elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos en la Categoría: Artículos de Prensa

Tras fraude electoral piden retirar a embajadores en Venezuela por Sabrina Martin – Panampost – 20 de Mayo 2018

A partir de hoy, la deslegitimación del régimen de Nicolás Maduro llevará a su Gobierno a ser rechazado por la mayor parte de la comunidad internacional.

El fraude electoral que se caracterizó por trampas y escasez de garantías democráticas, dejó en evidencia el masivo descontento contra el régimen de Nicolás Maduro (Twitter)
Llegó el 20 de mayo, día del fraude electoral en Venezuela, y fecha en la que Nicolás Maduro se consolida como dictador. Ante esta situación especialistas aseguran que “es hora” de que la comunidad internacional actúe.

El fraude electoral que se caracterizó por trampas y escasez de garantías democráticas, dejó en evidencia el masivo descontento contra el régimen de Nicolás Maduro, a tal punto que la abstención fue evidente quizás rompiéndo cifras históricas en cuanto a baja participación

Exigen el retiro inmediato de los embajadores

Luis González Posada, excanciller peruano y expresidente del Congreso señaló a PanAm Post una serie de acciones internacionales que deben tomar los gobiernos ante el evidente fraude electoral; señaló que lo primero que hay que hacer es retirar a los embajadores de Venezuela.

“Si 35 países europeos y 15 latinoamericanos han dicho que desconocen el proceso electoral y sus resultados, sería incongruente que mantengan su representación diplomática de más alto nivel con un presidente que es ilegítimo, sería necesario que se retiren los embajadores y dejarlo a nivel consular, eso sería una forma muy clara de señalar la ilegitimación del gobierno de Maduro”, señaló.

“La segunda acción debe ser que los organismos financieros internacionales como la CAF y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) concerten para aprobar una cláusula democrática (…) lograr que para que un gobierno tenga acceso a los créditos, tenga que cumplir los estándares internacionales de democracia, respeto a derechos humanos y libertades cívicas. No es posible que esos organismos financien dictaduras”, agregó.

El especialista señaló también la importancia de que desde la OEA se emitan acciones contundentes contra la dictadura en Venezuela.

“Creo que es momento de convocar una reunión extraordinaria de la OEA para aplicar de una vez por todas la Cláusula Democrática a Venezuela, que significa su separación del organismo internacional. Eso, aunque no tendría un efecto práctico, igual sería una señal muy clara de repudio internacional”.

“En cuarto lugar, es necesario que se tomen nuevas medidas o sanciones desde los países que repudian estas elecciones. Sanciones como impedir el ingreso a su territorio y bloquear los bienes del alto mando chavista, que eso se extienda en los países del mundo”, señaló.

Agregó además que ha llegado el momento de decirle a la Corte Penal Internacional que cumpla con su responsabilidad.

“Esa Corte tiene más de 600 casos de venezolanos torturados, muchos de ellos con testimonio de puño y letra de sus autores y hasta ahora la Corte no hace nada, no moviliza un equipo técnico a pesar de que esa es su obligación. La Corte desde que se instaló ha cobrado cerca de 1.550 millones de dólares, entonces cómo es posible que en el caso de Venezuela no envíen un equipo para verificar la situación”, enfatizó.

“También creo importante que se modifiquen dos cláusulas fundamentales: la veeduría electoral y que la Comisión de Derechos Humanos pueda verificar “insitu” lo que esté sucediendo.Tiene que ser algo obligatorio y vinculante”; sentenció.

Para González Posada “hay que agotar todos los recursos para salir de esta pesadilla” y señaló que Estados Unidos tiene “la llave maestra” para reducir la compra de petróleo a Venezuela.

Inminentes sanciones

Durante la jornada en Venezuela, el gobierno de Estados Unidos reiteró que no reconocerá los resultados de los supuestos comicios y advirtió que se acercan sanciones económicas contra el régimen del país suramericano.

“Las llamadas elecciones venezolanas de hoy no son legítimas”, tuiteó Heather Nauert, vocera del Departamento de Estado estadounidense.

Por otro lado, el subsecretario de Estado norteamericano John Sullivan señaló que Estados Unidos considera activamente aplicar sanciones petroleras sobre Venezuela.

Sullivan dijo que una respuesta a la votación del domingo se discutirá en un encuentro del G20 en Buenos Aires el lunes.

El funcionario estadounidense llamó a las sanciones petroleras “un paso muy significativo” y dijo que las mismas “están bajo revisión activa”.

La pasada semana países del Grupo de Lima hicieron un ultimátum al régimen de Nicolás Maduro. Junto a los encargados de Finanzas de cada nación se anunció que en conjunto vienen sanciones esconómicas contra funcionarios de la dictadura en Venezuela, sobre todo tras efectuarse las fraudulentas elecciones presidenciales

 

“Venezuela se muere, no más dictadura” por Amara Santos – El Faro de Vigo – 21 de Mayo 2018

venezuela-muere.jpgDecenas de personas se concentraron frente al consulado venezolano en Vigo para protestar por unas elecciones “poco transparentes” en su país

“Libertad, libertad, libertad”. Esta fue una de las consignas más repetidas ayer por decenas de manifestantes que se agolparon durante horas frente al consulado de Venezuela en Vigo, el lugar habilitado para que venezolanos de Galicia y Asturias participasen en las elecciones presidenciales que se celebraban en su país. En total podían ejercer el voto 2.131 personas.

El consulado no especificó el número de votantes registrados durante toda la jornada. Fuentes de este organismo solamente afirmaron que “se acercó gente a votar sobre todo durante las primeras horas de la mañana”.

El cónsul de Venezuela en Galicia y Asturias, Martín Pacheco, aseguró sobre la concentración que “ahuyenta a los electores y los intimida” y que los venezolanos estaban llamados a votar “en un proceso electoral transparente con todas las garantías”.

Por su parte, los manifestantes, la mayoría venezolanos o hijos de gallegos emigrados al país, portaban carteles con mensajes como “No al fraude, no más dictadura, fuera Maduro”, o “Se nos muere Venezuela”, al mismo tiempo que tacharon las elecciones de “falta de transparencia y fraude electoral”. La Asociación de Pensionados y Jubilados de Venezuela en Galicia (APEJUVEG) también estuvo en la protesta para reclamar pensiones que, según explicaron, “no cobran desde hace más de dos años”. Algunos, como María Fernanda Ruiz, son tajantes con la situación de su país. “Nunca hubo en Venezuela una crisis así. Hay familias que perdieron entre 15 y 20 kilos porque no hay comida y en los hospitales no hay medicamentos”, aseguró. Además, Ruiz, que lucía en su rostro los colores de la bandera venezolana, criticó que “el proceso electoral está amañado”.

Otras como Loli y Gladys Rodríguez, que llevan 24 y 16 años en España respectivamente, comparten la postura de Ruiz. “Venezuela lleva 18 años con el chavismo. Si se tardaron estos años en destruir un país, se tardará el doble en reconstruirlo.”, aseguró Loli. A su lado, Gladys afirmó que “no cree en este proceso ni en la dictadura de Maduro”. “Este gobierno nos ha quitado tantas cosas que ya no tenemos ni miedo. Queremos justicia, libertad y otro futuro para nuestros hijos”, concluyó entre lágrimas.

 

Narrativa dictatorial por Ramón Peña – La Patilla – 21 de Mayo 2018

El ofrecer pública e impúdicamente coimas a quienes voten este 20 de mayo con el degradante carnet de la patria, es un exabrupto político que por burdo y torpe no es tan fácil de dilucidar. Se trata de un soborno colectivo que, en la enquistada pobreza que asuela al país, desborda cinismo y crueldad. O bien el Golem gobernante hace gala de su innata ineptitud, o a conciencia se deleita en burlarse ante la comunidad internacional de la denunciada ilegitimidad del evento. Tan basto el gesto, que nos evoca aquel rupestre mandón latinoamericano de comienzos del SXX, personificado en El tirano Banderas, la precursora novela de dictadores de Ramón Valle Inclán (1926), quien, de haber convocado a elecciones, seguramente habría cometido un desafuero semejante.

Este régimen supera por inhumano y vesánico los despropósitos del comunismo clásico del siglo XX. Su obstinada negación de la espantosa crisis humanitaria; el ignorar con desparpajo la diáspora masiva y desesperada, que ha aventado a venezolanos a todos los rincones del planeta, incluyendo hasta el inimaginable destino de Siria; la ostensible multiplicación de niños de la calle; las excusas y mentiras ante el tormento colectivo por pésimos servicios públicos, y tantas otras calamidades, conforman un cuadro de infortunio, inédito en el país y en el propio continente. Una de las causas que lo explicarían es la influencia de asesores cubanos, inclementes ante las aflicciones de quienes no son sus conciudadanos.

En su pretensión de prolongarse en el poder, el responsable mayor de la tragedia colectiva del país en los últimos años, hace la promesa demencial de ahora sí construir una Venezuela próspera, pero sin cambiarle una línea a su modelo y contando con los mismos asesores. De vivir hoy, Valle Inclán tendría en quien inspirarse para escribir una nueva novela de dictadores, en la cual seguramente exaltaría lo mediocre, soez y brutal del protagonista.

Andrés Velásquez y su equipo legal responden a Tibisay Lucena – La Patilla – 19 de Mayo 2018

La opinión pública nacional quedó sorprendida por las declaraciones dadas por la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, en el programa especial “Vladimir a la una”, transmitido en vivo por Globovision, en las que la rectora informó que el caso de las elecciones del estado Bolívar ya no está en el CNE sino en el Tribunal Supremo de Justicia.

Screenshot_20180519-143217.png

El abogado Miguel Gómez Muci, apoderado legal del excandidato a la gobernación del estado Bolívar, Andrés Velásquez, detalló que en sus declaraciones Lucena, aseguró que la impugnación de Andrés Velásquez lo está resolviendo la Sala Electoral del TSJ. “Eso está en la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia”, aseguró Lucena, agregando que “El CNE, ahorita (…) No tiene nada que opinar sobre eso porque eso está en la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia”.

“Más adelante, ante la pregunta de Villegas sobre cuándo el CNE verificó los resultados de la elección en esa entidad y cuál fue el resultado definitivo, Lucena respondió que “el resultado oficial es el que el Consejo Electoral dio el día de la elección”.

Resultados entre gallos y medianoche

El jurista desmintió a Lucena al recordarle que el resultado no fue el que se dio el día de la elección. “Eso es falso. El resultado del CNE fue dado tres días después, el día 18 (de octubre), antes de la 01.00 a.m. entre gallos y medianoche. Su declaración no corresponde a la verdad de los hechos”, reclamó el abogado.

Recurso sin decisión

Miguel Gómez Muci informó que en la semana comprendida entre el 07 y el 10 de mayo asistió a la Consultoría Jurídica del CNE, y “allí no se nos facilitó el expediente, pero fuimos informados que aún no se había producido la decisión”.

“Señora Lucena, yo me preguntó ¿cómo un recurso que está sometido al conocimiento del ente que usted dirige puede remitirse sin haber sido decidido y sin que el administrado afectado por esa decisión hubiere interpuesto el recurso de Ley? En buen derecho tal posibilidad no es explicable”. Refutó Gómez.

“Quisiéramos que nos explique, señora Lucena” – prosiguió-, “¿cómo se habría producido la remisión de nuestro Recurso cursante ante el CNE, a la Sala Electoral del TSJ, sin previa decisión del Directorio del órgano comicial, y a espaldas del elector, es decir ‘Inaudita parte’, sin nuestra expresa notificación”.

Resultados alterados

Gómez Muci puntualizó que el CNE no ha explicado aun al país cómo en los once boletines correspondientes a igual número de actas que daban el triunfo a Andrés Velásquez, los votos escrutados fueron incrementados en número de 1.853 para proclamar –indebidamente- al candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela, el militar Justo Noguera Pietri, con una diferencia de 1471 votos, los cuales éste nunca obtuvo en las urnas electorales.

“Por situaciones como esa el CNE es hoy día un organismo carente de credibilidad ante el país”, concluyó.

 

 

 

Venezuela: las trampas del hambre en jornada electoral por Francesco Manetto – El País – 20 de Mayo 2018

El desastre económico del país mantiene bajo el yugo a la población. Mientras, el régimen teje fidelidades ante las elecciones presidenciales

El Portugués mide las palabras y evita los aspavientos delante de los clientes. Luce un cuidado bigote con canas y entremezcla los recuerdos con la indignación detrás del mostrador de El Chamo, la carnicería que regenta desde hace décadas en Petare, el barrio popular más grande de Caracas. El Portugués vende, o vendía, solomillos, chorizos y morcillas. José Florentino, este es su verdadero nombre, que pocos conocen, rememora los sucesos del Caracazo, el sangriento estallido social que partió en dos el destino de Venezuela. Se originó en 1989 tras una fuerte subida de precios, durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, y sectores del chavismo lo reivindican hoy como premisa de la llamada revolución bolivariana.

“A mí me agarró aquí y me saquearon, pero entonces era fácil porque todo era más barato. La gente ya no hace mercado”. Tras las impresiones de este comerciante, a punto de cumplir 60 años, hay dos realidades en torno a las que existe consenso incluso más allá de las posiciones políticas. Primero, la situación de la gran mayoría de la población, su odisea cotidiana para sobrevivir, nunca había sido tan insostenible. Segundo, la escasez y el yugo de los precios han tejido tramas de fidelidades que atan a los ciudadanos a las autoridades a través de las bolsas de comida y los subsidios y, al mismo tiempo, fomentan negocios informales o directamente al margen de la ley. El kilo de carne se disparó hace semanas por encima de los dos millones de bolívares, la moneda local, y llegó a rozar el salario mínimo integral, fijado en 2,5 millones. Menos de tres dólares al cambio no oficial (2,6 euros).

Hablar de costes hoy en un barrio de Caracas se ha convertido en una especie de quiniela. Los precios aumentan en cuestión de días, a veces horas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un incremento del 1.800.000% en dos años, un drama superado en este siglo solo por Zimbabue. Y mientras el desastre económico se consolida, el régimen de Nicolás Maduro busca fortalecerse en unas elecciones presidenciales convocadas con unas reglas del juego que, según las fuerzas mayoritarias de la oposición, favorecen al Gobierno y suponen un mero trámite. Algo más de 20 millones de venezolanos se debaten entre votar y no acudir a las urnas por falta de garantías como piden las principales formaciones críticas con el chavismo.

“Voy a votar porque es un deber. Un buen ciudadano debe votar”, dice Carmen Holguín, costurera de 55 años, mientras espera el autobús en una larga cola que serpentea en una esquina del sector de Catia, una de las zonas más fieles a la memoria del expresidente Hugo Chávez. “Espero un cambio que sea bueno para todos porque estamos viviendo muy mal. No alcanza el dinero para nada. Cada día suben los precios”, se lamenta. Aunque no confiesa su voto, se intuye su simpatía por Henri Falcón, el representante opositor con más peso en estos comicios. William José y Víctor Valera, transportistas, muestran su desencanto con la política, pero tienen posturas distintas. “No voy a votar, ya me cansé en 2003. Ni por uno ni por otro”, asegura el primero, mientras el segundo está dispuesto a dar su apoyo a Falcón, quien se alejó de los postulados de la revolución bolivariana en 2010. “Lo más seguro es que me lance y vaya a votar. Pienso que ese hombre tiene unas ideas muy claras. Pero la política tiene mil caras”, opina sobre las sospechas de que haya pactado con Maduro un puesto en su Gobierno.

No obstante, las elecciones y su resultado, más que previsible, no son lo que más interesa en las calles de Caracas, en los mercados, en los barrios humildes y en los municipios opositores como Chacao. Con la salvedad de los chavistas ortodoxos, los caraqueños están mucho más preocupados por la seguridad —en 2017 hubo casi 27.000 asesinatos, de los que más de 5.000 se produjeron por resistencia a las fuerzas de seguridad, según el Observatorio Venezolano de Violencia—, por el colapso de los servicios públicos y un modelo productivo extractivista, por la caída de PDVSA, la petrolera estatal, el desabastecimiento y el aislamiento internacional. Cientos de miles de personas huyeron en los últimos meses a la vecina Colombia en busca de oportunidades.

Dar con alguien con ganas de desahogarse no es difícil. Más complicado es superar la desconfianza inicial, relacionada con el control que ejercen sobre la población las autoridades. La advertencia es habitual: cuidado con los colectivos motorizados, los grupos de choque del chavismo. Junior Moral, de 33 años, está a vueltas con unas cuentas en un establecimiento vacío. En el mostrador, un puñado de empanadas. “Una cuesta ya 200.000 bolívares. Un desayuno, tres empanadas y un jugo serían 800.000 bolívares. Si comes dos días ya prácticamente se te murió el sueldo. ¿Con qué sobrevivimos los otros 29 días? Cada día, cada hora, cada segundo la situación se hace más difícil”, describe. Moral no votará a pesar del hartazgo. O, en realidad, precisamente por el hartazgo. “Si de verdad saliera la gente a votar, yo creo que podríamos ganar, pero como todo está comprado, no va a pasar. Creo que hace cinco años ganó Henrique Capriles”, afirma sobre las elecciones de 2013.

A pocos metros, la discusión en un puesto de plátanos gira en torno a la mala calidad de los servicios y de las misiones, los proyectos sociales de barrio impulsados por Chávez con el apoyo del Gobierno cubano. “¿Qué queremos nosotros de Maduro? Que haga como Chávez, que corte por arriba, no por abajo”, resume Gladys Contreras, de 46 años, enferma y desempleada en un sistema que el año pasado superó el 27% de paro, según el FMI. “Tengo el carnet de la patria y del PSUV [Partido Socialista Unido de Venezuela] y yo era de las que me ponía a pelear con cualquiera. Pero no voy a votar. Por ninguno, no tiene sentido porque esto ya está arreglado”, continúa.

El carnet de la patria

El llamado carnet de la patria es un documento con el que el chavismo trata de asegurarse el apoyo de las clases populares. En el país circulan más de 16 millones. Permite acceder a bonos y servicios y, aunque sobre el papel no sirva para tener una atención preferente en la recepción de las cajas periódicas de alimentos, es un instrumento utilizado para medir la fidelidad al régimen.

En Petare, Pedro Key, jubilado de 65 años, y Romina Oporte, educadora de 34, se encargan de repartir esa bolsa a través de los Comités Locales de Abastecimientos y Producción (CLAP). Esto es, una ayuda introducida por Maduro en 2016 que, como ha denunciado en repetidas ocasiones la oposición, es la base de las redes clientelares. Cada caja contiene algunos paquetes de pasta, harina, leche, sal, arroz, azúcar, aceite, atún, tomate y mayonesa… “Soy uno de los que lleva los beneficios a una parte de la población”, explica Key, veterano militante chavista. Cada mes, en el mejor de los casos, coordina la distribución de esos productos entre 503 familias de la comunidad.

A pesar de su entrega absoluta a la causa, también transmite perplejidad sobre la situación. “Maduro dice que después, el 21, las cosas van a cambiar. Ojalá sea verdad. Él tiene que mejorar la economía, llevamos cinco años aguantando esto”, explica sobre lo que califica de “guerra económica”. “Los países que hoy tenemos un poco de revolución somos los más atacados en el planeta”, continúa. “Hay una larga tarea, hay que levantar el país”, tercia Romina Oporte. Mientras tanto, la trampa del hambre sigue siendo el principal recurso que permite al chavismo perpetuarse en el poder.

 

Poca gente acude a votar al consulado de Venezuela, en Bilbao por Julen Etxeberria – Eitb – 20 de Mayo 2018

20180520174155_venezuela-bilbao-consulado_original_imagen.jpg
Las urnas del consulado de Venezuela en Bilbao han mostrado una imagen triste durante la jornada electoral. Afuera, un grupo de venezolanos se han concentrado contra las elecciones.

Ver el video en el siguiente enlace :

http://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/videos/detalle/5605344/video-poca-gente-acude-votar-elecciones-venezuela-2018-bilbao/

 

Contados. Hay sesenta chavistas en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Nafarroa, Rioja y Cantabria por Iñaki Anasagasti – Blog Deia – 29 de Mayo 2018

6a00d8341bf85353ef01b8d192017b970c-150wiSeis meses antes y en contra de la Asamblea Nacional venezolana y de forma antidemocrática Maduro ha convocado elecciones presidenciales tras haber inhabilitado a sus enemigos políticos que han decidido no avalar semejante fraude. Medida apoyada por el Parlamento Europeo, la Unión Europea y los países democráticos de América.

El 14 de abril de 2013, últimas elecciones presidenciales, el candidato opositor Henrique Capriles obtuvo en el consulado de Bilbao 596 votos y Maduro 41. En el día de hoy han votado sesenta personas sin saber todavía cuantos a Maduro, pero sesenta que han ejercido su voto. Una miseria para revolución tan gloriosa. Sesenta chavistas o filochavistas. Es lo que hay. Aunque a Sortu le retuerzan las tripas estos resultados de sus homólogos venezolanos.

Al PNV le llegó una invitación para acudir de Observador a las manipuladas elecciones, invitación que deshechó, por lo mismo que han desechado los países con separación de poderes y libertad de expresión, es decir, no avalar una dictadura.

Venezuela tiene en Bilbao un consulado en el Campo de Volantin 24 que, a diferencia de la consulta del año pasado, donde más de tres mil venezolanos participaron en los comicios, hoy no entraba nadie en dicha oficina que tenía la bandera venezolana en el mástil de la fachada. Una patrulla de la Ertzaintza cuidaba las instalaciones. Al pasar frente a ellos les he dicho. ”Hoy no van a tener trabajo, aquí no hay chavistas, sino antichavistas”.

Y es que en número de unos 300 estábamos al pie del puente de Zubi Zuri, siendo Bilbao, una de las 120 ciudades en el mundo que hacía un plante frente al consulado madurista. Sin embargo, al filo del mediodía unos seis encapuchados, ninguno venezolano, se ha colocado enfrente con una pancarta llamándonos fascistas. Eran gentes de Sortu. La gente les ha dicho de todo, comenzando por “cobardes” al ir encapuchados.

Ha habido parlamentos, música, firmas, y hemos repartido la invitación para el acto que la Fundación Sabino Arana ha organizado para el martes 29 de mayo en Solidaridad con aquel país

Euskal Telebista. Cal y Arena

Una mención habrá que hacer a Euskal Telebista que tiene un corresponsal por aquellas tierras o que no se entera de absolutamente nada o es un manipulador de manual. Se llama Jon Artano.

El sábado informaba en clave gubernamental madurista dándose la desfachatez que entrevistaba a un personaje corrupto de apellido Ochotorena que con su empresa “La Compañía Guipuzcoana de Caracas”, mal usando un nombre histórico, tiene una empresa de export de alimentos y con sus conchabeos corruptos con el régimen hace grandes negocios y sale en televisión diciendo que en Venezuela no hay escasez alimentaria pues se puede comprar desde caviar a pimientos del piquillo. Un insulto a la mayoría de venezolanos que no tienen ni para comer.

¿Quiénes compran estos enlatados?. La boliburguesía corrupta del régimen, de ahí que Jon Artano sabiendo, o igual ni lo sabe, que hay una colectividad vasca con el mejor Centro Vasco de América y nacida del exilio, no entrevistó absolutamente a ningún vasco venezolano y sin embargo le pide la opinión a este indeseable que se ríe del dolor ajeno y hace negocios gracias a él. Es como para cesar al tal corresponsal por el artículo 33 y de forma inmediata.

Unai, el hijo de un vasco que trabajó en Radio Euzkadi, recién llegado pues ha sido amenazado, pistola en pecho, me comentaba que había perdido veinte kilos pues en Venezuela no hay nada para comer y que había pedido el correo de la directora de EITB para protestar ante la entrevista a Ochotorena. Cuando la colectividad vasca en Euzkadi se pone de pie, no es extraño se manifieste ante EITB como ya lo hizo. Y es que no se puede manipular la realidad de manera tan sucia. Y la gente, con hambre, y debiendo salir de su país con lo puesto está indignada y no está dispuesta a aguantar abusos de esta calaña. Y repito. El problema emigratorio de Euzkadi no son los sirios sino los venezolanos que llegan mensualmente a chorros. Y esos no son precisamente chavistas ni de BIldu, sino todo lo contrario.

Un mínimo de respeto no vendría nada mal.

Afortunadamente este domingo el periodista de ETB Julen Etxebarria, ha hecho un magnífico reportaje entrevistando a uno y otro, sacando imágenes de la puerta del consulado sin nadie votando en comparación con el bullicio del 2013. Felicidades y reconocimiento. Eso es periodismo del serio, y no la basura de la víspera, que buenos euros nos habrá costado mantener a este pésimo corresponsal de nombre Jon Artano que ni se entera o se entera demasiado o es un pésimo corresponsal.

 

 

Henri Falcón desconoce el resultado que proclama a Maduro y llama a organizar nuevas elecciones por Alonso Moleiro – El País – 21 de Mayo 2018

El líder opositor denunció voto asistido y 13.000 ‘puntos rojos’, al lado, o dentro, de los centros electorales

per0503falcon

Antes de que la directora del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, emitiera el consabido reporte que iba a dar ganador a Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales venezolanas, su rival, Henri Falcón, realizó una comparecencia en la cual dejaba sentado que desconocía los resultados que iban a ser anunciados y exigía la celebración de nuevos comicios.

El pronunciamiento de Falcón fue el corolario de una larga espera, en la cual los periodistas presentes intercambiaban con sorpresa información sobre la magnitud de la abstención de la cita, que sin dudas es la más alta de todas las elecciones presidenciales organizadas en Venezuela en su historia, y que, de acuerdo a reportes extraoficiales filtrados de las propias entrañas del Poder Electoral, llegó al 68%. El Consejo Nacional Electoral reconoce una cifra de participación de 45%.

Los rumores de un presunto pacto de Falcón con Maduro estuvieron circulando de nuevo en la tarde. El anuncio de Falcón produjo una extraña sensación de tranquilidad, que alcanzó a sus detractores. Javier Bertucci, tercer candidato en disputa, también impugnó los procedimientos del chavismo durante la tarde.

“No reconocemos este proceso electoral como válido”, declaró Falcón frente a los medios desde la sede de su comando, instalado en el cuarto piso del Hotel Lido, en Caracas. Fue más allá: “Para nosotros no hubo elecciones, hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela. No es un planteamiento, lo que venimos a hacer es un reclamo”.

Falcón fundamentó su actitud impugnadora señalando que, ni las autoridades del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ni los rectores del Consejo Nacional Electoral, ni los miembros de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana cumplieron con su palabra en el llamado Acuerdo de Garantías sellado con su comité de campaña, en el cual las autoridades se comprometían a velar por una campaña equilibrada, sin voto asistido y sin presiones indebidas, que incluyen acarreo de votantes, para el ejercicio del sufragio. Falcón señaló que los responsables aludidos, que no fueron nombrados, –Jorge Rodríguez, Tibisay Lucena, y el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino- incumplieron con su palabra. Claudio Fermín, jefe del Comando de Falcón, dijo que contabilizaron al menos 900 irregularidades.

Falcon dijo que su comando detectó, al menos, 13.000 puntos rojos chavistas, 87% del total de los centros de votación, a escasos metros, e incluso dentro, de los centros electorales, haciendo proselitismo político, y sirviendo de soporte a “un proceso de compra de votos, en donde se juega con las necesidades de la gente en esta crisis”.

Cotejados, ubicados y transportados por el aparato chavista, los votantes escanean el carnet de la patria, para dejar sentado el ejercicio del sufragio y recibir dinero en transferencia a cambio. Falcón se quejó además de los estragos producidos por el voto asistido, que vulnera el secreto del sufragio y tuerce la voluntad popular.

El candidato presidencial cuestionó de nuevo la postura abstencionista que han observado casi todos los partidos opositores, pertenecientes a la MUD, a la cual atribuyó, de forma algo velada, su derrota, y argumentó que los mecanismos “perversos” del gobierno de Maduro, incluyendo sus delitos electorales, podían ser gestados con mayor facilidad en un contexto con pocos votos.

“Mientras más abstención, más posibilidades de control, de manejo absoluto de un Gobierno que está acostumbrado a esto, a la trampa, a la manipulación, la coacción, a la presión, a jugar con la dignidad de nosotros”, dijo.

A pesar de las críticas de Falcón, que dan continuidad a agrio debate en el universo de la disidencia democrática venezolana actual sobre la pertinencia del voto, el fin de la jornada de este domingo concluyó con las dos agendas de la oposición confluyendo al unísono sobre Nicolás Maduro, mandatario que sale muy debilitado de esta jornada, incluso ante sus partidarios, en la cual ha quedado electo con apenas 25% del padrón electoral, en medio de cuestionamientos por fraude y con altísima abstención. Maduro colecciona el desconocimiento de casi todas las naciones latinoamericanas y europeas, los Estados Unidos, Canadá, la oposición venezolana, incluyendo al clero, y los dos candidatos que compitieron con en la justa. La circunstancia podría aproximar posiciones entre los sectores opositores en discrepancia, en demanda de elecciones limpias, en los días que se avecinan.

Henri Falcón dijo que continuará su lucha para darle a la crisis venezolana una salida democrática y constitucional, y propuso el mes de Octubre como parámetro para organizar nuevas elecciones presidenciales, de carácter constitucional, bajo el entendido que las actuales ni siquiera fueron tales, y bajo el supuesto tácito de que él sería el de nuevo el candidato de la oposición.

 

Maduro se reelige como presidente con una abstención récord y en medio de denuncias de fraude por Francesco Manetto/Maolis Castro – 21 de Mayo 2018

La participación se sitúa en el 46%, según el CNE, y el principal aspirante opositor, Henri Falcón, desconoce los resultados
1526851862_285873_1526884505_noticia_fotograma.jpg
Maduro se reelige como presidente con una abstención récord y en medio de denuncias de fraude; Henri Falcón denuncia compra de votos y presiones a los electores en Venezuela

Zapatero insiste en el diálogo e insta a la oposición a transmitir sus quejas al Consejo Electoral

Nicolás Maduro se reeligió este domingo hasta 2025 al frente del Gobierno de Venezuela con una abstención récord en unas elecciones presidenciales celebradas en ese país. Según los datos oficiales, difundidos por el Consejo Nacional Electoral, la participación alcanzó el 46%, aunque fuentes del organismo citadas por Reuters aseguran que al cierre de los colegios electorales, a las seis de la tarde, se situaba en el 32,3%. En las últimas presidenciales, celebradas en 2013, acudió a las urnas casi el 80% del censo. En esta ocasión, en cambio, ni siquiera se podía hablar de unos comicios en paridad de condiciones, ya que los principales partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ahora agrupados en el Frente Amplio, rechazaron la cita por carecer, aseguraron, de garantías democráticas. El único adversario real de Maduro -quien según la autoridad electoral ganó con casi seis millones de votos- era Henri Falcón, que obtuvo 1,8 millones de apoyos y desconoció públicamente los resultados denunciando irregularidades.

El mandatario había lanzado una advertencia a los venezolanos. “Votos o balas”, enfatizó por la mañana tras acudir a su colegio electoral, en el oeste de Caracas. El sucesor de Hugo Cháveztrataba de conjurar la abstención. Tras difundirse los resultados salió del palacio de Miraflores y compareció antes miles de seguidores. Habló de “victoria popular permanente”, destacó el margen con el que se impuso a Falcón -un 67,7% frente al 21,2%- y llamó al diálogo.

Maduro recalcó el acento en el carácter “histórico” de la jornada. No obstante, a lo largo del día, decenas de colegios electorales, incluso en los barrios populares, lucían semivacíos, cuando es habitual ver las aceras de Caracas ocupadas por largas colas de venezolanos a la espera de votar. También ocurría en Petare, con un alto porcentaje de militantes y simpatizantes chavistas y uno de los más poblados de la ciudad. “Me dijeron que hiciera la cola del carnet de la patria [un sistema que utiliza el Gobierno para tener un segundo registro de la participación] luego que votara y vine. Voté voluntariamente por Maduro. Creo en él porque yo espero que solucione la situación del país. Todo lo que ha pasado es culpa de la guerra económica”, mantenía uno de los escasos electores a esas horas, adhiriéndose así a la retórica utilizada por el oficialismo para justificar una hiperinflación que, según el Fondo Monetario Internacional, puede llevar a que los precios suban un 1.800.000% en dos años.

Ese es el argumentario exhibido por los aparatos del Estado. “¿Quién fue el gran derrotado de hoy? La abstención. Dijimos que la votación de hoy pasaría a la historia como una votación antiimperialista”, aseveró la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez. Horas antes, Neisa Calderón, pensionista de 65 años, exigía en cambio un giro profundo y se lamentaba de los procedimientos de control de la población instalados por las autoridades: “No sé por qué debo registrarme para el carnet de la patria, pero lo hago porque así creo que se puede validar mi voto. Voté porque quiero que cambie la situación en Venezuela. De otra manera no hallo cómo hacerlo”.

Movilizar militantes

Los cerca de 20 millones de ciudadanos inscritos en el censo se debatían entre votar y desconocer esta convocatoria como pedían, por ejemplo, las formaciones de los líderes opositores Leopoldo López (Voluntad Popular) y Julio Borges (Primero Justicia). De ahí que Maduro hiciera su llamamiento a primera hora, tratando de infundir miedo en la población y agitando el fantasma del enemigo exterior.

“Que digan lo que quieran de mí, pero es una ofensa al pueblo de Venezuela decir que aquí hay una dictadura”, afirmó. “Hoy Venezuela con este proceso electoral se encamina a una etapa de estabilidad política, estoy seguro, lo siento, lo veo. Llamo a todos los venezolanos, a todas las venezolanas, tu voto decide, voto o balas, patria o colonia, paz o violencia, independencia o subordinación”, continuó el mandatario. En medio de informaciones sobre una baja afluencia a las elecciones, Maduro hizo también una aparición por Facebook Live para solicitarle a su comando de campaña que garantizara el transporte de la militancia hacia las mesas de votación.

El presidente quiere usar los resultados para apuntalar su poder, aprovechando un sistema que basa su fortaleza electoral en las redes asistenciales. Ese era la meta central del chavismo, que convocó estas elecciones a principios de año con unas reglas del juego que, según la gran mayoría de la oposición, favorecen a las autoridades. En este contexto, millones de venezolanos, la mayoría, decidieron no participar. Otros votantes críticos con el oficialismo, en cambio, optaron por apoyar a Henri Falcón, el único competidor de peso, con la esperanza de visualizar un quiebre del régimen.

Los resultados de la votación, que están rodeados de denuncias de irregularidades y sospechas de fraude, muestran el alcance de la deriva de Venezuela, sumida en una terrible crisis económica, pero la participación más baja de la historia del país refleja también el respaldo de los planteamientos de la oposición. “A los venezolanos les imploro que no caigan en la desmoralización. Hoy Maduro es más débil que nunca antes. Estamos en la fase final de un ciclo trágico para nuestro país. Ha quedado expuesto y el mundo desconocerá el fraude hoy”, escribió Julio Borges en su cuenta de Twitter.

Este lunes se conocerán también las reacciones de las principales instancias de la comunidad internacional, muy críticas con esta convocatoria, con la Unión Europea, Estados Unidos y las potencias de América Latina a la cabeza. La Administración de Donald Trump reiteró que no piensa reconocer los resultados. El subsecretario de Estado de EE UU, John Sullivan, insistió en ello. “Tenemos que asegurarnos de que nos mantenemos en nuestro objetivo, que son los cargos corruptos del régimen, y no el pueblo de Venezuela”, afirmó.

 

La Unión Europea legitima a Venezuela como protectorado cubano por Elizabeth Burgos – Revista Zeta – 20 de Mayo 2018

*La escandalosa declaración en ese sentido, de Federica Mogherini. ¿Quién es esa señora que se atreve a insultar a todos los venezolanos?

París.- Un cable de la Agencia EFE del 15 de mayo informa que la vicepresidente de la Comisión Europea y Jefa de Relaciones Exteriores de la Unión Europea y de la Segundad, Federica Mogherini, declaró que Cuba podría desempeñar un papel positivo para impulsar un diálogo político en Venezuela. La declaración de la señora Mogherini tuvo lugar durante una conferencia de prensa en la que estuvo acompañada por el Ministro de relaciones exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez. Conferencia de prensa realizada tras la celebración de una reunión formal entre la UE y Cuba para poner en marcha un acuerdo de Diálogo Político y Cooperación. Más oficial el marco de la declaración relativa al destino de Venezuela no podía ser.

Lo primero que debemos preguntarnos es cuáles son las consecuencias de una decisión preveniente de uno de los entes de mayor peso político en el tablero de la geopolítica actual.

La primera consecuencia, – y es de particular gravedad para la pervivencia de Venezuela en tanto que nación, que debería ser tomada muy en cuenta por aquellos tan propensos al optimismo ingenuo que tanto ha obstaculizado la conformación de una alianza sólida entre las diferentes corrientes de la oposición –, es que esta decisión de la Unión Europea legitima, avala, la condición de protectorado cubano de Venezuela. País que por su posición geográfica – caribeño, andino amazónico – y por las riquezas que encierra, constituye un elemento indispensable para el poder castrista como base de expansión de su poder, tanto en lo interno, como en lo internacional, consolidando por ende, su condición de interlocutor ineludible ante las democracias occidentales con los países de América Latina anexados a la influencia cubana, o los que vaya paulatinamente anexando, al mismo tiempo que Cuba refuerza su papel de intermediario ante Rusia, China, Irán y ahora Turquía, en relación a América Latina.

Significa un triunfo rotundo para el castrismo en su larga marcha emprendida hace 60 años hacia la consolidación de un poder global, inspirado en el que ejerció Moscú como centro del comunismo internacional. Desde hace varios decenios, La Habana se ha instaurado ya como centro inspirador de su modelo de gobierno: una mezcla de fascismo/ comunismo, de nacionalismo, de caudillismo que se nutre al mismo tiempo del legado que dejó la piratería como medio de enriquecimiento, y el de la mafia que tanta influencia tuvo en Cuba. Ese modelo lo hemos visto desarrollarse en los últimos veinte años en los gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina. Se han perdido algunas plazas, quizás momentáneamente: la Argentina y el Brasil, y Nicaragua debilitándose. Pero en la actualidad están y el horno en proceso de cocción: México con López Obrador, y Petro en Colombia.

Volviendo a Venezuela y a la mediación de Cuba, varias veces, desde diferentes ángulos, incluso desde Venezuela, con esa falta de visión que caracteriza a muchos, se lanzó la idea de apelar a Cuba para que mediara en el conflicto venezolano. Incluso en un momento dado, uno de los miembros de la familia Cisneros expuso esa idea públicamente; recuerdo haber tratado el tema en este mismo espacio. Cada vez que se hizo la propuesta, Cuba negó todo interés de involucrarse en el asunto y apelaba por “el respeto a la soberanía” de Venezuela. Por supuesto, se trataba de globos de ensayo lanzados por los expertos cubanos para sondear la acogida de la idea. Mientras tanto, Cuba puso a trabajar a sus simpatizantes y otros agentes de influencia y a ganar tiempo: inventaron diálogos, encuentros en Santo Domingo, involucraron al Vaticano. Rodríguez Zapatero jugó un papel crucial en el manejo de esa guerra de guerrillas diplomática. Hasta que por fin, llegan al escenario actual cuando es la propia jefa de la diplomacia europea quien declara, acompañada del canciller cubano, que “Personalmente , creo que Cuba podría jugar un papel positivo al tratar de evitar nuevos desarrollos negativos (en Venezuela) e intentar reabrir y negociar una solución política y de diálogo”. El cubano por supuesto no declaró nada, su postura fue la del responsable político que ha sido solicitado por la representante de una de las grandes potencias del mundo a colaborar para resolver un conflicto en un país en donde se están dando “desarrollos negativos” (por supuesto que la señora Mogherini no mencionó que esos desarrollos negativos, los había causado, precisamente, Cuba).

¿De dónde y cómo surge la relación privilegiada de hoy del régimen cubano con la Unión Europea? Recordemos que la UE hace veinte años, bajo el impulso del expresidentes José María Aznar, había condicionado todo acuerdo con La Habana a que el régimen se democratizara y respetara los derechos humanos. Esa posición fue llamada “Posición Común” respetada por todos los miembros de la UE.
Dos elementos han obrado en pro de la apertura de la UE hacia Cuba.

Primeramente, el deshielo impulsado por Barack Obama en 2016 generó un impulso en Bruselas liderado por Francia durante el gobierno de François Hollande, para no dejarle a EE.UU. la prioridad de la primicia de la supuesta apertura de Cuba y las posibilidades de inversión en la isla. Gracias a la mediación de altos responsables de la diplomacia francesa, muy cercanos al régimen cubano, François Hollande realizó un viaje oficial a Cuba; incluso se sumó al impulso de los presidentes latinoamericanos: también visitó y se hizo fotografiar con el anciano dictador. Por cierto, que fiel a su elegancia, y a su saber darse su puesto, Barack Obama declinó caer en semejante infantilismo cuando visitó La Habana.

El segundo elemento proviene de la señora Mogherini misma y sus simpatías personales. El primer elemento que dio a conocer su posición personal que de hecho abrogó la “Posición Común”, fue su declaración durante su viaje a La Habana en 2017 de que “Cuba era una democracia de partido único”: es de imaginar la indignación que causó semejante declaración en el seno de la oposición cubana, (Por cierto, un conocido politólogo francés, también condescendiente de lo que hoy en Francia se llama “Populismo progresista”, llama esa modalidad de “democracia” de influencia castrista, como la que impera en Venezuela, “democracia hegemónica”, noción, por cierto, totalmente reñida con la democracia. En 2015, en un discurso que pronunciara en la conferencia “Call to Europe”, Mogherini apeló por integrar el Islám político : textualmente dijo “No temo decir que el Islám político deba formar parte del marco y que deberíamos no temer de decirlo y aceptarlo”. Luego, midiendo tal vez las consecuencias de sus palabras agregó: “No sabemos muy bien en Europa, que la religión juega un papel en la política, no siempre bueno, pero no siempre malo tampoco. Eso forma parte del proceso (ndr : democrático).” No es de extrañar el debilitamiento de la democracia que se experimenta hoy en el mundo, si sus altos representantes de la institucionalidad democrática se encargan de relativizarla.

Es interesante adentrarse en la biografía de Federica Mogherini porque nos da algunas claves acerca de su cercanía y entusiasmo por el régimen cubano. Elle es hoy miembro del Partido Demócrata italiano, substituto del Partido Demócrata de Izquierda, el cual substituyó a su vez al Partido Comunista Italiano, al este disolverse. Fue ministra de Relaciones exteriores del gobierno de Mateo Renzi. En el 2014 es designada como alta Representante de la Unión Europea para los asuntos extranjeros y la Política de Seguridad, luego, le otorgan definitivamente el cargo de Jefa de la diplomacia europea. Estudió Ciencias Políticas en Italia, realizó su tesis en el Instituto de Ciencias políticas de Francia. El tema de su memoria fue la relación entre la religión y la política en el Islám. Un dato interesante que puede darnos la clave de su propensión “elástica” en relación a la democracia en contextos totalitarios: a los 15 años adhirió a la Federación de la Juventud Comunista Italiana (FGCI), tras ser disuelto el Partido Comunista y reemplazado por el Partido Demócrata de Izquierda, con su filial, la Juventud de Izquierda (Sinistra Giuvenile) a la cual la joven Mogherini también adhiere. Ya adulta, llega a ser miembro del Consejo Nacional de los Demócratas de Izquierda. Luego el Partido Demócrata de Izquierda, toma el nombre de Partido Demócrata de cuya dirección nacional ella forma parte. Fue elegida al cargo de la diplomacia europea por los jefes de Estado socialistas que en 2014 gobernaban en Europa y con el apoyo del Partido Socialista Europeo.

Federica Mogherini ostentará su cargo hasta el 2019.

Con su sentido de la instrumentalización del poder, su experiencia de guerra de guerrillas y de guerra de posición, el régimen cubano tendrá tiempo suficiente como para apuntalar su propio régimen, el régimen que escogerá para Venezuela tomando en cuenta los elementos domésticos; la existencia de una oposición, (ya se habrá dado el desenlace de México y Colombia). Por lo pronto, el campo venezolano está prácticamente limpio: con 3 millones de exiliados, la gente que quede será fácil contentarla. Y si Maduro logra los 10 millones el domingo próximo, será la prueba de que La Habana optó por conservarlo, seguirá en su cargo de pro cónsul, con un vicepresidente que represente el “entre dos”, y un gabinete integrado por los duros del chavismo, más algunos ministros procedentes del grupo de colaboracionistas de la MUD : simples figurantes sin poder alguno. La historia del castrismo seguirá su curso.

 

A %d blogueros les gusta esto: