elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Nota de prensa diaspora venezolana en México – Asamblea General de la OEA 19,20 y 21 de Junio 2017

Hoy la diáspora venezolana activa y pacífica de Cancún; Quintana Roo, México tenemos la responsabilidad de alzar la voz frente al mundo en nombre de todos los venezolanos que están dentro y fuera de la tierra que nos vio nacer. Hoy somos los representantes de la Venezuela que lucha con dignidad y valentía por liberar de la injusticia y la tiranía a la tierra de Bolívar.

En el marco de la 47 Asamblea General de la OEA que se celebra en Cancún; Quintana Roo, México el 19, 20 y 21 de Junio, nos corresponde reproducir en suelo mexicano el grito de quienes piden libertad pacíficamente en las calles de nuestro país. Trasmitir el llanto de quienes han despedido a sus seres queridos en un aeropuerto a lo largo y ancho del país; o en el asfalto de alguna calle manchada de sangre por haber sido víctima de la violencia y de una represión sin límites.

Hoy somos la voz de cada preso político que se mantiene firme a pesar de la tortura y la injusticia. De cada joven que no ve la posibilidad esperanzadora de un futuro en su país y que está decidido a pagar con su vida por la libertad en un duelo de vivir o morir por ella cada día. De cada madre que deja de comer para poder alimentar a sus pequeños hijos. Hoy, nosotros que estamos lejos pero no ausentes, nos corresponde hablarle al mundo y en especial a los representantes de cada país en este organismo internacional y es por ello que lo hacemos con firmeza.

Les decimos con la fuerza de las convicciones que Venezuela necesita de cada uno ustedes. Necesita de la solidaridad de otros seres humanos. De los hombres y mujeres que están detrás del cargo que ostentan; no como un adorno, sino como una responsabilidad de servir en aras del progreso de la humanidad. Venezuela los necesita del lado de los Derechos Humanos, del lado de la defensa de la vida, del respeto a la dignidad de las personas, de la libertad y de la democracia que garantice la paz en el continente.

Debemos también agradecer la postura del gobierno mexicano y de la mayoría de los países de la región por solidarizarse con la libertad y la democracia en nuestro país. Al Presidente Peña Nieto, al Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray y al Embajador de México en la OEA, Luis Alfonso de Alba Góngora, infinitas gracias.

Nuestro país vive las horas más obscuras de su vida republicana. Venezuela no vive una “simple” crisis política. No es un grupo de poder queriendo quitar a otro. No es una ideología contra otra. Venezuela vive hoy una verdadera y profunda crisis humanitaria y de Derechos humanos que ha llevado a la pobreza al 82% de sus hogares y a más de la mitad a la pobreza extrema. Que ha llevado a la desnutrición infantil por encima del umbral de Crisis Humanitaria establecido por la Organización Mundial Salud. Una crisis que ha llevado a más del 10% de los hogares a tener que comer de la basura y que ha desaparecido más del 80% de los medicamentos.

Hoy Venezuela es un país que ve morir a sus abuelos por ausencia de medicamentos y a recién nacidos por la misma causa, además de la ausencia de equipos para su cuidado. La crisis política existe. Existe un golpe de estado continuado y el secuestro de los poderes por el ejecutivo. Existe la criminalización y represión sistemática de la protesta y la disidencia.También existe la tortura en las cárceles políticas del país. Hoy hay más de 300 presos políticos , más de 70 fallecidos por la represión inclemente de las fuerzas de seguridad y los grupos paramilitares armados por el gobierno.

También hoy se le ha prohibido votar al ciudadano y se pretende realizar un proceso constituyente a la medida del régimen y alejado del voto universal, directo y secreto. En Venezuela hoy hay una verdadera Dictadura y quien quiera ser indiferente a ello teniendo el poder de cambiarlo, se convierte irremediablemente en cómplice. Es por eso que hoy alzamos nuestra voz en representación de todos y cada uno de nuestros hermanos en Venezuela y de los que están dispersos por el mundo a causa de la persecución política o por buscar un mejor futuro para ellos y sus familias. Y lo hacemos teniendo la plena seguridad de que nuestro país se levantará para volver a ser ejemplo de Democracia y Libertad en la región; de eso no nos queda la menor duda.

Pero nuestro deber y el de cada persona que tenga la capacidad de hacerlo -como lo son embajadores y cancilleres- es el de acelerar el paso para que ello suceda y de esa manera evitar que más personas sigan muriendo en las calles de Venezuela con el clamor de la libertad en la boca y la bandera tricolor en las manos. Hoy, la diáspora venezolana pacífica y activa de Quintana Roo, México alza su voz por aquellos que no tienen voz, se une a aquellos que si la tienen desde hace 79 díás en las calles de toda Venezuela y al dolor que embarga a las familias de los más de 70 asesinados durante este período.

#OEANoNosDenLaEspalda

#VenezuelaLibre

#SosVenezuela

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: