elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Declaración del Grupo de Lima – 21 de Mayo 2018

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, expresan lo siguiente:

No reconocen la legitimidad del proceso electoral desarrollado en la República Bolivariana de Venezuela que concluyó el pasado 20 de mayo, por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente.

Acuerdan reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocar a los embajadores de Venezuela para expresar nuestra protesta.

Reiteran su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela, que se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos que llegan a nuestros países en difíciles condiciones y en la perdida de la instituciones democráticas, el estado de derecho y la falta de garantías y libertades políticas de los ciudadanos.

Deciden presentar en el marco del 48° periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos una nueva resolución sobre la situación en Venezuela.

A fin de atender la situación derivada por el preocupante incremento en los flujos de venezolanos que se ven obligados a abandonar su país y por el impacto que esta situación está teniendo en toda la región, deciden adoptar las siguientes medidas:

Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio para intercambiar experiencias y definir los lineamientos de una respuesta integral, incluyendo temas de facilidades migratorias y documentos de identidad. En ese sentido, aceptan el ofrecimiento de Perú de ser sede de dicha reunión la primera quincena de junio.

Considerar la posibilidad de realizar contribuciones financieras a los organismos internacionales competentes para fortalecer las capacidades institucionales de los países en la región, especialmente los países vecinos, para atender el flujo migratorio de venezolanos.

Deploran la grave situación humanitaria en Venezuela y tomando en cuenta las implicaciones en materia de salud pública para toda la región deciden adoptar las siguientes medidas:

Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del sector salud para coordinar acciones en materia de salud pública y fortalecer la cooperación para atender la emergencia epidemiológica.

Apoyar el suministro de medicamentos por instituciones independientes y las acciones de vigilancia epidemiológica en Venezuela y en sus países vecinos, en particular frente a la reaparición de enfermedades como sarampión, paludismo y difteria.

Reiteran el párrafo 4 de la Declaración de Lima del 8 de agosto de 2017 y, con objeto de contribuir a preservar las atribuciones de la Asamblea Nacional, acuerdan adoptar, siempre que su legislación y normativa interna lo permitan, las siguientes medidas en el ámbito económico y financiero:

Solicitar a las autoridades competentes de cada país que emitan y actualicen circulares o boletines a nivel nacional que transmitan al sector financiero y bancario el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional, incluyendo convenios de pagos y créditos recíprocos por operaciones de comercio exterior –incluido bienes militares y de seguridad.

Coordinar acciones para que los organismos financieros internacionales y regionales procuren no otorgar préstamos al Gobierno de Venezuela, por la naturaleza inconstitucional de adquirir deuda sin el aval de su Asamblea Nacional, excepto cuando el financiamiento sea utilizado en acciones de ayuda humanitaria teniendo presente previo a su otorgamiento, los posibles efectos no deseados en economías de terceros países más vulnerables.

Intensificar y ampliar el intercambio de información de inteligencia financiera, a través de los mecanismos existentes, sobre las actividades de individuos y empresas venezolanas que pudieran vincularse a actos de corrupción, lavado de dinero u otras conductas ilícitas que pudiera derivar en procedimientos judiciales que sancionen dichas actividades criminales, tales como en el congelamiento de activos y la aplicación de restricciones financieras.

En el marco de los estándares internacionales fijados por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y de los mecanismos operacionales ya existentes, se insta a contar con un análisis de riesgo de lavado de activos y financiamiento al terrorismo, y se propone además que los países sensibilicen al sector privado en sus jurisdicciones, sobre las amenazas y riesgos de lavado de dinero y corrupción que han identificado en Venezuela y que afecten a la región, lo que ampliará la capacidad de prevenir o detectar posibles actos ilícitos con mayor oportunidad.

De igual forma, se solicita a las Unidades de Inteligencia Financiera y a las autoridades competentes de cada país, que emitan y actualicen guías, circulares o boletines a nivel nacional que alerten a las instituciones financieras sobre la corrupción en el sector público venezolano y los métodos que los servidores públicos venezolanos y sus redes pueden estar usando para esconder y transferir recursos procedentes de actos de corrupción.

El Grupo continuará dando seguimiento al desarrollo de la situación en Venezuela con el objeto de adoptar las medidas adicionales que correspondan, de manera individual o colectiva, para favorecer el restablecimiento del estado de derecho y el orden democrático en ese país.

 

Comunicado del Gobierno de España – 21 de Mayo 2018

ELECCIONES EN VENEZUELA

Respecto del proceso de elecciones presidenciales y a consejos legislativos regionales desarrollado en Venezuela ayer día 20, el Gobierno español desea hacer las siguientes consideraciones.

En línea con lo indicado en la Declaración de la UE del pasado 19 de abril, para la celebración de elecciones libres, transparentes y creíbles era condición necesaria la concurrencia de una serie de elementos:

  • -participación en igualdad de condiciones de todos los partidos políticos y de todos los candidatos
  • -una composición equilibrada del Consejo Nacional Electoral que garantizara su imparcialidad
  • -un calendario electoral viable y acordado con las distintas fuerzas políticas
    -el despliegue de misiones internacionales independientes de observación
    -todas las garantías técnicas requeridas por los estándares internacionales.

Resulta evidente que en el proceso desarrollado en la jornada de ayer no se verificaron esos requisitos indispensables. La consiguiente desconfianza de una mayoría de los ciudadanos venezolanos en el proceso electoral, se ha traducido en una elevada abstención, que recogen incluso las cifras oficiales de participación.

A las deficiencias democráticas fundamentales de las que se partía, hay que sumar las graves irregularidades denunciadas por candidatos opositores y diversos sectores de la sociedad civil respecto del desarrollo de la jornada de ayer.

Por todo ello, de conformidad con lo señalado en la citada Declaración de la UE, España estudiará junto a sus socios europeos la adopción de medidas oportunas.

El gobierno de España no puede permanecer ajeno a la grave situación en Venezuela, que afecta a los casi 200.000 ciudadanos españoles que residen en el país, al conjunto del hermano pueblo venezolano y a los países iberoamericanos y caribeños que reciben la creciente emigración provocada por esa grave situación.

El gobierno de España llama de nuevo al gobierno venezolano a dar los pasos necesarios para una solución democrática, pacífica y negociada entre venezolanos, en el marco de su Estado de Derecho. En estrecha concertación con nuestros socios internacionales, apoyaremos aquellos intentos de negociación aceptados por todas las partes, en los que se demuestre con hechos la voluntad genuina de contribuir al regreso de Venezuela a la institucionalidad democrática, al respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales y a la búsqueda de soluciones que palíen la grave crisis humanitaria que afecta a la población venezolana.

Entre tanto subsista dicha crisis humanitaria, el gobierno de España seguirá articulando distintas medidas para paliar el sufrimiento de los ciudadanos venezolanos.

 

Declaración de condena de la farsa electoral en Venezuela – IDEA – 21 de Mayo 2018

Los Ex Jefes de Estado y de Gobierno firmantes de las declaraciones de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), expresamos nuestra más severa condena por la falsificación democrática que ha tenido lugar en Venezuela este día 20 de mayo, al convocarse y realizarse, por órdenes de una asamblea constituyente inconstitucionalmente establecida, formada contraviniéndose el principio del voto universal directo y secreto, unas elecciones presidenciales fingidas; bajo un sistema electoral integralmente corrompido y fraudulento, que es administrado por un Poder Electoral cabalmente controlado por la misma dictadura; ello, con el único fin de encubrir la prórroga de Nicolás Maduro Moros y su ejercicio de facto de la Presidencia de la República.

Aún más grave resulta el contexto, al precederlas actos de tortura e inusitada violencia por las autoridades del gobierno y militares ante la omisión cómplice del Ministerio Público, en las instalaciones irregulares donde se deposita a los presos políticos, y la inmoral compra de petróleo en el extranjero para subsidiar a la República de Cuba, en medio del colapso total de la economía y del orden social en Venezuela. Lo que se suma a las secuelas de muertos por la violencia criminal desbordada, la hambruna o la falta de atención sanitaria, masivas migraciones de la población que desintegran familias y comunidades, obras todas del despilfarro, de la corrupción generalizada del régimen dictatorial, que ha llevado al país a un endeudamiento ilimitado, al default, a la devaluación de la moneda, y una hiperinflación que no tienen precedentes o paralelos en la historia del mundo.

En consecuencia:

(1)Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que hagan formal desconocimiento de la farsa electoral que ahora sostiene en el poder al dictador Nicolás Maduro Moros, retirando los embajadores acreditados ante su gobierno, y manteniendo una severa vigilancia de las violaciones masivas y sistemáticas de derechos humanos que ocurren en Venezuela; incrementando las sanciones y medidas de incautación de los dineros producto de las actividades criminales y la corrupción gubernamentales; e impidiendo el libre tránsito por el extranjero de los responsables de las mismas, sus familiares y de quienes coluden con la dictadura.

(2) Demandamos se proceda a la suspensión de la participación de Venezuela en la Organización de los Estados Americanos, en aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana.

(3) Instamos a alguno de los Estados partes del Estatuto de Roma, para que refiera a la Corte Penal Internacional el informe que sobre los crímenes de lesa humanidad de la dictadura de Nicolás Maduro Moros ha preparado la Secretaría General de la OEA.

(4) Exigimos se resuelva integralmente la asistencia humanitaria de residentes y migrantes, la urgente liberación de los presos políticos, y medidas de protección de la vida e integridad personal para los líderes de la oposición verdadera que aún permanecen en Venezuela.

Oscar Arias, Costa Rica
José María Aznar, España
Nicolás Ardito Barletta, Panamá Belisario Betancur, Colombia Fernando De la Rúa, Argentina Felipe Calderón, México
Rafael Ángel Calderón, Costa Rica Laura Chinchilla, Costa Rica Alfredo Cristiani, El Salvador Vicente Fox, México
Eduardo Frei, Chile
Felipe González, España
20 de mayo de 2018
Osvaldo Hurtado, Ecuador
Ricardo Lagos E., Chile
Andrés Pastrana, Colombia
Luis Alberto Lacalle, Uruguay
Jamil Mahuad, Ecuador
Mireya Moscoso, Panamá
Jorge Tuto Quiroga, Bolivia
Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica Julio María Sanguinetti, Uruguay Álvaro Uribe V., Colombia
Juan Carlos Wasmosy, Paraguay
Es auténtico:
Asdrúbal Aguiar Secretario General de IDEA
http://www.idea-democratica.org

Tras fraude electoral piden retirar a embajadores en Venezuela por Sabrina Martin – Panampost – 20 de Mayo 2018

A partir de hoy, la deslegitimación del régimen de Nicolás Maduro llevará a su Gobierno a ser rechazado por la mayor parte de la comunidad internacional.

El fraude electoral que se caracterizó por trampas y escasez de garantías democráticas, dejó en evidencia el masivo descontento contra el régimen de Nicolás Maduro (Twitter)
Llegó el 20 de mayo, día del fraude electoral en Venezuela, y fecha en la que Nicolás Maduro se consolida como dictador. Ante esta situación especialistas aseguran que “es hora” de que la comunidad internacional actúe.

El fraude electoral que se caracterizó por trampas y escasez de garantías democráticas, dejó en evidencia el masivo descontento contra el régimen de Nicolás Maduro, a tal punto que la abstención fue evidente quizás rompiéndo cifras históricas en cuanto a baja participación

Exigen el retiro inmediato de los embajadores

Luis González Posada, excanciller peruano y expresidente del Congreso señaló a PanAm Post una serie de acciones internacionales que deben tomar los gobiernos ante el evidente fraude electoral; señaló que lo primero que hay que hacer es retirar a los embajadores de Venezuela.

“Si 35 países europeos y 15 latinoamericanos han dicho que desconocen el proceso electoral y sus resultados, sería incongruente que mantengan su representación diplomática de más alto nivel con un presidente que es ilegítimo, sería necesario que se retiren los embajadores y dejarlo a nivel consular, eso sería una forma muy clara de señalar la ilegitimación del gobierno de Maduro”, señaló.

“La segunda acción debe ser que los organismos financieros internacionales como la CAF y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) concerten para aprobar una cláusula democrática (…) lograr que para que un gobierno tenga acceso a los créditos, tenga que cumplir los estándares internacionales de democracia, respeto a derechos humanos y libertades cívicas. No es posible que esos organismos financien dictaduras”, agregó.

El especialista señaló también la importancia de que desde la OEA se emitan acciones contundentes contra la dictadura en Venezuela.

“Creo que es momento de convocar una reunión extraordinaria de la OEA para aplicar de una vez por todas la Cláusula Democrática a Venezuela, que significa su separación del organismo internacional. Eso, aunque no tendría un efecto práctico, igual sería una señal muy clara de repudio internacional”.

“En cuarto lugar, es necesario que se tomen nuevas medidas o sanciones desde los países que repudian estas elecciones. Sanciones como impedir el ingreso a su territorio y bloquear los bienes del alto mando chavista, que eso se extienda en los países del mundo”, señaló.

Agregó además que ha llegado el momento de decirle a la Corte Penal Internacional que cumpla con su responsabilidad.

“Esa Corte tiene más de 600 casos de venezolanos torturados, muchos de ellos con testimonio de puño y letra de sus autores y hasta ahora la Corte no hace nada, no moviliza un equipo técnico a pesar de que esa es su obligación. La Corte desde que se instaló ha cobrado cerca de 1.550 millones de dólares, entonces cómo es posible que en el caso de Venezuela no envíen un equipo para verificar la situación”, enfatizó.

“También creo importante que se modifiquen dos cláusulas fundamentales: la veeduría electoral y que la Comisión de Derechos Humanos pueda verificar “insitu” lo que esté sucediendo.Tiene que ser algo obligatorio y vinculante”; sentenció.

Para González Posada “hay que agotar todos los recursos para salir de esta pesadilla” y señaló que Estados Unidos tiene “la llave maestra” para reducir la compra de petróleo a Venezuela.

Inminentes sanciones

Durante la jornada en Venezuela, el gobierno de Estados Unidos reiteró que no reconocerá los resultados de los supuestos comicios y advirtió que se acercan sanciones económicas contra el régimen del país suramericano.

“Las llamadas elecciones venezolanas de hoy no son legítimas”, tuiteó Heather Nauert, vocera del Departamento de Estado estadounidense.

Por otro lado, el subsecretario de Estado norteamericano John Sullivan señaló que Estados Unidos considera activamente aplicar sanciones petroleras sobre Venezuela.

Sullivan dijo que una respuesta a la votación del domingo se discutirá en un encuentro del G20 en Buenos Aires el lunes.

El funcionario estadounidense llamó a las sanciones petroleras “un paso muy significativo” y dijo que las mismas “están bajo revisión activa”.

La pasada semana países del Grupo de Lima hicieron un ultimátum al régimen de Nicolás Maduro. Junto a los encargados de Finanzas de cada nación se anunció que en conjunto vienen sanciones esconómicas contra funcionarios de la dictadura en Venezuela, sobre todo tras efectuarse las fraudulentas elecciones presidenciales

 

“Venezuela se muere, no más dictadura” por Amara Santos – El Faro de Vigo – 21 de Mayo 2018

venezuela-muere.jpgDecenas de personas se concentraron frente al consulado venezolano en Vigo para protestar por unas elecciones “poco transparentes” en su país

“Libertad, libertad, libertad”. Esta fue una de las consignas más repetidas ayer por decenas de manifestantes que se agolparon durante horas frente al consulado de Venezuela en Vigo, el lugar habilitado para que venezolanos de Galicia y Asturias participasen en las elecciones presidenciales que se celebraban en su país. En total podían ejercer el voto 2.131 personas.

El consulado no especificó el número de votantes registrados durante toda la jornada. Fuentes de este organismo solamente afirmaron que “se acercó gente a votar sobre todo durante las primeras horas de la mañana”.

El cónsul de Venezuela en Galicia y Asturias, Martín Pacheco, aseguró sobre la concentración que “ahuyenta a los electores y los intimida” y que los venezolanos estaban llamados a votar “en un proceso electoral transparente con todas las garantías”.

Por su parte, los manifestantes, la mayoría venezolanos o hijos de gallegos emigrados al país, portaban carteles con mensajes como “No al fraude, no más dictadura, fuera Maduro”, o “Se nos muere Venezuela”, al mismo tiempo que tacharon las elecciones de “falta de transparencia y fraude electoral”. La Asociación de Pensionados y Jubilados de Venezuela en Galicia (APEJUVEG) también estuvo en la protesta para reclamar pensiones que, según explicaron, “no cobran desde hace más de dos años”. Algunos, como María Fernanda Ruiz, son tajantes con la situación de su país. “Nunca hubo en Venezuela una crisis así. Hay familias que perdieron entre 15 y 20 kilos porque no hay comida y en los hospitales no hay medicamentos”, aseguró. Además, Ruiz, que lucía en su rostro los colores de la bandera venezolana, criticó que “el proceso electoral está amañado”.

Otras como Loli y Gladys Rodríguez, que llevan 24 y 16 años en España respectivamente, comparten la postura de Ruiz. “Venezuela lleva 18 años con el chavismo. Si se tardaron estos años en destruir un país, se tardará el doble en reconstruirlo.”, aseguró Loli. A su lado, Gladys afirmó que “no cree en este proceso ni en la dictadura de Maduro”. “Este gobierno nos ha quitado tantas cosas que ya no tenemos ni miedo. Queremos justicia, libertad y otro futuro para nuestros hijos”, concluyó entre lágrimas.

 

Narrativa dictatorial por Ramón Peña – La Patilla – 21 de Mayo 2018

El ofrecer pública e impúdicamente coimas a quienes voten este 20 de mayo con el degradante carnet de la patria, es un exabrupto político que por burdo y torpe no es tan fácil de dilucidar. Se trata de un soborno colectivo que, en la enquistada pobreza que asuela al país, desborda cinismo y crueldad. O bien el Golem gobernante hace gala de su innata ineptitud, o a conciencia se deleita en burlarse ante la comunidad internacional de la denunciada ilegitimidad del evento. Tan basto el gesto, que nos evoca aquel rupestre mandón latinoamericano de comienzos del SXX, personificado en El tirano Banderas, la precursora novela de dictadores de Ramón Valle Inclán (1926), quien, de haber convocado a elecciones, seguramente habría cometido un desafuero semejante.

Este régimen supera por inhumano y vesánico los despropósitos del comunismo clásico del siglo XX. Su obstinada negación de la espantosa crisis humanitaria; el ignorar con desparpajo la diáspora masiva y desesperada, que ha aventado a venezolanos a todos los rincones del planeta, incluyendo hasta el inimaginable destino de Siria; la ostensible multiplicación de niños de la calle; las excusas y mentiras ante el tormento colectivo por pésimos servicios públicos, y tantas otras calamidades, conforman un cuadro de infortunio, inédito en el país y en el propio continente. Una de las causas que lo explicarían es la influencia de asesores cubanos, inclementes ante las aflicciones de quienes no son sus conciudadanos.

En su pretensión de prolongarse en el poder, el responsable mayor de la tragedia colectiva del país en los últimos años, hace la promesa demencial de ahora sí construir una Venezuela próspera, pero sin cambiarle una línea a su modelo y contando con los mismos asesores. De vivir hoy, Valle Inclán tendría en quien inspirarse para escribir una nueva novela de dictadores, en la cual seguramente exaltaría lo mediocre, soez y brutal del protagonista.

Andrés Velásquez y su equipo legal responden a Tibisay Lucena – La Patilla – 19 de Mayo 2018

La opinión pública nacional quedó sorprendida por las declaraciones dadas por la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, en el programa especial “Vladimir a la una”, transmitido en vivo por Globovision, en las que la rectora informó que el caso de las elecciones del estado Bolívar ya no está en el CNE sino en el Tribunal Supremo de Justicia.

Screenshot_20180519-143217.png

El abogado Miguel Gómez Muci, apoderado legal del excandidato a la gobernación del estado Bolívar, Andrés Velásquez, detalló que en sus declaraciones Lucena, aseguró que la impugnación de Andrés Velásquez lo está resolviendo la Sala Electoral del TSJ. “Eso está en la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia”, aseguró Lucena, agregando que “El CNE, ahorita (…) No tiene nada que opinar sobre eso porque eso está en la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia”.

“Más adelante, ante la pregunta de Villegas sobre cuándo el CNE verificó los resultados de la elección en esa entidad y cuál fue el resultado definitivo, Lucena respondió que “el resultado oficial es el que el Consejo Electoral dio el día de la elección”.

Resultados entre gallos y medianoche

El jurista desmintió a Lucena al recordarle que el resultado no fue el que se dio el día de la elección. “Eso es falso. El resultado del CNE fue dado tres días después, el día 18 (de octubre), antes de la 01.00 a.m. entre gallos y medianoche. Su declaración no corresponde a la verdad de los hechos”, reclamó el abogado.

Recurso sin decisión

Miguel Gómez Muci informó que en la semana comprendida entre el 07 y el 10 de mayo asistió a la Consultoría Jurídica del CNE, y “allí no se nos facilitó el expediente, pero fuimos informados que aún no se había producido la decisión”.

“Señora Lucena, yo me preguntó ¿cómo un recurso que está sometido al conocimiento del ente que usted dirige puede remitirse sin haber sido decidido y sin que el administrado afectado por esa decisión hubiere interpuesto el recurso de Ley? En buen derecho tal posibilidad no es explicable”. Refutó Gómez.

“Quisiéramos que nos explique, señora Lucena” – prosiguió-, “¿cómo se habría producido la remisión de nuestro Recurso cursante ante el CNE, a la Sala Electoral del TSJ, sin previa decisión del Directorio del órgano comicial, y a espaldas del elector, es decir ‘Inaudita parte’, sin nuestra expresa notificación”.

Resultados alterados

Gómez Muci puntualizó que el CNE no ha explicado aun al país cómo en los once boletines correspondientes a igual número de actas que daban el triunfo a Andrés Velásquez, los votos escrutados fueron incrementados en número de 1.853 para proclamar –indebidamente- al candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela, el militar Justo Noguera Pietri, con una diferencia de 1471 votos, los cuales éste nunca obtuvo en las urnas electorales.

“Por situaciones como esa el CNE es hoy día un organismo carente de credibilidad ante el país”, concluyó.

 

 

 

Venezuela: las trampas del hambre en jornada electoral por Francesco Manetto – El País – 20 de Mayo 2018

El desastre económico del país mantiene bajo el yugo a la población. Mientras, el régimen teje fidelidades ante las elecciones presidenciales

El Portugués mide las palabras y evita los aspavientos delante de los clientes. Luce un cuidado bigote con canas y entremezcla los recuerdos con la indignación detrás del mostrador de El Chamo, la carnicería que regenta desde hace décadas en Petare, el barrio popular más grande de Caracas. El Portugués vende, o vendía, solomillos, chorizos y morcillas. José Florentino, este es su verdadero nombre, que pocos conocen, rememora los sucesos del Caracazo, el sangriento estallido social que partió en dos el destino de Venezuela. Se originó en 1989 tras una fuerte subida de precios, durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, y sectores del chavismo lo reivindican hoy como premisa de la llamada revolución bolivariana.

“A mí me agarró aquí y me saquearon, pero entonces era fácil porque todo era más barato. La gente ya no hace mercado”. Tras las impresiones de este comerciante, a punto de cumplir 60 años, hay dos realidades en torno a las que existe consenso incluso más allá de las posiciones políticas. Primero, la situación de la gran mayoría de la población, su odisea cotidiana para sobrevivir, nunca había sido tan insostenible. Segundo, la escasez y el yugo de los precios han tejido tramas de fidelidades que atan a los ciudadanos a las autoridades a través de las bolsas de comida y los subsidios y, al mismo tiempo, fomentan negocios informales o directamente al margen de la ley. El kilo de carne se disparó hace semanas por encima de los dos millones de bolívares, la moneda local, y llegó a rozar el salario mínimo integral, fijado en 2,5 millones. Menos de tres dólares al cambio no oficial (2,6 euros).

Hablar de costes hoy en un barrio de Caracas se ha convertido en una especie de quiniela. Los precios aumentan en cuestión de días, a veces horas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un incremento del 1.800.000% en dos años, un drama superado en este siglo solo por Zimbabue. Y mientras el desastre económico se consolida, el régimen de Nicolás Maduro busca fortalecerse en unas elecciones presidenciales convocadas con unas reglas del juego que, según las fuerzas mayoritarias de la oposición, favorecen al Gobierno y suponen un mero trámite. Algo más de 20 millones de venezolanos se debaten entre votar y no acudir a las urnas por falta de garantías como piden las principales formaciones críticas con el chavismo.

“Voy a votar porque es un deber. Un buen ciudadano debe votar”, dice Carmen Holguín, costurera de 55 años, mientras espera el autobús en una larga cola que serpentea en una esquina del sector de Catia, una de las zonas más fieles a la memoria del expresidente Hugo Chávez. “Espero un cambio que sea bueno para todos porque estamos viviendo muy mal. No alcanza el dinero para nada. Cada día suben los precios”, se lamenta. Aunque no confiesa su voto, se intuye su simpatía por Henri Falcón, el representante opositor con más peso en estos comicios. William José y Víctor Valera, transportistas, muestran su desencanto con la política, pero tienen posturas distintas. “No voy a votar, ya me cansé en 2003. Ni por uno ni por otro”, asegura el primero, mientras el segundo está dispuesto a dar su apoyo a Falcón, quien se alejó de los postulados de la revolución bolivariana en 2010. “Lo más seguro es que me lance y vaya a votar. Pienso que ese hombre tiene unas ideas muy claras. Pero la política tiene mil caras”, opina sobre las sospechas de que haya pactado con Maduro un puesto en su Gobierno.

No obstante, las elecciones y su resultado, más que previsible, no son lo que más interesa en las calles de Caracas, en los mercados, en los barrios humildes y en los municipios opositores como Chacao. Con la salvedad de los chavistas ortodoxos, los caraqueños están mucho más preocupados por la seguridad —en 2017 hubo casi 27.000 asesinatos, de los que más de 5.000 se produjeron por resistencia a las fuerzas de seguridad, según el Observatorio Venezolano de Violencia—, por el colapso de los servicios públicos y un modelo productivo extractivista, por la caída de PDVSA, la petrolera estatal, el desabastecimiento y el aislamiento internacional. Cientos de miles de personas huyeron en los últimos meses a la vecina Colombia en busca de oportunidades.

Dar con alguien con ganas de desahogarse no es difícil. Más complicado es superar la desconfianza inicial, relacionada con el control que ejercen sobre la población las autoridades. La advertencia es habitual: cuidado con los colectivos motorizados, los grupos de choque del chavismo. Junior Moral, de 33 años, está a vueltas con unas cuentas en un establecimiento vacío. En el mostrador, un puñado de empanadas. “Una cuesta ya 200.000 bolívares. Un desayuno, tres empanadas y un jugo serían 800.000 bolívares. Si comes dos días ya prácticamente se te murió el sueldo. ¿Con qué sobrevivimos los otros 29 días? Cada día, cada hora, cada segundo la situación se hace más difícil”, describe. Moral no votará a pesar del hartazgo. O, en realidad, precisamente por el hartazgo. “Si de verdad saliera la gente a votar, yo creo que podríamos ganar, pero como todo está comprado, no va a pasar. Creo que hace cinco años ganó Henrique Capriles”, afirma sobre las elecciones de 2013.

A pocos metros, la discusión en un puesto de plátanos gira en torno a la mala calidad de los servicios y de las misiones, los proyectos sociales de barrio impulsados por Chávez con el apoyo del Gobierno cubano. “¿Qué queremos nosotros de Maduro? Que haga como Chávez, que corte por arriba, no por abajo”, resume Gladys Contreras, de 46 años, enferma y desempleada en un sistema que el año pasado superó el 27% de paro, según el FMI. “Tengo el carnet de la patria y del PSUV [Partido Socialista Unido de Venezuela] y yo era de las que me ponía a pelear con cualquiera. Pero no voy a votar. Por ninguno, no tiene sentido porque esto ya está arreglado”, continúa.

El carnet de la patria

El llamado carnet de la patria es un documento con el que el chavismo trata de asegurarse el apoyo de las clases populares. En el país circulan más de 16 millones. Permite acceder a bonos y servicios y, aunque sobre el papel no sirva para tener una atención preferente en la recepción de las cajas periódicas de alimentos, es un instrumento utilizado para medir la fidelidad al régimen.

En Petare, Pedro Key, jubilado de 65 años, y Romina Oporte, educadora de 34, se encargan de repartir esa bolsa a través de los Comités Locales de Abastecimientos y Producción (CLAP). Esto es, una ayuda introducida por Maduro en 2016 que, como ha denunciado en repetidas ocasiones la oposición, es la base de las redes clientelares. Cada caja contiene algunos paquetes de pasta, harina, leche, sal, arroz, azúcar, aceite, atún, tomate y mayonesa… “Soy uno de los que lleva los beneficios a una parte de la población”, explica Key, veterano militante chavista. Cada mes, en el mejor de los casos, coordina la distribución de esos productos entre 503 familias de la comunidad.

A pesar de su entrega absoluta a la causa, también transmite perplejidad sobre la situación. “Maduro dice que después, el 21, las cosas van a cambiar. Ojalá sea verdad. Él tiene que mejorar la economía, llevamos cinco años aguantando esto”, explica sobre lo que califica de “guerra económica”. “Los países que hoy tenemos un poco de revolución somos los más atacados en el planeta”, continúa. “Hay una larga tarea, hay que levantar el país”, tercia Romina Oporte. Mientras tanto, la trampa del hambre sigue siendo el principal recurso que permite al chavismo perpetuarse en el poder.

 

Costa Rica no reconoce la legitimidad del proceso electoral en Venezuela

Unknown.pngCosta Rica no reconoce la legitimidad del proceso electoral realizado este domingo 20 de mayo en la República Bolivariana de Venezuela.

Este proceso cuenta con falencias desde su génesis y no cumplió con los estándares internacionales de un proceso electoral pluralista, libre, democrático y transparente.
Costa Rica expresa su profunda preocupación de que la jornada electoral no haya contado con la participación de todos los actores políticos, ni de observadores internacionales independientes, lo cual debilita la democracia.

Asimismo, ratifica su compromiso inquebrantable con la democracia, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho basado en una institucionalidad robusta como garante.

El gobierno costarricense reconoce el valor del diálogo para el restablecimiento de los elementos esenciales para que el pueblo venezolano cuente con una democracia representativa.

El Grupo de Lima, del que forma parte Costa Rica, ha venido cuestionando también la legitimidad del proceso electoral desarrollado en la República Bolivariana de Venezuela que concluyó este 20 de mayo, por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente.

Poca gente acude a votar al consulado de Venezuela, en Bilbao por Julen Etxeberria – Eitb – 20 de Mayo 2018

20180520174155_venezuela-bilbao-consulado_original_imagen.jpg
Las urnas del consulado de Venezuela en Bilbao han mostrado una imagen triste durante la jornada electoral. Afuera, un grupo de venezolanos se han concentrado contra las elecciones.

Ver el video en el siguiente enlace :

http://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/videos/detalle/5605344/video-poca-gente-acude-votar-elecciones-venezuela-2018-bilbao/

 

A %d blogueros les gusta esto: