elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Maduro liberará presos políticos para fingir que remite la represión por Manuel Trillo – ABC – 23 de Diciembre 2019

Foro Penal Venezolano alerta de que el régimen busca su legimitación y arrinconar a Guaidó

Nicolás Maduro ultima su «operación Navidad» con los presos políticos. El régimen venezolano se prepara para liberar en bloque a decenas de encarcelados en un movimiento dirigido a aparentar una cierta apertura y que la llamada «mesita», la falsa mesa de diálogo con un grupo de supuestos opositores, da resultados. En último término, se sumaría a los esfuerzos de la dictadura por lograr su legitimación ante el mundo e impedir la reelección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional el próximo 5 de enero.

Así lo asegura a ABC Alfredo Romero, director de Foro Penal Venezolano, ONG que brinda apoyo a los presos políticos y que ha detectado la intención del régimen de excarcelar a entre 30 y 40, aproximadamente. Entre ellos, apunta, se podría incluir a alguno de los etiquetados como «emblemáticos» por la relevancia de su cargo o el dramatismo de su situación. Así mismo, la medida podría afectar a los ocho presos con nacionalidad europea, en la mitad de los casos española: María Auxiliadora Delgado Tabosky, Antonia de la Paz Turbay, Jorge Henrique Alayeto Bigott y Ruperto Chiquinquira Sánchez Casares. Los otros cuatro europeos son Juan Francisco Rodríguez dos Ramos (Portugal), Juan Carlos Marrufo (Italia), Juan Antonio Planchart (Italia) y Vasco Manuel da Costa Corales (Portugal). Varios sufren serios problemas de salud.

El efecto «puerta giratoria»

El arresto esta semana del diputado Gilber Caro, el tercero que sufre en tres años, no altera estos planes de liberación en bloque de presos, según Romero. Caro fue excarcelado en vísperas de la llegada a Venezuela de Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Bachelet ha alertado recientemente de que hay 118 presos políticos en el país que requieren de una «respuesta urgente» por el deterioro de su salud, por los retrasos judiciales o por seguir en prisión pese a tener orden de excarcelación.

El director de Foro Penal recuerda precisamente que el régimen ya ha realizado liberaciones en grupo de presos políticos en otras ocasiones, bien en Navidad o bien ante procesos de supuesto diálogo con la oposición, pero advierte del «efecto puerta giratoria» la represión, es decir, de cómo determinado número de excarcelaciones se compensan en paralelo con una cifra similar de encarcelamientos, de modo que el número total de presos se mantiene más o menos en las mismas cifras. En la actualidad hay en total 390 presos políticos, según el recuento de Foro Penal.

Esta entidad ha tenido conocimiento de que las autoridades del régimen vienen entrando en contacto con presos políticos y realizando informes sobre ellos con la intención de encarcelar a un grupo de ellos. Además, asegura que desde la supuesta mesa de diálogo han llamado a Foro Penal para pedirles las listas de presos que semanalmente, de forma confidencial, remite a la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU). Alfredo Romero asegura que no se las ha facilitado a la «mesita». «Las liberaciones son siempre bienvenidas, el problema es cuando se utiliza esa tragedia humana para obtener un beneficio político y una aceptación internacional», explica.

Según Alfredo Romero, el chavismo persigue «un alivio de la presión política» y «plantear al mundo que todo está mejorando y que hay una supuesta reducción de la represión, fracturar a la oposición y lograr la aceptación». En este sentido, indica que «van a atribuir los trabajos de liberación a la mesa de negociación, la “mesita”». Es decir, «se busca vender que la transición es posible con el actual régimen, lo que le daría la legitimación».

La utilización de los presos es algo recurrente. El pasado julio el régimen liberó a un grupo de 22 reclusos para responder al contundente informe de Bachelet sobre la violación de derechos humanos. Más tarde, en septiembre, puso en libertad al vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, medida que siguió al anuncio de Maduro de un acuerdo con algunos partidos para desbloquear la situación.

Con las nuevas liberaciones de presos, que Romero cree inminentes, el régimen tendría además en esta ocasión el propósito de socavar las posibilidades del actual presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de salir reelegido como presidente de la Asamblea Nacional y que el parlamento legítimo del país pase a estar controlado por el chavismo. «Todo está asociado», recalca.

En Foro Penal se niegan a emplear términos como presos «emblemáticos» o «gestos» del régimen, ya que para la organización «todos son emblemáticos por ser presos políticos». Aceptar esa terminología, advierte Romero, «engrasa la puerta giratoria» y contribuye a «utilizar a los presos como fichas de negociación o rehenes».

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: