elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Maduro, asesino y genocida por Paciano Padrón – Class98.7FM – 23 de Mayo 2017

paciano-padron.jpeg
A continuación unas declaraciones emitidas por el presidente de Honduras que sirven como contraste de las dos formas de expresarse.

“Se busca evitar más confrontaciones y derramamiento de sangre, se han podido observar vídeos en los que se pueden apreciar batallas campales las que se dan, agresión permanente entre unos y otros, y eso no es bueno”, señaló Hernández (Presidente de Honduras) , según un comunicado de la Presidencia de Honduras difundido el día 24.

Asumo con plena responsabilidad personal esta afirmación: Nicolás Maduro Moros es asesino y genocida. Estos delitos revisten mayor gravedad al ser cometidos por alguien en ejercicio de la presidencia de la República. Asesino es el criminal homicida que quita la vida a otro, bien directamente con sus manos o acción, o bien estimulando, promoviendo e incluso premiando a quienes lo hacen. Maduro es genocida porque luego de 50 muertos, en igual número de días de protesta popular, estamos ante el exterminio sistemático de un grupo que bien puede ser de tipo racial, religioso, político o social, y que en el presente caso son representativos de la mayoría de los venezolanos que hemos optado por la libertad y la democracia. Maduro estimula el exterminio de los jóvenes que han tomado la calle en las últimas semanas en reclamo de libertad. Este delito, por serlo de lesa humanidad, no prescribe nunca, y donde quiera se encuentre Maduro en los próximos días luego de huir, será enjuiciado. Él lo sabe, por eso su resistencia a dejar, como efectivamente dejará, el ejercicio de la presidencia de la República.

El primer derecho de cualquier ciudadano es a la vida, a la preservación de su ser, lo cual recoge nítidamente el artículo 43 Constitucional al expresar “El derecho a la vida es inviolable. Ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, ni autoridad alguna aplicarla”. Aplicar la pena de muerte es lo que están haciendo la GNB y la PNB, es lo que también hacen los colectivos armados, brazos del régimen para aniquilar a sus contendores. La GNB, la PNB y los colectivos actúan por instrucciones de Maduro.

La misma Constitución, después de reconocer como primer derecho fundamental el de la vida, consagra como el segundo más importante la libertad personal, de la que también dice “es inviolable”, para añadir “Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial, a menos que sea sorprendida infraganti…Toda persona detenida tiene derecho a comunicarse de inmediato con sus familiares, abogado o persona de confianza”. Esta norma es violada flagrantemente a diario por los cuerpos de represión policial, como se viola aquella otra que establece que “Toda autoridad que ejecuta medidas privativas de la libertad estará obligada a identificarse”.

En los últimos 50 días han detenido más de 13 mil personas, de las cuales algo más de dos mil están todavía privadas de libertad. La mayoría de las tales detenciones son absolutamente ilegales e inconstitucionales, y al mejor estilo del G2 cubano -que como se sabe controla hoy la Guardia Nacional- los detenidos son sometidos a torturas físicas, incluso la mayoría de los que pocas horas después de su detención, recobran la libertad, pero no sin antes padecer de tratos indebidos. El artículo 43 de la Constitución ha sido violado centenares de veces cada día en los últimos dos meses: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, síquica y moral, en consecuencia, “ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Este régimen, negador de los derechos humanos, irrespeta brutalmente a los presos, a pesar de que la Constitución establece que “Toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano”. Qué hermoso artículo en nada atendido por los desalmados policías y los GNB. ¿Qué dicen de esto el Defensor del Pueblo y la Fiscal General de la República?

El Numeral 4 del artículo 46 Constitucional tipifica delitos cometidos por Maduro: “Todo funcionario público que, en razón de su cargo, infiera maltratos o sufrimientos físicos o mentales a cualquier persona, o que instigue o tolere este tipo de trato, será sancionado de acuerdo con la ley”. Estas disposiciones describen la responsabilidad de Maduro, quien es funcionario público -el máximo en la jerarquía constitucional- quien en razón de su cargo maltrata a sus conciudadanos de mil maneras distintas, quien instiga públicamente a cometer delitos contra las personas y, por supuesto, quien tolera el maltrato y los asesinatos que él mismo promueve. Pagarás Nicolás, que no haya dudas, pagarás y pronto.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: