elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Participar o no participar, no es un dilema por Bruno Gallo – TalCual – 4 de Agosto 2017

25323Elecciones regionales.jpg
Si alguna rectificación urge en la oposición, es dejar de atender a los alaridos de la anti política, los cantos de sirenas de la ingenuidad y las instrucciones de los generales de la derrota. Es tiempo de que cada quien cumpla su rol, los políticos a la política
Alguna vez, cuando hacía ejercicios, recuerdo haber golpeado con fuerza y por largo rato un saco de arena. Lo que no recuerdo, es que el saco de arena me devolviera los golpes. Traigo esta imagen a colación, porque ante el inocultable fraude constituyente ya hay quien se apresta, histéricamente, a exigir airado que les regalemos con la abstención, la totalidad de las gobernaciones del país a la caterva delincuencial que lo secuestra. Incluidas las que hoy se encuentran dirigidas por opositores. ¿Quién podía ganarles, quien podía evitar las trampas si estaban solos? Los sacos de arena no regresan los golpes. Pero en las regionales, tendrán la oposición más fuerte en 18 años, a menos que los mismos de siempre nos dividan y entreguen en bandeja de plata las gobernaciones al binomio Diosdado-Maduro.

No es lo mismo

Empiezo por diferenciar la elección constituyente, fraudulenta de origen y nacida para reflotar a un gobierno ido a pique, de una elección de gobernadores prevista en la Constitución. (Art. 160)

No es lo mismo, este proceso electoral, que debió ser precedido de un referéndum popular en el que se consultara a la gente sobre su acuerdo con la convocatoria a una ANC con la explicita tarea de “redactar una nueva Constitución” y que haciendo fraude a la ley se ha convocado con fines espurios (sustituir a la fiscal, callar la AN, violar la inmunidad parlamentaria etc.) Que una elección prevista para diciembre de 2016 y evadida por el gobierno por una sencilla razón: si la hacían la perdían.

No es lo mismo una elección corporativa, diseñada para evadir el principio cada elector un voto, que una elección de gobernadores donde será imposible una triquiñuela de esta naturaleza. Cada venezolano, sin importar su filiación votará una vez por un candidato a gobernador, una vez por un candidato a legislador nominal, una vez por una lista de aspirantes a legisladores regionales.

Tampoco es lo mismo participar en una elección interna del PSUV, a lo que se redujo la farsa del domingo 30 de julio, donde no hubo testigos que vigilaran la elección y se saltaron 10 de las 18 auditorías que en el transcurso del tiempo se han diseñado para evitar que se vulneren la limpieza de los procesos electorales. Que participar en una elección, con contrincantes organizados para la vigilancia del proceso en cada fase y exigiendo, con la fuerza y la razón, se apliquen cuidadosamente las auditorías, todas las garantías electorales que se han conquistado, e incluso, nuevas garantías.

Los mismos de siempre

Sorprende, que los mismos de siempre sean los que nos lleven por el despeñadero. Los mismos radicales de Plaza Altamira, los de la bufa consigna VETE YA, los de la abstención de 2005, los que dijeron que habría elecciones presidenciales 30 días después de la declaratoria del abandono del cargo por parte de Maduro. Y hoy nos proponen no asistir a las elecciones de gobernadores.

Si alguna rectificación urge en la oposición, es dejar de atender a los alaridos de la anti política, los cantos de sirenas de la ingenuidad y las instrucciones de los generales de la derrota. Es tiempo de que cada quien cumpla su rol, los políticos a la política, los actores a la escena, los militantes a construir desde las bases, los hombres de estado a la dirección. Al fin y al cabo, las grandes victorias de la oposición han sido dirigidas por los políticos y las grandes derrotas por los artífices de la impaciencia: Todo o Nada. No más errores alentados desde las redes sociales por quienes más gritan, que paradójicamente NO representan la opinión mayoritaria de los venezolanos, que quieren salidas pacíficas, constitucionales y electorales.

Participar o entregarle las gobernaciones a la tiranía no es un dilema. Hay que participar y arrebatarles tantas como sea posible. Todas, es la meta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: