elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Planes de radicalización de Maduro contemplan desmantelamiento de la oposición en Venezuela por Antonio Maria Delgado – El Nuevo Herald – 13 de Octubre 2017

El régimen de Nicolás Maduro aspira a desmantelar totalmente a la oposición en los próximos dos años y utilizaría una posible victoria en las elecciones regionales del domingo para radicalizar su revolución y crear un estado policial donde el precio de disentir públicamente se pagaría con la cárcel, el exilio o incluso la muerte, advirtió un ex ministro chavista.

“Sus objetivos son muy claros”, dijo el mayor general del Ejército Hebert García Plaza, en una entrevista desde Washington. “El gobierno sabe que tiene un lapso de dos años para radicalizar el proceso y quedarse con un grupito que conformarían un supuesto partido político de oposición controlado por ellos mismos [desde el régimen]”.

Maduro, cuya popularidad apenas alcanza el 15 por ciento en medio de la más aguda crisis económica en la historia moderna del país, ya comenzó a dar los primeros pasos para terminar de extinguir los últimos vestigios de democracia, descansando la estrategia sobre la muy polémica Asamblea Nacional Constituyente y planes de persecución política a ser ejecutados a través de las Fuerzas Armadas y los organismos de seguridad del Estado.

La justificación jurídica detrás de una nueva oleada de represión que recaería sobre la recién nombrada Comisión de la Verdad y la Ley Contra el Odio que la Asamblea Constituyente está por aprobar, advirtió García Plaza en una entrevista telefónica.

“El gobierno va al proceso de radicalización de la revolución a través de la Asamblea Nacional Constituyente y planea utilizar las instituciones como la Fuerza Armada para materializar la persecución política”, dijo García Plaza, quien aún mantiene contacto con integrantes del régimen.

“La argumentación jurídica va a ser suministrada por la Comisión de la Verdad y por la Ley Contra el Odio, y estos elementos van a ser usados para desaparecer a los partidos políticos de oposición”, enfatizó.

Para ello, es fundamental salir airoso en los comicios del domingo, dijo García Plaza, quien renunció al gabinete de Maduro en el 2014.

Más que un proceso para escoger gobernadores, los comicios del domingo determinarán si los venezolanos realmente respaldan el pronunciamiento del plebiscito organizado por la oposición el 16 de julio, que declaró ilegal a la Asamblea Constituyente, o si están con la elección que realizó el régimen el 30 de julio para escoger a los integrantes del cuestionado cuerpo legislativo, dijo.

Esa elección del régimen ha sido cuestionada dentro y fuera del país ante la aparición de evidencias de fraude masivo durante esos comicios. Gran parte de la comunidad internacional desconoce la legitimidad de la Asamblea Constituyente.

No obstante, sacar más votos que la oposición el domingo permitiría al régimen argumentar internacionalmente que el pueblo venezolano sigue respaldando el proyecto revolucionario y contener de esa manera futuras sanciones económicas internacionales mientra agudiza la represión en el país, dijo el ex ministro de Alimentación.

García Plaza opinó que la oposición venezolana cometió un gran error al acceder a participar en los comicios bajo las actuales circunstancias, pero señaló que en este momento la población venezolana no tiene más alternativa que salir a votar masivamente contra los candidatos del régimen.

El futuro de las gobernaciones en realidad se convierte en un punto de menor significado en el marco de los planes del régimen.

García Plaza dijo que las intenciones del régimen pueden verse claramente en los últimos pronunciamientos oficiales, que incluyen palabras del propio Maduro asomando la posibilidad de que el régimen procederá a “inhabilitar” a candidatos de la oposición antes, durante o después de las elecciones.

Pero las señales más alarmantes provienen de documentos internos que muestran los preparativos dentro de las Fuerzas Armadas para tratar de instaurar un estado policial en el país.

Un documento de la Fuerza Armada obtenido por García Plaza recientemente, por ejemplo, muestra la utilización de las controversiales unidades que participan en la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) contra los manifestantes de la oposición.

Ese programa ha sido denunciado como una serie de operaciones de exterminio contra integrantes de bandas delictivas.

Esas unidades han sido incluidas como parte del Plan República, operación en la que las Fuerzas Armadas toman control de la logística en el día de las elecciones.

La inclusión de las OLP en el Plan República y la posibilidad que sus integrantes sean lanzados a actuar contra dirigentes de la oposición es una situación muy alarmante, dijo el oficial.

Otro de los elementos de alarma es la vigencia del denominado ejercicio cívico-militar “Soberanía”, que en realidad se trata de una nueva versión del Plan Zamora, un temido plan militar que contempla el uso de soldados para contener con las armas alguna situación de gran agitación.

Y más preocupante aún es el riesgo que implica para la sociedad civil la anunciada aprobación de la Ley de Odio.

“Esa ley dice que toda persona que disienta y manifieste contra el régimen está cometiendo un crimen de odio”, advirtió el general.

 

CNE chavista otorga 17 gobernaciones a la dictadura y oposición habla de fraude por Orlando Avendaño – Panampost – 15 de Octubre 2017

El régimen chavista ha vuelto a cometer fraude, según la oposición venezolana.
La presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, apareció a las diez de la noche (hora local) para anunciar los resultados oficiales de las elecciones regionales de este quince de octubre. A pesar de lo advertido, hubo nuevamente sorpresas: el mismo árbitro que impuso la Asamblea Nacional Constituyente otorgó 17 gobernaciones a la dictadura.

Según Lucena, este domingo la dictadura salió triunfante y se impuso sobre la Mesa de la Unidad Democrática, que perdió, al lograr solo cinco gobernaciones. En los principales estados, a pesar de Táchira y Zulia, ganó el régimen de Nicolás Maduro.

unnamed
En los estados Amazonas, Aragua, Barinas, Carabobo, Cojedes, Falcón, Guárico, Lara, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre, Trujillo, Yaracuy, Delta Amacuro y Vargas se impuso el chavismo sobre la MUD. La coalición opositora, en cambio, solo logró ganar en Mérida, Zulia, Táchira y Anzoátegui. Aún no se define el estado Bolívar.

De esa manera, varias de las gobernaciones más importantes del país ahora pertenecen al régimen de Maduro: Miranda, donde ganó el chavista Héctor Rodríguez y perdió el miembro de Primero Justicia, Carlos Ocariz; en el estado Carabobo salió derrotado el de Voluntad Popular, Alejandro Feo La Cruz, y ganó el excéntrico Rafael Lacava. En Mérida y Táchira, ambos estados andinos, triunfó la oposición. También en Zulia, entidad en la que gobernaba el reconocido oficialista Arias Cárdenas.

Se trataría no solo de la reafirmación de un mapa tiznado de rojo, sino de una victoria popular. De acuerdo con la dictadura chavista, hoy el 54 % de los venezolanos dieron un espaldarazo a Maduro.

Minutos antes del anuncio del Consejo Nacional Electoral, la oposición ya había planteado la posibilidad de que la dictadura cometiese fraude. El jefe del comando de campaña, Gerardo Blyde, aseguró que sus números no iban a coincidir con los de la dictadura. Advertía lo inevitable.

Finalmente, luego de una hora y media de espera, Blyde habló al país. La Mesa de la Unidad Democrática ratificó que se había cometido fraude, aseguraron que no reconocían los resultados y pidió a los candidatos a las gobernaciones “organizar acciones de calles”.

“Debemos decirlo: lo intentamos. Intentamos jugar con las reglas, y con las que nos iban cambiando, pero urge unificarnos en una misma política y criterio común”, dijo el dirigente opositor.

Por último, invitó a todas las fuerzas políticas venezolanos de la oposición, aunque difieran, a volverse a sentar en una mesa para estructurar una nueva estrategia de cara al escenario del fraude.

Esto también se contrasta con la información preliminar que había proporcionado Nelson Bocaranda, uno de los periodistas más reconocidos de Venezuela, en donde aseguraba, por medio de un audio, que la oposición le habría ganado por lo menos 11 gobernaciones al chavismo, esto apartir de información de fuentes cercanas al periodista.

“Se ganó la oposición en el estado Miranda, Lara, Táchira, Mérida, Zulia, Nueva Esparta, Amazonas (…) posiblemente Falcón y Bolívar. Hay una pelea cabeza a cabeza entre Marco Torres [el candidato chavista] y el también echado a perder Ismael García (haciendo referencia al estado Aragua)”.

Según la información del periodista los estados que legitimamente habría ganado la oposición habrían sido Miranda, Táchira, Lara, Nueva Esparta, Falcón, Anzoátegui, Bolívar, Amazonas, Carabobo, Bolívar y Zulia.

 

La oposición venezolana teme un fraude en las elecciones regionales por Alfredo Meza – El País – 16 de Octubre 2017

Gerardo Blyde, jefe de campaña de la Mesa de la Unidad Democrática, afirma que los resultados que anunciará el Consejo Nacional Electoral son distintos a los que ellos tienen

1508091408_072839_1508106641_noticia_fotograma.jpg

Los venezolanos han elegido este domingo a 23 gobernadores de provincia en un proceso marcado por la confusión. A primera hora de la noche la oposición venezolana estaba convencida de que había ganado la mayoría de los Estados en disputa en las elecciones regionales. Pero, repentinamente, cuando la fiesta se preparaba, en el comando opositor comenzaron a aparecer las caras largas. El jefe de campaña de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Gerardo Blyde, ha afirmado que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunciará unos resultados distintos a los que la oposición tiene. El anuncio de Blyde, quien quiso alertar especialmente a la comunidad internacional, sugiere que el régimen de Venezuela, que controla al órgano electoral, pudiera haber cometido un fraude. “Tenemos serias dudas de los resultados que se anunciarán en los próximos minutos”.

A 72 horas de la votación, el CNE, controlado por el presidente Nicolás Maduro, ha decidido reubicar 201 colegios electorales y enviar a los votantes a centros atestados de electores y con pocas mesas. Los intereses del régimen venezolano, que apuesta por la abstención, se vieron reforzados. Desinformación, enormes filas, máquinas que no servían y una sensación de caos hizo mella en el ánimo de los opositores.

Muchos miembros de la oposición no estaban convencidos de participar en los comicios, que debían haberse celebrado en diciembre de 2016. El régimen controla 20 de las 23 gobernadurías. Durante las protestas ocurridas entre abril y agosto —que dejaron 125 muertos y centenares de heridos— los líderes opositores vendieron la idea de que no abandonarían la calle hasta lograr un cambio de régimen. Para esos ciudadanos, las regionales son un consuelo menor, entre otras cosas porque tienen la idea, muy arraigada, de que es inútil ganar la mayoría de las provincias si Maduro sigue en el poder.

Hasta el mediodía las proyecciones de participación del analista electoral Eugenio Martínez no superaban el 50% del censo con casi la totalidad de las mesas instaladas. No eran buenas noticias para la MUD, la coalición de partidos políticos de la oposición. Para poder ganar la mayoría de las gobernaciones en disputa la MUD necesita una alta participación. Durante toda la mañana sus seguidores han hecho esfuerzos por llamar a votar a sus partidarios a pesar de las dificultades.

La reubicación de los centros electorales, que según el CNE afectaba apenas a 619.159 electores (un 3,42% del registro electoral) es el último de los obstáculos al que se tuvo que enfrentar la MUD en su esfuerzo de encontrar una solución pacífica a la crisis de Venezuela.

Sus principales líderes, Leopoldo López y Henrique Capriles, no pueden participar como candidatos por distintos motivos. López cumple en su casa una condena de 13 años y nueve meses de prisión, mientras que Capriles ha sido inhabilitado para los próximos 15 años por un caso de corrupción. También tienen en contra la brutal campaña del Gobierno, que ha repetido la idea de que los ganadores deberán jurar su cargo ante la Asamblea Nacional Constituyente, el Parlamento chavista controlado por Maduro desde finales de julio que asumió las funciones de la Asamblea Nacional, que controla la oposición.

Casi ningún país de América y Europa ha reconocido esa instancia porque no fue convocada de acuerdo con lo establecido en la Constitución y su elección es cuestionada por fraudulenta.

Supuesto simulacro

Para intentar infundir ánimo a su electorado, la oposición asumió como una victoria la convocatoria de las elecciones a gobernadores. Haciendo gala de su control sobre el CNE, Maduro había postergado su celebración porque los estudios de opinión vaticinaban una derrota histórica. Muchos expertos piensan que se vio obligado a convocarlas para mantener un simulacro de democracia en Venezuela y rechazar la idea de que en el país rige una dictadura. El régimen venezolano y sus principales dirigentes fueron sancionados por Estados Unidos y también se esperan sanciones de la Unión Europea.

Si las proyecciones se cumplen, los candidatos de la oposición podrían controlar 16 provincias, de acuerdo con los cálculos de un estudio de la Universidad Católica Andrés Bello. Sería la primera elección regional en 20 años que no dominan los candidatos del Gobierno. Las gubernaturas se han convertido en bastiones de apoyo para Maduro. La pérdida del control de las provincias sería un duro golpe para la autodenominada revolución bolivariana, el movimiento que fundó el difunto presidente Hugo Chávez, y una señal de la pérdida de apoyo entre los más pobres.

CREDIBILIDAD EN CUESTIÓN
Los resultados de las elecciones venezolanas suelen anunciarse cuando el Consejo Nacional Electoral considera que las tendencias a favor de un candidato son irreversibles. Hasta el 30 de julio, cuando se eligió a la Asamblea Nacional Constituyente, había un consenso general. Esos resultados reflejaban lo que había ocurrido durante las votaciones. Pero a principios de agosto, días después de aquellos comicios, la credibilidad del órgano saltó por los aires. El proveedor del software electoral, la empresa Smartmatic, alegó que los resultados de la última elección habían sido manipulados. Para las elecciones de este domingo el CNE sustituyó a Smartmatic por una empresa cercana a un exfuncionario del Gobierno.

Pero a principios de agosto, días después de aquellos comicios, la credibilidad del órgano comicial saltó por los aires. El proveedor del software electoral, Smartmatic, alegó que los resultados de la última elección habían sido manipulados. Para estas elecciones el CNE sustituyó a Smartmatic por una empresa cercana a un exfuncionario del gobierno. Con ese marco se estima que en las provincias con resultados cerrados el cómputo se demore más tiempo.

El chavismo obtiene una polémica victoria en las elecciones de gobernadores en Venezuela por Alfredo Meza – El País – 16 de Octubre 2017

La oposición asegura que el Consejo Nacional Electoral ha anunciado resultados fraudulentos

El Consejo Nacional Electoral (CNE) ha proclamado que los candidatos del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuvieron 17 de los 23 Estados en disputa. Minutos antes de conocerse la noticia, el jefe de campaña de la oposición, Gerardo Blyde, denunció que la autoridad electoral anunciaría unos resultados distintos de los que ellos tenían y alertó a la comunidad internacional sobre el fraude que estaría cometiendo el régimen.

1501181245692“Arrasó el chavismo”, dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. “Desde ya acepto los resultados de las elecciones”, agregó el gobernante en un discurso pronunciado minutos después del anuncio de la presidenta del CNE, Tibisay Lucena. El Gobierno ha reconocido su derrota en cinco provincias –Anzoátegui, Mérida, Táchira, Nueva Esparta y Zulia– y podrían haber perdido una más. A falta de los resultados en el sureño Estado de Bolívar, el chavismo controla el 75% de las gobernaciones.

Maduro se mostró exultante en la victoria y le advirtió a la oposición que no aceptaría guarimbas (protestas) en las regiones que controlará la oposición. “No vamos a pegar gritos donde perdimos”, ironizó. “No le pediremos a Donald Trump y a Luis Almagro [secretario general de la OEA] que nos invadan”, agregó.

La oposición ha perdido en el Estado Miranda, una de las joyas de la corona, gobernada por el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, a manos del joven chavista Héctor Rodríguez. Ha sorprendido también el revés en los centrales Estados de Carabobo y Lara, cuyas victorias tenían entre sus cómputos.

A primera hora de la noche la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) estaba convencida de que había ganado la mayoría de las 23 gobernaciones en disputa. A falta de las impugnaciones que seguramente vendrán en los próximos días, el resultado luce como un inmenso varapalo para la alianza de partidos opositores, que centró sus esfuerzos en convencer al electorado de que si lograban controlar la mayor parte de las regiones se pondrían a tiro de la presidencia de la República, cuyas elecciones se celebrarán en diciembre de 2018.

Este anuncio también refuerza las sospechas del ala más radical del antichavismo, que se negó a participar en el proceso argumentando que el CNE no es un árbitro confiable. Controlado por Maduro, el órgano electoral venezolano perdió la credibilidad que tenía tras la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, el parlamento que hizo escoger el mandatario a finales de julio para evitar tratar con la Asamblea Nacional, que domina la oposición. Smartmatic, la compañía que proveía el software de las máquinas de votación, denunció que las autoridades venezolanas habían dado resultados falsos de participación.

En rigor, la oposición de Venezuela ahora controla dos gobernaciones más. En las elecciones regionales pasadas habían obtenido apenas tres. Pero el aumento no representa la mayoría que le adjudicaban las encuestas. En el peor de los casos esos estudios aseguraban que la MUD obtendría un mínimo de 13 gobernaciones. Los estimados, ya se sabe, no suelen tomar en cuenta la realidad que muchos venezolanos ya asumen como una verdad definitiva. Lo dijo la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, al conocer los resultados. “Las dictaduras no pierden”.

Bruselas prepara sus primeras sanciones contra el régimen de Maduro por Lucía Abellán – El País – 15 de Octubre 2017

Unknown-2

La UE elabora una lista de cargos políticos y militares vinculados con la represión

Bruselas prepara por primera vez sanciones contra Venezuela. La medida, contemplada desde el verano, tras las elecciones constituyentes que desplazaron al poder Legislativo, cuenta ya con el apoyo unánime de todos los Estados miembros de la UE, según confirman fuentes diplomáticas y comunitarias. Aunque la aprobación aún puede tardar varias semanas, los ministros de Exteriores darán este lunes una señal de que la reprobación diplomática se aproxima. De esa manera pretenden responder a las elecciones regionales de este domingo, plagadas de irregularidades.

España lleva meses pidiendo a sus socios comunitarios una acción contundente contra los excesos del régimen de Nicolás Maduro. Bruselas ha mostrado dudas, en buena medida porque las sanciones constituyen una medida de último recurso que se emplea cuando el diálogo está agotado. Adoptar medidas restrictivas contra un país extranjero requiere, además, unanimidad de los 28 socios. Y Grecia ha estado frenando durante varias semanas un proceso que el resto de países consideraban ya ineludible.

Vencidas esas últimas resistencias, los embajadores de Exteriores de la UE han dado el visto bueno político para que empiece el trabajo técnico. Aunque la carga simbólica de aplicar sanciones es muy elevada, se trata de medidas selectivas, de baja intensidad. La UE pretende vetar la entrada en territorio comunitario a líderes —políticos o militares— considerados responsables de vulnerar las normas democráticas en Venezuela. También se congelarán los bienes que pudieran tener en países europeos y se prohibirá la exportación de material susceptible de emplearse para la represión de la población, explican las fuentes consultadas.

El objetivo es “ejercer presión sobre el régimen, pero no con medidas que afecten a los ciudadanos”, explica un diplomático de uno de los grandes países de la UE. También se pretende preservar los canales de ayuda humanitaria al país, sumido también en una gravísima crisis económica y una acuciante escasez de los bienes más básicos. La alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, presentará este lunes a los ministros un análisis de los resultados de las elecciones a gobernadores regionales, con la vista puesta en esos pasos adicionales.

Este verano, tanto EE UU como Canadá anunciaron sanciones contra el régimen venezolano de Nicolás Maduro. Ottawa congeló activos y emitió la prohibición de que ciudadanos canadienses, dentro y fuera del país, mantuvieran relaciones económicas con los 40 sancionados: el propio Maduro y 39 personas cercanas a él. Washington respondió con sanciones a la votación de una Asamblea Constituyente en el país sudamericano que supuso la congelación de activos de Maduro y la prohibición de que ciudadanos o entidades estadounidenses puedan hacer transacciones con él. Trump prohíbió también al sistema financiero de EE UU la compra de bonos públicos y deuda del Gobierno de Venezuela y la petrolera estatal, PDVSA.

Deterioro democrático

La UE observa con preocupación el deterioro de la democracia en el país latinoamericano y constata que el diálogo ensayado hasta ahora da escasos resultados. Bruselas no reconoció las elecciones a la Asamblea Constituyente, celebradas en julio. Y el Parlamento Europeo ya pidió el mes pasado a Mogherini que aprobara esas sanciones selectivas cuanto antes.

Las fuentes consultadas rehúsan ofrecer pistas sobre el perfil o el número de sancionados que incluirá la lista de la UE. La contribución de España será decisiva a la hora de aportar nombres, que deberán ser refrendados por los otros 27 Estados. Bruselas trabaja con el escenario de aprobar definitivamente el castigo diplomático en el plazo de un mes, posiblemente en la próxima reunión de ministros de Exteriores.

La UE ya mostró algunas dudas a la hora de condenar las elecciones a la Asamblea Constituyente que se celebraron para orillar a la oposición y crear un poder alternativo al del Parlamento elegido en unas legislativas que ganó la oposición. También entonces las dudas de Grecia, remisa a censurar procesos internos de un país tercero, retrasaron la reacción y rebajaron la dureza del mensaje europeo. Tres meses después, España considera que las sanciones se han dilatado en exceso, pero confía en que logren incentivar la solución política al conflicto venezolano.

Europa siempre se lo piensa dos veces antes de adoptar sanciones, una herramienta diplomática con gran carga de profundidad. Los Estados miembros necesitan unanimidad para aprobarlas y también para renovarlas periódicamente (se suelen aprobar por un plazo determinado).

 

Las Voces del Hambre – Telemundo – Octubre 2017

Madre y niños venezolanos declararon a Telemundo que deben buscar en la basura restos de comida para sobrevivir

En el país la escasez de alimentos, la crisis y la caída del poder adquisitivo ha causado que más del 70% de la población haya bajado de peso por no ingerir la comida necesaria para alcanzar por lo menos al índice de calorías recomendadas por día. La situación ha llevado a las personas a hacer cosas impensadas.

Las Voces del Hambre, un reportaje hecho por la cadena Telemundo y conducido por el periodista venezolano Fernando Girón, muestra cómo los niños venezolanos se pelean con las aves de rapiña por unos huesos desechados por carnicerías. El video en el siguiente link : https://videopress.com/v/j6UJQ0g0

El trabajo producido por el también comunicador Alberto Rodríguez Palencia está centrado en los testimonios de niños y madres que han tenido que recurrir a buscar comida en la basura para poder subsistir en el país.

En el reportaje se reseña como la desnutrición está acabando con la vida de niños menos de dos años y también la falta de existencia de un de natalidad debido a la escasa educación sexual.

Con dramáticos y crudos videos niños y adultos relataron lo que sufren en las calles al no tener qué comer.

 

El régimen de Maduro y la oposición miden fuerzas en las elecciones a gobernadores por Alfredo Meza – El País – 15 de Octubre 2017

Unos 18 millones de venezolanos están convocados a las urnas para elegir a las máximas autoridades de las 23 provincias del país

Nicolás Maduro y la oposición de Venezuela vuelven a medir fuerzas este domingo para elegir a los gobernadores de 23 Estados del país con dos propósitos distintos. El chavismo busca retener la mayor parte de las 20 provincias que hoy controla. Y la oposición, dividida entre los entusiastas del voto y una minoría muy ruidosa que ha llamado a la abstención porque considera que las elecciones legitimarían el régimen, busca convertirse por primera vez en casi dos décadas en la mayoría que pronostican las encuestas.

En un país golpeado por cuatro meses de violentas protestas y hundido en una severa crisis económica y política, sin visos de pronta solución, unos 18 millones de venezolanos están llamados a escoger, para un periodo de cuatro años, a las máximas autoridades regionales, entre denuncias de irregularidades y la frustración de muchos que exigieron en las calles comicios generales con la expectativa de dejar atrás cuanto antes la etapa de Maduro.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de partidos opositores al régimen, considera que las elecciones del domingo son un paso en el camino hacia las presidenciales, que, de acuerdo con la Constitución, deberían celebrarse a finales de 2018. Los dirigentes políticos le están dando a la votación la connotación de una lucha épica debido a las dificultades que están enfrentando para superar los obstáculos impuestos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que responde a los intereses de Maduro. Ya lo ha dicho el saliente gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, quien no se presentará a la reelección porque está inhabilitado por la Contraloría General de la República: “Vamos hacia un proceso electoral en las peores condiciones”.

El régimen de Maduro y la oposición miden fuerzas en las elecciones a gobernadores El chavismo intenta que los opositores se abstengan en las elecciones regionales
Maduro convierte las elecciones regionales en un reconocimiento a la Constituyente
En esa batalla contra la adversidad denunciada por Capriles se incluye el cierre de varios colegios electorales, que implica la reubicación de unos 715.000 electores a 72 horas de los comicios, y el operativo diseñado por el Gobierno para informar a los votantes. Casi todos esos centros están ubicados en zonas donde la oposición podría lograr la mayoría. El CNE ha decidido cerrarlos, porque en esos sectores se desarrollaron buena parte de las protestas que entre abril y agosto mantuvieron en jaque al régimen y que dejaron al menos 135 muertos y centenares de heridos. Algunos analistas consideran que esa decisión podría provocar que los candidatos de la MUD obtengan menos votos de los que podrían sacar en condiciones normales.

Esta es la última de las dificultades que ha enfrentado la oposición desde que decidió inscribir sus candidaturas. La decisión ha sido ampliamente criticada por sectores que consideran que se ha traicionado el resultado de la consulta convocada el 16 de julio pasado, en la que más de siete millones de personas aprobaron el rechazo a la elección de Asamblea Nacional Constituyente, el parlamento que 14 días después hizo escoger Maduro para sustituir al Poder Legislativo que controla la oposición; exigieron a las fuerzas armadas que defendieran la Constitución vigente y que respaldaran las decisiones de la Asamblea Nacional; y solicitaron la formación de un Gobierno de unidad nacional después de la celebración de elecciones nacionales. Estas voces, entre las que se incluyen los partidos de la exdiputada María Corina Machado y del encarcelado alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, no han llamado a la abstención, pero han reiterado que no votarán.

La grieta entre la oposición partidaria de llegar a la presidencia aprovechando las pocas oportunidades que concede el régimen y aquella que demanda la salida inmediata de Maduro se ha ensanchado cada día. Maduro ha advertido estas diferencias y se encarga de agitarlas cada día con un discurso provocador. El gobernante ha advertido que los ganadores deberán juramentarse ante la Constituyente, formada solo por diputados chavistas, y que todos aquellos que participen en las elecciones están subordinados a su égida. Dos meses y medio después de su elección, la Constituyente no ha podido cumplir con los planes del oficialismo, porque no es reconocida por los países más importantes de América y Europa

La MUD ha descartado que sus gobernadores se presenten ante la Constituyente. Se trata de una declaración que busca pasar de largo del desánimo que provoca entre sus votantes los planes de Maduro. Todas las encuestas han señalado que cuanto más baja sea la abstención, mayores posibilidades tendrá la oposición de controlar un mayor número de gobernaciones. Los cálculos más optimistas indican que podrían imponerse en 18 de las 23 provincias, aunque esto supondría una abstención menor al 48% registrado en diciembre de 2012, cuando se celebraron los últimos comicios de este tipo. Otros cálculos le dan al chavismo un máximo de 10 gobernaciones. En cualquier caso, la oposición sería la nueva mayoría. Para ellos no es cualquier cosa.

El colapso del gobierno de Nicolás Maduro por Asdrubal Aguiar – 8 de Octubre 2017

asdrubalaguiarII

En la primera parte de este artículo señale los errores políticos cometidos por Nicolás Maduro desde que el chavismo perdió la mayoría popular. La derrota que sufrió el PSUV en las elecciones parlamentarias no fue nunca asimilada ni interpretada por los incapaces capitostes del régimen. No entendieron que esa derrota indicaba que había sido un gravísimo error no rectificar la equivocada orientación política y económica del régimen mantenida por Hugo Chávez, apenas Nicolás Maduro asumió la presidencia, mediante un muy dudoso triunfo electoral. Sus últimas jugadas políticas, la criminal represión a la protesta ciudadana, la elección fraudulenta de una inútil Asamblea Nacional Constituyente Comunal, la utilización del presidente dominicano Danilo Medina para que invitara a un nuevo diálogo gobierno-oposición y la intempestiva convocatoria a las elecciones regionales, lo único que han logrado es evidenciar aun más, que la precariedad de su gobierno no le permite enfrentar, con una mínima posibilidad de éxito, la grave crisis nacional.

Esta visión del colapso del régimen madurista fue ampliada desde el punto de vista económico por Ricardo Hausmann en los siguientes términos: “La catástrofe económica de Venezuela eclipsa cualquier otra de la historia de Estados Unidos, Europa Occidental, y América Latina… Claramente una disminución del 40 % del PIB per cápita es un hecho muy poco frecuente…, pero también hay que considerar que el declive del ingreso nacional, incluyendo el efecto de la caída del precio petrolero, es del 51%… El despilfarro en la época de las vacas gordas dejó pocos activos que se pudieran liquidar en el periodo de las vacas flacas, y los mercados no estuvieron dispuestos a otorgar créditos a un prestatario con tal exceso de deuda. Entre 2012 y 2016, los ingresos fiscales no petroleros se desplomaron en un 70% en términos reales y durante el mismo periodo, la aceleración de la inflación hizo que los pasivos monetarios del sistema bancario cayeran en un 79% a precios constantes. En dólares el declive fue del 92%…Inevitablemente, también colapsó el nivel de vida…” Leer más de esta entrada

Algunas consideraciones en vísperas a las elecciones regionales por Alfredo Infante S.J. – Revista SIC – 14 de Octubre 2017

votación-630x386.jpg

Por lo que he ido midiendo entre la gente desde la observación y relacionalidad primaria, considero lo siguiente:

  1. Las descaradas estratagemas del gobierno a través de su brazo político electoral (CNE) con el fin de profundizar la abstención está provocando en el elector una indignación tal que la gente, vecinos y grupos familiares, se están organizando entre sí, para ir a votar a dónde sea que los envíen, sin miedo.
  2. Ha aumentado la intencionalidad del voto y aunque por la cultura presidencialista históricamente en las elecciones regionales los porcentajes de abstención son importantes, en estas elecciones se superará con creces los tradicionales porcentajes de participación.
  3. De igual modo, para La MUD, remar contra viento y marea, como sucedió con la validación de los partidos políticos, ha aceitado el motor y fortalecido la musculatura de la maquinarias de los partidos.
  4. Aunque hubo una campaña al interno de la oposición contra los partidos políticos y la MUD, la misma ha perdido agarre al coincidir, no en la intencionalidad pero si en los hechos, con la táctica gubernamental.
  5. Ha calado hondamente la consigna de «el voto es calle», desmontando los argumentos de quienes a nombre de la resistencia señalaban que «votar era traicionar la calle».
  6. De igual modo, ha ido creciendo la conciencia de que en un proceso electoral no basta votar sino que hay que cuidar el voto y -aunque el gobierno a través de su brazo político electoral (CNE) no ha permitido la observación de organizaciones serias en la materia como El Observatorio Electoral Venezolano (OEV)- los ciudadanos están dispuestos a inventar modos alternativos de defender su voto.
  7. Creo, también, que el gobierno ha descuidado dos elementos culturales que se activan en estos contextos, el primero, el lúdico, el venezolano asume el hecho electoral no sólo como un evento político sino como una competencia deportiva y festiva, y no hay nadie más detestable que aquel que quita los espacios para jugar, o compra al árbitro, o se apropia de la pelota, o quiere que todos aplaudan a su equipo; el otro elemento es la solidaridad natural de nuestro pueblo por aquel que se encuentra en desventaja.
  8. Pero lo más importante de todo, es que las mayorías desean un cambio político, y aunque las regionales no van a cambiar mágicamente la situación, éstas representan un paso importante para reconstituir las fuerzas democráticas como un acto reisilente ante tanta adversidad.
  9. Hay en el pueblo de a pie, cada vez más, la conciencia de que esta tragedia que vivimos tiene responsabilidades políticas claras en quienes han dirigido los destinos del país durante estos 18 años.
  10. Por todo esto, estas elecciones regionales serán también una especie de referendo revocatorio, quienes salen a votar no solo votarán por un gobernador, sino que descargaran su indignación contra el régimen.

Producción petróleo OPEP y Venezuela – Octubre 2017

A %d blogueros les gusta esto: