elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos en la Categoría: Sin categoría

Dos aspectos claves para el incremento de potencial de producción de crudo en Venezuela por Nelson Hernández – Gerencia y Energía – 14 de Marzo 2020

Comité de Postulaciones ratificó renovación del CNE por parte de la AN por Arianna Altuve – Venepress – 9 de Marzo 2020

La delegación subrayó que la elección de los cinco rectores será encabezado por el Parlamento dirigido por Juan Guaidó

Comité de Postulaciones ratificó renovación del CNE por parte de la AN

El Comité de Postulaciones Electorales confirmó este lunes, que la Asamblea Nacional,dirigida por el presidente (E) Juan Guaidó, determinará la designación de los nuevos rectores delConsejo Nacional Electoral (CNE).


Esta instancia estará presidida por el diputado de la Asamblea Nacional (AN) del partido opositor de Primero Justicia, Ángel Medina; y contará como vicepresidente al diputado del Bloque de la Patria, Julio Chávez y como secretario al opositor José Luis Cartaya

Aníbal Sánchez@AnibalSanchez

instalación del Comité de Postulaciones Electorales, sin juramentación por directiva de AN y designación en plenaria es violatorio (Art23) quedando entre dicho legalidad a parte del descrédito social, directiva:
Ángel Medina, presidente
Julio Chávez, vice. y
Jose L Cartaya, secr

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Tal como lo estipula la Constitución Nacional de Venezuela, y el artículo 7 de la Ley Orgánica del Poder Electoral, el único órgano encargado de elegir los 5 rectores del Consejo Nacional Electoral corresponde a la Asamblea Nacional legítima, reconocida por la comunidad internacional y liderada por su presidente Juan Guaidó, que sigue avanzando en la ruta que permita la realización de elecciones presidenciales libres y justas a través de la conformación de un nuevo Poder Electoral basados en los principios de imparcialidad, confiabilidad, e igualdad.

Guaidó reiteró que la única condición para que se vaya a un proceso de elección presidencial es que “no esté el dictador ejerciendo”, y se concrete el cese de la usurpación, con las condiciones establecidas en la ley y la conformación de un CNE electo, “por el único Poder que puede designar un Poder púbico nacional, que es el Parlamento, el cual dirijo, del cual se tiene las dos terceras partes con el debido respeto a lo estipulado en la Constitución”.

Finalmente en el comunicado se expresa que el hacer esta designación fuera del espacio parlamentario, significa la profundización de la crisis y evitar una salida al padecimiento de todos los venezolanos.

La carta de Venezuela en las elecciones de Estados Unidos por Ricardo Hausmann – El Nacional – 9 de Marzo 2020

Tenía que suceder. En algún momento, Venezuela iba a entrar en el debate electoral en Estados Unidos. Ahora que lo ha hecho, probablemente siga siendo un tema importante. Venezuela, después de todo, representa el mayor colapso económico del continente americano, el mayor incremento de la pobreza, la peor hiperinflación y la mayor migración masiva de los últimos siglos.

También es un caso en el que terminar con la pesadilla –y la amenaza para la estabilidad regional que representa– se ha vuelto una de las principales prioridades de política exterior de Estados Unidos. Es una de las pocas políticas del gobierno de Donald Trump que cuenta con un amplio respaldo bipartidista, como quedó demostrado en la gran ovación que recibió el presidente encargado Juan Guaidó durante el discurso del Estado de la Unión en febrero.

Sin embargo, la tragedia de Venezuela está siendo utilizada como un arma político-partidista en la carrera hacia las elecciones presidenciales y parlamentarias de noviembre. Según Trump, Venezuela demuestra el fracaso del “socialismo”, y los demócratas son “socialistas”. Supuestamente, si los votantes sustituyeran a Trump por un demócrata, Estados Unidos sufriría el mismo destino que Venezuela.

Claramente, este es un argumento descabellado. Los demócratas han estado al frente de la Casa Blanca durante 48 de los últimos 87 años y, en general, a Estados Unidos le ha ido bastante bien.

Pero Bernie Sanders, el favorito en la primaria demócrata, no es un demócrata tradicional. De hecho, ni siquiera es miembro del partido. Él mismo se define como socialista democrático, no como un socialdemócrata, y sus declaraciones pasadas sobre Fidel Castro, así como sus viajes a la Unión Soviética y a Nicaragua, reflejan su apoyo de décadas a la izquierda radical.

Los seguidores de Sanders destacan que el socialismo que él tiene en mente es la socialdemocracia al estilo escandinavo. Pero Sanders aún no ha articulado ninguna diferencia ideológica o política con las tiranías indeseables que ha respaldado, y se siente incómodo hablando del tema. Por el contrario, ha tendido a responder con la defensa tipo “Mussolini hizo que los trenes anden a tiempo”.

Existen, por supuesto, otras lecciones políticas que aprender de Venezuela. El economista y premio Nobel Paul Krugman responsabiliza por el destino del país a los generosos programas sociales durante los años del boom petrolero (2004-2014). Cuando el precio del petróleo cayó, el gobierno recurrió a la impresión de dinero para financiar los consiguientes grandes déficits fiscales, y esto condujo a la hiperinflación. Según este discurso, el problema fue que había buenas intenciones, pero una mala gestión macroeconómica, no “socialismo”. Por el contrario, Moisés Naím y Francisco Toro culpan principalmente a la cleptocracia por el colapso de Venezuela.

Ambas son partes importantes de la historia del chavismo, pero ninguna le da al “socialismo” su debido lugar. Es más, al igual que Sanders, no explican cómo se diferencia el “socialismo” en Escandinavia de la versión tropical.

Por cierto, estos dos sistemas son prácticamente polos opuestos. El sistema escandinavo es profundamente democrático: la gente utiliza al Estado para darse a sí misma derechos y autonomía. Un sector privado pujante crea empleos bien pagados, y las relaciones de colaboración entre capital, gerencia y trabajadores sustentan un consenso que hace hincapié en el desarrollo de capacidades, la productividad y la innovación. Es más, dadas sus poblaciones relativamente pequeñas, estos países entienden que la apertura y la integración con el resto del mundo son fundamentales para su progreso. Se han fijado impuestos lo suficientemente altos como para financiar un Estado benefactor que invierte en el capital humano de la gente y la protege de la cuna a la tumba. La sociedad ha sido lo suficientemente poderosa como para “encadenar al Leviatán”, como dicen Daron Acemoglu y James A. Robinson en su último libro.

El chavismo, por el contrario, consiste en desempoderar plenamente a la sociedad y subordinarla al Estado. Los programas sociales que menciona Krugman no son un reconocimiento de los derechos de los ciudadanos, sino privilegios concedidos por el partido gobernante a cambio de lealtad política. Grandes sectores de la economía fueron expropiados y puestos bajo propiedad y control del Estado. Esto incluyó no solo la electricidad, los servicios petroleros (la producción de petróleo ya había sido nacionalizada en 1976), el acero, las telecomunicaciones y los bancos, sino también empresas mucho más pequeñas: productores lácteos, fabricantes de detergente, supermercados, caficultores, distribuidores de gas de cocina, barcos y hoteles, así como millones de hectáreas de tierra cultivable.

Sin excepción, todas estas empresas colapsaron, incluso antes de que el precio del petróleo se derrumbara en 2014. Por otra parte, el gobierno intentó crear nuevas empresas estatales a través de asociaciones con China e Irán: ninguna de ellas está en funcionamiento, a pesar de miles de millones de dólares de inversión.

Además, los controles de precios, de las divisas, de las importaciones y del empleo tornaron prácticamente imposible la actividad económica privada, lo que desempoderó aún más a la sociedad. Se suponía que los precios tenían que ser “justos” y no vinculados a la oferta y la demanda, y por ende fijados por el gobierno, lo que llevó a desabastecimiento, mercados negros y oportunidades de corrupción y cleptocracia, mientras un gran número de gerentes y emprendedores eran encarcelados por violaciones de los “precios justos”. Durante el boom petrolero de 2004-2014, mientras se destruía la agricultura y la industria, el gobierno ocultó el colapso con importaciones masivas, que financió no solo con los ingresos petroleros, sino también con un inmenso endeudamiento externo. Obviamente, cuando los precios del petróleo cayeron y los mercados dejaron de prestar en 2014, la farsa ya no se pudo mantener. Y la farsa era la versión chavista del socialismo.

¿Pero cuál es la versión de Sanders? Un salario mínimo más alto, atención médica universal y libre acceso a una educación superior pública, como señala, son la norma en la mayoría de los países desarrollados y definitivamente no son socialistas en el sentido chavista, cubano o soviético de la palabra.

Por otra parte, Sanders casi nunca tiene algo positivo que decir sobre los emprendedores y las empresas exitosas, sean grandes o pequeñas. Es verdad, quiere justificar impuestos más altos para financiar sus políticas sociales, pero necesita de hecho que las empresas sean productivas y rentables para que paguen más impuestos. ¿Su socialismo, entonces, tiene que ver con la cooperación para empoderar al pueblo mientras impulsa a la economía, o con empoderar al Estado para ejercer un control más coercitivo sobre las empresas?

Esta pregunta debe ser respondida por razones tácticas, porque la carta de Venezuela también puede jugarse en contra de Trump. Después de todo, el chavismo ha politizado el uso de la policía y el Poder Judicial, ha pisoteado a la prensa libre, ha tratado a los opositores políticos como traidores y enemigos mortales y se ha entrometido con la imparcialidad de las elecciones. ¿Suena familiar? Ahora bien, el opositor de Trump en noviembre no puede pasar de la defensa al ataque con la carta venezolana hasta que la “cuestión del socialismo” no se aborde como corresponde.

Los votantes en las primarias demócratas hoy tienen derecho de saber si Sanders entiende lo que diferencia a Escandinavia de Venezuela. Además, deberían querer saber si su candidato luchará, junto con la coalición existente de 60 democracias de América Latina y del mundo desarrollado, para poner fin a la dictadura de Venezuela y restablecer los derechos humanos y la libertad.

¡A parir, Delcy! por Raúl Fuentes – El Nacional – 8 de Marzo 2020

5, 8 y 10 no son números cabalísticos para apostarles en el bingo o en la lotería: son las fechas correspondientes al pasado jueves, el domingo presente y el martes próximo, días de especial significación en el calendario de efemérides que nos conciernen, a las cuales dedicaremos nuestras divagaciones.

No las someteremos al rigor del orden cronológico y comenzaremos, dada su dimensión planetaria, con la de hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, celebración institucionalizada en 1975 por las Naciones Unidas porque, en fecha tal pero del año 1908, trabajadoras de la industria textil de Nueva York se declararon en huelga, en procura de mejores condiciones laborales y de un salario digno, acorde a sus esfuerzos. Curiosamente, otro y muy remoto 8 de marzo (415 d. C.), es lapidada a manos de una turba de enfurecidos fanáticos cristianos —¿colectivos protochavistas?— la filósofa y astrónoma griega de origen egipcio Hipatia, paradigma de la liberación femenina avant la lettre y primera mujer matemática inscrita en la historia de las ciencias exactas. A su memoria, y a la de las corajudas alemanas que, en 1900, exigieron al Reichstag(Parlamento germánico) acceso a las universidades y la posibilidad de optar a cargos públicos —¡hurra por ellas!— también habría de ofrendarse este día, festejado por Maduro Moros exigiendo un aumento de la fecundidad femenina.

¿Sabrá el mascarón de proa del régimen quién fue el Reverendo Thomas Robert Malthus? ¿Habrá oído hablar alguna vez de la catástrofe malthusiana? No pareciera bigotes tener noticias del clérigo y economista inglés, autor del Ensayo sobre el principio de la población. Y de tenerlas, le importan un rábano o le saben a excremento canino. Así se infiere de su llamado a las venezolanas, casadas, divorciadas, viudas, solteras y amancebadas, a parir como conejas y engrandecer la nación en términos demográficos, sin reparar en la carencia de un entorno apropiado para la reproducción y las deficiencias crónicas en materia de servicios, dotación e infraestructura en lo relacionado a maternidad, pediatría y nutrición infantil. «¡A parir, a parir! Todas las mujeres a tener seis hijos, ¡todas! Que crezca la patria» (o el pilón), clamó el tiranuelo en tele encadenado encuentro con integrantes del plan nacional de parto humanizado y lactancia materna (¿?).  «Nadie, aseveró Montaigne, está libre de decir estupideces, lo malo es decirlas con énfasis».

Mejor papel hubiese hecho el írrito mandamás invitando, cual predicador borracho y apocalíptico, a una orgía al filo del Armagedón: ¡A tirar, a tirar, que el mundo se va acabar! La procaz e impertinente invitación a multiplicarse como ganado de cría responde simplemente al delirante empeño de forjar un hombre nuevo y robotizado, quimera guevarista emparentada con el supremacismo racial nacionalsocialista y los experimentos del Dr. Mengele. A objeto de alumbrar el androide bolivariano no es descartable la idea de recurrir a la fecundación in vitro con espermatozoides suministrados por los pajazos mentales del onanista metrobusero a un banco de esperma revolucionaria. ¿devaneo?  Probablemente no lo sea en una sociedad pasteurizada, homogeneizada y férreamente controlada. De ilusiones también se vive, reza un proverbio, y el sueño es una segunda vida, de acuerdo al poeta Gerald de Nerval.

«Las fantasías del pasado son las realidades del presente», leí por azar en la bellamente ilustrada Enciclopedia de las cosas que nunca existieron. La afirmación pareciera   incontestable y lo es al menos en lo atinente a mitos, leyendas y ficción científica —  Ícaro presagia la doma del aire, y Julio Verne anticipa en su novela De la Terre à la Lune Trajet direct en 97 heures el lugar de lanzamiento y la trayectoria del cohete Saturno V utilizado en la misión Apolo XI —; no obstante, como bien dejó dicho Francisco de Goya y Lucientes, quien de horrores sabía y pudo  plasmarlos con maestría en memorables cuadros, «La fantasía aislada de la razón solo produce monstruos imposibles». Ahí están, a manera de muestra de su parecer, las utopías libertarias e igualitarias devenidas en sistemas de dominación social y discriminación política. ¡Cuánta razón tenía Popper!: «De todos los ideales políticos, el más peligroso es el deseo de construir el cielo en la tierra […] el intento de construir el cielo en la tierra, conduce siempre al infierno». Del edén engendrado por Chávez y acrisolado por Maduro ha huido despavorida alrededor de una sexta parte de la población. Y la fuga no se detiene.

El comentario anterior viene naturalmente a cuento por haberse cumplido el jueves 5 de marzo el aniversario número 7 del fallecimiento «oficial» del supercalifragilisticoespialidoso redentor de Sabaneta quien, para ser recordado a diario junto a sus ancestros, nos echó el vainón de Maduro. La verdad no me ocupé de ver la repetición anual de la fúnebre película ad hoc: cursi lagrimeo de cocodrilo y el inevitable ditirambo. Los dolientes cayeron en la tentación neoliberal, coquetean con un paquetico a la manera de los Chicago Boys y se embelesan con el espejismo de sus bodegones repletos de artículos suntuarios, inaccesibles para el común. Sus ensoñaciones giran en torno al good neighbordel norte. Es la comezón del séptimo año. Como Richard Sherman (Tom Ewell) y la vecina de arriba (Marilyn Monroe) en The Seven year Itch (Billy Wilder, 1955). Acaso en sus delirios dolarizados los jerarcas del psuv — acostumbrémonos a las minúsculas en sintonía con su pobre densidad conceptual — alucinen con un billete de 100 dólares en cuyo anverso, en vez de Benjamin Franklin, aparezca Chávez y en el anverso, sus panópticos ojitos con la leyenda In Hugo we trust. Yo prefería la icónica imagen de la actriz encogida sobre una rejilla del metro y con las faldas levantadas, en una cara; y, en la otra, una mano con la emblemática seña del mudo. El derrotero de la crónica propicia desvaríos al mayor, pero el tiempo y el espacio pormenorizan límites y aún tenemos una efeméride en el tintero.

El 10 de marzo es el natalicio del Dr. José María Vargas (1786-1854), La fecha fue consagrada por los galenos venezolanos como Día del Médico, justo homenaje a quien, además de ejercer la medicina, fue rector de nuestra alma mater — ¡U-U- UCV! —  y el primer civil en ocupar la presidencia de Venezuela. Un estado de la nación llevaba su nombre, pero un chafarote ignaro y una asamblea estatal sin luces decidieron cambiar el topónimo, en línea con la determinación de marginar de la historia de Venezuela a la proceridad cívica. De Vargas — nos negamos a llamar de otra manera a la entidad litoraleña — es originario el presidente encargado de la República y, seguramente por ello, fijó esa fecha como punto de partida para   tomar de nuevo las calles. Su temeridad alarmó a la usurpación y sicarios supeditados a los arrebatos de furia de Maduro, la arrogancia sin fundamento de Cabello y la fidelidad arco mineralizada de Padrino intentaron cargárselo en Barquisimeto. El fallido magnicidio no arredró al líder indiscutible de la oposición. Por el contrario, lo espoleó a seguir adelante en su enfrentamiento a la dictadura. «No hay miedo o bala que logre cambiar el deseo de los venezolanos de ser libres», ha dicho y se mantiene en sus trece respecto a la movilización del venidero martes; sin embargo, razones ajenas a su voluntad, mas no a política, podrían frustrar la convocatoria. Delcy Rodríguez, primera combatiente a cargo de la lucha (¿armada?) contra el Covid 19 — vaya a usted por cuáles méritos y capacidades en materia asistencial la coronaron reina del coronavirus… quizá su cara de parampampín pim-pom-pam meta miedo a los agentes transmisores de la enfermedad provocada, el zarcillo dixit, por un ataque bacteriológico a China… ¡¿de quién?! — podría declarar una emergencia sanitaria y atemorizar a la gente con el fantasma de los contagios. La vicenico ganaría indulgencias con el escapulario de la prevención, y resultaría inútil y hasta contraproducente contrariar una interdicción, por motivos de salud pública, de los actos programados para pasado mañana. En tanto hombre de Estado, Juan Guaidó puede y debe colocarse a la altura de las circunstancias y exigencias  históricas y, en concordancia con lo decidido por la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional y el área de salud del Plan País respecto a la necesidad de mantener informada a la nación en torno la pandémica espada de Damocles, adelantarse a un potencial y perverso boicot de la motejada «menina fea» —, una evidente falta de cortesía en el Día internacional de la mujer —, y proponer alternativas exentas de riesgo. Sería una sabía decisión; la decisión de un auténtico estadista… ¿y Delcy? ¡A parir!

Una ex senadora colombiana vincula a Zapatero con las minas de oro de Maduro por Daniel Lozano – El Mundo – 6 de Marzo 2020

La política colombiana y aliada chavista Piedad Córdoba declara en una entrevista que el ex presidente español le dijo que “había recibido una mina de oro”
La política colombiana Piedad Córdoba participa en una marcha en Caracas. EFE

La reaparición por todo lo alto de la polémica ex senadora colombiana Piedad Córdoba ha complicado a uno de sus nuevos amigos políticos, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien vincula con las minas de oro de Nicolás Maduro. Así lo ha relatado en una entrevista concedida al medio digital colombiano Las 2 orillas, donde mezcla de forma confusa a gobernadores chavistas y aliados internacionales con sanciones y corrupción para dibujar a la postre una radiografía descarnada de la revolución que tanto defiende.

“Pero ustedes cómo están haciendo, yo no lo logro entender. Se lo dije a Rodríguez Zapatero, yo no entiendo esto. Me dijo: a todos nosotros nos dieron una mina de oro. Nosotros explotamos y lo que no nos llega por nuestro lado, nos llega por acá”, declaró Córdoba, admirada por la reciente inauguración de un estadio de béisbol en La Guaira, la costa más cercana a Caracas, en pleno derrumbe económico y social en el país petrolero.

La dirigente preguntó a los allí presentes sobre cómo era posible semejante milagro económico, pese al supuesto bloqueo que alega el chavismo, en un relato que deja más interrogantes que respuestas. La extracción de oro y su contrabando se han convertido en dos herramientas fundamentales de la revolución para eludir las sanciones internacionales.

Las triangulaciones del oro pasan a menudo por Turquía y desde allí se distribuyen a otros lugares. “Todo el mundo quiere el oro de aquí”, parafraseó Córdoba las palabras de uno de sus interlocutores, quien también reconoció que acababan de comprar a China las herramientas necesarias. Generales y jerarcas del chavismo se reparten las minas de la Gran Sabana bajo protección de la guerrilla colombiana y de mafias locales. Incluso el Parlamento ha señalado al hijo de Maduro de estar al frente de una mina de coltán en el Amazonas.

La ex senadora asume como suya, sin cortapisas, la propaganda revolucionaria para asegurar que en el país petrolero “hay problemas, pero no son tan graves como los quiere presentar. Tú vas allá y sientes el bloqueo fuerte, como en Cuba, pero igual todavía hay un Gobierno que pensiona cuatro millones de personas (reciben tres euros al mes)”.

La argumentación de Córdoba alcanza su punto más álgido al asegurar que “el problema es que nunca le pararon bolas (le hicieron caso) a la comunicación del exterior y esto generó más el caos que exilió a la gente”. El derrumbe revolucionario, que suma seis años en recesión con casi el 70% del PIB destruido, ha provocado la fuga masiva de más de cinco millones de venezolanos. Tanto Zapatero como Córdoba coinciden en su defensa a ultranza de la revolución, incluso atribuyen la enorme diáspora a las sanciones de Estados Unidos.

Entre los grandes olvidos de Córdoba en esta entrevista con Las 2 orillas está el nombre de quién es el principal financiador del estadio de La Guaira, inaugurado con años de retraso. Se trata de un viejo conocido suyo, el empresario colombiano Alex Saab, a quien la fiscal rebelde de Venezuela acusa de ser el principal testaferro de Maduro. Saab, perseguido en su país y en EEUU, se ha enriquecido en los últimos años gracias a las cajas de comida CLAP, la versión bolivariana de las libretas cubanas de racionamiento transformadas en la principal herramienta de control social del chavismo.

Piedad Córdoba también se reunió con la vicepresidente ejecutiva, Delcy Rodríguez, hace dos semanas. “Me dice: ve a tal sitio. Yo fui pero no sé sinceramente qué era eso ahí. Y después me dice un señor, bájese de este carro (vehículo). Nunca imaginé que quien iba manejando (conduciendo) era Delcy. Ese es un equipo muy sólido”, se congratuló la activista política.

“La oposición está negociando con Nicolás, están llegando a acuerdos con él. Habrá elecciones. A Guaidó nadie le cree allá”, disparó Córdoba en otro de sus mantras revolucionarios. La ex senadora se refiere de esta forma a la falsa Mesa del Diálogo, conformada por el chavismo y grupúsculos de la oposición (incluido Timoteo Zambrano, el hombre de Zapatero en Caracas), que pretenden cohabitar con el poder revolucionario.

En su último viaje a Caracas, Zapatero presidió el encuentro entre ambas partes, que también contó con el visto bueno previo del canciller ruso, Serguéi Lavrov. Y todo ello pese a que el Parlamento democrático decretó en 2018 que el ex líder del PSOE era “inadmisible” para una negociación o un diálogo político.

La ex dirigente liberal no duda en señalar que “hay una persona ayudando que es Zapatero y muchos de nosotros empujando”, de cara a su principal objetivo en Venezuela: la supervivencia del ‘hijo de Chávez’ en el poder.

El entusiasmo por la causa revolucionaria de esta dirigente izquierdista, en su día muy cercana a Hugo Chávez, también la llevó a afirmar que en unas elecciones, “con o sin Nicolás, gana el chavismo”, pese a lo que dicen todas las encuestas. En el último sondeo de Datanálisis, el 52% de los venezolanos calificaron la gestión de Maduro como muy mala, el 22,5% mala y el 10% de regular hacia mala.

“A Nicolás le ha tocado bailar con la más fea, le ha tocado muy difícil. Es un tipo muy espiritual. Fidel y Chávez se reunieron y escogieron a Maduro por la lealtad”, sentenció Córdoba.

Venezuela entre bloqueos digitales por Mariengracia Chirinos – ProDaVinci – 5 de Marzo 2020

Screen Shot 2020-03-06 at 12.07.30 PM.png

Durante 2019, Venezuela fue un nombre reiterado en los reportes globales de derechos humanos y libertad en la red, debido a la cantidad de apagones e interrupciones en internet. Los reportes de Venezuela fueron clasificados con la dimensión más alta de la censura digital.

Las referencias al país resumen las continuas interrupciones y las medidas de censura que han ido en aumento, incorporándose a la agenda global de violaciones a las libertades digitales que manejan diversas organizaciones como Access Now, Amnistía Internacional, Freedom House e instancias de Naciones Unidas. Estos organismos han levantado evidencias sobre los riesgos que enfrentan los ciudadanos que transitan por internet desde el territorio venezolano.

Access Now, una organización que defiende y vigila los derechos digitales de los usuarios en todo el mundo, destacó en su informe anual que Venezuela e India concentraron la mayor cantidad de hechos de censura y fallas de internet durante 2019.

La coalición Keep It On  que coordina Access Now —y que está integrada por organizaciones y activistas aliados en distintos países— fue la encargada de elaborar el reporte anual. Esta plataforma determinó que la libertad en la red estuvo amenazada en 25 países debido a las medidas de censura y las suspensiones de los servicios de navegación. En ellos se registraron al menos 213 interrupciones en el espacio digital. La mayoría de los bloqueos se produjeron contra las plataformas de Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y Telegram.

Territorios de restricciones

Por segundo año consecutivo, India apareció como el territorio de mayores restricciones. Allí se reportaron 121 incidentes, lo que lo convirtió en el primer país de la lista con mayores dificultades en la red. Le siguió Venezuela con 12 reportes, los cuales se suman al largo “historial de restricciones” digitales que han persistido en los últimos años, según Access Now.

En el mapa de medidas de control y censura en internet, también sobresalen Yemen (11), Iraq (8), Algeria (6) y Etiopía (4). América Latina no escapó de este fenómeno. Access Now refirió que en 2019 los conflictos políticos y las protestas de Venezuela y Ecuador también tuvieron impacto en la esfera digital en estos dos países. La región acumuló 14 fallas y solo dos de ellas fueron en Ecuador.

Screen Shot 2020-03-06 at 12.06.20 PM.png

Screen Shot 2020-03-06 at 12.07.21 PM.png

Esta organización identificó diversos argumentos oficiales y de proveedores de internet para justificar los bloqueos y las interrupciones digitales en los 25 países. Los alegatos fueron desde decisiones de seguridad nacional, medidas de restablecimiento del orden público, prohibición difusión de contenidos falsos, discurso incendiario, promoción de la violencia, hasta órdenes para desmovilizar o disolver protestas.

Edison Lanza, relator especial para la libertad de expresión de la OEA, consideró que los gobiernos y las empresas han utilizado este tipo de decisiones para justificar medidas de censura que terminan afectando la libertad de expresión en línea. Estas declaraciones las ofreció durante el Foro de Gobernanza de internet, celebrado en Berlín en diciembre de 2019.

La Organización de Estados Americanos, en sus estándares de internet incluyente, ha establecido que se deben evitar las medidas de control de información, y que la suspensión de contenidos y de acceso a plataformas representan “una forma de censura previa”. También ha considerado que “los sistemas de bloqueo y filtrado de contenidos en Internet han generado con frecuencia el bloqueo de sitios de internet y contenidos legítimos, y que algunos gobiernos han utilizado esta capacidad para impedir que la población pueda tener acceso a información fundamental de interés público que los gobiernos están interesados en ocultar”.

Intervención estatal

Otro de los fenómenos que detectó Access Now fue la actuación estatal en 116 de los 121 casos de bloqueos e interferencias de internet documentados en 2019. Al menos 79 de estas intervenciones de autoridades públicas ocurrieron en India, donde además las medidas de censura condicionaron la agenda electoral y de protestas ciudadanas.

En otros seis países también utilizaron las prácticas de control del flujo informativo y las suspensión de algunos servicios de internet para restringir la discusión pública en contextos electorales. Los datos de Keep It On reflejan que así ocurrió en Indonesia, Malawi, Kazakhstan, Benín y la República del Congo.

Venezuela en la agenda global

Keep It On observó que las medidas de censura y las suspensiones de internet en Venezuela comenzaron el 21 de enero y se extendieron hasta el 16 de noviembre de 2019. Identificaron que estos hechos ocurrieron como una forma de control de información y de censura, sobre todo en contexto de protestas.

Access Now manejó también una escala del uno al tres para clasificar el nivel de riesgo de las interrupciones digitales. Los reportes de Venezuela fueron clasificados con la dimensión más alta de la censura digital, mientras que los incidentes en India oscilaron entre los rangos bajo y medio.

Esta percepción también la compartieron los investigadores del Índice de libertad en la red, de Freedom House, en el reporte que cubrió los años 2018 y 2019, cuyos datos muestran que Venezuela tuvo mayores dificultades que India, debido a que en este país son más predominantes las restricciones del acceso a internet, las medidas de control de contenidos y las violaciones a los derechos humanos de los usuarios en internet.

La exploración de datos de Freedom House permite detectar que estos dos países comparten prácticas de control de plataformas de redes sociales, bloqueos de contenidos políticos y han tenido un incremento de sanciones legales y penales.

Amnistía Internacional, en su informe anual 2019, también alertó que el bloqueo en internet fue uno de los patrones de violaciones de derechos humanos que afectaron a Venezuela el año pasado. Investigadores de IPYS Venezuela y el Observatorio Abierto de Interferencia en Internet (OONI) contabilizaron más de mil episodios de censura que afectaron, principalmente, a sitios web de noticias y plataformas de redes sociales.

Las restricciones de internet en Venezuela pasaron a formar parte de la agenda de Naciones Unidas. En marzo de 2019, nueve de sus relatores especiales enviaron una comunicación privada al gobierno de Nicolás Maduro en la que expresaron que los obstáculos y los bloqueos en internet representan un “patrón preocupante de restricciones a la libertad de expresión en Venezuela por razones políticas”. Hasta la fecha de la publicación de nota, no había una respuesta oficial por parte de las autoridades nacionales, en el sistema de procedimientos especiales que maneja la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Elecciones 2020 por Ovidio Pérez Morales – El Nacional – 5 de Marzo 2020

download.jpg
En previsión de un torneo electoral este 2020 estimo necesario subrayar algunas condiciones para que él sea algo serio y no una simple pantomima. No pretendo enumerar todos los requisitos imperativos o convenientes, sino aquellos que pudieran calificarse estrictamente como sine qua non

1ª. En la circunstancia actual de gravísima crisis nacional no deben celebrarse elecciones parlamentarias sin presidenciales. La gran mayoría de los venezolanos quiere una decisión del soberano sobre el régimen mismo, especialmente teniendo una estructura presidencialista como la nuestra y, sobre todo, en un sistema no solo dictatorial sino totalitario comunista como es el socialismo del siglo XXI. Con la experiencia que hemos tenido de una Asamblea Nacional completamente legítima, pero neutralizada por un Tribunal Supremo de Injusticia, engullida por una espuria asamblea nacional constituyente, perseguida por los organismos represivos del gobierno, fracturada mediante sobornos con dinero público y otras artimañas oficiales, no se puede esperar nada serio. Quien preside de facto desde Miraflores, podría al día siguiente de los comicios pretender su legitimación diciendo: “Hicimos elecciones y hemos perdido democráticamente la Asamblea”. Luego procedería por todos los medios a inutilizarla según la lógica del “vinimos para quedarnos”.

2ª. Son incompatibles unas elecciones parlamentarias con la existencia y funcionamiento de la ilegítima asamblea nacional constituyente, autoerigida como poder originario, absoluto, cuasi divino. Ella se creería facultada para decidir cualquier cosa, en cualquier momento, sobre la Asamblea Nacional y, en general, sobre el Poder Público.

3ª. Un árbitro confiable es indispensable. El Consejo Nacional Electoral debe estar integrado por representantes del mundo político y de la sociedad civil, que garanticen la seriedad y transparencia de las elecciones. Estas han de ser auténticamente tales, es decir, fruto de la opción de los ciudadanos, y no simples votaciones que registren apenas la materialidad de números y el funcionamiento de máquinas.

4ª. Reconocimiento pleno de la legitimidad y el libre ejercicio de la Asamblea Nacional elegida por la gran mayoría de los venezolanos.

5ª.  Son indispensables la supervisión, el control en las varias fases del proceso, así como la garantía de respeto a los resultados, por parte de calificados organismos internacionales como la ONU, la OEA, la UE, máxime cuando el Alto Mando ha convertido a la Fuerza Armada en instrumento del proyecto político-ideológico castro socialista.

6ª. La previa incorporación de los diputados a sus curules en genuina libertad y la liberación de los presos políticos resultan ineludibles. Serían una vergüenza nacional y una contradicción palmaria realizar elecciones con venezolanos perseguidos por razones ideológicas o políticas, especialmente si han sido escogidos por la ciudadanía para representarla en el ámbito parlamentario.

No resulta difícil añadir otras condiciones y que estas sean estimadas por muchos como no negociables. Creo, con todo, que lo enumerado anteriormente sea bastante ilustrativo de lo exigible para unas elecciones salvadoras del desastre producido por el presente régimen.

Ante un país que se nos está despoblando, ante los compatriotas que perecen o sufren por hambre, falta de medicinas, carencia de servicios y abundancia de inseguridad, ante la violencia institucionalizada y la metástasis de corrupción, no bastan paños calientes ni simulacros de soluciones ¿No han sido suficientes dos décadas para maltratar esta “tierra de gracia”, convertida en objeto de lástima o hazmerreír de la audiencia internacional?

“Despierta y reacciona, es el momento”. Tal fue el lema escogido para la segunda visita que nos hizo el papa Juan Pablo II (febrero de 1996). Consigna animadora de una renovación de la Iglesia y del país. Y sumamente actual en estos momentos, en que urge una sólida unidad de los venezolanos demócratas para sacar ya al país de la gravísima crisis y llevarlo adelante en libertad, progreso compartido, justicia y paz.

 

Venezuela moves to seize shipping agents’ assets over debts to PDVSA – Reuters – 5 de Marzo 2020

Venezuela’s judiciary has moved to seize the assets of six private shipping agencies over debts to state oil company Petroleos de Venezuela (PDVSA), according to a document seen by Reuters and two people with knowledge of the matter.

Port and shipping agencies, working on behalf of PDVSA’s customers or fuel suppliers, pay the state-run firm for the use of oil terminals that it owns. The agencies also pay fees to Venezuela’s INEA maritime authority for services like anchorage and tugboats.

According to an internal INEA document seen by Reuters dated Feb. 17, a Caracas criminal court decreed the seizure of assets belonging to the six agencies for alleged “misappropriation” of funds, harming PDVSA. The letter did not state how much money the agencies owed PDVSA.

It was not immediately clear who had requested the asset seizure.

The move marked another potential obstacle to Venezuela’s oil exports, which have been affected by U.S. sanctions on PDVSA as well as years of underinvestment and mismanagement at the cash-strapped company. OPEC-member Venezuela is undergoing a severe economic crisis, marked by persistent hyperinflation.

In the weeks since the letter was sent, intelligence police have conducted raids on several of the private shipping agencies, taking documents and computers with them, according to the people, who spoke on condition of anonymity.

Neither PDVSA, INEA, nor Venezuela’s oil ministry immediately responded to requests for comment.

Since the U.S. imposed sanctions on PDVSA last year in a bid to oust socialist President Nicolas Maduro, shipping agencies have been reluctant to carry out transfers to PDVSA’s bank accounts for fear of running afoul of restrictions on dealing with the entity, the people said.

Several attempted transfers have also been returned by banks, while some PDVSA customers are themselves wary of transferring money to the company’s accounts to pay for basic shipping services and fees.

That has been a major contributor to the growing pile of debt, the people said. In addition, PDVSA – whose PDV Marina unit has its own fleet of tankers which handle mostly domestic shipments – is itself behind on payments to the agencies for services for its ships.

U.S. slaps sanctions on Russian oil firm in swipe at Venezuela’s Maduro by Humeyra Pamuk, Daphne Psaledakis – Reuters – 19 de Febrero 2020

The United States on Tuesday ramped up pressure on Venezuela by blacklisting a subsidiary of Russian state oil major Rosneft that President Donald Trump’s administration said provides a financial lifeline to President Nicolas Maduro’s government.

Screen Shot 2020-02-19 at 7.29.49 PM.png

FILE PHOTO: The Rosneft logo is pictured on a safety helmet in Vung Tau, Vietnam April 27, 2018. REUTERS/Maxim Shemetov

The U.S. Treasury Department imposed sanctions on Rosneft Trading SA, the Geneva-based trading unit of Rosneft, as Washington targeted Moscow over its backing of Maduro’s government.

The move further complicates already-fraught U.S.-Russian relations. Russia condemned the sanctions, saying they amounted to unfair competition and would not deter Moscow from continuing to work with Venezuela. Russia’s Foreign Ministry said the move would further damage relations with Washington and undermine global free trade.

Venezuelan Foreign Minister Jorge Arreaza called the U.S. action “unilateral” and said Washington continued “attacking the Venezuelan people.”

U.S. officials accused the Rosneft subsidiary of propping up the Venezuelan oil sector and engaging in “tricks” and ship-to-ship transfers to actively evade American sanctions.

“I think this is a very significant step, and I think you will see companies all over the world in the oil sector now move away from dealing with Rosneft Trading,” Elliott Abrams, the U.S. special representative for Venezuela, told reporters.

Treasury Secretary Steven Mnuchin added in a statement, “The United States is determined to prevent the looting of Venezuela’s oil assets by the corrupt Maduro regime.”

Rosneft called the sanctions an “outrage” and said that U.S. authorities, in conversations with the company, had repeatedly recognized that it was not breaching any restrictions. Rosneft said the U.S. Treasury Department has not presented any evidence of violations.

The United States in January 2019 recognized Venezuelan opposition leader Juan Guaido as the OPEC nation’s legitimate interim president and has ratcheted up sanctions and diplomatic pressure in the aftermath of Maduro’s 2018 re-election that was widely described as fraudulent.

Maduro remains in power, backed by Venezuela’s military as well as Russia, China and Cuba. His clinging to power has been a source of frustration for Trump, U.S. officials have said privately.

Along with the sanctions, the United States also issued a general license allowing companies 90 days to wind down their transactions with Rosneft Trading. Tuesday’s sanctions freeze any U.S.-held assets of Rosneft Trading and the subsidiary’s chairman of the board and president, Didier Casimiro, who also serves as a vice president of the parent company.

Rosneft shares fell 2.7%, underperforming oil prices and the broader Russian index. The sanctions announcement came soon before the close of the Russian market.

It was unclear whether Tuesday’s move will reduce export revenue flowing to Maduro’s government, which continues to enjoy Moscow’s backing in a stand-off reminiscent of the Cold War.

‘DEEP DIFFERENCES’

The decision to impose the sanctions was cleared by Trump, a senior administration official said. Secretary of State Mike Pompeo on Saturday discussed the blacklisting with his Russian counterpart Sergei Lavrov on the sidelines of the Munich security conference in Germany, the official said.

“Obviously we have deep differences over what is happening in Venezuela and what is the way out for Venezuela,” Abrams said, when asked about Pompeo’s discussion with Lavrov.

Moscow has acted as a lender of last resort for Venezuela, with the government and Rosneft providing at least $17 billion in loans and credit lines since 2006, and has also provided diplomatic support.

Rosneft is the world’s largest listed oil company by output.

Through units including Rosneft Trading and TNK Trading it took more than a third of Venezuela’s oil exports last year, according to PDVSA’s documents and Refinitiv Eikon vessel tracking data, for reselling to final customers, mainly in Asia. That way it became the largest intermediary of Venezuelan oil amid U.S. sanctions.

TNK Trading has not been blacklisted by the Treasury Department.

Venezuelan state-run oil company PDVSA in a statement on Tuesday rejected the sanctions and said Rosneft “can count on us for all the support necessary for operational and commercial continuity.

U.S. officials have been mindful of the need for caution in targeting a company as far-reaching as Rosneft because of the risk of causing unintended damage to American and allies’ interests.

The United States will have conversations with China and India, the leading buyers of Venezuelan oil, and with Spanish officials over Spanish company Repsol’s activities regarding Venezuela, Abrams said. Repsol declined to comment.

U.S.-based Chevron Corp has also come under criticism by Trump administration officials for its activities in trading Venezuelan oil produced by joint ventures with PDVSA. The U.S. government in January renewed a license for Chevron to operate in Venezuela until April 22. Chevron has said its activities are legal under the license.

Abrams declined to comment on Chevron.

Raul Gallegos, consultancy Control Risks’ director for the Andean region, based in Bogota, said he expects the United States will continue to try to scare non-Western companies from backing Maduro but doubted that Washington would force U.S. companies from Venezuela’s oil patch through similar sanctions.

Delcygate por Carmen Ferreras -La Opinion – 11 de Febrero 2020

La polémica por el encuentro entre la vicepresidenta venezolana y el ministro Ábalos provoca las iras de Estados Unidos

DelcygateNo sé qué le pasa a la izquierda española con Venezuela. Estamos en boca de todo el mundo. Todo el mundo se pregunta a santo de qué ZP gira constantes visitas a la satrapía de Maduro donde ha vuelto a ser recibido por el pueblo llano con abucheos, lanzamiento de latas y otras delicadezas. A la vez, todo el mundo sigue preguntándose sobre el encuentro de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y el ministro de Transportes, José Luis Abalos, en el aeropuerto de Madrid que es suelo europeo, mientras Pablo Iglesias no diga lo contrario. Es, precisamente en suelo europeo donde esta señora tiene prohibida su entrada. Y aquí nadie dice nada. Y cuando se dice es de forma tímida. Excepción hecha de los espontáneos que se tiran al ruedo de la verdad y acaban con magulladuras.

En los Estados Unidos están que trinan con el asunto. Por cierto, Guaidó ha sido recibido en USA con honores de Jefe de Estado, igual que aquí en España donde el abducido Sánchez ni se dignó a dirigirle la palabra. Parecía tal que el affaire Delcy-Abalos iba a pasar desapercibido en Europa, pero no. Estaban aguardando el mejor momento. El Parlamento Europeo ha mantenido un debate sobre el encuentro en la tercera fase con más mentiras por minuto. La España de Iglesias se está saltando a la torera demasiadas directrices de la UE y esto empieza a cabrear a los dirigentes europeos. El Partido Popular europeo y los liberales consiguieron sacar adelante el debate mientras que los Socialistas Europeos, para no dejar en feo a Sánchez, al fin y al cabo compañero de escuadra, se opusieron. Unidas Podemos tampoco respaldó la inclusión de este debate en la agenda, por la ‘cuenta’, y nunca mejor dicho, que les tiene.

Estados Unidos va más lejos. El Gobierno estadounidense que sigue muy de cerca el que se ha dado en llamar ‘Delcygate’, cree que esta visita y la conversación telefónica que tuvo lugar con el presidente Pedro Sánchez, podría suponer una violación de las sanciones impuestas por la Unión Europea contra el régimen de Venezuela por sus repetidas violaciones de los derechos humanos. Eso, a pesar de lo que diga Zapatero quien, según los venezolanos, “se está haciendo rico” tras cada visita a Maduro. Lleva cerca de cincuenta si no las ha superado ya, defendiendo lo indefendible y tratando de colarnos que sus visitas a Venezuela son para tender puentes entre el régimen y la oposición. La oposición no sabe nada de los supuestos puentes. Ni para zapador dicen que vale ZP, pero ahí lo tiene usted creyéndose a pies juntillas su inexistente papel de mediador.

La diplomacia norteamericana ha pedido explicaciones al Gobierno español. Los yanquis no están dispuestos a dejar pasar la ‘afrenta’ y se las van a hacer pasar canutas a España. No hay que olvidar que tienen la sartén por el mango y el mango también. De momento, parece ser que el ministro Abalos no quiere salir fuera de los límites territoriales de España por si lo detienen. Cosas más difíciles se han visto. Eso de que Sánchez se plegara a la petición de Delcy Rodríguez para no recibir a Guaidó, ha sentado al Gobierno de EE UU como una patada en las posaderas. Dicen no entenderlo. Cincuenta países de todo el mundo a favor de Juan Guaidó y España se posiciona junto a Cuba, Nicaragua y hasta hace poco la Bolivia que fue de Evo Morales y que ahora ha dejado de serlo. El ‘Delcygate’ no ha hecho más que empezar y como a Trump se le ponga en sus cuadriculados ‘eggs’ se las va a meter dobladas al gobierno de Pablo Iglesias, perdón, quise decir de Pedro Sánchez.

A %d blogueros les gusta esto: