elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Macondozuela por Frank Calviño – El Susurro de las Cadenas – 10 de Agosto 2017

Macondo existe. Macondo es un pueblo donde 17 locos con michelines y sin municiones intentan tomar un fuerte militar. Macondo es un sitio donde los golpes de Estado se anuncian por Twitter, Snapchat y Facebook. Macondo es un embalse que estuvo seco los últimos cinco años y el gobierno no lo supo gestionar, pero que ahora se les desborda, porque lleno lo hacen aún peor. Macondo es tener líderes políticos y alcaldes presos porque te da la gana, sin delito, sin pruebas, sin vergüenza. Y luego moverlos de un sitio a otro como si fueran fichas de un ajedrez macabro.
Macondo es una AN que gana en el 2015 con la promesa de nombrar un nuevo TSJ y CNE, que durante dos años legisla sin que la dictadura se atreva a joderla frontalmente y que, en lugar de aprovechar ese tiempo, se mira el ombligo en supuestos “diálogos” y no hace nada de lo que tenía que hacer. Macondo es esa misma AN pidiendo un plebiscito el 16J, el pueblo arriesgándose a votar masivamente, y ahora los promotores del voto ignorando las mismas propuestas que promovieron. Macondo es una nación donde si no te agarra el chingo, te agarra el sin nariz. Macondo es Venezuela.
Cuando Gabriel García Márquez describió el ficticio pueblo de Macondo, el maestro creó para la eternidad el arquetipo de un “lugar surreal”. Un sitio que no solamente es mágico, sino absurdo e inesperado todo a la misma vez y en el mismo momento. Cuando Gabriel García Márquez creó Macondo lo hizo lo mejor que pudo, pero se quedó corto, porque no existían las Regionales. Macondo es Venezuela, pero las Regionales están más allá de la humilde locura que Macondo puede ofrecer. Es otro nivel de absurdo. Es un nuevo estrato de pendejez colectiva. De delirium tremens.
¿Cómo se puede ir a Regionales luego de invocar un 333 y 350? No se puede convocar al 333 y 350 y ahora ir a elecciones. Aquí se invocó a la rebelión y 120 personas lo pagaron con su vida. Aquí se desconoció al Estado porque “esta vez sí, ya no hay dudas, es una dictadura” y más de 680 personas están presas por eso. Aquí la MUD pegó el grito de batalla y las naciones de medio mundo respondieron afirmativamente. ¿Y ahora el mismo CNE que hace menos de un mes era una cueva de bandidos, es confiable? ¿Se llama a elecciones con un CNE sobre el que durante una década larga han pesado sospechas de fraude, justo después de que Smartmatic nos despejara la duda? ¿Qué vaina es esta?
La MUD dice que votemos en las Regionales, y la única razón que la realidad política puede darle es para mandarle compañeritos de juego a Daniel Ceballos, Enzo Scarano, Lumay Barreto, Delson Guarate y la parranda de alcaldes, concejales y autoridades públicas que están presas de bola, aun cuando GANARON elecciones. ¿O es que participar en la propaganda política de la dictadura (vulgarmente llamada Regionales) es para no “abandonar los espacios”? ¿Cuáles espacios? ¿La AN por ejemplo? Ese espacio tan importante que la MUD supo defender con gallardía y por eso ahora se sientan en las escaleras del Capitolio como mendigos o carajitos regañados
Hace dos años, cuando se ganó la AN, una de las advertencias más lúgubre – y más repetida – fue la que varios analistas le hicieron a la MUD diciéndoles: Usen el poder que tienen, si el poder no se usa, no se acumula. Los van a joder. Esto es una contra-reloj. Revienten el Estado chavista desde la AN, presionen, desconozcan, dicten nuevas autoridades. Pongan a las FANB en el compromiso de meterlos a ustedes presos o reconocer el nuevo gobierno legítimamente designado dentro de los poderes constitucionales de la AN. Arriesguen la vida ustedes – que por algo son LÍDERES – para crear ese escenario de “doble estado” (dopple stad) que tantas veces en la historia de la humanidad ha sido el alimento fundamental para desbaratar a una tiranía.
No lo hicieron. Los diputados prefirieron usar su poder para “negociar” con bandidos y terroristas – porque como todos sabemos eso siempre funciona, claro está – y al pueblo le pidieron el sacrifico de lanzarse a las calles para presionar. Murieron las ovejas. Murió la gente, los que pusieron su fe en estos “líderes”. Murieron 120 personas para que ahora la MUD esté sentada en las escaleras de la AN. Un triste postal de su incompetencia. En efecto, Venezuela es Macondo, pero Macondo no son las Regionales. Las Regionales son Macondozuela. Un nivel más en la escala de lo absurdo, de la incoherencia política, de la bipolaridad irracional: un día defendemos la tesis del fin del Estado, y luego de la pataleta, defendemos la tesis del juego democrático y aquí no ha pasado nada.
Y si tan solo fuese eso, un cambio temperamental en la dirección política, un reniego de todo lo que se ha hecho en estos últimos cinco meses, un trasplante de cerebro colectivo, las Regionales no serían más que una anécdota para narrar la incoherencia de la MUD. Uno más en una larga lista de “Donde dije digo, digo Diego”. Pero es que ir a las Regionales encierra problemas mucho, muchísimo más terribles.
Mantener las apariencias de democracia – la dictablanda que tenemos desde el 98 – es el escenario preferido por el chavismo. En dictablanda no hay sanciones internacionales, en dictablanda se venden bonos de la deuda, no los persigue la DEA y en resumen, pueden seguir haciendo negocios. En dictablanda pueden pisar un Starbucks, comprar en un WalMart, subirse a una montaña rusa en Six Flags. En dictablanda pueden vivir con el dinero y los recursos robados gracias al comunismo en Venezuela, en la comodidad del Capitalismo en el extranjero.
Estos 4 meses de lucha una de las grandes cosas que han logrado es pasar de dictablanda a DICTADURA. Cerrándoles el acceso al dinero. Jodiéndole las facilidades para negociar bonos de la deuda. Bloqueándole los reales robados en las cuentas del extranjero. Quitándoles el apoyo político y haciéndoles saber que si salen de Venezuela, van a caer presos. Eso es lo que se va a perder con las Regionales, amén de la cordura. Porque repito, no se puede llamar a un 333 y 350 e invocar la rebelión civil, tener 120 muertos más de 680 presos y ahora desconocer todo lo que ha pasado. La credibilidad se tritura. La gente no confía en la MUD con razón. Cuando un líder miente, nadie lo vuelve a seguir. Miren la respuesta de la calle en las últimas manifestaciones. El ánimo en la calle no se apagó- Lo apagaron. Lo que el gas y el plomo no pudo, la estupidez de la MUD lo consiguió. Ir a las Regionales no va a cambiar la situación, solamente va a revalidar la dictadura. El camino sigue siendo uno solo: desconocer al chavismo como gobierno y designar nuevas autoridades, constituir un nuevo Estado, desde lo que queda de la AN, rápido, antes que no quede nada y entonces en verdad el único camino sea la vía de las armas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: