elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Manifiesto de la Asamblea Nacional – 27 de Abril 2017

banner2.jpg

MANIFIESTO DE LA ASAMBLEA NACIONAL COMO VOCERA DEL PUEBLO SOBERANO PARA LOGRAR RESTITUIR LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA

Cuando Venezuela sufre la peor crisis de su historia, cuando nuestro pueblo padece los efectos de un sistema inhumano diseñado para esclavizar la conciencia y dominar todos los ámbitos de la sociedad, para someter a la miseria del hambre, de la violencia y de las peores condiciones de vida que han llevado a millones de compatriotas a emigrar, la Asamblea Nacional eleva su voz soberana para enfrentar el golpe de Estado y plantearle al país la ruta para restituir la democracia: El Gobierno de Nicolás Maduro ha roto el orden constitucional democrático de Venezuela:

1- Ha desconocido el poder del parlamento electo por catorce millones de venezolanos en 2015 y destruido la independencia de poderes al desconocer la representación popular del Estado Amazonas y haber dictado 58 sentencias del Tribunal Supremo de Justicia en contra de la Asamblea Nacional.

2- Impide que la Asamblea nombre Magistrados del Poder Judicial y rectores del Consejo Nacional Electoral y manipula a su antojo estas instituciones.

3- Se negó a realizar el referéndum revocatorio establecido en la Constitución.

4- Rechaza realizar las elecciones de gobernadores que debieron ser en 2016 y las de alcaldes que aún no han sido convocadas y deben ser este 2017.

5- Intenta disolver y proscribir partidos imponiéndoles medidas ilegales de renovación.

6- Niega el derecho de participación política inhabilitando y encarcelando líderes opositores.

7- Ha armado a grupos paramilitares que intimidan, atacan y asesinan opositores.

8- Llama a diálogos con amenazas de cárcel, represión y atentados publicando las direcciones de las residencias familiares de los líderes de la oposición.

9- Incumplió compromisos adquiridos ante un grupo de expresidentes y el Vaticano.

10- Mantiene en las cárceles a centenares de presos políticos, reprime brutalmente las manifestaciones pacíficas y somete al miedo y a la violencia al pueblo de Venezuela.

El gobierno de Nicolás Maduro ha creado una crisis humanitaria por el despilfarro, la corrupción y la expropiación de empresas. La escasez, el hambre y las libertades conculcadas han generado protestas como ocurriría en cualquier país del continente, pero solo en Venezuela se condena con años cárcel a quienes protestan. En resumen, el partido que gobierna Venezuela ante el riesgo de una derrota electoral, rechaza la alternancia en el poder y se ha convertido en una dictadura que solo puede gobernar por la fuerza.

Pedimos, entonces, a la Comunidad Internacional que exija al gobierno de Nicolás Maduro:

1) Que de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se restituya de manera inmediata el ejercicio del derecho al voto libre en nuestro país, con un Consejo Nacional Electoral imparcial apegado a la ley, con la participación de los líderes políticos que están presos o inhabilitados y con observadores internacionales que garanticen la legitimidad y legalidad de los resultados.

2) Que por ser Nicolás Maduro el responsable de la ruptura del orden constitucional y del secuestro del derecho de los Venezolanos de realizar el Referendo Revocatorio en 2016, se activen los distintos mecanismos que permite la Constitución la celebración de una elección presidencial anticipada este mismo año 2017.

3) Que se fije de manera inmediata un cronograma electoral integral que también garantice la celebración en 2017 de las elecciones de Gobernadores y Diputados Estadales que correspondían en diciembre de 2016, y las de Alcaldes y Concejales que corresponden en diciembre de este año.

4) Que permita la activación de un canal humanitario para atender las necesidades básicas en medicinas y alimentos de nuestros ciudadanos.

5) Que respete a la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela como poder independiente, se garantice su autonomía financiera, se le devuelvan las competencias usurpadas por el Gobierno y el Tribunal Supremo de Justicia, se reconozcan todos los actos emanados de sus órganos y la legalidad de su Junta Directiva.

6) Que libere a todos los presos políticos.

7) Que desmovilice a las fuerzas paramilitares y desista de distribuir 500.000 armas a civiles, pues el monopolio de las armas corresponde única y exclusivamente a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. La existencia de grupos paramilitares contraría la esencia de la Fuerza Armada Nacional.

No creemos en diálogos construidos en base a la fuerza y la represión, que pretenden legitimar una dictadura. El pueblo de Venezuela es la víctima y el gobierno es el victimario. Nuestras demandas son legales y legitimas. El gobierno de Nicolás Maduro es un problema para los venezolanos, pero también es una amenaza a la estabilidad regional. Por lo tanto:

1. Estamos convencidos que la solución a la crisis venezolana debe ser construida por los venezolanos, con la cooperación internacional en el marco de los tratados y convenios suscritos por la República, con la participación de gobiernos del hemisferio como garantes del proceso.

2. Constatamos que los esfuerzos hasta ahora realizados en el marco del diálogo y el entendimiento no han concretado soluciones a la profunda crisis del país debido a la falta de voluntad política e incumplimiento del Gobierno nacional. El proceso de diálogo que inicio en 2016 está clausurado y fracasó por el incumplimiento del Gobierno.

3. Solicitamos a los gobiernos de la región y a los organismos internacionales como la OEA, ONU, UNASUR Y MERCOSUR sus buenos oficios para que juntos podamos construir las garantías para el restablecimiento de la democracia en Venezuela.

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: