elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos en la Categoría: Reportaje

Sistema eléctrico del país continúa frágil y suma fallas, advierten expertos por María Victoria Fermín K. – Efecto Cocuyo – 8 de Julio 2020

Las circunstancias que condujeron a los apagones de 2019 en Venezuela no se han superado. El sistema eléctrico continúa frágil y suma averías, aseguran expertos.

La noche del lunes 6 de julio un fuerte bajón de luzseguido de cortes del servicio en varios estados del país, removió recuerdos de la crisis del año pasado.

En Caracas, usuarios de las redes sociales reportaron ver un destello en el cerro El Ávila. Una explosión.

De acuerdo a la información extraoficial que maneja la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos, Mecánicos y Profesiones Afines (Aviem) esa noche hubo una falla en un tendido eléctrico ubicado a la altura de Sebucán y que forma parte del anillo de Caracas.

Específicamente en una estructura, “en la que confluyen líneas eléctricas aéreas y desde allí parten cables subterráneos en 230 kV para alimentar la subestación Convento. Se presume que allí sucedió la falla”, dijo uno de sus miembros.

La avería ocasionó que se desconectaran unidades de generación en las plantas Barcazas, Tacoa, Picure  y otras subiendo hacia Los Teques como la planta José María España. También resultaron afectadas las centrales térmicas La Raisa e India Urquía en Los Valles del Tuy y La Raiza.

Falla en simultáneo

La fuente, que prefirió mantener su nombre en reserva, explicó que en simultáneo se desconectó una de las líneas del sistema 765 kV que alimentan las subestaciones San Gerónimo y La Arenosa. “Y arrastró el sistema 400, causando la salida de la planta Centro a La Arenosa, de la subestación Yaracuy y tuvo un efecto cascada”.

Los dos eventos habrían estado relacionados. “Creemos que estuvieron conectadas, una arrastró a la otra”, dijo aunque desconocen cuál afectó a cuál.

Ese 6 de julio, a las 10:00 p. m., la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) solo alcanzó a decir que hubo “un evento” en el sistema eléctrico que estaba afectando el suministro “en algunas zonas de nuestra Capital y los estados de Centroccidente“.

Tras 50 minutos indicaron que “gracias al rápido accionar por parte del personal operativo”, habían logrado recuperar “más del 90 % de las cargas afectadas” en Distrito Capital.

A la afectación en la región suroccidental del país —que incluye los Andes, Barinas, Alto Apure y el sur del Lago de Maracaibo— se suma la salida de servicio de la recientemente reactivada Central Hidroeléctrica Fabricio Ojeda (La Vueltosa).

“Son aproximadamente 220 MW que pierde la región. Significa un incremento brutal de los racionamientos allí, porque la capacidad ahora fuera de servicio representa mas de un tercio de la demanda”, dijo el ingeniero eléctrico que conversó con Efecto Cocuyo.

Sistema semioperativo

El experto insistió en que en la actualidad Corpoelec no tiene capacidad de respuesta para atender la situación de emergencia que se atraviesa. Esto, en cuanto a equipos y recurso humano.

Aviem estima que de unos 45.000 trabajadores que llegó a tener la corporación, en la actualidad cuentan con unos 12 mil empleados, de los cuales escasamente de 2.000 a 3.000 son técnicos especializados.

El especialista advirtió que por esta razón Corpoelec cayó en una semioperatividad. Explicó que cuando ocurren esas fallas la respuesta será más o menos rápida de acuerdo a la configuración del sistema eléctrico en el momento, pero además, a veces les toca a los técnicos ir personalmente a reactivar una subestación “y eso toma tiempo”.

A esto se suma la falta de generación local de energía para atender ciudades como Caracas o Maracaibo (en el estado Zulia). “Esto implica una mayor dificultad para sincronizar la alimentación eléctrica que viene del bajo Caroní porque se hace casi en manual”.

Añadió que “la situación del 2019 no se ha superado, persiste y se ha profundizado fragilidad del sistema. Han incrementado el numero de fallas de transmisión y distribución”. Además, reiteró que los equipos son viejos,” están golpeados y si se le sigue dando matraca es como una lámina que tiene una fisura y se le golpea contra el piso, nunca se sabe cuando esa fisura se va a abrir”.

La amenazante Ley con la que Nicolás Maduro dispuso terminar con los “odiadores seriales” – Infobae – 11 de Julio 2020

La Ley contra el Odio fue promulgada por el régimen bolivariano a fines de 2017 con el argumento de que había llegado “la hora de castigar los delitos de odio” y “la intolerancia en todas sus formas de expresión”. “Que se acaben definitivamente”, dijo el mandatario de Venezuela en aquella ocasión

En los últimos días, circuló en la Argentina la expresión “odiadores seriales” acompañada del deseo de “terminar” con ellos.

Algunos memoriosos no pudieron evitar asociar la frase con el proceso que en la Venezuela de Maduro llevó a la promulgación de una controvertida y autoritaria norma: la Ley Constitucional contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia” -tal es su título completo-, más conocida como Ley contra el Odio, que fue aprobada por unanimidad -un clásico del régimen bolivariano- por la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela y promulgada el 8 de noviembre de 2017.

La norma fija penas de hasta 20 años de cárcel y otras sanciones tales como multas a empresas y medios electrónicos, proscripción de partidos políticos y clausura de medios de comunicación a quienes difundan mensajes de odio.

A nadie escapó en Venezuela en el momento de su dictado que el principal objetivo era penalizar la disidencia política calificándola de delito, ya que la vaguedad de las definiciones en cuanto a los presuntos delitos que pretende castigar restringe la libertad de expresión y el derecho a la crítica de los actos de gobierno. Una amenaza que promueve la autocensura.

infobae-image

La Ley contra el Odio prohíbe los partidos políticos, organizaciones y movimientos sociales “cuyas declaraciones de principios, actas constitutivas, programas (o) actividades se funden o promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual, identidad de género, expresión de género y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia”. Estas fuerzas no podrán ser inscriptas o verán revocada su inscripción, según el caso.

La ley también señala la responsabilidad de los Medios de Comunicación, enemigos predilectos del régimen fundado por Hugo Chávez. El artículo 12 de la norma dice que “los prestadores de servicio de radio, televisión, por suscripción y medios impresos, públicos, privados y comunitarios, están obligados a difundir mensajes dirigidos a la promoción de la paz, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la diversidad”. Con esa finalidad, “el Estado podrá ordenar a los prestadores de estos servicios la difusión de estos mensajes por un tiempo de treinta minutos semanales”agrega el artículo. Para estos contenidos edificantes se dará prioridad a los mensajes “producidos por productores nacionales independientes y organizaciones y movimientos sociales del Poder Popular”. Dos objetivos en uno: censura y fomento a la producción nacional.

El artículo 13 de la Ley “prohíbe toda propaganda y mensajes a favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual, identidad de género, expresión de género y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación, la intolerancia o la violencia”.

infobae-image

El artículo 14 señala la “Responsabilidad en las Redes Sociales” que también deben abstenerse de difundir ese tipo de mensajes. “Las personas jurídicas que administran las redes sociales y medios electrónicos se encuentran obligadas a cumplir estrictamente lo dispuesto en esta disposición y adoptarán las medidas adecuadas para prevenir la difusión de estos mensajes. A tal efecto, deberán retirar inmediatamente de su difusión cualquier propaganda o mensaje que la contravenga”.

A la hora de fijar las sanciones para los “odiadores seriales”, la Ley no se anda con chiquitas. Por ejemplo, el artículo 20 (Capítulo V) dice que “quien públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas, en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político, de orientación sexual, de identidad de género, de expresión de género o cualquier otro motivo discriminatorio será sancionado con prisión de diez a veinte (10 a 20) años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados”.

Hasta 20 años de prisión por un delito ambiguamente definidoHasta 20 años de prisión por un delito ambiguamente definido

Como puede apreciarse, la redacción de la norma habilitaría por ejemplo a condenar por “odio” al que critique a un partido político.

El prestador de servicio de radio o televisión -se lee en el artículo 22- que difunda mensajes que constituyan propaganda a favor de la guerra o apología del odio nacional, racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza serán sancionados con la revocatoria de la concesión”¡Revóquese!

Y, en el caso de las redes sociales y medios electrónicos, si el mensaje de odio no es retirado “dentro de las seis horas siguientes a su publicación, la persona jurídica responsable de la misma será sancionada con multa desde cincuenta mil a cien mil unidades tributarias”. Además, esta violación de la ley, “dará lugar al bloqueo de los portales, sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que hubiere lugar”.

infobae-image

Momento oportuno para recordar que este portal de noticias está bloqueado en Venezuela por el régimen chavista desde hace 5 años y medio.

También habrá multa para el que no transmita los mensajes de amor y paz. “El prestador de servicio de radio o televisión que incumpla la obligación de ceder los espacios gratuitos destinados a la difusión de mensajes que promuevan la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco” también serán sancionados, en este caso “con multa desde el tres por ciento (3%) hasta el cuatro por ciento (4%) de los ingresos brutos causados en el ejercicio fiscal inmediatamente anterior…”.

infobae-image

Finalmente, guay del funcionario que no aplique esta ley a rajatabla: “Será sancionado o sancionada con prisión de ocho a diez años”, si se abstiene, omite o retarda intervenir “para evitar la consumación de cualquiera de los hechos punibles establecidos en la presente Ley o para detener a la persona respectivamente responsable”.

Está claro que el régimen considera graves estos delitos, al punto de declararlos “imprescriptibles por tratarse de violaciones graves de los derechos humanos”.

El órgano de aplicación es una graciosa “Comisión para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica, como espacio interinstitucional encargado de diagnosticar, organizar y formular las directrices de la política pública destinada a promover y garantizar la dignidad humana, el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, así como para prevenir y erradicar toda forma de violencia, odio e intolerancia política, social y de cualquier otro tipo”. Ni más ni menos.

El momento en que la Asamblea Nacional Constituyente venezolana votaba la Ley contra el OdioEl momento en que la Asamblea Nacional Constituyente venezolana votaba la Ley contra el Odio

Quince de sus miembros serán designados (y designadas) por la Asamblea Nacional Constituyente, de cuya unanimidad y obediencia al Ejecutivo sobran pruebas; pero por si no bastara, también la integrarán “la Ministra o Ministro del Poder Popular con competencia en materia de Educación”; “la Ministra o Ministro del Poder Popular con competencia en materia de comunicación e información”; “la Presidenta o Presidente del Tribunal Supremo de Justicia”, “la o el Fiscal General de la República”, etcétera, etcétera.

La Ley aclara también que todo venezolano -o venezolana, lenguaje inclusivo obliga- puede ser promotor de paz y batallador contra el odio. Para ello, se dispone “crear y acompañar Brigadas Estudiantiles de Paz y Convivencia, con el objeto de contribuir con el impulso de las acciones previstas en este artículo”.

infobae-image

Conscientes de que puede haber algún problemita de interpretación, los asambleístas aclaran: “En caso de dudas en la interpretación o aplicación de la presente Ley Constitucional, se adoptará aquella alternativa que brinde mayor protección a los derechos humanos, la paz y la convivencia pacífica”. O sea, contra la tradición, la interpretación más dura.

Los fundamentos de la Ley contra el Odio son un conjunto de obviedades tales como garantizar valores universales, incluso inherentes a la naturaleza humana y en especial a la vida en sociedad, que resulta insólito tener que fijar en términos penales.

Así, el legislador venezolano nos anoticia de que “la presente Ley Constitucional tiene por objeto contribuir a generar las condiciones necesarias para promover y garantizar el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, así como para prevenir y erradicar toda forma de odio, desprecio, hostigamiento, discriminación y violencia, a los fines de asegurar la efectiva vigencia de los derechos humanos, favorecer el desarrollo individual y colectivo de la persona, preservar la paz y la tranquilidad pública y proteger a la Nación”.

Todas cosas que suelen estar garantizadas por las mismas constituciones de toda República y de toda democracia.

Aún así, la Ley bolivariana contra el Odio incluye una larga enumeración de los valores y principios que deben regir esta convivencia como ser la paz -obviamente-, la vida, el amor, la convivencia, el respeto, la pluralidad….entre otros.

Además se afirma que “el pueblo venezolano tiene el derecho irrenunciable a la Paz, la convivencia pacífica y la tranquilidad pública”. Y “se declara a la República Bolivariana de Venezuela como un territorio de paz, contrario a la guerra y la violencia en todas sus formas, expresiones y manifestaciones”, como si los demás territorios y los demás pueblos del mundo no lo fuesen también….

“¡Cúmplase!”

Hecho en socialismo: Venezuela tiene 60 demandas y debe 140 mil millones de dólares por Sabrina Martín – PanamPost – 10 de Julio 2020

Gran parte de las demandas en el exterior contra la República no podrán desconocerse porque son deudas que Chávez y Maduro dejaron

Hay 60 demandas contra la República y Pdvsa en el exterior, todas ellas basadas en reclamaciones privadas por las deudas dejadas por Hugo Chávez y Nicolás Maduro (Wikimedia)

Ni con todo el dinero recuperado de la cleptocracia y la corrupción causadas por los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, podrá pagarse la deuda pública externa que ha dejado el socialismo en Venezuela.

El chavismo logró hipotecar los activos del país al punto de generar una deuda externa estimada en 140 mil millones de dólares y unos 60 litigios en el exterior.

Aún cuando gracias al Tesoro de Estados Unidos el Gobierno interino de Guaidó mantiene el control de Citgo, es el activo venezolano más vulnerable pues detrás de él hay demandas contra el Estado que suponen el riesgo de perderla.

José Ignacio Hernández, quien hasta hace pocas semanas fungió como Procurador Especial del presidente interino Guaidó, reveló al PanAm Post que la mayor parte de los litigios que controla el Gobierno del presidente Encargado, son demandas contra Venezuela que suponen riesgos para activos del país.

«Los litigios son tres grupos, el primero son demandas contra el Estado que suponen riesgos para activos como Citgo porque los acreedores pueden demandar a Venezuela; el segundo está enmarcado en la recuperación de activos derivados de la corrupción; y el tercero son juicios para controlar activos y arrebatárselos al régimen», señaló Hernández.

El exprocurador de Guaidó explicó que hay 60 demandas contra la República y Pdvsa en el exterior, todas ellas basadas en reclamaciones privadas por las deudas dejadas por Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Se trata de deudas financieras y no financieras, entre ellas las arbitrarias políticas de expropiaciones emprendidas por el chavismo en Venezuela.

«Se trata de demandas que pueden sumar alrededor de 15 mil millones de dólares para una deuda pública externa estimada en 140 mil millones de dólares. Eso significa que en cifras gruesas alrededor del 10% de la deuda externa venezolana está en litigio».

Hernández aseguró que se trata de un número «bastante modesto» debido a que los acreedores «han atendido la invitación del Gobierno interino de renegociar la deuda para evitar más litigios contra Venezuela».

El abogado considera que no se podrá recuperar el país mientras se mantenga la elevada deuda externa.

«Es imposible recuperar a Venezuela y atender la emergencia humanitaria si no se resuelve el problema de la deuda porque si no los litigios van a aumentar, los riesgos van a aumentar y Venezuela encontrará obstáculos aún mayores. La deuda pública es una de las principales limitaciones que enfrenta el país para recuperar la economía y restablecer los mecanismos de mercado», señaló.

Venezuela perderá

El exprocurador explicó que «lamentablemente» gran parte de las demandas en el exterior contra la República no pueden desconocerse porque son deudas que Chávez y Maduro dejaron.

«Buena parte de las reclamaciones privadas contra Venezuela se basan en títulos de deuda que no pueden desconocerse, deuda soberana que fue emitida cumpliéndose todos los requisitos legales, deuda privada de Pdvsa cumpliendo todos los requisitos legales, laudos arbitrales firmes porque fueron procesos de arbitraje que Chávez o Maduro perdieron y no cumplieron ninguna de las decisiones. Entonces lamentablemente buena parte de esas reclamaciones no pueden desconocerse», agregó.

«En mucho casos Venezuela no va a poder ganar esas demandas porque la deuda está allí. El problema es que va a ser imposible reconstruir a Venezuela y pagar la deuda al mismo tiempo», explicó.

Citgo, el riesgo mayor

Hernández aclaró que el activo con mayor riesgo a perderse es Citgo, debido a que Maduro utilizó a la refinería como colateral de manera inconstitucional.

Sobre la situación real de Citgo explicó que la compañía está sufriendo las consecuencias de la mala gestión de Chávez y Maduro.

«Quedó una deuda de millardos de dólares de operaciones realizadas por los antiguos administradores de Citgo, más la totalidad de acciones de Citgo donde se dio el 50,1 % a favor de los bonistas del bono Pdvsa 2020 y el 49,9 % a favor de Rosneft», explicó.

«Sin duda el riesgo mayor lo suponen las demandas contra Citgo. Maduro utilizó a Citgo como colateral de manera inconstitucional en la operación del bono Pdvsa 2020 y el contrato con Rosneft; y luego algunos acreedores han intentado ejecutar sus acreencias», explicó.

«Afortunadamente las órdenes ejecutivas del Gobierno de EEUU y el Departamento del Tesoro ratifican que ningún acreedor puede vender, ejecutar o subastar las propiedades de Venezuela bloqueadas incluyendo Citgo. Por lo tanto hay una barrera última de protección. La intención es utilizar estas medidas de protección de activos para crear operaciones apropiadas para renegociar la deuda», señaló.

«Fue el régimen de Maduro quien colocó en riesgo a Citgo al ceder esa empresa a favor de inversionistas extranjeros», sentenció.

Activos desviados por la corrupción

«No hay ninguna estimación exacta de los activos desviados por corrupción, según cálculos de la Asamblea Nacional y de algunos expertos el monto pudiese ser entre los 200.000 y 400.000 millones de dólares», dijo Hernández.

Es una cifra incomparable. Nunca antes ha habido un caso de recuperación de activos derivados de la corrupción con estas magnitudes. Pero la cifra no es exagerada si consideras que el ingreso fiscal petrolero del chavismo, palabras más palabras menos, era un trillón de dólares.

«Lamentablemente la experiencia demuestra que el porcentaje de recuperación es bajo, pero aun así si se logran recuperar 100.000 millones de dólares no se podría solucionar problemas como la deuda», sentenció.

La fatalista “profecía” sobre Venezuela que hizo un joven hace más de 80 años por Margarita Rodríguez – BBC News – 11 de Julio 2020

Arturo Uslar Pietri
Arturo Uslar Pietri fue un prolífico escritor que ganó el Premio Príncipe de Asturias de Las Letras

Tenía 30 años y ante sus ojos claros y grandes había un país que se estaba transformando dramáticamente.

En 1936, Arturo Uslar Pietri tenía una inquietud y parecía angustiarle:

“Esta gran proporción de riqueza de origen destructivo crecerá sin duda alguna el día en que los impuestos mineros se hagan más justos y remunerativos, hasta acercarse al sueño suicida de algunos ingenuos que ven como el ideal de la hacienda venezolana llegar a pagar la totalidad del Presupuesto con la sola renta de minas, lo que habría de traducir más simplemente así: llegar a hacer de Venezuela un país improductivo y ocioso, un inmenso parásito del petróleo, nadando en una abundancia momentánea y corruptora y abocado a una catástrofe inminente e inevitable”.

Ese es uno de los fragmentos del editorial que el intelectual venezolano escribió ese año y que tituló: “Sembrar el petróleo”.

Se trata de una frase que ha acompañado a varias generaciones de venezolanos.

Las interpretaciones de ese texto son diversas: para muchos es simplemente una reflexión personal sobre el momento histórico que vivía el país, mientras que para otros va más allá.

“Es una profecía autocumplida”, señaló en 2016 José Rafael Revenga, amigo de Uslar Pietri, estudioso de su obra y filósofo venezolano.

Antonio Ecarri, presidente de la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri, tiene una opinión similar y añade:

“Más que una profecía, ‘Sembrar el petróleo’ se convirtió en la gran tarea inconclusa de los venezolanos”, le dice a BBC Mundo.

“Y eso lamentablemente nos tiene hoy como el peor ejemplo de la región en cuanto a desarrollo económico y pobreza”.

“La conciencia nacional”

Arturo Uslar Pietri es una de las plumas más brillantes de la literatura venezolana.

Uslar Pietri
CORTESÍA: FUNDACIÓN CASA ARTURO USLAR PIETRI
Uslar Pietri es considerado uno de los pioneros del realismo mágico.

Fue autor de “Las lanzas coloradas”, “El camino de El Dorado”, “Oficio de difuntos”, “La isla de Robinson”, “De una a otra Venezuela”, entre otras obras.

Escribió decenas de ensayos, cuentos, poesías y obras de teatro. Fue uno de los pioneros del realismo mágico.

Ganó varios premios literarios, entre ellos, el Príncipe de Asturias de Las Letras y el Rómulo Gallegos.

Fue abogado, periodista, filósofo, político, senador, ministro, pero quizás muchos venezolanos lo recuerdan más por sus programas de televisión,en los cuales enseñaba historia.

Se le considera uno de los intelectuales más importantes de Venezuela del siglo XX.

En 1958, durante el régimen de facto de Marcos Pérez Jiménez fue detenido por firmar un “manifiesto contra la dictadura” y en 1963 se lanzó a la presidencia, pero sin éxito.

Pérez Jiménez
Uslar Pietri fue detenido por las fuerzas del general Marcos Pérez Jiménez (en el centro), que gobernó Venezuela entre 1948 y 1958.

De hecho, tras su muerte en 2001, el obituario del diario británico The Guardian lo recordó como “posiblemente el mejor presidente que Venezuela nunca tuvo”.

El autor de ese artículo, Phil Gunson, lo llamó: “El escritor que fue la conciencia nacional de Venezuela”.

En 1997, Uslar Pietri llegó a decir:

“Si en este momento, por azar infortunado del destino, los precios del petróleo bajaran de una manera importante en el mercado mundial, Venezuela sería un caso para la Cruz Roja Internacional. Aquí vendrían a repartir sopas en las esquinas”.

¿Qué quiso decir?

Cuando Uslar Pietri escribió el editorial que salió publicado en el diario Ahora, Venezuela estaba en el proceso de pasar de ser un país rural a uno petrolero.

Pozo
Uslar Pietri atestiguó la transición de una Venezuela rural a una Venezuela petrolera.

“Uslar Pietri fue una voz más entre un grupo de intelectuales que expresaba sus inquietudes sobre los retos del país que estaba saliendo (del régimen autoritario) de Juan Vicente Gómez”, le dice a BBC Mundo Edgardo Mondolfi Gudat, viceprimer director de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela.

“En ese momento el petróleo no tiene un rol central en la economía del país, es una actividad periférica”.

Lo significativo de ese editorial, reflexiona el historiador, es que pone de manifiesto “que los venezolanos en ese momento no sabían lo que era el petróleo, no sabían los alcances del petróleo ni sus posibilidades futuras, ni su finitud o infinitud como recurso”.

Uslar Pietri planteaba en su escrito que esa riqueza era “limitada” y que el ingreso petrolero era algo transitorio que debía invertirse en actividades no petroleras:

“Urge aprovechar la riqueza transitoria de la actual economía destructiva para crear las bases sanas y amplias y coordinadas de esa futura economía progresiva que será nuestra verdadera acta de independencia. Es menester sacar la mayor renta de las minas para invertirla totalmente en ayudas, facilidades y estímulos a la agricultura, la cría y las industrias nacionales”.

¿Profecía? ¿Comodín?

Cuando se cumplieron 80 años de la aparición del editorial, la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri publicó una entrevista con Revenga en la que reflexionaba sobre cómo el planteamiento terminó siendo una “profecía autocumplida”:

MaracaiboTorres petroleras en Maracaibo. Se desconoce la fecha en que se tomó esta foto.

“La siembra no ha contado con la semilla y cuando se contaba con ellas eran bien escasas, fueron sembradas en terrenos baldíos infértiles sin fertilizantes, sin tractores ni repuestos y sin entrenamiento para los agricultores o agroindustriales. Cuando todo esto se solventaba, se superaban las barreras y los obstáculos, entonces los créditos para sembrar en agricultura, ganadería o agroindustria terminaron por parar fuera del país”, señaló.

“Lo que estamos viendo en Venezuela es el fracaso de la siembra del petróleo porque el Estado acaparó todas las actividades del pueblo, de la gente, de la iniciativa de las personas y por eso nos encontramos donde estamos ahora. Eso no solamente se dio en los últimos 17 años (desde la llegada del chavismo en 1999) sino que viene de las últimas tres décadas”, indicó el analista.

“Sembrar el petróleo” ha sido una idea muy conocida y repetida en distintos contextos entre los venezolanos de diferentes épocas y edades.

Pero para el doctor en Historia Luis Alberto Buttó, con ese editorial sucede lo que ha pasado con muchas grandes obras de la literatura: “Que muchísima gente las cita pero nunca se las han leído, no conocen a profundidad su contenido”.

La frase se convirtió en “una especie de comodín repetido por generaciones”, le dice a BBC Mundo el coordinador del Postgrado en Ciencia Política de la Universidad Simón Bolívar (USB), en Caracas.

Además, no todos en Venezuela están de acuerdo con que se le llame una profecía.

“Los historiadores no manejamos ese tipo de vocabulario”, enfatiza Mondolfi Gudat.

“Equivocado”

Buttó, quien es director del Centro Latinoamericano de Estudios de Seguridad, considera que el editorial tenía un problema:

Uslar Pietri
Uslar Pietri ganó diversos premios, entre ellos el Rómulo Gallegos.

“El planteamiento de Uslar estaba equivocado de raíz porque consideraba que la economía basada en la explotación de los recursos petroleros, la cual estaba en pleno crecimiento, era negativa, destructora porque su fundamento era la renta”, explica.

El autor, dice, creía que los frutos de esa actividad debían ser invertidos en el desarrollo del sector agrícola.

“Mientras el mundo marchaba hacia una industrialización acelerada, el pensamiento de Uslar se mantenía anclado a una economía rural”, señala el profesor.

Si hubiésemos desarrollado el sector agrícola, hubiésemos dependido de ese sector única y exclusivamente. Pero ¿dónde estaba la diversificación de la economía?”

Algo que obvia Uslar Pietri, de acuerdo con Buttó, es en qué se debía invertir la renta petrolera.

Y la respuesta no era otra que en el capital humano.

“Sí se sembró”

“El petróleo se sembró pero no de la forma como lo señalaba Uslar Pietri”, indica el historiador de la USB.

Rómulo BetancourtDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionRómulo Betancourt es considerado uno de los padres de la democracia venezolana y fue un estudioso del tema del petróleo en ese país.

“Se sembró en el desarrollo de la gente, que fue un proceso que llevó a cabo la élite que instituyó la democracia en Venezuela a partir de 1958”.

Líderes como Rómulo Betancourt, Rafael Leoni, Luis Beltrán Prieto Figueroa invirtieron esa renta petrolera en “el potencial de los venezolanos como agentes creadores”.

Un ejemplo fue la masificación de la educación, no sólo primaria y secundaria sino universitaria.

“Cuando cae la dictadura de Pérez Jiménez en 1958 y se instaura la democracia en Venezuela, la mitad de la población era analfabeta.

Dos décadas después, el porcentaje de analfabetismo era muy bajo”, dice.

En ese mismo periodo, el número de universidades pasó de seis a más de cien centros e institutos de educación superior.

“Eso permitió un proceso de formación de una clase media muy bien preparada y sólida que al volcar sus esfuerzos en las distintas áreas productivas del país permitió alcanzar importantes niveles de desarrollo”, explica el doctor.

Salud e infraestructura

Gracias a las inversiones en el sector de la salud la expectativa de vida del venezolano cambió de forma positiva.

CaracasParte de los ingresos petroleros ayudaron a realizar múltiples obras de infraestructura y modernización en toda Venezuela. Así se veía Caracas en 1978

Además, el país vio los beneficios de las obras de electrificación e infraestructura.

“Llegamos a tener autopistas y carreteras que eran modelo en América Latina. Ningún país en la región lo tenía”.

“De hecho, fue motivo de estudio para que ingenieros de otros países vinieran a estudiar cómo lo habíamos logrado”, reflexiona Buttó.

Además, los líderes que le dieron solidez a la democracia en Venezuela ayudaron a convertir a PDVSA en una de las empresas petroleras más importantes del planeta.

Para Mondolfi Gudat el petróleo fue el gran motor de la transformación nacional.

“Fatalista”

El viceprimer director de la Academia Nacional de la Historia dice que más allá de que Uslar Pietri “hubiese tenido ojo para diagnosticar el problema del petróleo en 1936”, hay algo que lo hace discrepar profundamente del pensador: su actitud crítica frente al rol del petróleo en la economía venezolana.

El editorial de "Sembrar el petróleo" se escribió en la Venezuela de 1936. Esta foto es de 1937.
El editorial de “Sembrar el petróleo” se escribió en la Venezuela de 1936. Esta foto es de 1937.

“Es que siempre tuvo una actitud demasiado fatalista con respecto al petróleo y sus posibilidades transformadoras”, indica.

“Esa tendencia de Uslar de ver el petróleo como una actividad generadora de ocio y de parasitismo y que llevaría a la sociedad a nadar en una abundancia momentánea y corruptora forma parte de su discurso fatalista”, señala Mondolfi Gudat.

La reflexión de Buttó va más allá:

“Yo no veo cuál puede ser la desgracia de que un país cuente con un inmenso caudal de recursos que pueda utilizar para su propio desarrollo”.

Si la industria petrolera llegó a ser la principal industria del país, obviamente tenía que ser la principal fuente de ingresos fiscales de la nación”, indica.

Y ese proceso no provocó que la gente dejara de trabajar.

“La gente se preparó y montó sus propios negocios y emprendimientos y eso contribuyó al desarrollo del país”, indica.

No se cumplió

“Yo no veo esa profecía que hizo Uslar en su momento”, dice el profesor.

Venezuela sufre una grave escases de gasolina.Venezuela sufre una grave escases de gasolina.

“Al fin y al cabo, el que la gente de un país sea productiva no depende del recurso con el que cuenta sino de la consciencia sobre su papel en la construcción de la nación”.

“Si alguien dice que esa llamada profecía de Uslar se cumplió, yo diría que no fue así. El país avanzó, creció, se desarrolló”, explica Buttó.

Pero aclara: “Distinto es que las élites que en algún momento llegaron a gobernar el país o lo gobiernan hayan hecho una mala utilización de esos recursos”.

Para el historiador, el proceso de invertir en el capital humano se estancó “por la vigencia de ideologías desfasadas en la mentalidad (de quienes) en las últimas décadas han gobernado a Venezuela”.

“El hecho de que nosotros estemos en condiciones deplorables, como las que actualmente atravesamos, no se debe a que desarrolláramos una industria petrolera de importancia y al hecho de que nuestra economía descansara en la industria petrolera”, afirma Buttó.

“Se debe precisamente al proceso de destrucción, de desmantelamiento, de atraso que ha experimentado la industria petrolera en los últimos años, porque si estuviésemos en los niveles de producción y de comercialización del petróleo en el que deberíamos estar en este momento y se hubiese seguido el plan adecuado de inversiones y de reforzamiento de la industria, la historia sería distinta”.

Factores ajenos

En uno de los fragmentos del editorial, Uslar Pietri señala:

En los últimos años, la producción de petróleo en Venezuela ha sufrido una fuerte caída.
En los últimos años, la producción de petróleo en Venezuela ha sufrido una fuerte caída.

“La riqueza pública venezolana reposa en la actualidad, en más de un tercio, sobre el aprovechamiento destructor de los yacimientos del subsuelo, cuya vida no es solamente limitada por razones naturales, sino cuya productividad depende por entero de factores y voluntades ajenos a la economía nacional”.

De acuerdo con Mondolfi, Uslar Pietri expresó una inquietud que tenía que ver con los vaivenes que afectaban de manera significativa los principales productos de exportación no petrolera venezolanos como el café o el cacao.

“Expresa una angustia de cómo anticiparse para evitar las incidencias de esas fluctuaciones (en los mercados internacionales), pero no está revelando nada nuevo con respecto a algo que es propio de los commodities” (materias primas).

Buttó lo interpreta como una preocupación basada en la dinámica del negocio petrolero de esa época:

“Yo creo que Uslar Pietri se refería a que la industria petrolera venezolana estaba en manos de compañías extranjeras y la única fuente de ingreso que Venezuela obtenía del negocio petrolero estaba basado en el cobro de regalías (…) Y los impuestos sobre la renta que generaba la venta de ese petróleo”.

“Maldición”

En otro apartado, Uslar Pietri señala:

PDVSAPDVSA, Petróleos de Venezuela, llegó a ser una de las empresas más importantes del mundo en el ámbito energético.

“Que en lugar de ser el petróleo una maldición que haya de convertirnos en un pueblo parásito e inútil, sea la afortunada coyuntura que permita con su súbita riqueza acelerar y fortificar la evolución productora del pueblo venezolano en condiciones excepcionales”.

Buttó reflexiona: “Si estuviese de acuerdo con eso, negaría mi propia condición”.

“Me formé en instituciones del Estado venezolano, toda mi vida profesional la he dedicado al desarrollo de mi país. Jamás he sido un flojo, jamás he sido un aprovechador de esos recursos”.

“Y sería negar la condición de millones de venezolanos que hemos puesto nuestro empeño, nuestro trabajo, en función del desarrollo nacional”.

Mondolfi Gudat señala: “No comparto esa visión de la maldición del petróleo (…) porque creo que si algo hizo el petróleo fue darle un sentido absolutamente inesperado a lo que iba a significar la dinámica venezolana y al mejoramiento no sólo de las condiciones materiales de la sociedad, sino del advenimiento de agentes de poder distintos a los núcleos gobernantes”.

La dependencia

Para Ecarri, Uslar Pietri quería, con su editorial, alertar al país de que no se volviera dependiente de la renta petrolera y de que aprovechara esos recursos y los invirtiera en otras áreas de la economía.

Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo del mundo.Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo del mundo.

Es una advertencia en el marco del nacimiento de un país petrolero que después se convertiría en el primer exportador de petróleo en el mundo con una producción que llegaba casi a los 4 millones de barriles diarios”, señala.

Si bien el presidente de la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri reconoce que se hicieron grandes obras de infraestructura gracias a la renta petrolera, hubo un efecto colateral:

“Lamentablemente lo que se hizo con la industria petrolera fue hacer crecer al Estado de manera abusiva, de manera inmensa, y eso provocó que la sociedad venezolana entera dependiera de él y no al revés”.

Y, de acuerdo con Ecarri, eso fue algo que anticipó Uslar Pietri con los años:

“Mientras que en su editorial de 1936 apostaba por darle fuerza al Estado porque era muy débil, a partir de 1958 advierte que el Estado no debía crecer tanto y que no fuésemos absolutamente dependientes de él”.

“Lo que planteaba Uslar con ‘sembrar el petróleo’ era utilizar la renta petrolera para construir una economía sólida, con niveles sociales y económicos adecuados y teniendo la educación como la gran bandera”.

Un profundo pesimismo

Según Ecarri, la idea de “sembrar el petróleo” sería una constante en el pensamiento y la obra de Uslar Pietri a lo largo de las décadas.

Chávez
Uslar Pietri fue crítico de la forma cómo diversos gobiernos en Venezuela usaron los ingresos petroleros. Juan Barreto/Getty)

Y el pesimismo también lo acompañaría, como se deja constancia en la gran “Entrevista a Arturo Uslar Pietri: ajuste de cuentas” del ensayista, poeta e historiador venezolano Rafael Arráiz Lucca.

La conversación, publicada en Prodavinci en 2019, evoca una serie de encuentros que el autor sostuvo con Uslar Pietri durante 2000 y 2001.

A sus 94 años, el intelectual volvería a ser implacable con Venezuela:

“(…) se hizo un país subsidiado, un país rentista, esa cosa horrible que es ser un país rentista. Venezuela es un país que no vive de su trabajo, vive de la renta petrolera, que la maneja el Estado, que le cayó al Estado como un don del cielo, y los venezolanos no hemos sido capaces de hacer eso que yo dije hace 60 años, y que me he cansado de repetir sin que nadie me haga caso: hay que sembrar el petróleo”.

E insistía en que a ningún país latinoamericano “le llovió de repente una riqueza gigantesca, que equivale a seis o siete planes Marshall”, en referencia al plan de ayuda de EE.UU. a Europa para la reconstrucción tras la II Guerra Mundial.

“Estoy muy angustiado con esto que está pasando con este país. Este es un momento muy malo, muy peligroso, hay mucho dinero, muchísimo dinero y no hay orientación”, le dijo a Arráiz Lucca.

No tengo esperanzas”.

“Hay que ver lo que hubiera sido este país con esa montaña de recursos, si el Gobierno hubiera tenido un poquito de sentido común”.

La tienda Megasis: la cara militar oculta de Irán en Caracas por Ludmila Vinogradoff – ABC – 10 de Julio 2020

El local está vinculado a Alex Saab, testaferro de Maduro. La oposición denuncia que la expansión iraní va de la gasolina, alimentos e influencia militar en la región

El Ejército de Irán ha instalado la tienda Megasis en Caracas donde venderá no solo sus productos de marcas Delnoosh y Varamin, sino que servirá como fachada de un centro de operaciones para expandir su influencia e intereses en la región y respaldar a Nicolás Maduro, denuncian analistas y opositores venezolanos.

La inauguración del supermercado Megasis, promocionada por la Embajada de la República Islámica de Irán en Caracas, ha sido pospuesta esta semana por la prolongación de la cuarentena del coronavirus, decretada por Nicolás Maduro.

«El día de mañana (domingo 21 de junio) va a llegar el buque ‘Golsan’ que trae alimentos para inaugurar el primer supermercado iraní en Venezuela. Otro éxito en las relaciones amistosas y fraternales entre dos países», publicó la Embajada iraní en Caracas por Twitter.

Situada en la urbanización caraqueña Terrazas del Avila, la tienda Megasis ocupa los antiguos locales de la expropiada cadena Éxito, Bicentenario y Tiendas Clap que pertenecía al agente chavista, Alex Saab, testaferro de Maduro, detenido en Cabo Verde por lavado de dinero, entre otras causas por la corrupción de los alimentos Clap (Comités Locales de Administración y Producción), que ahora espera por su extraditado a EEUU.

El propósito de la tienda no es vender lo que allí supuestamente van a vender, «su finalidad es mantener una fachada para poder lavar los dólares del narcotráfico y justificar el contrabando de oro», y tener una base de operaciones, dicen analistas.

Alianza

Además de enviar gasolina e insumos para supuestamente reactivar las refinerías, Irán busca lucrarse de otro modo en Venezuela estableciendo un supermercado con productos iraníes. La alianza entre Caracas y Teherán se está consolidando en diferentes áreas que incluye servicios de inteligencia, técnicos en el área militar, entre otras.

El diario Wall Street Journal (WSJ) ha publicado detalles de lo que esconde el supermercado iraní de Caracas. Afirma que Megasis pertenece al Ejército de Irán que está vinculado al programa de misiles.

La llegada de la compañía, que también tiene vínculos con el cuerpo militar de élite de la Guardia Revolucionaria Islámica militar de Irán (IRGC), calificada por los Estados Unidos como una organización terrorista, refuerza la posición de Teherán en el Hemisferio Occidental y se produce a medida que Venezuela busca cada vez más ayuda de los enemigos estadounidenses, incluido el petróleo de Irán y asistencia de la industria energética de Rusia, dice el WSJ.

El local en Terrazas del Avila exhibe exclusivamente marcas propiedad del ejército iraní: Delnoosh, que produce salsa de tomate y atún enlatado, y Varamin, que produce aceite de girasol. Las firmas son dos de las muchas subsidiarias de una compañía llamada Ekta, según su sitio web, que se creó como un fideicomiso de seguridad social para veteranos militares iraníes.

Según WSJ, Ekta está dirigida por Issa Rezaie, un veterano ejecutivo en compañías propiedad del IRGC, que ha sido incluido en la lista negra por su participación en el desarrollo de armas y por dirigir representantes que luchan en múltiples frentes del Medio Oriente.

Ekta, una cadena de 500 supermercados, está subordinado al Ministerio de Defensa iraní y a las Fuerzas Armadas de Logística, otra entidad sancionada por los Estados Unidos por su presunto papel en el desarrollo de misiles balísticos, según el Tesoro de los Estados Unidos. Quiere expandirse en Siria y Rusia.

Evadir sanciones

Funcionarios estadounidenses y expertos en Irán dicen que Irán utiliza sus compañías controladas por el gobierno para evadir sanciones y financiar sus programas de armas.

El opositor Julio Borges, comisionado de Relaciones Exteriores del gobierno de Juan Guaidó expresó: «Tal y como lo hemos denunciado, Irán está utilizando a Venezuela como base de sus operaciones para expandir su influencia en la región y el papel de Alex Saab es crucial dentro de este posicionamiento iraní. No es una alianza para vender gasolina, es un vínculo para afectar los intereses de la región».

El analista Joseh Humire, experto en seguridad hemisférica, dijo al portal Panampost que la tienda Megasis es una fachada que esconde una relación que va más allá de lo económico y político «también se vincula directamente con el terrorismo y el narcotráfico internacional». Tanto Iran como Venezuela como los iraníes «tienen la intención de provocar al Gobierno de Estados Unidos a escalar más acciones militares en la región».

 

Álex Saab controlaría oro venezolano a través de su concuñado italiano – El Tiempo – 9 de Julio 2020

Lidera firma turca socia del régimen. Saab habría apoyado llegada de Eln y ex-Farc al arco minero.

En vivo: ‘Álex Saab les lava oro venezolano al Eln y a disidencias de Farc’El diputado opositor en el exilio, Américo de Grazia, revela que el oro que ilegalmente obtienen el Eln y disidencias de Farc en el llamado Arco Minero, al igual que otros grupos terroristas, es blanqueado por un empresa estatal venezolana que controla el barranquillero Álex Saab. Además, asegura que no se puede descartar una intervención militar internacional en Venezuela “para sacar a la narcodictadura”.

Álex Saab y Camila Fabri

La modelo italiana Camila Fabbri, actual pareja del capturado Álex Saab, está tomando cada vez mayor relevancia en las investigaciones en contra del barranquillero, señalado testaferro de Nicolás Maduro.

La modelo, de 27 años, figura junto al régimen en las cartas para que Cabo Verde no lo extradite a Estados Unidos, bajo el argumento de que estaba en una misión humanitaria para llevar alimentos y medicamentos por la pandemia.

Lorenzo Antonelli

Este es el documento en el que el concuñado de Álex Saab firma contrato con el régimen para explotar oro en el arco minero.

Y todo indica que su parentela es clave en el entramado societario que Saab montó para sacar oro de Venezuela y para realizar millonarias ventas de provisiones: las llamadas cajas Clap.

Reino Unido y el fisco italiano fueron los primeros en poner los reflectores en la modelo y en el concuñado de Saab, Lorenzo Antonelli.

A ambos les decomisaron 1,8 millones de euros, que movieron desde un fideicomiso abierto en el Reino Unido. Y ahora Antonelli aparece como un eslabón clave en la explotación y movimientos de oro del régimen, de comida y hasta de dólares por Turquía, Irán y Rusia.

Lorenzo Antonelli, concuñado de Álex Saab

Este es el italiano Lorenzo Antonelli, novio de la hermana de Camila Fabri, quien es la actual pareja de Álex Saab.

Testaferro del testaferro

En octubre de 2018, con tan solo 25 años, el italiano firmó un contrato con la Compañía General de Minería de Venezuela C. A., para la exploración, búsqueda de yacimientos, explotación y extracción aurífera en el Arco Minero, en los estados Amazonas y Bolívar.

Para echar a andar el proyecto, la compañía estatal y la del italiano crearon la sociedad anónima mixta Minera Binacional Turquía Venezuela (Mibiturven S. A.).
Tarek El Aissami, a quien Saab le dice primo, firmó el contrato a nombre del régimen, y el italiano, en representación de Marilyns Dis Ticaret Ve Madencilik AS.

Para ese momento, Saab ya estaba afianzando la relación con Fabbri, con quien ya tiene dos pequeñas.

Todo el oro que sale del Arco Minero pasa por las manos de Álex Saab

 

EL TIEMPO accedió a bases de datos en Turquía y estableció que Marilyns fue abierta en Estambul, el 2 de mayo de 2014, bajo el número 921299-0. La firma registra una sucursal en Londres, en el 25 Jeremyn Street Suite 29, Bank Chambers.

Para ese entonces, el romano contaba con poca experiencia en el campo minero. Sin embargo, logró que Venezuela aceptara que Mibiturven tuviera una vigencia de 50 años, prorrogables por un plazo igual.

Además, su nombre ya aparecía entre los directivos de otras empresas del entramado de Saab: Adon Trading FZE, constituida en Emiratos Árabes y proveedora de las cajas Clap; y Glenmore Proje Insaat.

Por eso, para investigadores, tanto de Estados Unidos como de Colombia, no hay duda de que así como se señala a Saab de ser el testaferro de Maduro, el italiano cumpliría el mismo rol respecto al barranquillero.

Según documentos en poder de EL TIEMPO, la empresa representada por el concuñado de Saab tiene el 45 por ciento de las acciones. Eso le da derecho a designar a dos de los seis directivos.

“Todo el oro que sale del Arco Minero pasa por la manos de Álex Saab”, le dijo a EL TIEMPO Américo de Grazia, diputado opositor, asilado en Italia. Y agregó que Minerven, la socia de la firma que representa el concuñado del barranquillero, es la única que tiene concesión minera entregada por el Estado venezolano.

El propósito era auspiciar la desestabilización en Colombia a través de acciones de esas organizaciones ilegales, que incluyeron la infiltración de las protestas

Movimientos de lingotes

En las investigaciones contra Saab que llevan cortes federales de Estados Unidos no se habla del posible nexo entre Saab y guerrillas colombianas. Pero una investigación reservada que se adelanta en Colombia verifica versiones según las cuales Saab también abogó para que se les permitiera la explotación aurífera al Eln y a disidencias de las Farc.

El propósito era auspiciar la desestabilización en Colombia a través de acciones de esas organizaciones ilegales, que incluyeron la infiltración de las protestas que se venían registrando antes de la emergencia sanitaria”, explicó uno de los investigadores. Y recordó que, en 2015, Saab también incursionó en el negocio petrolero y se ganó una jugosa licitación en el vecino país.

Pero el negocio se fue al piso porque lo iba a ejecutar a través de la firma Trading Energy and Coal (Trenaco), en donde figuró como socio el empresario Carlos Alberto Gutiérrez Robayo.

Abogado Álex Saab

Este es el abogado de Álex Saab en Cabo Verde, Rutsel Silvestre Jacinto Martha, quien fue contratado por el régimen de Maduro.

Saab le dijo a EL TIEMPO en 2016 que si bien Gutiérrez (concuñado de Gustavo Petro) le ofreció la compañía, no se concretó el negocio.

En cuando a Antonelli, lo último que se sabe es que buscaba un acuerdo con el fisco italiano.

¿Qué está pasando con la extradición del barranquillero en Cabo Verde?

Cabo Verde sigue recibiendo presiones para definir la suerte judicial del barranquillero Álex Saab. Mientras que la extradición solicitada por el gobierno Trump se abre camino, Jorge Arreaza, ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, reclamó inmunidad para su ‘agente especial’.

“Nuestro único reclamo es que la afirmación del honorable presidente Jorge Carlos Fonseca se cumpla. Esto implica que nuestro compatriota sea tratado con justicia y humanidad, como nos aseguró en su carta del 15 de junio, y de acuerdo con las inmunidades y privilegios que lo acreditan como enviado especial del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela”, dice Arreaza.

deja al descubierto que se ha registrado un cruce de comunicaciones con el presidente caboverdiano.

Maduro y el TSJ, arando el camino del partido único en Venezuela por Andreina Itriago – El Tiempo – 8 de Julio 2020

Expertos locales aseguran que el cuestionado mandatario está construyendo una oposición a su medida.

Nicolás Maduro

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del régimen venezolano arrebató a sus líderes originales el tercer partido opositor, en poco más de tres semanas.

Esta vez fue el turno de Voluntad Popular (VP), el partido fundado por el dirigente Leopoldo López –el preso político más emblemático de Nicolás Maduro y hoy refugiado en la casa del embajador de España en Caracas– y de cuyas filas salió el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países.

La Sala Constitucional del TSJ suspendió el martes a la que hasta entonces era la dirección nacional de VP y nombró una junta directiva ‘ad hoc’ encabezada por el diputado José Gregorio Noriega, uno de los parlamentarios expulsados de la oposición a finales de 2019 por presuntos hechos de corrupción.

Maduro está redibujando un sistema político venezolano donde no haya espacio para la oposición verdadera, la oposición real

 

“A Voluntad Popular no la definen unos traidores impuestos por la dictadura, sino la memoria de nuestros hermanos caídos en la lucha, el sacrificio de los presos políticos y de quienes han debido ir al exilio, y la valentía de quienes luchan en las calles de Venezuela”, dijo López tras conocer la decisión del TSJ, que según la organización local Acceso a la Justicia carece de argumentación jurídica.

La misma medida se tomó a mediados de junio contra Acción Democrática (AD) y Primero Justicia (PJ), los partidos opositores más votados. Y se espera una cuarta decisión vinculada a Un Nuevo Tiempo (UNT), luego de que pocos días después de las intervenciones de AD y PJ, uno de sus militantes, y quien también había sido expulsado de la oposición, el diputado Chaim Bucaram, solicitó al TSJ que también nombrara una junta directiva ‘ad hoc’ para este partido.

Leopoldo López

Leopoldo López, líder de la oposición en Venezuela, está refugiado en la casa del embajador de España en Caracas.

Para el analista político Dimitris Pantoulas, el régimen está buscando “borrar” a la oposición dirigida por Guaidó, al tiempo que construye una oposición a su medida que lo legitime ante aliados internacionales. “Maduro está redibujando un sistema político venezolano donde no haya espacio para la oposición verdadera, la oposición real”, le dijo Pantoulas a EL TIEMPO.

En un trino, Acceso a la Justicia reforzó esta idea: “Desde el TSJ se criminaliza el pluralismo para crear una oposición a la medida en las próximas parlamentarias”.El cuestionado mandatario estaría promoviendo, cada vez más, la no participación de la oposición en las elecciones.

La oposición venezolana tiene que poner objetivos realistas y empujar hacia esos objetivos junto con sus aliados

 

“Es muy difícil que la oposición pueda participar sin partidos, sin dirigencia, sin nada (…). Ya Maduro se siente muy fuerte y está empujando lo máximo que puede convertir a Venezuela en un país donde solo exista un partido”, dijo el analista.

Juntos, AD, PJ, UNT y VP conformaban el denominado G4, o principal coalición de oposición. Sin ellos, la dirigencia opositora dentro de Venezuela, y sobre todo Guaidó, se enfrenta a un gran reto. Lo primero, a juicio de Pantoulas, es volver a unirse, algo que había conseguido el líder opositor el año pasado, pero que hoy dista mucho de ser una realidad. Lo segundo, deben hablar con sus dirigentes en el exilio y aliados internacionales para trazar una agenda en común.

“La oposición venezolana tiene que poner objetivos realistas y empujar hacia esos objetivos junto con sus aliados, que son Estados Unidos y la Unión Europea, primordialmente, y después tienen que hablar con Rusia,  (…) llegar a una negociación con los aliados internacionales de Maduro”, acotó Pantoulas.

La amenaza del chavismo reactiva el intento de Guaidó de provocar una ruptura en las fuerzas armadas por Francesco Manetto – El País – 7 de Julio 2020

“Los militares venezolanos no pueden seguir subordinándose a un individuo acusado de narcotráfico”, afirma el líder de la oposición

El ministro de Comunicación de Nicolás Maduro, Jorge Rodriguez, en rueda de prensa el 27 de junio.
El ministro de Comunicación de Nicolás Maduro, Jorge Rodriguez, en rueda de prensa el 27 de junio.JHONANDER GAMARRA / AFP

La amenaza del régimen chavista, que el domingo dejó claro por boca del general Vladimir Padrino López que los opositores “nunca podrán ejercer el poder político en Venezuela”, enturbiando así cualquier horizonte electoral, dio un nuevo impulso a uno de los desafíos centrales de Juan Guaidó. El jefe del poder legislativo, reconocido como presidente interino por más de 60 países frente a Nicolás Maduro, lleva desde enero de 2019 tratando de provocar una ruptura de las fuerzas militares. El apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) es una condición esencial en un escenario de transición. Sin embargo, el control de los altos mandos ha impedido que los uniformados den la espalda al Gobierno, con la salvedad de varias decenas de deserciones de cargos estratégicos, algunas de ellas muy relevantes, como la del general Cristopher Figuera, director del servicio secreto, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Horas después de que el ministro de Defensa arengara a las tropas durante un acto castrense con ocasión del 209º aniversario de la firma de la independencia, en el que vinculó la permanencia en el poder del régimen a “una fuerza armada como antimperialista, revolucionaria, bolivariana”, Guaidó se dirigió a los soldados para pedir su apoyo a través de una carta abierta. Tras apelar al libertador, Simón Bolívar, manifestó que “la institución militar debe ser el baluarte de las instituciones republicanas y factor de armonía y progreso, es por ello que no debe estar sometida a parcialidades políticas ni al servicio exclusivo de una persona”. “Debe ser motivo”, agregó, “de repudio que el general Padrino López haya afirmado hoy, día de nuestra independencia, que las fuerzas democráticas no serán poder político en Venezuela mientras exista FANB como la que hoy tenemos”.

Estas declaraciones, en opinión del presidente de la Asamblea Nacional, “reflejan lo que la tiranía y sus cómplices pretenden de la institución militar: convertirla en secuestradora de la soberanía popular”. “El juramento que cada uno de sus efectivos realiza hace de la patria el ideal más sublime de su vida y en consecuencia asume valerosamente su defensa y desarrollo, buscando siempre tener una organización moderna, flexible y esencialmente profesional”. Con esas premisas, mientras en las filas del Ejército cunde el malestar por las precarias condiciones de vida a las que están condenados los uniformados, les llamó a apartarse de Maduro. “Los militares venezolanos no pueden seguir subordinándose a un individuo acusado de narcotráfico, que cede nuestra soberanía a oficiales y agentes de inteligencia extranjeros (cubanos y rusos) y grupos irregulares como el que atenta contra muchos oficiales y poblaciones indígenas de nuestro país.

“Ustedes más que nadie saben que la situación es insostenible”, prosigue Guaidó. “No tenemos gasolina, alimentos o medicinas; los servicios públicos no funcionan; y si sumamos las consecuencias que podría dejar la pandemia de covid a nuestra amada patria el escenario futuro es aterrador…. El tirano pretende que los militares venezolanos sean el instrumento represor de este bando de canallas. Ustedes no están aislados de esta realidad. Muchos de sus familiares sufren las consecuencias. Incluso, sus compañeros de armas son víctimas de la violencia y muchos otros son víctimas de injustos encarcelamientos, torturas y hasta asesinatos, como el del capitán Acosta Arévalo”, escribió en referencia a la muerte de un capitán de corbeta de la Armada en julio del año pasado.

Los intentos de alentar una rebelión siempre han fracasado pese a que en los últimos dos años se produjeran asonadas y acciones militares como la que el 30 de abril de 2019 acabó con la liberación de Leopoldo López de su arresto domiciliario -y de la que, según varias fuentes, el propio Padrino López estaba al tanto- o la incursión marítima desbaratada por el chavismo a principios del pasado mes de mayo. Este último episodio, en el que murieron al menos siete personas y en el que participaron varios desertores además de dos mercenarios estadounidenses, le costó duras críticas a Guaidó, que en cambio se desvinculó rotundamente de esos hechos. La huida hacia adelante del régimen, que al mismo tiempo llama a participar en unas elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre pero advierte a la oposición de que nunca ganarán, ha disparado la indignación de las fuerzas democráticas del país. Y el líder opositor volvió a jugar una carta, probablemente la única decisiva para forzar un cambio de régimen en Venezuela al margen de los intentos de diálogo, que hasta ahora han fracasado.

Cinco claves para entender por qué Alex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro, podría hacer caer la dictadura chavista – Infobae – 6 de Julio 2020

El empresario colombiano tiene un rol fundamental en el régimen. Si finalmente es extraditado a los Estados Unidos podría revelar negocios y nombres que comprometen al Palacio de Miraflores. En las últimas horas se dispuso su traslado a otro centro de detención. La alternativa de refugio que ya manejan en Caracas

Alex SaabAlex Saab

Horas decisivas se viven en Cabo Verde. Allí, un oscuro hombre de negocios está a la espera de ser extraditado a los Estados Unidos. Se trata del empresario colombiano Alex Saab, detenido en aquella lejana isla africana y señalado de ser testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro, podría ser determinante en la suerte del sucesor de Hugo Chávez. En tiempos recientes tuvo un papel clave en el programa gubernamental Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), que se encarga de la distribución de alimentos subvencionados -muchos de ellos, importados- a las familias más desfavorecidas del país. Pero no es el único entramado del que participó.

Según la oposición venezolana, el barranquillero, de 48 años y de quien se conoció su primera imagen en prisión hace dos semanas, amasó una fortuna vendiendo al régimen de Maduro miles de toneladas de alimentos de dudosa calidad y con sobrecostes, lo que produjo una millonaria pérdida patrimonial al país y una estafa al pueblo. Y de acuerdo con la Justicia de Estados Unidos, que lo sancionó junto con familiares de Maduro en 2019 por su presunta participación en un esquema de corrupción, Saab robó “cientos de millones de dólares” y pagó sobornos para obtener jugosos contratos del Estado venezolano.

La primera imagen de Alex Saab en prisión (La Patilla)La primera imagen de Alex Saab en prisión (La Patilla)

Cuando fue detenido en Cabo Verde, el 13 de junio pasado, Venezuela reaccionó señalando que Saab es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno, que se encontraba “en tránsito” para volver al país. Quisieron hacerlo pasar por diplomático, pero ¿por qué? La cúpula chavista teme que su declaración ante un tribunal independiente de los Estados Unidos pueda conducir al fin del actual régimen. El pasado viernes por la noche Saab fue trasladado de manera sorpresiva de la cárcel central de Ribeirinha a la isla de Sal, donde fue capturado el 12 de junio. Rápidamente el Gobierno de Maduro reaccionó y exigió un encuentro con Saab en prisión. Los nervios crecen.

Según informa el medio local Inforpress, el embajador de Venezuela en Cabo Verde, Alejandro Correa Ortega, envió una carta a las autoridades del país africano exigiendo una visita al señalado testaferro, alegando la necesidad de constatar de primera mano el estado de salud del detenido. ¿Algún mensaje que quieran hacerle llegar?

En los últimos días hubo llamados desesperados desde el Palacio de Miraflores a las redes de contactos alrededor del mundo. Las alternativas -en caso de que las cosas se precipiten y Maduro deba ser evacuado- están sobre la mesa, pero una de ellas es la que más convence a Maduro: Buenos Aires. En la capital de la Argentina el dictador venezolano cuenta con muchos amigos y algunos puentes ya fueron tendidos. La elección del país del cono sur por sobre República Dominicana, por ejemplo, está dada en la confianza que las autoridades argentinas despiertan en el mandatario chavista: confía en que no será extraditado.

En esa historia, hay una un interrogante que se hacen todos: ¿cómo llegó un desconocido empresario colombiano a formar parte del programa bandera de subsidio de alimentos de Venezuela? A continuación cinco claves que arrojan luces sobre el papel de Alex Saab en los llamados CLAP.

1.- ¿CÓMO SE INVOLUCRÓ ALEX SAAB EN LOS CLAP DE MADURO?

Maduro creó los CLAP en 2016, cuando Venezuela sufría una severa escasez de alimentos básicos y medicinas que mantenía a los ciudadanos formados en las largas filas durante horas frente a los supermercados.

Es en ese momento cuando entra Saab, que aparecía como uno de los dueños de Group Grand Limited (GGL), la empresa que inició la importación de alimentos para los CLAP, de acuerdo con denuncias de la oposición venezolana y de la ex fiscal Luisa Ortega Díaz, quien por años fue considerada cercana al chavismo, pero le dio la espalda a Maduro antes de ser destituida de su cargo en 2017.

Saab ya trabajaba con la Administración de Maduro al menos desde 2013, cuando consiguió un contrato de 60 millones de dólares para levantar gimnasios verticales para promover las prácticas deportivas y culturales, la solución que encontró el mandatario venezolano para atajar la alta criminalidad que atravesaba entonces el país.

Fotografía del 21 de junio del 2020 en la que se observa una caja de Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), en Caracas (Venezuela) (EFE/ Miguel Gutiérrez)
Fotografía del 21 de junio del 2020 en la que se observa una caja de Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), en Caracas (Venezuela) (EFE/ Miguel Gutiérrez)

2.- ¿POR QUÉ SE ACUSA A SAAB DE SER TESTAFERRO DE MADURO?

Fue la propia Ortega Díaz quien acusó en 2017 a Saab de ser un presunto testaferro de Maduro, un ex chofer de autobús que gobierna Venezuela desde 2013.

La ex fiscal dijo entonces que los resultados de una investigación que había adelantado cuando dirigía la acción penal en Venezuela hacían presumir que Maduro era propietario de GGL, aunque en los papeles Saab y el también colombiano Álvaro Pulido figuraban como dueños.

Saab siempre negó, a través de sus abogados, ser parte del negocio de la importación de alimentos en Venezuela.

Pero las denuncias de Ortega Díaz encontraron eco en una investigación del Parlamento, que controlaba la oposición, y que apuntó a Saab y a Maduro como socios en la importación de alimentos para los CLAP.

3.- ¿CUÁNTO DINERO HA GANADO SAAB EN VENEZUELA?

La cifra no está clara, pero solo con la importación de alimentos para los CLAP, las compañías GGL y Asasi Food FZC, ligadas a Saab y Pulido, recibieron contratos por unos 1.500 millones de dólares entre 2016 y 2018, de acuerdo con un informe del Parlamento y una investigación del medio independiente venezolano armando.info.

Pero Saab, según denuncias de la oposición y las investigaciones de varios medios, también tiene intereses en la industria de la construcción y el petróleo, entre otras.

Así, resulta complicado establecer un monto preciso de las ganancias de sus negocios en Venezuela, aunque la oposición estima este número en varios miles de millones.

Los detalles de las negociaciones entre el Estado y los entes privados no suelen hacerse públicos en Venezuela, donde la opacidad sobre los indicadores de la economía y la cosa pública es, con frecuencia, la norma.

Alex Saab, Nicolás Maduro y las cajas CLAPAlex Saab, Nicolás Maduro y las cajas CLAP

4.- ¿POR QUÉ LA OPOSICIÓN CRITICA LOS CLAP?

Según la oposición venezolana, este programa de alimentos subsidiados ha generado al país una importante pérdida patrimonial, calculada en varios miles de millones de dólares.

El Parlamento venezolano dijo a finales de 2018 que a través de los CLAP las mafias de la importación habían defraudado al país, al menos, 5.000 millones de dólares, gracias a los sobrecostes y los enormes márgenes de ganancias a los alimentos.

Pero, además, el Parlamento aseguró entonces que los alimentos de los CLAP tenían “escaso valor nutritivo” o eran de baja calidad, usando como ejemplo la leche que se reparte en estas cajas de comida.

El diputado Freddy Superlano, que presidía la comisión de contraloría del Legislativo, señaló que la investigación desveló que, en el caso específico de la leche, el aporte es entre 18 y 42 veces inferior al que ofrecen empresas fuera del sistema CLAP.

5.- ¿A QUIÉNES ATIENDE EL SISTEMA CLAP?

Maduro ha dicho que el CLAP atiende a unas seis millones de familias venezolanas, que reciben cajas con alimentos cada 15 días.

Así, siempre de acuerdo con el Gobierno, unos 24 millones de personas se benefician del programa, o, lo que es lo mismo, el 80% de la población venezolana.

EFE no pudo contrastar estos números de forma independiente, dada la magnitud de un programa que se cumple en todo el país. Tampoco lo ha hecho algún organismo público que no dependa del Ejecutivo venezolano.

Pero EFE sí ha podido constatar cientos de denuncias de ciudadanos que se quejan por las demoras en el reparto de las cajas o de su contenido, que encuentran insuficiente para satisfacer las necesidades nutricionales de una familia.

Cada caja de comida, como norma general, contiene dos kilos de harina precocida, varios kilos de arroz y de espagueti, granos, leche, azúcar y, en algunos casos, enlatados de atún o sardinas.

Más allá de las denuncias por sobreprecios o mala calidad, estos cerca de 15 kilos de comida representan una ayuda real para muchas familias en medio de la severa crisis que sufre Venezuela, un país donde más de siete millones de personas, entre empleados públicos y pensionistas, perciben ingresos inferiores a los 10 dólares por mes.

A %d blogueros les gusta esto: