elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Parlamento Europeo no reconocerá el proceso que lleve a la instalación de una ilegal e ilegítima ANC – Comisión de Relaciones Exteriores – 11 de Julio 2017

LogoEPUVenezuelaWeb.png(Bruselas, 11/07/2017) La Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento Europeo señaló que no reconocería una Asamblea Nacional Constituyente instalada mediante un proceso ilegal e ilegítimo. De igual forma, llamó al gobierno venezolano a que acepte la ayuda humanitaria en comida y medicinas y a que libere a los casi 500 presos políticos.

DECLARACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL EN VENEZUELA POR

David McAllister, Presidente del Comité de Asuntos Exteriores; Ramón Jáuregui Atondo, Vice Presidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-latinoamericana ; Francisco Assis, Presidente de la delegación del MERCOSUR

El gobierno de Venezuela ha llamado a una elección el 30 de julio para iniciar el denominado proceso de una Asamblea Nacional Constituyente, dirigido a escribir una nueva Constitución para el país.

Este paso es inaceptable tanto en forma como en contenido, generando serias dudas sobre su constitucionalidad y amenazando los principios esenciales de la democracia como el voto libre, universal, directo y secreto.

En primer lugar, consideramos que la Asamblea Nacional Constituyente no respeta los principios democráticos ni traerá paz ni soluciones a la crisis, sólo aumentará las divisiones y las confrontaciones. Además, tal como fue señalado por la cabeza de la Conferencia Epìscopal Venezolana, Monseñor Diego Padrón, tal Asamblea resultaría en la instalación de un régimen dictatorial al eliminar completamente los poderes de los representantes democráticamente electos para el Parlamento. En segundo lugar, de acuerdo con el artículo 2 del Decreto 2830 que convoca a las elecciones, las bases electorales para el proceso serían “sectoriales y territoriales”, violando así el principio democrático de la universalidad del voto. Las fuerzas de la oposición, que son mayoría en la Asamblea Nacional, denunciaron el 1º de mayo que el Decreto 2830 era un “auto-Golpe”, que menoscaba la autoridad del Presidente Maduro y el gobierno venezolano, de acuerdo a lo establecido en los artículos 333 y 350 de la Constitución.

El número de muertes aumenta cada día y la población sufre por la escasez de comida y medicinas. La última expresión de franco desorden fue el ataque a la Asamblea Nacional por un grupo de asaltantes pro-gobierno armados, durante el cual los representantes del pueblo fueron tomados como rehenes durante varias horas, algunos de ellos robados y seriamente heridos.

También hay ejemplos claros de irrespeto por el Imperio de la Ley, tales como el debate en el Tribunal Supremo de Justicia sobre la posibilidad de llevar a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, a juicio, luego de haber expresado su desacuerdo con el gobierno y de haber criticado algunas de sus decisiones.

El Parlamento Europeo ha aprobado cuatro resoluciones condenando las violaciones al Imperio de la Ley, en las cuales los diputados han expresado serias preocupaciones por la situación de derechos humanos en Venezuela y han llamado al gobierno del Presidente Maduro a que liberen a los presos políticos y restaure los poderes de la Asamblea Nacional. Dichos elementos constituyeron la última resolución del 27 de abril del 2017 adoptada prácticamente por la mayoría unánime de la Cámara, con sólo 35 votos en contra. Al respecto, saludamos la liberación de prisión de Leopoldo López, quien ahora se encuentra bajo arresto domiciliario, y urgimos al gobierno venezolano que restablezca plenamente sus derechos civiles y políticos.

Ahora debemos reiterar nuestra gran preocupación sobre la situación en Venezuela y hacemos nuevamente un llamado a que se respete la paz y la democracia. Insistimos en que las elecciones son hoy en día la única forma de resolver pacífica y democráticamente la situación en Venezuela. Celebrar elecciones plurales realmente daría la palabra al pueblo.

Por su parte, demandamos al gobierno venezolano que libere a los presos políticos, cuyo número ya ronda las 500 personas; que restaure los poderes de la Asamblea Legislativa y que asegure el acceso a la asistencia humanitaria para la población, especialmente en comida y medicinas. Adicionalmente, un mecanismo para proveer asistencia humanitaria de la Unión Europea para el pueblo de Venezuela debe ser establecido tan rápido como sea posible.

Reiteramos que el Parlamento Europeo no reconocerá los resultados de este procedimiento que lleva al establecimiento ilegal e ilegítimo de una Asamblea Nacional Constituyente.

Sin embargo, se debe hacer mucho más para parar la escalada del conflicto en Venezuela. Por esta razón, nosotros, los miembros del Parlamento Europeo, sugerimos que la Unión Europea, junto con organismos regionales e internacionales, apoye un proceso de mediación para alcanzar un acuerdo nacional, sin excluir otras medidas en caso de continuadas y repetidas violaciones a los derechos humanos.

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: