elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Declaración sobre la violación delos derechos humanos y la ruptura del orden democrático en Venezuela – 17 de Julio 2018

Exportaciones de crudo de Venezuela promedian 995 mil bpd en los primeros 14 días de julio – La Patilla – 16 de Julio 2018

1528806137274

Las exportaciones de petróleo crudo de Venezuela, promedian 995.062 bpd en los primeros catorce días del mes de julio, según el sistema de seguimiento de despachos de cargas de la empresa Tanker Trackers, publiCADO HOY.

La empresa también publicó en su cuenta twitter las exportaciones de otros países de la Opep, como Arabia Saudita, Irán, Kuwait, Libia e Irán.

 El profesor Francisco Monaldi, del Baker Institute y especialista en el tema petrolero, opinó mediante un tuít sobre las cifras de Tanker Trackers:

Exportaciones venezolanas en aproximadamente 1 millón b/d. son consistentes con un nivel de producción de 1,3 m b/d o menos, dadas las importaciones de más de 150 kbd y un mercado interno de menos de 400 kbd. Por supuesto la producción podría ser un poco más alta y podría haber algún aumento en el inventario. 

EEUU es el principal destino de las exportaciones de crudo de Venezuela con 413.559 bpd, representando el 41,56% del total. Le sigue India con 266,423 (26,77%) y China con 136.523 (13,72%) en los primeros catorce días de julio.

Este sábado, el gobernador de Venezuela ante la OPEP, Ángel González, aseguró que Venezuela produjo 1.570.000 barriles de crudo por día durante los primeros seis meses de 2018, y que el número podría elevarse hasta 1.735.000 si se incluyeran “condensados” y hidrocarburos derivados de gases.

Según las fuentes secundarias de la Opep, el país produjo en junio 1,340 kbpd, completando así una caída del 20% en el primer semestre del año.

La empresa Baker Hughes reporta en su informe “International Rig Count” de junio que la actividad de taladros petroleros en Venezuela disminuyó a 26 taladros, trabajando sólo en tierra. El nivel más bajo desde hace 29 años. (lapatilla.com)

 

Un diputado francés denunciará a Maduro por incitación al odio racial – La Patilla – 17 de Julio 2018

El diputado francés Jean-Christophe Lagarde, presidente del partido centrista Unión de los Demócratas e Independientes (UDI), anunció hoy que denunciará al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por incitación al odio racial.

La denuncia, que según indicaron a EFE fuentes de su partido será interpuesta este martes, se produce en respuesta a los comentarios que el mandatario venezolano hizo al felicitar a Francia por su victoria en la final del Mundial de Rusia contra Croacia.

“Ganó el equipo de Francia, aunque parecía el equipo de África. Ganó África realmente, los inmigrantes africanos que han llegado a Francia”, dijo este lunes Maduro durante un acto de Gobierno en Caracas transmitido por la televisión estatal VTV.

El presidente venezolano insistió en que los “Bleus”, que se impusieron en la final por 4-2, obtuvieron el campeonato “gracias a los jugadores africanos o hijos de africanos”, e hizo un llamamiento para que cese en Europa el racismo y la discriminación contra los inmigrantes y los pueblos africanos.

Lagarde señaló hoy en una entrevista con la emisora “France Info” que presentará su denuncia “porque eso se llama incitación al odio racial” y añadió que las declaraciones de Maduro “niegan lo que es Francia”.

“Francia no mira tu origen. Cuando llegas aquí, quieres ser francés y compartes nuestros valores, eres francés. Nos da igual tu color de piel, tu religión, tus antepasados, etc. Todo lo contrario. Maduro, que maltrata su país, no conoce Francia”, sostuvo.

El diputado admitió que su denuncia tiene un valor principalmente simbólico, pero recalcó que presentarla es una manera de decirle “vete a la mierda”. EFE

El día después… de la hiperinflación por Aurelio Concheso – Panampost – 16 de Julio 2018

Aurelio-Concheso_avatar_1475509658-80x80Con las cifras de inflación de 128% para junio, no es aventurado asegurar que inevitablemente nos acercamos a la antesala de un día después en materia de hiperinflación

Durante varios años se viene hablando de un hipotético “día después” en relación a la crisis e impasse político que existe en Venezuela. Pareciera que la fecha de ese día es cada vez más indeterminada, a juzgar por los desencuentros sobre qué hacer tanto en la oposición como en el propio gobierno.

Lo contrario sucede con la crisis hiperinflacionaria en que el país lleva ya 17 meses si nos atenemos a las mediciones de Steve Hanke, u 8 según los economistas venezolanos. Curiosamente, de acuerdo a la “sabiduría convencional” la duración promedio de eventos hiperinflacionarios en el pasado ha sido precisamente de 8 meses, motivo por el cual es sensato esperar que un desenlace que provoque un día después de la hiperinflación está más cerca que lejos.

Resulta por demás sorprendente que los analistas que esperaron hasta el último momento para admitir que estábamos en hiperinflación, ahora acudan al ejemplo de Nicaragua para aseverar que “hay casos en que puede durar hasta 5 años como en Nicaragua”. Nada a más lejos de la verdad, en Nicaragua hubo un solo año en que la inflación promedio más de 50%, y de paso las causas del fenómeno incluyeron una guerra civil y un terremoto con efectos de tsunami en 1992.

Por cierto, es interesante ver cómo en un momento determinado Contras y Sandinistas, enemigos acérrimos en guerra, concertaron buscar formas de derrotar la hiperinflación.

Con las cifras de inflación de 128% para junio, no es aventurado asegurar que inevitablemente nos acercamos a la antesala de un día después en materia de hiperinflación. Las principales medidas de arranque ya son conocidas: unificación y liberación cambiaria permitiendo la circulación de otras monedas con o sin la presencia de una nueva moneda nacional anclada al dólar; eliminación de los controles de precios para que estos puedan fluctuar también a la baja y no solo al alza; parar en seco la emisión de dinero sin respaldo que para la semana del 6 de julio estaba en 8,558% interanual.

Fijar un salario mínimo realista pero que restituya poder de compra a los trabajadores; precios de los servicios incluido el combustible a valores internacionales; tasas de interés reales positivas para que el ahorro retorne al país; renegociación de las deudas de Estado, en la que parte de la misma puede ser reconvertida a inversión en empresas que deben de pasar a ser operadas por el sector privado; y un paquete de leyes que refuerce el Imperio de la Ley en lo que se refiere a los derechos de la propiedad privada para que las inversiones fluyan hacia la reactivación de empresas privadas o en proceso de reprivatización.

Si las medidas se toman a medias, de manera tímida, o con el ánimo de imprimir un gradualismo a estas alturas inviable, no habremos llegado aún al día después, sino a una suerte de escalón, del cual la hiperinflación surgirá aún con más fuerza, al no ganarse el plan la confianza de los inversionistas.

Gran parte de la credibilidad tendrá que ver en cómo el Estado asimila el hecho de que quiénes están quebrados son él y sus empresas, mientras que el sector privado, al menos el que ha logrado perseverar y sobrevivir esta hecatombe, tiene niveles ínfimos de deuda externa y más bien es un acreedor neto.

Esto de por sí es una situación inédita en las crisis financieras latinoamericanas ya que en el pasado, quienes se encontraban sobre endeudados eran tanto el Estado, como el sector privado. Los políticos de todo el espectro ideológico deberían reflexionar sobre esta realidad cuando acarician planes de administrar decenas de millardos dólares del FMI entregados a ellos o, peor aún, una suerte de “Vaca Mundial” de parecido monto en donaciones a Venezuela como han sugerido desde el Centro de para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard algunos economistas keynesianos,  vayan a ser la forma de sacar al país del marasmo en que se encuentra, en vez de las inversiones privadas.

 

Antonio Ledezma: “Hay que sustituir a Maduro y la Asamblea tiene la palabra” por Orlando Avendaño – Panampost – 16 de Julio 2018

“Este es un momento de relanzar la lucha cívica”, dijo el exalcalde metropolitano de Caracas

antonioledezmamensaje.jpg

El líder de la alianza Soy Venezuela envió un sólido mensaje a los venezolanos. (Archivo)

Se cumple un año de una de las mayores muestras de rebeldía de la sociedad venezolana; y, al mismo tiempo, de una de las mayores estafas de gran parte de la dirigencia presuntamente opositora.

A propósito de ello, algunos políticos hablaron. Recordaron el 16 de julio del año pasado, día en que se celebró el plebiscito en contra de la tiranía de Nicolás Maduro. En el acto, más de siete millones de venezolanos alzaron su voz.

El dirigente de la alianza Soy Venezuela, exalcalde y expreso político, Antonio Ledezma, publicó un mensaje. En él, además de recordar el dieciséis de julio, plantea una ruta para lograr la salida del dictador Maduro. Según dice, la Asamblea Nacional debe jugar un papel esencial en esa ruta.

“Hoy 16 de julio es un día histórico para todos los venezolanos. Un día inolvidable. Y por eso, es ocasión para rendirle un tributo al valeroso pueblo venezolano. El gran protagonista de esa jornada, épica, que deja un punto significativo marcado en la historia de Venezuela y de nuestro continente”, dice Ledezma.

“A ese pueblo, que salió a las calles el 16 de julio del año 2017, y un reconocimiento a los miles de venezolanos que, por razones que todos conocemos, han tenido que huir de la tragedia, del martirio, que sobrellevan millones de compatriotas, deambulando”, agrega.

Luego, el líder de Soy Venezuela y jefe del partido Alianza Bravo Pueblo, recuerda muchos de los atropellos de la dictadura chavista contra la ciudadanía: las manifestaciones, la crisis humanitaria o la muerte de Franklin Brito, cuya protesta de huelga de hambre, por una propiedad que le expropiaron, lo llevó a la muerte. También, mencionó el asesinato de Óscar Pérez y su grupo de rebeldes.

“Es una hora de reconocimiento y de homenaje póstumo a los estudiantes, a los escuderos. A las mujeres y hombres, muchachas y muchachos de todos los sectores de Venezuela, que murieron en marcha. Que fueron arrinconados por el oprobio y por la ignominia”, dice.

Por último, Antonio Ledezma propone a los venezolanos, remar en la misma dirección.

“¿Es que acaso es muy difícil comprender que lo urgente es salir primero de la dictadura para luego hablar de elecciones presidenciales y candidaturas? Es la hora en la que todos tenemos que estar comprometidos en luchar para desalojar al dictador del poder. Para vencer a las mafias”.

El exalcalde metropolitano de Caracas, asegura que se debe continuar la ruta esbozada en el plebiscito del año pasado: hay que sustituir al dictador, exigir a los militares acompañar a la sociedad y renovar las instituciones chavistas.

“Este es un momento de relanzar la lucha cívica. Al lado del pueblo y con el único compromiso de hacer resplandecer de nuevo la luz de la paz, del progreso y la esperanza”, espeta Antonio Ledezma.

Y, en su cuenta de Twitter, el dirigente señaló su senda: “1. Cubrir vacante de Maduro. 2. Designar nuevos poderes públicos. 3. FAN debe acatar Constitución Nacional. 3. Intervención humanitaria para desarrollar concepto de responsabilidad de proteger. La Asamblea Nacional tiene la palabra”.

Hace una clara referencia al enjuiciamiento del Tribunal Supremo de Justicia contra Nicolás Maduro, y la responsabilidad de los diputados de suplir la ausencia que deja el dictador.

Es, entonces, otra de las voces que se alza para presionar al Parlamento. Que le exigen que admita el juicio y, en consecuencia, proceda a nombrar un Gobierno de transición, que sea apoyado por lo que él llama “intervención humanitaria”.

La guerra que a diario libran las enfermeras en Venezuela por Florantonia Singer – El País – 16 de Julio 2018

El gremio de la salud exige que sus salarios se equiparen a los de los militares, a quienes Maduro mejoró sus condiciones y ahora cobran 24 veces más que los profesionales civiles

Unknown.jpeg

La angustia de esta mañana es el agua. María Teresa Rangel está vestida de blanco impecable, con la solapa de la chaqueta llena de condecoraciones y los mismos zapatos de hace 12 años. Desde las seis de la mañana está trabajando y ahora ha conectado un tubo oxidado al grifo del lavamanos del Departamento de Enfermería del Hospital Universitario de Caracas para canalizar el hilito que sale dentro de un contenedor. De ahí va llenando garrafas más pequeñas para ayudar a bajar los sanitarios de alguno de los pacientes que están hospitalizados. A otra compañera le ha tocado conducir su carro hasta otro hospital al oeste de la ciudad, atascada este viernes por una lluvia pertinaz, a buscar el material quirúrgico que no se puede esterilizar en este centro de salud porque el equipo de autoclave lleva años dañado. “Hoy tenemos 10 mujeres en trabajo de parto y en este hospital no hay ni agua y si una empieza a sangrar cómo vamos a hacer, cómo se van a lavar los médicos las manos con esta agua”, dice con indignación María Teresa, de 71 años de edad y la mitad de su vida trabajando como enfermera.

Desde hace 20 días, además de atender enfermos y todas las contingencias de la aguda crisis sanitaria que vive Venezuela, las enfermeras han cumplido una jornada diaria de protestas en todo el país en reclamo por un salario digno. Lo que gana María Teresa en un mes no le permite comprar un sándwich para desayunar en el cafetín hospital donde trabaja. Gana muchísimo menos que eso. “Mi sueldo son 1.500.000 bolívares mensuales, que lo subieron ahora a 3.000.000 (el salario mínimo actual, equivalente a un poco más de un dólar) y que este viernes íbamos a cobrar, pero ahora nos dijeron que no pueden depositarnos el dinero porque anoche se robaron las computadoras del área de personal”, dice mientras ataja una lágrima que amenaza su maquillaje, que disimula bien los años, pero no el cansancio. “Creo que un día voy a caer de largo en este hospital. Esto es muy duro, hemos resistido demasiado y yo ya podría jubilarme, pero eso sería mucho menos dinero, no puedo dejar de trabajar, quién me va a dar trabajo a los 71 años”. La mujer es supervisora de quirófanos del hospital y en 35 años de carrera como enfermera acumula especializaciones en nefrología, hematología, pabellón y como instrumentista de neurocirugía.

La pelea que durante el último mes han dado en las calles las enfermeras, y que ha encontrado respaldo en el gremio de los médicos y del resto del personal de salud, es para que sus salarios sean equiparados con el del personal de la Fuerza Armada, a quien Nicolás Maduro ordenó hace un mes dar un “aumento sustancial” y estableció un ajuste indexado a los del salario mínimo, que actualmente está en 5.196.000 bolívares, pero que la hiperinflación ha llevado al gobierno a aumentar hasta 4 veces en un semestre. Aunque las enfermeras son las que a diario libran una guerra en los hospitales del país, el salario básico de un militar profesional raso puede ser hasta 8,3 veces superior al de una enfermera y en el caso de los rangos más altos, como el de coronel, hasta 24,8 veces.

Cadena de descontento

El reciente aumento a los militares impuso una brecha enorme entre el salario de 3.000.000 de bolívares de una profesional graduada y con cuatro especializaciones como María Teresa, frente al de un teniente coronel que ahora devenga 57.000.000 de bolívares de sueldo base, por ejemplo. Otros oficiales de más rango superan los 200.000 millones en sus remuneraciones.

La diferencia, que se hace más marcada en medio de la acelerada hiperinflación que vive el país, ha exacerbado el conflicto al que se empiezan a sumar otros profesionales, como los médicos, profesores universitarios que también han iniciado huelgas escalonadas, los maestros y trabajadores de empresas públicas como Corpoelec y el Metro de Caracas, que esta semana protestaron por mejoras salariales y en rechazo a la discriminación en las remuneraciones entre militares y civiles. A menos de dos meses de la cuestionada reelección de Maduro la conflictividad social aumenta sin que haya soluciones a la vista.

“Queremos el salario de los militares, la misma indexación. Nosotros salvamos vidas y este gobierno lo que busca es que renunciemos en masa todas las enfermeras. Llevamos veinte días en conflicto y en ese tiempo no hemos recibido ni una sola llamada del Ministro de Salud, que todavía está buscando un hueco en su agenda para atendernos. A estas alturas, nos estamos preparando para ir a protestar directamente en el despacho de Maduro en Miraflores”, señala Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas.

La sindicalista ha visto como su gremio se desintegra. En los primeros 4 meses de este año le tocó firmar 1.200 solicitudes de baja del colegio, documento que utilizan para buscar trabajo afuera por grave crisis económica que atraviesa Venezuela. “Nos estamos quedando solos y nuestras enfermeras están consiguiendo empleo con remuneraciones acordes a su experiencia en otros países”. En los hospitales de Venezuela hay un déficit de 110.000 profesionales, que impide cubrir las recomendaciones internacionales que indican que debe haber un enfermero por cada cuatro pacientes. Contreras teme que la situación vaya a empeorarse. Las jornadas de protestas que iniciaron van acompañadas de la paralización de sus actividades en áreas que no sean críticas. La medida de presión, sin embargo, poco ha afectado centros de salud que no tienen cómo atender enfermos.

Esa es otra de las demandas del gremio, la mejora de las condiciones de trabajo, que el Estado garantice los insumos para poder atender a los pacientes. “No queremos ver a ningún venezolano más mendigando por un medicamento y por su derecho a la salud y la vida”, dice Contreras. El conflicto sigue.

Una encuesta realizada en marzo por la organización Médicos por la Salud reveló que en 88% de los hospitales del país no hay medicamentos, en 79% no hay material quirúrgico y en el mismo porcentaje tienen fallas constantes de agua. El diagnóstico abarcó 104 centros públicos y 33 privados, que representan 90% de las camas hospitalarias del país. El estudio también sondeó el impacto de la migración entre estos profesionales y determinó que 30% de lo médicos que se graduaron hace 40 años están fuera del país al igual que 75% de los que egresaron de la universidad hace apenas una década.

Maduro, Putin y Rosneft por Ibsen Martínez – El País – 17 de Julio 2018

UnknownUno se pregunta, si además de Siria, Irán y las ondas de choque diplomáticas de la trama rusa, Trump y el mandatario ruso habrán tenido tiempo para el caso Venezuela

Tuit del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en vísperas del encuentro en Helsinki: “Para contribuir a la solución de la crisis en Venezuela, le pido al presidente Trump que solicite a Putin dejar de apoyar al régimen de Maduro”.

La súplica de Santos a Trump no parece mala idea. Si alguien está, hoy día, en situación de asirse de la oreja del mandatario ruso es, precisamente, el más ferviente de sus admiradores. Ya antes de Trump, tres presidentes de EE UU tuvieron encuentros cercanos con el envenenador de Londres. George Bush padre famosamente afirmó en 2001 que le bastó mirar a los ojos del mandatario ruso para sentir el alma de un hombre recto y muy de fiar. 

Donald y Vóvoshka (así lo llaman, cariñosamente, sus paniaguados) Putin habrán tenido mucho que hablar en Helsinki. Es notorio que la reunión privada se prolongó más de lo previsto. Uno se pregunta, sin embargo, si con un temario erizado de Ucranias y Crimeas, si además de Siria, Irán y las ondas de choque diplomáticas de la trama rusa en las elecciones de 2016, habrá habido espacio para el caso Venezuela.

Sea como haya sido, la solicitud del presidente Santos atiende al papel descollante que, en lo inmediatamente venidero, Rusia jugará en Venezuela. Los intereses rusos en nuestro país, que comenzaron hace ya tres lustros, han crecido últimamente a la par que se ha intensificado el claro intento de desestabilizar las democracias occidentales y asentarse firmemente, de paso, en la más grande reserva de petróleo en el Hemisferio. No hay nada de “política ficción” en esto. Tampoco en la posibilidad de que Trump desestime, con característica panache, los designios de Putin respecto a Venezuela y la región circundante.

El desastroso manejo de su economía, una deuda externa que sobrepasa los 150.000 millones de dólares, y las lúgubres perspectivas de su industria petrolera no han inhibido a Rusia de reestructurar la deuda venezolana contraída con Moscú, calculada en más de 3.000 millones de dólares, tal como lo hizo en noviembre pasado, ni de anunciar masivos planes de inversión en PDVSA, la desarbolada empresa estatal, como se ha anunciado recientemente.

Asfixiado por la falta de divisas, Maduro no ha vacilado en ceder a Rusia soberanía y potestades, nunca antes otorgadas, sobre activos y operaciones en la Faja Petrolífera del Orinoco, así como en el llamado Arco Minero, emporio aurífero amazónico. Por otra parte, Putin se ha mostrado tan impasible ante la crisis política y la tragedia humanitaria venezolanas como ante el sufrimiento del pueblo sirio. La solidaridad de Moscú para con Maduro se hace eco de la misma retórica antinorteamericana del dictador en su denuncia de las sanciones impuestas por EE UU, Canadá y la Unión Europea a Maduro y sus corruptos y sanguinarios caimacanes. Nada extraño habría en ello: Rusia también ha sido objeto de sanciones mucho más gravosas que las cosechadas por los narcogenerales venezolanos. 

Numerosos analistas se preguntan si la ayuda rusa, junto con los 5.000 millones de dólares prometidos (condicionadamente, según algunas fuentes) por China la semana pasada, serán suficientes para mantener a flote al régimen por largo tiempo. Es muy concebible que, aunque en grados dispares, sí lo sean.

Todo lo cual tal vez signifique que Nicolás Maduro ha logrado más en el ámbito internacional que la oposición venezolana. Al cabo de grandes pérdidas y sumida en la discordia, la descoyuntada oposición democrática está hoy limitada a aguardar, inerte, sin liderazgo alguno y ya sin mucha fe, el efecto que puedan surtir las resoluciones de la OEA y las sanciones económicas de EE UU y la UE. 

En cambio, y valga lo que valiere cada uno, Nicolás Maduro aún cuenta con Putin, Rosneft y el Banco de Desarrollo de China.

Former Venezuelan Official Pleads Guilty to Money Laundering Charge in Connection with Bribery Scheme – Press release US Department of Justice – 16 de Julio 2018

header-logo_bronze-resized-5-2.png

A dual U.S.-Venezuelan citizen pleaded guilty today for his role in a scheme to bribe officials of Venezuela’s state-owned and state-controlled energy company, Petroleos de Venezuela S.A. (PDVSA), and for his role in an international money laundering scheme involving the bribes paid by the owners of U.S.-based companies to Venezuelan government officials to corruptly secure energy contracts and payment priority on outstanding invoices.

Assistant Attorney General Brian A. Benczkowski of the Justice Department’s Criminal Division, U.S. Attorney Ryan K. Patrick of the Southern District of Texas and Special Agent in Charge Mark Dawson of U.S. Immigration and Customs Enforcement’s (ICE) Homeland Security Investigations’ (HSI) Houston Field Office made the announcement.

Luis Carlos De Leon-Perez (De Leon), 42, a citizen of the United States and Venezuela previously residing in Spain, pleaded guilty today in federal court in Houston to one count of conspiracy to violate the Foreign Corrupt Practices Act (FCPA) and one count of conspiracy to commit money laundering.  U.S. District Judge Kenneth M. Hoyt of the Southern District of Texas accepted De Leon’s plea.  Sentencing is scheduled for Sept. 24. 

De Leon was arrested in Spain in October 2017 and subsequently extradited to the United States after a federal grand jury in the Southern District of Texas returned a 20-count indictment against him and Nervis Gerardo Villalobos Cardenas (Villalobos), 51; Cesar David Rincon Godoy (Cesar Rincon), 51; Alejandro Isturiz Chiesa (Isturiz), 33; and Rafael Ernesto Reiter Munoz (Reiter), 39. 

According to admissions made in connection with De Leon’s plea, between 2011 and 2013, he conspired with Villalobos, Cesar Rincon, Isturiz and others, all of whom were then officials of PDVSA and its subsidiaries or former officials of other Venezuelan government agencies or instrumentalities, to solicit PDVSA vendors for bribes and kickbacks in exchange for providing assistance to those vendors in connection with their PDVSA business.  Specifically, De Leon admitted that he solicited and directed bribes from Roberto Enrique Rincon Fernandez (Roberto Rincon), 57, of The Woodlands, Texas, and Abraham Jose Shiera Bastidas (Shiera), 55, of Coral Gables, Florida, to PDVSA officials in order to assist Roberto Rincon’s and Shiera’s companies, including their U.S.-based companies, in receiving payment priority and receiving additional PDVSA contracts.  De Leon further admitted that he then conspired with Roberto Rincon and Shiera to launder and conceal the proceeds of the bribery scheme through a series of financial transactions, including wire transfers to accounts in Switzerland held in the names of individuals or entities other than De Leon and his co-conspirators. 

As part of his plea agreement, De Leon also admitted to soliciting bribes from other owners of energy companies based in the United States and elsewhere, and directing a portion of such bribes to PDVSA officials in order to assist those individuals and their companies in winning business with PDVSA and to obtain payment from PDVSA on outstanding invoices ahead of other PDVSA vendors. 

Roberto Rincon and Shiera previously pleaded guilty in the Southern District of Texas to charges under the FCPA for their respective roles in the bribery scheme.  Cesar Rincon previously pleaded guilty to one count of conspiracy to commit money laundering.  They currently await sentencing.

The charges against Villalobos, Isturiz and Reiter remain pending.  Each of the three remaining defendants is charged with one count of conspiracy to commit money laundering and with one or more counts of money laundering.  Villalobos is also charged with one count of conspiracy to violate the FCPA.  Villalobos and Reiter remain in Spain pending extradition and Isturiz remains at large. 

The charges contained in the indictment are merely accusations, and all defendants are presumed innocent until proven guilty beyond a reasonable doubt in a court of law.

De Leon is the latest individual to plead guilty as part of a larger, ongoing investigation by the U.S. government into bribery at PDVSA.  Including De Leon, Cesar Rincon, Roberto Rincon and Shiera, the Justice Department has announced the guilty pleas of a total of 12 individuals in connection with the investigation. 

HSI in Houston is conducting the ongoing investigation with assistance from HSI in Boston and Madrid, as well as from Internal Revenue Service Criminal Investigation.  Trial Attorneys Jeremy R. Sanders and Sarah E. Edwards of the Criminal Division’s Fraud Section and Assistant U.S. Attorneys John P. Pearson and Robert S. Johnson of the Southern District of Texas are prosecuting the case.  Assistant U.S. Attorney Kristine Rollinson of the Southern District of Texas is handling the forfeiture aspects of the case.

The Criminal Division’s Office of International Affairs, the Swiss Federal Office of Justice and the Spanish Guardia Civil have provided substantial assistance.

The Fraud Section is responsible for investigating and prosecuting all FCPA matters.  Additional information about the Justice Department’s FCPA enforcement efforts can be found at http://www.justice.gov/criminal/fraud/fcpa.

Alfredo Romero: Hay 254 presos políticos en Venezuela – El Nacional – 16 de Julio 2018

1531748812338.jpgEl abogado y director de Foro Penal explicó que la lista de privados de libertad será enviada a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Alfredo Romero, abogado y director de Foro Penal, aseguró este lunes que actualmente hay 254 presos políticos en Venezuela.

Señaló que la lista de detenidos fue emitida por el organismo que dirige.

Destacó que el documento fue enviado al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para verificar y certificar los datos.

“Son 254 presos políticos al día de hoy en Venezuela de acuerdo a lista actualizada del Foro Penal enviada a Luis Almagro y a la ONU para su verificación y certificación”, explicó en su cuenta de Twitter.

A %d blogueros les gusta esto: