elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

“Entrega de los bloques de la faja a rusos y chinos violó la soberanía” por Blanca Vera Azaf – El Nacional – 25 de Junio 2017

Ramón Espinasa asegura que los activos de Pdvsa en el exterior no valen nada, en vista de que “Citgo está hipotecada: una mitad para los tenedores de la deuda y la otra para Rosneft”Espinaza: El problema de Venezuela no es la falta de mercado, sino de insuficiencia de producción
1498355541751.jpgEl experto petrolero y profesor adjunto de la Universidad de Georgetown, Ramón Espinasa, no tiene dudas de que se debe cambiar la manera cómo se gerencia actualmente Petróleos de Venezuela. Lejos de recomendar una privatización de la empresa, propone mejorar la concepción del sector petrolero nacional. “Hay que diferenciar entre Pdvsa y el sector petrolero. La empresa no tiene que manejar la totalidad de la producción, el incremento del bombeo se puede hacer con el sector privado. La estatal puede abrirse a la inversión privada. Son dos cosas independientes y distintas”, sostiene.
Afirma que en el mediano plazo, Venezuela debe moverse hacia un marco legal e institucional moderno que asegure la inversión privada sin que se vulnere lo que al Estado le corresponde. “No hay que inventar. Se trata de tener un ente autónomo que maneje los recursos y hacia eso nos debemos mover en Venezuela, como se ha hecho en Perú con PerúPetrol; en Brasil, con la Agencia Nacional de Petróleo; en Colombia, con la Agencia Nacional de Hidrocarburos, y en México, con la Comisión Nacional de Hidrocarburos”.

—Todo apunta a que los precios del petróleo podrían seguir cayendo.

—Esa fue mi apuesta en septiembre del año pasado cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo anunció un cambio de estrategia: recortar producción para defender los precios. Lo que ha sucedido es que la OPEP recortó producción junto con Rusia y cuando el precio llegó a 55 dólares el barril se estabilizó, lo que permitió que la producción de Estados Unidos se incrementara en más de un millón de barriles y eso ha debilitado el mercado. Hay un precio de equilibrio que lo determina el sector marginal de Estados Unidos y que está en 50 dólares, y al mismo tiempo la demanda no ha aumentado robustamente. En definitiva la OPEP recortó, pero Estados Unidos aumentó.

—¿Quiere decir que con estos precios actuales Pdvsa podría descapitalizarse aún más?

—Sí. El capital de la empresa son sus reservas probadas por el valor de estas en el mercado. El tema de Pdvsa no es solo de precio, sino también de producción.

 

—¿Es esa la razón por la cual el gobierno está prácticamente rematando la deuda en bonos de Pdvsa?

—El gobierno remata la deuda en dólares de Pdvsa por un problema de caja. La pérdida de valor de las acciones de Pdvsa no solo se debe a la caída del precio de petrolero, sino más bien por el deterioro de la empresa y el descenso de la producción. Esto conlleva a que, a pesar de que los precios de este año son superiores a los de 2016, el ingreso petrolero de Venezuela continúe cayendo por la disminución en el volumen de exportaciones. La situación de la producción de crudo es desastrosa. La cesta venezolana en 2017 pudiera estar alrededor de 40 dólares el barril lo que, comparado con los 34 dólares el barril de 2016, significa una disminución del ingreso por la pérdida de volumen.

—¿El hecho de que la principal industria del país no haya podido frenar su deterioro podría aumentar aún más los índices de pobreza?

—Durante 15 años el gobierno, con el ingreso petrolero, se dedicó a expropiar la infraestructura productiva del país. Primero, se le expropió Pdvsa a quienes la manejaban y luego el aparato agrícola y manufacturero. Venezuela se hizo cada vez más dependiente de las importaciones. Ese modelo funcionó con altos precios de petróleo, pero en la medida en que se desplomaron, ahora no hay con qué importar. El deterioro del sector petrolero, la caída de los ingresos y la inexistencia de otra fuente de divisas significa más pobreza y hambre.

—Hay quienes recomiendan un default en Pdvsa.

—El default de Pdvsa se ha dado de facto. No entiendo la lógica de quienes lo recomiendan. Los activos de Pdvsa en el exterior no valen nada, ya que que Citgo está hipotecada: una mitad para los tenedores de la deuda, que se refinancia a finales del año pasado, y la otra se le entregó a Rosneft por un préstamo de un millardo de dólares.

De producirse un default por cualquier causa y los fondos buitres tratan de embargar Pdvsa, ¿qué impacto operacional podría tener?

—Yo creo que hay que ver cómo se da eso, pero para Venezuela su principal fuente para las exportaciones de Pdvsa vuelve a ser Estados Unidos. Esa acción de los tenedores de deuda significará que se embarguen cargamentos de petróleo lo cual produciría un efecto horrible, porque ya los ingresos son bajos y se verían mermados considerablemente. Hay que tomar en cuenta que para Venezuela, Estados Unidos representa 60% de su mercado total.

—Se dice que lo que afecta la producción es el tipo de cambio a la tasa Dipro para las operaciones con las empresas mixtas. ¿Si la tasa aumentara sería un alivio para el flujo de caja?

—No. Hay dos problemas estructurales de fondo. El primero es la incapacidad técnica de Pdvsa porque perdió dos tercios de profesionales y técnicos que no han sido reemplazados. La gente puede pensar que eso fue hace 13 años, pero no es así porque nunca fueron reemplazados y la manufactura se mantuvo cayendo. El segundo es la insuficiencia de recursos para invertir en la producción de petrolero. Es un tema de Pdvsa. Sin embargo, no descarto que pudiera haber algo que tenga que ver con la tasa de cambio aunque no es lo central.

—¿Cree usted que existen posibilidades de que Estados Unidos imponga sanciones y deje de comprar petróleo a Venezuela?

—No lo sé. No se oye nada al respecto por aquí en Washington.

¿Se sabe que hay funcionarios tratando de hacer lobby en China para que compren más petróleo a Venezuela en caso de estas sanciones?

—El problema de Venezuela no es falta de mercado, sino de insuficiencia de producción. El crudo venezolano tiene mayor rentabilidad si se vende en Estados Unidos y para eso se construyó el sistema Citgo. El país tiene un petróleo extrapesado que debe ser refinado para poder comercializarse. Si el gobierno decidiera vender Citgo, ese crudo que se produce tendría que ser vendido a mayor descuento en China. Esto se debe tomar en cuenta, porque el costo de trasporte para trasladar petróleo a Estados Unidos es de cuatro días de navegación; mientras que llevarlo a China toma cuatro semanas por lo lejano del mercado venezolano.

—¿Cree usted que la Ley de Hidrocarburos que rige el sector debe ser modificada?

—Hay que verlo en dos horizontes temporales. La premisa de trabajo es que la recuperación de corto y mediano plazo hay que hacerla con inversión privada, porque Pdvsa no tiene los recursos financieros ni técnicos para recuperar el sector relativamente rápido. En el corto plazo hay que crear las condiciones para que las empresas privadas inviertan en resarcir la caída de la producción. Allí no hay tiempo de cambiar el marco y se puede hacer con la ley presente. Hay que ver cómo se divida la participación con las empresas privadas que deseen participar. La entrega de los bloques de la faja petrolífera del Orinoco a rusos y chinos ha violado la soberanía nacional. Es una política más entreguista que la del pasado. Un gobierno nacionalista y responsable podría crear las condiciones para que esto no vuelva a suceder.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: