elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos en la Categoría: Entrevista

Los emigrantes venezolanos serán “vitales” en la reconstrucción del país por María Rodríguez – Al Navio – 13 de Agosto 2017

2502_23128819719_36a92348c1_k_thumb_675.jpgEl sociólogo Tomás Páez, autor de ‘La Voz de la Diáspora Venezolana’, considera que la Venezuela del futuro ganará con los frutos del éxodo masivo que sufre el país. De los “más de dos millones” que están fuera, “el 20% son empresarios”, matiza el experto. Prefiere calificar esta oleada como “nuevo exilio” y afirma que es especialmente doloroso que el Gobierno silencie las cifras migratorias.

Tomás Páez es sociólogo y autor de La voz de la Diáspora Venezolana, un estudio que forma parte del primer Observatorio que identifica en qué países residen los “más de dos millones de venezolanos que hoy están fuera”, según apunta el experto en una entrevista con el diario ALnavío. Pero la labor de cuantificar y ubicar geográficamente a los venezolanos no es tan sencilla y más después de que el éxodo masivo se ha intensificado en las últimas semanas, antes y después de la celebración de la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro. Solo un dato: cerca de 560.000 ciudadanos venezolanos han solicitado recientemente una tarjeta fronteriza (TMF) para entrar en Colombia, según informaron las autoridades de ese país.

Esta situación ha movilizado a los Gobiernos de América Latina, que estudian y plantean medidas para hacer frente a una oleada migratoria que se estima que siga creciendo. Como en Colombia, Argentina y Brasil, por poner solo unos ejemplos. En este sentido, Christian Kruger, director general de Migración de Colombia, afirmó días antes de la votación de la Constituyente que las autoridades colombianas están en alerta y preparadas para asistir a una llegada masiva de venezolanos, tal como publicó El Nuevo Herald. Por su parte, Argentina ha prometido seguir con los privilegios migratorios que viene concediendo a los venezolanos a pesar de la suspensión indefinida de Venezuela de Mercosur. Y en el Estado brasileño de Roraima, fronterizo con el país que gobierna Maduro, la Justicia Federal pidió que se elimine el cobro de tasas a los venezolanos que buscan residencia temporal huyendo de la “crisis” humanitaria”, según recogió AFP.

“Terminamos hablando de la diáspora, porque Venezuela es un país que se desparramó por todo el mundo”

Toda esta oleada migratoria “impresiona mucho”, sostiene Páez. Por ello, los datos del Observatorio los actualizan “hasta donde nos permite la realidad, que anda a un ritmo muy distinto”.

– ¿Le convence la denominación de “éxodo venezolano” para calificar la crisis migratoria del país?

– No. Cuando terminamos el estudio [de La Voz de la Diáspora Venezolana] empezamos a discutir si era éxodo, nuevo exilio… y al final terminamos hablando de la diáspora, porque es un país que se desparramó por todo el mundo. La última oleada migratoria [de los últimos dos años] pudiera dar la sensación de éxodo, pero seguimos siendo partidarios de diáspora. Quizá nos guste más nuevo exilio que éxodo, por ser precisamente una nueva modalidad de exilio [en esta definición también se incluye la acepción de “expatriación, generalmente por motivos políticos”].

– ¿A qué riesgos se enfrentan los países que están recibiendo esta oleada migratoria de venezolanos?

– No veo que haya riesgos para el país de acogida; al contrario, creo que hay beneficios y un aporte enorme: primero trabajo, después consumo, una nueva cultura, un nuevo punto de vista y nuevos conocimientos. Por ejemplo, Venezuela, como uno de los países que más ha crecido a lo largo de su historia, recibió una poderosísima inmigración de España, Italia, Portugal, Colombia, Argentina, Brasil… que la enriqueció en todos los sentidos, tanto en la capacidad de trabajo como en áreas donde Venezuela no tenía tanto desarrollo.

“Los países latinoamericanos le están devolviendo a Venezuela y a los venezolanos los gestos que este país tuvo para con ellos”

– En las últimas semanas se ha intensificado la migración venezolana a los países limítrofes. Los gobiernos de estas naciones receptoras muestran su preocupación y estudian soluciones [mantener los privilegios migratorios, tasas gratuitas, etc]. ¿Son acertadas las medidas que están tomando?

– Venezuela recibió con los brazos abiertos siempre a toda la emigración del mundo y a la latinoamericana en particular, como por ejemplo en los golpes de Estado del Cono Sur en Argentina, Chile y Uruguay, que se tradujeron en un proceso migratorio. Hoy, en estas horas tan tristes, los países latinoamericanos le están devolviendo a Venezuela y a los venezolanos los gestos que este país tuvo para con ellos, como un espacio siempre abierto.

– ¿Las motivaciones para emigrar antes y ahora son, en el fondo, las mismas?

– Sí. Las dos razones por las cuales la gente se va del país son la inseguridad y la impunidad. Es muy grave cuando pierdes el más importante derecho de propiedad, que es sobre la vida misma. Lo cierto del caso es que nosotros tenemos tantos muertos como ha tenido la guerra de Siria en siete años: 400.000 muertos en la guerra de Siria, y en Venezuela en 17 años más de 350.000 homicidios, que se dice pronto cuando no hay una guerra declarada.

La tercera razón, que también se ha agravado, es el acelerado deterioro económico. Tenemos la inflación más grande del mundo: un profesor universitario hoy, equivalente a catedrático en España, que es mi caso, devenga un salario al cambio de 20 dólares (17 euros). Y a ello se suma la inmensa escasez de absolutamente todo.

– ¿En qué se basan los venezolanos a la hora de elegir el país de acogida?

– En la década de los 60 llegamos a tener un 15% de la población inmigrante en primera generación. Entonces, tienes nexos familiares que te permiten desandar el paso que dieron padres y abuelos. En las primeras oleadas de emigración tuvieron la ventaja de tener la doble nacionalidad.

La última migración, de estos dos años, es más bien por desesperanza, por salir corriendo a buscar en Colombia o Curazao los alimentos y medicinas para familiares. Es otro tipo de migración, que no tiene las mismas condiciones. Pero el hecho de que Unasur haya estado jugando con fronteras más abiertas, que permiten una mayor movilidad, ha hecho posible que hoy tengamos algo insólito, como más de 30.000 venezolanos en Argentina y otros 20.000 en Chile.

– El venezolano que ahora se marcha del país, ¿tiene en mente la idea de regresar algún día?

– Cuando hicimos el estudio preguntamos la disposición a retornar al país y la respuesta de los venezolanos fue: Si las condiciones por las que me fui persisten, ‘no voy a regresar’, en un 80% de los casos. Si las condiciones cambiasen, ese porcentaje va disminuyendo, pero ‘me tendrían que garantizar la seguridad’, que no se hace de un día para otro. Después se sumaría ‘desmontar toda la actividad que he desarrollado en el país de destino’, y que hace que resulte muy difícil el retorno a corto plazo.

– ¿Qué aportan los países de destino a los emigrantes venezolanos?

– Efectivamente no solo quien emigra aporta al país sus capacidades. Recibe del país de acogida muchísimas cosas. Por ejemplo, cuando llegas a España y ves todo lo que ha logrado en transporte público, la limpieza de las ciudades… La España de hoy no es la del año 80. Es una España que han construido los ciudadanos españoles y todos los emigrantes, de respeto, de desarrollo, con los errores que pueda haber. Eso lo recibe también el emigrante. Y en algunos casos el emigrante recibe muchísimo más, por ejemplo, la capacidad tecnológica del país al que emigra. Nuestra gente está estudiando hoy medicina con las nuevas tecnologías desarrolladas en Estados Unidos, país que le está ofreciendo unas condiciones de trabajo y de desarrollo tecnológico que permiten a la persona crecer.

– ¿También es beneficiosa la emigración para el país de origen?

– Claro. Venezuela está ganando hoy un inmenso capital humano. En Venezuela ha habido un deterioro acelerado. Hoy el 60% del parque industrial y el 40% del empresarial han desaparecido. Afortunadamente, los venezolanos que emigran pueden trabajar e investigar en el país receptor y cuando las cosas cambien, esas personas, sin necesidad de retornar a Venezuela, pueden contribuir al desarrollo del país con las nuevas redes sociales y empresariales construidas. Es decir, aprovechar esa red de venezolanos que están fuera para, junto a inversionistas, instituciones y universidades de los países de origen, participar en alianzas estratégicas en el desarrollo de Venezuela.

– Entonces, con esta oleada de emigración, ¿Venezuela gana de cara al futuro?

– Claro. En Venezuela, hoy siete de cada 10 venezolanos están entre la informalidad y el desempleo. No hay inversión ni desarrollo tecnológico. Las universidades están absolutamente asediadas y constreñidas escasamente a dar clase. Y cada vez que un profesor puede dictar fuera un curso en Ecuador, por ejemplo, formando a doctores, lo hace, y es impresionante el número de casos así.

Por eso, de cara al futuro, ese venezolano que está en EEUU tiene nuevas redes, puede participar en nuevos proyectos de investigación, conoce nueva gente que va a ser un tremendo aporte. Venezuela está ganando en know-how de manera impresionante. Eso le va a permitir, cuando las condiciones cambien, producir un salto cuántico en el desarrollo. El estudio de la Diáspora fue concebido precisamente como primera etapa de este proyecto, el de una plataforma para articular a esos más de dos millones de venezolanos que están fuera y a sus nuevas relaciones. Esas redes van a ser vitales para el desarrollo del país.

– De los más de dos millones de venezolanos que están fuera, ¿qué porcentaje son empresarios y dónde están ubicados?

– Son el 20% y sabemos que tienen inversiones en todo el mundo, en Nueva York, en Florida, en Madrid, en Barcelona… Quizás el país que tenga un poco más de porcentaje es Panamá, por ser un centro comercial muy importante de distribución.

– ¿Y en qué áreas ejercen como empresarios?

– En medios de comunicación, consultoría gerencial, informática, telecomunicaciones, en las ingenierías en general, en salud…

– “No existimos en las estadísticas nacionales”, ha afirmado en alguna ocasión. ¿Este punto es especialmente doloroso para los emigrantes venezolanos?

– Sí, porque la estadística es un bien público de la democracia y de la sociedad. Cuando se afecta o se niega el derecho a tener información sobre un fenómeno de esa magnitud, que representa hoy a más del 8% de la población, hay que ser descarado. El Estado venezolano posee la información de los movimientos migratorios en puertos y aeropuertos y también de quiénes son sus pensionados, a los que tiene que pagar y no les está pagando, por cierto [Más de 9.000 jubilados en España llevan 20 meses sin cobrar las pensiones de Venezuela].

Por eso, cuando el silencio es deliberado y consciente indigna más porque es una negación del hecho. Es querer decir que en Venezuela no hay un proceso migratorio cuando obviamente todo el mundo lo sabe.

– ¿Cuál debe ser el papel de los venezolanos en la diáspora?

– Ya se está ejerciendo en muchos terrenos, como en el envío de remesas y de medicinas. Otro elemento es la propia denuncia de la situación en Venezuela en el terreno político. También se está viendo en los medios de comunicación que han tejido redes entre comunicadores venezolanos y no venezolanos y en el desarrollo de liderazgos locales y regionales, que se están formando en Europa y EEUU. Este es el papel del emigrante venezolano en la reconstrucción de Venezuela.

 

En Venezuela la renta petrolera es negativa por Alexander Guerrero – La Patilla – 12 de Agosto 2017

AlexanderGuerrero980px.jpgConversamos con el economista Alexander Guerrero sobre la nota de los auditores externos de Pdvsa donde indican que en el año 2016, la petrolera estatal recibió 5.727 millones de dólares en subsidios del fisco por sus pérdidas en la venta de gasolina y diesel. Le preguntamos de dónde salen los recursos para subsidiar a Pdvsa

Guerrero fue directo a nuestra pregunta “el tema es bastante más complejo, pero de entrada les digo que esa subvención o subsidio lo paga el ciudadano por medio del impuesto inflacionario”

El economista precisó que “Según la lógica en el funcionamiento de la empresa del Estado, en ese caso, PDVSA, la renta que genera libre -de polvo y paja- es ingreso fiscal. Pero para que fluya al fisco según lo requiere el Art 12 de la Constitución, es necesario que PDVSA genere una renta “positiva”, sin embargo, las cosas no han sido así, desde 2012, independiente de su nivel de costos -los cuales han subido por convenios incumplidos por los convenios internacionales China, Petrocaribe, ALBA, etc., además de los costos de producción de petroleo y productos derivados del intenso proceso de desinversión, descapitalización en general, incremento del riesgo por impago, el ingreso de PDVSA por venta de petroleo y productos (al mercado local e internacional, neto) ha caído estrepitosamente generando un curioso fenómeno de renta petrolera negativa“.

Señala Guerrero que ese complejo sistema de costos e ingresos le impidió a PDVSA ejecutar su contribución fiscal, es decir, pagar impuestos y regalías, “no olvidemos que el pago de estos (impuestos y regalías) es un residual en la PDVSA de hoy, una empresa de carácter netamente fiscal”.

¿Pero cómo paga PDVSA sus regalías e impuestos al dueño de la renta petrolera, el Gobierno? Guerrero nos responde “Como su ingreso antes de pagar la contribución fiscal es negativo, el BCV no recibe pago de regalías e impuestos en dólares, los cuales serían posteriormente ofertados en el mercado cambiario, éste opera como prestamista de last resort y presta bolívares a PDVSA para que ésta pague al Tesoro impuestos y regalías”.

Guerrero explica que “EL BCV tiene cuatro años girando prestamos, o bien directo a PDVSA o by-paseando a PDVSA indirectamente al Tesoro los bolívares requeridos para pagar esa factura de impuestos y regalías. En otras palabras y como el ingreso petrolero -es o era el 65% del ingreso fiscal- al evaporarse la contribución fiscal -por las razones expuestas arriba- el last resort el BCV con sus préstamos a PDVSA monetiza totalmente el déficit fiscal generado por la caída de la renta petrolera fiscal. La hiperinflación generada por la monetización del déficit fiscal conocida como impuesto inflacionario, estaría siendo generada desde el ingreso bruto del venezolano, quien con la inflación cierra los balances de PDVSA con el Tesoro y el BCV”.

“En el marco de esta horrorosa realidad PDVSA registra una “subvención” -con lo cual neteó su endeudamiento con el BCV -via Tesoro- lo que en otras palabras significaría que el venezolano está financiando a la industria petrolera, sin recibir nada a cambio porque la empresas esta simplemente colapsada tanto industrial como financieramente” concluyó Alexander Guerrero

 

Rosaura Valentini: “Pedimos auxilio al Gobierno español porque la vida de Yon Goicoechea corre peligro” por Nuria López – El Mundo – 7 de Agosto 2017

unnamed-2.jpg
Miedo e incertidumbre son las sensaciones que se extienden entre los familiares de los centenares de presos políticos de Nicolás Maduro, especialmente tras la violenta detención la semana pasada de Antonio Ledezma y Leopoldo López, ambos de vuelta ya al arresto domiciliario.

Otra de esas esposas que reivindica la libertad de su marido es Rosaura Valentini, que padece el encarcelamiento de Yon Goicoechea (32 años).
Este abogado hispanovenezolano, miembro de Voluntad Popular y uno de los líderes estudiantiles de las protestas de 2007 contra Hugo Chávez, fue arrestado la mañana del 29 de agosto de 2016 -recién llegado a su país natal con su mujer y dos hijos tras pasar un tiempo en EEUU y España- en una autopista de Caracas, pasó 56 horas desaparecido y después se supo que estaba en El Helicoide. “Mi esposo va a cumplir ya un año preso en el Servicio Bolivariano de Inteligencia”, explicaba Valentini en una entrevista tras apoyar ante los medios a otra de las ‘Damas de Blanco’ venezolanas, Mitzy Capriles de Ledezma, que la semana pasada denunció el arresto de su marido, el alcalde mayor de Caracas, que tras pasar por Ramo Verde el viernes volvió a su casa.

“Está en una celda que no recibe luz solar en ningún momento de la semana. Sólo dos horas, pero hay que exigirlo porque si no le dejan encerrado todo el día”, añade la mujer de Goicoechea, que subraya la gravedad de las condiciones que atraviesan los presos en las cárceles, comparándolas con el caso del ciudadano americano que estuvo preso en Corea del Norte y que acabó falleciendo, Otto Warmbier.

“Yo no quisiera que mi esposo muriera por estar tras la rejas y estamos pidiendo auxilio al Gobierno español, porque la vida de mi esposo corre peligro actualmente”, destaca Valentini.

Una petición de ayuda que ha llegado hasta la Audiencia Nacional española, que estudiará si investiga a Venezuela por mantener preso en Caracas a Goicoechea. “No hemos podido ir a visitarle, no hemos podido saber cómo está mi esposo y por eso estoy aquí [en referencia a España], porque ya en Venezuela hemos agotado todas las instancias a nivel jurídico”, dice la mujer del miembro de Voluntad Popular, a pesar de que el octubre pasado obtuvo una orden de excarcelamiento. El llamamiento a la justicia de nuestro país se realiza en base a la nacionalidad española del opositor, que le fue otorgada por nuestro Ejecutivo por carta de naturaleza el pasado 23 de diciembre, puesto que sus abuelos son españoles. Valentini presentó una querella contra la Justicia y el Gobierno venezolanos por supuestos delitos de torturas y de la integridad moral.
“El caso de mi esposo se encuentra en este momento con un sobreseimiento. La Fiscalía ha cerrado el caso, no hay más investigación al no encontrarse ninguna evidencia, ningún delito en su contra. Mi esposo debe tener libertad plena”, reivindica Valentini. Una petición que también ha sido realizada por Naciones Unidas.

La mujer de Goicoechea reconoce el apoyo que le ha brindado España: “La embajada española en Caracas ha estado vigilante de la situación de mi esposo. El embajador ha ido a visitarle una vez”. Sin embargo, advierte de que el diplomático no pudo constatar la celda en la que se encuentra, ya que sólo pudo encontrarse con él en “una oficina que ellos utilizan para que el mundo exterior no pueda ver las condiciones en las que viven nuestros presos políticos en Venezuela.

A pesar de todo, Valentini recuerda que el opositor “es un demócrata que quiere recuperar la libertad, de él, de todos sus compañeros y de toda Venezuela”.
Una prioridad que el propio Goicoechea reclamó el pasado mes de mayo en una entrevista con EL MUNDO y también recientemente en un vídeo publicado en su cuenta de Twitter: “La crisis nos está hablando, nos está gritando a los políticos que no nos rindamos, que estemos junto al sufrimiento y la esperanza de la gente”. Unas fuerzas que se agotan mientras cada vez más opositores son encarcelados en las prisiones del Gobierno del ‘hijo de Chávez’.

El hijo del alcalde de Caracas revela un dato de Iglesias que hunde a Podemos por Raquel Tejero- OK Diario – 3 de Agosto 2017

 

20501_iglesias.jpg
Una entrevista al hijo de Antonio Ledezma, ahora en la cárcel, pone “patas arriba” a la formación morada hablando de sus finanzas y lanza un escalofriante aviso para nuestra democracia.
Lo cuenta este jueves la periodista Raquel Tejero en OK Diario que ha realizado una entrevista a Víctor, el hijo del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, de nuevo encarcelado por el régimen del terror de Nicolas Maduro.
Durante la charla con el hijo del opositor venezolano Víctor Ledezma, ha comentado la situación de su padre y la de su país, además de la relación de los líderes de Podemos con el régimen chavista. Así según cuenta el hijo de Ledezma, no “han sabido nada de su padre desde esa noche (la de la detención)”. Según las informaciones oficiales éste se encuentra encarcelado en la prisión de Ramo Verde.
Durante la entrevista habla de que la familia Ledezma sabía que vendrían a por él: “Mi padre publicó un vídeo y las alarmas ya estaban prendidas”. Y es que el alcalde difundió un mensaje en las redes sociales en el que llamaba a la unidad de la oposición para lograr la victoria frente a Nicolás Maduro. El vídeo no agradó al dictador que mandó detenerle unas horas más tarde.
Pero sin duda, el momento más interesante de la entrevista se ha producido cuando Víctor Ledezma ha relacionado lo que ocurre en Venezuela con un partido que ha conseguido una rápida implantación en España, Podemos, y en este sentido hace un llamamiento escalofriante a los españoles: “Cuiden su democracia”.
Y el hijo del político ahora encarcelado ha narrado la situación actual que vive su país: “Estamos enfrentándonos a un régimen cruel y macabro”, cuenta el citado medio que explica que la charla se produce a través de videoconferencia. “Aquí no hay medicinas ni alimentos, no estamos exagerando”, afirma sobre cómo se encuentra realmente Venezuela.
Pero la arremetida final contra Podemos ha sido absolutamente demoledora. Los miembros del partido de Pablo Iglesias vinculados con la dictadura de Hugo Chávez (el propio Iglesias o Juan Carlos Monedero han visitado asiduamente el país), son para Víctor Ledezma “unos personajes a los que no les importa opinar, solo les interesa su bolsillo”, sentencia. “Si tanto les gusta ¿Por qué no viven aquí?”, comenta. “Vienen aquí a cada rato. Cobran su cheque y se van”, sentencia.

Venezuela : «La pratique de la torture est une politique délibérée et concertée» por François-Xavier Gomez – Liberation – 30 de Julio 2017

1043276-000_r39t3.jpg
La juriste Tamara Sujú dénonce le traitement réservé aux prisonniers politiques et les pressions sur la justice.

Avocate pénaliste, Tamara Sujú se consacre à la défense des prisonniers politiques depuis une quinzaine d’années, à travers plusieurs organismes, dont le Forum pénal vénézuélien. Elle est depuis 2014 exilée en République tchèque, où elle est directrice exécutive au Centre d’études pour l’Amérique latine (Casla), fondé par Václav Havel.

Dans quelles conditions avez-vous quitté votre pays ?
Le gouvernement m’accusait de conspirer contre la patrie à cause de mes dénonciations du Venezuela auprès de la Commission interaméricaine des droits de l’homme. En 2005, dans son émission télévisée, Hugo Chávez m’a publiquement mise en cause en montrant ma photo. J’ai été poursuivie pour deux délits de trahison et trois de conspiration. On n’a cessé de criminaliser mon travail, comme celui de tous les défenseurs de prisonniers politiques victimes de tortures. En 2014, les accusations se faisant plus précises, j’ai été accueillie par le Casla à Prague.

En quoi consiste la plainte que vous avez déposée à la Cour pénale internationale de La Haye ?
Elle concerne la pratique systématique de la torture contre les opposants emprisonnés. A travers 120 témoignages, dont une cinquantaine proviennent de personnes toujours derrière les barreaux, nous montrons que les mêmes tortures se retrouvent d’un bout à l’autre du pays, et qu’il s’agit bien d’une politique délibérée et concertée.

Y a-t-il un cas emblématique ?
Vasco Da Cruz est un politologue qui a très vite dénoncé le projet antidémocratique de Hugo Chávez. Il a été arrêté et brutalisé en 2004-2005, puis à nouveau en 2014. Cet homme grand et corpulent a été jeté dans une fosse bétonnée de deux mètres sur deux, couverte d’un grillage, où il ne pouvait pas se tenir debout. Un trou faisait office de toilettes, avec un mince filet d’eau ouvert 10 minutes par jour. Il devait couvrir le trou avec son tee-shirt pour empêcher la vermine et les cafards de remonter. Il a subi ça pendant un an avant d’être transféré. Il est toujours en prison, non jugé.

Comment les tribunaux jugent-ils ces prisonniers ?
L’institution judiciaire est aux ordres du régime. A 70 %, les juges n’ont pas d’affectation, ils sont dirigés vers un tribunal ou un autre, et traités en fonction de leurs décisions.

Certains ont-ils fait preuve d’indépendance ?
La juge María Lourdes Afiuni s’y est risquée et l’a payé très cher. En 2009, elle a ordonné la libération de l’homme d’affaires Eligio Cedeño en application de la loi, car il avait passé plus de deux ans en préventive. Peu après, elle a été enfermée dans la prison pour femmes de Los Teques, en compagnie de détenues qu’elle avait condamnées. Ces femmes, mais aussi les gardiens, l’ont martyrisée et violée. Hugo Chávez a voulu faire un exemple avec elle, pour montrer aux juges ce qu’il advient quand on ne se montre pas docile. En direct à la télévision, il a donné ses ordres à la justice : «Cette juge, vous me la condamnez à 30 ans, non, c’est pas assez, 35 ans.» Ubuesque puisque la peine maximale est de 30 ans. María Lourdes Afiuni a obtenu la liberté conditionnelle après trois ans et demi de prison. Elle n’est toujours pas jugée.

Comment travaillent les ONG de défense de ces prisonniers ?
Avec des moyens très limités. Aucune ONG n’est autorisée si ses statuts mentionnent les mots «démocratie» ou «droits humains». Il leur est interdit de recevoir des subventions. Le gouvernement les accuse de percevoir de l’argent de la CIA, mais la vérité est qu’elles ne peuvent compter que sur les apports de leurs membres. Et, les avocats défendent les prisonniers politiques à titre bénévole.

Parvenez-vous à sensibiliser les Etats étrangers sur ces thèmes ?
Hélas, les condamnations restent de pure forme. Que faut-il au monde pour qu’il prenne conscience de la tragédie au Venezuela ? L’heure n’est plus à la diplomatie mais à l’action.

Une ingérence étrangère est mal perçue par beaucoup de Vénézuéliens, qui souhaitent une négociation sans intervention extérieure…
Se réfugier derrière le principe de non-intervention est une lâcheté. On meurt tous les jours au Venezuela, de la répression policière, de malnutrition, du manque de traitements médicaux… Et vous me parlez d’ingérence ? A partir de combien de morts la communauté internationale se réveillera-t-elle ? A quoi sert la Commission des droits de l’homme de l’ONU ? Face à une dictature militariste et narco-criminelle, nous ne pouvons pas nous défendre en lançant des pierres.

 

“Amanecemos en dictadura”- Entrevista a José Virtuoso S.J. – El Tiempo – 31 de Julio 2017

597ea9295cf1d.jpegEl rector de la Universidad Católica Andrés Bello, el padre jesuita José Virtuoso, es una de las voces más respetadas en la opinión pública venezolana. Asegura que la jornada de este domingo abrió el capítulo de la dictadura en Venezuela, por lo que insta a la región a cerrar filas para ayudar a recuperar la institucionalidad en Venezuela.

¿Cómo evalúa la jornada? El Gobierno asegura que la votación ha sido masiva y en paz.

Hoy pasará como el día más triste de la historia política de este país al menos en los últimos 50 años. Se ha consumado un golpe contra la democracia a pesar de que la mayoría de la población le ha pedido, le ha exigido al Gobierno que detenga esta acción. Las elecciones de hoy (domingo) forman parte de un fraude a la Constitución y a la soberanía popular, son una imposición brutal de un pequeño grupo que es el que dirige el Gobierno, que cuenta con un respaldo que no va más allá del 20 por ciento, contra el 80 por ciento de la población. Esta mayoría ha intentado por toda vía pacífica, de la manifestación, por la vía de la opinión pública, por la vía de las encuestas, ha exigido que se suspenda el acto. La mediación internacional tampoco ha servido y el Gobierno se ha empeñado en llevar adelante esa propuesta.

¿Cuáles van a ser los resultados?

Son los que se han visto este domingo: una presencia en los centros electorales muy menguada por más que se quieran inflar los números. Las imágenes, por más que las quieran restringir, van dejando en evidencia que la participación es una gran mentira y una gran estafa. Los centros electorales fueron cubiertos fundamentalmente con gente llevada a los centros bajo amedrentamiento y la presión, en medio también de una gran represión. Todos los actos de protestas que se tenían planificados para hoy han sido sofocados bajo la represión brutal de la Guardia Nacional y los cuerpos de seguridad.

Amanecemos en dictadura (…) con una población mayoritariamente más enfrentada contra el Gobierno, una gran mayoría de la población dispuesta a seguir luchando

¿Cómo amanece Venezuela con esta constituyente?

Amanecemos en dictadura. Amanecemos con una población mayoritariamente más enfrentada contra el Gobierno, una gran mayoría de la población dispuesta a seguir luchando y un grupo en el poder que se va a creer que tiene más control político cuando no es así. Un grupo en el poder con la ilusión de que ha logrado vencer cuando en realidad ha quedado al descubierto. Vamos a tener una Venezuela más confrontada, en un escenario de violencia, en un juego político caotizado, con instituciones que van a gozar de muy poca credibilidad y una Presidencia de la República muy cuestionada.

¿Habrá cohabitación de poderes? Voceros del Gobierno dicen que sí.

No, creo que ese escenario no está planteado. Es decir, coexistirán en el sentido que pareciera que inicialmente la Asamblea Nacional podrá seguir existiendo, pero nominalmente no va a ser reconocida, aunque no era reconocida, ahora lo será menos. El gran problema de la constituyente que se instalará tras esta elección es que no solo quieren hacer una nueva Constitución sino legislar, gobernar y asumir todas las instituciones del Estado. Por eso digo que vamos a tener un caos, una Constitución que se pretende cambiar contra la mayoría de la gente, una Presidencia menguada en sus capacidades.

¿Cómo queda la gobernabilidad?

Muy mal, eso es el gran problema. Vamos a tener el intento por gobernar el país desde la constituyente, pero que no goza de ningún tipo de reconocimiento. Realmente va a emitir actos de gobierno que no van a ser acatados.

En menos de 24 horas han sido asesinadas 9 personas en protestas contra la constituyente y el Gobierno. ¿Qué mensaje recibe la comunidad internacional?

Esto es una muestra realmente lamentable de lo que venimos diciendo. En la medida en que esta situación se mantenga vamos a tener una violencia ‘in crescendo’ y por eso es tan importante que los países de la región traten de encarar al Gobierno con decisión. Debe plantarse la región contra esta represión y este Gobierno autoritario. ¿Cómo es posible que aún no tengamos la posibilidad de constituir una mayoría, por ejemplo en la OEA, para hacer un planteamiento más duro y enfático sobre la situación que atraviesa Venezuela?

 

Zoé Valdés: “Las garras de los Castro hicieron añicos a Venezuela” por Luis Leonel León – Diario de las Americas – 25 de Julio 2017

La intelectual cubana exiliada en Paris, advierte que la expansión ideológica del régimen de La Habana continúa siendo un peligro

0001102381.jpg

Zoé Valdés es una de las escritoras cubanas más leídas y una de las voces más críticas del castrismo. La nada cotidiana, La ficción Fidel, Te di la vida entera, La hija del embajador, Milagro en Miami, son algunos de los títulos que ha escrito y que diseccionan las penas y anhelos de una nación tan vilipendiada por el régimen cubano, como tan incomprendida. En sus libros, donde la poesía y la crudeza van de la mano, Valdés hace posible encontrar las verdades de su isla.

Valdés nació en La Habana en 1959, el mismo año en que Fidel Castro irrumpió en el poder. Reside en París desde hace más de dos décadas. Viajará esta semana a Miami para ofrecer una charla sobre la actualidad sociopolítica de Cuba y Venezuela. Realidades que condena desde su activismo cívico y sobre las que conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS.

¿Cuándo comenzaron a romperse las libertades y la democracia en Venezuela?

Se hicieron añicos desde el día en que los Castro pusieron sus garras encima de su historia y su realidad social y política, o sea, desde que consiguieron colocar a Hugo Chávez en el poder. Ahí se inició la destrucción del país y sus ciudadanos.

Al llegar Chávez al poder usted ya había vivido una dictadura. ¿Vislumbró lo que se avecinaba?

Desde el principio lo vi y lo dije a muchos amigos venezolanos que hoy son antichavistas y antimaduristas, pero que en aquella época veían por los ojos de Chávez y no quisieron oír. No los culpo, nadie escarmienta por cabeza ajena. Pero pudieron haber observado. Sobre todo porque al menos el soso de Castro tenía las armas seductoras para engañar, pero Chávez no tenía nada de agraciado, hablaba como un patán, decía tantas estupideces y barbaridades como cualquier energúmeno. No tantas como las que suelta Maduro, que con este ya se rompió el molde, pero casi empatados andan en su generosa y ostentosa mediocridad.

Cubanos que vivieron en Venezuela alertaron de los peligros del chavismo, la respuesta común era “a nosotros no nos va a pasar lo mismo, no somos Cuba”.

Y no sólo les dijimos a los venezolanos. Yo hablé incluso con cubanos que vivían en Venezuela y me respondieron lo mismo en los primeros años del chavismo: “Venezuela no es Cuba y Chávez no es Castro”. Y ahí tienen. Los pueblos son tozudos, se equivocan, sobre todo cuando les ponen en bandeja de plata una sarta de palabrería hueca que les aviva el sentimentalismo ideológico, y los duermen con “las grandes ideas marxistas y socialistas” de la salud, la educación, el bienestar de un pueblo sin hacer nada, y toda esa paparruchada que les encanta a los pueblos niños, esos que no han crecido, que no saben que en las sociedades hay deberes y derechos, pero primero los deberes.

¿Por qué Venezuela es una dictadura castrista?

Porque allí mandan los Castro. Raúl Castro desde la isla y Ramiro Valdés sobre el terreno. Y hay una enorme cantidad de entrenadores militares y soldados cubanos que operan allí. Venezuela es la prueba más fehaciente de la horrenda injerencia que han mantenido los Castro en varias zonas del planeta, sin que nadie proteste por ello ni se les acuse por semejante desproporción. A los primeros que hay que sacar del poder es a los castristas, a toda la familia Castro que ha inoculado el mal en tantos países del área: Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Argentina en la época desastrosa de los Kirchner, y por ahí seguirán. La próxima en caer será Colombia con el soldadito castrista Santos, que le ha proporcionado las facilidades al castrismo mediante la narcoguerrilla.

Que Cuba fuera satélite del imperio soviético muchos lo comprenden. Pero que un país rico como Venezuela sea satélite de una isla subdesarrollada, pocos lo entienden. ¿Por qué suceden estos fenómenos?

Es la pregunta clave que todos debemos hacernos. Y estamos obligados a encontrar la respuesta. Yo tengo la mía: Cuba con sus aliados mundiales es hoy una potencia ideológica. La ideología castrocomunista con su variante islamista ha triunfado en el planeta y seguirá triunfando si no le ponen freno. Recuerda la enorme popularidad del Che Guevara en Siria, Sudán, Yemen, países islamistas de izquierda en su gran mayoría. Cuba supo ir por encima a los soviéticos en materia de expansión, a golpe de simpatía machista-leninista. A todas partes enviaron sus seductores y apuestos agentes que vendían su producto de marketing llamado “revolución socialista”, apoyándose en la maravillosa imagen del país tropical, de palmas, maracas y Sol, de aquellos jóvenes barbudos “eroticones”. En esa trampa cayeron y caen muchos, y los venezolanos no iban a ser menos.

¿Qué semejanzas y diferencias existen entre los mecanismos dictatoriales utilizados en Cuba y Venezuela?

Semejanzas, todas. Matar, matar, matar a todo aquel que disienta es la consigna. Matar con toda impunidad. Después encarcelar, torturar, desaparecer, exilar. Diferencias: la soledad de Cuba no tiene parangón. Incluso hoy muchos venezolanos no reconocen que la verdadera culpable es la Cuba castrista, y hasta ningunean y disminuyen el sufrimiento y lucha de los cubanos. Cuba ha estado y está sola. Los venezolanos hoy cuentan con las herramientas de Internet y las redes sociales que Cuba no tuvo en su época de mayor enfrentamiento al castrismo. Cuba hoy tampoco cuenta con esos medios, y aunque algunos pocos los tienen, el pueblo cubano está robotizado y paralizado mentalmente, acobardado y oportunista en su mayoría. Cuba llegó a un nivel de bajeza que ni siquiera saben qué significa ser libre y no pueden aspirar a lo que no conocen. Si Venezuela sigue por ese camino, alcanzarán ese estado de los cubanos tan “envidiado” por el resto del mundo, desde lejos, siempre desde lejos, nunca in situ.

¿Concuerda con quienes opinan que si el régimen venezolano cae, Cuba no tardará en caer?

Venezuela sólo caerá cuando caiga Cuba. Primero hay que tumbar al castrismo, a toda esa familia horrorosa y a sus esbirros. Entonces el régimen venezolano caerá. Los que están reprimiendo en Venezuela son cubanos castrocomunistas o han sido entrenados por ellos. Hay que acabar con el régimen castrista primero. Y no sólo salvaremos a Venezuela, salvaremos al mundo.

¿Qué deberían hacer los venezolanos para derrocar al régimen?

Pedir ahora mismo que Estados Unidos intervenga militarmente tal como hicieron en Panamá bajo Noriega y en Granada en su momento. No veo otra solución.

¿Y los cubanos?

También debemos pedir la intervención militar, cibleada, o sea, con dianas enfocadas en las zonas donde se reúne el poder supremo. Arrancar el mal de raíz sin daños colaterales. Ya eso es posible. De lo contrario esta majomía se extenderá ad aeternum y arrasarán con el mundo. Ya empezaron con buena parte, Estados Unidos incluido. Su invasión es calculada y lenta, pero muy eficaz. Lo estamos viviendo, inermes y espantados.

 

Tamara Sujú desde Madrid: 80% de los detenidos han sufrido torturas sexuales por Lorena Arraiz Rodríguez – Revista Zeta – 28 de Julio 2017

9303596-2-600x460.jpgAhora dirige el Centro de Estudios para América Latina (CASLA) en la República Checa, donde solicitó asilo político en 2014, pero la trayectoria de la abogada penalista Tamara Sujú Roa es harto conocida dentro y fuera de nuestras fronteras por su empeño incansable en la defensa de los Derechos Humanos en Venezuela.

Cifras van y vienen cuando se habla de los presos políticos, los exiliados, los perseguidos, los detenidos, los heridos, los torturados y los muertos. Tamara las tiene todas. Y las tiene muy actualizadas. Pero para ella no son números, son seres humanos, venezolanos, con nombre, apellido, familia, amigos… si le das un nombre al azar, ella te cuenta su historia. Eso hizo con el equipo de la Revista Zeta en España el pasado miércoles, cuando nos reunimos en Madrid y ella pasó a contar (con números y con nombres) la más dolorosa historia reciente de nuestro país, de la que se ha hecho eco en cualquier rincón del mundo que visita, la misma que consignó ante la Corte Penal Internacional, en La Haya, en junio pasado. Y en enero de 2017. Y en mayo de 2016. Y en tantas otras ocasiones.

“Tenemos 300 denuncias de torturas en 3 meses, casi 5.000 detenidos y cerca de 400 personas presentadas en tribunales militares”

“En ese informe que presenté recientemente, hay 120 denuncias de personas torturadas entre el 01 de abril y el 12 de junio de este año, pero desde el 13 de junio hasta el 21 de julio, he recibido 130 denuncias más. Entonces, estamos hablando de cerca de 300 denuncias de torturas en tres meses”, explicó, luego de lanzar otras cifras terribles: “A raíz de las manifestaciones que comenzaron en abril, las últimas cifras de detenciones que se manejan es que hay más de 4.800, es decir, hablamos de casi 5000 personas detenidas, que es más o menos el mismo número de detenciones que hubo en 2014, pero aquello fue en 6 meses y esto ha sido en 3 meses. De esas detenciones arbitrarias hay cerca de 400 personas presentadas en tribunales militares, que es gravísimo, porque viola los Derechos Humanos, porque si tú eres un civil, tienes que ser juzgado por un tribunal civil. Además, están siendo juzgados por delitos militares, que a los civiles no les corresponden. Y entre los presentados hay estudiantes, mujeres, hombres, menores de edad, personas con discapacidad, en definitiva, no hay límites”.

“El 80% de los casos que yo he denunciado los últimos tres meses, incluyen torturas sexuales”

“En esa denuncia por torturas que yo estoy presentando en la Corte Penal Internacional, estoy tratando de demostrar que son sistemáticas porque si no, no entran en el Estatuto de Roma y son sistemáticas porque tenemos 12 años con denuncias de torturas, no es de ahora, viene de Chávez, pero lo que está sucediendo ahora es que son masivas, que no distinguen de sexo, edad, condición física o condición social de las personas: hay denuncias de niños y niñas torturados, de 14, 15, 16 años; hay denuncias de personas torturadas que tienen síndrome de down, sordomudos, personas con discapacidad física que a los torturadores no les importan; son sistemáticas porque los métodos aplicados están presentes en cada tortura, por ejemplo, el uso del gas lacrimógeno a las personas que están torturando, usan el gas para asfixiarlos, para echarles el polvo en los ojos, para hacérselos respirar por la nariz; son sistemáticas porque los golpes que están recibiendo las personas torturadas son en el cráneo, en las costillas, en el abdomen; son sistemáticas también las torturas sexuales, que son escandalosas: el 80% de los casos que yo he denunciado los últimos tres meses, incluyen torturas sexuales que van desde el desnudamiento, intento de violación, actos lascivos hasta la violación. Se han incrementado los casos de violación los últimos 20 días. Y además de eso, la saña y el morbo con el que son torturadas estas personas, porque no solo es para causarles daño, sino para demostrar quién es el más malo, quién tiene el poder. Pero la justicia va a llegar y que la Comunidad Internacional se haya dado cuenta de que en Venezuela hay una dictadura, de que no hay ninguna democracia, que tenemos una persona que está en el poder que es un tirano que está dispuesto a matar a nuestros muchachos en la calle con tiros en la cabeza, que tenemos más de 16.000 heridos, que no se habla de ellos: personas que han quedado incapacitadas, personas que han perdido la vista, la audición, la operatividad de un brazo, de una pierna, la movilidad, que han quedado incapacitadas, deformadas, de eso no se habla; las más de 100 personas que han sido asesinadas, las personas detenidas, lo que están sufriendo los presos políticos. Ellos en algún momento van a tener justicia, justicia en Venezuela y justicia fuera de nuestras fronteras”, afirmó esperanzada una de las personas que ha escuchado más testimonios desgarradores de los venezolanos que disienten de este régimen.

El papel de la Comunidad Internacional

El gobierno de Estados Unidos, la Comunidad Europea, la Organización de Estados Americanos, la Organización de las Naciones Unidas y los gobiernos democráticos del mundo, se han pronunciado de diferentes formas y en distintas oportunidades para denunciar la dictadura en Venezuela. Dada su labor como “embajadora” de los DDHH por el mundo, y en especial en la defensa de los DDHH en Venezuela, hemos querido saber la opinión de Tamara Sujú sobre la solidaridad recibida por parte de la Comunidad Internacional y su papel en este difícil momento que enfrenta el país.

“Los funcionarios venezolanos creen que no les va a llegar la justicia y la justicia les va a llegar”

La abogada insiste en que el papel de los organismos internacionales y de los gobiernos democráticos es fundamental: “Yo creo que la presión internacional que ha habido el año pasado con la activación de la Carta Democrática Interamericana en la OEA; y este año por todos los sucesos con los países latinoamericanos que se han sumado y con los países europeos también, como España, Alemania, Francia; la presión internacional cuando estamos a días de la Asamblea Nacional Constituyente; la amenaza de las sanciones económicas y personales a funcionarios venezolanos; lo que dijo la alta representante de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, sobre la posibilidad de que se le puedan aplicar las mismas sanciones que va a aplicar EEUU a los funcionarios venezolanos, yo creo que eso hace presión para que en Venezuela se den cuenta de que sí los pueden tocar, porque el problema es que los funcionarios venezolanos creen que no les va a llegar la justicia y la justicia les va a llegar”.

Ante la duda de hasta dónde las sanciones a los funcionarios venezolanos pueden llegar a afectarlos y a debilitarlos en su lucha macabra por permanecer en el poder, Sujú es enfática: “La amenaza del gobierno de Estados Unidos de las sanciones petroleras son fundamentales, porque es el dinero que le entra al régimen y es un dinero que los venezolanos no estamos viendo porque hay hambre, no hay medicinas, la gente se está muriendo por falta de medicamentos y por desnutrición, pero ellos sí tienen bombas lacrimógenas, ellos sí tienen balas para dispararnos. Entonces, el dinero está siendo usado para reprimir al pueblo venezolano, no para alimentarlo, ni para darle salud. Entonces, las denuncias en la Comisión Interamericana, las denuncias en la relatoría de las Naciones Unidas, el grupo de detenciones arbitrarias de la ONU, los defensores de derechos humanos, de la libertad de expresión, todos tienen sus ojos puestos en lo que está sucediendo en Venezuela”.

Mucho se ha hablado, últimamente, de conceptos que pueden resultar, en ocasiones, vacuos o sobre los cuales la gente ya no tiene ningún tipo de confianza: Diálogo, negociación, acuerdos, transición, son algunos de ellos. Sobre este último, Sujú hizo un inciso en la conversación.

“Hay una cosa que se llama Justicia Transicional (…) eso tiene que venir en Venezuela”

“Permíteme decir una cosa: cuando se habla de transiciones, sobre todo en algo como lo que estamos viviendo que es el paso de una dictadura a una democracia, hay una cosa que se llama Justicia Transicional, que comprende una Comisión de la verdad, una amnistía, el perdón, el estudio de lo que ocurrió y el resarcimiento de la víctima. Eso tiene que venir en Venezuela”, ha dicho con una seguridad abrumadora.

¿Y “La Calle”?

Luego de más de 100 asesinatos en las protestas de los últimos tres meses en Venezuela, cuesta mucho pensar que la llamada “calle” se va a enfriar de la nada, que la gente, los muchachos, los “escuderos” van a quedarse en casa obedeciendo a nadie que se los pida. Más de 100 madres sin hijos, más de 100 hijos sin padres, más de 100 familias destrozadas, más de 100 amigos sin amigos, más de 100 heridas en la Patria… en tan solo 3 meses. Y solo por hablar de los muertos. Ante esta tragedia nacional, le hemos preguntado a Tamara Sujú, conocedora como es de las consecuencias de esa “Resistencia”, cómo ve “La Calle” en los próximos días previos y posteriores a la Asamblea Nacional Constituyente del domingo que viene.

“Yo creo que la calle, en este momento, es espontánea. Creo que la indignación del venezolano ha sobrepasado cualquier límite del lado de la oposición y del lado del gobierno. Esa juventud que está hoy organizada -porque han formado células de defensa- creo que han aprendido que están perdiendo un país, porque quienes están perdiendo el país donde tienen que desarrollarse y crecer y ser alguien, es la juventud que está luchando en nuestras calles. Están defendiendo un país, su futuro y el sistema democrático de libertades. Pero lo más importante es cómo llegó esa juventud ahí, porque la mayoría de esos jóvenes que están en la calle no conoció otro gobierno, porque cuando llegó Chávez ellos estaban muy pequeños o no habían nacido, entonces ha sido formación de sus hogares, formación de las escuelas, ha sido la formación democrática que tenemos los venezolanos y si hay algo que admirar es la formación democrática del pueblo venezolano, que no se cala una dictadura, que no se cala esto que nos están tratando de imponer, sobre todo el domingo, con la instalación de esta Asamblea Constituyente absolutamente ilegal, con normas inconstitucionales”, ha explicado.

Entonces, ¿cómo lo ves? “Es el pueblo en resistencia contra un régimen, por encima de los partidos políticos y por encima de lo que hubiera querido el gobierno de cómo controlar la calle. Yo creo que lo único que puede llevar para bien ese movimiento, es que se de lo que se está pidiendo: elecciones nacionales, que Maduro salga del poder, que regrese el Estado de Derecho al país, que haya un canal humanitario urgente para los venezolanos, que se reconozcan los diputados de la Asamblea Nacional e instituciones independientes. Eso es lo que estamos pidiendo los venezolanos, que no es otra cosa que los principios básicos de la democracia. Cuando los gobiernos amigos de Venezuela dicen que lo que lo que está pasando en Venezuela es la oposición pidiendo un golpe y que además se oponen a que países democráticos nos ayuden, o cuando se reúne el Consejo permanente de la Organización de Estados Americanos, que todos sabemos quiénes son, yo creo que ellos deberían revisar esos convenios internacionales que han firmado e ir repasando punto a punto qué es lo que ellos dicen que queda de democracia en Venezuela, porque ni libertad de expresión, ni garantías constitucionales, ni ninguno de los puntos que están en la Carta Democrática Interamericana se respetan en Venezuela, entonces ¿hasta cuándo la complicidad de estos países va a negar la asistencia que todos los venezolanos estamos pidiendo?”, exhortó.

Finalmente, antes de despedirnos, hemos querido aprovechar la esperanza de esta venezolana que ha recorrido el mundo luchando por los Derechos Humanos que son violados constantemente en el país, para pedirle un mensaje a los venezolanos y este ha sido el resultado:

“Mi mensaje es lo orgullosa que me siento de mi gente, de la valentía con la que durante tanto tiempo ha luchado por su Libertad. El mensaje a la gente que está en este momento en Venezuela, a los que han perdido a sus hijos, a los que han perdido familia, amigos, a los que han sufrido, a los que han sido encarcelados, maltratados, mi mensaje es que Venezuela va a salir de esto, que vamos a ver la Venezuela que todos queremos, por la que todos luchamos y en la que cabemos todos, y que vale la pena luchar por nuestro país porque como nuestro país no hay otro en el mundo. Los venezolanos que vivimos fuera, que estamos exiliados por motivos políticos, los que están exiliados porque han buscado seguridad para su familia, se han dado cuenta de que como nuestro país no hay otro en el mundo y por eso hay que luchar por Venezuela y cuando regrese el estado de derecho a nuestro país, mantener ese estado de derecho porque nos ha costado sangre, sudor y lágrimas, así que, Venezuela, mucha fuerza, porque sí vamos a poder rescatar nuestra democracia”.

 

“El chavismo nos llama terroristas” por Carlos Navarro Ahicart – La Razon – 25 de Julio 2017

Navarro: “Una vez que la dictadura caiga, se debe instalar un Gobierno de transición, que tiene como objetivo principal, poner orden en el país y tomar medidas de estabilización social y económica”

image_content_6909731_20170725003033.jpg

Bittar: “Ellos nos dicen terroristas cuando en realidad son ellos los que tienen a las FARC, al ELN (Colombia), a Hezbolá, al narcotráfico e incluso vínculos con ETA”

Más de cien días de protestas y al menos un centenar de jóvenes asesinados por el régimen de Nicolás Maduro son los datos clave de la escalada de manifestaciones en contra de la dictadura chavista instalada en Venezuela desde 1999, que hasta ahora había sido enfrentada de manera tímida por la dirigencia opositora de los partidos políticos que conforman la MUD.

Hoy tenemos la oportunidad de entrevistar a Roderick Navarro y a Eduardo Bittar, cabezas del movimiento Rumbo Libertad en Venezuela, una agrupación de jóvenes libertarios que ha llamado a la ciudadanía a salir a las calles contra el régimen de Maduro y propone un modelo de país distinto al socialismo actual para evitar la institucionalización del comunismo en Venezuela.

-Buenos días, señor Navarro. ¿Cuál es la postura de Rumbo Libertad frente a la Asamblea Constituyente propuesta por Nicolás Maduro?

La Asamblea Constituyente no viene a solucionar los problemas de los venezolanos, más bien los profundiza y busca legalizar el comunismo en el país. Nosotros nos oponemos a esta propuesta del régimen que utilizan para intentar perpetuarse en el poder y para ello hemos sido claros en la necesidad de evitar que se realice esta elección, convocando a los ciudadanos a que impidan la instalación del “Plan República” y los ciudadanos realicen tomas cívicas de los centros de votación por medio de la presión de calle.

-Entonces, si el gobierno suspende la Constituyente, ¿lo considerarían como un triunfo de la Resistencia?

Por supuesto. Pero debe quedar claro que esta no es la finalidad de nuestra lucha, sino más bien una victoria importante que nos va a servir para lograr el objetivo final, que es la caída definitiva de la narco-dictadura.

-Ustedes plantean salir del Gobierno por la fuerza. Pero, después de eso, ¿qué viene?

Una vez que la dictadura caiga, se debe instalar un Gobierno de transición, que tiene como objetivo principal, poner orden en el país y tomar medidas de estabilización social y económica.

-¿Tienen algún nombre propuesto para integrar esa Junta de Gobierno?

Sí. Existen personas valiosas que están dispuestas y preparadas a asumir la responsabilidad de conducir el gobierno de transición, pero por razones de seguridad daremos a conocer sus nombres en el momento que caiga la dictadura.

-Señor Bittar, ¿cuántos venezolanos están luchando en las calles bajo la bandera de la Resistencia?

La Resistencia está desplegada en más del 70% del territorio nacional. Esto nos ha dado una ventaja importante al enfrentar a la dictadura con sus cuerpos de represión. En cada estado del país, hemos visto como han salido los sectores que tradicionalmente eran de oposición, pero también aquellos que antes apoyaron al chavismo.

-A pesar de las bajas y encarcelamientos de manifestantes, ¿piensan seguir en las calles, teniendo en cuenta el coste político de esto?

Vamos a luchar cueste lo que cueste hasta ser libres. No hay nada ni nadie que pueda convencernos de lo contrario.

-El Gobierno los acusa de ser terroristas y financiados por Estados Unidos. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación de los socialistas?

Ellos nos dicen terroristas cuando en realidad son ellos los que tienen a las FARC, al ELN (Colombia), a Hezbolá, al narcotráfico e incluso vínculos con ETA. Por eso ellos no tienen ningún tipo de moral para decirnos nada. A nosotros nos financian los venezolanos, que son los principales interesados en la libertad de Venezuela.

-¿Esperan ustedes una intervención de la comunidad internacional para poner fin a las tensiones entre el gobierno y la Resistencia?

Una intervención en sentido político donde se condene la permanencia en el poder de la dictadura, los procesos de diálogo que apunten a la estabilidad de los comunistas y donde se apliquen sanciones económicas temporales pero contundentes hacia la dictadura y además queremos que en un proceso de transición legitimen al gobierno que proponga la resistencia.

-Si se planteara una salida negociada del gobierno con ayuda extranjera, ¿aceptarían que quienes hoy gobiernan fueran absueltos de los delitos y crímenes cometidos?

No. Por eso no estamos de acuerdo con la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero y la gestión que lleva adelante la Internacional Socialista en Venezuela con sus miembros en Venezuela (Voluntad Popular, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo). Los libertarios nunca perdonamos a los criminales porque creemos en el valor de la justicia sin medias tintas, a diferencia de los socialistas, que creen en la justicia por porcentajes.

-Señor Navarro, señor Bittar. Muchas gracias por su tiempo y toda la suerte y el apoyo del mundo en su lucha por la libertad en Venezuela.

Gracias a usted y al periódico La Razón por su colaboración y por permitirnos dar a conocer nuestro movimiento al mundo.

 

A %d blogueros les gusta esto: