elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos en la Categoría: Artículos de Prensa

El secuestro de Lucía por Luis Vicente León – ProDaVinci – 24 de Septiembre 2017

 

datanalisis-vicente-leon-foto-twitter_nacima20150727_0170_6Lucía había vivido una vida buena. No perfecta. Eso no existe. Había tenido problemas, crisis, enfermedades, maltratos, como todos. Pero el balance era positivo. Tenía un buen nivel de vida, una casa bonita, una familia relativamente unida, más plata que sus primas, una fuente de ingresos que parecía garantizar su futuro y algo fundamental que sólo apreció cuando perdió: libertad.

Pero Lucía era inmadura y susceptible a los cantos de sirena.

Él, como el Tartufo, sabía a lo que había venido. Se vendió como el cambio, el amigo sincero, el castigador de los malos, la compañía de los necesitados. Él venía a enamorarla…y lo logró. Y poco a poco, fue avanzando hasta el clímax de la confianza y entonces todo cambió. Ya no le daba, le quitaba. La irrespetaba y disponía de sus cosas, controlaba sus decisiones, la amenazaba y castigaba si se negaba. Le acusaba de traidora si disentía. No tenía límites. Lucía estaba secuestrada y ahora lo entendía, lo rechazaba y quería liberarse. Lo intentó. Primero exigiendo sus derechos…y falló. Después conversando y argumentando…y también falló. Después lo amenazó con la policía…y él se rió. Intentó por la fuerza, pero ella era más débil.Trató varias veces escaparse, pero él controlaba las salidas. Y finalmente pidió ayuda a los vecinos y luego de mucho gritar, la oyeron. La mayoría se horrorizó de lo que le estaba pasando, pero las casas de atrás, que lo sabían desde siempre, ellos no.

Una vez descubierto, él ya no tenía nada que aparentar. Su posición interna y externa se endureció y se mostró como lo que es. Le conviene más. Los vecinos se dividieron automáticamente en cuatro grupos.

Uno dice que hay que cercar la casa, cortarle los recursos, el agua y la luz y eso hará que se rinda y se vaya. Lo intentaron y por supuesto que en la casa se complicó más la vida tanto para él, como para Lucía. Pero Lucía la pasa peor que él, pues el controla la alacena y de las casas de atrás le dan recursos, agua y luz a cambio de la posibilidad de usar barato el jardín. ¿Va él a ceder en función de esta presión?

El segundo grupo cree que hay que rescatar a Lucía por la fuerza. Entrar a la casa, sacarlo a patadas y destruirlo a él. Pero esa propuesta divide aún más a los vecinos. Algunos creen que arriesga la vida de Lucía, cuesta fortunas y amenaza la imagen de los propulsores, incluso dentro de su vecindario. La realidad y la historia dicen que esa operación es remota. Muy remota.

El tercer grupo cree que no hay que hacer nada. Que por encima de todo está la privacidad dentro de esa casa y que ellos no deben intervenir. Tiene una interpretación errada, pues si bien la privacidad es un valor relevante, se termina el derecho cuando dentro de esa casa ocurren violaciones de derechos. La pasividad podría convertirse en complicidad.

Finalmente, el último grupo. Contra la opinión de los otros tres, este quiere negociar con él. Sabe que será duro y peligroso. Que él intentará manipularlos y burlarse de ellos. Lo ha hecho muchas veces en el pasado. Que no se puede confiar en él. Entiende que para ser exitosos en esa negociación todos los vecinos deben participar y hacer lo que están haciendo, incluso con sus propuestas y posiciones diversas, deben presionar y elevar el costo de no hacer nada. Que sienta la presión y el peligro y con eso la necesidad de negociar. Pero para rescatar a Lucía, este grupo rescatista sabe que debe cumplir dos condiciones claves: 1) pagarle un rescate a él y 2) garantizarle inmunidad, pues ni el más tonto aceptaría un rescate que luego no podría usar. Este grupo necesita estar dispuesto a tragarse un sapo para rescatar al rehén.

No me pude decidir con cual frase culminar: ¡Pobre Lucía! o ¡Usted dirá!

 

EE. UU. restringe el ingreso a su territorio de funcionarios de la dictadura venezolana y sus familiares por Miguel Angel Camacho – Panampost – 24 de Septiembre 2017

Trump-11.jpg
“Como Presidente, debo actuar para proteger la seguridad y los intereses de Estados Unidos y su pueblo”. (Flickr)
La noche de hoy, domingo 24 de septiembre, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, amplió la lista de países que tienen restringido ingresar a suelo estadounidense. En ella adicionó a Venezuela y Corea del Norte.

En total ya son ocho los países a los que se les impone esta restricción. A parte de los dos mencionados están Irán, Chad, Libia, Siria, Yemen y Somalia.

Según lo expresado por la Casa Blanca en el comunicado, tras la evaluación de 200 países hay ocho que siguen representando un riesgo para los EE. UU.

“A pesar de esos esfuerzos, el Secretario de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario de Estado y el Fiscal General, ha determinado que un pequeño número de países -de casi 200 evaluados- siguen siendo deficientes en este momento con respecto a su identidad- capacidades de gestión e intercambio de información, protocolos y prácticas. En algunos casos, estos países también tienen una importante presencia terrorista en su territorio”.

En el documento, Trump afirma que debe “actuar para proteger la seguridad y los intereses de Estados Unidos y su pueblo”, por lo tanto, el ingreso de “inmigrantes y no inmigrantes” provenientes de estos países “sería perjudicial para los intereses de los Estados Unidos”, por lo que “su entrada debería estar sujeta a ciertas restricciones, limitaciones y excepciones”.

También se señala que hasta que dichos países no resuelvan sus “protocolos de administración de identidad, prácticas de intercambio de información y factores de riesgo” no podrán ser excluidos de la lista.

Sobre el caso específico de Venezuela, se afirmó que “su gobierno no coopera para verificar si sus ciudadanos plantean amenazas de seguridad nacional o de seguridad pública” y tampoco “comparte adecuadamente la información relacionada con la seguridad pública y el terrorismo, no satisface al menos un criterio clave de riesgo y se considera que no coopera plenamente con respecto a la recepción de sus nacionales sujetos a órdenes definitivas de expulsión de los Estados Unidos”.

Pese a este vacío, el Gobierno de los estados unidos afirma que existen “fuentes alternativas para obtener información para verificar la ciudadanía y la identidad de los nacionales de Venezuela”, por lo cual decidió que las restricciones “se enfocan en los funcionarios gubernamentales de Venezuela que son responsables de las insuficiencias identificadas”.

Por lo tanto, las personas que no podrán ingresar a suelo estadounidense son:

“funcionarios de organismos gubernamentales de Venezuela que participan en procedimientos de selección y de verificación -incluido el Ministerio del Poder Popular para el Interior, Justicia y Paz ; el Servicio Administrativo de Identificación, Migración e Inmigración; el Cuerpo de Servicios Científicos, Penales y de Investigación Criminal; el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional; y el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores – y sus familiares inmediatos, como visados de no inmigrantes por negocios (B-1), turista (B-2) y de negocios / turista (B-1 / B-2) queda suspendido”.

Adicionalmente, sobre el resto de nacionales venezolanos que “sean titulares de visados deben estar sujetos a medidas adicionales apropiadas para asegurar que la información del viajero permanezca vigente”.

Esta nueva sanción para el régimen se suma a la emitida el día viernes 22 de septiembre por el Gobierno de Canadá a 40 funcionarios de la dictadura chavista, entre los que se encuentran eldictador Nicolás Maduro; el vicepresidente Tareck El Aissami; Diosdado Cabello, segundo al mando del chavismo; Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electora, entre otros.

En un comunicado de este Gobierno se aclara que sanciona “a figuras clave en el régimen de Maduro, con el fin de enviar un mensaje claro de que el comportamiento antidemocrático tiene sus consecuencias”.

 

¿Quién gana y quién pierde con las sanciones de Trump al gobierno? por Victor Alvarez – El Estimulo – 22 de Septiembre 2017

La política energética de los EEUU prevé reducir sus reservas estratégicas de petróleo de 680 a 500 millones de barriles. Para el cumplimiento de este fin, la suspensión de la compra de petróleo venezolano le sería muy funcional. De allí que la embajadora de EEUU en la ONU, Nikki Haley, haya anticipado nuevas sanciones al gobierno de Venezuela, si éste no avanza en restablecer el orden constitucional.

“Si las cosas no mejoran, todas las opciones siempre están ahí (…).”, dijo la embajadora.

Las sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro se han incrementado gradualmente. Comenzaron por prohibiciones a altos funcionarios de entrar a territorio estadounidense para abrir cuentas bancarias o comprar bienes e inmuebles. Luego se aprobaron restricciones para la negociación de nueva deuda externa en el mercado financiero norteamericano, y ahora surge la amenaza de suspender la cuota petrolera. El impacto puede ser mayor si la Unión Europea y organismos internacionales, como la OEA y la ONU, se suman a las sanciones.

En 95% del ingreso en divisas de Venezuela depende de la exportación de petróleo. El 36% de la extracción total se dirige hacia EEUU, pero como estas ventas se cobran de inmediato, su peso asciende a casi el 50% del ingreso líquido en petrodivisas. Por lo tanto, cualquier sanción que repercuta sobre las actividades de exploración, extracción y refinación de Pdvsa, afectaría la principal fuente de divisas del país, con la inevitable repercusión sobre las importaciones esenciales de alimentos, medicinas, insumos y maquinaria que el país necesita. Se afectaría también el pago de la deuda externa, cuyo incumplimiento podría desembocar en el embargo de los buques de Pdvsa, sus depósitos en el sistema financiero internacional e, incluso, las facturas que tiene por cobrar.

Si el gobierno de Trump decreta nuevas órdenes ejecutivas para restringir la compra/venta de crudos y aditivos para el mejoramiento y refinación del petróleo venezolano, y estas sanciones son replicadas por la Unión Europea, la estancada producción de Pdvsa caería aún más, tal como ocurrió en Irán, luego de las sanciones del 2011 y 2012, cuando la extracción cayó de 4,1 millones de barriles diarios a 3,1 en 2015. Y, si no se recuperan los precios del petróleo, la escasez de divisas se agudizará, obligando a contraer aún más las importaciones de insumos, repuestos y maquinarias, y a incumplir con los pagos de la deuda externa.

Además de las restricciones comerciales y la suspensión de la compra/venta de petróleo, el gobierno de los EEUU puede utilizar el extraordinario poder de influencia que le otorga ser la principal potencia económica y militar, para que los inversionistas y financistas de todo el mundo escojan entre hacer negocios con Venezuela o con los EEUU. Con este fin puede catalogar al sistema financiero venezolano, incluyendo al BCV, como un peligro tóxico para el sistema financiero mundial, acusándolo de formar parte de las redes criminales que se dedican al lavado de dinero proveniente de la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo.

Si las sanciones impactan al sistema financiero nacional, tanto los bancos públicos como los privados quedarían desconectados del sistema SWIFT, cuestión que limitaría las relaciones del sistema bancario y financiero nacional con la mayor parte del mundo. Esto implica que los activos financieros de origen venezolano depositados en el sistema financiero internacional correrían el riesgo de quedar congelados, al no poder ser transferidos ni utilizados.

Las sanciones se extenderían a las firmas estadounidenses, europeas o asiáticas que, teniendo negocios en EEUU, provean buques, maquinarias, equipos o servicios petroleros a Venezuela. Esto podría limitar las opciones de transporte del petróleo y otros bienes de exportación venezolanos, toda vez que se prohibiría a las compañías de transporte, seguros y reaseguros prestar este tipo de servicios a Venezuela. Estas sanciones castigarían el uso de los ingresos en divisas, los cuales solo se podrían destinar a la compra de alimentos y medicinas, cerrando la posibilidad de adquirir materias primas, insumos, diluyentes, repuestos, maquinarias y equipos para la reactivación de la producción nacional.

Al perderse el mercado estadounidense para el petróleo venezolano no sería fácil conseguir otros mercados. Y no solo por razones geopolíticas, derivadas del eco que tendrían estas sanciones en otros países que se alinearían con los EEUU, sino también por razones técnicas, toda vez que los crudos pesados que exporta Pdvsa requieren una tecnología de refinación diferente a la que predomina en los mercados que procesan crudos livianos y medios. La problemática se torna aún más delicada si consideramos que Pdvsa necesita importar crudos livianos, diluyentes y otros insumos para mezclar, mejorar y refinar el petróleo extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco. Si las sanciones dificultan la compra de estos insumos, la extracción y refinación de los crudos pesados se vería muy perjudicada y podría colapsar, arrastrando consigo el complejo de refinación.

El gobierno busca protegerse de las sanciones que pudieran afectar la venta del petróleo venezolano. En las condiciones de un mercado sobreabastecido, los 700 mil barriles diarios que EEUU dejaría de comprar solo podrían ser colocados en China e India, cuyas economías tienen necesidades de petróleo para atender sus altas tasas de crecimiento. China tiene interés de amarrar a Venezuela como un proveedor estable y seguro del petróleo y minerales que necesita su pujante industria manufacturera, razón por la cual podrían lanzarle un salvavidas a Miraflores, comprando ese petróleo, pero solo si lo pagan con yuanes o rupias.

Por supuesto, China también quiere cobrar más de 30 millardos de dólares que Venezuela le adeuda. Por eso no le interesa que Pdvsa colapse, toda vez que esta deuda se paga con petróleo. El gigante asiático tiene claros los riesgos que representa Venezuela y así ha quedado plasmado en los informes de la calificadora de riesgo Dagong, filial del Banco del Pueblo Chino, la cual ha castigado el riesgo país de Venezuela, cuestión que aprovecharán los chinos para endurecer sus condiciones al gobierno de Venezuela. Por eso, si Trump cumple sus amenazas y suspende la cuota petrolera, estará lanzando al país a los brazos de China y la asesoría cubana, la cual apelará a una experiencia de más de medio siglo perforando el bloqueo económico de los EEUU para seguir justificando la entrega de petróleo venezolano.

 

Una PDVSA de traidores y corruptos por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 24 de Septiembre 2017

gse_multipart55967Todos los días salen a la luz nuevos casos de corrupción y de traición a la nación por parte de los gerentes de la podrida empresa petrolera estatal de Venezuela, PDVSA. Ya existe una larga lista de fraudes y contratos irregulares que le han costado a la Nación entre $11000 y 20000 millones, según investigaciones hechas por la Asamblea Nacional de Venezuela y por investigadores independientes, lista que incluye casos como el la comida importada en mal estado por la empresa; el fraude cometido con el Fondo de Ahorros de los empleados; el caso de Derwick Associates; el caso de PetroSaudí; el caso de la gabarra Aban Pearl; los contratos para Wilmer Ruperti; la orgía de corrupción en los pequeños y grandes contratos de la Faja del Orinoco; los casos de contrabando de gasolina hacia Colombia; los depósitos hechos en los bancos de Andorra y España; los maletines llenos de dinero para Cristina Fernández de Kirchner; el uso de aviones de la empresa para actividades políticas; los contratos dados por Barivén a Roberto Rincón y a sus empresas; los contratos dados por CITGO a familiares de funcionarios de alto nivel de esa empresa; los contratos dados a países “amigos” para la construcción de tanqueros que nunca se terminaron; los fraudes de la Misión Vivienda y una larga lista de contratos dados a familiares de los gerentes de la empresa. Los fraudes han ocurrido a todos los niveles de la empresa, desde arriba hasta abajo, lo cual indica que la corrupción en PDVSA no es un fenómeno aislado sino sistémico. Este tipo de corrupción existe en organizaciones cuyos empleados conocen que la deshonestidad se extiende a los niveles gerenciales superiores y se deciden, por lo tanto, a embarcarse en actividades similares, a sabiendas de que no existe en la organización una voluntad de transparencia y honestidad. Los casos de denuncias que se han llevado a cabo recientemente obedecen a una pelea interna entre malandros de ayer y de hoy, no a real un deseo de barrer la podredumbre.

DOS CASOS MÁS DE TRAICIÓN Y DE CORRUPCIÓN
1. La refinería de Jamaica
Como es bien conocido por los venezolanos, las refinerías de PDVSA en Venezuela están en una deplorable situación de falta de mantenimiento. La actividad de estas plantas está al 40% de su capacidad instalada y ello ha obligado a PDVSA a importar volúmenes importantes de gasolina para suplir el mercado interno. Como la empresa no tiene dinero para pagar por estas importaciones se ha acentuado una escasez de este combustible en el país, la cual amenaza con paralizar el transporte interno. Por lo tanto considero un acto de traición que PDVSA, por estar haciendo política para el régimen, le haya ofrecido a Jamaica, este mismo año, mil millones de dólares para “modernizar” su refinería, una cafetera que produce apenas 36.000 barriles de productos. La inyección de ese dinero venezolano aspiraba a incrementar el volumen refinado a 50.000 barriles diarios, apenas unos 14.000 barriles diarios más, es decir, unos $70,000 por nuevo barril añadido.
¿En qué cabeza cabe que una empresa como PDVSA, la cual está viviendo de las limosnas de China y de la impresión de billetes de banco por parte del Banco Central de Venezuela, que está importando gasolina, diésel y petróleo crudo de los Estados Unidos, vaya a darle mil millones de dólares a Jamaica para “modernizar” su cafetera? Y no solo se lo prometió a Jamaica, sino que le ha dado millones a Cuba para modernizar la refinería de Cienfuegos y le dio otros millones a Daniel Ortega para construir una refinería llamada “El sueño de Bolívar”, de la cual solo existe la primera piedra.
¿Es esto estupidez, corrupción o traición? Yo digo que las tres cosas.
Digo las tres cosas porque la decisión sobre Cuba fue de Chávez y la de Jamaica es de Maduro, han sido traidores, pero la ejecución de estas decisiones traidoras y estúpidas, diseñadas para comprar lealtades políticas, corrieron a cargo de Rafael Ramírez y Eulogio del Pino, y ello representa un acto de corrupción, ya que la misión de un gerente honesto es defender el patrimonio de la empresa, no obedecer la órdenes traidoras de los políticos en el poder.
Po supuesto, PDVSA no ha podido darle ese dinero a Jamaica sencillamente porque está al borde de la quiebra, desesperada buscando dinero donde pueda encontrarlo, para lo cual está dispuesta a vender lo que sea, al precio que sea, incrementando así la magnitud de la traición de sus gerentes. Hoy en día PDVSA está significativamente vendida a China y a Rusia, de la misma manera como Marisela, en “Doña Bárbara”, fue vendida a Mr. Danger por unas cuantas botellas de licor por su padre Lorenzo Barquero.
La historia de la refinería de Jamaica puede leerse en Oil Price.com,By Zainab Calcuttawala – Sep. 22, 2017, 2:00 AM CDT, bajo el título:Jamaican Refinery Expansion Stalls Due To Venezuela’s Financial Woes”.

2. Caso bien documentado de “pequeña” corrupción”
Ver: Marlbort Petit,https://www.venepress.com/article/Pdvsa_otorga_a_empresa_de_maletin_de_Miami_una_contratacion_directa_por_689_mil_dolares_16092017
En este informe de la excelente investigadora Marlbort Petit, puede leerse como PDVSA, “a través de su subsidiaria Bariven-Holanda, otorgó una contratación directa a la empresa con sede en Miami, Medabil Corporation, por un monto de 689 mil dólares que serían destinados a la compra de material táctico para el supuesto incremento de la efectividad de las tareas de la Unidad Especial de Seguridad y Protección de la Guardia de Honor Presidencial de la República Bolivariana de Venezuela. El contrato fue entregado sin realizar ningún tipo de licitación y violando —inclusive— lo expresado por la presidencia de Petróleos de Venezuela, S.A. que establece que los proveedores deben estar inscritos en el maestro de proveedores de la estatal petrolera”.
Aquí hay corrupción por todos lados. Es un contrato dado a dedo, a una empresa fantasma, para un trabajo que no tiene nada que ver con PDVSA sino con los payasos de la guardia presidencial de Nicolás Maduro, esos fantoches que aparecen disfrazados de soldados del siglo XIX. Según el informe de Petit: “la filial Bariven SA, recibió una misiva emitida por la Secretaría de la Presidencial de Petróleos de Venezuela. En el punto de cuenta con fecha 22 de mayo de 2017, signado por el código DGC-026-17, el director General del Despacho del Ministro del Poder Popular para el Petróleo presentó una solicitud para la adquisición de materiales y equipos tecnológicos requeridos por la Unidad Especial de Seguridad y Protección de la Guardia de Honor Presidencial… se recibió oferta de la empresa Medabil Corporation quien posee amplia experiencia en el suministro y soporte post-venta del material de seguridad táctico requerido por la Unidad Especial de Seguridad y Protección de la Guardia de Honor Presidencial”. Resulta, sin embargo, que la tal empresa es de maletín, que no tiene experiencia alguna en la materia, que PDVSA no tiene por qué estar dotando a la Guardia de Honor presidencial del reposero, ya que para eso existen los presupuestos, y que no hubo licitación sino una orden. Esto es corrupción y, así como sucede en este caso en el cual la suma no llega al millón de dólares, así ha sucedido en contratos por más de mil millones de dólares, como fue el caso de Roberto Rincón en Houston, de la gabarra Aban Pearl en Singapur o de Derwick en Venezuela.
Agrega la información de Petit que: “la empresa a la que Bariven le entregó el contrato de suministro de equipos tácticos para la Guardia de Honor Presidencial no posee página web ni récords oficiales visibles en ningún país como suplidoras de dichos productos o servicios, ni aparece en ningún directorio de empresas dedicadas al suministro de los equipos supuestamente requeridos por el gobierno de Nicolás Maduro….. La empresa beneficiada en la contratación de Bariven, Medabil Corporation, fue creada en diciembre de 2013 en la ciudad de Miami según consta en el registro P13000097531 del sistema de empresas del estado de la Florida. El actual presidente y único miembro de la directiva es Julio César Carías Pérez, cédula de Identidad V-13.160.196, nacido en Venezuela el 30 de agosto de 1977 y residenciado en el Municipio Libertador del Distrito Capital. Medabil Corporation estuvo ubicada en sus inicios en 2525 SW 3RD Avenida Miami Florida 33129 y luego la dirección fue cambiada en el registro a un pequeño local comercial en 8070 NW 71 St, Miami Florida 33166. Cuando se constituyó la mencionada empresa, el presidente y secretario era Luis M. Sosa, quien es el mismo agente registrador de otra empresa llamada JP Global Business Solution, INC…., empresa . .que aparece activa en el Registro de Empresas del estado de la Florida. Fue creada el 17 de agosto de 2010 y tiene como presidente a José Pérez y como vicepresidenta a Sonia Botero”..

PDVSA ES UNA CLOACA IRRECUPERABLE
La empresa petrolera del estado chavista, PDVSA, no es recuperable. Es una marca depreciada y despreciada, objeto de burlas y de demandas en el mundo petrolero por su ineptitud y falta de responsabilidad en el cumplimiento de sus compromisos financieros y contractuales. Los discursos de sus ex-presidentes Ramírez y Del Pino han sido y son grotescos y cursis, reflejando un vergonzoso culto a la personalidad del sátrapa fallecido y, en el caso de Del Pino, dedicados a hablar de la gerencia obrera y de una planificación estratégica llevada a cabo por 100.000 empleados y obreros. Cualquier vestigio de profesionalismo que este fantoche pudiera haber tenido en sus primeros años de carrera ha desaparecido en su etapa de gerente chavista, en su condición de sumiso acólito de los ignorantes en el poder.

Así como hay un prestigio de marca así hay una maldición de marca. ENRON tiene esa maldición. El Banco Espirito Santo la tiene. Bernard Madoff la tiene. Odebrecht la tiene. PDVSA la tiene. Hablar de la recuperación de PDVSA es ilusorio. Para sus gerentes en la etapa chavista habría que crear un apartado especial de la Ley Penal, la cual permita la cadena perpetua. A medida que se conocen sus crímenes “pequeños” y grandes, se hace más necesario un castigo ejemplar para ellos.

El periodista de Antena 3 que viajó a Venezuela: “Es peor de lo que parece” – Mundo 24 – 23 de Septiembre 2017

12243192_975489865823352_3796946823045104902_n.jpgTeo Ibernón, autor del reportaje periodístico que ha dado dolores de cabeza al gobierno, dijo “lo que te encuentras ahí es peor de lo que parece”, refiriéndose a una cruel realidad venezolana que va más allá de lo que reseñan los medios de comunicación internacionales, y escapa de lo que cualquiera pueda imaginar. “Los venezolanos carecen prácticamente de todo, y se levantan a las cuatro de la mañana para tomar posición en una cola donde, con suerte, tal vez logre comprar pan, harina, un pollo…”, anadió el periodista.

Ibernón hizo especial referencia a la situación de los hospitales, afirmando que “los médicos piden a los pacientes que vayan a la farmacia a comprar no sólo antibióticos o analgésicos, sino hasta las mismas jeringuillas o catéteres”.

El periodista reitera de Antena 3 aseguró que “no hay nada, al ver la situación critica en que se encuentra el Hospital Universitario de Caracas: “Es que no hay nada, ni aspirinas para paliar los dolores que causa el virus del zika. La situación es tremenda, de crisis total”.

Agregó que la gente se muere por falta de tratamiento. Algo que confirman los mismos médicos, algo especialmente doloroso en el caso de los niños, cuyo índice de mortalidad “se ha disparado de manera brutal”.

EL PAÍS “MÁS RICO DEL MUNDO” SIN ALIMENTOS
Los precios de los productos básicos están regulados por el Gobierno chavista de Nicolás Maduro, en un intento desesperado de controlar una economía que ya hace tiempo escapó de su control. El pan, los huevos, el azúcar, los pañales… el producto que en cualquier país de Sudamérica se puede adquirir libremente, en la nación más rica del continente no es posible o se convierte en una epopeya bíblica.

Los venezolanos más adinerados, y también los más necesitados, recurren al contrabando de los tristementes ‘bachaqueros’. El Whatsapp y el boca a boca se convierten en los medios informativos más preciados para enterarse de en qué supermercado aún quedan pañales o están a punto de agotarse los pollos.

En Venezuela no puedes comprar lo que quieres cuando quieres, sino el día que te ha asignado el Gobierno. ¿Cómo hace la gente para guardar una cola durante horas, si tiene que trabajar? “Como todo el mundo está igual, la gente sabe que al menos un día a la semana vas a faltar a tu trabajo, porque tienes que hacer cola para adquirir productos básicos. A todo el mundo le pasa lo mismo”.

En el caso de los funcionarios, la presión laboral disminuye. El gobierno les permite trabajar solo de lunes a miércoles para ahorrar energía, con el consiguiente perjuicio en los servicios públicos que prestan.

INSEGURIDAD DESBORDADA
Los dos reportajes que ha emitido Antena 3 se hicieron en una “sensación de inseguridad absoluta y permanente”, no sólo por las presiones del Gobierno, al que pidieron la visa de trabajo y del que recibieron la callada por respuesta (el equipo de periodistas tuvo que entrar en condición de turistas) sino porque las calles de Caracas están infestadas de delincuentes “ capaces de matar por cualquier cosa”. Cualquier cosa puede ser, por ejemplo, “un ‘smartphone’ o un reloj ostentoso”, razón por la cual los periodistas circularon por las calles siempre con chófer y atentos a cualquier signo sospechoso a su alrededor.

Es el día a día de los venezolanos. Cada uno de ellos puede contar historias espantosas que han vivido muy de cerca: el secuestro de un hermano, el asesinato de un primo, un robo en carne propia, como el que denunció la funcionaria venezolana Patricia Tagliaferri en un dramático vídeo que se hizo viral.

Aunque hablaron con todos venezolanos de toda condición, advertían que los comités de vigilancia chavistas que existen cada barrio de la ciudad se muestran especialmente reacios a facilitar el trabajo de la prensa extranjera.

Hace un mes, tras la emisión de la primera parte del reportaje, el presidente Nicolás Maduro atacó duramente a la cadena de televisión Antena 3, a la que llamó “televisora de los corruptos y bandidos, de los ladrones, que seguramente están todos metidos en los Papeles de Panamá”.

 

El nuevo dolor de cabeza de Maduro: desabastecimiento de gasolina por Alfredo Meza – El País – 22 de Septiembre 2017

Las estaciones de servicio de Caracas muestran grandes filas de vehículos esperando por reabastecerse debido a la falta de combustible
1506091959_538150_1506092129_noticia_normal_recorte1.jpg
Los caraqueños viven de nuevo la pesadilla de la escasez de la gasolina. Si en las provincias de Venezuela las filas de coches frente a las estaciones de servicios son una rutina, en la capital son motivo de alarma y la certeza de que el problema del abastecimiento de combustible se le está yendo de las manos al régimen de Nicolás Maduro.

El ministro de Energía y Petróleo, Eulogio del Pino, sólo ha reconocido las dificultades en el suministro de gasolina en la isla de Margarita (caribe nororiental) y las ha atribuido a las sanciones financieras de Estados Unidos. “Los pagos se hacen efectivos tres o cuatro días después de la orden porque las oficinas fiscalizadoras se demoran chequeando la procedencia del dinero. Los buques permanecen fondeados en nuestras costas por el retraso en el pago del flete”, explicó. Aunque las medidas excluyen el impedimento de vender y comprar hidrocarburos, el régimen está intentando salvar su responsabilidad en el colapso económico del país con el argumento de la confabulación imperial contra un país soberano.

La agencia Reuters atribuye los problemas en el suministro tanto a las condiciones climáticas en el Caribe como a los problemas económicos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Los buques tanqueros fondeados frente a las costas venezolanas fueron desviados a otros destinos porque Pdvsa no puede pagar los cargamentos. Se trata principalmente de aditivos importados que se mezclan con el crudo extra pesado que procesa la industria local para obtener la gasolina.

El devastador paso de los huracanas Harvey e Irma ha retrasado los despachos que reciben compañías. Desde el 3 de septiembre seis tanqueros que transportan un total de 1,8 millones de barriles de diésel con contenido ultra-bajo de azufre (ULSD), el aditivo MTBE para la gasolina y otros productos refinados han sido enviados desde las costas de Venezuela a instalaciones de almacenamiento en Panamá y el Caribe, según datos obtenidos por la agencia de noticias. Las empresas estatales que ofrecen comprar combustible incluyen a ANCAP de Uruguay, Ecopetrol de Colombia, Recope de Costa Rica y Petroecuador de Ecuador, agregaron.

El pésimo estado de la industria local es un factor que incide en la paradoja de que en el país que posee 20 por ciento de las reservas mundiales de crudo, sus habitantes pasen horas con sus vehículos aparcados en las vecindades de las bombas de gasolina. Pdvsa sufre serios problemas operacionales desde que hace 15 años, tras un paro general que pretendía crear las condiciones para el derrocamiento o la renuncia del entonces presidente Hugo Chávez, el gobierno despidiera a más de 20.000 trabajadores e incluyera en la nómina a cuadros políticos sin experiencia. La producción ha venido cayendo desde 3,2 millones de barriles de petróleo que se extraían en 1999 a poco más de 1.918.000, de acuerdo con el reporte de la Agencia Internacional de Energía, y las refinerías operan a media máquina. Pese a que se han reducido el número de barriles enviados a los aliados continentales del régimen, las alianzas políticas limitan la cantidad de combustible que podría destinarse al mercado interno.

En anteriores crisis de suministro de gasolina el régimen lograba salir del atolladero obteniendo el dinero que necesitaba para pagar los embarques. Pero la estrangulación financiera aplicada por el gobierno de Donald Trump abre un signo de interrogación sobre la capacidad de maniobra que tendrá el régimen chavista.

 

Magistrado Calleja: Con TSJ constituido en el exilio lucharemos sin tegua por DDHH en Venezuela – Noticias Venezuela – 23 de Septiembre 2017

A dos meses de su salida forzosa de Venezuela y tras desarrollar un intensa
agenda internacional, los magistrados de del Tribunal Supremo de Justicia
nombrados y juramentados por la Asamblea Nacional, constituyeron una Corte
Suprema de Justicia en el exilio.

Gabriel Calleja, integrante de este inédito Tribunal, que tendrá plenas
competencias en Venezuela y fuera de ella, informó que el objetivo del mismo
es retomar el orden constitucional, defender la democracia y los derechos
humanos, entre otros.

“Trabajaremos incansablemente por rescatar el principio de la independencia
de los poderes públicos, en el especial, el Poder Judicial; también trabajaremos
con la justicia internacional para detener los actos hostiles que amenazan el
ejercicio democrático del poder del Estado”, explicó el magistrado.

El documento fundacional se suscribió simultáneamente en Estados Unidos,
Colombia y Chile, países que han brindado su apoyo, reconocimiento en
algunos casos, asilo.

“Desde que entregamos nuestras credenciales a la Asamblea Nacional para
que fueran evaluadas, comenzó la lucha por un cambio en Venezuela, y no la
hemos abandonado a pesar de la férrea persecución”.

Cabe recordar que el pasado 21 de julio los magistrados fueron nombrados por
el parlamento venezolano, como establece la Constitución; un día después de
su juramentación debieron huir del país ante las amenazas de juicio militar por
traición a la patria, proferidas por el Gobierno de Nicolás Maduro.
Como Presidente del TSJ venezolano en el exilio fue electo Miguel Ángel
Martín; primer vicepresidente, Antonio Marval; y como segundo vicepresidente
a Rafael Ortega.

“Con este Tribunal Supremo de Justicia constituido en el exilio, los magistrados
emprenderemos una lucha sin tregua por la defensa de los derechos humanos
en Venezuela. No descansaremos ni un instante en esta batalla”, sentenció
Gabriel Calleja.

Informó que será en octubre cuando se realice la instalación formal de la corte
en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington.

 

Hay que votar por Carmen Beatriz Fernández y Fernando Mires – Blog Polis – 22 de septiembre 2017

Unknown.jpegEl próximo 15 de Octubre se celebrarán en Venezuela las elecciones de gobernadores. Decidirán allí los electores quién gobernará su entidad y el proceso será simultáneo en 23 circunscripciones electorales. Son unas elecciones extemporáneas que debieron celebrarse el pasado diciembre, por mandato constitucional. Resulta que el chavismo, que alardeaba tanto de la muy frecuente convocatoria a las urnas, dejó de celebrar elecciones apenas comenzó a perderlas.

1.
Hoy en Venezuela 3 de cada 4 electores adversan duramente al gobierno de Maduro y así las cosas cualquiera podría esperar que la oposición se hiciera con al menos 20 de las gobernaciones. Pero no es exactamente así el pronóstico, porque mientras que el 25% chavista de la sociedad está convencido de ir a votar, el 75% opositor al régimen de Maduro se debate entre si ir a votar o dejar de hacerlo, con lo cual la batalla en las urnas electorales se hace mucho más equilibrada. Si la gran mayoría de los electores que se oponen al gobierno acuden a votar, la oposición podría incluso ganar las 23 gobernaciones. Eso no pasará, entre otras razones porque el gobierno usará toda su fuerza argumental para disuadir a los opositores de que vayan a votar. ¿Qué argumentos usará? Uno muy claro es categorizar a las negociaciones gobierno-oposición como evidencia de un pacto de convivencia, convencer a las bases opositoras de que hay acuerdos turbios y colaboracionismo. Otro argumento, ya más manido, es dejar en evidencia la parcialidad del árbitro electoral y su posibilidad de torcer el resultado de las urnas.
El dilema sobre si participar o no, no es banal. Porque seamos francos, estas elecciones regionales no van a sacar a Maduro del poder. Para ser aún más francos: los gobernadores opositores que se hagan con las gobernaciones donde ganen serán perseguidos, sus presupuestos minimizados, y quizás se creen estructuras paralelas a las gobernaciones regentadas por los candidatos perdedores. Pero podemos ser aún más cruelmente francos: es posible que los gobernadores opositores electos no puedan mejorar ni un ápice las condiciones de vida de los electores que confiaron en ellos y encima es también muy probable que el árbitro electoral trampee las elecciones.
Aún así estamos convencidos de que hay que votar. Hay que votar por y con convicción, para no ser lo que es mi adversario. En una preciosa película española titulada “La lengua de las mariposas” ambientada en los años de la República Española, el gran Fernando Fernán Gómez, que hacía de maestro de escuela asegura en una escena conmovedora: “si conseguimos que una sola generación crezca libre, tan solo una sola generación, ya nadie les podrá arrancar nunca la libertad, nadie les podrá robar ese tesoro”. Y tenía razón.
Con mucho menos sentido poético que Fernán Gómez, pero mayor contundencia cuantitativa, el académico Adam Przeworski condujo una investigación donde analizaba casi 3000 transiciones de poder, todas las ocurridas en el mundo desde el siglo XIX, y concluía algo muy parecido al maestro de “La lengua de las mariposas”: si una sociedad ha vivido al menos dos cambios de gobierno en su historia democrática, esa sociedad tiene muchas más posibilidades de resolver sus conflictos por la vía electoral que por la fuerza. Es ese un factor fundamental que diferencia a la dictadura venezolana de la cubana, la norcoreana o de las del medio oriente.
Si la sociedad venezolana se ha resistido con tal fuerza al proceso de tiranización que condujo el chavismo durante dos décadas, es, precisamente, por la fuerza democrática de esa sociedad fraguada durante dos generaciones bajo libertad. Hay que votar por nuestros valores, por la cultura democrática que poseemos. Porque es ella la que nos distingue como sociedad. Y es esa cultura, precisamente, la que a la dictadura le gustaría borrarnos.
Pero además hay que votar porque 15 o 18 gobernadores opositores, en lugar de los apenas tres que actualmente no pertenecen al oficialismo, harán más débil al régimen de Nicolás Maduro. Definitivamente.

2.

Definitivamente hay que votar. No obstante, hay fracciones dentro de la oposición que han hecho del no-votar una doctrina de acción, o una extraña militancia que levanta el abstencionismo como bandera. Claro está, siempre ha habido abstencionistas. Algunos, cuando ven inevitable la victoria, terminan por subirse al carro en el último segundo. Otros esperan las próximas elecciones para volver a enarbolar el estandarte de la abstención.
Lo nuevo, lo verdaderamente nuevo en vísperas de las elecciones regionales que se avecinan, es la virulencia desatada en contra del acto electoral. Más aún: por primera vez el abstencionismo ha asumido una forma orgánica. Un partido o coalición de partidos, o movimiento, llamado Yo soy Venezuela (?) se ha separado de la MUD, esgrimiendo el abstencionismo como programa de acción.
Ya ha sido dicho, el argumento de que “con este CNE no votamos” no convence a nadie. Las pruebas están al canto. Es el mismo CNE con el cual fue conquistada la AN. La historia electoral de Venezuela ha demostrado hasta la saciedad que, cuando hay vigilancia de mesa a mesa (mesa vigilada, mesa ganada) y avalancha de votos, no hay CNE que valga.
El argumento relativo a que votando se legitima a la dictadura padece de inconsistencia. Primero, no hay dictadura que se legitime con votos en contra. Segundo, no hay dictadura a la que le guste hacer elecciones. Si las hace es solo porque la presión internacional ha alcanzado niveles gigantescos. Tercero, lo que más desea la dictadura es que la abstención se imponga en el bando opositor. Esa es la única oportunidad que le resta y a ella está apostando con todo, para así mostrar al mundo que no es la dictadura, sino la oposición la que no quiere elecciones. No votar es sin duda el mejor medio para regalar a Maduro la legitimidad constitucional de la que hoy carece.
Afirmar que no se debe votar porque el llamado electoral lo hizo la constituyente significa asumir la lógica de Maduro. Las elecciones estaban previstas en la Constitución mucho antes de que fuera fraguada la constituyente. Con mayor razón si la oposición logra imprimir a las elecciones el sello de la defensa de la Constitución en contra de la constituyente. Las elecciones continuarán el camino trazado por las grandes demostraciones de masas, nacidas en abril, precisamente en defensa de la AN y de la Constitución y, por lo mismo, del sufragio universal.
Poner como alternativa la lucha de calles en contra de la alternativa electoral, es francamente absurdo. Las campañas electorales no se hacen en las nubes sino en las calles, en el puerta a puerta, en el boca a boca, en las manifestaciones, sobre todo en localidades donde, al no haber universidades, no llegan las demostraciones políticas cuando no hay elecciones
Pensar que la lucha de calles puede por sí sola derribar a la dictadura es infantil. Nunca ha ocurrido en la historia algo parecido. Creer que las demostraciones de calle pueden dividir al ejército, demostró ser una alternativa falsa. La dictadura venezolana no es una dictadura apoyada por militares. Es, hay que repetirlo, una dictadura de los militares.
Por lo demás, cualquiera esperanza en una asonada, golpe o división del ejército, es solo una hipótesis. Apostar los movimientos de calle a una hipótesis es una aventura. Lo mismo puede decirse acerca de la posibilidad de una intervención externa. Ofrendar vidas humanas para que, quizás, desde el exterior llegue la salvación, bordea la patología. Ni Trump ni nadie puede asumir desde fuera el rol político que le corresponde a la oposición venezolana.
Desde hace tiempo ya, la oposición ha definido su identidad como democrática, constitucional, pacífica y electoral. Esa definición le ha permitido mantener una continuidad política que produce asombro entre los observadores externos. El hilo constitucional lo tiene la oposición democrática en sus manos y no debe soltarlo jamás. A ese hilo pertenecen las elecciones periódicas. Romper ese hilo, o dejarlo abandonado en el camino, en nombre de fantasías irrealizables, significaría para la oposición negar su propia historia. O en palabras más directas, significaría capitular.
Todavía hay tiempo para que el partido de los abstencionistas recapacite. Está a punto de cometer un error histórico de enormes proporciones. Si persiste en caminar por una vía antielectoral, se colocará definitivamente al otro lado de la línea. Ya no serán más aliados, ni siquiera compañeros que equivocaron la ruta. Tampoco serán los amigos con los cuales estamos de acuerdo en los fines pero no en los medios. La historia moderna ha demostrado continuamente que la contradicción entre medios y fines no ha existido nunca. Los fines, en la política, están en los medios.
La unidad, la unidad y nada más que la unidad electoral es la alternativa. Hay que votar. Definitivamente sí; hay que votar.

Flagelos contra Venezuela por David Esteller Ortega – TalCual – 22 de Septiembre 2017

Logo-TAlCual.jpg
La desnutrición galopante en los bebes y la muerte en aumento de personas de la tercera edad, no tiene parangón en la historia de la medicina en nuestro país. Hemos visto personas comiendo en los basureros y eso es una mentira de la prensa, según el increíble Maduro
Este gobierno ha traído en unos casos y, en otros, ha centuplicado los males que sufre el pueblo, mientras Maduro y su cohorte, hablan de que el país está gozando de la buena vida que ha traído este socialismo, hasta la presidenta de la Asamblea Inconstituyente, llegó a decir, sin inmutarse, que en Venezuela había comida para satisfacer plenamente a 2 ó 3 naciones más.

La gente ya no puede adquirir los alimentos de primera necesidad, no se consiguen o están muy caros; las medicinas desaparecieron y muchos se están muriendo; los hospitales y ambulatorios carecen de todo, hasta de algodón y de inyectadoras, además, a esto se le suma, que han mandado a atender a los enfermos con médicos chimbos, que causan más desastres que curas en los pacientes, algunos han muerto por la mala praxis médica. La desnutrición galopante en los bebes y la muerte en aumento de personas de la tercera edad, no tiene parangón en la historia de la medicina en nuestro país. Hemos visto personas comiendo en los basureros y eso es una mentira de la prensa, según el increíble Maduro.

Si uno va por calles o carreteras, anda nervioso, pues los asaltos son a menudo y, en muchos casos, no sólo te roban sino que te asesinan. El colmo ha llegado que te asaltan en tu propia casa o apartamento, te roban y también te asesinan, violan a tu mujer o a tus hijas y, en algunos casos, también las matan inmisericordemente. Y aquí no pasa nada. Maduro salió una vez a pasear por la Av. Sucre en un automóvil descapotado, más asustado que el carajo, por cierto, pero resguardado con los carros que llevaba adelante y atrás, repletos de agentes de seguridad, para demostrar que el país está muy contento con su paraíso socialista. ¡Vaya desfachatez! Los arrebatones son a cada rato. Hasta han arrancado, en plena calle, de las manos de una señora, una bolsita con dos canillas (panes) y un pedazo de queso. Pero qué se puede esperar de un Presidente que en vez de referirse al reparto de los panes, se refirió al reparto de los penes, y dijo que la capital de Nueva Esparta era Barcelona o algo por el estilo. Este es el “hijo” de… Chávez, tal para cual.

Ahh! se olvidaron del combate a la corrupción. La mayoría de los gobernantes, al acabar con los petrodólares, se convirtieron en corruptos.

No debemos dividirnos. Para honrar a los muertos, hay que hacer una campaña electoral de calles llenas y con discursos combativos, que despierten la moral, porque allí no se termina la lucha, ahora es cuando debe incrementarse.

 

A %d blogueros les gusta esto: