elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

La inconstituyente por David Esteller Ortega – TalCual – 14 de Julio 2017

44890Constituyente.jpg
Señor Presidente y señores abogados que lo asesoran, sean sinceros, ustedes saben que están haciendo una trácala jurídica, que nos está conduciendo, no a la paz que ustedes proclaman de la boca para afuera, sino a la peor de las violencias, acompañada de represión, muerte

Está claro que si para una simple reforma constitucional se necesita un referendo, mediante el cual el pueblo, exprese su voto aprobatorio de la convocatoria directamente, sin pasar por los peajes de misiones, CLAPS, comités comunales, ni ninguna otra alcabala, y que tampoco unos municipios con poca población tengan el privilegio de elegir más diputados que otros municipios con mayor número de votantes, para convocar una constituyente, que es la madre de las asambleas populares, indudablemente, la convocatoria debe ser aprobada por el voto directo, universal, secreto e intransferible del pueblo soberano, (Arts. 5 y 347, Constitución Nacional vigente). Y según este último artículo, el pueblo es el depositario del poder constituyente originario y en ejercicio de ese poder, no solo tiene la iniciativa, que la tienen también otros poderes nacionales, sino que tiene el poder de convocar la constituyente. Por tanto, la “constituyente” convocada por el Presidente Maduro, será cualquier cosa menos constituyente, en todo caso será la negación de esta, será una inconstituyente.

La inconstitución que saliere de la inconstituyente, será contraria a derecho y un fraude jurídico. Por eso, de acuerdo a los Arts. 333 y 350 de la Constitución vigente, el pueblo venezolano en ejercicio de su soberanía, deberá desconocer la inconstituyente, la inconstitución que nazca de ella y cualquier decisión de ese mamotreto jurídico. Y luchará, con la fuerza de la justicia de su parte y con los medios a su alcance, por la reposición plena de la Constitución vigente o sea la de 1999, a la cual habrá que hacerle, posteriormente, algunos reajustes, pero cumpliendo los pasos jurídicos que pauta la misma Constitución.

Señor Presidente y señores abogados que lo asesoran, sean sinceros, ustedes saben que están haciendo una trácala jurídica, que nos está conduciendo, no a la paz que ustedes proclaman de la boca para afuera, sino a la peor de las violencias, acompañada de represión, muerte, cárcel, torturas, maltratos, hambre, desnutrición de niños y ancianos, escaseces, y el elevado desarrollo de la delincuencia.

Mientras tanto, están dejando perder nuestro Territorio Esequibo.

¿Patriotas?

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: