que exigen democracia en Venezuela. Sus blancos predilectos son el norteamericano Donald Trump y el colombiano Iván Duque. Sin embargo, este viernes durante su discurso ante el Tribunal Supremo de Justicia tuvo un instante de honestidad y admitió, por primera vez que no todo es culpa del “gringo”

“No nos autoengañemos, es hora de aceptar que aquí hay cosas que no funcionan, no por culpa de Donald Trump sino por nuestra culpa y debemos cambiar todo lo que está mal”, admitió. “Y es ahora, debemos cambiar a Venezuela”, aseguró. Maduro pidió “levantar una gran fuerza ética, moral y espiritual para cambiar todo lo que está mal en Venezuela”

La autocrítica duró apenas unos segundos ya que no ahondó en los problemas que atraviesa el país: no habló de la desnutrición de los venezolanos, ni de la falta de asistencia médica ni de insumos, tampoco habló de la hiperinflación y mucho menos se metió en el terreno de las estremecedoras violaciones a los derechos humanos.

Luego adelantó sus planes de reformar la Justicia y pidió a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada solo por oficialistas, una “reforma profunda” del poder judicial, que cambie las “estructuras” y “postulados” de la administración de justicia en el país.

Nicolás Maduro, el presidente del Tribunal Supremo de Venezuela, Maikel Moreno, y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, en la ceremonia de apertura del nuevo mandato judicial en Caracas, Venezuela, el 31 de enero de 2020. (REUTERS)

Nicolás Maduro, el presidente del Tribunal Supremo de Venezuela, Maikel Moreno, y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, en la ceremonia de apertura del nuevo mandato judicial en Caracas, Venezuela, el 31 de enero de 2020. (REUTERS)

“Que la ANC asuma y nombre una alta comisión para hacer una reforma profunda del poder judicial (…) y llevar a un cambio de todas las estructuras”, dijo el mandatario en la ceremonia de instalación del año judicial, frente a los magistrados del Tribunal Supremo (TSJ).

Maduro hizo esta petición directamente al presidente de la ANC, Diosdado Cabello, presente en el acto, y le instó a conformar una “gran comisión reorganizadora del todo el sistema de justicia” que cambie “sus postulados y al sistema de justicia de manera integral”.

“Expreso el sentimiento de la gente que quiere más y mejor justicia (…) una mejor Fiscalía”, prosiguió sin dejar de felicitar al fiscal general, Tarek Saab, y al presidente del TSJ, Maikel Moreno, por lo que consideró un “gran trabajo” hasta ahora.

La ANC, no reconocida por numerosos países y cuyo origen es señalado de fraudulento por la oposición, ya ha concretado varias de las propuestas de leyes hechas por Maduro.

Este foro oficialista ha aprobado, sin discutir, al menos una decena de normas, leyes y reglamentos, algunos de los cuales han servido para procesar judicialmente a dirigentes de la oposición.

Una polémica invitación a Colombia

En el mismo acto en el TSJ, Maduro invitó este viernes a la Fiscalía, parlamentarios y la prensa de Colombia, a entrevistarse con la ex congresista colombiana Aída Merlano, quien fue detenida esta semana en el país petrolero luego de estar fugada desde octubre pasado. “Hago una invitación pública a los senadores de Colombia, a la prensa colombiana que quiera venir a entrevistar a la senadora Aída Merlano”, dijo Maduro durante el acto de apertura de las actividades judiciales en Venezuela.

Aida Merlano escoltada por las fuerzas de seguridad venezolanas

Aida Merlano escoltada por las fuerzas de seguridad venezolanas

El gobernante venezolano pidió a la Fiscalía General y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que inviten a “las instituciones colombianas que quieran venir” a tomarle declaración a Merlano y ofreció “todas las garantías” para que esta “declare desde Venezuela ante la Fiscalía, ante los tribunales”.

Asimismo, dijo que las puertas “están abiertas” para los senadores, diputados y la prensa colombiana que soliciten venir a Venezuela para entrevistar a la ex senadora.

(Foto: Instagram MNiguel Domínguez /@migueldominguez08)

(Foto: Instagram MNiguel Domínguez /@migueldominguez08)

Este miércoles la Justicia venezolana privó preventivamente de libertad en Caracas a la ex congresista, quien en octubre de 2019 escapó de la cárcel mientras se encontraba en una cita odontológica en Bogotá.

La medida también recayó en Yeico Manuel Vargas Silvera, quien acompañaba a Merlano cuando fue arrestada por agentes de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Maracaibo (Zulia, fronterizo con Colombia).

La ex senadora cumplía una pena de quince años de prisión por corrupción electoral cuando se fugó de su país. La Justicia venezolana la imputa por la presunta participación en la comisión de los delitos de uso de documento falso, usurpación de identidad y asociación para delinquir. Por su parte, Vargas Silvera es acusado por la presunta comisión de los delitos de encubrimiento y asociación para delinquir.

A %d blogueros les gusta esto: