elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos en la Categoría: Entrevista

Habla Henry López Sisco: “El clamor de policías y militares en Venezuela es cambio radical” por Casto Ocando – Primer Informe – 7 de Abril 2020

“Me llaman diariamente, recibo alrededor de 150 llamadas de policías, de militares, de diferentes cuerpos policiales, así está la lealtad de ellos”.

Para algunos, Henry López Sisco es una figura legendaria. Para otros, como los izquierdistas venezolanos, es una figura “del mal”. Incluso hoy, más de una década después de salir de Venezuela, su sola mención genera temor y temblor entre algunos jerarcas del régimen venezolano, particularmente Diosdado Cabello, según varios de sus ex guardaespaldas que son ahora testigos protegidos en Estados Unidos.

Hablando con Primer Informe desde un lugar no identificado de la frontera con Venezuela, el polémico comisario de la extinta Disip, el antecesor del actual Servicio Bolivariano de Inteligencia, habla de la información de inteligencia que ha logrado reunir sobre el régimen de Nicolás Maduro, gracias a los contactos y a los agentes en cuerpos policiales y de inteligencia, e incluso militares, que aún le reportan con regularidad.

López Sisco, que salió de Venezuela en 2006 y se estableció en Costa Rica, se mueve con frecuencia por la región con una sola obsesión: la liberación de Venezuela de los grupos criminales que “actúan con absoluta impunidad”.

Piensa que las amenazas de desatar la “furia bolivariana” si se produce una intervención norteamericana en Venezuela son puros alardeos de Maduro y Diosdado. “Tú crees que si estás capturado te da tiempo de eso? Siempre que hay captura no hay tiempo de nada”.

Esta es nuestra conversación con López Sisco.

¿Cómo ves la capacidad defensiva que tiene el régimen en este momento?

Ninguna. El régimen no tiene capacidad defensiva en este momento.

Pero tiene colectivos, tiene lo que ellos llaman milicias…

Sí, pero eso de los colectivos es pura pantalla, eso es como los carajitos tirapiedras del cerro, que tienen armas y todo, pero con una buena capacidad militar o policial se acaban, olvídate, se acaban. Yo no creo en colectivos, colectivo es igual a delincuente, olvídate de esa cosa y con un poquito de poder que les da el gobierno entonces se sienten apoyados…

Pero tienen armas avanzadas, tienen incluso estas bazucas rusas que llaman Iglas, que las han exhibido.

No, no chico. Esos no saben lo que es una bazuca, es que tu consigues en el ejército que ni los sargentos saben lo que es una bazuca. Los especialistas para el momento podrán saberlo, pero eso no es así tan fácil, yo no creo que verdaderamente los colectivos sean un problema para el país, con unas buenas fuerzas armadas, con un buen apoyo policial eso está anulado. Yo te digo, como te dije anteriormente, yo me refería a los colectivos como terroristas, como delincuentes que atemorizan a la población en general, los mismos bancos, a los mismos policías, a los militares, a los residentes, a la gente pues, eso lo que hacen es atemorizar y los tienen porque es un brazo ejecutor del Gobierno para atemorizar a la población, más nada, ese es el resultado de los colectivos.

¿Cuál consideras tu que es el principal enemigo para restaurar el orden en Venezuela?

La delincuencia en general, no el colectivo, la delincuencia en general; colectivo es una palabrita un poquito más romántica que le ponen a estos tipos, pero es la delincuencia en general.

¿Tu piensas que los rusos, los cubanos, la presencia cubana es una amenaza?

Mira yo te pongo un ejemplo, tu te vas para Cuba ahorita, o para Rusia ponle, y haces terrorismo allá, uno tiene que estar unos 4 o 5 años aprendiendo un poquito del idioma, saber cómo son las calles, ver qué es lo que vas a hacer y un poco de cosas. Yo no creo en rusos que se van a quedar allá peleando o cubanos que se van a quedar allá peleando. Yo creo que esa gente lo primero que va a hacer cuando vean la situación apretada se van a ir. Eso tenlo por seguro.

¿Actúa Nicolás Maduro de forma autónoma o está controlado por Cuba?

Mira eso es igualito que el carajito limpiabotas o el carajito que jode por ahí y tu lo crías y le das de todo y cuando tu vienes el carajito se quiere ir y entonces tu dices ‘¿estás loco?, ¿cómo te vas a ir? Si yo te di tu zapatería, te di todas tus vainas, si te vas te voy a matar’, es igualito, como él estuvo en Cuba y lo único que conoce es Cuba y a sus amigos de Cuba porque él estuvo un tiempo en Cuba haciendo el curso ese de trabajo social, eso es lo que pasa.

Es decir, es un rehén de Cuba.

Esa es la palabra. Es un rehén de Cuba. ¡Qué vaina tan arrecha cómo estamos nosotros de jodidos!

¿Qué va a pasar con una persona como Diosdado Cabello que aparentemente no tiene para dónde ir?

¿Quién sabe?, ¿Quién dice que no tiene a dónde ir? Acuérdate de los ejemplos que hay de los líderes, de los dictadores que se han conseguido en huecos, en túneles, que se han conseguido en casas encaletados. Olvídate, será en Venezuela, hará una guerrilla, buscará hacer terrorismo porque en otros países la única alternativa sería Cuba o Rusia, más nada le veo yo.

¿Tu crees que el Gobierno de transición debería asumir una política de erradicación de este tipo de elementos criminales en este momento en la sociedad?

Esa es una cosa prioritaria. Tienen que acabar con la delincuencia porque te vuelvo a decir, colectivo es terrorismo, terrorismo delincuente y con sólo que atemoricen a la población en general. Ese es el problema, si tu no quitas esa gente, bueno, tendremos que tener lo mismo que tenemos ahorita, pero ellos no van a seguir con apoyo del gobierno, qué va, como terroristas y como delincuentes.

¿Con qué gente pudiera contar un gobierno de transición si todos los cuerpos policiales hasta ahora, comenzando por el CICPC, continuando con el SEBIN, siguiendo con el FAES, prácticamente son cuerpos violentos que son los que llevan adelante la represión y la tortura?

Yo te voy a decir algo, yo te puedo hablar por SEBIN, por CICPC, por el DIM, yo conozco la mayoría de los policías que están ahí, la mayoría son profesionales, los que están en policía, en inteligencia, son gente profesionales y habrán y te vuelvo a repetir, no todos son terroristas, no todos son delincuentes, habrá su grupo de gente que no creo, óyeme bien, estoy seguro que no hay más de 20 tipos en cada policía que estén echando broma; no que estén echando broma, que sean delincuentes, que sean torturadores, que sean policías corruptos pero no es así pues, la mayoría de las policías como el SEBIN, el CICPC, tu consigues en el CICPC, y vamos a hablar de porcentajes, el 85% de la gente son profesionales, igual que en el SEBIN que sí hay un poquito menos.

Con toda la experiencia antiterrorista que tu tienes, antiguerrillera, policial, ¿qué haría Henry López Sisco si estuviera en la posición de tomar acción en este momento en Venezuela?

Una preguntica apretadita. ¿Qué haría? Combatir el hampa. ¿Qué haría? Buscar por lo menos lo que es una anidad anticrimen que se encargue de la corrupción, de anticorrupción, de anti narco, de anti secuestro, anti sicariato, anti robo y todo eso. Es que a la policía hay que hacerla de nuevo, pero con unidades verdaderamente preparadas para combatir el crimen. Allá no se combate el crimen, allá se ayuda al criminal.

¿Qué harías tu, por ejemplo, con el tema de los colectivos que están controlando zonas dentro de Caracas, los pranes que también controlan cárceles y zonas como en Bolívar que está la zona del oro que ahí no hay uno sino varios grupos criminales?, ¿Cómo harías tu para combatir eso?

Inteligencia, infiltración y después que apliquemos la inteligencia a estos delincuentes toca combatirlos, no vamos a combatirlos con una varita mágica diciendo ‘llegué yo y se acabó todo’, no, ‘llegué yo, necesitamos orden, vamos a hacer inteligencia, armamos los equipos y vamos a darle’, es muy fácil, yo sigo insistiendo que no es tan difícil y más con los que sabemos cómo combatir -que hay muchos-, cómo combatir este tipo de hampa que ya hemos combatido este tipo de hampa, este tipo de terrorismo, este tipo de narcotráfico; habemos muchos que algunos están en el exterior y otros todavía están allá.

En el caso, por ejemplo, de las personas que han sido responsables. ¿Tú piensas que habría que detener, digamos, a los cabecillas o deteniendo a los cabecillas puedes controlar la situación en ciertos niveles?

Nosotros no hablamos de cabecillas, nosotros en la policía hablamos del grupo de delincuentes o colectivos como le dicen allá, grupo de delincuentes terroristas que atemorizan, no es tan difícil como digo, si siempre se han infiltrado y siempre se ha acabado con ellos. Ahora porque tienen armas y porque tienen apoyo del gobierno, pero al llegar un nuevo gobierno, que va a ir muy pronto, ese nuevo gobierno tiene que tomar medidas con relación a eso, que es lo que pide el pueblo, el pueblo pide eso, no podemos seguir viviendo una vida en la que los fines de semana a las seis de la tarde tienes que ir a esconderte en tu casa, eso no puede ser.

¿Cómo ves tu el tema del narcotráfico?

Eso está muy fácil, Estados Unidos señaló a 13 personas, a 13 problemas, son 13 de una lista que no sabemos cuántos más hay, pero 13 personas que tienen recompensas por estar involucrados con el narcotráfico, que ahí hay bastante trabajo, la ubicación, la captura, hay mucho trabajo, pero ahí también acuérdate que también pueda haber ahí de los 13 señalados, hay también con vínculos de terrorismo, esto es más grande, esto es una cosa a nivel mundial, internacional, esto no es un terrorismo nada más en Venezuela.

Se habla mucho de la presencia de Hezbollah, ¿Cuál es la visión que tienes sobre ese problema?

Eso es verdad, esos grupos terroristas islámicos están ahí, pero tampoco es que todo el grupo están allá, hay unidades de ellos ahí ayudando al gobierno y ayudando a otros terroristas para hacer terrorismo a nivel mundial. Dicen que en Margarita hay muchas cosas, no lo dicen, hay pruebas de que Margarita es la cuna de los terroristas ahorita. Mira, te voy a decir una cosa para que sepas, nosotros estamos bien informados de dónde están, cuál es su organización, qué están haciendo actualmente, todo, todo, los que estamos por aquí tenemos 12, 13, 14, años fuera del país, pero siempre estoy en mi país, siempre estoy al día con mi país, eso que mandaron a decir que no podían hablar con nosotros, que policía que hiciera contacto con nosotros lo iban a expulsar por traición a la patria, eso no lo pueden acabar, yo tengo 15 años aquí y tengo 15 años recibiendo llamadas de policías y militares activos, así que eso no se puede acabar, olvídense, eso no se va a acabar. Vuelvo y repito, estamos preparados, estamos bien informados de todas las cosas que están pasando en Venezuela, de todo, hasta de la reunión que hubo ayer, de la reunión que hubo el domingo, las reuniones que han estado ocurriendo, de todo, a nivel de gobierno.

¿Y de acuerdo a esas fuentes qué es lo último que está pasando en Venezuela?

Imagínate, las detenciones, las citaciones por un caso de terrorismo o de meter unas armas que se consiguieron fue en Colombia y no en Venezuela, ese tipo de cosas e informaciones tan vagas, que no tienen con qué señalar a nadie, a ningún político capturando a personas, secuestrando a la gente que está alrededor de algún dirigente político o del Presidente interino o de dirigentes cercanos, es una locura que es peor que el virus que hay, no saben qué hacer, deberían verdaderamente tener muchas precauciones.

Maduro y Diosdado están amenazando a la oposición con desatar la “furia bolivariana”, si Estados Unidos ordena la captura y los captura a ellos.

¿Y tu crees que si estás capturado te da tiempo de eso? Siempre que hay captura no hay tiempo de nada. La “furia bolivariana” no creo que haga nada, eso fue una cosa que inventaron hace semana y media y lo inventaron ahí mismo en Miraflores para dárselo a los colectivos para que hicieran pintas y escribieran tonterías. Esa “furia bolivariana” es parte de las tonterías que éstos dicen. Ocúpense de ver dónde van a estar, que se entreguen es lo que yo les pido.

¿Tú conoces dónde está ubicado o cómo se mueve Diosdado Cabello?

(Se ríe). Eso se lo puedes preguntar tu en cualquier heladería o cafetería en Venezuela y te lo dicen, cualquiera. Te estoy diciendo cualquiera. Todos los escoltas de esos señores toman café, toman aguardiente, van donde las prepagos, todos ellos, es que eso es una cosa que tu lo preguntas en cafetín… aunque ya no me acuerdo de los cafetines que hay allá, aunque todos los días dicen que estoy en Venezuela, no estoy en Venezuela pero sí estoy cerquita, no se preocupen. Cualquier persona en Venezuela sabe a dónde va Diosdado Cabello y a dónde van todos ellos, cualquier persona, es una cosa increíble.

Pero se dice que hay bunkers, que hay subterráneos, que hay lugares fortalecidos y reforzados donde ellos se ocultan.

Puede haber mil túneles ahorita y nosotros sabemos dónde están 998 de ellos, porque a lo mejor los otros dos que faltan los hicieron hoy. Eso se sabe porque los bunkers, los huecos, los túneles, los hacen personas, no los hacen los topos, los hacen personas y esas personas hablan, esas personas hablan y esos túneles o esos bunkers se saben, un día de estos te voy a mandar un mapa para que tu veas dónde hay por lo menos 30.

¿Por qué, de acuerdo a diferentes fuentes que he consultado, Diosdado Cabello tiene mucho cuidado contigo?, no te menciona en los programas, parece que tiene un pavor contigo, ¿cuál es la historia detrás de eso?

No, yo no conozco a Diosdado Cabello, para que tu veas, lo conozco nada más por publicidad, la verdad no sé. Eso que me estás diciendo tu me lo dijo también un amigo aquí, uno de los escoltas de él, que está ahorita en Estados Unidos, por cierto. Yo no sé de verdad, yo no soy tan feo como para meterle miedo a él, de verdad que él me ha respetado mucho en eso y yo también lo he respetado mucho, el respeto no quiere decir que el día que me toque no le voy a poner las esposas, igual que él haría lo mismo que yo.

Si tuvieras la oportunidad de ponerle las esposas a alguno de estos solicitados en Venezuela, ¿a cuál le quisieras tu ponerle las esposas?

Muy fácil, a todos. No hay ninguno que me guste, a todos. Tengo 15 años fuera de mi país, me han dado duro y como yo hay muchísimas personas más.

¿Henry López Sisco todavía sigue teniendo entrenamiento militar, sigue entrenando en las armas?

Si, claro. Soy un competidor nato de polígonos de tiro y siempre me entreno, estoy preparado para eso.

Se ha dicho que estás en una zona de la frontera entre Colombia y Venezuela. ¿qué hace Henry López Sisco en la frontera?

Bueno, matando pájaros, como decimos nosotros, con una chinita matando pájaros. Mira, te voy a decir algo, mi país, yo soy venezolano, nací en Venezuela y quiero a mi país, pero también le debo respeto al país donde estoy actualmente, donde estoy nacionalizado. Sí me muevo y estoy más cerca de lo que ellos creen. Cuidado que estoy más cerca de lo que ellos creen.

¿Cómo ves tu los niveles de lealtad de las fuerzas policiales y militares en Venezuela con respecto al régimen de Maduro?

Si me llaman diariamente, recibo alrededor de 150 llamadas de policías, de militares, de diferentes cuerpos policiales, así está la lealtad de ellos.

¿Y cuál es el clamor de ellos?, ¿Qué piden?, ¿qué buscan?

Cambios, cambios, se han cogido todo. Cambios radicales. La policía quiere un cambio radical, las fuerzas armadas quieren un cambio radical, la gente dirá que las Fuerzas Armadas no quieren y claro, los jefes no quieren, igual que los jefes de la policía no quieren, entonces ¿qué pueden hacer los subalternos?

¿Cuando caiga esto va a regresar Henry López Sisco a asumir responsabilidades a Venezuela?

No espero eso, yo no espero eso, espero hacer otras cosas más importantes que asumir responsabilidades allá. Hay otras cosas más importantes en este momento. Tu te imaginarás qué otras cosas más importantes, quisiera ubicar a este poco de gente que se ha llevado el dinero de nuestro país, eso es lo que quiero tratar de ubicar donde estén. Ojo, te voy a decir algo, no soy justiciero, soy un venezolano como 30 millones de venezolanos que quieren paz y quieren que los corruptos entreguen el dinero que se han llevado.

Tengo entendido que tienes un proyecto que tiene que ver con la recuperación de la riqueza robada por la corrupción en Venezuela.

Bueno, el proyecto mío no soy yo nada más, somos 30 millones de venezolanos que son los que quieren eso, de 30 millones de venezolanos en conjunto que debemos pedir a estos señores que entreguen lo que se robaron, que entreguen el dinero producto de la corrupción.

¿Quieres decir algo más?

No vale, al contrario, yo no se como me encontraste, tu como que eres más policía que yo porque yo no se ni donde ubicarte ni donde localizarte y cuando me estabas llamando yo pensé ‘¿y este policía de dónde salió?’De verdad que me sorprendiste y cuando empiezas a buscarme la lengua imagínate.

‘Que oposición no crea que EE. UU. va a solucionar sus problemas’ por Sergio Gómez Maseri – El Tiempo – 7 de Abril 2020

Wiliam Brownfield, exjefe antinarcóticos de EE. UU., analiza la nueva estrategia para Venezuela.

William Brownfield

William Brownfield fue embajador de Estados Unidos en Venezuela, Colombia y Chile.

Para hablar de drogas y Venezuela quién mejor que Wiliam Brownfield, por casi una década encargado de la política antinarcóticos de EE. UU. en el Departamento de Estado y embajador de su país ante Caracas.

En entrevista con este diario, Brownfield analiza la nueva estrategia de Washington para forzar la caída del régimen de Nicolás Maduro y dice que, en cierto sentido, lo anunciado la semana pasada es la aplicación de la llamada ‘opción militar’ en este Siglo XXl.

Advierte, a su vez, que el plan de transición a la democracia en Venezuela que presentó EE. UU. exige la salida total tanto del Eln como de las disidencias de las Farc, incluyendo a sus líderes que llevan años escondiéndose bajo la sombra del chavismo.

Algunos ven en el despliegue de fuerzas anunciado la semana pasada un preludio de lo que sucedió en Panamá a finales de los años 80. ¿Es eso lo que está pasando?

Es peligroso interpretar de esa manera lo que sucedió, especialmente para aquellos en Venezuela y para la oposición creer que están próximos a ver una especie de intervención internacional como esa que menciona. No creo que eso vaya a suceder y es importante que la oposición siga concentrada en los pasos que deben tomar para acabar con esta tragedia. No deben contar con que EE. UU. u otro entrará a solucionarles los problemas que tienen.

No deben contar con que EE. UU. u otro entrará a solucionarles los problemas que tienen

 

¿Lo que quiere decir es que no hay apetito en Washington para una intervención de esta naturaleza?

Lo que diría también es que no estamos en 1989. Han pasado 31 años y hay muchas opciones militares que no se parecen a las del último siglo y no requieren miles de soldados desembarcando en las playas de Venezuela y marchando hacia Miraflores.

Hay formas de hacer intervenciones indirectas o usando tecnología, de causar trastornos a la cadena de mando, de establecer zonas humanitarias en la frontera o de ataques de precisión que se pueden lanzar desde miles de kilómetros de distancia si se quiere mandar un mensaje sin poner en riesgo a la población. No es que no exista apetito de ningún tipo. Lo que hay son muchas opciones disponibles que son diferentes a esas que se mencionan.

William Brownfield

William Brownfield asegura que las estrategias militares ya han cambiado.

Pero EE. UU. ha dicho que esto es una operación eminentemente antinarcóticos. ¿Lo que usted nos dice es que quizá es más que eso y va dirigido a sacar a Maduro del poder?

Puede ser parte de esa misma aproximación. Es algo que se hace por fuerza del territorio de Venezuela en aguas y espacio aéreo internacionales y que se hace entre muchos países entre ellos Gran Bretaña, Holanda, Francia y valga decir, Colombia. Se está usando mucha tecnología en lugar de una gran fuerza para lograr sus objetivos y está diseñada para enviar un mensaje y golpear a aquellos en Venezuela que usan su posición para lucrarse con millones de dólares provenientes de actividades criminales.

Es la aplicación de la opción militar en el contexto del siglo XXl. Es por eso, además, que pienso que se deben mirar los tres anuncios hechos por EE. UU., en estos días (despliegue naval, cargos por narcotráfico contra Maduro y su entorno y el plan de transición a la democracia que presentó el Departamento de Estado), como un paquete de acciones con un mismo fin.

Se deben mirar los tres anuncios hechos por EE. UU., en estos días como un paquete de acciones con un mismo fin

 

¿Explíquenos como se relacionan esas tres medidas?

En su conjunto mandan un mensaje, y este es que las cosas se van a poner mucho más difíciles para el régimen, para Maduro y sus aliados, pero que hay una salida, una hoja de ruta que permite salir de esta situación y que es democrática, que es aceptada para una mayoría de países y que ofrece a la mayor parte del círculo de Maduro una amnistía. De eso se trata.

¿Qué les dice a los que piensan que la única razón por la que el presidente Donald Trump está apretando en Venezuela es porque quiere asegurar una victoria en la Florida, donde viven muchos venezolanos exiliados y el tema es popular entre el anticastrismo?

Aunque no es imposible, en este momento EE. UU. está en medio de una pandemia mundial y creo que pocos están pensando en eso. Sin duda es un mensaje político, pero para Maduro y su gente. Y es que aun si no quiere salir de manera voluntaria hay un marco desarrollado que permite hacerlo a un lado y que le garantiza a los que lo hagan que pueden sobrevivir a esto sin que se les castigue por lo que hicieron en el pasado.

Hay quienes dicen que la estrategia tiene serias contradicciones por que al parecer elimina cualquier incentivo para Maduro y su entorno de negociar ahora que saben que su futuro puede ser una cárcel en EE. UU.

Cuando salieron los encausamientos, que fue lo primero del ‘paquete’ que se conoció, debo decir que me tomaron por sorpresa dado el momento en el que estábamos. Pero ahora que conozco los otros componentes de la estrategia, ya no tanto. Era muy probable, como bien dice, que Maduro no aceptara, y ya lo hizo. Él sabe que todavía tiene opciones, como tomar una avión para La Habana o para Moscú. Y eso no lo cambia el hecho de que acaba de ser acusado por una corte en EE. UU.

Pero el mensaje no era solo para él sino para la jefatura militar, para líderes chavistas, para gobernadores, de que existe una salida del problema. Y esa salida no tiene que suceder ya. El marco es una oferta que pueden tomar en dos meses o en 6 meses o en un año o cuando las condiciones se den.

Recompensas

Nicolás Maduro y 14 de sus alfiles son acusados de narcotraficantes y de favorecedores del terrorismo.

¿Cree usted que esas acusaciones por narcotráfico pueden hacer parte de una eventual negociación con Maduro o son definitivas y permanecerán por siempre?

Hoy no están sobre la mesa y no hacen parte del plan de transición. Usted conoce el sistema legal de este país. Cuando el Fiscal General o un fiscal presentan un encausamiento, eso quiere decir que tienen suficiente evidencia para llevar el caso a juicio y creen que pueden obtener una condena. Dicho eso, el mismo sistema permite que quien presentó esa acusación, en este caso el Fiscal General, los retire o decida no enjuiciar. Su potestad es absoluta.

En entrevista con este diario el exsubsecretario de Estado para el Hemisferio Roger Noriega decía que el plan de transición ofrecido por EE. UU. equivale a un “ablandamiento” de Washington frente a Maduro, pues hasta le permite participar en elecciones futuras. ¿Qué opina?

La oposición cree que han sido quemados ya en tres ocasiones cuando recurrieron a la comunidad internacional como mediadores para un diálogo con Maduro y por eso no confían en otro proceso semejante. Ahora, con la estrategia de EE. UU., se acusa a la cabeza del Estado de narcotráfico y se ofrece un precio por su captura (15 millones de dólares). Eso lo que asegura es que Maduro no pueda permanecer ni regresar a Venezuela nunca más. Es poco probable que quiera quedarse cuando sabe que hay una recompensa por su captura. Y creo que precisamente por eso que el presidente interino, Juan Guaidó, apoya este plan. Porque los cargos y la recompensa son la garantía de que Maduro no se quedará en el país.

Juan Guaidó

Juan Guaidó, líder opositor venezolano, apoyó el plan de EE. UU. para una transición en Venezuela.

El objetivo central de toda la estrategia parece ser el misma de siempre pero que hasta ahora no se ha logrado: romper el respaldo de las fuerzas armadas a Maduro. ¿Cree que ahora si se pueda lograr?

El plan tiene muchos componentes pero no hay duda de que ese es uno muy importante. Y creo que ahora con el coronavirus, que en Venezuela será una tragedia porque no tienen un sistema de salud, el punto de inflexión está más cerca.

Ahora con el coronavirus, que en Venezuela será una tragedia porque no tienen un sistema de salud, el punto de inflexión está más cerca

¿Qué mensaje ve en todo esto para el Eln y las disidencias de las Farc, cuyos miembros fueron incluidos en los encausamientos del Departamento de Justicia?

El plan de transición exige la salida de todas las fuerzas externas de Venezuela. Si bien la mayoría de personas vio en eso una referencia a personal de Cuba y Rusia, también está dirigido a las disidencias el las Farc y el Eln, de los que hay miles en Venezuela. Para ellos debe haber cero espacio y deben salir de inmediato y eso quedó clarísimo en el plan.

Una vez se restaure la democracia y el régimen salga, se acabará también la protección que han recibido por más de dos décadas en ese país para avanzar en su agenda criminal. El negocio del narcotráfico se les va a acabar y todos los que han buscado refugio en este país tendrán que abandonarlo.

Asdrúbal Oliveros: “Pasamos ya de una crisis económica a una crisis social de gran envergadura” por Hugo Prieto – ProDaVinci – 5 de Abril 2020

Asdrúbal Oliveros: “Pasamos ya de una crisis económica a una crisis social de gran envergadura”Le propongo a Asdrúbal Oliveros, economista y socio de la firma Ecoanalitica, que trace las líneas más visibles de la economía venezolana en el escenario post COVID-19. Diría un médico que el pronóstico es reservado. Pero Oliveros va más allá y dice por qué.

Lo más inquietante viene dado por el sector petrolero, afectado por la caída de la producción, sometido a sanciones y sin capacidad alguna para soportar la guerra de precios que Rusia y Arabia Saudita han desatado en el mundo. El virus no va a dejar títere con cabeza.

¿Cuál será el impacto de la pandemia en el desempeño de la economía venezolana? 

La economía venezolana viene cayendo por sexto año consecutivo, un caso sin precedentes en América Latina y en el mundo. Estamos hablando de una contracción de casi el 70 por ciento entre 2013 y 2019. Más allá del registro del Producto Interno Bruto (PIB) esa caída tiene ramificaciones hacia abajo: Un empobrecimiento acelerado de la población; destrucción de riqueza, de capital, tanto en el sector privado como en la industria petrolera; una economía empequeñecida, y algo muy importante a enmarcar en ese contexto: la destrucción de la capacidad del Estado como proveedor de bienes y servicios públicos. En Venezuela asistimos a una paradoja. Tienes un Estado muy poderoso desde la perspectiva del control social, del sometimiento, del miedo como acción política, pero prácticamente inexistente como proveedor de servicios públicos (salud, educación, seguridad ciudadana). Lo que hemos visto en los últimos años, en los últimos meses, es que toda esa infraestructura de servicios públicos se ha ido desmoronando.

En ese contexto llegó el Covid-19 para acelerar lo que era una situación alarmante de crisis en todos los órdenes del país.  

Sí, una crisis inédita que además implica —al mismo tiempo— un choque que impacta tanto la oferta como la demanda. Al quedarse la gente en sus casas, por un lado, se restringe el consumo y, por el otro, se afectan las líneas de producción, que también se paralizan. Además, siendo Venezuela un país petrolero,  nos enfrentamos a unas difíciles condiciones de mercado. Del virus no se escapa nadie, pero la vulnerabilidad de Venezuela es extrema, por dos razones. Uno, porque venimos de un ciclo de contracción sin precedentes y dos, porque tenemos un Estado desmantelado, incapaz de influir de forma positiva en la economía. Para decirlo en otros términos, es un Estado que no tiene capacidad para hacer políticas económicas. El margen de maniobra en la política monetaria y fiscal, al que echan mano otros gobiernos del mundo, en Venezuela no existe.

¿Han hecho un cálculo de cuál sería el impacto de la pandemia en el PIB?

Antes del virus, y para este año, nosotros esperábamos una contracción de la economía del 10 por ciento, más moderada a la que habíamos visto en los dos últimos años, que rondaba el 15 por ciento, principalmente porque esta era una economía que venía de un ciclo muy agresivo de dolarización en sus transacciones, tenías un sector privado incipiente que se estaba haciendo independiente del Estado y eso, en parte, aminoraba la contracción. Quizás el escenario era más benévolo que en años precedentes. Ahora esos números cambian por dos razones. Una, la crisis no ha terminado y, por tanto, hacer estimaciones es difícil en este contexto. Dos, el efecto que esto tendrá en el mercado petrolero, el cual sigue siendo relevante para Venezuela.

¿Qué cifras manejan ustedes?

Hemos hecho estudios preliminares del impacto que tendrá la pandemia sobre importaciones, consumo, contracción de remesas, entre otras variables, y nos está dando que este año la economía se podría contraer 25 por ciento. Es decir, que el estimado inicial de 10 pasó a ser de 25 por ciento. Eso es dividido entre un PIB petrolero que cae en alrededor del 20 por ciento y un PIB no petrolero que cae en 25,5 por ciento.

Son magnitudes que no se pueden calificar sino de desastrosas. 

Absolutamente. Y eso lo tienes que comparar con una economía que tiene casi 70 por ciento de contracción acumulada. Un escenario extremadamente crítico.

¿Cómo afectará la pandemia al sector comercial, a los pequeños negocios?

Voy a empezar con el sector comercio, las pymis, los pequeños negocios y bodegones. Esos sectores se estaban beneficiando, y un grupo de ellos de forma importante, del grado de dolarización en las transacciones (más del 60 por ciento se hacen en moneda dura) y eso, por supuesto, generaba unos niveles de consumo incipientes que, en primer término, beneficiaba la actividad comercial. Además estabas generando un circulante de dólares en la economía venezolana, cuyo número empezaba a ser representativo. Un mayor número de venezolanos estaba manejando divisas, así fuese en pequeñas cantidades. Ese escenario cambia por el impacto del coronavirus. En primer lugar, por una contracción importante de las remesas, debido a la vulnerabilidad de los venezolanos en el exterior y al aumento desmesurado del desempleo en casi todos los países del mundo (el estimado inicial de las remesas era de 4.000 millones de dólares y lo han bajado a 2.400 millones de dólares). Por otro lado, la cuarentena le mete un freno a la actividad comercial y los pequeños negocios que son muy vulnerables, en términos de su flujo de caja. Son negocios a los que les cuesta soportar más de 15 días cerrados.

Otro sector que se verá afectado por la pandemia es la banca, cuya actividad se vio muy limitada por decisiones, tanto del Ejecutivo como del Banco Central de Venezuela. ¿Qué diría sobre este sector?

La banca viene de un ciclo de achicamiento muy agresivo. No tiene capacidad de ayudar, de acompañar al sector privado, bien sea con líneas de crédito, bien sea con reducción de tasas de interés. Lo que tenemos en Venezuela es un sistema financiero extremadamente pequeño, yo lo llamo de boutique, que había perdido su actividad medular. Es decir, la intermediación —captar y prestar bolívares—. La banca pensaba reinventarse, por eso vimos el boom de cuentas en dólares. Súmale las medidas que tomó el señor Maduro, el cese del cobro de los créditos, medida que afecta los ingresos del sistema financiero. Las perspectivas son muy negativas. Por un lado, con esta medida, el Estado frena sus ingresos y por el otro la intermediación es prácticamente inexistente. Tienes, además, una contracción importante del sector privado, que obviamente le pone un freno a la demanda crediticia.

¿Cuál es el escenario para las empresas de mayor envergadura, cuya actividad, en relación a la capacidad instalada, es mínima? Aunque habría que anotar que la liberación de precios, por ejemplo, vino a hacer las veces de una bombona de oxigeno. 

Allí hay que establecer algunos elementos de diferenciación. Los sectores que se han beneficiado de la dolarización son el comercio y los servicios. La industria manufacturera, por su parte, venía muy golpeada, porque este gobierno, en su estrategia de sobrevivencia (2019 y lo que va de 2020), abrió las puertas de par en par a los productos importados anclando la moneda. De tal forma que producir ciertos productos —en el segmento de cuidado personal y alimentos— costaba en Venezuela 2,5 veces más que traerlo de afuera. Eso golpeó muy fuerte al sector manufacturero que, además, venía trabajando al 20 por ciento de su capacidad instalada. Es decir, estaba en condiciones muy precarias.

¿Cuál va a ser el impacto del coronavirus en el sector manufacturero?

Obviamente, tiene varias fuentes. Uno, la reducción de la demanda interna (consumo). Dos, es un sector cuya capacidad de demandar créditos seguirá muy restringida. Tres. Su capacidad de traer insumos y materias primas también se verá muy limitada, porque las cadenas de suministro se rompieron en todo el mundo. Además, Venezuela está sancionada. En este escenario de profundización de la crisis, las condiciones serán muy críticas. Además, todo esto ocurre en un contexto donde habrá más inflación y más depreciación en la tasa de cambio. Eso, por supuesto, es una muy mala noticia para el sector industrial, porque implica un aumento muy importante en sus costos. Por donde lo mires es un escenario muy restrictivo.

¿Qué puede decir de la economía informal, cuya importancia es vital para un número importante de venezolanos?  

Allí hay varias aristas, emprendedores, pequeñas empresas, trabajadores por cuenta propia (profesionales o no). Ese sector fue el primero que dolarizó sus ingresos, porque mostró una flexibilidad gerencial que difícilmente vas a conseguir en la gran empresa, sometida a controles fiscales e impositivos y a ciertas rigideces contables y financieras. En el emprendimiento, en los pequeños negocios, hay más flexibilidad en cómo facturas, en cómo fijas precios, en cómo llevas los procesos contables e impositivos. Es decir, la picardía del venezolano, de la que hablan ciertos sociólogos, empieza a ser una característica de sobrevivencia, digamos, de este nuevo estamento gerencial frente a los férreos controles que impuso el Estado venezolano. Esa es tu gran ventaja frente a la gran empresa.

¿Cuáles serían las desventajas? 

No tienes capacidad para soportar una cuarentena prolongada; no tienes grandes reservas de efectivo, no tienes un historial para acceder a líneas de crédito internacionales o a créditos de la banca local. En un escenario como el que estamos viviendo, por más flexible que seas, todo ese modelo se viene abajo y en la medida en que se detenga la dolarización de la economía, las aristas de la economía informal van a entrar, rápidamente, en una paralización.

Es decir, el puntillazo lo va a dar la pandemia.

Sí, claro. Las consecuencias de la pandemia, el hecho de que la gente se encierre en sus casas y, por tanto, baje el consumo. Ese nicho, que disfrutaba de cierto oxígeno y que era un condicionante para estimar que íbamos a caer 10 por ciento y no más, desaparece y es uno de los factores que va a incidir, notablemente, en la contracción del Producto Interno Bruto.

¿Qué va a pasar en los hogares venezolanos?

Yo siempre he dicho que hay una ilusión en eso de «quédate en tu casa viendo las redes sociales y las series de Netflix». Eso es una minoría. Hay estudios que señalan que el 50 por ciento de los hogares venezolanos sobreviven en la economía informal, viven del día a día, pero más aún, no tienen capacidad de ahorro. En la medida en que se profundice la crisis, por todo lo que hemos hablado, lo que tienes es un deterioro brutal en el consumo de los hogares venezolanos. Es una condición de precariedad mayor en hogares que ya estaban en umbrales de pobreza. Hogares que se verán mucho más afectados en términos de acceso a servicios básicos, en términos de capacidad de alimentación. Pasamos ya de una crisis económica a una crisis social de gran envergadura.

Pero el escenario que está planteando es apocalíptico.

Más que apocalíptico es un escenario de crisis. Diría, extrapolando, que es un escenario que puedes conseguir en países de América Latina o en los llamados mercados emergentes. ¿Cuál es el denominador común? Una población vulnerable, con poca o nula capacidad de ahorro, servicios públicos precarios. Pero cuando entras en la caracterización, el caso de Venezuela está entre los peores de todos. Quizás por eso la crisis tiene aquí esa característica apocalíptica que tú le asignas. Pero el deterioro es global. Por supuesto, hay matices: No es lo mismo el deterioro en Noruega que en Perú.

El precio del barril de petróleo ronda los 20 dólares. ¿Cuál sería el impacto de la pandemia en este rubro? En la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, Venezuela no cuenta para nada, debido a una capacidad de producción totalmente disminuida. 

Ahí, apocalíptico, ni te digo. Menciono algunos antecedentes. En primer lugar, los niveles de producción venían cayendo, por diversas causas, desinversión y el efecto sanciones, entre otras. Antes de la crisis del coronavirus, el Estado venezolano estaba recibiendo caja de unos 480.000 barriles. Prácticamente estábamos vendiendo el crudo a través de Rusia, pero eso supone unos descuentos importantes, entre 25 y 30 por ciento. Dejamos de vender productos refinados. Hay que anotar una paradoja. Parte de los dólares que obteníamos por la venta de crudos se utilizaba para importar combustible. Entonces, el efecto es pernicioso. Antes de la pandemia el sector petrolero nos iba a generar entre 13.000 y 14.000 millones de dólares. En este momento, esa estimación puede estar por debajo de los 4.000 millones de dólares. Es dramática la contracción de los ingresos. Además, gran parte de nuestra producción es de crudos pesados, que no es competitivo a los precios que estamos viendo hoy. Es decir, es más costoso producirlo que venderlo y, adicionalmente, en estas condiciones de caída de precios y de inundación de petróleo —la capacidad de almacenamiento en el mundo está al tope—, no es descabellado pensar que en las próximas semanas, Venezuela no pueda vender su crudo. Ahí hay un deterioro muy fuerte en la línea de ingresos petroleros. Eso va a tener consecuencias muy serias para el Estado venezolano que, fundamentalmente, importaba dos cosas. Alimentos para las cajas CLAP y combustibles; dos áreas críticas que se pueden deteriorar en las próximas semanas.

Por todo lo dicho, me imagino que cuando salgamos de este encierro, Venezuela no tiene otro recurso que tocar las puertas del Fondo Monetario Internacional. No se ve otra salida. Sin embargo, ya sabemos cuál fue la respuesta de ese organismo a la carta que le envío el señor Maduro. 

Efectivamente, Venezuela necesita con urgencia apoyo internacional. Apoyo de organismos multilaterales. FMI, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Corporación Andina de Fomento. Eso no será posible si antes no se resuelve de fondo el problema político que tenemos. Tiene que haber una solución, y eso pasa por una negociación a partir de bases creíbles y de acuerdos que se puedan cumplir entre las partes.

Ya hay una propuesta de Estados Unidos que, básicamente, es la misma que se planteó en Barbados. 

Exactamente, pero te digo más. Hay 85 países que se están dirigiendo al FMI. Por esa razón, ese organismo está estableciendo una línea de crédito que puede superar los 2,5 billones —con 12 ceros— de dólares. Ahora nosotros, que estamos en las condiciones que acabo de describir, vamos a tener que competir con todos esos países.

Países cuyos sistemas de gobierno tienen pilares institucionales, cuyas economías están en mejor posición que la nuestra y que, además, no están sumergidos en la profunda crisis política que nos caracteriza desde 2002.

Exactamente.   

Elías Crespín: “Soy venezolanísimo” por Carlos Egaña – ProDaVinci – 4 de Abril 2020

En enero de este año, la instalación de Elías Crespín, L’onde du midi, lo convirtió en el primer artista latinoamericano en dejar una obra de forma permanente en el Louvre. La escultura móvil, programada digitalmente, recuerda los experimentos cinéticos de Soto, Cruz Diez y Debourg, entre otros, los cuales marcaron la identidad plástica de nuestro país. Los elementos de la obra, al decir de su autor, “están paralelamente organizados, formando como una gran alfombra voladora (…) y ella evoluciona en el tiempo, en una silenciosa y suave danza”.

De esta forma, el venezolano se une a la taxativa lista de grandes artistas contemporáneos que han expuesto en el antiguo palacio: Anselm Kiefer, François Morellet y Cy Twombly en 2010.

Como artista que ha trabajado, desde 2008 fuera de Venezuela, ¿crees que formas parte de una cultura venezolana que no existe sin la diáspora? ¿Existe una cultura de la diáspora venezolana aparte de la cultura que se vive y produce en el país?

Me siento venezolano, venezolanísimo. Mi obra, mis ideas, mi formación, mi comienzo lo hice en Venezuela. Y siento que mi obra no ha cambiado en su impulso inicial. He hecho variaciones, pruebas, ensayos, pequeños desarrollos, pequeñas evoluciones de esa misma idea, que es una idea netamente venezolana. Creo que no pertenezco a una cultura no venezolana o del exterior. Yo creo que estos procesos de un artista se pueden dar en Venezuela o fuera de Venezuela si el artista, como en mi caso, es suficientemente venezolano.

¿Qué carencias tienen los artistas venezolanos ante las nuevas tendencias artísticas que han tomado lugar en el globo? ¿Qué aprendizajes podríamos tener para ponernos al día con la industria del arte en el mundo –si es que no estamos al día?

La única carencia que puede tener un artista es de creatividad e imaginación. Si tiene creatividad e imaginación, no hay carencia. Esté donde esté, puede hacer y debe hacer lo que quiera hacer. Ese es mi consejo, por así decirlo.

¿Existiría Elías Crespín el artista sin Gego y Gerd Leufert? ¿Cuán influyentes han sido tus abuelos en tu obra en particular?

Seguramente existiría, pero sería un artista diferente. A lo mejor no sería artista, no sé, creo que sí. Solo que sin esa influencia. Quién sabe qué habría inventado. ¿Tú viste El efecto mariposa? Bueno, uno cambia una cosita del pasado y uno cambia completamente. Quién sabe.

¿Crees que el arte, la tecnología, lo digital irán inevitablemente de la mano mientras progresemos al futuro?

El arte siempre ha utilizado la tecnología y las técnicas disponibles en el momento y se van incorporando las nuevas que van apareciendo. Por ejemplo, las impresoras 3D tienen muy poco tiempo existiendo, y han dado lugar a una gran cantidad de nuevas obras de arte que se pueden hacer como son, gracias a esa tecnología de impresión 3D. Yo creo que hacia el futuro habrá nuevas tecnologías digitales y otras que ni siquiera conocemos ni nos imaginamos, y los artistas integrarán algunas de esas en sus creaciones. Yo creo que sí.

Hoy en día, en que nuestros ojos y nuestros dedos se mueven cada segundo para estar en línea, ¿está el arte cinético más vigente que nunca?

Para responderte esta pregunta, habría que saber qué es la vigencia de un tipo de arte o de un movimiento de arte. Qué es la vigencia, para después poder establecer una relación de comparación o una medición del nivel de vigencia de un movimiento. Y después, en la historia, cuán vigente ha estado en sus distintos momentos. Yo eso no lo conozco.

Permíteme replantear la pregunta. Más que decir si el cinetismo está más vigente hoy que antes, ¿te parece que el cinetismo es una tendencia artística más que adecuada a nuestros tiempos? ¿Sirve el cinetismo como un reflejo fiel de nuestros tiempos sobre otras tendencias?

Respecto a si está más o menos vigente el arte cinético que antes, o si es un movimiento de arte… Es un movimiento de arte que impulsó la galería de Denise René con un grupo de artistas que ella identificó que hacían un trabajo parecido, otros artistas vieron, se inspiraron y trabajaron estas cosas, y creció y floreció el movimiento de arte cinético. Que sea más vigente o menos movimiento que otros, nuevamente, discúlpame, pero no te sabría decir. Estaría mal de mi parte decirte “¡sí, el arte cinético es lo que está en el momento!” Está, hay un interés, hay un surgimiento, pero también hay surgimiento de interés en otras cosas.

Yo hago las obras que hago que tienen nacimiento e inspiración en el arte cinético. Son un paso más allá del arte cinético, creo. Mis obras tienen esa capacidad de movimiento sincronizado, generado gracias a la utilización del control que puede ofrecer un ordenador. Y eso tiene un impacto en el resultado visual y en la experiencia que la obra transmite al espectador. Hay todo un proceso para elaborarla, hay una diferencia, y… Ya veremos. El arte cinético a mí me encanta, resueno con mucho del arte cinético, y a mí me interesa. Que esté más vigente hoy en día o no, no te lo puedo decir, no tengo parámetros para valorarlo.

Luis Pérez Oramas escribe en La cocina de Jurassic Park que Hoy en día, ¿siguen siendo el abstraccionismo geométrico y el cinetismo venezolanos caras del desarrollo, del progreso, de la socialdemocracia? Si no, ¿qué simbolizan, si es que simbolizan algo?

No conozco con suficiente propiedad las relaciones entre el arte y la política. O lo que llama Pérez Oramas, la relación entre la poética y la política. Ese es un tema que requiere una reflexión y un pensamiento esforzados, prolongados, calmados, para entender todos los factores involucrados y los actores involucrados. Poder hablar de esos temas de cómo el arte ha sido influido por una visión política o un deseo del poder, es algo muy complicado, discúlpame pero no te lo puedo responder.

¿Hay algún artista venezolano que creas que la historia lo haya tratado de forma injusta –que no lo valoremos tanto como a Cruz-Diez, a Gego, a Reverón?

Si un artista es más valioso de lo que lo ha valorado la historia, yo creo que al final la historia va a terminar valorándolo tanto como lo merece. Es una cuestión de tiempo.

Las operaciones secretas de Maduro, Hezbollah, Rusia, Cuba, China y España entre túneles y sótanos con miles de millones de dólares que sostienen a Maduro por Daniel Romero – Total News – 1 de Abril 2020

Total News desnuda el entramado de relaciones de Maduro y su organización criminal, la construcción de túneles junto a Hezbollah y Hamas, el lugar de los bunkers donde se almacenan miles de millones de dólares y el sitial que ocupan el terrorismo y otras potencias en la continuidad del régimen venezolano, en una entrevista con Johan Obdola*, Presidente de la Organización para la Seguridad e Inteligencia (IOSI). 

*Johan Obdola, es presidente de la Organización para la Seguridad e Inteligencia (IOSI), mantiene una red global de expertos y colaboradores quienes vienen investigando las operaciones de narcotráfico, terrorismo, lavado de dinero y genocidios cometidos por la Revolución Chavista durante los últimos 18 años.

DR: Johan, ¿Cómo y con quienes se compone tu investigación sobre el régimen Venezolano?

JO: Daniel, este grave tema no solo ha impactado a Venezuela, sino que impacta la seguridad hemisférica con implicaciones en el contexto global y es importante remarcar esto.

Trabajo en coordinación con grupos de resistencia en Venezuela, específicamente con la organización “Democracia Virtual” del cual soy también coordinador, además de otro grupo llamado Fraternidad Nacionalista de Venezuela, que son grupos que han estado luchando contra el régimen venezolano durante más de 18 años, incluyendo operaciones de inteligencia, reuniendo y procesando información sobre las operaciones nacionales y globales sobre tráfico de drogas, terrorismo y lavado de dinero del régimen venezolano.

En el caso de la organización Democracia Virtual, contamos con más de 8,000 miembros, incluyendo ex militares y agentes policiales y de seguridad, utilizando una plataforma abierta de comunicación con miles de venezolanos interesados en ayudar en el rescate de Venezuela llamada Yammer.

¿Puedes decirnos, sin vulnerar su seguridad, como logran información del régimen venezolano? ¿Son fuentes confiables?

R: Las informaciones e inteligencia que obtenemos nos vienen por vías de nuestros hombres y mujeres que trabajan bajo nuestra coordinación dentro y fuera de Venezuela, además de otras fuentes, incluyendo colaboradores, quienes son altos ex comandantes militares de Venezuela, incluidos ex asistentes militares de Hugo Chávez, miembros del servicio de inteligencia SEBIN y otras fuerzas de seguridad venezolanas. Igualmente contamos con un equipo de expertos en áreas de inteligencia quienes procesan están informaciones, y además coordinamos con algunas agencias de inteligencia de varios países.

¿Qué tipo de información lograron obtener y como repercutió el ofrecimiento de recompensa sobre Maduro y sus cómplices?

Mira Daniel, hemos venido reuniendo muchísima información, la que luego vamos diseminando a agencias de inteligencia, gobiernos y otros organismos internacionales.

Sobre la reciente decisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América de ordenar el arresto de la cúpula del régimen venezolano por sus acciones narco-terroristas que incluyen el ofrecimiento de recompensas por la captura de estos criminales y terroristas, te digo que ya están generando movimientos muy rápidos por parte de miembros del régimen de Venezuela, quienes están desesperados buscando comunicarse con autoridades americanas para negociar sus entregas, hemos decidido dar a conocer a través de Total News, información de carácter estratégico que exponen las estructuras terroristas establecidas en Venezuela y que representan los anillos de protección al régimen de violencia terrorista con repercusión regional y hemisférica, las cuales estimamos puedan registrase en cuestión de meses.

En este sentido, hemos identificado desde 2014 que el régimen, con el apoyo de miembros de Irán, Hezbollah y Hamas construyeron más de 17 kilómetros de túneles localizados en varios puntos en Caracas. Estos túneles sirven como rutas seguras, almacenamiento de armas de clasificación militar, y además tienen capacidad de alojamiento especial para cientos de miembros armados de la revolución y de grupos terroristas.

Regional developments accelerate Hamas-Hezbollah reconciliation

P: Caramba, esto es novedoso. Tienen identificados los túneles? Están en funcionamiento? Donde nacen y a qué lugar llegan?

R: estos túneles están localizados en varias partes de Caracas, incluyendo, el Palacio de Miraflores, Banco Central, Fuerte Tiuna, Sedes del SEBIN, bases militares, inclusive el Cuartel de la Montana, donde reposan los restos de Chávez, y donde funciona el cuartel general del Hezbollah en Venezuela y centro de coordinación estratégica de este grupo para las Américas.

P: Se sabe cuántos miembros de estos grupos terroristas fundamentalistas se encuentran hoy en Venezuela?

Actualmente en Venezuela hay 18.000 miembros de Hezbollah, 3.000 de Hamas y 1500 de los miembros de la Guardia de la Revolución iraní en toda Venezuela. Estas fuerzas han estado trabajando en Venezuela en una capacidad activa durante 12 años en varios escenarios de respuestas terroristas en el hemisferio, en caso de un escenario como el que ya se está presentando en Venezuela, y que de alguna manera está siendo apenas afectado por la pandemia que afecta al mundo, pero que será cuestión de semanas o meses que se entre en otras fases.

P: Cual es la tarea de estos grupos?

R: Los grupos de Hamas, Hezbollah, Guardia Revolucionaria Iraní e inclusive miembros del estado Islámico que regresaron de Siria y quienes volvieron a las Américas en los años recientes, tienen tareas compartimentadas.

En el caso de Irán y Hezbollah, brindan entrenamiento a terroristas y grupos de venezolanos fanatizados del chavismo dentro de Venezuela e Irán, específicamente en Qom y otros lugares. Ellos han venido trabajando en coordinar y ejecutar acciones terroristas en varios países de la región, además de potenciales ataques terroristas dentro de los Estados Unidos de América; y claro controlan extensas áreas para la explotación de minerales estratégicos en el Amazonas venezolano, junto a las FARC, y los grupos criminales del régimen venezolano. Claro, además de estas acciones, Hezbollah mantiene una extensa operación de narcotráfico y lavado de dinero. Es importante mencionar, que Tareck El Aissami es el líder de estos grupos, no solo en Venezuela, sino que controla y coordina estas operaciones en el hemisferio. De hecho tiene a varios de sus familiares cercanos coordinando estas acciones en algunos países de la región.

P: En cuales países de la región El Aissami opera y donde están ubicados estas milicias terroristas?

R: Hamas tiene una base sólida en la Isla Margarita, y han estado muy activos en viajes frecuentes desde la Isla Margarita a Puerto Rico. La sede de Hezbollah en Venezuela está ubicada en el Cuartel de la Montana, el museo militar donde permanecen los restos de Hugo Chávez. Esta locación, es donde funciona el cuartel central de Hezbollah, e incluye una red de túneles y 4 niveles hacia abajo. Estimamos que de manera permanente operan un número de 50 miembros de Hezbollah solo en este centro. Otros lugares se encuentran en la Isla Margarita, el Estado Bolívar, Zulia y otros Estados y ciudades donde Hezbolá tiene una fuerte presencia.

Hezbollah ha tenido células activas en varios países de América del Sur. En 2005 es cuando una nueva estructura de este grupo terrorista se forma y es justamente cuando Hugo Chávez saca a la DEA de Venezuela y Tareck El Aissami asume la creación del Cartel de la Revolución, integrando a Hezbollah. Es ahí cuando se unen con la alianza bolivariana (ALBA); a medida que creció el ALBA creció la presencia iraní y de Hezbolá, teniendo a Venezuela como su comando principal.

Luego, Bolivia bajo la administración de Evo Morales se convierte en aliado estratégico de esta nueva estructura operativa del Hezbollah en América Latina, fortaleciendo las operaciones de este grupo terrorista en la Triple Frontera, Uruguay, Brasil, Ecuador y Colombia principalmente, además de Argentina.

Irán busca alianza con los regímenes radicales de América Latina

En el resto de la región, están presentes en Nicaragua, Cuba y México. Cabe mencionar también Uruguay, donde el hermano de Tareck El Aissami, Feras El Aissami opera una red de empresas dedicada al lavado de dinero.

P: Tras las recompensas ofrecidas por EE.UU para obtener información que permita la captura de Maduro y algunos de sus cómplices, se entregó Cliver Alcalá Cordones, vinculado hace unos días a una “operación” con armas. Quien es Cliver Alcalá?

R: El General Cliver Alcala fue comandante de guarniciones militares, y unidades especiales del ejército venezolano.

Así mismo, su nombre empezó a relacionarse con las operaciones de narcotráfico que lleva a cabo el régimen venezolano, cuando en el 2008 un operador del narcotráfico, Walid Makled, fue apoyado por Hugo Chávez para el envío de cocaína a los estados Unidos y luego sacrificado por el régimen cuando Chávez lanza de manera más firme una operación global de narcotráfico dirigido por los dos carteles de drogas del régimen: El Cartel de Los Soles, dirigido por Diosdado Cabello; y el Cartel de la Revolución, dirigido por Tareck El Aissami y las milicias del Hezbollah. Alcalá también está señalado como responsable directo de varios asesinatos.

A pesar de sus antecedentes, Cliver Alcala logro sumarse al equipo del Presidente Interino de Venezuela Juan Guaido, trabajando desde Colombia en varias tareas, incluyendo la coordinación y recepción de los militares venezolanos que desertaron y huyeron para Colombia tras el llamado de Guaido a las Fuerzas Armadas de Venezuela. Estos militares fueron luego abandonados por Guaido y su gente en Colombia.

Cliver Alcalá, a pesar de iniciar ataques públicos contra Maduro, estaba jugando para los dos bandos, el régimen venezolano y para la oposición. Es decir era un doble agente que mantenía una operación de apoyo al cartel de Tareck El Aissami y el Hezbollah. En este sentido, Cliver Alcalá fue infiltrado por un oficial de inteligencia extranjero (no de EE. UU.) termino comprando armas de grado militar y se le siguió es rastro.

Estas armas fueron luego incautadas por las fuerzas de seguridad colombianas, arrestando a un individuo conocido con el seudónimo de AKA Pantera. El destino de las armas era la célula de Hezbolláh que opera en estado de Bolívar, Venezuela.

Una vez que Cliver Alcalá se enteró de la orden de arresto lanzada por Estados Unidos, mostró a través de Twitter un video en el que se indicó que: “Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano en el marco de un pacto o un acuerdo firmado por el presidente (Juan) Guaidó , el Sr. JJ Rendón, el señor (Sergio) Vergara y asesores de Estados Unidos “, dijo, en referencia a la operación en Colombia que el martes secuestró 26 AR-15, rifles de asalto, y varios accesorios en la carretera entre las ciudades de Barranquilla y Santa Marta “. Guaidó también firmó ese contrato “, agregó ” .

Cliver Alcalá era parte activa del comercio mundial de drogas llevada a cabo por el régimen venezolano.

Es claro que el Sr. Guaido está obligado a explicar su relación con Cliver Alcalá, no sólo a los venezolanos sino a la comunidad internacional.

Un dato a tener en cuenta es que el general Carlos Antonio Alcalá Cordones, es el embajador de Venezuela en Irán y hermano de Cliver, y esto es muy llamativo.

P: ¿Cuál es el rol o intención de Irán en Venezuela?

R: Fue durante la administración del iraní, Mahmud Ahmadineyad , cuando Irán inició una fuerte operación para hacer de Venezuela el centro más fuerte de Hezbollah e Irán en la región. Durante ese tiempo, el general Soleimani vivía en una costosa casa ubicada en Lagunita, Caracas. Vivió allí durante 3 años dirigiendo el establecimiento de Hezbolá y otros grupos en Venezuela.

En Venezuela, hay 70 bases de lanzadera de misiles, dispuestas en varias latitudes del país y que se encuentran en un estado avanzado de fabricación y puesta a punto. Estas bases tienen como objetivos los Estados Unidos, Colombia y Brasil. Los asesores militares iraníes y cubanos controlan estas instalaciones de lanzamiento de misiles.

P: Es decir que el régimen de Maduro y Hezbollah se preparan para atacar a EE.UU desde Venezuela o su intención es atacar a otras naciones?

R. Creemos que ellos han trabajado en varios escenarios que puedan presentarse en Venezuela y que tendrán inmediata repercusión en varios países de la región, además de acciones directas contra los Estados Unidos dentro de su suelo.

Pasaportes del Líbano y Venezuela: un pase libre para Hezbollah en ...

En este sentido, Hezbollah-Venezuela (identifiquémoslo así), inicio desde el principio una operación de ingreso de sus operadores a los estados Unidos desde Venezuela y con identificación venezolana. Luego, hemos detectado que se llevaron a cabo operaciones similares de entrega de identificaciones nacionales a miembros de Hezbollah en Nicaragua. Otros países como Bolivia (durante la administración de Evo Morales) y Cuba han brindado apoyo de inteligencia y logístico para el ingreso de estos operadores del terrorismo a Estados Unidos. Así mismo, es importante resaltar la coordinación y apoyo directo del Cartel de Sinaloa a estas operaciones.

El Cartel de Sinaloa es otro importante operador del narcotráfico global en Venezuela en coordinación directa con el régimen Venezolano.

P: Como se financian estas operaciones y el régimen de Maduro?

R: Nosotros hemos identificado una estructura de bunkers en las principales ciudades de Venezuela bajo férrea protección del régimen Venezolano con sus Fuerzas Armadas, de Bunkers subterráneos donde hemos relevado cerca de 70 de ellos donde están almacenados unos $900 millones de dólares además de barras de oro, diamantes producto del robo al Estado. Creemos que existen en el territorio nacional más de 200 de estos bunkers con un aproximado de $3+ billones de dólares producto de las operaciones globales del narcotráfico del régimen. Igualmente estimamos un monto muy superior de dólares y oro/diamantes en países como Rusia, China, Cuba, Nicaragua, Turquía, países del África y del Medio Oriente, donde los miembros de la revolución chavista han establecidos sus operaciones de resguardo de estos bienes donde también lavan el dinero.

Dentro de esta organización criminal, se han establecido cuotas colaborativas especiales para la operación de pivote ubicada en Venezuela, estas son: Corea del Norte: tecnología nuclear y tráfico de armas. Irán: tecnología nuclear y grupos terroristas fundamentalistas islámicos. Rusia: entrenamiento militar, comunicaciones, sistemas informáticos especializados, tecnología de armas y lavado de dinero. China: sistemas de comunicaciones y lavado de activos. Turquía: lavado de dinero. Nicaragua: tráfico de drogas y refugio seguro para activos terroristas internacionales y narcotraficantes. Cuba: Dirección General y Apoyo de Tropas.

P: Es decir que el apoyo de estas naciones a Venezuela podría hacerlas cómplices de un régimen criminal

R: Eso no debería sorprender a nadie, y por supuesto que los hace cómplices de un régimen narco-terrorista. Uno de los problemas de la comunidad internacional es el de implementar un mecanismo más firme de responsabilidades en casos como estos a las naciones que estén involucradas directa o indirectamente en corrupción, alianza o complicidad y otras acciones criminales como genocidio y narco-terrorismo. Sabes que cuando hay dinero algunos gobiernos miran hacia un lado para que el dinero entre a sus países y dinamicen sus economías. Es dinero manchado con sangre de inocentes, con terror, y muerte. La verdad la gente está cansada de esta forma de hipocresía cómplice donde se hace poco al respecto. En lo personal, una de las herramientas más firmes y efectivas son las sanciones que imponen las agencias judiciales de los Estados Unidos.

P: Rusia decidió que su empresa estatal de petróleo abandone la operación en Venezuela. Consideras que el pedido de captura de EE.UU sobre Maduro y los suyos tuvo que ver con eso? Rusia paso los activos de Rosneft a otra compañía de propiedad del estado Ruso manejada por Putin, en que cambio esto su apoyo a Venezuela?

R. No creo que Putin haya cambiado en su totalidad su estrategia en Venezuela. Putin es un hombre muy sagaz que busca sacar provecho a cualquier situación. Recuerda que la economía de Rusia es limitada. Putin lo que mantiene es una jugada inteligente y reactiva sobre la situación venezolana, ya otear que Rusia tiene demasiados intereses económicos en el país. Ellos, los Rusos, siempre se mueven teniendo presente los escenarios más inmediatos que puedan presentarse.

Lo que Maduro le paga a Putin para tenerlo de amigo

Putin puede voltear la cara para que inclusive dinero proveniente de Venezuela (sea cual fuese su origen) entre en su economía, pero al mismo tiempo, y de esto estoy seguro, Putin puede, como lo ha hecho, mantener una relación estratégica con regímenes criminales, pero Putin no mantendría una relación directa con carteles de las drogas, o grupos terroristas del Medio Oriente. Una situación compleja lo sé, pero es lo que puedo leer.

P: Volviendo a los túneles construidos junto a Hezbolah y Hamas y sus operaciones en Venezuela, nos podes agregar algo más?

R: Hemos realizado en el sitio, el mapeo del 30% de los nuevos túneles subterráneos con más de 17 kilómetros de ruta que se construyeron bajo la ciudad de Caracas de 2014 a 2017 con la capacidad de albergar hasta 5000 fuerzas armadas y actualmente alberga 1500 miembros de la guardia de la revolución iraní y más de 60 miembros del grupo ruso Wagner.

P: cuál es el rol chino?

China ha sido el apoyo fundamental al régimen de Venezuela en cuanto a la vigilancia y espionaje y hacking electrónico en Venezuela con alcance regional. Por ejemplo, hay un edificio de telecomunicaciones ” CANTV ” en el sector Acacias en Caracas donde los funcionarios chinos operan el principal centro de espionaje y guerra cibernética, así como para vigilar todas las redes sociales en Venezuela. El sistema chino se conoce como ” Halcón ” . Jorge Márquez es el jefe de esta base.

P: La base China en Argentina podría estar colaborando en estas acciones?

R. Ciertamente es así. Esta base de rastreo espacial, telemetría y comando operada por una unidad del Ejército Popular de Liberación de China ubicada en la Patagonia, viene siendo usada como centro de vigilancia y espionaje electrónico en nuestro hemisferio, y eso no es un secreto. Estas bases funcionan de esta manera: la base principal opera en este centro en Argentina, teniendo bases secundarias en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba, que en su dimensión geográfica cubre América Latina y El Caribe.

P: Que papel juega el ex jefe de inteligencia Hugo Carvajal?

El general Hugo “el Pollo” Carvajal, es uno de los acusados por Estados Unidos, estuvo inicialmente protegido en España por el Capitán Aguilera.

Hugo Carvajal podría entregarse a las autoridades norteamericanas ...

Carlos Aguilera, es Capitán retirado y ex director de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), como antes se llamaba el actual Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Es cliente del Banco Madrid, por eso está en el grupo de miembros del chavismo investigado por lavado de dinero. En España administra la sociedad CLAB-Consultoría Inmobiliaria y es accionista de constructora Girardot 53, que hizo obras en el Metro de Caracas durante la gestión de Hugo Chávez. Estuvo al frente de esa organización hasta 2002, cuando renunció a su cargo y reconoció que no pudo detener el golpe de Estado de abril de ese año pese a tener en sus manos información confiable. También fue director de Relaciones Presidenciales, Secretario de la Presidencia, viceministro de Gestión Comunicacional, viceministro de Gestión Administrativa y presidente de la Fundación Pueblo Soberano y compartió aulas en el Ejército con el director del SEBIN, Gustavo Enrique González López.

Aguilera ha venido protegiendo a Hugo Carvajal durante casi toda su permanencia en España. Recientemente Hugo Carvajal fue trasladado a Portugal donde el embajador de Maduro en ese país, general Lucas Rincón Romero lo mantuvo protegido en su residencia, pero ante las recientes acciones, además de las operaciones de vigilancia que se mantuvo sobre Carvajal, fue retornado a España.

Lo que nos sorprende es que el CDI español, así como altos funcionarios del gobierno Español asumimos estaba al tanto que desde hace tiempo Carvajal estaba siendo solicitado para ser extraditado a USA, y de alguna manera nada hicieron para detenerlo. Aun esperamos que sea arrestado o en su defecto se entregue, y que eventualmente algunos funcionarios del gobierno español deberán dar explicaciones del porque no se detuvo a este criminal.

Finalmente y sobre España, este país se convirtió en la nación donde más inversiones han hecho la gente del chavismo en Europa. Hablamos de cientos de millones de Euros, y que igualmente, las autoridades españolas deberán actuar al respecto.

De hecho, un tema muy relacionado con la extensa red de lavado de dinero del régimen de Venezuela en España, se refleja en la visita que hiciera la Canciller Venezolana Delcy Rodríguez a ese país para reunirse con el Ministro de Transporte de España, José Luis Ábalos. Recordemos que Delcy Rodríguez es una de las sancionadas por EE.UU.

Delcy Rodríguez: Las claves del encuentro entre Ábalos y la ...

 

Delcy iba de camino a Turquía y se detuvo en España para sostener la reunión con el señor Ábalos. Esta situación, creemos tendrá repercusiones fuertes en España una vez que los chavistas que están ya hablando con las autoridades de los Estados Unidos brinden más información a las investigaciones que se están llevando a cabo.

Juan Guaidó: «Esta es la acusación número 12 que hace Maduro en mi contra» por Gabriela Ponte – ABC – 2 de Abril 2020

En una entrevista concedida a este diario, el presidente interino confirma que no asistirá hoy a la citación de la Fiscalía que lo imputa por un supuesto intento de magnicidio contra el mandatario venezolano Nicolás Maduro

Juan Guaidó (La Guaira, Venezuela) atiende esta llamada en medio de una nueva escalada de tensión política a raíz del ofrecimiento de Estados Unidos de un plan de transición para Venezuela sin Maduro ni Guaidó, que ha desatado la «furia bolivariana» del líder chavista contra la oposición, y preocupado por la expansión del coronavirus en el país. Comenta que la cuarentena decretada por el Gobierno desde el pasado 13 de marzo se cumple solo en los sectores que tienen recursos económicos porque ellos sí lo pueden respetar. No tanto es así, en los sectores populares donde es más complejo porque son personas que viven día a día de la economía informal.

El presidente encargado asegura que «estamos en una emergencia nacional» y urge la conformación de un gobierno de transición. «Se necesita un préstamo inicial de 1.200 millones de dólares para hacer frente a la pandemia en nuestro país», pero reconoce que «nadie le va a prestar dinero a un terrorista», refiriéndose a Nicolás Maduro. Su comité de expertos ante el coronavirus pronostica que en Venezuela se puedan contagiar un millón de personas por el Covid-19, en un país donde el sistema sanitario colapsó hace más de cinco años debido a la crisis humanitaria.

¿El plan que presentó EE.UU. hace unos días sobre la conformación de un gobierno de emergencia nacional en Venezuela es una propuesta que planteó la presidencia interina?

El plan deriva de una propuesta que hicimos en las conversaciones en Noruega. Lo novedoso es que EE.UU. presenta cómo ellos levantarían las sanciones teniendo como base una propuesta de transición. Y es también parte del trabajo internacional que hemos hecho en las giras buscando opciones al cambio político en Venezuela. Si logramos la conformación del Consejo de Estado, instalamos el gobierno de emergencia nacional y se convocarían elecciones. El incentivo es para los que aún respaldan al dictador, a ellos se le levantarán las sanciones personales: a los miembros de la Constituyente, a los del Consejo Nacional Electoral y a los demás funcionarios que se sumen al proceso.

Maduro rechazó la propuesta de EE.UU. porque considera que es una injerencia extranjera. ¿Pensaba usted que él iba a aceptar esa salida?

Yo no le tengo buena fe a un terrorista. No tenía ningún tipo de expectativa, por eso es que estamos presionando. Repito, el gran incentivo no es para Maduro, nosotros sabemos que él quiere seguir usurpando el poder, es para los que están en su entorno que sienten que pueden formar parte del gobierno de emergencia. Maduro está hoy señalado por la justicia estadounidense, pero anteriormente había un informe de violacion de derechos humanos.

La hoja de ruta consiste en 13 puntos y dos garantías que garantizan la participación del alto mando militar y los gobernadores y alcaldes durante el periodo de transición. ¿Esto eso un incentivo para que se sumen a forzar la salida de Maduro?

Nosotros estamos buscando desplazarlo más que forzar su salida. Contamos con una coalición de aliados internacionales más grande que la de la Segunda Guerra Mundial por la causa de la libertad y democracia de nuestro país. Hoy proponemos opciones concretas y empujados por la pandemia y la emergencia humanitaria.

¿Quiénes podrían conformar ese Consejo de Estado al que se refiere el Plan?

Es más fácil decir quienes no formarían parte: los que tengan señalamientos con el terrorismo, el narcotráfico y la violación de derechos humanos en el país. Y los perfiles son necesariamente líderes políticos o sociales que representen a sectores importantes porque es una transición, se delegarían las funciones del ejecutivo al Consejo de Estado hasta la celebración de unas elecciones presidenciales.

¿Y qué pasa con Maduro?

Lo mejor es que Maduro acepte la oferta de la comunidad internacional y se haga a un lado. La decisión de quedarse o de irse a otro país se verá con la presión interna que hagamos y dependerá de lo tóxico que es o no para su entorno. Maduro es como el Covid-19 todo lo que toca lo infecta, lo más sano para su entorno es aislarlo, ponerlo en cuarentena para atender la emergencia humanitaria. Lo lamentable es que esa decisión la tomó él, por sus errores y su soberbia. Es un absoluto cobarde por no asumir su responsabilidad.

El exmilitar venezolano Clíver Alcalá Cordones lo relacionó con la compra de armas en Colombia para un intento de golpe de Estado contra Maduro. ¿Ordenó usted la compra de este armamento?

No conozco a Clíver Alcalá y no tengo información de lo que dice.

¿Habló alguna vez personalmente con Alcalá? ¿Se ofreció en algún momento a colaborar con el gobierno de transición?

Yo nunca he hablado con él.

La Fiscalía venezolana lo citó en los Tribunales este jueves a las 9.00 de la mañana por presuntamente intentar un magnicidio contra Maduro ¿Va a asistir a la citación hecha por Tarek William Saab?

No asisto no por el absurdo de lo que dice una persona, si no ese señor no tiene facultades y es un usurpador de la Fiscalía designada por la ilegítima Constituyente. Además, yo tengo prerrogativas constitucionales por ser el jefe del Parlamento y presidente encargado del país.

Venezuela podría ser el país más afectado por el coronavirus por tener el sistema sanitario más débil de la región. ¿Cómo proyectan la expansión del virus?

Mi gran preocupación es la propagación del coronavirus en el país. En total tenemos 84 respiradores en hospitales públicos y 126 aproximadamente en clínicas privadas. Si no me equivoco, España debe tener más de 8.000 respiradores en toda la red sanitaria. Si la tasa de contagio es similiar a la de España o Italia, que nada apunta a que pueda ser distinta, podemos tener una situación compleja en Venezuela. Lo que sabemos es que la dictadura ha mentido desde el principio con las cifras de contagio, incluso utilizan el virus para perseguir como hicieron con el periodista Darvison Rojas que lo buscaron a su casa por estar «contagiado». Esa opacidad solo va a agravar la emergencia. Hace 11 días yo tuve de fuentes internas de un ministerio que daba la cifra de 200 contagios. El ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, habló recientemente del primer muerto que reportó síntomas desde el 29 de febrero y ellos reportaron el primer caso el 13 de marzo. Nosotros no sabemos en cuál semana estamos y en cualquier momento puede haber un brote sin contención y sin capacidad de respuesta por el Gobierno. Nuestros técnicos han desarrollado un plan llamado José María Vargas donde recoge el trabajo que hay que hacer frente a la pandemia.

Las cifras oficiales dicen que hay 143 contagios en todo el territorio ¿Usted cree en estos datos?

Lo que sabemos es que la dictadura ha mentido desde el principio con las cifras de contagio, incluso utilizan el virus para perseguir como lo hicieron con el periodista Darvison Rojas que lo buscaron en su domicilio y se lo llevaron detenido por estar supuestamente «contagiado». La opacidad en las cifras solo va a agravar la emergencia. Hace 11 días, yo obtuve de fuentes internas del Ministerio que la cifra oficial era de 200 contagios. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, -portavoz de la crisis del Gobierno bolivariano- anunció el primer muerto que reportó síntomas desde el 29 de febrero y ellos dijeron que el primer caso fue detectado el 13 de marzo. Nosotros no sabemos en qué semana estamos de la epidemia y en cualquier momento puede haber un brote sin contención y sin capacidad de respuesta por el Gobierno. Nuestros técnicos han desarrollado un plan llamado José María Vargas donde recoge el trabajo que hay que hacer frente a la pandemia.

¿El Gobierno de Maduro subestima el coronavirus?

A la dictadura no le importa la gente solo le importa permanecer en Miraflores. No tienen la capacidad, ni la sensibilidad para atender la pandemia.

 

Si capturan a Maduro, haremos un ‘gobierno de emergencia nacional’ por Maria Angelica Correa – El Tiempo –

Carlos Vecchio, embajador de Guaidó en EE. UU., dice que Maduro no dejará voluntariamente el poder.

 

Carlos Vechio

Carlos Vecchio, designado como embajador de Venezuela ante Estados Unidos por el gobierno de Juan Guaidó.

Carlos Vecchio, el embajador en Washington del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidócree que a Nicolás Maduro no le importa que mueran venezolanos con tal de quedarse en el poder, a propósito de la decisión de la justicia estadounidense de imputarle cargos por narcotráfico y de ofrecer una recompensa de 15 millones de dólares. El diplomático habló con EL TIEMPO.

¿Piensa que a ocho meses de las elecciones de EE. UU. estaríamos ante un ‘panameñazo’ (en alusión a la invasión de Panamá para capturar a Manuel Antonio Noriega)?

Lo que nosotros vemos desde EE. UU. es un compromiso para apoyar al pueblo de Venezuela y rescatar su democracia. Hemos tenido el respaldo del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo y, ahora, de una rama de lo que sería la justicia. Hay una posición firme y clara de EE. UU. como país para confrontar a un régimen que ya no es una amenaza para Venezuela, sino para toda la región.

El indictment recuerda cuando Hugo Chávez dijo: ‘Vamos a inundar de droga a EE. UU’. Esta acción parece traspasar el ámbito político y entró en lo criminal…

Uno de los detalles de esto que, precisamente, es una acción judicial, una acusación formal en un sistema de justicia que acá es independiente, y cuando el Departamento de Justicia decide dar ese paso es porque tiene todos los elementos en la mano que vienen de una investigación, y de sumar evidencias para apoyar esa acusación ante unos jueces independientes.

Ellos lo dijeron, esta es una investigación que lleva décadas, que abarca desde el periodo de Chávez hasta el de Maduro, donde se han presentado evidencias y donde se van a seguir presentando elementos.

Ellos no tienen que presentar todos los elementos, recordemos eso, porque siguen sumando y evitan el riesgo de que se enteren quiénes son los otros colaboradores para sumarlos al expediente. Y aquí son hechos que para este país tienen una trascendencia importante. Lo decían ellos (chavistas), era inundar a EE. UU. con cocaína, apoyar a grupos terroristas, y eso, sin duda, se convierte en una amenaza para toda la región.

Y si Maduro se empeña en quedarse en el poder sin importarle que muera gente, Venezuela va a entrar en unas tensiones políticas y sociales muy profundas.

 

Se abre un nuevo panorama que discrepa de la posición de la Unión Europea, que plantea una solución política y democrática. ¿Queda claro que los actores políticos no se pueden sentar a dialogar y mucho menos ir a una elección con personas con estas imputaciones?

Nosotros lo hemos dicho muy claro. Estamos enfrentando a un régimen o a un conglomerado criminal, ellos no te van a dar el poder, tienes que forzarlos, interna y externamente, a dejar el poder.

¿Cree que Maduro negocie su salida?

Eso va a depender de cómo quiere verse él y cómo quiere que sea la transición. Y si Maduro se empeña en quedarse en el poder sin importarle que muera gente, Venezuela va a entrar en unas tensiones políticas y sociales muy profundas, con escenarios impredecibles.

En el escenario de que capturen a Maduro, ¿ustedes tienen una ruta para asumir de inmediato la presidencia?

Con gobierno de emergencia nacional que le corresponde asumir al presidente interino Juan Guaidó.

A Maduro no le importa que mueran venezolanos con tal de mantenerse en el poder.

 

Para el momento en que se llegara a capturar a Maduro, subrayo su frase: ‘Cooperación internacional’. ¿Esta cooperación puede ser a través de la presencia de fuerzas extranjeras apoyando a las fuerzas armadas que estarían con el presidente interino?

Nosotros estamos hablando es de que se sumen las fuerzas internas y de cooperación internacional para salir de Maduro y establecer una ruta clara hacia un gobierno de emergencia nacional, con la ruta clara de transición creíble y verificable.

Obviamente las cabezas del régimen están preparadas para mantenerse en el poder. ¿En este nuevo escenario, podría mantenerse el régimen con una persona que no esté solicitada por la justicia americana?

Para que pueda venir el apoyo se requiere una ruta clara de transición verificable por la comunidad internacional. De otra manera, no va a llegar. Si el régimen lo que busca es sustituir a Maduro por otra persona, y que ellos sigan en el poder, se profundiza el conflicto. A Maduro no le importa que mueran venezolanos con tal de mantenerse en el poder. Indudablemente debemos utilizar todas las fuerzas internas para poder generar la presión necesaria para salir de Maduro.

¿La administración estadounidense les ha puesto el cascabel a los militares venezolanos?

El mensaje va hacia el resto de las fuerzas armadas, particularmente a los jóvenes, a los cuadros medios, a las tropas, de que las fuerzas armadas no están para defender a un traficante y terrorista, sino a la Constitución y al pueblo. Que entiendan que este es un proceso de transición que no va a parar. Que Maduro va a salir del poder y deben facilitar ese proceso de transición.

La embajada de Guaidó en España se vuelca con los venezolanos más vulnerables al coronavirus y a la crisis económica por Daniel Gómez – ALnavío – 25 de Marzo 2020

Antonio Ecarri, embajador de Juan Guaidó en Madrid, explica al diario ALnavío que lo prioritario ahora es garantizar un refugio para los venezolanos más vulnerables. También para aquellos que han quedado varados en el país. En paralelo, coordina junto con las asociaciones de médicos y enfermeros venezolanos la incorporación de personal a los hospitales del país. Todo esto sin olvidarse de la lucha política en Venezuela, donde urge la entrada de ayuda humanitaria.

Hay venezolanos que están en una situación delicada / Foto: CCN
Hay venezolanos que están en una situación delicada / Foto: CCN

Al menos tres venezolanos han muerto por coronavirus. Lo confirma el embajador de Juan Guaidó en MadridAntonio Ecarri, a quien se le apila el trabajo por la crisis. Muchos migrantes venezolanos en España se encuentran en posición de vulnerabilidad ante la pandemia, y esta es la principal prioridad del diplomático.

En segundo lugar, aparece el asunto de los médicos, enfermeras y demás sanitarios venezolanos que se organizan junto a la embajada para luchar contra la crisis sanitaria, poniéndose a la orden del gobierno español.

Luego está la situación de los venezolanos que habían viajado a España y que ahora están varados sin poder viajar a Venezuela.

En medio de esta lista de prioridades se mantiene la lucha política. Antonio Ecarri trabaja para que se envíe ayuda humanitaria a Venezuela y que esta realmente llegue a la población.

– ¿Maneja datos de venezolanos afectados por el coronavirus en España?

– Hemos pedido esa información al Ministerio de Sanidad y a la Cancillería. Ahora, es difícil tener nombres y números exactos por la situación que se está atravesando. Hasta hoy, la información que nos ha llegado de parte de muchos médicos venezolanos que atienden en los hospitales es que lamentablemente ya han fallecido al menos tres venezolanos.

– Sanidad informó que más de 5.400 sanitarios se han contagiado por coronavirus. ¿Es el momento de dar paso a los médicos y enfermeros venezolanos dispuestos a colaborar?

– Estamos en eso desde que comenzó la crisis, en contacto con las asociaciones de médicos y enfermeros venezolanos en España. Por el momento, el gobierno se encuentra administrando los recursos de personal, con mucho tino a mi parecer, el cómo se incorpora la gente. Por ejemplo, en Ifema [un pabellón de eventos en Madrid convertido en hospital con 3.000 camas] se va incrementando el personal a medida que llegan pacientes. Primero contratan a médicos españoles, luego a médicos jubilados, y luego cuentan con los extranjeros y estudiantes. Lo que nosotros tenemos es una reserva importante de médicos. Desde la embajada hemos sacado una ficha en la que hay más de 200 ya inscritos, y luego están las iniciativas de las asociaciones.

-¿La pandemia pone en riesgo a los venezolanos más vulnerables?

– Por ahí se dice que los venezolanos que llegan a España cuentan con muchísimos recursos. Los hay, pero es realmente la excepción. La gran mayoría de compatriotas vienen aquí a trabajar. A crear negocios. No quieren subsidios sino permisos de trabajo, pero claro, nadie contaba con una pandemia que está generando un problema sanitario y de desempleo que afecta en primer lugar a la gente que no posee recursos. Ahora lo más severo y lo más preocupante es el tema económico. Existen muchos venezolanos en situación difícil que incluso trabajaban en negro para sobrevivir, y que no se pueden quedar en casa así.

– ¿Qué pueden hacer desde la embajada con esas personas?

– Estamos en conversaciones permanentes con funcionarios de la Cancillería para que estén al tanto de nuestros trabajadores informales, de suspender o no los alquileres, de las ayudas, de las pymes, de los autónomos… Al final son temas genéricos que afectan a todos ahora mismo. Trabajamos por defender a los nuestros, pero la pandemia empeora y al final afecta a todos. Hay que cumplir las medidas sanitarias que impone el Estado español y así salir de esta cuanto antes.

– En el invierno se podía ver a muchos venezolanos a las puertas del Samur Social en Madrid, venezolanos en situación de calle. ¿Qué pasa con esa gente?

– Eran más de 100 personas que estaban en situación de calle y que les conseguimos refugio a través de gestiones con la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. También nos preocupa la gente que se ha quedado varada, que vinieron a España por una visita, por trabajo, e incluso por turismo, y que se les acabaron los recursos para hospedarse en los hoteles.

– ¿Cuántos venezolanos quedaron varados?

– Alrededor de 200 están en esa situación, y por suerte han conseguido techos en casas de familiares, en refugios. Desde la embajada también hemos instruido cómo encontrar alojamientos a buen precio y que se les ajuste al presupuesto.

– ¿En plena crisis del coronavirus se puede mantener la lucha política?

– Es la prioridad del gobierno encargado y del presidente Guaidó. Ahora insistimos en el ingreso de ayuda humanitaria a la que el gobierno usurpador se ha resistido. Creo que para no dar su brazo a torcer, porque Venezuela está en una situación crítica. Ellos piensan que la gente no se ha enterado de cómo han destruido el país. Hoy pareciera que los números de contagios en Venezuela [91 hasta este martes] son bajos, pero no es tan cierto. Para los pocos días que el virus tiene en el país estamos hablando de más afectados que en España e Italia. Y esto preocupa porque tenemos un sistema de salud en el suelo. Los hospitales fueron abandonados hace muchos años. Ahora están totalmente derruidos y en el éxodo hay más de 20.000 médicos.

– ¿Qué puede hacer la embajada para conseguir la entrada de ayuda humanitaria cuando desde Europa quieren que el FMI preste a Venezuela los 5.000 millones de dólares que Maduro solicitó?

– Nosotros queremos la ayuda humanitaria y que esta llegue al país través de organismos independientes que sabemos que no van a robarse los materiales, como la Organización Mundial de la Salud. Con lo que no estamos de acuerdo es con el planteamiento del alto representante de Política Exterior europeo, Josep Borrell. Primero, porque los 5.000 millones de dólares del FMI son una cantidad insuficiente para Venezuela. Y segundo, porque si se da ese dinero a Maduro, existe el peligro de que se pierda. Sería bueno que retornen a Venezuela esos capitales de corrupción que están en Europa y que Europa sabe que están aquí.

Luis Almagro: «En Venezuela el coronavirus puede ser una tragedia de dimensiones catastróficas» por David Alandete – ABC – 22 de Marzo 2020

El recién reelegido Secretario General de la OEA pide a España en su primera entrevista «un compromiso mayor con la democratización de Cuba y de Venezuela»

Cuando Luis Almagro tomó el viernes su asiento en el Salón de las Américas en Washington llevaba puestos unos guantes de látex y una mascarilla protectora ante la boca. Los miembros del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, que se disponían a elegir secretario general para los próximos cinco años, mantenían entre ellos una distancia de seguridad de al menos un metro. Sólo aquellos diplomáticos y funcionarios cuya presencia era completamente imprescindible se habían desplazado a la sede histórica de la OEA. El resto, incluida la prensa, siguieron la votación por internet. Finalmente, Almagro fue reelegido cómodamente en un contexto absolutamente excepcional, en una ciudad bajo estado de alarma y ante un continente que sólo ahora comienza a notar los primeros y devastadores efectos de la pandemia del coronavirus.

Estamos en un contexto completamente insólito. ¿Qué supone esta crisis del coronavirus para América Latina?

Es un un desafío probablemente de los más fuertes que tiene los sistemas sociales políticos latinoamericanos. Se va a tener que demostrar una gran capacidad de organización, una gran resiliencia, la capacidad para revertir los procesos y las curvas exponenciales de crecimiento que ha tenido el coronavirus. Va a tener que fortalecerse mucho el espíritu comunitario que deben tener nuestras sociedades. Cada ciudadano tiene que cuidar al otro. Cada uno tiene que actuar como si estuviera contaminado y por lo tanto, en todos los casos tiene que ser absolutamente responsable de cuidar a los demás y actuar en cada caso cuidando a sus semejantes y respetando las mejores condiciones de cumplimiento de los protocolos más estrictos. Creo que nuestras sociedades están siendo puestas a prueba de una manera muy dramática, tienen que encontrar esa forma de organización que les permita responder adecuadamente sin que parámetros sociales, productivos y políticos se vean afectados.

La pandemia está teniendo unos gravísimos efectos sobre la economía en Asia y Europa. ¿Deben los gobernantes americanos prepararse para un golpe similar?

Hay que tomar medidas de prevención respecto al impacto que esto tiene sobre la economía mundial, lo cual afecta directamente a nuestros países. Las variables de exportación e importación, de comercio exterior, son determinantes en nuestras economías. Por lo tanto se van a ver afectadas por sus condiciones endógenas, por los problemas estructurales que tienen nuestras economías y por esta dificultades que van a encontrar para sostener ese comercio exterior que es fundamental para la economía.

Ha habido algunos líderes en América Latina que se han resistido a tomar medidas pensando que allí iba a llegar más tarde. Me refiero, por ejemplo, a los presidentes de México y de Brasil. ¿Qué les diría, visto lo que ha pasado aquí en EE.UU.?

No voy a juzgar de ninguna forma las medidas que tomaron los políticos en Latinoamérica, el Caribe, Norteamérica, ni siquiera en Europa, respecto a la crisis del coronavirus. Cada uno toma las medidas que puede tomar de acuerdo al contexto político, económico y social que tiene en este momento. Cada líder toma las acciones que considera más oportunas. No quiero juzgar eso porque no me corresponde. Creo que han actuado de buena fe y han procurado tomar las decisiones que eran más convenientes en este momento.

¿Y qué pueden hacer los líderes americanos con respecto a la comunidad más vulnerable, la de los refugiados venezolanos, que ya padecían unas graves penurias antes de esta crisis?

Hay un problema anterior a eso, que es el tema de Venezuela. Creo que debemos estar muy atentos porque la irresponsabilidad con la que han actuado la dictadura bolivariana respecto a la crisis humanitaria y la crisis migratoria, creo que se va a trasladar a la crisis del coronavirus. Si lo pasamos por el multiplicador de la crisis migratoria y la crisis humanitaria, podríamos estar enfrentando una tragedia de dimensiones catastróficas para el hemisferio. Las democracias tienen sus sistemas de balance, que se van acomodando permanentemente en función de los ajustes que la democracia obliga a tomar. Pero una dictadura irresponsable que ha generado la peor crisis migratoria y humanitaria de la historia del hemisferio, con un patrón de coronavirus que puede multiplicarse en función de esas condiciones, puede transformarse en un desastre absoluto. Por lo tanto, creo que tenemos que estar muy vigilantes por esa responsabilidad y buscar la manera de cooperación internacional y de apoyo que pueda paliar eso y asumir esa responsabilidad que la dictadura no asume en ninguna forma.

¿Cuál va a ser su prioridad con respecto a Venezuela en estos próximos cinco años?

La crisis humanitaria que sufre el país. Cuando tenemos cifras como siete millones de personas en riesgo de hambre, definitivamente esa tiene que ser la prioridad. Tenemos que buscar la forma de hacer llegar la ayuda humanitaria al pueblo venezolano, soluciones reales para el pueblo venezolano, porque los costos que tiene eso en términos migratorios, sociales, de enfermedades, de hambre para la gente en Venezuela, y el impacto que tiene sobre el resto del hemisferio, es demasiado grande. Nuestros esfuerzos deben concentrarse en gran medida en sostener a la gente. Lo primero es el servicio que podemos dar a la gente, al pueblo venezolano, es hoy algo prioritario en el hemisferio. Después trabajar las variables de reinstitucionalización del país. Tenemos que lograr una forma de que las instituciones puedan volver a comenzar a trabajar en Venezuela. Tienen que volver a trabajar. Venezuela no puede ser ese país vaciado institucionalmente en que no hay ninguna institución que esté en condiciones de responder a absolutamente ningún problema que pueda tener el país. Hoy si quieres resolver el tema de seguridad, salud, alimentación o vivienda, no hay una institución que pueda hacerlo. Creo que tenemos que hacer un trabajo desde la base de reinstitucionalización del país para que este pueda comenzar a funcionar de una manera más democrática, paulatinamente hasta restablecer definitivamente la democracia. Los costos de la dictadura son demasiado fuertes. Mientras haya dictadura no vamos a poder tener un gobierno responsable, no va a haber solución para la crisis humanitaria, no va a haber solución para la crisis migratoria, no va a haber seguridad, no va a haber respeto a los derechos humanos. Tenemos que pensar cómo vamos logrando esas condiciones para revertir completamente esa situación dictatorial que vive el país.

Usted ha denunciado muchas veces el apoyo que el régimen Cuba ha estado prestando al de Venezuela.

No es un apoyo, no es un apoyo. La de Cuba es una dictadura que completamente cooptó la mentalidad más débil y menos organizada de la dictadura venezolana y empezó a vivir de eso. Esa es su lógica hasta ahora. Es un país cooptado por una dictadura de décadas.

Quiere decir que en este momento la dictadura cubana está viviendo de los recursos de Venezuela.

Así es. La cantidad de barriles de petróleo que sacan es fundamental para sostener un proyecto fracasado, arcaico y anacrónico como es el cubano. Proyecto más fracasado desde el punto de vista productivo, social y político no hay en el mundo entero. Todo el mundo se enteró de que fracasó menos la dictadura cubana. Es un despropósito desde todos los aspectos en los que uno lo pueda analizar.

Hace cinco años, cuando fue elegido por primera vez, usted era más optimista sobre la democratización de Cuba.

El proceso ese de apertura que se fue dando paulatinamente durante las negociaciones para el restablecimiento relaciones diplomáticas con EE.UU. se revirtió completamente luego que se alcanzó ese objetivo por parte de la llamada revolución cubana. Ese proceso de apertura llegó hasta ese punto, después hubo un retroceso muy importante, un avance muy fuerte de la vieja guardia fidelista con sus ideas arcaicas y eso fue lo que completamente alejó esa posibilidad y ese optimismo originario que podríamos haber tenido en determinado momento.

Ahora ese proceso está en punto muerto.

Ese proceso está en un punto en que casi todo el mundo está pensando cómo se prepara una una sucesión, cómo va a ser la verdadera sucesión que se va a dar en el país. Allí se están tomando posiciones para hacer que ese proceso sea todavía más retardatario y con más retrocesos, o ver si hay alguna posibilidad de apertura a futuro. Pero va a depender que cuando se un verdadero proceso sucesorio en Cuba.

Fuentes de la Casa Blanca dijeron a ABC el mes pasado que están descontenas sobre cómo el gobierno de España está gestionando las presiones al régimen de Venezuela para favorecer la democracia. ¿Opina igual?

Quiero analizar los hechos, poner los hechos de relieve. No es mi trabajo dar opiniones políticas. Esta es la situación, estos son los hechos: creemos que España debería ser un factor más determinante a la hora de impulsar sanciones de la Unión EuropeaEspaña debería tener un compromiso más fuerte con la democratización de Cuba y de Venezuela, España debería liderar los esfuerzos al respecto y no ser el último vagón. Creo que esos sí son datos y necesidades muy precisas y específicas de las que tenemos que ser muy conscientes. Si queremos un hemisferio libre de dictaduras, necesitamos un socio en España que esté comprometido con lograr eso y no en retardar los procesos de sanciones a los dictadores; no pretender hacer vista omisa en las condiciones de derechos humanos y de corrupción que tienen las dictaduras; no ocultar el fracaso que tienen esas dos dictaduras y el costo para sus pueblos que tienen esas dos dictaduras. Esos procesos han corrompido también y polarizado y llevado a extremos autoritarios o a otros países, concretamente Nicaragua. Sí son necesarias respuestas más contundentes, más efectivas, y también es muy importante que se despejen las dudas de corrupción que existen entre un lado y otro del Atlántico.

¿Se refiere a esas sospechas de pagos a determinados partidos en España, concretamente Podemos?

Exacto.

Tras su reelección la embajadora de México tuvo unas palabras inusualmente duras, revelando que había votado a su contrincante. ¿Tiene algo que responderle?

No, para nada. No tengo ninguna consideración que hacer al respecto.

En cinco años, cuando le entregue el testigo a otro secretario general, ¿cuál quiere que sea su legado?

Mi legado va a ser mucho trabajo, mucha dedicación a las causas de la democracia, el desarrollo, los derechos humanos y la seguridad en el hemisferio. Un compromiso fuerte con el sistema interamericano y haber hecho míos los principios del sistema interamericano. Haber sido absolutamente panamericanista y haber buscado lo mejor para cada uno de los pueblos y dar las mejores condiciones de estabilidad política que permitan mejores condiciones de democracia y de desarrollo en nuestro hemisferio. Ese es mi trabajo. Me gustaría ver un continente libre de dictaduras, con el más pleno respeto de los derechos humanos y en las mejores condiciones posibles de desarrollo y seguridad. Eso es muy claro que el objetivo que perseguimos, pero esto son procesos, una obra que nunca va a estar absolutamente terminada. No está terminada en Europa ni en ninguna parte del mundo. Tenemos que entender que simplemente hacemos lo mejor en fortalecer un proceso en el que buscamos esas mejores condiciones.

 

Arnoldo José Gabaldón: “Si no conseguimos el camino, Venezuela pasará 100 años a la cola de América Latina” por Hugo Prieto – ProDaVinci – 22 de Marzo 2020


Un grupo de venezolanos, de amplia experiencia y calificación profesional, se reunió en la sede de la Universidad Metropolitana para discutir un documento*, en el que se plantean los retos para superar la difícil situación por la que atraviesa la región de Guayana. La severa caída de la generación eléctrica del río Caroní y la paralización total de las industrias básicas (acero y aluminio) son parte de un panorama tan desolador como apremiante. Lo que está en riesgo es un proyecto de desarrollo único en América Latina, cuyos logros tangibles son demostrables y hablan por sí solos.

El Grupo Orinoco, al cual pertenece Arnoldo José Gabaldón, ingeniero Civil especializado en ingeniería hidráulica, exministro del Ambiente y expresidente de la Copre, traza un recorrido por lo que sin duda ha sido la propuesta más ambiciosa de Venezuela en la segunda mitad del siglo XX. Había gerencia, ambición política y determinación para aunar esfuerzos y crear una institucionalidad que le permitió al país sacar provecho de los ingentes recursos de una región que, a cambio, anteponía difíciles condiciones para acometer una empresa de esa envergadura. Desde el elusivo mito de El Dorado hasta las selvas impenetrables plagadas de malaria, pasando por una diversidad climática y ecológica que en sí misma es una ecuación de enorme complejidad.

Gabaldón ha puesto miras a mediano y largo plazo. El encuentro en la Unimet no será ni el primero ni el último, porque de lo que se trata es de convocar a quienes tienen algo que decir, a los dolientes de Guayana, para seguir depurando una propuesta que goce del más amplio consenso en el país.

Ustedes advierten un hecho alarmante: la reducción de más del 50 por ciento en la generación de energía hidroeléctrica en Guayana. ¿A qué atribuye esa reducción tan marcada?

No ha habido un mantenimiento efectivo de las turbinas en los embalses (Guri y Macagua II). Por eso hay una serie de generadores paralizados. Lo que ocurre es que la demanda eléctrica del país ha caído a los mismos niveles que teníamos en 1999. Entonces, no se nota tanto esa reducción de la capacidad de generación y del aprovechamiento del río Caroní. Pero esa es la realidad. Además, hay otra circunstancia, al no tener esa capacidad de generación, que se encuentra muy por debajo de la capacidad instalada, se aplicaron racionamientos y cortes masivos del servicio eléctrico. Eso también afectó todo el consumo eléctrico (industria, comercio, hogares).

Ustedes proponen que se detenga de inmediato el Arco Minero del Orinoco. ¿Quizás porque es un proyecto meramente extractivista?  

Porque es un proyecto delincuencial, que cayó en manos de una burocracia delincuente, asociada con la mafia internacional, con los pranes. Y las fuerzas armadas también están metidas en eso. De manera que no hay forma de rescatarlo. Pensamos que hay que reformular una economía minera, porque en la región hay vocación para eso. Pero tendría que ser bajo otras modalidades.

¿Cuál es el impacto que tiene el Arco Minero en la configuración geográfica y ecológica de Guayana?

En las áreas de explotación a cielo abierto eso está produciendo unos impactos terribles. Algunos en la cuenca superior del río Caroní. Ahí se están produciendo todo tipo de desafueros ecológicos. Es una de las cosas que alarma. Sobre todo cuando ves la región a mediano y largo plazo. Si esos procesos siguen así, ¿Qué va a quedar? Metidos en el parque nacional Canaima unos y en la Gran Sabana otros. ¿Qué le vamos a dejar de aquello a las generaciones futuras? De ahí viene la urgencia del objetivo de la sustentabilidad.

Ya el país tenía la experiencia del Lago de Maracaibo, una verdadera catástrofe en términos ecológicos.

Sí, una catástrofe vista desde muy temprano, porque en 1921 hubo protestas de pescadores del lago y en el congreso gomero se aprobó la primera ley de control de los derrames de petróleo. O sea que consciencia sobre eso había y también la percepción de que ahí se producía un gran daño.

La Corporación Venezolana de Guayana fue un proyecto ambicioso que por más de 50 años tuvo continuidad en la vida política e institucional del país…

… Y que tuvo logros muy concretos, muy tangibles, porque todo lo que es el desarrollo hidroeléctrico del río Caroní es único en América Latina. Eso es un logro extraordinario. El polo industrial de Guayana era una cosa que les aguaba la boca a los latinoamericanos cuando oían hablar que se había construido una ciudad de más de 500.000 habitantes, que allí estaba el asiento de una industria pesada, que estaba produciendo más de 4,5 millones de toneladas de acero al año. Tuvimos capacidad en el país para hacer todas esas cosas.

¿Cómo es que eso se borra de un plumazo?

Eso no se borra de un plumazo. Eso se borra porque la sociedad nuestra tiene unos factores culturales que facilitan una tragedia de esa envergadura. ¿Qué pasó con los obreros de la siderúrgica cuando decidieron renacionalizar esa industria? Se pusieron todos contentísimos, pero todos perdieron las acciones que tenían allí. Esa industria llegó a producir algo más de cuatro millones de toneladas de acero, que era la capacidad para la cual se diseñó la planta en su segunda etapa (1974). Lo que ha pasado con el aluminio es una cosa de ponerse a llorar. Las minas de bauxita de los Pijiguaos paralizadas, el proceso de la bauxita igualmente paralizado. Para hacer cualquier cosa de aluminio, tú tienes que importar la bauxita del exterior.

Quisiera detenerme en los factores culturales que mencionó, porque la debacle de Guayana —y del país en general—, se atribuye, una y otra vez,  a la corrupción, al clientelismo político, pero resulta que la cosa es más profunda. ¿Qué responsabilidad le podemos atribuir a los sectores laborales, a los sectores sindicales?

Uno de los planteamientos más novedosos que han surgido es que hay que promover un cambio cultural en la sociedad venezolana, pero específicamente en los sectores que han estado involucrados en los problemas de Guayana. Se ha generado un clima laboral en el que hay una corrupción pavorosa, no hay un solo elemento de la sociedad que no esté pensando en la picardía, la disciplina se ha relajado. ¿Sabías, por ejemplo, que esas empresas están paralizadas pero todos los trabajadores reciben su sueldo, un sueldo mínimo en sus casas? Son decenas de miles de personas. ¿Cómo levantas tú y pones a vibrar un país si no hay una acción deliberada, bien estudiada, para incidir en esos factores tan negativos? No solamente es la cultura rentista sino que sobre ella se han adosado otras perversiones, que hacen que nuestra sociedad sea tan poco resiliente para afrontar un proceso de reconstrucción.

En un abrir y cerrar de ojos pasamos —tal como lo han denunciado sectores de la academia—, del rentismo petrolero al rentismo minero. La pregunta es si vamos a seguir en esta guachafita. 

Los que concibieron el polo industrial de Guayana tenían muy claro su objetivo. Allá había unos recursos minerales, fundamentalmente hierro y aluminio, y había energía barata. Eso era para producir materias primas que debían ser reelaboradas en Guayana, para que aquello se convirtiera en un polo de exportaciones. De las posibilidades de diversificación económica que tuvo el país, esa fue la más destacada. Cambiar eso ahora por el extrativismo de oro, prácticamente las pepitas las sacan para llevárselas a Ámsterdam o Dubái, sin ningún procesamiento previo, es remachar la cultura rentista en otra vertiente. ¿Vamos a pasar de un extractivismo a otro cuando creíamos que la Venezuela pospetrolera iba a tener pilares como los de Guayana? Bueno, resulta que los deshicimos.

El Municipio Sifontes del estado Bolívar, donde hay una gran concentración aurífera, a la vez es el foco de la malaria, de la desinstitucionalización y de la presencia de bandas paramilitares como el ELN de Colombia. Ahí, donde están los recursos, mira lo que tenemos al lado. Es una incongruencia asombrosa.

Te cuento una anécdota. En la década de 1980 (86, 88), yo estuve en Bogotá. Germán Carrera Damas estaba de embajador. Hablando de los problemas de Colombia me refirió que uno de ellos era que el Estado colombiano no tenía presencia en el 30 por ciento de su territorio. Actualmente, en el caso de nosotros, el Estado venezolano no está presente en casi el 50 por ciento del territorio. Apure, Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro. Ahí no hay presencia del Estado en modo alguno. Habrá unos solados por aquí, por allá, en connivencia con la guerrilla del ELN y la disidencia de las FARC. Recientemente, unos señores que estaban de pesca en el Caranaparo me contaron que llegaron unos hombres en lancha y se identificaron como integrantes del ELN. Eso es. Venezuela tiene perdido medio territorio.

No es que colapsó el modelo petrolero, sino que lo destruyeron al quebrar a PDVSA. De hecho tenemos un Estado totalmente empobrecido, vaciado de recursos y a futuro vamos a depender de la inversión extranjera, de la inversión privada, pero la Constitución del 99 consagra la propiedad del Estado y privilegia lo público. ¿Qué haría falta para atraer capitales al país?

Aquí lo que está planteado es una suerte de renacimiento para que Venezuela pueda volver a encarrilarse, con una trayectoria de desarrollo normal. Los retos de carácter institucional son muy serios, de forma tal que el problema electoral pudiera ser el principio, pero eso por sí solo no resuelve nada. Aquí debe conjugarse una serie de voluntades y de esfuerzos, y una conducción adecuada, que sepa para donde ir y que tenga el poder, porque ¿qué va a ser de las Fuerzas Armadas en el futuro, una pila de parásitos que se acostumbraron a martillar y a estar robando glotonamente? ¿Cómo se encarrila un país en esas condiciones? Bueno, ahí están las consecuencias. Y si pasas revista en América Latina, nosotros empezamos a aparecer en la cola.

Otro temas que ponen de relieve es que Venezuela dejó de ser un país competitivo. Advierten, además, que la recuperación  «será difícil y será lenta». Pero no falta quien diga que, si el señor Maduro se va, el mandado está hecho.

En la competitividad, por supuesto, está presente el factor humano. Ese factor humano radiado que tenemos, porque eso es lo que ha ocurrido, sobre todo en estos 20 años, y a no ser que tú llegues a motivarlo con estímulos muy inteligentes, será un fardo muy pesado. Pero hay otra cosa que también es muy grave: No ha habido un desarrollo de un sistema de ciencia y tecnología e innovación. Esa es la base de la competitividad, precisamente. Y no lo tenemos. ¿Tú sabías, por ejemplo, que en las industrias de Guayana se llegó a producir un ring de aluminio que usaron los carros de la Formula 1? En su momento, esos rines pesaban 14 kilos y resulta que actualmente pesan, debido a la innovación, 8 kilos. Tienen, además, la misma resistencia. Por lo tanto, al surgir esa innovación tecnológica, quedó absolutamente desfasada la empresa original de rines. Si me dices que en Guayana está presente el Instituto Tecnológico de Massachusetts con un ejército de científicos instalando todo tipo de cosas, uno tiene razones para pensar que aquello puede recuperarse con rapidez, pero no lo hay, no se creó un aparato científico tecnológico que pudiese aportar esa innovación tan necesaria para un complejo industrial.

Tampoco hay esa capacidad en las universidades venezolanas.

Nosotros nos hemos vinculado a la UCAB en Guayana para que sea su rector, el padre Arturo Peraza, quien motorice la segunda vuelta de discusiones de este documento. ¿Destrozada la CVG quien se va a ocupar de materializar esa estrategia de desarrollo sostenible, cuyo guión es el que estamos proponiendo? Más allá de las iniciativas valiosas para la transitoriedad, se requieren unos cerebros que empiecen a pensar en el mediano y largo plazo. Lo que se hizo, y lo que podamos hacer, no es algo que puedes hacer de la noche a la mañana. En 1959, el general Alfonso Ravard, quien presidía la CVG, fue al Instituto Tecnológico de Massachusetts y lo que se fue gestando allí fue de una maduración muy lenta. Pero firme, no había retroceso.

Para ustedes es muy importante la consecución de una imagen objetivo, ¿podría definir ese concepto? ¿Cómo lo podríamos visualizar?

En un proceso de planificación prospectiva, tú tienes que tomar en cuenta la situación actual, cuyo diagnóstico es muy negativo. Eso es lo que consignamos en el documento. Tu horizonte de planificación abarca un período de 20 a 30 años. Y en esa planificación, además de tomar en cuenta los escenarios que pueden ocurrir, tú tienes que imaginarte cómo es la imagen deseable de lo que quieres que ocurra allí. Yo deseo que Guayana esté exportando 10 millones de productos elaborados a los mercados internacionales. Yo pienso que es posible que toda la alimentación de Guayana sea provista por el Delta del Orinoco, porque se han desarrollado allí unos proyectos. Esa es la imagen objetivo. Pero esa imagen no se saca del bolsillo tiene que ser producto del raciocinio, de la auscultación de las realidades y de cómo han sido las tendencias del pasado.

Mucho de lo que ha dicho es planificación, es institucionalidad, ¿pero cuáles serían las condiciones para que la inversión privada se vincule y se asocie en la consecución de esa imagen objetivo?

Si vamos a salir a flote tiene que venir un régimen diferente, un régimen que empiece por producir confianza a todos los venezolanos y especialmente a los inversionistas que estén dispuestos a arriesgar sus recursos. Eso implica que vas a tener que modificar algunas leyes, pero sobre todo un régimen que sea capaz de dar demostraciones y emita mensajes que refuercen la confianza de la gente. Si eso se logra a nivel nacional, posiblemente puedas sacar beneficios de allí para el sector petrolero y para el sector de Guayana. El problema no es sólo arreglar la democracia con unas elecciones transparentes, es un cambio muchísimo más profundo. De lo contrario, el riesgo es que Venezuela pase 100 años a la cola de América Latina. Si nosotros no conseguimos el camino, eso está cantado. Este país no levanta cabeza.

Usted, por distintas razones, es uno de los venezolanos que conoce a fondo lo que ocurre con la malaria, cuya incidencia ha aumentado de forma alarmante, entre otras cosas, por la minería ilegal y la fragmentación de los bosques en Guayana. ¿Qué opinión tiene?

En 1999 al señor Chávez se le ocurrió suprimir la División General de Malariología y Saneamiento Ambiental del Ministerio de Sanidad, que era la organización que se ocupaba de la medicina preventiva y de hacer el seguimiento de todo lo que ocurriese epidemiológicamente en materia de malaria, de dengue y de las enfermedades transmisibles. Hay, como elemento histórico, una carta del doctor Oscar Noya, profesor de la Universidad Central de Venezuela, que en uno de sus párrafos dice: Yo le puedo anticipar a usted (Hugo Chávez) que si ese proyecto de eliminar se lleva a cabo, usted está destruyendo uno de los pilares fundamentales de la salud venezolana. Ciertamente, en Guayana hay condiciones que dificultan la lucha contra el mosquito transmisor de la malaria, pero la exportación al resto del país ha quedado sin control y actualmente tenemos un millón de casos de malaria.

***

*Guión para la formulación de una estrategia de desarrollo sostenible para Guayana.

A %d blogueros les gusta esto: