elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Tamara Sujú desde Madrid: 80% de los detenidos han sufrido torturas sexuales por Lorena Arraiz Rodríguez – Revista Zeta – 28 de Julio 2017

9303596-2-600x460.jpgAhora dirige el Centro de Estudios para América Latina (CASLA) en la República Checa, donde solicitó asilo político en 2014, pero la trayectoria de la abogada penalista Tamara Sujú Roa es harto conocida dentro y fuera de nuestras fronteras por su empeño incansable en la defensa de los Derechos Humanos en Venezuela.

Cifras van y vienen cuando se habla de los presos políticos, los exiliados, los perseguidos, los detenidos, los heridos, los torturados y los muertos. Tamara las tiene todas. Y las tiene muy actualizadas. Pero para ella no son números, son seres humanos, venezolanos, con nombre, apellido, familia, amigos… si le das un nombre al azar, ella te cuenta su historia. Eso hizo con el equipo de la Revista Zeta en España el pasado miércoles, cuando nos reunimos en Madrid y ella pasó a contar (con números y con nombres) la más dolorosa historia reciente de nuestro país, de la que se ha hecho eco en cualquier rincón del mundo que visita, la misma que consignó ante la Corte Penal Internacional, en La Haya, en junio pasado. Y en enero de 2017. Y en mayo de 2016. Y en tantas otras ocasiones.

“Tenemos 300 denuncias de torturas en 3 meses, casi 5.000 detenidos y cerca de 400 personas presentadas en tribunales militares”

“En ese informe que presenté recientemente, hay 120 denuncias de personas torturadas entre el 01 de abril y el 12 de junio de este año, pero desde el 13 de junio hasta el 21 de julio, he recibido 130 denuncias más. Entonces, estamos hablando de cerca de 300 denuncias de torturas en tres meses”, explicó, luego de lanzar otras cifras terribles: “A raíz de las manifestaciones que comenzaron en abril, las últimas cifras de detenciones que se manejan es que hay más de 4.800, es decir, hablamos de casi 5000 personas detenidas, que es más o menos el mismo número de detenciones que hubo en 2014, pero aquello fue en 6 meses y esto ha sido en 3 meses. De esas detenciones arbitrarias hay cerca de 400 personas presentadas en tribunales militares, que es gravísimo, porque viola los Derechos Humanos, porque si tú eres un civil, tienes que ser juzgado por un tribunal civil. Además, están siendo juzgados por delitos militares, que a los civiles no les corresponden. Y entre los presentados hay estudiantes, mujeres, hombres, menores de edad, personas con discapacidad, en definitiva, no hay límites”.

“El 80% de los casos que yo he denunciado los últimos tres meses, incluyen torturas sexuales”

“En esa denuncia por torturas que yo estoy presentando en la Corte Penal Internacional, estoy tratando de demostrar que son sistemáticas porque si no, no entran en el Estatuto de Roma y son sistemáticas porque tenemos 12 años con denuncias de torturas, no es de ahora, viene de Chávez, pero lo que está sucediendo ahora es que son masivas, que no distinguen de sexo, edad, condición física o condición social de las personas: hay denuncias de niños y niñas torturados, de 14, 15, 16 años; hay denuncias de personas torturadas que tienen síndrome de down, sordomudos, personas con discapacidad física que a los torturadores no les importan; son sistemáticas porque los métodos aplicados están presentes en cada tortura, por ejemplo, el uso del gas lacrimógeno a las personas que están torturando, usan el gas para asfixiarlos, para echarles el polvo en los ojos, para hacérselos respirar por la nariz; son sistemáticas porque los golpes que están recibiendo las personas torturadas son en el cráneo, en las costillas, en el abdomen; son sistemáticas también las torturas sexuales, que son escandalosas: el 80% de los casos que yo he denunciado los últimos tres meses, incluyen torturas sexuales que van desde el desnudamiento, intento de violación, actos lascivos hasta la violación. Se han incrementado los casos de violación los últimos 20 días. Y además de eso, la saña y el morbo con el que son torturadas estas personas, porque no solo es para causarles daño, sino para demostrar quién es el más malo, quién tiene el poder. Pero la justicia va a llegar y que la Comunidad Internacional se haya dado cuenta de que en Venezuela hay una dictadura, de que no hay ninguna democracia, que tenemos una persona que está en el poder que es un tirano que está dispuesto a matar a nuestros muchachos en la calle con tiros en la cabeza, que tenemos más de 16.000 heridos, que no se habla de ellos: personas que han quedado incapacitadas, personas que han perdido la vista, la audición, la operatividad de un brazo, de una pierna, la movilidad, que han quedado incapacitadas, deformadas, de eso no se habla; las más de 100 personas que han sido asesinadas, las personas detenidas, lo que están sufriendo los presos políticos. Ellos en algún momento van a tener justicia, justicia en Venezuela y justicia fuera de nuestras fronteras”, afirmó esperanzada una de las personas que ha escuchado más testimonios desgarradores de los venezolanos que disienten de este régimen.

El papel de la Comunidad Internacional

El gobierno de Estados Unidos, la Comunidad Europea, la Organización de Estados Americanos, la Organización de las Naciones Unidas y los gobiernos democráticos del mundo, se han pronunciado de diferentes formas y en distintas oportunidades para denunciar la dictadura en Venezuela. Dada su labor como “embajadora” de los DDHH por el mundo, y en especial en la defensa de los DDHH en Venezuela, hemos querido saber la opinión de Tamara Sujú sobre la solidaridad recibida por parte de la Comunidad Internacional y su papel en este difícil momento que enfrenta el país.

“Los funcionarios venezolanos creen que no les va a llegar la justicia y la justicia les va a llegar”

La abogada insiste en que el papel de los organismos internacionales y de los gobiernos democráticos es fundamental: “Yo creo que la presión internacional que ha habido el año pasado con la activación de la Carta Democrática Interamericana en la OEA; y este año por todos los sucesos con los países latinoamericanos que se han sumado y con los países europeos también, como España, Alemania, Francia; la presión internacional cuando estamos a días de la Asamblea Nacional Constituyente; la amenaza de las sanciones económicas y personales a funcionarios venezolanos; lo que dijo la alta representante de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, sobre la posibilidad de que se le puedan aplicar las mismas sanciones que va a aplicar EEUU a los funcionarios venezolanos, yo creo que eso hace presión para que en Venezuela se den cuenta de que sí los pueden tocar, porque el problema es que los funcionarios venezolanos creen que no les va a llegar la justicia y la justicia les va a llegar”.

Ante la duda de hasta dónde las sanciones a los funcionarios venezolanos pueden llegar a afectarlos y a debilitarlos en su lucha macabra por permanecer en el poder, Sujú es enfática: “La amenaza del gobierno de Estados Unidos de las sanciones petroleras son fundamentales, porque es el dinero que le entra al régimen y es un dinero que los venezolanos no estamos viendo porque hay hambre, no hay medicinas, la gente se está muriendo por falta de medicamentos y por desnutrición, pero ellos sí tienen bombas lacrimógenas, ellos sí tienen balas para dispararnos. Entonces, el dinero está siendo usado para reprimir al pueblo venezolano, no para alimentarlo, ni para darle salud. Entonces, las denuncias en la Comisión Interamericana, las denuncias en la relatoría de las Naciones Unidas, el grupo de detenciones arbitrarias de la ONU, los defensores de derechos humanos, de la libertad de expresión, todos tienen sus ojos puestos en lo que está sucediendo en Venezuela”.

Mucho se ha hablado, últimamente, de conceptos que pueden resultar, en ocasiones, vacuos o sobre los cuales la gente ya no tiene ningún tipo de confianza: Diálogo, negociación, acuerdos, transición, son algunos de ellos. Sobre este último, Sujú hizo un inciso en la conversación.

“Hay una cosa que se llama Justicia Transicional (…) eso tiene que venir en Venezuela”

“Permíteme decir una cosa: cuando se habla de transiciones, sobre todo en algo como lo que estamos viviendo que es el paso de una dictadura a una democracia, hay una cosa que se llama Justicia Transicional, que comprende una Comisión de la verdad, una amnistía, el perdón, el estudio de lo que ocurrió y el resarcimiento de la víctima. Eso tiene que venir en Venezuela”, ha dicho con una seguridad abrumadora.

¿Y “La Calle”?

Luego de más de 100 asesinatos en las protestas de los últimos tres meses en Venezuela, cuesta mucho pensar que la llamada “calle” se va a enfriar de la nada, que la gente, los muchachos, los “escuderos” van a quedarse en casa obedeciendo a nadie que se los pida. Más de 100 madres sin hijos, más de 100 hijos sin padres, más de 100 familias destrozadas, más de 100 amigos sin amigos, más de 100 heridas en la Patria… en tan solo 3 meses. Y solo por hablar de los muertos. Ante esta tragedia nacional, le hemos preguntado a Tamara Sujú, conocedora como es de las consecuencias de esa “Resistencia”, cómo ve “La Calle” en los próximos días previos y posteriores a la Asamblea Nacional Constituyente del domingo que viene.

“Yo creo que la calle, en este momento, es espontánea. Creo que la indignación del venezolano ha sobrepasado cualquier límite del lado de la oposición y del lado del gobierno. Esa juventud que está hoy organizada -porque han formado células de defensa- creo que han aprendido que están perdiendo un país, porque quienes están perdiendo el país donde tienen que desarrollarse y crecer y ser alguien, es la juventud que está luchando en nuestras calles. Están defendiendo un país, su futuro y el sistema democrático de libertades. Pero lo más importante es cómo llegó esa juventud ahí, porque la mayoría de esos jóvenes que están en la calle no conoció otro gobierno, porque cuando llegó Chávez ellos estaban muy pequeños o no habían nacido, entonces ha sido formación de sus hogares, formación de las escuelas, ha sido la formación democrática que tenemos los venezolanos y si hay algo que admirar es la formación democrática del pueblo venezolano, que no se cala una dictadura, que no se cala esto que nos están tratando de imponer, sobre todo el domingo, con la instalación de esta Asamblea Constituyente absolutamente ilegal, con normas inconstitucionales”, ha explicado.

Entonces, ¿cómo lo ves? “Es el pueblo en resistencia contra un régimen, por encima de los partidos políticos y por encima de lo que hubiera querido el gobierno de cómo controlar la calle. Yo creo que lo único que puede llevar para bien ese movimiento, es que se de lo que se está pidiendo: elecciones nacionales, que Maduro salga del poder, que regrese el Estado de Derecho al país, que haya un canal humanitario urgente para los venezolanos, que se reconozcan los diputados de la Asamblea Nacional e instituciones independientes. Eso es lo que estamos pidiendo los venezolanos, que no es otra cosa que los principios básicos de la democracia. Cuando los gobiernos amigos de Venezuela dicen que lo que lo que está pasando en Venezuela es la oposición pidiendo un golpe y que además se oponen a que países democráticos nos ayuden, o cuando se reúne el Consejo permanente de la Organización de Estados Americanos, que todos sabemos quiénes son, yo creo que ellos deberían revisar esos convenios internacionales que han firmado e ir repasando punto a punto qué es lo que ellos dicen que queda de democracia en Venezuela, porque ni libertad de expresión, ni garantías constitucionales, ni ninguno de los puntos que están en la Carta Democrática Interamericana se respetan en Venezuela, entonces ¿hasta cuándo la complicidad de estos países va a negar la asistencia que todos los venezolanos estamos pidiendo?”, exhortó.

Finalmente, antes de despedirnos, hemos querido aprovechar la esperanza de esta venezolana que ha recorrido el mundo luchando por los Derechos Humanos que son violados constantemente en el país, para pedirle un mensaje a los venezolanos y este ha sido el resultado:

“Mi mensaje es lo orgullosa que me siento de mi gente, de la valentía con la que durante tanto tiempo ha luchado por su Libertad. El mensaje a la gente que está en este momento en Venezuela, a los que han perdido a sus hijos, a los que han perdido familia, amigos, a los que han sufrido, a los que han sido encarcelados, maltratados, mi mensaje es que Venezuela va a salir de esto, que vamos a ver la Venezuela que todos queremos, por la que todos luchamos y en la que cabemos todos, y que vale la pena luchar por nuestro país porque como nuestro país no hay otro en el mundo. Los venezolanos que vivimos fuera, que estamos exiliados por motivos políticos, los que están exiliados porque han buscado seguridad para su familia, se han dado cuenta de que como nuestro país no hay otro en el mundo y por eso hay que luchar por Venezuela y cuando regrese el estado de derecho a nuestro país, mantener ese estado de derecho porque nos ha costado sangre, sudor y lágrimas, así que, Venezuela, mucha fuerza, porque sí vamos a poder rescatar nuestra democracia”.

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: