images

El golpe  de Estado que acaba de ocurrir en el Palacio Legislativo, no en la Asamblea Nacional, debe movilizar la conciencia de nuestro pueblo y la acción de la comunidad internacional. El mundo debe conocer que el quórum no se constituyó legalmente. La Guardia Nacional, para vergüenza de sus jefes, impidió el acceso de los diputados de oposición, de manera tal que fueran ingresando en pequeños grupos, para considerar que había quórum en el momento que les convenía para elegir esa supuesta e írrita directiva.

De todas maneras, este brutal atropello a la Constitución Nacional va a tener graves consecuencias: se incrementará el rechazo al régimen madurista, tanto nacional como internacionalmente. a niveles insostenibles. De todas maneras, estoy seguro de que la  mayoría de la Asamblea Nacional se reunirá, deben de estarlo haciendo en algún sitio apropiado para establecer el legítimo quórum y realizar la correspondiente  sesión, convocada constitucionalmente, para elegir a la nueva directiva de la Asamblea Nacional. Esta legítima directiva será realmente reconocida por el pueblo venezolano y  la comunidad internacional. En conclusión, ante la certeza de la derrota, el chavismo quiso maniobrar pero creo que no pasará de lo que antes se llamaban fuegos fatuos.

Le hago un llamado a mis compañeros de armas para que, con firmeza y patriotismo,  hagan respetar la Constitución Nacional y el Estado de Derecho. La Fuerza Armada Nacional no se merece que la utilicen para realizar una maniobra, como la que acaba de ocurrir, tan contraria a sus propios valores morales. Si sus jefes no rechazan tan vergonzosos hechos, perderán toda autoridad moral sobre sus subalternos. En la historia, hechos como este siempre han tenido consecuencias: conducen a la violencia.